You are on page 1of 9

Actividad industrial

En cuanto a las industrias del sector público el Estado ha nacionalizado
grandes empresas, las cuales generan millones de empleos, gran producción e
ingresos para nuestro país, como: PDVSA, CANTV-MOVILNET, SIDOR,
VENEPAL, entre otras. Aunque el país ha tenido un gran avance en materia de
industrialización, el BCV refleja en las cifras de su primer trimestre de 2009
ponen de relieve que Venezuela está experimentando un grave deterioro de su
base industrial, debido a Una mezcla de corrupción, altos costos y falta de
competitividad. Es por ello que el ejecutivo Nacional elaboro un plan anticrisis
para evitar posibles impactos de la crisis mundial.
El sector privado se hemos observado un descenso en los precios del petróleo,
por otra parte las normativas que se aplican a las industrias en cuanto al control
cambiario, el cual actualmente frena la adquisición de divisas por estas
empresas para sus importaciones. Las empresas han bajado sus ventas por la
falta de adquisición de divisas y cada régimen que se les impone para su
producción y comercialización de sus productos.
El papel del estado en la industrialización en Venezuela, es muy importante ya
que el es el que regula todas las normativas de nuestro país. Entre los entes
encargados de la regulación, formulación y seguimiento de políticas,
planificación y realización de las actividades del Ejecutivo Nacional en materia
de Industrias Básicas y Minería tenemos el Ministerio de Industrias Básicas y
Mineras y el que formular, regular y ejecutar políticas, planes y proyectos
orientados a rescatar, ampliar, modernizar, reconvertir y desarrollar la Industria
nacional de bienes de capital y de bienes intermedios es el Ministerio del Poder
Popular para el Comercio.
De esta manera se busca recaudar en lo posible mayores ingresos que
permitan al país contar con suficiente presupuesto para tener una economía
estable, y sostenible en el tiempo, con miras al desarrollo y crecimiento del
país.

Actividad petrolera
En el frente internacional la brecha entre lo dicho y lo hecho es aún más
marcada. Desde que asumió el poder hace más de 10 años, el gobierno ha
amenazado repetidamente con suspender las exportaciones de petróleo a
Estados Unidos para desviarlas hacia China. Sin embargo, esa amenaza es
hueca, y 10 años después siguen fluyendo ininterrumpidamente 1.100.000 B/D
hacia el norte, simplemente porque responden a docenas de contratos con
clientes, que son los más rentables para PDVSA, llevan años de vigencia y
nada tienen que ver con el gobierno de Estados Unidos. Por otra parte, la
primitiva red refinadora de China no podría procesar los crudos venezolanos,
en su mayoría ácidos y pesados. Y finalmente, esa es la única factura que se
cobra completa y a tiempo. Durante más de 10 años el gobierno venezolano y
PDVSA han firmado cientos de cartas de intención, con Rusia, China, India,
Argentina, Brasil, Vietnam, Irán y muchos otros, las cuales constituyen hoy en
día letra muerta

Servicios públicos
Estas empresas de servicios públicos aumentan el descontento de una gran
parte de la población que opinamos que en este país ya no se puede vivir.
Desempleo, pobreza, delincuencia, hambre, miseria, inseguridad, narcotráfico,
educación y servicios públicos caros, alimentos y medicinas por las nubes,
corrupción política y administrativa, poco acceso a la salud, déficit de viviendas,
son algunos de los aspectos que han convertido lo que fue este hermoso país
en un lugar casi invivible. Y estas son las consecuencias de la falta de unas
medidas macroeconómicas que produzcan desconcentración de la propiedad y
mejor distribución de los ingresos. En reciente articulo de opinión que leí en el
Diario El Nacional dice: "De hecho Venezuela es una de las naciones más
desiguales de América Latina, la región del mundo con mayor disparidad entre
los que tienen y los que no tienen”.

"Al 45,5 % de la población nacional bajo la pobreza se suma el peor índice de
pobreza del vecindario, después de Bolivia, Haití y Brasil !Que vergüenza “. En
materia de desarrollo humano, el país ocupa el lugar más bajo de Suramérica
dentro de su categoría, después de Chile, Brasil, Perú y Ecuador.

Lamentablemente, los beneficios del crecimiento económico no han sido
redistribuidos en el resto de la pirámide social, como es el caso de algunos
países vecinos exitosos. No sorprende, entonces, que precisamente los temas
de desempleo, costo de vida y pobreza sean aquellos en los que la calificación
del Gobierno socialista-comunista en las verdaderas encuestas se ha
mantenido en niveles mediocres por varios años".

Actividad Agropecuaria
En Venezuela se ha calculado en la actualidad la extensión del
espacio agrícola en 31.238.155 hectáreas (Ha), representado esta
cifra aproximadamente el 34,1% de la extensión del territorio
nacional; dicha cifra aunque pudiese parecer elevada, da cuenta más
bien de la situación de sub-utilización en la que se encuentra el
espacio agrícola venezolano en relación con sus posibilidades reales
de aprovechamiento.
En la Venezuela petrolera, la actividad agrícola no ha podido
representar un papel protagónico. Pese a los esfuerzos realizados por
productores y por el propio estado venezolano para incentivar y
desarrollar la producción agrícola; de 2008 a 2013, estadísticamente
el sector primario en general aporto solo el 15% del (PIBV), del cual
menos de la mitad provino de manera directa del sector agrícola.
La agricultura venezolana
La agricultura venezolana atraviesa un proceso recesivo difícil de
superar, aún estamos recibiendo el impacto negativo de la sequía
más severa de los últimos 40 años. No solo perdimos parte
importante de nuestras siembras en los dos ciclos de siembra del año
pasado, también absorbimos costos adicionales por las resiembras,
tuvimos menos disponibilidad de agua para regar y la productividad
física de los cultivos mermó significativamente.

• La garantía de la propiedad de la tierra. Pesa sobre nuestras
propiedades la amenaza de la intervención, la expropiación o la
confiscación. A diario conocemos de la actuación de entes del Estado
sobre explotaciones productivas que son arrebatadas a sus
propietarios, son arrasados sus cultivos y abandonada su fuerza
laboral. Estos hechos; además de mermar la producción
agroalimentaria y generar desempleo, aleja la inversión productiva.
• A todos los agricultores de este país, sin excepción, nos asalta la
duda a la hora de decidir sobre necesarias y costosas inversiones en
mejoras productivas a la tierra, en tecnología, en semovientes, en
maquinarias y equipos, so pena de que se nos intervenga, expropie o
confisque, no importa la tradición legal y la documentación que
soporte la propiedad de nuestros predios
Las importaciones agroalimentarias han llegado a niveles
inimaginables, 6.800 millones dólares, promedio, en los dos últimos
años. Esta cifra supera cuatro veces y medio el promedio de finales
de la década de los noventa y representa el 16% de las importaciones
totales (6 puntos por encima de la participación histórica).
La ganadería
La situación de la ganadería de leche y carne en Venezuela no ha
cambiado positivamente en Venezuela durante el año que está
iniciándose; por el contrario, se presenta igual o peor que el anterior.
Para 1998 el rebaño nacional era de unas diez mil cabezas de ganado,
pero para el 2011 y principios del 2011 había alcanzado los 14
millones gracias a la "política revolucionaria socialista", y que para el
2019 la proyección era de unas 20 millones de cabezas. Pero la
realidad existente, es muy diferente a la que le han pintado al
Presidente pues las cifras que maneja Fedenaga, que provienen de las
estadísticas del hoy Ministerio de Agricultura y Tierras, indican que
para 1998 el rebaño nacional estaba en 112.812.692 cabezas y
aunque las cifras para el 2011-12 son un secreto de Estado que nadie
conoce porque nadie las sabe, nadie las maneja, Fedenaga estima
que no deben llegar a los 12 millones. Con respecto a la producción
de leche, el presidente Chávez dijo que superaba los 2 mil millones de
litros al año, pero en Fedenaga creen que está en unos 1.500; Al
referirnos a la producción económica, la ganadería aporta al PIB entre
las actividades agropecuarias un total de 4% siendo considerado muy
bajo para la economía del país.
La silvicultura
La cadena forestal en Venezuela, a pesar de sus grandes
potencialidades, no ha sido desarrollada adecuadamente, por lo que
ésta históricamente no ha tenido la relevancia que ha debido tener.
Su contribución al PIB ha sido baja; sin embargo, la contabilidad

nacional no considera la totalidad de las actividades económicas que
puede generar la cadena forestal, ni tampoco permite desagregar
algunas cifras de otros sectores de la economía que incluyen
actividades forestales; por estas razones la contribución de las
actividades forestales a la economía nacional es mayor de lo que se
cree; Hoy en día éste representa cerca de 0.05% del PIB.
La minería
Venezuela posee un inmenso potencial en recursos mineros, pero se
encuentra todavía en una etapa muy primaria de lo que sería un
verdadero desarrollo de esta industria.
La minería en Venezuela solamente representa 0,5% -a veces baja a
0,4%- del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que en países
similares al nuestro, es decir, en vías de desarrollo, pero con un poco
más de dinamismo en este sector, esa contribución al PIB alcanza
hasta 4%, Entre las causas fundamentales que explican la pequeñez
de la minería en el país, se apunta que Venezuela le ha dado,
históricamente, mayor relevancia al sector petrolero.
Según el Banco Central de Venezuela (BCV), el PIB minero de 2012
disminuyó 6,2% al compararlo con el resultado de 2011 y cerró el año
pasado en 261.225.000 bolívares.
Por otra parte, en el primer trimestre de este año, la actividad minera
cayó 25,3% frente al resultado de igual período de 2012, al disminuir
de Bs. 62.109.000 a Bs. 46.382.000.
La pesca
En la actualidad Venezuela es el país pesquero más importante del
área del Caribe Atlántico con una producción anual de
aproximadamente 400.000 toneladas, consolidadas en este nivel
desde finales de 1990. En su gran extensión territorial, el país posee,
tanto en sus ambientes marinos como fluviales, recursos pesqueros
que se caracterizan por su alta diversidad y potencialidad, sobre los
cuales se han desarrollado explotaciones comerciales de creciente
importancia a lo largo de los últimos 50 años.
Venezuela: primer país del mundo que elimina la pesca de
arrastre mediante Decreto Ley
A partir del 14 de marzo de 2010 sólo podrá practicarse la pesca
artesanal en toda la zona costera venezolana. A través de la Ley de
Pesca y Agricultura el Estado velará por la biodiversidad marina y
regulará la actividad pesquera nacional.
Con el firme propósito de reconocer el valor del pescador artesanal
venezolano y de velar eficientemente por el mantenimiento del
espacio marítimo y costero de Venezuela, se dio cumplimiento al
artículo número 23 del Decreto 5.930 con Rango, Valor y Fuerza de la

Ley de Pesca y Acuicultura, que contempla la prohibición absoluta de
la pesca industrial de arrastre.
En cuanto a los reiterados señalamientos de algunos sectores sobre
un posible déficit en la producción y el consumo de pescado en
Venezuela, el presidente de Insopesca, Gilberto Jiménez aseguró que
el pueblo debe conocer las cifras reales de la rastro pesca y de la
actividad artesanal.
Insopesca sostiene que la pesca artesanal es la que garantiza el 70%
del producto marino que se consume en el país, mientras que la
pesca industrial de arrastre sólo aporta 6% al mercado nacional y en
su mayoría se trata de camarones.