You are on page 1of 9

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

FACULTAD DE FILOSOFIA Y LETRAS
MAESTRIA EN ESTUDIOS INTERDISCIPLINARIOS DE LA SUBJETIVIDAD
SEMINARIO “CATEGORIAS DE ANALISIS PARA EL ESTUDIO DEL SUJETO Y DE
LA SUBJETIVIDAD”
DRA. ESTHER DIAZ

Prof. Diego Singer
DNI 26.168.366

Verdad y método en Walter Benjamin

1

2 . tuvieron a la base un desarrollo científico-tecnológico sin precedentes. había concluido en una catástrofe sin precedentes. neutralidad ética1. podemos afirmar que la encrucijada histórica de esos años en Europa no pudo haber tomado esas dimensiones ni esos derroteros si un continuo y cada vez más acelerado avance de la ciencia y la tecnología no hubiera generado enormes cambios en los modos de vida de sus habitantes. forzocidad. tanto en el nivel de las ciencias naturales como en el de las humanas. el positivismo lógico. el neopositivismo se ocupó de organizar el lenguaje científico de tal forma que nada externo a ella interfiriera en la búsqueda del conocimiento. el indefinido progreso moral y material. Privilegiando una historia interna de la ciencia. Sabemos también que la magnitud de estos sucesos. formalidad. como la puesta en marcha de la “solución final” (Endlösung der Judenfrage) planificada y ejecutada de acuerdo a un modelo de producción industrial. que consecuencias sociales y políticas conlleva o cuáles son las fronteras de lo que puede ser considerado verdadero. Para esta corriente de pensamiento. E. 2007. Entre la tecnociencia y el deseo. Buenos Aires. En ese convulsionado panorama son pocos sin embargo los que se atrevieron a sostener una actitud crítica respecto a la forma de pensar cómo se produce el conocimiento. No podemos dejar de mencionar las dos grandes guerras.. p. Biblos. así como la enormidad de las matanzas cometidas. Fueron consecuencia directa del avanzado estadio técnico tanto las bombas atómicas arrojadas sobre la población civil japonesa. De alguna manera la promesa de la Ilustración. el ascenso de los fascismos y las revoluciones comunistas. Sabemos que una de las tradiciones más fuertes en el ámbito de la epistemología. el conocimiento científico debe revestir características que se le asignan a las denominadas “ciencias duras”: universalidad. El progreso ilimitado que propuso la Ilustración y que fue refrendado por el 1 Díaz. enraíza históricamente en estos momentos. Pero aún más allá de estas inconmensurables atrocidades. 18. La construcción de una epistemología ampliada.Existen fuerzas terribles que constantemente le amenazan y que oponen a la verdad científica “verdades” de un tipo completamente diferente con las más diversas etiquetas. Friedrich Nietzsche Conocemos el enorme escenario de conflictos sociopolíticos que signó a Europa durante la primera mitad del siglo XX.

