You are on page 1of 46
LA OBSESION DE LOS DIENTES Tenia lox dientes tan finos y delgados Como las hojas de una margarita, Y al reir con los labios despegados, Alabrir su boquita, Me venia el deseo importuno, Sentia la obsesion malvada De arrancarselos uno a uno Jugando al ame quiere, mucho, poquito, nada». TRIANGULO ARMONICO * Thesa La bella Gentil princesa Es una blanca estrella Es una estrella japonesa. ‘Thesa es la mas divina flor de Kioto Y cuando pasa triunfante en su palanquin Parece un tietno lirio, parece un pélido loto Arrancado una tarde de estio del imperial jardin Todos la adoran como a una diosa, todos hasta el Mikado Pero ella cruza por entre todos indiferente De nadie se sabe que haya su amor logrado Y siempre esta risuefia, esté sonriente. Es una Ofelia japonesa Que a las flores amante Loca y’ traviesa Triunfante Besa " Publicado originalmente en Muse Joven I, 6 (Santiago de Chile: octubre de 1912), ¥ postica (1911-1948) 33 LA CAPILLA ALDEANA Ave canta que tv canto encanta sobre el campo inerte y_ ora Hora Desde. Ja crue santa el triunfo de! sol canta ¥ bajo el palio azul del cielo deshoje tus cantares sobre el suelo ‘Une tus notas a las de la campana Que. ya se despereza ebria de mafiana Evangelizando la gran quiewd aldeana, Es-un amanecer en que una bondad brilla La capilla esti ante la paz de la montaia Coino una limosnera esti ante una capilla Se esparce en el paisaje el aire de una extrafa Santidad, algo biblico, algo de piel de oveja Algo como un rocio Meno de bendiciones Cual si el campo. rezara una idilica queja Llena de sus caricias y de sus emociones La capilla es como una viejita acurrucada Y al pie de la montafia parece un cuento de hada. Junto a ella como una bandada de mendigos Se agrupan y se acercan unos cuantos. castaios Que se asoman curiosos por todos los postigos Con la malevolencia de los. viejos huraios. Y en el cuadrito lleno de ambiente y de frescura En el paisaje alegre con castidad de lino Pinta un brochazo negro la sotana del cura Cuando ya la tarde alarga su sombra sobre el camino Peeece que. se meticra al fondo de la -capilla Y Ja luz de la gran lémpara con su brillo mortecino Pinta en la muralla blanca, como una raya amarilla, Las tablas viejas roncan, crujen, cuando entra el viento oliendo a rosas Rezonga triste en un murmullo el eco santo del rosario La oscuridad va smalgamando y confundiendo asi las cosas Y vucla un «Angeluse Moroso con lentitud del campanario. 34 Vicente Huidobro de Las pagodas ocultas (1914) @Has obsefvado bien las montafias en el invierno? gNo-es verdad que parecen mujeres desnudas de grandes caderas y senos firmes, con la cabellera suelta, tendidas voluptuosamente sobre las hojas secas de las lla nuras? (de La llanura) iOh, qué desesperacién la de mi alma cuando cruzan ante mis ojos las mujeres hermosas que nunca han de ser mias y mi cuello se estira hacia ellas en un ansia supreme y mis pies quebrantados siguen tras sus pasos! Muchachitas de hombros redondos que pasais ante mi en las tardes de primavera, mis ojos besan vuestros esco. tes y se resbalan por la canal de, vuestros senos y mis ma nos adivinadoras de vuestros encantos presicnten las de licias del tanteo [.. Y vosotras, joh mujeres que pasais colgadas del brazo de vuestros maridos! Yo sé que vuestros senos se-tienden hacia mi ansiosos de morir‘en ‘una larga languidez. (de El salmo de las mujeres desconocidas) iAh!, yo quisiera besar la luna de los estanques [.J. La luna se ha dormido largamente como una Iluvia de flores de almendro sobre las aguas opatas. (de Los estangues nocturnos) ‘poética (1911-1948) 35 de Pasando y pasando (1914) En Literatura me gusta todo lo que es innovacién, Todo lo que es original. Odio la rutina, el cliché y lo retérico. Odio las momias y los subterrneos de museo. Odio los fosiles literarios. Odio todos los ruidos de cadenas que atan, Odio a los que todavia suefian con lo antiguo y pien- san que nada puede ser superior alo pasado, ‘Amo lo original, lo extrafio: Amo lo que las turbas Ilaman locura. Amo todas las bizarrias y gestos de rebelion, ‘Amo todos los ruidos de cadenas que se rompen. Amo a los que suefian con el futuro y sélo tienen fe en el porvenir sin pensar en el pasado. Amo las sutilezas espirituales. Admiro a los que perciben las relaciones mas lejanas de las cosas. A los que saben escribir versos que se tesba. lan como la sombia de un pajaro en el agua y que solo advierten los de muy buena vista Y creo firmemente que el alma del poeta debe estar en contacto con el alma de las cosas. (de Yo) Es tiempo ya que los jévenes vayan viendo y obser- vando las ridiculas arbitrariedades de la critica del sefior Omer Emeth. Tengo la seguridad de que ningiin set pen- sante de esta tierra toma en cuenta la opinin semanal del sefior Emeth; pero a pesar de todo, este buen cape- llin de la literatura sigue teniendo su tribuna en «El Mercurio», que es un diario serio. Desde alli el sefior Omer seguird lanzando sus luniticas opiniones. “Hasta cuindo? Dios lo sabe [..J 36 Vicente Huidobro Tampoco puede permitirse que nuestro querido pé- rroco esté gritando, a sus feligreses, en estos tiempos, que vayan a beber en los clisicos, Diganos, sefior Omer, y gdénde bebieron los clasicos? Creemos que en la gran madre Naturaleza. Siendo asi el seor Omer debi6 acon sejar esto y no lo otro que es como decit: los sefores cla- sicos, ellos si tenian facultad para crear, pero ahora esa facultad no existe, en vista de lo cual imitenlos ustedes a ellos, sean ustedes espejos que devuelven las figuras, sean reflectores, hagan el papel de los fondgrafos y de las cacattias y no creen nada como lo hicieron ellos. O sea: hoy que tenemos locomotoras, automéviles y aeroplanos volvamos a la carreta. Muy dignos de respeto y admiracién seran los sefiores clisicos pero. no por eso debemos imitarlos. Ahora estamos en otros tiempos y el verdadero poeta es el que sabe vibrar con su epoca o adelantarse a ella, no volver hacia atras. Esto para los cangrejos. (de Rojas Segovia y Omer Emeth) El arte del sugerimiento, como la palabra lo dice, con- siste en sugerir. No plasmar las ideas brutalmente, gorda- mente, sino esbozarlas y dejar el placer de la reconstitu- cidn al intelecto del lector. Esa es la Belleza que debemos adorar. La estética del