You are on page 1of 44

Lucha Estudiantil

Documentos de Estudio

Historia de la
Unión de Juventudes
Socialistas
UJS-MST
Volumen I
Declaración general de la UJS-MSP
Universidad y Lucha Estudiantil:
Apuntes Críticos UJS-MSP

Escuela Socialista Pablo Soto Carriat


Movimiento Socialista de Trabajadores
Tomo II Historia de la UJS-MST

Declaración General de la UJS-MSP


Unión de Juventudes Socialistas
Movimiento Socialista Popular

En el 1973 se funda la Unión de Juventudes Socialis- la educación en una sociedad capitalista y colonial) pu-
tas (UJS-MSP) producto de un debate interno dentro de ede elevarse a la comprensión teórica de la explotación
la Juventud Independentista Universitaria (JIU). Dicha que sufre en carne propia la clase obrera y por ende
organización había sido recientemente expulsada del representa un aliado potencialmente revolucionario de
Partido Independentista Puertorriqueño por sus posi- los trabajadores. Es por eso que toda nuestra lucha está
ciones socialistas y marxistas. El sector juvenil expul- enteramente ligada a la lucha nacional; por la indepen-
sado del PIP quedó dentro de la JIU, mientras que el dencia, la liberación nacional y el socialismo.
sector de trabajadores expulsados del PIP conocidos Al ser uno de nuestros objetivos el encauzar la lucha
como los “Terceristas” fundaron los Grupos de Estudio estudiantil hacia aquellas metas que contribuyan, por
y Trabajo (GET). Este colectivo culmina sus trabajos un lado, a la agudización de las contradicciones que
con la fundación del Movimiento Socialista Popular representa la educación en Puerto Rico y, por otro lado,
(MSP). La UJS-MSP fue el brazo juvenil/estudiantil a la elevación de los niveles de conciencia de ciertos
del MSP hasta que dicha organización se fusionó con sectores del estudiantado que permita su integración a
el Partido Socialista Revolucionario (PSR) en el 1982. la lucha de clase del proletariado, tomamos coma punto
Hoy la Unión de Juventudes Socialistas es el brazo ju- de partida las siguientes tesis:
venil y estudiantil del Movimiento Socialista de Traba- a. La lucha estudiantil en Puerto Rico no está unifi-
jadores (UJS-MST). La declaración de principios que cada. El trabajo a nivel universitario y de las escuelas
aqui presentamos fue publicada en 1974 para presentar secundarias se ha visto como dos aspectos separados y
las concepciones políticas, organizativas y tácticas de no se ha buscado su interrelación.
la UJS-MSP. El documento se utiliza aún al día de hoy b. La lucha estudiantil tiene un rasgo específico: la in-
dentro de la organización para generar debates en torno existencia de una vanguardia que dirija al estudiantado
a lucha juvenil y estudiantil/universitaria. puertorriqueño en la lucha por sus reivindicaciones a
corto y a largo plazo.
I. INTRODUCCIÓN c. Las clases trabajadoras puertorriqueñas no tienen un
La Unión de Juventudes Socialistas (UJS-MSP) es la verdadero partido que las represente, las oriente y las
organización política estudiantil del Movimiento So- dirija hacia la toma del poder político.
cialista Popular (MSP), que agrupa en su seno a estu- Desde esta perspectiva la Unión de Juventudes Social-
diantes de escuelas públicas y recintos universitarios. istas se traza los siguientes objetivos de carácter gen-
En el desarrollo de su práctica revolucionaria por la eral que se particularizan en las diversas áreas donde
consecución de los objetivos que a corto plazo se ha desarrollamos nuestras tareas:
trazado está orientada por la ciencia del marxismo-le- a. Unificar la lucha estudiantil a nivel nacional medi-
ninismo, como ciencia que nos brinda unos instrumen- ante una estrategia que logre interrelacionar las dos
tos de análisis para interpretar la realidad y para poder vertientes fundamentales de esa lucha: el trabajo en las
transformarla. universidades y en las escuelas públicas secundarias.
Como socialistas, entendemos que la única clase social b. Crear una vanguardia que de dirección a la lucha de
que posee la fuerza y el potencial revolucionario de los estudiantes por sus reivindicaciones y ubique este
transformar la sociedad capitalista es la clase obrera. En sector en el proceso revolucionario.
este proceso de lucha de los trabajadores el estudianta- c.Contribuir a crear, mediante el fortalecimiento del
do, aunque no es un sector homogéneo (pues proviene Movimiento Socialista Popular, el verdadero partido de
de diversas clases o grupos sociales y posee unos in- la clase obrera.
tereses particulares, por la contradicción que representa
Lucha Estudiantil

II. FUNCIÓN DE LA ORGANIZACIÓN dades públicas, constituyen factores decisivos para que
POLÍTICA EN EL SENO no continúen estudios superiores y tengan que engrosar
DEL ESTUDIANTADO las filas de las clases trabajadoras, del desempleo una
vez se gradúen o abandonen la escuela.
En toda sociedad capitalista existen dos clases funda- Es esta situaci6n precisamente lo que significa su par-
mentales: la clase trabajadora (compuesta por obreros ticularidad. La inmensa mayoría de los estudiantes de
y trabajadores) y la clase burguesa. Los obreros tienen escuelas públicas no irá a la universidad. Una parte
una relación directa con los medios de producción. mínima conseguirá trabajo; otros se irán al ejército yan-
Participan en la transformación de la materia prima en qui; otros se quedarán desempleados quedando expues-
producto y durante ese proceso sufren la explotación tos a un proceso de lumpenización y otros, finalmente,
del burgués. Los trabajadores, aunque no tienen una emigrarán a los Estados Unidos de Norteamérica.
relación directa con los medios de producción, rinden Siendo esta la realidad, la organización revolucionaria
unos servicios esenciales para el funcionamiento de la debe plantearse la politización del mayor número po-
sociedad. Tal en el caso de los bomberos, maestras, en- sible de estudiantes de escuelas públicas. Esto garan-
fermeras, empleados de mantenimiento, etc. La clase tizará que el estudiante, una vez se gradúe o tenga que
burguesa se constituye en clase parasitaria con el único abandonar la escuela siga relacionado con el partido
objetivo de aumentar sus riquezas. desde su particular trinchera de lucha, ya sea desde la
Unidos y relacionados a estas dos clases existen los gru- fábrica o colaborando activamente en trabajos de la or-
pos sociales. Los grupos sociales se definen por unos ganización nacional si es desempleado.
intereses comunes en el marco de condiciones materia- Una subdivisión dentro de las escuelas secundarias son
les en que se desenvuelven. Pueden o no pueden for- los estudiantes de colegios privados. Estos reciben una
mar parte de determinadas clases. Los intelectuales, por educación de mejor calidad y la mí...sectores estudian-
ejemplo, son un grupo social, pero no constituyen una tiles así como de la clase obrera. Veamos:
clase. Los maestros, al contrario, son un grupo social, Uno de los aportes más importantes del leninismo a
pero forman parte de la clase trabajadora. la lucha revolucionaria es el planteamiento de que los
Uno de los grupos sociales más importantes en la so- obreros (considerados como clase) no pueden adquirir
ciedad capitalista es el estudiantado. Es un grupo so- conciencia política por sí mismos. Si se entiende con-
cial heterogéneo, en transición hacia otras estructuras ciencia política como la comprensión teórica y práctica
de la sociedad y que tiene unos intereses comunes y sobre la necesidad de una transformación radical en el
particulares que lo caracterizan. La organización revo- sistema, la realidad demuestra que los obreros solos
lucionaria que se plantee un trabajo político con este no llegan a ese nivel. Su lucha se queda en el aspec-
sector tiene que comprender tales peculiaridades para to reivindicativo, de mejorar las condiciones de vida,
encauzar adecuadamente las tareas a realizar. sin comprender que esto se puede lograr plenamente a
Por su misma naturaleza heterogénea hay que conocer través de una Revolución Socialista.
los distintos sectores que componen al estudiantado, Este hecho tiene su base en las condiciones de explo-
cuáles son las características e intereses de tales secto- tación a que son sometidos los obreros. El sistema capi-
res y, una vez logrado esto, comprender que reivindica- talista contribuye a la enajenación y al embrutecimiento
ciones pueden ser comunes a todo este grupo social. En del hombre. Por otro lado, con la propaganda continua
Puerto Rico podemos establecer dos grandes divisiones al servicio de la clase dominante se pretende perpetuar
de sectores estudiantiles usando como criterio para las los valores de la sociedad burguesa. Sólo cuando la
mismas la comunidad de intereses envueltosblicas que agudización de las condiciones de vida los lanza a la
en el presente son más de 100,000. Este sector, en su lucha y existe un partido político que los oriente, los
mayoría hijos de obreros y trabajadores, está sujeto a trabajadores empiezan a romper con las barreras ide-
las pésimas condiciones de enseñanza que existen en la ológicas a que han estado sometidos.
educación pública. Se las brinda una educación suma- Los estudiantes, por el contrario, no viven en las condi-
mente mediocre que, unida a las pocas facilidades de ciones de explotación que sufren los trabajadores. Su
estudio y al discrimen socioeconómico en las universi- relación directa con los instrumentos de análisis que
Tomo II Historia de la UJS-MST

brinda la cultura los convierte en un campo fértil para el


desarrollo de la ciencia del marxismo-leninismo y, por Si se quiere cumplir a cabalidad con estos dos linea-
ende, de la conciencia política. Así, mientras las condi- mientos es necesario que la organización estudiantil
ciones objetivas de los obreros obstaculizan en parte revolucionaria comprenda lo siguiente:
el desarrollo de la conciencia política, las condiciones 1. La educación no puede transformarse si no se trans-
objetivas del estudiantado universitario favorecen tam- forma la sociedad que la condiciona.
bién en parte el desarrollo de esa conciencia. 2. Para transformar la sociedad hay que tener una
Son estas peculiaridades, tanto a nivel de escuela se- concepción táctico-estratégica clara.
cundaria como de universidades públicas y privadas, 3. No popularizar tal concepción en el seno del es-
las que va a explotar y aprovechar al máximo la or- tudiantado es caer en el reformismo (sólo luchar por
ganización revolucionaria. Para cumplir con esto es reivindicaciones económicas o académicas) y olvidar
preciso plantearse dos lineamientos estratégicos funda- que los estudiantes tienen una función que cumplir en
mentales. el camino hacia la toma del poder por la clase obrera.
Primer lineamiento: Contribuir a la Revolución Social- Partiendo de lo anterior, la Unión de Juventudes So-
ista en nuestro país mediante la integración de los es- cialistas expresa ante el estudiantado puertorriqueño
tudiantes a la lucha nacional. Este lineamiento implica, seis postulados básicos. Los mismos recogen nuestra
necesariamente, una relación entre la organización es- concepción estratégica sobre la revolución en nuestro
tudiantil y una organización nacional. En Puerto Rico país, constituyen aspectos particulares de los dos linea-
es inconcebible q Esto, por dos razones básicas: mientos generales señalados y sirven de orientación a
a. la organización estudiantil tiene que mantener una la lucha que desempeñamos como organización revolu-
relación directa con la clase trabajadora. Esto se logra a cionaria en el sector estudiantil. Estos postulados son:
través de la vinculación con una organización nacional 1. Que el método fundamental de lucha para lograr
que realice un trabajo con esta clase. Lo otro sería que la liberación nacional y sentar las bases de una socie-
la organización estudiantil realice también un trabajo dad socialista es la guerra prolongada como forma que
en los centros fabriles y de servicio considerando és- ataque y debilite sistemáticamente al estado burgués en
tos como su área prioritaria. En Puerto Rico la práctica Puerto Rico.
ha demostrado la imposibilidad de tal señalamiento. 2. Que la acción revolucionaria armada, complemen-
Además, la organización estudiantil se caracteriza por tada con un trabajo de denuncia, de organización y de
su trabajo fundamental entre los estudiantes. movilización del pueblo contribuye a crear conciencia
b. la organización no puede politizar estudiantes para política en las masas.
que luego se integren a diversos partidos a nivel na- 3. Que, como marxistas-leninistas, entendemos que
cional. La organización estudiantil, si quiere realmente no se puede esperar nunca a que estén todas las condi-
contribuir al desarrollo de la Revolución Socialista, ciones necesarias para iniciar la lucha armada. Esta, en
tiene que tener una línea táctica-estratégica sobre el si misma, constituye una condición fundamental para
proceso revolucionario. Por tanto sus miembros no pu- crear otras condiciones.
eden integrarse a la organización nacional que sostenga 4. Que los estudiantes puertorriqueños pueden con-
igual línea. Lo otro sería que la organización estudiantil tribuir efectivamente al desarrollo de ese proceso revo-
se convierta en Partido y se disponga a realizar su con- lucionario.
cepción táctico-estratégica. Y esto es un absurdo. La re- 5. Que nos planteamos contribuir a la formación de
alidad nacional y la realidad estudiantil son diferentes: Cuadros marxistas-leninistas y de Combatientes Revo-
exigen una división organizativa para realizar un traba- lucionarios que impulsen la concepción táctica-estraté-
jo efectivo en estas áreas. De ahí que un partido político gica a nivel nacional mediante nuestra relación con el
no pueda ser una organización estudiantil, y una orga- MSP. Rechazamos la tesis mecanicista de que no puede
nización de estudiantes no puede ser un partido. haber estudiantes marxistas-leninistas por su extracción
Segundo lineamiento: Luchar por todas aquellas rei- pequeño burguesa.
vindicaciones que contribuyen a desarrollar y elevar la 6. Que a corto plazo nuestra consigna a impulsar
conciencia política en los estudiantes. en todas las formas es CONTRA LA CRISIS DE LA
Lucha Estudiantil

EDUCACIÓN, CONSOLIDEMOS Y ORGANIC- su característica esencial: su sed de ganancia, su ob-


EMOS LA LUCHA ESTUDIANTIL; y junto a esta la sesión por la plusvalía como la forma monetaria de la
consigna que recoge los señalamientos anteriormente sobreproducción social.
planteados: POR UN MOVIMIENTO ESTUDIANTIL Esta clase tuvo, sin duda, sus representantes intelectu-
REVOLUCIONARIO DE MASAS. Ello es así porque ales. Obviamente, sus concepciones chocaban con las
partimos del postulado cardinal de que SIN LUCHA concepciones tradicionales y tenían que justificarlas y
DE MASAS NO HAY REVOLUCIÓN Y SIN LUCHA defenderlas. Sus actitudes, su nueva visión de mundo
ARMADA NO HAY VICTORIA. tenía que sistematizarse, organizarse, perfilar un or-
Entendiendo estos postulados, la Unión de Juventudes den de ideas. De ahí que las Universidades, que sur-
Socialistas podrá realizar mejor su función en el seno gen en el siglo XII, fuesen un campo fértil para lograr
del estudiantado, considerando que esta consiste en el este propósito. De ahí la elaboración de unos principios
logro de los dos lineamientos estratégicos fundamen- fundamentales - libertad de investigación, etc. – como
tales que hemos esbozado. garantía para impulsar las nuevas ideas y rechazar las
concepciones vigentes, defendidas por la Escolástica.
III. LA UNIVERSIDAD La Universidad, pues, fue un refugio para las ideas bur-
guesas en gestación y contribuyó a un adelanto de las
A. Breve trasfondo histórico ciencias que a partir del siglo XVII rompe con los dog-
La Universidad, por ser la institución más alta en toda mas ortodoxos sobre el conocimiento.
sociedad y tener un trasfondo histórico particular, brin- En el transcurso del desarrollo de la Universidad como
da la posibilidad de que los estudiantes sean más recep- institución, la burguesía ha reconocido que los prin-
tivos al análisis de la realidad en que se desenvuelven. cipios esbozados en sus orígenes no siempre eran con-
Desde sus orígenes, la institución universitaria ha esbo- venientes. En un comienzo los reyes, los papas, los em-
zado unos principios generales para su funcionamiento. peradores reconocían la autoridad de la Universidad y
Dentro de estos principios están: la libertad de crítica, acataban las decisiones que esta emitiera sobre cuestio-
la libertad de cátedra y el fomento del espíritu científico nes escabrosas. El hacho de que la Universidad ocupara
de investigación. Los mismos se ubicaban en el desar- un puesto en los parlamentos de Francia, Inglaterra y
rollo económico de una nueva clase a partir del XI que Escocia es altamente significativo. Pero eso sucedió en
tiene como una de sus principales manifestaciones, pre- una etapa en la historia de la Universidad.
cisamente, una nueva actitud hacia el mundo, hacia la Por el contrario, a medida que la burguesía se consol-
estructura social vigente y hacia los planteamientos de ida, las universidades van perdiendo parte de sus car-
la inmutabilidad del orden feudal. acterísticas iniciales. De estructuras democráticas (los
La nueva clase cuestiona ese mundo desde sus cimien- estudiantes escogían los maestros, como en el caso de
tos. Rechaza la sociedad de estamentos y su poca movi- la Universidad e Bolonia; o los maestros escogían a los
lidad social. Su ambición mayor es progresar, enriquec- estudiantes como en el caso de la Universidad de París)
erse, ascender en términos económicos, perpetuarse en pasamos a unas estructuras jerárquicas y separadas de la
el tiempo a través de sus riquezas. Sus aspiraciones no comunidad universitaria. De una amplia autonomía ad-
están encaminadas a escalar las mansiones sempiternas ministrativa (las universidades tenían una jurisdicción
prometidas por El Nazareno y repetidas incansable- interna con sus leyes y sus sanciones) llegamos a un
mente por la Iglesia Católica. Su campo de acción será completo dominio del Estado sobre las funciones uni-
la ciudad terrenal, no la ciudad celestial. Sus riquezas versitarias. Esto a pesar de que siga formulando a nivel
no la lograrán con virtudes; serán el resultado de la ra- teórico la supuesta autonomía. De una Universidad que
piña y del robo. De una economía mercantil, basada fomenta el espíritu de investigación, nos encontramos
en comprar mercancías a bajos precios y revenderlas a con unas estructuras que pretenden castrarlo, a enca-
precios altísimos, pasando por la producción simple de jonarlo dentro de los límites impuestos por los intereses
mercancías, asentada en la producción de artículos que burgueses y con una tendencia hacia la fosilización del
se venden para obtener otros artículos, y hasta llegar a conocimiento con cursos irrelevantes a la realidad que
la producción capitalista en sí, esta clase va precisando se vive.
Tomo II Historia de la UJS-MST

Cuando se da el conjunto de estos fenómenos asistimos jadores se organizan y combaten por mejorar sus condi-
a la formación de un organismo superestructural para ciones de vida.
cumplir con los objetivos que le dicte la clase domi- Sin embargo, la Universidad sigue siendo un pilar fun-
nante. No obstante, el progreso de las ciencias en todos damental en el desarrollo de nuestra lucha. Los estu-
los órdenes hace imposible el que se anule por completo diantes, como grupo social que exige unas reivindica-
el espíritu de investigación y el que no se brinden unos ciones que el sistema les ha negado, se convierten en
conocimientos que sirvan para cuestionar el régimen aliados importantes de los trabajadores puertorrique-
existente. Eso representa una contradicción insoslay- ños. Esta afirmación se hace cada vez más evidente
able del sistema capitalista. ante el giro que ha tomado la educación hacia áreas tec-
En este tipo de Universidad, parte de la sociedad capi- nológicas y la indudable ubicación de los estudiantes
talista-colonial puertorriqueña es que está inmersa la como asalariados en las industrias pesadas y en el área
Unión de Juventudes Socialistas. de servicios.
B. La Universidad: una contradicción Características de las universidades
en el sistema capitalista públicas en Puerto Rico
En el régimen capitalista, la Universidad tiene unas Las universidades públicas en Puerto Rico se caracteri-
funciones claras. Como institución educativa tiene que zan por unas estructuras antidemocráticas y ajenas a los
reproducir la ideología de la clase dominante, crear intereses de los estudiantes, profesores y trabajadores;
los técnicos y funcionarios que necesita el sistema y, por la inexistencia de una verdadera autonomía fiscal y
como parte del proceso de aculturación, mantener la es- administrativa (la Universidad es un comité del partido
tabilidad del orden existente. Sin embargo, para poder de turno y de ahí que hayan unas limpiezas periódicas
cumplir con estas tres funciones debe brindarle al es- de administración, según el partido que gane) y por un
tudiantado unos instrumentos de análisis. Tales instru- evidente discrimen socioeconómico contra los hijos de
mentos le permiten a este estudiantado cuestionar las los trabajadores que no pueden obtener una educación
bases mismas en que se asienta el sistema social. Esto superior.
representa una contradicción.
C. Las Universidades Públicas en Puerto Rico Unido a estos elementos, la Universidad tiene una car-
La lucha estudiantil en Puerto Rico ha tenido su desar- acterística muy peculiar en el presente que hay que ver
rollo principal a nivel de las universidades públicas. Las en sus méritos para extraer conclusiones revoluciona-
campañas de Reforma Universitaria, de Participación rias.
Estudiantil, Contra el ROTC, por una Nueva Ley Uni-
versitaria, llegando incluso al confrontamiento militar Como parte de la superestructura, la Universidad man-
del 11 de marzo de 1971, han sido los rasgos definito- tiene una relación dialéctica con el modo de produc-
rios de esa lucha. En todo este proceso se ha demostra- ción capitalista, con la infraestructura económica de la
do la combatividad del estudiantado universitario y se sociedad. Pero esa relación tiene dos rasgos distinti-
ha podido elevar sus niveles de conciencia política. vos: uno de ellos (producto de la falta de planificación
Por su misma función de impartir conocimiento, la Uni- global en el capitalismo) es que a nivel de la economía
versidad se presta a que las ideas de avanzada puedan los cambios pueden ser bruscos o graduales, pero tales
impulsarse. En nuestro caso podemos decir más: la Uni- cambios no repercuten mecánicamente sobre las insti-
versidad ha sido en años pasados la trinchera principal tuciones educativas. De esta manera, poco a poco se va
de la lucha por la liberación de nuestro pueblo. operando una falta de sincronización entre las funcio-
Hoy, cuando la crisis del capitalismo se hace cada vez nes de la Universidad y las necesidades de la economía.
más inaguantable y afecta directamente a los traba- Sólo cuando esta falta de sincronización adquiere sus
jadores, la sociedad puertorriqueña ha sido el escenario formas más agudas (por ejemplo, aumento del desem-
de arduas luchas sociales por mejorar las condiciones pleo al preparar los estudiantes en profesiones cuyas
de vida de las clases trabajadoras. La realidad ha ido áreas están repletas, como es el caso de los maestros;
trasladando el punto de acción de los centros de ense- o la educación se orienta hacia el sector terciario (los
ñanza superior a los centros de trabajo donde los traba- servicios) cuando la economía lo que exige como prio-
Lucha Estudiantil

ridad el sector secundario - la producción, la necesidad creta de los estudiantes, profesores y trabajadores para
de técnicos, etc.). Sólo cuando ocurre esto es que la impulsar sus demandas.
educación reacciona para ajustarse a las nuevas condi-
ciones. Este es el otro rasgo distintivo de la relación EL proyecto contiene tres áreas fundamentales en las
entre Universidad y modo de producción; es decir, la cuáles hay que enfatizar para encauzar adecuadamente
educación reacciona tardíamente ante los cambios que el trabajo político. Estas áreas son:
sufre la infraestructura.
Este fenómeno lo estamos viendo en el momento ac- a) el Co-Gobierno Universitario
tual. Los planes del gobierno y de la administración La nueva ley crea los mecanismos para darle una par-
universitaria se resumen en una palabra: reestructura- ticipación igualitaria a los sectores mayoritarios que
ción. La educación tendrá una orientación tecnológica componen la universidad. Plantea la creación del di-
como parte de las necesidades del imperialismo yanqui rectorio de educación superior (DES) como un cuerpo
y la burguesía nativa. Nosotros no nos oponemos a la democrático y representativo de la comunidad univer-
técnica ya que esta es parte del desarrollo de la humani- sitaria. La consecución del co-gobierno es un objetivo
dad. A lo que sí nos oponemos es a la técnica al servicio fundamental de la lucha estudiantil. El mismo adquiere
del régimen capitalista y no en beneficio de los traba- un carácter táctico dentro de la lucha por la reforma
jadores. universitaria en el momento actual.
La necesidad de reestructuración, obviamente, brinda
una coyuntura a las organizaciones revolucionarias b) la Autonomía Universitaria
para impulsar sus alternativas. La Nueva Ley establece la autonomía que debe tener la
Teniendo en cuenta las características presentes de institución universitaria para su mejor funcionamiento.
la universidad, la Unión de Juventudes Socialistas se En aras de evitar la inestabilidad económica con las
plantea cuatro objetivos fundamentales a cumplir en graves repercusiones que tiene para la Universidad, se
esta área: crean unas medidas para ponerle impuestos a los bancos
1. Agudizar la contradicción que representa la univer- y a los artículos de lujo. Esto significará unos renglones
sidad en el sistema capitalista. fijos que incrementarán el erario de la institución y con-
2. Elevar el nivel político de los estudiantes hacia la tribuirá a una expansión de sus facilidades.
forjación de una conciencia revolucionaria.
3. Reclutar a los elementos más avanzados de los c) la Universidad Abierta
estudiantes para convertirlos en cuadros políticos de la La Nueva Ley plantea esta medida como solución al
UJS y el MSP. grave discrimen socioeconómico que padecen los hijos
4. Aprovechar la coyuntura que brinda la necesidad de de las clases trabajadoras. En el concepto de la univer-
reestructuración para adelantar nuestras posiciones. sidad abierta postulado en el proyecto se eliminarían
D. Línea Pragmática los requisitos de entrada a la Universidad; se establ-
La línea pragmática recoge los aspectos generales que ecerían otros colegios en áreas específicas y se haría un
orientan nuestra lucha a nivel de las universidades y es uso efectivo de los medios de comunicación como la
la concreción de los objetivos que nos hemos trazados. televisión. Crea, al mismo tiempo, los mecanismos para
La misma expresa las diferentes reivindicaciones que fiscalizar la enseñanza por estos métodos, brindándole
habrá de impulsar la UJS a éste nivel junto a nuestra al estudiante y al profesor la oportunidad de evaluar al
posición sobre sectores específicos de la comunidad curso y someter recomendaciones.
universitaria. Estas tres áreas fundamentales se constituyen en objeti-
vos que habrá de impulsar nuestra organización a través
1.La nueva Ley Universitaria de la lucha por una Nueva Ley Universitaria.
La Lucha por un proyecto de nueva ley que democratice
las estructuras universitarias cobra hoy una importancia 2. La Unión Nacional de Estudiantes Puertorriqueños
mayor. Ante los planes de reestructuración administra- La Unión de Juventudes Socialistas está comprometi-
tiva la nueva ley se presenta como una alternativa con- da con la creación de una Unión Nacional de Estudi-
Tomo II Historia de la UJS-MST

antes Puertorriqueños. La misma debe cumplir con los nacional. Esto no representaría una dicotomía con la
siguientes objetivos: organización de los departamentos: sería un comple-
1. ser un instrumento genuinamente representativo de mento. El estar organizados sería un paso de adelanto
todos los estudiantes universitarios a nivel nacional. significativo. Contribuiría a formar la Unión y, una vez
2. luchar por la Reforma Universitaria y mantener un creada, sería un área particular de ésta.
apoyo militante a las demandas de las clases trabajado- Papel de los Consejos
ras de nuestro pueblo. La creación de los Consejos se ubica en un contexto
3. contribuir a lograr una educación integral que de- particular de la lucha estudiantil en Puerto Rico. El
sarrolle al máximo las aptitudes y los instrumentos de logro de este objetivo fue un avance en la lucha que
análisis del estudiantado. libraban los estudiantes por una participación más efec-
d)mantener relaciones de solidaridad con todo el estu- tiva en los asuntos de la Universidad. Ante la inexisten-
diantado del mundo y en particular, con los estudiantes cia de unas estructuras mínimas que canalizaran la voz
latinoamericanos, apoyando sus demandas y defendi- estudiantil, la formación de los Consejos a raíz de la
endo los derechos democráticos en los países donde son combatividad de los estudiantes, fue sin lugar a dudas
inexistentes. un adelanto.
Táctica organizativa: lineamiento general Sin embargo, en el momento actual la lucha estudiantil
La creación de la UNEP, como todo fenómeno social, exige tareas superiores. Las demandas de participación
es un proceso arduo y complicado. Para poder dirigir efectiva siguen vigentes, pero ya no pueden encajona-
adecuadamente ese proceso hay que definir primera- rse en los marcos estrechos de los Consejos.
mente, aunque en términos generales, cuál será la tác- Desde su formación, estos organismos han demostrado
tica organizativa a seguirse. sus limitaciones. Su misma estructura le ha impedido
Entendemos que la organización de los estudiantes relacionarse con la base estudiantil y se ha prestado
debe darse a dos niveles interrelacionados. En primer para el control burocrático por parte de las organiza-
lugar, hay que organizar los estudiantes en la base es- ciones de izquierda. Esto tiende a demostrar que hay
tructural donde se desenvuelven en su vida creación de que utilizar otras formas organizativas para impulsar la
unas Asociaciones por Departamentos combativas que creación de la UNEP.
luchen por las reivindicaciones particulares (cambios Basándonos en lo anterior, no creemos que la Unión,
de currículo, administrativos, etc.) y por las reivindi- con los objetivos que entendemos debe cumplir, pueda
caciones generales del estudiantado (Nueva Ley, por surgir exclusivamente de un Consejo Nacional de Es-
ejemplo) es una de nuestras prioridades. En segundo tudiantes.
lugar, hay que organizar los estudiantes tomando en Con las fallas inherentes a su estructura, la UJS con-
cuenta las condiciones materiales en que viven, como sidera que no es correcto trazarse como objetivo priori-
es el caso de los hospedados. tario la creación de un Consejo Nacional. Las experien-
En la medida que se logre organizar estos diversos fr- cias pasadas sobre los Consejos, con las dificultades de
entes, desde la base, se le irá dando cuerpo a la Unión. elegirlos en muchos casos, su burocratismo, etc., son
Esto evitaría la creación de un organismo elitista, aisla- hechos que fundamentan nuestro planteamiento.
do de los estudiantes, ya que no se formaría por decreto, Ante esta realidad hay que impulsar la creación de Aso-
sino que sería el resultado de una lucha ascendente por ciaciones departamentales que representen sus estudi-
la creación de unas estructuras adecuadas y represen- antes y hagan académico, en la práctica, la creación de
tativas. unos Consejos.
Para poder implementar efectivamente esta táctica hay La utilización de estos organismos debe subordinarse a
que tomar en cuenta el carácter dialéctico del proceso la contestación de una pregunta básica: su elección ¿ad-
y las distintas particularidades en las universidades de elanta o no adelanta los objetivos de la Nueva Ley y la
Puerto Rico. Este carácter dialéctico puede permitir Organización de los Estudiantes? Las particularidades
que los hospedados, impulsados por sus condiciones de cada Recinto son las que determinan la respuesta a
de vida, se organicen primero en un organismo que los esta pregunta y por ende, nuestro apoyo o repudio a la
aglutine a nivel de un Recinto universitario y a nivel elección de los Consejos.
Lucha Estudiantil

3. Lucha contra la mediocridad sas revoluciones socialistas. Es más inconcebible aún


Las universidades públicas del país padecen un hondo que en una Universidad de un país latinoamericano, no
problema de mediocridad. La misma tiene sus mani- exista un currículo para analizar la realidad de América
festaciones concretas a cuatro niveles específicos. Latina y obtener un conocimiento científico sobre su
* Primero: la existencia de profesores permeados problemática, su cultura, sus soluciones. Demandas
por la concepción tradicional sobre la educación. Estos como estas son las que tenemos que presentar.
establecen una separación negativa entre el educador- Por otra parte, cada uno de nuestros militantes debe dar
educando y conceptualizan al estudiante como un re- el máximo en su labor académica. Como revoluciona-
cipiente al que se habrá de llenar con conocimientos. rios comprometidos con la transformación radical del
Esto contribuye a reforzar la visión del estudio como sistema, no podemos olvidar el planteamiento leninista
una necesidad impuesta y no como una aspiración del de que la nueva sociedad se construye con los ladril-
individuo para superarse. los del viejo orden. La educación burguesa no puede
* Segundo: la existencia de cursos totalmente irrel- rechazarse por ser burguesa. Hay que obtener los cono-
evantes a la realidad puertorriqueña. Esto impide tener cimientos que brinda y cuestionar todas sus posiciones
un conocimiento adecuado sobre la situación nacional reaccionarias.
y buscar soluciones concretas a la misma. 4. Los sectores universitarios
* Tercero: la inexistencia de una relación interdisci- Nuestra política con los sectores universitarios está
plinaria que brinde una educación integral al estudiante. guiada por el siguiente principio: buscar los elementos
La educación universitaria tiene un concepto equivo- progresistas entre los profesores y los trabajadores para
cado sobre la especialización. En el mismo quedan convertirlos en aliados que contribuyan a un mejor de-
excluidas las materias que ofrezcan una visión global sarrollo de la lucha por la Reforma Universitaria.
del conocimiento. Los “especialistas” que preparan las a) Los Profesores
universidades públicas sólo pueden hablar de esa área Los profesores constituyen el segundo sector funda-
específica. La educación demuestra su incompetencia mental de la comunidad universitaria. En las universi-
para relacionar adecuadamente las diversas disciplinas dades públicas, aunque gozan de una relativa partici-
que ofrece. pación, la misma no es efectiva. En ocasiones han sido
* Cuarto: aunque todas las organizaciones pasan por víctimas de medidas abusivas (como el aumento de su
alto este aspecto, no podemos incurrir en tal error. En jornada de trabajo reduciendo en la práctica sus sueldos
la Universidad también hay muchos estudiantes me- reales) tomadas por la Administración sin ninguna con-
diocres. Permeados por un sistema educativo que gen- sulta previa. Un elemento que contribuye a tales situa-
era mediocridad, estos compañeros tienen como única ciones es la ausencia de la sindicalización a nivel de
prioridad, en algunos casos, la obtención de una nota, este sector.
aunque no se obtenga conocimiento. En otros casos, La Unión de Juventudes Socialistas apoya la demanda
más graves aún, ni siquiera la preocupación por una de una sindicalización efectiva en el sector profesoral.
calificación tiene importancia. Son estudiantes que Entendemos correcto la creación de un instrumento de
confunden la Universidad con un centro de diversión lucha que unifique a este sector y lo represente ante
y pasan su vida estudiantil sin cumplir con las respon- el patrono, que es la Administración universitaria.
sabilidades que todo estudiante tiene ante sí. Creemos que la Asociación Puertorriqueña de Profe-
La Unión de Juventudes Socialistas está comprometida sores Universitarios, como organización progresista,
con el logro de una educación de calidad, relevante a debe sentar las bases, mediante un trabajo consecuente,
la realidad nacional puertorriqueña y que estimule el para cumplir con este objetivo.
desarrollo integral del individuo. Como parte de este Como segundo aspecto, la UJS apoya todas las medidas
objetivo, tenemos que impulsar la adopción de cursos que se adopten para fomentar la excelencia académica
que cumplan con estos requisitos. en este sector.
Es inconcebible, por ejemplo, que en las Facultades b) Los trabajadores
de Ciencias Sociales no existan cursos adecuados de Los trabajadores forman el tercer sector mayoritario
Economía Política Marxista o de historia de las diver- de las Universidades públicas del país. El área de los
Tomo II Historia de la UJS-MST

servicios se encuentra organizada en la Hermandad de IV. ESCUELAS PÚBLICAS SECUNDARIAS


Empleados Exentos No Docentes (HEEND). El área de En toda sociedad dividida en clases sociales, la ide-
mantenimiento está aglutinada en la UTI. ología dominante es aquella que responde a los intere-
La posición de la UJS puede sintetizarse en tres ele- ses de dicha clase.
mentos básicos: En una sociedad como la nuestra donde el modo de pro-
1. Apoyamos la lucha de estos compañeros por mejo- ducción es el capitalista y por ende la lucha de clases o
rar sus condiciones de vida. la contradicción fundamental se desarrolla entre la bur-
2. Apoyamos el que los Sindicatos que los represent- guesía y el proletariado, la ideología dominante no es
en mantengan posturas progresistas con respecto a las otra que la ideología burguesa. De ahí que todo sistema,
demandas estudiantiles y establezcan una democracia toda institución que tenga como uno de sus objetivos el
interna en todos sus procedimientos. defender unas ideas, el adiestrar y educar a unos indi-
3. Denunciaremos todo intento de manipulación y de viduos responderá en última instancia a la clase que do-
oportunismo de líderes obreros al servicio del patrono mina económica, política y militarmente a la sociedad.
que intenten traicionar las luchas de estos compañeros. La burguesía, al revolucionar los medios de produc-
4. Lucha contra la militarización de las Universi- ción, ha logrado a su vez desarrollar e incrementar a
dades un máximo los instrumentos necesarios tanto para la
El establecimiento de agencias militares en los centros difusión de sus ideas como para adiestrar a los indi-
universitarios forma parte de la estrategia del imperial- viduos indispensables para la producción de las bases
ismo yanqui. El objetivo que persigue es la utilización materiales que darán sostén a su dominio de clase: las
de nuestros jóvenes come carne de cañón en las guerras mercancías, la ganancia, la plusvalía. Dentro de estos
de rapiña en que intervienen. instrumentos se destaca aquel que a nuestro entender es
Por otra parte, la lucha contra estas agencias ha sido el uno de los más importantes. Este es, en esencia, todo el
rasgo más distintivo del movimiento estudiantil puertor- sistema de educación pública o privada del país.
riqueño. En su momento, logró aglutinar a grandes ma- En Puerto Rico, como sociedad dividida en clases, la
sas y, en el confrontamiento directo, elevar los niveles educación siempre ha estado al servicio de las clases
de conciencia de éstas. dominantes con el doble objetivo de crear los cuadros
A partir del 11 de marzo de 1971 y el descenso que se técnicos e intelectuales cuya función sea el contribuir
va dando en la actividad estudiantil, la lucha contra la al mantenimiento del sistema colonial a nivel del desar-
militarización se va echando a un lado. Sin embargo, a rollo económico y al nivel ideológico. En la práctica
estas alturas el problema sigue vigente. En el Recinto diaria estos dos objetivos representan una de las con-
de Río Piedras el ROTC fue trasladado unos cuantos tradicciones que afectan todo proceso de educación. Es
metros fuera del campus, y continúan con sus prácticas. decir, mientras intenta ser un instrumento de dominio
En los otros recintos esta agencia sigue funcionando. ideológico, es a la vez el que trasmite el conocimien-
La Unión de Juventudes Socialistas se compromete a to de lo mejor que la humanidad ha creado en todo el
luchar contra la militarización en las Universidades. proceso de su desarrollo histórico. Esto permite el que
Como revolucionarios, no podemos permitir que el im- una parte asimile las conquistas del hombre en su lu-
perialismo impulse sus objetivos. Tenemos que denun- cha por “elevarse del reino de la necesidad al reino de
ciar esta situación y combatir esa agencia nefasta en la libertad...,” que adquieran un mínimo de conciencia
todas sus manifestaciones. La lucha contra el ROTC no y que los lleve a cuestionarse parte de la realidad en
ha terminado. Esto nos reafirma en la necesidad de la que viven. En nuestra realidad, además de ser un país
Nueva Ley que tiene como una de sus medidas, precisa- dividido en clases, nos confrontamos al hecho de que
mente, la completa eliminación de la educación militar nuestra situación económico-política es una de carácter
en las Universidades públicas del país. colonial, de forma tal que la educación que recibimos
0rientada por estas líneas programáticas, nuestra orga- está enmarcada dentro de una dualidad: justifica la ex-
nización se dispone a realizar su trabajo en las Univer- plotación colonial de que somos víctimas y es parte in-
sidades Públicas de Puerto Rico. tegrante de todo el sistema de penetración ideológica
con que cuenta el imperialismo norteamericano para
Lucha Estudiantil

justificar la explotación, opresión y dominio que ejerce to estudiantil nacional imprimiéndole a éste unos obje-
sobre los países de Asia, África y América Latina. tivos claramente definidos y que logre hacer del mismo
Partiendo de lo anterior, podemos afirmar que al luchar un aliado de la clase obrera. La experiencia ha sido que
contra el sistema capitalista y colonial que impera en se ha visto a los estudiantes como un todo homogéneo,
Puerto Rico, estamos luchando a su vez por la trans- con los mismos intereses “estudiantiles” y con las mis-
formación de la educación: de una que responde a los mas preocupaciones. Esto ha llevado a las diferentes
intereses de la burguesía a otra que sea manifestación organizaciones estudiantiles al esbozo de unas consig-
de la ideología del proletariado y cuyo objetivo no sea nas y al desarrollo de unas campañas (democratización
tratar de mantener la realidad tal y como es sino trans- y puertorriqueñización de la enseñanza; en contra de la
formarla, desarrollar individuos con plena conciencia Patrulla Aérea Civil; en contra de la desigualdad edu-
de sus facultades, con pleno conocimiento de lo me- cativa, etc.) que han sido válidas para unos sectores en
jor que la humanidad ha creado en el campo cientí- particular pero ajenas para otros. Logrando con ello mo-
fico, económico, político o cultural; con la capacidad vilizar tan solo a sectores independentistas, pero se ha
necesaria para integrarse al proceso de producción en olvidado desarrollar un trabajo de concientización con
beneficio de la sociedad en general. Como socialistas a los sectores que al graduarse o al abandonar la escuela
este tipo de educación aspiramos, pero la misma no se se integrarán al proceso de producción. Sectores que
conseguirá mediante reformas, sino con la revolución. al ser correctamente politizados pueden representar una
Revolución donde los trabajadores, por su relación con fuerza de avanzada en el seno del movimiento obrero y
los medios de producción y por su posición en la so- por ende en el área fabril o de trabajo desde donde se
ciedad serán la vanguardia del movimiento revolucio- desenvuelvan.
nario. Esto lo planteamos porque al hacer un análisis de la ex-
Ahora bien, en este proceso revolucionario existen unos periencia política pasada, se puede afirmar que las cam-
grupos sociales que proceden pero no forman parte de pañas o el trabajo desplegado estuvieron plasmados des-
una clase en particular. Grupos que no son homogéneos de su concepción original en una apreciación incorrecta
ni a nivel ideológico ni a nivel social. Más, sin embargo, de la definición del grupo social estudiantil. Más sin
grandes sectores de estos grupos pueden integrarse en embargo se debe reconocer que tanto la praxis pasada
un momento determinado a la lucha que libren los tra- como las condiciones políticas y económicas actuales,
bajadores por la toma del poder político; sectores que a y las estrategias para el desarrollo de la educación nos
pesar de no tener una relación directa con los medios de brinda las bases materiales necesarias para un trabajo
producción hacen suya la ideología de la clase obrera y político certero de movilización, organización y conci-
luchan por los objetivos históricos del proletariado. entización de sectores estratégicos dentro del sistema
Dentro de estos sectores se encuentra necesariamente de instrucción.
el estudiantado. El mismo fluctúa en nuestra Isla en un En lo expresado anteriormente radica la importancia
promedio de 700 mil estudiantes representando un 88% de señalar la corrección de la tesis de que el estudian-
de la población con edad escolar.1 De los cuales cerca tado no es un sector homogéneo; que no constituye una
del 70% son los que llegan a cuarto año de escuela supe- clase social. Como grupo procedente de diversas clases
rior y una gran cantidad pasa a engrosar las filas de los y grupos sociales se divide a su vez en diversos subgru-
trabajadores o al desempleo. Otro grupo prosigue estu- pos lo cual es reflejo de la misma división en clases de
dios ya a nivel universitario o a nivel vocacional (área la sociedad. Aunque no ocupa una relación directa con
que en los últimos años da muestras de gran interés por los medios de producción puede hacer suyos los intere-
vastos sectores de la población escolar. Fenómeno que ses de la clase de su procedencia o diferente a ella. Al
responde a los cambios que se vienen operando en la estar durante los años quo se forja tanto la personali-
economía de Puerto Rico a partir de la década del 60). dad como su conocimiento, inmerso en un proceso de
Durante años esos compañeros han estado, por un lado educación que encierra unas contradicciones, se puede
sometidos a la ideología de la clase burguesa sin con- realizar en este sector un importante trabajo de concien-
traparte de la proletaria, y por otro lado, ausentes de una tización que los convierta en aliados de la clase obrera
práctica política certera que logre unificar el movimien- en la lucha por su emancipación y la liberación nacio-
Tomo II Historia de la UJS-MST

nal de nuestro pueblo. colegios regionales y de escuelas vocacionales y las


Habiendo visto la función de la educación en una socie- últimas medidas de admisión que se han tomado a nivel
dad capitalista y colonial como la nuestra, la experien- universitario. Medidas que discriminan a favor de los
cia de unas campañas realizadas, la correcta definición graduados de escuelas públicas superiores.
del estudiantado como sector social, teniendo clara la El segundo nivel dentro del cual se enmarcan nuestras
situación económica, política y social de Puerto Rico, metas es el lograr la concientización del mayor número
la Unión de Juventudes Socialistas, partiendo de los ob- posible de estudiantes. Grupo que se integrará, ya a la
jetivos tácticos y estratégicos que le definen y dan razón fuerza obrera en las fábricas, o al ejército de reserva de
de ser, entiende que debe asumir la responsabilidad de trabajadores y que por su rol histórico de futuros traba-
trazarse unas metas a corto y largo plazo para lograr jadores deben tomar conciencia de clase; y como actu-
la movilización y organización del mayor número de ales aliados a la clase obrera deben integrarse a la lucha
estudiantes de escuelas públicas. Esto, para luchar por de los trabajadores por la toma del poder político.
un lado, por las reivindicaciones de los sectores que en- Bajo el aspecto político organizativo, nuestra orga-
tendamos como estratégicos y lograr, por otro lado, la nización desarrollará un trabajo político en áreas políti-
integración real y efectiva de los estudiantes a la lucha ca y económicamente estratégicas para la educación.
nacional de los trabajadores. Áreas definidas geográficamente donde se encuentren
Estas metas estarán esbozadas a dos niveles. En primer el mayor número de estudiantes y donde la concen-
lugar entendemos que nuestro objetivo inmediato es el tración de trabajadores es mayor (Bayamón, Carolina,
organizar. No organizar por organizar, sino partiendo del San Juan, Ponce, Arecibo, Mayagüez). Trabajo políti-
reconocimiento de que la educación tiene dos vertien- co-estudiantil que por su misma naturaleza no estará
tes. La primera donde se proyecta una futura educación ajeno a los conflictos obrero-patronales y que nos per-
en las artes liberales (Historia, Sociología, Artes, etc.) mita concretar la alianza obrero-estudiantil.
que a su vez pretende crear intelectuales necesarios al Para cada área en particular (escuelas de cursos gene-
sistema (maestros, abogados, escritores, trabajadores rales o vocacionales) la concreción práctica de nuestros
sociales, étc.). Esto al nivel económico y político tanto principios generales será la elaboración de unos planes
nacional como internacionalmente va siendo relegado a de trabajo a corto y largo plazo que nos acerque a los
un segundo plano por los ideólogos burgueses la edu- objetivos de:
cación. El segundo nivel es aquel que va cobrando may- 1. orientar la lucha estudiantil en las escuelas públicas
or importancia, nos referimos, desde luego, a la edu- por los canales que entendamos correctos. Para ello es
cación técnico-vocacional. Tan es así, que el informe necesario lograr que la organización del estudiantado
que rindiera la Junta de Planificación en 1970 señala a través de consejos de estudiantes con el objetivo de
que: “el creciente aumento entre los graduandos de es- construir más a largo plazo un Consejo Nacional de
cuela superior se debe (entre otras cosas) a la intensifi- Estudiantes que luche por una participación estudian-
cación de los programas de instrucción vocacional que til. Ahora bien, esta organización no se dará tan solo a
permitieron que gran parte de los desertores potencia- través de consejos estudiantiles, sino que tendrá como
les se orientasen hacia los programas más prácticos.” complemento la organización de los estudiantes a otros
Más adelante en el mismo informe se establece que “los niveles.
graduandos de cursos vocacionales aumentaron en un 2. lograr la concientización de los estudiantes a través
99% (para 1969-1970) mientras que los graduandos de de la difusión de la ideología de la clase de los traba-
cursos generales ... fue algo más bajo (85%).” Esta ori- jadores.
entación académica, que había sido pasada por alto por 3. movilizarlos en aras de aquellas reivindicaciones
diversas organizaciones estudiantiles, responde como particulares que contribuyan a su concientización y or-
decíamos en un principio a la orientación económica ganización.
que va tomando Puerto Rico, es decir de una economía 4. luchar por reformas educativas inmediatas que los
preponderantemente liviana hasta principios del 60 a sectores a ser movilizados hagan suyas.
una de carácter técnico especializada. Otro fenómeno 5. lograr la integración de los estudiantes a la lucha
que no debemos pasar por alto es la proliferación de nacional.
Lucha Estudiantil

V. UNIVERSIDADES PRIVADAS
Las Universidades privadas en Puerto Rico constituyen Esta alianza obrero-estudiantil se posibilita por dos
una expresión concreta de la comercialización en la condiciones fundamentales: en primer lugar, por la con-
educación. tradicción objetiva de explotación económica de que
Estos centros de enseñanza son unas empresas dedica- son víctimas los trabajadores que los convierte a su vez
das al lucro y al bienestar de su Junta de Síndicos. Por en la clase social con capacidad revolucionaria de trans-
esta misma característica, el grado de represión, de vio- formar la sociedad capitalista y colonial que es Puerto
lación de los derechos democráticos del estudiantado y Rico; y en segundo lugar, por el papel que puede jugar
de mediocridad en la enseñanza es mucho más intenso el estudiantado como aliado de la clase obrera en su
en estas instituciones al comparársele con las Universi- lucha contra la burguesía todo lo que ella representa.
dades públicas.
Ante esta realidad, es evidente que la educación ofreci- El verdadero desarrollo de la alianza obrero-estudiantil
da no ayuda a comprender la realidad nacional puertor- es de vital importancia tanto para el movimiento obrero
riqueña. Por otro lado, la extracción social de muchos como para el movimiento estudiantil. Esto es así en la
estudiantes, provenientes de familias de escasos re- medida en que toda lucha por una reforma educativa y
cursos, limita la participación de los mismos en la lu- por una Nueva Ley Universitaria no puede estar ajena
cha estudiantil. Si a esto le añadimos los Reglamentos a la lucha de clase de los trabajadores y cada meta que
feudales (como en la Universidad Católica de Ponce) a corto o a largo plazo se planteen las organizaciones
podemos apreciar las grandes tareas que tiene toda or- políticas o estudiantiles tiene que estar enmarcada den-
ganización revolucionaria que realice trabajo en estos tro del objetivo de poner la educación al servicio de los
centros. trabajadores y los sectores más oprimidos de la socie-
La Unión de Juventudes Socialistas entiende que la lu- dad y de contribuir a la agudización de las contradiccio-
cha por la participación y la organización de los estu- nes del sistema capitalista y colonial para la destrucción
diantes, por la garantía de unos derechos democráticos, del mismo. Esto lo tiene claro la Unión de Juventudes
por la organización sindical de los profesores y por una Socialistas y desde esta perspectiva entendemos que la
mayor calidad en la enseñanza son demandas a impul- consigna sobre la alianza obrero-estudiantil debe ser
sarse a nivel de las Universidades privadas. algo más que una consigna para enarbolarse tan sólo
Junta a estas reivindicaciones, la difusión de nuestra cuando se da una convergencia entre conflictos huel-
línea política, como la denuncia de toda la problemática garios y manifestaciones estudiantiles; o cuando el
nacional son las tareas fundamentales de nuestra orga- movimiento estudiantil decide apoyar solidariamente a
nización para esta área. un sector de la clase obrera en huelga, como fue el caso
de la huelga de la Autoridad de Acueductos y Alcan-
VI. ALIANZA OBRERO-ESTUDIANTIL tarillados (1974) o cuando por el contrario es el mov-
Como hemos dicho desde un principio, en todo pro- imiento obrero quien se solidariza con las reivindica-
ceso de lucha de los trabajadores existen unos grupos ciones estudiantiles.
sociales, que no tienen una relación directa con los me- Cuando se realizan acciones de apoyo mutuo como las
dios de producción social, pueden ser y han sido en un anteriores entendemos que se sientan las bases para
momento determinado aliados a la clase obrera. Den- la plasmación de la alianza entre estudiantes y traba-
tro de estos sectores podemos mencionar, además de jadores en su lucha por una nueva sociedad.
otros, al movimiento estudiantil, que ha sido en varias Para trascender las acciones de apoyo mutuo y llevar
ocasiones el detonador de grandes conflictos sociales, y a una práctica permanente esta solidaridad sobre bases
que mediante sus manifestaciones ha logrado plasmar firmes se debe establecer, entre otras cosas, unos me-
la alianza obrero-estudiantil estableciendo un frente canismos de comunicación entre los sindicatos progre-
común de lucha. En otras ocasiones los estudiantes han sistas, el movimiento obrero y el movimiento estudi-
hecho suyas las reivindicaciones políticas, económicas antil; llevar las demandas estudiantiles al seno de la
o sociales de los trabajadores y se han integrado a las clase obrera; aprovechar la coyuntura de un conflicto
luchas obreras. huelgario para establecer unos círculos de estudio de
Tomo II Historia de la UJS-MST

obreros y estudiantes a través de los cuales estaremos Es por eso que nuestra organización se traza como uno
contribuyendo a la elevación de los niveles de concien- de sus objetivos el plasmar en la praxis diaria de nuestro
cia de los trabajadores. Y lo que es tan importante como desarrollo el trabajo unitario. El mismo descansa en lo
lo demás, realizar un trabajo político constante entre los que definimos como política de unidad.
trabajadores de los recintos universitarios y escuelas Para el logro de la misma nos trazamos como indis-
públicas superiores. pensables los siguientes cuatro principios:
1. Respeto a la integridad ideológica y organizativa
VII. SOBRE NUESTRA de las organizaciones que forman parte del frente uni-
POLÍTICA DE UNIDAD tario.
Uno de los obstáculos que deban ser eliminados tanto 2. Independencia organizativa para criticar al frente,
de la lucha nacional como de la estudiantil es el sec- organizaciones, individuos que la componen así como
tarismo que ha permeado en el pasado y en el presente para desarrollar trabajo independiente. Principio que
en el trabajo político de diversas organizaciones. Sec- tiene su base en la consigna de: crítica-unidad-crítica.
tarismo que ha impedido sobre la marcha de los acon- 3. Igual derecho de participación en todos los asuntos
tecimientos el desarrollar una lucha estudiantil de masa. del frente.
Obstáculo que será eliminado en la medida en que las 4. Nuestra participación en un frente no implicará
diversas organizaciones de izquierda o grupos tomen establecer compromisos con ninguna organización es-
clara conciencia de cuales son los objetivos tácticos y tudiantil nacional o internacional.
estratégicos comunes mediante los cuales se pueda re- En la aplicación correcta de los principios que definen
alizar en un momento dado un trabajo unitario y que nos nuestra política de unidad estaremos contribuyendo al
acerque cada vez más a los objetivos del movimiento adelanto de la lucha estudiantil.
estudiantil.

Universidad y lucha estudiantil:


apuntes críticos
Roberto Alejandro Rivera
Unión de Juventudes Socialistas (UJS-MSP)
Revista Pensamiento Crítico
En toda sociedad capitalista la Universidad es una de
(Nota de los Editores) Este artículo fue publicado en la
revista Pensamiento Crítico, año II Núm 19 (mayo-ju- sus instituciones más delicadas, por lo mismo, más
neurálgica. A través de ella la burguesía ha querido
nio 1980). El documento presenta un análisis de la situ-
erigir una bastilla de preceptos que muy a pesar de su
ación y la historia de la lucha estudiantil y universitaria
para principios de los años 80 previo a la huelga del solemnidad, no dejan de constituir resabios momifica-
1981-82 por el alza uniforme a la matrícula. dos de una época en la que sirvieron como punta de
lanza contra la esclerótica nobleza y el clero. Tales son
(Nota de redacción: Este documento tiene un carácter las alusiones a la libertad de cátedra y a la libertad de
de borrador. El mismo será sometido por la UJS a la expresión y tales son las repeticiones impertinentes so-
consideración de los estudiantes de avanzada. Asi será bre la Universidad como sinónimo de “civilidad” de ra-
ampliado y sin lugar a dudas, también enriquecido) cionalidad y de “razón critica”.

La Universidad: consideraciones sobre el marco No adelantaríamos mucho con definir a la Universidad


conceptual como parte de esa armazón jurídica, política, y filosó-
fica que se conceptualiza como súperestructura. Hace
Lucha Estudiantil

mucho tiempo que esta definición es un lugar común. y propaga por todo el organismo social, no es menos
Pero hay un punto que aunque sea por todos conocido cierto que tal reproducción no se da siempre de acuerdo
no está de más recalcarlo por las implicaciones que a los mejores intereses de dicha clase y que, incluso
tiene en el análisis de una institución educativa. Nos puede la Universidad estar peligrosamente descarriada
referimos a la insistencia de Engels sobre la relación del proyecto político que aquella precisa realizar. Es
dialéctica que guardan las instituciones súperestruc- entonces cuando, solapadamente entran en acción los
turales con la realidad material sobre la que se asientan. nuevos planes para “modernizar”, para instaurar “cam-
En una carta fechada en septiembre de 1880 y dirigida bios en las orientaciones educativas” o cuando, atrona-
a Joseph Bloch, Engels señalaba: doramente también hacen su entrada los tanques milita-
res o la gendarmería policial para poner la Universidad
“...La situación económica es la base pero los diversos “en orden”, para encarrilarla. Ambos fenómenos no son
factores de la súperestructura que sobre ella se levanta excluyentes, pueden ser complementarios. De ello dan
- las formas políticas de la lucha de clases y sus resul- fe las sangrientas luchas que desde principios de siglo
tados, las constituciones que, después de ganada una se han librado en las Universidades latinoamericanas
batalla redacta la clase triunfante, etc., las formas ju- y de las cuales Puerto Rico no ha sido la excepción.
rídicas e incluso los reflejos de todas esas luchas reales De ello dan fe los vetustos edificios que ayer contem-
en el cerebro de los participantes, las teorias políticas, plaron a un estudiantado reclamando transformaciones
jurídicas y filosóficas, las ideas religiosas y el desarrol- radicales para la sociedad y que hoy contemplan a otra
lo ulterior de estas hasta convertirlas en un sistema de generación que aguarda y lucha, lucha y aguarda, acu-
dogmas ejercen también su influencia sobre el cuerpo mulando ira contra las dictaduras que los oprimen.
de las luchas históricas y determinan, predominante-
mente en muchos casos, su “forma” “(1) Cuando definimos la Universidad como reproductora
de la ideología de la clase dominante estamos en un
Y en otra carta fechada enero de 1894 y dirigida a W. estado incompleto de análisis. Esta limitación se supera
Borgius, Engels puntualizaba: ubicando esa institución en una formación social dada;
“El desarrollo político, jurídico, filosófico, religio- ubicándola en un marco social donde puede haber vari-
so, literario, artístico etc. descansan en el desarrollo os modos de producción aunque uno solo sea el prepon-
económico. Pero todos ellos repercuten también los derante y donde pueden subsistir clases sociales car-
unos sobre los otros y sobre su base económica. No es acterísticas de un modo de producción anterior; clases
que la situación económica sea la causa, lo único ac- que no por estar en inaplazable decadencia histórica,
tivo y todo lo demás efectos puramente pasivos. Hay dejan de tener manifestaciones ideológicas fuertemente
un juego de acciones y reacciones, sobre la base de la entronizadas en la sociedad y con claras repercusiones
necesidad económica que se impone siempre, en ultima sobre sus aparatos educativos no harán otra cosa que
instancia” reflejar en un medio particular la lucha de clases que
acontecen esa formación social. (3)
Al aplicar el instrumental analítico que se comprime y
deriva de esa frase “en última instancia” tenemos que Con lo expresado hasta aquí, ya estamos en condicio-
visualizar la Universidad como una institución cuyos nes de apuntar dos características fundamentales de la
parámetros de funcionamiento pueden ser amplios o universidad en la sociedad capitalista. La primera pone
estrechos; pueden revestir un carácter progresista o de relieve una contradicción general. Cuando la Uni-
reaccionario, dependiendo siempre de las articulacio- versidad reproduce la ideología burguesa la reproduce
nes económicas políticas, ideológicas, que expresan la como un conjunto y, por tanto, no puede dejar de repro-
lucha de clases en la sociedad de la que aquella for- ducir importantes supuestos de esta como son la lib-
ma parte. De modo que, si bien la función de la Uni- ertad de investigación, el espíritu crítico, etc. Seria un
versidad es mantener y reproducir las ideas valores y malabarismo, no imposible por cierto, pero sumamente
creencias de la clase dominante, es decir reproducir escabroso, el que los intelectuales burgueses hicieran un
las ideas, valores y creencias que esa clase desarrolla listado de aquellos elementos que se deben eliminar. Si
Tomo II Historia de la UJS-MST

la clase poseedora de los medios de producción quiere nante por más que esta insista en el carácter general de
preservar su dominación de clase mediante las formas los mismos. Y todavía menos habría que profundizar
de liberalismo político no tiene más remedio que repro- para darse cuenta que la acción “disolvente” siempre se
ducir el conjunto total de los elementos ideológicos que adscribe a los grupos e intelectuales de avanzada.
conforman esa concepción de mundo. Esto implica,
necesariamente, que, en aquellos momentos donde esa La segunda característica de la Universidad reviste un
forma de dominación se sea amenazada, la reproducción carácter coyuntural. Dado el grado de autonomía de las
de su ideología adquiera distintas manifestaciones los instituciones súper estructurales no son pocas las veces
énfasis varían. Del liberalismo se pasa al militarismo, en que no concurre la función social de la Universidad
de la libertad de cátedra se pasa al amordazamiento. con las exigencias que las transformaciones económi-
cas promueven. Es el momento de los desfases cuya
Pues bien: esos supuestos de libertad, de espíritu críti- agudización puede tener serias repercusiones sobre la
co, imposibilitan el aislamiento de la Universidad. Esta estabilidad política del pais.
debe estar abierta a nuevas corrientes de pensamiento
aunque cuestionen las bases mismas de la sociedad. Este fenómeno, generalizado en las formaciones sociales
Así tenemos que la Universidad aunque debe preparar dependientes, cobra hoy profunda relevancia en Puerto
los cuadros técnicos, administrativos, intelectuales del Rico. A partir de 1947 el proyecto del P.P.D. se tradujo
ordenamiento capitalista, brindan también unas cat- en modelo económico consistente en la importación de
egorías de análisis que permiten articular una concep- capital para el desarrollo de la industria liviana. Esta
ción de mundo diametralmente opuesta a la que debe estrategia, en la que el estado corría con los costos de
reproducir. En tal sentido el estudiante universitario la infraestructura a la vez que ofrecía otros incentivos
se transforma en operación propedética para combates a los inversionistas extranjeros, tuvo su repercusión en
mayores. el campo educativo. La Universidad, particularmente,
fue la generadora de los cuadros administrativos que tal
Los ideólogos del sistema no están ajenos a esta reali- esquema necesitaba. Al mismo tiempo se convirtió en
dad. Siempre la tienen presente. Por eso aunque resulte vehículo de movilidad social para los hijos de antiguas
paradójico, una de las personas que mejor ha esbozado clases dominantes y de la pequeña burguesía. La ori-
en este pais esa contradicción ha sido el ex-Rector del entación educativa se concentró en las artes liberales:
Recinto de Rio Piedras, Ismael Rodríguez Bou, cuando Sociales, Humanidades, Derecho.
discurría sobre la esencia de la existencia de la Univer-
sidad. Mientras los supuestos de Fomento aparentaban ser
(La Universidad) “Por esencia tiene que investigar la fuertes la educación universitaria no constituía ninguna
realidad, diseminar lo más ampliamente posible esa preocupación. Pero cuando se empezó a importar indus-
investigación, discutirla, defenderla, criticarla y trans- trias con alta composición orgánica de capital, cuando
mitirla. Por esencia la Universidad analiza toda la reali- otros países empezaron a resultar más provechosos
dad: Dios, la naturaleza, la sociedad, el Estado.” para el establecimiento de industrias livianas, cuando
la mano de obra “barata” se organizó y empezó a exigir
Pero...”por razones de su existencia esta sociedad no mayores salarios, en una palabra, cuando el desarrol-
puede corporativamente actuar en forma disolvente de lismo a lo Moscoso empezó a demostrar su precarie-
los principios y los valores básicos de esa sociedad que dad, la política educativa también expresó síntomas de
la sostiene y la tolera”. desasosiego. La Universidad, al igual que otras univer-
sidades de países industrializados, se había masificado.
Repetimos: “no puede corporativamente actuar en for- Y, peor aun, había desarrollado un número de profe-
ma disolvente de los principios...” sionales que superaban por mucho la capacidad de ab-
sorción del aparato productivo. A manera de ejemplo,
No hay que profundizar mucho para saber que esos los datos sobre la población estudiantil universitaria en
“principios” y esos “valores” son los de la clase domi- distintos años son los siguientes:
Lucha Estudiantil

en 1974 sobrepasaba los 30,000 y representaba el 42%


Año Matrícula de la matrícula total universitaria en Puerto Rico. (8)
1940 4,987 Ya para el año 1976-1977 los datos son distintos. De
1950 11,348 un total de 108,850 estudiantes universitarios, el 46%
1970 18,223 correspondía a la universidad publica mientras el 54%
1978-79 50,146 estaba matriculado en instituciones privadas. En el pre-
sente ascienden a un 60 por ciento de una matrícula de
El aumento en la matrícula fue tan acelerado que ya en 119,000 estudiantes. “No solo superan a la Universidad
1970 el Recinto de Río Piedras sobrepasaba la matrícu- de Puerto Rico en cuanto a número de estudiantes sino
la de 25,926 que era la prevista para 1985 (5) que por virtud de sus altos costos de matrícula, estas
tienen una holgura económica sin precedentes en la his-
Esta masificación ha ido aparejada de un cambio en la toria educativa del pais” (9) (Informe Comité Aumen-
composición de clase del estudiantado. En rigor, no po- tos en costos de matrícula en la Universidad de Puerto
dría hablarse de una Universidad cuya mayoría de estu- Rico, marzo de 1971; página 12)
diantes es de extracción burguesa o pequeña burguesa
acomodada. La matrícula de la universidad publica es El Estado no ha pasado por alto la problemática de la
de poco más de 50,000. De estos el 57% proviene de universidad tradicional. Ya desde 1973 el Consejo de
familia con un ingreso anual ajustado menor de $7,500. Educación Superior recalcaba la importancia de la de-
En las universidades privadas el porcentaje es mayor: scentralización educativa a través de los Colegios Re-
el 80% (9) gionales. Dicha descentralización, señalaban, deberían
estar encaminada a brindar programas educativos “ar-
¿Quiere decir, entonces que la universidad dejó de ser ticulados con las características de la economia region-
discriminatoria? De ninguna manera. Las cifras por al”. Y en el mismo documento expresaban unas pregun-
si solas, dan una impresión equivocada. Lo que debe tas que todavía hoy son fuente de preocupación para los
verse, para poner de relieve el carácter discriminatorio administradores. Estas preguntas son:
de la institución, es el número de estudiantes de escuelas 1-”¿Cuanto énfasis debería ponerse en la educación
públicas que solicitan, los que aceptan, y el número de liberal y cuanto en la educación ocupacional? ¿En que
estudiantes de escuelas privadas que también logran ac- proporciones deben combinarse ambas?
ceso a la universidad. 2-”¿Qué grado de responsabilidad deberá asumir el es-
tado en cuanto a la educación post-secundaria? ¿Cuanta
La ampliación de la oportunidad educativa ha tenido prioridad sobre los recursos del estado tendrá la edu-
una repercusión directa sobre los títulos universitarios. cación tecnológica frente a la educación liberal?” (10)
Muchos diplomas, particularmente los que reflejan la
educación liberal, se han desvalorizado, si antes repre- Ese dilema, todavía presente, lleva por necesidad a
sentaban una mediana posibilidad de ascendencia en la puntualizar el rol de la Universidad como auxiliar del
estructura social, hoy constituyen una segura garantía sistema de producción. “La Universidad,... se puede
de lograr un puesto en la fila de cupones o en la fila de definir como una institución subsidiaria encargada de
desempleo o en ambas. Como dijera el ex-presidente, la instrucción de la capacidad de trabajo y como factor
Arturo Morales Carrión: “La estructura de la universi- que incide en la conservación de las condiciones para
dad clásica se ha quebrado”(7) Pero, por otro lado, este la producción de la plusvalía, formando intelectuales,
fenómeno ha contribuido a la diversificación de los me- ideólogos, profesionistas etc., que actúan como funcio-
dios educativos. Ante la clara inadecuación de la Uni- narios de la superestructura.”(11)
versidad con respecto al aparato productivo han prolif-
erado los institutos tecnológicos, los colegios privados, En esta definición sin embargo, hay un elemento que
cuyos programas ofrecen carreras cortas más acordes a no debe pasar desapercibido. Es el hecho de que, dada
las características del mercado de empleo. Para 1960, la incapacidad del sistema para absorber la masa de
el número de estudiantes en estos colegios era 7,600; egresados, la Universidad, como la escuela, se hace
Tomo II Historia de la UJS-MST

“funcional a sí misma.”(12) Su objetivo, entonces, ya los últimos anos ha tomado medidas para ampliar su
no será únicamente la instrucción de la capacidad de área técnico-científica, sea rigurosa en los criterios de
trabajo; será también retardar la entrada del estudiante selección para ese tipo de programas. El número de so-
en el ámbito productivo. De esta forma, la Universidad licitantes a la Facultad de Naturales, por ejemplo, com-
viene a institucionalizar el trabajo improductivo forza- parado con el número de aceptados, es un buen indicio
do, el trabajo que no produce plusvalía, como forma de de esta rigurosidad. El problema lo plantean entonces
negar el desempleo. Esta institucionalización sirve para las universidades privadas. Estas, orientadas y defini-
explicar el incremento en los programas de ayuda fed- das por la comercialización de la enseñanza, mal se avi-
eral como un mecanismo que facilita la continuación de enen a un sistema de selección riguroso. El resultado es
estudios universitarios, aunque sea en colegios priva- una ampliación de la oportunidad educativa, particular-
dos, a los graduados de escuela superior. mente a los estudiantes provenientes de familias traba-
jadoras, los mismos que no logran ingreso en la Uni-
La utilización del estudio como colchón que amortigüe, versidad “del pueblo” ni que se pueden gastar el lujo de
al menos temporeramente, las cifras del desempleo, quedar desempleados al graduarse y optan por carreras
no es síntoma de una universidad estabilizada inter- técnicas cortas, seguida de un deterioro más marcado
namente y estabilizadora de problemas sociales. Es lo del contenido de la enseñanza. No en vano hablaba Ro-
contrario. Ese síntoma de un profundo desajuste en el dríguez Bou de los chinchales y Mellado Parsons de la
sistema capitalista que los enfrenta a una contradicción “pobreza académica” de ciertas instituciones privadas.
implacable: el contenido de la enseñanza es caduco pero Dan títulos que solo garantizan un tiempo asistido a la
es imposible una transformación cualitativa del mismo institución pero no son, ni remotamente, una prueba de
dentro de los parámetros de ese modo de producción. conocimientos adquiridos.

La afirmación de que la educación llamada liberal está Pero, aunque esto sea verdad, hay un hecho irrefutable:
en crisis es cierta. Pero no implica que la solución está el sistema superior privado agrupa al presente el 60 % de
en una educación de tipo técnico. Esta educación guar- los estudiantes universitarios. Su fortaleza, no obstante,
da más afinidad con las necesidades del aparato pro- como la estatua de Nabucodonosor: tiene los pies de
ductivo, si, pero también precisa un mayor compromiso barro. Este barro tiene nombre: programas federales de
con el esquema de valores de ese régimen. El énfasis ayuda económica. Un corte significativo en los mismos
liberal brinda la oportunidad de cuestionar, como diría dejaría a la intemperie a muchas de estas instituciones
Rodríguez Bou, los distintos elementos de la realidad. al quitarle su fuente de mayor ingreso. Es bueno tener
El énfasis solo promueve la mentalidad acrítica, la acep- presente que el 90.4 % del presupuesto de las institucio-
tación de un conocimiento científico supuestamente nes privadas se cubre con los costos de matrícula. (14)
neutral que garantizara luego, en la fabrica, un status Y estos, a su vez, se sufragan fundamentalmente, con
de superioridad frente al obrero. Es la educación que becas federales.
prepara, como una de sus vertientes, a los suboficiales
Por eso no es de extrañar el marcado interés en esta-
de la producción, es decir, a es la educación que intenta
perpetuar la jerarquización que solo es reflejo, no de blecer un organismo coordinador de universidades y
una necesidad técnica, sino de una particular división colegios privados con carácter autónomo. El propósito
del trabajo, la división capitalista. (13) La otra vertiente
sería limitar, cuando no anular, la injerencia del Esta-
de la educación técnica es la que prepara a los que lu- do quien a través del Consejo de educación Superior
ego serán los obreros especializados. (CES) acredita a estas instituciones. Pero también seria
la elaboración de una estrategia común para enfrentar
Pero esta educación, aun siendo más acorde a las nece- su común problema su dependencia de los programas
sidades productivas, no puede ser generalizada. El federales.
sistema necesita una cuota de “fracasados” que pueda
realizar los empleos manuales y no calificados de la so- Resumiendo: la crisis dela educación universitaria no
ciedad. De ahí que la Universidad del Estado, que en hace otra cosa que proyectar la crisis del sistema pro-
Lucha Estudiantil

ductivo que le sirve de trasfondo. Educación liberal, ticularmente en el campo de las ciencias. Por eso el ob-
educación técnica. Ese es el dilema de los administra- jetivo básico del Centro, según la propuesta, seria in-
dores. (15) Esa es la dicotomía de un sistema que divide crementar la participación de los puertorriqueños en las
el conocimiento en compartimentos estancos y hermé- ciencias e ingeniería dándole prioridad a los estudiantes
ticos. Pero ni la una ni la otra son alternativas perman- provenientes de familias de bajos ingresos. A este re-
entes dentro de las fronteras de ese sistema. Porque si specto hay un objetivo interesante: la identificación de
bien el énfasis liberal contribuye al aumento del núme- ese tipo de estudiante mediante la “búsqueda de talen-
ro de desempleados con diplomas, el énfasis técnico, no to” entre los graduandos de séptimo y décimo para fo-
puede ser generalizado y además solo sirve para reiterar mentar en ellos la selección de una carrera científica en
una división del trabajo cuyo único propósito es parcel- lo que se considera una etapa critica de su educación.
izar la producción al máximo para aumentar el control
patronal, para aislar completamente al trabajador de su Sin entrar a considerar la naturaleza de la National Sci-
producto, para convertir al trabajador individual en una ences Foundation (NSF), frente de penetración imperi-
pieza más del “trabajador colectivo-productivo”. (16) alista en el área de la educación, es obvio que la pro-
puesta está dirigida a satisfacer unas necesidades de la
Permítasenos la reiteración: la educación técnica no industria pesada. Pero habría que añadir algo. En reali-
puede ser masificada. A largo plazo representa un agu- dad se intenta subsidiar a este sector produciéndole unos
do problema para el sistema al crear un excedente de técnicos que disminuirían los costos en que tienen que
personas calificadas que tampoco encontrarían trabajo. incurrir al reclutar su personal especializado fundamen-
Pero en el corto plazo si representa una solución ante talmente en el exterior. De modo que la Universidad,
las necesidades de la industria pesada y el mismo gobi- tratando de adecuarse a un marco productivo asentado
erno. Los administradores lo saben, estan dando pasos sobre el colonialismo, lo único que logra es satisfacer
que insisten en ese énfasis. los objetivos particulares de unas empresas, ayer de la
manufactura, hoy de unas industrias que constituyen
Un ejemplo de esto es una reciente propuesta (noviem- nervios vitales de la estructuración imperialista.
bre de 1979) de la Fundación Nacional de Ciencias en-
caminada a crear un Centro de Recursos para la Ciencia El sistema de educación superior, para remachar, con-
y la Ingeniería. El Centro está compuesto por la Uni- fronta un problema dictado, digámoslo asi, por la lógi-
versidad de Puerto Rico con sus distintos Recintos y ca. La utilización de la Universidad como válvula de
Colegios, la Universidad Católica y la Fundación Ana escape al desempleo tiene su limite. Ese limite está
G. Méndez que agrupó la Júnior College y al Colegio configurado por la capacidad física de la institución. Y
del Turabo. Estas instituciones tienen una matrícula resulta que esa capacidad, en el caso de la universidad
de 73,619 estudiantes lo que representa un 62% de la publica. Hace tiempo que se ha constreñido. Según el
matrícula total universitaria. Presidente del CES, Ramón Mellado, la Universidad ha
estabilizado su número de 50,000 y solo admitirá 1,000
El fundamento de la propuesta es claro. En el pais se ha estudiantes al ano. (17) La Universidad Interamericana,
ido estableciendo una industria altamente técnica e in- que cuenta con más de 31,000 estudiantes, ha adoptado
tensiva en capital como las farmacéuticas, petroquími- idéntica política. (18) La razón dada por su Presidente,
cas y la industria electrónica que requieren un personal Ramón A. Cruz, es un aumento en los costos operacio-
calificado. Esta transformación ha incrementado las nales que hacen previsible un aumento en el costo de
necesidades industriales y del gobierno pro graduados matrícula, ya de por si exorbitantes. Tal aumento en el
con Doctorado en ciencias y grado de maestría en Ing- costo de la educación también es una medida inminente
eniería. para la Universidad publica. Las organizaciones políti-
cas no pueden ser condescendientes ante ese hecho,
Las instituciones educativas publicas y privadas con- pero tampoco pueden, obviando la naturaleza clasista
frontadas con el súbito aumento en sus matrículas no de la institución adoptar una postura reaccionaria.
han podido desarrollar y ampliar sus programas, par-
Tomo II Historia de la UJS-MST

Es un dato axiomático que la “Universidad del pueblo” sistema: la organización socialista de la educación y el
es la que subvenciona la educación de los hijos de los trabajo.
sectores privilegiados. Pretender que esos no paguen
una matrícula más alta, que paguen un costo que atenué, Habiendo configurado, a modo de trasfondo, estos el-
al menos, el actual subsidio, es una posición vestida de ementos conceptuales, podemos pasar al intento analíti-
radical pero con refajo reaccionario. El planteamiento co sobre el movimiento estudiantil y su lucha.
debe ser otro. Debe ser la exigencia de una matrícula
progresiva en función de los ingresos de las familias Preguntas obligadas
que tienen estudiantes universitarios.
En el presente la lucha estudiantil expresa unos sínto-
Como quiera, la decisión de restringir el número de mas de aguda debilidad. No hay campañas definidas,
estudiantes aceptados - en la Universidad estatal y en no se han articulado las organizaciones de masas del
la Interamericana- no augura un futuro en calma. Tal estudiantado, no hay proyección en el ámbito nacional.
medida solo lleva a dos salidas: o al aumento explo- Como nota de contraste, la Administración se levanta
sivo en el desempleo o a la proliferación epidémica de fortalecida y sin muchos obstáculos para desarrollar sus
los chinchales que intentarían cebarse con esa nueva concepciones educativas.
categoría empapada de doble discrimen: los rechaza-
dos tanto del sistema publico como de instituciones del Frente a esto seria desastroso llamarse a engaño. La
sistema privado. actitud debe ser diferente. Es forzoso reconocer que la
estrategia penepeista para controlar el sistema univer-
Frente a la crisis educacional, los estudiantes compro- sitario dio resultado. Sin mucho alboroto, sin llegar a
metidos con la transformación social, independiente- los niveles escandalosos alcanzados en el ‘73 cuando
mente de que cursen carreras liberales o técnicas, no el PPD descabezo a los administradores de turno, los
pueden limitar su denuncia al marco de la institución jerarcas del Partido Nuevo fueron moviendo sus fichas
universitaria. Tienen que llevarla al sistema de trabajo, y esperando, moviendo su gente, esperando la reacción.
al sistema capitalista. Pero esa denuncia no puede estar Cuando esta se aplacaba el ciclo se repetía otro nom-
basada en la petición de privilegios que el sistema of- bramiento, otra espera. Todo en forma sistemática. Con
rece y no da. Tiene que estar basada en la critica de las mucha pausa, con mucha cautela.
relaciones de producción que fomentan la separación
de la educación y el trabajo, la Universidad y la fabrica El golpe maestro lo dieron en el Recinto de Rio Pie-
y que conforman el sistema donde la producción social dras donde, después de un insulso proceso de consulta,
es apropiada por los individuos poseedores del capital. nombraron a un supuesto rector apolítico con careta de
liberal: al Sr. Antonio Miro Montilla. Y la reacción de
Dentro de esta perspectiva, las organizaciones políti- la comunidad universitaria no pudo ser más alecciona-
cas no deben aplazar por más tiempo la exigencia del dora: se limito a boletines y a las consabidas declara-
derecho al trabajo para los estudiantes. Y en esa exigen- ciones llenas de indignación.
cia se deben combatir las contenciones de los jerarcas.
Por ejemplo, los administradores de seguro vendrán La realidad es contundente. En todo este periodo las
con planes “para ajustar la educación a las necesidades organizaciones estudiantiles han asumido una actitud
económicas del pais y facilitar la obtención de empleos de espera; la necesaria ofensiva no se ha cuajado; el
para los universitarios.” Eso puede ser cierto. Lo que malestar no se ha canalizado. Se ha respondido ante las
sucede es que ese ajuste se daría en función de un es- medidas del P.N.P. pero no se ha presionado para que
quema de desarrollo desarticulado que es, al mismo dichas medias o sean variadas o sencillamente, no pu-
tiempo, la expresión más vivida del colonialismo. La edan adoptarse.
critica de tal esquema es imprescindible aparejando,
claro esta, la difusión de la única alternativa que pu- Asi las cosas, hay varias preguntas obligadas. ¿Cuales
ede acabar con los desajustes y dicotomías del actual son las perspectivas del movimiento estudiantil en el
Lucha Estudiantil

futuro previsible? Más importante todavía: ¿Cuales mento de Estudiantes por restringir los derechos estu-
son las notas relevantes de la lucha estudiantil en sus diantiles y el nombramiento de la profesora Carmen
periodos de mayor trascendencia que nos sirvan de ter- Rivera de Alvarado como Decana de Estudios.
mómetro para medir el presente y visualizar el futuro?
¿Que alternativas pueden plantearse para movilizar a la Aun no habían culminado los trabajos de la Asamblea
comunidad universitaria? ¿Que reivindicaciones deben cuando llegó la noticia de que el Rector había cerrado
impulsar las organizaciones revolucionarias encamina- la Universidad. Efectivamente, la había cerrado eviden-
das a lograr un combativo movimiento de masas? ciando que no existía la menor posibilidad de dialogo
e inaugurando un estilo que, con la excepción de Abra-
Estas son las preguntas que aguijonean a la izquierda ham Díaz Gonzáles, serviría de orientación a todos los
estudiantil. Hacer un intento de contestarlas, por míni- administradores universitarios. (20)
mo que sea, resulta una responsabilidad ineludible. Y en
ese intento, obligatoriamente, tenemos que ir al pasado. Tanto Benítez como el gobierno e Muñoz Marín de-
Tenemos que hacerlo no como oráculos que buscan in- sataron una política represiva sin precedentes en la
terpretaciones acomodaticias para justificar fallas del lucha estudiantil. El movimiento huelgario organizo
presente. No; tenemos que ir con una concepción de la una Cruzada Universitaria con el propósito de lograr
historia a lo Vico: mirando el contexto sin deformarlo y, el apoyo del pueblo, cruzada que se fue desgastando en
en los arañazos que hagamos de ese contexto, tratar de los meses subsiguientes. Más de 100 estudiantes fueron
extraer posibles lecciones para el forcejeo inmediato. suspendidos, los dirigentes no fueron aceptados en la
Universidad y los que pudieron, Juan Mari Bras entre
1948: Inicio de una era. ellos, tuvieron que liar bártulos hacia el extranjero para
proseguir sus estudios académicos.
Alguien ha dicho que los años anteriores a 1948 consti-
tuyen la época de oro en la lucha estudiantil. Para ese Desde entonces imperó la política de Casa de Estudios
tiempo... “El consejo General tenia representación... bajo el amparo de un Reglamento de Estudiantes que
con voz y voto en la Junta Universitaria, publicaba su ya en el 1958 la Comisión de Derechos Civiles expre-
propio periódico, gozaba de acceso a oda información saba dudas sobre su validez constitucional. Esta políti-
referente al estudiantado y tenia amplia libertad de ex- ca era sencilla: era la concepción feudal transplantada
presión y asociación. El Consejo General era electo por al marco universitario. Cada sector tenia sus funciones
voto directo del estudiantado, lo que daba oportunidad asignadas y el orden natural exigía el fiel cumplimiento
a desarrollar un liderato universitario al nivel de Re- de las mismas. Los administradores en sus oficinas, los
cinto.”(19) profesores en sus cátedras, los estudiantes en sus au-
las. Tal jerarquía implicaba una violación de los más
Esos anos sin embargo, caen fuera del ámbito de este elementales derechos de la comunidad universitaria y
articulo. El que no podemos obviar por las claras impli- ni siquiera salvo en la facultad de Ciencias Sociales,
caciones que tuvo y aun sigue teniendo es el año 1948. existían Consejos de Estudiantes. Ese era el precio del
Ese ano, específicamente el 14 de abril, el estudiantado orden natural. Natural para Benítez, claro esta.
realizo una Asamblea General y aprobó cuatro deman-
das que serian presentadas ante el Rector Jaime Benítez La política de Casa de Estudios convirtió a la Univer-
Rexach. Esos puntos eran: la restitución de los estu- sidad en un sepulcro y sumió al estudiantado en una
diantes que habían sido suspendidos por bajar la ban- inercia, en un sopor parecido al de Macondo a la hora
dera norteamericana, la única que flotaba en los edifi- de la siesta. PAra el gobierno, sin embargo la inercia te-
cios públicos del pais, e izar la bandera de Puerto Rico nia mucho valor. En 1947 se había iniciado la operación
en saludo a Pedro Albizu Campos quien regresaba de Manos a la Obra asentada sobre un pilar básico: la paz
una cárcel en Estados Unidos; la autorización del uso industrial. Y una Universidad efervescente, convertida
del Teatro de la Universidad para una conferencia a ser en caldera de cuestionamientos y protestas sociales con
dictada por Albizu Campos, la eliminación del Regla- los graves peligros que encierra para la estabilidad mis-
Tomo II Historia de la UJS-MST

ma del gobierno, atentaba contra esa paz. Lo contrario vemos entonces a la organización realizar una practica
ocurría con una Universidad amordazada, apaciguada: enajenada y empeñada en crear las condiciones de su
esta si se ajustaba al esquema de Fomento. Por eso no propio entrampamiento.
escatimaron esfuerzos en institucionalizar la represión
y facilitar la labor de la Universidad como fabrica de En gran medida está pauta ha orientado el trabajo de la
cuadros que sirvieran a los intereses del Partido Popu- FUPI revistiendo, obviamente, características particu-
lar. lares en las distintas épocas del desarrollo de la orga-
nización.
Nace la F.U.P.I.
No obstante hay una verdad insoslayable: la FUPI tuvo
El sepulcro esculpido por Benítez empezó a perder su la tarea de activar la lucha independentista en el seno
tranquilidad el 11 de octubre de 1956. Ese día nació la del estudiantado universitario y definitivamente lo
Federación de Universitarios Pro Independencia con el logro. Ya para el 20 de agosto de 1959 exige la des-
propósito de agrupar a todos los estudiantes indepen- militarización de la Universidad y en febrero de 1960
dentistas sin importar el partido al que pertenecieran. demanda que el ROTC sea voluntario. De inmediato
desarrolla una intensa campaña de desafió a la Admin-
La FUPI apoyo al PIP en las elecciones de 1956 y luego istración, logra el apoyo de la mayoría de los estudi-
de la debacle de este el movimiento estudiantil se en- antes y el Rector Benítez se ve obligado a conceder la
frenta a la nada fácil tarea de mantener viva la lucha por demanda de la FUPI constituyendo eso en palabras de
la independencia aunque restringida al marco universi- Juan Ángel Silén, la primera “victoria significativa” lo-
tario. Esta particularidad histórica dio origen a un estilo grada contra el ROTC. (21)
de trabajo que, a largo plazo, tendrá unas repercusiones
negativas. Ante el arraigo evidente que obtiene la FUPI, los sec-
tores más retrógrados de los estudiantes, por regla gen-
Ante la crisis del independentismo la dirección de la eral los anexionistas, se dan a la tarea de contrarrestar
FUPI, de orientación nacionalista y de extracción de la influencia independentista y crean la asociación de
clase pequeño burguesa, optó por mistificar la lucha; Universitarios Pro Estadidad (AUPE) Este hecho ad-
todo se veía en términos positivos. Los logros se ex- quirirá mayor resonancia en los anos subsiguientes. Lo
ageraban y los retrocesos se disminuía o, peor, aun se que estará en juego ni más ni menos, será una situación
negaban. Dicha practica por si sola no constituye nec- de polos opuestos que contribuirá al desarrollo de una
esariamente algo incorrecto. Cuando la organización conciencia política en el estudiantado.
revolucionaria mistifica un suceso con el objetivo de ad-
elantar a las masas, evitar una nociva desmoralización Para 1963 la FUPI constituye la organización más mili-
y dirigir a estas hacia verdaderas victorias aunque sean tante del independentismo. De ahí que se inicie un plan
pequeñas, no hay mayores complicaciones. El prob- contra los dirigentes fupistas consistente en reclutarlos
lema estriba en convertir la mitificación en practica para el ejercito yanqui. Este plan, sin embargo, vino a
cotidiana. Una vez ocurre este fenómeno entonces si sentar las bases para una de las campañas más impor-
las implicaciones son serias: se ofusca la perspectiva tantes del estudiantado y la juventud puertorriqueña: la
política de la organización y se caen en el contrasen- lucha contra el Servicio Militar Obligatorio. (22)
tido de elaborar planes que no estan basadas en la re-
alidad sino en la mitificación que de la misma se ha 1964 a 1971: Se intensifica el forcejeo
hecho. Llegado a este punto la desmoralización que se
ha querido contrarrestar se produce con mayor fuerza. El 28 de octubre de 1964 estudiantes y policías tienen
La razón es obvia: sigilosamente se ha ido dando un su primer confrontamiento desde 1948. Si bien es cierto
proceso de mistificaciones sobrepuestas donde, por lo que ese encontronazo fue motivado por la exigencia de
general, la ultima mitificación estará más distante de la una Reforma Universitaria no es menos cierto que el is-
realidad que la primera. El contrasentido se agranda. Y sue principal durante todos estos anos fue la lucha con-
Lucha Estudiantil

tra el ROTC. Por su parte, el movimiento de reforma


que se inicia en el 1963 logro la aprobación de una ley Unido a esto, la lucha contra el Servicio Militar Ob-
en 1966, una ley que solo represento una nueva orde- ligatorio y la guerra de Vietnam, servían de contorno
nación jurídica del gobierno interno de la Universidad. los crímenes de los yanquis, presentaban un cuadro que
propiciaba la denuncia, la movilización y el confronta-
Sin lugar a dudas, la lucha contra el ROTC representa miento armado en el movimiento estudiantil.
una fase de flujo revolucionario en el movimiento es-
tudiantil. En esta campaña era el estudiantado el que La lucha contra el ROTC tenia un rasgo peculiar: rep-
estaba realizando una labor consecuente de denuncia resentaba una polarización permanente. Por un lado
contra el imperialismo yanqui y su manifestación en el la derecha, la reacción, los “cobitos”, uniformados
campus: las agencias militares. Durante este periodo la paseándose por el campus en actitud provocativa; por
lucha nacional tenia unas características que estaban otro lado, la izquierda, los sectores antiimperialistas
en abierto contraste con la situación en la Universidad. y progresistas del estudiantado. Esta situación de po-
Los partidos de izquierda ni estaban fuertemente orga- larización brindaba una coyuntura adecuada para la
nizados, ni tenían una esfera amplia de influencia. El politización.
movimiento obrero, tal como lo vemos hoy, estaba en
gérmenes. Los males sociales como el desempleo, el Las masas aprenden en la acción revolucionaria. La
costo de la vida, la criminalidad, hoy habían llegado al conciencia política es el resultado de un complejo pro-
grado de agudización en que estan presente. Siendo asi, ceso en donde la practica tiene mayor peso que el apre-
la clase dominante podía levantar el mito de la vitrina ndizaje puramente teórico. Una situación de polos en-
de la democracia, garantizar a los inversionistas la paz contrados, unido a una denuncia, brinda, en definitiva,
industrial, tener una represión sofisticada, y preservar una oportunidad para elevar los niveles de conciencia
su influencia ideológica sobre los oprimidos. en las masas. Tal era la coyuntura en la lucha contra el
ROTC.
En la Universidad, la situación era un tanto diferente.
La presencia de una institución militar con su secuela Es innegable que durante este periodo la lucha estudi-
de confrontamientos negaba el principio de estabilidad antil iba en ascenso. Y es justo reconocer que la mayor
que el capitalismo requiere de sus cuerpos educati- responsabilidad por ese ascenso estuvo en manos de la
vos. El problema es que dicha estabilidad subsiste en FUPI. En estos años la Universidad constituyó la trin-
la medid en que no se agudice la contradicción siem- chera principal de la lucha antiimperialista. El Consejo
pre ocultada y siempre latente de la Universidad bur- General se organiza bajo las disposiciones de la Ley
guesa: su función de crear los cuadros administrativos Universitaria de 1966, se logra participación estudiantil
e intelectuales de la sociedad capitalista choca con el en el Senado Académico se arrecia la lucha contra el
instrumental analítico que de una forma u otra ofrece ROTC quemándose su edificio por vez primera el 26
y que permite el cuestionamiento a las bases mismas de septiembre de 1969 y repitiéndose la quema el 4 de
de la sociedad. Cuando los sectores conscientes del es- marzo de 1970, fecha en que también es asesinada An-
tudiantado atacaban al ROTC no hacían otra cosa que tonia Martínez Lagares.
desgajar una estabilidad aparente y revelar una contra-
dicción real. ¿Como era posible que la misma Univer- Este ultimo ano, 1970, fue uno de aguda tensión en el
sidad que posibilitaba en cierto modo la comprensión Recinto de Rio Piedras. La tensión, a veces produce
de fenómenos como el imperialismo, el colonialismo, cosas extrañas, particularmente en los derechistas aco-
el subdesarrollo, permitiera el funcionamiento de una sados por el movimiento de masas. Algunos sucumben
agencia militar que representaba precisamente, eso: ante la histeria y todavía hoy los vemos buscando con-
imperialismo, colonialismo, subdesarrollo? Era muy spiraciones detrás de todo; Oreste Ramos, por ejemplo.
difícil explicar tal situación. La Reforma era imperiosa. Otros, sin embargo se ilusionan con pujos de poeta.
Y el punto que mejor expresaba esa necesidad era la Articulan unas líneas, las publican anónimamente y si-
existencia del ROTC. enten honda satisfacción de que otros no lean lo que
Tomo II Historia de la UJS-MST

su cabeza ha eructado. Como muestra de lo anterior ha


llegado a nuestras manos una hoja suelta cuyo titulo es Estos años de arduo forcejeo y matizados por quemas,
“No nos enanemos” Quisiéramos transcribirla no solo marchas, piquetes, asesinatos, encontronazos, tiene su
porque constituye una joya de chabacanería sino por culminación en el confrontamiento armado de 1971.
que retrata la perenne actitud de la derecha ante las ac-
ciones del estudiantado. Dice asi: Once de marzo: esbozo analítico

No nos engañemos El 29 de octubre de 1970 en su discurso inaugural como


¡Como han abusado Presidente del Consejo General José Álvarez Flebes
de nuestra paciencia decía:
de la mano, de la mano
Florencio, Leopoldo, Marcano! “El Rector de la Universidad de Puerto Rico se expresa
¡Como han pretendido engañarnos no como dirigente máximo de una institución de edu-
y han ido cación superior sino como un superintendente de la
y van de la mano policía empeñado en una campaña de represión para
Florencio, Leopoldo, Marcano! imponer la ley y el orden y acabar con la lucha estu-
¡Leopoldo, Florencio, Marcano diantil. Con este propósito la administración ha creado
Cogidos de la mano varias áreas explosivas en el Recinto: la Guardia Uni-
todo el año versitaria, el Centro de Estudiantes, las facultades de
en la pedrea, en el fuego Ciencias Sociales y Estudios Generales, etc. La idea es
en las ideas provocar una confrontación que les permita sacar de la
y nosotros observando Universidad al liderato militancia estudiantil. Pero que
pensando, callando! sepa el régimen que el cómo y el cuándo de la confront-
Todo el año, todo el año ación lo definimos nosotros los estudiantes, y que siem-
hablando por nosotros pre tendremos varias alternativas frente a la agresión.
sin consultarnos. Una respuesta universal a la agresión es el camino más
Todo el año, todo el año corto a la derrota y el estudiantado sabrá usar el arma
con el puno cerrado y en alto de la sorpresa.” (29)
como saludan en un pais
muy cercano Esas palabras resultaron proféticas. El estudiantado uti-
para nosotros extraño lizó la sorpresa el 11 de marzo de 1971. Ese día fueron
Iban Leopoldo, Florencio, Marcano abatidos en la Universidad el cadete del ROTC, Jacinto
y nosotros observando Gutiérrez, y dos policías estatales entre los que figuraba
y pacientemente callando. el Jefe dela Fuerza de Choque, Juan Birino Mercado.
Cuando le dicen “cerdo” Los demás hechos son harto conocidos y no necesitan
a la policía mención alguna. Sin embargo, es preciso detenernos
me recuerdan por un momento en el análisis, aunque sea limitado, de
a una isla cercana y esclava este acontecimiento. Las implicaciones que tuvo par ala
donde la libertad lucha estudiantil y nacional no exigen otra cosa.
se ha silenciado
como aquí querrían hacerlo Conviene ver, en primer lugar, las posiciones asumi-
Florencio. Leopoldo, Marcano. das en aquel entonces por las organizaciones políticas
estudiantiles: la F.U.P.I. y la J.I.U. Para la FUPI el 11
Brillantes líneas. Tienen naturalmente, un puesto asegu- de marzo represento una contundente victoria; tan con-
rado en la Enciclopedia de Sandeces. Y en la edición de tundente que “cavaba la tumba de los incondicionales
las cien mejores poesías de los poetas cro-magñones. del ROTC”. (25) Un año después, en legitima preten-
Lucha Estudiantil

sión orientadora la FUPI señala, como si los hubiera mada no siempre requiere ni puede requerir - a menos
sabido de antemano, cuales eran los propósitos del 11 que se quiera pecar de iluso - el apoyo mayoritario del
de marzo, a saber: pueblo.
1.”Jalonar políticamente de forma que se erradicara el
ROTC. La violencia revolucionaria es parte de un proceso de
2. Proteger y garantizar al máximo la seguridad del cu- lucha. En ese proceso nadie tiene un termómetro que le
erpo estudiantil indique cuando la conciencia de las masas está madura
3. Militarmente enfrentarnos al enemigo y probar su para aceptar u apoyar las acciones armadas. Por eso es
vulnerabilidad.” (26) necesario analizar rigurosamente el marco circunstan-
De acuerdo con la posición de la FUPI estos objetivos cial; hay que ponderar la naturaleza de la acción que se
se cumplieron cabalmente. quiere realizar. Es posible que una acción armada no se
entienda hoy, pero es seguro que se entenderá mañana.
La posición adoptada por la J.I.U. fue más cautelosa. Más aun: realizarla hoy será un factor indispensable
No obstante, tal cautela no traslucía otra cosa que una para su entendimiento posterior. En eso, precisamente
particular concepción sobre la lucha armada. En su bo- en eso, estriba el arte de la guerra revolucionaria: en
letín, Liberación, año 5 núm. 24 decían: saber moverse dentro de esos parámetros: sin caer en
“Para el 11 de marzo de 1971 reinaban unas condicio- el estancamiento realizando acciones que uno piensas
nes en Puerto Rico. La clase obrera en general no ha son las que el pueblo entiende, pero tampoco cayendo
adquirido conciencia de clase. Apenas se comenzaba en la enajenación por efectuar acciones que el pueblo,
un trabajo este sector primario en nuestra lucha. La posiblemente, no entenderá mañana, ni pasado mañana
situación descrita junto a una campaña masiva del ré- y ni aun transcurriendo un siglo.
gimen no permitiría que el pueblo comprendiera y re-
spaldara la acción estudiantil. El gobierno atravesaba La JIU no calificó estas consideraciones. De ahí su in-
graves dificultades como, por ejemplo, Culebra y Villa sistencia en que la acción estudiantil no estaba en con-
Kennedy en que los independentistas jugaban un pa- sonancia con la conciencia política del pueblo. Podría
pel importante, desenmascarando las injusticias de la no estarlo, pero era indispensable hacerla para acelerar
colonia y el capitalismo. Esa tarea se vio interrumpida el desarrollo de esa conciencia.
por la represión desatada por el régimen que trascendió
los predios de la universidad. Es dentro de este con- A pesar de lo anterior, hay un punto en donde a todas lu-
texto que tenemos que juzgar la efectividad de nuestros ces la posición de la JIU era correcta. La mera relocal-
métodos y acciones de lucha. No podemos a riesgo de ización del edificio del ROTC no podía ser criterio para
perder contacto con nuestro pueblo hacer uso de unos definir una victoria. Expresaban, sin duda, una verdad
métodos que en cierta medida no vayan en consonancia innegable. En lo que no les podía asistir razón era en lo
con el desarrollo de la conciencia política del mismo, y otro, en lo fundamental: en la visión que tenia sobre la
más aun que en sus efectos puedan provocar la censura acción miliar ejercitada en el principal centro docente
o la indiferencia del pueblo ante la represión desatada del pais.
contra nosotros.”
Por nuestra parte, solo nos interesa precisar en las ense-
Con esta posición la JIU pasaba por alto varios elemen- ñanzas que este histórico acontecimiento legó a los rev-
tos imprescindibles. Obviaba que la agitación imper- olucionarios puertorriqueños y en las formas de análisis
ante en torno a la lucha contra el ROTC hacia previsible que debemos utilizar para interpretarlo correctamente.
un confrontamiento, de la índole que fuere, entre los
estudiantes y la policía estatal. Para empezar, toda la historia de la humanidad demues-
tra que los sucesos no pueden ser analizados a base de
Obviaba que ante tal previsibilidad lo mínimo que simples palabras: si fueron fracasos o si fueron éxitos;
podían hacer los sectores conscientes del estudiantado si fueron victorias o si fueron derrotas. Estas palabras
era prepararse. Y, sobre todo, obviaba que la lucha ar- se convierten en etiquetas que obstaculizan analizar el
Tomo II Historia de la UJS-MST

proceso en que se da un determinado acontecimiento y


lejos de servir para extraer sus enseñanzas e implicacio- 3. Si se mira en forma aislada, no puede definirse el
nes a largo plazo y no a base de etiquetas momentáneas; triunfo militar por el hecho de que se demuestre la vul-
por eso se analizan procesos y no datos inconexos. nerabilidad del enemigo. Ciertamente, como bien decía
el Che, no basta con que las masas entiendan que di-
Es con esta visión histórica que debemos ver el 11 cho cambio es posible. Ese tránsito en la conciencia
de marzo de 1971. Sin embargo, el debate sobre esta del oprimido desde la necesidad hasta la posibilidad
cuestión se ha pretendido simplificar a sí hubo victo- precisa un convencimiento; requiere comprender que
ria o derrota del estudiantado, Para colmo los criterios el enemigo también es vulnerable. Pero este elemento
utilizados para dar estas categorías pecan de subjetiv- tiene su contrapeso si la vulnerabilidad de la reacción
ismo y de superficialidad. Quisiéramos, pues, expresar se demuestra a costa de nuestra vulnerabilidad y, peor
nuestras criticas sobre tales criterios para luego abundar aun, no podemos reponernos efectivamente, el resul-
en las enseñanzas de tan histórica fecha. tado perseguido no queda satisfecho. Asi, la vulnerabi-
lidad de los otros se convierte en una bella frase emo-
1. No es criterio de victoria o derrota la suma de muer- cionalista pero no en riguroso parámetro para analizar
tos y heridos de los bandos en pugna. Eso es un buen una batalla militar. Para nosotros, una victoria militar es
criterio estadístico que, sin lugar a dudas, tiene impor- aquella situación en donde las fuerzas revolucionarias
tancia. Pero de ahí a convertirlo en un criterio funda- atacan exitosamente al enemigo causándole bajas en re-
mental para otorgar calificativos hay un gran trecho. Lo cursos humanos, en equipos y desmoralizándolo; estan
primero de todo es que la experiencia histórica refuta capacitadas para enfrentar efectivamente la ofensiva del
la validez del mismo. Rusia perdió 20 millones de sus aparato militar de la clase dominante; si hay retirada no
hijos en la Segunda Guerra Mundial y gano la guerra. se desarticulan las fuerzas, sino que se consolidan para
Vietnam perdió a miles de sus patriotas y gano la guer- lanzar una nueva ofensiva y, principalmente, se expli-
ra. China pero otros miles en su lucha por liberación y can y se relacionan las acciones militares con la lucha
resulto victoriosa. Es decir, que el criterio de suma y de masas de modo que se contribuya a generar y elevar
resta de muertos y heridos no se puede utilizar en un la conciencia de los oprimidos. Es decir, que la victo-
proceso revolucionario como determinante. Ademas, ria militar no solo se puede ver en sus consecuencias
ese criterio puede ser muy relativo. Las fuerzas revo- inmediatas sino también en sus repercusiones políticas
lucionarias pueden causarle centenares de bajas a los subsiguientes.
enemigos y si estos le asesinan a sus lideres máximos y
la organización todavía no ha articulado con eficiencia Nos parece que estos criterios no los cumple a cabali-
la continuidad del liderato habría que pensarlo mucho dad el 11 de marzo de 1971. Pero tampoco podemos
antes de hablar sobre una victoria, catalogar este suceso como una simple derrota. Asi no
se analiza. El 11 de marzo rompió un esquema y dejo
2. No es criterio de victoria militar el que en una parte unas lecciones de suma importancia al movimiento
de la batalla las fuerzas revolucionarias hayan atestado estudiantil que debemos aplicarlas en nuestra practica
fuertes golpes, si en las otras partes fueron apabulladas. revolucionaria. Hasta ese momento el sistema colo-
Una batalla militar no es solo un confrontamiento de nialista había logrado crear una profunda mentalidad
horas o de días; envuelve sus implicaciones posteriores. de impotencia en nuestro pueblo. Los mitos de la in-
Si las fuerzas progresistas atacan fuerte en un primer vencibilidad e indestructibilidad del yanqui habían sido
día y estan a la defensiva y recibiendo golpes otros cu- convertidos en verdades no sujetas a discusión habían
atro días, no puede hablarse de victoria. Un boxeador sido anos repitiendo las mentiras del supuesto carácter
que gane el primer asalto y sea molido en los restan- dócil y pacifico de los puertorriqueños; las mentiras de
tes no puede hablar de victoria. Su pelea no se mide nuestra pobreza en recursos naturales; nuestra pequeñez
por asaltos fragmentados sin relación unos de otros. La geográfica. Que cabíamos x veces en Santo Domingo y
pelea es la suma de todos los asaltos. Asi también es la otras X veces en Cuba. Habían sido anos que presen-
batalla militar. taban a un puertorriqueño “ñangotao”, deslumbrado
Lucha Estudiantil

ante el poderío del invasor, desconocedor de su historia al movimiento revolucionario se puede lograr victorias
de lucha, y que respondía ante los atropellos a que era contundentes contra el enemigo. En esto, precisamente
sometido con una clásica frase” “unju”. en esto, es que radica la importancia fundamental del
11 de marzo: en señalar, frente a la actitud colonizante,
Esas mentiras que el imperialismo a través del Depar- un camino amplio de confrontamiento directo con el
tamento de Asimilación (que aquí le llaman de instruc- régimen que contribuyera a generar conciencia política
ción) repetía constantemente había calado hondo y y que sirviera de base para el desarrollo de un ataque
había cread mentalidades colonizadas con sus caracter- sistemático que garantizara a largo plazo la victoria de
ísticas basicas: El invasor es invencible; dependemos nuestra causa revolucionaria.
de su fuerza para sobrevivir y, si no fuera por los ameri-
canos ¿qué seria de nosotros? Definitivamente, el 11 de marzo es un jalón en la con-
ciencia revolucionaria puertorriqueña. Por eso utilizar
Desde el 1950 en Puerto Rico no había confrontamien- meras palabras carentes de un análisis, lejos de contri-
tos armados con repercusiones contundentes. Las ac- buir, obstaculizan visualizar las enseñanzas y las reper-
ciones de los heroicos nacionalistas se veían con un cusiones que este acontecimiento tuvo.
profundo y sincero respeto. Pero era solo eso: respeto,
admiración, apología y no intención de emular a esos Y ahora-preguntamos nosotros- ¿cuales fueron las limi-
combatientes. La mentalidad colonizante adquiría de taciones del 11 de marzo? A nuestro entender son dos
múltiples formas sus manifestaciones. sus limitaciones fundamentales.

En la Universidad, cuando el estudiantado corría ante En primer lugar el 11 de marzo no se ubico en una es-
la policía o la Fuerza de choque había una dura realidad trategia y táctica revolucionaria. No fue un acontec-
implícita: no podemos hacerle frente. Al parecer, las ac- imiento planificado con una determinada visión militar.
ciones se limitaban a encontronazos con el saldo clásico Pretender arrogarse el derecho de haber dirigido este
de tantos policías heridos y más tantos estudiantes con suceso no solo es una inexactitud histórica, sino también
cabezas rotas. En octubre de 1967 la FUPI se sentaba una irresponsabilidad política. Ninguna organización
frente al cuartel de Rio Piedras en una manifestación de dirigió el 11 de marzo. Este suceso fue el producto de
protesta. Resultado: un sinnúmero de heridos. Antes, en un largo proceso de anos que lo fueron gestando hasta
1964, en una marcha de apoyo a la Reforma Universita- darlo a luz en 1971. Fueron anos de lucha de sacrificios,
ria que culmino en confrontamiento, las consecuencias de confrontamientos, de atropellos contra el estudian-
eran similares: decenas de estudiantes apaleados y 33 tado, de transformación de la autonomía universitaria
policías heridos; heridos con piedras valga aclarar. El en la alicaria, es decir, en una prostituta, por las tantas
martirologio se había convertido en virtud. Se era más veces que había sido violada: fueron estos anos -repeti-
militante - aunque a nivel conciente no se manifestara mos- los que le habían dicho al estudiantado: ¡Avanza!
- en la medida que se recibía más golpes. Las cicatrices Y nada ni nadie podía evitar ese suceso.
en la cabeza eran estrellas de rango político.
Por eso, muy a pesar de algunos dirigentes estudian-
El 11 de marzo cambió dramáticamente esa situación. tiles que resultaron ser émulos de los filósofos idealis-
Ese día el estudiantado no solo contestó con piedras. La tas alemanes seguidores de Bruno Bauer; fue cuando
teoria de que el puertorriqueño contestaba con el “unju” había escrito “sangre” habían querido decir “tinta” y
sufrió otro grave colapso. El estudiantado contestó que no apoyaron el confrontamiento, las masas le hic-
a tiros y, al hacerlo descubrió lo mismo que Urayoan ieron frente a la policía. Muy a pesar -insistimos- de
había descubierto para 1511: que los enemigos llámese los elementos vacilantes que no estaban a la altura de
como se llamen; tengan armadura y espada o cascos, esa situación histórica, las masas le hicieron frente a la
armas largas y chalecos a prueba de balas, son mortales. represión.
Y, más importante que esto, se demostró que solo con
la lucha armada y en las condiciones que favorezcan Por no estar ubicada en una estrategia de lucha las fuer-
Tomo II Historia de la UJS-MST

zas revolucionarias no pudieron enfrentar la ofensiva habrá un transito pacifico de la colonia a la indepen-
represiva de las clases dominantes ni garantizar una dencia... debemos estar de acuerdo también en que la
retirada articulada de las fuerzas estudiantiles. Pero, acumulación de experiencias a través de esas acciones
como quiera, el 11 de marzo viene a ser en nuestra his- armadas sueltas es imperecedera”(27)
toria un acto espontáneo donde el heroísmo y la com-
batividad de lucha de los estudiantes se demostraron sin Después de este suceso, con el ROTC fuera del campus
dejar margen a duda alguna. y la derecha débil organizativamente, la lucha estudian-
til se enfrenta a un problema que había tenido siempre
En segundo lugar, al 11 de marzo no se le dio la con- pero que ahora cobraba mayor relevancia: la inexis-
tinuidad que merecía. Este acontecimiento sentaba las tencia de un programa revolucionario que orientara al
bases para el desarrollo de una estrategia revolucionaria movimiento estudiantil a corto y largo plazo.
que, tomando en cuenta los errores cometidos, perfilara
una línea con perspectivas reales de éxito. Eso no se Precisemos. La exigencia de una Reforma Universitaria
considero. Muy por el contrario, la izquierda tradicio- se había tenido que centrar en un punto neurálgico, en
nal en Puerto Rico, olvidando la necesidad de continuar el eslabón que mejor evidenciaba la necesidad misma:
la lucha que el 11 de marzo ejemplifica, le ha otorgado el ROTC. Sin embargo, la Reforma Universitaria com-
un pasaje a la lucha armada y está en una expectativa portaba otras áreas que aunque n fueran neurálgicas no
constante esperando que surjan las condiciones que se dejaban de ser importantes. Una vez sacado el ROTC
entiende son indispensables antes de realizar ninguna y entendiéndose, al menos por la FUPI, que tal salida
acción de confrontamiento. Mientras tanto, hay que ti- significaba una contundente victoria, la lucha estudian-
rar boletines, hacer conferencias de prensa, etc. ¿Qué til se vio con las manos vacías; se carecía de experien-
nos macanean un militante? Pues no se preocupe el ré- cia de lucha en relación con esas áreas. De este modo,
gimen: le vamos a contestar con un combativo comu- las organizaciones políticas se envuelven en una serie
nicado de prensa y denunciaremos la represión. ¿Que de campañas que no tienen continuidad la Universidad
el régimen se atreve a repetir el macaneo? Pues ahora para el pueblo (28), por la participación estudiantil, con-
vera: elevaremos la lucha a niveles superiores. Pero tra la mediocridad, contra un Decano Impuesto, etc.
nunca, lamentablemente, se implementan esos “niveles
superiores”. Lo importante, por el momento, es man- Ante tal cuadro, la JIU se da a la tarea de elaborar un an-
tener la maquinaria organizativa, sus relaciones inter- teproyecto de Nueva Ley Universitaria que sirviera de
nacionales, su periódico. Para la lucha armada ¡hay que base a una campaña coherente contra otro punto débil
esperar las condiciones! Se olvida que la lucha armada del sistema educativo: la antidemocracia de sus estruc-
es una forma de crear condiciones y de generar con- turas. Esta campaña tenia sus implicaciones. Ya no se
ciencia política y se prosigue con la retórica de amena- trataba de una tensión permanente ni de ver confron-
zas, con la retórica de promesas incumplidas que tanta tamientos a la vuelta de la esquina. Ahora se hablaba
risa deberá causar al imperialismo. de otra cosa. Ahora se hablaba de denunciar, explicar,
politizar para lograr apoyo masivo al anteproyecto de
Unas palabras finales nos resta decir sobre este tema. nueva Ley. (29)
Esas palabras no son nuestras: pertenecen a Florencio
Mereced Rosa, ex-Presidente Nacional de la FUPI, y Ciertamente, esta campaña acusaba unos signos de de-
apuntalan el verdadero valor del confrontamiento entre bilidad que no fueron visualizados en aquel entonces.
estudiantes y las fuerzas represivas: La antidemocracia de las estructuras es un issue etéreo
“Los sucesos del 11 de marzo constituyeron una gran que solo podía movilizar al estudiantado si este palpaba
escuela para el independentismo en su lucha, que será, sus manifestaciones concretas y si dichas manifesta-
sin lugar a dudas, dura y prolongada. Esas acciones les ciones guardaban relación con el panorama nacional.
enseñaron a nuestros explotados una gran lección. En Pensar diferente, pretender una movilización basada en
una lucha a largo plazo esas acciones tienen un valor las bondades inherentes del Anteproyecto era una ilu-
ejemplar incalculable Si estamos de acuerdo en que no sión en la que muchos caímos. La izquierda, sin duda,
Lucha Estudiantil

se movilizaría. La masa, la misma que no gusta andar nivel nacional se encontraba en una posición de fuerza.
detrás de issues que les pueden parecer abstractos no En un inicio el Consejo de Educación Superior era criti-
daría un paso. cado en la prensa por su ineptitud; el gobierno quería
evitar un confrontamiento y el estudiantado progresista
después del 11 de marzo el ascenso en la lucha estu- aprovechaba la situación para expresar sus demandas:
diantil es decreciente. Mientras tanto, la lucha por la la aprobación de una Nueva Ley, participación en la
independencia a nivel nacional ha sufrido unos cam- reorganización de la Guardia Universitaria y partici-
bios significativos. Los movimientos de izquierda el pación en la elección de los administradores.
PIP particularmente, van cobrando mayor fuerza. La
difusión del marxismo-leninismo ha empezado a dar sus No obstante, la táctica de desgaste seguida por el go-
primeros atisbos. El movimiento obrero ha empezado a bierno brindó sus resultados. En las postrimerías de la
crecer y adviene un nuevo liderato progresista, sin con- huelga ni ellos podían tolerar que la Universidad per-
tubernio con los partidos coloniales. Los males sociales maneciera cerrada ni nosotros - estudiantes y traba-
empiezan a agudizarse. El proceso de desplazamiento jadores - podíamos resistir por mucho tiempo más. La
del centro principal de lucha se inicia. De la Univer- posibilidad de que la Universidad se abriera y continu-
sidad se pasa a los centros fabriles, a las huelgas, a los ara sin mucho esfuerzo sus funciones era una posibili-
confrontamientos con la policía en la calle. dad demasiado cercana para pasarla por alto. La solu-
ción a tal dilema fue airosa. Los trabajadores lograron
Este ascenso decreciente tiene un punto máximo en la parte de sus aumentos. Los estudiantes lograron la cre-
huelga de 1973. ación de una Comisión Especial que estudiaría las de-
mandas apuntadas y la inmunidad para los huelguistas
Huelga de Octubre como forma de evitar represalias posteriores.

La huelga de octubre vino a confirmar el análisis elab- Una vez se entra a estudiar la efervescencia que car-
orado sobre la necesidad de una Nueva Ley. Al mismo acterizo el principio de la huelga empezó a decaer. No
tiempo confirmo una constante de la lucha estudiantil podía ser de otra forma cuando ya a las tres semanas de
en Puerto Rico: las movilizaciones que han afectado iniciado el movimiento, la agitación - y no hablemos de
la estabilidad universitaria tal y como la entienden los la masividad- acusaba serios signos de debilidad. Aun
administradores no han sido el producto de issues pura- asi, la FUPI, que sin lugar a dudas fue la organización
mente estudiantiles; por el contrario, ha sido issues car- que más contribuyo al proceso huelgario y que mejor
acterizados por su estrecha relación con aspectos del fortalecida salió del mismo, aplico su inmutable esque-
ámbito nacional Obviamente, la relación es dialéctica. ma: la lucha iba en ascenso y, por tanto, era necesario
Los problemas nacionales inciden sobre la Universidad escalonar las acciones del estudiantado. En sus propias
adquiriendo distintas formas y estas formas, a su vez, palabras: “Lo que nos asegurara la efectividad de los
repercuten sobre la problemática del pais. triunfos alcanzados es la organización y el escalon-
amiento de la lucha dentro del Recinto.” (30)
El movimiento huelgario desarrollado por los estudi-
antes fue la conjunción de dos circunstancias: el burdo Como era de esperarse, el CES, sintiendo pisar terreno
descabezamiento de la Universidad dirigido por el Par- firme, se dedico a violar los acuerdos de la huelga. La
tido Popular y la huelga de los empleados exentos no comisión Especial sometió una propuesta provisional
docentes. De nuevo, la relación entre ambas huelgas sin de consulta para escoger los rectores y fue rechazada
que los trabajadores paralizaran sus funciones. Y a es- de plano. El objetivo de los administradores era claro:
tos se les hubiese hecho todavía más difícil desarrollar utilizar el mecanismo tradicional de farsas amanadas
su movimiento sin que aquellos paralizaran la Univer- donde el Presidente y el CES tienen siempre la ultima
sidad. palabra aun para escoger candidatos. Repudiados en la
propia consulta. El 26 de febrero de 1974, culminando
Durante esta coyuntura la comunidad universitaria a esa farsa, nombraron a Ismael Rodríguez Bou como
Tomo II Historia de la UJS-MST

Rector del Recinto de Rio Piedras. La respuesta de la tándose. La vanguardia confundía su realidad con la del
FUPI - que para aquel entonces dirigía la lucha estu- contexto social en que estaba inmersa. Craso error.
diantil - no se hizo esperar: orquestaron e iniciaron su
campaña de Cero Administradores Impuestos. Posteriormente, los compañeros tendrían que decir:
“Esta experiencia debe servirnos de base para que cu-
El cielo no se toma por asalto ando tracemos nuevas perspectivas de lucha lo haga-
mos sobre las bases de un conocimiento certero de la
“...Ya los estudiantes universitarios no permitiremos realidad.” (32) Y en otro documento precisaron:
administradores impuestos. El poder estudiantil se con- “Estas apreciaciones incorrectas del momento históri-
solida y avanza por encima de todos los obstáculos de co, junto a una marcada inflexibilidad táctica, llevan a
los ‘parásitos’ de la educación superior al servicio del nuestra organización y al movimiento estudiantil a una
partido colonial de turno”. serie de encerronas políticas y callejones sin salida”
José Rafael Coss “Vemos como luego de innumerables movilizaciones,
Presidente Nacional FUPI - 1973 protestas, y actividades del movimiento estudiantil, el
(Poder Estudiantil, octubre 1973, p.5) gobierno se sale con la suya, imponiéndose descarada-
mente los rectores en los diferentes recintos. En esos
Con esta respuesta se añadiría una variable más al momentos en que se requería una reevaluación de
caldeado ambiente nacional. Un mes antes, el 15 de nuestras posiciones y su adaptación a las condiciones
enero, se anunciaba la reducción del fondo general del objetivas, no se tuvo tal flexibilidad. Aun más, se re-
ELA en 80 millones lo que implicaba la implantación currió a acciones hasta cierto punto desesperadas, tales
de medidas de austeridad sobre los hombros de los como el Interdicto Estudiantil que pretendía impedir
trabajadores. El 1ero de febrero se había decretado la y obstaculizar el funcionamiento del rector con mi-
huelga de maestros paralizando parcialmente el sistema ras a que este se sometiera a un proceso de consulta
de instrucción publica y sufriendo la represión del go- democrática. Se creo la visión en el estudiantado de que
bierno. Para el 14 de febrero la asociación de Detal- bajo ninguna circunstancia se iba a transar con la im-
listas de Gasolina desarrollaba un paro de 48 horas con posición del Rector y que incluso este no iba a poder
graves repercusiones sobre la transportación publica. La entrar al Recinto” (33)
colonia no respiraba tranquilidad. Ante la actividad de
la FUPI Hernández Colón fue categórico: “respetaba” Estos señalamientos pueden ser correctos pero ameri-
la autonomía universitaria pero actuaría “con firmeza” tan un comentario indispensable. No puede escapar el
para mantener el orden institucional. hecho de que fueron expuestos a nivel interno. En cu-
anto a la proyección externa ya era otro cantar. En su
Las premisas que orientaban la campaña de Cero Admi- boletín del 22 de mayo de 1974 circulado en el Recinto
nistradores Impuestos eran cuatro: de Rio Piedras, la FUP se limita a decir que la campaña
1. “La unidad estudiantil a nivel del Recinto y a nivel de Cero Administradores Impuestos había servido para
nacional, “sentar” un precedente en la lucha estudiantil. Un año
2. la unidad en la acción entre estudiantes, profesores y después rememorando en cierto sentido la campana,
trabajadores, decían que se había demostrado “ la determinación del
3. la capacidad organizativa desplegada por el estudi- estudiantado de adelantar sus objetivos de participación
antado, y, estudiantil y la lucha por una reforma universitaria gen-
4. la disposición de luchar combativamente hasta lograr eral, aun en los momentos más difíciles. “ (34)
nuestras justas demandas” (31)
Por su parte, la administración de Rodríguez Bou no es-
El problema con las mismas, sin embargo, era muy sen- pero mucho para pasar a la contraofensiva. En un prin-
cillo: ninguna se ajustaba a la realidad de la lucha uni- cipio el Rector cultivó la imagen de ser un educador
versitaria en el momento en que fueron consignadas. “victima” de los “embarra paredes” de la FUPI. Pero
EL mito de siempre, el ascenso lineal, seguía manifes- pronto los papeles se trastocaron y se presento enton-
Lucha Estudiantil

ces como el educador serio, apolítico, firme, que iba Comités eran el germen de un poderoso movimiento de
a defender los intereses de la comunidad universitaria. masas y que la prioridad era una sola: aunar esfuerzos
Sin ningún miramiento suspendió a cuatro dirigentes para exigir una Nueva Ley.
estudiantiles, incluyendo al Presidente Nacional de
la FUPI, compañero José Rafael Coss. El repliegue, Hoy es imprescindible un ajuste de cuentas. Hoy debe-
que al parecer no se había considerado al planificarse mos calibrar las limitaciones de tales argumentos. Cali-
la campaña, estaba sobre el tapete. No había más que brar, y hacerlo no como un ejercicio para curarse en
buscar. “...no señalábamos la posibilidad de que en un salud sino como un proceso obligado para recapitular,
momento difícil, de abierta represión podía darse la po- corregir deficiencias analíticas y afinar concepciones de
sibilidad de que tuviéramos que replegarnos. No cabe lucha.
duda que la indignación que sentimos al ser impuesto el
Rector determino bastante esa actitud. “ (35) Los Comités Pro Reforma no tenían la amplitud invo-
cada. En realidad, aglutinaban a los miembros de las or-
En cierto modo, la suspensión de su Presidente fue ganizaciones políticas y a algunos no afiliados. La inte-
una tabla de salvación, una salida airosa para la FUPI. gración de estudiantes no independentistas fue rarísima
La atención y los énfasis empiezan a deslizarse. Los por no decir inexistente. Nadie debía extrañarse ante
boletines que tiran van dejando a n lado la campaña y tal situación. La función de los CPR estaba circunscrita
empiezan a denunciar la represión. Los papeles habían a tareas puramente estudiantiles. Y, por lo general, del
cambiado. La “victima”, ahora, era la FUPI. Sigue la trabajo que estas requieren siempre es cumplido por los
represión. Suspenden cerca de 80 profesores de todo el elementos más avanzados, es decir, por los independen-
sistema universitario. Sigue el deslizamiento. La cam- tistas y socialistas, estén o no afiliados. Pretender crear
paña se había extinguido. un movimiento de masas sobre la base de esas tareas
era, sencillamente eso: pretensión. Y quizás mas: ilu-
Consideremos, no obstante, varias objeciones de rigor. sionismo.
Es posible que la debacle de la campaña haya llevado
a conclusiones precipitadas y no debe ser asi. Los fra- Por otro lado, exigir una Nueva Ley para una Univer-
casos no siempre son sinónimos de incorrección como sidad que empezaba a funcionar en forma más o me-
tampoco los éxitos implican obligatoriamente, posicio- nos estable era rendir pleitesía a la inutilidad. Es en ese
nes políticas acertadas. aspecto, no en otro, que cabe merito a la campaña de
la FUPI. Su lucha contra la imposición de un admin-
Uno de los frutos más provechosos de la huelga fue la istrador era una lucha concreta de fácil comprensión
creación de los Comités Pro Reforma en el principal (aunque no implicase movilización) par ala inmensa
centro docente. Eran organismos amplios cuyas tareas mayoría del estudiantado. No asi la Nueva Ley que
durante el proceso huelgario - propaganda, finanzas, era concebida en un plano etéreo. Su denuncia sobre
etc. - se reorientaron al finalizar aquel hacia los prob- la violación de unos acuerdos era otra manifestación
lemas de facultad y hacia reivindicaciones generales del especifica de la crisis universitaria, crisis que había ll-
estudiantado como la participación y la lucha contra la evado a sus administradores a mentir descaradamente.
mediocridad. Aunque podían trabajar con los Consejos Su militante exigencia de que el Rector contara con el
no dependían de estos. Al contrario: tenían una Comis- respaldo de la comunidad universitaria ponía de relieve
ión Coordinadora compuesta por representantes de los la crasa antidemocracia que permea la educación supe-
distintos Comités y de las organizaciones políticas. rior. En fin, su campaña no hacia otra cosa que contri-
Esta particularidad de no estar limitados por las atadu- buir al proceso que ya hemos señalado: desgajar una
ras institucionales a que estan sujetos los Consejos les estabilidad aparente y demostrar la contradicción real.
brindaba mayor campo de acción. Sobre esta base, los No asi la Nueva Ley.
opositores a ala campaña de la FUPI - específicamente
la Unión de Juventudes Socialistas y la Juventud In- Pero entonces se argumentaba que la lucha debía cen-
dependentista Universitaria argumentaron que dichos trarse contra las estructuras, no contra las personas que
Tomo II Historia de la UJS-MST

las representan, y que tal campaña llevaba a una encer- no siempre se corresponden; por lo general son dife-
rona. Lo primero ya nos parece un bizantinismo. Las rentes. Pero, aunque sean distintas, los revolucionarios
estructuras sociales nunca han cambiado por fiat sino a no pueden cruzarse de brazos ante las exigencias de un
fuerza de eliminar los sujetos que las encarnan o medi- momento por el hecho de que no estén todas las condi-
ante la creación de condiciones que pongan en precario ciones para asegurar el triunfo.
los privilegios que dichos sujetos detentan. Nunca y lo
repetimos: nunca, ha ocurrido una lucha social donde Cero Administradores Impuestos no tenia muchas es-
tal dicotomía no conlleve otra cosa que no sea la ridi- peranzas de éxito. Pero es que, lamentablemente, a
culez teórica y la inmovilidad practica. Estructuras, su- veces es forzoso combatir aun en las retiradas. Ademas.
jetos. Separarlos en un análisis es perfectamente valido. Desde la perspectiva de acabar con la ilusión de una es-
Separarlos en la algidez de una contienda es el regreso tabilidad solo existente en la cabeza de los administra-
a Duhring; el hombre como ente abstracto y ajeno a las dores, era correcta y era necesaria. El problema estribó
estructuras de la que forma parte. Lo que pasa y de ahí en mistificar la realidad. Sacar de esa mitificación unas
que, siendo este el quid del asunto, requiera la ponder- premisas y basar una campaña en las mismas. Es decir.
ación de la organización es que la eliminación física La campaña en si no era incorrecta; lo que estaba fuera
o política de un sujeto no conlleva necesariamente el de foco era la orientación que había detrás de aquella;
cambio de una estructura. Pero la contención en la neg- el ilusionismo; la sobreestimación, la insistencia en el
ativa no puede pasarse por alto: la no eliminación lo ascenso lineal. Esto tampoco es de extrañar. Una acción
implica todavía menos. armada o de masas puede ser correcta a pesar de que
sus propulsores ostenten concepciones políticas desac-
La campaña de la FUPI, al combatir un Rector, no es- ertadas. Lo contrario también es cierto: unas acciones
taba aislada de las estructuras que posibilitaron tal im- pueden ser incorrectas, contraproducentes, aunque sus
posición. Al contrario: sacar un administrador no per- inspiradores tengan el análisis más científico de la reali-
seguía que se nombrara otro de igual forma; perseguía dad. Asi es. Y todo por una razón sencilla: los revolucio-
un nombramiento democrático, es decir, perseguía un narios no tienen culpa de que la realidad sea dialéctica
cambio en la estructura. y que de, por lo mismo, muchas veces el desenvolvim-
iento material haga envejecer, sorpresivamente, los cál-
En cuanto a lo segundo, lo de la encerrona, queremos culos analíticos.
formular varias anotaciones. Los revolucionarios no
tienen culpa de que la realidad sea dialéctica. Y menos 1974 a 1976; El Preludio
la tienen de que las circunstancias históricas estén pl-
agadas de encerronas. Hay situaciones donde estas son “La función universitaria requiere una forma peculiar
inevitables y, nos guste o no, es posible que haya peri- de comportamiento y expresión. Cuando esa forma se
odos históricos donde el gran valor y quizás el único evapora, cuando no hay civilidad en el trato, peligra la
que tengan las acciones de los que propugnan un nuevo Universidad “ (36)
orden sea el de dejar constancia de un precedente. Lo Arturo Morales Carrión
anterior no debemos sonar a herejía ni a elucubraciones Ex-presidente U.P.R.
erráticas. ¿Que otra cosa sino un precedente fue la Co-
muna de Paris en 1871? ¿Que, sino n precedente, fue En un discurso de graduación pronunciado el 16 de
la insurrección rusa de 1905? ¿Que sino un precedente junio de 1974, apenas dos meses de haber acabado la
fue la experiencia del Che Guevara en Bolivia? Y estos campaña de Cero Administradores Impuestos el Rec-
precedentes, ¿no tienen ninguna importancia? Defini- tor del Recinto de Rio Piedras, Ismael Rodríguez Bou,
tivamente que la tienen; son una escuela para emular y eructaba:
sobre todo para superar. En este proceso de superación “para los grupos activistas la marcha es más importante
siempre hay que tener una cosa presente: el que una que el aula, el piquete tiene preferencia sobre el cul-
lucha sea necesaria no quiere decir que está abocada al tivo del conocimiento; la consigna política, la palabra
éxito. Las circunstancias que hacen necesaria una lucha descompuesta, el incremento de la suciedad y el des-
Lucha Estudiantil

orden, son preferibles al juicio sereno, a la demanda ación sosegada” (38)


respetuosa, al acrecentamiento del saber que forma y da
sentido a la vida universitaria. Los gritos pueden pin- Octubre de 1976: La “meditación sosegada” como tubo
tarse. Nuestras paredes estan llenas de gritos de brocha de ensayo
gorda. Uno de ellos dice: “Cero Rector Impuesto” Im-
puesto, no. Legítimamente puesto, y en su puesto. Ese esquema quedo destruido en septiembre y octubre
Y dispuesto a poner en forma el Recinto de Rio Pie- de 1976. Los trabajadores del sistema universitario de-
dras.” (37) cretan una huelga exigiendo aumentos en salarios. Am-
plios sectores del estudiantado apoyan tal exigencia y
No puede haber duda: el hombre fue consecuente. Junto se movilizan masivamente para demostrar su solidari-
a Morales Carrión delineó una estrategia sintetizada en dad. La agitación aumenta. Una mayor conciencia de
una línea: el Retorno a la política de Casa de Estudios. la problemática que aqueja a la Universidad empieza a
Primero suspendieron a 75 profesores del sistema uni- despuntar. Esa mayor conciencia tiene su manifestación
versitario diz que por razones presupuestarias aunque, concreta: un paro de cinco días aprobado en Asamblea
“casualmente”, un número sustancial eran profesores General. Los estudiantes se disponen a hacer valer ese
progresistas. Después suspendieron a varios dirigen- paro. Los administradores no lo pueden tolerar. Y a fin
tes estudiantiles y luego se dedicaron a reprimir toda de cuentas, como buenos seguidores de la tradición
manifestación de protesta. Exacto: eso era lo que ellos beninista, recurren a lo trillado: al cierre del principal
entendían por ‘poner en forma’ la Universidad. centro docente.

Los esfuerzos por acallar el movimiento estudiantil no El lunes 11 de octubre, luego de tres semanas de cierre.
tuvieron ningún reparo. Rodríguez Bou llegó a establ- De una intensa campaña de desprestigio contra el mov-
ecer unas ridículas áreas - aun vigentes donde único imiento estudiantil, de 25 suspensiones sumarias y 7
podían realizarse actividades de protesta si los adminis- interdictos, se reabre el Recinto de Rio Piedras. Habían
tradores daban su consentimiento. Todavía mas: llego a cerrado una universidad y pusieron a funcionar un Cam-
organizar una “campaña de embellecimiento” que solo po de Concentración. El Rector dictó una moratoria
tenia el objetivo de quitar la propaganda de las orga- prohibiendo todo tipo de actividad estudiantil, incluso
nizaciones políticas. Esto en Rio Piedras. En Mayagüez las asambleas; lanzó una banda de matones a recorrer
Pietri Oms hacia de las suyas montando en idéntico fin: el campus y a reprimir a mansalva; pretendió, a fuerza
eliminar las protestas. Y en los Colegios Regionales las de tiros y macanazos destruir la huelga y el apoyo que
tradicionales normas cavernarias que los caracterizan había generado entre los estudiantes y profesores. Todo
no variaron un ápice. tenia su explicación, naturalmente. Para Rodríguez Bou
la Universidad seguía siendo un “centro de meditación
Los administradores estaban de pláceme. La Univer- sosegada.” Pero esa frase ya no era la consigna de unos
sidad, y en particular el Recinto de Rio Piedras, ya no administradores ilusos. Ahora era un epitafio.
era la caldera explosiva de otros tiempos; ya no era el
motivo de preocupación y sobresalto” para el partido La reapertura reafirmaba un precedente; un precedente
de turno en el gobierno. Las movilizaciones estudian- que desde el ‘48 no se utilizaba: la ocupación militar de
tiles no eran frecuentes; la nota característica de las ac- un centro de educación superior. Pero había algo más.
tividades era la discusión, el debate. Paz, tranquilidad, Esa ocupación, en su verdadero significado, era un ter-
orden; esos eran los conceptos repetidos por los jerar- mómetro; era la utilización de la Universidad como un
cas. Morales Carrión y Rodríguez Bou se pavoneaban tubo de ensayo de lo que podía ser aplicable a una so-
orondos vociferando y dando loas a ese supuesto clima ciedad en decadencia innegable; el estado policiaco, la
académico. Y con el mayor orgullo, con la solemnidad represión como método fundamental para resolver las
de un melodrama que a duras penas escondía la repre- contradicciones sociales.
sión institucionalizada, decían a coro: “La Universidad
es centro de razonamiento, de ponderación y de medit- Tubo de ensayo; eso fue la Universidad. No debe lugar
Tomo II Historia de la UJS-MST

para el asombro. Porque cuando la función que le corre- azul o de civil, pero con una función única: reprimir.
sponde a aquella sociedad capitalista se ve amenazada, La represión había adoptado una forma superior y lo
el Estado no escatima esfuerzos para afirmar sus intere- más importante, tomo al estudiantado desprevenido. El
ses sin a costa de llegar a los extremos de destrozar sus 11 de marzo de 1971 los estudiantes cambiaron su es-
hermosos supuestos de “libertad de cátedra”, de “clima quema de responder ante la policía. La sorpresa cundió
de estudio” de la “razón como orientadora en la tarea dentro de las filas enemigas. El 11 de octubre de 1976
educativa”. la Administración y las fuerzas policíacas cambiaron su
esquema: tomaron la ofensiva. Esta vez los sorprendi-
En nuestro caso particular se llegó a los extremos: alre- dos fuimos nosotros.
dedor de 500 efectivos policíacos ocuparon el Recinto
de Rio Piedras. El estado de sitio fue la orden del día y Un año antes, en 1975 la Unión de Juventudes Socialis-
el desarrollo de la jornada huelgaria dejo al descubierto tas había expresado que la lucha estudiantil giraría sobre
tres hechos significativos. aspectos de la lucha nacional. Cierto. Pero no pudimos
visualizar que el apoyo del estudiantado a un issue na-
En primer lugar, se destrozaron los supuestos liberales cional, como seria un conflicto huelgario, podía generar
de los administradores. Se volvió a violar la autonomía una situación completamente nueva que trascendiera
universitaria y el que una vez fuera “sagrado recinto del por el mismo proceso dialéctico de los objetivos inicia-
saber” se convirtió en casa de la Fuerza de Choque. En les del conflicto y, al trascenderlos, volviera a poner en
segundo lugar, se elevo la conciencia de amplios sec- aspecto preponderante la lucha estudiantil.
tores de la comunidad universitaria que, ante la cruda
represión, se movilizaron en apoyo a la huelga y en re- Este proceso de cambio ascendente se pudo apreciar
pudio a la administración. En tercer lugar, se hizo clara durante la huelga. La misma se inicio bajo la demanda
la falta de preparación de las organizaciones políticas de aumento salarial. El estudiantado apoya y aprueba
para enfrentar la nueva coyuntura. un paro de cinco días. Cierran la Universidad, suspen-
den 25 estudiantes e imponen 7 interdictos. La situación
El tercer punto es el fundamental de todo el proceso inicial se transforma y a la demanda salarial hay que
huelgario cuando pretendemos analizar el mismo. Este añadirle la reapertura del Recinto y el levantamiento
demuestra como una lucha de masas estratégicamente de los cargos a los estudiantes suspendidos. Reabren la
puede quedar incompleta si no es completada con unas Universidad y ocurre otra transformación: los aumen-
acciones armadas. En la Universidad el movimiento tos de sueldo y las suspensiones adquieren una impor-
de masas fue amplio, las movilizaciones de miles de tancia secundaria. Surge una situación nueva, los obje-
estudiantes fueron instrumento para medir la agitación tivos iniciales se rebasan; lo prioritario es erradicar la
existente. Sin embargo, en el aspecto de la preparación policía y esa tare le correspondía fundamentalmente al
militar dicho movimiento de masas no fue correspon- estudiantado.
dido. Los acontecimientos nos tomaron por sorpresa y
no pudimos establecer una táctica adecuada a la lucha. Es precisamente bajo este enfoque que podemos expli-
car la actitud de la administración. No ha que olvidar
Sobre este particular, los sucesos del 11 de octubre que el grueso de sus ataques no fue contra la huelga,
son altamente aleccionadores, Desde el ‘71 no había sino contra los “grupos activistas y vándalos” que,
grandes confrontaciones y desde el ‘74 nos habíamos según ellos, se encontraban entre los estudiantes.
limitado a micromítines, charlas y piquetes en el mejor
de los casos. La rutina fue configurando una concep- La nueva situación no fue apreciada en toda su ampli-
ción de lucha en donde la represión se podía entender tud por las organizaciones políticas. Por eso, ante la
pero se veía como algo lejano. imagen de unos matones que llegaron a macanear al
vestíbulo de Ciencias Sociales la sorpresa y la falta de
Ese “algo lejano” cambio dramáticamente el día de la preparación impidieron una respuesta. Aquel macaneo,
reapertura; se convirtió en algo presente, vestido de en realidad, destrozaba un esquema de la lucha estudi-
Lucha Estudiantil

antil asentado sobre micromítines, charlas, piquetes y mostraban la masividad y la agitación de la lucha, pero
marchas; es decir, asentado sorbe determinadas accio- eran, necesariamente, una forma incompleta de protesta.
nes de masas. Esas acciones había que afinarlas ante el Necesariamente por que protestaban por la moratoria y
nuevo nivel represivo; era imperativo un nivel superior. por la ocupación policíaca de la Universidad en un sitio
Y el nivel superior en la lucha de masas - que no niega donde ni había ocupación policíaca ni había moratoria.
esta sino que la complementa - es la lucha militar. Incompleta por que constituían, en realidad, una forma
de repudio a la administración cuando lo fundamental
Esa lucha militar, a su vez, tenia que ser entendida en el era el repudio a las fuerzas represivas. De esta forma,
marco de condiciones que nuestra generación ha tenido y por la misma dialéctica del proceso, un método de
que desenvolverse. Ahora no existe una Guardia Uni- lucha que servia para un caso se hacia completamente
versitaria como la del pasado, con un nivel de tecni- obsoleto en otro.
ficación menor. A nosotros, por el contrario, nos toco
desenvolvernos con efectivos de la Fuerza de Choque La administración veía al estudiantado como una mi-
apostados en todas las entradas. Por lo mismo, no se noría vociferante. Había que desmentirla. Las mar-
trataba tampoco de utilizar esquemas que funcionaron chas servían para ese fin. La policía nos veía como una
en el pasado. No se trataba de impulsar un motín de amenaza, había que confirmárselo que si, que éramos
grandes proporciones para enfrentarse con una situ- una amenaza al orden por ellos defendido. Las marcas
ación ya formada. En nuestro caso, ya había llegado, ya ya no servían para este propósito. La confirmación tenia
había tomado posiciones, ya se habían adaptado sobre que darse sobre la base de repudio militar. Al no hac-
el terreno y no iban a permitir que se formara nada que erse, las manifestaciones de protesta quedaron truncas,
se salieron da su control. Si queríamos un motín tenia se hicieron obsoletas y disminuyeron en masividad. Las
que ser bajo la consideración de todas las condiciones masas también se cansan de actividades que no tienen
adversas y buscando las formas que las superaran. perspectivas.

No podíamos provocar una situación que culminase en Esa disminución, junto al acuerdo que ponía fin a la
una masacre de estudiantes, sin que eso implicase, por huelga, fue lo que determino la salida de la policía del
lo menos, una masacre de policías y, lo más importante, Recinto. La ocupación militar se acabo por que ya no
sin que estuviéramos preparados para enfrentar las nue- tenia razón de ser, por que ya no tenia ninguna amenaza
vas tareas que otra nueva situación nos exigiera. que enfrentar. La policía fue sacada por su Superinten-
dente, por Astol Calero, y no, como expresara la FUPI,
Ante las condiciones en que se encuentra la Universi- por la combatividad del estudiantado. Creerse esto ul-
dad era necesario desatar una campaña de denuncia y timo es confundir lo que nosotros quisimos que hubiese
utilizar el elemento sorpresa para hostigar las fuerzas ocurrido con lo que en la practica sucedió.
represivas (priorizando en la banda de matones) en
el momento y lugar que menos lo esperasen. La uti- Coyuntura Actual
lización de la sorpresa tenia que estar encaminada a la
demostración de fuerza por parte del estudiantado y, al Los sucesos acontecido de 1976 al presente estan de-
mismo tiempo, a romper con el impacto sicológico que masiados cerca para merecer un relato. Menos aun
la sola presencia de la banda creaba en el estudiantado. cuando pueden resumirse en una oración: el PNP ha
No se trataba de un enfrentamiento frontal, para el cual tomado control del sistema universitario publico. Y,
no estábamos preparados, sino de atacar rápido y segui- como decíamos al principio, mediante una estrategia
do, para contribuir a la desmoralización de las fuerzas sistemática. Con mucha calma, con mucha cautela.
enemigas.
Hoy, en el Recinto de Rio Piedras y en las demás depen-
Por el contrario, la táctica que se utilizó de actividades dencias universitarias, se vuelve a respirar tranquilidad.
fuera del Recinto resultó a la larga incorrecta. Los pi- Esa calma no debe embaucar a nadie. La conciencia
quetes en los portones y las marchas por Rio Piedras de- política de las masas no es algo que las obliga a movi-
Tomo II Historia de la UJS-MST

lizarse constantemente. Por lo mismo, no debemos em- Comoquiera, también debe ser especificada. Porque en
pezar a hablar de apatía, de bajo nivel político, de estan- los momentos en que ha requerido la presencia del estu-
camiento, por el hecho de que no se realizan marchas y diantado en aquellos issues de trascendencia nacional,
piquetes con mucha frecuencia. La realidad nos podría se ha participado con evidente masividad. La marcha
dar un sonoro tapaboca. Los grupos sociales no estan realizada el 10 de noviembre de 1977 en repudio al
siempre en la ofensiva. Hay también momentos de re- asesinato del dirigente tronquista Juan Rafael Cabal-
flujo. Pero antes de vociferar sobre el mismo, como ha- lero y la efectuada el 24 de enero de 1978 en apoyo a la
cia la JIU dos semanas antes de la jornada huelgaria de huelga de la UTIER son prueba de lo anterior.
1976, conviene ponderarlo para entenderlo mejor. Por
nuestra parte, no tenemos la menor reserva en afirmar Esto sin embargo, ha sucedido en el Recinto de Rio Pie-
que, ante un issue nacional candente sin que necesari- dras. En las demás dependencias universitarias el nivel
amente guarde relación con la problemática universita- organizativo se encuentra debilitado y apenas se estan
ria los estudiantes se movilizaran y volverán a romper dando pasos para activarlo. Esa reactivación, partiendo
los esquemas de muchos. de las necesidades y particularidades de cada centro,
tiene que lograrse. Hay que trascender los limites ya
¿Que sucede con el movimiento estudiantil? tradicionales de Rio Piedras y lograr un movimiento es-
tudiantil de envergadura verdaderamente nacional.
Primero que nada, hagamos una definición relevante.
Por movimiento estudiantil entendemos el conjunto de Romper el Paradigma
organizaciones y otros sectores progresistas del estu-
diantado que lucha por determinadas reivindicaciones; Aquí ya nos topamos con una pregunta básica: ¿Cu-
lucha que, en lo últimos tiempos ha estado circunscrita ales son las reivindicaciones estudiantiles que debe
al Recinto de Rio Piedras sin que eso niegue el poten- impulsar la organización política para desarrollar di-
cial de otros Recintos y Colegios. cho movimiento? Asi expresada debemos inquirir si la
formulación de esta pregunta no condiciona desde ya
Ciertamente, ese movimiento estudiantil acusa signos la respuesta. Si, la condiciona, puesto que inserta a la
de debilidad. Pero esta tiene que ser precisada. Cuando organización en un proceso de búsqueda de reivindica-
se analiza la actividad de un grupo social al margen de ciones estudiantiles que puede resultar, a la larga, en la
las condiciones materiales, al margen de las condicio- famosa búsqueda de un gato negro en un cuarto oscuro
nes objetivas y subjetivas, se transita hacia errores gar- que uno sabe de antemano que no está allí.
rafales. Tal actitud, idealista en esencia pues extrae los
hombres de su contexto histórico para situarlos en un Hay que romper el paradigma. Es necesario salirse del
plano etéreo lleva a una interpretación mecánica de la esquema que nos lleva a buscar reivindicaciones estu-
practica política. De esta forma, si en el pasado hubo diantiles para luego cambiarlas de año en año como si
manifestaciones y confrontamientos frecuentes, en el estuviéramos en un juego de alquimia tratando de hallar
presente tiene que seguir habiéndolos. Si no los hay esa piedra filosofal, ese issue que movilice, que agite,
es por que la crisis, el estancamiento, “la flojera” del que haga surgir un movimiento de masas. Sobre este
estudiantado actual no permiten accionar como el de particular, el desarrollo de la lucha estudiantil no puede
aquella época, como el de aquellos tiempos, ya revesti- ser más aleccionador: siempre han sido issues naciona-
dos de características míticas. les los que han acelerado la toma de conciencia y los
que han contribuido a la agudización de la problemática
Lo que se pierde de vista, sin embargo, es una reali- universitaria. En el 48, fue la presencia de Albizu, sím-
dad muy evidente: es el proceso de desplazamiento, el bolo irreductible de lucha antiimperialista y asediado
tránsito de la Universidad a los centros fabriles que ya por la represión colonial lo que precipito la huelga de
hemos apuntado. Y es ese desplazamiento, ese cambio estudiantes. En el 56 nace la FUPI no como un sindica-
de condiciones, lo que explica la disminución de la ac- to que iba a limitar su trabajo a las tareas estudiantiles;
tividad estudiantil tal y como se desarrollo en el pasado. nace para luchar por la independencia. La campaña
Lucha Estudiantil

contra el ROTC tampoco era un issue netamente estu- el plano de la estrategia... El estudiantado no puede
diantil. La misma se daba en el contexto de una lucha sino constituir una fuerza política auxiliar de la clase
más general: la lucha contra el Servicio Militar Obliga- revolucionaria fundamental, “...”En el plano táctico sin
torio. En su fondo, la campaña no manifestaba un con- embargo... el movimiento estudiantil puede operar un
flicto entre estudiantes; lo que ponía de relieve era el importantísimo papel de detonador de las contradic-
conflicto entre anexionistas, entre colonialistas, frente ciones latentes y aun como vanguardia táctica por un
a los independentistas, frente a los antiimperialistas. cierto periodo durante el cual deberá unir su acción al
Las huelgas del ‘73 y del ‘76 siguen la norma. Ambas proletariado y las demás clases explotadas y subordinar
contaron con una huelga de trabajadores que trascendía su acción y sus interés a los intereses fundamentales de
el marco académico para demostrar la intransigencia aquellas.” (40)
partidista de los administradores. Ambas contaron con
la intervención del partido de gobierno; la primera me- La situación de la FUPI
diante el descabezamiento de los jerarcas no afines al
PPD; la segunda mediante la ocupación policíaca. Pasemos de inmediato a un asunto de profunda rele-
vancia para el movimiento estudiantil tanto por lo que
Por eso nadie debe llamar a engaño; nadie debe perder significa como por lo que podría implicar. Y vayamos
la perspectiva y encajonarse en un trabajo académico a la historia social, con su rico arsenal de enseñanzas y
aislado de las candentes variables que hoy configuran guías, como el sostén más seguro para entender dicha
el panorama político del pais. En este sentido, nuestra problemática.
función en el seno del estudiantado tiene que partir de
una realidad: en el futuro previsible la lucha estudian- Hay organizaciones políticas que desde su génesis ll-
til seguirá girando, fundamentalmente, en torno a los evan concepciones ideológicas inadecuadas para la
issues nacionales que afecten a los trabajadores. La practica revolucionaria. En muchos casos, la realidad
efectividad del trabajo político de las organizaciones desenmascara esas inadecuaciones en un periodo de
revolucionarias estará medida por el grado en que el tiempo relativamente corto. La disyuntiva se hace pal-
estudiantado se movilice en apoyo a las demandas de pable: o se supera el diferendo o las contradicciones
los explotados; es decir, del apoyo en que el estudian- se agudizan amenazando con inmovilizar y hasta hacer
tado demuestre ser un aliado consecuente y revolucio- desaparecer la organización. Pero hay otros casos en
nario de la clase trabajadora en Puerto Rico. Esto no donde los retos que esa misma realidad impone lleva
significa, aclaremos, que la lucha estudiantil no tendrá a un envolvimiento en tareas necesarias que logran en-
reivindicaciones particulares que impulsar. Todos sabe- cubrir tales concepciones o, en el mejor de los casos,
mos que la denuncia de las estructuras antidemocráti- aplazar su discusión. De esta forma, la organización va
cas y la creación de la Unión Nacional de Estudiantes enriqueciendo un quehacer incorrecto hasta aceptarlo
Puertorriqueños son objetivos permanentes del estudi- como indiscutible.
antado en el momento actual. Lo que señalamos es que
la efectividad del trabajo revolucionario no estará me- No obstante, sucede que ese que hacer, de tanto repe-
dida en el futuro previsible tanto por el logro de tales tirse, empieza a chocar con la realidad que s pretende
objetivos sino, fundamentalmente, por las demostracio- transformar. La reacción primero de los que no profun-
nes concretas de la alianza obrero-estudiantil. Esas de- dizan mucho es culpar al liderato y se modifican las
mostraciones, al mismo tiempo, pueden trascender sus estructuras. La organización se envuelve en nuevas
objetivos iniciales y plantear, como en la jornada huel- tareas, nuevos issues, nuevas campañas y sigue encu-
garia de octubre de 1976, coyunturas que motorizadas briendo la verdadera causa que no es otra que las con-
adecuadamente pueden resultar en una profunda crisis cepciones políticas que la rigen. Pero como aquellos
política para el régimen colonial. cambios no atisbaban la raíz del conflicto, este vuelve a
manifestarse posiblemente con mayor fuerza. Y llega el
En tal sentido, y siguiendo al educador latinoameri- momento en que la organización tiene que reexaminar
cano Tomas Vasconi, no podemos olvidar que, si “En lo que hasta el momento se consideraban preceptos sa-
Tomo II Historia de la UJS-MST

grados e incuestionables de su trabajo político. Adviene haber logrado la excelsa armonía entre su ser y la re-
la lucha ideológica los campos, quizás diluidos en un alidad, también tenia que ir en ascenso. Su crecimiento
principio. Se precisan y el espectro de alternativas se va nadie lo detenía, su fuerza organizativa era pujante, sus
cerrando. O hay superación para enfrentar y transfor- cuadros eran el ejemplo más claro de un cuadro revo-
mar la realidad o hay un estancamiento que evidencia lucionario y su categoría de vanguardia nadie la podía
la capacidad de tal organización para afrontar los retos cuestionar.
que la realidad exige.
Hoy ese ilusionismo está en bancarrota. La lucha de
Ese estancamiento se da en perspectiva histórica. La or- masas no siempre va en ascenso; tiene también sus re-
ganización podrá seguir funcionando, podrá acabar con verses. La organización no había crecido tanto; lo que
la lucha ideológica mediante expulsiones o renuncias existía era una visión gigantista del trabajo político. La
forzadas; podrá continuar con su mismo que hacer pero llamada relación fraterna entre la FUPI y el PSP es-
con una nueva justificación. Podrá hacer todo eso, sin condía una realidad categórica. La FUPI es la juventud
lugar a dudas. Lo que no podrá hacer, sin lugar a dudas del PSP y punto. La educación política no era tan rigu-
también, será dirigir acertadamente las masas hacia la rosa; en muchos casos no existía y, cuando la daban,
transformación radical del ordenamiento social en que eran tan pobres los rudimentos planteados que hacían
está inmersa. Todavía mas: estará expuesta a que otras imposible la formación de cuadros revolucionarios.
organizaciones se desarrollen, le disputen y hasta le ar- ¿Influencia en las masas? Vamos, en realidad se había
rebaten la dirección de la lucha política. exagerado un poco - ¡un poco! - de la misma forma
que se había exagerado en los demás aspectos. Y es esa
¿Por que decimos todo esto en un intento de analizar acumulación de exageraciones basadas en un idealismo
la situación universitaria presente? Por que uno de las persistente la que, al confrontarse con una realidad dis-
fuerzas vitales del movimiento estudiantil - la Feder- tinta, contribuye a debilitar la mística y la motivación
ación de Universitarios Pro Independencia no hace de otros tiempos y hace que los militantes y sus lideres,
mucho que ha pasado por idéntica disyuntiva. en lo más recóndito de su ser, repitan hasta el cansancio
los nostálgicos versos de Jorge Manrique: “todo tiempo
La FUPI, desde su irrupción en el forcejeo político, pasado fue mejor.” O quizás, para ser más claros, se
basó su trabajo en el ilusionismo, en que la realidad planteen una consigna novedosa: “Rescatar la mística
siempre es ascendente y no molestarse en analizar las de la lucha.” (41)
limitaciones que se tuviera. De ahí sacaron un axioma
vociferando en todo momento: todo el accionar del es- Precisemos. La FUPI ya ha superado esas crisis. Ha
tudiantado era positivo. Y de ese axioma sacaron un sido, definitivamente, un proceso arduo que implico la
corolario jamás pronunciado pero siempre presente: perdida de valiosos compañeros y que prácticamente
todo accionar que cuente con la participación de la los llego a inmovilizar. En Rio Piedras dan una imagen
FUPI lleva, invariablemente, a la victoria. Por eso la de fortaleza. Han integrado nuevos miembros, han apro-
campaña contra el ROTC fue una victoria; asi también bado un importante programa de lucha estudiantil, han
la huelga de octubre de 1973, la campaña Cero Admin- celebrado su vigésimo primer Congreso. Es posible que
istradores Impuestos y, finalmente la Jornada Huelgaria el ciclo, haya iniciado su repetición, que se continúe con
de octubre de 1976. Sobre esto ultimo debemos hablar viejas prácticas asentadas sobre nuevas justificaciones.
con propiedad: “la victoria fue contundente.” Tan con- Si es asi, en el futuro la FUPI podrá rehusar todo debate
tundente que el estudiantado logró - no se sabe como y ideológico y podrá reclutar, no a base de tener cuadros,
es seguro que la FUPI todavía hoy lo este investigando sino a base de tener gente. Podrá seguir tirando comu-
- “sacar a la policía del campus riopedrense.” nicados de prensa al amparo de sus veinticuatro anos de
existencia. Podrá hablar de “grupúsculos.” La raíz del
Ese ilusionismo no solo tenia una proyección externa problema, sin embargo, seguirá presente. ¿Serán una
al nivel de las campañas; tenia también sus repercusio- organización de cuadros con sólidos criterios de reclu-
nes para la propia organización. Asi, la FUPI, que creía tamiento o serán una amalgama donde entre cualquiera
Lucha Estudiantil

sin selectividad alguna? ¿Será una organización que movimiento estudiantil.


discuta profundamente la problemática nacional para
adoptar posiciones o serán unos megáfonos del liderato La UJS es una organización débil. Y hay una expli-
del PSP, acatando mecánicamente sus planteamientos? cación básica a esa situación de debilidad; el éxodo de
¿Aceptaran que son la juventud del PSP (cosa que no muchos compañeros dirigentes que al graduarse pasan
tiene nada de malo) o seguirán insultando la inteligen- a otras responsabilidades en el MSP. Junto a esto, la
cia de cualquiera ( lo cual es malísimo desde todos los organización ha sido incapaz de articular una estructura
puntos de vista) al alegar que solo sostienen “relaciones de colaboradores que garanticen la realización de un
fraternas” con dicho partido? Esos son los puntos que trabajo político que la proyecte a sectores más amplios
conforman el dilema. Pero, a despecho de sus críticos, del estudiantado. No obstante, en los últimos meses se
la FUPI con el brillo de su aureola, quizás lo resuel- han dado pasos concretos para corregir tal deficiencia.
va con suma facilidad: Ser lo segundo alegando ser lo
primero. Y caminando por esos andurriales se le hace El Comité de Apoyo a Vieques es posiblemente la or-
un flaco servicio al desarrollo de un movimiento estu- ganización que mayor impacto ha tenido. Esto, obvi-
diantil revolucionario. amente, se explica por la importancia que el issue de
Vieques ha adquirido en los últimos anos. Pero tam-
Situación organizativa de la izquierda bién se explica por la amplitud de ese comité junto a
la disposición de trabajo de muchos de sus miembros.
En el presente hay tres organizaciones políticas y un Lamentablemente, la pugna desatada entre la Cruzada
comité amplio en el Recinto de Rio Piedras. Estas son: y el comité Nacional de Apoyo ha afectado los trabajos
la FUPI, Movimiento Fuerza Verde, la Unión de Juven- desarrollados en el plano universitario.
tudes Socialistas y el Comité de Apoyo a Vieques. De
estas, la FUPI es la organización más fortalecida y de Soplan Vientos...
más consistencia en su trabajo. Por lo visto, las mani-
festaciones de la crisis que la sacudiera en el pasado A la derecha nuevas variables irrumpen en el panorama
año han quedado superadas. universitario. Dos de ellas articulan las expresiones ide-
ológicas de sectores importantes de nuestro pueblo. Tal
El movimiento Fuerza Verde, en honor a la verdad, debe es el caso del Movimiento de Universitarios Pro Estadi-
ser caracterizado como un comité electoral del PIP y dad (MUPE) y la Juventud Universitaria Autonomista
no como una organización política estudiantil. Aunque (JUA) Aun una tercera variable, el Comité Nacional de
parezca lo mismo, son dos cosas distintas. Como co- Apoyo a Vieques, confirma lo que hemos dicho: la pre-
mité electoral, Fuerza Verde lleva al liderato del partido eminencia de issues nacionales sobre los asuntos pro-
a la Universidad, establece mesas e inscripciones para piamente estudiantiles.
nuevos miembros y reparte la propaganda del PIP, es
decir, los boletines que hablan de la honestidad y la dig- El surgimiento del MUPE obliga a pensar en Ursula
nidad de la Independencia frente a la inmoralidad de la Iguarán, la matriarca de Cien Años de Soledad. La pobre
colonia, o sea, boletines que bordean el área de la gen- vieja andaba confundida al descubrir que la historia era
eralidad. Como organización política tendría que estar cíclica. Que el espacio y el tiempo podían variar pero
atentos a los problemas particulares de la Universidad que en los personajes se atisbaban unas características
para toar posiciones ante ellos. Eso, hasta el momento inmutables. Los anexionistas, al parecer, también estan
no ha ocurrido. empeñados en deambular ciclos. Ayer la AUPE, hoy el
MUPE. Ambos reflejando un esquema sencillísimo. Su
Estos compañeros son, sin lugar a dudas, la orga- ideal: la estadidad; su obsesión: el comunismo; su me-
nización con más recursos tanto en gente como en el dio: el disparate. Y ambos encarnando un elemento de
aspecto financiero. Pero su concepción de trabajo como polarización. Una polarización cuyo ulterior desarrollo
comité electoral limita su potencial para vincularse a ellos no podrían prever y mucho menos controlar.
las tareas de denuncias especificas que debe realizar el
Tomo II Historia de la UJS-MST

El MUPE no debe ser ni subestimado ni sobreestimado. estructura académica, pasa a la critica de la ideología,
Representa el sentimiento anexionista y sería un grave de la concepción en que se funda esa estructura, para
ilusionismo pensar que en la Universidad no hay es- culminar en el combate directo contra la sociedad que
tudiantes asimilistas. Los hay. O, mejor dicho, tienen propulsa tal concepción.
que haberlos por la única razón de que la institución
educativa no es una abstracción de la realidad política Ese desarrollo, precisamente, es lo que define la
del pais. politización de los estudiantes; transitar de la critica de
la Universidad al combate de la formación social que
En lo inmediato pueden limitarse a ser un comité elec- le da origen, la nutre y la preserva. Asi entendida, en
toral del PNP. Y desde esta postura es lógico suponer nuestro caso la politización tiene que basarse en la de-
que no promuevan la confrontación en aras de no restar nuncia consecuente de todos los atropellos que sufren
votos. Pero como lógica y realidad política son dos in- los sectores de la comunidad universitaria, particular-
stancias que casi siempre andan desligadas la posibili- mente al estudiantado, como forma de ir integrando
dad de la lucha no debe descartarse. estos sectores a la lucha de la clase trabajadora puertor-
riqueña.
Como quiera, en caso de una victoria electoral del PNP,
la situación adquirirá ribetes distintos. El MUPE ya no Enseguida se podrían expresar reservas. Se podría se-
tendría que ser un comité regido por consideraciones ñalar que estamos ante una generación estudiantil muy
electorales. Y podría convertirse en una organización despreocupada ante los problemas del pais y muy poco
que pretenda intimidar a los elementos de avanzada y receptiva a la labor política. Se podría apuntar que la
reprimir a las organizaciones políticas. gran mayoría del estudiantado centra sus preocupacio-
nes en escuchar y bailar música salsa o música disco. Y
La juventud universitaria autonomista eso puede ser cierto. No es extraño ese fenómeno en una
sociedad que mitiga sus crisis a fuerza de transferencias
La juventud del PPD constituye una organización de federales para la subsistencia, que predica una prosperi-
escasa fuerza y de todavía menos perspectivas. La cri- dad artificial y cuyos mecanismos ideológicos, ante el
sis política del estadolibrismo es integral. Los universi- espectro de un futuro a todas luces incierto, promueven
tarios no escapan a ella. el carpe diem; el disfrute del momento sin atender a las
necesidades de cambio.
Todo indica que vendrán en plan de concordia, criti-
cando los extremos y presentándose como los pala- Sí. Ese fenómeno no es extraño. Pero jamás podría
dines de la armonía social. Tanta demagogia hastía. No convertirse en excusa para llevar la apatía al seno de
creemos que la defensa de posiciones coloniales vaya a la organización. Esta, por el contrario, tiene que seguir
lograr mucha receptividad entre los estudiantes. Pero, detectando las contradicciones de la Universidad bur-
de todos modos, la denuncia de su oportunismo y de sus guesa e ir elaborando una agenda de lucha que incluya
posiciones ambivalentes debe ser consigna obligada de los problemas académicos sin limitarse a ellos y sin
la izquierda revolucionaria. desvincularlos de la problemática nacional.

De la impugnación de la universidad a la impugnación En este momento, cuando el gobierno incrementa la


del sistema difusión de la alternativa anexionista, las organizacio-
nes políticas estudiantiles debemos fomentar el debate
Las tareas que desarrolle la organización política tienen de todos los aspectos del ámbito nacional y propulsar
que estar enraizadas en la denuncia sistemática de la nuestra alternativa revolucionaria: la independencia y
crisis de la educación. Y como no puede haber denuncia el socialismo.
de la problemática universitaria sin apuntar sus causas,
la organización estudiantil tiene que recorrer un ciclo De igual forma, debemos estar alertas ante todas aquel-
insoslayable. Un ciclo que se inicia con la critica de la las concepciones de los actuales jerarcas que contribuy-
Lucha Estudiantil

en a poner en entredicho las ideas sobre la Universidad cos. Pero, atletas la fin, cuando se cansan, tienen hijos,
que ellos representan. Un ejemplo sencillo pero signifi- se enfrentan a nuevas responsabilidades en el plano
cativo de lo anterior es el siguiente: la propia ley univer- personal, transforman su visión de las cosas, si porque,
sitaria expresa que uno de los propósitos fundamentales usted sabe “no es lo mismo estar en un vestíbulo que
de la institución educativa es fomentar el desarrollo de estar en la calle,” etc.; en fin, que la cotidianeidad os
la cultura que nos define como pueblo. Y el Presidente domestica. Pasan a ser independentistas de efemérides:
de la Universidad, el Sr. Ismael Almodóvar, fiel a este el Grito de Lares, el Primero de Mayo, etc., o indepen-
precepto, tiene una concepción muy particular sobre dentistas de colectas; de esos que ven un militante en
nuestra cultura. Según Almodóvar: una luz, “coopere con la lucha de Vieques” o “contra la
“Como pueblo, nuestra cultura no está hecha en la mis- represión” o “por la defensa de los recursos naturales”,
ma proporción que nuestra sangre. De los tainos, nos etc., y un vago recuerdo los invade, el recuerdo de que
quedamos con quinientas palabras y algún plato roto ellos, en alguna ocasión también colectaron y ensegui-
que no compara con una porcelana china o europea. De da se emocionan, se acuerdan que son independentistas
los africanos, nos quedamos con algún ritmo, que no (aunque ni el jefe -¡Dios libre!- ni la mujer, ni nadie
compara con una sonata de Beethoven. De los espa- lo sepa) y sacan dinero y lo echan y levantan el puno
ñoles, tradiciones, el lenguaje y las ideas. De los ameri- derecho, pues ya se les olvido que es el izquierdo y le
canos, en ochenta anos, nos estamos quedando con las gritan al militante: ¡Pa´ lante, compañero!” y arrancan
conquistas intelectuales del mundo moderno.” (42) en su Volvo o en su Fiat del año a proseguir la cómoda
rutina de los cooptados.
Son esos quizás pequeños detalles, en conjunción con
los demás problemas de la educación que deben llamar Esto no significa, debemos aclarar, que no haya com-
la atención a la organización política en su trabajo de pañeros que por serios problemas personales prefieren
politización. no afiliarse aunque si realizan esfuerzos por participar
en las distintas instancias de la lucha independentis-
La política de Cuadros será el aspecto especifico de la tas. De ellos no estamos hablando. Nos referimos a los
politización. Debe ser tarea prioritaria reclutar los el- folklóricos, a los que, a lo sumo y haciéndole un favor,
ementos más conscientes y avanzados del sector es- solo sirven para llenar una estadística - que de todos
tudiantil para integrarlos a la lucha revolucionaria. modos tendrá que ser ultra secreta - sobre los creyentes
Este aspecto se ha pasado por alto. Las organizaciones en la independencia.
políticas se han limitado a escribir: “intégrate aquí o
intégrate allá”, sin conocer los elementos que definen el Esa realidad demuestra serias deficiencias en la política
reclutamiento revolucionario. de Cuadros. Tan deficiente que hace de la organización
un campo fértil par ala infiltración enemiga. Y como la
La organización política estudiantil tiene que tener organización lo que quiere es integrar gente, no importa
unas normas firmes sobre las personas que pretenden que se trate de la policía. Después de todo servirá de
allegarse. Dejar que ingrese todo el mundo es relajar el pretexto para dar una conferencia de prensa donde se
reclutamiento. Y, si a eso se le añade los escasos me- diga sin el menor signo de rubor: “Hace tiempo que lo
canismos internos de educación política y, teniéndolos, habíamos detectado.”
la débil formación ideológica que se da a los nuevos
miembros, tenemos unos resultados negativos. Muchos Tal práctica, por todos conocidas, habla muy bien de
compañeros estudiantes visualizan la lucha política la Política de Cuadros, pero no de la nuestra sino de
como un bachillerato en la Universidad y cando salen aquella que pertenece a la policía. Y es que reclutar no
se olvidan de una integración efectiva a la labor revo- es meramente escribir: intégrate a mi organización. Es
lucionaria. Esas son las personas que participan activa desarrollar un trabajo paciente con la persona, conocer
y honestamente en todas las tareas posibles; piquetean, sus aspiraciones políticas, desarrollar el conocimiento
muralan, hasta llegan a militantes “estrellas” o “van- de la ciencia del marxismo-leninismo y, de esa forma,
guardia” y se convierten en unos buenos atletas políti- garantizar que ese compañero permanezca en la lucha y
Tomo II Historia de la UJS-MST

se convierta en un Cuadro Revolucionario en lo que el nov. 1979. pp.65-66.


Comandante de América, Ernesto Che Guevara llama- 7. A. Morales Carrión, Cinco Mensajes del Presidente
ra: “La pieza maestra del motor ideológico es el Partido de la U.P.R. mayo-julio 1974, p.3.
de la Revolución” 8. A. Morales Carrión, Ibid, p. 2.
9. Informe Comité Aumentos en Costos de Matrícula
Por último y relacionado con todo lo anterior la etapa en la U.P.R. marzo 1979, p.12.
actual de la lucha en todo Puerto Rico exige la difusión 10. Consejo de Educación superior, Guías para el de-
de la estrategia que se considere correcta hacia la toma sarrollo de la educación superior en Puerto Rico, mayo
del poder político por los trabajadores. Esto significa 1973, p.45.
que no puede haber un solo aspecto de relevancia na- 11. A. Tecla Jiménez, Universidad, Burguesía y prole-
cional que no sea difundido entre los estudiantes. To- tariado, Ed. Cultura Popular, México, 1976, p. 68.
davía mas: significa que se debe mantener una lucha 12. A Lettieri, “Notas sobre las calificaciones, la escuela
ideológica constante contra todas aquellas concepcio- y los horarios de trabajo” en Cuadernos de P y P. núm.
nes que sean retrancas objetivas del proceso revolucio- 32, Buenos Aires, 1974. p.114
nario. Y en la situación presente, esas concepciones se 14. Informe Comité Aumentos ...
presentan bajo las más diversas formas y matices de 15. El Presidente de la Universidad de Puerto Rico, Dr.
todo tipo. Estar alertas ante tales concepciones es indis- Ismael Almodóvar ha hablado de tres conglomerados:
pensable; combatirlas es ineludible. conglomerado norte (Recinto de Río Piedras, los cole-
gios regionales de Arecibo y Carolina, el Colegio Uni-
Con este modelo de lucha creemos estar en condiciones versitario Tecnológico de Bayamón y el Colegio Re-
para afrontar los retos del presente. Y en este enfrenta- gional de San Juan a crearse en el futuro; conglomerado
miento hacemos nuestras, con la sólida convicción de oeste (Mayagüez, Colegio Regional de Aguadilla y el
su certeza, las palabras del líder estudiantil cubano, Ju- Colegio de la Montaña, Utuado); conglomerado sur-
lio Antonio Mella, cuando decía en 1923: este (Humacao, Cayey y Colegio Regional de Ponce).
“...el arcaico y estéril “Todo tiempo pasado fue mejor”, El primero tendría como prioridad las artes liberales.
ha sido sustituido por el “Todo tiempo futuro tiene que El segundo recalcaría en la tecnología profesional, ag-
ser mejor”, demostración efectiva de la acción de lucha; ricultura, ingeniería y ciencias marinas. El tercero of-
no hemos cambiado el sueño en el pasado por el sueño recería estudios liberales y tecnológicos. (el Mundo,
en el futuro, sino a la lucha en el presente para hacer el 1ro de abril de 1980, p 7-A).
futuro mejor.” (43) 16 A. Gorz, Ibid p. 161
17 El Nuevo Día, 29 de febrero de 1980, p 5.
Notas bibliográficas 18. El Mundo, Sección Especial Comercial, 1ero de
1. Marx y Engels, Obras Escogidas. Tomo II. Ed. Pro- marzo de 1980, p. SC-2
greso, Moscú, 1971. p.240. 19. David Noriega, Discurso en actos instalación Con-
2. Engels, “Cartas filosóficas” en cuadernos de Pasado sejo General de Estudiantes, 14 de nov. de 1968, p.1
y Presente, num. 59, Buenos Aires, 1975, p.93. (mimeo).
3. Tomas Vasconi e Inés Recca. “Modernización y la 20. J.A. Silén. De la guerrilla cívica a la nación divida ,
crisis en la Universidad latinoamericana en la educación Ed. Puerto, 1973, pp.132-156.
burguesa”, Ed. Nueva Imagen, México, 1977, p23 21. Silén, Ibid.
4. I. Rodríguez Bou, “Sugestiones preliminares sobre 22. Ibid.
posibles orientaciones académicas y estructurales del 23 Se refiere a :Florencio Merced Rosa, Presidente
Recinto de Rio Piedras de la Universidad de Puerto FUPI. Leopoldo Figueroa, Presidente CGE y José
Rico”, junio 1974, p.2. (Pepito)Marcano, miembro de la Liga Socialista.
5. Pedro José Rivera, “ideas generales para el desar- 24. J.A. Alvarez Febles, La Reforma Universitaria: Rev-
rollo programático del Recinto de Rio Piedras”, mayo olucion educativa”, Discurso oct. 1970, p. 3. (mimeo).
1973, p.6. 25. J.A. Alvarez Febles, “La Reforma Universita-
6. Propuesta ala Fundación Nacional de Ciencias (NSF), ria: Revolucion Educativa”, Discurso oct. 11970, p3.
Lucha Estudiantil

(mimeo). til”, Documento, feb 1976, p.12.


26. FUPI, Información Estudiantil, agosto 1971. 34. FUPI, Boletín Especial, 26 de febrero de 1975.
26. FUPI, Información Estudiantil, 8 de marzo de 35. FUPI, Informe Político, Capítulo de Rio Piedras,
1972. sept. 1974, p.10.
27 Revista La Escalera, Vol V, núms.. 3-4, Verano 1971, 36. A. Morales Carrión, op. Cit., p. 24.
p.13. 37. I. Rodríguez Bou, op. cit., p2.
28. Para análisis de esta campaña ver: Eduardo Mo- 38. Ibid, p. 3.
rales, “Universidad pa´l pueblo, reforma universitaria 39. Conciencia Revolucionaria, órgano de discusión in-
y liberación nacional”, La Hora 3 de enero de 1973, pp. terna JIU, año2, núm. 2, p. 2.
12-13. 40. T. Vasconi, Ideología, lucha de clases y aparatos
29. Ver: Wilbert Parkhust, “La Universidad, su crisis y educativos en el desarrollo de América Latina”, Ibid,
el silencio quebrado” La Hora, 26 de enero de 1973, p. pp235-236.
13. 41. Claridad, del 7 al 13 de marzo de 1980, Suplemento
30. FUPI, Poder Estudiantil, Año 1, núm 6. en Rojo, p. 2.
31. Ibid, año 1, núm. 8, p. 5. 42. I. Almodóvar, Discurso, 27 de oct. de 1978, p. 2.
32. FUPI Informe Político, Capítulo de Río Piedras, 43. Mella Documentos y Artículos, Ed. De Ciencias
sept. 1974, p.20. Sociales, La Habana, 1975, p. 79.
33. FUPI, “Experiencias recientes de la lucha estudian-
Tomo II Historia de la UJS-MST

Escuela Socialista Pablo Soto Carriat


Movimiento Socialista de Trabajadores