You are on page 1of 5

SEMINARIO “VIDA AFECTIVA”

Cuarto Encuentro

Tema: Afrontar nuestras emociones
Hemos dicho que el ser plenamente humano, en cuanto de él depende, no reprime sus
emociones, sino que permite que salgan a la superficie para poder reconocerlas. El ser
plenamente humano experimenta la plenitud de sus emociones; está “al tanto” de sus emociones,
en sintonía con ellas, consciente de lo que ellas le dicen acerca de sus necesidades y de sus
relaciones con los demás. Por otra parte, también hemos dicho que esto no supone abandonarse a
las emociones. En la persona plenamente humana se da un equilibrio entre los sentidos, las
emociones, el intelecto y la voluntad. Las emociones tienen que ser integradas. Y aunque sea
necesario “explicitar” nuestras emociones, no es necesario en absoluto que obremos en función
de ellas.
La vital importancia de todo esto resultará evidente si consideramos:
1. Que casi todos los placeres y sufrimientos de la vida están profundamente relacionados
con las emociones;
2. Que, en la mayoría de los casos, la conducta humana es resultado de fuerzas emocionales
(aun cuando todos sintamos la tentación de dárnosla de intelectuales y explicar a base de motivos
racionales y objetivos todas nuestras preferencias y acciones);
3. Que la mayoría de los conflictos interpersonales provienen de tensiones emocionales (p.
ej. celos, iras, frustraciones, etc.), y la mayoría de los encuentros interpersonales se logran
mediante algún tipo de comunión emocional (p. ej. empatía, ternura, sentimientos de afecto y de
atracción...) En otras palabras, tus emociones y el modo como las afrontas, ayudan a determinar
como tú enfrentas a la vida.
La mecánica de la “concientización” y la “explicitación” y la “integración” de las emociones
puede ilustrarse como sigue:
SITUACIÓN:
Estás discutiendo con un miembro de tu curso. Hay evidentes diferencias de opiniones y,
poco a poco, van subiendo de tono las voces... y la presión sanguínea. Estás comenzando a sentir
la tensión de fuertes emociones. ¿Qué harías?... Si todo esto es verdad –y no hay más que
experimentarlo para saber lo que es–, es obvio que esa frasecita que solemos usar tan
Universitarios de Schoenstatt de Campanario
www.jmucampanario.cl
Campanario 341, Las Condes RM, Chile / contacto@jmucampanario.cl / +56 2 2475846

” Te será más fácil ignorar las emociones si mantienes tu mente fija en la discusión. pero puede que logres vislumbrar un complejo de inferioridad que nunca has reconocido. Mantén tu mente en la discusión. pero. y no dejes de buscar la yugular. No dejes que tus emociones te distraigan. Si pierdes por completo la calma y Universitarios de Schoenstatt de Campanario www. O mejor aún (si deseas cometer el mayor de los errores). Si estás sudando. no tiene nada que ver con la discusión. dónde tu cabeza no pueda advertirla. Di a ti mismo y a los demás: “pero si no estoy furioso en absoluto. Una de las ventajas de la comunicación visceral es que suscita en los demás una reacción de sinceridad y transparencia que es absolutamente necesaria para que la relación sea realmente interpersonal. convéncete a ti mismo de que no estás alterado en absoluto. A fin de cuentas.cl / +56 2 2475846 . a fin de que puedas identificarla. repítete una y otra vez que es por culpa del calor que hace. Intenta calcular también su intensidad. 2. Puede que sea ira. Sigue negando tus emociones. pregúntate a tu ira como ha llegado ahí y de dónde viene.. y él lo sabe)? 1. Al escuchar la otra persona mis secretos y profundos sentimientos le da valor a los suyos. Se trata estrictamente de ganar o de perder. si uno desea realmente crecer. Si realmente quieres descubrir un montón de cosas acerca de ti. Investiga tu emoción. 3. por cierto. 3. no emplea semejante falacia. Préguntate: ¿Qué estoy sintiendo? ¿Turbación (porqué sus argumentos parecen mejores)? ¿Miedo (porque el otro es un matón y está enojándose)? ¿Superioridad (vas ganando por puntos. el sentir emociones durante una discusión intelectual es indigno de ti. 4. Olvida por un momento la discusión y presta atención explícita a tu reacción emocional. Habla más despacio: estás empezando a balbucear. pero no te pares o te ganará. puedes tomarte un antiácido. Chile / contacto@jmucampanario. “lo siento pero es mi forma de ser”. Tal vez no seas capaz de descubrir todo el árbol genealógico de tu actual emoción. Examínala detenidamente.cl Campanario 341. Concéntrate plenamente en la emoción. 2.. 4. mutua (es lo que llamamos encuentro). Es verdad que resulta cómoda cuando uno no desea crecer. Al fin y al cabo. Reconoce tu emoción. cuando tu propio estómago te llame “mentiroso”. Toma conciencia de tus emociones. Explicita tu emoción.jmucampanario. Las Condes RM. Ignora tu reacción emocional. no es más que una escapatoria y un engaño. REACCIÓN SALUDABLE: REACCIÓN NO SALUDABLE: 1. Más tarde. y de muy alto voltaje. Sigue buscando en tu mente argumentos contundentes. Procura retener tu ira en la boca de tu estómago.oportunamente...

