IISSN 1989-4716 SSN 1989-4716

REFLEPSIONES
Revista de Psicología

Nº 14 Enero 2010

DIRECTORA
Dª. Amelia Catalán Borja Psicóloga

Sumario
PUBLICADO EN EL BLOG REFLEPSIONES
¿Son efectivas las imágenes en las cajetillas de tabaco? Luis Aparicio Sanz

Página

REDACTOR JEFE
D. Luis Aparicio Sanz Psicólogo

4

COMITÉ DE REDACCIÓN
Dª. Amparo Puig Ricart Psicóloga Dª. Beatriz Sarrión Soro Psicóloga D. Juan José Calvo Cases Médico

La Cuarta Fase: fomentando mitos sobre la hipnosis Luis Aparicio Sanz La estructura de la pareja Amelia Catalán Borja La percepción subjetiva del tiempo Luis Aparicio Sanz Influencia bidireccional de economía y conducta Amparo Puig Ricart Las perspectivas temporales y su influencia en la conducta Luis Aparicio Sanz Intervenciones en contextos recreativos nocturnos Beatriz Sarrión Soro Definición y origen de la fobia social 26 22 20 16 12 8

INFORMACIÓN
Esta revista pretende recoger noticias, comentarios, artículos, etc., relacionados con la psicología, intentando informar tanto a profesionales, como a pacientes y público en general. La mayoría del contenido corresponde a entradas publicadas en el blog Reflepsiones. Para cualquier tema relacionado con esta publicación puede dirigirse al siguiente correo electrónico: reflepsiones@gmail.com

AVISO
La información contenida en esta revista no reemplaza a la relación con su médico o profesional sanitario.

Amparo Puig Ricart

30

OPINIONES
Pensamientos Juan Ortega Redondo 33

DESCARGA GRATUITA REVISTA
http://stores.lulu.com/reflepsiones

EVENTOS DEL CENTRE DE PSICOLOGIA CLÍNICA I FORMATIVA
Curso de Terapia de Aceptación y Compromiso

ISSN 1989-4716

Imparte: Dra. Carmen Luciano Soriano

36 37

SOBRE LOS AUTORES

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

2

PUBLICADO EN EL BLOG REFLEPSIONES

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

3

¿Son efectivas las imágenes en las cajetillas de tabaco?
Luis Aparicio Sanz Recientemente, en una noticia se informaba que ―el Ministerio de Sanidad y Política Social ultima la modificación del Real Decreto que regula el etiquetado de los productos del tabaco para obligar a la industria tabaquera a introducir en las cajetillas imágenes sobre los efectos nocivos para la salud de este producto, tales como fotos de pulmones cancerosos, tumores de cuello, dentaduras o piel envejecida‖. Según explicó la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, el objetivo sería que las cajetillas de tabaco incluyan ―pictogramas que disuadan a la persona que lo reciba y sea consciente de que el tabaco mata y produce daños irreversibles en la salud‖. ¿Será efectiva esta medida? La Organización Panamericana de la Salud (2009), destaca la importancia que tiene el empaquetado de los productos de tabaco y expone las siguientes razones de esa relevancia:

Los paquetes de productos de tabaco tienen una alta visibilidad. Los fumadores sacan los paquetes de cigarrillo de sus bolsillos y sus bolsas y los colocan sobre las mesas, a la vista de todos; esto ocurre infinidad de veces todos los días. Además, las exhibiciones de productos de tabaco están en todas partes del mundo, sea en tiendas al por menor o en quioscos ubicados en espacios exteriores. El paquete es la conexión clave entre el producto y las otras formas de promoción. El empaquetado cobra mayor importancia a medida que las leyes restringen o prohíben otros recursos promocionales. Los exhibidores de paquetes son una forma de promoción sumamente común y eficaz. Los exhibidores grandes y llamativos que se encuentran detrás de las cajas registradoras en las tiendas al por menor (”power wall”) promocionan los

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

4

productos de tabaco en un momento clave: cuando el consumidor está dispuesto a comprar.

El paquete y la imagen institucional son particularmente importantes para los jóvenes, que constituyen la principal fuente de clientes nuevos para las empresas tabacaleras. Los productos de tabaco —en particular los cigarrillos— son productos ―distintivos‖, es decir, productos con un grado alto de visibilidad social. Los consumidores perciben su propia personalidad en la imagen de la marca, y la imagen de la marca se refleja en ellos.

Pero, como indica dicha organización, también el empaquetado de los productos de tabaco ―es importante como medio para transmitir mensajes sobre salud pública. Las advertencias sanitarias impresas en los paquetes deben considerarse una campaña mediática cuya visibilidad por parte de casi todos los fumadores y muchos fumadores potenciales está prácticamente garantizada‖, puesto que ―una persona que se fume una cajetilla de cigarrillos al día ve el paquete al menos 7.300 veces al año; si el paquete trae impresa una advertencia sanitaria eficaz, la verá en igual cantidad de oportunidades‖. En cuanto a la impresión de imágenes, “constituye un medio rentable y particularmente poderoso para dar a conocer los riesgos para la salud” puesto que:

Las advertencias que usan imágenes o gráficos además de texto son particularmente eficaces para dar a conocer los riesgos y motivar cambios de comportamiento. Son fundamentales para transmitir información sobre los riesgos para la salud a grandes cantidades de personas de todo el mundo que no saben leer. Reducen el atractivo general de los paquetes de productos de tabaco y, por lo tanto, actúan como fuerza disuasiva entre los consumidores nuevos, que a menudo son jóvenes y les prestan mucha atención a las imágenes y las marcas. El costo para los gobiernos es mínimo.

Aunque eso no quiere decir que con esa medida sea suficiente, Salvador-Llivina (2004) indica que el conjunto de regulaciones que se han tomado, en relación con el tabaco, ―ha permitido la prohibición de utilizar los adjetivos „light‟, „ultra light‟ y „mild‟, o cualquier otro término que lleve al consumidor a conclusiones ambiguas o equívocas respecto a la nocividad del tabaco, o respecto a la posibilidad de que una determinada marca o labor sea menos perjudicial que el resto. A la vez, obliga a los fabricantes de tabaco a insertar las advertencias sanitarias en las cajetillas de tabaco, dedicando un
REFLEPSIONES Nº 14 Enero 2010 5

tercio de la superficie del paquete a la inserción de advertencias sobre los riesgos que conlleva el consumo de tabaco‖. Señalando, por otra parte, que, además de continuar con estas medidas, se debería avanzar hacia:

La introducción de un sistema de etiquetaje de todos los productos de tabaco que informara al consumidor de todos los ingredientes y aditivos de cada marca y labor, así como de las principales sustancias tóxicas derivadas de la combustión de cada marca o labor, explicando de forma clara para el público, su grado de toxicidad, su capacidad adictiva, y su poder carcinógeno. El progresivo aumento del espacio dedicado a las advertencias sanitarias, hasta llegar a la propuesta de la OMS: al menos un 50% del espacio disponible en la parte frontal y en el dorso del paquete de cigarrillos (Organización Mundial de la Salud, 2003, citado por Salvador-Llivina, 2004). Introducción de cajetillas genéricas (mismo color de fondo para todas las marcas y tipos de cigarrillos), que impidan la asociación de las distintas marcas con diseños y colores que imprimen un valor estético y simbólico añadidos.

