Alfonso García Gil Alfonso García Gil Alfonso García Gil Alfonso García Gil

Ingeniero Industrial Ingeniero Industrial Ingeniero Industrial Ingeniero Industrial


Modelado de Modelado de Modelado de Modelado de
Puentes Térmicos Puentes Térmicos Puentes Térmicos Puentes Térmicos
en la Simulación Térmica de Edificios en la Simulación Térmica de Edificios en la Simulación Térmica de Edificios en la Simulación Térmica de Edificios



Departamento de Máquinas y Motores Térmicos Departamento de Máquinas y Motores Térmicos Departamento de Máquinas y Motores Térmicos Departamento de Máquinas y Motores Térmicos
ETSII, Universidad de Málaga ETSII, Universidad de Málaga ETSII, Universidad de Málaga ETSII, Universidad de Málaga








Directores: Directores: Directores: Directores: Dr. Antonio Carrillo Andrés Dr. Antonio Carrillo Andrés Dr. Antonio Carrillo Andrés Dr. Antonio Carrillo Andrés
Dr. Edu Dr. Edu Dr. Edu Dr. Eduardo A. Rodríguez García ardo A. Rodríguez García ardo A. Rodríguez García ardo A. Rodríguez García

Málaga, junio de 2008 Málaga, junio de 2008 Málaga, junio de 2008 Málaga, junio de 2008































Referencia:

GARCÍA GIL, A. “Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica
de Edificios”. ETSII (Universidad de Málaga). 2008

Solicitud de copias:
alfonsogarcia@amasplus.com
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 1 -









ÍNDICE GENERAL

Capítulo 1. Introducción Capítulo 1. Introducción Capítulo 1. Introducción Capítulo 1. Introducción

1.1 Preliminares 5
1.2 Normativa vigente 8
1.3 Métodos de cálculo habituales 9
1.4 Trabajos previos de referencia 10
1.5 Objetivos generales 11
1.6 Estructura del documento 11
1.7 Software utilizado 14
1.8 Bibliografía 15


Capítulo 2. Puentes térmicos y edificación según la normativa Capítulo 2. Puentes térmicos y edificación según la normativa Capítulo 2. Puentes térmicos y edificación según la normativa Capítulo 2. Puentes térmicos y edificación según la normativa
vigente vigente vigente vigente

2.1 Los puentes térmicos y la edificación 17
2.2 Definiciones 20
2.3 Código Técnico de la Edificación 23
2.4 Tipos de puentes térmicos 27
2.5 Modelos unidireccionales 28
2.6 Cálculo de parámetros característicos 32
2.7 Valores por defecto 34
2.8 Aplicación LIDER 43
2.9 Bibliografía 51


Capítulo 3. Método Capítulo 3. Método Capítulo 3. Método Capítulo 3. Métodos numéricos en el tratamiento de puentes s numéricos en el tratamiento de puentes s numéricos en el tratamiento de puentes s numéricos en el tratamiento de puentes
térmicos térmicos térmicos térmicos

3.1 Transferencia de calor en los puentes térmicos 53
3.2 Métodos de diferencias finitas y puentes térmicos 58
3.3 Normas ISO 10211 63
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 2 -
3.4 Régimen permanente frente a régimen transitorio 71
3.5 Programas informáticos de análisis
de puentes térmicos 78
3.6 Bibliografía 83


Capítulo 4. Integración de puentes térmicos en programas de Capítulo 4. Integración de puentes térmicos en programas de Capítulo 4. Integración de puentes térmicos en programas de Capítulo 4. Integración de puentes térmicos en programas de
simulación simulación simulación simulación

4.1 Estado del arte 85
4.2 Métodos basados en la transmitancia térmica lineal 88
4.3 Integración de puentes térmicos en EnergyPlus.
Antecedentes 92
4.4 Métodos del edificio paralelo equivalente y
del edificio homogéneo equivalente 98
4.5 Conclusiones 106
4.6 Bibliografía 107


Capí Capí Capí Capítulo 5. Aplicación del método del edificio paralelo tulo 5. Aplicación del método del edificio paralelo tulo 5. Aplicación del método del edificio paralelo tulo 5. Aplicación del método del edificio paralelo
equivalente equivalente equivalente equivalente

5.1 Descripción del edificio y
las condiciones de contorno 109
5.2 Método del edificio paralelo equivalente 112
5.3 Identificación de parámetros del muro equivalente 113
5.4 Edificio homogéneo 114
5.5 Edificio paralelo equivalente 117
5.6 Edificio paralelo equivalente con sol 126
5.7 Conclusiones 130
5.8 Bibliografía 133


Capítulo 6. Conclusiones y líneas futuras de investigación Capítulo 6. Conclusiones y líneas futuras de investigación Capítulo 6. Conclusiones y líneas futuras de investigación Capítulo 6. Conclusiones y líneas futuras de investigación

6.1 Conclusiones 135
6.2 Líneas futuras de investigación 139


Anexo A. El riesgo de condensaciones en los puentes térmicos Anexo A. El riesgo de condensaciones en los puentes térmicos Anexo A. El riesgo de condensaciones en los puentes térmicos Anexo A. El riesgo de condensaciones en los puentes térmicos

A.1 Introducción 143
A.2 Fundamentos higrotérmicos 144
A.3 Cálculo de la humedad relativa interior 152
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 3 -
A.4 Condensaciones intersticiales 158
A.5 Conclusiones 159
A.6 Bibliografía 161



Anexo B. Ecuaciones para implementar el método implícito Anexo B. Ecuaciones para implementar el método implícito Anexo B. Ecuaciones para implementar el método implícito Anexo B. Ecuaciones para implementar el método implícito

B.1 Construcción de las ecuaciones
del método implícito 163
B.2 Bibliografía 171


Anexo C. Ajuste de EnergyPlus con VOLTRA Anexo C. Ajuste de EnergyPlus con VOLTRA Anexo C. Ajuste de EnergyPlus con VOLTRA Anexo C. Ajuste de EnergyPlus con VOLTRA

C.1 Introducción 173
C.2 Hipótesis asumidas 174
C.3 Validación de VOLTRA como método de alta precisión 174
C.4 Registros meteorológicos 178
C.5 Materiales 179
C.6 Indicadores del error 180
C.7 Dimensiones 180
C.8 Parámetros de simulación 180
C.9 Simulaciones 180
C.10 Conclusiones 196
C.11 Bibliografía 197


Anexo D. Identificación de las propiedades del muro equivalente Anexo D. Identificación de las propiedades del muro equivalente Anexo D. Identificación de las propiedades del muro equivalente Anexo D. Identificación de las propiedades del muro equivalente

D.1 Introducción 199
D.2 Determinación del número de capas del muro
equivalente 203
D.3 Identificación de parámetros con CTSM 204
D.4 Cambios en las hipótesis de partida 210
D.4.1 Muro equivalente ante un flujo impuesto 211
D.4.2 Muro equivalente ante cambios en la frecuencia
de la temperatura exterior 212
D.4.3 Muro equivalente sometido a temperaturas
reales 214
D.4.4 Muro equivalente ante un cambio de régimen de
invierno a verano 215
D.4.5 Muro equivalente ante una variación de
resistencias superficiales 216
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 4 -
D.5 Conclusiones 220
D.6 Bibliografía 221



Anexo E. Parámetros de los materiales empleados Anexo E. Parámetros de los materiales empleados Anexo E. Parámetros de los materiales empleados Anexo E. Parámetros de los materiales empleados

E.1 Tablas 223
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 5 -









CAPÍTULO 1

INTRODUCCIÓN INTRODUCCIÓN INTRODUCCIÓN INTRODUCCIÓN




Preliminares. Normativa vigente. Métodos de cálculo habituales.
Trabajos previos de referencia. Objetivos generales. Estructura del
documento. Software utilizado. Bibliografía.


1.1 Preliminares 1.1 Preliminares 1.1 Preliminares 1.1 Preliminares

Son tiempos, los actuales, donde los problemas de la producción y del
ahorro de energía preocupan más que nunca a políticos, proyectistas y
usuarios, con lo que todo intento por promover el uso racional de los
recursos energéticos se debe considerar bienvenido. Es la preocupación
creciente debida a la escasez de combustibles fósiles, por un lado, y
al destrozo medioambiental, por otro, lo que ha llevado a la sociedad
del siglo XXI a esa “angustia energética” tan bien contagiada por
los medios de comunicación [1].

Es cierto, el ser humano despilfarra hoy más que nunca. La búsqueda de
nuevas fuentes de energía y los mayores esfuerzos por el
aprovechamiento de los recursos energéticos renovables sirven de
bastante poco si, a la par, los procesos no tienden a ser más
eficientes y ahorrativos. En el estudio térmico de edificaciones, en
el cual se enmarca el presente proyecto, todo lo que contribuya a
disminuir el consumo energético debería ser prioritario, sobre todo en
las fases de planificación y construcción, donde los profesionales del
sector tienen responsabilidad directa, y donde las malas decisiones
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 6 -
pueden llevar al edificio a comportamientos inesperados y
derrochadores.

Según datos del IDAE, ver [2], el 17% del total de energía consumida
en España se atribuye directamente a la edificación, de la cual un
42,1% se debe a la climatización; en Europa este consumo asciende,
sólo en calefacción, a 67,9%. Trabajar en reducir estos registros es
un desafío que siempre debe estar presente, a pesar de los
innumerables y variopintos factores que influyen en ellos; de entre
éstos, hay que identificar las variables que sí pueden ser optimizadas
y profundizar en ellas con perseverancia.

Según el Real Decreto 47/2007 de 19 de enero, que aprueba el
Procedimiento básico para el certificado energético de edificios [3],
a las nuevas edificaciones y a ciertos edificios rehabilitados se les
impondrá una calificación energética. Para que la construcción consiga
una óptima valoración se debe aumentar la eficiencia energética de sus
instalaciones, a la par de reducir la demanda de calefacción y
refrigeración mejorando su envolvente térmica. El buen uso de la
ventilación natural o de los dispositivos solares pasivos, la correcta
consideración de la orientación del edificio, la eliminación de
infiltraciones, etc. son, sin duda, aspectos que mejoran la
calificación y revalorizan el edificio. De esta forma, el usuario
final, al igual que con otros bienes y servicios en los que invierte,
puede conocer cómo se comporta el inmueble en términos
medioambientales, cuánto ahorrará energéticamente a lo largo de su
vida útil, el periodo en que amortizará la inversión o qué labores de
mantenimiento debe llevar a cabo.

Estos planes y decretos nacionales no son acciones aisladas. Responden
a una puesta al día de la reglamentación en pos de velar por la
calidad de las construcciones en un marco europeo para cumplir lo
dispuesto en el protocolo de Kyoto, [4]. El reciclado y la
reorganización de normas que el nuevo Código Técnico de la Edificación
supone, ver [5], puede ser un buen punto de inflexión, entre otras
cosas, por su enfoque basado en prestaciones y su reiterativa
preocupación por la eficiencia energética. Tras su estudio
pormenorizado se puede concluir que todavía queda un gran margen de
mejora, lo que supondrá una apertura a más innovaciones y un acicate
en las investigaciones de nuevas técnicas de ahorro.

La Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de
Andalucía, mediante un convenio de colaboración con la Universidad de
Málaga, pretende desarrollar una metodología de diagnosis de la
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 7 -
calidad térmica en viviendas y elaborar una guía de diseño pasivo. Con
referencias explícitas a los trabajos desarrollados por el CADEM (que
depende del Ente Vasco de la Energía, y cuya actividad en los métodos
de certificación de edificios es pionera en España) y por el
“National Renewable Energy Laboratory”(EEUU), el Grupo de
Investigación Energética de la Universidad de Málaga está
desarrollando numerosos trabajos de investigación en este terreno. El
presente proyecto está íntimamente ligado a ellos.
Previamente a la fase de construcción, y por supuesto, antes de llegar
a una certificación final, cualquier procedimiento a seguir deberá
prestar atención al diseño del edificio para poderlo certificar
provisionalmente. Esta primera etapa de simulación necesitará
construir un modelo. En él se centrarán los próximos capítulos.

Los modelos que estudian el comportamiento de los edificios tratan de
representar la realidad en la medida de lo posible. Las sombras del
entorno, los errores humanos en la construcción, el empleo de
materiales distintos a los proyectados, una actividad interna
diferente a la supuesta, etc. son aspectos a veces incontrolables e
imprevisibles que hacen que la respuesta del modelo se desvíe de la
del edificio real. Por otro lado, bien por negligencia o por la
inercia en el empleo de técnicas y materiales tradicionales, otros
fenómenos perniciosos sí controlables son menospreciados en muchos
casos en la etapa de diseño por parte del proyectista. Este nuevo
Código Técnico de la Edificación (a partir de ahora CTE) obliga a
cumplir con ciertos umbrales de calidad y uno de los protagonistas de
su documento de ahorro energético [6] es el conocido como “puente
térmico”.

Ya eran nombrados los “puntos débiles de transmisión de calor” en la
NBE- CT- 79 y se aconsejaban algunas medidas para su tratamiento [7],
pero ha sido recientemente cuando más hincapié se ha hecho en su
correcto análisis. Por puente térmico se entenderá toda zona de la
envolvente del edificio en la que claramente varía la uniformidad de
la construcción; podría ser por un cambio en el espesor del
cerramiento o de los materiales empleados, pero también por la
penetración de elementos arquitectónicos con distinta conductividad o
por pura geometría. El puente térmico supone una disminución de la
resistencia térmica respecto al resto de los cerramientos, por tanto
será una parte sensible del edificio, ya que aumenta la posibilidad de
producción de condensaciones superficiales en épocas frías y desvirtúa
los cálculos energéticos globales cuando no son considerados.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 8 -
Efectivamente, entre el enfoscado y el enlucido de un muro hay
sorpresas. La simplificación que se realiza en la envolvente térmica
de un edificio para estudios térmicos globales pasa por alto
habitualmente el efecto de estas heterogeneidades. Como se apunta en
[8], desde finales de la década de los setenta se comienza a
profundizar en el estudio de las pérdidas preferenciales de calor en
las edificaciones, pero estos primeros métodos resultarán deficientes
para edificios innovadores o para nuevas técnicas de aislamiento. Por
su parte, O. Renon en [9] resalta que, por ejemplo en Francia, estos
puntos débiles pueden suponer pérdidas de hasta un 15% en edificios
que ya cumplen con el Código Técnico.


1.2 Normativa vigente 1.2 Normativa vigente 1.2 Normativa vigente 1.2 Normativa vigente

Para la redacción del presente proyecto, se han tenido en cuenta
principalmente las normas en vigor listadas a continuación:

- Ministerio de la Vivienda. “Documento Básico HE de Ahorro de
energía”. Marzo 2006.

- UNE EN ISO 14683:2000 “Puentes térmicos en edificación.
Transmitancia térmica lineal. Métodos simplificados y valores por
defecto”.

- UNE EN ISO 10 211-1:1995 “Puentes térmicos en edificación.
Flujos de calor y temperaturas superficiales. Parte 1: Métodos
generales de cálculo”.

- UNE EN ISO 10 211-2: 2002 “Puentes térmicos en edificación.
Flujos de calor y temperaturas superficiales. Parte 2: Puentes
térmicos lineales”.

- UNE EN ISO 7345 “Aislamiento térmico. Magnitudes físicas y
definiciones”.

- UNE EN ISO 6946 “Elementos y componentes de edificación.
Resistencia y transmitancia térmica. Método de cálculo”.

- UNE EN ISO 13788:2002 “Características higrométricas de los
elementos y componentes de edificación. Temperatura superficial
interior para evitar la humedad superficial crítica y la condensación
intersticial. Métodos de cálculo”.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 9 -
1.3 Métodos de cálculo habituales 1.3 Métodos de cálculo habituales 1.3 Métodos de cálculo habituales 1.3 Métodos de cálculo habituales

Como ya se ha comentado, evaluar las pérdidas de calor y las
condensaciones producidas en los puentes térmicos ha sido materia de
estudio a lo largo de las últimas décadas. Las soluciones han pasado
desde las tablas de valores precalculados hasta los actuales métodos
de simulación numérica. Muchas de estas aproximaciones al problema
quedan recogidas en las normativas y en los artículos comentados en
este capítulo que servirán de hilo conductor. La gran dificultad que
se plantea no es tanto el comportamiento real de los puentes térmicos,
fácilmente predecible con modelos en diferencias finitas implementados
informáticamente, sino la integración de éstos en el modelo completo
del edificio donde se encuentran.

Concretamente, programas informáticos como Therm o el atlas EuroKobra,
están orientados a un análisis detallado de la transferencia de calor
bidimensional en régimen permanente. Para el estudio en régimen
transitorio, las aplicaciones Heat2 o VOLTRA pueden simular
innumerables puentes térmicos en dos y tres dimensiones
respectivamente (en última instancia, siempre quedaría la programación
en diferencias finitas). Sin embargo, ni unos ni otros ofrecen la
posibilidad de estudiar el comportamiento global de edificio, esto es,
acoplando los balances de carga de la envolvente con el resto de
cargas, ganancias y técnicas de control que forman el modelo completo,
con lo que el problema no estaría resuelto.

En las herramientas de simulación como TRNSYS, DOE-2, Clim 2000 o
EnergyPlus, que analizan el balance térmico global del edificio a
partir de una descripción de sus cerramientos y sus condiciones
operativas, el cálculo de los puentes térmicos no es posible. No
ocurre lo mismo con el programa oficial de cálculo incluido en la
sección de limitación de la demanda de energía (HE 1) del CTE; en esta
aplicación, llamada LIDER, los puentes térmicos se modelan utilizando
un coeficiente lineal de transmisión térmica asociada a cada tipo de
puente térmico (precalculado con EuroKobra o con algún programa
semejante), obtenidos siempre en régimen estacionario; sin embargo,
son muchas las imprecisiones que esta solución supondrá.

Diversos autores han venido tratando este problema en los últimos
años, esto es, la integración de modelos de puentes térmicos en
programas de análisis global de edificaciones, pero todavía ningún
método (de precisión aceptable) ha llegado a ser adoptado por algún
software de simulación del mercado. En el presente proyecto
concretamente se buscará un método aplicable al programa EnergyPlus
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 10 -
que de forma sencilla y operativa pueda ser fácil de desarrollar e
implementar, y ofrezca resultados que supongan una mejora sustancial.
Con él se modelará un edificio real para estudiar su capacidad real
del análisis y robustez como método.


1.4 1.4 1.4 1.4 Trabajos previos de referencia Trabajos previos de referencia Trabajos previos de referencia Trabajos previos de referencia

En [8] se utiliza la dupla de herramientas informáticas Sisley- Clim
2000 para caracterizar dinámicamente puentes térmicos y simularlos en
un modelo global basado en un apartamento real, sometido a diferentes
tipos de clima y bajo régimen de invierno. Deduce que el modelo basado
en valores por defecto minusvalora las pérdidas en torno a un 7% en
comparación con un riguroso modelado bidimensional en régimen
transitorio.

En [9] se utiliza Sisley, Matlab y Excel para definir el modelo
numérico de puente térmico. Una vez reducido éste a coeficientes de
función de transferencia compatibles con EnergyPlus, se integra en el
balance de cargas en la zona correspondiente ya dentro del programa;
se utiliza un caso real para probar el método y se llega a la
conclusión que el modelo con puentes pierde un 14% más de calor que el
modelo homogéneo.

El artículo [10] comienza abordando el método unidireccional ponderado
con ciertos coeficientes para conseguir un modelo muy simple de puente
térmico y que concluye introduciendo someramente el método de “Muro
Equivalente”, concepto fundamental para los propósitos de este
trabajo.

Autores como J. Kosny, J. Christian y E. Kosseca también han trabajado
de forma profusa en el concepto de muro equivalente, y B. K.
Karambakkam en [11] justifica su empleo para simplificar muros
formados por capas heterogéneas. Los elementos metálicos, los marcos,
los efectos de borde, etc. disminuyen la efectividad del aislamiento
de manera significativa.

En [12] se presenta la herramienta de identificación de sistemas de
MatLab que, mediante modelos de circuitos RC, consigue encontrar los
parámetros térmicos para definir muros. Esta herramienta no se
utilizará en el proyecto (sino el programa de identificación de
parámetros CTSM), pero los principios teóricos y los procedimientos
seguidos serán análogos.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 11 -

1. 1. 1. 1.5 55 5 Objetivos generales Objetivos generales Objetivos generales Objetivos generales

En primer lugar se pretenderá aportar una visión general del
tratamiento de puentes térmicos hoy en día (métodos de cálculo,
normativas, trabajos previos...) y de los modos actuales de
integración de puentes térmicos en la simulación de edificios.

El segundo objetivo será incidir en la importancia del tratamiento
dinámico de puentes térmicos y discutir sobre los errores que conlleva
asumir el régimen permanente.

El programa de cálculo de carga EnergyPlus será empleado en todas las
simulaciones globales, mientras que VOLTRA se empleará para modelar
puentes en estado transitorio. Cuando se haya demostrado que con los
procedimientos seguidos para modelar muros con ambos programas, a
partir de las mismas hipótesis, se consiguen los mismos resultados, se
buscará un procedimiento de integración de puentes térmicos en
EnergyPlus, estableciendo un compromiso entre pragmatismo, sencillez y
exactitud. Se analizarán sus virtudes y sus defectos empleando un caso
práctico de estudio. Este será, sin duda, el gran objetivo del
proyecto.

Se definirán líneas de trabajo futuras para mejorar la metodología
desarrollada en el punto anterior, con el objeto de que pueda llegar a
ser incluida en futuras reformas de la normativa.

Frente a la falta de bibliografía específica sobre el tema, este
proyecto humildemente pretende representar un manual práctico de
consulta sobre metodología y normativa, una guía de aplicaciones
informáticas útiles, una colección de ejemplos prácticos y, en
general, un ensayo sobre los principios de la transferencia de calor
aplicados a los puentes térmicos.


1. 1. 1. 1.6 66 6 Estruct Estruct Estruct Estructura del documento ura del documento ura del documento ura del documento

La obra está organizada en seis capítulos y cinco anexos. En
importancia de contenidos, algunos anexos tienen al menos tanta
categoría como los capítulos ordinarios; se ha creído conveniente
disponerlos así para que el cuerpo principal no se desvíe de un hilo
conductor nítido.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 12 -
Este primer capítulo ha presentado el problema energético actual de
forma general, en un contexto mundial en donde aumenta la demanda de
energía a la vez que disminuyen los recursos y se degrada el medio
ambiente. Desde organismos internacionales hasta administraciones
regionales se trata de promover el ahorro energético, y trabajan en
producir leyes y normativas de mejora de la calidad térmica de las
edificaciones, una de las áreas de la actividad humana que más energía
consume. En este capítulo se ha presentado el concepto de puente
térmico, uno de los puntos débiles de la envolvente del edificio.
Aunque la normativa actual contempla el estudio de puentes térmicos y
obliga a un tratamiento determinado que limite sus perniciosas
consecuencias, todavía queda mucho margen de actuación, comenzando con
la correcta integración de éstos en programas de simulación que
profundicen en su verdadero alcance con edificaciones completas.

En el segundo capítulo, se abordan los puentes térmicos rigurosamente,
analizando la normativa en vigor y estableciendo una clasificación
básica de tipos de puentes térmicos, esencial para poder
identificarlos. Se desarrollan también los métodos de cálculo de
parámetros empleados, desde los unidireccionales hasta los realizados
a partir de valores por defecto, con los que se caracterizarán
perfectamente cada uno de los puentes térmicos en régimen
estacionario. Algunos ejemplos servirán para resaltar las diferencias
entre métodos, por un lado, y configuraciones, por otro. Se presenta,
en último lugar, la aplicación LIDER.

El tercer capítulo da un salto cualitativo en el análisis de puentes
térmicos puesto que, por medio de modelos en diferencias finitas, se
van a estudiar sus respuestas transitorias ante solicitaciones que
varían con el tiempo. Se programará un modelo transitorio de puente
térmico tipo R, con el que se realizarán varias simulaciones. Se
presentarán, además, EuroKobra y Therm, para representaciones en
régimen permanente, y Heat2 y VOLTRA, para modelos transitorios.
VOLTRA será de uso imprescindible a partir de este punto. Por último,
se justificará el empleo de modelos dinámicos de puentes térmicos.

El cuarto capítulo es fundamental, y en él se desglosan los diferentes
intentos de integración de puentes térmicos en programas de
simulación. Desde procedimientos basados en parámetros estacionarios
hasta aquellos que modifican el código interno del programa para
incorporar el efecto de los puentes en el balance de cargas térmicas
del edificio. Utilizando EnergyPlus como programa de simulación y
VOLTRA, CTMS y Google SketchUp, como programas de apoyo, se
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 13 -
implementarán los métodos del edificio paralelo equivalente edificio paralelo equivalente edificio paralelo equivalente edificio paralelo equivalente y del
edificio homogéneo equivalente.

Un modelo de edificio inspirado en una vivienda unifamiliar real será
el caso de estudio en donde se podrán comprobar las debilidades y
fortalezas del método del edificio paralelo equivalente. Se fijarán
hipótesis de partida para limitar las variables que entran en juego y
se mejorarán los modelos analizando detenidamente los resultados.

En el capítulo sexto se redactarán las conclusiones y las líneas
futuras de investigación.

El anexo A versa sobre el riesgo de condensaciones debido a la
aparición de puentes térmicos. El tratamiento de este fenómeno es
semejante (aunque no idéntico) al del problema del aumento de las
pérdidas de calor, pero puede realizarse desde fuera del modelo
global. Éste es el motivo por el que se ha extraído del cuerpo
principal del proyecto, no desviar la atención de sus propósitos
esenciales. El riesgo de condensaciones y crecimiento de moho en las
superficies internas de la envolvente se evita estableciendo una
temperatura mínima superficial en función de las condiciones del aire
del local. En este anexo se ha reproducido la evolución real de las
temperaturas superficiales de un puente térmico puntal en un caso
práctico y se ha confrontado con la que se calcularía en régimen
estacionario según la normativa. Además se justifica por qué las
simplificaciones que se asumen hacen que el análisis de condensaciones
sea conservador.

El anexo B reproduce las ecuaciones del modelo de puente térmico en
diferencias finitas empleado como ejemplo en el capítulo 3. El
programa propio construido para estas primeras simulaciones es
interesante en la medida que establece la base de todo software
utilizado después (Therm, VOLTRA...), y desarrolla una herramienta
general siempre disponible para casos en los que dichos programas no
sean aptos (formas irregulares, geometrías no rectangulares...).

En el anexo C se confrontan el modo de trabajo y las hipótesis de
partida en VOLTRA y en EnergyPlus, construyendo los mismos modelos en
los dos programas y sometiéndolos a las mismas solicitaciones.

El anexo D desarrolla el símil eléctrico empleado en el cálculo del
muro equivalente. Una vez conocido su espacio de estado en función de
los parámetros resistivos y capacitivos correspondientes a las capas
del muro, se empleará la herramienta CTSM para identificarlos. El muro
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 14 -
equivalente a un puente térmico, tal y como se ha definido en este
anexo, se someterá a variaciones en las condiciones de contorno para
evaluar la robustez del método.


1. 1. 1. 1.7 77 7 Software Software Software Software u uu util til til tilizado izado izado izado

EnergyPlus EnergyPlus EnergyPlus EnergyPlus. Versiones 2.1 y 2.2. EP Launch versión 1.28a. IDF Editor
versión 1.29a. GARD Analytics, Inc. 2000- 2007.

VOLTRA VOLTRA VOLTRA VOLTRA. Versión 6.0w. Physibel, 2006.

Google SketchUp Google SketchUp Google SketchUp Google SketchUp. Versión 6.4.112. Google Inc. 2007.

Energy Design Plugin para Google SketchUp Energy Design Plugin para Google SketchUp Energy Design Plugin para Google SketchUp Energy Design Plugin para Google SketchUp. Midwest Research Institute.
Department of Energy (DOE). 2008.

MatLab MatLab MatLab MatLab. Versión 7.0.0. MathWorks, Inc. 1984- 2004.

CTSM CTSM CTSM CTSM (Continuous Time Stochastic Modelling). Versión 2.3. Kristensen
N.R., Madsen H. Informatics and mathematical modeling, Technical
University of Denmark. 2003.

Microsoft Office Excel Microsoft Office Excel Microsoft Office Excel Microsoft Office Excel. Versión 2003. Microsoft Corporation. 1985-
2003.

Heat2 Heat2 Heat2 Heat2 (Light version). Versión 7.0. Blomberg T. (Blocom) y Claesson J.
(Department of building physics, Chalmers Technichal University/Lund
University). 2006.

Therm Therm Therm Therm (Finite elements simulator). Versión 5.2.14. Regent of the
University of California. 1994- 2003.

EuroKobra EuroKobra EuroKobra EuroKobra. European Economic Interest Grouping. Physibel. 2002.

LIDER. LIDER. LIDER. LIDER. Versión 1.0. Código Técnico de la Edificación. 2007.

AutoCAD AutoCAD AutoCAD AutoCAD. Versión 2005. Autodesk, Inc. 1982- 2004.

OrCAD Capture OrCAD Capture OrCAD Capture OrCAD Capture. Versión 9.1. OrCAD, Inc. 1985- 1999.



Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 15 -
1.8 1.8 1.8 1.8 Bibliografí Bibliografí Bibliografí Bibliografía aa a

[1] Naciones Unidas. “Kyoto Protocol to the United Nations framework
convention on Climate Change”. 1998.

[2] Ministerio de Industria, Turismo y Comercio e Instituto de
Diversificación y Ahorro de Energía. “Estrategia de ahorro y
eficiencia energética en España. Plan de acción 2008- 2012”. Julio de
2007.

[3] Ministerio de la Presidencia. “Real Decreto 47/2007 de 19 de
enero, que aprueba el Procedimiento básico para el certificado
energético de edificios”. BOE nº27. p. 4499- 4507.

[4] Directiva 2002/91/CE del parlamento Europeo y del consejo de 16 de
diciembre de 2002, relativa a la eficiencia Energética de los
edificios.

[5] Ministerio de Vivienda. “Real Decreto 314/2006 por el que se
aprueba el Código Técnico de la Edificación. Texto refundido con
modificaciones RD 1351/2007, de 19 de octubre, y corrección de errores
del BOE de 25 de enero de 2008”.

[6] Ministerio de la Vivienda. “Documento Básico HE de Ahorro de
energía”. Marzo 2006.

[7] Ministerio de Fomento. NBE- CT- 79: “Condiciones Térmicas en los
Edificios”. 1979. Apartado 1.23.

[8] Dequé, F. Ollivier, J. Roux, J. J. “Effect of 2D modelling of
thermal bridges on the energy performance of buildings. Numerical
application on the Matisse apartment”. Energy and Buildings. 33 33 33 33,
2001. p. 583- 587.

[9] Renon, O. “Thermal bridge modelling in EnergyPlus”. Building
Energy Simulation User News. 23, 23, 23, 23, (3), 2002. p. 14- 26.

[10] Carpenter, S. Enermodal Engineering Limited. “Advances in
modelling thermal bridges in building envelopes”. Kitchener, 2001.

[11] Karambakkam, B. K. y otros. Oklahoma State University. “A one-
dimensional approximation for transient multi-dimensional conduction
heat transfer in building envelopes”. 2005.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 16 -
[12] Jiménez, M. y otros. “Identification of the main thermal
characteristics of building components using MatLab”. Building and
Enviroment, 2006. doi:10.1016/j.buildenv.2006.10.030.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 17 -









CAPÍTULO 2

PUENTES TÉRMICOS Y EDIFICACIÓN PUENTES TÉRMICOS Y EDIFICACIÓN PUENTES TÉRMICOS Y EDIFICACIÓN PUENTES TÉRMICOS Y EDIFICACIÓN
SEGÚN LA NORMATIVA VIGENTE SEGÚN LA NORMATIVA VIGENTE SEGÚN LA NORMATIVA VIGENTE SEGÚN LA NORMATIVA VIGENTE




Los puentes térmicos y la edificación. Definiciones. Código Técnico de
la Edificación. Tipos de puentes térmicos. Modelos unidireccionales.
Cálculo de parámetros característicos. Valores por defecto. Aplicación
LIDER. Bibliografía.


2 22 2.1 .1 .1 .1 Los puentes térmicos y la edificación Los puentes térmicos y la edificación Los puentes térmicos y la edificación Los puentes térmicos y la edificación

Como ya se apuntaba en el capítulo anterior, y como describe la norma,
los puentes térmicos aparecen entre los elementos constructivos o
donde la estructura de un edificio cambia de composición (en el
apartado 2.4 se describirán los tipos más frecuentes). Serán toda
parte del cerramiento de la edificación (normalmente de resistencia
térmica homogénea) donde se observen cambios significativos debido a
diversas causas:

- Penetraciones completas o parciales de materiales que presentan
distintas propiedades termofísicas (conductividad térmica, densidad y
calor específico), como en los voladizos, pilares, dinteles... o en
los encuentros entre la fachada y el forjado.

- Cambios en el espesor de muros y forjados, como ocurre en las cajas
de persiana.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 18 -
- Exposición de la sección lateral de un muro o forjado, lugar donde
la hipótesis de muro infinito no es válida y aparecen efectos de
borde.

- Diferencias entre áreas internas y externas, como en juntas entre
paredes, suelos y techos.

La consecuencia fundamental será que en esas zonas cambiarán tanto el
flujo de calor como las temperaturas superficiales con respecto a un
edificio sin puentes térmicos (a partir de ahora, “edificio
homogéneo”). Analizar ese cambio en el comportamiento térmico del
edificio es fundamental para un cálculo de cargas correcto y para
evitar el riesgo de condensaciones superficiales e intersticiales, lo
que repercutirá significativamente en el dimensionado de equipos de
climatización, en el cálculo de consumo, en la elección de estrategias
de control, en el espesor de las capas de aislamiento... Conseguir
modelos que los tengan en cuenta en edificaciones completas y efectuar
con ellos simulaciones reales precisas es un problema todavía no del
todo resuelto.

Como primera aproximación al cálculo de puentes, el método
simplificado recogido en del documento básico HE 1 del CTE obliga a
modificar la transmitancia térmica global del conjunto, formado por
los cerramientos, los huecos y los puentes térmicos, ponderando las
transmitancias de cada uno de ellos en función del área que ocupan.
Los pilares, cajas de persiana y contorno de huecos son considerados
independientes del muro donde se encuentran integrados.

Calcular en un régimen estacionario las pérdidas de calor extra que
los puentes térmicos suponen y añadirlas directamente al balance de
cargas térmicas del edificio es la segunda opción. Sin embargo, hay
que resaltar que los puentes térmicos son elementos constructivos
tridimensionales, masivos (esto es, con inercia térmica), que de
diferentes formas se manifestarán en una misma construcción. Por
tanto, no deja de ser una aproximación tratarlos como un simple
coeficiente que aumente la transmitancia de los muros, puesto que el
comportamiento del flujo térmico bidimensional en estado transitorio
es complejo y “caprichoso”, y puede desviar gravemente lo simulado
de la realidad.

Hasta ahora, los intentos más interesantes de integración de puentes
térmicos en un modelo informático de edificio global necesitan
“manipular” el código de dicho software para que éste los tenga en
cuenta en el balance de cargas de cada zona [1]. De forma análoga a
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 19 -
los muros (el término “muros” incluye muros, tejados, forjados,
suelos...), los puentes térmicos se pueden modelar con una serie de
coeficientes de función de transferencia que simulen un
comportamiento, esta vez sí, próximo al real y sin grandes costes
computacionales.

Sin embargo, hasta que no se implementen librerías completas de
puentes térmicos en estos programas, el proyectista deberá optar por
uno de los tres niveles de análisis presentados en los dos párrafos
anteriores: los dos primeros son “suficientes” para cumplir la
normativa y conseguir resultados “aceptables”. El segundo es
riguroso y completo, pero requiere profundos conocimientos del código
del programa en cuestión. Encontrar un término medio entre ambos
tratamientos será el leitmotiv del presente trabajo, esto es, conseguir conseguir conseguir conseguir
definir definir definir definir un proceso metódico con el que se modelen puentes térmicos en un proceso metódico con el que se modelen puentes térmicos en un proceso metódico con el que se modelen puentes térmicos en un proceso metódico con el que se modelen puentes térmicos en
régimen transitorio con gran exactitud y bajo coste computa régimen transitorio con gran exactitud y bajo coste computa régimen transitorio con gran exactitud y bajo coste computa régimen transitorio con gran exactitud y bajo coste computacional, y que cional, y que cional, y que cional, y que
sea capaz de ser implementado en programas de simulación térmica de sea capaz de ser implementado en programas de simulación térmica de sea capaz de ser implementado en programas de simulación térmica de sea capaz de ser implementado en programas de simulación térmica de
edificios de forma directa. edificios de forma directa. edificios de forma directa. edificios de forma directa.

Este capítulo está organizado en nueve apartados, en los que se irá
analizando de forma progresiva el cálculo de los parámetros
estacionarios de un puente térmico. Comenzará con la sección de rigor
de definiciones (apartado 1.2) para meterse de lleno en el marco del
nuevo CTE (apartado 1.3) donde se diferenciará el tratamiento de
puentes térmicos de la opción simplificada del tratamiento de la
opción general.

Después de enumerar los tipos de puentes térmicos más habituales que
aparecen en la construcción (apartado 2.4), se describirá el método
más simple del cálculo de transmitancias en muros heterogéneos
multicapa tal y como viene definido en la norma (apartado 2.5). Con
estos primeros resultados será posible implementar un método de
cálculo de los parámetros que definen cualquier puente en régimen
estacionario (apartado 2.6). A continuación (apartado 2.7), se
presentará el catálogo incluido en la norma ISO 14683, lo que supondrá
una buena muestra de los tipos de puentes térmicos habituales
(incluidos sus parámetros) para, cuanto menos, poder realizar cálculos
primitivos de edificios completos y determinar órdenes de magnitud de
pérdidas de calor en ellos.

Todos los cálculos de parámetros realizados tendrán como objetivo
poder definir justificadamente las entradas relativas a los puentes
térmicos del programa LIDER. En el apartado 2.8 se muestra cómo
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 20 -
variaciones muy pequeñas en estos parámetros pueden hacer que el
edificio cumpla o no con las prescripciones.

2 22 2.2 .2 .2 .2 Definiciones Definiciones Definiciones Definiciones

Según el manual de ASHRAE, los ladrillos ordinarios de construcción
poseen una conductividad de entre 0,4 y 0,75 ( ) K m W ⋅ , mientras que el
hormigón supera habitualmente los 1,75 ( ) K m W ⋅ (figura 2.1). Por
tanto, el calor tomará los pilares o los forjados de hormigón como
caminos preferentes (figura 2.2). En la misma línea, un voladizo no
deja de ser un tipo de aleta que favorece la evacuación del calor.
Este y otros fenómenos de transmisión de calor tridimensional
repercutirán en el cálculo de las cargas térmicas del edificio.



Figura 2.1. El hormigón presente en la fachada de un edificio puede ser la causa de la aparición de
muchos tipos de puentes térmicos.
Figura 2.2. Los ensayos termográficos consiguen detectar puntos preferentes de fuga de calor en la
envolvente térmica.


Diversas estrategias en el aislamiento se pueden estudiar para
minimizar este problema, pero aun así, muchas veces el efecto de los
puentes térmicos es casi inevitable; las pérdidas representarán del
orden de un 15% del total (e incluso fácilmente podrían aumentar según
la complejidad del edificio). Por otro lado, el riesgo de
condensaciones superficiales es repetitivamente destacado en el nuevo
CTE, con mayor énfasis que incluso la propia limitación de la demanda.
De hecho, habrá puentes térmicos puntuales, como es el caso de las
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 21 -
esquinas formadas entre dos muros y el forjado, que supongan pérdidas
despreciables pero que, por contra, conlleven un riesgo muy alto de
condensación (figura 2.3).



Figura 2.3. Un puente térmico puntual es el lugar con más riesgo de sufrir
condensaciones superficiales .


Se necesitará definir varios conceptos y parámetros que representen,
cuantifiquen y caractericen estos fenómenos, definiciones obtenidas de
[2] (norma EN ISO 7345):

• Envolvente térmica Envolvente térmica Envolvente térmica Envolvente térmica: Está compuesta por todos los cerramientos que
limitan espacios habitables con el ambiente exterior (aire o terreno u
otro edificio) y por todas las particiones interiores que limitan los
espacios habitables con los espacios no habitables que a su vez estén
en contacto con el ambiente exterior.
• Puente té Puente té Puente té Puente térmico lineal rmico lineal rmico lineal rmico lineal: Puente térmico con una sección en cruz
uniforme en una dirección.
• Puente térmico puntual Puente térmico puntual Puente térmico puntual Puente térmico puntual: Puente térmico con una sección en cruz no
uniforme en cualquier dirección.
• Coeficiente de acoplamiento térmico Coeficiente de acoplamiento térmico Coeficiente de acoplamiento térmico Coeficiente de acoplamiento térmico ( ) L : Valor del flujo de calor
dividido por la diferencia de temperatura entre dos ambientes los
cuales están conectados térmicamente mediante la construcción que se
considera. Se mide en K W .
• Coeficiente de acoplamiento térmico lineal Coeficiente de acoplamiento térmico lineal Coeficiente de acoplamiento térmico lineal Coeficiente de acoplamiento térmico lineal ( )
D
L
2
: Es el
coeficiente de acoplamiento térmico obtenido a partir del cálculo
bidimensional. Se mide en ( ) K m W ⋅ .
• Transmitancia térmica lineal Transmitancia térmica lineal Transmitancia térmica lineal Transmitancia térmica lineal ( ) ψ : Valor del flujo de calor en
estado estacionario dividido por la longitud y por la diferencia de
temperatura entre los ambientes situados a cada lado del puente
térmico. Se mide en ( ) K m W ⋅ y se utiliza como corrector térmico para
la influencia lineal de un puente térmico cuando se calcula el
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 22 -
coeficiente de acoplamiento térmico a partir de los cálculos
unidimensionales de los muros que lo componen. El BD HE 1 utiliza el
término “transmitancia térmica”( )
PF
U asociado a un puente térmico
integrado en la fachada (cajas de persiana, pilares y contornos de
huecos) como el flujo de calor, en régimen estacionario, dividido por
el área y por la diferencia de temperaturas de los medios situados a
cada lado del elemento que se considera. Se mide, por tanto, en
( ) K m W ⋅
2
Hay que saber diferenciar un concepto del otro.
• Transmitancia térmica puntual Transmitancia térmica puntual Transmitancia térmica puntual Transmitancia térmica puntual ( ) χ : Valor del flujo de calor en
estado estacionario dividido por la diferencia de temperatura entre
los ambientes situados a cada lado del puente térmico puntual. Se mide
en K W .
• Factor de temperatura de la superficie interna Factor de temperatura de la superficie interna Factor de temperatura de la superficie interna Factor de temperatura de la superficie interna ( )
Rsi
f : Diferencia
entre la temperatura superficial interior y la temperatura del aire
exterior, calculada con una resistencia superficial interior
si
R :


ext in
ext si
Rsi
T T
T T
f


= (2.1)

Se pueden relacionar estos parámetros para obtener el coeficiente de
acoplamiento térmico a través de la envolvente de un edificio
completo:


∑ ∑ ∑
= = =
+ ⋅ + ⋅ =
K
k
k
J
j
j j
I
i
i i
l A U L
1 1 1
χ ψ (2.2)

i
U es la transmitancia térmica de la parte i de la envolvente del
edificio. Su cálculo se realiza de forma unidimensional.
i
A es el área
interna de esa parte i de envolvente.
j
l es la longitud interior en
metros del puente térmico lineal j. El último término, generalmente,
supondrá un valor despreciable en comparación con los anteriores.

La utilidad de estos parámetros es importante, ya que cuantifican el
fenómeno en términos de pérdidas de calor y de riesgo de
condensaciones. Por ejemplo, dentro de la norma ISO 14683 hay un
edificio tomado como modelo en el anexo B que posee un coeficiente de
acoplamiento térmico global de 133,22 K W . Una parte de esta
cantidad, 37,16 K W , es debida exclusivamente a los puentes térmicos
lineales (representa casi el 28% del total) y se ha calculado sumando
todos los productos de las transmitancias térmicas de cada puente por
la longitud asignable a cada uno de ellos. Con ciertas mejoras en la
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 23 -
elección de los tipos de puente, el coeficiente de acoplamiento
térmico puede reducirse en un 13%.


2 22 2.3 .3 .3 .3 Código Técnico de la Edificación Código Técnico de la Edificación Código Técnico de la Edificación Código Técnico de la Edificación

En marzo de 2006 entró en vigor el nuevo CTE, lo que supone un gran
impulso para avanzar en calidad y habitabilidad de las nuevas
construcciones. Junto a sus documentos de seguridad estructural,
contra incendios, de higiene o de protección del medio ambiente, se
publica el Documento Básico HE de Ahorro de Energía [3]. Posee cinco
exigencias básicas enfocadas al uso racional de la energía en las
edificaciones y a la promoción de instalaciones de producción de
energía por medios renovables.

La exigencia básica HE 1 trata de la limitación de demanda energética:

“Los edificios dispondrán de una envolvente de características tales
que limite adecuadamente la demanda energética necesaria para alcanzar
el bienestar térmico en función del clima de la localidad, del uso del
edificio y del régimen de verano y de invierno, así como por sus
características de aislamiento e inercia, permeabilidad al aire y
exposición a la radiación solar, reduciendo el riesgo de aparición de
humedades de condensación superficiales e intersticiales que puedan
perjudicar sus características y tratando adecuadamente los puentes tratando adecuadamente los puentes tratando adecuadamente los puentes tratando adecuadamente los puentes
térmicos térmicos térmicos térmicos para limitar las pérdidas o ganancias de calor y evitar
problemas higrotérmicos en los mismos.”

Ya en su primera declaración de intenciones, el documento HE 1 obliga
a tratar “adecuadamente” los puentes térmicos según dos categorías,
con lo que se dividirán los métodos en dos apartados: opción
simplificada (incluyendo el riesgo de condensaciones) y opción
general. En cada uno de ellos se destacará cómo reflejar el influjo de
los puentes térmicos en la envolvente del edificio, lo que determinará
si éste cumple o no con las especificaciones.


Opción simplificada Opción simplificada Opción simplificada Opción simplificada

Esta opción será aplicable si el edificio cumple determinadas
condiciones (entre otras, que el porcentaje de huecos en fachadas sea
menor al 60%, véase la figura 2.4). A efectos de limitación de la
demanda, se tendrán en cuenta tan sólo los puentes térmicos cuya
superficie sea superior a 0,5 m
2
y que estén integrados en las fachadas
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 24 -
(pilares, contornos de huecos y cajas de persiana), sin incluir las
puertas cuyo porcentaje de superficie semitransparente sea inferior al
50%.



Figura 2.4. El edificio de la izquierda presenta un porcentaje de huecos en fachada menor al 60%,
por tanto puede ser aplicada la opción simplificada en este caso.
Figura 2.4. Bis. No ocurre lo mismo en el edificio de la el derecha, donde será obligatorio el uso de
la opción general (figuras generadas con Google SketchUp).


Para la comprobación de la limitación de la demanda energética de la
opción simplificada hay que calcular los parámetros característicos
medios para cada categoría, ponderando los parámetros correspondientes
a cada cerramiento según su fracción de área, en relación con el área
total de la categoría a la que pertenece. Esos parámetros son las
transmitancias térmicas (U ) y factores solares ( F ), en la cubierta y
en cada orientación de los muros. Es importante reseñar que las áreas
de los cerramientos se considerarán a partir de las dimensiones tomadas dimensiones tomadas dimensiones tomadas dimensiones tomadas
desde el interior del edificio desde el interior del edificio desde el interior del edificio desde el interior del edificio (apartado 3.2.2.1, punto cuarto).

Los pilares, las cajas de persiana y los contornos de los huecos están
formados por capas heterogéneas de distintos materiales y por ellos se
perderán flujos distintos a los perdidos por el muro homogéneo. La
transmitacia térmica de estos elementos se debe calcular aparte por
medio del método unidireccional (véase el capítulo 2.4 del presente
capítulo o el apéndice F de la exigencia básica HE 1) y habrá que
incluirla proporcionalmente en el cálculo de la transmitancia global.
Los puentes en este caso, como se ha indicado en la introducción, se
consideran aislados del resto de la envolvente.

