Horóscopo 2002 06.01.

2002

1. Salud. Fenomenal. En 2002 iremos fenomenal de salud. Celia Villalobos ha transferido sus competencias a las comunidades autónomas y, por mal que se gestione, desaparecerá la inquietud de ver nuestra salud en manos de la réplica femenina de Jerry Lewis. A pesar de todo, Villalobos anuncia que no debemos esperar cambios. (Lo anuncia para tranquilizarnos. Qué gracia tiene: dice que nos tranquilicemos porque la sanidad va a seguir igual. Menos mal que no se propone deprimirnos). ¡Y promete ocuparse más del consumo y la Salud Pública! Se avecinan nuevos episodios de terror en el hipermercado. 2. Amor. Muy buen año para el amor en el PSOE: José Bono apuñalará siete veces más a José Luis Rodríguez Zapatero. De esta forma, el líder socialista podrá demostrar su tolerancia y su amor al pluralismo interno. Jordi Pujol proseguirá su escalada de despecho. Tras denunciar en su discurso de fin de año que la autonomía catalana está en peligro, proclamará que Aznar jamás habló catalán, ni siquiera en la tan absoluta intimidad que compartieron. Manuel Fraga anunciará su decisión, por amor a Galicia y a España, de reencarnarse en gato para dedicar siete vidas más a mandarnos. Xabier Arzalluz seguirá enamorado de sí mismo y de su errehache nosecuántos. 3. Dinero. Mal: el dinero de Gescartera tampoco aparecerá en 2002. La subida del alcohol, el tabaco y la gasolina reportarán a Cristóbal Montoro el Premio Nobel de Economía, por su pericia en bajar los impuestos subiéndolos. 4. Diplomacia. Peculiar. A India y Pakistán viajará Piqué Nodoyuna, dada su experiencia en conflictos entre naciones fronterizas. Regresará diciendo que la situación es 'complicada'. (Esta profecía está basada en el reciente viaje de Piqué a Argentina: volvió diciendo que la situación es 'difícil'. Sagacidad no le falta. Un ministro de Exteriores así es como un hombre del tiempo que sólo comentara el tiempo del día: 'Y ahora el tiempo: en mi casa está lloviendo. Y esto es todo, hasta mañana'). 5. Paz. Regular. Nuestros 400 soldados, comandados por Federico Trillo, y con el afán de demostrar que los españoles merecíamos más confianza, se desplazarán a Afganistán a pie. Cuando los últimos talibanes vean llegar a Trillo a lomos de la cabra legionaria se morirán de risa. Ganaremos la guerra, pero la ONU multará a España por usar armas antirreglamentarias. 6. Trabajo. Bien en general. Formidable para Jesús Posada y Anna Birulés, que seguirán cobrando el sueldo de ministros sin dar un palo al agua. 7. Risa. Muy requetebien, porque Aznar seguirá usando los tirantes mágicos que le elevan unos centímetros por encima del suelo y le dan esa apariencia tan graciosa de muñeco vanidosito. (Presidente europeo. ¡Dios mío! Si ya nos menospreciaba antes, ¿qué cosas tendremos que aguantarle ahora?).