Una de las cosas que ha ayudado a fomentar el vicio del tabaco es que las compañías tabaqueras han dispuesto de recursos ilimitados, realizando poderosas campañas de marketing, en las que han participado ingeniosos publicistas y figuras influyentes en la sociedad, consiguiendo que fumar se haya asociado, en muchas ocasiones, con el estatus personal, con el carisma…, en definitiva, relacionándolo directamente con la autoestima (Pascual y Vicéns, 2004). La publicidad ha logrado, de esa manera, durante mucho tiempo, dar una imagen positiva del tabaco, relacionándolo con la madurez, el éxito, la aventura, la diversión, la alegría, la atracción hacia el sexo opuesto o la calidad de vida, por lo que su adicción convierte en muy fieles a los consumidores (Infante y Rubio-Colavida, 2004), llegando a suponer, para varias generaciones, un símbolo de progreso, de libertad y de acercamiento a estilos de vida democráticos, ricos y avanzados, contando para ello con el apoyo de los medios de comunicación, gracias al poder de las grandes inversiones en publicidad de las compañías tabaqueras (Salvador-Llivina, 2004). Y todo esto, pese a que la mortalidad atribuible al consumo de tabaco es muy elevada, por ejemplo, en España 1 de cada 4 varones fallecidos lo es por enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco y se estima que, por esa causa, en todo el mundo, el año 2000 murieron 4 millones de personas y que, hacia el año 2030, morirán anualmente 10 millones de personas (Montes, Pérez y Gestal, 2004). Por todo ello, para evitar que esas previsiones se cumplan, se debe intentar contrarrestar los efectos de todas esas campañas de marketing, realizadas durante muchos años, utilizando los medios que se consideren necesarios, como la inclusión
REFLEPSIONES Nº 14 Enero 2010 6

de avisos e imágenes en las cajetillas de tabaco, aunque no debería abusarse de medidas coercitivas o represivas que susciten rechazo por parte de los fumadores, incluso también de los no fumadores, no sea que se consiga lo contrario de lo que se pretende… habría que lograr rechazo hacia el tabaco, no hacia los fumadores o hacia las normas impuestas por coartar las libertades individuales, aunque protegiendo el derecho de los no fumadores a no fumar, ni siquiera pasivamente, puesto que, como indica Sánchez (2004), ―las personas no fumadoras que se ven obligadas a respirar aire contaminado por la combustión del tabaco (fumadores involuntarios o fumadores pasivos), presentan por ello mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, cáncer, síntomas e infecciones respiratorias, asma, otitis e incluso de desarrollar una dependencia a la nicotina. El tabaquismo pasivo por tanto, molesta y también daña‖. Referencias: Infante, C. y Rubio-Colavida, J.M. (2004). La prevalencia del consumo de tabaco en España. Adicciones, 16 (Supl. 2), 59-73. Obtenido el 8 de enero de 2010, de http://socidrogalcohol.psiquiatria.com/psimgdb/archivo_doc7542.pdf Montes, A., Pérez, M. y Gestal, J.J. (2004). Impacto del tabaquismo sobre la mortalidad en España. Adicciones, 16 (Supl. 2), 75-82. Obtenido el 8 de enero de 2010, de http://socidrogalcohol.psiquiatria.com/psimgdb/archivo_doc7542.pdf Organización Panamericana de la Salud (2009). Mostremos la verdad, salvemos vidas: la fundamentación para poner advertencias con imágenes. Washington, DC: OPS. Obtenido el 8 de enero de 2010, de http://new.paho.org/hq/index2.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=1 734&Itemid=99999999 Pascual, F. y Vicéns, S. (2004). Aspectos históricos, sociales y económicos del tabaco. Adicciones, 16 (Supl. 2), 13-24. Obtenido el 8 de enero de 2010, de http://socidrogalcohol.psiquiatria.com/psimgdb/archivo_doc7542.pdf Salvador-Llivina, T. (2004). Condicionantes del consumo de tabaco en España. Adicciones, 16 (Supl. 2), 25-58. Obtenido el 8 de enero de 2010, de http://socidrogalcohol.psiquiatria.com/psimgdb/archivo_doc7542.pdf Sánchez, L. (2004). El fumador pasivo. Adicciones, 16 (Supl. 2), 83-99. Obtenido el 8 de enero de 2010, de http://socidrogalcohol.psiquiatria.com/psimgdb/archivo_doc7542.pdf
Citar como: Aparicio, L. (2010). ¿Son efectivas las imágenes en las cajetillas de tabaco? Reflepsiones [Revista electrónica], (14), 4-7. Disponible en: http://stores.lulu.com/reflepsiones [Consulta: FECHA DE CONSULTA].

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

7

La Cuarta Fase: fomentando mitos sobre la hipnosis
Luis Aparicio Sanz El día 29 de enero de 2010 se estrenará en España la película “La Cuarta Fase”, en la que la hipnosis, en este caso la hipnosis regresiva, tiene un papel destacado… pero, como suele ocurrir con muchas películas, no hará más que fomentar los mitos que ya hay sobre la hipnosis, concretamente en su utilización para el supuesto ―recuerdo‖ de supuestas ―abducciones‖ por parte de supuestos ―seres extraterrestres‖. Seguramente muchos pensarán que el cine está para eso, para dar rienda suelta a la imaginación y la fantasía… en efecto, esa es una de las características más apreciadas de las películas… pero, para ello, no es necesario añadirle la frase ―basada en hechos reales documentados‖. Es más, utilizar dicha ―aclaración‖ podría hacer que mucha gente, que no conoce el tema, pueda llegar a pensar que las ―abducciones‖ perpetradas por ―seres extraterrestres‖ podrían ser ciertas y que utilizar la hipnosis para recuperar los ―recuerdos‖ de esos ―hechos‖ es algo posible y efectivo. Nada más lejos de la realidad pretender utilizar la hipnosis para ese fin… seguro que quien lo haga encontrará, como parece que ocurre en la película, a gente que ―recordará‖ ese tipo de ―hechos‖… como también pasa cuando el objetivo es recordar otras vidas (es decir, supuestas anteriores ―reencarnaciones‖ del sujeto). Cuando se practica la hipnosis con personas muy sugestionables, realizando preguntas tendenciosas, se puede conseguir que alguna de ellas relate este tipo de ―experiencias‖. ¿La película está “basada en hechos reales documentados”? Depende de qué entendamos por ―hechos reales documentados‖… si se alude a los testimonios obtenidos mediante regresiones hipnóticas, en efecto, ha habido personas que han relatado experiencias de este tipo. Pero ¿esos testimonios son ―hechos reales‖ o son fruto de la imaginación de sujetos sugestionables que, bajo hipnosis, ―reviven‖, como si fueran reales, experiencias que sólo son una fantasía?

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

8

La respuesta a esta pregunta nos la da, en un informe, el Grupo de Trabajo de Hipnosis Psicológica del Colegio Oficial de Psicólogos de la Comunidad Valenciana (s.f.): ―La hipnosis no tiene ninguna capacidad o propiedad especial que pueda incrementar la memoria en cuanto a cantidad y precisión de recuerdo, ni en terapia ni en ningún otro contexto (…) Los falsos recuerdos de abducciones extraterrestres, torturas satánicas, abusos sexuales, etc., se dan frecuentemente en hipnosis cuando el cliente y el terapeuta creen que la hipnosis funciona como la máquina de la verdad, o que todo lo que se recuerda bajo hipnosis es cierto, o que la persona regresada bajo hipnosis actúa tal cual lo hacía a esa edad, todo lo cual la ciencia se ha encargado de demostrar que no es cierto. Esas creencias, junto a lo que se conocen como preguntas tendenciosas, y la presión del terapeuta o el grupo de personas que mantiene las creencias mencionadas, determinan la aparición de falsos recuerdos con consecuencias muy desagradables para el paciente, como romper con la familia, amigos, incluso dedicarse al espiritismo o entrar en sectas, especialmente si se han realizado regresiones a vidas pasadas. En lo referente a estas ‗regresiones a vidas pasadas‘ sólo queremos recordar que no hay ninguna evidencia científica que nos permita tomar en consideración este supuesto a la hora de una terapia psicológica, y menos que sean eficaces como tratamiento, pero sí que pueden generar problemas.‖ ¿Cómo se puede generar un falso recuerdo y su informe? Capafons y Mazzoni (2004) nos orientan detalladamente sobre este tema concluyendo que:

La evidencia empírica indica que la persona hipnotizada puede y suele generar falsos recuerdos, aunque ello dependa también de factores externos a la propia hipnosis. Eso no quiere decir que todo lo que recuerda la persona bajo hipnosis sea falso, sino que no podemos afirmar que sea cierto por haberse recordado en hipnosis. ¿Cómo distinguir un recuerdo falso de uno verdadero? Se ha constatado que no son criterios válidos el que la persona muestre un elevado nivel de convencimiento en lo que recuerda y/o que dé muchos detalles sobre lo sucedido. Tampoco son fiables los listados de patologías, signos y síntomas
Nº 14 Enero 2010 9

REFLEPSIONES

asociados a abusos sexuales en la infancia, etc., pues no se ha encontrado, hasta ahora, síntomas patognomónicos sobre ellos. No hay criterios válidos para dirimir si un recuerdo es falso o no, salvo evidencias objetivas e independientes. No obstante, se está trabajando en la búsqueda de tales criterios, concretamente en la fenomenología de la memoria (memoria comparada), análisis de los informes (duración del informe, tipo de redacción, etc.) y psicología forense (pruebas para ratificar un suceso), pero sin resultados satisfactorios en la actualidad. Por ello, el principal problema al usar la hipnosis sigue siendo la falta de certeza en lo que se obtiene con ella.