Dile. Estoy exaltándome demasiado y estoy empezando a decir cosas que. Ni interpretaciones ni juicios – “Vamos a calmarnos un minuto.: “Vamos a empezar de nuevo. lo será tú. y sigue dándole vueltas y convenciéndote de lo terco y poco razonable que ha sido el otro. O bien: “¿Te importaría mucho que cambiáramos de tema? Me temo que hoy estoy demasiado susceptible para discutir sobre lo que sea. Todos tenemos muy claro que deseamos ardientemente ser amados. de manera que retírate con aire de estar ofendido. deja ahora que tu mente juzgue lo que conviene hacer y deja también que tu voluntad lo ejecute.SEMINARIO “VIDA AFECTIVA”: Afrontar nuestras emociones Pág. Es muy importante no acusar ni juzgar en estos momentos.” 5. cuando no somos comprendidos por aquellos cuyo amor necesitamos y deseamos. ni siquiera para tus adentros. Tómate un par de aspirinas. échale la culpa al otro.. Chile / contacto@jmucampanario. No le digas que estás así de enfadado por su culpa. Puedes decir. cualquiera clase de Universitarios de Schoenstatt de Campanario www. Las Condes RM. Después de haber escuchado. De haber algún culpable. Y asegúrate de incluir algún defecto gordo en tu acusación. no es así?5.. y tú lo sabes. empiezas a ponerte incoherente..jmucampanario. ej. 3 Ahora limítate a los hechos. Creo que te he escuchado en una actitud demasiado defensiva. todos y cada uno de nosotros estamos habitados por un profundo e intenso deseo de ser comprendidos. cuestionado y explicitado tu emoción. En realidad no es suya la culpa. Me gustaría intentarlo otra vez”. Sin embargo.cl Campanario 341. Reflexión sobre “extrañamiento” y “encuentro” A pesar de lo recios que somos a decir a otros quiénes somos. las emociones reprimidas suelen jugar malas pasadas. por ejemplo: “¡No se puede discutir contigo! ¡Eres un maldito arrogante! ¡Nunca – generalizaciones de este tipo también sirven– escuchas! ¿Te crees Dios. pero..cl / +56 2 2475846 . Integra tu emoción. no tendrás que tomarte la molestia de intentar aprender nada de tus reacciones emocionales ni de integrarlas. Puesto que ni siquiera has reconocido tener una emoción. en realidad. no quiero decir”. p. No le culpes a él.

tan cierto como la ley de la gravedad. que quien es comprendido y amado crecerá como persona. disgusto. algo que ni nos ensancha el corazón ni nos anima. incomprensión. quien padece esa situación de “extrañamiento” acabará languideciendo solo en su solitaria reclusión. ridículos o engreídos. Incluso rodeado de gente. Mil y un temores nos mantienen encerrados en la solitaria reclusión del “extrañamiento”. a otros les frena el temor a que la otra persona no perciba la tremenda importancia que el secreto de uno tiene para uno mismo. La mayoría de nosotros hemos experimentado y realizado cosas y hemos vivido sensaciones y sentimientos que sabemos que jamás nos atreveríamos a contar a nadie. Por lo general. Experimentaré una especie de “reclusión en solitario”. Ni mis talentos ni mis bienes me consolarán en absoluto. Las Condes RM. Es un axioma. A algunos les aterra ponerse a llorar y romper en sollozos. como si fueran niños. Si no hay nadie que me comprenda y me acepte tal como soy. me sentiré “extrañado”. siempre tendré una sensación de aislamiento y de soledad. Toda nuestra vida podría parecer un espantoso fraude. También nos da miedo el que nuestro confidente puede enfadarse y revelar nuestro secreto a otras personas que no querríamos que lo supieran. porque podríamos parecer ilusos. enfado o irrisión.cl / +56 2 2475846 .jmucampanario. en cambio. Chile / contacto@jmucampanario. Universitarios de Schoenstatt de Campanario www. presentimos el profundo dolor que experimentaríamos si nuestro secreto fuera recibido con indiferencia. 4 comunicación profunda se convierte para nosotros en algo inquietante e incómodo.SEMINARIO “VIDA AFECTIVA”: Afrontar nuestras emociones Pág.cl Campanario 341.