El traje del emperador 13.01.2002

1. Sugiere Ana Botella en el prólogo a sus obras completas (en realidad el prólogo es su obra completa, dado que Los mejores cuentos son de otros) que los niños ven demasiada televisión y leen poco, lo que disminuye su espíritu crítico. ¡Cuánta razón tiene! Pero se queda corta. No son los niños los únicos que pierden espíritu crítico. Yo sugiero que Ana Botella le lea a su marido los cuentos recopilados en su libro. Sugiero más: que le lea El traje nuevo del emperador, la historia de un mandamás 'ridículo y vanidoso, pendiente tan sólo de lucir su presuntuosa persona' (el entrecomillado corresponde a un comentario de Ana Botella sobre el relato). El emperador del cuento acabó su carrera política paseando desnudo por las calles, pero convencido de ir vestido con un traje que sólo los estúpidos no veían. Sugiere Ana en su libro que, tras la lectura, se debata en torno a los personajes, empezando por el emperador, quien 'movido por su vanidad y narcisismo, olvida sus obligaciones como gobernante y sólo busca la adulación de sus súbditos'. También le sucede al emperador, siempre según Ana, que 'la soberbia por mantener sus decisiones le impide reconocer la verdad de las cosas, y le hace intolerante con las opiniones contrarias'. En serio, Ana, léeselo. El momento, en puertas del XIV congreso del PP y estrenando presidencia europea, no puede ser más oportuno. 2. Pero basta de cultura. ¿Cómo se llama ese personaje de dibujos animados de bigotes larguísimos, bajito, que siempre anda enfadado, disparando sus pistolones contra todo? Sí, hombre, si es un clásico, y ahora no me acuerdo. Más que hablar, gruñe, y a todas horas está riñendo, con Buggs Bunny, con Porky... ¿Cómo se llama? ¡Cristóbal Montoro! Eso es. Lo tenía en la punta de la lengua. Desde que le estalló Gescartera, Montoro no ha parado de pegarse con todos. Alguien le dijo: esto de Gescartera te ha pasado por ser un ministro técnico, sin perfil político. Desde entonces está adquiriendo perfil político a bofetones. No es que Montoro sea malo: es que le han dibujado así. Ve al jefe pegarse y piensa: ése es el camino. Yo creo que Aznar debería asegurar a Montoro que seguirá de ministro hasta 2004, a ver si se calma y regresa a su anterior condición de ministro Posadobiruleíco, es decir, como Posada y Birulés, letárgico. 3. Por cierto, última hora: este año tampoco habrá cambio de Gobierno, así que José Luis Rodríguez Zapatero no será nombrado ministro de la Oposición. Mejor. Ahora que ha decidido diferenciarse del PP en el País Vasco, podrá diferenciarse también del PP en el resto de España. (Autoproclamados partidarios de la libertad llaman a Zapatero calzonazos, traidor a sus muertos, indigno, miserable y tonto, por la caída de Redondo Terreros. ¡Menos mal que son partidarios de la libertad!) 4. ¡Mecachis! Ahora que caigo: Ana Botella no puede leerle el cuento a Jose. Acabo de enterarme de que va a salir un libro en el que la Presidenta se deja adular tanto y tanto que mejor sugiero una nueva versión del cuento: El traje nuevo de la emperatriz. La vanidad es la moderna picadura del vampiro: te convierte en su esclavo, ni siquiera eres consciente, y todo por el señuelo de la inmortalidad.

Crónica marciana 20.01.2002

1. El chiste más viejo del mundo: 'En Londres atropellan a un tipo cada dos minutos'. Y responde otro: 'Pues cómo estará el pobre tipo'. Más o menos cada dos minutos un crítico de televisión pone verde a Javier Sardá por sus Crónicas marcianas. Con toda razón, además, porque los marcianos se dedican a cosas insustanciales y frívolas, a debatir sobre qué hay de verdad en los amoríos de personajes sin interés. ¡Cuánto más útil sería el programa si se dedicara a debatir qué hay de verdad en los amoríos de gente seria, como José María Aznar y Jordi Pujol! Tema: lo de Aznar y Pujol, ¿es un posado, un montaje, una exclusiva robada? Llevan meses fingiéndose distanciados, ¡y resulta que se están carteando de estrangis para compartir Gobierno! ¿Van en serio? ¿Nos están tomando el pelo? ¿Se casarán algún día o su juego consiste en mantener la tensión del noviazgo? Que Boris lidere a los partidarios de que Pujol y Aznar se quieren de verdad y Matamoros a los que piensan que es un montaje. 2. Dirá Sardá: 'Ya, bueno, una noche. ¿Y luego, qué? ¿Más Paulina Rubio y Rociíto?'. Qué va. Mira: en lugar de perder el tiempo debatiendo sobre si existen los extraterrestres, ¿por qué no debatir sobre si existe Jaume Matas? Datos a favor: el BOE con su nombramiento como ministro de Medio Ambiente. Datos en contra: todo lo demás. Puede que no exista o... puede que exista y prefiera vivir de incógnito. En esto se lleva uno sorpresas. Yo creía que Anna Birulés no existía y esta semana se me apareció en la tele. Habló sobre la polémica por las antenas de telefonía: 'Ah, sí, me suena eso, sí, un día de estos informaré para que desaparezca la alarma'. Por contra, Celia Villalobos exige que informen las empresas. Bien. Villalobos ha aprendido: si cuando lo de las vacas locas hubiera dejado que informaran las vacas, nos hubiéramos asustado menos. 3. Replicaría Sardá: 'Hala, sí, temas sesudos para la madrugada, cuando la gente ya sólo quiere poner la mente en blanco'. Pues venga, un asunto liviano, una encuesta: '¿Cree usted que el ministro de Justicia, Ángel Acebes, tiene razón?' Los espectadores se preguntarían intrigados: '¿En qué?' Pues ahí está la gracia: el ministro de Justicia no dice ni mu de nada, ni cuando se fuga un narcotraficante liberado por la Audiencia Nacional. Más liviano que una encuesta sobre nada, más mente en blanco que la de Acebes... 4. ¿Y es que sólo halla personajes pintorescos en... en... en las esquinas más sórdidas de la noche? Ahora que se le ha ido Fuentes, ¿por qué no lo sustituye por Manuel Fraga? Con ustedeeeees... ¡Manuel Fraga, el hombre que siempre tiene razón! Lleva dos siglos teniendo razón, con el mérito añadido de que ha cambiado de opinión miles de veces. Ahora se da el pico con Beiras, a quien acusaba hasta hace nada de ser primo de los terroristas. Y tal vez Sardá dude: 'Un programa con Aznar y Pujol, Birulés, Matas, Acebes y Fraga... Yo no podría liderar eso'. Pamplinas. Si los socialistas vascos pueden cambiar de líder sin cambiar de línea, como quiere Zapatero, ¿por qué los marcianos no van a poder cambiar de línea sin cambiar de líder?

