Destinos turísticos

Autor: José Julio Castillo

Tossa de Mar

Situada en la Costa Brava Sur, a unos 100 km de la frontera francesa y 95 km de la ciudad de Barcelona, Tossa de Mar es una población eminentemente turística que ha mantenido el carácter de su barrio marinero y ha respetado su entorno natural. Tiene una superficie de 39 km2, en su mayor parte cubierta de bosques y una longitud de costa de aproximadamente 14 km, con numerosas calas y playas. Goza de un clima mediterráneo suave. Su recinto amurallado de los s.XII al XIV, la “Vila Vella”, es monumento histórico-artístico de interés nacional y constituye un importante centro de atracción de visitantes. Tossa de Mar ofrece una amplia variedad de alojamientos turísticos, que se complementa con una buena oferta gastronómica, de entretenimiento y de ocio. Todo ello la convierte en un reconocido destino turístico, ideal para disfrutar de unas buenas vacaciones.

1

Destinos turísticos

Autor: José Julio Castillo

Elección de Tossa de Mar como destino turístico

Factores de elección

Precios:
Hay que diferenciar dos épocas del año en cuanto a los precios vinculados a la estancia vacacional. Como en cualquier destino turístico relacionado con la playa y el sol, la estación del año y la climatología marca las diferentes tarifas. También depende de las vacaciones, fiestas o puentes. Bajos precios en Invierno y altos en Verano, marcan la tónica general, aunque también se opta en muchas ocasiones por tarifas medias el resto del año. Aún así, hay bastante variedad en los costes, ofreciendo diferentes posibilidades a distintos niveles económicos. La masificación, pues Tossa además de ser un lugar muy atractivo, es considerablemente pequeño e imposibilitado para crecer, puede ofrecer competitividad en los precios.

Equipamientos turísticos:
Tossa consta de los equipamientos turísticos necesarios para que el visitante disfrute y no eche en falta elementos de obvia necesidad, siempre y cuando sea consciente de lo que la ciudad y su entorno pueda ofrecer. Sol y playa. Por tanto restaurantes, hoteles, bares, supermercados, farmacias, shopping, etc. Considerando que en temporada alta los precios pueden llegar a cotas realmente elevadas, existe la posibilidad de adquirir alojamiento y disfrutar de servicios a precios más comedidos, cubriendo las necesidades de una gran variedad de niveles económicos. De ahí la competitividad en los costes antes mencionada. Playas bien acondicionadas, las de Tossa y las de los aledaños, con servicio de hamacas, parasoles y chiringuitos. Centros de actividades acuáticas en primera línea de costa como el submarinismo, alquileres de barcos, tours acuáticos por el litoral y servicio de parking en las proximidades, por poner un ejemplo. Cultura y otras actividades. Tours por los diferentes iconos culturales de la ciudad. Excursiones que parten desde Tossa hacia importantes zonas emblemáticas de Catalunya o actividades recreativas en áreas cercanas, paseos de ida y vuelta, o varios días de duración. Bares y discotecas también animan la noche en la ciudad, aunque no esté calculado expresamente éste recurso como reclamo turístico.

2

Destinos turísticos

Autor: José Julio Castillo

Afinidad cultural:
Tossa de Mar es un emblemático destino turístico de la Costa Brava desde hace algo más de medio siglo. Eso significa que el bagaje profesional está más que consolidado respecto a la afinidad cultural con los visitantes. La proximidad y la buena red en infraestructuras hace que un gran número de turistas provengan de países europeos. Los horarios son flexibles, pero sobretodo, los idiomas más representativos figuran en las cartas de los restaurantes, hoteles, guías, planos, etc. La comunicación oral con los profesionales del sector, contratados específicamente para solventar cualquier tipo de incomprensión, hace que la afinidad cultural respecto a la lengua sea excelente.

Accesibilidad:
Se puede afirmar que Tossa está situada en un buen emplazamiento logístico respecto al transporte, teniendo en cuenta la particularidad de la agreste y singular orografía costera en la que se encuentra. Se puede acceder por tierra, mar y aire, lo que supone múltiples opciones y facilidades en la comunicación con los mercados emisores. Para acceder por aire hay dos opciones, coger un vuelo directo a Girona, que te deja en la misma zona de la Costa Brava o volar al aeropuerto de Barcelona. Desde ambos aeropuertos se puede coger un autobús o alquilar un coche para llegar finalmente a Tossa por carretera. Desde Barcelona también está la opción del tren, pero la parada más cercana se encuentra en Blanes, a unos 24Km de Tossa. Para llegar por mar se puede hacer a través de líneas nacionales e internacionales hasta el puerto comercial y de pasajeros de la ciudad Condal. También existen líneas de navegación interurbanas que circulan por la costa catalana, pasando por los pueblos más significativos de la Costa Brava en los que se encuentra Tossa de Mar. Pero este servicio solo funciona entre abril y octubre. Finalmente, también se puede llegar directamente hasta la población por tierra. En vehículo propio, autobús o tren. Si desea llegar en autobús, existen varias compañías de autobuses que salen desde las principales ciudades de la región, como Barcelona o Girona. También desde localidades cercanas como Lloret de Mar, Blanes, Sant Feliu de Guixols, etc. Si su opción es coger un tren, lo puede hacer desde cualquier punto de Catalunya con RENFE, pero la estación más cercana se encuentra en la población de Blanes, a unos 24Km de Tossa.

3

Destinos turísticos

Autor: José Julio Castillo

El transporte interurbano:
Existe un alto grado de dificultad para moverse en coche por la Vila o encontrar aparcamiento, sobretodo en temporada alta. Quizás en ello resida algo del encanto que muestra la ciudad, poco movimiento automovilístico descarta las molestias que ello comporta. Para moverse por Tossa de Mar, lo más aconsejable es hacerlo a pie, ya que es un lugar donde las distancias no son excesivamente grandes. También existen servicios que ofrecen medios de transporte para moverse tanto por la población como por los alrededores. Varias compañías ofrecen coches de alquiler, motos o bicicletas. El transporte local público ofrece autobuses con itinerarios interurbanos regulares pero solo durante los meses de verano. También puede optar por coger el transporte turístico de Tossa, llamado el “Carrilet”. Éste tiene dos líneas de recorrido que pasa por los principales iconos turísticos del lugar. También puede utilizar el servicio de taxis.

Moda:
Catalunya es una región turística que está de moda, la Costa Brava está de moda, y por consiguiente, Tossa de Mar está de moda. Quizás Tossa por sí sola no tenga la publicidad necesaria para atraer en masa al turista, sobretodo al foráneo aunque ya esté consolidada en su sector, pues en Catalunya existen otras localizaciones ó destinos más famosos que albergan reclamos archiconocidos; Barcelona como ciudad cosmopolita, Montserrat por la simbología cultural y religiosa que representa, la franja de los pirineos por la naturaleza y paisajes que ofrece, Dalí, Figueres y sus muesos, el Penedés y el Cava, Lloret de Mar por su reclamo joven, nocturno y barato, y un largo etc… . Tossa juega el papel que le corresponde, localidad situada en uno de los mejores enclaves de la costa Catalana, la Costa Brava. Sitio encantador no demasiado aglomerado con pequeñas sorpresas culturales e históricas. Buen emplazamiento para practicar actividades acuáticas, y lo más importante, el boca a boca.

4

Destinos turísticos

Autor: José Julio Castillo

Recursos turísticos
El recurso más importante que ofrece Tossa es sin duda el mar, las playas y las calas. Que van acompañados de un clima, sobretodo de Mayo a Octubre, excepcional, si lo comparamos con la climatología existente en la mayoría de países europeos, origen de una gran cantidad de turistas. Recurso complementado con actividades acuáticas asociadas, como la pesca, el buceo, etc. Destaco también la naturaleza en forma de montañas y macizos. El parque de Sa Riera y el macizo de Cadiretes ofrecen la posibilidad de pasear, montar en bicicleta, fotografiar y descansar en un entorno verdaderamente majestuoso. Paraje representado por una gran variedad de fauna autóctona y vegetación típica del bosque mediterráneo. Existen diversas rutas para realizar tanto a pie como en bicicleta, que parten, atraviesan o acaban en Tossa de Mar. Ello configura una experiencia en la naturaleza inolvidable que te llevará por los enclaves más bellos de la Costa Brava. Culturalmente hablando, Tossa también puede ofrecer vestigios importantes de civilizaciones pasadas. Rastros todavía hoy sin investigar a fondo sobre el paso del hombre desde el paleolítico. La villa romana dels Ametllers descubierta en 1914 por el Dr. Ignasi Melé, la época medieval como imagen más representativa y conocida de Tossa, protagonizada por el recinto amurallado de la “Vila Vella”, fotografiado, pintado y filmado hasta la saciedad. La época medieval también está representada en la torre de Can Magí, la capilla de la Virgen del Socorro o Can Leandro. La iglesia parroquial de San Vicente de estilo neoclásico o la Casa Sans, ésta última singular debido a su eclecticismo estético. Pasear por su entorno amurallado hasta el faro de Tossa para contemplar las espectaculares vistas de la costa, es sin duda el mejor recurso turístico. Tossa de Mar también dispone de museos, esculturas diseminadas por toda la villa, quizás la de Ava Gardner ubicada en el paseo de la “Vila Vella” sea la más conocida a priori. Otra zona de interés en cuanto al recurso cultural, es la zona comercial situada bajo las murallas medievales o Vila Vella. Es el pueblo originario convertido en un sector vivo y dinámico que ha sabido adaptarse a las demandas de los consumidores. Ofrece un trato profesionalizado y abastece con creces la demanda de los turistas a modo de compras en general, o recuerdos de la estancia vacacional en forma de souvenirs, tanto de artesanía típica tradicional como de otro tipo de productos y servicios. La ciudad dispone además de una agenda repleta de actividades culturales muy interesantes, sobretodo exóticas para el visitante extranjero. A destacar las Sardanas, el Carnestoltes, los conciertos populares, pasacalles, rúas, etc… No hay que descuidarse la gastronomía, yantar típico de la cocina mediterránea, haciendo énfasis en la tradicional manera de cocinar el pescado combinándolo con la creatividad que caracteriza la cocina catalana en nuestros días.

5

Destinos turísticos

Autor: José Julio Castillo

El espacio turístico
Estamos hablando de Tossa de Mar como núcleo receptor, perteneciendo a una zona turística denominada Costa Brava y a una región que engloba Catalunya. Tossa de Mar es, dentro de la clasificación como destino turístico costero, arqueogénico. Esto quiere decir que el emplazamiento ya existía antes de considerarlo como tal. La parte negativa del desarrollo turístico, ya nada incipiente en Tossa, es la progresiva degradación del espacio originario. Así pues, la esencia del pueblo pesquero tradicional se ha transformado paulatinamente en una dimensión totalmente nueva. Aún así, la villa no ha sufrido una transformación tan convulsa y radical como otras poblaciones de la Costa Catalana. El urbanismo intensivo se ha centralizado en un área limitada sin acometer perjuicios notables a la ética constructiva. Los ayuntamientos y residentes de dichas poblaciones tienen mucho que ver en este aspecto, quizás en el caso de Tossa, el patrimonio histórico, cultural, y el enclave geográfico, que imposibilita la expansión urbanística en línea de costa, haya facilitado que la sobreexplotación del terreno no haya sido tan destructiva.

6

Destinos turísticos

Autor: José Julio Castillo

Tipología del espacio turístico
Está claro que Tossa de Mar corresponde a un destino de sol y playa, pero afinando más en los recursos, podemos contemplar como la escasez real de metros lineales de playa, por culpa de la orografía rocosa y dificultades geográficas, es suplida con creces por las actividades relacionadas con el mar. Estamos hablando por tanto, de un destino Hidrom, en el que agua es uno de los factores de elección más importante para el turista. Paseos en barca por la costa, pesca y submarinismo entre otros, hacen que Tossa no pueda ser clasificado exclusivamente como destino de sol y playa. También podemos optar por el recurso Phitom. Parques, macizos, montañas, fauna, flora, etc…, nos ofrece el recurso natural que complementa al antes mencionado de agua, sol y playa. En este caso opto por definir el turismo empleado en este entorno, como turismo “en la naturaleza” y no “de naturaleza”, ya que la intervención del turista es directamente proporcional al daño o deterioro del entorno natural. Rutas creadas específicamente para el paseo a pie o en bicicleta, no pertenecer a un espacio protegido o reserva natural, y la carencia de un control respecto al límite de la capacidad y calidad de los equipamientos, resumen ese calificativo. El aspecto cultural es también una baza indispensable adjunta a Tossa de Mar, englobando todos y cada uno de los recursos turísticos relacionados con la cultura, Litom, Nmemom y Antropom. Quizás no sea tan clave en la elección final por parte del turista, pero no cabe duda que ofrece unos recursos cuanto menos interesantes. Patrimonio histórico, restos arquitectónicos, edificaciones atractivas, actividades culturales y presencia social, gastronomía, una amplia gama de equipamientos turísticos, servicios, shopping y un largo etcétera, hacen de Tossa un destino cultural idóneo para turistas que busquen algo más que sol, playa y descanso. Todos estos factores hacen de Tossa un destino múltiple en recursos turísticos. Ubicada en una zona tan privilegiada como la Costa Brava, se beneficia de una notable comunicación con los mercados emisores. Tanto el aeropuerto de Girona, en el que las compañías de bajo coste operan desde hace unos años, como las infraestructuras de transporte interno, ofrecen la vías y el flujo necesario para optimizar el tránsito del turismo en la llegada, en la salida, y en los itinerarios que se puedan llevar a cabo por toda región. Pese al urbanismo y al crecimiento turístico, Tossa guarda todavía hoy un cierto encanto originario y una esencia social y cultural propia. Está en manos del Ayuntamiento y sus dirigentes que Tossa siga con esa filosofía, convirtiendo los recursos turísticos que todavía están sin explotar, sobre todo los naturales, culturales e históricos, en fundamentales. Y que haya una renovación paulatina y constante sin agredir lo conseguido hasta ahora.

7