You are on page 1of 2

PREJUDICIALIDAD CIVIL Y PENAL

Conforme dispone el numeral 1 y 2 del artículo 170 del C.P.C., el Juez
puede decretar la suspensión del proceso cuando la sentencia que deba
dictarse en un proceso penal o civil, influya o dependa de lo que deba
decirse en otro.
A su turno, dice el artículo 171 ibídem que la suspensión a que refiere
los numerales a que se ha hecho referencia en el párrafo que antecede
se decretará mediante i) prueba de la existencia del proceso que la
determina y ii) que el proceso que deba suspenderse se encuentre en
estado de dictar sentencia.
Sobre este tema ha dicho el tratadista Hernán Fabio López Blanco
“Cuando el sentido de la determinación que se debe tomar en un
proceso civil depende del resultado de otra decisión judicial, ya sea de
carácter contencioso administrativo, penal, civil o aun laboral, nos
encontramos frente a las cuestiones prejudiciales, en virtud de las cuales
la decisión que ha de dictarse en un proceso civil queda en suspenso
mientras en el otro se resuelve el punto que tiene directa incidencia
sobre el fallo que se debe proferir.
Para que pueda hablarse de prejudicialidad se requiere no la simple
relación entre dos procesos sino la incidencia definitiva y directa que la
decisión que se tome en un proceso que tenga sobre la que se adopte en
otro, de modo tal que sea condicionante total o parcialmente del sentido
del fallo que deba proferirse. (…)

El articulo 170 exige que la sentencia penal influya necesariamente en
la decisión civil, razón por la cual como lo advierte Devis Echandía “esa
influencia debe ser necesaria, lo cual significa que el Juez debe negar la

suspensión del proceso civil si puede dictar resolución prescindiendo del hecho investigado penalmente. 2012. “Instituciones de derecho procesal civil Colombiano”. por lo que no es necesario esperar a que el juez penal diga si realmente se cometió o no un ilícito y no es dable suspender el fallo. 1 LOPEZ BLANCO. pretextando que se requiere manifestación del juez penal sobre si en los medios de prueba se cometió o no un ilícito. por cuanto. no es pertinente la prejudicialidad si se investiga penalmente algún delito cometido con ocasión del proceso civil (por ejemplo un falso testimonio o una falsedad documental). Pág. porque disponga de otros elementos que resulten suficientes o porque el punto no sea fundamento indispensable para la decisión civil. Así. por ejemplo. si en un juicio de filiación extra matrimonial se pretende demostrar la notoria posesión de ese estado civil con el dicho de cinco declarantes y respecto de todas o algunas de esas declaraciones se adelanta proceso penal por falso testimonio. sin que importe en absoluto el resultado del proceso penal. De otra parte. independientemente de la sentencia penal. 1009-1010. Undecima Edición. Dupre Editores. . no debe el juez civil esperar el resultado del juicio penal: su deber es valorar esas declaraciones y fallar” 1. debe el juez civil pronunciarse sobre los medios probatorios y valorarlos para darles el alcance que tienen de acuerdo con las reglas de la crítica de la prueba. Hernán Fabio.