You are on page 1of 17

EL PERFIL DEL DISCIPULO MISIONERO PARA LA NUEVA

EVANGELIZACIÓN
Padre Dimas Acuña

C

on alegría he aceptado participar de este encuentro, el

cual tiene un profundo significado para nuestra Iglesia
particular, porque se trata de una renovación de nuestra vida
como discípulos en la tarea de la Evangelización. Saludos a
todos los presentes abrazándolos con mi corazón, colocando
en manos de Dios este encuentro. Suplicando la presencia del
Espíritu Santo nos guie.
Inicio esta disertación, citando el documento, que fue
entregado como un regalo de Dios a todos nosotros El 24 de
noviembre de 2013, al clausurar el Año de la Fe. El Papa
Francisco presentó una exhortación apostólica que tiene por
título Evangelii Gaudium (La alegría del Evangelio), dirigida “a
los fieles cristianos para invitarlos a una nueva etapa
evangelizadora marcada por esa alegría, e indicar caminos
para la marcha de la Iglesia en los próximos años” (EG 1).Se
trata de un texto magistral, al cual debemos recurrir para
trazar el perfil del discípulo misionero. En la introducción, el
santo Padre nos invita a participar de la Alegría que se
renueva y se comunica (2-8): aquí el Papa brinda un rico
resumen de la centralidad que la alegría tiene en el Evangelio
y en la Biblia y que surge del encuentro con Jesús y la
presenta como respuesta ante “el gran riesgo del mundo
actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo”, que
“es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y
avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de

1

Amistad significa comunión de pensamiento y de voluntad. Y esta comunión de pensamiento no es algo meramente intelectual. Me preguntaba cómo puede surgir ese encuentro con el Señor que nos lleve efectivamente a tener el corazón lleno de esa fuerza que procede del corazón del Padre?. Los evangelistas nos dicen que el Señor en muchas ocasiones -durante noches enterasse retiraba "al monte" para orar a solas. (n° 29) 2 . y por tanto también del obrar. encontré lo siguiente que nos ayudará ir dilucidando ese perfil del discípulo misionero: “Por esta amistad debemos comprometernos cada día de nuevo. Eso significa que debemos conocer a Jesús de un modo cada vez más personal. escuchándolo. También nosotros 1 El documento de Aparecida. como nos dice san Pablo en la carta a los Filipenses (cf. estando con él. En esta comunión de pensamiento con Jesús debemos ejercitarnos. a quien reconocemos como el Hijo de Dios encarnado y redentor. a tal pregunta debía dar razón basándome en lo que la Iglesia nos transmite. debe ser oración. que se convierte en feliz amistad. que serena el corazón y capacita para anunciar la buena noticia del amor de Dios. La lectura de la sagrada Escritura es oración. dice al respecto: «la alegría que hemos recibido en el encuentro con Jesucristo. 2-5). viviendo con él. debe brotar de la oración y llevar a la oración. deseamos que llegue a todos los hombres y mujeres heridos por las adversidades…la alegría del discípulo no es un sentimiento de bienestar egoísta sino la certeza que brota de la fe. Debemos razonar y reflexionar.la conciencia aislada” (EG 2). somos rescatados de nuestra conciencia aislada y de la autorreferencialidad” (EG 8). “Sólo gracias a ese encuentro 1 —o reencuentro— con el amor de Dios. es decir. sino espiritual. Debemos escucharlo en la lectio divina. así fue como en las palabras del Papa Benedicto XVI. Flp 2. sino también una comunión de sentimientos y de voluntad. leyendo la sagrada Escritura de un modo no académico. Así aprendemos a encontrarnos con el Jesús presente que nos habla. en sus palabras y en su manera de actuar. delante de él y con él.

