You are on page 1of 11

TITULO DEL TRABAJO

APRENDIZAJE COLABORATIVO

NOMBRE DE LA MATERIA
LA TECNOLOGIA APLICADAS A LOS CENTROS ESCOLARES

LICENCIATURA
PREESCOLAR

ALUMNO(S)
GUADALUPE MARICEL FOSADO TOLENTINO
KAREN ROSARIO MEZA DE LOS SANTOS
BETTY JOSSELINE POSADAS ARRIETA
VERÓNICA ABIGAIL RODRÍGUEZ SÁNCHEZ

CATEDRÁTICO
TOMAS DARÌO ÀLVAREZ MENACHO

TUXPAN DE RODRÍGUEZ CANO, VERACRUZ, JUNIO 2015

APRENDIZAJE COLABORATIVO
¿QUÉ ES?
El aprendizaje colaborativo es "...un sistema de interacciones
cuidadosamente diseñado que organiza e induce la influencia
recíproca entre los integrantes de un equipo."(Johnson y Johnson,
1998). Se desarrolla a través de un proceso gradual en el que cada
miembro y todos se sienten mutuamente comprometidos con el
aprendizaje de los demás generando una interdependencia positiva
que no implique competencia.
El Aprendizaje Colaborativo se adquiere a través del empleo de
métodos de trabajo grupal caracterizado por la interacción y el aporte
de todos en la construcción del conocimiento.
En el aprendizaje Colaborativo el trabajo grupal apunta a compartir la
autoridad, a aceptar la responsabilidad y el punto de vista del otro, a
construir consenso con los demás.
Para trabajar en colaboración es necesario compartir experiencias y
conocimientos y tener una clara meta grupal en la que la
retroalimentación es esencial para el éxito de la empresa. "Lo que
debe ser aprendido sólo puede conseguirse si el trabajo del grupo es
realizado en colaboración. Es el grupo el que decide cómo realizar la
tarea, qué procedimientos adoptar, cómo dividir el trabajo, las tareas
a realizar.(Gros, 2000).
Este conjunto de métodos de instrucción y de entrenamiento se
apoyan en la tecnología y en estrategias que permiten desarrollar en
el alumno habilidades personales y sociales, logrando que cada
integrante del grupo se sienta responsable no sólo de su aprendizaje,
sino del de los restantes miembros del grupo. (Lucero, Chiarani,
Pianucci, 2003).
El docente, en cambio, tiene que diseñar cuidadosamente la
propuesta, definir los objetivos, los materiales de trabajo, dividir el
tópico a tratar en sub tareas, oficiar de mediador cognitivo en cuanto
a proponer preguntas esenciales y subsidiarias que realmente
apunten a la construcción del conocimiento y no a la repetición de
información obtenida y, finalmente, monitorear el trabajo resolviendo
cuestiones puntuales individuales o grupales según sea el emergente.
Muchas veces, después de una práctica habitual de esta estrategia, el
límite entre lo que corresponde al alumno y lo que corresponde al
docente se desdibuja y es entonces cuando pueden ser los alumnos
los que elijan los contenidos y diseñen en gran parte la forma de
encarar la investigación del grupo.

Como pedagogía, el aprendizaje colaborativo comprende el espectro
entero de las actividades de los grupos de estudiantes, que trabajan
juntos en clase y fuera de clase.
Como método puede ser muy formalmente estructurado, como en el
proceso que actualmente conocemos como aprendizaje cooperativo o
simple e informal como cuando los estudiantes discuten sus ideas
entre ellos buscando alguna respuesta consensual, para después
compartirla con sus colegas.
Sobre el tema, Crook (1998) expresa que el aprendizaje se genera a
partir de la combinación de una serie de principios como: la
articulación, el conflicto y la co-construcción.
El principio de la articulación, que nos interpela en relación a que el
valor educativo y cognitivo de esta estrategia de aprendizaje se
deriva de la necesidad que tiene el participante de organizar, justificar
y declarar sus propias ideas al resto de compañeros, y de la
necesidad de su interpretación, es decir traducción cognitiva, para
que sea comprendida por sus iguales.
El principio del conflicto, por el que se asume que los beneficios se
producen en el contexto de los desacuerdos y de sus refuerzos para
resolverlos, desacuerdos que serán de extraordinaria importancia
para estimular los movimientos discursivos de justificación y
negociación.
El principio de co-construcción, que hace referencia a la significación
que tiene el hecho de compartir objetivos cognitivos comunes y que
el resultado alcanzado no sea la simple yuxtaposición de información
sino su elaboración, reformulación y construcción conjunta entre los
participantes.(Crook, 1998).
El aprendizaje colaborativo se basa en premisas fundamentales: una
de ellas consiste en llegar al consenso a través de la cooperación
entre los miembros del grupo.
Otra premisa esencial para el aprendizaje colaborativo es la voluntad
de hacer o actividad directa de cada miembro del grupo, lo cual es
fundamental porque el aprendizaje colaborativo se basa en la
actividad de cada uno de los miembros. Es, en primera instancia,
aprendizaje activo que se desarrolla en una colectividad no
competitiva, en la cual todos los miembros del grupo colaboran en la
construcción del conocimiento y contribuyen al aprendizaje de todos.
Los alumnos asumen roles desde múltiples perspectivas que
representan diferentes pensamientos, ideas o pre saberes, y el
conocimiento se aprende en contextos reales para ser aplicado en
situaciones cotidianas. A partir de eso, el trabajo final del grupo
colaborativo tendrá lugar cuando se llegue a la recolección de un
producto que requiera de la aplicación efectiva de habilidades de

pensamiento superior. Siempre se apunta a que haya que tomar una
decisión, a optar por una solución, a crear una propuesta diferente de
las que ya existen, aportando algo nuevo.

ELEMENTOS DEL APRENDIZAJE COOPERATIVO
Basado en grupos heterogéneos para el desarrollo de diversas
actividades puede desenvolverse a través de diversos instrumentos
de trabajo, ya que las interacciones en el aula se dan de forma
espontánea.2 Un ejemplo puede ser esos casos en los que los pares
se llegan a entender mejor que con la misma explicación presentada
por el docente. Spencer Kagan lo define como: "La suma de las partes
interactuando es mejor que la suma de las partes solas".
Las principales ideas en el aprendizaje cooperativo se pueden definir
en:
Formación de grupos: Éstos son heterogéneos, donde se debe
construir una identidad de grupo, práctica de la ayuda mutua y la
valorización de la individualidad para la creación de una sinergia.
Interdependencia positiva: Es necesario promover la capacidad
de comunicación adecuada entre el grupo, para el entendimiento de
que el objetivo es la realización de producciones y que éstas deben
realizarse de forma colectiva.
Responsabilidad individual: El resultado como grupo será
finalmente la consecuencia de la investigación individual de los
miembros. Ésta se apreciará en la presentación pública de la tarea
realizada.
Para que los puntos anteriores se consoliden, es necesario que el
docente haya desarrollado las habilidades relacionadas a la
anticipación de las acciones. Esto es: prever; tener claro el
procedimiento para la obtención de un resultado concreto tanto del
material didáctico como del escrito, para la realización de la actividad
en cualquiera de las etapas del trabajo. El dar o recibir ayuda no
mejora al aprendizaje en grupo, sino el tener la conciencia de
necesitarla, comunicar ésta necesidad e integrar la ayuda ofrecida en
el propio trabajo (Guadalupe Gómez-Pezuela Gamboa, 2007). Es así
como el trabajo cooperativo contribuye en el desarrollo de habilidades
comunicativas, trabajo en grupo y flexibilidad en el pensamiento.

CARACTERÍSTICAS DEL APRENDER COLABORATIVAMENTE

Las relaciones colaborativas de aprendizaje tienen que tener varias
características. Algunas de ellas son:
a) La interactividad. No puede haber aprendizaje colaborativo, AC, sin
la interacción de las partes. Se aprende de la reflexión común, del
intercambio de ideas, del analizar entre dos y más un tema común, a
través de lo cual se obtiene un resultado enriquecido. La importancia
de esta interacción está centrada en el grado de influencia que tiene
la interacción en el proceso cognitivo y de aprendizaje del compañero.
b) La sincronía de la interacción. Cuando pensamos en el uso de las
tecnologías de la información para aprender, vemos que existen dos
momentos significativos en el proceso de aprendizaje. Aquél que es
sincrónico, y que requiere de respuestas inmediatas, en la cual los dos
agentes se retroalimentan y las palabras del uno gatillan al otro
nuevas ideas y respuestas. Este diálogo orientado a hacer algo juntos
nos lleva a la situación de que es necesaria la sincronía. Esta sincronía
es la que defienden algunos teóricos al referirse a la colaboración
afirmando que es “una actividad coordinada y sincrónica, que surge
como resultado de un intento continuo por construir y mantener una
concepción compartida de un problema”.
Sin embargo, al crear nuevo conocimiento, al construir juntos también
corresponde una segunda fase, más reflexiva que pertenece al mundo
individual de reflexión y de interiorización, que valida el espacio
asincrónico de la comunicación. Es en ella donde se pueden expresar
los resultados madurados personalmente, y no sólo como
consecuencia de un diálogo interactivo.
c) La negociación: La negociación es un elemento distintivo de las
interacciones colaborativas, y tiene especial importancia cuando se
trata de negociar significados. Para algunos autores como la
negociación del significado no es un defecto de la interacción, sino
que es constitutiva de ella, hasta el punto que el mecanismo de
interacción permite que emerja una comprensión mutua. Así afirma
que sin negociación el diálogo se transforma en un monólogo, a la vez
que la función del interlocutor se reduce a la de un simple receptor de
mensaje.
La principal diferencia entre la interacción colaborativa y aquella que
es jerarquizada, reside en que el sujeto involucrado, no impone su
visión por el sólo hecho de tener autoridad, sino que el gran desafío
es argumentar según su punto de vista, justificar, negociar e intentar
convencer a sus pares. Como consecuencia, observamos que la
estructura del diálogo colaborativo, es más compleja que la del
diálogo tutorial. Esto principalmente, porque desde el punto de vista
de las escuelas lingüísticas, la negociación que se produce en el

diálogo, no es un tipo de secuencia aislada, sino que es un proceso
propio y constitutivo de todo diálogo.
MODELOS DE APRENDIZAJE COLABORATIVO
Los procesos de aprendizaje que realiza un alumno cuando trabaja en
solitario son diferentes de los que realiza cuando trabaja en grupo,
por este motivo los modelos del estudiante hasta ahora existentes no
son válidos para sistemas colaborativos, por lo que surge la necesidad
de crear nuevos modelos o intentar modificar los actuales para
adaptarlos a estos ambientes.
Las ventajas del trabajo en grupo, tales como el aumento del
aprendizaje debido a la interacción entre personas, la mayor
motivación para aprender, unidas al avance tecnológico de la
informática (especialmente de las redes de comunicación); han
pulsado la creación de sistemas para el trabajo colaborativo y sobre
todo para el aprendizaje colaborativo.
En las situaciones de aprendizaje es posible diferenciar dos
dimensiones: Una dimensión vertical formada por la conducta del
alumno -que acciones realiza para resolver un problema-, el
conocimiento de la conducta -que procesos de inferencia realiza el
alumno- y el conocimiento conceptual -el conocimiento referente al
tema del problema-. La dimensión horizontal está formada por el
sistema, el estudiante y la representación estudiante (Dillenbourg y
Self,. 1992). En el aprendizaje colaborativo se añade un nuevo
componente a esta dimensión horizontal: el grupo. En los sistemas
colaborativos, además de los factores que se tienen en cuenta en el
modelo del alumno individual se deben considerar otros como son: las
tareas realizadas en grupo, la información que tiene un alumno sobre
el resto de los componentes, o los conceptos que son globales al
colectivo.
El modelo del ambiente colaborativo se puede concebir en dos partes:
una formada por los elementos del modelo del estudiante como
individuo, y otra el modelo del grupo. Los componentes del modelo
individual son: -Creencias conceptuales: Son las creencias que el
alumno posee sobre el problema. - Creencias personales: Aquellas
que el estudiante posee sobre sus compañeros de trabajo. - Acciones
individuales: Las que realiza el individuo en solitario para resolver el
problema. - Acciones colectivas: Se realizan en común, con la
finalidad de solucionar el problema. - Objetivos: La delimitación de

objetivos en circunstancias colaborativas es muy importante, ya que
existen dos clases de objetivos los individuales y los comunitarios. Se
debe lograr que los objetivos individuales no perjudiquen los intereses
del grupo ni que los intereses globales del grupo no beneficien a parte
del equipo y desfavorezca a otros. - Errores: La detección de errores
es imprescindible para retroalimentar el sistema y proporcionar ayuda
oportuna. Cuando se trabaja en grupo la detección de errores es más
difícil puesto que una persona puede asumir las ideas de otras sin
llegar a creerlas. El modelo del grupo debe tener las siguientes
entidades (Paiva, 1977) � Creencias del grupo: Creencias que el
sistema puede inferir de las acciones del grupo, o por medio de
procesos de negociación y aceptación de creencias. - Acciones del
grupo: Son las acciones realizadas en un espacio común. Si la zona de
desarrollo próximo la definimos como el espacio entre la capacidad
autónoma del alumno y lo que puede realizar mediante apoyos
específicos, el tránsito por esa zona deberá contar con la ayuda del
profesor y los compañeros. - Errores: Los errores diagnosticados desde
las acciones del grupo son errores del grupo. - Diferencias: Las
diferencias entre los alumnos pueden ser explícita o implícitamente
representadas, con el fin de disparar posibles discusiones. Estas
diferencias se obtienen comparando las creencias de cada espacio
individual del estudiante.

CONCLUSIÓN

Está enfocado a que se realicen actividades dentro de las aulas de
manera colaborativa, que todos los alumnos participen mutuamente
en la recopilación de información, en el intercambio de esta misma
favoreciendo el andamiaje.
Este tipo de aprendizaje es muy favorable en las aulas, ya que en el
momento de colaborar con la aportación de alguna información el
conocimiento de cada individuo se va enriqueciendo.
De igual manera en el intercambio de experiencias podemos todos
adquirir nuevos y mejores aprendizajes y hacernos de más
conocimientos.
El aprendizaje colaborativo es considerado un buen método de
aprendizaje. Este puede ser mediante grandes grupo, equipos
pequeños o de parejas, buscando información para intercambiarla así
mismo las experiencias.
Adquirir aprendizajes colaborativos depende de trabajar en conjunto,
refiriéndose a que todos debemos de participar ya que en ocasiones
se aprende mejor cuando entre compañeros se explican o bien se
cuenta las experiencias que cada uno ha tenido con algunos temas.
Como dicen a veces se entienden más que las explicaciones que el
profesor les da.
Por lo tanto podemos decir que el aprendizaje colaborativo es de gran
ayuda en la mejor adquisición de conocimientos.

Guadalupe Maricel Fosado Tolentino.

CONCLUSIÓN
En conclusión el aprendizaje colaborativo se incluye como una
herramienta ampliamente utilizada, ya que en ella intervienen
elementos de “colaboración" tanto de los participantes como del
facilitador o moderador de la actividad y junto con el estudio generan
un aprendizaje significativo.
Son diversas las metas que persigue el aprendizaje colaborativo. Los
fines de este modelo se centran en el aprovechamiento de los
hallazgos de las neurociencias, y buscan desarrollar estrategias
educacionales más coherentes con los cambios sociales que han
ocurrido en los últimos años. El objetivo primordial del aprendizaje
colaborativo es el desarrollo de habilidades cognoscitivas de orden
superior, a partir de la interacción social de los estudiantes que
compartan las mismas metas de aprendizaje.
Además, en este modelo aprendizaje colaborativo, se retoma la
necesidad de enseñar a aprender a los estudiantes.

Karen Rosario Meza De Los Santos.
CONCLUSIÓN

En la actualidad en la educación, el trabajo de grupo colaborativo es un papel
fundamental y esencial en todas las actividades de enseñanza aprendizaje.
Podemos afirmar que todos los proyectos que utilizan métodos o técnicas de
enseñanza y aprendizaje innovadoras incorporan esta forma de trabajo como
experiencia en la que como individuos aprendemos en

formarnos como

persona.
Este tipo de aprendizajes promueven la

comunicación con el grupo,

desarrollando la mente de la persona, fomentando las habilidades de trabajo en
grupo y la forma de trabajo que se quiere ser utilizada en las actividades,
entonces los procesos educativos tendrán que dar un giro, y pasar de un
aprendizaje individual, a un aprendizaje en grupo.
¿Qué retos presenta al profesor esta situación?, ¿cómo debe prepararse para
llevarla a cabo?, ¿cuáles son los roles y responsabilidades de los estudiantes y
de los profesores? y ¿qué se opina en los ambientes de aprendizaje alrededor
de este concepto?, son cuestiones a las que debemos responder en el
transcurso de nuestra carrera, en nuestro procesos de formación.

Betty Josseline Posadas Arrieta.

CONCLUSIÓN
El aprendizaje colaborativo es un proceso en equipo en el cual las
personas se apoyan y confían unos en otros para alcanzar alguna

meta propuesta. Motivan la colaboración entre sujetos para conocer,
compartir y ampliar la información que cada uno tiene sobre un tema,
ya que cada persona piensa distinto, comparten lo que saben. El aula
es un excelente lugar para desarrollar las habilidades de trabajo en
equipo que se necesitaran más adelante en la vida, es impórtate que
se aprenda a trabajar de esta forma, ya que a lo largo de nuestras
vidas se nos va presentar varias situaciones donde tendremos que
trabajar con más personas de forma colaborativa, en conjunto con
otras personas, el trabajar de esta forma tiene algunas ventajas como
que aumenta nuestro aprendizaje.
Existen dos modelos de aprendizaje colaborativos que son formados
por los estudiantes uno de ellos el individuo, que son las creencias
que nosotros mismo poseemos, el otro es el modelo grupal, es lo que
se aprende de los demás, y las creencias personales es lo que el
estudiante aprende sobre sus compañeros de trabajo.
Por esta razón es sumamente importante promover el trabajo
colaborativo como una modalidad didáctica para construir el
aprendizaje dentro del aula con el grupo, para que desde pequeños
aprendan a relacionarse con sus compañeros, el trabajo que tenemos
nosotras como futuras docentes es crear un ambiente que favorezca
la comunicación entre los alumnos.

Verónica Abigail Rodríguez Sánchez.