Parece que la hipnosis no entraña riesgo per se, si no que es la propia persona, en función de las creencias que tenga sobre la hipnosis y sus propiedades sobre la memoria, o el hipnotizador con sus preguntas tendenciosas y sugestiones, sea intencionadamente o no, quienes pueden generar el problema de los falsos recuerdos. Por ello, se debería exigir un entrenamiento y formación en el uso de la hipnosis y el funcionamiento de la memoria a quienquiera que la use.

Por último, para quienes pretendan utilizar la hipnosis regresiva (tanto profesionales como clientes), Capafons y Mazzoni (2004) realizan una serie de recomendaciones muy acertadas y que sería interesante que se tuviesen en cuenta para evitar, en lo posible, efectos iatrogénicos. Una de las recomendaciones que hacen a los clientes sería esencial y la más relevante para el tema que estamos tratando en este post: ―Si se recuerda bajo hipnosis algo poco creíble o muy difícilmente olvidable (abusos, abducciones, torturas, etc.), hay que desconfiar de la veracidad de tal recuerdo, y recurrir siempre a un experto en hipnosis y memoria, y en el abuso o recuerdo en concreto‖. Es decir, si se recuerda bajo hipnosis un encuentro en ―La Cuarta Fase‖… ―hay que desconfiar de la veracidad de tal recuerdo‖, por lo tanto no debería subtitularse la película como ―basada en hechos reales documentados‖, sino más bien, en todo caso, ―basada en testimonios reales documentados sobre supuestos recuerdos poco creíbles‖, para no dar lugar a interpretaciones erróneas sobre la posible veracidad de las abducciones que se relatan en la película, como por ejemplo lo que puede leerse en un link sobre el origen de la película. Para finalizar, dejaremos una pregunta en el aire, que podría afectar directamente a todos aquellos profesionales que trabajan en el ámbito de la psicología y de la hipnosis: ¿La proyección de esta película hará que se incrementen los ―testimonios‖ obtenidos mediante hipnosis regresiva de supuestos encuentros en ―La Cuarta Fase‖?
REFLEPSIONES Nº 14 Enero 2010 10

Referencias: Capafons, A., & Mazzoni, G. (2004). ¿Es lo peligroso de la hipnosis el hipnoterapeuta?: Hipnosis y falsos recuerdos. Papeles del Psicólogo, (89). Obtenido el 14 de enero de 2010, de http://www.cop.es/papeles/vernumero.asp?ID=1183 Grupo de Trabajo de Hipnosis Psicológica del Colegio Oficial de Psicólogos de la Comunidad Valenciana (s.f.). Informe sobre la regresión hipnótica. Obtenido el 14 de enero de 2010, de http://www.grupohipnosiscopcv.es/INFORME%20REGRESIONES.pdf

Citar como: Aparicio, L. (2010). La Cuarta Fase: fomentando mitos sobre la hipnosis. Reflepsiones [Revista electrónica], (14), 8-11. Disponible en: http://stores.lulu.com/reflepsiones [Consulta: FECHA DE CONSULTA].

Blog: http://medicablogs.diariomedico.com/reflepsiones/ Revista: http://stores.lulu.com/reflepsiones

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

11

La estructura de la pareja
Amelia Catalán Borja Tres son los ejes principales sobre los que se desarrolla una relación: pasión, compromiso e intimidad. Actualmente la base sobre la que se forman casi todas las parejas es el enamoramiento. El enamoramiento es una emoción y tiene un fuerte componente de pasión, afecto, Flickr ternura, sexo. Por eso uno de los principales objetivos de la pareja hoy es hacerse la vida agradable. Pero una emoción es pasajera, porque está sometida a la ley de la habituación. Todos sabemos que el enamoramiento se pasa y muchas parejas, basadas solamente en esa emoción se disuelven, ―se pierde la ilusión‖; ―no se siente lo mismo‖. Sin embargo, el amor apasionado de los comienzos es una vía inmejorable para conseguir mantener la pareja. Para ello es preciso desarrollar la intimidad y la validación. Intimidad supone abrirse y contar cosas que, en otras circunstancias, podrían usarse en contra nuestra y recibir aceptación por parte del otro. Cuando estamos enamorados nos ponemos completamente en manos de nuestra pareja y de esta forma construimos la intimidad. También decidimos compartir más cosas con el otro y vamos comprometiéndonos ante la sociedad, se guarda fidelidad, se comparte el tiempo, se entrega el cuerpo, se comparten bienes materiales como un piso, etc. finalmente se adquiere un compromiso de vida en común, que puede estar o no refrendado socialmente. Se construye así el compromiso que es la decisión de permanecer en la relación pese a los problemas que vayan surgiendo, luchando con todas las fuerzas posibles para resolverlos. Según se van compartiendo más elementos se va construyendo un método para tomar decisiones y se establece una estructura de poder, que puede ser más o menos democrática, pero siempre aceptada por los dos. La toma de decisiones es una de las fuentes de conflicto importantes en la pareja. Para tener intimidad, para tomar decisiones, y para convivir es preciso saber comunicarse, escucharse y respetarse. Para resolver los problemas también. La

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

12

capacidad de comunicarse y de resolver los conflictos es fundamental para la continuidad de la pareja. Otro aspecto muy importante es el apoyo mutuo. El otro es el principal sostén ante las dificultades y amenazas de la vida y el apoyo en el desarrollo personal y social. Nuestro aprendizaje de cómo es en la pareja ese apoyo mutuo se da dentro de la familia en la que nacimos. Una de las primeras conductas que desarrollamos en ella es la de apego. Definida como la búsqueda de protección ante amenazas externas y, en el niño, se concreta de forma principal en buscar la protección de la madre. Vista desde la sociedad la pareja es una entidad basada en la relación entre dos personas. Como ente social la pareja se comporta como una unidad y es reconocido así por los que los rodean. Es dentro de la pareja como institución social donde se producen las relaciones diádicas entre sus miembros. Las leyes, los usos y las costumbres marcan y definen unas características básicas en la pareja, como el compromiso que une a sus miembros, y le asignan una función social, influyendo decisivamente en la forma y contenido de las relaciones entre sus componentes. Hasta hace poco la inmensa mayoría de las parejas estaban constituidas por un par de personas de distinto sexo que en función de distintas razones decidían compartir su cuerpo, apoyarse mutuamente en la salud y en la enfermedad. La pareja era un matrimonio que tenía como objeto social la creación de la familia y plasmaba sus intenciones legalmente en un contrato matrimonial. Actualmente ninguna de las dos cosas es necesaria para que un entorno social considere que dos personas constituyen una pareja; muchas parejas no tienen intención de formar una familia y no plasman su relación por medio de un contrato explícito. El concepto de pareja se ha hecho más amplio. El papel de la pareja y la familia en la sociedad ha ido cambiando a lo largo de los tiempos. En los últimos doscientos años, la familia ha pasado de unidad de producción a unidad de consumo (Kearl, 2001, citado en García Higuera, 2002). Cada miembro de la familia obtiene los ingresos de forma independiente y en la familia se comparten los bienes de consumo, comida, vivienda, etc. La existencia social de la pareja implica que en muchos aspectos mantiene una conducta común, única, y que existen una serie de bienes sobre los que mantiene una propiedad y un uso común. Ante la sociedad emplea el ―nosotros‖ como responsable de la propiedad y de las acciones. Actualmente se supone que el objetivo implícito con el que cada miembro se incorpora a la pareja es hacer la vida más feliz y plena al otro y recibir un trato análogo. Para ello intercambian conductas y comparten, desde un punto de vista social, una serie de bienes y actividades. Lo hacen de forma prioritaria, llegando esta prioridad a ser un
REFLEPSIONES Nº 14 Enero 2010 13

