You are on page 1of 14
PROYECTO PD 55/98 Rev. 3 (F) "EVALUACION DE LOS MANGLARES AL NORESTE DEL DELTA DEL ORINOCO

PROYECTO

PROYECTO PD 55/98 Rev. 3 (F) "EVALUACION DE LOS MANGLARES AL NORESTE DEL DELTA DEL ORINOCO

PD 55/98 Rev. 3 (F) "EVALUACION DE LOS MANGLARES AL NORESTE DEL DELTA DEL ORINOCO EN VENEZUELA CON FINES DE APROVECHAMIENTO FORESTAL SOSTENIBLE"

PROYECTO PD 55/98 Rev. 3 (F) "EVALUACION DE LOS MANGLARES AL NORESTE DEL DELTA DEL ORINOCO

Levantamiento de la Muestra para el

Inventario Forestal Exploratorio

CARACAS, VENEZUELA

Levantamiento de la Muestra para el Inventario Forestal Exploratorio

Sector Caño Angostura - Departamento Pedernales

Estado Delta Amacuro

Elaborado por: Ing. For. Héctor Canales

MANUAL DE CAMPO

PROPOSITO DEL PROYECTO

La realización del Proyecto PD 55/98 Rev. 3 (F) “Evaluación de los Manglares al Noroeste del Delta del Orinoco en Venezuela, con fines de

Aprovechamiento Forestal Sostenible”, apunta a dar una respuesta técnica a la problemática local generada como resultado de las intervenciones a las que son sometida diversas áreas de manglar para satisfacer una demanda importante de productos provenientes de estos bosques, actividad que, hasta el momento, además de carecer de un marco de regulación, pudiese estar poniendo en peligro la debida conservación de la potencialidad productiva y el valor ecológico de estas particulares formaciones boscosas.

En este sentido, se prevé como objetivo final la formulación de un Plan de Manejo Forestal para ciertos bosques de manglar del Noroeste del Delta del Orinoco, teniendo como premisa el aprovechamiento sostenido de este recurso y la incorporación activa de las comunidades locales como actores y beneficiarios del mismo.

NECESIDAD DE UN INVENTARIO FORESTAL

El establecimiento de las bases técnicas que sustentarán la ordenación y manejo de estas masas boscosas, requiere de un estudio sistematizado de múltiples parámetros, en donde la fase inicial es la caracterización de estos bosques. Para esto, es necesario adelantar una serie estudios que constituirán la línea base del proyecto. Una visión general del desarrollo sistematizado de este Proyecto es presentado en el Diagrama inmediatamente inserto.

A los efectos de evaluación de la potencialidad del recurso y la posterior planificación del posible manejo forestal de algunos sectores del manglar, se ha previsto la realización de un Inventario Forestal de nivel Exploratorio que permita recabar, registrar, analizar y presentar debidamente la información cuantitativa y cualitativa necesaria para la caracterización inicial de estos bosques en el área del estudio.

El presente documento contiene una propuesta técnica para la realización de este inventario, la misma no difiere sustancialmente de las consideraciones generales que rigen la realización de estos estudios forestales, no obstante, incorpora ciertas particularidades en su diseño y plantea la adopción de algunas técnicas particulares de levantamiento de información, en función de permitir la recopilación de datos específicos de interés para el proyecto, optimizar los recursos disponibles, reducir los tiempos de levantamiento y adecuarnos a las diversas restricciones ambientales propias del ecosistema en estudio.

1. DETERMINACIÓN DEL AREA DEL ESTUDIO

El Proyecto se refiere a los manglares localizados al Noroeste del Delta del Orinoco, específicamente las franjas de manglar dispuestas en el sector litoral entre Isla Cocuina y Pedernales, los manglares del estuario de los caños Manamo,

Pedernales, Capure y Cocuina, en su recorrido final hacia su desembocadura, y los manglares ribereños del Caño Angostura.

