2FWDYD8QLGDG(O5HFLFODMH

'HSDUWDPHQWRGH(GXFDFLyQ7HFQROyJLFD
(QVHxDQ]D%iVLFD
EL R E C I C L A J E
Introducción
A menudo la palabra reciclaje se utiliza para significar cualquier tipo de reducción de desperdicios,
pero en realidad "reciclar" describe el proceso que reduce un artículo a su material básico y luego
lo emplea para hacer un artículo nuevo. El papel, el vidrio y el metal se cuentan entre los
materiales más fáciles y comunes de reciclar. La variedad de cosas reciclables aumenta cada día
más, hecho que le ofrece a usted mayores oportunidades de reciclar.
¿Qué es reciclar?Reciclar es el proceso mediante el cual productos de desecho, son
nuevamente utilizados.Reciclar es el proceso mediante el cual productos de desecho,
son nuevamente utilizados.
¿Por qué se recicla?
1. Despilfarro de recursos naturales.
2. Volumen de residuos que hay que eliminar.
3. Ahorro de energía.
4. Menos contaminación.
¿Qué se recicla?
Papel Vidrio Plástico
Materia Orgánica Latas Otros
¿Qué tipo de basura se recicla?
Se recicla todo lo que se puede vender para hacer nuevos productos.
• Materia orgánica (restos de comidas)
• Papel y cartón
• Vidrio
• Metales (hojalata, aluminio, plomo, zinc, etc.)
• Plásticos (polietileno, piliestireno, polipropileno, pvc, etc.)
2FWDYD8QLGDG(O5HFLFODMH
'HSDUWDPHQWRGH(GXFDFLyQ7HFQROyJLFD
(QVHxDQ]D%iVLFD
Papel El papel compone un 27% de los desperdicios de los hogares. Esto quiere decir que es
probable que más de una cuarta parte de su bote de basura se llene con productos de papel. Los
periódicos, bolsas de papel, propaganda por correo, cajas de cartón y otros papeles pueden
enviarse a reciclar en un recipiente para reciclaje de papel mixto. Recicle todo papel y ayude a
salvar los bosques.
Envases de bebidas: Reciclar una sola lata de aluminio economiza energía suficiente para
operar un televisor durante 3 horas. Las latas de sopa y de atún contienen 99% de acero.
El Vidrio: El vidrio representa el 7% de los residuos depositados en el cubo de la basura. Muchos
envases de vidrio pueden reciclarse si usted los separa del resto de la basura
Las Latas: Las latas de comida y bebida se hacen con hojalata de acero, aluminio o mezcla de
ambos. Los índices de reciclaje varían según sean de un tipo o de otro. Cuatro de cada cinco latas
de refresco que se fabrican en el mundo son de aluminio y sólo el 50% se recupera para su
reciclaje.
Ventajas del reciclaje
Recuperar los materiales reciclables disminuye la cantidad de residuos sólidos que se
depositan en los sistemas de relleno sanitario, y se prolonga la vida útil de estas
facilidades. Al disminuir el volumen de los residuos sólidos destinados a los sistemas
de relleno sanitario, los costos de recolección y disposición final son menores. El uso
de materiales reciclables como materia prima en la manufactura de nuevos productos
ayuda a conservar recursos naturales renovables y no renovables.
Cuando usamos material reciclable como materia prima para manufacturar
nuevos productos se protegen los recursos naturales y se ahorra energía.
Ventajas que nos proporciona el reciclaje:
• Reduce la cantidad de basura (cerca del 90 % de lo que ingresa a los hogares sale
como desecho)
o Se reduce el volumen de los residuos sólidos.
• Ahorra energía (la necesaria para producir una tonelada. de aluminio reciclado a partir
de chatarra, (latas) es solo un 5% de energía empleada para extraer y procesar el
metal de la mina.