compromiso de exclusividad. Algunos de los bienes y actividades que comparten son: - El cuerpo. Es la característica más específica de la pareja. Las parejas se distinguen porque comparten cada uno el cuerpo del otro. Las relaciones sexuales de los miembros de la pareja se plantean de forma exclusiva entre ellos mientras la relación existe. Es más, generalmente cuando se dan relaciones sexuales fuera de la pareja, se pone muy seriamente en peligro la continuidad de la pareja. - Bienes económicos. Existe un compromiso económico por el que se comparten diferentes bienes. Se suele tener una vivienda en común, aunque actualmente son frecuentes las parejas que tienen casas diferentes y alternan la vida en común durante periodos cortos, por ejemplo fines de semana o vacaciones, con la vida separados, cada uno en su piso. Llevan una relación de noviazgo eterno, en la que no existe el proyecto de profundizar y compartir nada más. El compromiso de compartir bienes económicos puede estar respaldado de forma legal o no; en las parejas de hecho, no existe compromiso legal de compartir bienes y generalmente ni siquiera se pacta explícitamente las reglas que se van a seguir. Hay que resaltar la parte de logística que tiene compartir bienes de consumo. Por ejemplo, si se comparte un piso es preciso determinar quien se encarga de cada tarea doméstica. Actualmente es un foco importante de conflicto en las parejas, quizás por la poca cultura que tienen los hombres de hacer tareas domésticas (Fishman y Beach, 1999, citado en García Higuera, 2002). - La paternidad/maternidad. Es uno de los motivos que llevan a constituir una pareja estable. Pero también esto está cambiando. La proporción de hijos nacidos de mujeres solteras es cada vez mayor llegando a ser mayoritario en países como Islandia, Suecia o Noruega. Existen otros elementos que se comparten de alguna forma como el prestigio social, los amigos, pero no se hace de forma exclusiva y la variación del grado de una pareja a otra es muy grande. Por ejemplo la exclusividad a la hora de compartir el tiempo de ocio ha cambiado notablemente; si bien no ha sido nunca determinante para el hombre, ahora cada vez es menor la exigencia y mayor la libertad de cada miembro de la pareja para tener sus momentos de ocio independientes, (sin olvidar que también es importante el compartir tiempo de ocio con nuestra pareja). Hay que tenerlos en cuenta porque priorizar la seguridad económica en el caso de las mujeres o el prestigio social en el caso de los hombres puede dar lugar a distorsiones importantes y a conflictos a largo plazo.

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

14

Referencia: García Higuera, J.A. (2002). La terapia de pareja, desde una perspectiva cognitivo conductual. La estructura de la pareja. Obtenido el 17 de enero de 2010, de http://www.psicoterapeutas.com/pacientes/pareja.htm

Citar como: Catalán, A. (2010). La estructura de la pareja. Reflepsiones [Revista electrónica], (14), 12-15. Disponible en: http://stores.lulu.com/reflepsiones [Consulta: FECHA DE CONSULTA].

Blog: http://medicablogs.diariomedico.com/reflepsiones/ Revista: http://stores.lulu.com/reflepsiones

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

15

La percepción subjetiva del tiempo
Luis Aparicio Sanz En la civilización occidental, el hombre siente que su vida se desarrolla, según lo que podría llamarse ―tiempo del sentido común‖, fluyendo de manera lineal del pasado al presente y del presente al futuro, con las implicaciones que esto tiene: irreversibilidad, duración y periodicidad. Pero este ―esquema temporal‖ no lo tienen los niños Flickr cuando nacen, sino que lo van adquiriendo en los primeros años de sus vidas, moldeados por las costumbres, ambiente y lenguaje, conforme se van sometiendo a las normas, leyes y convenciones culturales (Blanck-Cereijido y Cereijido, 1988). Para Azzollini, González y Gómez (2004), la estimación del tiempo resulta una capacidad esencial de la mente humana, pudiendo estudiarse las experiencias temporales de distintos modos, dependiendo de si se enfatiza la simultaneidad, la sucesividad, el orden temporal, la duración o la perspectiva temporal. Por otra parte, la percepción que tenemos del tiempo transcurrido no siempre se ajusta a la medida objetiva de dicho tiempo, ya que, la edad es uno de los factores importantes a la hora de valorar esa percepción del tiempo, como indica Fraisse (1998): ―Hay un hecho dominante: cuanto mayores nos hacemos, más cortos nos parecen los años, por oposición al recuerdo que tenemos de las duraciones de nuestra infancia. Este hecho tiene dos explicaciones complementarias: A los sesenta años, el año vivido no es más que la sesentava parte de nuestra vida. A los diez años, era la décima parte. Las proporciones han cambiado. Pero lo que ha cambiado, sobre todo, es la diferencia en la novedad de los hechos vividos. En nuestra infancia siempre había cosas nuevas para nosotros, hechos remarcables de los que conservamos recuerdos reales. En la vejez está ya todo visto y nuestra memoria guarda pocos recuerdos.‖ Pero, a pesar de que eso es lo que habitualmente suele creerse, no es del todo exacto, de hecho, Gambara, Botella y Gempp (2002), en un meta-análisis, encontraron que la experiencia subjetiva de la duración es mayor cuanto mayor es la edad, lo que parece sugerir que con la edad el reloj interno va más rápido o que las personas

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

16

mayores asignan más recursos atencionales al paso del tiempo. La explicación que encuentran a esta contradicción es que sería la diferencia entre el tipo de tareas empleadas lo que conciliaría la aparente contradicción entre los resultados de las investigaciones sobre la relación entre edad y tiempo subjetivo y las creencias populares sobre la cuestión. Cuando en el intervalo de tiempo a medir se realiza una tarea ―llena‖ (durante todo el intervalo se presenta estimulación o los participantes tienen que realizar alguna tarea durante su transcurso), parece que transcurra más rápido a medida que pasan los años, en cambio ocurre lo contrario cuando la tarea de los intervalos es ―vacía‖. Esto tendría implicaciones prácticas, puesto que la percepción del tiempo es uno de los elementos psicológicos con los que las personas organizan y planifican sus actividades, por lo tanto, saber cómo funcionan estas distorsiones nos permite comprender cómo actúan las personas mayores y así desarrollar estrategias compensatorias diseñadas para minimizar el impacto potencial que pueden tener dichas distorsiones en el desarrollo de sus actividades, por ejemplo, en el cálculo que pueden hacer del tiempo necesario para cruzar una calle o para llegar puntualmente a una cita determinada, etc. El conocimiento de la percepción subjetiva del tiempo, no sólo tiene aplicaciones en el caso de las personas mayores, también puede resultar muy útil en el ámbito sanitario, por ejemplo, Bayés (2000), en relación con los cuidados paliativos, llega a las siguientes conclusiones: 1. La percepción subjetiva del tiempo de un enfermo en situación terminal nos puede servir como un indicador de su grado de confort o bienestar, y/o para validar otros instrumentos de evaluación de este constructo teórico psicológico. 2. En la medida en que sea posible, es importante tratar de disminuir los tiempos de espera de los acontecimientos que sean importantes para el enfermo o/y el grado de incertidumbre que comporten. Las demoras innecesarias en la comunicación o presentación de algo esperado que pueda representar una buena noticia o un acontecimiento agradable para el enfermo equivalen, de hecho, a incrementar su tiempo de sufrimiento. 3. Es preciso ser conscientes de que en el acompañamiento de un enfermo es necesario adaptar nuestro tiempo subjetivo al tiempo subjetivo del enfermo. 4. En el proceso de morir: a) cada enfermo tiene unas necesidades –y un tempo– diferentes; b) probablemente, si consideramos el problema en su globalidad, existen diferencias culturales entre las necesidades de nuestros enfermos y las de los

