You are on page 1of 3

2.

Sobre Creencia primitiva en un Ser Supremo

(Ref. de nota 22):
"Tan pronto como el hombre tuvo la idea de un 'Hacer' de las cosas, habrá
sacado en consecuencia la de un 'Hacedor' de las cosas que él mismo no había hecho ni
podido hacer. A este desconocido Hacedor lo consideró como un hombre superior, no
natural... Una vez dado el concepto, se pudo conocer su poder, y la fantasía habrá
recubierto, a aquel que ha hecho todas las cosas útiles, con ciertos atributos morales,
como los de paternidad, bondad y vigilancia por la moralidad de sus criaturas, y esta
moralidad se habrá formado de manera natural en el desenvolvimiento de la vida
social. En todo esto no existe nada de místico ni, por lo que yo puedo ver, nada que
sobrepase las fuerzas espirituales limitadas de seres que merecen llamarse hombres"
(A. Lang, The making of religion, Londres, 1898, p. 10).
"¿Cómo pudo toda la humanidad olvidar una religión pura? Eso es lo que ahora
trato de aclarar. Esta degeneración la atribuyo a las facilidades que el animismo, una vez
desarrollado, contenía para el hombre naturalmente malo, el antiguo Adán. Un creador
moral que no necesita ofrendas, insensible al placer y al dolor, no prestará auxilio a ningún
hombre que se ocupe en hechicerías del amor o en maligna producción de enfermedades
mediante el poder mágico; no favorecerá a ningún hombre más que a otro, a ninguna tribu
más que a su enemiga... Espíritu y dioses-espíritu, que tienen necesidad de alimentos y de
sangre y que sienten temor del poder mágico, son gente corrompida, pero muy provechosa
para el hombre. Siendo como es el hombre, correría sin duda desde un principio tras
aquellos espíritus útiles, dioses-espíritu o fetiches, a quienes podía llevar en su mochila o en
su saquito de remedios. Seguramente, por ellos despreciaría primero su idea de un Creador,
y luego tal vez consideraría a éste solamente como uno -aunque fuera Supremo- de esa
banda venal de espíritus e ídolos, y le ofrecería sacrificios como a ellos. Y eso es
exactamente lo que en realidad ocurrió. Entretanto, en el terreno material había avanzado la
cultura, habían aparecido habilidades y artes, se habían formado gremios y castas, cada una
de las cuales necesitaba un dios... En esta etapa de la cultura, el destino del Estado y los
intereses de un clero rico y poderoso participaron en la conservación del antiguo sistema
animístico y relativamente no moral, tal como sucedió en Cuzco, en Grecia y en Roma.

. Sabemos... Os lo diré. que él hizo el mundo. dormía. Nadie sabe de dónde proviene. sin embargo.. 257-258). y cuando termine todo lo que hay en este mundo. No conoce el sueño. ¿qué es Temauquel? ¿Era un hombre como nosotros? ¿Cazaba.Esta consideración popular y política por el destino del Estado. cuando ya no salga ningún selknam a cazar guanacos. pp. op. 1). y cuando lo hacemos. existía sólo él. en el espejo de una fuente cristalina?. él siempre existirá y no tendrá fin.. aunque colorida.Hablamos muy poco de él. cap. nadie lo formó. ni viva selknam alguno en esta tierra. sin editorial. Ahora me preguntaréis: ¿y qué es caspi? ¿Habéis visto alguna vez el reflejo de vuestro rostro. . Ninguna otra fuerza pudo producir esos efectos" (Del mismo A. 1949. y en uno de esos días de sol claro y brillante de primavera. Por eso os hablaré de él en voz baja. Así también es Temauquel: caspi y nada más que caspi. Lang. sentimos dentro de nosotros mucha seriedad y recogimiento.Esa imagenen el agua no se puede tocar. tenía hijos como nosotros?.. ¿Qué es entonces? Pues digo que es caspi. .. (Ref. cit. Santiago de Chile. en el principio de los principios. Es eterno. de nota 27): "En aquellos tiempos lejanísimos. Acercaos un poco. este egoísmo sacerdotal (muy natural) sólo pudo ser eliminado por el monoteísmo moral del Cristianismo o del Islam. El poder de Temauquel es tan grande que es capaz de separar nuestro cuerpo de nuestro caspi y de llamar al caspi a residir con él allá arriba. comía.. desde luego: Temququel es caspi y nada más que caspi. Temauquel. como jamás tuvo principio" (Texto recogido por Carlos Keller en Dios en tierra del fuego. Me preguntaréis ahora.. pues siempre fue y será.. Es como una sombra. Jamás se cansa. Vive muy distante de nosotros y nadie se le puede acercar. eso sí impalpable.

. citado por Mircea Eliade. p. al contrario de nuestros muertos?" (De una plegaria de las tribus Hereros del sudeste africano. refiriéndose al Ser supremo Nzame. Eliade en op. Cada uno en su propio sitio. de nota 29): "¿Para qué tendríamos que ofrecer sacrificios a Ndyambi (nombre de su Ser Supremo).55). 56). si no tenemos nada que temer de él. cit. p. puesto que él no nos hace ningún daño. citado por M. en Traté d'histoire des religions . "Dios está allá arriba y el hombre acá abajo. Dios es Dios y el hombre es hombre. cada uno en su casa" (De la cultura primitiva pigmea del Africa Ecuatorial.(Ref.