sugerimiento. Esto ya lo hacen algunos, pero todavia quedan tantos esctitores y poetas matematicos y con olor a miasmas y a subterraneo de templo egipcio. Dejemos una vez por todas lo viejo. Guerra al cliché. Que ya no haya mas mujeres humildes que se ocultan cual la violeta entre la hierba. Que ya no vuelen més las incautas mariposas en torno de la llama. ;Por Dios! ¢Hasta cuando? ‘péttien (1911-1948) 37 * Que si hay-una alma no sea blanca y pura, sino cual quier otra cosa Que si hay una montafia no sea una alta o encumbra- da cima, Es preferible que sea una montafa que dialoga con el sol 0 con pretensiones de desvirgar a la pobre luna, Todo menos alta o encumbrada. Hay poetas en Chile de los cuales me decis un sustan- tivo y yo inmediatamente os digo el adjetivo que le ante- cede, no que le sigue. Eso ya seria un adelanto. ¢Paloma? Candida paloma. Ni siquiera paloma cindida. Uno se pregunta gpara qué hacen versos esos sefiores que nos cantan lo que ya todos sabemos desde el vientre de nuestras madres? Si no se ha de decir algo nuevo, no hay derecho para hacer perder tiempo al projimo. (de .Larte del sugerimiento) Y he aqui que un buen dia se I: ocurrié al. sefior Ma- rinetti proclamar una escuela nuevs: El Futurismo. Nueva? No. Antes que él lo habia proclama:.o un mallorquin, Ga- briel Alomar, el admirable poeta y « igaz pensador Y antes que’ Alomar lo proclaraé un americano, Ar- mando Vasseur, cuyo auguralismo no es otra cosa en el fondo que la teoria futurista. Por lo tanto el Futurismo es americano. En todvs los grandes cantos de Vasseur vibra el clarin futurist. en todos ellos fulgura la llama de potencia, de vigor y mov miento tan gritada hoy por Marinetti ‘ Las doctrinas del sefior Marinetti, que es sin duda un gran poeta y un hébil prosista; como lo demuestra su Oda al Automévil de-carrera y su vibrante manifiesto, son las siguientes: | . | oes 40 Vicente Huidobrs” Non Serviam (1914) * Y he aqui que una buena mafiana, después de unia no- che de preciosos suefios y delicadas-pesadillas, el poeta sé levanta y grita ala madre Natura: Non serviam, Con toda la fuerza de sus pulmones, un eco traduct y optimista repite en las lejanias: «No te serviré» La madre Natura iba ya a fulminar al joven poeta re belde, cuando éste, quitindose el sombrero y haciendc un gracioso gesto, exclamo: «Eres una viejecita encanta dora» Ese non serviam quedé grabado en una mafiana de la historia del mundo. No era un grito caprichoso, no era un acto de rebeldia superficial. Era el resultado de toda una evolucién, la suma de miltiples experiencias, El poeta, en plena conciencia de su pasado y de su fu turo, lanzaba al mundo la declaracién de su independen- cia frente ala Naturaleza. Ya no quiere servirla més en calidad de esclavo. El poeta dice a sus hermanos: «Hasta’ahora no hemos hecho otra cosa que imitar al mundo en sus aspectos, no hemos creado nada. ¢Qué ha salido de nosotros que no estuyiera antes parado ante nosotros, rodeando nuestros ojos, desafiando nuestros pies o nuestras manos? »Hemios cantando a la Naturaleza, (cosa que a ella bien poco le importa). Nunca hemos creado realidades propias, como ella lo hace o lo hizo en tiempos pasados, cuando era joven y llena de impulsos creadores. »Hemos aceptado, sin mayor reflexion, el hecho de que no puede haber otras realidades, que las que nos ro- dean, y no hemos pensado que nosotros también pode- * Fragmento de un texto leido en el Ateneo de Santiago de Chile; fue publicado por primera vez en la recopilacion de Eduardo Anguita, Vicente Huidobro: Antologia (Santiago: Zig-Zag, 1943), fy Potties (1911-1948) 41 nos crear realidades en un mundo nuestro, en un mun. do que espera su fauna y su flora propia. Flora y fauna que sdlo el poeta puede crear, por ese don especial que le dio la misma madre Naturaleza a él y Gnicemente a al» Non serviam. No he de ser tu esclavo, madre Natura; seré tu amo. Te serviris de mi esté bien, No quiero y no puedo evitarlo; pero yo también me serviré de ti. Yo ten- dré.mis arboles que no serén como los tuyos, tendré mis montaiias, tendré mis rios y mis mares, tendré mi cielo y mis estrellas. Y ya no podras decirme: «Ese arbol esta mal, no me ‘gusta ese cielo... los mios son mejores.» Yo te responderé que mis ciclos y mis arboles spn los mios'y no los tuyos y que no tienen por qué parécerse Ya no podrds aplastar a nadie con tus pretensiones exa- geradas de vieja chocha y regalona. Ya nos escapanjos de tu trampa. Adiés, Viejecita encantadora; adiés, madre y madras- tra, no reniego ni te maldigo por los aftos de esclavjtud a tu servicio. Ellos fueron la més preciosa ensefianda, Lo nico que deseo es no olvidar nunca tus lecciones, pero ya tengo edad para andar solo por estos mundos. Ppr los tuyos y por los mios. Una nueva era comienza. Al abrir sus puertas de jaspe, hinco una rodilla en tierra y te saludo muy respetuosa. mente 200 de Adan (1916) Todos los metros oficiales me dan idea de cosa falsa, literaria, retorica pura. No les encuentro espontan¢idad; me dan sabor a ropa hecha, a maquinaria bien aceitada, a convencionalismo [..]. | 2 Vicerite Huidel Creo que Ia poesia es una cosa tan grande, tan por en- cima de esas pequefeces y de todos los tratados, que el hecho sdlo de“quererla amarrar con leyes a las patas de un cédigo me parece el mas grosero de los insultos (de Prefacio) Seguiré mi camino sin camino Con mi rebafio de astros Vagando en medio del vacio, (de El binmo del sol) Los Arboles verdeantes y sonoros Se alzaban como brazos. C.J Adan siente que todo Se va apozando milagrosamente En el fondo de sus ojos Llenos de'campo verde. (de Adri) Y mirando la tierra dormida, Et no pensé que un dia Sobre los campos obscuros brillarian Las ciudades como estrellas caidas. (de Addn en la montana) Cayé la noche borrando los contornos Y alejando las cosas de los ojos; Cayé sin ruido, tan pausada, Como si hubiera resbalado por las faldas De las viejas montafias. (de Addn ante la noche) a y poética (1911-1948) 43 Yo be recorrido todas las escuelas... * Yo he recorrido todas las escuelas. He hecho poemas clasicos, romanticos, decadentes, simbolistas, panteistas (lo mas burro de todo), modernistas, unanimistas, simul- taneistas, etc, etc. Todos los en ista imaginables. Y esto aunque a cualquier imbécil debe parecer lo