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

17

enfermos de otros países; y c) para la mayoría de personas de nuestra cultura los aspectos emocionales son prioritarios. 5. En el proceso de morir, los pensamientos –por ejemplo, el ―deseo de vivir‖– pueden cambiar con tanta rapidez como los síntomas somáticos. Las investigaciones o las decisiones que presuponen que las respuestas psicológicas y emocionales de los enfermos en situación terminal a cuestiones importantes permanecen invariables, corren el riesgo de no ajustarse a la realidad. También en psicoterapia encontramos propuestas en las que está implicado el tiempo, de hecho, Zimbardo y Boyd (2009) indican que ―en realidad, toda la psicoterapia se puede considerar un intento de trabajar desde el presente para tomar el control del pasado y, en consecuencia, del futuro. Diferentes escuelas psicológicas destacan la importancia de distintas dimensiones temporales, pero todas trabajan desde el presente‖. La propuesta de estos autores, basada en sus estudios, resulta interesante pero difícil de explicar en pocas palabras, por lo que se tratará en una próxima entrada. Referencias: Azzollini, S.C., González, F.F. y Gómez, M.E. (2004). La relación entre la capacidad de atención dividida y la estimación prospectiva del tiempo. Interdisciplinaria, 21(2), 195-212. Obtenido el 19 de enero de 2010 de http://www.scielo.org.ar/pdf/interd/v21n2/v21n2a03.pdf Bayés, R. (2000). Algunas aportaciones de la psicología del tiempo a los cuidados paliativos. Medicina Paliativa, 7(3), 101-105. Obtenido el 19 de enero de 2010, de http://www.cuidadospaliativos.org/archives/Algunas%20aportaciones%20de%2 0la%20psicologia.pdf Blanck-Cereijido, F. y Cereijido, M. (1988). La vida, el tiempo y la muerte. México: Fondo de Cultura Económica. Obtenido el 19 de enero de 2010, de http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/sites/ciencia/volumen1/ciencia2/52/html/lavida .html Fraisse, P. (1998). El tiempo vivido. Apunts. Educación física y deportes, (53), 7-9. Obtenido el 19 de enero de 2010, de http://articulos.revistaapunts.com/53/es/053_007-009_es.pdf

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

18

Gambara, H., Botella, J. y Gempp, R. (2002). Tiempo vacío y tiempo lleno. Un metaanálisis sobre los cambios en la percepción del tiempo en la edad. Estudios de Psicología, 23(1), 87-100. Obtenido el 19 de enero de 2010, de http://www.sigmas.cl/papers/MetanalisisTiempo.pdf Zimbardo, P. y Boyd, J. (2009). La paradoja del tiempo. Barcelona: Paidós.

Citar como: Aparicio, L. (2010). La percepción subjetiva del tiempo. Reflepsiones [Revista electrónica], (14), 16-19. Disponible en: http://stores.lulu.com/reflepsiones [Consulta: FECHA DE CONSULTA].

Blog: http://medicablogs.diariomedico.com/reflepsiones/ Revista: http://stores.lulu.com/reflepsiones

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

19

Influencia bidireccional de economía y conducta
Amparo Puig Ricart Pocos estudiosos han desarrollado teorías psicológicas para explicar la conducta de ahorro. Una excepción ha sido Katona (1975, citado en Quintanilla y Bonavía, 2005) que afirmaba que la conducta de ahorro dependía de los ingresos y del optimismo y el pesimismo, que a su vez dependen de la percepción del contexto económico general y personal. Otras aportaciones de la psicología se han encargado de clarificar las motivaciones que llevan a los sujetos a ahorrar:
 
Flickr

Disponer de dinero en efectivo. Afrontar imprevistos. problemas financieros

Adquirir bienes como viviendas o coches que requieren de un gran desembolso de dinero. Resolver problemas de salud futuros.

Otros estudios se han centrado en los cambios producidos con la edad en los niños en cuanto a la conducta de ahorro, presumiblemente a la edad e 6 años los niños saben que ahorrar es ―bueno‖, se supone que lo han aprendido de sus padres pero aunque piensen de esta manera, no ahorran ya que piensan que dinero ahorrado es dinero perdido. Con posterioridad entre los 9 y 12 años sí ahorran cuando lo necesitan pero como una estrategia más entre otras para afrontar sus necesidades. Consideran el ahorro no como un fin en sí mismo sino como un medio. El concepto clave de la conducta de ahorro desde el punto de vista psicológico es la incertidumbre, a mayor incertidumbre, mayor ahorro. Ahora bien, ejemplificaremos cómo afectan las decisiones de ahorro o consumo de los ciudadanos en la economía.

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

20

En 1990-91 se produjo una recesión en EE. UU. que los macroeconomistas fueron incapaces de prever. Esta recesión se debió a la disminución en el consumo de los ciudadanos, que decidieron ahorrar más de lo que lo estaban haciendo hasta ahora. Pero ¿por qué disminuyó tanto el consumo siendo que la renta de las familias no fue a peor? La causa fue el descenso de confianza de los consumidores. Este índice se calcula a partir de una entrevista que incluye preguntas sobre las oportunidades de empleo hasta la evolución esperada de la renta familiar en seis meses. Esta reducción de la demanda de los consumidores acaba reduciendo la producción de las empresas. La cuestión es ¿por qué perdieron la confianza los consumidores? la causa más probable es la posibilidad de que estallará una guerra por la invasión de Kuwait por Irak y las consecuencias en el aumento del precio del petróleo. Por otro lado, la economía influye en la conducta del consumidor y más concretamente los impuestos indirectos, incluso sobre conductas que tradicionalmente se habían resistido como es el consumo de alcohol o tabaco. Durante tiempo se había creído que el aumento del precio de las bebidas alcohólicas no tenía efecto sobre su consumo. Cook (1982, citado en Quintanilla y Bonavía, 2005) realizó un estudio en este sentido en el que analizó 39 casos y observó que en 30 de ellos el consumo de alcohol disminuyó en respuesta al aumento del precio de este, además demostró que la mortalidad por cirrosis hepática disminuyó en años posteriores a las subidas significativas del impuesto que grava las bebidas alcohólicas. Referencia: Quintanilla, I. y Bonavía, T. (2005). Psicología y economía. Valencia: P.U.V.

Citar como: Puig, A. (2010). Influencia bidireccional de economía y conducta. Reflepsiones [Revista electrónica], (14), 20-21. Disponible en: http://stores.lulu.com/reflepsiones [Consulta: FECHA DE CONSULTA].

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

21

Las perspectivas temporales y su influencia en la conducta
Luis Aparicio Sanz Zimbardo y Boyd (2009), señalan que la perspectiva temporal desempeña un papel fundamental en la forma de vivir de la gente, puesto que la gente tiende a desarrollar y a utilizar en exceso una perspectiva temporal concreta y a orientarse más hacia el futuro, el presente o el pasado, pudiéndose comprobar unas determinadas características según la perspectiva temporal: Personas orientadas hacia el futuro: tienden a tener más éxito profesional y académico, a comer bien, a hacer ejercicio con regularidad y a programar exámenes médicos preventivos. Están menos dispuestas a dedicar su tiempo a causas altruistas. Personas orientadas hacia el presente: tienden a estar dispuestas a ayudar a los demás, pero no parecen dispuestas a ayudarse a sí mismas o son menos capaces de hacerlo. En general, tienden a emprender más conductas sexuales de riesgo, a apostar más y a consumir más alcohol y otras sustancias que las personas orientadas al futuro. También es menos probable que hagan ejercicio, que coman bien y que realicen actividades preventivas para mantener la salud. Personas orientadas hacia el pasado: para algunas, el pasado está lleno de recuerdos positivos sobre rituales familiares, éxitos y placeres; para otras, está lleno de recuerdos negativos, todo un catálogo de tormentos, arrepentimientos y fracasos. Estas actitudes tan divergentes hacia el pasado desempeñan un papel muy importante en las decisiones cotidianas porque se convierten en marcos de referencia vinculantes en la mente de quienes tienen una visión del pasado positiva o negativa.

