You are on page 1of 9

Edcom

2010
[Escribir el nombre de la compañía]
10/02/2010
Nombre: Jefferson Guaranga
Guapi

Examen de espol
Tabla de contenido
El cáncer de mama________________________________________________2
¿QUÉ ES?________________________________________________________________3
¿Cuáles son los síntomas del cáncer de mama?________________________________3

Factores de riesgo_____________________________________________________4
Tipos de Cáncer de Mama______________________________________________________4
Seguimiento de la paciente tratada de cáncer de mama________________________5
Tratamiento Cáncer de Mama__________________________________________________6
Cáncer de mama en el hombre_________________________________________________6
Mujeres padecen cáncer de mama_____________________________________________7
Diagnóstico del cáncer de mama_______________________________________________7

Diagnóstico del cáncer de mama


El cáncer de mama
es el crecimiento desordenado y no controlada de células con genes
mutados, los cuales actúan normalmente suprimiendo o estimulando la
continuidad del ciclo celular pertenecientes a distintos tejidos de una
glándula mamaria. La palabra 'cáncer' es griega y significa 'cangrejo'. Se
dice que las formas corrientes de cáncer avanzado adoptan una forma
abigarrada y con ramificaciones similar a la de un cangrejo marino y de ahí
deriva su nombre.

El Día Internacional se celebra el 19 de octubre, tiene como objetivo


sensibilizar a la población general acerca de la importancia que esta
enfermedad tiene en el mundo industrializado.

La palabra cáncer, sinónimo de carcinoma, se aplica a los neoplasias


malignas que se originan en estirpes celulares de origen epitelial o
glandular y no a las que son generadas por células de estirpe mesenquimal
(sarcomas). También se excluyen los tumores de la sangre -es decir, de la
médula roja de los huesos- de los ganglios y otros órganos linfáticos y del
Sistema Nervioso Central. Los cánceres o carcinomas de mama suponen
más del 90% de los tumores malignos de las mamas, pero al menos nueve
de cada diez tumores o bultos de las mamas no son malignos.

En medicina el cáncer de mama se conoce con el nombre de carcinoma de


mama. Es una neoplasia maligna que tiene su origen en la proliferación
acelerada e incontrolada de células que tapizan, en 90% de los casos, el
interior de los conductos que durante la lactancia, llevan la leche desde los
acinos glandulares, donde se produce, hasta los conductos galatóforos,
situados detrás de la areola y el pezón, donde se acumula en espera de salir
al exterior. Este cáncer de mama se conoce como carcinoma ductal. En el
10% de los casos restantes el cáncer tiene su origen en los propios acinos
glandulares y se le llama carcinoma lobulillar. El carcinoma ductal puede
extenderse por el interior de la luz ductal e invadir el interior de los acinos
en lo que se conoce como fenómeno de cancerización lobular.

Muchos cánceres de mama se encuentran confinados en la luz de los ductos


o de los acinos, sin invadir los tejidos vecinos. En ese caso reciben el
nombre de carcinomas in situ. Cuando proliferan en demasía pueden
romper la llamada membrana basal y extenderse infiltrando los tejidos que
rodean a ductos y acinos y entonces reciben nombres como carcinoma
ductal infiltrante o carcinoma lobulillar infiltrante. Los carcinomas de mama
in situ son potencialmente curables si se extirpan en su totalidad.

El nombre de carcinoma hace referencia a la naturaleza epitelial de las


células que se convierten en malignas. En realidad, en sentido estricto, los
llamados carcinomas de mama son adenocarcinomas, ya que derivan de
células de estirpe glandular (de glándulas de secreción externa). Sin
embargo, las glándulas de secreción externa derivan de células de estirpe
epitelial, de manera que el nombre de carcinoma que se aplica estos
tumores suele aceptarse como correcto aunque no sea exacto. En casos
verdaderamente raros hay cánceres escamosos de mama que podrían ser
llamados más precisamente carcinomas. Estos tumores escamosos,
verdaderos carcinomas estrictos, son consecuencia de la metaplasia de
células de origen glandular.