Benjamin tuvo que ensayar métodos novedosos en el contexto de una lucha política que fue crucial no solamente para él sino para el destino mismo de Occidente. Foucault). Como muchos de los que se agrupaban en el denominado Círculo de Viena.” Ibídem. Aunque no es nuestra intención afirmar que Benjamin haya sido un epistemólogo. históricas y políticas estuvieron atravesadas por la emergencia de teorizar lo que iba construyendo un pensador original como pocos. estéticas. 46 3 . La tradición mesiánica judía fue desde su formación universitaria y en 2 “Una de las características de la epistemología de la concepción heredada es pensar el desarrollo de la ciencia como un proceso acumulativo o progresivo en el que existe continuidad. fue consecuencia de los contratiempos que sufrió en su desesperado escape de la Gestapo. la verdad y el método fueron parte importante de sus reflexiones. tuvo que huir de las zonas de influencia de Alemania a medida que se multiplicaban las persecuciones y sabemos que su trágica muerte en Port-Bou. allí se detienen las semejanzas. Canguilhem.positivismo. Lo que constituye la singularidad de Benjamin es la heterogeneidad de influencias que fueron conformando su pensamiento y el atravesamiento histórico particular en el que se encontraba. Hemos afirmado que estas reflexiones tienen puntos en común con la epistemología francesa. encontraba aquí entusiastas epígonos que allanarían el camino hacia una acumulación de conocimientos y un acercamiento continuo hacia la verdad2. Walter Benjamin compartió con varios de los positivistas lógicos la grave situación económica y social de la República de Weimar y el ascenso del nacionalsocialismo al poder. p. Sin embargo. Sus reflexiones sobre el conocimiento no tuvieron como origen el intento de poner a prueba los resultados de una comunidad neutral de investigación o la pretensión de encontrar la fórmula que permita distinguir al conocimiento científico del pseudocientífico. La finalidad de este breve trabajo es intentar señalar algunos de estos aportes y entendemos que es una investigación que merece ser profundizada. pero no pueden reducirse a ella y creemos que tienen aportes originales para contribuir a una epistemología ampliada. sí queremos hacer énfasis en sus formulaciones y problematizaciones explícitas sobre este campo: el conocimiento. Benjamin se distingue explícitamente de toda raigambre positivista y encontramos en cambio coincidencias con los desarrollos que más tarde haría la tradición de epistemología francesa (Bachelard. Entendemos que sus concepciones filosóficas.

Buenos Aires. 678. Proust. Veamos entonces algunas de sus preocupaciones sobre la problemática del conocimiento. p. arte y filosofía crecen ahora tan juntos dentro de mí. sobre todo de la mano de su amigo Theodor W. 3 Benjamin. 4 . Si bien nunca llegó a concluirlo y contamos solamente con una versión en borrador publicada por Rolf Tiedemann en 1982. aunque la sección “Teoría del conocimiento. 2011. Valéry. uno de sus pivotes fundamentales. Aprovecharemos. la influencia de este trabajo en las obras publicadas (como La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica) es innegable.”4 Desde las ortodoxias.adelante a través de su amigo Gershom Scholem. En este sentido. Libro de los pasajes. Benjamin se proclamará materialista histórico y formará parte de la tradición marxista. podemos tomar lo que allí se sostiene como indicadores importantes del pensamiento de Benjamin más allá de esta obra. que en todo caso pariré centauros. 5 Das Passagen-Werk fue un proyecto monumental en el que Benjamin trabajó desde 1927 hasta que tuvo que huir de Paris cuando los nazis tomaron la ciudad en 1940. la influencia del psicoanálisis freudiano y el peso de la teoría crítica. Por otro lado. F. No hay ciertamente un tratado o una obra dedicada específicamente al tema y es necesario tener en cuenta gran parte de sus publicaciones en las que aparecen desarrollos más o menos extensos sobre el problema de la verdad y el método. 1998. aunque debamos hablar de un marxismo heterogéneo: “La experiencia de nuestra generación: que el capitalismo no morirá de muerte natural.”3 ¿Cómo pueden conjugarse marxismo y teología? ¿No parten acaso de fundamentos completamente contrapuestos? Sumemos a estas dos grandes tradiciones las influencias artísticas que en Benjamin tienen un peso capital: Baudelaire. sin embargo.. Kafka. mencionemos también las lecturas de Nietzsche. teoría del progreso” se refiera en varios casos directamente a los métodos de producción de Das Passagen-Werk. Podríamos sin duda adjudicarle a Benjamin las palabras que Friedrich Nietzsche le dirigiera a Rohde en 1870: “Ciencia. El nacimiento de la tragedia. a partir de la amistad con Ernst Bloch y luego de la lectura de Historia y conciencia de clase de Georgy Lukacs en 1923. la sección de su Libro de los pasajes5 titulada “Teoría del conocimiento.. teoría del progreso” porque encontramos concentrados allí una cantidad de aportes suficientemente ricos para esta breve aproximación. W. Akal. 4 Citado por Andrés Sánchez Pascual en Nietzsche. Madrid. 11. Adorno. Alianza. p. sobre todo porque articula una extraña convivencia de elementos pertenecientes a reinos extraños entre sí. la filosofía de Benjamin es ciertamente monstruosa.