Flickr

Estos autores, de acuerdo con sus investigaciones, definen seis perspectivas temporales para el mundo occidental:

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

22

Pasada negativa: las actitudes negativas pueden deberse a haber vivido sucesos negativos o a una reconstrucción actual negativa de sucesos del pasado que podrían haber sido positivos. Aunque nadie puede cambiar los sucesos ya pasados, todo el mundo puede cambiar sus actitudes y creencias hacia ellos. Pasada positiva: puede reflejar sucesos positivos que ha vivido la persona o una mentalidad positiva que le permite sacar partido de las situaciones difíciles. Psicológicamente, lo que la persona cree que ha ocurrido en el pasado influye en sus pensamientos, sus sentimientos y sus actos presentes más que lo que haya sucedido en realidad. Las personas que viven sucesos aversivos pero los recuerdan de una manera positiva pueden llegar a ser resistentes y optimistas. Presente fatalista: se siente impotente y cree que el destino determina su presente. La resignación y el cinismo se imponen a la esperanza y el optimismo. Hay muchas personas que adoptan una perspectiva temporal fatalista a partir de creencias religiosas que giran en torno a la predestinación. Creen que si nuestra vida ha sido determinada de antemano por el plan general de una deidad, todo lo que sucede está predeterminado con independencia de lo que haga la persona. Esta creencia tiene repercusiones concretas en el día a día. Cuanto más extrema es la orientación fatalista, más agresivos, ansiosos y depresivos acaban siendo. También se preocupan menos por las consecuencias futuras y tienen menos control del ego, menos energía y menos autoestima. Son menos diligentes, tienen menos estabilidad emocional y son menos felices. Presente hedonista: disfruta con lo que causa placer y evita lo que produce dolor. Busca el placer de una manera activa. Organiza su vida en torno a actividades y relaciones placenteras, emocionantes, estimulantes y nuevas. Se centra en la gratificación inmediata, la autoestimulación y los beneficios a corto plazo. Evita las personas y las situaciones tediosas, las que exigen mucho esfuerzo y las que están reguladas o son aburridas. Es una persona juguetona e impulsiva a cualquier edad, emprende actividades recreativas agradables por su valor intrínseco y continúa con ellas mientras no se aburra. En el aspecto negativo, suelen tener el ego descontrolado, prefieren la falta de previsibilidad, controlan poco sus impulsos y son menos diligentes y emocionalmente estables que otros. En el aspecto positivo, son buenos amigos y buenos amantes, y también el alma de las fiestas. Futura: planifica el mañana. Convertirse en una persona orientada al futuro supone renunciar a la comodidad del presente, al placer inmediato, a la tentación juvenil de jugar todo el día. Las personas orientadas al futuro miran al
Nº 14 Enero 2010 23

REFLEPSIONES

pasado en busca de errores a enmendar y de éxitos a repetir y ampliar, y están poco interesadas en un presente guiado por impulsos. Ven en el trabajo una fuente de placer especial. Para ellas, las ganancias y las pérdidas previstas para mañana alimentan las decisiones de los actos de hoy. Diferir una gratificación inmediata por una recompensa mayor siempre es una apuesta mejor para las personas orientadas al futuro. Las creencias y las expectativas acerca del futuro en parte determinan lo que ocurre en el presente contribuyendo a cómo piensa, siente y actúa la persona.

Futura trascendental: creencias respecto a un futuro en el plano espiritual. La perspectiva temporal futura trascendental se extiende desde la muerte del cuerpo físico hasta la eternidad. El futuro trascendental incluye sucesos como el juicio divino, la reunión con los seres queridos que ya han fallecido, la vida eterna, ser uno con la naturaleza, reencarnarse, o el fin del sufrimiento, la pobreza y el dolor. Esta perspectiva está relacionada con la religión que dice profesar la persona, con su espiritualidad y con su creencia en la vida después de la muerte. Cada religión contempla el futuro trascendental y otras perspectivas temporales de una manera distinta. Cada una tiene su propio perfil de perspectiva temporal. Esta perspectiva permite que las teorías de la motivación se extiendan más allá de la muerte imaginada y se puede emplear para explicar conductas que solemos considerar incomprensibles. Una conducta aparentemente irracional se puede contemplar como un intento culturalmente aceptable de obtener recompensas o evitar castigos en un futuro trascendental. Puesto que no hay posibilidad de hallar pruebas en contra, la creencia en un futuro trascendental puede ser muy resistente al cambio. Como en el futuro trascendental, la recompensa siempre está ahí, las metas pueden generar una motivación infinita. No todas las creencias en un futuro trascendental están relacionadas con la religión, o ni siquiera con la esperanza de vivir después de la muerte. Algunas personas orientadas al futuro trascendental se preocupan por las generaciones del futuro.

No obstante, también indican que hay otra perspectiva temporal orientada al presente, que puede denominarse “presente holística” y que ―supone entrenarse para vivir en el momento presente e incluir el pasado y el futuro en un estado de presente expandido. Este sentido del tiempo es fundamental en el budismo zen, y las prácticas de meditación zen son una manera de alcanzar este estado especial de conciencia‖, aunque es más común en las culturas orientales que en las occidentales. En la vida real, las personas pueden obtener puntuaciones elevadas en diversas perspectivas temporales que interactúan entre sí. Cada persona presenta un perfil formado por las puntuaciones en las seis perspectivas y cada perspectiva varía a lo largo de un continuo que va de una puntuación baja a una puntuación alta.
REFLEPSIONES Nº 14 Enero 2010 24

La perspectiva temporal ideal La perspectiva temporal que cada uno tiene no es fácil cambiarla, ni se puede cambiar de forma rápida, pero sí se puede comenzar de forma inmediata e ir progresando, para ello, el método que proponen Zimbardo y Boyd (2009), consiste en ―acentuar lo que sea positivo y eliminar lo negativo‖. Según estos autores, basándose en sus estudios y teniendo en cuenta el ―sesgo por vivir en el mundo occidental‖ la combinación óptima de perspectivas temporales sería la siguiente:
    

Perspectiva temporal pasada positiva fuerte. Perspectiva temporal futura moderada. Perspectiva temporal presente hedonista moderada. Perspectiva temporal pasada negativa débil. Perspectiva temporal presente fatalista débil.

Quienes adoptan una perspectiva temporal equilibrada se sienten mucho mejor y tienden a ser más felices. La continuidad y el equilibrio de la perspectiva temporal también están asociados a personas con una vida muy activa y que tienen una sensación de bienestar. Por último, un párrafo que podría resumir la importancia que estos autores dan al tiempo es el siguiente: ―Nuestro tiempo no sólo es importante: al final, es lo que importa más. El tiempo es todo lo que tenemos. Siendo así, lo podríamos dedicar a la busca de propósito y de felicidad, con independencia del significado que puedan tener para cada uno.‖ Referencia: Zimbardo, P. y Boyd, J. (2009). La paradoja del tiempo. Barcelona: Paidós.

Citar como: Aparicio, L. (2010). Las perspectivas temporales y su influencia en la conducta. Reflepsiones [Revista electrónica], (14), 22-25. Disponible en: http://stores.lulu.com/reflepsiones [Consulta: FECHA DE CONSULTA].