(Bajo que aspecto se presentará la Iglesia en el año 2000? Joseph Ratzinger). «Fe y Futuro». se hace necesario así ese encuentro personal con nuestro Señor Jesucristo y. La Iglesia particular de Barranquilla. La nueva evangelización para la transmisión de la fe (1418): En nuestra diócesis existe una organización pastoral y una riqueza en el laicado como lo ha expresado nuestro querido arzobispo en diversas ocasiones. Sólo así se desarrolla la amistad2. porque en primer momento Él nos llamó para que estuviéramos con El (Mc 3. especialmente a ser hombres de la Memoria. que solo se pueden esclarecer si se abarca con la mirada un tramo mayor de camino y uno no se cierra ingenuamente en el hoy3. La dulce y confortadora alegría de evangelizar (9-13): aquí el Papa señala la alegría que trae al creyente la evangelización y cómo el Evangelio es una eterna novedad. 90-106 3 . Entendiendo lo que dice el Papa Francisco. es la que necesita antes que nada un verdadero discípulo. acoge. porque efectivamente es en los acontecimientos donde se muestra o se revela Dios: una mirada retrospectiva al pasado y. hace suya las palabras efectivas del papa. el monte de la oración.13). nos lleva a la : II. Homilia pronunciada el 13 de abril 2006. 3 Josept Ratzinger. III.necesitamos retirarnos a ese "monte". es decir “insertados en la realidad histórica de nuestros pueblos”. Este encuentro personal con él. invitando a confiar en la primacía de la gracia de Dios y no en las propias fuerzas y a ser evangelizadores “memoriosos” (EG 13). para luego ir a predicar venciendo las fuerzas del mal. desde ahí. Esta amistad. segundo: esa mirada profunda de lo histórico. el monte interior que debemos escalar. deseamos renovar ese encuentro personal con nuestro 2 Benedicto XVI. la reflexión sobre las posibilidades y las tareas de lo venidero. así de esta manera podemos entrar en la dinámica de la “nueva Evangelización”.

fructificar y festejar” (EG 24). Lo anterior nos lleva a un proceso de conversión serio. La salida nos pide un cambio de mentalidad. el cual el discípulo debe tener en cuenta para llegar a ser ese misionero que la Iglesia necesita en estos momentos concretos de nuestra historia. Así. de las siete propuestas que aparecen en el documento se basa el perfil: 1. Es todo un programa que exige de nuestra parte una entrega generosa al Señor. el Papa exhorta a cada cristiano y cada comunidad a “salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio” (EG 20). en la asimilación de una pastoral en conversión. los artistas y especialmente a través de estos eventos. así entramos. Una Iglesia en salida. 1. Lo percibo en nuestra propia realidad. Por eso vuelvo al documento. El encuentro íntimo con Jesús lleva a una “intimidad itinerante” y es una “comunión misionera” y propone el Papa un esquema en varios pasos para esa salida de sí: “Primerear. para tal conversión recuerda a Pablo VI y al Concilio Vaticano II que enseñan que la renovación de la Iglesia se 4 .Señor Jesucristo y así de esta forma continuar en esa transformación del tejido social de nuestra realidad. en los cuales los agentes de evangelización se hacen presente. acompañar. Pastoral en conversión (25-33): el Papa reconoce que no se puede “dejar las cosas como están” y pide a todas las comunidades una “conversión pastoral y misionera” (EG 25). 19-20). el cual de una manera sabia nos invita una transformación misionera después de todo el análisis de lo anterior: el Papa propone para que la Iglesia se coloque toda ella en clave misionera en respuesta al mandato de Jesús (Mt 28. El primer aspecto del perfil del discípulo misionero es: participar de esta salida (20-24): con el modelo de Jesús y los Apóstoles. precisamente para profundizar en las experiencias de fe. cuando la misma Iglesia sale al dialogo con los empresarios. involucrarse.2.

1. que se manifiesta en la fe que obra por el amor (EG 37. (34-39): luego de señalar que la Iglesia tiene que “convertirse”. las diócesis. Desde el corazón del Evangelio. el Obispo y el Papado. Se refiere a la jerarquía de verdades en la doctrina católica (EG 36) y también a la jerarquía de las virtudes. pasa revista a algunos aspectos de esa renovación para la parroquia. hermosura y atractivo” a todos los contenidos de la fe (EG 34).Acompañar con misericordia en “La misión que se encarna en los límites humanos” (40-45): en la misión. el Papa se detiene a explicar cómo la evangelización debe presentar “el núcleo esencial del Evangelio” que otorga tres aspectos: “sentido. teológico y pastoral que enriquecen a la Iglesia y desarrollan mejor la inagotable riqueza del Evangelio (EG 40) y se detiene en la importancia del lenguaje para que el anuncio del Evangelio y su belleza sea mejor percibida por todos. con cita de Santo Tomás de Aquino). Refiere a algunas costumbres propias de la Iglesia que no están directamente ligadas al núcleo del Evangelio y que pueden ser revisadas y también a algunos preceptos eclesiales (EG 43). El Papa escribe teniendo presente que hoy ante “la velocidad de las comunicaciones y la selección interesada de contenidos que realizan los medios. Pide entonces que no mutilemos la integralidad del mensaje del Evangelio.3. el Papa señala por un lado la existencia de distintas líneas de pensamiento filosófico. los movimientos e instituciones eclesiales. el mensaje que anunciamos corre más que nunca el riesgo de aparecer mutilado” (EG 34). horarios.realiza en fidelidad a la propia vocación (EG 26) y quiere que esa renovación alcance todo: costumbres.4. Pone especial énfasis en la importancia de 5 . señalando la principalidad de la ley nueva que está en la gracia del Espíritu Santo. estilos. 1. Así. lenguaje y toda estructura (EG 27).

como de las tentaciones propias de los agentes evangelizadores. el Papa señala que quiere una Iglesia “de puertas abiertas”.El discípulo Misionero: un hombre que enfrenta el mundo. “No a un dinero que gobierna en lugar de servir (57-58)”. en la que se pide la participación efectiva del discípulo misionero. en dos apartados en el capítulo II el Papa realiza un agudo diagnóstico tanto de la cultura que condiciona la actividad evangelizadora. Comienza con una fuerte interpelación: “No a una economía de la exclusión (53-54)”. que no sea una “aduana”.1 Algunos desafíos del mundo actual (52-75): este primer apartado es un actualizado diagnóstico cultural de cara a la tarea evangelizadora de la Iglesia. “No a la inequidad que genera violencia (59-60)”. venciendo las fuertes tentaciones que el mundo de hoy le presenta. 2. Luego de haber presentado los criterios que deben guiar a la Iglesia en su renovación para cumplir con el mandato misionero de Jesús. “No a la nueva idolatría del dinero (55-56)”. El discípulo misionero ve la Iglesia como Una madre de corazón abierto (46-49): remitiendo al pasaje del hijo pródigo y el padre misericordioso. sino “la casa paterna donde hay lugar para cada uno con su vida a cuestas” (EG 47). Estos pasajes son una fuerte denuncia de una “crisis antropológica: ¡la negación de la primacía del ser humano!” (EG 55) y hay un rechazo de la ética y de Dios (EG 57). 6 .acompañar con misericordia y paciencia las etapas de crecimiento de las personas. porque la tarea evangelizadora “se mueve entre los límites del lenguaje y de las circunstancias” (EG 45). 2.

Refiere a las consecuencias del proceso de secularización que lleva a “una creciente deformación ética. También analiza los “desafíos de las culturas urbanas” (71-75). Finalmente presenta los “males urbanos” y la importancia de la Iglesia de vivir a fondo lo humano e introducirse en el corazón de los desafíos. por un lado tienden al fundamentalismo y por el otro a una espiritualidad individualista sin Dios (EG 63). unos nuevos movimientos religiosos que. el Papa realiza una profunda interpelación a los agentes evangelizadores sobre sus actitudes más profundas y su fidelidad al Evangelio. una globalización que se impone sin respetar la fisonomía cultural de los pueblos. en un novedoso enfoque que señala cómo en la ciudad lo religioso está mediado por diferentes estilos de vida y la necesidad de “imaginar espacios de oración y de comunión con características novedosas.2. un debilitamiento del sentido del pecado personal y social y un progresivo aumento del relativismo. a la “crisis cultural profunda” que atraviesa la familia y al estilo de vida individualista que debilita los vínculos. más atractivas y significativas para los habitantes urbanos (EG 73).3 Tentaciones de los agentes pastorales (76-109): con la sabiduría de un padre espiritual. Pide a la Iglesia llegar “allí donde se gestan los nuevos relatos y paradigmas. una cultura predominante donde “lo real cede el lugar a la apariencia”. el Papa pide una espiritualidad misionera llena de entusiasmo. que ocasionan una desorientación generalizada” (EG 64). Así. alcanzar con la Palabra de Jesús los núcleos más profundos del alma de las ciudades” (EG 74). 7 .2“algunos desafíos culturales” (61-67). entre los que se encuentran el relativismo. 2. En ese contexto. la persecución religiosa. señala los “desafíos de la inculturación de la fe” (68-70) y la importancia de evangelizar las culturas para inculturar el Evangelio.