• Ahorra recursos naturales (casi la mitad del hierro que se utiliza en la fabricación
mundial de acero se obtiene de la chatarra. Por esa vía se logra el ahorro del 75% del
agua que se hubiera usado para obtenerlo del mineral proveniente de las minas)
o
• Nos hace ahorrar dinero (en general el material reciclado tiene menor valor)
o Se reducen los costos de recolección.
o Se ahorra materia prima en la manufactura de productos nuevos con materiales
reciclables.
• Genera nuevos empleos (Una encuesta en EEUU., por cada millón de toneladas de
desechos que se recicle se crean 2000 puestos de trabajo)
o Hay remuneración económica en la venta de reciclables.
2FWDYD8QLGDG(O5HFLFODMH
'HSDUWDPHQWRGH(GXFDFLyQ7HFQROyJLFD
(QVHxDQ]D%iVLFD
Protege el medio ambiente:
o Evita la formación de nuevos basureros
o colabora con la recuperación de los suelos (abono)
o Elimina la generación de contaminantes del aire (gases y malos olores)
o Impide la proliferación de plagas y roedores
o Ayuda a preservar los bosques.
o Protege las aguas superficiales y las subterráneas.
o Se conserva el ambiente y se reduce la contaminación.
o Se alarga la vida útil de los sistemas de relleno sanitario.
o Se protegen los recursos naturales renovables y no renovables.
Algunas prácticas que reducen los residuos o ayudan en el manejo adecuado de
estos son las siguientes:
Reducir la cantidad de empaque innecesario:
• Seleccionar productos que contengan menos empaque.
• Considerar la compra de tamaños grandes en los productos del hogar de uso frecuente. Estos
tienen menos empaque por unidad de producto.
• Evaluar la posibilidad de utilizar productos concentrados.
Considerar los productos de uso repetido:
• Utilizar tazas reusables.
• Sustituir platos y utensilios desechables por lavables.
• Utilizar servilletas de tela para reemplazar las de papel.
• Utilizar baterías recargables.
Mantener y reparar los productos duraderos:
• Considerar enseres electrónicos con buenas garantías y utilizar las sugerencias de los
fabricantes para la operación y el mantenimiento del equipo.
• Comprar artículos de alta calidad, especialmente los neumáticos.
• Reparar la ropa, los zapatos y otros artículos de uso diario.
Alquilar o compartir los artículos:
• Alquilar o compartir los enseres eléctricos de poco uso en el hogar.
• Compartir los periódicos y revistas con otras personas.
• Alquilar o compartir adornos de fiesta, mesas, sillas, centros de mesa, vajillas y cubiertos, entre
otros.
• Compartir o regalar las herramientas que ya no se utilizan.
• Alquilar o compartir el equipo audiovisual de poco uso.
Vender o regalar las mercancías:
• Regalar o vender los enseres eléctricos y las herramientas que ya no se utilizan en el hogar.
• Regalar la ropa a organizaciones benéficas.
2FWDYD8QLGDG(O5HFLFODMH
'HSDUWDPHQWRGH(GXFDFLyQ7HFQROyJLFD
(QVHxDQ]D%iVLFD
Volver a usar las bolsas, los envases y otros artículos:
• Reutilizar las bolsas de papel y plástico, así como los amarres de torcer.
• Lavar y utilizar los envases de vidrio y plásticos.
Centros de acopio
En la vida diaria utilizamos gran cantidad de recursos naturales y al hacerlo producimos
volúmenes de desechos, que al manejarlos inadecuadamente ocasionan graves problemas de
contaminación ambiental. Lugares donde se recibe, se compra o se paga el material reciclable
segregado para ser procesado parcialmente y luego ser transportado a las instalaciones de
reciclaje o de almacenaje. Mediante el trabajo, transformamos los recursos naturales en
productos útiles para la vida, en el proceso de transformación se generan desechos (virutas,
material sobrante, entre otros). Cuando los productos llegan a los usuarios para su empleo, por lo
general una vez utilizados, se tornan inútiles, convirtiéndose en desechos o basura, según una
equivocada práctica consumista.
