Elementos que componen a una organización.

Para que una organización sea considerada como tal, debe contar con los
siguientes elementos:
Grupo humano.
Recursos.
Fines y objetivos por alcanzar.
Estos elementos, se deben combinar y relacionar dinámicamente con
características que los diferencian o identifican como organizaciones, de tal
manera que si no coexisten no se trata de una organización, ellos son:
La división del trabajo.
El proceso de dirección.
La posibilidad de remoción y sustitución del recurso humano.
Los elementos mencionados interactúan entre si en una red que constituye un
sistema, es decir: "un conjunto de relaciones, en un marco pertinente, para lograr
propósitos determinados".
Con estos conceptos, podemos definir a la organización como:
"Un sistema social integrado por personas y grupos que interactúan con recursos y
desarrollan actividades (para ir cumpliendo metas), porque tienen fines y objetivos
por alcanzar".

El siguiente cuadro resume los elementos que componen una organización.

Elementos
que
componen a
una

Generales
Objetivos

Ej. Obtención de ganancias,
producción de bienes,
prestación de servicios,
comercialización, etc.

Específicos

Factores de la
producción

organización Dirección

Recursos

Ej. Aumento del capital,
captación del cliente, etc.

Son aquellos
factores que Ej. La tierra, el trabajo, y el
intervienen en capital
la producción.
Es el proceso que se ejerce, para amortizar
los objetivos individuales con los de la
organización.

Materiales

Ej. Edificios, rodados,
muebles y útiles,
instalaciones, etc.

Inmateriales

El capital, la marca, la imagen,
etc.

Humanos

El grupo humano que
sostiene la organización.

-CONOCIMIENTO DE LA ORGANIZACIÓN
ÍNDICE
ESTRUCTURA SOCIAL. 2
DEFINICIÓN DE LA ESTRUCTURA SOCIAL 2
DIMENSIONES DE LA ESTRUCTURA SOCIAL 4
FAMILIA 4
EMPRESA 4
SINDICATO 7
GOBIERNO 11
RELIGIÓN 13
EDUCACIÓN 17
TIPOS DE ORGANIZACIÓN 17

ORGANIZACIÓN FORMAL E INFORMAL 17
GRUPOS PRIMARIOS Y SECUNDARIOS 19
VALOR SOCIAL Y MORAL DEL TRABAJO 23
RELACIÓN HOMBRE, TECNOLOGÍA, TRABAJO 23
NUEVA CONCEPCIÓN DEL TRABAJO 28
BIBLIOGRAFÍA: 35
CONOCIMIENTO DE LA ORGANIZACIÓN
ESTRUCTURA SOCIAL.
DEFINICIÓN DE LA ESTRUCTURA SOCIAL
Una noción básica de estructura social la definiría como el modo en que las partes
de un sistema social (individuos, organizaciones, grupos) se relacionan entre sí y
forman el todo, pudiendo eventualmente presentar sucesivas y diferentes
conformaciones o transformaciones sin que sea por ello otro el sistema social en
cuestión. Pero quizás los acuerdos no fueran mucho más allá: algunos autores
subrayan la estabilidad de la estructura social (como es el caso de Parsons), en
tanto que otros destacan su equilibrio inestable, que no cesa de modificarse
(según cree Gurvitch). Tampoco habría acuerdo acerca de su naturaleza, de la
que muchos afirman que es una realidad empírica observable, frente a quienes
creen con Lévi-Strauss que es un concepto que no se refiere al mundo empírico,
sino a los modelos explicativos construidos por el estudioso. Del mismo modo
debe anotarse que si el contenido de la estructura social se identifica con las
relaciones pautadas existentes entre los individuos, no faltan quienes siguiendo a
Gerth y Mills creen que está compuesta por los roles socialmente definidos; y
entre los que la consideran como un conjunto de relaciones los hay que tienen una
visión integrada de tal conjunto, y quienes lo perciben marxianamente como
tensado por distintas contradicciones.
Cabría decir quizás que la estructura incluye lo más permanente del conjunto
considerado: lo menos histórico, lo no coyuntural; y sin duda también lo más
básico, sobre lo que pueden descansar otras construcciones o desarrollos
determinados por la propia estructura. No hace falta un gran esfuerzo para
compartir la convicción de que la estructura no sólo puede ser manifiesta o
aparente, sino latente o profunda, y en el caso de los fenómenos sociales cabe
afirmar que muchas veces está más allá de la conciencia de los individuos cuyas
relaciones articula. Lo que nos lleva a la segunda de las voces mencionadas, la

que se ocupa del estructuralismo (excluyendo el llamado "estructuralismo
metacientífico", escuela de filosofía de la ciencia representada por Sneed,
Stegmüller o Moulines).
Pues bien, se da el nombre de estructuralismo a un variado conjunto de corrientes
intelectuales que aparecen en diversas disciplinas con posterioridad a la II Guerra
Mundial, como sucede con la lingüística (Jakobson), la antropología (LéviStrauss), el psicoanálisis (Lacan), la filosofía (Althusser, Foucault), la psicología
(Piaget), etcétera, apelando todas ellas de una forma u otra a una tradición que
descansaría en Marx, Freud y Saussure, y en las que además de señalarse el
componente reglado de las relaciones entre los elementos, de insistir en que la
estructura se sitúa en un nivel profundo o metaempírico, de subrayar la vocación
explicativa, no descriptiva, del empeño, y de aceptar que los hombres están
sometidos a las estructuras sociales y no a la inversa, se destaca la importancia
de la denominada sintaxis transformacional o ley combinatoria, que permite
ofrecer múltiples variantes del mismo modelo, y se postula la identidad en el
tiempo y en el espacio de unas formas mentales inconscientes, invariantes de la
naturaleza humana, que organizan formalmente los más diversos contenidos
(lingüísticos, culturales o sociales). Dicho de manera más sencilla e ingenua por el
editorialista de una revista filosófica de mitad de los sesenta citado por Boudon,
"ya no se habla más de 'conciencia' o de 'sujeto', sino de 'reglas', 'códigos' o
'sistemas'; ya no se es existencialista, sino estructuralista" (Apud Boudon,
1968: 9).
DIMENSIONES DE LA ESTRUCTURA SOCIAL
FAMILIA
No podemos dar una definición exacta de familia puesto que cada tipo de familia
requiere su propia definición. Aunque si conocemos una definición histórica
aplicable a todas las familias. Según la enciclopedia Larousse una familia es "un
conjunto de personas de la misma sangre, del mismo linaje, de la misma casa".
La familia constituye un elemento fundamental de la persona como tal puesto que
nos formamos en una identidad desde el seno de una familia, lo vivido en el seno
de un ambiente familiar ejerce su influencia para la identidad personal de los
componentes de esa familia.
EMPRESA
DEFINICIÓN DE EMPRESA
Grupo social en el que a través de la administración de sus recursos, del capital y
del trabajo, se producen bienes y/o servicios tendientes a la satisfacción de las

necesidades de una comunidad. Conjunto de actividades humanas organizadas
con el fin de producir bienes o servicios.
RECURSOS
Para que una empresa pueda lograr sus objetivos, es necesario que cuente con
una serie de elementos, recursos o insumos que conjugados armónicamente
contribuyen a su funcionamiento adecuado, dichos recursos son:
 Recursos Materiales:
Son los bienes tangibles con que cuenta la empresa para poder ofrecer sus
servicios, tales como:
 Instalaciones: edificios, maquinaria, equipo, oficinas, terrenos, instrumentos,
herramientas , etc. ( empresa )
 Materia prima: materias auxiliares que forman parte del producto, productos
en proceso, productos terminados, etc. ( producto )
2. Recursos Técnicos:
Son aquellos que sirven como herramientas e instrumentos auxiliares en la
coordinación de los otros recursos, Pueden ser:
 Sistemas de producción, de ventas, de finanzas, administrativos, etc.
 Fórmulas, patentes, marcas, etc.
3. Recursos Humanos:
Estos recursos son indispensables para cualquier grupo social; ya que de ellos
depende el manejo y funcionamiento de los demás recursos. Los Recursos
Humanos poseen las siguientes características:
 Posibilidad de desarrollo.
 Ideas, imaginación, creatividad, habilidades.
 Sentimientos
 Experiencias, conocimientos, etc.
Estas características los diferencian de los demás recursos, según la función que
desempeñan y el nivel jerárquico en que se encuentren pueden ser: obreros,
oficinistas, supervisores, técnicos, ejecutivos, directores, etc.

4. Recursos Financieros:
Son los recursos monetarios propios y ajenos con los que cuenta la empresa,
indispensables para su buen funcionamiento y desarrollo, pueden ser:
 Recursos financieros propios, se encuentran en: dinero en efectivo,
aportaciones de los socios (acciones), utilidades, etc.
 Recursos financieros ajenos; están representados por: prestamos de
acreedores y proveedores, créditos bancarios o privados y emisiones de valores,
( bonos ).
OBJETIVOS
La empresa al actuar dentro de un marco social e influir directamente en la vida
del ser humano, necesita un patrón u objetivos deseables que le permita satisfacer
las necesidades del medio en que actúa, fijándose así los objetivos empresariales
que son:
1. Económicos: tendientes a lograr beneficios monetarios:
 Cumplir con los intereses monetarios de los inversionistas al retribuirlos con
dividendos justos sobre la inversión realizada.
 Cubrir los pagos a acreedores por intereses sobre préstamos concedidos.
 Mantener el capital a valor presente.
 Obtener beneficios arriba de los intereses bancarios para repartir utilidades a
inversionistas.
 Reinvertir en el crecimiento de la empresa.
2. Sociales: Aquellos que contribuyen al bienestar de la comunidad
 Satisfacer las necesidades de los consumidores con bienes o servicios de
calidad, en las mejores condiciones de venta.
 Incrementar el bienestar socioeconómico de una región al consumir materias
primas y servicios; y al crear fuentes de trabajo.
 Cubrir, mediante organismos públicos o privados, seguridad social.
 Contribuir al sostenimiento de los servicios públicos mediante al pago de
cargas tributarias.

 Mejorar y conservar la ecología de la región, evitando la contaminación
ambiental.
 Producir productos y bienes que no sean nocivos al bienestar de la comunidad.
3. Técnicos: dirigidos a la optimización de la tecnología.
 Utilizar los conocimientos más recientes y las aplicaciones tecnológicas más
modernas en las diversas áreas de la empresa, para contribuir al logro de sus
objetivos.
 Propiciar la investigación y mejoramiento de técnicas actuales para la creación
de tecnología nacional.
 Investigar las necesidades del mercado para crear productos y servicios
competitivos.
SINDICATO
Es la asociación de trabajadores constituida para unirse íntimamente con el objeto
de defender sus derechos laborales y la conquista de nuevos. Se fundamenta,
pues, en la unidad monolítica de los trabajadores ante necesidades comunes de
clase explotada. El sindicato es la expresión más legítima de la clase obrera
organizada, la que gracias a su unidad, organización y constancia en la lucha ha
conseguido derechos que, de otro modo, no hubiera sido posible. Por esa razón,
los sindicatos son ardorosamente combatidos por los patrones explotadores y
gobiernos antidemocráticos, habiendo tenido necesidad de intensificar las luchas
extremadas con huelgas y paros generales, para que se les reconozca mínimas
conquistas, muchas veces escamoteadas por intervención de los organismos
estatales parcializados con los intereses patronales, que tratan por todos los
medios de desconocer el derecho de reunión o asociación, normados por nuestra
Constitución Política.
También se puede definir el Sindicato como la organización continua y
permanente creada por los trabajadores para protegerse en su trabajo, mejorando
las condiciones del mismo mediante convenios colectivos refrendados por las
Autoridades Administrativas del Ministerio de Trabajo. En esta situación será más
factible conseguir mejoría en las condiciones de trabajo y de vida; sirviendo
también para que los trabajadores expresen sus puntos de vista sobre problemas
que atañen a toda la colectividad.
Los Objetivos de los Sindicatos:

Los objetivos son los logros que buscan alcanzar los sindicatos, para responder a
las necesidades de quienes forman parte de él. Los objetivos dejan muy claro
cuáles son las finalidades para las que fue creada la organización sindical. Aunque
cada organización sindical puede tener objetivos muy variados, existen cinco de
ellos que siempre le dan razón de ser a todo sindicato. Estos objetivos orientan
toda acción de las organizaciones sindicales en su lucha por dignificar las
condiciones de vida de los trabajadores y trabajadoras.
Estos cinco objetivos son:
1.

Un salario justo

Los sindicatos buscan que quienes trabajan tengan un salario adecuado y digno,
que les permita cubrir sus necesidades y las de sus familias en alimentación,
salud, vivienda, educación, vestido y recreación.
2.

Mejores condiciones de trabajo.

Las condiciones de trabajo son un complemento indispensable del salario. Las
trabajadoras y los trabajadores tienen el derecho a que las condiciones en que
laboran no les afecten ni física ni mentalmente.
Todos los sindicatos deben buscar que las personas afiliadas disfruten de
condiciones laborales que no les afecten en su salud y dignidad. Por ejemplo, los
sindicatos luchan por jornadas de trabajo justas y adecuadas al tipo de labor que
se realiza, por descansos y vacaciones oportunas, por implementos de protección
cuando las tareas que ejecutan las personas así lo requieran.
En una fábrica de ropa también el sindicato lucha por asientos adecuados y
confortables, por aire fresco, por buena iluminación, por servicios sanitarios
limpios, en buen estado y en cantidad suficiente, por agua potable, en fin, por
todas las condiciones que hagan a las trabajadoras y trabajadores personas
dignas.
3.

Empleo estable para toda persona.

No basta con tener trabajo, es importante que el empleo sea estable, regulado por
leyes que protejan contra despidos injustos, principalmente cuando el trabajador y
la trabajadora han entregado lo mejor de sus años y toda su experiencia para el
desarrollo de su empresa y de su país .Las mujeres han sufrido tradicionalmente
muchos problemas con el empleo.
Por un lado, les cuesta más conseguirlo y, por otro, generalmente se les asignan
los puestos más mal pagados o se les paga menos salario que a los varones por

ejecutar las mismas labores. Es de unos años para acá que se está dando una
creciente incorporación de la mujer en las distintas ramas de la economía. Para
ellas el sindicato tiene como objetivo garantizar que su incorporación laboral no se
dé en forma desventajosa y que se respeten y promuevan los derechos de su
condición particular.
4.

Mejoramiento de las reivindicaciones sociales y económicas

Para proteger y garantizar el mejoramiento de los sectores laborales, es necesario
crear leyes y luchar para que éstas se cumplan. Por esta razón el sindicalismo
constantemente busca que los Estados promulguen leyes y decretos que
garanticen la continuidad de sus conquistas y el mejoramiento social y económico
de las personas trabajadoras. Para que las leyes se respeten y se cumplan, es
necesario que todas las personas trabajadoras y estén unidos y organizados.
5. La permanente democratización:
El respeto a los Derechos Humanos es una de las luchas más importantes que
los trabajadores pueden realizar desde sus organizaciones sindicales. El
reconocimiento de los derechos de libre asociación, de pensamiento y de
expresión implica luchar por la democratización de sus países. También es
importante que los sindicatos participen en la vida política de las naciones, para
vigilar y supervisar que los gobiernos sean justos en sus políticas económicas y
sociales.
Es importante que los trabajadores y trabajadoras participen y ejerzan control
sobre aquellas decisiones que les afectan directa o indirectamente, tanto a nivel
de la sociedad y del Estado, como también al interior de sus mismas
organizaciones. Así, la lucha por la democratización también debe darse dentro de
los sindicatos. Sólo practicando la democracia a lo interno de las organizaciones
se fortalecerán las bases democráticas de la sociedad entera. Esto es
especialmente importante para las trabajadoras y los jóvenes.
Es muy importante promover y posibilitar la participación directa de las mujeres y
jóvenes dentro de la organización sindical; el estímulo a esta participación
democrática como delegadas, afiliadas, o formando parte de las directivas,
garantiza que las decisiones del sindicato correspondan a un mayor grado de
consenso.

PRINCIPIOS DEL SINDICALISMO

Si usted así lo cree, mencione los que a su juicio sean más importantes. Los
principios son las reglas fundamentales que orientan el comportamiento de las
organizaciones. Si se rompen o no se cumplen, la organización pierde su identidad
y se debilita; entonces, cada vez le es más difícil lograr sus objetivos. De esa
forma, pierde credibilidad ante los trabajadores y trabajadoras y ante la sociedad.
Existen al menos 9 principios fundamentales que todo sindicato y sindica-lista
deben respetar. Podemos enunciarlos de la siguiente manera:
El sindicato debe ser:
Libre
Independiente
Democrático
Participativo
Unitario
Responsable
Realista
Solidario
GOBIERNO
El término república a través de los tiempos ha tenido las connotaciones más
simbólicas, desde la muy general que engendro en Roma su etimología ( cosa
pública ) hasta la particular y más concreta que dio Maquiavelo, al oponer
conceptualmente a la república a la monarquía.
A partir de la independencia hasta el triunfo de la república varias veces se
sostuvo dentro de la ley en el campo de la polémica, Republicano es el gobierno
en que la jefatura del estado no es vitalicia, sino de revocación periódica, para la
cual se consulta la voluntad popular.
El régimen republicano se opone al monárquico por cuanto en este el jefe del
estado permanece vitaliciamente en su encargo, y lo transmite por muerte o por
abdicación mediante sucesión dinástica, al miembro de la familia a quien
corresponda según la ley.
La democracia en cuanto a la democracia para explicarla recordemos la conocida
clasificación aristotélica, para el poder demando o de gobierno puede residir en un

solo individuo en una minoría o mayoría en cada uno de estos fundamentos del
gobierno.
Cuando el gobierno reside en la minoría existe la forma pura de la aristocracia si la
minoría usa el poder en beneficio de todos, y la forma impura de la oligarquía, si el
poder sólo beneficia a la minoría que lo detenta.
Por último el poder cuando el poder lo usufructúa la mayoría de la colectividad
resulta la forma pura de la democracia si ese poder favorece a todos por igual: la
forma impura de la democracia es la demagogia si se aplica tan sólo en servicio
de los desposeídos dentro de la clasificación aristotélica debemos entender que
nuestra constitución consagra la forma pura de la democracia.
La democracia moderna es resultante del liberalismo político en cuanto constituye
la formula conciliatoria entre libertad individual y coacción social. Mediante la
democracia dio respuesta el liberalismo político a la pregunta de Rousseau de
cómo encontrar una forma de sociedad en la que cada uno aun uniéndose a los
demás se obedezca así mismo y mantenga por consiguiente, su libertad anterior,
esa forma de poder consistió en el mandato del estado sea exclusivamente
determinados por los individuos sujetos a el.
De este modo el objeto de mando persigue el objeto en donde ejercitarse el mismo
sujeto de donde se origina políticamente.
Como nos explica magistralmente Kelsen es el individuo que se encuentra sujeto a
un ordenamiento jurídico en cuya creación participa un individuo libre si aquello
con el orden social debe hacer debe hacer, coincide con lo que quiere hacer.
La democracia significa que la voluntad representada en el orden legal del estado
es idéntica a las voluntades de los súbditos, la oposición a la democracia esta
constituida por la servidumbre pública implica en la autocracia. En esta forma de
gobierno los súbditos se encuentra excluidos de la relación de ordenamiento
jurídico
RELIGIÓN
Empecemos por definir -aunque quizás no sea correcto empezar por aquí- lo que
no es la religión: religión no es teología. La palabra "religión" proviene de
"religare", lo cual significa "atar dos veces"; es decir, doctrina que regla al hombre
individualmente y lo liga socialmente. Esta doctrina pude ser teológica, y entonces
la religión será teología; también puede ser sociológica, entonces la religión será
sociología. Pero el uso cotidiano dejó relacionado el concepto de religión con el
teológico, así que aquí lo utilizaremos de esta manera.

La religión es un conjunto de ideas, las cuales son aceptadas por un conjunto de
personas con un mismo fin. Estas ideas han ido desarrollándose a lo largo de los
siglos, adaptándose a las necesidades del hombre. Como producto del
pensamiento, la religión es algo que está en un cambio continuo, ya que ha
medida que pasa el tiempo, el hombre se desplaza tanto temporal como
espacialmente, y es quizás esto segundo lo que hace que cambie más el concepto
de religión, ya que se va mezclando con las diferentes culturas. La religión tiene
una especie de instinto de supervivencia, pues a pesar de que la idea central de la
religión continúa constante, (por ejemplo, el cristianismo tiene la Biblia, libro
sagrado al cual respetan y aceptan ciegamente, y en el cual están plasmadas las
bases de su idealismo) ella debe amoldarse a sus receptores para poder
sobrevivir, y hoy en día esto debe de acentuarse más que nunca, pues ha ido
perdiendo adeptos, y ya no es más como en la Edad Media en que se imponía la
religión de una forma brutal, en donde las personas debían aceptarla a cambio de
poder seguir viviendo. Los seres humanos eran sometidos a una solo creencia.
Hoy, la religión puede (al menos en culturas como la nuestra y como la europea)
ganarse adeptos de una sola forma: por medio del convencimiento.
Por otra parte, Engels dice que..."todas las religiones no son más que el reflejo
fantástico en el cerebro humano de las fuerzas exteriores que dominan su vida
cotidiana". Esto quiere decir que el hombre, desde que tiene conciencia de su
propia existencia, ha tratado de explicar y explicarse a sí mismo, los hechos que
no puede entender (como la naturaleza para el hombre primitivo) de alguna
manera. Pero, ¿cómo explicar algo que no entendemos?; la forma más fácil es la
de inventar seres sobrenaturales, que sobrepasen nuestras capacidades, que
tengan total poder sobre el universo; he aquí el concepto de Dios. Esto -el tratar
de explicar lo inexplicable de esta manera-, el positivismo lo llama
"espontaneidad", el cual es el primer punto, el comienzo de la historia de la
religión. Al principio, se creó un Dios para cada suceso natural (fenómenos
climatológicos como los rayos, lluvia, vientos, etc.) o cualquier otro fenómeno no
explicable, al cual se le rendía culto, obteniendo de esta manera esperanza,
necesidad básica del hombre. Aquí se crean los mitos, los cuales son historias
fantásticas, que tratan de explicar esto sucesos sobrenaturales. Luego, se decidió
pasar del politeísmo, al monoteísmo, concentrando todas las propiedades de
todos los dioses en uno solo. He aquí el surgimiento de la religión, el ..."reflejo
fantástico"..., la imagen trastornada reflejada en el espejo del entendimiento
humano, pues el hombre ve las cosas a su modo, como él cree y a veces -por no
decir siempre- no como realmente son. Inventa mundos ficticios, historias
fantásticas, de lo que sucede a su entorno (tanto los fenómenos naturales ya
mencionados como conceptos más complejos como la muerte, la vida, el alma, el
hombre, etc.) y no comprende. Como dice Einstein: "En el hombre primitivo es

fundamentalmente el miedo lo que produce ideas religiosas: miedo al hambre, a
los animales feroces, a la muerte."
La religión le da sentido a la vida, le brinda a los seres humanos una razón para
vivir y una razón para vivir correctamente -como el Dios lo indica- y con felicidad,
dándole además una "guía práctica" de normas morales, las que le ayudaran a
vivir con esta corrección y felicidad. Esta es la idea de religión para los creyentes,
es decir, para aquellos que la apoyan, pero la religión, vista desde un punto de
vista "totalmente objetivo", no es más que una cadena que rodea el cuello del
hombre, sometiéndolo a la más profunda esclavitud, ya que limita la acción
humana en infinitos ámbitos, y esto, no es más que privar al hombre de la libertad
(se me dirá que no, que existe el "libre albedrío", y yo diré que eso es mentira,
pues, a pesar de que el hombre puede hacer lo que desee, está siendo
amenazado por otro lado, ya que se le dice que si hace esto o aquello, le pasará
esto o aquello también, y siempre, todas las acciones que no sean correctas para
la Biblia -en el cristianismo-, nos mandaran directamente al infierno y allí
cumpliremos nuestro castigo por nuestro error terrenal; nos limitan en el momento
que nos mienten para que hagamos lo que ellos desean), concepto sagrado en
todas las sociedades, ya que todo ser humano lucha por este ideal con mayor
fiereza que por cualquier otra cosa. El tratar de "controlar" a los individuos por
medio de la represión mental es la mayor esclavitud, ya que un hombre preso
dentro de sí mismo no tiene forma de escapar, pues, ni siquiera es consiente de su
encierro, por lo tanto no desea liberarse. Hay que tener cuidado también en
separar, como ya lo expliqué, la religión (como concepto, como idea, como
"teoría") de su utilización.
Marx, por su lado, opina que ..."la religión es el opio del pueblo"... ["Contribution a
la critique de la philosophie du drolt de Hegel" (1844)]. Como es sabido, el opio es
un alucinógeno, una droga, que "eleva" mentalmente a los humanos a un plano
ficticio de la realidad. Esta es una metáfora sumamente sutil, en la cual nos dice
-según mi parecer, claro está- que la religión no es más que una "droga", un vicio
del ser humano, que no hace más en enceguecer al hombre y que le muestra una
gran fantasía, producto de sus ambiciones, quizás, o sus anhelos.
La religión es algo que existió desde tiempos inmemoriales, existe hoy en día y
existirá durante mucho tiempo más. La mayor parte de las personas en este
planeta creen en alguna religión. Ellos creen, porque necesitan creer, porque el
universo o todo lo que pertenece a él supera su entendimiento, porque hay
sucesos que no comprenden y quizás se siente inferiores o simplemente ajenos,
entonces encuentran la salvación en este ser superior, todopoderoso, en este
padre protector, y en su mirada encuentran seguridad. Aquí surge la religión. Aquí
surge la historia de la humanidad.

Entonces, ¿qué es la religión? La religión, para algunos, es todo, para otros, es
nada, y para los últimos, o no les importa, o simplemente tienen miedo de tener
una opinión acerca de ella. Para mi es un simple fenómeno social, producto de la
mente humana como necesidad básica, como solución a problemas mucho más
complejos, a los que el hombre aún no le ha encontrado respuesta. Está claro que
el campo de la religión cada vez se hace más pequeño, disminuyendo
directamente proporcional al crecimiento del campo científico, pero como
desgraciadamente, aún hay demasiadas cosas que la ciencia no puede explicar, la
religión, y todas las barbaridades que se cometen en su nombre, continuaran en
pie durante mucho tiempo más.
Friedrich Nietzsche
Creo, en fin, que la religión no tiene ninguna utilidad en ninguna sociedad ni en
ningún tiempo, ya que las necesidades que pretende cubrir pueden ser cubiertas
por el hombre mismo, sin necesidad de basarnos en ninguna norma más que en
las que nuestra propia razón nos brinda, y las que están de acuerdo con nuestra
sociedad. La religión puede que sea concebida por muchos como una ayuda para
los hombres para que se comporten correctamente, pero creo que eso se puede
realizar sin tener que creer en más nada que en nosotros mismos, pues, el
hombre, a pesar de que ha estado destruyendo el mundo poco a poco, ha
realizado maravillas, tanto en la rama del arte como en el campo de la ciencia y de
la tecnología.
La religión no solamente ha estancado al hombre en materia de ciencia, sino
también en cuanto al desarrollo del pensamiento. La religión no nos enseña, ni nos
abre caminos para que podamos elegir, simplemente nos muestra un único rumbo,
y nos obliga a seguirlo ciegamente, sabiendo de antemano cual será su destino.
La religión nos hace permanecer en una idea fija y permanecer en ella hasta
nuestra muerte.
Busquemos ampliar nuestros conocimientos hasta dónde podamos. No nos
dogmaticemos. Pensemos en cuanto hemos aprendido de aquellos que nos han
estado mostrando el mundo de una manera real y no virtual; pensemos en ellos, y
sabrán de lo que estoy hablando. Creo que la religión es producto de la debilidad
del hombre, más que nada. Su propia inseguridad lo lleva a creer en ella. ¿Porqué
la religión entonces?, porque existen cosas que el ser humano aún no ha logrado
demostrar de manera científica.
EDUCACIÓN
Importancia de la educación.

La educación es importante, no sólo como uno de los modos instrumentales de la
cultura que permite al individuo a desarrollarse en el proceso de la socialización,
sino también es considerada como un proceso vital, complejo, dinámico y unitario
que debe descubrir, desarrollar y cultivar las cualidades del educando, formar
integralmente su personalidad para que se base a si mismo y sirva a su familia, la
nación, y si fuera necesario a la humanidad.
TIPOS DE ORGANIZACIÓN
ORGANIZACIÓN FORMAL E INFORMAL
Introducción
Los principios y contingencias del proceso organizacional, sus implicaciones
estructurales, así como los modelos y estrategias de intervención planeada, en los
procesos de una organización.
Comprender el concepto de una organización formal o informal, puesto que es de
gran importancia dentro de la estructura de la empresa. Identificar los diferentes
elementos que integran el puesto y su relación con el desempeño en el trabajo y
su relación con la efectividad de la organización, para desarrollar sistemas de
trabajo productivos.
Organización formal e informal
Organización formal
Es la organización basada en una división del trabajo racional, en la diferenciación
e integración de los participantes de acuerdo con algún criterio establecido por
aquellos que manejan el proceso decisorio. Es la organización planeada; la que
está en el papel.
Es generalmente aprobada por la dirección y comunicada a todos a través de
manuales de organización, de descripción de cargos, de organigramas, de reglas
y procedimientos, etc.
En otros términos, es la organización formalmente oficializada.
Organización informal:
Es la organización que emerge espontánea y naturalmente entre las personas que
ocupan posiciones en la organización formal y a partir de las relaciones que
establecen entre sí como ocupantes de cargos.

Se forma a partir de las relaciones de amistad o de antagonismo o del surgimiento
de grupos informales que no aparecen en el organigrama, o en cualquier otro
documento formal.
La organización informal se constituye de interacciones y relaciones sociales
entre las personas situadas en ciertas posiciones de la organización formal.
Surge a partir de las relaciones e interacciones impuestas por la organización
formal para el desempeño de los cargos.
La organización informal comprende todos aquellos aspectos del sistema que no
han sido planeados, pero que surgen espontáneamente en las actividades de los
participantes, por tanto, para funciones innovadoras no previstas por la
organización formal.
GRUPOS PRIMARIOS Y SECUNDARIOS
Los grupos primarios y secundarios.
Como ya hemos mencionado en forma anterior, el grupo es determinante en el
comportamiento social de los individuos dentro de la organización, dado que los
miembros de un grupo se comunican de manera directa, cara a cara, razón por la
cual cada miembro influye en los demás y es influenciado por éstos. Por esa razón
los grupos presentan una estructura dinámica de comunicaciones constantes y
una cohesión interna (unidad entre los miembros). Estas relaciones internas son
las denominadas relaciones intrínsecas, mientras que las extrínsecas son las que
el grupo o miembros del grupo mantienen con los otros grupos o personas. Las
relaciones intrínsecas que se dan en los grupos informales se caracterizan por que
son las mismas que se dan en los grupos primarios, dado que:
En general hay un importante predominio de las relaciones cara a cara, que son
de tipo personal y que trascienden el ámbito de trabajo; Predominan los afectos y
sentimientos, inclusive puede darse el caso de que prefieran producir y ganar
menos con tal de no poner en peligro sus relaciones de amistad y afecto. Un
fenómeno importante que se advirtió en la experiencia Hawthorne es que las
obreras preferían producir menos y no perder los momentos de rato libre para
relacionarse con sus compañeras. Por esa razón la Teoría de las Relaciones
Humanas estableció que la incentivación económica es secundaria en la
determinación de la productividad del individuo, lo que determina su rendimiento
es el contacto social que vuelve agradable el trabajo. Por esa razón se pasó de la
visión del hombre como el homo económico a la visión del homo social. Incluso
hay casos en que esas relaciones son tan fuertes que prefieren correr el peligro de
ser despedidos que aceptar que echen de la empresa a un miembro del grupo (se

asemeja sin lugar a dudas al grupo de amigos en donde el "yo" desaparece por el
"nosotros", dicho en otros términos, se rigen por la regla todos para uno y uno
para todos).
Los objetivos son imprecisos e indeterminados. La relación se convierte en un fin
de si mismo, es decir, mantener la relación grupal es un fin fundamental que el
grupo persigue. Hay otros objetivos o fines, como por ejemplo, pasar un buen
momento o tratar de distraerse un poco del trabajo, entre otros. Estos objetivos o
fines no están determinados de manera precisa, sino que todos los saben aunque
no se pongan a pensar cuales son o a evaluar si se están alcanzando. Los grupos
informales son grupos de amigos, lo cual implica que sus fines no están
formalmente establecidos, y aún cuando lo estén, como ya se dijo, mantener la
relación se convierte en el fin determinante, por encima, de los fines formales.
Por otro lado tenemos los grupos de la organización formal, como lo es el
departamento productivo de pernetes de topes, que se caracterizan por los
mismos elementos que se caracterizan a los grupos primarios:
Predominio de la eficiencia sobre los afectos. Es más importante alcanzar los
objetivos impuestos por el departamento a cada uno de ellos, que mantener los
afectos (relación). El énfasis se realiza en las tareas a ejecutar y no en la relación
que debe mantenerse con los demás. Cada individuo del grupo es un recurso que
debe cumplir con sus funciones, caso contrario puede reemplazarse por otro sin
alterar el funcionamiento del grupo.
Los objetivos son precisos y concretos. Los objetivos del grupo los define, en el
caso del departamento productivo de pernetes de topes, el departamento de
planificación, producción y control de la producción. A su vez, el responsable del
departamento fija o define objetivos para cada uno de los miembros. Estos
objetivos se definen teniendo en cuenta: el atributo, la escala, el valor y el
horizonte de tiempo que todo objetivo debe tener para que luego pueda verificarse
su efectiva realización. Todos son conscientes de los objetivos tanto grupales
como personales, ya que estos están determinados formalmente, por lo general
por escrito.
Las relaciones son del tipo impersonal. Aquí lo que importa es que el individuo
realice adecuadamente (como corresponda) sus tareas y no su vida personal (sus
sentimientos, pensamientos, opiniones, ideologías, etc.). Las interacciones se
realizan con el fin de alcanzar los objetivos formales (grupales e individuales).
Predominio de los objetivos por sobre la relación. Alcanzar los objetivos formales
es muchísimo más importante que mantener la relación. Inclusive, en muchas

ocasiones, los miembros se "serruchan" el piso para alcanzar los fines del tipo
personal.
Las relaciones no siempre son cara a cara, en muchas ocasiones las relaciones
que se entablan en los miembros de un grupo se realizan mediante medios
informáticos o de comunicación, como es el caso del jefe del departamento de
transporte que puede no tener una relación directa con sus subordinados, dado
que lo puede hacer por medio de sus supervisores mediante comunicados que
estos últimos deben interpretar e indicar al personal.
En muchas ocasiones los grupos primarios (por lo general, grupos formales)
generan grupos secundarios (grupos informales), coexistiendo ambos. Es caso de
aquellos departamentos en los cuales todos se terminan haciendo amigos. En ese
caso, vamos a tener un grupo formal e informal que van a tener características de
los grupos primarios y secundarios, por ejemplo, van a tener objetivos
formalmente establecidos que alcanzar (determinados por la gerencia de fábrica) y
objetivos imprecisos e indeterminados (delineados en forma inconsciente podría
decirse, por el propio grupo). En otras ocasiones, lo que sucede es que dentro de
un grupo formal se generan varios subgrupos informales y también suele ocurrir
que sólo se forme un grupo informal, pero no con todos los miembros del grupo
formal (por ejemplo, las personas de la sección auditoria del departamento de
compras se hacen amigos).
Estas relaciones son inevitables, dado que surgen de lo que algunos autores como
Chiavenato denominan (la organización racional), dado origen a otro tipo de
organización, (la organización informal). Chiavenato también llama a esta última
organización natural, entendiendo por natural la organización que se origina en
forma espontánea. Es imposible mantener relaciones totalmente frías e
impersonales dentro de la organización, ya que el ser humano es un ser social que
necesita relacionarse con las otras personas de otro modo distinto para alcanzar
los fines de su vida (sentirse que es amado y valorado por quienes los rodean).
Los grupos de referencia.
El comportamiento, las actitudes, las creencias y los valores del ser humano se
originan en los grupos a los cuales pertenece. El grado de agresividad o de
cooperación de una persona, su grado de autoconfianza, su energía y
productividad en el trabajo, sus aspiraciones, su opinión sobre lo que es verdadero
y bueno, sus amores u odios y sus creencias y prejuicios, todas esas
características son determinadas en alto grado por el grupo al cual pertenece el
individuo, pero también hay otro factor determinante que esta constituido por
aquellos grupos de los cuales quiere diferenciarse. Por ende, el cambio o
resistencia al cambio están muy influenciados por la naturaleza de los grupos a los

cuales la persona pertenece, por esa razón los intentos de cambios deben
considerar la dinámica de los grupos.
La dinámica de los grupos es determinante, ya que el individuo adecuan su
conducto positivamente o negativamente a los grupos a los cuales quiere
pertenecer o diferenciarse. Es decir tenemos dos tipos de grupos de referencia:
Los de referencia positiva para el individuo, que provocan la adecuación de las
conductas o comportamientos a la del grupo y; Los de referencia negativa para el
individuo, que provocan la diferenciación de las conductas a la del grupo.
VALOR SOCIAL Y MORAL DEL TRABAJO
RELACIÓN HOMBRE, TECNOLOGÍA, TRABAJO
Por un lado, tenemos que definir claramente que es un circuito de trabajo, por el
otro no podemos configurar la definición si es que no imaginamos a la empresa en
el enfoque de la sociología funcionalista de Talcott Parsons, Robert K Merton, y
Charles Wright. Estos autores mencionaron la necesidad de atribuir a los sistemas
sociales funciones y disfunciones las cuales ayudaban o atentaban contra el
equilibrio del mismo.
Mediante la intervención de otros subsistemas el sistema general eliminaba las
disfunciones y garantizaba dicho equilibrio. Aunque cuestionada por muchos
sociólogos, creemos ver en esta teoría la aplicación que nuestro caso requiere.
Por ese motivo no dudamos para este caso, en traerla a colación.
En este ámbito, el circuito de trabajo es un programa claro o esquema
predeterminado en el cual mediante pasos lógicos se controlan posibles
disfunciones sistemáticas. Su función original es equilibrar antes que otros
subsistemas intervengan.

Recordemos, que los circuitos deben implementarse solo cuando la tarea (función)
de un departamento (subsistema) no sé este realizando correctamente
(disfunción). Caemos en la facilidad muchas veces de teorizar y colocar circuitos
donde no hacen falta. Esto crean solo confusión, privatización por hartazgo, y
apatía hacia el uso de los mismos.
En muchas ocasiones, el uso de circuitos se hace generalizado por dos causas:
1- El Ego de quien los crea.
2- Ante resultados del pasado, se cae en la falacia de pensar que todo se arregla
con circuitos por lo que se fija uno sobre otro en forma vertiginosa.
El primer punto, radica en la necesidad de sentirse importante por medio de la
creación y distribución de pautas colectivas. Cuando por diversos motivos, el ego
personal esta supeditado a querer impresionar al grupo de pares. Se hace muy
difícil (dentro del mismo individuo) poder discernir entre la necesidad real objetivo
del sistema y una necesidad individual de trascendencia.

Para tal caso el segundo punto es análogamente similar, él haber implementado,
quizás, circuitos con éxito en el pasado puede hacernos creer que toda disfunción
requiere un nuevo circuito cuando en realidad solo fue causada por el noseguimiento del ya existente. Esto es doblemente peligros, ya que por un lado se
cae en la burocratización y por el otro se tiende a limar buenos circuitos e instalar
nuevos sobre los cuales su fidelidad y validez no ha sido puestos a prueba.
Los circuitos de trabajo pueden ser de tres tipos: Intersectoriales, involucran a
varios departamentos o subsistemas, sectoriales, cuando involucran solo al
mismo departamento o subsistema, intersistemicos, cuando relacionan
empresas o sistemas entre sí. Obviamente, cabe aclarar que los intersectoriales e
ínter sistémicos deben ser cuidadosamente diseñados e implementados. Por
inercia propia, el armador de un circuito tiene la tendencia a beneficiar a su propio
departamento en detrimento de otro.
Por lo que siempre se considera, que exista un órgano capaz no solo de regular la
implementaron de los circuitos sino también de hacerlos cumplir. Un órgano
controlador, el cual garantice que el uso de los mismos, primero sea entendible a
otros subsistemas y segundo no cree un desbalanceo sobre el sistema general.
LA TECNOLOGÍA
Definir tecnología implica pensar en un proceso evolutivo de creación de
herramientas que moldean y controlan el entorno. La tecnología va mas allá de la
creación y el uso de estas herramientas ya que se necesita el almacenaje de los
conocimientos y una progresión de la sofisticación de las herramientas. Requiere
de invención y es por sí misma una continuación de la evolución de otros métodos.

La forma en que muchas veces se aplica un avance o herramienta de este tipo
parece contrastar con el fin con el que se lo aplica.
Si tomamos un ámbito local, como puede ser una empresa, podemos decir que en
la actualidad el uso de los factores tecnológicos será imprescindible para la
eficacia y eficiencia de la misma. En muchos casos cada área o departamento
instala, para mejorar estos factores, un sistema informático sobre el cual se
pretenden ahorrar esfuerzos e insumos para la consecución de sus objetivos
propuestos.
Eficacia y eficiencia son los dos móviles validos de los cuales se basa un área
para justificar la instalación del programa informático (tecnología). Otra área o
subsistema de la misma empresa, instala al mismo tiempo otro programa
informático diferente, porque así su tarea lo requiere pero con el mismo fin que el
área que mencionamos recién, disminuir los costos y aumentar la eficiencia. En si
estos dos subsistemas (áreas) están unidos por los mismos fines (eficacia, y
eficiencia) pero desunidos por las tecnologías (tareas). Cada tarea en sí, implicará
seguramente que se requiera de un programa diferente. Aun cuando, los objetivos
del sistema sean los mismos, el sentido de la tarea cotidiana, exige y demanda el
uso de la misma tecnología en su tipología Software de computación, pero
diferente en su simbología, en su composición, en sus instrucciones y funciones.
Desde un punto de vista tecnológico ambas áreas hablaran idiomas diferentes.
Este hecho demuestra que la tecnología esta condicionada por la tarea. En sí,
también, el lenguaje lo esta. No es lo mismo, un lenguaje coloquial que se habla
en la medicina que el lenguaje hablado en el ámbito de las ciencias duras, como
puede ser la ingeniería.
La tecnología esta cumpliendo la misma función. Un sistema puede caer en la
contradicción de poseer dos tecnologías y por tanto dos lenguajes diferentes
dentro de sí. En algunas ocasiones estas dos áreas pueden no entenderse por
este motivo. Una de las barreras comunicacionales más comunes, son los errores
en las interpretaciones a causa de términos no conocidos, códigos no
compartidos, que por tanto hacen diferente la interpretación entre emisor y
receptor. El acto de decodificar hace que no siempre el receptor entienda lo que el
emisor quiso hacer entender.
En realidad este problema se descompone en dos. Que la meta requiera de
determinados esfuerzos lo entendemos. Claro que cualquier objetivo, tarea o meta
requiere de diferentes esfuerzos, los cuales muchas veces necesitan del uso de
factores tecnológicos. En esta línea podemos decir lo que ya hemos mencionado
en la definición. Los factores tecnológicos son una herramienta para moldear el
entorno. Para modificar un entorno hace falta un fin. Siguiendo el razonamiento,

entonces para lograr un fin hace falta un entorno. El fin es alcanzado mediante la
utilización del entorno por los factores tecnológicos. La otra cara oculta de este
problema radica en la necesidad que tiene el hombre de comunicarse para poder
coordinar esfuerzos.
Desde antaño, el hombre comenzó a juntarse en comunidades porque se dio
cuenta que en grupos seria más fácil la caza, la pesca y otras actividades. En
pocas palabras, la cooperación mutua no es una distinción humana sino una
necesidad. El hombre necesita del hombre y la cooperación necesita del
simbolismo.
El coordinar y coordinarse exige compartir los mismo códigos y el mismo lenguaje.
Por lo tanto, presuponemos que no es la tecnología aquella que determina el
lenguaje sino que es el lenguaje aquel que determina la tecnología. En sí, un
científico puede tranquilamente innovar en un método y luego compartirlo con sus
colegas o no, ¿es ese nuevo método tecnología?. En realidad sino puede
incorporarse y ser parte de otros métodos, no lo es. Si puede ser parte de ellos
puede ser considerado tecnología. Esto es un tema clave, ya que para ser un
factor tecnológico debió ser previamente compartido y comunicado.
En este punto, el lenguaje se antepone a la tecnología sin embargo esta ultima
puede tranquilamente condicionarlo. Volviendo al hallazgo del científico, su
lenguaje será similar a parte de sus colegas pero diferentes a los que no forman
parte de su circulo profesional. Todo aquel que no comparta el lenguaje no
compartirá su nuevo hallazgo. El lenguaje es la llave de entrada para comprender
y poder hacer un buen uso de la tecnología. Sin esa llave, podemos patear o
forzar la puerta pero nunca abrirla y mucho menos entenderla.
Por ultimo, aquella puerta sirve como limitante para que otros no puedan entrar. Es
claro que el lenguaje une pero desune a la misma vez. La tecnología no determina
el surtimiento del lenguaje pero en muchas ocasiones lo condiciona transfiriendo a
él una determinada cantidad de símbolos, como lo hemos visto. Finalmente,
ninguno determina el surgimiento del otro. Si no que se condicionan mutuamente,
podemos desde lo individual (invento) partir hacia lo general (comunicarlo al resto)
y también podemos desde lo general (otros inventos ya comunicados) llegar a lo
individual (influir en mi lenguaje).
Por ese motivo, el uso tecnológico, altera nuestros patrones de interacción
simbólica con los demás. Dos subsitemas con uso del mismo factor tecnológico
tendrán una comunicación mucho más efectiva que dos subsistemas con uso de
dos factores diferentes. En sí, la idea es que aun teniendo diferentes tareas el
mismo factor tecnológico sea funcional a todos los subsistemas que constituyen el

sistema. Bajo este escenario, la comunicación encuentra su máxima expresión y
concentra su eficacia al máximo, eliminando posibles disfunciones.
La tecnología, aunque no determina las diferencias entre los hombres, ni las
desigualdades es aquella que no da la posibilidad de permitirse la necesidad de
conectarse entre sí. Sella una división, originada por otros motivos, de una forma
categórica donde aferrarse al mundo propio hace difícil entender que exista otro
diferente.
NUEVA CONCEPCIÓN DEL TRABAJO
El hombre y la naturaleza, del sujeto al objeto y la actividad vital.
Para comprender el significado del trabajo en Marx en toda su profundidad,
primeramente habrá que exponer el concepto de hombre con que Marx se maneja.
"El hombre es inmediatamente ser natural. Como ser natural, y como ser natural
vivo, está, de una parte, dotado de fuerzas naturales, de fuerzas vitales, es un ser
natural activo; estas fuerzas existen en él como talentos y capacidades, como
impulsos; de otra parte, como ser natural, corpóreo, sensible, objetivo, es, como el
animal y la planta, un ser paciente, condicionado y limitado; esto es, los objetos de
sus impulsos existen fuera de él, en cuanto objetos independientes de él, pero
estos objetos son objetos de su necesidad, indispensables y esenciales para su
ejercicio y afirmación de fuerzas esenciales. El que el hombre sea un ser
corpóreo, con fuerzas naturales, vivo, real, sensible, objetivo, significa que tiene
como objeto de su ser, de su exteriorización vital, objetos reales, sensibles, o que
solo en objetos reales, sensibles, puede exteriorizar su vida."
La determinación inmediata del hombre es su condición natural. Ésta, su vez, se
presenta dualmente en el hombre: por un lado, el hombre es activo, exterioriza sus
fuerzas vitales, se pone a sí mismo en movimiento; por el otro, el hombre es
pasivo, en tanto los objetos a los que tienden sus fuerzas vitales son externos e
independientes de él, tiene una existencia objetiva con respecto al hombre.
El hombre tiende naturalmente hacia el exterior, hacia lo que no es
inmediatamente él. Su vitalidad misma consiste en estar arrojado hacia ese objeto
exterior hacia el cual tienden sus fuerzas vitales.
Cualquier noción hipostasiada del hombre, que lo contemple de un modo acabado,
cerrado, pretendería definir al hombre en sí mismo y por sí mismo. Esta
concepción que ofrece Marx del hombre, si bien pareciera ser ahistórica, nosotros
la entendemos en sentido diametralmente opuesto. Es esta concepción, abierta,
de un hombre ontológicamente incompleto en sí mismo, que se satisface
vitalmente en aquello que no es él, de un sujeto que necesita realizar su vida en

objetos reales, es una concepción en lenguaje filosófico que abre el terreno para
comprender al hombre históricamente. Esto es así, porque el carácter constitutivo
del hombre es que se encuentra irrealizado. Pero tampoco hay que entender que
esta apertura a la comprensión histórica es en el sentido de que la esencia
humana recurre a la historia para realizarse. Introducimos a la historia para
introducir la temporalidad, es decir, la temporalidad en el sentido de la dimensión
que permite el devenir en el mundo espacial. El hombre es constantemente ese
proceso de exteriorización, de realización de sus fuerzas vitales, por lo que la
configuración que adquiere no es inmutable, acabada, realizada, sino un proceso
en constante movimiento, proceso que se desarrolla en la historia.
Esta concepción última del hombre, la más profunda y fundamental, la más amplia
y generalizada, des-centra al hombre, lo desplaza de ése lugar ahistórico y
cosmológicamente central que suele ocupar.
El hombre y la naturaleza son una unidad diferenciada. Hombre y naturaleza son
dos elementos diferentes de una unidad, y en éste sentido puede comprenderse a
fondo la relación entre estos.
Ésta cuestión es clave para la comprensión tanto del trabajo como del
pensamiento de Marx en general. Los objetos que no son el hombre, en general, y
la naturaleza en particular, son una existencia objetiva, irreducible al sujeto. Pero,
por otro lado, tampoco hay que entender esto en el sentido de un materialismo
metafísico.
"La Naturaleza tomada en abstracto, para sí, fijada en la separación respecto del
hombre, no es nada para el hombre."
Tanto el hombre debe ser tomado en cuenta a su relación con la naturaleza, como
la naturaleza en su relación con el hombre. Este punto es nodal para la futura
comprensión del concepto de trabajo. Pero a su vez, en tanto hombre y naturaleza
constituyen una unidad, también debemos comprender que son elementos de una
relación que tiene sus diferencias y particularidades. El hecho de que el hombre
sea un ser natural no agota el ser del hombre.
"El hombre, sin embargo, no es sólo ser natural, sino ser natural humano, es decir,
un ser que es para sí, que por ello es ser genérico, que en cuanto tal tiene que
afirmarse y confirmarse tanto en su ser como en su saber. Ni los objetos humanos
son, pues, los objetos naturales tal como se ofrecen inmediatamente, ni el sentido
humano, tal como inmediatamente es, tal como es objetivamente, es sensibilidad
humana, objetividad humana. Ni objetiva ni subjetivamente existe la naturaleza
inmediatamente ante el ser humano en forma adecuada; y como todo lo natural
tiene que nacer, también el hombre tiene su acto de nacimiento, la historia, que,

sin embargo, es para él una historia sabida y que, por tanto, como acto de
nacimiento con conciencia, es acto de nacimiento que se supera a si mismo. La
historia es la verdadera Historia Natural del hombre."
Sobre esta base de la relación del hombre con la naturaleza, podemos avanzar en
la comprensión de la relación que el hombre entabla con los objetos a partir de su
actividad. Comencemos, entonces, por aclarar los ejes que atraviesan y
estructuran la noción de actividad.
Teniendo en cuenta lo anteriormente establecido, la actividad es un modo, un tipo
de relación del hombre con el mundo. Nuestra intención es demostrar (si es que
en este registro puede hablarse de "demostración") o, mejor aún, tomar posición,
planteando que la actividad es la relación fundamental del hombre con respecto al
mundo.
Proceso de trabajo y proceso de valorización.
El hombre posee una actividad vital propia diferente de los animales, pero el
problema reside en determinar el carácter de esta diferencia, si es una diferencia
de "contenido" de la actividad, o si es formal, en el sentido del modo, la forma en
que el hombre realiza sus actividades.
"El hombre mismo se diferencia de los animales a partir del momento en que
comienza a producir sus medios de vida [...]. Al producir sus medios de vida, el
hombre produce indirectamente su propia vida material.
El modo como los hombres producen sus medios de vida [...] es ya, más bien, un
determinado modo de la actividad de estos hombres, un determinado modo de
manifestar su vida, un determinado modo de vida de los mismos."
El trabajo es, entonces, la actividad vital del hombre. El trabajo es un modo de
realización de las fuerzas esenciales del hombre. Pero, al parecer, es el modo
fundamental o principal, distintivo del hombre, de las diversas actividades por
medio de las cuales se relaciona con el mundo.
"El trabajo es, en primer lugar, un proceso entre el hombre y la naturaleza, un
proceso en que el hombre media, regula y controla su metabolismo con la
naturaleza. El hombre se enfrenta a la materia natural misma como un poder
natural. Pone en movimiento las fuerzas naturales que pertenecen a su
corporeidad, brazos y piernas, cabeza y manos, a fin de apoderarse de los
materiales de la naturaleza bajo una forma útil para su propia vida. Al operar por
medio de ese movimiento sobre la naturaleza exterior a él y transformarla,
transforma a la vez su propia naturaleza. Desarrolla las potencias que dormitaban
en ella y sujeta a su señorío el juego de fuerzas de la misma."

El trabajo es ese modo de la actividad mediante el cual el hombre se apropia de la
naturaleza, de los objetos, para satisfacer sus necesidades. Utiliza su propia
naturaleza para controlar a la naturaleza. Para ello, debe dar una forma que sea
útil para el hombre a los objetos naturales. El trabajo, así, tiene esta característica
fundamental de ser el productor de los objetos y medios necesarios para la vida,
tanto material como espiritual, del hombre.
En el marco del trabajo enajenado, "el trabajo, la actividad vital, la vida productiva
misma, aparece ante el hombre sólo como un medio para la satisfacción de una
necesidad, de la necesidad de mantener la existencia física. La vida productiva es,
sin embargo, la vida genérica. Es la vida que crea vida."
El trabajo no es sólo la condición de posibilidad de la vida del hombre (en tanto es
la actividad de modificar la naturaleza para proporcionar los medios de vida), sino
que también es la afirmación de su ser genérico, del carácter libre de su actividad
vital. Y esto puede entenderse dentro del marco de que todas las actividades del
hombre con respecto al mundo operan en la construcción de un mundo objetivo,
de un mundo para el hombre, más no todas las actividades del hombre con
respecto al mundo se operan en el marco de la libertad, entendida esta en el
sentido de tomar dicha actividad como objeto de la voluntad y de la conciencia.
El trabajo, entonces, debe ser entendido como medio para la reproducción de la
vida material del hombre, así también como parte fundamental de la vida misma
del hombre. Ahora bien, la importancia del trabajo en la vida del hombre, dejando
de lado el que sea la actividad productora de los medios de vida para el hombre,
no elimina, en ningún sentido, la importancia de las demás relaciones humanas
con el mundo, de las otras formas de la actividad humana.
La descripción que hace Marx del proceso laboral, despojada de cualquier forma
social, discrimina tres elementos: Voluntad orientada a un fin. Objeto del trabajo.
Medios de trabajo.

La voluntad orientada a un fin se manifiesta como atención del productor en el
proceso laboral. El trabajador, en el proceso productivo, visualiza el objetivo que
realiza en la actividad. La voluntad orientada a un fin se comprende en el marco
de la mediación propia del trabajo como forma particular y determinada de la
actividad humana. El objeto de trabajo es la naturaleza, la tierra y el agua,
económicamente hablando. El hombre desliga los elementos, los distintos objetos
de su medio natural, y les imprime su forma útil. Para esto, utiliza diversos medios,
que a su vez también fueron, primariamente, otorgados por la naturaleza, pero

estos objetos ya han recibido una forma dada por el hombre, una forma que es útil
en vistas de la actividad productiva.
Todo proceso laboral, todo trabajo, es una actividad orientada a un fín, como
dijimos. Todo trabajo es un tipo concreto de actividad, determinado, y que produce
un objeto determinado y particular, que satisface necesidades determinadas y
particulares del hombre. Esto es común a todas las formas que adquiere el trabajo
a lo largo de la historia: el trabajo es trabajo útil, si no, no es considerado
socialmente trabajo, es una actividad diferente.
Hasta aquí hemos expuesto el proceso laboral. Pasemos a la exposición del
proceso de formación de valor y del proceso de valorización.
En la sociedad capitalista, el trabajo adquiere una forma particular. La riqueza se
presenta en estas sociedades como un "enorme cúmulo de mercancías". Lo
propio de las mercancías, que es la forma que adquieren los productos del trabajo
en estas sociedades, es su capacidad y la finalidad de ser intercambiadas entre sí.
El intercambio entre productos del trabajo que satisfacen necesidades diferentes,
entre objetos cualitativamente diferentes, pone de manifiesto que esos objetos
tiene un algo que es común. Este algo que es común, es su valor, expresado en el
valor de cambio de las mercancías, cuya forma ulteriormente desarrollada es la
forma de dinero. Ahora bien, lo que se está expresando en el valor de las
mercancías, es que son productos del trabajo humano, del trabajo abstractamente
humano.
Este es el carácter fundamental del trabajo en la sociedad productora de
mercancías: su carácter dual, el de ser, por un lado, un trabajo útil, determinado, y
por el otro, trabajo abstractamente humano, trabajo humano en general.
Esta distinción de los aspectos del trabajo se expresa en la mercancía en su
dualidad, en ser valor de uso y valor simultáneamente. El valor de uso está
constituido por el cuerpo de las mercancías, es su capacidad de satisfacer una
necesidad humana determinada, y representa al trabajo útil. El valor es la
representación del trabajo abstractamente humano, y la magnitud del valor, que se
expresa cuantitativamente en el valor de cambio de la mercancía, es el tiempo de
trabajo socialmente necesario para su producción.