El poder psiquiátrico.Lo primero que tenemos que señalar. aparecerá como corte. sino que está unida a un núcleo temporal. Si el núcleo de esa temporalidad que irrumpe está escondido. pero la verdad recorre el mundo y no hay nada a lo que no pueda preguntársele “¿quién eres. 2008. p. 269. Akal. Solamente en esa línea de tiempo puede el positivismo dar cuenta del progresivo avance en los “descubrimientos” que llevan a un acercamiento hacia la verdad que está esperando por fuera de la temporalidad humana. Buenos Aires. escondido a la vez tanto en lo conocido como en el conocedor. Libro de los pasajes. la verdad no es –como afirma el marxismo. como fogonazo iluminador. De esta manera Benjamin marca las enormes diferencias que lo separan de una tradición marxista-hegeliana en la que la verdad se va desplegando en la temporalidad misma. M. sólo hay conocimiento a modo de relámpago. 459. Fondo de Cultura Económica. las categorías 6 Benjamin.. se utilizarán instrumentos. 8 Foucault.. aquí queda en evidencia la matriz teológico-mesiánica de Benjamin. 7 Ibídem. Es menester entender que las formas tradicionales de dar cuenta del saber están inscriptas en un modo de comprender el tiempo como homogéneo y continuo. p. Madrid. se accederá a ella más fácilmente o no. 465. es que Benjamin pretende separarse tajantemente de las concepciones continuistas de la temporalidad y del saber. como instantánea fotográfica. W. p. Sin embargo. “los instrumentos necesario para descubrirla. En cambio. Allí afirma que el saber científico supone que hay verdad en todo momento y en todos lados. “Hay que apartarse decididamente del concepto de ‘verdad atemporal’. mientras cuente con los medios. para Benjamin no hay verdad por fuera del tiempo y ésta se manifiesta justamente en los instantes en los que se articula una conjunción particular que irrumpe como una iluminación. 5 .”6 Ni atemporalidad. en verdad?”8 Esta verdad la puede decir quien quiera.”7 Dijimos que pretendemos mostrar algunos puntos en común con la epistemología francesa. 2011. “En los terrenos que nos ocupan. ni proceso.únicamente una función temporal del proceso de conocimiento. El texto es el largo trueno que después retumba. En este sentido es pertinente traer aquí las reflexiones sobre la verdad-cielo y la verdadrayo que Michel Foucault contrapone y articula en su curso El poder psiquiátrico de 197374 en el Collège de France. sino momento único en el que algo estalla entre los dos polos del conocimiento: entre el sujeto que conoce y lo conocido hay una posible unión en la que ambos se precisan.