De todos estos bosques, sólo los manglares del sector Caño Angostura y las porciones finales del estuario de los Caños Capure y Cocuina se consideraron de

interés

para

un

posible manejo forestal, ya que

las

demás áreas boscosas,

presentan un elevado valor en lo relativo a las funciones de protección y

conservación de los múltiples factores y procesos ambientales de este activo medio deltano.

A efectos del presente levantamiento de información, nos centraremos en el estudio del manglar ribereño que acompaña ambas márgenes del Caño Angostura, constituido principalmente por poblaciones casi puras de Rhizophora spp., comúnmente denominado mangle rojo, las cuales evidencian diversos grados de desarrollo en altura y densidad, muy posiblemente en concordancia con el grado de desarrollo y las restricciones del sustrato sobre el que se establecen.

2. ESTRATIFICACION DEL BOSQUE

El proceso de preparación de la Cartografía Base y la elaboración de los Mapas de Vegetación y de Uso Actual del área de estudio, se efectuó mediante el análisis de imágenes satelitales y material de radar. Durante esta etapa se tuvo especial interés en la diferenciación de estratos homogéneos del manglar, atendiendo a la diferenciación de:

la composición florística dominante del vuelo forestal

la altura de los árboles

y la densidad del piso superior y medio del bosque,

parámetros estimados a partir de la medición de atributos concordantes a nivel del análisis digital del material de imágenes. Atendiendo a lo señalado se realizaron las siguientes diferenciaciones para cada uno de los atributos de estratificación factibles de diferenciar en el análisis digital de las imágenes.

  • Aspecto Florístico

Rz

Mangle rojo

Av

Mangle negro

Rz-Av

Mezcla (Mangle rojo y negro)

Av-Rz

Mezcla (Mangle negro y rojo)

  • Altura del Bosque

Alto

> 25 m

Medio

> 15 m < 25 m

Bajo

< 15 m

  • Densidad del Dosel

Denso

> 75%

Medio

> 50% < 75%

Ralo

< 50%

Como resultado de lo anterior, para el caso específico de los sectores del manglar que revisten interés a los efectos de su evaluación con fines de un potencial manejo, se diferenciaron los siguientes estratos:

Estrato 1

Mangle Rojo (Alto - Denso)

Angostura, Cocuina, Capure

Estrato 2

Mangle Rojo (Alto - Medio)

Cocuina, Capure

Estrato 3

Mangle Rojo (Medio Denso)

Angostura

Estrato 4

Mangle Rojo (Bajo Denso)

Angostura

Esta diferenciación de estratos permite orientar las tareas de levantamiento de la muestra del inventario en concordancia con la expresión superficial de cada bosque tipo, localizar los resultados y contribuir a una mayor precisión de los mismos.

En el caso específico del sector Caño Angostura, el bosque de interes para el manejo y que será objeto de un levantamiento de Inventario Forestal, está constituido principalmente por bosques pertenecientes a los Estrato 3 y 4.

   

Superficie Boscosa

Estrato 3

Mangle Rojo (Medio Denso)

 

Estrato 4

Mangle Rojo (Bajo Denso)

 

3. INVENTARIO FORESTAL

  • 3.1 Condicionantes del Diseño

Una serie de consideraciones respecto a la naturaleza de este recurso, deben ser tomadas en cuenta al momento de determinar aspectos específicos del diseño de este inventario forestal.

Los bosques de manglar presenta una composición florística simple, presentándose en este caso, como extensas coberturas dominadas por una sola especie que consigue su óptimo en condiciones específicas de

sustrato, anegamiento y salinidad. Las altas restricciones ambientales propias de los ambientes del en que el manglar se desarrolla, ocasionan que, en este caso específico, no mas de tres (3) especies arbóreas lleguen a formar parte de estos bosques, simplificando aspectos del levantamiento de la muestra.

