You are on page 1of 1

LA VERDADEPA LIBERTAD ESTÁ REÑIDA CON LO FÁCIL

"Conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará libres"(Jn 8,32)
La libertad es una conquista
La verdadera libertad es una conquista. Supone haberse vencido a sí mismo. Supone escoger
siempre el bien. Hay que aprender a elegir siempre el verdadero bien.
¡Cuánto nos gustaría ser libres de nuestras ganas, de nuestros caprichos!, ¡qué bien está un
corazón libre de simpatías y antipatías!, ¡cuánto bien hace una persona libre de¡ que dirán, dispuesta
siempre a hacer lo que le pide el Señor¡, y alguien libre de su propio parecer, de su idea, libre de
vanidades, de comparaciones, ¿no será la persona más feliz del mundo, la que agradará más a Dios, la
que hará mucho bien allí donde esté?
Esa libertad no se consigue en un día, requiere una lucha tenaz, y de años; requiere poner ahí
todas nuestras energías, porque nos damos cuenta de que el principal enemigo de nuestra libertad es
nuestro propio egoísmo.
Aprender la ciencia de la elección.
La mayoría somos estudiantes. Sería fácil hacer una lista de todas las asignaturas que
tenemos. Pues bien, hay una que es la más importante: es la asignatura de saber elegir bien. No es
fácil. No se aprende en un día, ni siquiera en un curso. Está relacionada con'el empleo de nuestra
libertad. El Papa Pablo VI, hace ya bastantes años hablaba a unos jóvenes estudiantes de este tema y
les advertía de que la verdadera libertad está reñida con lo fácil. Se trata de dos cosas que no pueden
vivir juntas: no se avienen. Les decía:
"Sois estudiantes, es decir jóvenes en estado de formación. Tenéis la oportunidad de recibir las
grandes orientaciones que decidirán toda vuestra vida. Aprended bien esta ciencia de la elección, pues
la vida es una elección, o mejor dicho, una serie de elecciones, una serie de opciones, un

aprendizaje continuo del empleo de la libertad, una conquista diaria de si mismo, por el
esfuerzo y el sacrificio, pues la verdadera libertad se conquista: esta en las antípodas de Ici
facilidad, del dejarse llevar, del abandono a los"deseos o inclinaciones que con tanta
frecuencia nos solicitan en el mundo de hoy. Supone una disciplina interior clara y
generosa. Que sea vuestro empero y vuestra felicidad conseguirla y hacer que los demos la
consigan.'
No hay que olvidar la primera consideración del Papa: estamos -en -estado fe formación,
tenemos la oportunidad de orientar toda nuestra vida, ¿aprovechamos esas orientaciones, esos
avisos, consejos o correcciones al máximo? Es fácil, a veces, quedarnos con una idea fija,
nuestra idea... Ya no somos libres. Otras veces lo vemos, pero cuesta tanto... Tampoco ahí
somos libres, pues nuestra voluntad no es fuerte.
Aprended bien la ciencia de la elección. Es muy importante saber elegir. ¿Qtjé elegimos, lo
más fácil, lo que no cuesta demasiado ... ? ICuidadol La verdadera libertad se demuestra en una
persona que es capaz de elegir 'el verdadero bien", aunque cueste, aunque no le salga de
natural, aunque los demás no lo hagan...
Aprender a ser libres supone una conquista diaria de si mismo. Y esto no se puede dar sin
esfuerzo ni sacrificio. Por eso quien busca la facilidad, la comodidad, el ir haciendo... nunca
podrá conquistar la verdadera libertad. Y al contrario, un joven que vaya procurando un estilo
de vida exigente, no porque se lo mandan, no porque lo ven, no por la nota, por los resultados...
sino por amor a Cristo, porque quiere emplear toda su vida en hacer el bien, ése así alcanzará