You are on page 1of 9

SEMINARIO MAYOR SAN

JOSÉ

MARÍA LA CREYENTE
AGRACIADA
Síntesis y Aplicación Pastoral

MARIOLOGÍA
FACILITADOR: PBRO. VÍCTOR ATENCIO
PRESENTADO POR

HERMANO JUAN ELÍAS (CARLOS ALVEO)

«desde Dios». se dirige a ella llamándola no «¡María!». se le quita el poder de la palabra. tiene lugar en la marginación. El movimiento dramático en tres días que evoca la inquietud de los tres días entre la muerte y la resurrección. La incredulidad parece la norma. sino. Agraciada!». en el mismo lugar de la manifestación y la presencia de Dios el santuario. La Trama del Prólogo Cristológico en el Evangelio de Lucas En medio de una enorme movilidad. II. en la pobreza política y cultural. sin embargo. hágase en mí según tu palabra». En ese conjunto dinámico aparece la figura de María junto a estos movimientos: En tomo al último gran profeta del Antiguo Testamento.CAPÍTULO III LA MADRE AGRACIADA Y CREYENTE I. El proyecto transformador de Dios. El movimiento de la misión traducido en el gran camino hacia Jerusalén. Esta es la crónica de un nuevo comienzo. El anuncio de Fin. La manifestación al mundo del Proyecto de Dios. El «alégrate» extenderá su eco por todo Israel. El ángel. El nuevo mundo que emerge en lo insospechado. Se sugiere el doble origen de Jesús. objeto de un respeto especial. por toda la naturaleza. Anunciación de Juan: Desde el Santuario a La Casa De Zacarías Este anuncio sucede a dos cuyo pasado era honroso y noble. La fe. Aparece la impaciencia del pueblo y el silencio del sacerdote y de su esposa posteriormente. que traerá la alegría escatológica al pueblo. Dios inicia su proyecto de transformación. Desde Casa de María a Casa de Zacarías En el centro de todo el relato tenemos la respuesta de María «He aquí la esclava del Señor. Del personaje de María casi nada se puede decir: nada hay en su persona que resulte significativo y digno de mención. su escepticismo ante el renacimiento del pueblo. A la pregunta del sacerdote responde el ángel reprochándole su falta de fe en el Dios de la vida. ¿Cómo es posible que Dios no libere de la esterilidad a dos justos? Ocurre algo que es buena noticia y tiene que ver con el pueblo que ora afuera en el templo y está dirigida al pueblo. . «Alégrate de haber sido transformada por la gracia». el inicio de la etapa decisiva de la historia. Sin embargo. estaban sin futuro (esterilidad). «¡Encantadora. la excepción. por no creer en las palabras del ángel que le concede el poder de engendrar. como en su hacer Por un lado se manifiesta la incredulidad del Sacerdote << ¿En qué lo conoceré? >> Desde el principio del Evangelio de Lucas la incredulidad responde a la Palabra de Dios. tenían un presente digno y santo. El hijo de Zacarías e Isabel es descrito en términos sorprendentes: tanto en su ser. llega a través de una mujer elegida para engendrar la nueva vida. María es. «de la casa de David». III La Vocación-Fe de María. acogido con incredulidad y escepticismo por los observantes de la ley.

No es Isabel la felicitada. Con este apelativo de «agraciada».27) y ahora por tercera vez. María se pone en camino con presteza física y psicológica.37). sino el qué. El Espíritu de Dios. como el Arca de la Alianza sobre cuyo propiciatorio se manifestaba la Presencia de Dios para hablar con su pueblo». que le había sido inspirado por la gracia de Dios. no ante la visión. El hijo de María es definido por la Grandeza y Santidad —dos cualidades divinas— Jesús es presentado desde la perspectiva de su «ser». precisamente para prepararla para una maternidad virginal». convocada. «He aquí la sierva del Señor» y «la humillación de tu sierva». obediencia y disponibilidad ante el Misterio de su Hijo. portadora de la Gloria de Dios. Lo más cuestionable no es el cómo de la concepción. Desde el momento de su concepción estará en el hijo de María la «Gloria» de Dios. justificada. el mensajero sitúa a María entre los grandes salvadores de Israel. «La palabra ofrecida a la fe de María da su fruto en el seno que la acoge». El nombre de gracia va acompañado de una frase singular: «El Señor está contigo». María es la reveladora de esa Presencia. Le confía una misión de parte de Dios: ser madre a través de tres acciones: concebirás en tu seno. El no conozco de María está conectado con su condición. resaltada antes por dos veces (Lc 1. «sino su deseo profundo de la virginidad. y por eso es «la agraciada». de su Presencia. no por las obras. Encontramos la espléndida respuesta de fe y acogida de María. María mantuvo desde el comienzo una actitud de servicio. María reacciona ante las palabras. Gabriel le revela a María algo que va a acontecer en ella. El hijo de María pertenece a la esfera de lo divino. inicia en María una nueva Creación. darás a luz un hijo. para la que «nada hay imposible» (v. María pregunta «¿Cómo será esto. en quien Dios puso sus ojos. Al decirle «el Señor está contigo». su fuerza creadora. pues yo no conozco varón?». Este agraciamiento redundará en beneficio de todo el mundo. Jesús es presentado como Hijo de Dios no por adopción. La atención pasa del seno de Isabel al seno de María. sino María. y se siente sobrecogida. de la Buena Noticia. de virgen. que quedaba llena de la Presencia divina al posarse la nube sobre ella.María «ha encontrado gracia ante Dios» y esto se debe a una acción previa de Dios que la ha agraciado. «Agraciada» no describe simplemente la santidad de María. Es . «Y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra». un deseo de ser para Dios. sino en sentido real y trascendente. María no se ofrece a buscarle un padre al futuro hijo. y luego como Hijo de Dios. El encuentro entre María e Isabel rompe todas las expectativas. María resalta de modo peculiar en la comunidad eclesial. Desde esta perspectiva se puede ver en María «tanto la Tienda de Reunión. El Señor sería su fuerza. como el Templo. Lucas presenta una cristología de revelación progresiva: declara primero a Jesús como Hijo del Altísimo (epíteto del rey) e hijo de David (Mesías). mantenida únicamente por gracia. le pondrás por nombre Jesús.

como la comida y la bebida. la voz de María. El salto de gozo es para Lucas expresión del gozo por la llegada de los tiempos mesiánicos. Ella será proclamada bienaventurada por todas las generaciones a causa de su entrega total a la palabra de Dios. son la irrupción anticipadora de la felicidad del Reino en nuestro mundo. se fija en la «humildad» María continúa diciendo «desde ahora me felicitarán todas las generaciones». deteniendo su complaciente mirada en lo pequeño. María expresó su decidida voluntad de que en ella aconteciera la Palabra. En el relato vocacional. Y. pero menos consistente. Su corazón es el centro de todo este proceso de escucha y actuación de la Palabra. María declara grande al Señor Dios. en su humilde fe. El Dios fuerte se muestra débil en favor de lo pequeño. María aparece así como oyente y servidora de la Palabra. El Dios grande manifiesta paradójicamente su grandeza fijándose. Es éste el primer texto del Nuevo Testamento que ensalza a María a causa de su maternidad: ¡Madre del Señor! María es llamada también bienaventurada por ser creyente. Felicitar a María con este espíritu será profesar el sistema de valores que propondrá el Mesías (pobreza y humildad en las bienaventuranzas) (Mt 5)». los medios para sustentarla. bajo la experiencia todavía más global de la desdicha. En Lc 1. La afirmación de María es audaz. del acontecer de la Palabra de Dios. por acoger la Palabra y creer en ella. Las bienaventuranzas no son simples promesas que llaman a la resignación y a la pasiva espera. Isabel desea a María la bendición. Experimenta anticipada y provisoriamente la definitividad y plenitud del Reino de Dios. María se alegra en Dios «su salvador». El nacimiento del hijo de María repercutirá en el futuro de la humanidad. Dios aparece como un guerrero que lucha en favor de su . La palabra. en nuestra historia. Se asienta de este modo el inicio de la veneración a María en las comunidades cristianas como Madre mesiánica y creyente. María dialogaba con la Palabra (Lc 2. María. Lo anunciado se está cumpliendo. María proclamará su Magnificat. La palabra se hace acontecimiento. El encuentro con María ocasionó en Isabel un trance profético.28 María dialogaba consigo misma preguntándose por el sentido del saludo del ángel. pregusta la felicidad escatològica. así lo confiesa María: «Se ha fijado en su humilde esclava». la berakhah que desciende de Dios hacia el hombre y por la cual le comunica la vida. La fe le da la palabra y la movilidad.reconocida y honrada por Isabel «madre de mi Señor». transforma a las personas.19). María es bienaventurada porque Dios le comunica su felicidad. María reconoce que es ahora cuando se está produciendo el nuevo y definitivo Éxodo. El Magníficat es el punto culminante del encuentro de María e Isabel. suscita la alegría de los tiempos últimos. Se subraya así la eficacia de la palabra de Dios. El segundo motivo de alabanza es que Dios manifiesta su grandeza en las obras grandes que realiza. la capacidad de.

El Magníficat proclama que la promesa a los padres ya se ha cumplido. el Hijo de Dios». La impotencia se convierte en signo del poder de Dios. el Santo. y en virtud de ello es objeto de bendición al mismo tiempo que se bendice al fruto de sus entrañas. Una presencia misteriosa. a Cristo. Ese es el gran contraste que define la identidad del hijo de María. María lleva esta Presencia como Madre. María asume todo el protagonismo: ella es la que da a luz a su hijo primogénito en Belén. Dios ha ayudado a Israel y ha cumplido su promesa con la venida de Jesucristo. El hijo de unos pobres. María se convierte en la tienda itinerante y viviente de la Gloria del Señor. . la que lo envuelve en pañales y la que lo recuesta en un pesebre. en el arca de la Nueva Alianza. es el Hijo del Altísimo. Esa acción liberadora definitiva tiene su inicio en aquello que está aconteciendo en María. porque Dios ya les ha ayudado. Sin lugar. Ahí está la misericordia. Dinamismo en torno a Jesús. el Hijo de Dios. Para María este Dios es santo y misericordioso. No deja de ser llamativo que Zacarías haga centro de su proclamación lo que ha acontecido en María y no en su esposa Isabel. El Magníficat habla de un acontecimiento pasado con futuro.pueblo. Se pone de relieve la obediencia de José y María tanto a la ley como al ángel cuando a los ocho días circuncidan al niño y le ponen el nombre de Jesús. el Rey del Reino eterno no encuentra lugar. pero perceptible por el Espíritu Santo del que están llenos tanto Juan como Isabel. nacido pobremente y en un abajamiento total. envuelto en una sábana y reclinado en un sepulcro. El Evangelio del Reino es una buena noticia para los pobres y humillados. En el relato del nacimiento de Jesús. Ahí está el sol que nace de lo alto. IV. es decir en la casa de María. envuelto en pañales y recostado en un pesebre es una triple situación inicial de Jesús que se vuelve a repetir al final de su vida: expulsado de la ciudad. el Señor de la Gloria. Bendice a Dios «porque ha suscitado una fuerza de salvación en la casa de David su siervo». Ahí está la salvación liberadora. Otro elemento importante es que en última instancia. el hijo de María La Gloria de Dios en un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre. al mismo tiempo que alude a la redención que Dios envió a su pueblo y la alianza establecida para siempre. «A través de las acciones de María —su viajar y su hablar— se hace presente la Gloria del Señor.

Van a ver la palabra. La espada que hará caer a quienes rechacen al Mesías. sino «pasar a través de un lugar». que no le tocará la espada devastadora. dirigiéndose a María. Pero más importante y decisivo que el cumplimiento de los ritos prescritos es para Lucas el hecho de la entrada en el Templo. Esta será la estructura de la misión apostólica. La palabra tiene la preeminencia. han de buscar para encontrar. «Con la figura de una espada atravesando el alma de María. Simeón y Ana así lo demuestran. para ello se les da una pista: el signo. de la Gloria de Dios. tan frecuente en el libro Ezequiel. Es más importante para ellos lo que han escuchado que lo que han visto. no afectará. y después de haber visto dan a conocer la palabra-acontecimiento. Lucas describe presumiblemente el difícil proceso por el que aprende que la obediencia a la palabra de Dios trasciende los lazos familiares». del Hijo de Dios y. no caerá. por primera vez. después de Gabriel y María. se convierten en testigos. Los pastores son así presentados como los primeros discípulos.c) Los primeros destinatarios de la gran noticia El nacimiento del hijo de María es la gran noticia que debía esperar el pueblo de Dios. Los primeros elegidos para anunciar la buena nueva. El profeta anuncia que Israel se mantendrá. María no es capaz de captar desde el principio todo el Misterio que la envuelve. el dolor o el Calvario. de búsqueda permanente. ¿Hay tal vez detrás de todo este relato una alusión «eclesiástica» a los auténticos pastores de la Iglesia? Más todavía: esos servidores vigilantes. en portadores de revelación. y se resume diciendo que cumplieron «todas las cosas según la Ley del Señor». sin embargo. Los pastores se convierten en mensajeros de los ángeles. son imagen de aquel que es la impotencia. Será la imagen viva de Israel. no significa «perforar. Parece que queda en estado de alerta. que poner en conexión directa las palabras de Simeón sobre la espada con el sufrimiento. María lleva la revelación en sí misma. no puede herir a María. Han de ponerse en camino. pues. María. María y los pastores se apresuran en su camino. La espera había sido larga. María y los pastores. según anuncia Simeón. con él. sin embargo. Simeón. de meditación ininterrumpida. al propio pueblo de Israel. Ella se mantendrá de pie ante la espada que pasará a través de toda su vida. que expresa la acción de la espada. le habla primero de Jesús y después de ella misma. «La espada que anuncia Simeón como la plaga exterminadora al pasar por las casas de Israel en Egipto. No hay. la pequeñez. el verbo «atravesar». herir». . Anuncia ahora a la madre el «día de la caída» a espada. Jesús y sus padres actúan en conformidad con la Ley. están en actitud de acoger la palabra-acontecimiento de Dios.

la creyente. la madre de Jesús. que asume el proceso y las oscuridades de la fe. como la agraciada. aparece como modelo de piedad. y en ella el joven Jesús.V. su origen. El prólogo cristológico de Lucas nos ha presentado —como hemos visto— con una hondura impresionante el origen trascendente e histórico de Jesús. su filiación. Lucas omite la referencia a los parientes y a la propia casa. por tanto. Es significativo al respecto el silencio de Lucas sobre María y los parientes en contextos de incredulidad. y sus hermanos El evangelista Lucas tiene un alto concepto de la madre de Jesús. el punto esencial es la autoproclamación de Jesús como «Hijo del Padre» y como aquel que debe estar con su Padre en el templo. La fuga de Jesús es un acto profètico que predice la pasión. María resalta con una belleza singular. María. «En total entrega y exclusividad para la Palabra del Padre. pudo incluso reprenderle. Habla de su relación con el Padre De ella deriva su sabiduría. «¿Por qué me buscabais7» evocan aquellas de los dos varones a las mujeres «¿por qué buscáis entre los muertos al Viviente7» (Lc 24. María es la perfecta creyente.5) La Madre se dirige en tono de reproche a su hijo «¿Por qué te has portado así 7» La madre no ha comprendido el gesto inesperado de Jesús. En ese ir y venir de personajes y escenas. los padres pasan de la admiración a la incomprensión y al reproche. VI. pero tampoco va a comprender la respuesta Es decir. colocar a María y a los hermanos de Jesús en un posible contexto de incredulidad. Las palabras de Jesús a sus padres constituyen el punto central de la escena «¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo tema que estar en las cosas de mi Padre». No quiere. su capacidad de enseñanza En este contexto María no es especialmente considerada en cuanto madre. pues el hecho de que conserve en su interior el recuerdo de todo aquello es una manera de preparación para entender en el futuro su papel como miembro de la comunidad creyente» Las primeras palabras de Jesús en el Evangelio de Lucas declaran con toda evidencia cuál es su identidad. pero no es insensible al misterio que rodea a Jesús Su falta de comprensión no es permanente. se destaca su fe y sus relaciones con Jesús como creyente . Jesús comenta con elogio que su madre y sus hermanos son los que oyen la Palabra de Dios y la cumplen La imagen de María durante el ministerio de Jesús es sumamente positiva Lucas la sitúa entre los primeros discípulos de Jesús que son perseverantes en la fe Mas que su maternidad biológica y sus relaciones maternas con Jesús. El Hijo del Padre se Autorevela La familia de Nazaret. y espera la revelación definitiva «María pudo extrañarse de lo que hizo Jesús.

como escenario de salvación y lugar de admiraciónimitación ene l que Dios actúo y en nosotros puede actuar igualmente. sin embargo esto no se queda en María. El Señor sería su fuerza. ella no es un accesorio de la fe. sino que. el nombre de gracia va acompañado de una frase singular: «El Señor está contigo». cuando el Espíritu la consagra para cumplir su misión. convocada. así lo expresamos cuando contemplamos que. sino que constituye un personaje aparte. En él ocupa un lugar importante. la madre de Jesús. este agraciamiento redundará en beneficio de todo el mundo. Al decirle «el Señor está contigo». es muy válido y urgente presentar a María en su Sí – Fiat. María. que traerá la alegría escatológica al pueblo. se encarna el Hijo de Dios. de tal suerte que se geste una unión indisoluble entre Creador – Salvador y criatura – rescatados. justificada. Es retar al mundo de hoy a creer. Al mirar este gran misterio y proponérselo a los fieles se genera una dinámica de agradecimiento a Dios y una vida llena de alegría. Con la acogida de María. de tal manera que María resalta de modo peculiar en la comunidad eclesial. Ante un mundo que se enfrenta a una creciente incredulidad e incapacidad para asumir grandes ideales y proyectos. y por eso es «la agraciada». aparece integrada en el grupo que espera la venida del Espíritu. nos sirve para entender que el proyecto transformador de Dios. llega a través de una mujer elegida para engendrar la nueva vida. María «ha encontrado gracia ante Dios» y esto se debe a una acción previa de Dios que la ha agraciado. y precisamente en el momento fundacional de la comunidad cristiana. Y así también ellos y nosotros somos agraciados en Cristo Jesús sin méritos de nuestra parte. en María vemos con creces el amor que primerea por parte de Dios.María. no por las obras y al experimentar esto podemos como fieles incrementar nuestra relación con Dios por medio de nuestra relación con María. María fue coherente con su fe desde la anunciación-vocación hasta el momento constituyente de la comunidad de Jesús de cara a la historia futura. en un Dios que no tiene imposibles y que se fija en nuestra necesidad y viene a socorrerla y nos coloca en capacidad de corresponder a su amor. amando a nuestros hermanos. la madre de Jesús. el mensajero sitúa a María entre los grandes salvadores de Israel. mantenida únicamente por gracia. María es comunidad cristiana. es posible consolidar y acrecentar la fe en el Señor que nos pide confiar en Él y abandonarnos a sus designios de salvación. Aplicación Pastoral La Vocación – Fe de María. por ello es necesario hacerle experimentar al pueblo de Dios que. y nos exige este amor . Por medio de estas reflexiones y comprensiones del papel de María en la historia de la salvación.

siendo imitadores de María. . la Creyente – Agraciada.llevar por nuestras actitudes y convicciones a Jesús.