You are on page 1of 20

ANATOMIA Y FISIOLOGÍA DE LAS ARTICULACIONES DEL CUERPO

HUMANO

MAIKY JAVIER RUIZ MORALES
SERGIO LUIS MENDOZA BARRIOS
SERGIO ANDRÉS MENDOZA NÚÑEZ
HERNADO JESUS MAUSSA RICARDO

UNIVERSIDAD DE CÓRDOBA
FACULTAD DE EDUCACIÓN Y CIENCIAS HUMANAS
LICENCIATURA EN EDUCACIÓN FISICA RECREACIÓN Y DEPORTE
MONTERÍA – CÓRDOBA

Contenido
SISTEMA ARTICULAR....................................................................................................................2
Clasificación funcional...................................................................................................................2
Clasificación anatómica.................................................................................................................3
Articulaciones fibrosas:..............................................................................................................3
Gonfosis:....................................................................................................................................5
Articulaciones cartilaginosas:.....................................................................................................6
Sicondrosis:................................................................................................................................6
Sínfisis:.......................................................................................................................................7
Articulaciones sinoviales:...........................................................................................................8
Tipos de articulaciones sinoviales.............................................................................................14
Articulación en pivote:.............................................................................................................16
Articulación condilea (elipsoidea):...........................................................................................16
Articulación en silla de montar (sellar).....................................................................................17
Bibliografía......................................................................................................................................19

Sistema
articular
clasificación
funcional
sinartrosis

anfiartrosis

anatómic
diartrosis

fibrosas

cartilaginos

* suturas
* sindesmosis
* gonfosis

* sincondrosis
* sinfisis

SISTEMA ARTICULAR

2

Se conoce como articulación al conjunto de elementos o tejidos que permiten la unión entre
dos o más huesos; estas pueden realizar mucho, poco o ningún movimiento. (Tortora, 2006)

ARTICULACIONES
Las articulaciones se clasifican por su estructura (de acuerdo a sus características anatómicas),
y por su función (de Acuerdo con el tipo de movimiento que permiten).
La clasificación estructural de las articulaciones se basa en dos criterios:
1. La presencia o ausencia de un espacio entre los huesos que se articulan entre sí, llamado
cavidad sinovial.
2. El tipo de tejido conectivo que mantiene los huesos unidos. (Tortora, 2006)

Clasificación funcional


Sinartrosis: (sin-, de syn, con) una articulación inmóvil
Anfiartrosis: (anfi, de amphi, de ambos lados): una articulación de movimiento limitado.
Diartrosis: (de diarthrosis, articulación móvil: una articulación de gran movimiento. Todas
las diartrosis son articulaciones sinoviales. Tiene una gran variedad de formas y permite
muchos tipos diferentes de movimiento. (Tortora, 2006)

Clasificación anatómica

Articulaciones fibrosas: no hay cavidad sinovial y los huesos se mantienes unidos por tejido
conectivo fibroso que es rico en fibras de colágeno.

3

Articulaciones cartilaginosas: no hay cavidad sinovial y los huesos se mantienen unidos

mediante cartílago.
Articulación sinovial: lo huesos que forman la articulación tienen una cavidad sinovial y
están unidos por una capsula articular de tejido conectivo denso irregular y a menudo por
ligamentos y accesorios.
Las secciones siguientes presentan las articulaciones del cuerpo de acuerdo a su clasificación

estructural. A medida que examinamos la estructura de cada tipo de articulación. También
delinearemos su función. (Tortora, 2006)

Articulaciones fibrosas:
Como se mencionó anteriormente, las articulaciones fibrosas carecen de cavidad sinovial, los
huesos que se articulan se mantienen estrechamente unidos mediante y tejido conectivo fibroso.
Las articulaciones fibrosas permiten poco o ningún movimiento. Los tres tipos articulaciones
fibrosas son las suturas, las sindesmosis y las gonfosis. (Tortora, 2006)

Suturas:
Es una articulación fibrosa compuesta por una delegada capa de tejido conectivo fibroso
denso; las suturas se encuentran solo entre los huesos del cráneo: un ejemplo es la sutura coronal
que se encuentra entre huesos frontal y parietal. Los bordes irregulares de las suturas que se
interdigitan proveen fuerza adicional y disminuyen la probabilidad de fractura. Ya que una
sutura es inmóvil se clasifica funcionalmente como una sinartrosis.
Algunas suturas presentes durante la infancia son reemplazadas por hueso en los adultos, estas
suturas son un ejemplo de sinostosis o articulación ósea, una articulación en la que hay completa
4

fusión de dos huesos separados en u solo hueso. Por ejemplo, el hueso frontal crece y se divide
en dos mitades que se mantienes unidas través de una línea de sutura. Por lo general están
completamente fusionadas a los 6 años y la sutura se borra. Si la sutura persiste después de los
6 años, se llama sutura metopicas (de metopon, frente). Las sinostosis también se clasifican
funcionalmente en sinartrosis. (Tortora, 2006)

(Ontanela, 2006)

Sindesmosis:
Es una articulación fibrosa en la que hay una distancia mayor entre los huesos que se articulan
y más tejido conectivo fibroso que una en una sutura. El tejido conectivo fibroso está organizado
como un haz (ligamento) o como una lámina (membrana interósea). Un ejemplo de sindesmosis
es la articulación tiobioperonea distal, donde el ligamento tibioperoneo anterior conecta la tibia
con el peroné. Otro ejemplo, es la membrana interósea entre los bordes paralelo de la tibia y el
peroné. Ya que esta permite un leve movimiento, la sindesmosis se clasifica funcionalmente
como anfiartrosis. (Tortora, 2006)

5

(Ontanela, 2006)

Gonfosis:
La gonfosis (de gomphos, clavija o chareta) o articulación dentoalveolar es un tipo de
articulación fibrosa en la cual una clavija en forma de cono encaja en una cavidad. Los únicos
ejemplos de gonfosis en el cuerpo humano son las articulaciones de los dientes con las
cavidades (alveolos) de los procesos alveolares del maxilar superior y mandíbula. El tejido
conectivo fibroso denso entre un diente y su cavidad es el ligamento periodontal (membrana). La
gonfosis se clasifica funcionalmente como sinartrosis, una articulación inmóvil. La inflamación y
degeneración de las encías, ligamentos periodontales y hueso se denomina enfermedad
periodontal. (Tortora, 2006)

6

(Ontanela, 2006)

Articulaciones cartilaginosas:
Al igual que las articulaciones fibrosas, las articulaciones cartilaginosa, no presentan una
cavidad sinovial y permiten poco o ningún movimiento. Aquí, los huesos que se articulan están
estrechamente conectados, y asea por cartílago hialino o fibrocartílago. Los dos tipos de
articulaciones cartilaginosas son la sicondrosis y la sínfisis. (Tortora, 2006)

Sincondrosis:
Es una articulación cartilaginosa en la que el material de conexión es el cartílago hialino. Un
ejemplo de sicondrosis es la placa epifisiaria que conecta la epífisis con la diáfisis de un hueso en
crecimiento. Desde el punto de vista funcional, una sincondrosis es una sinartrosis. Cuando el
crecimiento en longitud del hueso se detiene, el hueso remplaza el cartílago hialino, y la
sicondrosis se convierte en una sinostosis, una articulación ósea. Otro ejemplo de una sicondrosis
es la articulación entre la primera costilla y el manubrio del esternón, que también se osifica en la
vida adulta y se convierte en una sinostosis. (Tortora, 2006)

7

(Ontanela, 2006)

Sínfisis:
Es una articulación cartilaginosa en la cual los extremos de los huesos articulares están
recubierto por cartílago hialino, pero un disco ancho y plano de fibrocartílago conecta los
huesos. Todas las sínfisis están en la línea medial del cuerpo. La sínfisis del pubis entre las
superficies anteriores de los huesos coxales es un ejemplo de sínfisis. Este tipo de articulaciones
también se encuentra entra la unión del manubrio con el cuerpo del esternón. (Tortora, 2006)

(Ontanela, 2006)

8

Articulaciones sinoviales:
Estas articulaciones poseen ciertas características que las distinguen de las otras
articulaciones. La característica diferencial de una articulación sinovial es la presencia de un
espacio llamado cavidad sinovial entre los huesos que se articulan. Debido a la que la cavidad
sinovial le permite a la articulación ser muy móvil, todas las articulaciones sinoviales se
clasifican como diartrosis. Los huesos de las articulaciones sinoviales están cubiertos por un
cartílago hialino llamado cartílago articular. El cartílago cubre la superficie articular de los
huesos formando una superficie lisa y resbalosa pero que no los mantiene juntos. El cartílago
articular reduce la fricción entre los huesos en la articulación durante el movimiento y ayuda
absorber los golpes. (Tortora, 2006)

Estructuras anatómicas de las articulaciones sinoviales:

(Ontanela, 2006)

Capsula articular: Posee dos porciones una externa que es la cápsula fibrosa y una interna que
es la cápsula sinovial o membrana sinovial.
Cápsula fibrosa: es una estructura fibrosa que mantiene aproximados los huesos de la
articulación. Será más laxa cuanto más móvil sea la articulación. Se fija a una altura variable en
9

los huesos, más o menos cerca del cartílago articular. Posee engrosamientos denominados
ligamentos capsulares o intrínsecos.
Membrana sinovial: es una delgada lámina celular que recubre la superficie interna de la
cápsula articular, tapiza también las porciones intraarticulares de los huesos, pero no los
cartílagos articulares. Está constituida por tejido conjuntivo rico en vasos linfáticos y sanguíneos,
secreta el líquido sinovial. Pueden encontrarse formaciones de membrana sinovial fuera de las
articulaciones, recubriendo algunos ligamentos, tendones y bolsas serosas, con el nombre de
bursas o bolsas sinoviales.
El líquido sinovial.
Rellena la cavidad articular, tiene un color amarillento y composición similar a la del líquido
intersticial, pero con un componente especial que es el ácido hialurónico, que proporciona gran
viscosidad; sirve como lubricante de la articulación y además colabora en la nutrición del
cartílago articular. Normalmente se encuentra en escasa cantidad de las articulaciones, en
numerosas enfermedades articulares se altera la composición del líquido o bien se acumula en
cantidades muy superiores. La extracción del líquido sinovial y el análisis de sus propiedades
físico y químicas se utiliza para el diagnóstico de muchas artropatías. (Tortora, 2006)
Meniscos
Los meniscos son unas almohadillas formadas por fibras de colágeno de gran elasticidad y
resistencia que se encuentran en la rodilla. Tienen forma de media luna y se interponen entre el
fémur y la tibia.

10

Existen 2 meniscos por rodilla que reciben el nombre de interno y externo. Vistos desde arriba
tienen forma de medialuna y el menisco interno es un poco mayor que el externo. El menisco
interno tiene forma de “C” y el externo es menor y tiene una forma más cerrada de “O”. En un
corte transversal el menisco tiene forma triangular; La superficie inferior del menisco es
aplanada para adaptarse a la tibia, la superficie superior es cóncava y se adapta a los cóndilos
redondeados. Los meniscos se anclan a la cara interna de la capsula de la articulación así como al
platillo de a tibia en su parte anterior y posterior. (Ontanela, 2006)
La función de los meniscos viene dada por su forma de medialuna y su corte transversal
triangular que hace que los cóndilos redondeados del fémur (parte del fémur que articula con la
tibia) se adapten perfectamente a la superficie plana de la meseta tibial (parte de la tibia que
articula con el fémur) aumentando la congruencia de esta articulación y el contacto de la
articulación en un 40%. Intervienen en la transmisión de las cargas, mitigando las cargas que se
transfieren al cartílago de la tibia y aumentando la estabilidad de la rodilla en cualquier punto de
la flexo-extensión. Además se le atribuyen otra serie de funciones como son: evitar que se
produzca el pinzamiento de la capsula de la articulación en el interior de la articulación, parece
que favorecen la lubricación del cartílago de la articulación al facilitar el movimiento del líquido
sinovial en el interior de la rodilla. (Ontanela, 2006)
Ligamentos
Se encuentran dos clasificaciones; intracapsulares y extracapsulares.
Ligamentos intracapsulares:
Son los ligamentos cruzados, se ubican en la región intercondílea y conectan al fémur y la
tibia entrecruzándose en el plano sagital; es necesario destacar que estos están dentro de la
11

cápsula fibrosa pero fuera de la cavidad sinovial. Ellos mantienen el contacto de las superficies
articulares durante la flexión de la rodilla. El ligamento cruzado anterior cruza lateralmente al
ligamento cruzado posterior. El ligamento cruzado anterior evita el desplazamiento anterior de la
tibia respecto al fémur, y el ligamento cruzado posterior evita el desplazamiento posterior.
Debido a la disposición de estos, la rotación medial de la tibia con respecto al fémur es más
limitada que la rotación lateral. (Ontanela, 2006)
Ligamento cruzado anterior
Es el más débil de los dos. Va desde la carilla en la parte anterior del área intercondílea de la
tibia a insertarse en una carilla de la porción posterior de la pared lateral de la fosa intercondílea
del fémur.
Ligamento cruzado posterior
Es el más fuerte de los dos. Va de la cara posterior del área intercondílea de la tibia a la pared
medial de fosa intercondílea del fémur.
Ligamentos extracapsulares
Estabilizan el movimiento en bisagra de la rodilla.
Ligamento colateral peroneo
Tiene forma de cordón, pero es fuerte. Se inserta en el epicóndilo lateral femoral justo por
encima del surco del poplíteo. Inferiormente, se inserta en la superficie lateral de la cabeza del
peroné. Una bolsa la separa de la cápsula fibrosa.

12

Ligamento colateral tibial
Es ancho y plano. Se inserta en la membrana fibrosa subyacente. Anclado superiormente al
cóndilo medial femoral. Inferiormente, se inserta en el cóndilo medial y la superficie medial de
la tibia, por detrás de la inserción de los tendones de los músculos sartorio, grácil y
semitendinoso. Es el más débil de los dos.
Ligamento rotuliano
Es la parte distal del tendón de los músculos cuádriceps femoral. Es el ligamento anterior de
la articulación de la rodilla. Recibe los retináculos rotulianos medial y lateral (expansiones
aponeuró-ticas de los músculos vastos medial y lateral, y de la fascia profunda). El ángulo ente el
eje del tendón rotuliano y el eje del músculo cuádriceps femoral es el ángulo Q.
Ligamento poplíteo oblicuo
Expansión recurrente del tendón del músculo semimembranoso, refuerza la cápsula en la fosa
intercondílea. Emerge posterior al cóndilo medial tibial y pasa superolateralmente hacia el
cóndilo lateral femoral.
Ligamento poplíteo arqueado
Refuerza la cápsula en su parte posterolateral. Va desde la parte posterior de la cabeza
peronea, sobre el tendón del poplíteo, a la superficie posterior de la rótula. (Ontanela, 2006)

13

(Tortora,
2006)

Bolsas sinoviales
Existen varias bolsas sinoviales alrededor de la rodilla que proporcionan superficies de baja
fricción para el movimiento de los tendones asociados con la articulación. Las bolsas
subcutáneas pre rotuliano e infra rotuliana se localizan en la superficie cóncava de la articulación
permitiendo que la piel se mueva libremente durante los movimientos de la rodilla

.

(Tortora, 2006)

14

Tipos de articulaciones sinoviales
Si bien todas las articulaciones sinoviales son similares en su estructura, las formas de
superficie articular varían, permitiendo así diferentes tipos de movimiento.

Articulación plana:
Las superficies articulares de los huesos en una articulación plana son rectas o levemente
curvas. Las articulaciones planas permiten principalmente los movimientos de deslizamiento.
Estas articulaciones se consideran no axiales por que el movimiento que permiten se produce
alrededor de un eje a lo largo de un plano. Un ejemplo es la articulación intercarpianana.
(Tortora, 2006)

(Ontanela, 2006)

Articulación en bisagra:
Es estas articulaciones la superficie convexa de un hueso encaja en la superficie cóncava del
otro. Como su nombre lo dice la articulación en bisagra produce el movimiento de una puerta. En

15

la mayoría de los movimientos de estas articulaciones, uno de los huesos queda en posición fija
mientras que el otro se mueve alrededor de un eje. Son monoaxiales (uniaxiales) por que el
movimiento que permiten es siempre es siempre alrededor de un eje. (Tortora, 2006)

(Tortora, 2006)

Articulación en pivote:
En este tipo de articulación la superficie redondeada o puntiaguda de un hueso
articula con un anillo formado en parte por otro hueso y en parte por ligamento.
Una articulación trocoide es monoaxial ya que esta permite la rotación en su
propio eje. (Tortora, 2006)

16

(Tortora, 2006)

Articulación condilea (elipsoidea):
En esta articulación la superficie oval convexa que se proyecta de un hueso encaja en una
depresión oval de otro hueso. Una articulación condilea es biaxial por que permite movimiento
en dos ejes. (Tortora, 2006)

(Tortora, 2006)

17

Articulación en silla de montar (sellar)
En esta articulación la superficie articular de un hueso tiene forma de silla y la superficie
articular de otro hueso encaja en esta silla como si un jinete se montara en ella. Una articulación
en silla de montar es biaxial, por que permite la flexión, la extensión, la aducción, la abducción y
la circunducción. (Tortora, 2006)

(Tortora, 2006)

18

Bibliografía
Ontanela, D. D. (Noviembre de 2006). Histologia de las articulaciones . Recuperado
el 03 de 2015, de http://m.monografias.com/trabajos45/histologiaarticulaciones/histologia-articulaciones2.shtml
Tortora, G. J. (2006). Trincipios de anatomia y fisiologia. España: Panamericana.

19