Otra tentación que denuncia el Papa es el “pesimismo estéril” al que contrapone la esperanza cristiana (84-86). al individualismo de los agentes pastorales y a una crisis de identidad que surge por el relativismo que mina las propias convicciones (78-80). calumnias. difamaciones. de la sospecha. a la pastoral juvenil. Otra firme denuncia del Papa se refiere a la mundanidad espiritual. el Papa pide a la Iglesia que no nos dejemos robar la comunidad y las “relaciones nuevas” que genera Jesucristo (87-92). Ante la tentación del aislamiento. el Papa dedica el tercer capítulo a la 8 . Finalmente. a las vocaciones a la vida consagrada y el sacerdocio y termina pidiendo a las comunidades que completen el diagnóstico y que se renueven en la fuerza misionera. enfrentamientos al interior de la Iglesia y nos pide vivir el ideal del amor fraterno (98-101). denuncia la tentación de la “guerra entre nosotros”. la desconfianza y el temor a ser invadidos. que lleva a las divisiones. que es un mal que afecta al cristiano de modo que no busca la gloria de Dios sino la gloria propia y los propios intereses y pide que no nos dejemos robar el Evangelio (9397). El capítulo termina con “otros desafíos eclesiales” (102-109). También pide la alegría evangelizadora como respuesta a la acedia egoísta que paraliza (81-83). en los que se refiere a los laicos. a la mujer en la Iglesia. 3. El Discípulo Misionero: anuncia el Evangelio Luego del agudo diagnóstico sobre los condicionamientos culturales y las tentaciones que amenazan a los agentes evangelizadores.como respuesta a la caída del fervor.

el pensamiento y la educación (132-134). Ese pueblo asume muchos rostros. Con estas precisiones. otorgando un lugar especial a la homilía (II). el Papa insiste en que todos estamos llamados a ser discípulos misioneros (119-121). dando centralidad a la Palabra de Dios (IV): 3.1 Todo el Pueblo de Dios anuncia el Evangelio (111-134): en este apartado el Papa recuerda que la salvación de Dios es “para todos” y que todos están llamados a formar parte del Pueblo de Dios (112-114). señalando que “en la piedad popular puede percibirse el modo en que la fe recibida se encarnó en una cultura y se sigue transmitiendo” (EG 123). y sobre el lugar de los carismas al servicio de la comunión evangelizadora (130-131). a través de la evangelización persona a persona (127-129). la educación. esto es. Llama mi atención como en un primer momento este anuncio lo realizada todo el Pueblo de Dios (I).proclamación explícita de que Jesús es el Señor. el Papa reflexiona sobre la fuerza evangelizadora de la piedad popular (122-126). presenta algunas reflexiones sobre la evangelización en el campo de la cultura. Dios nos atrae teniendo en cuenta la compleja trama de relaciones interpersonales que supone la vida en una comunidad humana. de modo que las enseñanzas del Papa se refieren a la relación entre el Evangelio y las culturas (115-118). a la preparación de la predicación (III) y a la evangelización para profundizar el kerygma por la catequesis. Finalmente. Este pueblo que Dios se ha elegido y convocado es la Iglesia” (EG 113). Para responder a quienes piensan que la evangelización es tarea de algunos. Para el Papa. el acompañamiento personal. 9 . que debe primar en toda actividad evangelizadora (EG 110). ni como individuo aislado ni por sus propias fuerzas. “Nadie se salva solo. También realiza una propuesta muy clara y accesible para una predicación informal accesible a todos y en todos los lugares.

Para el Papa es fundamental que el predicador viva la personalización de la Palabra (149-151). que enseñaban la Palabra de Dios. Señala como modelo “la conversación de la madre” (139-141) y exhorta a dar palabras que hacen arder los corazones (142-144). pero debe darle el fervor y el sentido a la celebración”. se evite todo intento de manipulación. se haga un acto de amor y se busque el mensaje central. 3. no responde a la lógica de los recursos mediáticos. propone la lectura espiritual o “lectio divina”. 3. En particular.3 La preparación de la predicación (145-159): para el Papa. preparar la predicación “es una tarea tan importante que conviene dedicarle un tiempo prolongado de estudio. El Papa la ubica en su contexto litúrgico (137-138) y recuerda que “la homilía no puede ser un espectáculo entretenido.3 Una evangelización para la profundización del kerygma (160-175): retomando la parte final del mandato misionero de Jesús.3. También insiste el Papa que el predicador tenga “un oído en el pueblo” (154-155) y se detiene en la importancia de los recursos pedagógicos (156-159). que pide que se les enseñe “a observar todo lo que os 10 . El Papa pide que ante el texto bíblico. como “forma concreta de escuchar lo que el Señor nos quiere decir en su Palabra y de dejarnos transformar por el Espíritu” (152153). oración. reflexión y creatividad pastoral” (EG 145). pues “Jesús se irritaba frente a esos pretendidos maestros. una fuente constante de renovación y de crecimiento” (EG 135). con la ayuda del Espíritu Santo.2 La homilía (135-144): el Papa otorga un lugar central de su exhortación a la renovación eclesial en torno a la homilía en la convicción que “la homilía puede ser realmente una intensa y feliz experiencia del Espíritu. un reconfortante encuentro con la Palabra. en lo que llama un “culto a la verdad” (146-148). muy exigentes con los demás. pero no se dejaban iluminar por ella” (EG 150).

Luego propone la importancia del “acompañamiento personal de los procesos de crecimiento” (169-173) y señala la centralidad de la Palabra de Dios (174175). si esta dimensión no está debidamente explicitada. Es clave en este sentido la confesión trinitaria con la dignidad de la persona humana (EG 178). explica algunos criterios para la renovación de la catequesis de modo que sea “kerygmática y mistagógica” (163-168). 4.he mandado” (Mt 28. conecta esta dimensión social con el 11 . siempre se corre el riesgo de desfigurar el sentido auténtico e integral que tiene la misión evangelizadora” (EG 176). Así. Para ello. el Papa dedica el último apartado de este capítulo a la formación para profundizar el kerygma. el bien común y la paz social (III) y el diálogo social como contribución a la paz (IV). Es el fuego del Espíritu que se dona en forma de lenguas y nos hace creer en Jesucristo. que con su muerte y resurrección nos revela y nos comunica la misericordia infinita del Padre” (EG 164). Aquí enfatiza la centralidad del kerygma. EL Discípulo misionero es el hombre La dimensión social de la evangelización. en el capítulo cuarto el Papa quiere compartir sus “inquietudes acerca de la dimensión social de la evangelización precisamente porque. desarrollará las repercusiones comunitarias y sociales del kerygma (I). que “es trinitario. Luego de haber reflexionado sobre el anuncio explícito del Evangelio. 4. la inclusión social de los pobres (II). En este sentido.1 Las repercusiones comunitarias y sociales del kerygma (177-185): el Papa enfatiza que “el kerygma tiene un contenido ineludiblemente social” (EG 177) y de allí que presente la relación entre la confesión de la fe y el compromiso social (178-179).20).

débiles o menos dotados (EG 209). El Papa se refiere al lugar privilegiado de los pobres en el pueblo de Dios (197-201). para luego señalarnos algunos desafíos de la economía y distribución del ingreso (202-208) y en la tarea eclesial de cuidar la fragilidad (209-216): los más pequeños. los lentos.Reino de Dios que nos reclama (180-181) y se detiene a decir una palabra. los pueblos indígenas.2 (193-196). las personas 12 . sin opinar sobre los acontecimientos que afectan a los ciudadanos” (EG 183). señala que si nos unimos a Dios. Se detiene. sin preocuparnos por la salud de las instituciones de la sociedad civil. los refugiados. como afirma San Pablo en Gálatas 2. los toxicodependientes. las nuevas formas de pobreza y fragilidad (los sin techo.Nos recuerda que esta opción por los pobres supone una fidelidad al Evangelio “para no correr en vano”. escuchamos el clamor de Dios (187-192). dirá que ello “implica tanto la cooperación para resolver las causas estructurales de la pobreza y para promover el desarrollo integral de los pobres. como los gestos más simples y cotidianos de solidaridad ante las miserias muy concretas que encontramos” (EG 188). sin influencia alguna en la vida social y nacional. el Papa se detiene mucho en la importancia de escuchar el clamor de los pobres. En primer lugar. y los migrantes (EG 210). y es firme al afirmar que “nadie debería decir que se mantiene lejos de los pobres porque sus opciones de vida implican prestar más atención a otros asuntos” (EG 201). y retomando las palabras de Jesús en la multiplicación de los panes (Denles de comer ustedes mismos). afirmando enfáticamente: “nadie puede exigirnos que releguemos la religión a la intimidad secreta de las personas. sobre el lugar que tiene la enseñanza de la Iglesia sobre cuestiones sociales (182-185). los ancianos cada vez más solos y abandonados.2 La inclusión social de los pobres (186-216): en uno de los apartados más largos de todo el documento. 4. ante las tendencias laicistas.

pero también señalando que “hemos hecho poco para acompañar adecuadamente a las mujeres que se encuentran en situaciones muy duras. maltrato y violencia (212). EL Discipulo Misionero es un Agente de Paz que trabaja en lo social (217-237): Recuerda así. 5. “Aceptar sufrir el conflicto. Finalmente también habla de la fragilidad del conjunto de la creación (215). existe una tensión bipolar entre la idea y la realidad y 13 . sin obsesionarse por resultados inmediatos.2 La unidad prevalece sobre el conflicto (226-230): para el Papa. los niños por nacer a quienes se les quiere negar la vida. el Papa se detiene a proponer cuatro “principios” necesarios para avanzar en la construcción “de un pueblo en paz. en la sociedad el conflicto no puede ser ignorado o disimulado. 5. Estos cuatro principios son: 5. que “la dignidad de la persona humana y el bien común” son los dos ejes centrales de la vida social. donde el aborto se les presenta como una rápida solución a sus profundas angustias” (214).1 El tiempo es superior al espacio (222-225): aquí enfatiza la importancia de los procesos para construir un pueblo. Formula aquí por primera vez la propuesta de un “pacto cultural” que luego retomará en el apartado dedicado al diálogo. el discípulo misionero.3 La realidad es más importante que la idea (231-233): para el Papa. 5. resolverlo y transformarlo en el eslabón de un nuevo proceso: ¡Felices los que trabajan por la paz!” (227). justicia y fraternidad”.que son víctimas de la trata (211). sabiendo que ello nos permite trabajar a largo plazo. sino que tiene que ser asumido. las mujeres que sufren exclusión. aclarando que “no debe esperarse que la Iglesia cambie su postura sobre esta cuestión” (214). sin detenerse en la coyuntura conflictiva sino percibiendo “el sentido de la unidad profunda de la realidad” (EG 226).

6. un cuerpo geométrico cuyas caras son planas y encierran un volumen finito. 5 Parábola de la levadura Mt 13. da origen a un árbol que cobija muchos pájaros. en el sentido dado por la geometría clásica al término.Poliedro de caras regulares . Aquí el Papa ofrece la colaboración de la Iglesia para con las autoridades nacionales e internacionales y vuelve sobre la idea de un “pacto social y cultural”.1-10 . con la sociedad –que incluye el diálogo con las culturas y con las ciencias. La palabra . El Discípulo misionero es consciente del diálogo social como contribución a la paz (238-258): luego de haber desarrollado la importancia de la dignidad humana (II) y del bien común (III). el Papa señala que “se trabaja en lo pequeño 4. del sofisma y por ello concluye que la realidad es superior a la idea (231).Poliedro de caras uniformes .1.33. Así. recogiendo la tensión entre globalización y localización.Categoría:Poliedros 14 . 16. pero sin separarla de la preocupación por una 4 La semilla de Mostaza. el capítulo se cierra con unas orientaciones sobre la evangelización y el camino del diálogo.33-11. Dn 4.4 El todo es superior a la parte (234-237): finalmente.12. es una imagen que se usa con frecuencia en el AT para describir un gran reino o un gran imperio: Is 10.y con los otros creyentes que no forman parte de la Iglesia Católica” (238).. 6 Un poliedro es. pero con una perspectiva más amplia5” (235). en lo cercano. 5. la búsqueda de consensos y acuerdos. Este criterio hace a la Encarnación de la Palabra y su puesta en práctica (233). Se refiere a la mentalidad.señala que es peligroso vivir en el reino de la sola palabra. EZ 17.7. siguiendo el modelo del “poliedro6” que “refleja la confluencia de todas las parcialidades que en él conservan su originalidad” (236). señala tres campos de diálogo para la Iglesia: “con los Estados. de la imagen.. exhortando a “una cultura que privilegie el diálogo como forma de encuentro.

a impulsar a la Iglesia en una audaz salida fuera de sí para evangelizar a todos los pueblos” (261). la razón y las ciencias (242-243). invocando al Espíritu Santo que es “el alma de la Iglesia evangelizadora”. para que venga a “renovar. las motivaciones para un renovado impulso misionero (I) y por el otro. 7. el diálogo interreligioso (250-254) y finaliza con el diálogo social en un contexto de libertad religiosa (255-258).1 Motivaciones para un renovado impulso misionero (262283): para el Papa. a sacudir. Madre de la Evangelización (II).sociedad justa. que significa “estar cerca de la vida 15 . Este capítulo tiene dos apartados: por un lado. ni los discursos y praxis sociales o pastorales sin una espiritualidad que transforme el corazón” (262). las relaciones con el Judaísmo (247-249). memoriosa y sin exclusiones” (EG 239). la presentación de María. invitando a que todos hagamos experiencia del amor de Dios. el diálogo ecuménico (244-246). el Papa se propone ofrecer “algunas reflexiones acerca del espíritu de la nueva evangelización” (260). los evangelizadores tienen que evitar propuestas parciales y desintegradoras y deben conjugar oración y trabajo: “no sirven ni las propuestas místicas sin un fuerte compromiso social y misionero. pues “una persona que no está convencida. propone cuatro motivaciones que nos pueden ayudar a imitar el ejemplo de los primeros cristianos:  La primera motivación es el encuentro personal con el amor de Jesús que nos salva (264-267). Así. entusiasmada. enamorada. Hombre que evangeliza con la fuerza del Espíritu Santo En el capítulo final. no convence a nadie” (266). El documento se detiene luego en el diálogo entre la fe. segura. 7.  La segunda motivación es el gusto espiritual de ser pueblo (268-274).

hasta el punto de descubrir que eso es fuente de un gozo superior” (268). Aquí tiene palabras muy interpelantes para los laicos. inaferrable y que no puede ser contabilizada (279). descubriendo el “sentido de misterio” y la certeza de una fecundidad a veces invisible. El Papa presenta a María como el regalo de Jesús a su pueblo (285-286) y la presenta como Estrella de la 16 . 26). levantar. hay que descubrir que “Cristo resucitado y glorioso es la fuente profunda de nuestra esperanza” (275) y que la fe es creer que es verdad que Jesús “nos ama. como modelo.2 María.  La acción misteriosa del Resucitado y de su Espíritu (275-280): ante la tentación del pesimismo. vivificar. el fatalismo y la desconfianza y la idea de que nada se puede cambiar. bendecir. 7. que no nos abandona. que está en medio del pueblo cuando se invoca al Espíritu Santo en Pentecostés. siguiendo el ejemplo del “gran evangelizador” que es San Pablo. La intercesión es como “levadura en el seno de la Trinidad” (283). al decir que “hay que reconocerse a sí mismo como marcado a fuego” por la misión de “iluminar. la Madre de la evangelización (284-288): la exhortación culmina con una mirada de hijos a María. tener la pasión por su pueblo que tuvo Jesús. También es confianza en el Espíritu Santo que viene en ayuda de nuestra debilidad (Rm 8. que vive y que es capaz de intervenir misteriosamente.de la gente.  La fuerza misionera de la intercesión (281-283): finalmente. sanar. propone una forma de oración que “nos estimula particularmente a la entrega evangelizadora y nos motiva a buscar el bien de los demás: es la intercesión” (281). que saca bien del mal con su poder y con su infinita creatividad” (278). liberar” de modo que cada uno pueda decir “yo soy una misión en esta tierra” (273).

Muchas gracias. Damos gracias a Dios por este documento programático del Papa Francisco. 17 . fuerza que vence todo mal. contribuyendo al proceso de paz en nuestro país a través de un dialogo que parte de nosotros. comunicando la ternura de la virgen María. y es “modelo” de evangelización a través de un “estilo mariano en la actividad evangelizadora de la Iglesia” (288). en una “dinámica de justicia y ternura. en tanto ella “intercede” por la nueva etapa evangelizadora. de contemplar y caminar hacia los demás”. debemos enfrentar el mundo. venciendo nuestras tentaciones apoyados en la Gracia.nueva evangelización (287-288). en el cual se traza un perfil del Discípulo Misionero para este hoy de la Nueva evangelización. guiados por la presencia del Espíritu Santo. Debemos salir. transformando el tejido social. así anunciaremos el evangelio con la fuerza que procede de Dios.