La amistad y la auto-revelación mutua tienen que hacer frente a la novedad día tras día. ensancha mis horizontes. Lo nuestro era algo asó como una amistad ideal.. porque ambos estamos en continua evolución. otros sentimientos y esperanzas. ahonda mis sentimientos y da sentido a mi vida. Universitarios de Schoenstatt de Campanario www. Ahora. sólo que ahora compartimos de un modo más profundo. tu emotividad parecía compensar mis inclinaciones de tipo más intelectual. Puede ocurrir que las mismas cosas que antes me atraían hacia ti parezcan ahora obstaculizar la comunicación. pero generalmente sólo puede conocerse a sí mismo y experimentar la plenitud de la vida en el encuentro con otra persona. tu realismo servía para contrapesar mi intuición artística. Sin embargo. Yo descubro en mi amigo otros gustos y preferencias. tomado en serio y comprendido. Únicamente a base de compartir de este modo llega una persona a conocerse a sí misma.. y las diferencia resultan cada vez más patentes porque no nos hacemos una misma persona.. Seguimos teniendo a nuestro alcance lo que es más humanamente útil y hermoso. no parece importarte lo más mínimo. Yo debo decir constantemente quién soy yo. porque el ser una persona humana conlleva cambio y crecimientos diarios. Por supuesto que nuestra amistad aún puede perdurar. Chile / contacto@jmucampanario. cuando yo deseo que tú compartas mi forma intelectual de ver las cosas. respectivamente. Una persona podrá confiar todos los secretos que quiera a su dócil cuaderno personal. totalmente arrepentido. Pero ahora. la compasión que había en su voz. Ahora. a raíz de la cual me sentí muchísimo más vivo: me había sido satisfecha una inmensa necesidad de ser realmente escuchado. Si yo sigo escuchándote con la misma sensación de admiración y de gozo con que lo hacía la principio. La introspección de uno mismo no sirve de nada. y ahora no debemos volvernos atrás. 1 Puede que en un momento dado de mi vida haya tomado yo una parte de mí y la haya expuesto a la luz para que pudiera verla la otra persona.SEMINARIO “VIDA AFECTIVA”: Afrontar nuestras emociones Pág. Aquella fue una experiencia grande y liberadora. Y puede ser que esta persona no lo comprendiera y que yo.. Puede que aún recuerde las palabras que dijo para tranquilizarme. otras reacciones ante nuevas experiencias. las barreras nunca quedan rotas definitivamente. tu estilo extrovertido complementa mi introversión. nuestra amistad echará más firmes y profundas raíces. Al principio parecíamos encajar perfectamente. Pero puede que también haya habido otros momentos en los que alguien haya escuchado mi secreto y aceptado benévola y delicadamente mi confidencia. Descubro que este asunto de decirle quién soy yo no puede liquidarse de una vez por todas. me refugiara en una dolorosa soledad emocional. etc. Una amistad profunda o un intercambio profundo abre mi mente.cl Campanario 341. me llena de nueva sensibilidad. porque somos más profundos. y tú debes decirme constantemente quién eres tú. tu deseo de extraversión y mi natural más introvertido parecen dividirnos. Al principio. cuando por primera vez nos dijimos mutuamente quiénes éramos tú y yo. me fastidia que no te intereses en mis razonamientos objetivos.jmucampanario. Mi amigo y yo crecemos. Las Condes RM. cuando quiero hacerte ver que tu emotividad no es lógica. sino que cada cual se hace él mismo.cl / +56 2 2475846 . y tú me escuchas a mí del mismo modo. Tú y yo parecíamos dos mitades que se necesitan mutuamente para formar un todo. Todavía podemos compartir todas las cosas que antaño compartimos con tanto entusiasmo.