You are on page 1of 4

Fueron varias las princesas que permanecieron junto a Atahualpa durante los

ocho meses que duró el cautiverio hasta su ejecución en Cajamarca. Entre ellas
su media hermana Quispe Sisa, que quizá no tuviera más de doce años de
edad cuando fue entragada por el emperador a Pizarro. Otra de las princesas
era su sobrina Curixamay, con anterioridad una de sus esposas favoritas y que
luego fue violada por el intérprete Felipillo. Solo recientemente ha sido posible
conocer la identidad de las otras princesas que permanecieron en Cajamarca,
gracias a las pruebas que debieron presentar en sus peticiones a la corona
española. La mayor parte de ellas se vieron forzadas a convertirse en amantes
de los principales capitanes de Pizarro y les dieron numerosos hijos mestizos.
(P. 36 - 37) (El trágico destino de las princesas incas, Stuart Stirling)

El 26 de febrero de 1547 se congrego una gran multitud en la plaza principal
de la ciudad de los reyes, lima, para presenciar la ejecución de una hechicera
india conocida como la bruja Yanque. Entre los funcionarios que ocupaban el
estrado esperando para la ejecución, estaba el concejal Francisco de Ampuero,
víctima de los hechizos de la brúja. De pie junto a él, vestida con su
indumentaria nativa, se ubicaba su esposa, una princesa inca, ella era la
investigadora de las hechiceras, pero, a solicitud de su esposo, había sido
perdonada por el magistrado de la ciudad. La mayor parte de los colonos
reunidos en la plaza también habían presenciado el largo juicio, en cuyo
transcurso la hechicera y su cómplice Simón, el esclavo negro de la princesa,
fueron interrogados por el fiscal, admitiendo su culpabilidad luego de ser
torturados.
Las descripciones que ambos hicieron sorprendieron y enfurecieron a los
espectadores. Relataban como habían convocado a la sombra del concejal
Ampuero por medios mágicos, echándole un conjuro para evitar que continuara
maltratando y golpeando a su esposa. Pero la esposa del concejal se había
vuelto a quejar ante la hechicera de que su marido continuaba con sus malos
tratos, y por este motivo, dijo la bruja Yanque, se había visto obligada a invocar
al diablo en persona, que se presentó bajo la forma de un animal cuadrúpedo.
Ambos prisioneros recibieron la más severa de las sentencias, mientras que su
cliente fue dejada a merced de su marido. (P. 61) (El trágico destino de las
princesas incas, Stuart Stirling)

El destino de doña Angelina, amante de Pizarro durante muchos años y madre
de sus hijos, don Francisco y don Diego, fue menos afortunado. A poco tiempo
de que Pizarro la abandonara, dejo lima y regreso a su Cusco natal. Existe
alguna evidencia que indica que el adelantado Diego de Almagro la tomó
prisionera luego de revelarse contra los Pizarro y adueñarse de la ciudad,

ante el gobernador Vaca de Castro. abandonadas. los muertos y heridos se contaban de a cientos. junto con los Pizarristas más destacados. Las princesas ni siquiera podían refugiarse en los templos de la ciudad. se casó con el emigrante español Juan Diez de Betanzos. humillado quizás porque los almagristas la habían tomado como concubina. padre del hijo que ella llevaba en brazos. pues. muerto a manos de su propia escolta indígena cuando trataba de dejar el campo de batalla. Sus grandes palacios y templos habían sido transformados con absoluta irreverencia en establos y viviendas. Stuart Stirling) Cuando cayó la noche. La princesa de diecisiete años se vio obligada a buscar un hogar para ella y su hijo en una ciudad tomada completamente por los conquistadores. junto a las demás prisioneras indias. Stuart Stirling) Francisco de Illescas. (P. El triste estado de las mujeres incas. le dieron nombre de doña Juana. 65) (El trágico destino de las princesas incas. Juan. culmino con la liberación de Serra de Leguizamón tras estar casi un año cautivo en una de las torres incas de la ciudad. tras la muerte de ella. 69) (El trágico destino de las princesas incas. enfermas de sífilis y desnutrición (…) <<Su majestad tiene la obligación de garantizarles los medios para que se sustenten. deambulan por la ciudad de un modo que da . desvalidas y maltratadas. pasó a ser de su propiedad y de su nueva mujer española. Muchos años después. donde Vivian las amantes indias. aunque lo más probable es que por entonces algunos de los capitanes de Almagro ya la hubieran tomado como botín. un anciano que durante años se había ganado la vida como intérprete de lenguas indígenas. afirmo que en julio de 1537 presenció el nacimiento del hijo de la princesa. Esa noche fue llevada. dado que la abandono. convertidos ahora en almacenes o capillas privadas.ocasión en que sus hombres violaron a varias mujeres de aquellos. La posterior derrota de Almagro a manos de Diego Pizarro en la batalla de Salinas. que se ganaba la vida como traductor del quechua Betanzos le ayudo a obtener una pequeña encomienda cerca de Cusco que. (P. Entre ellos estaba Juan Balsa. Cuando la bautizaron en Cusco. Sus compatriotas se burlaban abiertamente de él porque había perdido sus incisivos a causa de una pedrada arrojada por un mono. Pero su liberación no fue un gran consuelo para ella. que de inmediato la entrego en casamiento al conquistador Francisco de Villacastín. uno de los prisioneros de Almagro. muchas de ellas hijas de los caciques de las encomiendas de los invasores.

revista española de antropología americana. . se harán cristianas. Este racismo estaba incorporado a la psicología de los españoles. pues. abandonadas. tras ser instruidas. 144) (El trágico destino de las princesas incas. a pesar de los humildes orígenes de muchos de ellos.. tras ser instruidas. Stuart Stirling) El triste estado de las mujeres incas. 138 . Stuart Stirling) El hecho de que se haya casado a la princesa con un conscripto casi desconocido del ejercito de Gasca indicaba el rechazo que por lo general sentían los conquistadores más prominentes.vergüenza presenciar. 138 . deambulan por la ciudad de un modo que da vergüenza presenciar. enfermas de sífilis y desnutrición (…) <<Su majestad tiene la obligación de garantizarles los medios para que se sustenten.139) (El trágico destino de las princesas incas. y que no faltaran hombres que quieran casarse con ellas si su majestad las dota. pilar.>> Otra carta en tono similar le fue escrita al emperador español por el sacerdote Luis de Morales: <<hay muchas que no tienen que comer y que van casa por casa con una vela y un cuenco de mendicante en las manos. desvalidas y maltratadas. Stuart Stirling) (Alberti. y los españoles con rango de Hidalgo. su sentido de pureza racial o limpieza de sangre dominaba sus actitudes hacia los linajes que fundirían un nuevo orden social. Y creo que estas mujeres. y que no faltaran hombres que quieran casarse con ellas si su majestad las dota. mujer y religión: vestales y acllacuna dos instituciones religiosas de mujeres.1987. alberti manzanares. Y creo que estas mujeres. (P. p. 155-196. 17. pidiendo comida en nombre de Dios y de su santa madre>> (P. 1986: 169). pidiendo comida en nombre de Dios y de su santa madre>> (P.139) (El trágico destino de las princesas incas. se harán cristianas.>> Otra carta en tono similar le fue escrita al emperador español por el sacerdote Luis de Morales: <<hay muchas que no tienen que comer y que van casa por casa con una vela y un cuenco de mendicante en las manos. por casarse con las madres indias de sus hijos. núm.

comentarios reales. cieza. nueva crónica y buen gobierno. el señorío de los incas. 1987. 1985: 204 cieza de león. 1ª edición. 1ª edición. madrid: espasa calpe. p. madrid: historia 16. el inca. 1987: 248 huaman poma de ayala. 1985. 163. 2003: 238-239 garcilaso de la vega. huaman. 1ªedición.garcilaso. 2003. madrid: historia 16. osvaldo silva stuart stirling . felipe. pedro.