Existen tumores malignos de mama que no son de estirpe glandular ni


epitelial. Estos tumores, poco frecuentes, reciben otros nombres genéricos
diferentes. Los sarcomas son producto de la transformación maligna de
células del tejido conectivo de la mama. Los linfomas derivan de los
linfocitos, un tipo de glóbulos blancos que procede de los ganglios linfáticos.
En general, los linfomas no son tumores raros, pero es raro que un linfoma
tenga su lugar de origen en una mama y no en otras regiones del
organismo.

El diagnóstico de cáncer de mama sólo puede adoptar el carácter de


definitivo por medio de una biopsia mamaria. Es ideal hacer biopsias por
punción, con aguja de jeringa, con aguja de Tru-cut o Silverman. Si no es
posible, se pueden hacer biopsias incisionales (retirar parte de la masa) o
excisionales (Retirar toda la masa), esto puede alterar el estadio del tumor.

Del total de los carcinomas de mama, menos del uno por ciento ocurren en
varones.

Los carcinomas de mama pueden presentarse a casi cualquier edad de la


vida pero son más frecuentes en la mujeres de más edad. Suelen escasear
en las mujeres menores de cuarenta años y son raros en las menores de
treinta.

¿QUÉ ES?
EL CÁNCER DE MAMA

El cáncer de mama consiste en un crecimiento anormal y desordenado de


las células de éste tejido.

La mama está formada por una serie de glándulas mamarias, que producen
leche tras el parto, y a las que se les denomina lóbulos y lobulillos.

Los lóbulos se encuentran conectados entre sí por unos tubos, conductos


mamarios, que son los que conducen la leche al pezón, durante la lactancia,
para alimentar al bebé.

¿Por qué la gente tiene cáncer de mama?

Cualquier mujer puede tener cáncer de mama, pero los médicos han
determinado que existen ciertos factores que hacen que algunas mujeres
tengan más probabilidades de enfermarse

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de mama?


Es posible que una mujer con cáncer de mama no sienta que tiene ningún
problema, pero también es probable que haya detectado un nódulo no
doloroso en su seno. El examen mensual que las mujeres hacen de sus
senos suele ayudar a detectar nódulos u otros cambios que el médico debe
examinar.

La mayor parte de los nódulos en los senos no son cancerosos, pero, para
mayor seguridad, el médico debe examinarlos. Los nódulos no cancerosos
en los senos pueden ser tejido cicatrizal o quistes (pequeñas bolsas o bultos
llenos de líquido) o simplemente cambios normales en el seno asociados
con un cambio hormonal o con el envejecimiento de la persona

Factores de riesgo
A veces, el médico descubre un nódulo en el pecho de una mujer durante un
examen de rutina o también es posible que el paciente vaya al médico con
preguntas sobre el nódulo que encontró. En otros casos, será la mamografía
la que descubra el nódulo que la mujer no pudo detectar al palpar sus
pechos. Una mamografía es un tipo especial de radiografía del pecho que
les permite a los médicos ver qué está pasando en el interior de las mamas.

Cuando se encuentra un nódulo, el médico querrá analizarlo. La mejor


manera de hacer esto es mediante una biopsia. En una biopsia, se extrae
una pequeña cantidad de tejido mamario con una aguja o mediante una
operación pequeña. Después, el tejido se analiza utilizando un microscopio
para ver si hay células cancerosas.

El tratamiento contra el cáncer de mama

El tipo de tratamiento contra el cáncer depende del tipo de cáncer y de si


éste se ha extendido de las mamas a otras partes del cuerpo.

Los tratamientos más comunes son los siguientes:

Nodulectomía: en este procedimiento se extirpa el tumor canceroso de las


mamas. Por lo general, la mujer debe operarse cuando el cáncer se detecta
temprano y el nódulo es pequeño y se encuentra en sólo una parte del
pecho.

Mastectomía: en este procedimiento se extirpa todo el pecho. Esta


operación se realiza cuando el cáncer se ha extendido por toda la mama o a
otros lugares del cuerpo. Es una buena manera de quitar todo el cáncer y
además ayuda a evitar que el cáncer se extienda o regrese. A veces, la
mujer que ha tenido una mastectomía puede pedir que se le haga una
cirugía para reconstruir el pecho

Tipos de Cáncer de Mama


Generalmente los tipos de cáncer de mama se clasifican de acuerdo a tres
factores: 1) el sitio en el que se originó el carcinoma o tumor; 2) el grado de
invasión; 3) la apariencia de las células vistas bajo un microscopio.
El cáncer de mama se clasifica en los siguientes tipos:

Carcinoma in situ
In situ significa “en su sitio”. Es un tipo de cáncer que no invade en
profundidad y se considera susceptible de ser curado mediante una simple
extirpación tumoral. Está ubicado en los conductos de los lobulillos, no se ha
extendido al tejido adiposo cercano al seno, ni a otros órganos del cuerpo.
No produce metástasis, no invade vasos sanguíneos ni linfáticos.

Existen dos tipos de carcinoma in situ:

Carcinoma lobular in situ (CLIS): También llamado neoplasia (tumor) lobular.


Se origina en los lóbulos o lobulillos de la mama (las glándulas fabricantes
de leche). No atraviesa las paredes de éstos por lo que generalmente no se
convierte en cáncer invasivo. No obstante, existen casos en los que sí puede
desarrollarse y convertirse en un carcinoma lobular invasor.

Cómo convivir con el cáncer de mama

Tener que hacer frente al cáncer de mama suele ser algo muy difícil, tanto
para la mujer que sufre la enfermedad como para su familia. Es probable
que la mujer que se tiene que operar o hacer un tratamiento contra el
cáncer de mama no se sienta bien por un tiempo. También es posible que
se sienta deprimida porque le han tenido que sacar un pecho. Si la mujer
necesita quimioterapia, probablemente se le caiga el cabello y se sienta mal
del estómago. También se preocupará porque el cáncer vuelva y la enferme
nuevamente

Prevención del cáncer de mama

Los médicos y los científicos trabajan para encontrar la cura de todos los
tipos de cáncer de mama. Estas personas investigan sobre el desarrollo de
nuevas medicinas que prevengan la enfermedad. Pero mientras tanto, es
importante que las mujeres detecten la enfermedad temprano.

La mejor manera que tiene una mujer para protegerse es haciendo


mamografías regularmente (junto con autoexámenes mamarios mensuales).
Pregúntales a las mujeres que más quieres si están tomando estas medidas
importantes

Seguimiento de la paciente tratada de cáncer de mama


El seguimiento ha sido durante mucho tiempo una rutina médica obligada
que se ha ido ampliando y mejorando con nuevas técnicas y pautas.

Recientemente se discute su necesidad habiendo incluso quién lo


desaconseja, no obstante los ensayos clínicos lo indican, habiendo
disparidad de criterios en como efectuarlo (no hacerlo, hacerlo
moderadamente, de forma intensiva).

El seguimiento clásico se basaba en una exploración clínica acompañada de


otras técnicas con el ánimo de descubrir precozmente las recidivas y/o
metástasis.

En conjunto un 50% de pacientes se van a curar y un 70% de las que


presentarán metástasis se descubrirán por la aparición de síntomas clínicos
que detectará la propia paciente. Hay trabajos que indican que aun tratando
las metástasis en forma precoz no se muestran ventajas estadísticas, por lo
que se podía concluir que no es necesario realizar el seguimiento, pero esto
ha de entenderse de una manera más amplia, incluyendo aspectos clínicos,
psicológicos, sociales, etc.

Tratamiento Cáncer de Mama


Hay diferentes tratamientos disponibles para los pacientes con cáncer de
mama. Algunos tratamientos son estándar (el tratamiento actualmente
usado) y otros se encuentran en evaluación en ensayos clínicos. Un ensayo
clínico de tratamientos consiste en un estudio de investigación que procura
mejorar los tratamientos actuales u obtener información sobre nuevos
tratamientos para pacientes de cáncer. Cuando los ensayos clínicos
muestran que un nuevo tratamiento es mejor que el tratamiento estándar,
el tratamiento nuevo se puede convertir en el tratamiento estándar. Los
pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico. Algunos
ensayos clínicos están abiertos solo para pacientes que no han comenzado
un tratamiento.

Cáncer de mama en el hombre


El primer reporte de un cáncer de mama diagnosticado en un hombre data
de 3 000 a 2 500 años antes de nuestra era. Estudios realizados en nuestro
país muestran que un 1% de los cánceres mamarios que se diagnostican en
ambos sexos corresponde al sexo masculino. Luego es posible concluir que,
por su frecuencia, esta enfermedad en los varones no constituye una
"curiosidad médica", sino que es también "cosa de hombres".
Doctor Miguel Fonseca Aldana.

Estos son los criterios del doctor Miguel Fonseca Aldana, especialista de
segundo grado en Cirugía General y Máster en Ciencias en Cáncer de Mama,
quien desde hace más de dos décadas, en la Consulta de Mamas en la
provincia de Granma, viene ofreciendo atención a esta enfermedad.
Actualmente se desempeña en el Hospital Clínico-Quirúrgico Salvador
Allende, en esta capital.

¿Conoce la ciencia en la actualidad las causas que lo originan?...

No son bien conocidas todavía, aunque se han relacionado factores de


orden genético, ambientales, hormonales, tóxicos

¿Qué primeros signos y síntomas podrían alertar de la presencia de una


tumoración en el seno y a qué médico acudir?

El abultamiento por debajo de la piel de la mama, excoriaciones en el


complejo areola-pezón, úlceras, secreción por el pezón y raramente dolor.
Ante la aparición de estas manifestaciones, es preciso acudir al médico para
que oriente la conducta a seguir.

Mujeres padecen cáncer de mama


Más de 100 mil mujeres padecen cáncer de mama

pesar de que en su seno apareció de pronto una bolita, Lilián, de 35 años de


edad, se resistió a creer que algo malo le ocurría, por lo que en lugar de
buscar atención médica profesional decidió recurrir a tratamientos
naturistas y biomagnéticos para reducir aquel tumor que ella no sabía que
era cancerígeno.

Sólo cuando el tumor creció a 12 centímetros de diámetro buscó


tratamiento adecuado, pero desafortunadamente a destiempo: el mal ya se
había extendido hasta el pulmón y, a decir de su médico particular,
prácticamente era imposible intervenirla.

En una de las salas del Instituto de Enfermedades de la Mama, donde acude


periódicamente a recibir su dosis de quimioterapia, admite que primero fue
la ignorancia, y después el temor de perder una parte de su cuerpo, lo que
la llevó a buscar métodos alternativos para su curación.

“Ya había ido al Seguro Social, pero no quise operarme, pensé que no era
necesario. Perdí mucho tiempo. En un lapso de tres meses el tumor, que era
de cuatro centímetros, aumentó a 12.”
Diagnóstico del cáncer de mama
El diagnóstico de certeza del cáncer de mama requiere el examen
microscópico de una muestra del tejido mamario sospechoso (biopsia). La
biopsia, sin embargo, es tan sólo el último escalón en una cadena de
procedimientos cuyo objetivo en separar los estudios mamarios en dos
grupos principales: los que presentan algún grado de sospecha de cáncer y
los que no.

La anamnesis (interrogatorio) seguida del examen físico o exploración física


de la mama es el primer paso que se da para identificar si hay indicios de
enfermedad.

Dentro del interrogatorio es de suma importancia investigar si la paciente


tiene familiares directos que han tenido cáncer de mama (madre, hermana),
si ha tenido tumores benignos en mama, si su menstruación fue de inicio
temprano (12 años o menos) y su menopausia tardía (mayor de 50 años), si
ha tomado anticonceptivos, si fuma; ya que todos estos se han identificado
de cierta forma como factor de riesgo del cáncer de mama. Después de eso,
se debe averiguar si la paciente ha tenido dolor mamario (mastalgia) o ha
presentado alguna tumoración.

Posteriormente sigue la exploración física que la paciente la debe


autorealizar cada mes. Un médico con experiencia también deberá
explorarla al menos cada 6 meses. Se deben buscar tumoraciones,
deformidades en piel, en pezones o bien tumoraciones por arriba o abajo de
la clavícula o en axila.