Como consecuencia del proceso de establecimiento de estas poblaciones, los manglares constituyen masas boscosas relativamente coetáneas, lo cual resulta en el desarrollo de un bosque más o menos uniforme en cuanto al desarrollo de los individuos del vuelo forestal. Este aspecto que lo diferencia grandemente de los demás bosques tropicales, se traduce en una importante homogeneidad en lo que respecta al desarrollo en diámetro y altura de una importante proporción de los individuos. Tal condición de relativamente baja variabilidad de estas poblaciones, favorece la inferencia del los parámetros de desarrollo de estos bosques, a través de adecuadas técnicas de levantamiento de muestras para inventarios forestales.

La localización espacial de los diferentes tipos de bosque de manglar ribereño, sigue un patrón de distribución estrechamente ligado a las condiciones y la naturaleza del sustrato en el que prosperan, el mismo que resulta de los procesos de sedimentación que determinan su desarrollo, forma, posición y grado de afectación del anegamiento y la dinámica de las mareas, constituyendo ambientes particulares para el establecimiento de determinado tipo de especies de manglar y condicionando el desarrollo en altura y densidad de estos bosques. Siguiendo este patrón determinado por ¡os procesos geomorfológicos dominantes, el manglar se distribuye siguiendo una orientación paralela a los cursos de agua a cuyas riberas se desarrolla, a modo de franjas de relativa homogeneidad.

Tales características que redunda en ventajas para el diseño del proceso de captación de la muestra, especialmente en relación a la intensidad del levantamiento. Sin embargo, las singulares adaptaciones que presentan los individuos para su desarrollo en estos medios pantanosos, en el caso específico de las raíces aéreas de los árboles del género Rhizophora, resulta en una densa trama que aunada a las condiciones de pantano dificultan en extremo el desplazamiento en estos ambientes.

  • 3.2 Diseño del muestreo

El Inventario Forestal se basa en un proceso inductivo, esto es, a partir del conocimiento de las características específicas de los componentes o individuos del bosque, evaluados mediante el levantamiento de una muestra, se hacen inferencias sobre la población global o universo. Esto determina que sea fundamental tener un conocimiento detallado de las características intrínsecas de la población en genera!, antes de plantearse cualquier diseño estadístico de muestreo.

El objeto principal de este inventario es suministrar la base técnica adecuada para el análisis que conlleve al ordenamiento y potencial manejo de ciertos sectores del manglar, todo esto dentro de plazos y costos razonables de levantamiento. Considerando estos objetivos y la alta dificultad de trabajo en las áreas del manglar, se prevé la realización de un muestreo sistemático estratificado centrado en la evaluación de las masas de interés determinadas en la etapa de estratificación del bosque.

En este mismo sentido, con base a la distribución y el tamaño de los diversos estratos del bosque de manglar, se procederá a elaborar el plan de muestreo teniendo presente criterios de distribución sistemática de parcelas en línea de distribución discontinua, con centros equidistantes sobre un eje coincidente con el gradiente ambiental, en este caso, de forma perpendicular al curso de los caños, pero siempre dentro de la franja homogénea del estrato. Las parcelas serán accesibles mediante picas bases o alineaciones que, a su vez, estarán equidistantes entre sí siguiendo el plan de muestreo formulado para la evaluación de los diferentes estratos.

Inicialmente se estima mantener una equidistancia mínima de 1.000 metros entre cada pica de acceso o alineación, dispuesta perpendicularmente al eje del caño. Desde allí, guardando un distanciamiento mínimo de 50m de la orilla, siguiendo lo previsto en el plan de muestreo, se procederá a la localización de las parcelas de levantamiento las que estarán equidistante unos 50 m entre sí y cuyo número en cada alineación será proporcional al ancho o profundidad de la franja del estrato evaluado.

3.3 Tamaño e intensidad del muestreo

La precisión del muestreo tiene relación con:

el tamaño de la muestra,

la variación de la población y

la representatividad de la muestra.