Si no se recicla perdemos posibles materias primas que se deben obtener a menudo de
recursos no renovables. Los expertos aseguran que en algunos vertederos urbanos hay más
materiales que en las minas. La naturaleza nos muestra que funciona porque existen ciclos. El
agua, el fósforo, el carbón, el nitrógeno circulan sin parar desde la atmósfera a los fondos marinos
y viceversa. Nuestras viviendas no deberían ser diferentes. El rincón de reciclaje es necesario en
cada casa: nueva, remodelada, temporal o cualquier otra. Es una realidad que deben asimilar los
arquitectos y diseñadores, pero sobretodo cada uno de sus moradores.
Organizar el reciclaje
En la mayoría de las nuevas construcciones, no se ha tenido en cuenta la gestión de los residuos
como algo inherente a toda vivienda. Planificar un rincón para separar los residuos selectivamente
nos viene de nuevo y, a veces, por motivos de espacio, una misión difícil. Sin embargo, es un reto
a nuestro alcance.
Hoy existen diversos sistemas para recoger de tres a cuatro fracciones:
Cubos con pedal:
El clásico sistema que permite su apertura con
el pie y por tanto tener las manos ocupadas.
Suelen tener dos o tres compartimentos.
Algunos son totalmente de plástico mientras
que otros tienen un exterior de acero
inoxidable y cubos interiores extraíbles de
plástico. Se encuentran en tiendas de menaje
del hogar, supermercados, droguerías.

2FWDYD8QLGDG(O5HFLFODMH
'HSDUWDPHQWRGH(GXFDFLyQ7HFQROyJLFD
(QVHxDQ]D%iVLFD
Cubos de plástico con tapa manual:
Cubos de baja altura, normalmente de
plástico, con dos o tres separadores y que
muchas veces incorporan un código de colores
en cada uno que apoya visualmente la
separación de las diferentes fracciones. A
veces se pueden colocar en el mueble bajo el
fregadero para ocultarlos a la vista. Se pueden
adquirir en tiendas de menaje del hogar y
similares.
Sistemas bajo fregadero:
Algunos muebles de cocina permiten dedicar
un cajón o mueble bajo con un sistema
extraíble de cubo de basura con varios
compartimentos para mantener la basura
escondida. Se deberían incluir en las nuevas
promociones de viviendas que incorporan ya
cocinas y baños acabados. Se pueden solicitar
a los fabricantes de muebles de cocina.
Sistemas en columna:
A menudo fabricados en plástico reciclado,
transparente o de colores, constan de
compartimentos apilables de número variable
en función de las fracciones que se quieran
separar. Tienen una capacidad en general
bastante elevada. Sobretodo los de mayor
altura, no pasan desapercibidos sino que se
convierten en parte de la cocina. Se
encuentran en tiendas de menaje del hogar y
de decoración.
Los recipientes fabricados en plástico a menudo están realizados con material reciclado
(básicamente polipropileno u otros plásticos reciclados). Los de acero inoxidable son productos de
gran calidad que presentan una gran facilidad de limpieza, no retienen olores, y tienen una
durabilidad de por vida.
El Punto Verde:
Una fracción que generalmente no se considera es la de los residuos de elevada toxicidad y
que por su bajo volumen acaban en la bolsa de basura y quedan fuera de la recogida selectiva.
Nos referimos a:
o bombillas de bajo de consumo,
o cartuchos de tinta,
o medicamentos caducados, etc.
Así mismo, muchas personas se deshacen de residuos líquidos como aceite o restos de pinturas
por el desagüe, contaminando el agua y haciendo más difícil su depuración. Los elementos
tóxicos presentes en artículos de electrónica y pilas, cuando los colocamos en la fracción de
desecho pueden acabar dispuestos en un vertedero o incinerados.
2FWDYD8QLGDG(O5HFLFODMH
'HSDUWDPHQWRGH(GXFDFLyQ7HFQROyJLFD
(QVHxDQ]D%iVLFD
Todo este elenco de residuos tóxicos no debe incorporarse a la bolsa de la basura sino que
deben gestionarse a través del Punto verde. En algunas ciudades los hay incluso móviles para
facilitar este gesto imprescindible para facilitar el reciclaje de tóxicos.