contrario, es la prueba de mi absoluta seriedad. Ademis, figiraos el métier, el savoir-faire que me ha dado tal ejercicio y el ct mulo de conocimiento que asi he adquirido. Soy uno de los pocos poetas de hoy que Hleva tras de si una verdade- ra y enorme labor artistica, Puedo desafiar a cualyuiera a haber profundizado el Arte mas que yo y a poderse con- siderar verdaderamente como un in‘ciado del divi1o mis- terio de la Poesia. Cuando se ha p. retrado a Ia sinagoga de los iniciados, cuando se conocer todas las leyes de los excepcionales y se sabe matematic mente como trabaja- ban sus obras los viejos maestros, -ué risa produce leer los estudios de ese hato de imbéc*'es que en el munda- nal ruido se llaman criticos. (Cudnco se penetra al Miste- rio, de los Iniciados? Cuando no s¢ les invita, cuendo se hace como ellos, © sea cuando se crea una cos” nueva [. Figuraos.el placer que. hubiera scntido un hombre que hubiese podido contemplar el momento en que Dios creaba los mundos y las cosas. El placer que hubise sen- tido ese hombre es el que yo desearia dar algiin dia a mis lectores, con la'sola diferencia que el placer que yo que- rria darle no seria como aquél, un placer esencialn: -nte dinamico, sino puramente poético: el poeta debe ser un Bequeito Dios [..J. © Entre los papeles conservados por Huidobro se encuentran estos fragmentos de wn discurso que bien puede ser el texto leido en e] Ate: neo de BuenossAires en julio de 1916. Mi 44 Vicente Huidobre Esto es lo que debe hacer el poeta, hacer una cosa que no sea ni imitacion ni exageracién de la realidad. Hacer un poema que’no sea otra cosa que un Poema. Sin nin- gin elemento extrafio, completamente puro, absoluta- mente desligado de todo: un poema es una pagina en el cielo, Una vez estudiado todo esto viene el ponerlo en prictica. El hecho: al querer realizar lo que era el fruto de largos estudios y meditaciones, al hacer el primer poe- ma, que’ podriamos llamar puro, ratando de que cada verso fuera una cosa creada por,mi, me, encontré con enormes dificultades. Hice un poema; no me gusts. Hice dos, tres, cuatro, lo menos diez, pero-habia algo que falla- ba. Ninguno me satisfacia. Cref haber caido en yn error y quise volver maquina atrés y enviar todo a paseo, pero era imitil. Quise hacer poemas como-antes, pero sentia luna repugnancia enorme a esa poesia inferior y felizmen- te sentia en el fondo de mi como una voz que me decia iSigue adelante! Y después de dias terribles'de un gran abatimiento, sin saber como, una noche, repasando los liltimos poemas que habia hecho, cai, de un golpe de luz, en la cuenta de por qué razén no me gustaban. La razon era sencillisima,,como pasa con toda’ cosa nueva, habia exagerado la nota y caido en el otro extremo: Por crearlo todo, por alejarme de la realidad, habia caido en la pura fantasia, en lo Fantastico, tan repugnante y tan peligroso como lo Realista, y generalmente grotesco. Entonces vi que tenia que bailar entre esas dos cloacas: lo Fantastico y lo Realista, sin caer en ninguna de ellas, Y ei problema principal estaba resuelto. sft y-poética (1911-1948) 45 Poesia dispersa e inédita (1915-1916) VAGUEDAD SUBCONSCIENTE * Pienso en Jas caras amadas que se han muerto, Caras que mis ojos no veran ya nunca... | @Quién entra por las puertas que se abren solas? eQuign hace crugit los muebles y cambia las posturas? Amigos: contadme todas vuestras quimeras. muertas, Decidme de las tardes que llevan al silencio, Habladme de las frentes que llegan més all, Del fondo del,espejo que es Clepsidra del Tiempo. Yo pensaré en los versos que no haré jamés. Vuestros brazos huelen a mujeres desnudas, Tenéis en los ojos el paganiemo heleno, Vuestro cansancio duerme en las ojeras lividas, Y llevais en los labios un recuerdo obsceno. ‘Amigos: Nunca en la noche habéis sentido Al ser que quiere tomar vida Y se desliza azorado como un nifio perdido? Yo amo’ mucho a los hijos que no he tenido. _ ePor qué pasé el umbral que trac a la desdicha? Tengo una vaga obsésién subconsciente, Me siento entrar en los Misterios de repente EI Silencio se puebla de una voz insonora El instante se duerme en el espejo Que se hace camino para llevarme lejos Y me siento nadando en una gran luz incolora * De Ia revista -Ideales (Concepcién: julio de 1915), alli sefalado como anticipo «del libroten preparacion, El canto imperceptiblen 46 Vicente Huidobro Yo buscaré las sombras para hablar conmigo Y el Silencio se cuajara de caras olvidadas.. iOh, cudntos ojos muertos miraran El dolor de mis sauces en el alma! ‘Mis alla de la vida, més alla del abismo Se besan los poetas muertos y los que no han nacido. Poetas: adorad complacientes al Misterio... 2Quién entra por las puertas que abre'el viento? OCASO EN EL ESPEJO* i} En el jardin y en el espejo Caen las hojas de los arboles En el jardin y en el espejo Se van las horas por la tarde El jardin se sabe duplicado Por el divino mago Y aumenta sus encantos Por el espejo y por el Ocaso Ha cruzado un pajaro Y este mago cristal Se me hace un arroyuelo Y se alarga indefinidamente Para dar a mis pies atracciones de sendero En el espejo acuoso muriendo va la tarde En una despedida interminable. Del MS de un libro inédito que originalmente iba a titularse Los espejos sondrsbulos, ego El canto imperceptible ia y postica (1911-1948) ” de El espejo de agua (1916) ARTE POETICA Que el verso sea como una lave Que abra mil puertas. Una hoja cae; algo pasa volando; Cuanto miren los ojos creado sea, Y el alma del oyente quede temblando. Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra; E] adjetivo, cuando no da vida, mata. Estamos en el ciclo de los nervios. EI misculo cuelga, Como recuerdo, en los museos; : Mas no por eso tenemos menos fuerza El vigor verdadero Reside en la cabeza. Por qué cantéis la rosa, joh Poetas! Hacedla florecer en el poema; Solo pata nosotros Viven todas las cosas bajo el Sol. El poeta es un pequefio Dios EL ESPEJO DE AGUA Mi espejo, corriente por las noches, Se hace arroyo y se aleja de mi cuarto. Mi espejo, mas profundo que el orbe Donde todos los cisnes se ahogaron. 48 ‘Vicente Huidobre Es un estanque verde en la muralla Y en medio duerme tu desnudez anclada. Sobre sus olas, bajo cielos sonambulos, Mis ensuefios se alejan como barcos. De pie en la popa siempre me veréis cantando. Una rosa secreta se hincha en mi pecho Y un ruisefior ebrio aletea en mi dedo EL HOMBRE TRISTE Lloran voces sobre mi corazén.. No ms pensar en nada. Despierta el recuerdo y el dolor, Tened cuidado con las puertas mal cerradas. Las cosas se fatigan. ‘ En Ia alcoba, Detras de la ventana donde el jardin se muere; Las hojas lloran. En la chimenea languidece el mundo. Todo esté obscuro, Nada vive, Tan sélo en el ocaso Brillan los ojos del gato. Sobre la ruta se alejaba un hombre. El horizonte habla. Detras todo agonizaba sia'y poética (1911-1948) La madre que murié sin decir nada Trabaja en mi garganta. Tu figura se ilumina al fuego Y algo quiere salir. EI chorro de agua en el jardin. Alguien tose en la otra pieza, Una voz vieja, {Cuan lejos! Un poco de muerte Tiembla en los rincones. NOCTURNO Las horas resbalan lentamente Como las gotas de agua por un vidrio. Silencio nocturno. El miedo s¢ esparce por el aire Yel viento llora en el estangue. jOh!, Es una hoja. Se diria que es el fin de las cosas. Todo el mundo duerme.. Un suspiro; En la casa alguien ha muerto. 49 76 Vicente Huidobro de Ecuatorial (1918) Era el tiempo en que se abrieron mis pérpados sin alas Y empecé a cantar sobre las lejanias desatadas Saliendo de sus nidos Atruenan el aire las banderas LOS HOMBRES ENTRE LA YERBA BUSCABAN LAS FRON- (TERAS Sobre el campo banal el mundo muere De las cabezas prematuras brotan alas ardientes Y en la trinchera ecuatorial trizada a trechos Bajo la sombra de aeroplanos vivos Los soldados cantaban en las tardes duras Las ciudades de Europa se apagan una a una Caminando al destierro E] tiltimo rey portaba al cuello Una cadena de limparas extintas Las estrellas que caian Eran luciérnagas del musgo Y los afiches ahorcados pendian a lo largo de los muros ¥ poética (1911-1948) 7 Una sombra rodé sobre la falda de los montes Donde el viejo organista hace cantar las selvas El viento mece los horizontes Colgados de las jarcias y las velas Sobre el arco iris un pajaro cantaba Abridme la montaia Por todas partes en el suelo He visto alas de golondrinas Y el Cristo que alzé el vuelo Dejé olvidada la corona de espinas Sentados sobre-el paralelo Miremos nuestro tiempo SIGLO ENCADENADO. EN UN. ANGULO DEL MUNDO En los.espejos éorrientes Pasan las barcas bajo los puentes Y los angeles.correo reposan en el humo de ‘los dread- fhoughts Entre la hierba ‘ silba la locomotora en celo Que atravesé el invierno Las dos cuerdas de su rastro Tras ella quedan cantando Como una guitarra indécil 8 Vicente Huidobro Su ojo desnudo Cigarro del horizonte i Danza entre los arboles Ella es el Didgenes con la pipa encendida Buscando entre los meses y los dias L1 QUE DE COSAS HE VISTO , Entre la niebla vegetal y espesa Los mendigos de las calles de Londres Pegados como anuncios Contra los frios muros Recuerdo bien Recuerdo Aquella tarde en primavera Una muchacha enferma Dejando sus dos alas a la puerta Entraba al sanatorio Aquella misma noche bajo el cielo oblongo Diez Zeppelines vinieton a Paris Y un cazador de jabalis Dejé sangrando siete Sobre el alba agreste Entre la nube que rozaba el techo Un reloj verde Anuncia el aiio 1917 é3ia y postica’ (1911-1948) ~ LLUEVE Bajo el agua Enterraban los muertos Alguien que lloraba Hacia caer las hojas (1 Y ayer vi muerta entre las rosas La amatista de Roma ALFA OMEGA DILUVIO ARCO IRIS Cuéntas veces la vida habra recomenzado Quién dird todo lo que en un astro ha pasado Sigamos nuestra marcha Llevando la cabeza madura entre las marios EL RUISENQR MECANICO HA CANTADO Aquella multitud de manos ésperas Lleva coronas funerarias Hacia los campos de batalla Alguien pasé perdido en su cigarro QUIEN ES Una mano cottada sobre los marmoles La linea ecuatorial recién brotada 79 80 Vicente Huidobro Siglo Sumeérgete en el sol Cuando en la tardé Aterrice en un campo de aviacién Hacia el solo aeroplano enel azul Se alzara de los aftos Una bandada de manos CRUZ DEL SUR SUPREMO SIGNO AVION DE CRISTO EI nifio sonrosado de las alas desnudas Vendra con el clarin entre los dedos El clarin atin fresco que anuncia EI Fin del Universo. de Poemas drticos (1918) "-HORAS E] villorrio Un tren detenido sobre el llano En cada charco duermen estrellas sordas Y el agua tiembla Cortinaje al viento La noche cuelga en la arboleda En el campanario florecido Una gotera viva esia y poética (1911-1948) : 81 desangra las estrellas De cuando en cuando Las horas maduras caen sobre la vida ALERTA is Media noche Emel jardin Cada sombra es.uni arroyo Aquel ruido quie se acerca no es un coche Sobre el cielo de Paris Otto von Zeppelin Las sirenas cantan Entre las olas negras ; Y este clarin que llama ahora No ¢s el clarin de la Victoria Cien aeroplanos Vuelan en torno de la luna APAGA TU PIPA Los obuses estallan como rosas maduras Y las bombas agujerean los dias Canciones cottadas tiemblan entre las ramas E] viento contorsiona las calles COMO APAGAR LA ESTRELLA DEL ESTANQUE, 82 “S. Hay una panne en el Y un olor primaveral EGLOGA ol muriente motor Deja en el aire al pasar EN DONDE ESTAS Una tarde como ésta te busqué en vano En algiin sitio una cancion Sobre la niebla de todos los caminos 1 Me encontraba a mi mismo Y en el humo de mi cigarro Habia un pajaro perdido Nadie respondia Los tiltimos pastores se ahogaron Y los corderos equivocados Comian flores y no di EI viento que pasaba Amontona sus lanas A qué otra vez llorar laban miel Entre las nubes Mojadas de mis lagrimas lo ya llorado Vicente Huidobro Sobre la vida lejana __ Las tardes prisioneras ¥ postica (1911-1948) ¥ pues que las ovejas comen flores * Sefial que ya has pasado LUNA Estabamos tan lejos de la vida Que el viento nos hacia suspirar LA LUNA SUENA COMO UN RELOJ Indtilmente hemos huido El invierno cay6 en nuestro camino ¥ el pasado leno de hojas secas Pierde el sendero de la floresta Tanto fumamos bajo los arboles Que los almendros huelen a tabaco Medianoche alguien llora Y Ia luna olvidé dar la hora LUNA ORELOJ] en los rincones frios Y las canciones cénicas de los jardines + Golondrinas sin alas entre la niebla sélida Angustia en mi garganta Sobre la frente la corona seca { 84 Vicente Huidobro Y en tus manos una estrella fresca Después en el valle sin sol E un mismo ruido La luna y el reloj UNIVERSO. Bajo Ja enramada Una cancién solidificada En donde estamos El mundo ha cambiado de lugar Y estrellas falsas brillan en el cielo Cordajes de guitarra sobre el mar La sombra es algo que alza el vuelo Junto al arco voltaico Un aeroplano daba vueltas En el aire un pafuelo Y ninguna casa tenia puertas Un lago oblicuo El camino sobre hace el espacio el campo inverso Mafiana seré el fin del universo MARES ARTICOS Los mares articos Colgados del ocaso Entre las nubes se quema un pajaro Diaa dia Las plumas iban cayendo Sobre las tejas de todos los tejados fay poética (1911-1948) 85 Quién ha desenrollado el arco itis Ya no hay descanso Blando de alas Sobre los mares articos Busco Ia alondra que vol6 de mi pecho Era mi lecho de: Creacién y L'Esprit Nouveau (1921) MANIFIESTO El periodo de destruccién ha terminado; ahora entra: mos en la época de creacién. Nosotros llamamos a todos los constructores de todos los pueblos y les ofrecemos nuestras paginas. Es preciso demostrar a los puiblicos que estamos en presencia del mas grande renacimiento del arte que jamds ha visto la Historia. Es preciso demostrar que esa ruptura enorme que hemos producido entre Ayer y Hoy tenia su razén de ser y estaba pletérica de gérme- nes. Este es el ciclo de los creadores y de los-hombres que tienen las manos Ilenas de semillas. No hay término medio: Arriba 0 Abajo. de Creacién, 1 (Madrid: abril de 1921) LACREACION PURA* El entusiasmo artistico de nuestra época y la lucha en- tre las diferentes concepciones individuales o colectivas resultantes de este entusiasmo, han vuelto a poner de * Originalmente en francés: «La Création Pure», L'Esprit Nouveau (aris: abril de 1921) Gucae RRAAB AEF er emer derolde: Seeiae He re 110 Vicente Huidobro sia y poética (1911-1948) 1 Je n’aime pas l'Amérique : Pisa/ Me gustan las calles chorreantes en la bruma nati- Je n’aime plus le Printemps électrique Ou chaque feuille ch s‘ouvrant faisait un bruit mécanique Le négre a son nombril au diapason Mais la colombe est tachée de charbon Et nos aéros n’ont pas encore une chanson Il faut qu’ils chantent nos avions Comme des flites tournées vers l'avenir lest le noeud du ciel aujourd'hui Demain il sera vieux aussi Et il chantera peut-étre pour mourir Iln’y a plus de nouveaux sons Toutes les ames s’en vont Mon Ame telle qu’Ulysse est lente a revenir [SOMBRAS CHINAS: La paloma esta manchada de car- bén/ Pero atin tenemos Ja pureza del avién/ Esa hostia bien amada alzada sobre los montes/ El avion/ El avion/ Ese trozo de tierra desprendido de la tierra/ Hace la pri- mavera del aire/ Nuestros pajaros han cortado los navios que se irdn/ Y para seguirlos tengo las manos llenas de mariposas/ Desprendido de mi mismo me miro cara a cara/ Seria mi luna o quizas mi espejo/ Y me digo bue- nos dias/ Quitindome el antifaz de dormir/ Por qué pues ocultar la estrella fiel/ Tengo la Ilave de los planetas que giran lentamente/ Lo sé muy bien/ Los ojos enemi- gos/ Se abren todo el tiempo/ Y si partes te Ilamo/ La alondra del teléfono duerme sobre el alambre/ Me gus- tan més que nada las ciudades cosmogénicas/ Los colla- eres de Jinternas antiguas/ En las noches de Iluvia todas + Jas ciudades son Venecia/ Todas las torres imitan la de va/ Llenas de luz y autos a la deriva/ Ese descenso de limparas hacia el abismo més tibio/ Emigracion polar/ Es muy sencillo/ y muy al fondo estas flores de itinera- tio/ Hacen una constelacién familiar/ La ciudad es sin sorpresas/ El aire de la primavera sale de mi bolsillo/ En el campanario las horas estan encerradas/ Y el viento que pasa gira hacia la izquierda/ Jazz band de péjaros/ En el surtidor/ Ti bailas/ Ti cantas/ El lago del claro de luna esta a cincuenta.grados/ El negro rie como un pia- no/ Tiene la boca/ Llena de teclas/ La luna es su banjo/ Y en la garganta estrangula un pdjaro/ El jazz band de ultramar ha venido con las gaviotas/ Y las olas tomaron un nuevo ritno/ Temblor de guitarra ahogado en el olea- je/ El rebafio del mar ha seguido nuestro cayado/ No me gusta América/ No me gusta ya la Primavera eléctri- ca/ Donde cada hoja al abrirse hacia un ruido mecinico/ E] negro tiene su ombligo en diapasdn/ Pero la paloma esta manchada de carbén/ Y nuestros dirigibles todavia no tienen una cancién/ Es preciso que canten nuestros aviones/ Como flautas vueltas hacia el futuro/ Hoy es el nudo del cielo Mafana sera viejo también/ Y tal vez cantar para morir/ Ya no hay nuevos sonidos/ Todas las almas se van/ Mi alma tal como Ulises es lenta en re- gresar.) Vicente Huidobro @ Poesia y poética (1911-1948) 13 MINUIT de Salle 14 (1922) | 1 | i 1 i CORLL ee LAN’ Y este surti cancién en el jardin maritimo, las nubes de verano/ Mi piano natu Tr que traspasa 1/1 as se apagan a cada son/ Y los péjaros del piano/ sclan hasta el arbol/ de en medio/ Las plantas del oca »/ brotan en la otra orilla/ MUNDO ROJO/ Quién ha eT eee REC ea tucificado los creptisculos/ He Ilenado el viento/ Con is dedos y mis plumas/ Todo se va/ Li Y diviso mis ojos/ al fondo extre: risa al fondo de la tarde/ La cancién/ Las estre- ) palabras esca- an por cada cabello, (MEDIANOCHE: Un astro ha perdido su camino, a luna y mi globo se desinflan lentamente/ N | Abi esta la’ estrella/ Sea bélido o serpentina es | a raiz de la exposicién de sus Jo 0 atomo, da la é fa begat Eat Va esta vecina/ Aqui estd el valle de lagrimas st 14 Vicente Huidobro MOULIN * MOUD LES INSTANTS COMME UNE HORLOGE . ° - z 4 = > Ae SL eS s = Fiero Ne

nieve, transpa- rentando la imagen elidida de un cementerio militar: «Y un millar de lagrimas hacen una sola cruz de nieve). EI prefacio original, en cambio —que data de 1925— es decididamente dadaista, bufonesco: «Huye de lo gran- dioso si no quieres morir aplastado por un merengue.» A lo largo del poema, que es un extenso didlogo litico del poeta consigo mismo, la voz del hablante (Altazor-Huido- bro) va ‘cambiando, saltando entre Jo profético y lo bur lesco, adquiriendo a veces un desmesurado tono luci- ferino: Soy barbaro tal vez [..J Barbaro limpio de rutinas y caminos marcados No acepto vuestras sillas de seguridades cémodas 160 Vicente Hvidobro Soy el angel salvaje que cayé una mafiana En vuestras plantaciones de preceptos Porta : Antipoeta Culto, Anticulto (1, 363-372) El empuje del proyecto, la busqueda de un orden poético nuevo, se anuncia en términos de una Segunda Venida: «Yo poblaré para mil afios los suefios de los hombres/ y os daré un poema Ileno de corazén/ en el cual me despedazaré por todos lados» (I, 572-574}, Una rendencién por medio de la poesia. Por lo tanto no debe sorprender que hacia el final del canto recurra a la formula de los Salmos para expresarse con tonalidad mesidnica, «Mas no temas de mi que mi lenguaje es otro [.J/ quiero darte una musica de espiritu [..]/ mu- sica que hace pensar en el crecimiento de lés arboles» (1, 600 > 607). Llevado por su fe en el poder de la poesia, el. canto apunta a un cierre triunfal con el repetido anuncio: «Si- lencio, la tierra va a dar a luz un arbol.» El estribillo es un recurso para acumular intensidad, y Huidobro lo usa con gran habilidad al introducir de pronto una variante, dando a la aseveracién final un aire trascendental: Silencio ee Se oye el pulso del mundo como nunea pilide La tierra acaba de alumbrar un arbol (1, 682-684) Asi de optimista termina el Canto I, con alusién direc- ta al axioma creacionista de Horizon carré «Hacer un POEMA como Ja naturaleza hace un arbol.» y poética (1911-1948) 161 °=Su tema, el reto de forjar un nuevo tipo de poesia, es " retomado en el Canto III, pero la actitud del hablante ha cambiado. Ahora se cuestiona la eficacia del oficio poéti- co: «Manicura de la Jengua es el poeta/ mas no el mago que apaga y enciende/ palabras estelares» (III, 44-46). A partir de aqui los versos del poema avanzan hacia una progresiva desarticulacién de la imagen y de la palabra, que culminara en: el grito primario que cierra el Canto VII y también el libro. De este modo, Altazor va mis alla de su propésito inicial, pasando de ser un texto que dis- curre sobre el papel de la poesfa a ser otro que muestra y demuestra las posibilidades y las limitaciones de la pala- bra misma: un alarde verbal que en la lectura se convier- te en un Aappening lingiiistico. Huidobro prepara el terreno para la comprensién de esta insélita: empresa, denigrando los supuestos «adelan- tos» de la poesia moderna, que comienza con el-célebre simil aldgico formulado por Lautréamont: Basta sefiora arpa de las bellas imagenes De los furtivos comasiluminados Oira cosa otra.cosa-birscamos Sabemos posar un beso'comouna mirada Plantar miradas como arboles. (IIT, 65-69; la cursiva es mia) Tras una treintena de imagenes asi enfiladas, la serie se interrumpe con unos fatigados etcéteras: «colgar reyes como auroras/ crucificar auroras como profetas/ etc, etc, etc» (III, 102-105). El resultado es demoledor, al dese- char procedimientos alguna vez considerados novedosos, procedimientos que, segin afirma, sdlo han ocasionado la amuerten del lenguaje y el «entierro de la poesia» (III, 120). Es notable que al final del canto, Huidobro llegue a cuestionar no sélo su propio sistema creacionista (el del 162 Vicente Huidobro cubismo literario) sino los de toda la vanguardia: «rumor aliento de frase sin palabra» (III, 160). Asi termina el Canto II]. Mientras ofrece una apretada sintesis de los ultimos cambios experimentados por la | teratura vanguardista —cambios que produjeron la muerte de la poesia —el IV presenta la otra cara de la historia: su renovacién ciclica. De ahi el tono urgente de su /eitmotiv. «No hay tiempo que perder», verso que se repite a lo largo del canto a medida que Huidobro ensa- yay descarta un surtido variado de posibilidades expres vas, desde el fluir psiquico del surrealismo hasta una es- pecie de trans-significacién basada en la de-construcci6n del léxico en sus componentes fénicos para huego re: construirlos en nuevas palabras con nuevos significados, como, por ejemplo, Altazor: «Aqui yace Altazor azor ful- minado por la altura» (IV, 281). Esta técnica de ruptura y distorsin del lenguaje da cabida a infinitas posibilidades transformatorias y.al con- secuente placer de dejarse llevar por un discurso siempre cambiante: El meteoro insolente cruza por el cielo El meteplata el metecobre EI metepiedras en el infinito Metedpalos en la mirada Cuidado aviador con las estrellas (IV, 289.293) La traslacién de sentidos ocasionada por utilizar el sustantivo «meteoro> como un compuesto verbal (mete- oro), produce un efecto humoristico que enlaza con el tono burlesco del «Prefacio», aunque aqui el humor fun- cione mas bien para destacar la naturaleza polivalente del lenguaje, su potencialidad para generar ‘Significados segiin el contexto, por absurdos o extravagantes que (1911-1948) 163 sean. Habiendo encontrado una «claven, el reversible «eterfinifrete», Huidobro se apresura a cerrar el Canto IV sobre una nota engaftosamente triunfal: El pajaro tralali canta en las ramas de mi cerebro Porque encontro la clave del eterfinifrete Rotundo como el unipacio y el espaverso Uiu viui Tralali tralalé Aja ai aaia ii (IV, 334-339) Calculada ironia la de que el placido cantar del poeta- pajaro. no prefigure un nuevo y més natural lenguaje, como aqué se aparenta, sino el angustiado remate del Canto Vil: la trans-significacién vuelta no-significacién que finaliza el libro. La primera linea del Canto V («Aqui comienza el cam- po inexploradoy) reclama con‘la fuerza de un noticiero la tierra prometida de la nueva poesia. Pero, el sistema a partir de aqui es el de la desfamiliarizacién. En una ée- cuencia el. contenido léxico se mantiene constante mien- tras se altera el orden verbal: «La herida de luna de la pobre loca/ La pobre loca de la luna herida» (V, 231- 232), En otra, las palabras mismas son transformadas y su funcién’ trocada; los sustantivos se hacen verbos y los verbos se sustantivan: «Yo ojo el paisaje cansado/iQue se ruta hacia el horizonte» (V, 500-501). La poesia como juego, como en esta te-esctitura de Espronceda: La lona en el mar riela En la luna gime el viento Y alza én blanco crugimiento Alas de olas en mi azul (V, 566-569) 16a” Vicente Huidobro Si los Cantos IV y V cuestionan los supuestos adelan- tos técnicos de la poesia de vanguardia, reduciéndolo todo a un formilismo carente de sentido, el VI, junto con el dltimo, preconizan una nueva escritura ya total- mente vacua: exhaustas las ingeniosas posibilidades com- binatorias, la expresién poética queda trocada en pura sonoridad desprovista de significado. El proceso es cal- culadamente progresivo. En el Canto VI las