El tamaño de la muestra será determinado a partir del levantamiento de una muestra preliminar de no menos de treinta (30) unidades de muestreo o parcelas en cada una de las condiciones de bosque. Con base a esta información se procederá al análisis de la variabilidad de !a población y al cálculo del tamaño definitivo de la muestra, a los fines de conseguir errores de estimación de los parámetros dasométricos no mayores al 10 - 15 %.

Se estima que la formulación de un plan de muestreo que considere aspectos relativos a la distribución adecuada de las unidades de la muestra, contribuya a que esta represente con fidelidad las características de la población a evaluar. Esto puede significar que una muestra pequeña pero bien ubicada o distribuida puede ser tan eficiente como una muestra de gran tamaño.

3.4

Tamaño y forma de la Parcela de Muestreo

Considerando las múltiples

dificultades

que

en

lo

relativo

al

acceso

y

desplazamiento del personal impone este tipo de ambiente, y por cuanto en diversos trabajos de evaluación se ha demostrado la facilidad y confiabilidad del uso de relascopios sencillos o prismas ópticos para el levantamiento de la

muestra de inventarios forestales, se prevé utilizar parcelas circulares de radio variable, determinadas mediante el empleo de un prisma óptico de Factor de Area Basal (FAB)

3.4 Tamaño y forma de la Parcela de Muestreo Considerando las múltiples dificultades que en lo

El método consiste en registrar, y levantar la información dasométrica y otra de interés, relativa a los árboles cuyo diámetro (DAP) es igual o mayor que un ángulo fijo de intercepción, teniendo como vértice el centro de la parcela de muestreo. Los puntos de muestreo o centros de parcelas son localizados en el bosque de forma sistemática de acuerdo al diseño previo. El jefe de la cuadrilla de levantamiento se localiza en cada punto y hace rotar el ángulo determinado por el prisma y determina los árboles a ser muestreados, a todos los cuales se les procederá a medir de acuerdo a las especificaciones del levantamiento.

El Factor de Area Basal,

es

la característica o

valor más

importante en el

muestreo puntual o de parcelas circulares de radio variable, el mismo indica el

valor constante de Área Basal que representa cada árbol muestreado en cada

parcela, independientemente de su tamaño.

En

el

caso

específico

de esta

propuesta se situación que simplifica la realización de los cómputos y el análisis estadístico correspondiente.

3.4 Tamaño y forma de la Parcela de Muestreo Considerando las múltiples dificultades que en lo

Una serie de consideraciones operacionales deben ser claramente establecidas en relación al uso del prisma como elemento de determinación de la muestra, especialmente lo referente a los árboles tangentes. Tales precisiones son especificadas en la descripción de los Procedimientos de Campo.

  • 3.5 Parámetros del levantamiento

En cada una de las parcelas de muestreo, para cada uno de los individuos que resulten dentro del ángulo de intercepción de prisma óptico, con un diámetro (DAP) de 8 y más cm se procederá al levantamiento de la siguiente información:

Relativos a masa forestal (individuos de diámetro ≥ 8 cm.)

o

Identificación del la especie

o

Diámetro, medido a 30 cm. de la última raíz en el caso de las especie Rhizophora sp y a 1.30 cm. si se trata de Avicennia sp, Laguncularia sp y Conocarpus sp, u otra especie asociada desprovista de raíces aéreas.

o

Altura de la raíz, en el caso de Rhizophora sp

o

Altura del fuste limpio: desde el suelo hasta el inicio del la copa

o

Altura total: desde el suelo al termino de la copa del árbol

Relativos a la estructura del bosque (individuos de diámetro ≥ 8 cm.)

o

Posición sociológica: relativa al piso o estrato vertical en que se ubique cada individuo (Superior, medio, inferior)

o

Estado fitosanitario del árbol: (daños, ataques, etc.)

Relativos a la regeneración del bosque

o

Conteo

de

la

regeneración

en

parcelas

de

5

x

5

metros, de

establecimiento aleatorio con un vértice en el centro de la

parcela,

discriminando grupos de desarrollo vertical a partir de 1 metro de altura y

hasta los 8 cm. de diámetro.

