You are on page 1of 3

PEDRO HERRERO DÍEZ

Gen-Ética
¿Cuáles eran las claves del debate en el campo de la genética durante su ebullición a
principios del siglo pasado? ¿Quién debe gestionar las posibles implicaciones éticas derivadas
de los avances en este campo? Trataré de abordar ambas cuestiones a partir de un análisis de
dos textos de Thomas Morgan, uno de los científicos clave en el desarrollo de la moderna
teoría genética.
Estos textos son The theory of gene, de 1917 y The relation of genetics to physiology
and medicine, extraído de su discurso de recepción del premio Nobel en 1934. En el texto de
1917 vemos a un Morgan humilde, que presenta sus teorías así como las alternativas en un
relato escrito, en su mayorá, en primera persona. «I» y «It» son los pronombres que más
aparecen. En el segundo texto, Morgan, sustituye aquellos pronombres por la primera persona
del plural «we» lo que, en mi opinión, deriva de su sentimiento de pertenencia a la comunidad
científica que le está premiando por su trabajo. Posiblemente los enormes progresos en
genética y su condición de premio Nobel despiertan en Morgan un empoderamiento que hace
que su discurso evolucione desde expresiones como «Shall attempt to explain» o «May
appear» hacia otras como «This was careless logic» o «This idea is entirely erroneous» en 1934,
que finaliza haciendo algunas consideraciones sobre eugenesia.
El debate de fondo viene determinado por las dudas que generaba la aplicabilidad de
las teorías de Mendel a nivel fisiológico ya que resultaba difícil de aceptar que las variables
que guían la evolución en la herencia genética fueran factores discretos y no un continuo,
como parecía evidenciar la muestra de fósiles disponible1.
En un tono muy pedagógico Morgan nos explica a lo largo de estos dos textos las leyes
de Mendel y sus posibles implicaciones respaldándolas con sus propios estudios empíricos.
Para avanzar en el desarrollo es vital entender grosso modo lo que nos dicen estas leyes.
Morgan nos explica lo que sucedió cuando este moje agustino cruzó diferentes variedades de
guisantes, amarillos y verdes; en F2 (la segunda generación de guisantes) «the numerical
results, viz., three yellow to onee Green, find their explanation on the assumption that the two
original germ plasms or some elements in them separete cleanly in the germ cells of the hybrid
of F1”2 –nos dice Morgan sobre la segunda ley de Mendel– para a continuación señalar que si
ponemos más caracteres en juego, en este caso guisantes amarillos arrugados y verdes lisos,
en F2 «the numerical results 9:3 : 3:1 can be explained by two assumtions, viz., that each pair
of characters are separated in the germ cells of the hybrid (F1) and that each pair assors
independently of the other pair»3 –acerca de la tercera ley–. Morgan concluye, por tanto, que
la materia germinal debe estar compuesta de elementos independientes de algún tipo a los
que Morgan denominará «factores genéticos» o «genes» y, además, que las parejas de

1

MORGAN, The theory of the gene, p.513-514
MORGAN, The theory of the gene, p.514
3
MORGAN, The theory of the gene, p.515
2

