You are on page 1of 2

Bioquímica de la Depresión Tratamiento Nutricional y Acupuntural

La depresión se puede describir como el hecho de sentirse triste, melancólico, infeliz, abatido o
derrumbado.
La depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente, y dificultar sensiblemente el desempeño
en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria.
Los síntomas de depresión abarcan:
 Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño.
 Cambio grande en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso.
 Cansancio y falta de energía.
 Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo y culpa.
 Dificultad para concentrarse.
 Movimientos lentos o rápidos.
 Inactividad y retraimiento de las actividades usuales.
 Sentimientos de desesperanza y abandono.
 Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio
 Pérdida de placer en actividades que suelen hacerlo feliz, incluso la actividad sexual.
La norepinefrina, la serotonina y la dopamina son tres sustancias químicas que se encuentran en el
cerebro (se les llama neurotransmisores) que permiten que las neuronas o células cerebrales se
comuniquen entre sí. Los científicos creen que estas sustancias podrían tener algo que ver con la
depresión severa. Si hay muy poca cantidad de estas sustancias necesarias para el cerebro, se podría
presentar la depresión clínica. Los medicamentos antidepresivos son de utilidad porque producen
mayores cantidades de la sustancia química necesaria o bien, hacen que esas sustancias funciones
con más eficacia.
Los científicos también han descubierto que los genes podrían predisponer a una persona más que
a otra a que sufra depresión severa. Cuando la persona tiene familiares que sufren de esta
enfermedad, corre un riesgo mayor de también sufrir de depresión. No todas las personas que
tienen o han tenido familiares con depresión van a sufrirla, pero algunas personas tienen cierta
predisposición biológica que las hace más vulnerables a la depresión.
A veces, las circunstancias de la vida de una persona, por ejemplo, la muerte de un ser querido, una
pérdida o un cambio fuerte, el estrés crónico o el abuso de las drogas o el alcohol podría
desencadenar la depresión, y también se sabe que hasta algunas enfermedades o medicamentos la
pueden causar. No obstante, la depresión puede presentarse sin que haya ninguno de estos factores
en la vida de la persona y aunque no haya ninguna crisis o enfermedad física.
Clasificación de la depresión
Depresión mayor: los síntomas son severos e interfieren con la actividad diaria (trabajo, sueño,
estudio, apetito, sexualidad). El estado de ánimo depresivo dura más de dos semanas. Un episodio
de depresión mayor puede ocurrir sólo una vez en la vida de una persona, pero frecuentemente,
una persona padece varios episodios
Trastorno distímico o distimia, depresión moderada: los síntomas de depresión duran mucho
tiempo (2 años o más) pero son menos graves que los de la depresión mayor

junto con ideas delirantes o alucinaciones Si bien la acupuntura es excelente para la depresión el consumo de Ciertas benzodiacepinas y medicamento controlado para depresión hacen menos eficaz la terapeutica. Requiere un tratamiento diferente al de la depresión. Se caracteriza por presentar los síntomas de la depresión. después de un evento particularmente estresante Depresión con psicosis: es una enfermedad muy grave. pero afortunadamente es poco común. ocurre en el otoño y el invierno Depresión posparto: es la depresión que se presenta en algunas mujeres después del parto Trastorno bipolar: Las personas que lo padecen presentan cambios de humor extremos que incluyen una fase intensa de máxima euforia (maníaca) y una fase de depresión. .Depresión leve: los síntomas son menos graves y pueden durar menos tiempo Trastorno afectivo estacional: es la depresión que aparece y desaparece con el cambio de estación. Por lo general. Trastorno de adaptación: son los trastornos que se presentan con un estado de ánimo depresivo.