Información de Interés ecológico (en cada una de las parcelas)

o

pH y salinidad del agua intersticial y de anegamiento

o

Altura de la inundación o anegamiento

o

Fecha, hora de inicio y fin del levantamiento, datos que permitirán contrastar información con las tablas de marea disponibles para la zona.

o

Posicionamiento de la unidad de muestreo, con el uso de un GPS, expresada en coordenadas UTM

4. REPLANTEO DEL DISEÑO DE LEVANTAMIENTO DEL INVENTARIO

En este aparte del Manual de Campo se intenta presentar de manera explícita los procedimientos para el desarrollo de las actividades de levantamiento de la muestra del Inventario Forestal.

  • 4.1 Ubicación y señalización de las alineaciones

    • Con base en el diseño de muestreo, para el sector caño Angostura, se prevé un

total

de

treinta

y

tres

(33) alineaciones o

picas base de muestreo.

Veintisiete (27) de ellas se localizan en terrenos dominados por el tipo de

bosque (Rz) m-d y otras seis (6) en el bosque (Rz) b-d.

La Tabla adjunta muestra las coordenadas UTM calculadas a partir de las mediciones efectuadas en la base cartográfica. Se espera que tal información

sirva de base referencial para la localización del punto de arranque de esta alineación. Concientes de que puedan existir variaciones, se sugiere mantener el más estricto apego a la localización Este señalada en el diseño y corregir convenientemente el posicionamiento real de cada pica base.

Este procedimiento se efectuará empleando un GPS del tipo Garmin 12 XL provisto de las funciones de navegación.

Localizado

lo más precisamente el punto

de

arranque de la

pica base,

se

 

procederá al marcaje de un árbol (con pintura roja), señalando el código de la

 

alineación.

 

Ej:

N O5

S 11

(Ribera Norte, alineación 5)

 

(Ribera Sur, alineación 11)

 

El

árbol ya

identificado servirá

de

botalón inicial para

el

arranque de

la

alineación, siguiendo el azimut previsto en el diseño. Con la ayuda del GPS,

se procederá realizar una nueva lectura de esta posición registrando las coordenadas para su posterior localización.

Desde aquí el jefe de cuadrilla guiará con la brújula la apertura de la pica teniendo cuidado de que cada 20 a 25 metros se efectúen señalamiento en los árboles para indicar el curso de la alineación.

4.2

Ubicación y señalización de las parcelas de inventario

 

A Lo largo de cada alineación o pica base, el diseño del Inventario presupone el establecimiento de un número variable de parcelas acorde con el ancho de la franja de manglar. La primera parcela se localizará a una distancia de 50 m de la margen del caño, con el fin de evitar el efecto propio del borde o albardón y las restantes unidades de muestreo estarán también equidistante 50 m entre sus centros. En cada caso con la ayuda del GPS se registrarán las coordenadas del centro de la parcela.

La identificación del centro de la parcela circular se hará empleando un tubo

de plástico de polivinilo (PVC) de 2” de diámetro, con un largo de 1.5 m, el

cual será enterrado unos

50

-60 cm.

El extremo superior del tubo

se

resaltará con franjas de pintura roja y con se procederá a la identificación de

la misma. A tal efecto se propone la siguiente nomenclatura:

Ej:

N 05 01 S 11 03

(Ribera Norte, alineación 5, parcela 01) (Ribera Sur, alineación 11, parcela 03)

5. PROCEDIMIENTO PARA LA MEDICIÓN Y REGISTRO DE PARAMETROS

  • 5.1 Regeneración natural

Delimitación de la Subparcela de levantamiento

Para el muestreo de la regeneración natural, inventario, se establecerán subparcelas de 25 m de 5m x 5m.