Nuestra acción a favor del medio ambiente cuando nos aplicamos en la separación en origen no
cae en saco roto. El esfuerzo de la separación de los residuos permite reaprovechar los recursos.
Las fracciones más habituales que podemos separar en el rincón de casa, con los residuos que
les corresponden son:
Contenedor azul. Papel y cartón limpios. El reciclaje de papel permite obtener nuevos
productos de papel con un 74 % menos de emisiones y evitando el 65 % de la contaminación
de un proceso de papel con fibra virgen, generando un 35 % menos de contaminación del
agua.
Con el papel y cartón usado se elabora de nuevo papel y cartón, que encontramos en
productos como cajas de cereales, galletas o medicamentos, papel de escritura, envases de
alimentos como la harina, el azúcar o el arroz, y embalajes en general.
Contenedor verde. Botellas y botes de vidrio. Se pueden quitar siempre que sea posible las
etiquetas de papel y otros impropios como argollas de plástico. Las tapas metálicas pueden ir
al contenedor amarillo. No se deben introducir materiales como bombillas, vidrio pirex o
cristales de ventanas.
La separación permite que se vuelvan a producir botellas y envases de vidrio, evitando el
consumo de toneladas de arena y utilizando un 30 % menos de energía y un 50 % menos de
agua.
Contenedor amarillo. Envases. En primer lugar, plásticos, como envoltorios de plástico en
general, botellas de PET, bandejas de porexpan, bolsas de film de polietileno (las típicas
bolsas que nos ofrecen en los comercios), envases de postres lácteos, envases de bebidas de
cartón tipo tetrabrik.... El reciclaje de envases plásticos permite fabricar más envases (para
usos no alimentarios), mobiliario urbano, o bolsas de plástico. Incluso hay fabricantes de ropa
de fibras sintéticas que usan botellas de bebidas de plástico recicladas para elaborar forros
polares y otras prendas similares.
En el contenedor de envases debemos depositar también las latas y envases metálicos, como
latas de conserva, de refrescos, tapas… Los metales son materiales de alto impacto
ambiental, por lo costoso de su extracción y la energía que requieren para su transformación.
Estos envases están elaborados con hierro, zinc, hojalata o aluminio. Sobretodo el aluminio es
un material noble cuyo reciclaje es muy provechoso desde el punto de vista económico. Con
el aluminio reciclado, que tiene las mismas propiedades que el original, se fabrican nuevos
envases, así como piezas y láminas de aluminio para todo tipo de aplicaciones. La separación
de estos componentes hoy en día es muy fácil y permite recuperar toda la celulosa, el aluminio
y convertir el plástico en parafinas o combustible. Si se almacenan limpios y plegados son
menos problemáticos en la bolsa de basura.
Contenedor marrón o naranja. Materia orgánica. No está presente en todos los municipios,
aunque sería deseable. En muchos casos se llama erróneamente fracción orgánica a la
fracción de desecho donde se encuentra la materia orgánica y aquellos residuos que no se
incluyen en el resto de fracciones
Residuos peligrosos. En nuestro rincón de reciclaje se puede prever un recipiente o caja, si
puede ser en un lugar protegido y alejado del alcance de los pequeños, donde guardar
temporalmente los residuos problemáticos que quedan fuera de los contenedores habituales:
aceites, restos de productos químicos como pinturas o tintas, componentes electrónicos,
envases de aerosol, pilas...
2FWDYD8QLGDG(O5HFLFODMH
'HSDUWDPHQWRGH(GXFDFLyQ7HFQROyJLFD
(QVHxDQ]D%iVLFD
Separa…
Una persona produce, por término medio, un kilo de basura al día. Separar los residuos y dar a
cada uno el tratamiento adecuado es la clave de la recuperación.
La separación más habitual es:
Color típico del
contenedor
Tipos de residuos que incluye
Envases Amarillo Normalmente incluyen los plásticos, metales y tetra-
brik.