palabras son todavia reconocibles, aunque el sentido no lo es. Es un canto que no se lee; se dice, se pronuncia. Y al pronun- ciarlo se perciben patrones ritmicos de la poesia tradicio- nal, de algo vagamente familiar porque suena como poe- sia. Aqui, por ejemplo, un romance: Anela cielo sus raices El destino tanto azar. Ancla mia golondrina Sus resortes en el mar (VI, 114 > 125) De la falta de significacion con un léxico todavia fami- liar en el Canto VI, pasamos en el VII a un lenguaje to- talmente inventado, lenguaje en fin de lo «absurdo» (como en Beckett 0 en La orgéstula, de Jorge Diaz), y en que lo nico reconocible es el sistema fOnico del caste- ano: Campanudio lalali Auriciento auronida Lalali loia Aiaiaiaiiiioia (VII, 61-66) ia y poética (1911-1948) 165 Asi termina Allazor Que te hace asesino Para dormir tranquilo Piensa que a cada obrero que asesinas Pobre gendarme ciego, te suicidas 261 262 Vicente Huidobro Y tu conciencia ie Como es que no,despierta en tantos afios: Pobre soldado Donde esta tu conciencia? En el bolsillo de tu amo RONDA * El viento pasea a la luna Y las banderas caen sobre el mar Golpea golpea La luna abre la puerta Entrad sefioras entrad sefiores Las velas caen sobre el mar Y la montajia cargada de cadenas Espera aqui abujo el juicio final El viento pasea al ojo Y los cabellos caen sobre el mar Golpea golpea El ojo abre la puerta Entrad sefioras entrad sefiores Las voces caen sobre el mar Hay un insecto milenario Que frota sus nervios en la vida El viento pasea al corazén Las lagrimas caen sobre el mar Golpea golpea El corazon abre la puerta = En Antologia de poesia chilena nueva (Santiago de Chile: Zig-Zag, 1935); recogido luego en Ver, palpar(1941). sia. y poética (1911-1948) 263 Entrad sefioras entrad sefiores Los dedos caen sobre.el mar El mar cae en el vacio. EI vacfo cae en el tiempo Y yo cazo conejos blancos En la palma de tu mano URSS* De alli viene ese viento sordo a la muerte |. Sin espectros sin sonido de cadenas respiradas + De alli viene el aire aplaudiendo delirante de pechos (encendidos por sus rayos y sus truenos De a URSS vienen las alas a nacer en las espaldas de {todos los hombres De Ja URSS viene la savia electrizada de esperanzas Porque la URSS es el primer pais que se da como una [espiga fs: Que se da sin reservas entero penetrando en resplandores Es el primer pais en la historia de los tiempos en donde {esté naciendo el hombre = En donde el hombre esta dejando de ser bestia * En donde la humanidad sale de la emboscada Y el cerebro respira El cerebro se hace cimiento y simiente de soles conquis- - -[tados : = En la alianza de las mareas y las selvas nuevas Para enterrar él tiempo agusanado y levantar los otros {horizontes E Las montafas se desvelan contrarias a sus instintos Se diria que el hombre antes no tuvo alma Keeex * En Principios, 5 (Santiago de Chile: noviembre de 1935}, nunca re- -: cogido, 284 yr ery : Vicente Huidobro Por qué ha venido a mi sin timonel Y al azar de los vientos Qué significa esta palabra sin ojos Ni manos de estrella Ti la has puesto en mi cabeza Es la noche que la trajo a mis oidos La noche de mi oido abierto a los peligros Después de un largo camino de bosques en marcha Y el suefio preparado El suefo pronto Pronto prontooo Arum erum Arum en mi cerebro Arum en mis miradas Toda mi cabeza es arum Mis manos son arum E] mundo es arum Arum el infinito ‘Arum me cierra el paso Es un muro enorme ante mis pies Arum del sufrimiento girando en su molino Arum de la alegria De mi fatiga y de mis vértigos Quiero morir He naufragado al fondo de mialma En algo repentino y sin raices Arum me mata Dulce asesino tan gramito Como el canario de alta mar Arum arum Poesia y poétiea (1911-1948) 285 de El cindadano del olvido (1941) PEQUENO DRAMA Sustancia de lejanos tiempos Verbo recéndito de siglos y més siglos Heme aqui en cuerpo y voz En ayer yen hoy Oh cusntos ojos produciendo estrellas Los horizontes vienen a mi pecho Buscando palabras en mi sangre Realizanse en mi carne transitoria Se componen en forma que me son habituales Los horizontes asustados Tan vasto es el mundo Tanto me agranda y se agranda en mis adentros Tanto me hace hacia afuera Salir de mi en una luz temblorosa Recorrer las formas y su razén interna Solo y sin un clarin que endurezca los caminos Si por lo menos me Ilevara de la mano el sltimo suspiro Ojos cansados cielos Quién dijera el estertor de los astros deshaciéndose O del caos que empieza a tomar cuerpo Cielos cansando-mis pasos furibundos Cuando arde el carbén de las entrafas afligidas Heme aqui en cuerpo y voz En ayer y en hoy Heme aqui en luz amenazada Los besos de la muerte en joya interminable He aqui la cispide de la voz perdida en el desierto He aqui el encuentro del suefio con el arbol mas anciano 286 Vicente Huidobro Los cementerios se repiten Las selvas de la muerte rellenan entresuefios de tierra Todo como si nada Bajo el traje azul de las estrellas anteriores Y ese paisaje entrado en afios Y ese hombre alejéndose mar adentro de su voz Y el escuchado espacio inseparable Como hacer alegria hombres hombres Si llevais cada dia adentro de una lagrima Y en lagrimas se caen por el tiempo Hombres hombres si atin estdis encadenados Besad mi corazén que ama el dolor humano Y que se entregaria a todos los martitios Por un poco de risa en vuestros labios Si supierais vosotros que uniendo vuestros suefios Caeria en pedazos la realidad pequefia y sin cimientos La vida es vuestra estatua La vida Es vuestra es vuestra Es de todos La vida es nuestro canto en la fraccién de tiempo que [nos toca TINIEBLAS TRAS EL TIEMPO. El corazén absurdo en sus tinieblas quemadoras EI mas absurdo de los corazones EI que dice adiés sin agitarningiin pafuelo Cuando el invierno se hunde hacia el otro lado Con sus estrellas especiales y todos sus cmplices gEn donde esta mi-corazén? Poesia y poética (1911-1948) 287 Los pianos vuelven a hablar La primavera sobresale 2Qué es lo que busca su libertad? Las cadenas se rompen ansiosamente El viento nuevo Las palabras nuevas y la nueva estacion 4En dénde esta mi corazén? Una campana vuela hacia la tuna Las montafias se han fatigado.de querer salir de la tierra Y yo sigo:entre mis sueiios y mis fantasmas Entre mis ecos séculares ¢En donde esta mi corazén? ¢Por dénde vamos y hacia dénde vamos? Perdidos para siempre Perdidos en la noche y en el tiempo Como la primera légrima del mundo En donde esta mi corazon Con su corona de sangre prevenida Y su manto de esperanza sin recuerdo de voz? REPOSO Este andar de los huesos Este andar de la carne Este escalar los siglos Y venir de tan lejos en abuelos perdidos Este andar entre orillas desveladas Nos dara una fatiga de experiencias amargas Y un ansia de renuevo sor Vicente: Huidobre. Yer Para la ternura de los pajaros perdidos Alla tain lejos de su pais natal EDAD NEGRA La muerte atravesada de truenos vivos Atravesada de frios humanos La muerte de sobra llamando tierra por la tierra Y de subida en los rostros amargos La marea apresurada Sobre los ojos y las piedras.. Cémo decir al mundo si es necesario tanto hielo Si exige el tiempo tal suplicio Para futuras voces nuevas zEn donde estas flor de las tumbas Si todo es tumba.en el reino infinito? Sélo se oye la lengua del sepulcro Llamando a grandes gritos Las campanas secretas En su misterio de memorias a la deriva Semejantes al temblor eterno Que se separa de los astros. No hay sacrificio demasiado grande Para la noche que se aleja Para encontrar una belleza escondida en el fuego Perderlo todo Perdér los ojos.y-los brazos Perder la voz el corazén y sus monstruos delicados Perder la vida y sus luces internas Perder hasta la muerte Perderse entero sin un lamento , Poesia y poétien (1911-1948) 305 Ser sangrey soledad 3 Ser maldicién y bendicién de horrores Tristeza de planeta sin olor de agua Pasar de angel a fantasma geolégico Y sonreir al suefio que se acerca Y tanto exige para ser monumento al calor de las manos Penan los astros como sombras de lobos muertos En donde esta esa regién tan prometida y tan buscada Penan las selvas como venganzas no cumplidas Con sus vientos amontonados por el suelo Y el crujir de sus muebles Mientras el tiempo forja sus quimeras Debo Hlorar al hombre y al amigo La tempestad lo arroja a otras comarcas Mas lejos de lo que él pensaba Asi dird Ja historia Se debatia entre el furor y la esperanza Corrian a encender montafias Y se quemaban en la hoguera Empujaban ciudades y llanuras Flanqueaban rios y mares con la cabeza ensangrentada Avanzaban en medio de la sombra espia Caian desplomados como pajards ilusos Sus mujeres ardian y clamaban como reldmpagos Los caballos chocaban miembros en el fango Carros de hierto aviones triturados Tendidos en el mismo suefio... Guérdate nifio de seguir tal ruta 306 Vicente"Huidobre | ERAMOS LOS ELEGIDOS DEL SOL Eramos los elegidés del sol Y no nos dimos cuenta Fuimos los elegidos de la mas alta estrella Y no supimos responder a su regalo Angustia de impotencia El agua nos amaba La tierra nos amaba Las selvas eran nuestras E] éxtasis era nuestro espacio propio Tu mirada era el'universo frente a frente Tu belleza era el sonido del amanecer La primavera amada por los arboles Ahora somos una tristeza contagiosa Una muerte antes de tiempo El alma que no sabe en qué sitio se encuentra El invierno en los huesos sin un relampago Y todo esto porque tii no supiste lo que es la eternidad Ni comprendiste el alma de. mi alma en su barco de [tinieblas En su trono de aguila herida de infinito TIEMPO-ESPACIO Yo estaba sobre el tiempo - - Sentado sobre el tiempo Como un astro de flores y volcanes Acaso como un dios o mis bien un poeta Veia pasar siluetas de dominios cometas y torrentes Alla arriba entre silencios devorantes Veia rostros estropeados en mi vida Al fondo de un estanque que abre y cierra los ojos Ofa el correr-del cielo entre sus dos orillas ly postiea (1911-1948) 307 Las estrellas que se fieron para no volver Abajo hay cierta pretensi6n de vida Fantasma de deseo de angustias y problemas en llamas Espejos fascinantes como un bosque que se hunde en la [arena Hay barcos crecedores en los atardeceres Igual que los muertos que se llevan Hay suspiros'como quien se ahoga en su miisica interna Hay la vida que quiere ser vida E] dia que se envenena con su luz excesiva La noche como uno que llora El cielo comouno que canta La tierra como uno que anda El mar como el que se esconde debajo de la mesa Y luego por sobre todo y bajo todo El espacio que quiere avenirse con el tiempo El tiempo que no acepta insinuaciones EL ANO SURCABA LOS AIRES El afio surcaba los aites en sus meses Como el himno devorando las olas extasiadas Flor trashicida en sus barcos de vida o muerte Nada vas a decirnos que no sepamos como tti Las lineas de las manos son intitiles Y asimismo las lineas de batalla Digamos a los ojos que tanto han devorado Que atin hay algo nuevo o que podria serlo Ko Kee pra abot a albatos para detener el passe al borde del se Tres mirada para cambiae tia velauin Cuatro mira. para sujet ren que «ce en abso Cineo miradas para volver envender las elas pagads poe huracin Seis miradas para impel el naciniento ‘et nite acudtico Siete miradas pra proongar ta vide de Tanwwia (Ocha mass par sabia el ae weve miaas para hawer bala tos ios del bse Dies mira por vor a helen fe un sue yun eatisiote Yo esay ausente peso cl fod de eta vase Hay ha espera ase YY ests espera es ro modo de presen La cspertds wi ecto Yo estoy estos tos ‘An Wak du po ew A cir ele siti pds ‘Que me han esperade mucosa Se cansaon do experanne y se semtaran Yo nm estoy y estoy susomie estoy presente en estat de espera queria lengua pare expresarse x? Y yo queria el de ellos para expresarios He aqui et equvoce el atraz equivoco Angustioso lamentable Me voy adentrando en estas plantas ny dein mis ropas Se me van eayendo as eames Yn eagueleto se va evstendo de comers Me tay haciendo irbo! Cunas esas me he ido eanvinionda gu otras 60535 Fs doo y lena de teria ori dar un gto prose espana Ta trasustaneiaciba Hay que guardar silencio Esperaren silencio ge Urns pores. Mis tea det sd inde qe hr moce miona tuk ge does ree fi i tage sep cs eos yl mute, Tired aeons Fecal Gc dina 4% na a a Fst camo an sol ds repo eno invent Bute wa erie Cnt a muerte se huge mas prande gue avid Ua silo rota ant tan eid fo ates Se infin cm ca es slits Mor sae laceration sma art har ot uno og ssn is a ea mnt corsa pigs en ll sepa Contig dente se ge spre gi i os tn eta a tt Sele row omen en perrinacn Yes pines se ian Fnaeiny must cb os Uceadet dese os ma Cle oS (cere)