Como un toro 27.01.002

1. Parafraseando a Jesulín de Ubrique, la vida es como un toro: sale uno a la plaza un rato, intenta dar espectáculo y luego se muere. Algunos toros son recordados durante algún tiempo, pero no hay toros inmortales. Eso, que lo sabe cualquier toro, lo desconocen todos los políticos. A la que mandan cinco años seguidos, el presente les parece poca cosa y empiezan a trabajarse la posteridad. La reseña que persigue Aznar para las enciclopedias del siglo XXII: 'Aznar López, José María. Convirtió España en lo que hoy es, la primera potencia de la Vía Láctea. Y eso que la cogió hecha unos zorros. Rindió a los nacionalistas. Su esposa revolucionó las Artes y las Letras (Ver Botella de Aznar, Ana)' 2. La lealtad de los socialistas es conmovedora: qué gentileza la suya, al organizar su conocido show 'Que no nos divida nadie, que ya nos dividimos solos' justo en la semana anterior al congreso popular. ¡Y encima la sentencia de los fondos reservados! 'División y mangoneo frente a unidad y pulcritud,' lema del congreso popular. Zapatero quiere ser el novillero de moda que aspira a tomar la alternativa y desde el PP le señalan como el líder de los bomberos-toreros. 3. Como se nota que ingleses, franceses y alemanes no saben de toros. No van de frente: aprovechando el trabajazo que tiene Aznar (el congreso del PP, el congreso de los socialistas vascos, salir por la tele, etcétera) amenazan con hacerse los amos de Europa. Primero dan un toque de atención a Berlusconi por sus titubeos con el euro, después protestan por los presos talibanes enjaulados por Bush en Guantánamo, ahora quieren hacer un Gobierno Permanente Europeo. Ridículo. Esto de Guantánamo, por ejemplo, Aznar lo soluciona de una forma muy taurina: refugiándose en el burladero. Pero ay, esa funesta manía de los europeos de meterse en política... 4. ¿Alguien recuerda que un día, en un congreso del PP, Francisco Álvarez Cascos, dijo: 'En este partido nunca seremos aznaristas?' A ver si fue ese el día en que empezó a declinar su estrella. Qué tragedia, la de Cascos. Él, que fue primer mozo de espadas, banderillero y hasta rejoneó (con hacha, sí, pero rejoneó) se ve relegado al papel de espontáneo en la corrida de este fin de semana. '¡Dejadme solo, dejadme solo!', grita Paco, echándose al ruedo con su enmienda, para obligar a Aznar a torear hasta batir el récord de Curro Romero. Parece mentira que Paco Cascos, precisamente Paco Cascos, no sepa que un torero, al ver un espontáneo, desconfía, por si su intención no es cargarse al toro sino al torero. 5. Todos los toros, al leer el cartel que anuncia la corrida, ese cartel que dice 6 toros 6, saben que tras su momento de gloria vendrá otro a sustituirles. Por eso no dan la lata con el sacrificio que supone su sucesión. ¡Qué fatiguita si cada toro entretuviera sus veinte minutos en mugir mensajes de despedida! 'Me iré con gran sacrificio, porque hay que ver lo bien que me lo estoy pasando'. Tal vez en un primer momento llamara la atención, la gente comentaría, qué gracia, el Toro Parlanchín, qué salao. Pero de mantenerse mucho tiempo esa costumbre la gente acabaría llamándole el Toro Tostón.