La opción simplificada, por tanto, propone chequear la edificación
para que los parámetros característicos cumplan con los requisitos
mínimos, que no son más que valores tabulados. Tiene un uso muy
restringido, por lo que muchos edificios quedarán fuera de esta
opción. Por otra parte, sus resultados no se pueden someter a un
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 25 -
análisis riguroso, ya que trata todos los elementos arquitectónicos
como modelos unidireccionales, por separado y bajo régimen
estacionario.


Riesgo de condensaciones Riesgo de condensaciones Riesgo de condensaciones Riesgo de condensaciones

Hay que limitar a toda costa la aparición de mohos en las superficies
interiores, y es por esto que hay que centrarse sobre todo en los
puentes térmicos y en aquellas superficies que puedan absorber agua o
susceptibles de degradarse.

La comprobación de la limitación de condensaciones superficiales en la
opción simplificada se basa en la comparación del factor de
temperatura de la superficie interior
Rsi
f y el factor de temperatura
de la superficie interior mínimo
min , Rsi
f para las condiciones interiores
y exteriores correspondientes al mes de enero y especificadas en el
apéndice G de esta exigencia básica. Se debe comprobar que el factor
de temperatura de la superficie interior es superior al factor de
temperatura de la superficie interior mínimo. Este factor mínimo se
podrá obtener a partir de valores tabulados en función del tipo de
espacio y la zona climática donde se encuentre el edificio (valores
que oscilan entre 0,5 y 0,9).

Al comienzo del documento se establece una tabla de valores máximos de
transmitancia térmica de cerramientos y particiones interiores de la
envolvente térmica, según tipo y zona climática. Cumplir con esta
condición para edificios de no muy alta producción de vapor
(higrometría 4 o inferior) es suficiente para satisfacer el punto
anterior; sin embargo, siempre habrá que comprobar el factor de
temperatura en cada puente térmico, utilizando la metodología expuesta
en el apéndice G. En el caso de la opción simplificada, el factor de
temperatura de superficie interior se calcula con la expresión 2.3.

25 , 0 1 ⋅ − = U f
Rsi
(2.3)

Para la opción general, se necesitará modelar numéricamente cada
puente térmico según la norma ISO 10211.

Por otro lado, también hay posibilidades de condensaciones entre las
capas que forman los muros. Esto ocurrirá cuando la presión de vapor
en la superficie de cada capa es mayor a la presión de vapor de
saturación. El apéndice G se encarga de ofrecer el procedimiento para
calcular la distribución de temperaturas en cada una de las capas del
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 26 -
muro, y el procedimiento a seguir será análogo al de condensaciones
superficiales (la norma no incluye a los puentes térmicos en estas
comprobaciones). Si es necesaria la interposición de una barrera de
vapor, ésta se colocará en la cara caliente del cerramiento y se
controlará que durante su ejecución no se produzcan roturas o
deterioros en la misma.


Opción general Opción general Opción general Opción general

Mucho más completa que la opción simplificada, se apoya en una
aplicación informática (en este caso el programa LIDER) para evaluar
la demanda energética de los edificios (también el riesgo de
condensaciones y la limitación de las infiltraciones de aire). En el
apartado 2.6 de este mismo capítulo se desarrollará el método de
cálculo y en el 2.8 se introducirá dicho programa.

Para implementar esta opción general se necesita, no obstante, modelar
correctamente cada puente térmico del edificio e introducir sus
parámetros en LIDER. Por este motivo, hay que dominar las normas UNE
EN ISO 10211-1:1995 y UNE EN ISO 10211-2:2002 (a partir de ahora, ISO
10211. Véase [5] y [6]) para construir los modelos numéricos
necesarios, o bien, emplear programas informáticos (o atlas)
construidos a partir de éstas (Therm, EuroKobra...).

Aunque con muchas virtudes, el programa LIDER (único software oficial)
en la versión actual posee ciertas limitaciones en el tratamiento de
los puentes térmicos que serán comentadas más adelante. El uso
alternativo de otras herramientas, como EnergyPlus, TRNSYS o ESP-r, se
antoja indispensable para análisis más completos.

Por último, el documento HE 1 también se preocupa de la correcta
ejecución de la obra, prestando especial atención a los encuentros de
forjado y encuentros entre cerramientos. El operario debe cuidar con
celo la puesta en obra de los aislantes térmicos y la construcción de
pilares, cajas de persiana, contorno de huecos... que, como se ha
visto, son térmicamente hablando las partes más sensibles del
edificio.

En resumen, para calcular la limitación de demanda térmica de un
edificio hay dos procedimientos, según sus características: promediar
la transmitancia térmica de cada uno de los puentes térmicos calculada
con métodos unidireccionales con la del muro donde se integra (sólo
para los tres tipos señalados y si se emplea la opción simplificada) o
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 27 -
bien, calcular los parámetros característicos de cada puente
(transmitancia térmica y factor de temperatura) con métodos numéricos
e incluirlos en el programa LIDER (para siete tipos de puentes y si se
utiliza la opción general). Los apartados siguientes desarrollan cada
uno de estos métodos.


2 22 2.4 .4 .4 .4 T TT Tipo ipo ipo ipos de puentes térmicos s de puentes térmicos s de puentes térmicos s de puentes térmicos

La norma ISO 14683, véase [6], cataloga los puentes térmicos en las
siguientes categorías (nomenclatura respetada en el propio programa
LIDER o en el atlas EuroKobra, que resulta muy cómoda cuando aparezcan
muchos puentes distintos en una misma edificación):

• Tejados (Puentes térmicos tipo “R”).
• Balcones (Puentes térmicos tipo “B”).
• Esquinas (Puentes térmicos tipo “C”).
• Suelos (Puentes térmicos tipo “F”).
• Paredes internas (Puentes térmicos tipo “IW”).
• Pilares (Puentes térmicos tipo “P”).
• Vanos de puertas y ventanas (Puentes térmicos tipo “W”).

En LIDER también se identifica al puente térmico formado en la unión
de la solera y la pared exterior, y lo denomina puente térmico tipo
“SM”. En esta misma categoría se incluiría la unión de la fachada
con un muro enterrado o pantalla.

Junto a esta división, las cajas de persiana y los dinteles son
puentes térmicos con entidad suficiente, y pueden considerarse
subcategorías de los puentes tipo ventana. De la misma forma, el
alféizar y las jambas, en casos en que sea necesario, se pueden
considerar puentes independientes. Por orden, se los podrían denominar
“CP”, “D”, “A” y “J”. Por último, hay multitud de soluciones
constructivas que conllevan puentes térmicos (nervios de escalera,
vigas para reforzar muros de carga, cornisas...) que se podrían
asemejar a alguno de los catalogados y cuyo método de resolución será
semejante.

La figura 2.5 muestra un ensayo termográfico donde pueden
identificarse varios de los puentes térmicos listados. Dicho ensayo
fue realizado justo antes del amanecer para evitar la radiación solar.
El interior calefactado hace que los puentes térmicos vistos desde el
exterior sean zonas más cálidas que el resto. Claramente, los pilares,
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 28 -
los forjados y los contornos de huecos se encuentran a mayor
temperatura que el muro de alrededor.




Figura 2.5. Ensayo termográfico donde se observan puentes
térmicos tipo R, F, P, W y C entre otros.


2.5 Modelos unidireccionales 2.5 Modelos unidireccionales 2.5 Modelos unidireccionales 2.5 Modelos unidireccionales

En el CTE, apéndice F de la HE 1, se expone el método de cálculo más
simple con el que determinar la resistencia térmica equivalente de un
puente térmico lineal. El método, que se puede implementar fácilmente
con cualquier hoja de cálculo, otorga a la resistencia térmica de un
elemento constructivo formado por capas homogéneas y heterogéneas el
valor de la media aritmética de los límites superior e inferior entre
los que dicha resistencia se puede acotar. El método, no obstante, no
resulta apropiado para límites con valores muy alejados.

Como se está recalcando, el flujo de calor en los puentes térmicos rara
vez será unidireccional, por tanto este método, en la mayoría de los
casos, no se podrá aplicar, y obligatoriamente habrá que utilizar las
pautas marcadas en la norma ISO 10211. Sin embargo, desde un punto de
vista didáctico, es interesante conocerlo y saber emplearlo con los
puentes térmicos que indica la norma. El propio manual Fundamentals de
ASHRAE [7] utiliza estos modelos (del “camino paralelo” y de los
“planos isotérmicos”) para el cálculo de resistividades totales de
muros heterogéneos.

El límite superior,
T
R' , no es más que el valor de la resistencia
térmica total determinada al suponer que el flujo de calor es
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 29 -
unidimensional y perpendicular a las superficies de cada capa que forma
el elemento estructural. Viene dado por la ecuación 2.4.


Tq
q
Tb
b
Ta
a
T
R
f
R
f
R
f
R
+ + + = ...
1
'
(2.4)



Figura 2.6. Cálculo del límite superior de la
resistencia térmica de un muro compuesto
(DB HE 1).

El valor de cada R es la suma (aritmética) de resistencias térmicas de
cada capa para cada una de las rebanadas horizontales sin olvidar las
resistencias térmicas superficiales (tabuladas). Cada f es la
fracción de área de cada rebanada con respecto al total. La resistencia
térmica de una capa de material homogéneo es, de forma general, el
cociente entre su espesor (medido en metros) y su conductividad térmica
(medida en ( ) K m W ⋅ ).

Suponer que el calor sigue en cada rebanada horizontal un flujo
unidireccional (y promediarlo), descarta la posibilidad de que tome
caminos preferenciales; por tanto, el valor de este flujo será el
mínimo posible y en consecuencia, máxima la resistividad térmica
global.

El límite inferior se calcula según el sumatorio 2.5:


se jn j j si T
R R R R R R + + + + + = ...
2 1
' '
(2.5)

La resistencia térmica de cada capa viene dada por la expresión 2.6:


qj
q
bj
b
aj
a
j
R
f
R
f
R
f
R
+ + + = ...
1
(2.6)
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 30 -
Esta cota inferior se establece al suponer que cada plano paralelo a
las superficies del componente es isotermo. Si esto fuera así en la
realidad, el flujo de calor se vería favorecido al pasar por
superficies de menor resistencia térmica que en la realidad.



Figura 2.7. Cálculo del límite inferior de
la resistencia térmica propia de un muro
compuesto (DB HE 1).


Una vez calculados estos límites, y comprobado que son de valor próximo
(condición: 5 , 1 /
' ' '
<
T T
R R ), su media aritmética se aceptará como
resistencia térmica del puente térmico en cuestión.

En [8] se utiliza el parámetro K para corregir estos dos valores
según el tipo de muro:
( ) K R K R R
T T T
− ⋅ + ⋅ = 1
' ' '
(2.7)

Este parámetro (llamado factor de peso), se determinaría de forma
gráfica. A pesar de la comodidad de su uso, no existen gráficas con
todas las configuraciones posibles de puentes térmicos, lo que limita
sobremanera las posibilidades del método.

Hay casos en los que sí es muy interesante. Tomemos, como ejemplo, un
pilar en un muro sin aislamiento:

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 31 -


Figura 2.8. Diagrama de flujos que atraviesan un muro con pilar integrado.


Los materiales y parámetros utilizados vienen recogidos en la tabla
2.1.

Nombre
λ
( )
K m
W


Espesor (m)
Resistividad
( )
W
K m ⋅
2

Resistividad exterior - - 0,040
Yeso 0,35 0,0155 0,044
Ladrillo común 0,90 0,3000 0,333
Hormigón
2.20
2,20 0,3000 0,136
Enlucido 0,90 0,0155 0,017
Resistividad interior - - 0,250

Tabla 2.1. Materiales que definen el elemento de la figura 2.7.

Realizando los cálculos con el método simplificado, se obtienen unas
resistividades superiores e inferiores de 0,6506 y 0,632 W K m /
2

respectivamente. El valor de la resistividad que se tomaría según la
norma será de 0,641 W K m /
2
⋅ (muy próximo al devuelto por el programa
Therm W K m ⋅
2
645 , 0 ). En este caso, los resultados son buenos y los
errores cometidos apenas son relevantes. Se puede observar el carácter
casi unidireccional del flujo a través del muro en la figura 2.8.

Si se introdujese una capa de aislamiento (
K m
W

= 039 , 0 λ ) entre el
ladrillo y el hormigón de unos dos centímetros de espesor, se
conseguiría una resistividad mayor y una desviación más evidente del
flujo hacia la bidireccionalidad, como se aprecia en la figura 2.9.


Figura 2.9. Diagrama de flujos que atraviesan un muro con pilar integrado aislado.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 32 -
Según el método descrito, los límites superior e inferior serán:

W
K m
R
W
K m
R
T
T
2
' '
2
'
657 , 0
733 , 0
=
=



Aunque siguen cumpliendo con la condición impuesta, estos dos valores
ya no son tan cercanos. La transmitancia térmica local (
m
U ) será de
K m W
2
44 , 1 ( K m W
2
397 , 1 será lo que devuelva Therm).

En conclusión, se observa que a medida que el flujo se desvía más de la
unidireccionalidad o cuando alguna zona presenta una gran concentración
de líneas de flujo, los valores
'
T
R y
' '
T
R se separan más y el cálculo
mediante este método es más inexacto.

Nota: Debe quedar claro que la transmitancia térmica del puente que se
requiere en el método simplificado no es
m
U , sino “sólo”
PF
U . Esta
última se calcula con el método que se acaba de describir pero de forma
independiente al resto del muro, con lo que el cálculo es más sencillo.
Se ha preferido, no obstante, analizar puentes completos siguiendo las
mismas pautas que aparecen en la norma ISO 10211, no sólo su elemento
central.


2 22 2.6 .6 .6 .6 Cálculo de parámetros Cálculo de parámetros Cálculo de parámetros Cálculo de parámetros característicos característicos característicos característicos

Tómense los dos ejemplos anteriores para desarrollar el cálculo de los
parámetros asociados a cada uno de esos puentes térmicos. El proceso
será el siguiente:

1. 1. 1. 1. Cálculo de la transmitancia térmica media (
m
U ). Se necesita
utilizar un método numérico según las directrices de la norma ISO
10211. La aplicación Therm, por ejemplo, realiza este trabajo de manera
sencilla y con muy buena exactitud.

2. 2. 2. 2. Cálculo de la longitud a considerar, según medidas exteriores o
interiores (l ). El CTE sólo toma en cuenta las longitudes interiores.

3. 3. 3. 3. Cálculo de la transmitancia del muro sin puente térmico (U ). No es
más que la inversa de la suma de resistividades térmicas de cada capa
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 33 -
(incluyendo las resistencias superficiales) del muro homogéneo, esto
es, sin tener en cuenta el efecto del puente térmico.

4. 4. 4. 4. Cálculo del coeficiente de acoplamiento (
D
L
2
) y de la transmitancia
térmica lineal del puente (ψ ), por unidad de longitud, según las
expresiones:

l U L
l U L
D
m
D
⋅ − =
⋅ =
2
2
ψ
(2.8)

En los puentes de los ejemplos anteriores la longitud a considerar será
de 2,34 metros y el valor de la transmitancia del muro, U , es de 1,46
( ) K m W ⋅
2
, calculada a partir de las propiedades de los materiales
descritos en la tabla 2.2 (muro homogéneo).


Nombre
λ
( )
K m
W


Espesor (m)
Resistividad
( )
W
K m ⋅
2

R
se
- 0,04
Yeso 0,35 0,0155 0,044
Ladrillo común 0,9 0,3 0,333
Enlucido 0,9 0,0155 0,0172
R
si
- 0,25

Tabla 2.2. Materiales que forman el muro homogéneo del ejemplo tomado para describir el método
de cálculo de los parámetros de un puente térmico.


El programa Therm calculó para el primer ejemplo una transmitancia
térmica media de
K m
W
m
U

=
2
55 , 1 , con lo que se obtendrán unos parámetros
de:

K m
W
D
K m
W
m
D
l U L
l U L


= ⋅ − = ⋅ − =
= ⋅ = ⋅ =
2106 , 0 34 , 2 46 , 1 627 , 3
627 , 3 34 , 2 55 , 1
2
2
ψ


Realmente, la influencia del puente térmico en el conjunto del elemento
no es muy significativa. El muro posee ya de por sí una transmitancia
muy alta. Los efectos perniciosos (en este caso, como se ha visto, no
excesivos) se pueden anular gracias a un correcto aislamiento del
pilar, como ocurre en el segundo caso, donde el valor de la
transmitancia total es
K m
W

2
1,397 ; con él, el resto de parámetros será:

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 34 -
K m
W
D
K m
W
m
D
l U L
l U L


− = ⋅ − = ⋅ − =
= ⋅ = ⋅ =
148 , 0 34 , 2 46 , 1 269 , 3
269 , 3 34 , 2 397 , 1
2
2
ψ


Que la transmitancia térmica sea negativa implica que el elemento que
rompe la homogeneidad del muro (el pilar con aislamiento) no supone un
camino preferente para el flujo de calor aunque la concentración de
líneas en ciertas zonas hace que allí la temperatura superficial
decrezca y los riesgos de condensación aumenten. En la figura 2.9 se
observa claramente cómo el flujo “buscaba” el muro “huyendo” del
pilar (a diferencia de la figura 2.7, donde la densidad de líneas de
flujo en el pilar sin aislamiento era mayor que en el resto del
elemento).


2.7 Valores por defecto 2.7 Valores por defecto 2.7 Valores por defecto 2.7 Valores por defecto

El cálculo correcto de los parámetros ψ y
D
L
2
necesita ser efectuado
con cierto rigor, con lo que es obligatorio el empleo de métodos
numéricos bien construidos según la norma ISO 10211. En fases de
diseño, sin embargo, muchas veces sólo se requiere comparar
aproximadamente los parámetros de un puente térmico según su
configuración. La norma UNE EN ISO 14683 propone un catálogo de
valores por defecto para utilizar en esos casos. Con este catálogo se
gana en simplicidad e incluso precisión con respecto a los modelos
unidireccionales, y aunque se obtendrán resultados con grandes
incertidumbres, son interesantes para análisis someros de edificios
completos.

Los modelos de puentes térmicos están clasificados según los tipos
descritos en el apartado 2.4. Para cada tipo, se muestran sus
parámetros principales (coeficiente térmico de acoplamiento lineal y la
transmitancia térmica lineal) según se tomen dimensiones externas o
internas.

Por ejemplo, la norma cataloga ocho puentes térmicos del tipo F. Es
interesante analizar el papel de la capa de aislamiento en los
parámetros finales; el coeficiente de acoplamiento en el primer caso de
los expuestos en la figura 2.9 (aislamiento exterior) es
considerablemente menor que en cualquier otra configuración y el papel
del puente térmico es anecdótico en el conjunto de la resistencia
térmica total (
K m
W
i ⋅
= 05 , 0 ψ ).

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 35 -


Figura 2.10. Distintas configuraciones de un puente térmico tipo F.


Con Therm se pueden analizar más profundamente los tres casos, y en
todos ellos se utilizarán los materiales listados en la tabla 2.3 para
el cálculo de la transmitancia del muro.












En el caso F1 (figura 2.11), el comportamiento del flujo de calor es
casi unidireccional. La trayectoria de las líneas de flujo sigue líneas
rectas y su densidad es muy homogénea por todo el elemento. El
cociente 05 , 1
' ' '
=
T T
R R cumple la condición exigida en el CTE y el
método unidireccional da un resultado realista (este tipo de puente, no
obstante, no es de aquellos que la opción simplificada acoge. Sin
embargo, es interesante comprobar cómo el método unidireccional puede
servir para analizar también otro tipo de puentes térmicos).

Nombre
λ
( )
K m
W


Espesor
(m)
Resistividad
( )
W
K m ⋅
2

Resistividad exterior - 0,04
Aislamiento 0,008 0,02 2,5
Ladrillo común 1,22 0,3 0,246
Hormigón 2 0,15 -
Resistividad interior - 0,13
Total Total 2,916
U 0,343
Tabla 2.3. Propiedades de los materiales que forman un puente térmico tipo F.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 36 -


Figura 2.11. Puente térmico tipo F (config. 1).

Una comparación entre los valores por defecto, el modelo analizado con
Therm y el modelo unidireccional devuelve valores muy cercanos de
D
L
2
y
i
ψ (tabla 2.4).



En los casos F2 y F3, el puente afecta mucho más al flujo, y el método
unidireccional ya no es válido. Las líneas de flujo “buscan” el
frente de forjado, como se aprecia en las ilustraciones 2.12 y 2.13.

Método
m
U
( )
K m
W

2

D
L
2

( )
K m
W


U
( )
K m
W

2

o
l

( ) m
oi
l

( ) m
i
l

( ) m
o
ψ
( )
K m
W


oi
ψ
( )
K m
W


i
ψ
( )
K m
W


Valores por defecto - 0,74 0,343 2,15 2,15 2 0 0 0,05
Therm 0,3461 0,744 0,343 2,15 2,15 2 0,007 0,007 0,0062
Método unidireccional 0,350 0,746 0,343 2,15 2,15 2 0,015 0,014 0,014
Tabla 2.4. Comparación entre los parámetros obtenidos para un mismo puente térmico
utilizando tres métodos distintos de cálculo. Puente térmico tipo F (config 1).
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 37 -


Figura 2.12. Puente térmico tipo F (configuración 2).
Figura 2.13. Puente térmico tipo F (configuración 3).


Se observa en estos dos últimos diagramas cómo los flujos
definitivamente no son unidireccionales, y el método unidireccional
calcula un valor de la transmitancia térmica independiente de la
posición de la capa de aislamiento (tablas 2.5 y 2.6).


Tabla 2.5. Comparación entre los parámetros obtenidos para un mismo puente térmico
utilizando tres métodos distintos de cálculo. Puente térmico tipo F (configuración 2).



Tabla 2.6. Comparación entre los parámetros obtenidos para un mismo puente térmico
utilizando tres métodos distintos de cálculo. Puente térmico tipo F (configuración 3).

Método
m
U
( )
K m
W

2

D
L
2

( )
K m
W


U
( )
K m
W

2

o
l

( ) m
oi
l

( ) m
i
l

( ) m
o
ψ
( )
K m
W


oi
ψ
( )
K m
W


i
ψ
( )
K m
W


Valores por defecto - 1,56 0,343 2,15 2,15 2 0,8 0,8 0,9
Therm 0,7586 1,631 0,343 2,15 2,15 2 0,894 0,894 0,945
Método
unidireccional
0,7000 1,505 0,343 2,15 2,15 2 0,768 0,768 0,819
Método
m
U
( )
K m
W

2

D
L
2

( )
K m
W


U
( )
K m
W

2

o
l

( ) m
oi
l

( ) m
i
l

( ) m
o
ψ
( )
K m
W


oi
ψ
( )
K m
W


i
ψ
( )
K m
W


Valores por defecto - 1,5 0,343 2,15 2,15 2 0,75 0,75 0,8
Therm 0,7168 1,541 0,343 2,15 2,15 2 0,804 0,804 0,855
Método unidireccional 0,7000 1,505 0,343 2,15 2,15 2 0,768 0,768 0,819
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 38 -
Tómense puentes tipo “R”, formados por el encuentro entre una pared y
una cubierta (su estudio de forma unidireccional no es posible debido a
la propia geometría de la estructura). Hay catalogados 12 modelos por
defecto, de los que se estudiarán tres de los más significativos en
función al aislamiento. El análisis de estos elementos se utilizará en
una construcción completa para determinar qué errores se cometen al
tomar parámetros por defecto en lugar del cálculo exacto. Para ser
coherentes con los dos métodos, es necesario utilizar en Therm los
materiales y las dimensiones que aparecen en la norma ISO 14683:

Resistencias de tipo convectivo en las superficies interiores y
exteriores:
W
K m
se
W
K m
si
R
R


=
=
2
2
04 , 0
13 , 0


Espesor y transmitancia térmica de la pared:

K m
W
pared
pared
U
m d

=
=
2
343 , 0
3 , 0


Resistencia térmica de una capa aislante:

W
K m
R

=
2
5 , 2


Transmitancia térmica de la cubierta:

K m
W
pared
U

=
2
365 , 0


Los diagramas que Therm devuelve son muy interesantes:



Figura 2.14. Puente térmico tipo R (configuración 1).
Figura 2.15. Puente térmico tipo R (configuración 2).
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 39 -


Figura 2.16. Puente térmico tipo R (configuración 3).

Los cálculos de transmitancias y coeficientes de acoplamiento devuelven
la comparación expuesta en la tabla 2.7. En estos casos, la capa de
aislamiento situada en el exterior conlleva un coeficiente de
acoplamiento algo mayor (implica pérdidas mayores) y el puente térmico
será más influyente que con aislantes internos.


Tabla 2.7. Comparación entre los parámetros obtenidos para un mismo puente térmico tipo R, utilizando
dos vías distintas: catálogo de puentes y cálculo numérico.
Método
m
U
( )
K m
W

2

D
L
2

( )
K m
W


U
( )
K m
W

2

o
l

( ) m
oi
l

( ) m
i
l

( ) m
o
ψ
( )
K m
W


oi
ψ
( )
K m
W


i
ψ
( )
K m
W


R 1
Valores por defecto - 1,42 - 2,55 2 2 0,55 0,7 0,7
Therm 0,553 1,409 0,355 2,55 2 2 0,504 0,699 0,699
R 2
Valores por defecto - 1,38 - 2,55 2 2 0,5 0,65 0,65
Therm 0,527 1,344 0,355 2,55 2 2 0,439 0,634 0,634
R 3
Valores por defecto - 1,28 - 2,55 2 2 0,4 0,55 0,55
Therm 0,490 1,248 0,355 2,55 2 2 0,344 0,539 0,539
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 40 -
Los valores calculados son próximos a los tabulados. Reseñable:

- Los coeficientes de acoplamiento precalculados no son exactos, aun
utilizando las dimensiones y los materiales que la norma utiliza. Por
otra parte, la transmitancia para dimensiones exteriores (el CTE no la
utiliza) no se corresponde exactamente con la calculada en cada caso.
La transmitancia con respecto a las dimensiones internas sí es más
aproximada.

- Para el cálculo de la transmitancia media en este tipo de
configuraciones hay que aceptar un criterio (no es muy importante en
este caso, puesto que muro y forjado tienen valores muy parecidos:
0,343 y 0,364 ( ) K m W ⋅
2
respectivamente). Se tomará el que establece
una proporción según la longitud de la bisectriz contenida en cada
elemento. En este caso, el forjado tiene un peso de 1,25, por 1 del
muro, y de esta manera se obtiene una transmitancia media en todos los
casos de 0,355 ( ) K m W ⋅
2
.

Para continuar con el ejemplo, modélese un edificio muy simple, tipo
caja de zapatos, con la pared y el forjado descritos (figura 2.17). Se
ubicará en Málaga (zona climática tipo A3). Las medidas internas (alto,
ancho, largo) serán de 3, 4 y 6 metros. Una de las caras mayores tendrá
orientación sur. Con estas características, en el edificio sólo se
identificará este tipo de puente (no se tendrán en cuenta los puentes
térmicos puntuales en las cuatro esquinas ni los formados en la
intersección de muros. La solería será adiabática). Según la opción
simplificada del CTE, sólo hay que tener en cuenta aquellos puentes
térmicos integrados en la fachada (caja de persiana, pilares y
contornos de huecos), por tanto, las transmitancias de muros de fachada
y cubiertas son las ya indicadas (sin ponderaciones).



Figura 2.17. Edificio ejemplo (imagen generada por Google SketchUP).
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 41 -
La envolvente del edificio está compensada con respecto a su calidad
térmica para todas las zonas climáticas contempladas en el CTE, ya que
los valores de la transmitancia de muros y cubierta son menores que los
de la tabla 2.8 [9].


Para la zona A3, en cuestión, los parámetros térmicos máximos son los
que aparecen en la tabla 2.9 [10].


El edificio cumple con la opción simplificada en sus condiciones de
demanda energética. Queda pendiente el análisis del coeficiente de
acoplamiento del edificio y de la transmitancia del puente térmico,
valores reflejados en las tablas 2.10 y 2.11.

Elemento
( )
K m
W
U

2

( )
2
m A
oi

( )
K
W
oi
A U ⋅

Paredes 0,343 60 20,577
Cubierta 0,364 24 8,743
Total 29,32

Tabla 2.10. Cómputo del coeficiente de acoplamiento térmico .

Tabla 2.8. Transmitancia térmica máxima de cerramientos y particiones interiores en la envolvente
térmica.
U en ( ) K m W ⋅
2

Cerramientos y particiones interiores
Zonas
A
Zonas
B
Zonas
C
Zonas
D
Zonas
E
Muros de fachada, particiones interiores en contacto
con espacios no habitables, primer metro del perímetro
de suelos apoyados sobre el terreno y primer metro
de muros en contacto con el terreno
1,22 1,07 0,95 0,86 0,74
Suelos 0,69 0,66 0,65 0,64 0,62
Cubiertas 0,65 0,59 0,53 0,49 0,46
Vidrios y marcos 5,70 5,70 4,40 3,50 3,10
Medianerías 1,22 1,07 1,00 1,00 1,00
Parámetro Valor
Transmitancia límite de muros de fachada y
cerramientos en contacto con el terreno
U
Mlim ( ) ( ) K m W ⋅
2
0,94
Transmitancia límite de suelos U
Slim ( ) ( ) K m W ⋅
2
0,53
Transmitancia límite de cubiertas U
Clim ( ) ( ) K m W ⋅
2
0,5
Factor solar modificado límite de lucernarios F
Llim
0,29
Tabla 2.9. Valores límite de los parámetros característicos medios.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 42 -
Therm
Puente Térmico Tipo ( )
K m
W
oi ⋅
ψ

) (m l
oi

( )
K
W
oi oi
l ⋅ ψ

( )
K
W
L
Pared/ cubierta R3 0,539 20 10,78 40,1 26,88%
ISO 14683
Pared/ cubierta R3 0,55 20 11 40,32 27,28%

Tabla 2.11. Cómputo de la transmitancia del puente térmico multiplicada por su longitud.


Se aprecian diferencias mínimas, en este caso, empleando Therm o
valores precalculados, lo que da a entender que estos valores pueden
ser bastante útiles para cálculos en construcciones sencillas. La
importancia de los puentes térmicos en este edificio se encuentra en
torno al 27%.

Es fundamental indicar que, por ejemplo, si se pudiera realizar un
pequeño cambio en el aislamiento, incomunicando completamente el
hormigón del exterior (configuración R9) se puede conseguir un ahorro
significativo, puesto que la transmitancia del puente
i
ψ cae a un
valor de 0,15 K m W ⋅ .

ISO 14683
Puente Térmico Tipo ( )
K m
W
oi ⋅
ψ

) (m l
oi

( )
K
W
oi oi
l ⋅ ψ

( )
K
W
L
Pared/ cubierta R9 0,150 20 3,00 32,32 9,28%

Tabla 2.12. Cómputo de la transmitancia del puente térmico multiplicada por su longitud.

Las pérdidas en este tipo de configuración debidas al puente térmico se
han reducido al 9,28%, como se aprecia en la tabla 2.12.


Conclusiones Conclusiones Conclusiones Conclusiones

Los parámetros por defecto son útiles en la medida en que distinguen
claramente unas configuraciones de otras dentro de un mismo tipo de
puente, aportando valores que no se ajustan mal a la realidad
(interesantes para un ligero análisis de edificios completos) pero con
una incertidumbre, como apunta la norma, de hasta un 50%.

Estos parámetros estacionarios son muy sensibles (dentro de un mismo
tipo de puente) a la posición de la capa de aislamiento, mucho más que
a cualquier otro cambio significativo en materiales o dimensiones.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 43 -
A medida que el edificio gana en complejidad, aparecerán nuevos y
dispares puentes térmicos que harán aumentar las pérdidas de calor y
los resultados reales se desviarán de los calculados con esos métodos
de valores tabulados (que para un análisis comparativo con otras
configuraciones sigue siendo muy válido).

Hasta este punto, no se ha abordado la otra consecuencia fundamental de
la aparición de puentes térmicos, y a la que se le dedicará el anexo A:
las condensaciones superficiales. Este análisis necesita los mismos
modelos numéricos empleados en la limitación de demanda pero con
ciertas correcciones en sus condiciones de frontera. Por otro lado, se
han pasado por alto los puentes térmicos puntuales, los cuales
presumiblemente supondrán pérdidas de calor irrisorias en relación con
los flujos globales, pero, como se ha visto, generarán los puntos más
fríos de la cara interna de la envolvente del edificio y por tanto
éstas serán zonas de alta probabilidad de aparición de condensaciones
(véase la simulación 1 del anexo A). Los modelos tridimensionales en
régimen transitorio creados con el software VOLTRA son el mejor método
de diagnóstico en estos casos.


2.8 Aplicación LIDER 2.8 Aplicación LIDER 2.8 Aplicación LIDER 2.8 Aplicación LIDER

La aplicación LIDER ya fue introducida en apartados anteriores. Como
entorno informático al servicio de la opción general de cálculo
recogida en el documento HE 1, se dispone para su libre utilización del
programa LIDER (Limitación de la Demanda Energética) que tiene la
consideración de Documento Reconocido del CTE. Con este programa se
evaluarán todos los edificios a excepción de aquellos cuya naturaleza
innovadora haga que sus soluciones constructivas sean imposibles de
definir; habrá entonces que justificar los cálculos con otros programas
más completos, tipo TRNSYS, ESP-r o EnergyPlus, siempre que éstos sean
validados y reconocidos.

LIDER básicamente consiste en una herramienta informática que
desarrolla el método de cálculo (expuesto en el documento HE 1,
apartado 3.3.2) y determina si un edificio cumple o no con las
condiciones de limitaciones de demanda energética, presencia de
condensaciones e infiltraciones de aire. Estas tres tareas son
acometidas del siguiente modo:

Demanda energ Demanda energ Demanda energ Demanda energética de la envolvente térmica. ética de la envolvente térmica. ética de la envolvente térmica. ética de la envolvente térmica. LIDER necesita dos
edificios modelo: el edificio objeto y el edificio de referencia. Es
interesante que queden muy claros ambos:
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 44 -

Edificio objeto Edificio objeto Edificio objeto Edificio objeto. Es el edificio tal y como se ha diseñado en forma,
tamaño, tipo de construcción y modos de operación.
Edificio de referencia Edificio de referencia Edificio de referencia Edificio de referencia. Tiene la misma forma y tamaño que el edificio
objeto, la misma zonificación interior y el mismo uso de cada una de
esas zonas. De igual modo, tiene los mismos obstáculos externos. Lo que
lo diferencia del edificio objeto es que la calidad constructiva de la
envolvente y de los elementos de sombra garantizan el cumplimiento de
las exigencias de demanda energética que establece el CTE.

Una vez simulados ambos edificios en régimen de calefacción y
refrigeración, esas dos demandas energéticas del edificio objeto deben
ser inferiores a las del edificio de referencia.

Riesgo de condensaciones Riesgo de condensaciones Riesgo de condensaciones Riesgo de condensaciones. . . . El programa controla que la humedad relativa
media mensual en la superficie interior de la envolvente térmica sea
inferior al 80%, que la humedad acumulada en cada capa del cerramiento
se seca a lo largo de un año, y que la máxima condensación acumulada en
un mes no sea mayor que el valor admisible para cada material aislante.
Evalúa también las zonas más críticas, que son los puentes térmicos que
tiene previstos.

Infiltraciones Infiltraciones Infiltraciones Infiltraciones. LIDER comprueba que, según la zonificación climática,
los edificios no superen los valores tabulados en el CTE de
permeabilidad de aire en las carpinterías.

Debe quedar claro que con LIDER no se pueden realizar ni cálculos de
cargas ni de demanda, tan sólo está concebido para verificar el
reglamento se cumple o no.


Método de cálculo Método de cálculo Método de cálculo Método de cálculo

Entre otras características, LIDER trabaja con cálculos horarios, en
régimen transitorio, y considera los efectos de las masas térmicas. El
CTE describe, además de lo anterior, algunas propiedades que el
programa debe tener:

1. Debe incluir el efecto de la radiación solar para cada orientación e
inclinaciones de los cerramientos de la envolvente, sin pasar por alto
las sombras del propio edificio (ni olvidar aquellas sombras producidas
sobre los huecos por voladizos, retranqueos...) ni la de otros
obstáculos que puedan bloquear dicha radiación.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 45 -
2. Debe ser capaz de valorar las ganancias y pérdidas por conducción a
través de cerramientos opacos y huecos acristalados considerando la
radiación absorbida.

3. Debe tener en cuenta la transmisión de la radiación solar a través
de las superficies semitransparentes, y su dependencia con el ángulo de
incidencia.

4. Debe contemplar el efecto de las persiana y cortinas exteriores a
través de coeficientes correctores del factor solar y de la
transmitancia térmica del hueco.

5. Debe tomar en consideración la ventilación en términos de
renovaciones/hora para las diferentes zonas y de acuerdo con unos
patrones de variación horarios y estacionales.

6. Las cargas internas son importantes, y LIDER debe diferenciar sus
fracciones radiantes y convectivas, y las variaciones horarias de la
intensidad de las mismas para cada zona térmica.

7. Debe valorar la posibilidad de que los espacios se comporten a
temperatura controlada o en oscilación libre (durante los periodos en
los que la temperatura de éstos se sitúe espontáneamente entre los
valores de consigna y durante los periodos sin ocupación).

8. Por último, el programa debe poder acoplar térmicamente las zonas
adyacentes del edificio que se encuentren a diferente nivel térmico.

Como se comentará en repetidas ocasiones en este proyecto, LIDER
integra el impacto de los puentes térmicos en el comportamiento térmico
del edificio; las transmitancias térmicas y los factores de temperatura
deben ser calculados aparte por métodos numéricos e introducidos por el
usuario, pero el programa interpretará en qué lugar aparece cada
puente, de los ocho que él puede identificar, los medirá y los asociará
con los valores de estos parámetros. Si bien es sencillo que un
programa informático procese el factor de temperatura introducido para
calcular el riesgo de condensaciones, el aumento de la demanda
energética producido por los puentes térmicos calculados a partir de la
transmitancia térmica de cada uno de ellos no lo es tanto (de hecho, la
búsqueda de una buena respuesta a este problema justifica el presente
proyecto).

Es interesante observar exactamente cómo LIDER soluciona este problema.
De entrada, la transmitancia térmica (según las superficies internas)
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 46 -
es un parámetro estacionario; para adaptarla al modelo global
(transitorio), LIDER supone que el puente térmico no es un elemento
capacitivo, esto es, no tiene masa. De esta forma es más fácil de
modelar, ya que bastará con multiplicar su transmitancia térmica, por
su longitud correspondiente y por la diferencia de temperatura interior
y exterior en cada instante para obtener el flujo de calor perdido a
través de él:

) ( ) (
, , _
t T l t q
j j i i j i in
∆ ⋅ ⋅ =ψ (2.9)

Para el puente térmico i , de la zona j , en el instante t .

Como se ha comentado, la transmitancia térmica introducida debe incluir
el valor ponderado de todas las transmitancias térmicas de todos los
puentes térmicos del mismo tipo. A efecto global, no parece una muy
mala solución, aunque puede falsear los resultados obtenidos de cada
zona individualmente y no es en modo alguno realista con el
comportamiento en régimen transitorio; es útil tan sólo porque
garantiza el cumplimiento de las condiciones prescriptivas que el CTE
impone.

Hay que admitir, no obstante, que pese a algunas evidentes deficiencias
(por ejemplo, es curioso que la opción general no permita la entrada de
los puentes formados en las cajas de persiana, mientras que la opción
simplificada sí los contempla), el enfoque que LIDER realiza de los
puentes térmicos es un primer paso que debe ser celebrado frente al
vacío que el resto de programas de simulación presenta en este terreno.


Ejemplo Ejemplo Ejemplo Ejemplo

Se analizará el edificio tipo caja de zapatos descrito en el apartado
anterior como primera toma de contacto con el entorno de LIDER. Se
empleará un proceso metódico, ventana a ventana, para que quede claro
el procedimiento de introducción y cálculo de edificaciones en el
programa (no será, no obstante, muy explícito. Para esto hay todo un
manual que acompaña al programa y de acceso gratuito para el
interesado).

Descripción Descripción Descripción Descripción. Se introduce zona climática (A3), localidad (Málaga),
orientación del edificio, tipo de edificación (vivienda unifamiliar),
condiciones de higrometría (clase 3 o inferior) y otros datos de tipo
administrativo.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 47 -
BD BD BD BD. En la base de datos, se cargan las librerías de los materiales, se
crearán los materiales y con ellos el muro y el forjado acorde a las
características descritas en el apartado anterior (en este caso,
parámetros obtenidos de la ISO 14683).




Figura 2.18. Edición de un muro en LIDER.




Figura 2.19. Edición de un forjado en LIDER.


Opciones Opciones Opciones Opciones. Se puede elegir entre continuar los cálculos si no se cumplen
los requisitos mínimos o no.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 48 -
Construcción Construcción Construcción Construcción. Es quizás la pestaña más importante, pues en ella se
deben elegir los distintos muros, forjados y huecos de la base de
datos, por un lado, y los tipos de puentes térmicos, por otro. En el
caso del estudio:

- Todos los muros son el muro ISO 14683.
- Todos los forjados son el forjado ISO 14683.
- No hay huecos.
- Suelo en contacto con el terreno tipo forjado, con aislamiento
perimetral de 0,5 metros y resistividad térmica de 2,5 W K m ⋅
2
.
- Parámetros del puente térmico tipo “R” ya calculados:
54 , 0 = ψ K m W ⋅
58 , 0 = f
- Parámetros del resto de puentes (para anular sus efectos):
0 = ψ K m W ⋅
1 = f

3D 3D 3D 3D. Se dibuja el edificio completo.

Calcular Calcular Calcular Calcular. Genera el edificio de referencia. Simula ambos edificios para
los meses de invierno y verano. Devuelve la pantalla que muestra la
figura 2.20, donde, efectivamente, se indica que el edificio cumple las
prescripciones (ya se comprobó que el edificio cumplía con el método
simplificado).




Figura 2.20. Resultados de la primera simulación en LIDER.


Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 49 -
Si el puente térmico tuviese un factor de temperatura menor a 5 , 0 =
Rsi
f
el programa predice riesgos de condensaciones en su superficie (el
valor del
min , Rsi
f depende únicamente de la zona climática donde se
encuentre el edificio, de acuerdo a los valores de espacio de
higrometría 3 de la tabla 3.2 del documento HE del CTE. Sin duda, éste
es un aspecto a depurar en próximas versiones de LIDER).

Para comprobar que efectivamente un puente térmico puede ser decisivo a
la hora de cumplir o no con las especificaciones del CTE, se analizará
a continuación el mismo edificio, con algunos cambios, situado en Ávila
(región climática tipo D).



Figura 2.21. Modelo de edificio introducido en LIDER.

El edificio incluye una ventana mirando al norte y una puerta
acristalada orientada al oeste (figura 2.21). También se ha
incorporado una capa de aislamiento antivapor para evitar las
condensaciones intersticiales. Por último, para esta primera
simulación, se supondrá que no existen puentes térmicos de ningún tipo
(ni en el contorno de huecos, ni entre cubierta y fachada).

Al ejecutar el programa, se comprueba que el edificio tal cual cumple
las especificaciones (figura 2.22).

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 50 -


Figura 2.22. Resultados de la segunda simulación en LIDER.


Los puentes térmicos en los vanos de los huecos y en las esquinas se
han considerado con transmitancias muy bajas (en la práctica,
despreciables). El puente térmico entre cubierta y fachada será, de
nuevo, el único a tener en cuenta. Si se le otorga unos parámetros de
2 , 0 = ψ K m W ⋅ y 8 , 0 = f , el edificio seguirá cumpliendo con la opción
general (figura 2.23).



Figura 2.23. Resultados de la tercera simulación en LIDER.


Pero, si se aumenta en tan sólo cinco centésimas el valor de la
transmitancia del puente, 25 , 0 = ψ K m W ⋅ , el programa predice tras los
cálculos, que el edificio no cumple (figura 2.24) con los criterios de
limitación de demanda.


Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 51 -


Figura 2.24. Resultados de la cuarta simulación en LIDER.


En este caso, una pequeña variación en los parámetros de un puente
térmico (por otro lado, de transmitancia bastante baja) hace que todo
un edificio no sea apto para su aprobación según el método general del
CTE. Aunque se hará más hincapié en el régimen de calefacción, por lo
exigente del control del riesgo de condensaciones en superficies
interiores, un puente térmico también puede implicar mayores pérdidas
en régimen de refrigeración (como se ha visto en este último ejemplo).
En el informe final de justificación se incluirá la relación de puentes
considerados con sus parámetros, que habrá que justificar
convenientemente en el proyecto, mediante cálculos con Therm o
EuroKobra.

En conclusión, tanto desde el punto de vista técnico como desde las
nuevas perspectivas que la norma impone, no es baladí la toma en
consideración de los puentes térmicos y el cálculo correcto de sus
parámetros. Por otra parte no está de más volver a incidir que una
mala ejecución de las obras en estas zonas sensibles puede provocar que
edificaciones aprobadas en la práctica se desvíen significativamente
del comportamiento térmico adecuado.


2 22 2. .. .9 99 9 Bibliografía Bibliografía Bibliografía Bibliografía

[1] Renon O. “Thermal bridge modelling in EnergyPlus”. Building
Energy Simulation User News. 23, 23, 23, 23, (3), 2002. p. 14- 26.

[2] UNE EN ISO 7345. “Aislamiento térmico. Magnitudes físicas y
definiciones”.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 52 -

[3] Ministerio de la Vivienda. “Documento Básico HE de Ahorro de
Energía”. Marzo 2006.

[4] UNE EN ISO 10 211-1:1995. “Puentes térmicos en edificación.
Flujos de calor y temperaturas superficiales. Parte 1: Métodos
generales de cálculo”.

[5] UNE EN ISO 10 211-2: 2002. “Puentes térmicos en edificación.
Flujos de calor y temperaturas superficiales. Parte 2: Puentes
térmicos lineales”.

[6] UNE EN ISO 14683: 2000. “Puentes térmicos en edificación.
Transmitancia térmica lineal. Métodos simplificados y valores por
defecto”.

[7] ASHRAE. “Fundamentals Handbook 2001”. ASHRAE, Atlanta, Georgia,
2001. p. 25.3

[8] Carpenter S. Enermodal Engineering Limited. “Advances in
modelling thermal bridges in building envelopes”. Kitchener, 2001.

[9] Tabla extraída del “Documento Básico HE de Ahorro de Energía”,
p. 2 de la sección HE 1.

[10] Tabla extraída del “Documento Básico HE de Ahorro de Energía”,
p. 3 de la sección HE 1.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 53 -









CAPÍTULO 3

MÉTODOS NUMÉRICOS E MÉTODOS NUMÉRICOS E MÉTODOS NUMÉRICOS E MÉTODOS NUMÉRICOS EN EL N EL N EL N EL
TRATAMIENTO DE PUENTES TÉRMICOS TRATAMIENTO DE PUENTES TÉRMICOS TRATAMIENTO DE PUENTES TÉRMICOS TRATAMIENTO DE PUENTES TÉRMICOS




Transferencia de calor en los puentes térmicos. Métodos de diferencias
finitas y puentes térmicos. Normas ISO 10211. Régimen permanente frente
a régimen transitorio. Programas informáticos de análisis de puentes
térmicos. Bibliografía.


3 33 3.1 .1 .1 .1 Transferencia de calor en los puentes térmicos Transferencia de calor en los puentes térmicos Transferencia de calor en los puentes térmicos Transferencia de calor en los puentes térmicos

La ecuación que gobierna la transferencia de calor por conducción en el
seno de un material homogéneo se conoce como Ley de Fourier:

T k q ∇ ⋅ − = ' ' (3.1)

la cual establece que este flujo a través de un área determinada y las
derivadas de las temperaturas para cada dirección del espacio son
proporcionales y dependen del material por donde el calor fluye; dicho
flujo de calor ( ' ' q ) es la velocidad con la que el calor se transfiere
por unidad de área (perpendicular a la dirección de transferencia) y se
mide en
2
m W . La constante k (en otras ocasión es se empleará λ ) se
conoce como conductividad térmica del material ( ( ) K m W ⋅ ).

