You are on page 1of 3

GESTIÓN AMBIENTAL

ÁREAS PROTEGIDAS
Nombre: Andrea Moncada Martínez.
Docente: Ing. María Verónica Iñiguez Gallardo.
Fecha: 23 de Junio de 2015.
ENSAYO
Título
Reservas de la Biosfera un aporte internacional a la conservación.
Introducción
En este documento voy a empezar redactando un breve resumen de la creación
de las áreas protegidas, analizando los cambios y la evolución que el enfoque en
la creación de áreas protegidas ha tenido desde sus inicios hasta la actualidad,
siguiendo con un concepto de las Reservas de la Biosfera que es el punto más
importante a tratar en este documento dando a conocer las Reservas de la
Biosfera que existen hasta la fecha actual en Ecuador, la importancia de la Red
Nacional de Reservas de la Biosfera del mismo y las funciones que se permiten
dentro de ellas.
¿Qué poseen las Reservas de la Biosfera que las hacen diferentes de otras
categorías de áreas protegidas? En base a esta pregunta analizaré los puntos
más relevantes que posee una Reserva de la Biosfera para considerarla diferente
de las demás, conociendo un poco sobre el manejo que estas Reservas necesitan
y que las hacen más eficientes.
Luego del análisis de estos puntos daré mi opinión personal sobre la importancia
de las Reservas de la Biosfera.
Finalizando con las conclusiones generales de todo el documento y las referencias
bibliográficas utilizadas para redactarlo.
Desarrollo
La conservación de áreas naturales tiene antecedentes históricos desde hace
varios siglos atrás. A inicios del siglo XIX la familia real portuguesa inició la

restauración ecológica de las cuencas que proveen agua a Río de Janeiro, en una
zona que hoy en día constituye el Parque Nacional Tijuca. En 1872 se crea el
Parque Nacional Yellowstone en Estados Unidos y en la misma época Nueva
Zelanda, Canadá y otros países estaban iniciando la tarea de reservar áreas bajo
la denominación de parques y bosques nacionales. En 1934, el gobierno de
Ecuador adopta el Decreto Ejecutivo 607 para proteger algunas especies claves y
controlar el acceso de barcos a las Islas Galápagos y en 1959, se establece el
Parque Nacional Galápagos. La mayoría de las áreas protegidas de América
Latina han sido creadas en los últimos 30 años (Universidad de Colorado, 2010).
La Red Nacional de Reservas de Biosfera en el Ecuador está liderada por el
Ministerio del Ambiente y es un grupo de trabajo con carácter interdisciplinario e
interinstitucional. Esta Red Nacional es de conformación pública - privada –
comunitaria y tiene por objeto promover el cumplimiento de la Estrategia de
Sevilla, el Marco Estatutario de la Red Mundial de Reservas de Biosfera y demás
documentos vinculantes para el país. La característica común de estas zonas, es
tener como sus áreas núcleo a los Parques Nacionales. Este es el caso de la
Reserva de Biosfera de Galápagos- PN Galápagos 1984, la Reserva de Biosfera
Yasuní - PN Yasuní 1989, la Reserva de Biosfera Sumaco - PN Sumaco Napo
Galeras 2000 y la Reserva de Biosfera Podocarpus - El Cóndor - PN Podocarpus
2007, (MAE 2010).
Si bien es cierto nuestras 6 Reservas de la biósfera cuentan con los requisitos
establecidos para formar parte de la Red mundial de Reservas de Biosfera, estas
enfrentan algunos problemas la mayoría de ellos se debe a la falta de presupuesto
o de institucionalidad, esto se puede resolver trabajando en conjunto con las
instituciones locales, trabajando día a día en la conciencia ciudadana creando en
ellos una visión hacia el desarrollo sostenible, respetando siempre las culturas y
las tradiciones de los pueblos que de ellas se benefician.
Uno de los grandes objetivos de la Estrategia de Sevilla es utilizar las reservas de
la biosfera como modelos de ordenamiento del territorio y lugares de
experimentación del desarrollo sustentable. Este objetivo se traduce en la
obligación para las reservas de la biosfera de ejercer tres funciones presentadas
en la Estrategia de Sevilla, complementarias y de igual importancia. Estas son una
función de conservación de la biodiversidad que incluye los paisajes, los
ecosistemas, las especies y su diversidad genética, una función de desarrollo y
una función logística. Bonnin M. et Rodary E. (2008).
Para lograr el éxito se necesita de estas 3 funciones, ninguna es más importante
que la otra la idea es promover un enfoque integrado de todas, conservando de

esta manera a la misma vez los ecosistemas, paisajes, respaldando la educación,
la investigación que tengan un interés local, nacional e internacional encaminadas
siempre a un desarrollo sostenible
Una Reserva de la Biosfera depende exclusivamente de la gestión local para que
se pueda aprovechar al máximo de este reconocimiento de carácter internacional
teniendo oportunidad de gestionar un presupuesto de aportes externos, públicos o
privados que las hace diferentes del resto de áreas protegidas pues poseen un
carácter internacional.
Se puede decir que las reservas de biosfera son más eficientes a las áreas
protegidas por su manejo integrado por sus tres funciones básicas que nos
permiten promover un desarrollo sostenible para la población, impulsando a su vez
nuevas iniciativas basada en la educación en la investigación, la participación
activa de las comunidades, vinculando también programas de educación y
capacitación con otras Reservas de la Biosfera permitiendo enriquecerse de
conocimientos para su mejor funcionamiento todo esto con el apoyo de
instituciones locales e internacionales
Conclusiones:
Las Reservas de la Biosfera tienen como fin la protección de la naturaleza junto
con el desarrollo de las actividades humanas logrando siempre un manejo
integrado por medio de sus tres funciones básicas de conservación, desarrollo y
logística logrando el éxito de las reservas. El carácter internacional que poseen
estas reservas tiene múltiples beneficios que las hacen diferentes a las demás
áreas protegidas entre ellos la vinculación con reservas de la biosfera de otros
países compartiendo experiencias, incrementando el turismo. Queda claro que la
eficacia de estas Reservas exige que se trabaje en conjunto con los grupos
involucrados en la conservación y el desarrollo, tanto la parte administrativa como
las comunidades locales para lograr el buen manejo y funcionamiento de las
mismas.
Bibliografía:

MAE(2013). Manual de gestión operativa de las áreas protegidas de
Ecuador.

UNESCO (2010). Experiencias exitosas en Iberoamérica. Reservas de la
Biosfera su contribución a la provisión de servicios de los ecosistemas.

UNESCO (2006). Programa el Hombre y la Biosfera (MAB). Reseva de
Biosfera Podocarpus- El Cóndor.