You are on page 1of 3

PESCADOS Y MARISCOS

El pescado y los marisco son alimentos con poca grasa y fuentes excelentes
de proteínas, vitaminas y minerales. No
obstante, el peligro de comerlos cuando están
contaminados con toxinas, bacterias o virus es
una posibilidad.
Los beneficios para la salud a nivel global de
comer estos alimentos son muy superiores a la
pequeña probabilidad de intoxicación. Lo único
que debe hacer es tomar precauciones a la
hora de consumirlos y seguir una serie de
recomendaciones.
Intoxicaciones
Cuando los pescados se descomponen (sobre todo el atún, bonito, sierra,
caballa) las proteínas crean una sustancia llamada HISTAMINA, un aminoácido
que provoca alergias en las personas. Estos cuadros alérgicos se manifiestan
con un escozor general, ronchas y congestión de ojos. En algunos casos estos
cuadros pueden ser pronunciados que llegan a “desfigurar” el rostro del
afectado. Pero el peligro es mas grave en algunas persona muy sensibles
porque estas ronchas pueden formarse en la garganta (edema de la glotis), lo
cual provoca dificultad para respirar y riesgo de muerte. De producirse estos
casos el paciente requiere atención de emergencia en un centro hospitalario.
Un factor que favorece las intoxicaciones y enfermedades gastrointestinales
es la exposición del pescado a temperaturas elevadas (de 26 a 28 °C), lo cual
se produce generalmente en la venta callejera no controlada.
Infecciones
Las infecciones mas comunes son causadas por diversos gérmenes que por lo
general causan diarreas y a veces vómitos, estos son conocidos como
enteropatógenos, los cuales se eliminan con las heces, las que van a dar a las
aguas servidas que desembocan en el mar y contaminan la fauna marina y los
peces, moluscos y crustáceos o cuando procediendo de lugares no
contaminados y al ser desembarcados son “refrescados” con aguas
contaminadas obtenidas de los desembarcaderos.
La cadena de frío
La temperatura adecuada para mantener los pescados es la cercanía a los
cero grados. Es importante tener en cuenta que para refrigerar los productos
marinos previamente se deben extraer las agallas y las vísceras y lavarse con
abundante agua. Para conservar el pescado, ya sea crudo o cocido, en
refrigeración o congelación debe guardarse en envases herméticos.

Los pescados y mariscos solo se congelan una vez. El buen pescado Las características del pescado fresco apto para consumo humano son piel brillosa. Si el viaje a casa dura más de una hora. agallas grises o de color verdoso. cierres herméticos no rezumantes y las etiquetas deben mostrar Registro Sanitario y fecha de vencimiento vigente. Como norma general.  Pida que le sirvan el pescado o el marisco en una bolsa aparte. Las tablillas de plástico se limpian e higienizan mejor. es una buena idea transportarlo en una bolsa térmica.  El tiempo de conservación del pescado varía en función de su variedad y de su calidad. conserve el pescado o el marisco en la parte más fría de la nevera. ojos transparentes así como agallas rojas. estas deben mostrar los envases íntegros. olor fuerte y ojos turbios. y transpórtela encima de todos los alimentos o con otros alimentos refrigerados. consuma el pescado antes de dos días de haberlo comprado. olor neutro o tolerable y carne resistente a la presión. Lave perfectamente todos los utensilios de cocina después de su uso.  No reutilice ninguna bandeja de embalaje del pescado hasta que se haya lavado debidamente.  No use tablas de madera para cortar el pescado crudo.  En casa. con escamas desprendidas. ni oxidaciones. Se debe evitar los pescados que tengan piel opaca. Más consejos útiles  Compre el pescado o el marisco en el último lugar de su lista de la compra. usando cuchillo limpio y manos bien lavadas. una vez descamado y eviscerado debe lavarse en agua a chorro y filetearse en tabla de picar limpia.  El pescado debe estar frío y no debe oler 'a pescado'. sin hinchazón o abolladuras. Conservas de pescado seguras En el caso de las conservas de pescado. es decir se guardan en el congelador y cuando se saca y descongelan. pollo o carne. . deben ser preparados en su totalidad. ya que no pueden volver a congelarse. Preparaciones higiénicas El pescado.  El pescado marinado debe mantenerse en el refrigerador y nunca a temperatura ambiente. si se va a preparar crudo (cebiche) debe extremarse los cuidados. escamas bien adheridas. Los potajes deben consumirse dentro del día y deben mantenerse en refrigeración.

SALUD OCUPACIONAL .