Un puente térmico tridimensional no deja de ser un elemento
arquitectónico de una particular geometría, compuesto por capas de
distintos materiales, y con determinadas condiciones de frontera. Estas
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 54 -
condiciones de contorno (temperaturas, coeficientes convectivos y
flujos de calor radiante de larga y corta longitud de onda) generarán
un campo de temperaturas dependiente de las tres dimensiones espaciales
y del tiempo. Los gradientes de temperatura entre dos puntos de dicho
elemento implicarán un flujo de calor, que no tendrá carácter
unidireccional generalmente.

Analizando el número de Biot de un muro simple de hormigón
( 0 , 2 = k ( ) K m W ⋅ ), con un coeficiente convectivo de valor 10 = h
K m W ⋅
2
y una longitud característica de 0,2 metros, se tiene:

1
0 , 2
2 , 0 10
=

=

=
k
L h
Bi

Se observa que el valor del número de Biot en este muro es un orden de
magnitud mayor al propio de un sistema de capacidad ( 1 . 0 < Bi ); como
este muro representa un elemento de los más conductivos de todos los
que se pueden encontrar en la envolvente del edificio, tiene sentido,
por tanto, la aplicación de la ley de Fourier en todos los casos dados
en la construcción.

Aplicando el principio de conservación de la energía, la ecuación 3.1
queda:


t
T
z
T
y
T
x
T


⋅ =


+


+


α
1
2
2
2
2
2
2
(3.2)

Donde la difusividad térmica se define como:

p
C
k

=
ρ
α

ρ es la densidad (
3
m kg ) y
p
C es el calor específico del material
( K kg kJ ⋅ ).

Las condiciones de contorno necesarias para complementar la ecuación
3.2 y poder resolver el problema son en general muy variadas, puesto
que necesitan acoplar los campos de temperaturas de todas las capas,
adaptarse a la geometría del puente térmico, tener en cuenta las
superficies adiabáticas... además de incluir los efectos del
intercambio convectivo- radiante con su entorno. Se desarrollará
brevemente los términos de ganancia que intervienen en las condiciones
de frontera para poder que el problema anterior quede resuelto.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 55 -

El balance de flujos de calor en la superficie de un muro viene dado
por la expresión:

rad conv cond
q q q I a + + = ⋅ (3.3)

a es la absortividad del material e I es la irradiación solar
incidente, medida, al igual que todos los flujos, en
2
m W . El primer
término de la derecha, flujo de calor debido a la conducción, ya ha
sido analizado al comienzo de este capítulo; los otros dos restantes,
flujos por convección y por radiación, se desarrollan a continuación.

El intercambio convectivo de calor por unidad de área entre una
superficie y el aire que la rodea se expresa con la ecuación:

( ) ( ) ( ) ( ) t T t T h t q
s c conv ∞
− ⋅ = (3.4)

c
h es un coeficiente de convección medio, medido en ( ) K m W ⋅
2
, cuyo
valor se puede calcular por medio correlaciones empíricas y depende de
variables como la velocidad del viento, la posición y la temperatura de
la superficie, etc.
s
T y

T son las temperaturas superficial y del
aire, respectivamente.

El intercambio radiante de calor entre una superficie y las que le
rodean sigue la expresión:

( ) ( ) ( ) ( ) t T t T t q
alred s rad
4 4
− ⋅ ⋅ = ε σ (3.5)

Donde σ es la constante de Stefan- Boltzmann ( ) ( )
4 2 8
10 67 , 5 K m W ⋅ ⋅ =

σ y
ε es la emisividad de la superficie. Las temperaturas se miden en
Kelvin. Es interesante linealizar la ecuación 3.5 para que tenga la
apariencia de la ecuación 3.4, haciendo:

( ) ( ) ( ) ( ) ( )
2 2 2 2 2 2 4 4
alred s alred s alred s alred s alred s alred s
T T T T T T T T T T T T + ⋅ + ⋅ − = + ⋅ − = − (3.6)

(las temperaturas siguen dependiendo del tiempo). Por otro lado,
desarrollando el cubo de la suma de temperaturas, se tiene:


( )
( ) ( ) ( ) ( )
alred s alred s alred s
alred s alred s
m
T T T T T T
T T T T
T + ⋅ + ⋅ ≈
|
|
¹
|

\
|
+ ⋅
+
⋅ = |
¹
|

\
| +
=
2 2
2 3
3
4
1
2 4
1
2

(3.7)

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 56 -
La aproximación da buenos resultados con los niveles de temperatura
observados normalmente en la construcción (temperaturas expresadas en
Kelvin), y permite, al fin escribir la ecuación 3.4 como:

( ) ( ) ( ) ( ) t T t T h t q
alred s r rad
− ⋅ = (3.8)

Donde el nuevo coeficiente radiante será:


3
4
m r
T h ⋅ ⋅ ⋅ = ε σ (3.9)

El balance de flujos de calor presentado en 3.3 se puede escribir,
entonces, de la forma:

( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) t T t T h t T t T h I a t q
alred s r s c cond
− ⋅ − − ⋅ − ⋅ =

(3.10)

Que, todavía, puede ser simplificado aún más utilizando el concepto de
“temperatura sol- aire” que emplea ASHRAE, para que la ecuación 3.10
quede como:

( ) ( ) ( ) ( ) t T t T h t q
s aire sol o cond
− ⋅ =

(3.11)

o
h es el coeficiente convectivo- radiante, suma de
c
h y
r
h . La
temperatura sol- aire se define como:

( )
alred
o
r
o
aire sol
T T
h
h
T
h
I a
T − − +

=
∞ ∞ −
(3.12)

Para las condiciones de contorno interiores, las ecuaciones se
simplifican en el caso de que no haya ganancia solar. Si se sigue la
norma ISO 10211 (comentada en el apartado 3.3), habría que distinguir
las condiciones de contorno según si lo que se desea resolver es el
problema del riesgo de condensaciones o, por el contrario, es el del
flujo de calor a través de un puente térmico. En el primer caso, la
temperatura interior utilizada es la temperatura del aire interior; en
cálculos de pérdidas, se toma la temperatura seca (media aritmética
entre la temperatura del aire y la temperatura radiante media de todas
las superficies que rodean al puente).

Tanto en condiciones interiores como exteriores, al imponerse el
régimen estacionario (y de calefacción), el carácter prescriptivo de la
norma sitúa al puente térmico en las condiciones más desfavorables para
mantener la solución al problema del lado de la seguridad. Por este
motivo, la norma considera que no hay ganancia solar. De la misma
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 57 -
forma, se asumen resistencias superficiales fijas conservadoras a
partir de valores tabulados, que convierten la ecuación 3.11 en:


( )
( ) ( ) ( )
( )
( ) ( ) ( )
i
s i
cond
e
ext s e
ext cond
R
t T t T
t q
R
t T t T
t q
int _
int _
_
_

=

=
(3.13)

para el flujo de calor exterior e interior respectivamente,
considerados hacia dentro del muro, con las temperaturas
e
T y
i
T y las
resistencias superficiales
e
R y
i
R impuestas por la norma. Cada
resistencia superficial no es más que la inversa del coeficiente
convectivo- radiante respectivo, y se mide en W K m ⋅
2
.

La condición inicial, por último, no es más que un campo de
temperaturas en un momento dado. Desconocerlo no es un problema en la
realidad, pues se suele imponer uno cualquiera que con el paso del
tiempo dejará de ser significativo; la evolución de temperaturas a lo
largo del tiempo irá atenuando las discrepancias iniciales.

Ante la imposibilidad de conseguir una solución analítica que modele el
comportamiento de un puente térmico tridimensional en régimen
transitorio, se tomarán métodos numéricos para conseguir una buena
aproximación. De esta forma, el puente térmico se dividirá en nodos, a
los cuales se les aplicará individualmente las ecuaciones de Fourier,
de conservación de la energía y las condiciones de contorno que les
afecten. La solución del problema se reducirá a un cálculo matricial en
el que la matriz de incógnitas será la temperatura de cada nodo. A
partir de estas temperaturas discretas, se puede obtener una muy buena
aproximación de la temperatura en cualquier punto por interpolación,
además de los flujos de calor a través del elemento. Conociendo las
temperaturas superficiales, el cálculo de la ecuación 3.13 es trivial
y devuelve los flujos entrantes a ambos lados del muro, como se verá en
el apartado siguiente.

A medida que se simplifican las condiciones de contorno, disminuye el
número de dimensiones o se asume un régimen estacionario, el coste
computacional se reduce. Según la geometría, el nivel de exactitud o
los requisitos del problema en cuestión se pueden construir programas
específicos para modelar cualquier puente térmico.



Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 58 -
3.2 3.2 3.2 3.2 Métodos de diferencias finitas y puentes térmicos Métodos de diferencias finitas y puentes térmicos Métodos de diferencias finitas y puentes térmicos Métodos de diferencias finitas y puentes térmicos

Aunque podrían buscarse soluciones analíticas de la ecuación 3.2 para
algunas geometrías simples, por regla general, los puentes térmicos
tridimensionales de múltiples capas necesitarán ser resueltos con
métodos numéricos de diferencias finitas, bien con el conocido como
método explícito o bien con el menos exigente método implícito. El
método explícito necesita cumplir con criterios de estabilidad, lo que
podría suponer una importante limitación en la elección de un correcto
paso de tiempo (ver [1] ó [2] para una descripción profunda), aunque su
empleo es muy extendido; programas en el mercado como Heat2 basan sus
algoritmos en él, por ejemplo. Se adoptará en este capítulo, sin
embargo, el método implícito, utilizando la herramienta informática
MatLab como motor de cálculo.

Defínase un puente térmico formado por el encuentro entre una pared y
una cubierta de hormigón (modelo tipo ‘R2’, figura 3.1. Este elemento
arquitectónico está presente en la mayoría de edificaciones actuales).
Se desarrollará el método implícito a partir de él.



Figura 3.1. Puente térmico formado en el encuentro
entre muro y cubierta (figura generada con VOLTRA).

Se necesita, en principio, discretizar tiempo y espacio. El parámetro
“paso” (p) y el intervalo de tiempo elegido definen la variable
tiempo:

t p t ∆ ⋅ = (3.14)

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 59 -
La discretización del espacio se realiza dividiendo el puente térmico
en celdillas cuadradas de tamaño x ∆ . En el anexo B se muestra cómo
discretizar la ecuación 3.2 teniendo en cuenta estas consideraciones.
Es necesario establecer el balance energético entre cada uno de los
nodos (formados en cada unión de celdas), para construir un sistema de
ecuaciones donde la temperatura de cada uno de estos nodos sean las
incógnitas a resolver. En el citado anexo se exponen las ecuaciones
fruto del balance energético, que dependerán del número de materiales
distintos que rodeen al nodo en cuestión, así como de la situación
física que ocupe dentro del puente térmico (intercambio convectivo,
superficie adiabática...) o la geometría que rodea al nodo (esquinas
exteriores, interiores, pared plana...). Al final, organizando estas
ecuaciones, se obtiene una ecuación matricial de solución directa:


p p p
T O T M + = ⋅
+ + 1 1
(3.15)

De donde se despejará la matriz columna de temperaturas nodales en el
instante p+1:

( )
p p p
T O M T + =
+ − + 1 1 1
(3.16)

Construir la matriz M no es difícil pero necesita considerar con
cuidado las condiciones de contorno y los límites entre las capas. Esta
matriz, que puede alcanzar tamaños muy grandes, es independiente de las
entradas y del tiempo. Depende únicamente de la geometría del puente
térmico, la disposición, tamaño y naturaleza de las capas, el paso de
tiempo y las condiciones de contorno. El programa propio implementado
como ejemplo solucionará un puente de dos capas en la cubierta y tres
en la pared.

O es una matriz columna que también depende de la naturaleza de los
materiales, las dimensiones del puente y las condiciones de contorno,
pero además de las temperaturas exteriores e interiores en cada paso
p+1. Por tanto, habrá que actualizarla para cada paso de tiempo.

Una vez resuelta la ecuación 3.16 y conocido el campo de temperaturas,
es trivial el cálculo del flujo entrante y/o saliente total de cada
cara (medido en m W ), puesto que es un flujo convectivo- radiante con
expresiones análogas a las 3.13:
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 60 -

( )
( )
i
J
j
j
p
i j
i cond
I
i e
i
p
e i
e cond
R
T T x
Q
R
T T x
Q


=
+
=
+
− ⋅ ∆
=
− ⋅ ∆
=
1
1
_
1
1
_
(3.17)

Para cada nodo i o j superficial, tanto para la superficie exterior
como para la interior. En régimen permanente (esto es, manteniendo
i
T y
e
T constantes, y simulando con suficientes pasos de tiempo), ambos
flujos coinciden. A su vez, en este caso se puede implementar en el
programa muy fácilmente el cálculo de los parámetros que definen el
puente térmico en régimen permanente y que han sido utilizados en el
capítulo anterior, puesto que ya conoce la transmitancia térmica de
éste, del muro, del forjado, la temperatura superficial mínima...

A continuación se comprobará el programa en régimen estacionario
comparándolo con el equivalente en Therm. Se mantendrán las siguientes
hipótesis:

- Coeficientes convectivo- radiantes constantes.
- Temperaturas de contorno constantes.
- Irradiación solar y flujos térmicos impuestos nulos.
- Propiedades de los materiales independientes de la temperatura.

Las propiedades de las capas que forman cubierta y pared son:


Capa Material
Grosor
(cm)
Conductividad
(W/m· K)
Densidad
(kg/m
3
)
Calor
específico
(kJ/kg· K)
A
Aislamiento con capa
impermeable
8 0,030 200 1300
B
Hormigón de alta densidad
ASHRAE
16 1,731 2243 840
C Ladrillo común ASHRAE 16 0,727 1922 840
D Aislamiento ASHRAE 8 0,043 32 840
E Ladrillo común ASHRAE 12 0,727 1922 840

Tabla 3.1. Materiales utilizados en el puente térmico de la figura 3.1.





Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 61 -
Las condiciones de contorno están tomadas del CTE HE 1 y se
corresponden con el mes de enero en Málaga:

Temperatura exterior: 12,2 C º
Temperatura interior seca resultante: 20 C º
Resistencia térmica superficial exterior: 0,04 W K m ⋅
2

Resistencia térmica superficial exterior: 0,10 W K m ⋅
2


Se utilizarán celdas cuadradas de 4 centímetros de lado y paso de
tiempo de una hora. Métodos más depurados utilizan celdas grandes en
zonas alejadas del elemento central y más pequeñas según se acerquen a
éste (mallado irregular tipo Tchebycheff, ver [3]); se conseguiría un
menor número de nodos pero el algoritmo se complica (no es el objetivo
de este capítulo mostrar el programa más optimizado posible, sino
presentar la programación numérica básica de puentes térmicos como una
herramienta siempre disponible para modelar cualquier geometría).

La simulación, nos devuelve los valores mostrados en la tabla 3.2,
donde se han empleado 100 pasos de tiempo para garantizar el régimen
estacionario. El tiempo total de simulación ha sido de 32,031 segundos.


Figura 3.2. Mallado del modelo ( figura generada con Therm).
Figura 3.3 Flujos de calor en el puente tipo R (figura generada Therm).

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 62 -

Magnitud MatLab Therm
Temperatura mínima ( C º ) 18,1735 18,2
ext
Q
&
(W/m) 10,3509 10,227
int
Q
&
(W/m) 10,3579 10,226
Error 3,38e
-4
5,46e
-4

U
forjado
(W/m· K) 0,3449 0,3531
U
muro
(W/m· K) 0,4192 0,4168
U
m, exterior
(W/m· K) 0,5104 0,5047
U
m, interior
(W/m· K) 0,6640 0,6552
D
exterior
L
2
(W/m· K) 1,3270 1,326
D
erior
L
2
int
(W/m· K) 1,3279 1,311
o
ψ (W/m· K) 0,3381 0,34
i
ψ (W/m· K) 0,5638 0,55
Rsi
f 0,7658 0,769
Número de nodos 555 325

Tabla 3.2. Resultados de la simulación realizada con el programa propio.

Se han comparado los resultados con los devueltos por Therm para el
mismo caso. Se observan mínimas diferencias, debidas al distinto
mallado, principalmente (figura 3.2).

La figura 3.3 muestra claramente como las líneas de flujo se van
desviando de la senda recta y perpendicular a las capas que se dibuja
en los extremos del puente, para “buscar” la zona de menor
resistividad térmica, justo en la unión entre el muro y la cubierta. La
figura 3.4 muestra como, efectivamente, en la zona interna de máximo
flujo aparece el punto de menor temperatura superficial.

Este programa, no optimizado, creado para este caso concreto ha
resuelto un puente térmico en régimen transitorio. Sin embargo hay
ciertos requisitos que hay que tener en cuenta para garantizar buenos
resultados. Para que un método numérico que modele puentes térmicos sea
aceptado por el CTE HE 1 debe cumplir con las normas ISO 10211.


Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 63 -




















Figura 3.4. Campo de temperaturas en el puente térmico (figura generada con Therm).


3 33 3.3 .3 .3 .3 Norma ISO 10211 Norma ISO 10211 Norma ISO 10211 Norma ISO 10211

La norma UNE-EN ISO 14683:1999 introducía en la disciplina del análisis
de puentes térmicos definiendo parámetros de evaluación, tratamiento,
tipos... e incluso aportaba un pequeño catálogo muy básico con valores
precalculados. Para llegar a estos valores, no será posible utilizar
métodos unidireccionales y ya en el capítulo anterior se apuntaban
herramientas más precisas para calcularlos.
Es conveniente repasar la norma más importante de definición de métodos
de cálculo de puentes térmicos (que actualmente se encuentran en
revisión), para tenerla presente en los próximos apartados. Se
encuentra dividida en dos partes que establecen la base para construir
modelos numéricos de puentes térmicos lo suficientemente aproximados
para cálculos óptimos de flujos de calor y de temperaturas
superficiales internas.





Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 64 -
UNE UNE UNE UNE- -- -EN ISO 10211 EN ISO 10211 EN ISO 10211 EN ISO 10211- -- -1: 1995. Puentes térmicos en edificación. 1: 1995. Puentes térmicos en edificación. 1: 1995. Puentes térmicos en edificación. 1: 1995. Puentes térmicos en edificación.
Cálculos de flujos de calor y temperaturas superficiales. Parte 1: Cálculos de flujos de calor y temperaturas superficiales. Parte 1: Cálculos de flujos de calor y temperaturas superficiales. Parte 1: Cálculos de flujos de calor y temperaturas superficiales. Parte 1:
Métodos generales Métodos generales Métodos generales Métodos generales

La norma comienza reseñando las dos consecuencias de la aparición de
puentes térmicos: los cambios en los flujos térmicos y en las
temperaturas superficies interiores, haciendo hincapié en que los
tratamientos para sus análisis son similares pero no idénticos.

Los métodos clase A son los métodos numéricos que cumplen ciertos
criterios definidos en esta parte primera. Se aplicarán a modelos
geométricos tridimensionales y bidimensionales (pudiéndose emplear para
derivar transmitancias térmicas lineales y puntuales o factores de
temperaturas superficiales), basándose en las siguientes hipótesis:

- Estado estacionario.
- Propiedades físicas independientes de la temperatura.
- Dentro de cada elemento de la edificación no hay fuentes de calor.

Las definiciones son semejantes a las listadas en el capítulo anterior.
Cabe reseñar, además, aquellas relacionadas con la geometría y los
planos de corte de los puentes tridimensionales.

Para conocer la distribución de temperaturas y el flujo térmico a
través de una construcción, se dividirá ésta en células de materiales
adyacentes, con conductividad térmica homogénea. Para los cálculos se
emplearán métodos iterativos o directos, y la distribución de
temperaturas dentro del elemento se determinará por interpolación. En
las tablas de valores a emplear, se diferencia entre cálculo de flujos
térmicos y de temperatura superficial.

En el modelado, se utilizarán planos de corte para dividir en bloques
el edificio completo. Éstos deben posicionarse en un plano de simetría
(si éste está a menos de un metro desde el elemento central) y si no lo
hubiera, al menos a un metro del elemento central. En terrenos se
utilizan valores tabulados. La intención es garantizar condiciones de
contorno adiabáticas en los extremos de los puentes.

Por otro lado, los planos auxiliares deben situarse al menos a 25
milímetros en el elemento central y según los criterios de la figura
3.5 en el resto del puente térmico. Con esto, se puede garantizar en
todos los casos que la solución numérica tenderá a la analítica.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 65 -


Figura 3.5. Situación de los planos auxiliares en un puente térmico (figura obtenida de la norma
ISO 10211- 1:1995).

Bajo ciertas condiciones se podrán ajustar las dimensiones del modelo
geométrico o simplificar modelos con capas y materiales cuasi-
homogéneos. El anexo D de la norma propone ejemplos de utilización de
capas cuasi- homogéneas.

Para las conductividades térmicas se deben utilizar valores tabulados o
calculados según la norma EN ISO 10456. La conductividad térmica del
terreno puede tomarse como 2,0 ( ) K m W ⋅ . Para las resistencias
superficiales la norma propone la tabla 3.3. Para el cálculo de
temperaturas superficiales hay que tener en cuenta la temperatura no
uniforme de los locales (por la estratificación térmica y por la
temperatura radiante no uniforme en bordes y esquinas. Hay todo un
anexo E en la norma a tal efecto) siempre y cuando la geometría del
local se conozca.


Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 66 -
Objeto del cálculo
Temperatura superficial Flujo térmico
Resistencia superficial exterior
( ) W K m ⋅
2

0,04 0,04
Resistencia superficial interior,
mitad superior del local
( ) W K m ⋅
2

0,25 0,13
Resistencia superficial interior,
mitad inferior del local
( ) W K m ⋅
2

0,35 0,13
Resistencia superficial interior,
vidrios
( ) W K m ⋅
2

0,13 0,13
Resistencia superficial interior,
objetos adosados
( ) W K m ⋅
2

0,50 0,13

Tabla 3.3. Resistencias superficiales según la posición del puente térmico (norma ISO 10211- 1).

Es interesante reproducir también la tabla de temperaturas de contorno
(tabla 3.4).

Objeto del cálculo
Temperatura superficial Flujo térmico
Interior Temperatura del aire Temperatura seca resultante
Interior en lugares no
calefactados
* *
Exterior
Temperatura del aire,
suponiendo el cielo totalmente
cubierto
Temperatura del aire, suponiendo
el cielo totalmente cubierto
Terreno (plano de corte
horizontal)
A distancia debajo del nivel del
terreno dada en la tabla 3.5:
temperatura media exterior del aire
A distancia debajo del nivel del
terreno dada en la tabla 3.5:
condición adiabática de contorno

Tabla 3.4. Temperaturas a considerar (norma ISO 10211- 1).




* Si hay suficiente información disponible, la temperatura en un local adyacente no
calefactado puede calcularse de acuerdo con el proyecto de Norma prEN 33789. Si la
temperatura de un local adyacente no calefactado se desconoce y no se puede calcular
de acuerdo con el proyecto de norma anterior, porque no está disponible la
información necesaria, no se pueden calcular los flujos térmicos y las temperaturas
superficiales interiores. Sin embargo, los coeficientes de acoplamiento necesarios y
los factores de temperatura sí pueden calcularse.


Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 67 -
Dirección
Objeto del cálculo
Temperatura superficial
(figura 3.6)
Flujo térmico
(figura 3.7)
Horizontal dentro del
edificio
Al menos 1 metro 0,5 b
Horizontal fuera del
edificio
Igual distancia que dentro del
edificio
2,5 b
Vertical bajo el nivel del
suelo
3 m 2,5 b
Vertical bajo el nivel del
suelo (sólo si el nivel del
suelo considerado está a
más de 2 metros bajo el
nivel del terreno)
1 m -

Tabla 3.5. Distancias a considerar en el tratamiento de terrenos (norma ISO 19211- 1).




Figura 3.6. Dimensiones a considerar en el terreno (norma ISO 10211- 1).
Figura 3.7. Dimensiones a considerar en el terreno (norma ISO 10211- 1).


Como se aprecia en estas tres últimas tablas, no son idénticas las
condiciones de contorno para el cálculo de flujos térmicos y de
temperatura superficial.

Para calcular la conductividad de las cámaras de aire se utilizará el
anexo B de la norma. Por otro lado, el anexo F también es útil en el
cálculo de los parámetros de definición de puentes térmicos en caso de
tener más de dos temperaturas de contorno.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 68 -
El método de cálculo por diferencias finitas ya se ha comentado en el
apartado 3.2. y la norma no obliga a utilizar ningún método de modelado
(explícito o implícito) concreto, ni de resolución matricial (iterativa
o directa). Los planos de corte son adiabáticos.

La determinación de los coeficientes de acoplamiento y el flujo térmico
se realiza tal como se desarrolló en el capítulo anterior. El flujo
térmico total de un edificio será:

( ) { }

− ⋅ =
j i j i Total
T T L Q
,
(3.18)

L
i,j
son los coeficientes totales de acoplamiento entre cada par de
ambientes:


∑ ∑ ∑
= = =
⋅ + ⋅ + =
M
m
K
k
k j i k m
D
j i m
N
n
D
j i n j i
A U l L L L
1 1
) , (
2
) , (
1
3
) , ( ,
(3.19)




Figura 3.8. Planos de corte de una envolvente térmica (norma ISO 10211- 1).

Para determinar la temperatura en la superficie interior, en casos en
los que haya más de dos temperaturas de contorno, se utilizarán los
factores de ponderación del anexo F de la norma.

Los datos de partida y los resultados serán tratados según explica la
norma, realizando un informe con una estructura y una información
concretas. En esta información (donde los valores deben tener al menos
tres cifras significativas) se incluirá para cada conjunto de
temperaturas de contorno los valores de los flujos térmicos (en
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 69 -
2
m W en casos bidimensionales y en vatios para casos
tridimensionales), las temperaturas superficiales mínimas y la
situación de los puntos con temperatura superficial mínima en cada
local considerado.
También hay que estimar el error por número insuficiente de células
(utilizando el anexo B de la norma) y el error por la resolución
numérica del sistema de ecuaciones (la suma total de flujos dividida
entre el flujo total debe ser menor a la milésima).


Anexos Anexos Anexos Anexos

Anexo A Anexo A Anexo A Anexo A. Validación de los métodos de cálculo a partir de tres casos
prácticos para comparar el método numérico empleado con la solución
analítica (véase la validación del programa VOLTRA en el anexo C). Para
un incremento del número de subdivisiones, la solución converge a la
solución analítica si existiese. El número de subdivisiones se
determina sumando los valores absolutos de todos los flujos de calor en
dos casos: con n y con 2n subdivisiones. La diferencia de los dos
resultados no debe exceder el 2%.

Anexo B Anexo B Anexo B Anexo B. Conductividad térmica equivalente de cámaras de aire.

Anexo C Anexo C Anexo C Anexo C. Determinación de las transmitancias térmicas lineales y
puntuales (es normativo). El coeficiente de acoplamiento total
j i
L
,
se
puede definir con la ecuación alternativa:


∑ ∑ ∑
= = =
⋅ + ⋅ + =
M
m
K
k
k j i k m j i m
N
n
j i n j i
A U l L
1 1
) , ( ) , (
1
) , ( ,
ψ χ (3.20)

Los valores de ψ se determinan a su vez con la expresión:



=
⋅ − =
J
j
j j
D
l U L
1
2
ψ (3.21)

Y los de χ , con la expresión:


∑ ∑
= =
⋅ − ⋅ − =
J
j
I
i
i i j
D
j
D
A U l L L
1 1
2 3
χ (3.22)

Habrá tres disposiciones que contempla el anexo (con dos, tres y cinco
ambientes separados), y para cada una de ellas se utilizarán las
ecuaciones indicadas para el cálculo de ψ y de χ .
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 70 -

Anexo D Anexo D Anexo D Anexo D. Ejemplos de utilización de capas cuasi- homogéneas.

Anexo E Anexo E Anexo E Anexo E. Resistencias superficiales interiores.

Anexo G Anexo G Anexo G Anexo G. Evaluación de la condensación superficial.
La temperatura superficial mínima siempre debe ser mayor que la
temperatura de rocío del aire interior. Según las condiciones térmicas
y psicrométricas interiores, el anexo distingue dos casos y cómo
proceder en cada uno de ellos.


UNE UNE UNE UNE- -- -EN ISO 10211 EN ISO 10211 EN ISO 10211 EN ISO 10211- -- -2: 2002. Puentes térmicos en edificac 2: 2002. Puentes térmicos en edificac 2: 2002. Puentes térmicos en edificac 2: 2002. Puentes térmicos en edificación: ión: ión: ión:
Cálculos de flujos de calor y temperaturas superficiales. Parte 2: Cálculos de flujos de calor y temperaturas superficiales. Parte 2: Cálculos de flujos de calor y temperaturas superficiales. Parte 2: Cálculos de flujos de calor y temperaturas superficiales. Parte 2:
Puentes térmicos lineales Puentes térmicos lineales Puentes térmicos lineales Puentes térmicos lineales

Establece los criterios a seguir por cualquier método numérico que
analice puentes térmicos lineales (aquellos que tengan con una sección
transversal uniforme a lo largo de uno de los ejes ortogonales). Se
designarán como métodos Clase B. Básicamente todos los puentes térmicos
objeto del presente proyecto son lineales.

La presente norma establece los criterios que deben cumplir los métodos
de cálculo para ser de la clase B. Es importante reseñar que esta
segunda parte no está indicada para el cálculo de riesgos de
condensaciones superficiales, pero incluye un anexo para establecer
límites de temperaturas inferiores con garantía.

Las nuevas hipótesis contemplan que sólo haya un ambiente térmico
interior y, como mucho, dos ambientes térmicos exteriores en casos en
los que el suelo sea parte del modelo geométrico. Es en este punto
donde esta norma es más interesante, en las pautas que plantea para
modelar terrenos.

Los métodos de cálculo se validarán con el anexo B de la primera parte
de la norma. De igual modo, las transmitancias térmicas lineales,
coeficientes de acoplamientos, factores de temperatura y flujos
térmicos se calcularán de forma análoga a la de esta parte primera,
pero sin la inclusión de puentes térmicos puntuales. Con una correcta
estimación del error, al final los cálculos deben suministrar los
flujos térmicos para cada local de interés, las temperaturas mínimas en
cada superficie y los puntos donde éstas se producen.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 71 -
A modo de conclusión tan sólo queda indicar que las dos partes de esta
norma profundizan en la naturaleza de los puentes térmicos de una forma
rigurosa, completa y aportando valores conservadores. Sin embargo, el
hecho de que se suponga un comportamiento térmico en estado permanente
hace que todavía quede un paso más por dar para garantizar una mejor
aproximación de los modelos a la realidad. A su vez, tampoco se
establecen las pautas para integrar puentes en edificios, lo que deja
muy abierto el modo de actuación del proyectista.


3.4 Régimen permanente frente a régimen transitorio 3.4 Régimen permanente frente a régimen transitorio 3.4 Régimen permanente frente a régimen transitorio 3.4 Régimen permanente frente a régimen transitorio

A pesar de que la norma utilice el régimen permanente para caracterizar
y analizar el influjo de los puentes térmicos en los edificios, lo que
es suficiente para evaluar la calidad de la envolvente y limitar el
riesgo de condensaciones en invierno, este tratamiento no reproduce el
comportamiento real de éstos en la medida de que ignora el concepto de
la inercia térmica de la materia ante cambios en las solicitudes
térmicas del entorno. Por tanto, una de los interrogantes clave que el
presente proyecto debe plantear es: ¿se obtendría información útil a
partir del estudio dinámico de puentes térmicos?; o, lo que es lo
mismo, operando como en la norma, ¿qué pérdidas este análisis
conllevaría, cualitativa y cuantitativamente hablando?

Con el avance de nuevas formas de arquitectura (zonas acristaladas,
muros Trombe, acumuladores de calor de cambio de fase...) los
tratamientos estacionarios van quedando obsoletos. Son numerosas las
propuestas de reforma de la normativa durante los últimos años para
incluir en ellas la regulación del comportamiento transitorio de los
edificios, véase [5]. Paralelamente a este cambio de rumbo en la
reglamentación, el proyectista debe aprovechar el margen de operación
que la propia norma ofrece y el ramillete de herramientas informáticas
a su disposición. El carácter del nuevo CTE basado en prestaciones hace
posible este enfoque y el empleo de un software alternativo a LIDER que
desarrolle el método de cálculo queda recogido explícitamente en la
exigencia básica HE 1 del CTE.

Al igual que en el muro (ideal, de flujo unidimensional) se pasó de un
estudio en régimen estacionario al tratamiento en transitorio, lo que
produjo grandes beneficios en el dimensionado de equipos, en las
técnicas de control, en el empleo de materiales, en el aprovechamiento
de tarifas eléctricas variables, en la integración de la inercia de
sistemas de climatización pasivos, etc., el análisis de los puentes
térmicos debería seguir los mismos pasos. Hay que volver a remarcar que
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 72 -
frente al alto grado de incertidumbre que interviene en estos procesos
y a la naturaleza estocástica de sus variables (posición de los
muebles, cambio de usos o materiales, nuevas sombras...), el efecto de
los puentes térmicos sí es previsible.

El segundo pretexto para abordar el comportamiento transitorio es el
fin último del presente trabajo: los programas de simulación actuales
utilizan modelos dinámicos de edificios, por tanto, hay que adaptarse
a ellos. El empleo de los parámetros estacionarios es una primera
posible solución; de hecho LIDER los utiliza suponiendo que, al menos,
los flujos medios extra introducido serán correctos. Pero este modelo
híbrido, como se verá más adelante, no supondrán un buen ajuste (de
hecho, desnaturaliza los resultados).

En última instancia hay que señalar que la norma limita el riesgo de
condensación en las superficies exteriores a base de grandes factores
de seguridad (ver anexo A). El estudio de la evolución de la
temperatura de la superficie interior de los cerramientos permitiría
saber con exactitud si se cumple la condición de no condensación (y de
no crecimiento de colonias de moho); esto se puede realizar con modelos
de puentes térmicos transitorios, y gracias a ellos, el técnico
disfrutará de mayor margen de maniobra en los diseños.

Muchos autores han profundizado en el estudio del comportamiento
dinámico de puentes térmicos. En [4], S. Carpenter, en proyecto para
ASHRAE, llega a la conclusión de que es indispensable el tratamiento
en transitorio de los puentes en la mayoría de los casos, puesto que
los beneficios de la inercia térmica, por ejemplo, de un muro muy
masivo pueden ser parcialmente anulados por culpa de ellos. En [6] se
adopta el régimen transitorio para desarrollar el método del “muro
equivalente” (véase capítulo 4) y se insiste en que si este muro
homogéneo pretende utilizarse para sustituir a otro de comportamiento
térmico tridimensional (en este caso, muros prefabricados de hormigón
tipo ICF), es imprescindible que se comporten igual estacionaria y
dinámicamente.


Simulación 1 Simulación 1 Simulación 1 Simulación 1

A continuación, se empleará un ejemplo práctico aprovechando el
programa de elaboración propia para una primera toma de contacto con el
análisis dinámico. Consideremos temperaturas secas horarias de una
semana del mes de enero del año 1989 en Málaga [7]. La temperatura
media de esta semana es de 11 C º . Usando el programa propio para el
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 73 -
mismo tipo de puente, con cálculo estacionario (siguiendo la norma ISO
10211), corrigiendo detalles no tenidos en cuenta en el apartado 3.2,
con los parámetros de la tabla 3.6, se realizará la simulación. Las
condiciones de contorno serán:

Temperatura exterior: 11 C º
Temperatura interior seca resultante: 20 C º
Resistencia superficial exterior: 0,04 W K m ⋅
2

Resistencia superficial interior: 0,13 W K m ⋅
2


Capa Material
Grosor
( ) cm
Conductividad
( ) ( ) K m W ⋅
Densidad
( )
3
m kg
Calor
específico
( ) ( ) K kg kJ ⋅
A
Aislamiento con capa
impermeable
5 0,03 200 1300
B
Hormigón de alta
densidad ASHRAE
15 1,731 2243 840
C
Ladrillo común
ASHRAE
15 0,727 1922 840
D
Aislamiento
ASHRAE
5 0,043 32 840
E
Ladrillo común
ASHRAE
10 0,727 1922 840

Tabla 3.6. Materiales empleados en la simulación 1.

Los valores devueltos se muestran en la tabla 3.7.

Magnitud MatLab VOLTRA
ext
Q
&
(W/m) 14,7970 14,7188
int
Q
&
(W/m) 14,7996 14,6767
Error medido según la norma 1,0016e
-4
1,4322e
-3
U
forjado
( ) ( ) K m W ⋅ 0,5199 0,5199
U
muro
( ) ( ) K m W ⋅ 0,5964 0,5964
U
m, exterior
( ) ( ) K m W ⋅ 0,6576 0.6541
U
m, interior
( ) ( ) K m W ⋅ 0,8222 0,8153
D
exterior
L
2
( ) ( ) K m W ⋅ 1,6441 1,6353
D
erior
L
2
int
( ) ( ) K m W ⋅ 1,6444 1,6306
o
ψ ( ) ( ) K m W ⋅ 0,2525 0,2438
i
ψ ( ) ( ) K m W ⋅ 0,5281 0,5143
Rsi
f 0,6933 0,6937
Número de nodos 1101 586

Tabla 3.7. Parámetros estacionarios obtenidos de la simulación 1.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 74 -
Se han empleado 287,84 segundos en la simulación para 140 temperaturas
[8] (el paso de tiempo es de 3600 segundos). El error se puede asumir,
según norma, y las celdas también cumplen con el tamaño máximo
tolerable ( 5 . 2 = ∆x cm). En la tabla 3.7 se han comparado, además, los
resultados con los obtenidos mediante VOLTRA para el mismo caso.


Simulación 2 Simulación 2 Simulación 2 Simulación 2

Si se utilizara este programa para el análisis en régimen transitorio,
es necesario que sea capaz de devolver, al menos, la temperatura
superficial mínima y el flujo a través de todo el elemento para cada
paso de tiempo. El resto de parámetros no tienen mucho sentido en
régimen transitorio (por ejemplo, el factor de temperatura compararía
temperaturas superficiales con las temperaturas exteriores e interior.
Como existe un desfase entre éstas, su significado se pierde). Interesa
conocer también el aporte extra de flujo de calor que un puente térmico
supone, valor que el programa puede calcular fácilmente hora a hora. Ya
no sólo hay dependencia de la transmitancia térmica de los materiales,
sino también de otras propiedades como la densidad, el calor específico
y el orden de las capas.

Para analizar una semana, se simularán dos y se tomarán como válidos
los datos de la segunda de ellas. De esta forma se atenúan los efectos
de las condiciones iniciales desconocidas. Los cálculos de las 336
medidas horarias han supuesto un coste de 707,312 segundos, y en la
figura 3.9 se ofrece la evolución de los resultados. En esta primera
gráfica, se demuestra que ambos programas responden de forma semejante
ante las mismas solicitaciones. El error relativo entre ambas señales
no es muy grande, menor al 1% de media, pero con algunos extremos de
algo más del 2% en los valles. Hay que resaltar que, efectivamente,
este elemento constructivo tiene una inercia de unas 8 horas.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 75 -
5
7
9
11
13
15
17
19
180 200 220 240 260 280 300 320 t (h)
Qin MatLab (W/m) Rsi=0,13
Qin VOLTRA (W/m) Rsi=0,13
Text (ºC)


Figura 3.9. Flujo térmico perdido por el ambiente interior. Simulación 2.


El flujo de calor promedio perdido desde el interior es de 14,83 m W
(usando VOLTRA, este flujo es de 14,71 m W ), prácticamente el
calculado en régimen permanente (14,80 m W ); pero la oscilación de
valores es acusada, y tiene un máximo de 17,33 m W , que pudiera ser
relevante en el dimensionado de equipos (en el caso que éste no se
realice del modo habitual, esto es, bajo régimen estacionario en
invierno).

Por otro lado, la temperatura mínima (figura 3.10), no oscila mucho y
tiene un valor medio de 17,231 C º , llegando a mínimos de 16,65 C º .
Esto significa que no hay riesgos de condensación al tomar el régimen
permanente (véase anexo A), puesto que VOLTRA ha calculado (con una
resistencia superficial de 0,25 W K m ⋅
2
, tabla 3.3) un valor de
temperatura mínima de 16,35 C º , que nunca llegara a ser rebajado.

Por último, cabe destacar la influencia que tiene el flujo asignable al
puente térmico sobre el flujo total a través del elemento (figura
3.11). Si, en régimen estacionario, la razón de
i
ψ entre
D
L
2
ofrece
una mediad de esta proporción (en este caso un 32,12%), una relación
análoga se puede buscar en régimen transitorio. El flujo de calor medio
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 76 -
que el puente térmico pierde es de 4,59 m W , que implica un ratio
medio del 30,9% (31,54% según VOLTRA) algo por debajo al anterior. Esto
hacer pensar que el régimen estacionario supone una cota máxima de
influencia del puente térmico.

15
15.5
16
16.5
17
17.5
18
18.5
180 200 220 240 260 280 300 320 t (h)
Tmin MatLab (ºC)
Rsi=0.13
Tmin VOLTRA (ºC)
Rsi=0,13
Tmin estacionario
VOLTRA (ºC) Rsi=0,25


Figura 3.10. Evolución de las temperaturas mínimas frente a la temperatura mínima permitida.


El citado ratio no es constante (como supone el tratamiento
permanente), aunque el rango de valores es muy estrecho en este caso
(entre el 30,13 y el 31,89%). También se observa que prácticamente no
hay desfase entre el flujo total y el flujo extra. En este caso no
parece que sea muy significativo, pero podría afectar en otras
circunstancias a la estrategia de control del sistema de climatización.

Hay puentes térmicos poco masivos que sí podrían cambiar radicalmente
el perfil de la señal de la carga térmica de un edificio (cajas de
persiana y contorno de huecos, por ejemplo; véase capítulo 4, apartado
2), de la misma que forma habrá otros que retrasarán esa onda de calor
perdido con respecto a la del edificio homogéneo. El tratamiento en
régimen transitorio permite “jugar” con estos parámetros para que
actúen en beneficio del ahorro energético de la edificación.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 77 -
1
3
5
7
9
11
13
15
17
19
180 200 220 240 260 280 300 320 t (h)
Qin MatLab (W/m)
Qin sin puente MatLab
(W/m)
Qin extra Matlab (W/m)


Figura 3.11. Comparación entre el flujo extra perdido por el puente térmico y el flujo perdido total.


Simulación 3 Simulación 3 Simulación 3 Simulación 3

Se simulará, por último, con nuevas condiciones de contorno en las que
la temperatura exterior variará periódicamente, con valor medio de 11
C º , amplitud de 9 C º , periodo de 24 horas y desfase de 6 horas. En
la figura 3.12 se muestra el ajuste, donde se cometen errores
relativos de 0,84 y 10,70% en flujo medio y amplitud de flujo
respectivamente. Las discrepancias, en este caso más fáciles de medir
que en la simulación anterior, se deben presumiblemente al valor del
paso de tiempo tomado (3600 segundos).

En conclusión, el régimen estacionario es suficiente, en un principio,
para obtener resultados del lado de la seguridad en limitación de
demanda y, como se analizó en el anexo A, para prever el riesgo de
condensaciones, pues se realizan simplificaciones siempre del lado de
la seguridad. No obstante, al quedarse en este primer nivel de cálculo
priva de una valiosa información que, en algunos casos, pudiera ser
importante para el diseño del edificio, la elección de los materiales,
el cálculo de consumos, el dimensionado de equipos o las técnicas de
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 78 -
control del sistema. En el capítulo 5 se identifican y estudian más
tipos de puentes y se sacarán conclusiones más generales.

0
5
10
15
20
145 150 155 160 165 t (h)
Qin Voltra (W/m)
Qin MatLab (W/m)
Text (ºC)


Figura 3.12. Simulación 3. Régimen periódico estacionario.


En el capítulo siguiente se tratará el problema fundamental de la
integración de puentes térmicos en programas de simulación de edificios
completos, y se demostrará que ningún modelo basado en parámetros
estacionarios es suficientemente exacto, por lo que, a pesar de los
(discutibles) inconvenientes operativos que el tratamiento transitorio
conlleva, su implantación en un futuro próximo será inevitable.


3.5 Programas informáticos de análisis de puentes 3.5 Programas informáticos de análisis de puentes 3.5 Programas informáticos de análisis de puentes 3.5 Programas informáticos de análisis de puentes
térmicos térmicos térmicos térmicos

Ya han sido sistemáticamente utilizados en apartados anteriores. El
mercado pone a disposición del interesado suficientes entornos
informáticos para el análisis de puentes térmicos, que se adaptan a la
normativa vigente. Los programas EuroKobra y Therm cumplen con la ISO
10211 y son programas libres, muy útiles como se ha visto para cálculos
en estado estable de flujos térmicos y temperaturas mínimas. Para un
estudio más profundo en transitorio de las pérdidas de calor o del
riesgo de condensaciones en puentes térmicos de dos o tres dimensiones
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 79 -
se necesitan otros programas algo más complejos no gratuitos de
análisis dinámicos.


EuroKobra EuroKobra EuroKobra EuroKobra

El programa EuroKobra es un completo atlas de puentes térmicos
bidimensionales, que suministra los parámetros de cada uno de ellos -
temperaturas mínimas, factor de temperatura interior, pérdidas de
calor, valor de la transmitancia media (
m
U ), valor del coeficiente de
acoplamiento (
D
L
2
) y valor de la transmitancia térmica del puente
(
i
ψ )- y analiza riesgos de condensaciones en superficies interiores.
La búsqueda del puente térmico en cuestión es simple: el atlas contiene
varias páginas, cada una con unos 16 puentes. Cuando se selecciona uno,
se pueden modificar dimensiones, materiales y condiciones de frontera
para que se adapte al puente objeto de estudio. Una vez realizadas las
modificaciones, se muestra un informe con un análisis del puente
térmico. La flexibilidad de EuroKobra se basa en el hecho de que el
modelo puede ser corregido, y que el campo de la temperatura se
recalcula posteriormente usando la técnica exacta del balance
energético; a partir de él, las isotermas y las líneas del flujo de
calor se pueden representar de una manera clara. Esta flexibilidad
suple las lagunas importantes de los atlas de puentes térmicos en
formato de libro.

El atlas de EuroKobra es una base de datos que contiene hoy hasta cerca
de 4000 elementos constructivos. Fue preparado por el grupo homónimo de
expertos en física de la edificación de institutos de investigación de
siete países europeos (Austria, Bélgica, Francia, Grecia, los Países
Bajos, Reino Unido, Suiza). El trabajo fue realizado en parte en el
marco de un proyecto de investigación de EC-SAVE. Una segunda parte del
atlas fue desarrollada en el marco del VLIET (Programa flamenco de
impulso de la tecnología energética).

El programa y el atlas están disponibles en diversos idiomas y se
adaptan a las regulaciones y a los criterios de las distintas naciones
referentes a la evaluación de puentes térmicos, si bien, conflictos
para la correcta estimación del h
i
(que difiere en cada país europeo e
incluso entre normas en vigor) hace que el análisis del riesgo de
condensaciones necesite ser aceptado con ciertas reservas. Otra
limitación a reseñar es el hecho de que, aunque se puedan modificar las
configuraciones incluidas por defecto, no se pueden añadir otras
nuevas. Por otra parte, el programa trabaja en el obsoleto entorno MS-
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 80 -
DOS, por tanto, a veces genera problemas en equipos con versiones de
Windows recientes.


Therm Therm Therm Therm

Con respecto a EuroKobra, Therm consigue más versatilidad en el estudio
de elementos arquitectónicos bidimensionales de cualquier tipo, puesto
que acepta cualquier configuración bidimensional y opera bajo entorno
de Windows. Su librería de materiales y condiciones de contorno es
fácilmente accesible y modificable por el usuario para adaptarlas a
cada caso concreto.




Figura 3.13. Therm dibuja diagramas de flujos y líneas isotérmicas.


El programa realiza el análisis térmico en estado permanente del puente
térmico lineal que haya sido introducido previamente con un
procedimiento muy simple: tras dibujar capa a capa el puente y tras la
imposición de las condiciones de contorno pertinentes, el programa
devolverá la distribución de temperaturas (con lo que es identificable
el punto de mínima temperatura superficial interior) y el valor de la
transmitancia media
m
U . Con estos datos, el resto de parámetros se
calcula tal como indica la norma. El entorno gráfico de adquisición de
datos es muy amigable y son muy esclarecedoras las gráficas disponibles
de isotermas, líneas de flujos térmicos o diagramas de colores (figura
3.13).

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 81 -

Heat2 Heat2 Heat2 Heat2

Este programa es una plataforma de estudio de puentes térmicos
bidimensionales muy completa, también adaptada a la normativa ISO
10211. Aunque no es libre, hay disponible una versión simplificada (de
625 nodos) gratuita que es suficiente para resolver una gran variedad
de ejemplos. La primera toma de contacto revela un entorno semejante a
Therm, pero las aplicaciones son más inmediatas porque está concebido
principalmente para el estudio de puentes. De forma rápida, el usuario
puede introducir un puente térmico y sus condiciones de contorno, y así
obtener sus parámetros estacionarios directamente y su comportamiento
en régimen transitorio para variaciones periódicas de las
solicitaciones.

Un ejemplo inmediato de la utilidad del presente programa se muestra a
continuación. El puente térmico tipo R, de materiales tabulados, puede
ser definido en pocos minutos (figura 3.14).



Figura 3.14. Heat2 está diseñado para el análisis estacionario de todo tipo de
puentes térmicos.

Un análisis en estacionario devuelve un muy completo estudio de
puentes térmicos, siguiendo la misma nomenclatura que en la norma, y
de forma muy bien organizada. El programa identifica el punto de menor
temperatura superficial, su factor de temperatura asociado, las
transmitancias de los muros según medidas exteriores e interiores, los
coeficientes de acoplamiento, el flujo que atraviesa el puente, su
transmitancia térmica lineal... incluso señala los criterios
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 82 -
geométricos que no se cumplen. Pero, lo que lo diferencia de EuroKobra
es su capacidad para simulaciones en régimen transitorio (figura
3.15).




Figura 3.15. Heat2 analiza puentes térmicos en régimen transitorio.


VOLTRA VOLTRA VOLTRA VOLTRA

Por permitir de forma rápida y sencilla el modelado de puentes térmicos
tridimensionales, y por poder someterlos a multitud de solicitaciones
constantes, periódicas o basadas en registros meteorológicos reales,
este programa es uno de los más completos del mercado (su limitación es
la imposibilidad de reproducir elementos de formas curvas). Además, son
posibles los mallados irregulares, la creación de gráficos animados,
la inclusión de modelos solares...

En el anexo C se demuestra que el programa se adapta a la ISO 10211, y
es capaz de modelar correctamente los tres problemas planteados en
aquella norma, lo que hace que se le pueda considerar un programa de
alta precisión. El software incluye múltiples ejemplos de situaciones
de transferencia de calor en régimen transitorio muy interesantes, como
chimeneas o suelos radiantes o habitaciones acristaladas (ver figura
3.16).

La forma de construcción de los modelos es distinta a la de Therm o
Heat2, puesto que todos los bloques se definen por coordenadas, y esto
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 83 -
hace que las definiciones geométricas pueden ser tan precisas como se
desee sin que surjan errores por superposición de capas. Dispone de
librerías y las propiedades de los materiales son muy fáciles de
editar, pues están organizadas en tablas en una ventana siempre
visible.



Figura 3.16. VOLTRA analiza puentes térmicos tridimensionales en régimen transitorio.


Los resultados de las simulaciones se ofrecen en forma de tablas, que
fácilmente se pueden exportar a hojas de cálculo. El funcionamiento es
rápido, dinámico, y permite obtener soluciones gráficas de buena
factura.


3.6 Bibliografía 3.6 Bibliografía 3.6 Bibliografía 3.6 Bibliografía

[1] Incropera, Frank P. “Fundamentos de Transferencia de Calor. 4ª
ed.”. Prentice Hall, México, 1999. p. 212- 262.

[2] Clarke, J. A. “Energy Simulation in Building Design”. Butterworth
Heinemann. 2001.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 84 -
[3] Dequé F., Ollivier J., Roux J. J. “Effect of 2D modelling of
thermal bridges on the energy performance of buildings. Numerical
application on the Matisse apartment”. Energy and Buildings. 33 33 33 33,
2001. p. 584.

[4] Carpenter S. Enermodal Engineering Limited. “Advances in
modelling thermal bridges in building envelopes”. Kitchener, 2001.

[5] BS EN ISO 13786:1999. “Termal performance of building components.
Dynamic thermal characteristics- Calculation methods”.

[6] ASHRAE, Kosny, J. Jeffrey, E. Kossecka, E. y otros. “Performance
Check Between Whole Building Thermal Performance Criteria and Exterior
Wall Measured Clear Wall R-Value, Thermal Bridging, Thermal Mass, and
Airtightness”. 1998.

[7] Datos del año 1989 (Spanish Weather for Energy Calculations, SWEC)
creados por el Profesor Pérez- Lombard de la Escuela Superior de
Ingenieros de Sevilla y generados sintéticamente usando el programa
Climed.

[8] Todas las simulaciones han sido realizadas con un PC Aspire
1642LMi, Intel® Pentium ® M740 processor (1,73 GHz, 533 MHz FSB, 2MB
L2 caché).

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 85 -









CAPÍTULO 4

INTEGRACIÓN DE PUENTES INTEGRACIÓN DE PUENTES INTEGRACIÓN DE PUENTES INTEGRACIÓN DE PUENTES TÉRMICOS TÉRMICOS TÉRMICOS TÉRMICOS
EN PROGRAMAS DE SIMULACIÓN EN PROGRAMAS DE SIMULACIÓN EN PROGRAMAS DE SIMULACIÓN EN PROGRAMAS DE SIMULACIÓN




Estado del arte. Métodos basados en la transmitancia térmica lineal.
Integración de puentes térmicos en EnergyPlus. Antecedentes. Métodos
del edificio paralelo equivalente y del edificio homogéneo
equivalente. Conclusiones. Bibliografía.


4 44 4.1 .1 .1 .1 Estado del arte Estado del arte Estado del arte Estado del arte

En el momento en el que este proyecto está siendo redactado, el
panorama en torno a la relación entre los puentes térmicos y los
programas de simulación es quizás desconcertante. La bibliografía es
escasa y, como se ha comentado, no existe todavía programa alguno que
los integre correctamente (un documento actual como el [1], por
ejemplo, indica que ni DOE-2, Energy-10, EnergyPlus, Trane Trace o
Carrier HAP pueden calcular puentes térmicos, y, por tanto, éstos se
tienen que resolver aparte), lo que implicará que sus cálculos no sean
del todo realistas. Este error ha sido tradicionalmente asumido por
ingenieros y arquitectos a la espera de que las versiones futuras de
dichos programas sí corrijan esta carencia.

En España, el nuevo Código Técnico los eleva a una categoría de la que
nunca habían disfrutado antes y los considera indispensables para
evaluar la calidad térmica de los cerramientos; pero el tratamiento en
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 86 -
régimen estacionario por parte de LIDER hace que el modelo necesite
todavía ser optimizado en futuras versiones.

El encuentro entre dos o más componentes de la envolvente puede
generar múltiples puentes térmicos distintos según la forma en que
éstos confluyan en una arista o en un punto. Sin embargo, para
EnergyPlus, por ejemplo, los muros serán superficies independientes
sin interacción posible. Un muro creado en este programa es un objeto
aislado que supondrá una carga térmica hacia una zona según sus
condiciones de contorno; su definición geométrica es tenida en cuenta
a efectos de sombras, intercambio radiante de larga e irradiación
solar, pero no para reproducir el comportamiento térmico del encuentro
con los muros con los que limita (que conllevará un fenómeno de
transferencia de calor no- unidireccional). La única opción posible
será modelar este encuentro aparte y caracterizar su comportamiento
ante distintas solicitaciones de forma compatible con el código del
programa.

Por tanto, la integración del puente térmico en el software de
simulación es en teoría posible; LIDER (a fecha de hoy, único software
que trata de incorporarlos
*
) lo intenta a partir de un modelo de puente
“seudotransitorio” basado en la transmitancia térmica lineal de los
puentes; de forma más rigurosa, hay autores, véase [5], que
explícitamente resuelven el problema; tanto un método como el otro
serán descritos en los apartados 4.2 y 4.3. El conocimiento del código
interno del programa en ambos casos y la posibilidad de modificarlo es
imprescindible.

Sin embargo, la dificultad principal no se encuentra en alterar
algoritmos de programación para que la simulación compute una carga
térmica más, sino en modelar correctamente los puentes térmicos para
que se reproduzcan sus efectos bi o tridimensionales en estado
transitorio y en un formato compatible con el software de simulación
utilizado; todo esto unido a las interacciones entre los propios
puentes (en ocasiones no se cumplen las hipótesis de modelado) y los
ajustes de dimensiones, hacen que el proceso de integración sea
interactivo, esto es, con participación activa del usuario y con la
ayuda de programas complementarios.




* DesignBuilder, por ejemplo, como entorno gráfico de EnergyPlus, permite la
entrada de parámetros de puentes térmicos en sus muros pero sólo para
comprobar si éstos cumplen con la norma ISO 6946.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 87 -
Mientras que de forma generalizada los entornos de simulación no
mejoren sus prestaciones en esta dirección, es necesario encontrar un
método que se pueda implementar en cualquiera de estos programas, que
sea preciso y, a la vez, intuitivo y rápido de desarrollar. El usuario
debe poder modelar e introducir los puentes térmicos a partir de un
mínimo de conocimiento acerca de los fundamentos básicos de la
transmisión de calor, sin reparar en otras consideraciones numéricas
que dificulten el proceso; en el apartado 4.4 se describirán los
método método método métodos ss s del edificio paralelo equivalente del edificio paralelo equivalente del edificio paralelo equivalente del edificio paralelo equivalente y del edificio homogéneo y del edificio homogéneo y del edificio homogéneo y del edificio homogéneo
equivalente equivalente equivalente equivalente, que cumplen con estos requisitos; el primero de ellos
será elegido para las simulaciones del capítulo siguiente.

Por último, es oportuno justificar la elección de EnergyPlus de entre
todos los programas disponibles. En primer lugar, por ser un software
muy completo, preciso y libre; también, por ser de código abierto y
por ofrecer una vasta bibliografía compuesta por manuales, tutoriales
y artículos de investigación que se publican y actualizan
periódicamente; además, su uso está muy extendido a nivel mundial y
presenta una envidiable proyección de futuro.

Como inconveniente principal hay que destacar que no dispone de un
entorno gráfico versátil y gratuito (a excepción de la capacidad de
edición del programa Google SketchUp a través del recién creado plugin
de diseño energético, que permite modificar modelos y que será
imprescindible en este proyecto). Parece más que probable, para
concluir, que EnergyPlus sea uno de los programas reconocidos
oficialmente para desarrollar los métodos de cálculo alternativos, de
los que el CTE hace referencia:

(Apartado 3.3.1.2, punto 2) “En el caso de utilizar soluciones
constructivas no incluidas en el programa se justificarán en el
proyecto las mejoras de ahorro de energía introducidas y que se
obtendrán mediante método de simulación o cálculo al uso”.

(Apartado 3.3.2.4, punto 1) “Para la verificación de la opción
general se podrán utilizar otros programas de ordenador alternativos
basados en el método de cálculo y que sean Documentos Reconocidos del
CTE”.

(Apartado 3.3.2.4, punto 2) “Con el fin de que cualquier programa
informático que desarrolle el método de cálculo pueda ser aceptado
como procedimiento válido para cumplimentar la opción general, éste
debe ser validado con el procedimiento que se establezca para su
reconocimiento”.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 88 -
Presumiblemente, si hay candidatos a este reconocimiento en un futuro
inmediato uno de ellos será EnergyPlus. No obstante, el método del
edificio homogéneo equivalente podrá adaptarse sin problemas a
cualquier programa que acepte editar materiales y muros.


4.2 4.2 4.2 4.2 Métodos basados en la transmitancia térmica Métodos basados en la transmitancia térmica Métodos basados en la transmitancia térmica Métodos basados en la transmitancia térmica
lineal lineal lineal lineal

Basarse en parámetros estacionarios sería la forma más simple de
integración de puentes térmicos en programas de balance global. A
partir únicamente de un solo parámetro (la transmitancia térmica según
medidas interiores,
i
ψ , calculada por EuroKobra, Therm, VOLTRA... con
coeficientes convectivo- radiantes fijos según la norma) se podría
intentar reproducir el efecto de estas heterogeneidades de la
envolvente térmica. Pero, ¿cómo encajar el concepto de inercia
térmica en este modelo híbrido de puente térmico?

El flujo por unidad de longitud que el interior de una zona pierde por
un puente térmico determinado,
t p in
q
. _
, depende del tipo de puente, de
la conductividad térmica, densidad y calor específico de sus capas, y
de las condiciones de contorno. Los métodos “seudotransitorios”
presentados en este apartado pretenden simplificar el cálculo de
t p in
q
. _
, eliminando su dependencia de la capacitancia térmica del puente
(sustituyéndola en algunos casos por la inercia del muro homogéneo
donde se encuentra integrado). Esto significa que se intentará buscar
modelos dinámicos de puentes térmicos a partir solamente de cuatro
variables: la transmitancia térmica lineal del puente, la diferencia
de temperatura entre el ambiente exterior y el interior, y la amplitud
y el desfase de la ganancia a través del muro homogéneo.

Se modelará un puente térmico tipo A (alféizar de ventana) con VOLTRA
y se compararán sus resultados con los obtenidos con cuatro métodos
distintos de esta categoría para ver qué grado de precisión se puede
alcanzar con ellos. La ventana pertenece a un muro tipo “muro
exterior” definido en el anexo E; el propio alféizar estará compuesto
de un material tipo “baldosa de gres”, y quedará separado del marco
de la ventana por medio de una junta de caucho de 1 centímetro de
espesor. Las condiciones de contorno se exponen en la tabla 4.1.

T
i
(ºC) T
e_media
(ºC)
Amplitud T
e
(ºC)
Desfase T
e
(h)
( )
K m
W
e
h
2
( )
K m
W
i
h
2

20 12,52 7,2 7 25 7,69
Tabla 4.1. Condiciones de contorno en los modelos basados en la transmitancia térmica lineal.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 89 -
Los parámetros estacionarios se calculan del modo habitual. En este
caso serán:








( )
( )
( )
( ) K m W
K m W L
K m W U
K m W U
m l
C T
i
D
m
⋅ =
⋅ =
⋅ =
⋅ =
=
= ∆
60 , 0
143 , 1
110 , 1
527 , 0
03 , 1
º 48 , 7
2
2
2
ψ







Figura 4.1. Puente térmico formado en el alféizar
de una ventana (imagen generada con VOLTRA).


Modelo 1. Modelo 1. Modelo 1. Modelo 1. El tiempo de reacción del modelo es el tiempo que transcurre
entre la temperatura exterior mínima y el flujo perdido máximo. Como
no se conoce la inercia del puente, se podría suponer que éste tiene
un desfase próximo al del muro homogéneo, en este caso, 8 horas, y
habría que multiplicar la transmitancia térmica del puente por la
diferencia de temperatura 8 horas antes para obtener el flujo extra,
con lo que el flujo total (medido en m W ) que pierde todo el elemento
será:


8 hom _ . . _ −
∆ ⋅ + =
t i ogeneo in t p in
T q q ψ (4.1)

Este modelo tiene algunos inconvenientes; para empezar, se necesita
conocer previamente el comportamiento en transitorio del muro
homogéneo (lo que no es realmente un problema, puesto que EnergyPlus
lo realiza fácilmente); la dificultad estriba en introducir este
modelo en el código interno del programa, que complica el algoritmo de
programación, lo que queda fuera de las intenciones de este proyecto.
Pero, por encima de todo, se debe resaltar que la hipótesis de partida
generalmente no es cierta: el desfase entre flujo y temperatura a
través del muro homogéneo no tiene por qué coincidir con el del puente
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 90 -
(en este caso particular implicará resultados muy desviados de la
realidad). Incluso, en el caso de que sí se encuentren próximos, las
amplitudes de las señales tampoco coincidirán.

Modelo 2. Modelo 2. Modelo 2. Modelo 2. Otra opción en cierto modo semejante a la anterior
consistiría en establecer una analogía entre la “transmitancia
térmica del muro homogéneo” y el flujo del muro homogéneo, por un
lado, y entre el coeficiente de acoplamiento térmico lineal y el flujo
total transitorio supuesto, por otro. De esta forma, el flujo del
elemento completo quedaría:

i
D
D
ogeneo in t p in
L
L
q q
ψ −
⋅ =
2
2
. hom _ . . _
(4.2)

El error en el desfase coincide con el que se cometía en el modelo 1,
como era de esperar. En este caso la onda que representa el flujo está
más amortiguada, y el ajuste es muy deficiente.


Modelo 3 Modelo 3 Modelo 3 Modelo 3. LIDER trata a los puentes de esta manera. Consiste
básicamente en la misma simplificación realizada en el modelo 1 pero
empleando en este caso la diferencia de temperaturas en el instante
actual:


0 hom _ . . _ −
∆ ⋅ + =
t i ogeneo in t p in
T q q ψ (4.3)

Sin duda es el método más fácil de implementar, pero con claras
limitaciones, puesto que nunca reproducirá fielmente la naturaleza
capacitiva de los puentes.


Método 4 Método 4 Método 4 Método 4. Tomando una diferencia de temperaturas constante media a
partir de la temperatura exterior en el periodo de tiempo de la
simulación (mes a mes, por ejemplo), el modelo se definiría como:

T q q
i ogeneo in t p in
∆ ⋅ + = ψ
hom _ . . _
(4.4)

Este modelo extrae una cantidad fija de calor extra, por este motivo
su gráfica es paralela a la gráfica correspondiente con muro
homogéneo. En el modelo 2, el flujo homogéneo se multiplica por una
constante, por eso ambas señales son proporcionales. La figura 4.2
demuestra que ninguno de los métodos consigue un ajuste aceptable, ni
en fase ni en amplitud de señal.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 91 -

0
2
4
6
8
10
12
14
16
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin (W/m)
Modelo 1 Modelo 2
Modelo 3 Modelo 4
Modelo real VOLTRA Qin muro homogéneo


Figura 4.2. Comparación entre modelos basados en parámetros estacionarios.

Todos los modelos suponen el mismo flujo térmico medio, esto es,
siguen cumpliendo con el criterio estacionario (este podría ser el
único motivo que justificaría su uso en ciertas circunstancias) pero
no aportarán más información útil (tabla 4.2).


e
T ( ) C º
Te
A ( ) C º ϕ ( ) h
Modelo 1 8,547 6,02 9
Modelo 2 8,550 3,58 8,96
Modelo 3 8,550 4,32 1
Modelo 4 8,550 1,70 8,96
Modelo real 8,438 5,11 4,5
Tabla 4.2. Comparación entre temperaturas medias, amplitud de señal y fase en los
modelos basados en parámetros estacionarios.

En resumen, estos modelos basados en un parámetro estacionario como es
la transmitancia térmica lineal son precarios y poco rigurosos, por
tanto se descartarán. Ya en el capítulo anterior se realizaron
análisis dinámicos de puentes y se concluyó que si bien a efecto de
cálculos de temperaturas superficiales mínimas el régimen estacionario
implicaba una opción muy conservadora (lo que hace que sea aceptado
por la normativa para establecer valores límite) y, para análisis de
consumos medios la imposición de un estado estable puede ser
suficiente, los valores pico alcanzados son relevantes a la hora de
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 92 -
dimensionar equipos, mientras que el desfase térmico podría afectar a
la estrategia de control de la instalación de climatización; por
tanto, el análisis transitorio es una necesidad si se pretende crear
modelos realistas de edificaciones y beneficiarse de las posibilidades
de la inercia térmica de la envolvente. Los métodos expuestos a
continuación serán de este tipo.


4.3 Integración de puentes térmicos en EnergyPlus. 4.3 Integración de puentes térmicos en EnergyPlus. 4.3 Integración de puentes térmicos en EnergyPlus. 4.3 Integración de puentes térmicos en EnergyPlus.
Antecedentes Antecedentes Antecedentes Antecedentes

Los entornos de simulación habituales, como TRNSYS o EnergyPlus, no
trabajan con modelos matriciales complejos, sino que los reducen a
una serie de coeficientes que reproducen muy fielmente en la mayoría
de casos el comportamiento térmico de muros en régimen transitorio,
con costes computacionales muy pequeños. Este tipo de programas son
hoy en día una herramienta básica de estudiantes, ingenieros y
arquitectos y su gran utilidad es evidente, pero pueden presentar
ciertas deficiencias en el modelado, debidas a las incertidumbres
asumidas por el programador o a la complejidad inherente a los
fenómenos de intercambio de calor y sus múltiples interacciones.
Autores como J.A. Clarke, ver [3], reconocen la dificultad a la hora
de corregir estos procedimientos, ya que muchas soluciones adoptadas
por los programas no se indican explícitamente (los programas de
código cerrado, como LIDER, no permiten la inspección o revisión de
los algoritmos); por tanto, conviene ajustarlos con programas de
modelado numérico (o, en algunos casos, con métodos empíricos) tal y
como se realiza en el anexo C.

En este apartado se describirá un primer método de integración de
puentes térmicos en EnergyPlus, en donde se modifica su código
interno; se ha basado en los artículos [4], [5] y [6], fechados entre
el año 2000 y el año 2002 ([5] trata explícitamente de la integración
en EnergyPlus; [4] y [6] modelan puentes térmicos en estado
transitorio para incorporarlos a otro programa de simulación menos
divulgado, Clim 2000); llama la atención que estos interesantes
planteamientos todavía no se hayan materializado en las frecuentes
revisiones del programa.

Reducción de ecuaciones del espacio de estado Reducción de ecuaciones del espacio de estado Reducción de ecuaciones del espacio de estado Reducción de ecuaciones del espacio de estado

El modelado dinámico de un puente térmico se realiza con métodos de
volúmenes finitos, tal y como se expuso en el capítulo 3, lo que
implicará trabajar con matrices de tamaños nada despreciables. Para
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 93 -
simulaciones de varias semanas, meses o incluso años completos, los
costes computacionales pueden dispararse (por ejemplo, en el apartado
3.4 se emplearon casi catorce minutos en el cálculo de un puente
térmico de 1101 nodos durante dos semanas); lógicamente, una
simulación de todo un edificio (con sus distintos puentes, muros,
forjados, solerías...) supondría un proceso extremadamente lento si se
ejecutara de esta manera. Como antesala de la integración propiamente
dicha en el software de simulación, en [4] se desarrolla un método que
consigue que un modelo de espacio de estado creado a partir de un
método de volúmenes finitos que modele la transferencia de calor
bidimensional en un elemento, pueda ser reducido a un modelo de orden
mucho menor sin que esto vaya en detrimento de su exactitud

Una vez definido el elemento y sus condiciones de contorno, se debe
asegurar el correcto comportamiento de éste en régimen estacionario.
Las ecuaciones del espacio de estado, donde las entradas son las
temperaturas exteriores e interiores y la salida, las pérdidas de
calor, se pueden escribir de la forma:

int 2 1
int 2 1
T D T D HT
T B T B AT T
ext
ext
+ + =
+ + =
φ
&
(4.5)

Para calcular el modelo reducido se empleará el método de Moore [7] o
de truncación modal que consiste, a grandes rasgos, en la eliminación
de una gran parte del modelo para que sólo se conserven sus
componentes dominantes; éstos se realzan con un cambio de base. La
truncación de Moore supone pasar de una “base térmica” a una “base
de balance” y se fundamenta en los conceptos de controlabilidad y
observabilidad utilizados en disciplinas como el control automático.

La controlabilidad supone la posibilidad de obtener y variar el modelo
de estado usando el sistema de entradas, mientras que la
observabilidad es la posibilidad de determinar el modelo de estado a
partir de las salidas. Los componentes de estado controlables y
observables están definidos por las matrices
c
W y
o
W , obtenidas con
una resolución de Lyapounov:


B H A W W A
BB A W AW
T
o o
T
T T
c c
− = +
− = +
(4.6)

La “base balanceada” está constituida de tal forma que la matriz de
controlabilidad y la de observabilidad son iguales e iguales a la
matriz diagonal W . El concepto “balanceado” significa que la
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 94 -
controlabilidad y la observabilidad del sistema tienen la misma
importancia en la construcción de dicha base. La truncación de Moore
supone retener los componentes del espacio de estado más controlables
y observables, que son aquellos que son más fáciles de excitar para
una señal de energía en la entrada del modelo y tienen los mayores
efectos en la salida del sistema.

Los modelos obtenidos son modelos dinámicos de tercer o quinto orden y
reproducen fielmente el modelo físico en estado estacionario y
transitorio, con lo que se puede introducir en la estructura de
programas de simulación de edificios. Sólo queda poder relacionar
dichos modelos reducidos con las propiedades de los materiales que
forman el puente térmico, puesto que la relación térmica del modelo
original completo ha perdido su significado.


Método de regresión Método de regresión Método de regresión Método de regresión

Otra forma de reducir el sistema de ecuaciones de espacio de estado se
expone en [5]. De la misma forma que en el caso anterior, el espacio
de estado invariante en el tiempo, formado a partir de las ecuaciones
obtenidas tras la aplicación del método de diferencias finitas a un
puente térmico, tiene la forma matemática siguiente, equivalente a
(4.5):


DU CT Y
BU AT T
+ =
+ =
&
(4.7)

La reducción de las matrices anteriores que se pretende conseguir sin
menoscabar la precisión del modelo deja al sistema 4.7 en la forma:


U D X C Y
U B X A X
r r
r r
+ =
+ =
&
(4.8)

r
A ,
r
B ,
r
C

y
r
D

tienen tamaños que van del 1x1 a 4x4 como máximo y
X , X
&
,Y y U no tienen valor físico, como ocurría en el caso
anterior; pero, aunque sus variables no tengan ese significado físico
directo, sí se puede establecer una relación entre ellas y propiedades
físicas como la resistividad térmica, el calor específico, la densidad
o el espesor de los materiales que forman el puente térmico. Para
encontrar esas relaciones, se simulan muchas configuraciones distintas
de puentes térmicos y se expresan los resultados usando análisis de
regresión en términos de pocos parámetros físicos. Esos modelos
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 95 -
parametrizados están disponibles para usar en EnergyPlus y otros
programas de simulación de edificios.

En el primer paso se deben modelar un buen número de configuraciones
distintas del puente térmico a caracterizar. Hay programas, como
Sisley [6], que calculan el sistema (4.7) a partir del trazado
gráfico de los puentes, lo cual acelera el proceso. El método de
reducción del modelo que se utiliza se basa en el método de Marshall
(método de reducción modal), y se puede programar con MatLab. Con
métodos numéricos se realiza el cambio de base y la elección de
autovalores, lo que hace que las matrices del espacio de estado
pierdan casi todo su sentido físico, aunque conservarán el suficiente
como para poder determinar a qué parámetros físicos son sensibles.

El análisis de sensibilidad se puede realizar con Excel (o programa
similar) en dos pasos: La determinación de los parámetros principales
y la designación de la relación de caja gris.

Primero hay que estudiar la importancia relativa de los parámetros
físicos y de los valores contenidos en el espacio de estado reducido.
Algunos elementos de la matriz tienen poca influencia en el
comportamiento general del sistema modelado. Por eso no es necesario
determinarlos exactamente. Es suficiente con usar un valor medio para
estos elementos calculados para todas las configuraciones modeladas de
puentes térmicos de la base de datos. Además, hay grados de libertad
en el modelo del espacio de estado, lo que significa que algunas
matrices deben elegirse al azar si otras han sido elegidas
correctamente.

Las simplificaciones en la relaciones de la caja gris se llevan a cabo
con un análisis gráfico y el requerimiento de que el resultado tenga
un sentido físico, sin olvidar, por ejemplo, que el flujo del calor en
régimen permanente es independiente del calor específico o la
densidad, pero esos valores sí influyen en el comportamiento dinámico
del sistema.

Para el diseño de la caja gris, se utiliza una regresión de mínimos
cuadrados. Primero se asume una forma general para esta relación. Se
necesitará computar muchos modelos de espacio de estado, trabajo que
se hace a la vez del estudio de sensibilidad. Una vez se tengan esas
relaciones generales, hay que caracterizarlos completamente para
determinar los coeficientes desconocidos de la función de
transferencia por el citado método de los mínimos cuadrados. Cuando se
tengan todos esos grupos de configuraciones, se pueden representar las
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 96 -
gráficas mostrando las características del modelo de espacio de estado
(constante de tiempo, ganancia de calor...) en función de los
parámetros.


Integración en EnergyPlus Integración en EnergyPlus Integración en EnergyPlus Integración en EnergyPlus

Los puentes térmicos se introducirán en EnergyPlus como un sistema con
entradas (temperatura del aire exterior e interior) y salida (flujo de
calor de una zona hacia el exterior o hacia otra zona) adoptando la
metodología de balance de calor del programa.

En EnergyPlus los cálculos de flujo de calor para la envolvente del
edificio se basan en balances de calor, gracias a los cuales se
calcula la temperatura del aire de cada zona. La expresión básica es:


= _zona lor_con_la bios_de_ca e_intercam térmicas_ Cargas zonal aire del energética Variación

Por tanto, integrar puentes térmicos en EnergyPlus no es más que
añadir un nuevo término al miembro de la derecha de esta ecuación. Los
módulos que intervienen en el proceso son: el SimulationManager, que
es el que gestiona la llamada a las subrutinas; para cada balance en
cada paso de tiempo lanza el HeatBalanceManager, el cual controla el
balance de calor y los cálculos de la temperatura superficial; también
lanza el HVACManager, que realiza los cálculos del sistema de
climatización y determina las condiciones del aire de la zona. Otros
módulos importantes en relación a los puentes térmicos son
ConductionTransferFunctionCalc y el ZoneTempPredictor Corrector,
módulos que se deben modificar.

Hay un paralelismo claro entre modelar muros y modelar puentes
térmicos: los modelos de caja gris son sistemas diferenciales lineales
cuyas principales características matemáticas (ganancias de calor o
constantes de tiempo) se relacionan con los principales parámetros
físicos, dimensiones y propiedades de los materiales. EnergyPlus
simula los muros usando funciones de transferencia de conducción
derivadas de modelos de espacio de estado. Para el modelado de muros,
se procede de la siguiente forma: el usuario puede introducir de 1 a
15 capas de material con los espesores y las propiedades que desee.
Para estas entradas, EnergyPlus construyen una serie de ecuaciones
diferenciales lineales de flujo de calor usando un método
unidimensional de diferencias finitas. Este sistema de ecuaciones
puede escribirse en forma de espacio de estado:
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 97 -

¹
´
¦
+ =
+ =
DU CT
BU AT T
ϕ
&
(4.9)

Ecuaciones análogas al sistema (4.7). El método de diferencias finitas
usa nodos en cada capa del muro en un número que se elige en función
de satisfacer un criterio de convergencia numérico, aplicando
ecuaciones de balance en cada nodo. A partir de estas ecuaciones,
EnergyPlus construye un nuevo modelo de muro que consiste en funciones
de transferencia (llamadas CTFs) que relacionan las salidas del
sistema (flujo de calor) en el paso de tiempo actual con las salidas
en pasos anteriores y las entradas (temperaturas superficiales
exteriores e interiores) en el actual y en el paso previo. Esta
relación se puede escribir de la siguiente forma:

∑ ∑ ∑
=

=

=

− + =
M
k
k t
M
k
k t o k o
M
k
k t i k i t
e T S T S
1 0
, ,
0
, , δ δ δ
ϕ ϕ (4.10)

δ es el paso de tiempo;
i
T y
o
T son las temperaturas interior y
exterior;
S y e son los coeficientes de la función de transferencia y t es el
instante actual.
Los flujos de calor resultantes son entonces utilizados en el balance
de calor en las superficies interior y exterior para obtener el valor
de las temperaturas exteriores e interiores del siguiente paso de
tiempo. Al final, el coeficiente convectivo interior, el salto de
temperatura entre la superficie y el aire interior, y el área
superficial se utilizan para calcular la ganancia de calor convectivo
en el aire de la zona.
El modelado de los puentes térmicos es semejante al tratamiento de
muros. Las diferencias básicas son:
- El método de diferencias finitas aplicado al puente térmico se
realiza fuera de EnergyPlus, al igual que el proceso de regresión ya
descrito, que lleva al modelo a su configuración de caja gris.
- El flujo de calor en el caso del muro participa en el balance de
calor superficial, desde el cual se obtiene la temperatura superficial
interior, y así la ganancia de tipo convectivo de la zona. Ese paso
se salta para puentes térmicos, y el flujo de calor va directamente a
la zona de forma combinada convectivo- radiante.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 98 -
- Los cálculos en los muros consideran la absorción solar en la cara
exterior, así como la absorción solar, la de corta longitud de onda
(de las luces) y de larga (para luces, equipos, personas...) en la
cara interna. Todo esto se ignora en puentes térmicos Todo esto se ignora en puentes térmicos Todo esto se ignora en puentes térmicos Todo esto se ignora en puentes térmicos, aunque una
mejora posible sería tener en cuenta esta radiación absorbida
utilizando la temperatura sol- aire.
Así pues, se observa que el flujo térmico a través de los puentes
térmicos no participa en balances térmicos intermedios, sino que será
un aporte extra para el cálculo de la temperatura de la zona.

En resumen, los pasos a seguir para modelar un puente térmico serán:
1. 1. 1. 1. Convertir los parámetros del puente térmico en un modelo de caja
gris, que se realizará fuera de EnergyPlus. Se incluirá en la librería
del programa según los diferentes tipos de puentes térmicos.
2. 2. 2. 2. Calcular los coeficientes CTFs del modelo de espacio de estado. Se
emplea una adaptación del algoritmo usado en muros.
3. 3. 3. 3. Calcular el flujo de calor a través del puente térmico. Se aplica
una ecuación basada en el método de la función de transferencia que
relacione salidas actuales con las salidas pasadas y las entradas
actual y pasadas.
4. 4. 4. 4. Añadir este flujo de calor al balance de calor de la zona.

Para añadir una nueva configuración de puente térmico a EnergyPlus, en
resumen, el usuario sólo necesitará introducir unos pocos parámetros
físicos que describirán completamente el sistema numérico reducido.
EnergyPlus, después, ligará esos parámetros físicos y los coeficientes
de función de transferencia y reconstruirá el modelo correspondiente
de caja gris, con el que ya sí es posible dar paso a la simulación.


4.4 4.4 4.4 4.4 Método Método Método Métodos ss s del del del del edificio paralelo equivalente y del edificio paralelo equivalente y del edificio paralelo equivalente y del edificio paralelo equivalente y del
edificio homogéneo equivalente edificio homogéneo equivalente edificio homogéneo equivalente edificio homogéneo equivalente

El método presentados en el apartado 4.3 es riguroso, en la medida de
que es capaz de reproducir el comportamiento real de los puentes, pero
todavía no ha sido implementado en las nuevas actualizaciones de
EnergyPlus. Además, sólo contempla la influencia del flujo de calor
impuesto si éste se incorpora en el término de temperatura sol- aire
(utilizada por ASHRAE, vista en el capítulo 3 y definida con la
expresión 3.12), lo que no deja de ser una simplificación de las
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 99 -
condiciones exteriores del modelo, con lo que se empobrecerían los
resultados.

Descartados también los métodos basados en la transmitancia térmica
lineal, por ofrecer “desnaturalizados” resultados, sería muy
interesante encontrar un proceso de integración de puentes en modelos
globales que consiga:

- Reproducir la naturaleza transitoria del puente térmico y el efecto
de los flujos impuestos.
- Garantizar una precisión, al menos, como la propia de un método
numérico, tal y como describe la norma ISO 14683.
- Ser compatible con el modelado de puentes impuesto por la norma ISO
10211.
- Modelar puentes térmicos con elementos simples del programa de
simulación, accesibles al usuario y de fácil edición.

Los cuatro requisitos anteriores se cumplen en el método del edificio edificio edificio edificio
paralelo equivalente paralelo equivalente paralelo equivalente paralelo equivalente, basado en el concepto de muro equivalente
(equivalent wall) descrito en [8], [9] y [2]. El modo en el que se
implementará en este proyecto trata de simplificar todos los intentos
realizados hasta la fecha para crear un algoritmo eminentemente
práctico, intuitivo y fácil de aplicar, que no modificará en modo
alguno el código interno del software de simulación ni requerirá
procesos de reducción de matrices de espacio de estado. Lo que sí se
espera obtener de él es un alto nivel de exactitud. La norma ISO 14683
fija en un % 5 ± el grado de incertidumbre esperada en el cálculo
numérico de parámetros estacionarios; se aceptará este margen de error
en los cálculos posteriores.





Definición Definición Definición Definición

El modelo de muro equivalente implicará la creación de una pared
ficticia de capas y propiedades distintas a las del muro real
homogéneo, de forma que su respuesta dinámica ante las mismas
condiciones de contorno coincida, en la medida de lo posible, con la
respuesta dinámica del puente térmico a sustituir. Un edificio
paralelo equivalente se formará tras la transformación del modelo de
edificio homogéneo inicial teniendo en cuenta el efecto de todos los
fenómenos de transmisión de calor tridimensional del edificio real,
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 100 -
que se consigue incorporando en el modelado los muros equivalentes que
reemplazan a todos estos puentes térmicos. Se ha acuñado el término
“paralelo” porque estos nuevos muros se ubicarán exactamente en el
lugar donde los puentes aparecen, sustituyendo, cuando sea necesario,
parte del muro homogéneo.


Procedimiento Procedimiento Procedimiento Procedimiento

En la figura 4.3 se muestra el proceso de modelado del edificio
paralelo equivalente a través de las siguientes etapas:

1. 1. 1. 1. Conocida la descripción detallada del edificio a simular, hay que
identificar todos sus puentes térmicos y determinar el lugar y el
tamaño que tendrá cada muro equivalente en el modelo paralelo.

2. 2. 2. 2. A continuación, se modelarán en VOLTRA los muros y los puentes
térmicos que forman la envolvente, con los mismos materiales y
condiciones de contorno con los que se van a introducir en el modelo
de EnergyPlus. Se respetará en todo momento las reglas de modelado
impuestas por la norma ISO 10211 así como la ubicación de los planos
de corte y de los planos auxiliares.

Todos los modelos se simularán en VOLTRA durante un tiempo que
garantice un régimen periódico estacionario (con periodo de 24 horas).
Posteriormente, se extraerá la evolución diaria del flujo de calor a
través de cada elemento.

Según el tipo de puente, hay que determinar el calor extra que se
perderá por él. Este punto es importante puesto que será el calor neto
(por unidad de longitud) que atravesará cada muro equivalente y
depende del ancho que éste posea, definido en el primer apartado. Las
soluciones pueden ser infinitas, puesto que no se busca pero en este
caso se han elegido según tres consideraciones:

- Se situará cada muro equivalente sobre medidas interiores de la
envolvente, lo que eliminaría cualquier equívoco sobre otras
dimensiones a considerar. Habrá casos (como en los puentes tipo R) en
los que la superficie equivalente sustituirá parte del cerramiento,
con lo que ese flujo extra incluirá “flujo unidireccional” del muro
homogéneo.

- Se localizará sobre la zona afectada térmicamente o allí donde uno
de los elementos constructivos penetre en el muro homogéneo; de esta
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 101 -
forma se consigue que haya mínimas diferencias con los resultados
reales a causa de las sombras o la irradiación solar. Además, el
“esqueleto paralelo” formado siguiendo los forjados, contorno de
huecos, etc. representa la disposición geométrica aproximada de los
puentes térmicos en la realidad, y tendrá ese valor geométrico
añadido. Debe quedar claro que un puente térmico no se reduce en la
realidad a un área concreta; se extrae del edificio con planos de
corte situados en secciones adiabáticas (a un metro del elemento
central según la ISO 10211), pero la zona de flujos tridimensionales
no se corresponde ni con el elemento central ni con todo el conjunto
exactamente.

- En principio, en los casos en los que el puente tenga varias
orientaciones a la vez (tipo R y tipo C), se repartirá el área según
el flujo atribuible a cada orientación bajo condiciones estacionarias.
En el capítulo siguiente se demostrará que da mejores resultados
tratar estos puentes como si fueran, en realidad, dos distintos.

3. 3. 3. 3. Con dicho flujo de calor extra y con las temperaturas exteriores
e interiores, se identificarán los parámetros de las capas del muro
equivalente con ayuda del programa CTSM. Se comenzará con un modelo
simple 3R2C para fijar valores iniciales y cotas máximas. Se volverá a
ejecutar el programa para modelos de 5 estados y 3 capas de material y
se obtendrán las propiedades de cada muro.

4. 4. 4. 4. Se procederá a la construcción en EnergyPlus del edificio paralelo
equivalente, a partir del edificio homogéneo y situando en su lugar
correspondiente cada uno de los muros equivalentes; este modelo debe
cumplir con las hipótesis de partida (coeficiente convectivos
constantes, sin intercambios radiantes de larga longitud de onda...).
La forma más simple de llevar a cabo este apartado será definiendo en
el editor IDF de EnergyPlus el las condiciones de contorno en un
primer paso y trasladar ese archivo al entorno gráfico Google
Sketchup. En él se puede dibujar el muro homogéneo, trazar
directamente sobre su envolvente todas las superficies equivalentes y
renombrarlas de forma ordenada. Este programa hace que EnergyPlus sea
más versátil y fácil de manejar: introducir uno a uno todos los muros
por medio del propio editor sería un proceso extremadamente largo y
tedioso, con grandes probabilidades de que se asolapen.
Posteriormente, se definirán con el editor cada uno de estos muros,
introduciendo las propiedades de sus capas y sus coeficientes
convectivo- radiantes.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 102 -
Sólo resta la simulación en EnergyPlus del modelo completo; entre las
salidas, es conveniente solicitar un informe de las pérdidas por metro
cuadrado muro a muro, para comprobar que efectivamente los muros
equivalentes están bien modelados.







1 2 1 2 1 2 1 2


3 33 3



4 44 4









Figura 4.3. Representación esquemática del método del edificio paralelo equivalente.




Fundamentos de la identificación de parámetros Fundamentos de la identificación de parámetros Fundamentos de la identificación de parámetros Fundamentos de la identificación de parámetros

Para fijar las bases del método, se han incluido en este proyecto los
anexo C y D. En el primero de ellos, se llega a la conclusión de que
EnergyPlus podría simular puentes térmicos si existiera un muro que
asuma sus pérdidas de calor extra; este nuevo muro estará formado por
materiales inventados (al fin y al cabo, se trata de un modelo sólo
utilizado en la simulación. EnergyPlus generará sus coeficientes de
función de transferencia de manera idéntica a como lo haría con
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 103 -
materiales reales). Encontrar ese muro no es tarea trivial; un primer
paso lo representarían las técnicas iterativas por tanteo a mano,
siguiendo, por ejemplo, un método semejante al de la bisección para la
determinación de raíces (Teorema de Bolzano); pero sólo serían
prácticas para muros monocapa y los resultados distarán de ser
aceptables, generalmente.

El anexo D profundiza en la identificación de los parámetros del
espacio de estado que definen el muro equivalente, imponiendo las
hipótesis simplificativas, justificando las decisiones tomadas y
estudiando los puntos débiles del método. Para implementarlo, se
necesita el concurso del programa CTSM (Continuous Time Stochastic
Modelling).



Figura 4.4. Programa de identificación de sistemas CTSM.

El programa CTSM, desarrollado por la DTU (Universidad Técnica de
Dinamarca), está concebido para la calibración de sistemas dinámicos
en tiempo continuo que representen fenómenos físicos difíciles de
determinar en la práctica por encontrarse afectados por variables de
tipo aleatorio [10]. El modelo quedará definido con un sistema de
ecuaciones diferenciales estocásticas, que son ecuaciones
diferenciales ordinarias con un término de difusión que representa
esos efectos aleatorios.

Con esta estructura, a partir de las entradas y las salidas
introducidas (obtenidas empíricamente, por ejemplo) el programa será
capaz de identificar los parámetros que forman el modelo, utilizando
bien el método de máxima verosimilitud [11] o bien el método del
máximo a posteriori. Una vez que los parámetros hayan sido calculados,
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 104 -
diferentes métodos estadísticos evalúan la calidad del modelo y
analizan el residuo.

Las estructuras de los modelos pueden ser de tipo no lineal o de tipo
lineal. Entre estas últimas, se pueden modelar situaciones que varíen
o que no varíen con el tiempo. En el caso del muro equivalente, modelo
lineal invariante con el tiempo, el término aleatorio no se incluirá
en el sistema de ecuaciones (en la práctica, se hará muy pequeño),
puesto que estos modelos térmicos son deterministas, porque siempre
generarán los mismos resultados a partir de las mismas solicitaciones.

CTSM no garantiza buenos resultados en todos los casos, sin embargo,
en los ejemplos realistas utilizados en este proyecto, los ajustes han
sido siempre satisfactorios. Para conseguirlos, se han seguido ciertas
pautas descritas en el anexo D.


Google SketchUp y Google SketchUp y Google SketchUp y Google SketchUp y plugin plugin plugin plugin de diseño energético de diseño energético de diseño energético de diseño energético

Con esta nueva herramienta de diseño tridimensional por ordenador, muy
intuitiva y potente a la vez, se pueden crear modelos de edificaciones
en muy poco tiempo con la ventaja de que serán compatibles con
EnergyPlus. Desde este entorno, que no es exactamente un interfaz
gráfico de edición de archivos IDF, se podrán editar superficies y
zonas, por una parte, y ejecutar EnergyPlus, por otra. El resto de
objetos necesitan introducirse mediante el editor de texto o el
programa IDF-Editor.


Figura 4.5. Google SketchUp edita superficies y zonas en modelos compatibles con
EnergyPlus, lo que puede suponer un gran cambio en la concepción de la simulación
de edificios por ordenador.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 105 -
La importancia de la aparición de este programa (con plugin) es
extraordinaria, pues, junto a la posibilidad de implementar el método
del edificio paralelo equivalente descrito en este capítulo, el tándem
EnergyPlus- Google SketchUp permitirá en un entorno amigable,
simulaciones térmicas de edificios complejos con un ahorro importante
de tiempo. Además ambos programas, entre otras múltiples virtudes, son
gratuitos, lo que sin duda es una gran ventaja a la hora de ser
reconocidos a corto plazo como procedimientos válidos para el
cumplimento de la opción general de la exigencia básica HE 1, del CTE.


Método del Método del Método del Método del edificio edificio edificio edificio homogéneo equivalente homogéneo equivalente homogéneo equivalente homogéneo equivalente

En caso de que otros elementos arquitectónicos lo impidan, o que
existan tantas heterogeneidades que la determinación de los planos de
corte sea compleja, se podría optar por una versión del modelo
anterior simplificada, que se denominará “edificio homogéneo
equivalente”. Cuando los puentes son diversos, muy distribuidos, de
distinta naturaleza, en gran número, etc. se llega a un caso semejante
al de los materiales cuasi- homogéneos simplificados en la norma ISO
10211 o en los ejemplos recogidos en [2], [9] ó [12]. Un muro de este
tipo bien podría ser “desmontado” y “reconstruido homogéneamente”
para que su comportamiento se acerque al real, aunque las nuevas capas
que lo formen sean muy distintas a las originales.

Los pasos a seguir para implementar el método son análogos a los del
edificio paralelo equivalente, sólo que en lugar de identificar los
parámetros del muro que representa cada tipo de puente por separado,
se buscarán las propiedades de las capas de un muro que perderá el
mismo flujo de calor (transitorio) que la suma, por cada cara de la
envolvente, del muro homogéneo y todos los puentes que en él se
encuentren integrados.

Las ventajas son evidentes, puesto que no habrá que dividir la
envolvente y, el número de muros a identificar será menor. Por el
contrario, se pierde en precisión y se desubican los puentes, con lo
que ya no reproducirán fielmente el efecto de las sombras o la
incorporación de coeficientes convectivo- radiantes variables con la
altura. Además, cada muro equivalente sólo será válido para el caso en
el que haya sido modelado, con lo que se pierde la posibilidad de
construir librerías con detalles constructivos de uso directo.

Se limitará el uso de este método tan sólo a casos en los que sea
imposible implementar el del edificio paralelo equivalente, esto es,
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 106 -
en aquellos programas en los que no se puedan construir composiciones
de muros adyacentes múltiples.


4.5 Conclusiones 4.5 Conclusiones 4.5 Conclusiones 4.5 Conclusiones

En este capítulo se recomienda de forma entusiasta el método del
edificio paralelo equivalente para integrar puentes térmicos en
modelos globales de edificios. Se han descartado las opciones que no
garanticen precisión en los resultados (basadas en la transmitancia
térmica lineal), o que supongan la modificación del algoritmo base del
programa (método de regresión e integración en EnergyPlus).

En el método del edificio paralelo equivalente se pueden destacar las
siguientes ventajas:

- Se trabajará con muros ordinarios, con lo que es susceptible de ser
implementado en cualquier programa de simulación que pueda editar
cerramientos.

- Se obtienen resultados muy precisos, independiente de que el
edificio esté sometido a flujos variables con el tiempo. Competiría
en exactitud con los modelos numéricos recogidos en 4.2 y 4.3.

- La definición de muros es muy sencilla gracias a las posibilidades
gráficas de Google SketchUp y el plugin de diseño energético, que
permite dividir y renombrar la envolvente térmica en tantos muros como
se desee.

Los principales inconvenientes no son exclusivos de este método, pero
deben ser enumerados:

- Comparado con el método general impuesto por el CTE (que utiliza
LIDER y un programa del tipo de Therm), aumenta la dependencia con
respecto a las herramientas informáticas, puesto que hay que trabajar
con más programas a la vez (EnergyPlus, VOLTRA, Google SketchUP, CTSM,
Excel...).

- Además, hay que disponer de un software que modele puentes térmicos
en estado transitorio (se ha propuesto VOLTRA). Por lo general, éstos
no son gratuitos a diferencia de EuroKobra, Therm o LIDER.

- El modelado de puentes hay que realizarlo aparte, como en LIDER,
pero pueden crearse librerías con las configuraciones habituales.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 107 -

- Hay que medir las longitudes asignables a cada puente y las áreas de
los muros homogéneos. LIDER lo hace automáticamente.

- El método es muy sensible a cambios en los coeficientes convectivo-
radiantes (véase anexo D), por tanto éstos se deben calcular de forma
realista, lo que no es, ni mucho menos, sencillo, sobre todo por culpa
del componente convectivo.

- En principio, tal y como está planteado, el modelo no predice el
riesgo de condensaciones. En el capítulo 6 se apuntará una posible
solución a este problema.


4.6 4.6 4.6 4.6 Bibliografía Bibliografía Bibliografía Bibliografía

[1] Henderson, Jr. P. E. CDH Energy Corp. “Building Simulation for
Green Building Design and Technology Evaluations”. Cazenovia, NY.
2007.
[2] Karambakkam, B. K. “A One-dimensional Approximation for Transient
Multi-dimensional Conduction Heat Transfer in Building Envelopes”.
Oklahoma State University. 2004.

[3] Clarke, A. Strachan, P. A. Pernot, C. “An approach to the
calibration of building energy simulation models”. ASHRAE
Transactions, VOL 99 (2), pp 917- 927, 1993.

[4] Déqué, F. Ollivier, F. Roux, J.J. “Effect of 2D modelling of
thermal bridges on the energy performance of buildings. Numerical
application on the Matisse apartment”. 2000.

[5] Renon O. “Thermal bridge modelling in EnergyPlus”. Building
Energy Simulation User News. 23, 23, 23, 23, (3), 2002. p. 14- 26.

[6] Dequé, F. Noel, J. Roux, J. J. “Sisley: An open tool for
transient- state two- dimensional heat transfer”. Electricité de
France. 2001.

[7] Moore, B.C. “Principal component análisis in linear system:
controllability, observability and model reduction”. IEE Trans
Automatic Control AC- 26, 17- 32, 1981.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 108 -
[8] Kossecka, E. Kosny, J. “Equivalent wall as a dynamic model of
complex thermal structure”. 1997. Journal of Building Physics, vol.
20, Nº. 3, 249- 268. 1997.

[9] Carpenter S. Enermodal Engineering Limited. “Advances in
modelling thermal bridges in building envelopes”. Kitchener, 2001.

[10] Kristensen, N. R., Madsen, H. CTSM 2.3 User’s Guide. Technical
University of Denmark. 2003.

[11] Aldrich, J. “R. A. Fisher and the Making of Maximun Likelihood
1912- 1922”. Statistical Science. 1997, Vol. 12, Nº ·, 162- 176.

[12] Kossecka, E. Kosny, J. y otros. “Performance Check Between Whole
Building Thermal Performance Criteria and Exterior Wall Measured Clear
Wall R-Value, Thermal Bridging, Thermal Mass, and Airtightness”. Oak
Ridge National Lab., Buildings Technology Center, TN (United States).
1998.





Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 109 -









CAPÍTULO 5

APLICACIÓN DEL MÉTODO DEL APLICACIÓN DEL MÉTODO DEL APLICACIÓN DEL MÉTODO DEL APLICACIÓN DEL MÉTODO DEL
EDIFICIO PARALELO EQUIVALENTE EDIFICIO PARALELO EQUIVALENTE EDIFICIO PARALELO EQUIVALENTE EDIFICIO PARALELO EQUIVALENTE




Descripción del edificio y las condiciones de contorno. Método del
edificio paralelo equivalente. Identificación de parámetros del muro
equivalente. Edificio homogéneo. Edificio paralelo equivalente.
Edificio paralelo equivalente con sol. Conclusiones. Bibliografía.


5 55 5.1 .1 .1 .1 Descripción del edificio y las condiciones de Descripción del edificio y las condiciones de Descripción del edificio y las condiciones de Descripción del edificio y las condiciones de
contorno contorno contorno contorno

Como complemento de lo expuesto en el capítulo anterior, y para
culminar este proyecto, se desarrollará el método del edificio edificio edificio edificio
paralelo paralelo paralelo paralelo equivalente equivalente equivalente equivalente para la integración de puentes térmicos en
EnergyPlus con un caso realista.

El edificio en el que se ha inspirado el ejemplo presentado en este
capítulo está situado en una región del interior de la provincia de
Málaga, de características propias de una zona climática B3, y se
representa en la figura 5.1. Las dimensiones de la envolvente original
han sido corregidas en concordancia con el criterio del anexo C; como
se calcularán pérdidas de calor desde el ambiente interior (que es
exigencia de la norma) todas las medidas se corresponderán con las
medidas interiores de los muros (a diferencia de lo cómo habitualmente
se trabaja en EnergyPlus). Los puentes térmicos tipo R o C incluirán
el efecto de este desajuste de dimensiones.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 110 -

El anexo E recoge los parámetros de los materiales que forman cada
muro de la envolvente térmica. En [1] se describe el edificio real
profundamente, y, entre otras cosas, se cotejan las características
teóricas de sus cerramientos con las devueltas por los ensayos de
flujometría.




Figura 5.1. Edificio modelo (imagen generada con el programa Google SketchUp).

Se emplearán las mismas condiciones de contorno en todas la
simulaciones, tanto en VOLTRA como en EnergyPlus, de valores
constantes a excepción de la temperatura exterior (figura 5.2).

0
2
4
6
8
10
12
14
1 6 11 16 21 t (h)
Te (ºC)


Figura 5.2. Temperatura exterior asumida en todas las simulaciones.
( )
C
t
T
e
º
24
5 , 9 2
sin 26 , 5 6 , 7 |
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
π
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 111 -
Los coeficientes superficiales (
K m
W
e
h
2
25 = y
K m
W
i
h
2
69 , 7 = ) incluyen los
efectos convectivos y los efectos del intercambio radiante de larga
longitud de onda entre superficies. En EnergyPlus se debe tener muy en
cuenta este detalle y anular cualquier intercambio radiante que puede
introducir el propio programa para que no falsee los resultados.
Haciendo nulos los factores de forma entre muros es suficiente pero,
en los casos en los que haya muchas superficies en juego, esta acción
se complica. Es más operativo anular las absortividades en los
materiales superficiales.

Se ha aceptado el régimen de calefacción en el modelado de puentes
porque tradicionalmente siempre se ha actuado de esta manera. Una vez
acabadas las simulaciones se comprobará si realmente el modelo
paralelo equivalente es indiferente a este hecho.




Figura 5.3. El frente del forjado es un potente puente térmico,
como se puede apreciar en el ensayo termográfico.

Tampoco se computarán las ganancias a través de las ventanas. Los
algoritmos que EnergyPlus utiliza para modelarlas son difíciles de
trasladar a VOLTRA. Por otro lado, tampoco se han considerado las
masas internas que el edificio posee (forjado interior, tabiques...)
ni el efecto de las sombras, lluvia, nieve o viento. Modelando de esta
forma se consigue una descripción del método del edificio paralelo
equivalente más nítida y los errores podrán tener una interpretación
directa.

Por último, se han dejado aparte los puentes térmicos puntuales. Su
análisis es análogo al de los puentes térmicos lineales y, tal como
indica la norma ISO 14683 presumiblemente supondrán pérdidas
despreciables (distinto es en el estudio del riesgo de condensaciones,
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 112 -
ver anexo A); tampoco LIDER los incluye entre sus entradas. En los
anexos A y C hay modelados dos puentes puntuales y realmente no
suponen una dificultad añadida, sin embargo, se ha considerado que,
para no complicar la descripción del modelo, es preferible ignorarlos.


5.2 Método del edificio paralelo 5.2 Método del edificio paralelo 5.2 Método del edificio paralelo 5.2 Método del edificio paralelo equivalente equivalente equivalente equivalente

Una vez demostrado que los flujos de calor a través de elementos
tridimensionales pueden ser reproducidos con modelos unidireccionales
(ver anexo D) de parámetros fáciles de calcular, se resumirá el
proceso de construcción del edificio paralelo equivalente,
desarrollado en el capítulo 4:

1. 1. 1. 1. Identificación de todos los puentes térmicos del edificio.
Determinación del lugar y el tamaño de cada muro equivalente en el
modelo paralelo.

2. 2. 2. 2. Modelado y simulación en VOLTRA de muros y puentes (materiales y
condiciones de contorno fijadas). Cálculo de la evolución diaria del
flujo de calor a través de cada elemento (incluidos los flujos extra
perdidos por cada puente térmico, según las consideraciones aparecidas
en el capítulo 4).

3. 3. 3. 3. Identificación de parámetros de las capas del muro equivalente con
CTSM. (primero con un modelo simple 3R2C y después, con modelos de 5
estados y 3 capas de material).

4. 4. 4. 4. Construcción en EnergyPlus del edificio paralelo equivalente. Se
llevará a cabo con el editor de archivos IDF de EnergyPlus y la
aplicación gráfica Google Sketchup.

5. 5. 5. 5. Simulación en EnergyPlus del modelo completo con la aplicación EP-
Launch.


5.3 Identificación de parámetros del muro equivalente 5.3 Identificación de parámetros del muro equivalente 5.3 Identificación de parámetros del muro equivalente 5.3 Identificación de parámetros del muro equivalente

El programa CTSM calculará los parámetros del circuito equivalente a
un muro, que en este caso estará formado por cinco estados que
determinan tres capas de material diferente, tal como muestra la
figura 5.4.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 113 -


Figura 5.4. Paralelismo entre un muro y su circuito
eléctrico equivalente.

El espacio de estado generado será:

( ) ( ) ( ) ( )
( ) ( ) ( ) ( )
+
|
|
|
|
|
|
¹
|

\
|

|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
¹
|

\
|
− −
+ +

+

+

+ +

+

+
− −
=
|
|
|
|
|
|
¹
|

\
|
5
4
3
2
1
3 3 3 3 3
3 3 2 3 3 2 2 3 2 2 3 2
2 2 2 2 2 2
2 2 1 2 2 1 1 2 1 1 2 1
1 1 1 1 1
5
4
3
2
1
1 1 1
0 0 0
1 1 1 1
0 0
0
2
1 1
2
1
0
0 0
1 1 1 1
0 0 0
1 1 1
T
T
T
T
T
R C R C R C
R C C R C C R C C R C C
R C R C R C
R C C R C C R C C R C C
R C R C R C
T
T
T
T
T
dt
d
i
e

|
|
¹
|

\
|

|
|
|
|
|
|
|
|
¹
|

\
|
+
i
e
i
e
T
T
R C
R C
3
1
1
0
0 0
0 0
0 0
0
1


(5.1)
Siendo la función de salida:

( )
|
|
¹
|

\
|
|
|
¹
|

\
|
+
|
|
|
|
|
|
¹
|

\
|
|
|
¹
|

\
|
− = ⇒

=
i
e
i i
in
i
i
in
T
T
R
T
T
T
T
T
R
Q
R
T T
Q
1
0
1
... 0
5
4
3
2
1
5
(5.2)

Las incógnitas serán
1
R ,
2
R ,
3
R ,
1
C ,
2
C y
3
C . Las relaciones
existentes entre estas resistencias y capacitancias eléctricas y las
propiedades térmicas de una capa (de área A y grosor e ), se muestran
a continuación:
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 114 -

( )
( )
3
1000
3600 2
1000
/
m kg
A e
C
K kg J Cp
K m W
A R
e
i
i
i
i
i
⋅ ⋅
⋅ ⋅
=
⋅ =


=
ρ
λ
(5.3)



5.4 Edificio homogéneo 5.4 Edificio homogéneo 5.4 Edificio homogéneo 5.4 Edificio homogéneo

Simulación 1. Comportamiento del edificio homogéneo sin sol Simulación 1. Comportamiento del edificio homogéneo sin sol Simulación 1. Comportamiento del edificio homogéneo sin sol Simulación 1. Comportamiento del edificio homogéneo sin sol

La envolvente está formada por tres muros exteriores (orientados al
este, norte y oeste), una medianería (orientada al sur), una solera y
una cubierta, que serán modelados por separado. Los primeros modelos
realizados en VOLTRA se comportarán como se indica a continuación:

Muro exterior Muro exterior Muro exterior Muro exterior. . . . Viene descrito en el anexo E, al igual que el resto de
muros que forman la envolvente del edificio. Con esta configuración de
7 capas están formados los muros este, norte y oeste. Al someterlo a
una variación de temperatura exterior como la de la figura 5.2, con 20
C º en el interior, el calor perdido será de:

( )
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
24
44 , 5 2
sin 200 , 1 532 , 6
_ _
t
q
exterior muro in
π

2
m
W


M MM Medianer edianer edianer edianerí íí ía aa a. . . . Se considerará adiabática, pues en un principio, la zona
adyacente se presume que tiene las mismas condiciones de contorno que
la zona de estudio (en la figura 5.1 se observa que el edificio a
modelar forma parte de una hilera de viviendas unifamiliares). Está
formada por placas de yeso con medio pie catalán en el interior.

Suelo vivienda Suelo vivienda Suelo vivienda Suelo vivienda. . . . Se trata de un lecho de hormigón de 40 centímetros
apoyado sobre el terreno más capa de arena, mortero de cemento y
baldosa de gres. El terreno se ha modelado con una conductividad
térmica de 2 ( ) K m W ⋅ , según la norma ISO 10211, y una temperatura de
18 C º . El calor perdido a través del suelo, según esta
simplificación, será siempre constante, y de valor:

0648 , 4
_ _
=
vivienda suelo in
q
2
m
W


Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 115 -
El HE 1 apartado E y el punto 5 de la ISO 10211-1:1995 regulan el
modelado de suelos, que servirán de base para conseguir modelos más
realistas en futuros proyectos. En este capítulo se ha pretendido
hacer hincapié en los puentes térmicos estructurales.

Cubierta Cubierta Cubierta Cubierta. . . . Se ha modelado con siete capas, entre las que se ha incluido
una cámara de aire de 10 centímetros y una capa de fibra de vidrio de
2 centímetros. Según VOLTRA, las pérdidas a través de ella serán de:

( )
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
24
79 , 8 2
sin 562 , 0 101 , 9
_
t
q
cubierta in
π

2
m
W


Con estas hipótesis y estos resultados, se pueden comparar los flujos
internos totales perdido por el edificio según cada programa, que se
pueden considerar ondas sinusoidales de valor:

( )
( )
W
t
Q
W
t
Q
E in
VOLTRA in
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
+
24
93 , 5 2
sin 387 , 142 448 , 1210
24
91 , 5 2
sin 424 , 143 903 , 1213
_
_
π
π



Se cometen errores en el flujo medio del 0,28% y del 0,72% en la
amplitud. Las salidas prácticamente tienen el mismo desfase, y el
ajuste es el esperado según las calibraciones realizadas en el anexo
C.

Analizando detenidamente los datos muro a muro, sólo un error interno
del propio programa es el responsable de las pequeñas discrepancias
entre resultados; las pérdidas tanto por cubierta como por suelo han
cambiado sin motivo aparente al introducirse en el edificio final, en
comparación a las pérdidas obtenidas en la simulación muro a muro por
separado. Este fenómeno es llamativo, y debe ser tenido en cuenta,
pues a partir de un modelo con resistencias superficiales impuestas no
se deberían modificar los resultados (en este caso, mantiene los
coeficientes de la función de transferencia) (figuras 5.8 y 5.9).


Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 116 -
1000
1050
1100
1150
1200
1250
1300
1350
1400
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin (W)
VOLTRA EnergyPlus

Figura 5.5. Comparación entre los flujos perdidos por el edificio homogéneo según los
programas VOLTRA y EnergyPlus.



Figura 5.6. Flujo perdido por el muro exterior.
Figura 5.7. Flujo perdido por la medianería.

0
1
2
3
4
5
6
7
8
9
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin
(W/m2)
VOLTRA EnergyPlus
-0.0055
-0.0045
-0.0035
-0.0025
-0.0015
-0.0005
0.0005
1 5 9 13 17 21
t (h)
Qin
(W/m2)
VOLTRA EnergyPlus
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 117 -
7.5
8
8.5
9
9.5
10
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin
(W/m2)
VOLTRA EnergyPlus


Figura 5.8. Flujo perdido por el suelo.
Figura 5.9. Flujo perdido por la cubierta.

Se han empleado 20 pasos de tiempo por hora en las simulaciones de
EnergyPlus. Para conseguir una temperatura constante del aire
interior, se ha situado una bomba de calor ideal que puede suministrar
aire a 50 C º , con un ratio de humedad de 0,015
o aire kg
agua kg
sec _ _
_
, sin límite
de potencia y con el termostato fijo en 20 C º .


5.5 Edificio paralelo equivalente 5.5 Edificio paralelo equivalente 5.5 Edificio paralelo equivalente 5.5 Edificio paralelo equivalente

Simulación 2. Identificación de puentes térmicos lineales Simulación 2. Identificación de puentes térmicos lineales Simulación 2. Identificación de puentes térmicos lineales Simulación 2. Identificación de puentes térmicos lineales

Tipo R Tipo R Tipo R Tipo R

Este tipo de puente aparece entre la cubierta y el muro exterior. El
hecho de tenga dos orientaciones distintas, hace que la superficie
equivalente a encontrar se deba distribuir entre fachada y cubierta
según algún criterio. Se ha tomado, en principio, la proporción de
flujo de calor que se pierde por la superficie vertical y horizontal
en régimen estacionario, que determina una distribución en área del
59,42% en fachada y 40,58% en cubierta, lo que suponen 15,15 ý 10,35
centímetros de anchura respectivamente (anchura total 25,5
centímetros). Al ubicar la superficie equivalente en la superficie
interior, el flujo extra incluye parte del flujo (homogéneo,
unidireccional) de la cubierta y del muro exterior. La comparación del
modelo equivalente de 5 estados y 3 capas se muestra en la figura
5.11.
4.058
4.059
4.06
4.061
4.062
4.063
4.064
4.065
4.066
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin
(W/m2)
VOLTRA EnergyPlus
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 118 -

0
1
2
3
4
5
6
7
8
9
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin_extra
(W/m)
Real Muro equivalente 5 estados

Figura 5.10. Puente térmico formado en el encuentro entre cubierta y muro exterior (dibujo
generado con VOLTRA).
Figura 5.11. Comparación entre el flujo extra real y el obtenido a través de un modelo de muro
equivalente de 5 estados.


El empleo de este muro equivalente (con capas descritas en la tabla
5.1) implica errores del 0,55% en flujos medios y de casi un 4% en
amplitud de la señal. El desfase entre senos es de 24,6 minutos (tabla
5.2).


Puentes térmicos tipo F Puentes térmicos tipo F Puentes térmicos tipo F Puentes térmicos tipo F

El forjado interior, como se observa en la figura 5.3, es un puente
térmico también de considerable influencia en las pérdidas totales,
puesto que aparece en tres de las caras del edificio, en este caso. La
anchura del muro equivalente medirá exactamente el espesor del forjado
(37,5 centímetros) y se situará en el espacio que ocuparía éste. El
ajuste conseguido es mejor que en el caso anterior (figura 5.13), y el
error en la amplitud es menor que el 1%.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 119 -
0
2
4
6
8
10
12
14
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin_extra
(W/m)
Real Muro equivalente 5 estados

Figura 5.12. Puente térmico formado en el encuentro entre el forjado interior y el muro exterior
(dibujo generado con VOLTRA).
Figura 5.13. Comparación entre el flujo extra real y el obtenido através de un modelo de muro
equivalente de 5 estados.


Puentes térmicos tipo P Puentes térmicos tipo P Puentes térmicos tipo P Puentes térmicos tipo P

0
2
4
6
8
10
12
14
16
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin_extra
(W/m)
Real Muro equivalente 5 estados

Figuras 5.14. Puente térmico formado en el muro exterior por la presencia de un pilar (dibujo
generado con VOLTRA).
Figura 5.15. Comparación entre el flujo extra real y el obtenido a través de un modelo de muro
equivalente de 5 estados.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 120 -
El pilar situado en el centro del muro norte se modela de forma
semejante al puente térmico anterior; el muro equivalente medirá 43
centímetros de anchura. El ajuste es también aceptable, puesto que se
cometen errores menores al 1%, como se aprecia en la figura 5.15.


Puentes térmicos tipo P+C Puentes térmicos tipo P+C Puentes térmicos tipo P+C Puentes térmicos tipo P+C

Los dos pilares situados en las esquinas junto a las propias esquinas
suponen unas pérdidas de calor importante. Al igual que con el tipo R,
el muro equivalente debe dividirse en dos muros según el flujo medio
estacionario que cada orientación pierde. El área extra que ocupa el
pilar con respecto a la zona homogénea es de 35,5 centímetros, que
será la anchura del muro equivalente, dividida en una franja de 12,9
centímetros en los muros este y oeste, y una franja de 22,6
centímetros en el muro norte. En la figura 5.17 se comparan los
resultados.

En la medianería también hay tres pilares que no se han tenido en
cuenta en el modelo para simplificar los cálculos. Un criterio que se
debe definir en edificios con varias zonas (no es este caso) es cómo
considerar las particiones interiores, según medidas internas o según
la línea media de los tabiques.


Construcción del edificio paralelo equivalente Construcción del edificio paralelo equivalente Construcción del edificio paralelo equivalente Construcción del edificio paralelo equivalente

Una vez calculadas las propiedades de los muros equivalentes, ya se
puede definir el edificio paralelo en EnergyPlus. De esta forma, se ha
conseguido transformar un edificio real que experimenta flujos de
calor tridimensionales en una serie de superficies homogéneas que
roban “unidireccionalmente” calor de la zona. En la figura 5.18 se
muestran las superficies (efectivamente, EnergyPlus interpreta la
envolvente como muros de espesor infinitesimal) que forman el edificio
paralelo. Aunque aparecen puertas y ventanas, en realidad se han
eliminado del modelo inicial.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 121 -
0
2
4
6
8
10
12
14
16
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin_extra
(W/m)
Real Muro equivalente 5 estados

Figura 5.16. Puente térmico formado entre dos muros exteriores por la presencia de un pilar (dibujo
generado con VOLTRA).
Figura 5.17. Comparación entre el flujo extra real y el obtenido a través de un modelo de muro
equivalente de 5 estados.




Figura 5.18. Edificio paralelo equivalente (imagen generada con Google SketchUp).


Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 122 -
En la tabla 5.1 vienen recogidos todos los parámetros necesarios para
construir el edificio paralelo. Los flujos extra puente a puente se
muestran en la tabla 5.2.

Propiedades Tipo R Tipo F Tipo P Tipo P+C
Ancho (cm)
15,15 (fachada)
10,35 (cubierta)
37,50 43,00
12,9 (este, oeste)
22,6 (norte)
Longitud (m) 18,515 18,600 5,170 10,340
1
ρ ( )
3
/ m kg 12014,7 2362,8 7794,1 16743,3
2
ρ ( )
3
/ m kg 3561,8 7453,1 488,3 3952,7
3
ρ ( )
3
/ m kg 172,3 6199,7 6495,1 518,1
1
λ ( ) ( ) K m W ⋅ 159,459 0,576 0,324 2,284
2
λ ( ) ( ) K m W ⋅ 0,524 3,834 7,880 1,198
3
λ ( ) ( ) K m W ⋅ 0,551 0,487 0,992 0,623
Tabla 5.1. Propiedades de las capas que forman cada muro equivalente del edificio paralelo. La
capa 1 (e
1
= 5 cm) es exterior, la capa 2 (e
2
=10cm) es central, y la capa 3 (e
3
=5 cm) es interior.


extra in
q
_
( ) m W
e equivalent extra in
q
_ _
( ) m W
Tipo R
( )
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ +
24
14 , 6 2
sin 736 , 0 061 , 7
t π

( )
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ +
24
55 , 6 2
sin 766 , 0 022 , 7
t π

Tipo F
( )
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ +
24
33 , 7 2
sin 654 , 0 060 , 12
t π

( )
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ +
24
31 , 7 2
sin 648 , 0 100 , 12
t π

Tipo P
( )
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ +
24
4 , 6 2
sin 291 , 1 635 , 13
t π

( )
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ +
24
65 , 6 2
sin 297 , 1 769 , 13
t π

Tipo
P+C
( )
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ +
24
67 , 6 2
sin 083 , 1 374 , 12
t π

( )
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ +
24
69 , 6 2
sin 106 , 1 408 , 12
t π

Tabla 5.2. Comparación de los flujos perdidos atribuibles a cada puente térmico real y los
flujos a través de los muros equivalentes.


Resultados sin radiación solar Resultados sin radiación solar Resultados sin radiación solar Resultados sin radiación solar

Una vez introducido el edificio en EnergyPlus y realizada la
simulación, se pueden comparar sus resultados con los obtenidos partir
de cada una de las simulaciones realizadas con VOLTRA computadas según
una expresión análoga a la ecuación 3.18:

( ) ( )
∑ ∑
= =
⋅ + ⋅ =
N
j
j j térmico puente extra in
M
i
i i muro in VOLTRA real in
l q A q Q
1
_ _ _ _
1
_ _ _ _


Para los M muros homogéneos y los N puentes térmicos en los que se ha
dividido el edificio.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 123 -
Las conclusiones son muy esclarecedoras:

Las señales sinusoidales que aproximan los flujos globales son:

( )
2
_ _
24
15 , 6 2
sin 585 , 170 46 , 1647
m
W t
Q
VOLTRA real in
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
π

( )
2
_ _ _
24
24 , 6 2
sin 85 , 168 02 , 1657
m
W t
Q
e equivalent paralelo edificio in
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
π


Con lo que se comete un error en el flujo medio del 0,58% entre el
edificio real y el paralelo equivalente. El error en amplitud de la
señal es del 0,49%, mientras que ambas respuestas están desfasadas 5,4
minutos (errores perfectamente aceptables en el cálculo de cargas
térmicas); al modelar en EnergyPlus, el error cometido (del orden del
observado en la simulación 1) ha compensado el error que introducen
los modelos equivalentes.

0
200
400
600
800
1000
1200
1400
1600
1800
2000
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin (W)
Edif icio Homogéneo Energylus Edif icio Real
Edif icio Paralelo Equivalente Ed. Paralelo Equivalente EnergyPlus

Figura 5.19. Flujo perdido por la zona. Comparación entre el modelo real (modelo
tridimensional en VOLTRA) y los modelos homogéneo, paralelo equivalente y
paralelo equivalente en EnergyPlus .
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 124 -

- En la figura 5.19 se comparan además el modelo de edificio homogéneo
y los modelos completos. En valores de flujo medio, el edificio
paralelo equivalente construido en EnergyPlus representa pérdidas un
37,3% superiores a las pérdidas calculadas en la simulación 1.

- Por otro lado, es interesante el estudio del edificio en estado estado estado estado
estacionario estacionario estacionario estacionario, para decidir si el análisis transitorio es relevante. Tal
y como operaba la norma ISO 14683, las tablas 5.3 y 5.4 muestran el
coeficiente de acoplamiento térmico de la envolvente homogénea y de
los puentes térmicos respectivamente. Estos últimos suponen un 35,71%
más de pérdidas con respecto al edificio sin puentes térmicos. Si la
temperatura media exterior es de 7,6 C º , las pérdidas totales serán
de 1647,349 W, obviamente el mismo valor que el flujo medio
transitorio, con lo que se confirma que ambos tratamientos son
equivalentes con condiciones de contorno estables. Simulando con
variaciones de temperatura exterior sinusoidales se experimentará un
proceso de “carga” y “descarga” térmica en el muro, que supondrá
un flujo medio desde la zona hacia el exterior idéntico al
estacionario.

La importancia del análisis transitorio a efectos energéticos se
refleja sobre todo en condiciones realistas de evolución de
temperaturas diarias, de control del sistema de climatización y en las
posibilidades que se abren con la ventilación natural y el uso de
técnicas de aprovechamiento solar.

Elemento
( )
K m
W
U

2

( )
2
m A
oi

( )
K
W
oi
A U ⋅

Muro exterior 0,527 106,02 55,850
Cubierta 0,734 39,60 29,065
Suelo 0,328 39,60 12,981
Total 97,895

Tabla 5.3. Coeficiente de acoplamiento térmico de los elementos
homogéneos del edificio.

Puente Térmico ( )
K m
W
oi ⋅
ψ

) (m l
oi

( )
K
W
oi oi
l ⋅ ψ

Tipo R 0,379 18,6 7,0436
Tipo F 0,775 18,6 14,415
Tipo P 0,746 5,7 4,252
Tipo P+C 0,811 11,4 9,244
Total 34,955

Tabla 5.4. Coeficiente de acoplamiento térmico de los puentes térmicos
del edificio.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 125 -
El flujo perdido por el edificio homogéneo tenía un desfase de 5,91
horas, frente a las 6,15 horas del edificio real (en este caso son
valores muy próximos); si esta aproximación se diera por válida, el
único parámetro que faltaría por conocer para caracterizar el
comportamiento del edificio a partir de parámetros estacionarios sería
la amplitud de la señal, que informaría del valor de los picos de
carga térmica a aportar por el equipo de calefacción para mantener las
condiciones ambientales interiores.

El dimensionado del sistema de calefacción se realiza generalmente
bajo un régimen estable, usando percentiles de temperatura que
garanticen condiciones desfavorables, pero no ocurre lo mismo en
verano; tanto en la elección del equipo de refrigeración, como en el
cálculos de los consumos durante todo el año y en la elección de las
estrategias de control, se necesitará conocer la evolución de la carga
térmica, y por tanto, la amplitud de su señal. En el edificio
homogéneo, este valor sería de 143,424 vatios; en el edificio real,
170,585 vatios. Ni coinciden, ni existe relación alguna para acercarse
a ese valor, por tanto este ejemplo confirma que los métodos
estacionarios vistos en el capítulo 4 no pueden modelar estados
transitorios con una exactitud aceptable (en la figura 5.20 se muestra
la carga debida a estos puentes que introduciría LIDER. Los puentes
térmicos hacen que el desfase cambie radicalmente al ser computados de
esta manera).


0
200
400
600
800
1000
1200
1400
1600
1800
2000
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin (W)
Edif icio Real VOLTRA
Ed. Paralelo Equivalente EnergyPlus
Edif icio LIDER

Figura 5.20. Comparación del edificio modelado en LIDER con los
edificios paralelo equivalente y real.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 126 -
5.6 5.6 5.6 5.6 Edificio paral Edificio paral Edificio paral Edificio paralelo equivalente elo equivalente elo equivalente elo equivalente con sol con sol con sol con sol

Simulación 3 Simulación 3 Simulación 3 Simulación 3

La irradiancia solar generada por EnergyPlus será considerada como
flujo impuesto en las condiciones de contorno de los modelos de
VOLTRA. De esta forma, se volverán a simular uno por uno todos los
muros y puentes de la envolvente con esta nueva solicitación (en cuyas
superficies se ha impuesto una absortividad solar de valor la unidad).
El resultado final se expone en las gráficas de las figuras 5.22 y
5.23, para el edificio homogéneo y para el edificio completo. En el
primer caso, el ajuste es más que aceptable (error medio menor al 0,3%
y de 0,72% en amplitud de señal no sinusoidal; los desfases son
prácticamente iguales) lo que demuestra que el modelo de flujo
impuesto es idéntico en ambos programas y que la exactitud de los
cálculos se mantiene también en este caso.

Sin embargo, al introducir los puentes térmicos, de forma evidente
estas dos soluciones no convergen. El error lo introducen las nuevas
superficies equivalentes pero no por el hecho de que no puedan
reproducir los efectos del flujo de calor impuesto (en la figura 5.23
se muestra cómo el muro equivalente al puente tipo F devuelve buenos
ajustes para todas las orientaciones) sino por la imposibilidad de
reproducir el efecto de irradiaciones en puentes formado por
superficies con orientaciones distintas.

0
200
400
600
800
1000
1200
1400
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin (W)
Edif icio Homogéneo Sol VOLTRA
Edif icio Homogéneo Sol EnergyPlus

Figura 5.21. Comparación entre el flujo perdido por el edificio
homogéneo real y por el modelo homogéneo en EnergyPlus con
radiación solar.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 127 -
0
200
400
600
800
1000
1200
1400
1600
1800
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin (W)
Edif icio Paralelo Equivalente Sol EnergyPLus (directo)
Ed. Paralelo Equiv. Sol EnergyPlus (sumas parciales)
Edif icio Paralelo Equivalente Sol VOLTRA
Edif icio Real SOL VOLTRA

Figura 5.22. Comparación entre el flujo perdido por el edificio
real (modelo en VOLTRA) y por el modelo paralelo equivalente
con radiación solar.

0
2
4
6
8
10
12
14
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin (W/m)
F 1 Extra Real F 2 Extra Real
F 3 Extra Real F 1 Extra Equivalente
F 2 Extra Equivalente F 3 Extra Equivalente


Figura 5.23. Comparación entre flujos extra en distintas orientaciones de
puentes térmicos tipo F.

En la figura 5.24 se muestra la gran discordancia de resultados entre
el supuesto muro equivalente a un puente térmico tipo R y el puente
real, para las tres orientaciones. El flujo de calor impuesto en cada
cara del puente va evolucionando de forma independiente (de hecho,
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 128 -
habrá momentos en los que la cubierta esté expuesta a la radiación
solar directa y la fachada se encuentre en sombra, con la gran
diferencia de irradiación que esto conlleva). En estos casos, el
modelo equivalente no es bueno porque se están contraviniendo las
hipótesis de partida, ya que las condiciones de contorno exteriores no
son homogéneas.

0
1
2
3
4
5
6
7
8
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin (W/m)
R 1 Extra Real R 2 Extra Real
R 3 Extra Real R 1 Extra Equivalente
R 2 Extra Equivalente R 3 Extra Equivalente


Figura 5.24. Comparación entre flujos extra en distintas orientaciones de
puentes térmicos tipo R.


Simulación Simulación Simulación Simulación 4.Corrección del modelo 4.Corrección del modelo 4.Corrección del modelo 4.Corrección del modelo

Al igual que en el caso del puente térmico formado entre la cubierta y
el muro, en los puentes térmicos tipo P+C los resultados de las
simulaciones no coincidirán y el criterio estacionario por el que se
repartían los muros equivalentes entre las dos orientaciones no será
tampoco aceptable en modo alguno. Por tanto, no queda otra opción que
analizar los puentes que forman esquina como si fueran en realidad dos
distintos; efectivamente, a partir del principio de superposición en
sistemas lineales se puede convertir el problema inicial en dos
problemas separados, tal y como viene representado en la figura 5.26.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 129 -

Figura 5.25. Principio de superposición aplicado a un puente térmico tipo R.

Teniendo en cuenta el nuevo tratamiento de los puentes de distinta
orientación, se calcularán los nuevos muros equivalentes (los valores
de los nuevos parámetros aparecen en tabla 5.5) y se corregirá el
modelo anterior mediante Google SketchUp para obtener el nuevo
edificio paralelo equivalente en EnergyPlus (figura 5.26). Los cambios
realizados en el modelo de cubierta y muro, por ejemplo, mejoran la
respuesta con respecto a la de la simulación 2 (el error en flujo
medio pasa de un 0,55% a un 0,0026%, en amplitud, de un 4% a un 0,47%
y en desfase, de 24,6 a 17,4 minutos).



Figura 5.26. Dimensiones de los nuevos muros equivalentes (imagen
generada con Google SketchUp).


Este nuevo cambio de criterio, necesario para que los muros
equivalentes reproduzcan correctamente el efecto de los flujos
impuestos, implica un trabajo extra por parte del técnico (en este
caso se pasa de cuatro a seis modelos) que se compensa con una
sustancial mejora en la precisión de la simulación (en modelos más
complejos, se mantendrán aproximadamente los factores de forma en
estas zonas y los intercambios radiantes de larga longitud de onda se
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 130 -
parecerá más a los reales. De igual manera, los coeficientes
convectivos no son iguales en superficies verticales y horizontales, y
este tratamiento permite establecer esta distinción).

Propiedades
Tipo R
cubierta
Tipo R
fachada
Tipo P+C
este/oeste
Tipo P+C
norte
Ancho (cm) 25,5 25,5 6,5 29
1
ρ ( )
3
/ m kg 8235,7 10539,7 2755,1 14585,2
2
ρ ( )
3
/ m kg 844,9 3532,3 9885,0 4712,8
3
ρ ( )
3
/ m kg 60,8 63,6 3535,8 81,4
1
λ ( ) ( ) K m W ⋅ 0,823 1,069 1,445 3,171
2
λ ( ) ( ) K m W ⋅ 0,089 1,819 1,398 1,404
3
λ ( ) ( ) K m W ⋅ 0,079 0,325 2,252 0,436

Tabla 5.5. Nuevos parámetros de los muros equivalentes a los puentes térmicos del
caso práctico.

La comparación de resultados, esta vez sí, devuelve un ajuste que
incluso mejora las expectativas más optimistas (figura 5.27); las
señales no son sinusoidales pero son periódicas y pueden ser
comparadas con los mismos parámetros (tabla 5.6). El desfase,
claramente coincide.

Valor medio (W)
Amplitud de señal
periódica (W)
Q
in
real con sol VOLTRA 1303,400 296,721
Q
in
equivalente con sol EnergyPlus 1307,431 297,160
Error (%) 0,310 0,148

Tabla 5.6. Comparación en los resultados en modelos con sol.


5.7 Conclusiones 5.7 Conclusiones 5.7 Conclusiones 5.7 Conclusiones

El método del edificio paralelo equivalente consigue cumplir los
objetivos planteados en este proyecto de forma plena; logra una gran
precisión en los resultados y se implementa de una manera muy
intuitiva, lo que lo convierten en una opción muy recomendable para
simulaciones de edificios completos. Además, la radiación solar no
afecta a la precisión de la respuesta e indica que se adapta
perfectamente a cambios bruscos de temperatura.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 131 -
Es interesante también destacar que este método permite la creación de
librerías a partir de los detalles constructivos más habituales. Las
resistencias superficiales, como se comprobó en el anexo D, afectan al
modelo, y se deberán incluir diversos muros equivalentes según un
rango de valores de
e
R y
i
R ; pero no ocurrirá lo mismo con las
temperaturas de diseño. Se comprobará que el muro equivalente es
independiente a las temperaturas de contorno con las que es modelado;
para ello, se utilizará como ejemplo el muro equivalente al pilar
integrado en el centro del muro norte del edificio, al que ya se le
calcularon, con condiciones de invierno, las propiedades mostradas en
primera columna de la tabla 5.7.


0
200
400
600
800
1000
1200
1400
1600
1800
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin (W)
Edificio Real Sol VOLTRA
Edificio Paralelo Equivalente Sol EnergyPlus


Figura 5.27. Comparación entre resultados en modelos con sol.






Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 132 -

Propiedades Tipo P invierno Tipo P verano I Tipo P verano II
Ancho (cm) 43,00 43,00 43,00
Longitud (m) 5,170 5,170 5,170
1
ρ ( )
3
/ m kg 7794,1 7262,0 11383,7
2
ρ ( )
3
/ m kg 488,3 448,0 605,2
3
ρ ( )
3
/ m kg 6495,1 5333,7 3823,7
1
λ ( ) ( ) K m W ⋅ 0,324 0,269 0,306
2
λ ( ) ( ) K m W ⋅ 7,880 8,550 5,291
3
λ ( ) ( ) K m W ⋅ 0,992 2,587 1,297

Tabla 5.7. Propiedades del muros equivalentes al puente térmico tipo P con condiciones de
invierno y verano.

Se calcularán de nuevo las capas de un muro equivalente al mismo pilar
pero cambiando estas temperaturas, lo que implicará una ganancia extra
distinta a través del puente. Tras introducir estas nuevas entradas y
salida, y los mismos parámetros solución del primer caso como valores
iniciales (pero adoptando nuevos márgenes de temperatura), CTSM
devuelve estos mismos parámetros como resultado. Al igual que se
concluyó en el anexo D, se demuestra que el muro equivalente calculado
con temperaturas propias de un régimen de calefacción será el mismo
que el calculado para condiciones de verano.

No hay que olvidar, no obstante, que las soluciones posibles son
múltiples, véase [2], aunque estos muros tendrán respuestas dinámicas
muy parecidas y habría que elegir el que implique errores menores. Si
se alterasen los valores iniciales para “dar más libertad a CTSM” y
no inducir a ninguna solución, éste evolucionará hacia otros
parámetros distintos, pero próximos. La comparación entre los flujos a
través de tres de estos muros equivalentes se muestra en la figura
5.28 y sus parámetros están recogidos en la tabla 5.7. Es curioso que
en este caso, el muro equivalente calculado con condiciones de
invierno sea la mejor opción posible.

Cada superficie equivalente está ubicada aproximadamente en el lugar
que ocuparía el puente térmico real. De esta forma, el efecto de la
aparición de sombras y de las variaciones de radiación solar es
reproducido con exactitud. Este trazado paralelo también sirve para
identificar de un solo vistazo la estructura térmica del edificio, y
así diferenciar las zonas de distintas transmitancias.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 133 -
-9
-8
-7
-6
-5
-4
-3
-2
-1
0
1 5 9 13 17 21
t (h)
Qin (W/m)
Extra real Extra invierno
Extra verano I Extra verano II


Figura 5.28. Evolución del flujo de calor a través de tres muros equivalentes
al mismo puente térmico tipo P.


5.8 5.8 5.8 5.8 Bibliografí Bibliografí Bibliografí Bibliografía aa a

[1] Molina Gómez, J. C. “Aplicación experimental del método Pstar
para la caracterización del comportamiento térmico en viviendas
residenciales”. Departamento de Máquinas y Motores Térmicos. ETSII,
Málaga. 2008.

[2] Carpenter, S. Enermodal Engineering Limited. “Advances in
modelling thermal bridges in building envelopes”. Kitchener, 2001.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 134 -
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 135 -









CAPÍTULO 6

CONCLUSIONES Y LÍNEAS FUTURAS DE CONCLUSIONES Y LÍNEAS FUTURAS DE CONCLUSIONES Y LÍNEAS FUTURAS DE CONCLUSIONES Y LÍNEAS FUTURAS DE
INVESTIGACIÓN INVESTIGACIÓN INVESTIGACIÓN INVESTIGACIÓN




6.1 Conclusiones 6.1 Conclusiones 6.1 Conclusiones 6.1 Conclusiones

Los programas de simulación térmica de edificios utilizados hoy en día
en consultoras de ingeniería, estudios de arquitectura y universidades
son claves en el análisis de consumos energéticos, estrategias de
control y dimensionado de equipos de climatización. Con este proyecto
se ha conseguido incluir el efecto de los puentes térmicos (puntos
débiles de la envolvente) en el balance global de cargas térmicas del
edificio, con una metodología pragmática e intuitiva, que fácilmente
puede implementarse en EnergyPlus o en cualquier otra aplicación
informática semejante.

En este sentido, el objetivo fundamental planteado en el capítulo 1 se
ha cumplido. Creando un modelo de edificio paralelo equivalente (en el
cual se sitúan muros de comportamiento dinámico análogo al de los
puentes térmicos que sustituyen, en sus posiciones aproximadas en el
edificio) se pueden realizar simulaciones muy ajustadas a la realidad,
mejorando cualquier intento anterior en precisión, versatilidad y
facilidad de modelado.

Con los primeros capítulos se ha pretendido aportar una visión general
del fenómeno del puente térmico, y de forma progresiva se han ido
presentando los métodos para su cálculo en estado estable, desde
opciones simplificadas unidireccionales hasta modelos numéricos. De
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 136 -
forma paralela se ha revisado la normativa en vigor para adoptar su
léxico, imponer un criterio de modelado y establecer las hipótesis
simplificativas.

Los métodos basados en valores tabulados son un primer paso.
Utilizando el catálogo de puentes térmicos de la norma ISO 14683 se
pueden aproximar comportamientos estacionarios de puentes térmicos con
un grado de incertidumbre de hasta el 50%. Se recomienda este texto
como una primera toma de contacto con el fenómeno, aunque los
resultados que se puedan obtener a partir de su catálogo disten en
muchos casos de la realidad.

El documento básico de ahorro de energía del nuevo CTE, con su
exigencia básica HE 1, regula también la calidad de los puentes
térmicos, lo que en la práctica supone una gran novedad; pero todavía
le queda mucho margen de mejora. Por ejemplo, llama la atención alguna
ambigüedad en la terminología (se designa como “transmitancia térmica
de un puente” a dos conceptos distintos,
PF
U y ψ ), la falta de rigor
en ciertas ocasiones (un puente térmico no tiene una superficie
concreta, apartado 3.2.1.3, punto 2) o la preocupación por unos tipos
de puentes en la opción simplificada (aquellos que se pueden modelar
con el método unidireccional) que son ignorados en la opción general
(como ocurre con las cajas de persiana).

El programa LIDER que implementa la opción general de cálculo de
limitación de demanda es el único software del mercado que incorpora
puentes térmicos en sus procedimientos. Los puentes térmicos deben ser
modelados por el usuario aparte, en régimen estacionario; después, hay
que introducir sus transmitancias térmicas una por una (junto a sus
factores de temperatura). El programa (además de calcular el riesgo de
condensaciones) convierte dichos parámetros en flujos instantáneos,
con lo que puede predecir un nivel de demanda energética neto pero no
simulará de forma realista el edificio (lo que, por otra parte, no
pretende). A pesar de este inconveniente, el “método LIDER” supone
un avance importante en este terreno y poder mejorarlo ha servido de
inspiración en el método del edificio paralelo equivalente.

Aunque el tratamiento estacionario que impone la norma generalmente
será suficiente para limitar con ciertas garantías la demanda
energética del edificio, los puentes térmicos llegan a tener tanto
peso en ésta que ignorar sus efectos inerciales puede llevar a errores
de cálculo importantes. En la primera simulación del capítulo 5, por
ejemplo, las pérdidas del edificio completo para el día de diseño (en
invierno) han resultado ser un 37,3% mayores que las del edificio
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 137 -
homogéneo. Cuando estas diferencias supongan señales con destacados
picos de demanda o desfases importantes con respecto a la envolvente
homogénea, el estudio transitorio resultará decisivo.

En régimen de verano, por ejemplo, donde la variación de temperaturas
exteriores y la irradiación solar son fundamentales en el cálculo de
cargas térmicas y donde se pueden alcanzar valores punta
considerables, será imprescindible un modelado dinámico del edificio
que incluya esos efectos.



Figura 6.1. Diagrama de análisis de puentes térmicos.


El presente proyecto ha considerado necesario el modelado en régimen
transitorio de los puentes térmicos, lo que hace posible la inclusión
de éstos en programas de simulación de edificios, por un lado, y un
riguroso estudio del riesgo de condensaciones, por otro. En la figura
6.1 quedan esquematizados los dos caminos a seguir (caminos
complementarios): el de la izquierda es normativo, y en su opción
general necesita utilizar Therm o EuroKobra para justificar el valor
de los parámetros de los puentes que exige LIDER; limitarse a él
INTEGRACIÓN EN
ENERGYPLUS
CUMPLIMIENTO DE
PRESCRIPCIONES
EDIFICIO CON
PUENTES TÉRMICOS
Método
simplificado
Método
general
Evaluación del riesgo de condensaciones
Cálculo de ψi y
fRsi con Therm. Therm. Therm. Therm.
Puentes tipo F,
R, C, W, P y SM
Cálculo de los
Upf. Promediarlos
con la U del
muro, Excel Excel Excel Excel.
Sólo pilares,
cajas de
persiana y vanos
de ventana y
puerta

Identificación de todos
los puentes térmicos
Construcción del archivo idf
equivalente con Google SketchUp Google SketchUp Google SketchUp Google SketchUp
Simulación con EnergyPlus EnergyPlus EnergyPlus EnergyPlus
Modelado de cada puente
térmico en VOLTRA VOLTRA VOLTRA VOLTRA
Comprobación de
demanda en LIDER LIDER LIDER LIDER
Identificación de las capas del muro
equivalente a cada puente térmico con CTSM CTSM CTSM CTSM
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 138 -
conlleva una pérdida de información muy útil. El esquema de la derecha
representa el método del edificio paralelo equivalente tal y como se
ha descrito en el capítulo 4.

Frente a los otros intentos de integración de puentes en los que, o
bien se “desnaturalizan” sus efectos, o bien se corrigen los
algoritmos de programación del software correspondiente, se ha
propuesto este método con puntos comunes a ambos; ofrece, como se ha
visto en el capítulo 5, muy buenos resultados a través de una
metodología muy intuitiva, trabajando en el dominio del tiempo. En
aquel caso los errores en valores medios eran despreciables y no
pasaban del 1% en los momentos de máxima demanda. Además, reproduce
los efectos de los flujos de calor impuesto sin pérdida de precisión
alguna, lo que lo hace muy apto para simulaciones en régimen de
refrigeración (aspecto en el que la norma se mantiene al margen).

Los otros métodos comentados de integración de puentes térmicos en
simulaciones por ordenador necesitan el modelado aparte en diferencias
finitas y régimen transitorio de cada uno de los puentes térmicos que
aparezcan; de esta forma se obtiene un espacio de estado representable
con matrices de tamaños considerables, que habrá que reducir para
obtener los coeficientes de función de transferencia que generen el
comportamiento dinámico de cada puente, e introducir este nuevo objeto
en el algoritmo del programa. A pesar de que esta solución no es
nueva, todavía no ha sido implementada en la práctica.

Por el contrario, el modelo de edificio paralelo equivalente permite
ir creando librerías con los muros equivalentes a los puentes térmicos
habituales sin que haya que modificar el código de programación del
software. El usuario tan sólo tratará con muros ordinarios, compuestos
por materiales inventados que ha tenido que identificar previamente.

Los excelentes resultados alcanzados en el ejemplo del capítulo 5,
junto a la robustez ante cambios en las condiciones de contorno,
demostrada en el anexo D avalan el método. Sin duda, este proyecto
representa una primera toma de contacto con el concepto de muro
equivalente, quedando pendientes algunos aspectos de éste en los que
se debería profundizar en un futuro; se enumerarán a continuación.





Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 139 -

6.2 Líneas futuras de investigación 6.2 Líneas futuras de investigación 6.2 Líneas futuras de investigación 6.2 Líneas futuras de investigación

El modelo del edificio paralelo equivalente se basa en el concepto de
muro equivalente, que, por otra parte, necesita de una herramienta de
identificación de sistemas para su implementación (en este caso CTSM);
en todos los casos aparecidos en este proyecto, CTSM ha devuelto muy
buenos ajustes. Sin embargo, la limitación a cinco estados y tres
capas podría ser mejorada presumiblemente con otras herramientas
(MatLab, por ejemplo, posee un módulo de identificación de sistemas
paramétricos en tiempo continuo) en la búsqueda de (todavía) más
precisión.

No obstante, las principales limitaciones del método nacen de las
hipótesis de partida, puesto que el modelado del muro equivalente se
realiza para unas condiciones de diseño determinadas y es sensible a
la variación de alguna de ellas (sobre todo de las resistencias
superficiales). Era imprescindible limitar grados de libertad para que
la comparación entre VOLTRA y EnergyPlus fuera exacta. En este
sentido, en próximas investigaciones se debería profundizar en mejorar
el modelo teniendo en cuenta los aspectos enumerados a continuación:

- Añadiendo al edificio paralelo equivalente puentes térmicos
puntuales, ventanas, puertas, masas internas, cajas de persiana,
sombras, condiciones climáticas variables... para analizar cómo se
desenvuelve en situaciones menos encorsetadas. Uno de los casos más
interesantes aparece cuando las ventanas se encuentran retranqueadas,
ya que esas sombras son difíciles de considerar en los modelos de
puentes térmicos tipo W.

- La hipótesis de coeficientes convectivo- radiantes fijos es más que
discutible (sus valores se han aceptado tal cual vienen recogidos en
la norma). Estos coeficientes, introducidos en el capítulo 3, dependen
de factores como la velocidad del viento, la propia temperatura del
aire, la emisividad del material superficial, la temperatura de las
superficies circundantes, la temperatura de cielo y del terreno...
EnergyPlus tiene sus propios perfiles, y VOLTRA sólo admite valores
fijos. Por tanto, en trabajos futuros se debería trabajar con valores
medios más representativos teniendo en cuenta el modelo detallado de
EnergyPlus en coeficientes convectivos, en estratificación del aire
del local y en intercambio radiante de larga longitud de onda. El
estudio de condensaciones superficiales se vería beneficiado
especialmente con este tratamiento más riguroso.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 140 -

Como se comentará en el anexo D, el muro equivalente dejaría de ser
sensible a la variación de las resistencias superficiales modelando
únicamente la transmisión de calor de naturaleza conductiva, a partir
de las temperaturas superficiales. Sería interesante profundizar en
esta posibilidad, pues todo avance en ese sentido mejoraría el método
corrigiendo su principal inconveniente. Hay una dificultad manifiesta:
la temperatura superficial de un puente térmico tanto exterior como
interior no es constante.

- El edificio paralelo equivalente no predice el riesgo de
condensaciones. Este detalle no es importante porque el problema de
las condensaciones se puede estudiar aparte; pero, para emular a
LIDER, se podría buscar un método con el que se consiga que EnergyPlus
devuelva valores de temperaturas superficiales mínimas. Tal y como se
ha planteado el modelo, el flujo neto de calor por metro de puente
térmico directamente depende de la resistencia superficial (fija), la
temperatura seca resultante del aire interior (fija), el área del muro
equivalente (pendiente de fijar, pero que toma un valor característico
del puente) y la temperatura superficial interior. Esta última
temperatura será distinta generalmente a la temperatura mínima real.
En la ecuación 6.1 se impone la condición que debería cumplir el área
del muro equivalente para que éste también prediga el riesgo de
condensaciones:

( ) { }
( )
min , ,
min , ,
si i i cr
in
equiv si si si i i cr equiv in
T T h
Q
A T T T T h A Q
− ⋅
= ⇒ = ⇒ − ⋅ ⋅ = (6.1)

Sin embargo, como se observa en la figura 6.2 (ejemplo obtenido de la
simulación 2 del capítulo 3) este cociente no tiene por qué ser
constante. Utilizar un valor promedio del área no satisfaría ninguno
de los dos problemas.

Una posible solución podría venir de la mano de los puentes térmicos
puntuales, ignorados hasta ahora por suponer pérdidas muy pequeñas. Se
pueden modelar para predecir el riesgo de condensaciones siguiendo el
mismo procedimiento que el empleado en el modelado del resto de muros
equivalentes. En este caso, el espacio de estado no varía, al igual
que las entradas; la salida sería la evolución de las temperaturas
mínimas. Los muros equivalentes estarían situados en su ubicación real
aproximada y el área se impone de forma que garantice el flujo medio
que pierde el puente puntual.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 141 -
0
0.05
0.1
0.15
0.2
0.25
0.3
1 26 51 76 101 126 151 t (h)
A (m2)

Figura 6.2. Área con la que un muro equivalente reproduciría flujo y temperaturas
superficiales mínimas simultáneamente en un puente térmico tipo R.

Una línea de investigación, pues, podría enfocarse a la depuración del
método del edificio paralelo equivalente con las indicaciones
anteriores, para que incluya las dos consecuencias de la aparición de
puentes térmicos, tal y como hace LIDER. Pero, previamente, deben
calcularse de forma rigurosa los coeficientes convectivo- radiantes de
los puentes térmicos puntuales (no hay que olvidar que estos puentes
se encuentran en las esquinas, donde la convección natural está más
impedida, y donde el intercambio radiante de larga longitud de onda
puede ser muy distinto al del resto de la habitación). El fin último
será la validación explícita de este método en futuras actualizaciones
de la normativa.

En el anexo A se comenta que la norma ignora sistemáticamente el
riesgo de condensación intersticial en puentes térmicos. No cabe duda
de que éste será uno de los aspectos a mejorar en un futuro.

El programa VOLTRA adolece de una limitación evidente cuando tiene que
hacer frente a modelos con soluciones constructivas no rectangulares,
por tanto en el presente proyecto no se han podido analizar puentes
térmicos irregulares, lo que sin duda promete resultados interesantes
(por ejemplo, el buen modelado de cajas de persiana, tejados, etc.).
Physibel ha creado un programa de análisis dinámico de transferencia
de calor en formas libres llamado BISTRA con el que se podría trabajar
en estas nuevas configuraciones.

En el capítulo 5 se ha utilizado un ejemplo de vivienda unifamiliar
basado en un edificio real que fue monitorizado con la intención de
medir su comportamiento dinámico y la calidad de sus materiales.
Disponiendo de tan estimable información, convendría adaptar el método
del edificio paralelo equivalente al caso real (incluyendo ventanas,
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 142 -
sombras, un modelo de tejado mejorado, condiciones de contorno
empíricas) para completar el trabajo realizado.

Por último, es obligatorio reseñar que con el objetivo de que los
edificios cada vez sean más ahorrativos, se van desarrollando poco a
poco elementos de arquitectura solar pasiva (ya reflejados en el HE 1:
muros Trombe, muros parietodinámicos, tejados ajardinados,
invernaderos adosados...) en los que el estudio de puentes térmicos en
transitorio no debe ser obviado. Muchas técnicas de control que
necesitan conocer la evolución horaria de las cargas térmicas para
aprovechar al máximo los recursos solares pueden evolucionar aún más
con modelos heterogéneos de edificaciones.



Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 143 -









ANEXO A

EL RIESGO DE CONDENSACIONES EN LOS EL RIESGO DE CONDENSACIONES EN LOS EL RIESGO DE CONDENSACIONES EN LOS EL RIESGO DE CONDENSACIONES EN LOS
PUENTES TÉRMICOS PUENTES TÉRMICOS PUENTES TÉRMICOS PUENTES TÉRMICOS




A.1 Introducción A.1 Introducción A.1 Introducción A.1 Introducción

De los dos efectos principales que conlleva la aparición de puentes
térmicos, el riesgo de condensaciones en las superficies internas de la
envolvente es quizás el prioritario, puesto que implica probablemente
las consecuencias más dramáticas. El crecimiento de colonias de hongos
favorecido por altos niveles de humedad en estas superficies supone el
deterioro de los materiales y derivará en una disminución de la vida
útil de las edificaciones. Otros resultados perniciosos fácilmente
imaginables por el lector podrían ser de tipo higiénico, estético,
operativo, de salubridad, de confortabilidad... Sin embargo, evitar
este problema no es tarea compleja; de hecho, este análisis es más
simple que el de las pérdidas de calor, puesto que, en muchos casos, se
puede tratar independientemente de la simulación completa del edificio.
Por este motivo, se ha sacado del cuerpo principal del presente
proyecto. LIDER, por ejemplo, de forma rápida y previa a la simulación,
calcula el riesgo de condensación en cada uno de los puentes térmicos
introducidos y es más estricto en este apartado que en el de la
limitación de demanda energética.

El documento básico de ahorro de energía HE 1 del CTE, ver [1], obliga
al correcto tratamiento de los puentes térmicos para impedir la
formación y crecimiento de moho en los cerramientos y particiones
interiores de los edificios y se preocupa de pertrechar correctamente
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 144 -
al proyectista de herramientas y normativas con este objetivo. Se
tomará pues este texto como referencia para desarrollar un método de
análisis operativo y riguroso basado en el uso de las normas EN ISO
10211- 1:1995, EN ISO 13788:2001 [2] y del manual “Fundamentals” de
ASHRAE [3].

Este anexo está organizado en siete apartados, ilustrados con seis
ejemplos prácticos. El apartado A.2 repasará los principios
higrométricos que evalúan el riesgo de condensación en las superficies
interiores de los cerramientos. Se comparará la evolución de la
temperatura interior mínima en un puente térmico “real” (modelo
tridimensional en régimen transitorio) con la temperatura que calculará
la normativa, para determinar si ésta no subestima riesgos; se
demostrará que un puente térmico puntual, muchas veces ignorado, es más
crítico que un puente térmico lineal. Por otro lado, se determinará la
temperatura mínima permitida en un local y se clasificarán los locales
en clases higrométricas. El apartado A.3 mostrará cómo se obtiene la
humedad relativa de un local a partir de relaciones psicrométricas
elementales y en el apartado A.4 se comentará brevemente en qué medida
los puentes térmicos afectan al riesgo de condensaciones
intersticiales. El apartado A.5 es de conclusiones, y enumera las
simplificaciones que la norma emplea para poder limitar las
condensaciones en régimen estacionario.


A.2 Fundamentos higrotérmicos A.2 Fundamentos higrotérmicos A.2 Fundamentos higrotérmicos A.2 Fundamentos higrotérmicos

La condición que cualquier superficie debe cumplir para que no exista
condensación es inmediata: su temperatura debe ser mayor que la
temperatura de rocío del aire en contacto con ella:


si dp si
T T
,
> (A.1)

Una simulación horaria del comportamiento de cada uno de los puentes
térmicos del edificio (incluyendo los puentes puntuales) para
solicitaciones variables en invierno (de diciembre a febrero) permite
conocer si la condición A.1 se cumple o no en todo momento. Esta
simulación puede ser realizada gracias a programas informáticos basados
en modelos de diferencias finitas en régimen transitorio.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 145 -


Figura A.1. Modelo de puente térmico puntual construido en VOLTRA.


Simulación 1 Simulación 1 Simulación 1 Simulación 1

Este primer ejemplo puede ser muy ilustrativo. Sitúese un local de
clase higrométrica 3 o inferior, por ejemplo, en una ciudad como Madrid
(zona climática D3). Los datos de partida son los mostrados en la tabla
A.1.

Parámetro Valor
Altura del local (m) 3,5
Superficie del local (m
2
) 30
Ritmo de producción de vapor de agua (kg/h) 0,275
Tasa de renovación de aire (h
-1
) 1
Tipo de puente térmico Encuentro de forjado con esquina
Tipo de forjado Techo vivienda
*
Tipo de muro Muro exterior
*
media ext
T
_
( ) C º

6,64
e
φ ( ) %
55,33
se
R ( ) W K m ⋅
2

0,04
i
T ( ) C º

20
i
φ ( ) %

45
si
R ( ) W K m ⋅
2

0,13

Tabla A.1. Datos de partida de la simulación 1 (* según las definiciones del anexo E).

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 146 -
Para esas condiciones interiores, la temperatura de rocío según el
diagrama psicrométrico es de 9,3 C º .

0
5
10
15
20
25
1 501 1001 1501 2001 t (h)
T (ºC)
T esquina 3D
T esquina 2D
T pared
T forjado
Text


Figura A.2. Evolución de las temperaturas superficiales interiores en el puente térmico en invierno.


Construyendo el puente térmico con VOLTRA (figura A.1), se puede
realizar una simulación durante los meses de invierno, que genere una
tabla de temperaturas mínimas de las superficies interiores. En la
gráfica de la figura A.2 vienen reflejados esos datos de salida, y se
observa claramente cómo las señales de las temperaturas superficiales
interiores se amortiguan con respecto a la gráfica de la temperatura
exterior, y cómo la menor temperatura se alcanza en la intersección
interna de los dos muros y el forjado (punto 1), que será el lugar de
más riesgo de condensaciones. Del mismo modo, los puentes térmicos
lineales que cada muro forma con el forjado (punto 2) están a una
temperatura menor que la temperatura interna de la pared (punto 3) y
del forjado (punto 4). El punto 2 está tomado de forma que no quede
afectado por el puente térmico puntual. Los puntos 3 y 4, están
situados, por la misma razón, en lugares sin la influencia de ningún
puente.

Una vez demostrado que el puente térmico puntual es el que menor
temperatura alcanza, se puede extraer de la tabla de datos que devuelve
VOLTRA que en ningún momento la temperatura de rocío (9,3 C º ) será
rebajada en el punto 1 (línea naranja en la figura A.3); por tanto, no
habrá condensación ni en ese punto ni en los puntos del resto del
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 147 -
puente. Como se verá más adelante, la norma considera que en un entorno
con más de un 80% de humedad relativa hay riesgo de crecimiento de
colonias de hongos. En este caso, la temperatura mínima debería ser de
12,7 C º (línea roja, figura A.3), y el puente estaría en riesgo
claramente (12,7 C º se corresponde con un percentil 12, indica que
durante 259,2 horas al año -un 12% de las 2160 horas que componen los
meses de invierno- la temperatura iguala o se encuentra por debajo de
12,7 C º ).

6
8
10
12
14
16
18
1 501 1001 1501 2001
t (h)
T (ºC)
T esquina 3D
T esquina 2D
T aire local (Ф=80%)
Tdp del aire del local


Figura A.3. Evolución de la temperatura en el puente térmico puntual y la temperatura de rocío del
aire del local.

Se debe llamar la atención sobre el hecho de que ignorar los puentes
térmicos puntuales puede tener negativas consecuencias, como en este
caso. En el puente térmico lineal (punto 2, línea rosa en la figura
A.3), según el análisis, nunca se producirá una situación de riesgo,
pero al encontrarse con otro puente lineal, las condiciones cambian
sustancialmente, como se ha visto.

Con este análisis sencillo, intuitivo y gráfico, se han previsto
problemas críticos de humedad en las esquinas del local. El proyectista
deberá acometer mejoras en la configuración del puente térmico para que
éste no sufra las nocivas consecuencias de la humedad en esas
superficies.

En este punto se podría dar por concluido el análisis, sin embargo, al
igual que con la limitación de demanda térmica, la norma impone (aunque
sin descartar métodos avanzados) que el tratamiento sea en régimen
estacionario y determina que para garantizar la no condensación en
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 148 -
ningún puente térmico a lo largo de un año, la condición A.1 se debe
cumplir para valores medios sólo en el mes más desfavorable (enero).
Tradicionalmente se emplea el factor de temperatura de esta superficie
interior ( )
Rsi
f para hacer más manejable la condición anterior:


min , Rsi Rsi
f f > (A.2)

Este parámetro no deja de ser una temperatura adimensional como las
empleadas habitualmente en los análisis termotécnicos, y tendrá
lógicamente valores más bajos a medida que la superficie esté más fría.
La norma obliga al cálculo justificado (con modelos numéricos y
condiciones de contorno según la norma ISO 10211) de los factores de
temperatura de cada puente térmico con el objetivo de introducirlos en
el programa LIDER.

Como se adelantó en el ejemplo, este requisito de no condensación
necesita además un factor de seguridad para garantizar unas condiciones
ambientales determinadas (además de suponer un margen de error; no hay
que olvidar que los datos climáticos tenidos en cuenta son promedios
mensuales tabulados que pudieran desviarse bastante de los registros
meteorológicos reales). La normativa lo sitúa en el 25%. Expresado de
otra forma, este factor de seguridad establece una humedad relativa
media mensual máxima del 80%, que garantiza la no proliferación de
moho. Otros criterios (como el de humedad relativa máxima del 60% para
la prevención de la corrosión) pueden ser aplicados en otras
circunstancias.

Se utilizará el concepto de “presión de saturación del aire” para
relacionar las condiciones A.1 y A.2. Fijando una presión de saturación
mínima tolerable en la superficie interior de la forma:


i i i
i
sat
P
P
P φ φ ⋅ = ⋅ ⋅ = ⋅ = = 25 , 2921 25 , 1 2337 25 , 1
8 , 0
(A.3)

Donde se ha tomado el valor de 2337 pascales para la presión del vapor
saturado en aire a 20 C º .
i
P y
i
φ son la presión del vapor interior
del aire y la humedad relativa a esa temperatura. Para el cálculo de la
temperatura superficial interior mínima aceptable ( )
min , si
T se utiliza la
expresión:

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 149 -

|
¹
|

\
|

|
¹
|

\
|

=
5 , 610
ln 269 , 17
5 , 610
ln 3 , 237
min ,
sat
sat
si
P
P
T (A.4)
A.3 y A.4 relacionan variables psicrométricas elementales. Un ejemplo
en el diagrama psicrométrico, resulta clarificador (figura A.4).



Figura A.4. Diagrama psicrométrico.


Simulación 2 Simulación 2 Simulación 2 Simulación 2

Si la temperatura interior del local fuesen 20 C º y la humedad
relativa, 60%, aunque en teoría no habría condensación en superficies
con temperaturas superiores a 12 C º (línea roja, figura A.4), es más
seguro fijar la temperatura mínima superficial en 15,5 C º , que se
corresponde con una humedad relativa del 80%, para evitar la formación
de moho. Con la línea azul se ha llegado al mismo punto argumentando
que se ha supuesto una presión de saturación un 25% mayor que la de las
condiciones interiores iniciales. Las ecuaciones A.3 y A.4 se pueden
representar gráficamente para observar la dependencia de la humedad
relativa y la temperatura mínima superficial para una temperatura
interior de 20 C º (figura A.5).

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 150 -
-15
-10
-5
0
5
10
15
20
25
1 4 7 10 13 16 19 22 25 28 31 34 37 40 43 46 49 52 55 58 61 64 67 70
Humedad relativa (%)
T
e
m
p
e
r
a
t
u
r
a

s
u
p
e
r
f
i
c
i
a
l

m
í
n
i
m
a

(
º
C
)


Figura A.5. Relación entre humedad relativa y T
si,min
.


A partir del valor de
min , si
T se define un factor de temperatura de la
superficie interior mínimo aceptable que no debería ser rebajado en
ninguna circunstancia:


ext i
ext si
Rsi
T T
T T
f


=
min ,
min ,
(A.5)

Donde
ext
T es la temperatura exterior media mensual medida en grados
Celsius durante el mes de enero y
i
T es la temperatura del aire
interior. En el caso del ejemplo anterior (y para la ciudad de Málaga,
zona climática A3), el factor de temperatura mínimo será de:

42 , 0
2 , 12 20
2 , 12 5 , 15
min ,
=


=
Rsi
f

Es interesante observar la relación prácticamente lineal entre humedad
relativa y factor de temperatura mínimo para una temperatura exterior
media de 12,2 C º , correspondiente a la ciudad de Málaga (figura A.6).
Como era de esperar, el factor de temperatura tiene como valor la
unidad cuando la humedad relativa es del 80%.


Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 151 -
0
0.1
0.2
0.3
0.4
0.5
0.6
0.7
0.8
0.9
1
48 53 58 63 68 73 78
Humedad relativa (%)
F
a
c
t
o
r

d
e

t
e
m
p
e
r
a
t
u
r
a



Figura A.6. Relación entre humedad relativa y f
si,min
(condiciones de Málaga).


La normativa establece en función del tipo de edificio, una clase
higrométrica que marca el mínimo factor de temperatura de todos los
puentes térmicos de dicho edificio (tabla A.2). Un almacén, por ejemplo
(clase 1) no produce la misma cantidad de vapor de agua que una
vivienda (clase 3) o una piscina climatizada (clase 5).

Clase de higrometría Tipo de edificio
Clase 5 Edificios especiales: lavanderías, restaurantes, piscinas…
Clase 4
Viviendas con alta ocupación, pabellones deportivos,
cocinas, cantinas, edificios calefaccionados
con estufas sin chimenea de evacuación de humos
Clase 3 Viviendas con baja ocupación
Clase 2 Oficinas, tiendas
Clase 1 Zonas de almacenamiento

Tabla A.2. Clasificación de edificios según higrometría (tabla del DB HE 1 del CTE).

Si no se conocieran los parámetros que determinan la humedad relativa
de una zona del edificio (ritmo de producción de vapor, tasa de
renovación de aire, volumen de la zona...), el CTE aconseja el empleo
de la tabla A.3 para conocer el factor de temperatura mínimo.



Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 152 -
Categoría del espacio Zona A Zona B Zona C Zona D Zona E
Clase 5 0,8 0,8 0,8 0,9 0,9
Clase 4 0,66 0,66 0,69 0,75 0,78
Clase 3 o inferior 0,5 0,52 0,56 0,61 0,64

Tabla A.3. Factor de temperatura de la superficie mínimo f
Rsi,min.
(Tabla del DB HE 1, CTE).


Llaman la atención los valores tan conservadores de la tabla A.3. De
hecho, parece improbable que haya sido realizada con los mismos valores
mensuales medios aconsejados en la norma. Por ejemplo, una vivienda
unifamiliar situada en Málaga (zona A3), con un 50% de humedad relativa
interior pertenecería a una clase higrométrica 3. Por tanto el factor
mínimo de temperatura será de 0,5, según la tabla A.3. Aplicando la
ecuación A.4, sin embargo, la temperatura mínima obtenida es de 12,62
C º , y el factor mínimo de temperatura de 0,05, bastante inferior al
tabulado.

Tendría más lógica que la tabla hubiese sido confeccionada utilizando
un percentil determinado para los registros climáticos. Sus valores son
más conservadores y lógicamente darán resultados más seguros que
utilizando valores medios mensuales. En otras zonas climáticas, las
diferencias son menores. Por ejemplo, dicha vivienda unifamiliar
situada en Soria (zona E1), tendrá un factor de temperatura mínimo de
0,56, más cercano al valor de la tabla (0,64) que en el caso anterior.


A.3 Cálculo de la humedad relativa interior A.3 Cálculo de la humedad relativa interior A.3 Cálculo de la humedad relativa interior A.3 Cálculo de la humedad relativa interior

La norma ISO 13788 define las 5 clases de higrometría a partir del
valor del exceso de humedad interior (Δv) y la temperatura media
mensual exterior:



Figura A.7. Ábaco para determinar la clase de higrometría.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 153 -
Bien utilizando este esquema y la tabla del capítulo anterior, o bien
empleando el método general, es necesario saber relacionar los
parámetros en juego y la humedad relativa interior. La humedad relativa
del aire interior no es más que el cociente entre la presión del vapor
del aire en las condiciones en que se encuentre y la presión de vapor
de saturación del aire a esa temperatura:

100
) (
⋅ =
i sat
i
i
T P
P
φ (A.6)

Despejando
sat
P en la expresión A.4, (y para temperaturas iguales o
superiores a 0 C º ) queda:

( )
T
T
sat
e T P
+

⋅ =
3 , 237
269 , 17
5 , 610 (A.7)

Por otro lado,
i
P se calcula sumando a la presión de vapor exterior
( )
e
P el exceso de presión de vapor interior ( ) p ∆ , medido en pascales:


( )
2
2 15 , 273
5 , 610
3 , 237
269 , 17
e i v T
T
e e i
T T R
V n
G
e p P P
e
e
+ + ⋅ ⋅


+ ⋅ ⋅ = ∆ + =
+

φ (A.8)

Donde:
e
φ es la humedad relativa media del aire exterior, viene tabulada para
las capitales españolas en el HE 1 del CTE, medida en tanto por uno.
e
T es la temperatura media del aire exterior, viene tabulada para las
capitales españolas en HE 1 del CTE, medida en grados Celsius.
G es el ritmo de producción de la humedad interior, medido en h kg .
n es la tasa de renovación del aire, medida en
1 −
h .
V es el volumen de la zona, medido en metros cúbicos.
v
R es la constante universal de los gases para el agua (valor de 462
kg K
m Pa


3
).

Una vez conocida la humedad relativa, la resolución de A.3, A.4 y A.5
es trivial.

Por último, recalcar que en el caso en que se conozca la humedad
relativa interior y ésta permanezca constante (por ejemplo con equipos
de climatización que controlen la humedad), la norma añade un margen de
seguridad, aumentando
i
φ en un 5%.


Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 154 -
Simulación 3 Simulación 3 Simulación 3 Simulación 3

Se puede ilustrar el método general con el puente térmico tipo R3
definido en el apartado 2.7. Utilizando el programa Therm, la
distribución de temperatura a lo largo de él será la que se muestra en
la figura A.8. El programa devuelve una temperatura superficial mínima
de 16,7 C º (exactamente en el punto de unión del forjado y la pared,
en la esquina interna).

Se ha considerado una temperatura interior de 20 C º , y una temperatura
media mensual de 12,2 C º (datos tabulados en el DB HE 1 del CTE para
la ciudad de Málaga). Con todos estos datos, ya se puede calcular el
valor del factor de temperatura:

58 , 0
2 , 12 20
2 , 12 7 , 16
=


=


=
ext i
ext si
Rsi
T T
T T
f




Figura A.8. Distribución de temperaturas en un puente térmico
tipo R (figura generada con Therm).


Esto implica que un edificio situado en Málaga, con puentes térmicos
como el del ejemplo, cumpliría con el criterio de no condensación tan
sólo para clases de higrometría 3 (o inferior), pero no para clases 4 ó
5. En el ejemplo anterior se ha utilizado la misma resistencia
superficial interior (
W
K m
si
R

=
2
13 , 0 ) que en el cálculo del flujo de
calor; la norma ISO 10211, por contra, recomienda determinados valores
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 155 -
conservadores según si el puente está situado en la mitad superior del
local (
W
K m
si
R

=
2
25 , 0 ), inferior (
W
K m
si
R

=
2
35 , 0 ), tenga objetos adosados
(
W
K m
si
R

=
2
50 , 0 ), etc. Hay que tener en cuenta que la temperatura en los
locales no es uniforme debido a la estratificación térmica, al tipo de
fuente de calor y a los efectos que la uniformidad de la temperatura
radiante supone en las esquinas. Para profundizar en ellos, véase el
anexo E de la norma mencionada (ISO 10211-1:1995). En caso de tomar
una resistencia superficial correspondiente a una superficie situada en
la zona superior del local según la norma (
W
K m
si
R

=
2
25 , 0 ), la
temperatura mínima sería de 16 C º y el factor de temperatura cambia a
0,49, y no cumpliría por muy poco con el criterio de no condensación
del CTE (por tanto, en este caso el doble tratamiento que la norma
realiza consigue su objetivo).

El documento HE 1 también permite el cálculo del factor de temperatura
para los puentes térmicos integrados en la fachada (contornos de
ventanas, pilares y cajas de persiana) con la expresión:

25 , 0 1 ⋅ − = U f
Rsi
(A.9)

Ecuación obtenida a partir de un análisis elemental de transmisión de
calor a través de un muro con resistencia superficial interior
conocida:

( ) ( )
si si se
e i
e si
se
e si
e i muro
R U R
U
U R R U
T T
T T
R R
T T
T T U q ⋅ − = |
¹
|

\
|
− ⋅ = + ⋅ =



+

= − ⋅ = 1
1

(A.10)

En el caso de un valor de resistencia interior según la norma,
W
K m
si
R

=
2
25 , 0 , queda el caso A.9.


Simulación 4 Simulación 4 Simulación 4 Simulación 4

Se comprobará la idoneidad de la ecuación A.9, utilizando el ejemplo
que se detalla en la figura A.9, pilar integrado en fachada, con una
transmitancia térmica de 2,11 ( ) K m W ⋅
2
.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 156 -


Figura A.9. Pilar integrado en fachada. Simulación 4 (figura obtenida con VOLTRA).

VOLTRA devuelve una temperatura mínima de 16,58 C º , con lo que el
factor de temperatura interior del puente térmico será:

56 , 0
2 , 12 20
2 , 12 58 , 16
min_ ,
_
=


=


=
ext i
ext VOLTRA si
VOLTRA Rsi
T T
T T
f

Si se utilizara la ecuación A.9, el factor de temperatura sería:

47 , 0 25 , 0 11 , 2 1
_
= ⋅ − =
CTE Rsi
f

Valor más conservador que el real, como no podría ser de otro modo,
puesto que el punto de temperatura mínima superficial interior se
corresponde con un flujo máximo en el primer caso y, por el contrario,
los puntos de temperaturas mínimas (la misma a lo largo de todo el
puente) están calculados a partir de un valor medio de flujo de calor
en el segundo caso; por tanto:

( ) ( )⇒ − ⋅
⋅ −
> − ⋅
⋅ −
⇒ >
ext CTE si
si
ext VOLTRA si
si
CTE muro VOLTRA muro
T T
R U
U
T T
R U
U
q q
_ min_ , _ max_ _
1 1


Y se llega a la conclusión de que todo valor de temperatura obtenido
mediante la ecuación A.9 es menor al calculado con métodos numéricos bi
o tridimensionales, puesto que:

CTE Rsi VOLTRA Rsi
ext i
ext CTE si
ext i
ext VOLTRA si
CTE si VOLTRA si
f f
T T
T T
T T
T T
T T
_ _
_ min_ ,
min_ , min_ ,
> ⇒


>


⇒ > ⇒
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 157 -
Simulación 5 Simulación 5 Simulación 5 Simulación 5

Si se dispusiese de valores del ritmo de producción de humedad interior
(parámetro G) y de la tasa de renovación de aire (parámetro n),
utilizando la metodología general, se podrá calcular el factor de
temperatura mínimo más rigurosamente. Por ejemplo, supóngase un local
en Málaga de 82,5
3
m , donde se renueve el aire interior cada hora y
se generen 0,2 h kg
agua
. Con estos datos, el valor del exceso de la
humedad interior es de 2,424
3
m g . Según el ábaco de la figura A.7 el
local se encuentra en el límite entre las clases 3 y 4 ( ) C T
e
º 2 , 12 = , por
tanto, el factor de temperatura mínimo sería de 0,66 (si se toma el
valor más conservador) y el puente del ejemplo no cumpliría
definitivamente con el criterio de no condensación (figura A.10).

No obstante, aplicando la expresión A.8, la presión interior será de
1485,41 pascales, y la humedad relativa según A.6 será del 63,6%. Con
este valor y las ecuaciones A.3, A.4 y A.5, se obtiene un factor de
temperatura de 0,53, muy por debajo del 0.66 de la tabla A.3.



Figura A.10. Ábaco para determinar la clase de higrometría.


Simulación 6 Simulación 6 Simulación 6 Simulación 6

Como último ejemplo, se volverá a analizar el puente térmico puntual
del principio (figura A.1), pero esta vez bajo las prescripciones de la
norma (resistencia superficial interior de valor 0,25 W K m /
2
⋅ ). La
temperatura mínima superficial en régimen estable es de 11,95

C º
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 158 -
(temperatura media del mes de enero C T
ext
º 164 , 6 = ), con lo que queda un
factor de temperatura de:

42 , 0
164 , 6 20
164 , 6 95 , 11
=


=


=
ext i
ext si
Rsi
T T
T T
f

En aquella ocasión, la temperatura de rocío eran 9,3 C º y la
temperatura mínima, 12,7 C º , con lo que el factor de temperatura
mínimo será de:

47 , 0
164 , 6 20
164 , 6 7 , 12
min ,
=


=


=
ext i
ext si
Rsi
T T
T T
f

Esto significa que en régimen estacionario se prevén riesgos de
condensación en la superficie, debido a las correcciones en la
resistencia superficial interior. Por otro lado, vuelve a haber una
gran discordancia con la tabla A.3. Para un local de este tipo en una
zona climática D, el factor de temperatura superficial interior mínimo
es de 0,61, mucho más conservador que el que se ha calculado con
relaciones psicrométricas ( 47 , 0
min ,
=
Rsi
f ).


A.4 Condensaciones intersticiales A.4 Condensaciones intersticiales A.4 Condensaciones intersticiales A.4 Condensaciones intersticiales

Las condensaciones intersticiales son un problema muy importante que
sufre el cerramiento y conlleva la degradación de los materiales que lo
forman. El documento HE 1 del CTE les dedica especial atención;
básicamente se evitan consiguiendo que la presión de vapor en la
superficie de cada capa del interior del cerramiento sea siempre menor
a la presión de vapor de saturación. El análisis hay que efectuarlo en
toda la envolvente, pero la norma no incluye a los puentes térmicos. De
hecho, el procedimiento de cálculo sólo recoge casos de flujos de calor
y masa unidireccionales. Por otra parte, en LIDER no se describen las
propiedades o el orden de las capas que forman los puentes térmicos,
por tanto, nunca podrá calcular la distribución de temperaturas o la
presión del vapor de agua en el interior de ellos.

Los métodos numéricos pueden resolver este problema desamparado por la
norma de forma análoga a la descrita en este anexo y en el capítulo 3,
pero teniendo en cuenta los principios de la transferencia de masa por
difusión, ver [4]. Hasta que un método adecuado no sea implementado,
sólo se podrá garantizar la no condensación intersticial con barreras
de vapor o con el uso de materiales de baja difusividad.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 159 -

El análisis exhaustivo y riguroso de este problema necesitaría de un
proyecto aparte. La norma ISO 13788 es consciente de la complejidad de
estos fenómenos y propone un método simplificado de cálculo basado en
la experiencia y conocimientos comúnmente aceptados; pero, por otra
parte, para la validación de diseños también acepta métodos avanzados,
con lo que las puertas quedan abiertas a futuras líneas de
investigación.


A. A. A. A.5 55 5 Conclusi Conclusi Conclusi Conclusiones ones ones ones

Un puente térmico mal considerado es el lugar idóneo para la
propagación de colonias de moho por su superficie interna y entre sus
capas, puesto que en él se darán temperaturas superficiales inferiores
a los puntos de su alrededor. Un modelo numérico en régimen transitorio
de cada uno de los puentes térmicos de un edificio simula su
comportamiento ante solicitaciones variables para, de esta forma, poder
analizar los riesgos reales de condensación. En casos de limitación de
la condensación superficial, mantener todas las temperaturas interiores
por encima de la temperatura de rocío del aire del local es suficiente.

La normativa nombra estos modelos transitorios de forma vaga (indicando
tan sólo que no se excluyen métodos más avanzados) y propone una
solución más simple para determinar el factor de temperatura del
puente, que, en el caso de la opción general, siempre necesitará
utilizar modelos numéricos en régimen permanente (a resolver con Therm,
EuroKobra, etc.). Dicho factor de temperatura deberá ser mayor en todo
momento al factor de temperatura mínimo del local donde se encuentre,
que se determina bien optando por un cálculo preciso a partir de
relaciones psicrométricas elementales (fácilmente programable con
cualquier simple hoja de cálculo) o asumiendo los valores tabulados en
el documento H1 del CTE a partir de la clase de higrometría del local y
de la zona climática donde se encuentre.

En el caso de que no se satisfaga la condición de no condensación, hay
múltiples acciones para solucionar el problema, que van desde la
sustitución de equipos de combustión abierta, pasando por aumentar la
ventilación (natural o forzada) del local, hasta el calentamiento de
las zonas frías. Sin embargo, desde estas páginas se recuerda al
proyectista que un tratamiento adecuado de los puentes térmicos no es
asunto baladí y que merece la pena conseguir atenuar sus efectos desde
la fase de concepción del edificio para evitar consecuencias no
deseadas a corto, medio y largo plazo.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 160 -

Se debe apuntar que el programa LIDER sí permite introducir todos los
parámetros para determinar el factor de temperatura mínimo de la
superficie interior: zona climática, tipo de edificio, intensidad de
uso, tipo de higrometría y número de renovaciones por hora. Sin
embargo, en la versión de diciembre de 2007 tan sólo se utilizan los
valores de la tabla A.3 para higrometrías de clase 3, ignorando todas
las demás variables y utilizando únicamente la zona climática para
calcular dicho factor. Por otro lado, el usuario debe introducir uno a
uno los factores de temperatura, calculados según la ISO 10211, de
todos los tipos de puentes térmicos del edificio. En el caso de que
haya más de un mismo tipo, se tomará el valor inferior.

En este anexo, además, se ha mostrado cómo la norma solventa el hecho
de no modelar en régimen transitorio realizando simplificaciones en el
método de cálculo siempre en el lado de la seguridad:

- Añadiendo un 5% más a la humedad relativa de un local, si ésta se
conoce y es constante.
- Proponiendo una expresión muy simple para el cálculo de factores de
temperatura en puentes térmicos integrados en la fachada (ecuación
A.9).
- Imponiendo que la temperatura superficial mínima se corresponda con
aquella que tendría el aire con la misma humedad absoluta del aire del
local pero con un 80% de humedad relativa (lo que implicará una
temperatura más alta, y más restrictiva por tanto, que la temperatura
de rocío).
- Discriminando el tratamiento entre cálculo de flujos y cálculo de
temperaturas mínimas. En este último caso, la resistencia superficial
interior será, en superficies situadas en la zona superior del local,
del 0,25 W K m /
2
⋅ , con lo que las temperaturas interiores serán más
bajas que con un coeficiente de valor 0,13 W K m /
2
⋅ (como se aprecia en
la figura A.11).
- Proponiendo una tabla de valores muy conservadores (tabla A.3), como
se ha demostrado en los ejemplos.

En definitiva, el tratamiento estacionario es suficiente para predecir
la no condensación, pero no es realista porque se basa en
simplificaciones que en ocasiones aportan márgenes de seguridad
excesivos. Modelos en VOLTRA con buenos ajustes de las condiciones de
contorno pueden mostrar, con una buena aproximación, la evolución de la
temperatura en el interior de la envolvente para evaluar más
exactamente el comportamiento térmico del edificio frente al riesgo de
humedad superficial crítica.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 161 -
6
8
10
12
14
16
18
1 501 1001 1501 2001
t (h)
T (ºC)
Tsi, RSI=0,13 m2K/W
TSI, RSI=0,25 m2K/W


Figura A.11. Temperatura superficial interior mínima según la resistencia superficial interior.



A.6 Bibliografía A.6 Bibliografía A.6 Bibliografía A.6 Bibliografía

[1] Ministerio de la Vivienda. “Documento Básico HE de Ahorro de
Energía”. Marzo 2006.

[2] UNE EN ISO 13788:2001 “Características higrométricas de los
elementos y componentes de edificación. Temperatura superficial
interior para evitar la humedad superficial crítica y la condensación
intersticial. Métodos de cálculo”.

[3] ASHRAE. “Fundamentals Handbook 2001”. ASHRAE, Atlanta, Georgia,
2001. p. 6.1- 6.17.

[4] Incropera, Frank P. “Fundamentos de Transferencia de Calor. 4ª
ed.”. Prentice Hall, México, 1999. p. 813- 817.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 162 -
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 163 -









ANEXO B

ECUACIONES ECUACIONES ECUACIONES ECUACIONES PARA IMPLEMENTAR EL PARA IMPLEMENTAR EL PARA IMPLEMENTAR EL PARA IMPLEMENTAR EL
MÉTODO IMPLÍCITO MÉTODO IMPLÍCITO MÉTODO IMPLÍCITO MÉTODO IMPLÍCITO


B.1 Construcción de B.1 Construcción de B.1 Construcción de B.1 Construcción de las las las las ecuaciones del método ecuaciones del método ecuaciones del método ecuaciones del método
implícito implícito implícito implícito

Las ecuaciones discretas fruto del balance energético nodo a nodo para
la implementación del método implícito vienen desarrolladas en
cualquier libro de transferencia de calor [1]. Básicamente, para nodos
en un entorno de material homogéneo y condiciones convectivas en la
frontera, se tiene:


Nodo interior:

( ) ( )
p
n m
p
n m
p
n m
p
n m
p
n m
p
n m
T T T T T Fo T Fo
,
1
1 ,
1
1 ,
1
, 1
1
, 1
1
,
4 1 = + + + − +
+

+
+
+

+
+
+
(B.1)

Nodo en esquina interior con convección:

( ) ( ) ( )

+

+
+
+

+
+
+
⋅ ⋅ + = + + + − + + T Fo Bi T T T T T Fo T Bi Fo
p
n m
p
n m
p
n m
p
n m
p
n m
p
n m 3
4
,
1
1 ,
1
1 ,
1
, 1
1
, 1 3
2
1
, 3
1
2 2 1 4 1 (B.2)

Nodo en superficie plana con convección:

( ) ( ) ( )

+

+
+
+

+
⋅ ⋅ + = + + − + + T Fo Bi T T T T Fo T Bi Fo
p
n m
p
n m
p
n m
p
n m
p
n m
2 2 2 2 1
,
1
1 ,
1
1 ,
1
, 1
1
,
(B.3)




Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 164 -
Nodo en esquina exterior con convección:

( ) ( ) ( )

+

+

+
⋅ ⋅ + = + − + + T Fo Bi T T T Fo T Bi Fo
p
n m
p
n m
p
n m
p
n m
4 2 1 4 1
,
1
1 ,
1
, 1
1
,
(B.4)


Nodo en esquina interior adiabática:

( ) ( )
p
n m
p
n m
p
n m
p
n m
p
n m
p
n m
T T T T T Fo T Fo
,
1
1 ,
1
1 ,
1
, 1
1
, 1 3
2
1
,
2 2 4 1 = + + + − +
+

+
+
+

+
+
+
(B.5)

Nodo en superficie plana adiabática:

( ) ( )
p
n m
p
n m
p
n m
p
n m
p
n m
T T T T Fo T Fo
,
1
1 ,
1
1 ,
1
, 1
1
,
2 4 1 = + + − +
+

+
+
+

+
(B.6)

Nodo en esquina exterior adiabática:

( ) ( )
p
n m
p
n m
p
n m
p
n m
T T T Fo T Fo
,
1
1 ,
1
, 1
1
,
2 4 1 = + − +
+

+

+
(B.7)



Donde:

p
n m
T
,
representa la temperatura del nodo en la fila n, la columna m y el
instante p.
Fo es conocido como número de Fourier. Es adimensional y se define
como:

( )
2
x
t
Fo

∆ ⋅
=
α

x ∆ es la longitud del lado de cada celda ( y x ∆ = ∆ ), se mide en
metros.
α se conoce como difusividad térmica, se mide en s m /
2
y se define:
p
C
k

=
ρ
α

ρ es la densidad, se mide en
3
m kg .
p
C es el calor específico del material, se mide ( ) K kg kJ ⋅ .
t ∆ es el paso de tiempo.
Bi es el número de Biot, definido como:
k
x h
Bi
∆ ⋅
=

h es el coeficiente convectivo- radiante de la superficie o la esquina
correspondiente, medido en ( ) K m W ⋅
2
.
k es la conductividad térmica del material, con unidades ( ) K m W ⋅ .

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 165 -


Figura B.1. División en celdas nodales de un puente térmico tipo R.


Sin embargo, se necesitan otras ecuaciones para modelar elementos
multicapa como el de la figura B.1. La construcción de la ecuación de
la temperatura de cada nodo en estos casos se realiza del siguiente
modo: tómese, por ejemplo, la configuración dada en la figura B.2. El
nodo (m,n) se encuentra entre dos materiales distintos. Las
expresiones desde (B.1) a (B.7) no serán válidas en este caso, puesto
que las propiedades de ambos materiales deben intervenir en el balance
térmico global.



Figura B.2. Nodo situado entre dos materiales distintos.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 166 -
La discretización de la ecuación bidimensional del calor realizada
según el método implícito será (para y x ∆ = ∆ ):

( )
( )
|
|
¹
|

\
|


⋅ |
¹
|

\
| ⋅ + ⋅
− = ⋅
|
|
¹
|

\
|


+
+ ⋅
|
|
¹
|

\
|


+ |
¹
|

\
| +

|
|
¹
|

\
|


+ |
¹
|

\
| +

|
|
¹
|

\
|


+ +
+
+
+

+ +
+
+ +

+
t
T T
Cp Cp
K
x
T T
K
x
T T
K K
x
T T
K K
x
T T
p
n m
p
n m
B B A A
B
p
n m
p
n m
A
p
n m
p
n m
B A
p
n m
p
n m
B A
p
n m
p
n m
,
1
,
2
1
1 ,
1
,
2
1
1 ,
1
,
2
1
, 1
1
,
2
1
, 1
1
,
2
2 2
ρ ρ

(B.8)

Este es el balance de flujos térmicos del nodo m,n con respecto a los
nodos circundantes teniendo ahora en cuenta los materiales por donde
fluye el calor, promediando sus propiedades en los términos de inercia
y conductividad térmica. Se pueden reagrupar coeficientes para cada
temperatura:

p
n m
B B A A
B
p
n m A
p
n m
B A p
n m
B A p
n m
B B A A B A p
n m
T
t
Cp Cp
x
K T
x
K T
x
K K
T
x
K K
T
t
Cp Cp
x
K K
T
,
2
1
1 ,
2
1
1 ,
2
1
, 1
2
1
, 1
2
1
,
2
1 1
1
2
1
2 2
2 2
⋅ |
¹
|

\
|
∆ ⋅
⋅ + ⋅
= |
¹
|

\
|

⋅ − |
¹
|

\
|

⋅ −
− |
¹
|

\
|


+
− |
¹
|

\
|


+
− |
¹
|

\
|
∆ ⋅
⋅ + ⋅
+

+

+
+
+

+
+
+

+
ρ ρ
ρ ρ
(B.9)

Es interesante, además, conseguir que el término
p
n m
T
,
quede sin
coeficiente:

( )
( )
p
n m
B B A A
B p
n m
B B A A
A p
n m
B B A A
B A p
n m
B B A A
B A p
n m
B B A A
B A p
n m
T
x
t
Cp Cp
K
T
x
t
Cp Cp
K
T
x
t
Cp Cp
K K
T
x
t
Cp Cp
K K
T
Cp Cp x
t K K
T
,
2
1
1 ,
2
1
1 ,
2
1
, 1
2
1
, 1
2
1
,
2 2
1 4
=
|
|
¹
|

\
|



⋅ + ⋅

|
|
¹
|

\
|



⋅ + ⋅


|
|
¹
|

\
|



⋅ + ⋅
+

|
|
¹
|

\
|



⋅ + ⋅
+

|
|
¹
|

\
|
+
⋅ + ⋅ ⋅ ∆
∆ ⋅ +

+
+
+

+
+
+

+
ρ ρ ρ ρ
ρ ρ ρ ρ ρ ρ
(B.10)

Utilizando números adimensionales, la expresión definitiva para el
nodo (m,n) situado en la frontera entre dos materiales será:

p
n m
B
B
A
A
B p
n m
B
B
A
A
A p
n m
B
B
A
A
B A p
n m
B
B
A
A
B A p
n m
B
B
A
A
B A p
n m
T
Fo
K
Fo
K
K
T
Fo
K
Fo
K
K
T
Fo
K
Fo
K
K K
T
Fo
K
Fo
K
K K
T
Fo
K
Fo
K
K K
T
,
1
1 ,
1
1 ,
1
, 1
1
, 1
1
,
2 2 1 4
=
=
|
|
|
|
¹
|

\
|
+

|
|
|
|
¹
|

\
|
+

|
|
|
|
¹
|

\
|
+
+

|
|
|
|
¹
|

\
|
+
+

|
|
|
|
¹
|

\
|
+
+
+

+
+
+

+
+
+

+

(B.11)

La clave para el resto de nodos internos está en el balance energético
de la ecuación (B.8). El resto de ecuaciones se realizará de forma
análoga, promediando el área asignable a cada material con respecto al
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 167 -
área total, tanto en el intercambio entre cada dos nodos como en el
término de la derecha.

Cuando se tenga una disposición de tres materiales como en la figura
B.3:




Figura B.3. Nodo situado entre tres materiales distintos.


La ecuación del balance será:

( )
|
|
¹
|

\
|


⋅ |
¹
|

\
| ⋅ + ⋅ + ⋅
− = |
¹
|

\
| +

|
|
¹
|

\
|


+
+ ⋅
|
|
¹
|

\
|


+ |
¹
|

\
| +

|
|
¹
|

\
|


+ |
¹
|

\
| +

|
|
¹
|

\
|


+ +
+
+
+

+ +
+
+ +

+
t
T T
Cp Cp Cp K K
x
T T
K
x
T T
K K
x
T T
K K
x
T T
p
n m
p
n m
C C B B A A C B
p
n m
p
n m
A
p
n m
p
n m
C A
p
n m
p
n m
B A
p
n m
p
n m
,
1
,
2
1
1 ,
1
,
2
1
1 ,
1
,
2
1
, 1
1
,
2
1
, 1
1
,
4
2
2
2 2
ρ ρ ρ


(B.12)

Reagrupando términos, queda:

p
n m
C C B B A A C B p
n m A
p
n m
C A p
n m
B A p
n m
C C B B A A C B A p
n m
T
t
Cp Cp Cp
x
K K
T
x
K T
x
K K
T
x
K K
T
t
Cp Cp Cp
x
K K K
T
, 2
1
1 , 2
1
1 ,
2
1
, 1 2
1
, 1 2
1
,
4
2 1
2
1
1
2
1
2 4
2 2
⋅ |
¹
|

\
|
∆ ⋅
⋅ + ⋅ + ⋅
= |
¹
|

\
|


+
− |
¹
|

\
|

⋅ −
− |
¹
|

\
|


+
− |
¹
|

\
|


+
− |
¹
|

\
|
∆ ⋅
⋅ + ⋅ + ⋅
+

+ +

+
+
+

+
+
+

+
ρ ρ ρ
ρ ρ ρ


(B.13)

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 168 -
Y despejando
p
n m
T
,
y utilizando números adimensionales como antes, se
tiene:



p
n m
C
C
B
B
A
A
C B p
n m
C
C
B
B
A
A
A p
n m
C
C
B
B
A
A
C A p
n m
C
C
B
B
A
A
B A p
n m
C
C
B
B
A
A
C B A p
n m
p
n m
C C B B A A
C B p
n m
C C B B A A
A
p
n m
C C B B A A
C A p
n m
C C B B A A
B A p
n m
C C B B A A
C B A p
n m
T
Fo
K
Fo
K
Fo
K
K K
T
Fo
K
Fo
K
Fo
K
K
T
Fo
K
Fo
K
Fo
K
K K
T
Fo
K
Fo
K
Fo
K
K K
T
Fo
K
Fo
K
Fo
K
K K K
T
T
Cp Cp Cp
t
x
K K
T
Cp Cp Cp
t
x
K T
Cp Cp Cp
t
x
K K
T
Cp Cp Cp
t
x
K K
T
Cp Cp Cp
t
x
K K K
T
,
1
1 ,
1
1 ,
1
, 1
1
, 1
1
,
,
2
1
1 ,
2
1
1 ,
2
1
, 1
2
1
, 1
2
1
,
2
2
2
4
2
2
2
2 1
2
2
4
2
4 1
2
2
4 1
2
4 1
2
2
4 1
2
1
2
4 2
=
|
|
|
|
|
¹
|

\
|
+ +
+
⋅ −
|
|
|
|
|
¹
|

\
|
+ +



|
|
|
|
|
¹
|

\
|
+ +
+

|
|
|
|
|
¹
|

\
|
+ +
+

|
|
|
|
|
¹
|

\
|
+
+ +
+ +
⋅ ⋅ ⇒
⇒ =
|
|
¹
|

\
|
⋅ + ⋅ + ⋅
∆ ⋅



+


|
|
¹
|

\
|
⋅ + ⋅ + ⋅
∆ ⋅


⋅ −
|
|
¹
|

\
|
⋅ + ⋅ + ⋅
∆ ⋅



+


|
|
¹
|

\
|
⋅ + ⋅ + ⋅
∆ ⋅



+


|
|
¹
|

\
|
+
⋅ + ⋅ + ⋅
∆ ⋅


+ +

+
+
+

+
+
+

+
+
+
+

+
+
+

+
ρ ρ ρ
ρ ρ ρ ρ ρ ρ
ρ ρ ρ
ρ ρ ρ

(B.14)

Por último, y para poner un ejemplo de nodo con intercambio de calor
de tipo convectivo- radiante, tómese uno situado en una esquina
interior con dos materiales y dos coeficientes convectivo- radiantes
distintos. El balance energético viene dado en la ecuación B.15.




Figura B.4. Nodo situado en una esquina cóncava y entre
dos materiales distintos.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 169 -


( )
|
|
¹
|

\
|


⋅ |
¹
|

\
| ⋅ + ⋅
− =
=


⋅ +


⋅ + |
¹
|

\
|

|
|
¹
|

\
|


+
+ ⋅
|
|
¹
|

\
|


+ |
¹
|

\
|

|
|
¹
|

\
|


+ |
¹
|

\
| +

|
|
¹
|

\
|


+
+ + + + +
+
+
+

+ +
+
+ +

+
t
T T
Cp Cp
x
T T
h
x
T T
h
K
x
T T
K
x
T T
K
x
T T
K K
x
T T
p
n m
p
n m
B B A A
p p
n m
p p
n m
B
p
n m
p
n m
A
p
n m
p
n m
A
p
n m
p
n m
B A
p
n m
p
n m
,
1
,
1 1
,
2
1 1
,
1
2
1
1 ,
1
,
2
1
1 ,
1
,
2
1
, 1
1
,
2
1
, 1
1
,
3
2
4
3
2 2 2
2 2
ρ ρ


(B.15)

Los cuatro primeros términos de la izquierda se corresponden con el
intercambio por conducción con cada nodo del derredor. Cuando el
material intermedio es homogéneo el área de intercambio (línea verde)
determina el coeficiente. Cuando el término es heterogéneo, se pondera
cada material según su área con respecto al área total. Los dos
últimos términos de la izquierda representan el intercambio convectivo-
radiante de las superficies asignables al nodo con respecto al entorno
de la esquina (
1 + p
T es la temperatura de este aire, evaluado en el
instante p+1). El término de la derecha pondera la fracción de cada
material con respecto al tamaño total del nodo (
2
4 3 x ∆ ⋅ ). De nuevo,
se agruparán términos y se despejará
p
n m
T
,
:

⇒ ⋅ |
¹
|

\
|

⋅ + ⋅
+ ⋅ |
¹
|

\
|

+

=
= |
¹
|

\
|

⋅ − |
¹
|

\
|

⋅ − |
¹
|

\
|

⋅ − |
¹
|

\
|

+
⋅ −
− |
¹
|

\
|

⋅ + ⋅
+

∆ ⋅ + ∆ ⋅ + +

+
+
+
+

+
+
+

+
p
n m
B B A A p
B p
n m
A p
n m
A p
n m
B A p
n m
B B A A B A p
n m
T
t
Cp Cp
T
x
h
x
h
x
K
T
x
K
T
x
K
T
x
K K
T
t
Cp Cp
x
x h x h K K
T
,
1 2 1
2
1
1 , 2
1
1 , 2
1
, 1 2
1
, 1
2
2 1 1
,
4
2
2 2
2 2 2
4
2 2 2 2
ρ ρ
ρ ρ


(B.16)

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 170 -
( ) ( )
( ) ( )
( )
( )
( )
⇒ +
⋅ + ⋅ ⋅


⋅ + =
|
|
|
|
¹
|

\
|
⋅ + ⋅ ⋅


⋅ −

|
|
|
|
¹
|

\
|
⋅ + ⋅ ⋅


⋅ −
|
|
|
|
¹
|

\
|
⋅ + ⋅ ⋅


⋅ −

|
|
|
|
¹
|

\
|
⋅ + ⋅ ⋅


+
⋅ −
|
|
|
|
¹
|

\
|
+
⋅ + ⋅ ⋅


∆ ⋅ + ∆ ⋅ + +
⋅ ⇒
+ +
+
+

+
+
+

+
p
n m
p
B B A A
B B A A
B p
n m
B B A A
A p
n m
B B A A
A p
n m
B B A A
B A p
n m
B B A A
B A p
n m
T T
Cp Cp
t
x
h h
Cp Cp
t
x
K
T
Cp Cp
t
x
K
T
Cp Cp
t
x
K
T
Cp Cp
t
x
K K
T
Cp Cp
t
x
x h x h K K
T
,
1
2 1 2
1
1 ,
2
1
1 , 2
1
, 1
2
1
, 1 2
2 1 1
,
2
1
2
2
2
2
4
2
2
2
2 1
2
2 2 2
4
ρ ρ
ρ ρ
ρ ρ ρ ρ
ρ ρ ρ ρ


(B.17)

Al final, la expresión más reducida queda:

( )
p
n m
p
B
B
A
A
B B A A
B
B
A
A
B p
n m
B
B
A
A
A p
n m
B
B
A
A
A p
n m
B
B
A
A
B A p
n m
C
C
B
B
A
A
B B A A B A p
n m
T T
Fo
K
Fo
K
K Bi K Bi
Fo
K
Fo
K
K
T
Fo
K
Fo
K
K
T
Fo
K
Fo
K
K
T
Fo
K
Fo
K
K K
T
Fo
K
Fo
K
Fo
K
K Bi K Bi K K
T
,
1 2 1 1
1 ,
1
1 ,
1
, 1
1
, 1
2 1 1
,
2 2 2
2
2 2
1
2 2
2 4
+
|
|
¹
|

\
|
+
+
=
|
|
|
|
|
¹
|

\
|
|
|
¹
|

\
|
+

|
|
|
|
|
¹
|

\
|
|
|
¹
|

\
|
+
⋅ ⋅ −

|
|
|
|
|
¹
|

\
|
|
|
¹
|

\
|
+

|
|
|
|
|
¹
|

\
|
|
|
¹
|

\
|
+
+

|
|
|
|
|
¹
|

\
|
+
|
|
¹
|

\
|
+ +
+ + +
⋅ ⇒
+ +
+
+

+
+
+

+


(B.18)

Uno a uno, según estas directrices, se irán escribiendo las ecuaciones
de todos los nodos en los que se ha dividido el puente térmico. Para
resolver este sistema de ecuaciones, se organizarán de forma
matricial:

p p p
T O T M + = ⋅
+ + 1 1
(B.19)

Tanto el montaje de las matrices como la resolución del sistema,
aunque laborioso, es fácilmente programable con entornos informáticos
tipo MatLab. Los valores de entrada serán las dimensiones de las
capas, los materiales de cada una de ellas, el tamaño de las celdas,
el paso del tiempo, la temperatura inicial y las condiciones de
contorno (coeficientes convectivo- radiantes, temperatura interior y
temperaturas exteriores en cada momento p). Despejando la matriz con
las temperaturas de los nodos queda:

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 171 -
( )
p p p
T O M T + =
+ − + 1 1 1
(B.20)

El término de la derecha necesita los valores de las temperaturas en
el paso anterior para incorporarlos como
p
T . Por otro lado, como ya se
ha dicho, la matriz O, depende de las temperaturas exteriores, que,
presumiblemente variarán con el paso del tiempo (régimen transitorio).
Las matrices M y
1 −
M sólo dependen de las propiedades de los
materiales de las capas, de las dimensiones de éstas, del paso del
tiempo y de los coeficientes convectivo- radiantes, por tanto, no
variarán con el tiempo.


B.2 Bibliografía B.2 Bibliografía B.2 Bibliografía B.2 Bibliografía

[1] Incropera, Frank P. “Fundamentos de Transferencia de Calor. 4ª
ed.”. Prentice Hall, México, 1999. p. 256- 262.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 172 -
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 173 -








ANEXO C

AJUSTE DE ENERGYPLUS CON VOLTRA AJUSTE DE ENERGYPLUS CON VOLTRA AJUSTE DE ENERGYPLUS CON VOLTRA AJUSTE DE ENERGYPLUS CON VOLTRA




C.1 Introducción C.1 Introducción C.1 Introducción C.1 Introducción

Como se ha justificado en el capítulo 3, es imprescindible recurrir a
métodos numéricos implementados con herramientas informáticas para
analizar dinámicamente los puentes térmicos, puesto que las ecuaciones
diferenciales y condiciones de frontera que los modelan no tendrán
generalmente solución analítica. VOLTRA es, a día de hoy, una de las
mejores alternativas para ejecutar este trabajo, por permitir la
construcción de elementos arquitectónicos tridimensionales y
someterlos a solicitaciones variables con el tiempo de forma sencilla
y con resultados muy precisos.

El presente anexo se ha concebido para garantizar que las hipótesis de
trabajo y los procedimientos son equivalentes entre VOLTRA y
EnergyPlus; esto se comprobará analizando distintas simulaciones de
muros multicapa en régimen transitorio realizadas con los dos
programas bajo las mismas condiciones de contorno. Si bien en VOLTRA
se pueden construir con sencillez modelos simplificados del problema
según las especificaciones requeridas, en EnergyPlus pueden entrar en
juego muchas variables por defecto (modelos climáticos, de
coeficientes convectivos, de intercambios radiantes...) que hay que
limitar.

Por otra parte, las simulaciones calibrarán EnergyPlus con el objeto
de conocer la incertidumbre que sus algoritmos aportan a los
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 174 -
resultados. Conociendo estos errores residuales, se podrán analizar
las simulaciones de modelos globales de forma más rigurosa.

C.2 Hipó C.2 Hipó C.2 Hipó C.2 Hipótesis asumidas tesis asumidas tesis asumidas tesis asumidas

EnergyPlus es capaz de modelar una gran multitud de fenómenos
termofísicos reales que intervienen en el intercambio de calor del
muro. Bien con un editor de textos, bien con el editor de archivos
IDF, el usuario puede optar por la elección de infinidad de parámetros
y procedimientos según los objetivos que persiga. En estas
simulaciones, simplificando el modelo de la forma en que la ISO 10211
lo hace, ciertas hipótesis deberán asumirse para limitar las variables
que entren en juego:

- No hay intercambio radiante de larga longitud de onda, que se
consigue imponiendo que los factores de forma entre superficies sean
nulos.
- Los materiales serán isotrópicos, sin ninguna fuente de calor
interna y con propiedades independientes de la temperatura.
- Las resistencias superficiales se mantendrán constantes a lo largo
del tiempo e independientes de la posición de las superficies o de su
inclinación.
- El perfil de la temperatura exterior será sinusoidal, con lo que
resultará más fácil comparar resultados, puesto que las señales de
salida seguirán un patrón periódico (prácticamente sinusoidal en la
mayoría de casos) que pueden quedar definidos con los parámetros del
valor medio, la amplitud y la fase.


C.3 C.3 C.3 C.3 Validación de VOLTRA como método de alta pre Validación de VOLTRA como método de alta pre Validación de VOLTRA como método de alta pre Validación de VOLTRA como método de alta precisión cisión cisión cisión

Para que VOLTRA sea válido para simular puentes térmicos en régimen
estacionario, y, por extensión, cualquier muro multicapa, debe ser
capaz de modelar y calcular los tres casos expuestos en el anexo A de
la norma ISO 10211 1:1995 (método de alta precisión) y cumplir con sus
criterios de exactitud.


Caso 1 Caso 1 Caso 1 Caso 1

La norma resuelve analíticamente un problema de transferencia
bidimensional de calor por conducción, y obliga a que VOLTRA
reproduzca las temperaturas en sus nodos (temperaturas reproducidas en
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 175 -
la tabla C.1) con una diferencia que no sea superior en ningún caso a
0,1 K.


Tabla C.1. Caso 1, anexo A (ISO 10211- 1). Temperaturas en grados Celsius.
Tabla C.2. Caso 1, anexo A, resultados obtenidos con VOLTRA. Temperaturas en grados Celsius.

El modelo en el que VOLTRA reproduce el caso 1 (figura C.1), afina la
malla en la zona periférica y usa un total de 234 nodos (VOLTRA
duplica el número de nodos que dibuja el usuario). La matriz de
resultados (tabla C.2) demuestra que sí se cumple la condición.



Figura C.1. Modelo utilizado por VOLTRA para reproducir el caso 1 del anexo A (ISO 10211-1).


Caso 2 Caso 2 Caso 2 Caso 2

En este ejemplo de transmisión de calor unidimensional, pero con
algunas heterogeneidades en un extremo, hay que calcular el flujo
total que atraviesa el elemento y la temperatura en los puntos
indicados.

9,7 13,4 14,7 15,1
5,3 8,6 10,3 10,8
3,2 5,6 7 7,5
2 3,6 4,7 5
1,3 2,3 3 3,2
0,7 1,4 1,8 1,9
0,3 0,6 0,8 0,9
9,65 13,3 14,69 15,06
5,32 8,63 10,27 10,76
3,21 5,62 7 7,44
2,01 3,65 4,66 5
1,26 2,32 2,99 3,23
0,74 1,37 1,78 1,92
0,34 0,63 0,83 0,89
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 176 -
El modelo creado con VOLTRA (608 nodos) aparece en la figura C.2.



Figura C.2. Modelo utilizado por VOLTRA para reproducir el caso 2 del anexo A (ISO 10211-1).

Los resultados son correctos; el flujo de calor es de 9,5 m W según
la norma, mientras que VOLTRA ha calculado 9,52 m W . En cuanto a las
temperaturas, la tabla C.3 muestra la comparación en ambos modelos (al
igual que en el caso 1, la diferencia no puede ser mayor que 0,1 C º ).


Punto
Temperatura según
ISO 10211 (ºC)
Temperatura según
VOLTRA (ºC)
Error absoluto (ºC)
A 7,1 7,07 0,03
B 0,8 0,77 0,03
C 7,9 7,9 0,00
D 6,3 6,29 0,01
E 0,8 0,83 0,03
F 16,4 16,42 0,02
G 16,3 16,34 0,04
H 16,8 16,78 0,02
I 18,3 18,36 0,06
Tabla C.3. Caso 2, anexo A (ISO 10211). Comparación de temperaturas nodales.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 177 -
Caso 3 Caso 3 Caso 3 Caso 3

En la última prueba de validación hay que reproducir un puente térmico
tridimensional. VOLTRA necesitará 11073 nodos para conseguirlo (figura
C.3), y la norma obliga a calcular los flujos de calor hacia cada
ambiente con errores menores al 2%. Como en los casos anteriores, en
los puntos indicados se deberán calcular las temperaturas con
diferencias menores a 0,1 K.



Figura C.3. Modelo en VOLTRA de puente tridimensional (caso 3, anexo A, ISO 10211).

En las tablas C.4 y C.5 se recogen las comparaciones entre flujos y
temperaturas, y se demuestra que el método de cálculo de VOLTRA es de
alta precisión en estado estacionario tridimensional.

Punto
Temperatura según
ISO 10211 (ºC)
Temperatura según
VOLTRA (ºC)
Error absoluto (ºC)
U 12,9 12,92 0,02
V 11,3 11,35 0,05
W 16,4 16,45 0,05
X 12,6 12,56 0,04
Y 11,1 11,13 0,03
Z 15,3 15,33 0,03
Tabla C.4. Comparación entre temperaturas, caso 3, anexo A, ISO 10211.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 178 -





C.4 Registros meteorológicos C.4 Registros meteorológicos C.4 Registros meteorológicos C.4 Registros meteorológicos

La temperatura exterior que se tomará en todas las simulaciones de
este anexo se corresponden con un día modelo de invierno, donde se ha
pretendido que sean valores representativos de dichas temperaturas
para la ciudad de Málaga (zona climática A3):

Localización Málaga
Latitud (
o
) 36,36
Longitud (
o
) -4,49
Zona horaria (h) 1
Elevación 7

Tabla C.6. Parámetros geofísicos de la ciudad de Málaga.

De esta forma, la temperatura media representa la temperatura media
del aire seco exterior durante los meses de invierno (de diciembre a
febrero) y la amplitud de la oscilación es la mitad de la diferencia
entre el percentil 99 y el percentil 1 de dichas temperaturas [1]:

T
i
(ºC) T
e_media
(ºC)
Amplitud T
e
(ºC)
Desfase T
e
(h)
( )
K m
W
e
h
2
( )
K m
W
i
h
2

20 12,52 7,20 7 25 7,69

Tabla C.7. Características de las condiciones de contorno para todas las simulaciones.


Ambiente
Flujo de calor según
ISO 10211 (W)
Flujo de calor según
VOLTRA (W)
Error relativo (%)
Exterior 60,3 60,27 0,05
Interior,
superior
-14 -13,98 0,14
Interior,
inferior
-46,3 -46,3 0,00
Tabla C.5. Comparación entre flujos de calor, caso 3, anexo A, ISO 10211.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 179 -
0
5
10
15
20
25
1 5 9 13 17 21 t (h)
Te (ºC)


Figura C.4. Evolución de la temperatura de un día modelo
para todas las simulaciones.

Es interesante distinguir el distinto tratamiento del tiempo entre los
dos programas. Mientras VOLTRA considera la hora h como aquella que
comienza en el instante h, EnergyPlus, al utilizar el objeto
DAYSCHEDULE, asume que la hora h es aquella que acaba en el instante
h.


C.5 Materiales C.5 Materiales C.5 Materiales C.5 Materiales

Las propiedades de los materiales empleados en estas simulaciones,
habituales en la construcción, se han extraído del capítulo 24 del
manual de ASHRAE [2]:

Nombre
λ
( ) ( ) K m W ⋅

ρ
( )
3
m kg
Cp
( ) ( ) K kg J ⋅
Ladrillo de arcilla cocida 0,61 1600 790
Espuma de poliuretano 0,023 24 1590
Hormigón 1,6 2240 800
Aislamiento con capa impermeable 0,03 200 1300

Tabla C.8. Propiedades de los materiales usados en todas las simulaciones.





Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 180 -
C.6 C.6 C.6 C.6 Indicadores Indicadores Indicadores Indicadores del error del error del error del error

Al imponerse solicitaciones sinusoidales y al garantizarse siempre un
régimen periódico estacionario, las salidas serán también senos en las
simulaciones sin flujo impuesto. Por tanto la temperatura media, la
amplitud de la señal y la fase se pueden comparar en términos de error
relativo o absoluto.


C.7 Dimensiones C.7 Dimensiones C.7 Dimensiones C.7 Dimensiones

EnergyPlus interpreta las coordenadas de los puntos que definen cada
muro como medidas exteriores. Se estudiará de qué manera afecta esto
al balance de flujos de calor en el edificio en general, y cómo
modelar los puentes térmicos de tipo geométrico (tipo R o C) situados
en estas zonas.


C.8 C.8 C.8 C.8 Parámetros de simulación Parámetros de simulación Parámetros de simulación Parámetros de simulación en VOLTRA en VOLTRA en VOLTRA en VOLTRA

Si no se indica lo contrario, los parámetros de simulación de VOLTRA
tenidos en cuenta en este anexo serán las redactadas a continuación.

- Tamaño de celdas: un máximo de 2,5 centímetros en el elemento
central y una distribución según norma ISO 10211.
- Paso de tiempo: 15 minutos.
- Duración: 14 días (se tomará el día 14 en todos los cálculos).
- 20 ciclos de iteración.
- Máxima diferencia de temperatura: 0,0001 C º .
- Máxima divergencia de flujo de calor del total: 0,001%
- Máxima divergencia de flujo de calor de cualquier nodo: 1%


C. C. C. C.9 99 9 Simulaciones Simulaciones Simulaciones Simulaciones

Simulación 1. Muro simple Simulación 1. Muro simple Simulación 1. Muro simple Simulación 1. Muro simple sin flujo de calor impuesto sin flujo de calor impuesto sin flujo de calor impuesto sin flujo de calor impuesto

La primera simulación será la de un muro de una sola capa de ladrillo
común de 30 centímetros en régimen de invierno, que VOLTRA lo
descompone en 52 nodos y EnergyPlus una función de transferencia de 9
términos. Los resultados son:

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 181 -
0
2
4
6
8
10
12
14
16
1 5 9 13 17 21
t (h)
Qin (W/m^2)
EnergyPlus VOLTRA


Figura C.5. Flujo perdido por el interior a través de un muro monocapa de ladrillo.


Los flujos medios son prácticamente idénticos (error relativo menor al
0,1%) al igual que los desfases. Sin embargo, la oscilación es algo
más suave en EnergyPlus, y el error relativo en la amplitud de la
señal es del 5,73%. Cabe plantearse la posibilidad de que por haber
introducido la temperatura exterior usando el modelo sinusoidal
generado por VOLTRA se esté cometiendo un error; por otro lado, un
mayor número de pasos de tiempo en cada hora puede mejorar la
exactitud de la señal. Una nueva simulación con estas correcciones
devuelve la comparación de la figura C.6. Las mejoras son evidentes
(misma fase, error del 0,088% en ganancias medias y del 1,137% en
amplitud).

0
2
4
6
8
10
12
14
16
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin (W/m^2)
EnergyPlus VOLTRA

Figura C.6. Comparación de flujos con la corrección del modelo de EnergyPlus.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 182 -
Por otra parte, es interesante observar cómo afecta el tipo de
material en la respuesta. Un hipotético muro de espuma de poliuretano
de 30 centímetros, en el que EnergyPlus emplea una función de
transferencia de 8 términos, responde:


0
0.1
0.2
0.3
0.4
0.5
0.6
0.7
0.8
0.9
1
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin (W/m^2)
EnergyPlus VOLTRA

Figura C.7. Flujo perdido desde el ambiente interior. Muro monocapa de espuma de
poliuretano.

Se comete un error insignificante en la temperatura media y en la
amplitud de oscilación será de tan sólo el 0,587%. Además, entre
desfases no hay apenas diferencias. Este muro inventado, de muy baja
conductividad, se comporta como se esperaba, reduciendo el flujo y la
inercia térmica: el flujo interior disminuye unas veinte veces y la
señal responde casi tres horas antes que con el muro de ladrillo.

Si el muro de 30 centímetros fuese de hormigón, aparecerán,
obviamente, flujos mayores. Las gráficas de salida lo confirman:
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 183 -

0
5
10
15
20
25
30
35
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin (W/m^2)
EnergyPlus VOLTRA

Figura C.8. Flujo perdido desde el ambiente interior. Muro monocapa de hormigón.


Esta función de transferencia necesita sólo siete coeficientes para
ser definida en EnergyPlus, y como resultado se comente un error en la
amplitud del 0,543%. No se aprecia diferencia alguna entre las
componentes estacionarias de los modelos ni entre desfases.


Simulación 2. Muro múltiple sin flujo de calor impuesto Simulación 2. Muro múltiple sin flujo de calor impuesto Simulación 2. Muro múltiple sin flujo de calor impuesto Simulación 2. Muro múltiple sin flujo de calor impuesto

En esta segunda simulación, se modelará un muro de tres capas
(ladrillo de 12 centímetros –capa exterior-, espuma de poliuretano de
ocho centímetros y ladrillo de seis centímetros), sin radiación solar
y, de nuevo, en régimen de invierno. Se analizará si los errores se
propagan o quedan acotados en los valores anteriores.

Para este tipo de muro clásico (VOLTRA utiliza 60 nodos, y EnergyPlus,
13 coeficientes de función de transferencia) los errores son del
0,105% y del 1,754% en flujo medio y en amplitud, lo que indica que a
efectos prácticos los errores se mantienen independientemente del
número de capas que el muro posea (figura C.9).

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 184 -
0
0.5
1
1.5
2
2.5
3
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin (W/m^2)
EnergyPlus VOLTRA


Figura C.9. Flujo perdido desde el ambiente interior. Muro de tres capas.


Todo lo expuesto
en estas dos
primeras
simulaciones se muestra en las tablas C.9 y C.10.

Simulación 3. Simulación 3. Simulación 3. Simulación 3.
Tabla C.9. Valores característicos de las señales de flujo de calor perdidas por cada
tipo de muro. Comparación entre el modelo construido con VOLTRA y el modelo
construido en EnergyPlus.
Composición del muro
Flujo medio
( )
2
m W
Amplitud
( )
2
m W
∆φ
(horas)
Ladrillo EnergyPlus 11,292 3,477 4,04
Ladrillo VOLTRA 11,302 3,517 4,04
Espuma de poliuretano
EnergyPlus
0,566 0,339 0,93
Espuma de poliuretano
VOLTRA
0,566 0,341 0,93
Hormigón EnergyPlus 20,921 7,779 2,37
Hormigón VOLTRA 20,921 7,737 2,37
Tres capas
(Ladrillo/Poliuretano/Ladrillo)
EnergyPlus
1,895 0,840 2,91
Tres capas VOLTRA 1,897 0,855 2,9
Composición del muro Error Q
in_medio
(%)
Error amplitud
sinusoidal (%)
Ladrillo 0,088 1,137
Espuma de poliuretano 0,000 0,587
Hormigón 0,000 0,543
Tres capas
(Ladrillo/Poliuretano/Ladrillo)
0,105 1,754
Tabla C.10. Comparación de errores cometidos en cuatro muros modelados en EnergyPlus.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 185 -
M MM Muro triple con flujo de calor impuesto uro triple con flujo de calor impuesto uro triple con flujo de calor impuesto uro triple con flujo de calor impuesto

El flujo de calor viene generado a partir del perfil solar que
EnergyPlus realiza para una superficie orientada al este según la
localización dada en la tabla C.6 y la descripción de la figura C.10.














Figura C.10. Texto de definición de día modelo en EnergyPlus.

Este flujo debe definirse como flujo impuesto en VOLTRA (figura C.11),
que primero hay que editar con FUNEDIT para que sea compatible.

0
100
200
300
400
500
600
700
800
900
1000
0 5 10 15 20 25 30 t (h)
Flujo impuesto
(W/m2)

Figura C.11. Flujo impuesto en el muro a partir de un perfil solar generado por EnergyPlus.

EnergyPlus utiliza 13 coeficientes en la función de transferencia y
VOLTRA ha dividido el modelo en 92 nodos.

DesignDay,
MALAGA heating !- DesignDayName
19.72, !- Maximum Dry-Bulb Temperature {C}
0, !- Daily Temperature Range {deltaC}
10, !- Humidity Indicating Conditions at Max Dry-Bulb
99063, !- Barometric Pressure {Pa}
0, !- Wind Speed {m/s}
0, !- Wind Direction {deg}
1, !- Sky Clearness
0, !- Rain Indicator
0, !- Snow Indicator
21, !- Day Of Month
1, !- Month
WinterDesignDay, !- Day Type
0, !- Daylight Saving Time Indicator
Wet-Bulb, !- Humidity Indicating Type
, !- Relative Humidity Day Schedule
Delta, !- Dry-Bulb Temperature Range Modifier Type
Senidal Invierno, !- Dry-Bulb Temperature Range Modifier Schedule
ASHRAE ClearSky; !- Solar Model Indicator

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 186 -
-5
-4
-3
-2
-1
0
1
2
3
4
5
1 5 9 13 17 21
t (h)
Qin (W/m^2)
EnergyPlus sin flujo EnergyPlus 20 medidas
EnergyPlus 4 medidas VOLTRA

Figura C.12. Flujo perdido desde el ambiente interior. Muro con tres capas y flujo
impuesto.

Los errores son del 0,40% en valor de flujo medio, y del 0,38% en
amplitud de la señal periódica (en este caso, no trigonométrica); en
la figura C.12 se ha trazado también la gráfica del flujo devuelto por
EnergyPlus con 4 medidas por paso de tiempo. En este caso con más
motivo se recomienda un número alto de balances por hora para evitar
oscilaciones no deseadas.

NOTA: La irradiación solar cambia radicalmente el perfil de la salida.
En épocas estivales, en las que la irradiación juega en contra del
sistema de climatización, el modelado de puentes térmicos debe ser
fundamental con un método que admita flujos de calor impuestos,
detalle sobre el que no repara la norma ni los modelos previos de
referencia.

Es realmente llamativo que la diferencia entre modelos disminuya al
someterlos a un flujo de calor impuesto.


Simulación 4. Tratamiento de las dimensiones Simulación 4. Tratamiento de las dimensiones Simulación 4. Tratamiento de las dimensiones Simulación 4. Tratamiento de las dimensiones

Uno de los detalles fundamentales que hay que tener en cuenta al
definir edificios en EnergyPlus es el tratamiento de las dimensiones
de los muros, puesto que el programa siempre toma las medidas
externas, en oposición a los cálculos a partir de áreas y longitudes
de las superficies internas que según la normativa deben realizarse.
Por otro lado, las esquinas constituyen por sí mismas puentes térmicos
de tipo geométrico, al ser lugares donde acaban los muros, donde
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 187 -
confluyen flujos de direcciones distintas y donde pueden encontrarse
elementos de diferente material (véase el capítulo 2).

Un edificio de planta rectangular (4 metros de ancho y 6 metros de
largo) y de 3 metros de altura (medidas exteriores), por ejemplo,
representaría una construcción a partir de muros como los calibrados
en las simulaciones anteriores; a priori se comportaría con errores
del mismo orden que los de entonces. El edificio no tiene hueco
alguno, el suelo se ha supuesto adiabático, no se somete a flujos
impuestos, no hay intercambio radiante ni de larga ni de corta
longitud de onda, todos sus cerramientos verticales son tipo muro
triple, y tiene por cubierta un forjado de hormigón (20 centímetros de
espesor). Esta construcción puede ser definida en ambos programas para
someterla a temperaturas exteriores fluctuantes sinusoidales como en
las simulaciones anteriores.

Se observan en la figura C.13 unas pérdidas a través de la envolvente
real que no coinciden ni con las calculadas con el modelo de medidas
exteriores ni con el de medidas interiores. Las discrepancias entre
resultados se deben a los puentes térmicos tipo R, tipo C y puntuales,
pero también al desajuste de dimensiones. En la tabla C.11 se recogen
los flujos por unidad de superficie que cada modelo pierde, y se
demuestra que pueden existir modelos muy distintos según la
interpretación de las dimensiones. EnergyPlus entiende que los muros
poseen un espesor infinitesimal; construir el modelo a partir de
medidas exteriores es una manera precaria de modelar puentes térmicos
geométricos.

No obstante, los tres casos devuelven los mismos flujos por unidad de
superficie muro a muro, por lo que, asumiendo siempre el mismo
criterio con respecto al tratamiento de dimensiones y utilizando el
modelo de puente térmico para integrar los flujos extra, el problema
estaría resuelto.

En este proyecto se ha considerado el criterio de las medidas
interiores. El área de cada muro es el área que el ambiente interior
puede ver y los puentes térmicos modelados correctamente tipo R, tipo
C, tipo SM... incluyen el defecto de flujo a través de la zona de los
muros no considerada.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 188 -
0
200
400
600
800
1000
1200
1 6 11 16 21 t (h)
Qin (W)
Medidas exteriores EnergyPlus
Medidas interiores EnergyPlus
Real VOLTRA


Figura C.13. Simulación 4, edificio completo, calibración de dimensiones en
EnergyPlus.


Edificio homogéneo real VOLTRA
total in
Q
_
( ) W
Área de la envolvente
( )
2
m
Pérdidas por unidad
de área de envolvente
( )
2
m W
Edificio homogéneo
real VOLTRA
Medidas
exteriores
775,003 84,00 9,226
Medidas
interiores
775,003 69,25 11,192
Edificio a partir de medidas
exteriores EnergyPlus
723,066 84,00 8,608
Edificio a partir de medidas
interiores EnergyPlus
579,198 69,25 8,364

Tabla C.11. Comparación entre pérdidas sufridas por el mismo edificio según se consideren medidas
exteriores o interiores.


Simulación 5. Puente térmico en los frentes de forjado (tipo Simulación 5. Puente térmico en los frentes de forjado (tipo Simulación 5. Puente térmico en los frentes de forjado (tipo Simulación 5. Puente térmico en los frentes de forjado (tipo
F) F) F) F)

Para definir un frente de forjado (figura C.14), EnergyPlus ignora el
efecto del hormigón en el muro, cuando, en realidad, el flujo de calor
aumentará por el efecto que esta gran aleta supone. Este puente
térmico puede dividirse en dos zonas claramente diferenciadas: la zona
homogénea, compuesta por dos metros cuadrados del muro de tres capas
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 189 -
habitual, y el elemento central ocupado por el forjado. Como
EnergyPlus no puede situar en esa zona un forjado que reproduzca los
flujos de calor tridimensionales, se evaluará el efecto de ubicar allí
distintos muros de distintos materiales, sometidos a las mismas
solicitaciones. Existen múltiples alternativas, entre las que se
encuentran:

5.1 Elemento homogéneo
5.2 Elemento puramente resistivo
5.3 Elemento de hormigón
5.4 Elemento de una capa
5.5 Elemento de tres capas




Figura C.14. Frente de forjado definido en VOLTRA.


En los cinco casos, no habrá radiación solar ni de larga longitud de
onda y se trabajará en régimen de invierno. El número total de nodos
empleados por VOLTRA es de 696. El muro es el habitual de tres capas y
el forjado, de hormigón de 20 centímetros. Los resultados para el
modelo real son:

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 190 -
( )
( )
( )
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
+ =
24
5 , 3 2
905 , 1 386 , 6
24
9 , 2 2
715 , 1 794 , 3
24
2 , 3 2
62 , 3 18 , 10
_
hom _
_ hom _
t
Sin Q
t
Sin Q
t
Sin Q
Q Q Q
extra in
ogéneo in
in
extra in ogéneo in in
π
π
π


0
2
4
6
8
10
12
14
16
1 6 11 16 21 t (h)
Qin (W/m)
Tipo F total Tipo F homogéneo Tipo F extra


Figura C.15. Flujo de calor a través de un puente térmico tipo F: flujo asignable a la
zona homogénea y flujo extra debido exclusivamente al propio puente.

En la figura C.15 se muestra cómo a través del puente exclusivamente
se pierde casi el doble de flujo de calor que a través de la zona
homogénea, lo que advierte de las grandes pérdidas que una
configuración de este tipo ocasionaría en un edificio que las
integrara.

El primer modelo será el que asumiría EnergyPlus por defecto, que
ignora, como ya es sabido, el influjo de los puentes térmicos (figura
C.16). Los errores en flujos medios y en amplitud son importantes
(aproximadamente del 60% y del 50% respectivamente). El modelo 5.1
como era de esperar subestima las pérdidas gravemente.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 191 -
0
2
4
6
8
10
12
14
16
1 5 9 13 17 21 25 t (h)
Qin (W/m)
Homogéneo EnergyPlus Real VOLTRA


Figura C.16. Comparación entre el flujo perdido por
un puente térmico tipo F y un muro homogéneo
que ocupa igual superficie.



Aunque el flujo extra debido a un puente térmico no se puede asignar
uniformemente a una sección concreta del muro, ni, desde luego es
unidireccional, utilizar un elemento constructivo exactamente situado
en el frente de forjado que aproxime los efectos de los fenómenos
termofísicos que allí suceden puede resultar interesante. Bajo esta
premisa, si en lugar de un muro triple (modelo homogéneo), se situara
un elemento resistivo puro (sin masa) que transmita ese flujo extra,
el tratamiento se acercaría a la forma en que LIDER computa los
puentes térmicos (realmente, LIDER añade al flujo total a través de la
envolvente homogénea un flujo extra producto de las transmitancias
térmicas de los puentes, por sus longitudes respectivas y por la
diferencia de temperatura instantánea entre el ambiente exterior y el
interior; LIDER no sustituye los elementos centrales de los puentes
térmicos. En la figura C.17 se han representado ambos métodos. En el
capítulo 4 se compara el “método LIDER” con otros basados en la
transmitancia térmica lineal).

( )
( )
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
+
24
2 , 3 2
62 , 3 18 , 10
24
99 , 2 2
83 , 1 17 , 4
_
_
t
Sin Q
t
Sin Q
VOLTRA in
E in
π
π
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 192 -


Figura C.17. Representación esquemática del método empleado por LIDER para
computar puentes térmicos frente al método propuesto en 5.2.


La conductividad de este muro resistivo necesita ser calculada a
partir del estudio en estado estable:

K m
W e T
A
R R R
T
Q
i e extra in i e
h h Q
T A
h
e
h i e
extra in

=
− −
= ⇒
+ +

⋅ =
+ +

=
∆ ⋅
05 , 4
1 1 1 1
_
_
λ
λ


En este caso, la conductividad vale 4,04 ( ) K m W ⋅ , el área del muro
equivalente, 20 centímetros y el espesor, 26 centímetros. Para
comparar el modelo 5.2 con el modelo LIDER, se necesita además
calcular los parámetros del puente (tabla C.12).

L
2D
( ) ( ) K m W ⋅ 1,360
L (m) 2,2
∆T (ºC) 7,48
Q
in_total_media
(W) 10,18
U ( ) ( ) K m W ⋅
2
0,251
U
m
( ) ( ) K m W ⋅
2
0,618
ψ
i
( ) ( ) K m W ⋅ 0,807
Tabla C.12. Parámetros estacionarios del
puente térmico del ejemplo.


ψ
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 193 -
La comparación entre el flujo perdido a través de los tres muros
homogéneos y el perdido a través del puente térmico real se grafica en
la figura C.18.

0
2
4
6
8
10
12
14
16
18
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin (W/m)
Modelo real VOLTRA (W) Modelo 5.2 EnergyPlus
MODELO LIDER

Figura C.18. Comparación entre el modelo LIDER , el modelo 5.2 propuesto y el
modelo real.

Ante la evidencia del mal ajuste del modelo 5.2 (desfase intolerable y
errores en la amplitud superiores al 50%) hay que imponer que el
material, además de ser resistivo, debe tener la capacidad térmica
adecuada. ¿Cuál debería ser el valor de los parámetros de la
capacidad térmica que hagan que el muro auxiliar proporcione el mismo
desfase que el de la señal de salida? Un muro de hormigón, en el que
EnergyPlus utiliza seis coeficientes de función de transferencia,
podría parecer, bote pronto, una solución. El espesor se debe ajustar
para mantener fija la transmitancia térmica de la franja extra
calculada en el caso anterior. Se necesitará un muro de 10,3
centímetros (figura C.19).

( )
( )
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
+
24
2 , 3 2
62 , 3 18 , 10
24
45 , 22 2
688 , 5 172 , 10
_
_
t
Sin Q
t
Sin Q
VOLTRA in
E in
π
π
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 194 -
0
2
4
6
8
10
12
14
16
18
1 6 11 16 21 t (h)
Qin (W/m)
Modelo real VOLTRA (W) Modelo 5.3 EnergyPlus


Figura C.19. Comparación entre el modelo 5.3 propuesto y el
modelo real.


Los resultados son incluso peores que en el caso anterior, llegando el
error de la amplitud al 57,12% (aunque hay una cierta mejora en el
desfase); estas tres simulaciones, sin satisfacer evidentemente el
ajuste buscado, plantean una pregunta fundamental: ¿existirá algún
material que suponga un flujo desde el interior que se aproxime
aceptablemente al flujo extra que pierde el puente térmico?

La conductividad del material es conocida, 4,04 ( ) K m W ⋅ , con las
dimensiones asignadas en 5.2. Si la densidad fuera de 3550
3
m kg , a la
que se ha llegado con un proceso iterativo basado en el Teorema de
Bolzano, el flujo extra devuelto tiene la misma amplitud (3,6 m W ),
aunque el desfase con respecto al flujo real será de unas 0,94 horas
(figura C.20).

Si se eligiera un material que garantizara esa fase (deberá tener una
densidad de unos 6200
3
m kg aproximadamente), la amplitud de la señal
será menor, unos 2,7 m W .

Tanto un caso como otro, además de no resolver el problema con una
mínima exactitud, requieren seguir un proceso iterativo que resultará
por lo general largo, tedioso e infructuoso en algunos casos. Una
primera solución podría ser la de generar un programa que realice las
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 195 -
iteraciones automáticamente, ejecutando en cada una de ellas
EnergyPlus y comparando los resultados hasta alcanzar una convergencia
en términos de amplitud, de fase, de mínimos cuadrados... según el
criterio elegido. Experiencias en estudios análogos desaconsejan este
método, por su lentitud y, al fin y al cabo, mal ajuste final.