en cada una de las parcelas de

5. PROCEDIMIENTO PARA LA MEDICIÓN Y REGISTRO DE PARAMETROS 5.1 Regeneración natural Delimitación de la Subparcela

A efectos de estandarizar el procedimiento, uno de los lados de la subparcela se establecerá desde el centro de la parcela con rumbo Norte franco, en el caso de las parcelas de la ribera Norte del caño Angostura y con rumbo Sur franco en el caso de la ribera opuesta. A continuación se describe el procedimiento para delimitar la subparcela en cualquiera de los dos casos (Ribera Norte o Sur)

Desde el centro de la parcela (vértice A) el Jefe de Cuadrilla, con la ayuda

de una brújula localizará en azimut 0° o 180° y con la ayuda de una cinta métrica a los 5 m de longitud se determinará el vértice B de la subparcela el primer lado de la parcelita. Desde el vértice B, el Jefe de Cuadrilla identifica el azimut 90° o 270° y

medidos 5m de longitud determina la posición del vértice C y desde aquí con similar procedimiento. Con azimut 180° o 360° determina el vértice D. Cada uno de los vértices se materializa con una estaca que es cortada fuera de la parcela (20 m mínimo) y se unen estos puntos con mecatillo para delimitar los lados de la subparcela.

Levantamiento de la información

Al interior de la subparcela delimitada se procede a contar la regeneración, clasificándola por especie y por categoría de desarrollo.

Categoría I

:

Arbolitos de más de un metro de altura y hasta 3m

Categoría II :

Arbolitos de más de 3 m de altura y hasta 8 cm de DAP

  • 5.2 Masa Forestal

Se ha señalado en el punto 3.4 que debido a las particularidad de medio en que se desarrollan los bosques de manglar, resulta en extremo dificultoso y caro la realización de levantamientos forestales convencionales. Todo esto debido a las restricciones dadas por la inundación del sustrato y la alta densidad de raices aéreas que dificultan el desplazamiento del personal.

En este caso específico, vamos a emplear un método de muestreo basado en los conceptos desarrollado por Bitterlich (1948) que nos permite levantar una rigurosa muestra de inventario forestal sin la necesidad de establecer parcelas formales.

En este método, el observador (Jefe de Cuadrilla), parado en el centro de la parcela replanteada según las instrucciones dadas en apartes anteriores, empleando un instrumento óptico denominado prisma dendrométrico, con un factor de area basal FAB = 1m árboles que son interceptados correctamente por el instrumento, de acuerdo a lo mostrado en la figura anexa, todos los cuales será objeto de mediciones y evaluaciones.

En este método, el observador (Jefe de Cuadrilla), parado en el centro de la parcela replanteada

Con

la

finalidad

de fijar un criterio sistemático

de

operación, el Jefe

de

Cuadrilla, empleando la brújula, inicia el barrido desde el azimut 0° o 180°, dependiendo de la situación de la parcela de muestreo ya sea en la margen Norte o Sur, y luego, en dirección del giro de las manecillas del reloj, va señalando los árboles que logra interceptar con el prisma FAB 1m

En este método, el observador (Jefe de Cuadrilla), parado en el centro de la parcela replanteada

En cada caso, siempre que el árbol presente un DAP ≥ 8 cm, se registrará:

  • 1. Contribución al área basal. dendrométrico

Valor 1 o 0,5, según la lectura del prisma

  • 2. Especie florística, con la ayuda de los baquianos

  • 3. DAP.

Diámetro, medido a 30 cm. de la última raíz en el caso de las

especie Rhizophora sp y a 1.30m. si se trata de Avicennia sp, Laguncularia sp y Conocarpus sp, u otra especie asociada desprovista

de raíces aéreas.

Esta medición se efectuará con forcípula, siempre

mirando hacia el centro de la parcela y con aproximación al 0,5 cm

  • 4. la

Altura de

raiz, en

el

caso

de

Rhizophora spp., medida con cinta

métrica.

  • 5. Altura del Fuste Aprovechable, medida con clinómetro en la escala porcentual, previa determinación de la distancia de separación al árbol. Se estima conveniente que la distancia para efectuar la medición no sea inferior a las ¾ partes de la altura del árbol, en este caso,no menos de 15 metros.

  • 6. Altura Total del árbol, medida igualmente con el clinómetro en la escala porcentual, estimando el término de la copa del árbol.

  • 7. Posición sociológica del individuo, estimada por el lugar que este ocupa en el vuelo forestal.

Piso Superior, si la copa se desarrolla en forma libre por sobre el

conjunto del dosel. Piso Medio, si la copa del árbol forma parte mayoritariamente del

dosel pero es superada por algunos individuos que emergen. Piso inferior, si la copa está por debajo del dosel general del bosque.

8. Estado fitosanitario del árbol.

Para reportar ataques por termitas,

hongos, plantas parásitas y árboles muertos.

  • 5.3 Información de Interés ecológico

Diversos factores ambientales determinan el establecimiento y desarrollo de los manglares, su composición florística, su dinámica evolutiva, vigorosidad ecológica y estabilidad como comunidades. Entre estos, el clima, el sustrato y la dinámica hidrológica son los de más alta relevancia.

El régimen climático, como factor de amplia afectación, no requiere de una mayor atención al momento del levantamiento. No así lo relativo a las observaciones puntuales sobre el sustrato, el régimen hídrico y la calidad de las aguas que definitivamente tendrán un importante rol en la determinación de los patrones de zonación y desarrollo de los bosques de manglar.

En este caso, conocemos también, las características generales del sustrato en que se desarrollan estos bosques de manglar, razón por la cual centraremos esfuerzos en la caracterización de ciertos aspectos relativos alrégimenhídrico y la calidad de las aguas de este medio anfibio.

Altura de la inundación o anegamiento

Las mareas constituyen una de las energías subsidiarias más importantes que inciden en las áreas de manglar. Las regiones de mayor desarrollo del manglar son generalmente afectadas por mareas de gran amplitud.

En cada una de las parcelas se procederá a hacer mediciones del nivel de inundación, basándonos en las marcas que el agua deja a nivel de los fustes o en las raíces de los árboles de manglar. Esta medida se efectúa teniendo como referencia en nivel medio del sustrato.

Con la finalidad de referenciar estas medidas puntuales, con el régimen de mareas de la zona reportada a través de mareógrafos disponible para el caso Pedernales, se procederá a anotar correctamente la fecha y hora de la observación. De manera estimada es importante señalar si para el momento de la observación se trataba de marea plena, llenante o bajante.

Salinidad y pH del agua intersticial y de anegamiento

La salinidad intersticial es un parámetro de gran importancia ecológica. Situaciones de acumulación de sales, por efectos de aridez o por cambios en el régimen hidrológico y el patrón de sedimentación, pueden ser determinantes para el sostenimiento de las comunidades de manglar.

La salinidad es también uno de los más importantes factores que determinan la zonación de especies, ayudándonos a entender la dinámica de estos bosques.

En cada una de las parcelas se realizarán mediciones de salinidad y pH del agua intersticial y el agua superficial o de anegamiento.

La medición de estos parámetros en el caso del agua de anegamiento o superficial se efectuará recolectando un muestra que será evaluada mediante el empleo de un refractómetro y un medidor de pH

Para el caso del agua intersticial, se empleará un tubo de PVC sellado en un extremo y provisto de perforaciones, el cual se introduce en un hueco previamente construido para facilitar su inserción a una profundidad de 30 a 50 cm en el sustrato. Paso siguiente se procede a vaciar el agua del tubo mediante succión con una bomba de mano y se espera que este vuelva a

llenar.

Esta es el agua intersticial, es decir la que está retenida a nivel del

sustrato y afecta directamente las raíces del árbol,

de

aquí procederá la

muestra que será evaluada empleando el medidor de pH y el refractómetro

para obtener una estimación de su salinidad.