You are on page 1of 4

Actividad 1.

Lectura y escritura exploratoria

LECTURA: “EL CEREBRO ADICTO”
INTRODUCCIÓN
El presente texto, se refiere al tema de “Las adicciones”. Las
adicciones vistas desde la perspectiva de un problema de salud,
lejos de ser un problema moral.
Las adicciones como una enfermedad progresiva que afecta a
muchas personas, sin importar ni condiciones ni clases sociales.
Un problema por demás preocupante, dada la magnitud del daño que puede llegar a causar en
la salud de las personas que consumen distintos tipos de sustancias, con la finalidad de
sentirse mejor, desempeñarse mejor en sus actividades de trabajo o escolares, o simplemente
porque ven a otros que las consumen y la curiosidad los hace entrar en ese círculo adicción.
En primera instancia, la acción de consumir drogas o sustancias tóxicas es una acción
voluntaria, que con el paso del tiempo si se continúa con esta actividad se transforma en
dependencia física que se convierte en una enfermedad crónica.
La adicción se considera una enfermedad del cerebro, ya que el uso y abuso de ciertas
sustancias, modifican la estructura y funcionamiento de este órgano vital para la vida de los
seres humanos.
DESARROLLO
La adicción se define como una enfermedad crónica, cuya característica principal es la
búsqueda y el uso compulsivo de alguna sustancia a pesar de saber los daños que ésta
ocasiona en la salud.
Algunas sustancias tóxicas son: nicotina, Alcohol, Mariguana,
Cocaína, anfetaminas, inhalantes, etc.
Se produce una conducta adictiva, que hoy en día es una
enfermedad del cerebro, ya que modifica su química, estructura
y funcionamiento.
Se considera a la adicción como una enfermedad progresiva que se desarrolla en diferentes
etapas:

1) Inicial: Aquí se consumen las sustancias con la finalidad de alcanzar la
euforia, dado que se experimentan sensaciones intensas de placer.
También porque los consumidores sienten que desarrollan mejor sus
actividades cotidianas, así como el mejoramiento en su rendimiento físico
o deportivo. Los efectos varían de acuerdo a los organismos de las
personas y de acuerdo al tipo de sustancia que consuman.
2) Intermedia: Se caracteriza por la dependencia física a las sustancias,
esto quiere decir que
las sensaciones de placer disminuyen,
volviéndose menos agradables y las drogas se vuelven necesarias para
que los consumidores “se sientan de una manera normal” aumentando
su consumo para experimentar nuevamente las sensaciones de placer.

3) Crítica: Se presentan daños irreversibles en las estructuras cerebrales, tales como el tallo y
la corteza cerebral, que llegan a entorpecer el funcionamiento normal de órganos como
corazón, riñones, pulmones y otros.
Las causas de las adicciones pueden ser:
Biológicas: Que se traducen en factores genéticos de las personas y representan
aproximadamente entre el 40 y el 60% de los casos.
Ambientales: Se refiere a los factores sociales y culturales de los consumidores.
Existen factores o síntomas de riesgo para que las personas se vuelvan adictas como son:



Conducta agresiva temprana
Amigos o familiares consumidores
Ausencia de supervisión de los padres
Dificultades económicas

Pero también existen factores de protección como:



Autocontrol personal
Relaciones positivas
Buena supervisión de los padres
Información adecuada

La adolescencia es un gran factor de riesgo dado que en esta etapa, todavía se están
desarrollando las conexiones cerebrales y por tal razón, el cerebro es más vulnerable al ataque
y efectos de estas terribles sustancias.

Los adictos a las drogas tarde o temprano presentan consecuencias que deterioran sus
relaciones dentro de la familia como en la sociedad misma.
Estas consecuencias pueden ser de tipo: familiar, conductual y social.
Asimismo, dependiendo de la sustancia y del tiempo que se haya empleado, los efectos sobre
la salud pueden ir de enfermedades cardiovasculares, enfisema o cáncer, al desarrollo de
trastornos mentales irreversibles.
CONCLUSIÓN
El tema de las adicciones es muy extenso y los enfoques que se le quieran dar son en
consecuencia, muy amplios y cada uno de ellos, representa un conjunto de información muy
valiosa en cuanto a su conocimiento, contenido y aplicación para ir corrigiendo este tipo de
enfermedad, como para descubrir su interacción en los órganos del ser humano que se
encuentran prácticamente a merced del daño que estas sustancias pueden causar al organismo
de sus consumidores.
Ninguna persona se encuentra libre de riesgo de caer ante la tentación de los efectos de las
drogas. Ni de manera genética, ni de manera familiar, cultural y social.
Las condiciones sociales, laborales, educativas y culturales de nuestro país, pueden ser un
factor de riesgo para algunas personas incursionen en el círculo de las adicciones, pero no son
un justificante que avale este tipo de conductas.
Allegarse de información del daño y prevención de las adiciones puede ser el salvoconducto
principal para encontrarse a salvo de las adicciones.

REFLEXIÓN PERSONAL
Seleccione la lectura “El cerebro adicto”, porque considero que el tema de las adicciones tiene
un alcance muy amplio y además es un tema que nos involucra a todos por igual. Involucra a
padres de familia, hijos que a su vez son estudiantes, maestros, autoridades educativas,
trabajadores, intelectuales, empresarios, autoridades políticas municipales, estatales y
federales que nos vemos inmersos de una forma u otra en este gran problema de las
adicciones.
Cada uno de los involucrados en este problema de una forma u otra, tenemos responsabilidad
de participación, complicidad, omisión y promovemos de alguna manera a que este problema
se agudice, algunos por negocio y algunos otros inhumanidad o ignorancia.
Para escribir este texto partí de las consideraciones generales que caracterizan a un texto
académico, tanto en su estructura, como en su contenido.

Considero que el mejor antídoto para combatir este problema es la concientización de las
personas en general de la magnitud del daño que causa a nuestros hijos, familiares y amigos,
así como a nosotros mismos.

¡Más vale prevenir que lamentar!