esto es. Aquí Morgan se basa en su experimento ya mencionado para argumentar en favor de la teoría genética. algo que avala el hecho de que la variabilidad del carácter se vea influido por las condiciones externas que encuentra el embrión en su desarrollo. unfortunately. p. ya en el segundo texto. nos explica como la característica «mutante» de «ojos blancos» conlleva otra serie de caracteres asociados como la baja productividad o la viabilidad del individuo. The theory of the gene. Weissman tuvo que claudicar en pos de la tesis mendeliana. No obstante. and.325 6 MORGAN. El segundo Morgan. En primer lugar. incisivo como ya hemos destacado al comienzo. se pronuncia al respecto en los siguientes términos «Weismann idea was a generalization rather than an experimentally determined conclusión. a los «buenos». «metódicos» y «talentosos». La posibilidad de que el material genético se reordenara durante el periodo de maduración del huevo y el esperma quedó desmentida al comprobarse que todo el complejo genético va a todas las células del cuerpo4 y. took a methapysical turn»5. por entonces una disciplina más madura. La pregunta importante era por qué no trabajar directamente con los caracteres y postular una entidad imaginaria como el gen. p. Nótese el uso del término «desafortunadamente».520 5 . p. por tanto. Relation of genetics to physiology. Sin los guisantes de Mendel ni el cuarto de las moscas de aquél probablemente no se habría podido desarrollar la teoría genética hasta los niveles actuales. el proceso por el que se separa el material genético heredado no debía ser el mismo que el que diferencia el embrión. ciclo vital y bajo coste de manutención le permitía hacer el tipo de estudio que requerían los modelos estadísticos que habrían de guiar los avances en genética. vemos como se hace imprescindible introducir el concepto de gen tal y cómo nos dice Morgan. como si la naturaleza tuviera que tender a dar la razón al grupo de científicos del que él se considera formar parte. Sus principales descubrimientos vinieron de la mano de sus experimentos con la mosca Drosophila Ampelophila. un ser viviente cuya reproducción. Morgan tiene que reconocer que existen interacciones entre diferentes células durante desarrollo del embrión que son de vital importancia en la trasmisión de la herencia. 4 MORGAN. Eso hecho quedó ratificado al comprobar que en la Drosophila hay cuatro pares de cromosomas y también se encuentran en la herencia cuatro grandes grupos de caracteres ligados6.caracteres se unen de forma independiente a la otra pareja. El otro gran punto de Morgan fue demostrar que el gen es estable mientras que los caracteres son variables.517 MORGAN. tras varios descubrimientos en el campo de la embriología. Y lo cierto es que Morgan fue un genetista de talento descomunal y metodológicamente incuestionable. Luego Morgan nos explica posturas alternativas como las de Roux y Weissman basada en «determinadores» en las que casi todo el peso de la herencia se atribuía a peculiaridades del proceso de maduración del embrión y la materia espermática. como atestiguan las nuevas recombinaciones de guisantes amarillos lisos y verdes arrugados. Brillante idea la de Morgan. Si unimos ambos argumentos. The theory of the gene. concepto al que se referirá como «linkage relations of genes».

Retomo aquí el argumento de que en este texto nos encontramos a un Morgan bastante inquisitivo que.Podríamos seguir hablando de las innumerables aportaciones de Morgan a la teoría genética. por supuesto. Sin embargo. es consciente de que la repercusión de lo que diga será amplísima. Busquemos la creación de grupos interdisciplinares más amplios en los que expertos del mundo de las humanidades y otras disciplinas puedan participar. No deja de ser curioso que dedique tantas hojas de su discurso a abordar cuestiones que a priori no están directamente conectadas con su trabajo. al margen de toda escala de valores. el escrito de un alumno suyo. De la misma manera que no preguntamos –permítaseme la burda analogía– al inventor de la vitrocerámica cómo debo debo preparar el marmitako. La selección natural aplicada a genes desbancó a las posiciones lamarckianas. tan grande como para poder considerarle el paradigma de la genética clásica. no creo que sean los científicos quienes deban definir los usos prácticos de los avances en sus respectivos campos. sigue conformando la piedra angular de la biología moderna. Pero lo realmente importante fueron las implicaciones de esos descubrimientos que vienen a completar en gran medida la teoría darwiniana. aún hoy. el de la recepción del Nobel. cómo el hecho de que los genes tengan una estructura secuencial lineal en el cromosoma pero baste con lo dicho hasta ahora para abordar las dos cuestiones que quiero resaltar a propósito la obra de este honorable científico. además. en el que Morgan dedica varias páginas a comentar las implicaciones prácticas y éticas de los avances en genética. Es más. consigue avanzar gracias a los logros de los científicos más brillantes hacia el descubrimiento de «la verdad». que tienden a alimentar el mito del progreso científico a la par que contribuyen a seguir construyendo aquella imagen de la ciencia «angelical» que. En mi opinión. . valiéndose de un prestigio que nada les acredita en este terreno. Por otro lado quiero hacer hincapié en las páginas finales del segundo texto. consiguió dar un salto cuántico en la biología. muy limitados. el propiamente científico. También deberíamos acercar más la ciencia a la sociedad a través de la educación para que pueda emitir juicios críticos ante cuestiones tan relevantes y así podamos acercarnos a esa utopía en la que los ciudadanos recuperan la soberanía sobre algunos aspectos de la realidad que nunca debieron perder. me gustaría poner en valor sus descubrimientos. Dobzhansky. Por un lado. creacionistas. en el que conjuga la teoría cromosómica de Morgan con nuevos modelos matemáticos se suele considerar el primer trabajo maduro de newdarwinismo que. hay que combatir estas tendencias. Con unos recursos. esto algo bastante común en los discursos realizados por los galardonados. saltacionistas y.