You are on page 1of 2

Con el paso de los años, el ser humano ha ido investigando y resolviendo grandes

enigmas con la ayuda de la ciencia, la cual ha sido de gran ayuda para el
desarrollo de nuestras vidas, es decir que las preocupaciones de esta se han
basado más en la solución

de enigmas y en el desarrollo de productos que

mejoren la calidad de vida del hombre, trayendo resultados positivos si se analiza
de esta forma, pero no es del todo así porque la gran mayoría de productos son
perjudiciales para el medio ambiente debido a sus composiciones químicas.
Actualmente el problema de la contaminación se ha salido de las manos y se ha
convertido en un problema de mayor escala, tildándose ya de mundial debido a su
alta producción en todos los países del mundo y por su impacto a todo el globo.
Razón por la cual creo que ya es momento para que la ciencia de un giro a su
énfasis y que apoye lo que actualmente es verdaderamente importante y que
ayude a solucionarlo.
Una de las formas para ir solucionando este problema poco a poco es la
fabricación más ecológica de muchos productos que hacen parte de nuestras
vidas cotidianas como son los envases de plástico que tardan años en
descomponerse totalmente, a diferencia de los producidos en vidrio que son
fáciles de reciclar y duran mucho tiempo antes de cambiarlos si son bien cuidados,
o la utilización de pilas reciclables para así no tener montones de estas pero
inservibles que solo contaminan. Como vemos mediante cambios pequeños
podemos hacer mucho más de lo que pensamos posible y a la misma vez
estamos ayudando a nuestro hogar y a las demás especies que lo habitan, por lo
que estaríamos aplicando la ciencia más a favor nuestra que en contra y con ello
su técnica de una buena manera.
Por otro lado los altos índices de contaminación ayudan a la propagación de
enfermedades, que sería otro punto por el cual la ciencia debería encaminarse,
porque al desarrollarse una enfermedad o pandemia grave podría llevar a acabar
la raza humana en su totalidad. Pero surge otro inconveniente y es que al

desarrollarse cada día más la medicina, los medicamentos se tornan más difíciles
de conseguir y a su vez más costosos, ofreciéndose de esta manera el servicio de
la salud para unos pocos que puedan pagarlos, y esto no debería de ser así ya
que todos somos iguales y tenemos los mismos derechos y más si a salud se
refiere.
En conclusión podríamos decir que la buena educación desde el seno de la familia
ayudaría a bajar los índices de contaminación porque se le inculcarían valores a
los jóvenes y niños que en unos años se convertirán en adultos y ocuparan el
puesto de otros, porque en cada uno de nosotros esta que cuidemos nuestro
mundo, y además que el estado apoye a los más necesitados para que haya
igualdad en el préstamo de la salud que como ya hemos dicho es un derecho
fundamental.