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

25

Intervenciones en contextos recreativos nocturnos
Beatriz Sarrión Soro Participar en la vida nocturna es una importante actividad para los jóvenes. Sin embargo, existen una serie de áreas en las que se manifiestan problemas:

Flickr

Problemas de salud (heridas, deterioro auditivo, trastornos mentales, hipertermia, embriaguez, consumo de drogas, etc.).

Violencia nocturna. La investigación demuestra que el momento culminante de delitos violentos se produce en las noches de los fines de semana y los lugares preferidos son los pubs y discotecas y sus alrededores (Allen, Nicholas, Salisbury y Wood, 2003, citado en Calafat, Juan y Duch, 2009). Sexo inseguro o ‗no deseado‘. El transporte a y desde las zonas de ocio provoca importantes problemas, sobre todo porque el medio de transporte más frecuente (37,5%) son los automóviles particulares. Consumo de alcohol entre menores de edad. Molestias sociales (ruido, consumo de alcohol en la calle, vandalismo, etc.).

 

 

Las posibilidades de intervención son numerosas y la mayoría se han llevado a la práctica; sin embargo, casi nunca se valoran sus resultados. Existen intervenciones que han sido muy populares como proporcionar información o el testado de pastillas que no están avaladas por la investigación. Las intervenciones más populares en Europa se han basado en ofrecer información sobre la reducción de daños a los jóvenes clientes de los locales de ocio nocturno. En fechas más recientes, las intervenciones han incluido servicios sobre la ingestión responsable de bebidas, la formación del personal de puertas (parte del SRB) y los programas de conductores designados, además de las conocidas intervenciones basadas en la información que recomiendan responsabilidad a la hora de beber o que explican estrategias individuales de reducción del daño. Sin embargo, estas intervenciones tan populares,

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

26

en su mayoría respaldadas por la industria, no son precisamente las más eficaces, sobre todo si no existe una obligatoriedad. En relación a este ámbito de intervención, los enfoques comunitarios que implican intervenciones multicomponentes producen los efectos más duraderos y significativos. La prevención integral o multicomponente combina algunas o todas las siguientes intervenciones:

Conciencia y movilización de la comunidad (colaboración y cooperación con sectores importantes, como las autoridades municipales, los pubs y las discotecas, los organizadores de fiestas, los servicios de salud/adicción y la policía). Formación del personal de los locales (desde los porteros a los gerentes) y otros sectores interesados. Normas de la casa. Mejora de los niveles sanitarios y de seguridad de las zonas y locales nocturnos (entornos saludables). Educación de los clientes para reducir los riesgos del consumo de drogas y alcohol. Cumplimiento de la ley.

 

Sin embargo, hay que tener en cuenta una serie de detalles en relación a estos programas:
  

Son caros. Necesitan apoyo político y social. A medio plazo hay problemas de cumplimiento y sostenibilidad.

La investigación indica que el enfoque comunitario es más eficaz que la ejecución de intervenciones aisladas (Holder, Gruenewald, Ponicki, Treno, Grube, Saltz et al., 2000; Wagenaar, Murray y Toomey, 2000, citado en Calafat, Juan y Duch, 2009). El problema de los proyectos comunitarios es conseguir la continuidad tras la fase inicial. A medio plazo surgen inconvenientes como el liderazgo, la participación de la comunidad o la financiación.

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

27

Aunque sólo unos cuantos programas incluyen evaluaciones rigurosas con resultados claros, en general, han demostrado su eficacia en la limitación del acceso de los jóvenes al alcohol, la reducción de pautas conflictivas de consumo de alcohol, los accidentes involuntarios con o sin vehículos y la violencia (Treno, Lee, Freisthler, Remer and Gruenewald, 2005, citado en Calafat, Juan y Duch, 2009). Algunas intervenciones populares que no han demostrado su eficacia serían: 1) Educación de los clientes (mediante folletos o utilizando el sistema de iguales…). Es una intervención para la reducción de daños que se ha puesto en práctica a menudo en los ambientes recreativos. En las zonas de ocio se han repartido miles de folletos con información sobre reducción de daños (no conducir bajo los efectos del alcohol, beber agua cuando se consume MDMA —éxtasis—, etc.) Sin embargo, poco se sabe de su efecto para evitar el estado de intoxicación de los clientes o en la reducción de daños. Como medida aislada, su eficacia es muy reducida o inexistente si no se combina con la imposición de las leyes o con otros tipos de intervención (Graham, 2000, citado en Calafat, Juan y Duch, 2009). 2) Conductor designado. Otro de los problemas más importantes del ocio nocturno es el hecho de que muchas personas conducen en estado de embriaguez o tras consumir drogas. En Europa, hay pocos estudios sobre los programas de conductores designados, pero la limitada información con que se cuenta acerca de la eficacia de dichos programas indica, lamentablemente, que son menos eficaces de lo que se pensó en un principio. 3) Actividades alternativas las noches de los fines de semana (como talleres o la apertura de espacios públicos). Estos programas a veces incluso son contrarios a la prevención, puesto que admiten a preadolescentes y no evitan que la gente acuda posteriormente a los locales de ocio nocturno. Según un análisis de programas realizado por Norman (1997, citado en Calafat, Juan y Duch, 2009), no hay pruebas de que organizar actividades artísticas, deportivas y de ocio… contribuya a reducir el consumo de drogas. El ocio nocturno es un fenómeno en expansión. No obstante, esta actividad presenta problemas específicos (accidentes de tráfico, consumo de drogas, violencia, etc.). Por esta razón, es necesaria una intervención eficaz que se encuentre respaldada por la investigación. Para ello es imprescindible evaluar los resultados de los programas de intervención aplicados. Como hemos visto, se ha probado una amplia gama de intervenciones, pero aún no contamos con la evaluación de los resultados.

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

28

La importancia de validar las intervenciones realizadas radica en que el uso frecuente de programas populares ineficaces contribuye más a aumentar el problema que a su solución y además tienen el efecto de dar una mala reputación a la prevención. Referencia: Calafat, A., Juan, M. y Duch, M.A. (2009). Intervenciones preventivas en contextos recreativos nocturnos: revisión. Adicciones, 21(4), 387-414. Obtenido el 26 de enero de 2010, de http://www.adicciones.es/files/387-414%20calafat.pdf

Citar como: Sarrión, B. (2010). Intervenciones en contextos recreativos nocturnos. Reflepsiones [Revista electrónica], (14), 26-29. Disponible en: http://stores.lulu.com/reflepsiones [Consulta: FECHA DE CONSULTA].

Blog: http://medicablogs.diariomedico.com/reflepsiones/ Revista: http://stores.lulu.com/reflepsiones

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

29

Definición y origen de la fobia social
Amparo Puig Ricart La fobia social se define por los siguientes criterios: Temor acusado y persistente por una o más situaciones sociales o actuaciones en público en las que el sujeto se ve expuesto a personas que no pertenecen al ámbito familiar o a la posible evaluación por parte de los demás. El individuo teme actuar de un modo (o mostrar síntomas de ansiedad) que sea humillante o embarazoso. La exposición a las situaciones sociales temidas provoca casi invariablemente una respuesta inmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de una crisis de angustia situacional o más o menos relacionada con una situación. El individuo reconoce que este temor es excesivo o irracional. Las situaciones sociales o actuaciones en público temidas se evitan o bien se experimentan con ansiedad o malestar intensos. Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa, o el malestar que aparece en la(s) situación(es) social(es) o actuación(es) en público temida(s) interfieren acusadamente con la rutina normal del individuo, con sus relaciones laborales (o académicas) o sociales, o bien producen un malestar clínicamente significativo.

Flickr

Existe una multicausalidad que puede explicar el origen de la fobia social: Factores familiares: Si los padres tienen F.S. los hijos corren alto riesgo de tenerla. Probablemente se debe a un gen y a las experiencias de la primera infancia. Se aprende de los padres a reaccionar con precaución o miedo y a contar con lo peor. También se puede adquirir en el hogar las deficiencias en la competencia social. Además, en muchos casos los sociofóbicos estuvieron separados de sus padres por más tiempo. Factores cerebrales: La amígdalas, competentes en el reconocimiento de peligros y miedos, se muestran hiperactivas debido posiblemente a la hipofunción de un sistema
REFLEPSIONES Nº 14 Enero 2010 30

de transmisores del cerebro; puesto que se encuentra trastornada la transmisión de señales a través de la serotonina, la actividad de las amígdalas no está inhibida lo suficiente. Factores de personalidad: Los sociofóbicos se forman-quizás por experiencias negativas de la infancia-unas imágenes negativas de su persona y además se fijan una norma alta y piensan que los demás actúan de igual modo. Sin embargo, algunos, en su mayoría hombres, sí son incompetentes sociales. Situaciones de estrés: Si alguien con los antecedentes mencionados anteriormente, entra en una fase del desarrollo compleja como pueda ser la pubertad, en la que es muy importante la opinión de los demás, entonces es probable que presente, en cualquier momento, una primera experiencia negativa que desemboque en un círculo vicioso.

Citar como: Puig, A. (2010). Definición y origen de la fobia social. Reflepsiones [Revista electrónica], (14), 30-31. Disponible en: http://stores.lulu.com/reflepsiones [Consulta: FECHA DE CONSULTA].

Blog: http://medicablogs.diariomedico.com/reflepsiones/ Revista: http://stores.lulu.com/reflepsiones

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

31

OPINIONES

En esta sección se publican, cuando se considera oportuno, algunos de los comentarios que los lectores realizan en el blog Reflepsiones o que se reciben por correo electrónico. Dirección de correo electrónico donde puede enviar su opinión: reflepsiones@gmail.com

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

32

Pensamientos
Juan Ortega Redondo* Es difícil para mí expresar psicológicamente el por qué de las cosas, las vivo, y las siento. Estoy muy apegado a la tierra es mi sitio natural, no soy de vuelos divinos. Sé que los grandes pensadores pueden definir aquello que yo no termino nunca de comprender. Me gusta escucharlo, pero no puedo, o me es muy difícil entenderlo. Tal vez no esté preparado. Algunas veces he pensado si ellos están inmersos en el problema de la calle con tanto filosofar. El saber es primordial y necesario, y me gusta aprender, por eso escucho a los que Flickr más saben, sean del color que sean, y no me escondo en el dictado de uno solo. Eso siempre he pensado que sería de corderos que solo siguen al pastor. Por eso me rebelo ante la hipocresía de la vida. "Haz lo que yo diga, no lo que yo haga." Yo como persona valoro mucho a todo aquel que predica con el ejemplo y lucha por hacer un mundo mejor para todos, no para él solo con sus ideas. Porque ideas tenemos todos y si podemos las llevamos a la práctica, pero si esa idea solo beneficia a uno mismo y hace daño a otro, a mí no me vale, me duele y no me enorgullezco. Puedo entender la mentira piadosa, esa que hace el bien, la de no revelar aquello que puede zaherir a la persona amada. La mentira por naturaleza no la entiendo, y menos cuando quien la dice lo hace para hacer daño, para su disfrute. Mete el puñal en el sitio donde más sangre sabe que puede brollar. Una felonía. Incomprensible. Me pregunto algunas veces el por qué no he llegado al punto más necesario para mí. El que yo solo sé y que nadie sabrá, pues me moriré con él de tanto expresarlo y nadie comprenderlo. Ya sé que es un trabalenguas lo que digo, pero es cierto. Hubo una persona que dio en el clavo y acertó pero no quise escucharla, me negué y seguí en la lucha. Me equivoqué.

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

33

La palabra es hermosa y si lleva impresa en ella poesía mucho mas. Estamos a faltas de saber el significado de lo que escuchamos. Somos tan torpes que nos engañan con un caramelo. Hay que saber interpretar aquello que nos dicen, no podemos solo reírnos. Saber diferenciar lo cómico de lo chabacano es primordial para la salud intelectual.
* Escritor. Segundo premio del Concurso Literario de Obras Inéditas de Teatro en Lengua Valenciana, de la XXXVI Edición del Concurso de Teatro en Lengua Valenciana, año 2010. Primero y cuarto premios en la XXXV Edición del mismo concurso en el año 2009.

Citar como: Ortega, J. (2010). Pensamientos. Reflepsiones [Revista electrónica], (14), 33-34. Disponible en: http://stores.lulu.com/reflepsiones [Consulta: FECHA DE CONSULTA].

Blog: http://medicablogs.diariomedico.com/reflepsiones/ Revista: http://stores.lulu.com/reflepsiones

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

34

EVENTOS DEL CENTRE DE PSICOLOGIA CLÍNICA I FORMATIVA

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

35

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

36

SOBRE LOS AUTORES

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

37

Sobre los autores
Amelia Catalán Borja

           

Licenciada en Psicología. Máster en Psicología Clínica y Jurídica. Máster en Psicología Clínica y de la Salud. Especialista Universitario en Hipnosis Clínica. Experta en Técnicas Gerontológicas. Postgrado en Intervención Psicopedagógica en Contextos Escolares. Postgrado en Intervención Social con Menores (Reconocido por la Conselleria de Benestar Social de la Generalitat Valenciana). Ponente del personal sanitario del Servei Valencià de Salut en la Comunidad Valenciana. Directora del Centre de Psicologia Clínica i Formativa de Valencia (CPCiF). Tutora externa del módulo “Practicum en Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico” de la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia. Colaboradora activa del Centro de Psicología Especializada (C.P.E.). Miembro investigador en la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia.

Amparo Puig Ricart

     

Licenciada en Psicología. Máster en Psicología Clínica y Jurídica. Máster en Psicología Clínica. Psicóloga del Centre de Psicologia Clínica i Formativa (CPCiF). Profesora del Máster de Psicología Clínica del área infanto-juvenil (CPCiF). Profesora del Máster de Psicología Clínica del área de trastornos de ansiedad (CPCiF).

Beatriz Sarrión Soro

  

Licenciada en Psicología. Máster en Psicología Clínica. Colaboradora del Centre de Psicologia Clínica i Formativa (CPCiF).

Luis Aparicio Sanz

    

Licenciado en Psicología, Especialidad Clínica. Máster en Psicología Clínica y Jurídica. Especialista Universitario en Hipnosis Clínica. Profesor del Máster de Psicología Clínica del área de técnicas de relajación e hipnosis (CPCiF). Profesor del Curso de Experto en Hipnosis Aplicada en las Terapias Psicológicas (CPCiF).

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

38

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

ISSN 1989-4716

Registro del nombre y logotipo:

https://www.safecreative.org/work/0903202794046

Registro de este número:

https://www.safecreative.org/work/1001315413157

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

39

INFORMACIÓN
Esta revista pretende recoger noticias, comentarios, artículos, etc., relacionados con la psicología, intentando informar tanto a profesionales, como a pacientes y público en general. La mayoría del contenido de esta revista corresponde a entradas publicadas en el blog Reflepsiones. Parte de una propuesta realizada por el Centre de Psicologia Clínica i Formativa (ValenciaEspaña) a los profesionales que, de una u otra forma, colaboran con dicho centro, para que aporten información y reflexiones sobre los temas psicológicos que consideren oportunos, siendo todos sus autores profesionales del ámbito sanitario o de la psicología. Los artículos y opiniones escritas en esta revista, y sus derechos, pertenecen a los autores que las han publicado. Para cualquier tema relacionado con esta publicación puede dirigirse al responsable escribiendo al siguiente correo electrónico:

Luis Aparicio Sanz (reflepsiones@gmail.com)

AVISO
La información contenida en esta revista no reemplaza a la relación con su médico o profesional sanitario.

ENLACE DONDE PUEDE DESCARGAR GRATUITAMENTE TODOS LOS NÚMEROS DE LA REVISTA http://stores.lulu.com/reflepsiones

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

ISSN 1989-4716

REFLEPSIONES

Nº 14 Enero 2010

40

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful