Los equipos auto-dirigidos son aquellos en los que cualquier miembro asume el

liderazgo para conducir al equipo en momentos de tensión, stress o pérdida de foco y
tiempo.
El rol tradicional del líder, del que influencia, aquel a quien se sigue por autoridad o por
credibilidad tiende a desaparecer, porque dichos equipos facultan y habilitan el liderazgo
personal de cada miembro, con lo cual se rompe la dependencia de alguien en particular,
fortaleciéndose tremendamente el concepto de meta compartida y de atención de cada
quien a ella.
Trabajar en equipo auto-dirigido requiere practicar de forma recurrente un conjunto de
creencias que se evidencian en la conducta diaria, tales como: disposición a escuchar y
a responder de manera constructiva a los puntos de vista de otros compañeros; darle a los
miembros el beneficio de la duda; proveer apoyo mutuo oportuno; reconocer los intereses
de los miembros y sus logros; compartir conocimientos, soluciones y resultados
probados; hablar claro sin agendas ocultas enfocado en el problema y no en la simpatías o
antipatías hacia las personas; demostrar autocontrol en momentos de presión y realizar
acciones de manera auto-dirigida sin necesidad de supervisión, o de que sean ordenadas.
Obviamente, en un equipo de estas características se requiere gente con mucha seguridad
personal, gente líder de sí misma, dispuesta a aceptar la responsabilidad por las acciones

autocontrol y autopercepción de “yo puedo”. mejores cursos de acción o cursos de acción pertinentes no propuestos con anterioridad.que realiza y por los resultados que produce. . que sabe pedir ayuda sin complejos cuando la necesita y que. de ser líder del propio desempeño y del logro de las metas compartidas Estos equipos se caracterizan entre otros aspectos por: clarificar y proponer métodos o herramientas específicas de trabajo para organizar y realizar la tarea. involucrándose voluntariamente en el hacer. evidenciar capacidad de trabajo y de ejecución. sobre todo en tareas que no son de su responsabilidad. y lo acerca al concepto de liderazgo de sí mismo o liderazgo personal Estos equipos requieren de los miembros una sólida autodirección. pero que al hacerlas fortalecen al equipo. además. se involucra en tareas para fortalecer al equipo. proponer ideas y actividades nuevas. a fin de hacerse cargo de uno como persona responsable. trabajar en equipos auto-dirigidos replantea el tema del liderazgo como componente medular. Sin duda. ya que lo aleja del concepto tradicional del seguidor que es influenciado por alguien a quien se respeta y se sigue como líder. desarrollándolas con ejemplos precisos. ampliar las ideas aportadas por otros.