Materia orgánica Verde o naranja Restos de comida, pañales, cenizas, etc.
Papel -cartón Azul Periódicos, revistas, embalajes, etc.
Vidrio Verde claro Botellas, frascos, botes, etc.
Resto Puede adoptar
diferentes colores
Incluye los residuos que no están en ninguno de los
apartados anteriores: trapos, envases de otros
materiales, etc.
Las tres R
Cuando hablamos de la basura es imposible no hablar de la estrategia de las tres R.
¿Qué es esto? Bueno, es una formula sencilla para que te acuerdes de lo que tienes que
tener en cuenta cuando quieres proteger al ambiente de los residuos sólidos. Te las
presentamos:
Hay gente que piensa que a estas habría que agregarle algunas R más. Por ejemplo
Repensar que implica que los algunos productos deben ser diseñados nuevamente para
hacerlos menos contaminantes, menos consumidores de recursos, etc. Otra que algunos
creen que es muy importante es Responder y con esto se refieren a que si ves algo que
no te gusta de un producto porque daña el ambiente puedes escribirle a los productores
para hacerles saber tu preocupación.
Reducir Reutilizar Reciclar Responder
2FWDYD8QLGDG(O5HFLFODMH
'HSDUWDPHQWRGH(GXFDFLyQ7HFQROyJLFD
(QVHxDQ]D%iVLFD
/DVWUHV5HQODSUiFWLFD
Reducir es lo primero que tenemos que tratar de hacer porque es la mejor forma de prevenir (y
no curar). Esto quiere decir que hay que EVITAR que se genere la basura
comprando más sabiamente y utilizando los productos de la manera correcta.
¿Cómo? Por ejemplo:
Comprando siempre productos con menor cantidad de envase; evitando
comprar cosas que contengan sustancias peligrosas y, si son súper
necesarias, asegurarse de tener lo justo y no más que eso; procurando no
desperdiciar; no comprando productos descartables que son el enemigo Nº 1
del ambiente; teniendo cuidado al utilizar productos contaminantes para no derramar o
desperdiciar.
Basura es un producto útil que se encuentra en el lugar equivocado (el cesto). Es decir que los
materiales que tiramos no necesariamente deberían ir al cesto sino que es posible que sean
reciclados o reutilizados. Por lo tanto, si no es posible reducir, es decir evitar que exista basura,
lo que puedes hacer es procurar que no se convierta en residuo, reutilizando o reciclando.
Por ejemplo, los frascos y latas pueden utilizarse para guardar infinidad de cosas. Si te gusta
hacer manualidades puedes trasformarlos para que queden espectaculares.
La ley de las tres R
Las tres "R" de la ecología son Reducir, Reutilizar y Reciclar.
Reduce…
Todo aquello que compras y consumes tiene una relación directa con lo que tiras. Por ello,
consume racionalmente y evita el derroche.
Sigue estas recomendaciones para dar un respiro a nuestro planeta:
• Elige los productos con menos envoltorios
• Reduce el uso de productos tóxicos y contaminantes
• Lleva a la compra una bolsa de tela o el carrito
• Disminuye el uso de papel de aluminio
• Limita el consumo de productos de usar y tirar
• Reduce el consumo de energía y agua
Cuando vayas a la compra intenta reflexionar: ¿es realmente necesario?, ¿es o no desechable?,
¿se puede reutilizar, rellenar, retornar o reciclar?...
Reutiliza…
Reutilizar consiste en darle la máxima utilidad a las cosas sin necesidad de destruirlas o
deshacernos de ellas. De esta forma ahorramos la energía que se hubiera destinado para hacer
dicho producto.
Cuantos más objetos reutilices, menos basura producirás y menos recursos agotables "gastarás".
Sigue estos sencillos consejos:
• Compra líquidos en botellas de vidrio retornables
• Utiliza el papel por las dos caras
• Regala la ropa que se te ha quedado pequeña.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful