You are on page 1of 14

Filosofía del Derecho

legalidad-legitimidad
1

ue ya seña lado po r los
clásic os y, aún esc uc han­
do des pués a tod os los ex­
tinci on istas, s igue pre se nte en
nuestros tiempos: ubi sacie/as,
ibi ius. Donde hay sociedad , hay
Derecho; donde surge y se for­
ma un grupo social se producen
nor mas que se identifica n y se
reconocen, di st intas de las mo­
Elías Díaz (1934) es
ra les, co mo nor mas jurídicas. Y
catedrático
de Filoso
en esa vida en co lec tivi dad tod o
Derecho
en
la Unive
el mund o se encu entra de algún
Autónoma de Mad rid
mo do afec tado por cuestiones y
por la de Bolon ia (Ita
situaciones , conflicto s e intere­
perteneció al equipo
ses, qu e tienen qu e ver co n esos
fundador en 1963 de
" Cuadernos para el
dos térm inos de legali dad y leg i­
Diálogo» . Desde 197
timidad. La fil osofía del Der e­
la revista " Sistema»
cho pretend e co ntribuir, j unto a
sido director del Cen
las ciencias juríd icas, a una me­
Estudios Constitucio
jor comp rens ión e inter rel ac ión
Autor de Estado de
y sociedad democrá
de ambas dim ens ion es : ana lizar
(1966, 9ª ed., 1998)
y argume ntar sobre las norm as
de Filoso fía del Dere
válidas y so bre los va lores éti­
(1998) , ent re otros tr
cos , so bre el Derecho y so bre la
Jus ticia.
Lo que en est as pág inas se
pretende es resalt ar qu é puede y debe decir hoy esa espe

F

* BAJO la rúbrica de «Ensa yo» . el Boletí n Info rmativo de la Fundaci ún
pub lica cad a mes la co laborac ión original y exc lusiva de un espec ial ista sobre u
un tema gen era l. An teriormente fuero n obj eto de esto s e nsayos lemas rel at ivos

Colección Ensayos.Fundación Juan March(Madrid)

catedrá en U. como punto de partida. Nietzsche. Universidad Carlos 111 . co (as que aquí se va a tomar más en consideración y c modestamente se aspira a dialogar. La Fundación Juan March no se identifica necesariamente con las opinione los autores de estos Ensayos. La fi los ofia de la ciencia a fi nal es del sig Echeverría. hoy ' es el lema de la serie que se ofrece actualmente.D. catedrático de Filosofía de la Universidad de C ádiz (agosto-se ptie allá de la f eno menolog ía . cri sis nes. Mo v cons trucc ión .so specha y la negación (Marx. Sin adhesione s final es. y aquel espacio. a mi juicio y entre otros. Europa. La m elafísica . profesor emérito de Filosofía en la Comillas.. por José Pescador. Rawls . hoy. La fil osofía del len guaje aljinal del siglo XX. La obra de Heidegger. Por de pronto. ca ted r ática de Ética y Filoso Universidad de Valencia (febrero 1998). de la ju sticia. El movimientojenomenológico. sin duda m y problemático pero imprescindible. Arte. Haberm as . de Madrid (mayo 1997). para dejar diáfana esa básica diferenciación conceptual entre leg gitimidad . Bobbio. medio siglo despu és. La ética anglosajon a . catedrático de Lógica y Filosofía de la Ciencia de la Universid Madrid (noviembre 1997). Lenguaje.. por Victoria rica de Filosofía Moral y Política de la Universidad Autónoma de Barcelon Marxism os y neomarxismos ~n el fi nal del sig lo XX. de Madrid (junio-julio 1997). Prensa. Energía. catedrático de Lógica de la Universidad de Granada (abril 1997 religion . Fou ro s in pre scindir para nada de la ética y la razón cons construida desde Kant hasta. por Reyes Mate. En nú se han publicado ensayos sobre La éti ca cam inen/al. Pero esta necesaria y autónoma diferenciación op -.N. Historia. profesor de Investigación y Instituto de Filosofía del CSIC (diciembre 1998).: gentes ilustres. Ciencia moderna: pioneros españoles. Ro ss. catedrático de Humanidades en la Universidad Pompeu Fabra de bre 1997). catedrático de Historia de la Filoso sidad de Murcia (agosto-septiembre 1997). Actualidad de la fil osofía la pol itica hoy ).Fundación Juan March(Madrid) .E. Un balance de la modernida d es Argullol. Li en las Autonomías.D (marzo 1997). y Las Escu elas de mensaj e en una bot etla ». con conciencia de los límites de e mias. del Derecho que la ética. por Fernand o Quesada Castro. por Carlos Thiebaut. por José G ómez Caffarena. profesor de Investigación en el Consejo Superior de Investigac (Instituto de Filosofía). y Cambios políticos y soc •La filosofía. Biología.E. pensamient os de la Diferencia . po ver Sirnó. de Madrid (febrero 1997). catedrático de Filosofí U. por Fernández. hoy. por Javier San Martín. entre el ám bito más cercano y positivo del Dere del ordenamiento jurídico. entre la com prensió n y el cons enti mi ento. Es decir. Psicología.N. (mayo 1998). El análisis jitosófico después de la fil osofía analít ica. Imp osible fu/u ro (U n ejercicio de la fil osofía de Manuel Cruz. Teatro español co música en España. Filosofía de umbrales del tercer m ilenio. por Jacobo Muñoz. Sartre. por Adela Cortina. se evoc legendaria y compleja «g ran división » (Hume) entre ser. por Domingo B co de instituto y profesor titular de Etica de la Universidad de Granada (juni hermenéut ica contemp orá nea . por Francisco Fern ánd tico de Filosofía Politica en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona fen ome nolo gía como estilo de pe nsamiento . por Patricio Peñal ver Góme Filosofía de la Universidad de Murcia (noviembre 1998). cat sofía de la Universidad Complutense de Madrid (enero 1998). por Ramón Rodrígue Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid (octubre 1998). La lengua española. catedrático de Filosofía de la Universidad de Barcelona (dici " Dialéctica de la llustracion». por José Luis Villacañas Bertanga. Colección Ensayos.

s i se pierde el poder político. pero en última insta su raíz exige. en nuestro tiempo de ir efectivamente de esos reduccionismos iusnaturali stas y iuspositivistas absorbente presencia en el pasado. pues.Fundación Juan March(Madrid) .y dotado de aptos mecanismos ción institucionalizada . el Derecho positivo y jo de interpretación y aplicación a realizar dentro de él. ese Derecho. Austin. «coerc ión instituciona presión que puede ahora intercambiarse sin mayores dañ de «instituc ionalización de la coacción/sanción» : mono gítimo de la coacción. Sin esta Grundn Colección Ensayos. sin que se produzca confusión final t por supuesto. deja de existir. implica aquí al m cierta trabazón interna e incluso algún grado de coherenc normas entre sí y de ellas con las consecuentes decisione das de la legalidad. con la legitimidad -vía empírica legitimaci una u otra idea de justicia. Se trata. que sea lo más justo posible. básicas zon as de concordancia en buena pa filosofía jurídica actual: en ellas el Derecho viene entendi un sistema normativo eficaz. Si éste falla . Por su parte. no se redu identifica tampoco en modo alguno con la incomunicació ra y escisión entre amba s (positivismo extremo). desde luego. entre fáctica legitimación y ética legitimi siempre abierta a necesaria crítica y autocrítica . senci el Derecho. también derá mucho mejor dicha legalidad. sobre todo .mi sma a toda unificación que implique fusión y confusió bas dimensiones (iusnaturalismo tradicional). De sde ahí. creo. que el «centro de ción» normativo y judicial funcione . cumplimiento social y respaldo efectivo. a uno u otro sistema de lega que más les preocupa -claro está que para ver así mejor dos sus propios intereses. la cia a la eficacia significa. El término «s iste ma» . K pero si la legalidad no oculta su indudable fáctica rela confusión. lo to que pueda y deba ser. con una u otra ética. gentes sometidas al Derecho.es que tal Derecho se a justo. q discrimine y perjudique. Hay. con siempre algun a pretensi gitimidad -sobre la que precisamente habrá que razon mentar y fund amentar. A mi juicio. no es ést do alguno una mala ni simplificatoria propuesta actual de El Derecho es el Derecho positivo (Bentham. en una ace vez no en exceso exigente y restrictiva. Esto abre necesariamente el d bre las plurales y diversas concepciones sobre la justicia se exige es que tal legalidad concuerde con lo que se esti ser la legitimidad . de la fuerza (Weber).

De tivo. las Universidades. dejan de ser y valer como De alguna de estas co sas habla hoy (y ayer). contra ello. tales norma más de ser normas jurídicas. protestaran o actuaran co recho positivo injusto. Estamos. sin las oportunas respuest operativas. lo bunales cuando el Derecho injusto es . aunque sea Derecho: l es lo mismo que legitimidad. de hecho (y de Derecho) ejecutarán. Otra cosa y m tante es que asumiendo rie sgos. por ejemplo. que se vaya muy lejos en esta que se resuelva mucho frente a la dualidad de esa nec renciación con el solo alegato e invocación de un mín del Derecho que se supone común a cualquier ordenam dico (Fuller y el propio Hart) . algunos se rebelaran. en este sentid básicos derechos humanos o fundamentale s (calificado mente como morales por algunos hoy y como natura chos en el pasado). con stituyen reali tancias que desde el punto de vista ético son mucho m mente deci sivas que [as declaradas facultades o potes Colección Ensayos. me los denominados derechos humanos. y no se me reconocerá ni garantizará. pero vas aportaciones. ante s de ser reconocidos por el De tivo. como se v acepciones diferentes de la palabra «de rec ho» con axiológica de la justicia pero con imposición positiva d como norma coactiva. injusto aunque sea legal. Pero aunq frente a una injusticia y con toda razón « lno hay derec es injusto!) . y que desde ahí se formularan propuestas de cambio de aquél. Derecho positivo. o ha sido (por de bastante frecuencia ). Y así lo entenderán. por lo demás. así lo prescribe mas jurídicas eso será lo que los tribunales de justicia de Jos operadores jurídicos. Algo puede ser justo aunque no sea legal. El Derecho no es sin más justo por el hecho de s No creo. Algo puede luego. Es completamente necesario señalar. así lo han incluso las Academias jurídicas. para. algo justo aunque no sea (todavía o nunca) legal.Fundación Juan March(Madrid) . y persecuciones polici ciales.tento del poder social. Y. Derecho no es lo mismo o ética. si el Derecho. la filosofía del Derecho. ya se ha dicho. s in una suficiente «fide lida constitucional » -se señala con frecuencia en nuestros manera muy fundamental. por l recho subjetivo alguno para ello. del poder político institucional. o aunque éste no los reconozca.

sociales. antes y por encima del Der ro s i éste no les reconoce. no obstante. que se pueden calificar como «d (fundamentales) si se quiere concordar más con los usos les del lenguaje tanto del pasado (derechos naturales) amplios y plurales sectores del presente. Se les puede «derechos» también porque invocan y precisan más de e cita garantía y protección por el Derecho. este valor de l jurídica no ha de confundirse (iusnaturalismo) con el va justificación ética del Derecho. culturales. pues. pensar en que si el D pesar de esas razones éticas y esas luchas sociales. q galidad. De lo dicho hasta aquí se infiere. Validez es. Estamos hablando . con expresión más técnica au exenta de mal interpretaciones y ambigüedades. etc. pueden ser. de exigencias humanas bás camente insuprimibles. La validez del Derecho es . aunque por descartado nes de hecho y antes de nada lo sufrirán serán en todo c humanos concretos e individuales a quienes se priva inju de ellos. un contrato.Fundación Juan March(Madrid) . ya se ha dicho. de que --en nivel Colección Ensayos. en efe goría central. tanto peor será inicuo Derecho y sus servidores. un acto ad tivo o una sentencia son válidos (o no). suele c como Derecho válido. llenas de contenidos c (económicos. so para .). pues a la larga. prefiero. y no tan ga -hay. derivados de la humana y por los cuales los hombres y las mujeres han duramente a lo largo de los siglos para convertirlos prec en Derecho y en derechos (considerando así posible y esa específica protección reforzada de lo jurídico) y. diferente de just blamos así de que un testamento. a través de ello y de otros procedimientos. entre otras cosas. el Derecho positivo. en ca so. si no les da entrada en el «cen t putación» y en la medida en que no lo haga. hacerlos efectivos en la práctica de la vida individual y colectiva. se muestra y se contiene muy esencial en el que. buenos ejemplos-. Pero. muy fuerte s p nes éticas y exigencias políticas.mente jurídico. tales exige cas no serán socialmente operativas como derechos a lo instituciones apoyen con su importante coacción y sanci do esto así. Un Derecho válido pue Derecho injusto. puede ser. Existen. se emp su negación y desconocimiento. como exigencias éticas. por fortuna. definitoria para el reconocimiento de un normativo jurídico. Aquéllas son.

e l hech o j ud ic ial. como instr ume nto d y como obstácu lo a las transform aci on es soc iale s. n i básicame nte aq ué llos). será ese pode r soc ial y pol titu yen te y co nstituido. facticidad socio lógica y va loración é tica. ac tua r para que e l s istema j uríd ico no d cion ar. desde a hí. lo que yo propongo e n es tas pág inas e modo . de o Colección Ensayos. co m y efectivo fac to r de liberación y de cambio socia l. La va l ca es autó no ma respecto de aq ue llo pa ra lo qu e de hec lien do o ha va lido e n una soc ieda d (o e n la histori a) uno tem a de legalidad: función regresiv a u op resiva. c las gra n de hech o co ntro lar e l pod er políti co ins tituc iona norm as j urídicas. s u mera presen cia y s u ap licac ión pr du cen a su ve z e fec tos soc iales . La va lidez ju ríd ica deri va de las claves funda m identi ficac ión del propio orde nam ien to (Co nstitució n). Ex lacto ius oritur. El Derecho nace de l hech o. El Der ech o procede. por la Sociología jurídica. Tod debi era se r. por du cci ón social y vie nen (en las dem ocracias. pues . Con esa informació ción se for ta lece la valoración éti ca y crítica de l Der ec y de sus funciones llevada a cabo po r la Fi losofía del D El Der ech o vá lido (C ie nc ia del Der ech o) no va le p mo (Soc io logía del De rech o) ni va le lo m ismo (F iloso rech o).d rism o : e l hech o ju r ídico no es só lo. pues. po r uno s u otros sec to res . casi límite-.de mú sica es vá lido. comproba do mente. inves tigado empíricam ente. Y del Derecho co mo hech o han nue str o tiem po OJive c ro na y las teor ías emp iristas de Pero . últ ima instan c ia co n radic a l dep enden c ia empír ica de la su efec tivo res pa ldo por el pod er soc ia l y po lítico. quien tien e fina lme nte qu e resp co nsec uencia. es legal. e ntre rídica.por así dec ir cie da d. libreme nt nados por e llas. Esta po lise mia pe rm ite di feren cia r. lo mismo qu e habl am os ner al de q ue un Der ech o es (o no) vá l ido s in prej uzgar c ra nad a so bre lo qu e unos u otros pien san so bre s u ju ju st ici a. en últim a ins ta nc ia de (con la med iación del Estado): éste y aq ué l so n.Fundación Juan March(Madrid) . Si fa lta o desap arece e n s e l ce ntro de imputac ió n adj ud ica do a los a pa ratos jud tuac ión grave . grupos. la radica lizac ión -la búsqued a de las raíces. vue lve n . c ump lie ndo de hech o unas u otras muy d ist in nes: como siste ma de or ganizac ión . se los ju ristas roma nos .

co n base en un conocimie nto y un diálo go raci o tr ibuir a tran sformar e l De rech o y la Ju st ic ia desd e -en cepc ión. Frente a es a sacralización ac rítica de l pasado y de lo si n má s (j urídico o soc ial). a m i j uic io -a bién en co munic ación y debate co n la reci ente e im porta de Jürgen Haberm as Facticidad y validez-. seg urida d y so lida rida d . no exhaus tiva. Prec isa me nte la Filosofía rec ho es quien. se co nve en la instancia úni ca -incluso la ún ica justa-. e nte ndida como totali zació de tale s dim e nsiones de la fact icidad j uríd ica. hoy la m vante Filosofía del De recho. red ucc ión ci ta: a) la de un Derec ho positi vo que.cam bio.esos valores. sin emb se r infam ia y láti go. la de una interesada miti ficaci ó lización de la histo ria. tra ta a su vez de es tab le con struir las necesar ias co m unicaciones ent re ell as y su crítico co n la ética. cia c rítica de la real idad . ant e lo q ue de hech o tamb prác tica j uríd ica haya lograd o imp one rse en un de ter mi n po social o en preeminentes se ct ores de él: pa ra alg ún e m abs trac to pa rece ría casi qu e d ie ra igua l e l cómo y e l qu é a impone rse: c) as im ismo. y de sde ah í la es enc ialista inmov ilizac ión de su trad ic ion al ista de ificac ión (y re ificación) con la fa laz e conclu s iva de q ue lo qu e ha sid o (en el pasado) debería e llo mi smo seg uir sie ndo e n e l presente y fut uro: es dec j a infamia . co ncie nc ia crítica de la histori a. y es ta mbié n autó noma. el viejo látig o que no por viejo dej a. contribuye ndo a di fe re nci ar entre esas d nes em p íric as de las c ie ncias ju rídic as. función prog resiva. po r el co ntrar io . si n aqué lla. con la teoría de la j us ticia. b) la de un total co nfo rmis mo soc ant e lo realmen te ex iste nte.sa lvado igua lme nte el pro pio riesgo iusn atu ral ista. la filosofía de nuestro tie mpo be se r. la mejor vía para ell o es en nuestros d ías la que se expres a en la fó r Es tado soc ial y dem ocr át ico de De recho. Y. al va lo r ético tificación o no .Fundación Juan March(Madrid) . tad . la más dogm ática e indiscut ib le par a reg ular los comportam ien to nos. Colección Ensayos.la no zac ió n ac rítica de esa tripl e . de tal De recho. No par a c ua lquier cosa si no pre te para. como qu erría alg ún pos itivis mo ex tre mo de sig no ir blem en te conse rva dor. no indiferente. De sd e es a perspectiva y con es e pro pósi to. la Dog má tica. la gía y la Histo ria de l De rec ho . un a sim ulada m ist ificac ión de aq mo ciencia. se rá en d . igua lda d. transformad or a y de li be ra cia l. ex igenci as éti cas fun dam entales.

la doble pa en las decisiones y en los resultados (necesidades . básicos. Yeso vale y debe valer tanto en un ámbito na estatal) como. hoy. econó más . Quiere esto decir gencias éticas y políticas de la democracia. al m co.fabrica las leyes. se trasladan y deben traslaelarse de modo aunque a través de procesos históricos complejos. pues. y de todos los poderes no estatales. la subordinación a ella de todos los poder do . El Estado de Derecho es el imperio de la ley: exige la sumi sión.II La legitimidad y justificación del Derecho. es de cir. d bertades). con posibles zonas re stringidas de di screcionali de arbitrariedad). del Estado se han recordado aquí únicamente para subrayar ens Colección Ensayos. en entender que el Estado de Derecho se vincula d ce sario a la democracia . El legis lamento que representa al pueblo en quien reside la so en este sentido poder prevalente por ser quien -de acu Constitución. Y especial co ntro l sobre e so bre la Admini stración.Fundación Juan March(Madrid) . ética y política a un próximo futuro identificado por la globalización d la universalización de tales principios y derechos. dentro lidad. Diferenciaci poderes con comunicación entre ellos. Lo s poderes ejecu cial actúan (deben actuar) siempre en su marco. con fiscalización y responsab tica ante el Parlamento y jurídica ante los Tribunales d Estos caracteres elementales. con necesarias tran sformaciones. Se trata. pues. soc ia les. La y el consecuente criterio orientador de todo ello resid cio. quien puede cambiar garlas. inst itucional y normativo del que llamamos Estad cho. a la inacabable e imprescindi construir una sociedad democrática. de especificar aq racteres y requisitos institucionales y sociales como re debate en la mejor filosofía jurídica. mejor que sep escisión e incomunicación. aunque con función creador dora. dentro siempre del sistema jurídico. y de todos los ciudadanos. de la le sitúa. por supuesto. para e futuro transnacional (supraestatal). de manera muy fundamental en su contraste con esos principios y exigencias del Estado mocrático de Derecho.

para convertir en leyes su s decisio luntades (individuales o de sus clanes minoritarios). sea dicha participación por en las decisiones. sin embargo. pero no bajo uno s mín imos) de bre participación y representación hoy de todos los ciuda la ley. y has mos. es decir. Ob sérvese. no posee ese ori gen dem podrá haber de spués imperio de la ley (de esa ley no dem pero nunca Estado de Derecho. con do c les juristas a su servicio.es su concepción del «im la ley como expresión de la voluntad popular»: es dec (con variantes históricas. podrían alegar el imperio (¡ind imperio! ) de la ley: los dictadores sue le n encontrar basta lidades. del terror. s ta y se fundamenta en y de sde valores y exigenci as étic c hos. pre ferirán decir otros) qu e constituye n el núcleo d ma coherencia interna y también de su ju sta legitimidad es tá precisamente en el valor de la libert ad personal. de manera más radical y su al Estado de Derecho -como bien se señ ala en el Preá nue stra Constitución de sde esa su necesaria correlación prescriptiva con la democracia. que tal concepto de imperio de comprende y. Podrían incluso alegar que su poder está reglado por el Derecho (por el m tador creado) y sometido a (su s propias) normas jurídica en definitiva diferencia.aquél. mayor legitimación y mejor legitimida esa democracia y ese Est ado de Derecho.Fundación Juan March(Madrid) . es y debe ser a su vez. im pe Constitución. s irv iéndose s iem pre del miedo .en el ámbito del poder constituido. con implicaciones teóricas y prá cti ca s d decisiva importancia. poder pre valente -decía arriba.para legi sl ar sus arbitrariedades . el ordenamiento jurídico. El poder legi slativo . Desde este punto de vista resulta obvio (c lógico) que todo Estado de Derecho es Estado con stitu Derecho. Ta dictaduras modernas y los regímenes totalitarios. a su vez. subord inado a la Constitución: para controlar m mente esto exi ste por de pronto el Tribun al Constitucion Colección Ensayos. pues. de nomía moral y de todo aquello (sin perfeccionismos ah que la hacen más real y universal. en cantid ad y calidad . no es ni se reduce sin más -como a rece creerse. Desde lue go que cuanto mejor. deriva todo su sentido. Si el Estado de Derecho es (as í democráticamente e imperio de la ley.a cualquier especie de imperio de la ley. de la de la falta de libertad. resulta evidente que aquél es y habrá d e ncima de todo imperio de la ley fund amental .

a s u vez podría as visar y reformar la propia Constitución .constituyente .supremo poder soberano. S dir en términos concretos de la crítica. Frente a tales nes. su tan emotiva sim bo log ía en el « inco nsc ie nte (fiestas y plazas de la Constitución por doquier) . En es ta perspectiv a se al primero como producto espurio de los políticos y de rías y se deifica al segundo como resultado excelso de l menéutica de sabios juristas y expertos minoritarios. todo. se ha tendido con excesiva frecuencia y s im plic i resada?) a definir de modo reductivo a la Constitución rácter casi meramente programático. yo sin embargo pio y por coherencia aproximaría mucho más ambas Constitución y legislación. publicado por Marcial Pon s Editor Es verdad que en el pasado. por lo general de man presa. y . política y socialmente muy relev dicada y de hecho impulsada por las Constituciones e flictivo pasado del siglo XIX y parte del XX . La Constitución no debe se a priori contra la legi slación: en definitiva. extremosa contraposición doctri modo esencialista (¿iusnaturalista?) quiere establecers casi perverso Estado legislativo de Derecho y un casi p tado constitucional de Derecho. (Para el trasfo de todo ello -Kelsen y bibliografía po sterior hasta el bermas.que es quie procedimientos por él establecidos.. acá rogarl a. La prue ble es lo mucho que se luchaba en eso s tiempos por l ción. muy importantes (¡alguno diría que lo rea portante eran los reglamentos!) pero también lo eran. las Constituciones. la procede Colección Ensayos. Todo esto viene aquí y ahora a cuento de mis fuert -asumido críticamente tal proceso histórico. una conquista a todas luces muy positiva y por complet te con el mejor Estado de Derecho. es decir no presc (más o menos) directamente normativo. el entendimiento actual de la Constitución como n dica.la prisa que se daban los enemigos de ella para.reenvío a algunas puntualizaciones de mi Cur sof ía del Derecho.se va. Los juristas. de tod no deberían di sminuir más all á de la cuenta (jur ídica) cación y esa función.frente a l tros días tan en auge.. La s desde luego. destruirla o falsearla en cuanto podían. con todas las mediaciones y reservas que la pru cluso la jurisprudencia) autorice o permita introducir.Fundación Juan March(Madrid) .

legislativo y hasta judicial de Dere él. y mis adv críticas frente al mimético entusiasmo actual por la fó Estado constitucional de Derecho lo son y aumentan en -corno digo. implique y favo real infravaloración de las instituciones legislativas dem y.Fundación Juan March(Madrid) .recordaré que hace ya muchos fendiendo como hoy la función creadora (incluso altern juez. sin que con ello se niegue para nada la superio de la cantidad procedimental acogida en la Constitu ción ta concepción.opuesta. al Estado legislativo de Derecho. con la kelseniana Grundnor rácter lógico trascendental). entre otras cosas. por lo tanto. puse por escrito que. por un lado. las normas le gislativo estatal nacional o. etc. concreción y realización cind ible en este contexto -debería resultar obvio adve crítica y autocrítica para la siempre abierta revisión y tra ción de tal Derecho positivo. La invocación al Estad tucional de Derecho de ningún modo puede servir como para puentear. por otro (derivado de ahí). sistemas electorales. pa líticos. supranacion Europea y demás) que . imprescindibles. poco acorde con la legalidad (in constitucional) y la democrática legitimidad: en tal situ dos los conflictos y luchas políticas se trasladarían ento más) al interior del poder judicial. encontrando en la norma leg mera y principal interpretación. donde mejor y más coherente funciona una necesaria «magistratura d ca» es precisamente en el marco siempre abierto y crític Colección Ensayos. por supuesto . aseguren en tod denes un trato mucho más igual. de todos modos.) y. la Constitución es la norma fundamen confundir. a mi juicio. todo Estado de Derecho Estado constitucional. están que estar. saltar. lo reitero de modo expreso. Mis cautelas. con toda su fuerza y legitimidad. Entre éstos y aquéllos. así como para la necesaria y autentificación de las instituciones jurídico-políticas mocracia participativa y representativa (Parlamento. por tanto valer como disfraz ideológico para un reductiv judicial de Derecho. en cuanto que la interpr aplicación de los superiores principios y valores constit pretendan atribuirse y reducirse de manera casi exclusi predominante a las meras instanci as y criterios de los ór diciales. del mis do de Derecho .en que éste. cada vez más. Para que quede bien c lo anterior -así lo espero. que hago mía.

habrían de ir conduc vez más el proceso -con grandes esfuerzos y dificultad Colección Ensayos. el obje terio que da sentido a los mecanismos jurídicos y po componen aquél. lo que ha vertir en sistema de legalidad tal criterio de legitimidad creto. e l Derecho y el Estado no son s ino medios puede que impresc indibles. o nada . por s medios. y muy especi almente les inte resa -tendría que in aquellos que pued en proteger se menos. constituyen la ra del Estado de Derecho. se encuentren efec reconoc idas y garantizadas por el Estado de Derecho normas jurídicas. es necesario. di gamos de los otros sectores excluidos. La democracia. doble participac ión.a los gobern antes (as í. El Estado de Derecho.con cordes con la protecci ón y realización de tale fundamentale s.Pero el Estado de Derecho no es sólo cosa de j ur ist exclusivamente una cuestión jurídica. es de cir en derechos. en esa su empírica y tambié vincul ación e interrelación con la democracia.Fundación Juan March(Madrid) . los derechos fundamentales. Éstos. en definitiva . empezando por los de carácter económico. libertades y des. En él. más y mejo dos) sino a los ciudadanos. su fin alidad má s radical. demand cipación en resultados. par a los manos. Per ello sea o fuere así. requisito ineludible. decisiones ad m y judici ales. derechos. la bur gue sía y s us propie ro la mínima coherencia interna de las justificaciones alegad as y. a repetir. la historia de es interrel ación entre Estado de Derecho y derechos fund Por supuesto que se empieza por la exigencia de protec especialmente. qu mandas. No voy aquí a reproducir. que de verdad incorporen contenidos -pr nes. institucionaliza de modo esa partic ipación en resultados. en esa segunda perspe ctiva. libertades y necesidades de c tore s soc iales má s poderoso s. y a quiene s en rigor más importa que aquél e cione y sea real y formalmente respetado no es tanto -au bién. garantiz y realiz a (en una u otra medida según tiempos y esp acio y lugar) unos u otros derechos fundamentales. Constitución. a sus derechos. como siem que ser. sobre todo. e mos -además de participación en decisiones-. libertades des. leyes. es decir. s ino ellos para el hombre. las presiones y luchas. para un fin má s esencial : no hombre para ellos. exigencias éticas y sociales.

S re así. por t no sentido esa diferenciación conceptual e histórica (prim tórica.no valoran para nada ni las aportaciones ni. las lidades (válidas por sí mismas o como base para transfor más de fondo) del Estado social. 1998). universaliz se pide -como tan necesaria y esencial. también resulta completamente lógico (tan gica racional como histórica. Pero yo n así: creo.la libertad (dere ral y racional. En esa básica interrelación entre democracia y Estad recho es donde precisamente se inscribe y adquiere. Los caracteres de ambos son so bradamente conoci que pueda siempre debatirse y precisarse sobre ellos: e medida hoy se expresarían respectivamente como deterio gre so del Welfare State en unos u otros paíse s. análisis y juicios críticos incluidos. en la capacidad integradora y en creadora de aqué l. a mi juicio. Con ello -me temo que sea necesario advertirlo. con posterioridad -con menores fracturas. lo lógico es que esa li sea para todos (igual) y que sea real (no ficticia . por supuesto) referida a estos dos ya con solidados que son el Estado liberal de Derecho y el Estado social cho. si es que en ella se puede renciar) que esos procesos y pro gre sos de los derechos fu tale s se incorporen con responsabilidad a su protección por distintos y correlativos tipos de Estado de Derecho. ni sólo y. ni las reducciones en él introducidas por otros importantes poderes: de ahí deriv Colección Ensayos. se le ponga el se prefiera. sobre todo. cre que en estos complejos tiempos han sido tan habitualestrabajos mucho más recientes citados en el apéndice bibl que puede encontrarse en la última reedición de aqué Ediciones. en cambio.vías de una relativa. es en mi viejo libro (de 1966) Estado de Derecho y socied crática y. ante las insuficiencias tan radicalmente dife aquellos dos (de ningún modo. pues. todavía muy incipiente.Fundación Juan March(Madrid) . se decía entonces).con esa propuesta . si no se produce esa real correlación. el Estado de Dere no puede dejar de ser un Estado de derechas. Mis prop ciones personales. en una relación de tancia) la necesidad de ir adelante -en universalización r bertades e igualdades. tendrían razó alegaban ayer y hoy que. Pero lo que no se oculta frustraciones y contradicciones. que yo denomino y denominaba Estado dem de Derecho. en definitiva. A todo ello reenvío para poder seg uir a tificando.

sig ue s ie ndo. inc luso. a Hart y a Raw nlas. des de luego . pu es. aq uí se cr itica son fundam esas g raves redu cc iones neol iberales o ult raliberales d State qu e. aún c y no eq uipa rables defic ienc ias de univ ersalizaci ón.ma s tecn ocrát icos. la ideología de l fin de las ideologí pensamiento únic o». han co nta mi nado en más de un m pol íticas impulsa da s desde partidos o gobiernos sociald ¿O no ha sido así ? No se infravalora. imposición de los aná lisis y las recetas econom icistas. pue s. Para es mación yo precisam ente habl aba y habl o de social ismo tico . El Estado soc ia l de Derech o e c ho. qu e los va lo res qu e da n se ntido al cial y de moc rático de Derecho . y la leg itimidad. c ultura les del mundo realm ente exi ste nte. En ell os se institucionalizan c iertas fases d ción democráti ca : am bos son Es tados de Derech o fre q uie r d ictadura (q ue es lo qu e ten íamos en Españ a cu viejo lib ro mío se publicó) y en ellos se protegen. e l Estado socia l de Derech no se le va lora -creo.en menos de lo que ha s ido y. propu gnando un . Kant.Fundación Juan March(Madrid) .creosecuente Estado dem ocrático de Derecho. Lo que . las connotaciones e litis tas y d iscri (res pec to de min orías o sectores mar gin ad os y. Conside ro. de Kel sen a Bobbio . y después en vuelvo a rec orda r. de mane pecial . la teo ría crítica de la Ju encuentran más só lido fun damento en la F ilosofía j urí d de nuestro tiempo : como base. ni se infravalora aqu í tampoco e l Es t de Derecho. de socialdemocrac ia s i los posibl es críticos se q tranqu ilos. la sac ra lizació n en definitiva de la mera razón tal. De ahí deriva la lega lida del Derech o.de lo qu e se trataba es de no parar ni de oc ulta r esas graves deficiencia s econó m icas.libertad. im mos derech os hum anos. so constitu yen hoy la mejor vía de legiti midad y de legiti Derech o y del Estado actu al. igua ldad. políti les. hoy de nuevo ésta en fase de rec uperac ión : y propu gna ba y sigo . en de finitiva. Colección Ensayos. l va prevalen cia de la especulación finan ciera so bre la em du ct iva. co des . lo mejor que hasta ahor a hem os logrado inventar e Pero ento nces y hoy -con las co nsec uentes diferen cias y ha sta de leng uaje. respect o del q ue antes llam áb am os «tercer mund terioro y degradac ión con stante del med io amb iente.