MatLab, por otra parte, tiene una herramienta específica de
identificación de sistemas muy útil que calcula los parámetros que
forman un espacio de estado determinado a partir de las entradas y
salidas [4]. Sin embargo, en este proyecto, y tras sus buenos
resultados alcanzados en competiciones de identificación “SIC”[6],
se tomará un programa de estimación de parámetros llamado CTSM [5].

Con CTSM se buscará un material que se caracterice por un
comportamiento dinámico que cumpla el principio de máxima
verosimilitud con las entradas y salida reales. Simulando en
EnergyPlus, se observa claramente que su solución se sitúa entre la
de los dos casos anteriores (figura C.20).




Los ajustes no son del todo satisfactorios en ninguno de los tres
casos, aunque mejoran cualquiera de los intentos anteriores. En
general, se puede afirmar que no existirá una solución lo
suficientemente exacta a partir de elementos de una sola capa de
material, con lo que habrá que recurrir a muros multicapa. Encontrar
una forma de hallar las propiedades de estas otras capas no es tarea
inmediata, de hecho es un proceso iterativo que generará diversas
soluciones que se deberán analizar correctamente para determinar la
que mejor se ajuste a la señal real. Algunos autores, como en [3],
señalan que soluciones aceptables a este problema necesitan al menos
tres capas. El anexo D analizará los modelos de espacio de estado que
representen estos muros equivalentes, la capacidad del entorno
informático CTSM para la estimación de parámetros y la robustez del
modelo de muro equivalente.

Nombre
λ
( ) ( ) K m W ⋅

ρ
( )
3
m kg
Cp
( ) ( ) K kg J ⋅
Error
relativo en
amplitud
(%)
Desfase (h)
Material 1 4,04 3550,0 1000 1,66 0,94
Material 2 4,04 6200,0 1000 25,02 0,00
Material
CTSM
4,06 4346,3 1000 10,94 0,60
Tabla C.13. Comparación de parámetros y resultados en la simulación 5.4.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 196 -
0
2
4
6
8
10
12
14
16
1 6 11 16 21
t (h)
Qin (W/m)
Modelo real VOLTRA (W) Material 1 EnergyPlus
Material 2 EnergyPlus Material 3 CTSM/EnergyPlus


Figura C.20. Flujos internos con modelos equivalentes de tres materiales distintos. Simulación 5.4.


C.10 C.10 C.10 C.10 Conclusi Conclusi Conclusi Conclusiones ones ones ones

VOLTRA es un entorno informático de modelado de elementos
arquitectónicos tridimensionales en régimen transitorio que cumple con
la normativa en vigor, como se ha demostrado. VOLTRA se ha utilizado
en este anexo para calibrar el programa EnergyPlus, aplicación que
implementa el método del balance térmico en edificios. Como cabría
esperar, EnergyPlus modela con precisión los muros en régimen
transitorio, con errores despreciables en los valores medios de las
cargas térmicas calculadas con respecto a VOLTRA, con lo que se
demuestra que el ajuste en régimen estacionario es exacto.

En estas simulaciones, en las que se han impuesto ciertas
simplificaciones según la norma ISO 10211, las solicitaciones
exteriores son sinusoidales, con lo que todas las salidas también lo
( )
( )
( )
( )
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
+
+
+
24
2 , 3 2
62 , 3 18 , 10
24
6 , 2 2
224 , 3 173 , 10
24
2 , 3 2
714 , 2 176 , 10
24
26 , 2 2
566 , 3 172 , 10
_
_ _ _
2 _ _ _
1 _ _ _
t
Sin Q
t
Sin Q
t
Sin Q
t
Sin Q
VOLTRA in
CTSM material E in
material E in
material E in
π
π
π
π
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 197 -
han sido, a excepción de los casos en los que se haya impuesto
irradiación solar; sin embargo, en ellos las respuestas son periódicas
y susceptibles de ser definidas con los mismos parámetros que las
respuestas sinusoidales: valor medio, amplitud y fase.

La diferencia entre las dimensiones que por defecto asume EnergyPlus
(externas) y las que la norma impone (internas) hace que,
generalmente, haya que volver a definir las longitudes de los muros
para que no se computen los flujos debidos a esas creces, superficies
que no existen en la realidad.
Por último, y puesto que EnergyPlus no puede modelar puentes térmicos,
se han buscado muros equivalentes homogéneos bajo cinco criterios
distintos. Se ha llegado a la conclusión de que una sola capa genera
modelos pobres en precisión y que los métodos iterativos de búsqueda
de parámetros conductivos y capacitivos no son útiles en la práctica.
Por tanto, se adoptará el programa informático CTSM para la
identificación de modelos. Todo lo relativo al método del muro
equivalente se desarrolla en el capítulo 4 y en anexo D.


C.11 Bibliografía C.11 Bibliografía C.11 Bibliografía C.11 Bibliografía

[1] Datos del año 1989 (Spanish Weather for Energy Calculations, SWEC)
creados por el Profesor Pérez-Lombard de la Escuela Superior de
Ingenieros de Sevilla y generados sintéticamente usando el programa
Climed.

[2] ASHRAE. “Fundamentals Handbook 2001”. ASHRAE, Atlanta, Georgia,
2001.

[3] Carpenter, S. Enermodal Engineering Limited. “Advances in
modelling thermal bridges in building envelopes”. Kitchener, 2001.

[4] Ljung, L. “System Identification Toolbox 7. User’s Guide”.
MatLab, The MathWorks, Inc. Natic, 2007.

[5] Kristensen, N. R., Madsen H. “Continuous Time Stochastic
Modelling. CTSM 2.3. User’s Guide”. Technical University of Denmark.
Lyngby, 2003.

[6] Bloem, J. J. Institute of System Engineering and informatics.
“System Identification Competition”. Italy. 1994.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 198 -
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 199 -









ANEXO D

I II IDENTIFICACIÓN DE DENTIFICACIÓN DE DENTIFICACIÓN DE DENTIFICACIÓN DE LAS LAS LAS LAS P PP PROPIEDADES ROPIEDADES ROPIEDADES ROPIEDADES
TÉRMICA TÉRMICA TÉRMICA TÉRMICAS SS S DEL MURO EQUIVALENTE DEL MURO EQUIVALENTE DEL MURO EQUIVALENTE DEL MURO EQUIVALENTE




D DD D.1 .1 .1 .1 Introducción Introducción Introducción Introducción

En el anexo C se planteaba la posibilidad de ajustar los parámetros de
un muro ficticio para que se comporte dinámicamente de forma semejante
al puente térmico que se pretende modelar, estando ambos problemas
definidos con las mismas condiciones de contorno. Por tanteo sería
posible llegar a una solución de muro monocapa, pero ésta generalmente
no será suficientemente exacta. Se necesitan muros de capas homogéneas
de materiales que combinen sus valores de conductividad y capacitancia
térmica para lograr la respuesta deseada. La primera condición que
deben cumplir las capas de este muro será que la transmitancia térmica
lineal resultante coincida con la del puente, esto es, que satisfagan
el criterio estacionario ante las mismas solicitaciones (ecuación
D.1).

e equivalent muro io estacionar in real puente extra io estacionar in
q q
_ _ _ _ _ _ _
= (D.1)

La dependencia entre la amplitud o la fase y los parámetros
termofísicos de los materiales no es lineal. Buscar correlaciones o
ábacos podría ser interesante en muros monocapa, pero, como ya se ha
indicado, se descartará definitivamente esta solución puesto que los
errores que se cometan falsearían los resultados globales. Para muros
de múltiples capas hay autores que, como en [1], introducen términos
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 200 -
que caracterizan sus comportamientos, como el llamado “factor
estructural”; aun así, no es fácil calcular la naturaleza y el orden
de estas capas: se requieren procesos iterativos y después, un
análisis de las soluciones posibles que se puedan generar.

Tradicionalmente se ha empleado la analogía existente entre muros y
circuitos RC para estudios dinámicos de transferencia de calor, con
resultados muy satisfactorios. El modelos de muro equivalente debe
aprovechar este símil eléctrico, pues otras configuraciones tipo caja
negra no pueden ser introducidas en EnergyPlus a nivel de usuario; lo
más interesante y lo que aporta versatilidad e inmediatez al modelo de
muro equivalente es que los efectos del puente térmico son modelados
con elementos conocidos.



Figura D.1. Circuito eléctrico utilizado por analogía para simular muros (figura
generada con OrCAD Capture 9.1).


Efectivamente, el estudio de un circuito como el anterior formado por
resistencias y condensadores, aplicando las leyes de Kirchhoff a los
nodos centrales queda:

¦
¦
)
¦
¦
`
¹
¦
¦
¹
¦
¦
´
¦

= +


+

=


)
`
¹
= + −
+ =
5
2 int 2
4
3
2 1
1
2
3
2 1
1
1
5 4 3
3 2 1
R
u V
dt
du
C
R
u u
dt
du
C
R
u u
R
u V
i i i
i i i
ext
(D.2)

Y la salida,
5
i , quedará:

5
2 int
5
R
u V
i

= (D.3)

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 201 -
Es muy cómodo representar de forma matricial las ecuaciones
anteriores:


¦
¦
)
¦
¦
`
¹

+

=



=
5 4
2 int
3 4
2 1 2
3 2
2 1
1 2
1 1
R C
u V
R C
u u
dt
du
R C
u u
R C
u V
dt
du
ext

|
|
¹
|

\
|
|
|
|
|
¹
|

\
|
+
|
|
¹
|

\
|
|
|
|
|
¹
|

\
|
− −
− −
=
|
|
¹
|

\
|

int
5 4
1 2
2
1
5 4 3 4 3 4
3 2 3 2 1 2
2
1
1
0
0
1
1 1 1
1 1 1
V
V
R C
R C
u
u
R C R C R C
R C R C R C
u
u
dt
d
ext
(D.4)

Así como la señal de salida:

|
|
¹
|

\
|
|
|
¹
|

\
|
+
|
|
¹
|

\
|
|
|
¹
|

\
|
− =
int 5 2
1
5
5
1
0
1
0
V
V
R u
u
R
i
ext
(D.5)

Donde:
u
1
y u
2,
son las variables de estado y se miden en voltios
.
i
1,
i
2,
i
3,
i
4
y i
5,
son las corrientes que circulan por cada rama, se
miden en amperios.
1
R ,
3
R

y
5
R

son resistencias eléctricas y se miden en ohmios.
2
C y
4
C

son la capacitancia de los condensadores, y se miden en
faradios.
Los generadores de corriente imponen los voltajes V
ext
y V
int
.

Por otra parte, un muro de espesor mucho más pequeño que su altura y
su anchura (para que se garantice flujo unidireccional a través de
él), fabricado de un mismo material y con propiedades independientes a
la temperatura, también genera un espacio de estado semejante al
mostrado en D.4.


Figura D.2. Representación de un muro infinito con
nodos en su superficie donde realizar el balance de
cargas térmicas.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 202 -
Realizando un balance de flujos de calor en los puntos 1 y 2 (figura
D.2) de sus superficies, aplicando la ley de Fourier y el principio de
conservación de la energía, se crea el sistema de ecuaciones D.6:

( )
( )
( )
( )
¦
)
¦
`
¹
− ⋅ +

=
⋅ ⋅
− ⋅ −

=
⋅ ⋅


¦
)
¦
`
¹
− ⋅ ⋅ +

⋅ =
⋅ ⋅ ⋅
− ⋅ ⋅ −

⋅ =
⋅ ⋅ ⋅
2
2 1 2
1
1 2 1
2
2 1 2
1
1 2 1
2
2
2
2
T T h
L
T T
dt
dT L Cp
T T h
L
T T
dt
dT L Cp
T T h A
L
T T
A
dt
dT A L Cp
T T h A
L
T T
A
dt
dT A L Cp
i i
e e
i i
e e
λ
ρ
λ
ρ
λ
ρ
λ
ρ
(D.6)

Haciendo:

λ
ρ
L
R
L Cp
C
=
⋅ ⋅
=
'
2
'
(D.7)

El sistema D.6 se simplifica:

( )
( )
2
2 1 2
1
1 2 1
' ' '
' ' '
T T
C
h
C R
T T
dt
dT
T T
C
h
C R
T T
dt
dT
i
i
e
e
− ⋅ +

=
− ⋅ −

=
(D.8)

Y, al representarlo de forma matricial, supondrá un esquema ya
familiar:

|
|
¹
|

\
|
|
|
|
|
¹
|

\
|
+
|
|
¹
|

\
|
|
|
|
|
¹
|

\
|
− −
− −
=
|
|
¹
|

\
|
i
e
i
e
i
e
T
T
C
h
C
h
T
T
C
h
C R C R
C R C
h
C R
T
T
dt
d
'
0
0
'
' ' '
1
' '
1
' '
1
' ' '
1
2
1
2
1
(D.9)

El flujo de calor desde el interior, medido en vatios, sigue la ley de
enfriamiento de Newton (en su versión “convectivo- radiante”):

( ) ( ) ( )
|
|
¹
|

\
|
⋅ +
|
|
¹
|

\
|
⋅ − = ⇒ − ⋅ =
i
e
i i in i i in
T
T
h A
T
T
h A q T T h A q 0 0
2
1
2
(D.10)

Las expresiones D.4 y D.9, por un lado, y D.5 y D.9, por otro, serán
idénticas haciendo:
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 203 -
in
i e ext
i e
Q i
T u T u T u T u
h A
R
h A
R
C C C
R R
=
= = = =

=

=
= =
=
5
int 2 2 1 1
5 1
4 2
3
, , ,
1
,
1
'
'
(D.11)

Esto abre la posibilidad de representar el comportamiento térmico de
muros unidireccionales a partir de circuitos RC, al establecerse un
claro paralelismo entre la ley de Ohm y la ley de Fourier (tabla D.1).



D.2 D.2 D.2 D.2 Determinación del número de capas del muro Determinación del número de capas del muro Determinación del número de capas del muro Determinación del número de capas del muro
equivalente equivalente equivalente equivalente

El circuito eléctrico análogo puede construirse de distintas maneras y
con el número de condensadores y resistencias que se desee. De la
misma forma que con dos condensadores y tres resistencias se obtiene
un muro modelado con tan sólo dos nodos superficiales, a medida que se
aumente el número de condensadores, los resultados serán más exactos
(como ocurriría en modelos numéricos de mallados más finos).

Del anexo C se conoce la respuesta ante solicitaciones periódicas de
un muro de 30 centímetros de espesor de ladrillo ordinario. Se puede
comparar aquel resultado con los devueltos por modelos eléctricos que
utilicen entre uno, tres y cinco condensadores según el programa OrCAD
Capture (figura D.3). En este caso, a partir de un modelo de 4R5C se
puede afirmar que los resultados son aceptables.

Tabla D.1. Cuadro donde se muestra el paralelismo existente entre las magnitudes de un
circuito eléctrico y las magnitudes térmicas de un muro.
CIRCUITO ELÉCTRICO MURO
Intensidad de corriente
eléctrica
s
C
A = Flujo térmico total
s
J
W =

Diferencia de potencial V Diferencia de temperatura K
Resistencia eléctrica
C
s V ⋅
= Ω

Resistencia térmica total
J
s K ⋅

Capacitancia
V
C
F =

Capacidad térmica muro
total K
J

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 204 -

0
2
4
6
8
10
12
14
16
18
210 215 220 225 230 t (h)
Qin (W)
VOLTRA (W) 1 condensador (W) 3 condensadores (W) 5 condensadores (W)


Figura D.3. Comparación entre flujos perdidos a través de un mismo muro, modelado con
circuitos RC de distinto número de condensadores. Circuitos resueltos con OrCAD Capture.


D.3 D.3 D.3 D.3 Identificación de parámetros con CTSM Identificación de parámetros con CTSM Identificación de parámetros con CTSM Identificación de parámetros con CTSM

Llegados a este punto, hay que tomar ciertas decisiones para buscar el
modelo eléctrico equivalente a un muro, eligiendo tanto el número de
capas como de nodos a considerar; el sistema, eso sí, debe estar en
forma de espacio de estado para poder ser introducido en el programa
CTSM.

Para un caso general de m capas y n estados, se propone la
construcción del modelo de espacio de estado con el patrón de la
figura D.4.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 205 -


Figura D.4. Analogía eléctrica de un muro de m capas y n estados. Las capas 1 y m ocupan un
espesor e, mientras que la capa j ocupa un espesor 2e.


Con el cambio de dimensiones análogas dado en la tabla D.1, la matriz
de espacio de estado generada será:

|
|
¹
|

\
|

|
|
|
|
|
|
¹
|

\
|
+
|
|
|
|
|
|
|
|
|
¹
|

\
|

|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
¹
|

\
|
=
|
|
|
|
|
|
|
|
|
¹
|

\
|


− − − − −
+ + + + +
+ −
− − − − −

i
e
n
k
n
n
k
n n n n
n n n n n n
k k k k k k
k k k k k k
k k k k k k
n
n
k
T
T
b
b
b
T
T
T
T
T
a a
a a a
a a a
a a a
a a a
a a a
a a
T
T
T
T
T
dt
d
...
...
...
...
0 0 0 0 0 0 0
0 0 0 0 0 0
0 ... ... ... 0 0 0 0 0
0 0 0 0 0 0
0 0 0 0 0 0
0 0 0 0 0 0
0 0 0 0 0 ... ... ... 0
0 0 0 0 0 0
0 0 0 0 0 0 0
...
...
1
1
2
1
, 1 ,
, 1 1 , 1 2 , 1
2 , 1 1 , 1 , 1
1 , , 1 ,
, 1 1 , 1 2 , 1
3 , 2 2 , 2 1 , 2
2 , 1 1 , 1
1
2
1

(D.12)

De elementos:

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 206 -
- Nodos de la capa exterior:

( )
( ) ( )
( )
2 2 1
3 . 2
2 2 1 1 2 1
2 , 2
1 2 1
1 , 2
1 1
2 , 1
1 1 1
1 , 1
1
1 1
1
1
1 1
R C C
a
R C C R C C
a
R C C
a
R C
a
R C R C
a
e
+
=
+

+
− =
+
=
=
− − =
(D.13)

- Nodos interiores:

( )
( ) ( )
( )
( )
( ) ( )
( )
1 1
2 , 1
1 1 1
1 , 1
1
, 1
1 ,
,
1 ,
1
, 1
1 1 1
1 , 1
1 1
2 , 1
1
1 1
1
2
1
1
2
1
1
1 1
1
+ +
+ +
+ + +
+ +
+
+
+



− − −
− −
− −
− −
+
=
+

+
− =
+
=
=
− =
=
+
=
+

+
− =
+
=
j j j
k k
j j j j j j
k k
j j j
k k
j j
k k
j j
k k
j j
k k
j j j
k k
j j j j j j
k k
j j j
k k
R C C
a
R C C R C C
a
R C C
a
R C
a
R C
a
R C
a
R C C
a
R C C R C C
a
R C C
a
(D.14)

- Nodos de la capa interior:

( )
( ) ( )
( )
m m i m
n n
m m
n n
m m m
n n
m m m m m m
n n
m m m
n n
R C R C
a
R C
a
R C C
a
R C C R C C
a
R C C
a
1 1
1
1
1 1
1
,
1 ,
1
, 1
1 1 1
1 , 1
1 1
2 , 1
− − =
=
+
=
+

+
− =
+
=



− − −
− −
− −
− −
(D.15)

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 207 -
Los elementos de la matriz columna asociados a las condiciones de
contorno son:

i m
n
k
e
R C
b
n k b
R C
b
1
1 ... 3 , 2 , 0
1
1
1
=
− = =
=
(D.16)

Por último, la salida (medida en m W ) del sistema será:

( )
|
|
¹
|

\
|
|
|
¹
|

\
|
+
|
|
|
|
|
|
|
|
|
¹
|

\
|
|
|
¹
|

\
|
− = ⇒

=

i
e
i
n
n
k
i
in
i
n i
in
T
T
R
T
T
T
T
T
R
q
R
T T
q
1
0
...
...
1
... 0
1
2
1
(D.17)

La relación de los parámetros utilizados con las propiedades térmicas
de cada capa, para un área de muro A, y distancia entre nodos e ,
será:

A e Cp
C
A R
e
j
j
j
j
j
⋅ ⋅
⋅ ⋅
=

=
3600 2
ρ
λ
(D.18)

El calor específico de cada material,
i
Cp , puede fijarse en 1000
( ) K kg J ⋅ dejando las densidades como parámetros a calcular (a efectos
de inercia térmica, sólo hay dependencia del producto
i i
Cp ⋅ ρ ).


Comparación entre mode Comparación entre mode Comparación entre mode Comparación entre modelos según número de capas y estados los según número de capas y estados los según número de capas y estados los según número de capas y estados

Queda pendiente decidir qué modelo será el más idóneo para adoptar en
el modelo de muro equivalente (número de capas y de estados que lo
forman). Se utilizará el muro equivalente al puente térmico planteado
en la simulación 5 del anexo C. Con el programa CTSM se configurarán
un abanico de distintos espacios de estado que constituyan una muestra
suficientemente significativa. La exactitud de los resultados (figura
D.5) y la facilidad de operación (en muchos casos es compleja la
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 208 -
selección de los valores iniciales de los parámetros), serán tenidas
en cuenta para la elección del modelo.

0
2
4
6
8
10
12
14
16
1 6 11 16 21
t ( h)
Qin (W/m)
Modelo real VOLTRA Modelo de 1 capa 2 estados EnergyPlus
Modelo de 2 capa 3 estados EnergyPlus Modelo de 3 capa 5 estados EnergyPlus
Modelo de 3 capa 8 estados EnergyPlus Modelo de 3 capa 11 estados EnergyPlus


Figura D.5 Comparación entre los flujos perdidos a través de muros equivalentes a un mismo
puente térmico, según el número de capas y estados.


Tras observar los resultados, se confirma el hecho de que un modelo de
cinco estados puede aproximar con precisión el comportamiento de un
puente térmico, además de resultar relativamente fácil de identificar
(no suele necesitar más de dos ajustes de condiciones iniciales).
Representa un compromiso entre los modelos inferiores (claramente
deficientes) y los modelos con un gran número de estados, con los que
CTSM no trabaja bien. En [1], además, se comenta que con tres capas la
experiencia indica que se obtienen los mejores resultados.





Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 209 -
Algunas consideraciones en el proceso de identificación Algunas consideraciones en el proceso de identificación Algunas consideraciones en el proceso de identificación Algunas consideraciones en el proceso de identificación

Para encontrar con éxito los parámetros de estas capas, hay algunos
detalles operativos en el manejo del programa CTSM que simplifican el
proceso. En principio, se puede intentar acometer la identificación
sin ningún análisis previo, pero es probable que no se llegue a buen
puerto. En el manual del programa, ver [4], se recogen los mensajes de
error más frecuentes y sus posibles causas. Habitualmente casi todo se
soluciona variando los valores iniciales y los máximos y mínimos,
tanto en los estados como en los parámetros. Conviene, en este
sentido, proceder de la siguiente forma:

- Simular primero con un modelo de dos estados y una capa (3R2C). El
valor de la resistencia del muro (en el caso de que se opte por ese
parámetro) es conocido, puesto que se puede obtener del análisis
estacionario. Un margen grande para el parámetro capacitivo no suele
dar problemas, y la identificación se realizará de forma inmediata.

- Conocido el orden de magnitud de los dos parámetros del modelo 3R2C,
se pueden utilizar para acotar los valores de los parámetros de
capacidad y resistencia de las capas que forman el muro multicapa
definitivo y para fijar los valores iniciales en el primer intento.

- Las temperaturas superficiales y las temperaturas entre dos capas
deberían tener valores iniciales escalados entre las dos temperaturas
media de contorno. El valor de la temperatura
n
T es conocido en todo
momento:

in i i n
i
n i
in
q R T T
R
T T
q ⋅ − = ⇒

= (D.19)

- El número de evaluaciones de la función objetivo puede aumentarse
hasta un máximo de 1000. En el caso de que se alcance ese número,
conviene introducir como nuevos valores iniciales aquellos
correspondientes al último análisis provisional.

- Si tras los resultados obtenidos con supuesto éxito, la desviación
estándar del valor de los parámetros es de un orden de magnitud
cercano al orden de magnitud de éstos o, por ejemplo, los valores de
las temperaturas iniciales supuestas no han variado (en [4] se
describen otros indicadores), será necesario comenzar de nuevo el
proceso. Si se pasaran por alto estos detalles, en la simulación
aparecería un ajuste mediocre. Es interesante comprobar siempre que el
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 210 -
muro equivalente está bien calculado antes de introducirlo en
EnergyPlus.

Por último, sólo quedaría añadir que una vez identificados los
parámetros de un muro equivalente correspondiente a un puente térmico
determinado, acometer la identificación de modelos semejantes en
condiciones de contorno próximas suele presentar menos problemas, pues
se pueden utilizar los valores calculados del primero como valores
iniciales en el segundo proceso.


D.4 D.4 D.4 D.4 Cambios en las Cambios en las Cambios en las Cambios en las condiciones de contorno condiciones de contorno condiciones de contorno condiciones de contorno

Se han impuesto tantas hipótesis de partida que puede surgir la duda
sobre la sensibilidad del modelo equivalente ante cambios en sus
condiciones de contorno. Para realmente comprobar la robustez del
método se utilizarán dos ejemplos prácticos que se someterán a
diferentes cambios en sus parámetros de diseño.



Figura D.6. Puente térmico tipo P+C (VOLTRA).

En los primeros análisis, se identificará el muro equivalente a un
puente térmico formado en una esquina con pilar, de la forma mostrada
en la figura D.6. Sus parámetros aparecen definidos en el anexo E
(“muro exterior” y “pilar”) y el muro equivalente se ha obtenido a
partir de condiciones de contorno habituales (tabla D.2).

T
i
(ºC)
T
e_media

(ºC)
Amplitud T
e
(ºC)
Desfase
T
e
(h)
Periodo
(h)
( )
K m
W
e
h
2
( )
K m
W
i
h
2

20 12,52 7,20 0 24 25 7,69

Tabla D.2. Condiciones de contorno en todas las simulaciones.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 211 -
0
2
4
6
8
10
12
14
16
18
20
218 222 226 230 234 238 t (h)
Qin (W/m)
Puente R+C Real
Puente R+C Equivalente
Te (ºC)
Aunque en el capítulo 6 se comenta otra manera de considerar los
puentes térmicos que forman esquina, en este caso se modelará con un
solo muro equivalente, calculado mediante el proceso y las
consideraciones presentadas en el apartado anterior. Los parámetros de
las capas de este muro se recogen en la tabla D.3. En la figura D.7 (a
partir de este apartado, todas las representaciones gráficas hacen
referencia al flujo extra debido a un puente térmico, medido en vatio
por metro) queda reflejado que el ajuste conseguido con este modelo es
bueno, con un error en el flujo medio del 0,02% y en la amplitud del
2,25%.





Propiedades Tipo P+C
Ancho (cm) 35,5
1
ρ ( )
3
/ m kg 16743,3
2
ρ ( )
3
/ m kg 3953,7
3
ρ ( )
3
/ m kg 518,1
1
λ ( ) ( ) K m W ⋅ 2,284
2
λ ( ) ( ) K m W ⋅ 1,198
3
λ ( ) ( ) K m W ⋅ 0,623

Tabla D.3. Parámetros del muro equivalente.




Figura D.7. Comparación entre el modelo real y el
modelo equivalente de un puente térmico tipo P+C.

D.4.1 Muro equivalente ante un flujo impuesto D.4.1 Muro equivalente ante un flujo impuesto D.4.1 Muro equivalente ante un flujo impuesto D.4.1 Muro equivalente ante un flujo impuesto

En el caso de imponer un flujo de calor variable en las condiciones de
contorno exteriores (de perfil ASHREA clearday generado por
EnergyPlus, para un edificio a siete metros de altura, latitud 36,7º,
longitud -4,5º, orientación norte y zona horaria 1), ambos modelos
responden igual (figura D.8). La tabla D.4 compara los resultados del
modelo además con el caso anterior; llama la atención que no afecta en
absoluto a los errores cometidos (las señales no son sinusoidales,
pero los parámetros de flujo medio y amplitud de señal periódica son
válidos para comparar señales).
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 212 -



Modelo
Equivalente
Modelo
Real
Error relativo
(%)
Q
in
medio (W/m) 7,464 7,466 0,023
Amplitud Q
in
(W/m) 1,483 1,516 2,245
Q
in
medio con sol
(W/m)
7,037 7,035 0,023
Amplitud Q
in
con sol
(W/m)
1,503 1,470 2,198

Tabla D.4. Comparación entre el modelo real y el modelo equivalente de un puente
térmico tipo P+C con y sin exposición a la radiación solar.

0
5
10
15
20
25
30
35
1 5 9 13 17 21
t (h)
Qin (W/m)
Puente P+C Real Sol Puente P+C Equivalente Sol
Te (ºC) Radiación (W/m^2)


Figura D.8. Comparación entre el modelo real y el modelo equivalente de un
puente térmico tipo P+C sometido a radiación solar.


D.4.2 Muro equivalente ante D.4.2 Muro equivalente ante D.4.2 Muro equivalente ante D.4.2 Muro equivalente ante c cc cambio ambio ambio ambios ss s en en en en la la la la frecuencia frecuencia frecuencia frecuencia de la de la de la de la
temperatura exterior temperatura exterior temperatura exterior temperatura exterior

El perfil sinusoidal de periodo 24 horas es una simplificación
evidente de la evolución de la temperatura exterior diaria. No
obstante, es suficientemente representativa y cubre una de las
frecuencias fundamentales con las que varían las condiciones
climáticas (periodo de rotación terrestre). En este apartado se
estudiará el comportamiento del muro equivalente ante flujos que
siguen periodos no circadianos.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 213 -

0
5
10
15
20
8010 8040 8070 8100 t (min)
Qin (W/m)
Puente R+C Real
Puente R+C Equivalente
Te (ºC)


-12
-8
-4
0
4
8
12
16
20
0 48 96 144 192 240 288
t (h)
Qin (W/m)
Puente R+C Real
Puente R+C Equivalente
Te (ºC)

Figura D.9. Perfil del flujo de calor a través de un muro equivalente a un puente térmico tipo
P+C sometido a temperaturas exteriores de perfil sinusoidal y que varían en frecuencias (periodos de
1 hora, 6 horas, 1 semana y 1 mes, ordenados de izquierda a derecha y de arriba a bajo).

El periodo de una hora se ha utilizado como representación de procesos
que impliquen cambios rápidos de temperatura. Con una frecuencia de
cuatro ciclos por día se pueden reproducir fenómenos relacionados con
las horas de luz o la intensidad en la actividad de un local. Las olas
de frío o calor duran varios días, así que con la frecuencia semanal
se ha pretendido cubrir la oscilación que experimentan las
temperaturas debida a fenómenos de este tipo (figura D.9). Los
0
2
4
6
8
10
12
14
16
18
20
720000 730000 740000 t (min)
Qin (W/m)
Puente R+C Real
Puente R+C Equivalente
Te (ºC)
-12
-8
-4
0
4
8
12
16
20
100 110 120 130 140
t (días)
Qin (W/m)
Puente R+C Real
Puente R+C Equivalente
Te (ºC)
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 214 -
periodos mensual y anual se asocian a los efectos del cambio de
estación, y también serán simulados (figuras D.9 y D.10).

El comportamiento del muro equivalente es muy preciso con todas las
frecuencias analizadas; para grandes frecuencias de oscilación, la
onda se amortigua tanto que prácticamente supondrá un flujo constante
en ambos casos, sin apenas error (0,028%). En señales con periodos
grandes, los modelos tienen también la misma capacidad de respuesta y
el error en flujo medio se mantiene constante en un 0,02% (figura
D.10).

-12
-8
-4
0
4
8
12
16
20
500 600 700 800 900
t (días)
Qin (W/m)
Puente R+C Real Puente R+C Equivalente Te (ºC)


Figura D.10. Perfil del flujo de calor a través de un muro equivalente a un puente térmico
tipo P+C sometido a temperaturas exteriores de perfil sinusoidal y periodo anual.


D.4.3 Muro equivalente sometido a temperaturas D.4.3 Muro equivalente sometido a temperaturas D.4.3 Muro equivalente sometido a temperaturas D.4.3 Muro equivalente sometido a temperaturas reales reales reales reales

En el caso de que las condiciones de contorno fuesen más realistas, en
donde exteriormente la temperatura evoluciona con un cierto rizado y
perfil no sinusoidal, y en donde la temperatura interior oscila
entorno al valor de consigna, el modelo también responde correctamente
(figura D.11).

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 215 -
0
5
10
15
20
0 50 100 150 200 250 300 t (h)
Qin (W/m)
Puente P+C Real Puente P+C Equivalente Te (ºC) Ti (ºC)

Figura D.11. Perfil del flujo de calor a través de un muro equivalente a un puente térmico
tipo P+C sometido a temperaturas exteriores reales medidas en [5].


D.4.4 Muro equivalente D.4.4 Muro equivalente D.4.4 Muro equivalente D.4.4 Muro equivalente ante un cambio de régimen de invierno ante un cambio de régimen de invierno ante un cambio de régimen de invierno ante un cambio de régimen de invierno
a verano a verano a verano a verano

Por último, es interesante observar cómo se enfrentará el modelo a un
cambio en la temperatura exterior tal que varíe el régimen de
climatización del local. Este cambio se modelará como aparece en la
figura D.12. La gráfica demuestra que el nuevo perfil de temperaturas
no afecta en ningún sentido al buen comportamiento del modelo
equivalente.

-10
-5
0
5
10
15
20
25
30
1 25 49 73 97 121 145 169 193 217 t (h)
Qin (W/m)
Puente P+C Real Puente P+C equivalente Te (ºC)

Figura D.12. Perfil del flujo de calor a través de un muro equivalente a un puente
térmico tipo P+C sometido a un cambio de régimen de calefacción hacia régimen de verano.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 216 -
D.4.5 Muro equivalente ante una variación de las resistencias D.4.5 Muro equivalente ante una variación de las resistencias D.4.5 Muro equivalente ante una variación de las resistencias D.4.5 Muro equivalente ante una variación de las resistencias
superficiales superficiales superficiales superficiales

Para este último apartado se tomará un puente térmico tipo R (figura
D.13), formado por el encuentro entre un muro (tipo “muro exterior”,
ver anexo E) y una cubierta (tipo “cubierta”, ver anexo E). Los
parámetros de las capas del muro equivalente calculados con CTSM se
muestran en la tabla D.5. La temperatura exterior variará con respecto
a los casos anteriores, siendo su perfil:

( )
C
t
T
e
º
24
5 , 9 2
sin 26 , 5 6 , 7
|
¹
|

\
| − ⋅
⋅ + =
π


El muro tiene un área de 0,255 m
2
. El espesor es de 20 centímetros.


Propiedades Tipo R
Ancho (cm) 25,5
1
ρ ( )
3
/ m kg 110,1
2
ρ ( )
3
/ m kg 666,3
3
ρ ( )
3
/ m kg 7233,9
1
λ ( ) ( ) K m W ⋅ 0,285
2
λ ( ) ( ) K m W ⋅ 0,945
3
λ ( ) ( ) K m W ⋅ 0,299

Tabla D.6. Propiedades de las capas del
muro equivalente al puente térmico de
la figura D.13.



Figura D.13. Puente térmico tipo R (VOLTRA).

Se alterarán los coeficientes convectivo- radiantes en el modelo real
y en su equivalente para analizar cuán sensible es el método a cambios
en las resistencias superficiales. Partiendo de los valores típicos
( 04 , 0 =
e
R ( ) W K m ⋅
2
y 13 , 0 =
i
R ( ) W K m ⋅
2
), en la figura D.14 se dibuja el
ajuste que se consigue con este muro equivalente. El error cometido en
estado estacionario es del 0,025%; el error en amplitud es de un
4,33%.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 217 -
0
2
4
6
8
10
12
14
1 5 9 13 17 21 t (h)
Qin (W/m)
Puente R Real
Puente R Equivalente
Te (ºC)


Figura D.14. Comparación entre el modelo real y el
modelo equivalente de un puente térmico tipo R.

Al igual que se comentó en el caso anterior, existe un modo más
interesante de modelar puentes térmicos con dos orientaciones a partir
de dos muros equivalentes distintos. El error, operando de esa forma,
podría reducirse a un 0,5% (véase capítulo 5).

Se comenzará alterando
i
h utilizando aquellos valores que aconseja la
norma ISO 10211 para los diferentes escenarios de cálculo. Para
situaciones en las que haya muebles en contacto con la pared interior
( 04 , 0 =
e
R ( ) W K m ⋅
2
y 5 , 0 =
i
R ( ) W K m ⋅
2
), la comparación quedará (figura
D.15):
0
2
4
6
8
10
12
14
0 30000 60000
t (min)
Qin (W/m)
Puente R Real
Puente R Equivalente
Te (ºC)

Figura D.15. Comparación entre el modelo real
y el equivalente de un puente térmico tipo R.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 218 -
A diferencia del resto de pruebas realizadas anteriormente, el modelo
equivalente sí es sensible al cambio de las resistencias
superficiales. En este caso, se sobreestimarán las pérdidas de flujo
medio en un 12,58%.

En los casos en los que se simule el puente según los coeficientes
propios de zonas inferiores ( 333 , 0 =
i
R ( ) W K m ⋅
2
) o superiores
( 25 , 0 =
i
R ( ) W K m ⋅
2
) en el local, también hay un cambio asimétrico de
condiciones de contorno, y se aprecia en las gráficas de la figura
D.16 cómo se distancian los resultados. En el primer caso, el error
entre flujos medios es de 7,02%, y, en el segundo, 4,26%.


0
2
4
6
8
10
12
14
0 30000 60000
t (min)
Qin (W/m)
Puente R Real
Puente R Equivalente
Te (ºC)

Figura D.16. Comparación entre el modelo real y el modelo equivalente de un puente térmico tipo R
sometidos a condiciones convectivo- radiantes distintas: para zonas inferiores (izquierda) y superiores
(derecha) de un local.


Si la resistencia interior es menor que la de diseño, por ejemplo
05 , 0 =
i
R ( ) W K m ⋅
2
, hay un cambio de signo del error (de valor 3,58% en
flujo medio).
0
2
4
6
8
10
12
14
0 30000 60000
t (min)
Qin (W/m)
Puente R Real
Puente R Equivalente
Te (ºC)
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 219 -

0
5
10
15
20
25
30
0 4 8 12 16 20 24
t (min)
Qin (W/m)
Puente R Real
Puente R Equivalente
Te (ºC)

Figura D.17. Comparación entre el modelo real y el
modelo equivalente de un puente térmico tipo R con
una resistencia superficial interna menor que la de diseño.

Por último, queda por analizar qué ocurre en los casos en que ambos
coeficientes varían proporcionalmente. En la figura D.18 se comparan
las situaciones en las que, por un lado se duplican los valores de las
dos resistencias superficiales ( 08 , 0 =
e
R ( ) W K m ⋅
2
y 26 , 0 =
i
R ( ) W K m ⋅
2
) y
por otro se reducen a la mitad ( 02 , 0 =
e
R ( ) W K m ⋅
2
y y y y 065 , 0 =
i
R ( ) W K m ⋅
2
).

0
2
4
6
8
10
12
14
0 30000 60000
t (min)
Qin (W/m)
Puente R Real
Puente R Equivalente
Te (ºC)

Figura D.18. Comparación entre el modelo real y el modelo equivalente de un puente térmico
tipo R tras variar las resistencias superficiales: valor doble (izquierda) y valor mitad (derecha) .
0
2
4
6
8
10
12
14
0 30000 60000
t (min)
Qin (W/m)
Puente R Real
Puente R Equivalente
Te (ºC)
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 220 -

En el primer caso el cambio es muy evidente, llegando el error en la
amplitud hasta el 76,23% y el desfase a las tres horas. En el segundo
caso las diferencias se atenúa claramente (error medio, 0,77%; error
en la amplitud, 16,47%). Como tendencia a destacar hay que mencionar
en este caso, que se penaliza más el aumento del valor de las
resistencias superficiales, lo cual es lógico; ocurrirá un proceso
análogo si se añaden nuevas capas en los muros. Esto es de vital
importancia en general a la hora de establecer los criterios de
identificación de modelos equivalentes y, en concreto, en aquellos
puentes situados en zonas con convectividad reducida, o bajo nivel de
intercambio radiante de larga longitud de onda.

En resumen, la variación de temperatura de contorno cambia el patrón
de comportamiento del modelo hasta el punto de que dejan de ser
equivalentes incluso en régimen estacionario. Para que el muro
equivalente sea independiente de las temperaturas de contorno, debería
modelarse a partir de la transmitancia medida de superficie a
superficie, esto es, siendo las temperaturas superficiales las nuevas
entradas en CTSM. El problema estriba en que los puentes térmicos se
caracterizan por la gran gama de temperaturas medidas en sus
superficies, con lo que ese modelado sería complejo de realizar.


D.5 Conclusiones D.5 Conclusiones D.5 Conclusiones D.5 Conclusiones

En este anexo se consigue lo que en el anterior sólo se intuía: es
posible, gracias a herramientas informáticas como CTSM, identificar los
parámetros de un muro para que reproduzca el comportamiento dinámico de
un puente térmico. El manejo de este tipo de programas no es inmediato
pero sí sencillo una vez se haya adquirido un mínimo de práctica, y,
aunque el éxito en la identificación depende de los valores de partida
escogidos (a veces hay poco margen de elección), se han descrito
ciertas técnicas que facilitan el proceso.

Una vez se haya comprobado que las señales se ajustan razonablemente
bien (los errores máximos permitidos serán el 1% en flujo estacionario
y el 5% en amplitud; el desfase entre señales no debería superar la
media hora), este anexo ha sometido a ambos modelos a cambios en sus
hipótesis de partida.

No hay diferencia alguna a efectos de errores, entre considerar o no un
flujo de calor impuesto (tipo solar, o a partir de cualquier fuente de
radiación de corta longitud de onda). De igual modo, los cambios en la
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 221 -
frecuencia en la oscilación de la temperatura exterior no son ningún
inconveniente para que el modelo equivalente siga respondiendo con la
exactitud de la respuesta bajo las hipótesis de diseño. Este abanico
de frecuencias permite construir señales realistas, ante las cuales
queda garantizado, por el principio de superposición, que el modelo
equivalente mantenga su precisión.

Las últimas simulaciones, en donde se han variado las resistencias
superficiales en el muro equivalente según valores característicos,
revelan que el modelo sí es sensible a cambios en los coeficientes
convectivo- radiantes, sobre todo cuando éstos disminuyen. Un estudio
pormenorizado de estos coeficientes que devuelva valores
suficientemente realistas se antoja imprescindible.


D.6 Bibliografía D.6 Bibliografía D.6 Bibliografía D.6 Bibliografía

[1] Carpenter, S. “Advances in modelling thermal bridges in building
envelopes”. Enermodal Engineering Limited, Kitchener, ON, Canada.
2001.

[2] Domínguez, C. García, F. González, José Mª Arias. Importancia de
la capacidad térmica en la resistencia al paso del calor en los
cerramientos. M. Instituto del Frío. 2004.

[3] Xinhua Xu *, Shengwei Wang. “Optimal simplified thermal models of
building envelope based on frequency domain regression using genetic
algorithm”. Department of Building Services Engineering, The Hong
Kong Polytechnic University, Kowloon, Hong Kong, China.

[4] Kristensen, N. R., Madsen, H. CTSM 2.3 User’s Guide. Technical
University of Denmark. 2003.

[5] Molina Gómez, J. C. “Aplicación experimental del método Pstar
para la caracterización del comportamiento térmico en viviendas
residenciales”. Departamento de Máquinas y Motores Térmicos. ETSII,
Málaga. 2008.
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 222 -
Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 223 -









ANEXO E

PARÁMETROS DE LOS MATERIALES PARÁMETROS DE LOS MATERIALES PARÁMETROS DE LOS MATERIALES PARÁMETROS DE LOS MATERIALES
EMPLEADOS EMPLEADOS EMPLEADOS EMPLEADOS


Las tablas siguientes recogen los parámetros de los materiales
empleados en el capítulo 5 y el orden en el que estas capas están
dispuestas en cada elemento de la envolvente térmica del edificio
ejemplo estudiado.



Espesor (cm) 2 10
Resistencia térmica (m
2
· K/W) 0.17 0,18

Tabla E.1. Cámaras de aire.



Propiedades
Medio
pie LHD
Medio
pie
catalán
Ladrillo
HD (4cm)
Baldosa
de gres
Teja
cerámica
Rugosidad Rugoso Rugoso Rugoso Rugoso Rugoso
Espesor (m) 0,115 0,14 0,04 0,02 0,01
Conductividad (W/(m· K)) 0,435 0,695 0,444 2,3 1
Densidad (kg/m
3
) 920 1140 1000 2500 2300
Calor específico (J/(kg· K)) 1000 1000 1000 1000 800
Absortividad térmica 0,9 0,9 0,9 0,9 0,9
Absortividad solar 0,65 0,65 0,65 0,65 0,65
Absortividad visible 0,65 0,65 0,65 0,65 0,65

Tabla E.2. Ladrillos, baldosas y tejas.

Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 224 -
Propiedades
Junta de
ventanas
Poliuretano
proyectado
Fibra
de
vidrio
Capa
de
arena
Mortero
cemento
Enfoscado
mortero
cemento
Placa de
yeso o
escayola
750<d<900
Rugosidad Rugoso Muy rugoso
Muy
rugoso
Rugoso Rugoso Rugoso Rugoso
Espesor (m) 0,01 0,035 0,02 0,02 0,02 0,015 0,015
Conductividad
(W/(m· K))
0,13 0,032 0,04 2 0,6 0,6 0,25
Densidad (kg/m
3
) 1100 30 20 1450 1800 1800 825
Calor específico
(J/(kg· K))
2100 1000 1000 1050 1000 1000 1000
Absortividad
térmica
0,9 0,9 0,9 0,9 0,9 0,9 0,9
Absortividad solar 0,65 0,5 0,5 0,65 0,65 0,65 0,65
Absortividad
visible
0,65 0,5 0,5 0,65 0,65 0,65 0,65

Tabla E.3. Puertas, aislamientos, rellenos, morteros y enfoscados.




Propiedades
Forjado
unidireccional
con semi-
vigueta
Forjado
unidireccional
con vigueta y
bovedilla
aligerada
Pilar
Hormigón
limpieza
Rugosidad Rugoso Rugoso Rugoso Rugoso
Espesor (m) 0,3 0,3 0,25 0,1
Conductividad
(W/(m· K))
0,94 1,154 2 2
Densidad (kg/m
3
) 1110 1090 2450 2450
Calor específico
(J/(kg· K))
1000 1000 1000 1000
Absortividad térmica 0,9 0,9 0,9 0,9
Absortividad solar 0,65 0,65 0,65 0,65
Absortividad visible 0,65 0,65 0,65 0,65

Tabla E.4. Hormigones y forjados.










Modelado de Puentes Térmicos en la Simulación Térmica de Edificios
Alfonso García Gil. ETSII (Málaga) - 225 -
Nombre
Muro
exterior
Medianería Suelo vivienda Cubierta
Capa
exterior
Enfoscado
mortero
cemento
Placa de yeso o
escayola
750<d<900
Hormigón limpieza Teja cerámica
Capa 2
Medio pie
LHD
Medio pie catalán
Forjado
unidireccional con
vigueta y bovedilla
aligerada
Mortero cemento
Capa 3
Enfoscado
mortero
cemento
Placa de yeso o
escayola
750<d<900
Capa de arena Ladrillo HD (4cm)
Capa 4
Poliuretano
proyectado
Mortero cemento Aire (10cm)
Capa 5 Aire (2cm) Baldosa de gres Fibra de vidrio
Capa 6
Ladrillo HD
(4cm)

Forjado
unidireccional con
semi-vigueta
Capa 7
Placa de yeso
o escayola
750<d<900
(0.015)

Placa de yeso o
escayola

Tabla E.5. Composición de los cerramientos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful