You are on page 1of 3

Universidad Andrés Bello

Escuela de Psicología
Domingo 8 de junio, 2015

Compañeros y compañeras:
Nos dirigimos a ustedes con la intención de informar la situación actual que
Psicología sede Santiago está atravesando producto de la destitución de
nuestro ex director de Escuela, Eduardo Gomberoff. A partir del día lunes 18
de mayo nos encontramos en paro indefinido a raíz del autoritarismo y la
práctica violenta encabezada por la Decana Margarita María Errázuriz quien
tomó esta decisión sin tomar en consideración la serie de consecuencias
que afectan de manera significativa al alumnado de nuestra carrera.
Cabe destacar que el tema de trasfondo no es el despido en sí, sino más
bien, la falta de consideración respecto a los alumnos, sobre todo a los que
se ven directamente afectados, en este caso, los alumnos de 4to año
quienes cursaban una cátedra con Eduardo Gomberoff como profesor a
cargo, los cuales han quedado a la deriva a mitad de semestre, más otros
dos ramos electivos correspondientes a 5to y 6to año. Esto refleja el nulo
interés que se tiene en nosotros como miembros fundamentales de esta
Escuela, no se informó con previo aviso de esta decisión ni tampoco se dio
un comunicado formal.
Este suceso es sólo un síntoma, ya que el gesto político de la Decana y las
autoridades de la Universidad Andrés Bello dan cuenta y representan la
manera en la que está estructurada nuestra casa de estudios, tomándose
en muchos casos decisiones arbitrarias, autoritarias, sin razones concretas y
desvinculaciones sospechosas. El viernes pasado se llevó a cabo una
reunión entre la Decana y el Centro de Estudiantes, en la cual se le pidió
una explicación ante lo sucedido, sin embargo, Margarita María Errázuriz no
pudo sostener ninguna razón ni argumento lógico, coherente y consistente
referente a las razones del despedido, basándose en meras impresiones
subjetivas, ya que, en sus mismas palabras, nuestro ex director de escuela
"no hacia bien su trabajo administrativo ni académico". Esto nos hace
replantearlos de qué manera se están gestionando las decisiones en nuestra
institución. Hoy es el despido de nuestro ex director de carrera, mañana

podrían despedir y desvincular a cualquier profesor/a, estudiante o
funcionario/a sin razones de peso.
Esto nos lleva a cuestionarnos nuestra posición como agentes dentro de
esta organización estudiantil. No somos considerados estudiantes, sino más
bien, consumidores o clientes de una educación mercantilizada. Por ende, la
invitación es a reflexionar sobre nuestra visión y misión como estudiantes
de Psicología de UNAB, priorizando velar por nuestra educación y formación
como profesionales, así también como por nuestra construcción personal.
Nuestra educación no es un producto que se compra, se acumula la
información (materia) que se nos entrega y sacamos un cartón (diploma) al
aprobar todos los ramos correspondientes. La educación abarca algo más
que eso. Ante este escenario, es importante comprender que, como
estudiantes, no se trata de pedir sino de exigir los derechos que nos
competen. El proyecto académico de la Escuela de Psicología tiene que ser
re-construido y re-configurado con los/as estudiantes como sujetos activos
en las tomas de decisiones que se tomen a futuro.
En este sentido, la participación estudiantil y por tanto la democratización
de la Escuela de Psicología con todas sus sedes es fundamental, es
necesario que los y las estudiantes tengamos voz y voto en todo tipo de
decisión que nos afecte, tanto administrativamente, académicamente y
económicamente. Los y las estudiantes somos la base de nuestra
Universidad, esta institución sin los estudiantes, no es nada, simplemente
edificios vacíos, por lo que es de suma importancia y urgencia concientizar
sobre lo que está ocurriendo en nuestra Escuela, y que no es algo ajeno a
las otras carreras, estas prácticas autoritarias se han ejercido reiteradas
veces y por mucho tiempo, sólo que no se han hecho visibles.
Después de un mes de paro ninguna autoridad de la Universidad –Decana,
Vicerrector Académico y Rector- han podido o querido dar respuesta a
nuestras demandas, dando que entender los y las estudiantes no somos
considerados en su plenitud respecto a cualquier tipo de decisión que nos
afecte en todo tipo de ámbito, y al parecer no hemos obtenido respuestas
concretas debido a que nuestras demandas son políticas y no económicas,
apuntando a la democratización de los espacios y procesos, voz y voto de
los/as estudiantes, y gobierno estudiantil, mientras que para las autoridades
de la Universidad les es más fácil dar respuestas a petitorios con lógica
mercantil, mientras que lo que demandamos como Psicología es más
estructural.
La democratización de la educación es una discusión que se está dando a
nivel país, por lo que en ese sentido no estamos aislados/as del acontecer
actual, y a pesar de que estemos insertos en una Universidad privada que
funcione a partir de una lógica económica, es necesario ir mas allá de lo
normalmente establecido que se entiende por participación estudiantil en
un contexto de Universidad privada que solo vela por intereses de ciertos
grupos económicos, y hacer valer nuestros derechos como estudiantes y
exigir la voz y voto que tanto nos pertenece y que algunos quieren acallar.

Atte,

Sebastián Soto - Lafoy
Nicole Collao Beraza