con la alquimia. 6 . no de conocimiento sino de poder. su geografía y su kairos.” 10 En la verdad-cielo-demostrativa se trata de conocer y la relación es sujeto-objeto. En el Libro de los pasajes afirma que “se puede considerar como uno de los objetivos metódicos de este trabajo mostrar claramente un materialismo histórico que ha aniquilado en su interior la idea de progreso. el materialismo histórico tiene todos los motivos para separarse con nitidez de la forma 9 Ibídem. Alfaguara. por tanto. universalmente presente bajo la apariencia de las nubes. esta relación con la verdad también se presenta esquiva.”12 Se pretende entonces una búsqueda activa de la verdad. “Esta verdad discontinua podría recibir el nombre de verdad rayo. Porque Benjamin se está enfrentando a una concepción progresista de la verdad. sino rara. locos). con la medicina hipocrática. En la verdadrayo-acontecimiento hay una relación arriesgada. dispersa. 10 Ibídem.”11 La verdad demostrativa intentaría ocultar su imbricación en las relaciones de poder. hay aristas compartidas. Madrid.. que pensaba que la verdad tiene su tiempo y su lugar. presentándose como neutral.indispensables para pensarla y el lenguaje adecuado para formularla en proposiciones” 9. Esta verdad tiene sus mensajeros exclusivos (adivinos. de dominación y de victoria y. es una verdad no universal. una activación que tiene que interrumpir el curso “normal” de los acontecimientos. 12 Benjamin. “belicosa. 11 Ibídem. Esta concepción moderna de la verdad recubre y tapa una anterior. p. que está presente tanto en algunas formas ortodoxas del marxismo (el despliegue histórico e ineluctable) como en la socialdemocracia burguesa. Para el filósofo alemán. Precisamente aquí. caza y resistencia. Rara vez la verdad se deja sorprender. Foucault llama a esto ‘una tecnología de la verdad demostrativa’. es una situación de acecho. en contraste con la verdad cielo. p. como si fuera una pura pasividad que posara para la cámara. Si bien no podemos identificar esta verdad-rayo que describe Foucault con las descripciones benjaminianas. W. una verdad acontecimiento. 271. 2002. sabios. Foucault ejemplifica con el oráculo de Delfos. “La verdad (como un niño. Dirección única. como una mujer que no nos ama) se niega a quedarse tranquila y sonreír ante el objetivo de la escritura cuando nosotros nos acomodamos bajo el paño negro. 85.

sino la actualización. 462. sino un acervo precioso que permite dar cuenta de una verdad inconsciente no asequible directamente por el discurso de la vigilia. Así también Benjamin está más interesado por esas interrupciones a las que hay que saber atender. W. Libro de los pasajes. “¿Ha de ser el despertar la síntesis entre la tesis de la conciencia onírica y la antítesis de la conciencia de vigilia? El momento del despertar sería entonces idéntico al “ahora de la cognoscibilidad”. Lo que para otros son desviaciones. se trata de adentrarse a través de esas interrupciones de la norma. p 466. en el que una verdad que rompa con la vida como continuo consciente puede presentarse para fracturar esa vida. Encontrar ese polo Norte.” 14 Este es un ejemplo de la particular interpretación de la dialéctica en términos de Benjamin. El tren. en el que las cosas ponen su verdadero gesto –surrealista-. tiene que ver con la inserción de un tiempo pasado en el momento presente. 14 Ibídem. Es en esos momentos del “entre” la vigilia y el sueño donde puede aparecer la verdad. Akal. en Proust es importante que la vida entera se vuelque en el punto de fractura de la vida. para escabullirse rápidamente. Ni el mismo Benjamin podría haber imaginado que esos mismos trenes llevarían a los judíos como él a las entrañas de los campos de exterminio. para mí son los datos que determinan mi 13 Benjamin.. la máquina emblema del progreso técnico y la revolución industrial. como pasa cuando queremos recordar los sueños apenas nos hemos despertado. Su concepto principal no es el progreso. Es aquí donde vemos la influencia que el psicoanálisis y el surrealismo tienen en la forma de pensar benjaminiana. Proust comienza exponiendo el espacio del que despierta.” 13 Sabemos que el progreso es para Benjamin la catástrofe. 7 . dialéctico en grado máximo: en el despertar.burguesa de pensar. La síntesis entre la vigilia y el sueño es el ahora del despertar. En este sentido. el momento del despertar juega un papel crucial para introducir algo del orden de lo onírico en el continuo de la vida consciente. Para Freud los lapsus del discurso no son materiales desechables que interrumpen la comunicación de una verdad que se transmite de un sujeto a otro. Madrid. debe ser descarrilado. 2011.. Así. La actualización. p. para la dislocación del continuo de la temporalidad. en cambio. A diferencia de los positivistas lógicos que intentaban reducir los equívocos y las desviaciones en los enunciados. “Comparar los intentos de otros con expediciones navales en las que el polo Norte magnético desvía los barcos.

Frente a la neutralidad ética y 15 Ibídem. el “entre” que se abre entre la vigilia y el sueño.”15 Esas grandes líneas de investigación son justamente aquellas que desprecian lo pequeño. vivificada. 459. esperando a que vayamos a desenterrar su verdad. 463. Frente a la universalidad. singular. No abundan los abordajes que permitan dar cuenta del acontecer histórico. “¿De qué modo es posible unir una mayor captación plástica con la realización del método marxista? La primera etapa de este camino será retomar para la historia el principio del montaje. La utilización de la técnica de montaje implica la conciencia de la fragmentación de la subjetividad de la vida moderna. cultural y político sin reducir esas complejidades a las “grandes líneas de investigación” de las que Benjamin quiere desviarse. Benjamin enfoca su lente en la singularidad. atisbar pequeños destellos aparentemente inconexos entre sí. romper con el naturalismo histórico vulgar. volvamos a ver por qué hemos sostenido que Benjamin es afín a la epistemología francesa y se diferencia de la tradición neopositivista. reactivada. puede ser transformada. el desvío. Benjamin tiene.. lo único. que para otros perturban las “grandes líneas” de la investigación. Benjamin privilegia la ruptura. actualizada a la luz del presente. el cristal del acontecer total. el corte. muy por el contrario. Lo que particularmente nos interesa del enfoque benjaminiano es su atención a las singularidades y a los aspectos inconscientes individuales y colectivos. levantar las grandes construcciones con los elementos constructivos más pequeños. Sobre los diferenciales de tiempo. para lograr esa plasticidad que el “naturalismo histórico vulgar” no es capaz de aprehender ni apreciar. esa singularidad pasada no permanece como tal inamovible. la calle lateral. sino para hacer revivir el pasado y modificar el presente. Se trata entonces de ser capaz de tomar instantáneas. la escansión. Descubrir entonces en el análisis del pequeño momento singular. una mirada atenta a lo nuevo pero también a lo antiguo y no simplemente para mostrar las relaciones causales entre uno y otro punto del tiempo. p. p. Para concluir. pero aún más. Frente a la continuidad. Así pues. Esto es. 16 Ibídem. levanto yo mi cálculo. 8 . confeccionados con un perfil neto y cortante. Se esfuerzan en cambio para subsumir toda la realidad en leyes generales y reducir así todo el ámbito de los fenómenos a casos de esas leyes.rumbo.”16 Benjamin intenta un camino lateral pero que se reconoce dentro de los límites del marxismo.

Buenos Aires. Foucault.”17 Bibliografía Benjamin. 9 . Alfaguara.. Entre la tecnociencia y el deseo.. 2008. Dirección única. El poder psiquiátrico.. Fondo de Cultura Económica. 2002 Benjamin. Buenos Aires. Buenos Aires. Madrid. 2011... 17 Ibídem. Fondo de Cultura Económica. M. Libro de los pasajes. Buenos Aires. Estética y política. Las cuarenta. que sería adecuado y concordante con la verdad única a ser desenterrada. 2007. Benjamin. y el tratado un solo método. Es el mismo caso que el de la forma en el arte.. y Wizisla. W. irrumpiendo en el supuesto progreso histórico que no es otra cosa que la acumulación de las derrotas de los oprimidos. caracterizada por desarrollar nuevas formas al conducir a nuevos contenidos. E. Frente al método único y privilegiado.política. 2014. Y es que sólo externamente posee una obra de arte una sola forma. Walter Benjamin: aviso de incendio. Díaz. La construcción de una epistemología ampliada. M. “El método científico se caracteriza porque desarrolla nuevos métodos al conducir a nuevos objetos. Biblos. W. 2009. Opitz. E. M. Conceptos de Walter Benjamin.). 2012. 475. Benjamin propone la experimentación de nuevos métodos acorde a nuevas constelaciones de verdades. W. p. Akal. Benjamin entiende que la verdad tiene que cumplir un papel político urgente. Madrid. Las cuarenta. Buenos Aires. (ed. Löwy.