Un pedete en el paraíso 03.02.2002

1. Se incendia una planta de abono químico en Cartagena, se forma una nube tóxica y la reacción de las autoridades consiste en pedir a los ciudadanos que no salgan de casa y anunciar su confianza en que sople el viento para que se lleve la nube mar adentro. Qué gracia. Ovidi Montllor tenía una canción en la que el alcalde advertía que una fiera feroz se escaparía y recomendaba coger el coche y salir zumbando. Pero no hablemos de Ovidi Montllor, que se empieza con el progresismo trasnochado y se acaba en el tópico antiamericanismo de criticar el trato a los presos talibanes de Guantánamo. Como Colin Powell, por cierto; quién iba a decir que el secretario de Estado norteamericano iba a resultar un antiamericano trasnochado. Me he perdido. El alud de ideas del congreso del PP me ha descolocado. 2. Ah, sí, el viento. Me fastidia la falta de precisión: ¿cuánto viento era necesario? ¿A qué velocidad debía soplar? ¿Por qué Jaume Matas (ministro de Medio Ambiente, menos mal que no le dieron el Ambiente Entero) no se ofreció a bailar la danza del viento vestido de arapahoe? Al final sopló el viento, se llevó la nube y los ciudadanos de Cartagena pudieron seguir viviendo en el mejor país del mundo, como les decía Aznar durante el fin de semana a través de la tele, que pudieron ver por estar encerrados en su casa gracias a la nube tóxica que debiera haber permitido a Matas debutar como ministro-metereólogo.'¿Qué tiempo se espera en Cartagena, ministro?' 'Pues confiemos en que sople el viento, para que la gente pueda salir de casa'. Pero no hay manera. Matas no aparece. Un vertido férrico en el Duero: sin noticias de Matas. El Ebro se espesa con mercurio: sin noticias de Matas. ¿Tendrá un club de fans que se dedica a provocar desastres ecológicos para obligarle a salir? También podría comentar algo Celia Villalobos: 'Esto de Cartagena ha sido como un pedete; en cuanto se sacuda un poco el aire se va la mala olor'. Tampoco pudo ser, porque Celia estaba ocupada denunciando a la ministra de Sanidad por tolerar clínicas de cirugía estética ilegales. 'Es inadmisible', dijo, como si no fuera con ella, como el policía de Casablanca cuando clausura Rick´s y le preguntan por qué. 'Es inadmisible; en este local se juega'. 'Sus ganancias de hoy, señor', le interrumpen. 'Gracias, chico'. 3. Con todos sus defectos, que los tendrá (nunca se ha visto tanta adulación por centímetro cuadrado de papel prensa, pero habrá defectos seguro; bueno, sí que hay precedentes de adulación unánime, en tiempos de Ovidi Montllor y su fiera feroz, pero no nos trasnochemos) el modelo de Aznar tiene subyugado al mismísimo Bush. Le telefoneó tras el Congreso de la Anunciación ('Hoy me véis, pero mañana no me veréis') y le preguntó por su fórmula secreta. 'Bueno Geoooorges', se puso importante Aznar, 'es una mezcla muy personal de centrismo radical y liberalismo proteccionista'. A lo que Bush replicó: 'Ya, pero yo me refiero a tu modelo Gescartera. Me han pillado con Enron y tengo a un vicepresidente tocado; me han dicho que tú sabes cómo salir de eso'.

Mono, whisky y paro 10.02.2002

1. El Gobierno va a endurecer los requisitos para ser parado. Hay que ver, qué difícil es la vida. ¡Hasta para ser parado te exigen cada día más! Cambia la forma de hacer la estadística y desaparecen cuatrocientos mil parados. Recoñe. ¿Por qué no cambian la estadística de forma más drástica y conseguimos el pleno empleo? La nueva norma obligará a ir cada cuatro semanas a la oficina del Inem. Muy mal. Debería exigirse que el presunto parado se personara cada media hora: hoy día hay contratos de cuarto de hora y pudiera ser que entre sello y sello el pillo se dedicara a trabajar. Otro requisito: si un empleado del Inem así lo demandara, el presunto parado deberá traerle un café de la máquina, con lo cual también será borrado de la lista, dado su nuevo empleo como portacafés. Más: el parado debería ser sometido a diversas pruebas, la reválida del parado, como... yo qué sé, a la política hay que echarle imaginación, como cantar La del manojo de rosas o tararear Por qué su mono mete los cataplines en mi whisky. (En un bar toca un pianista; tiene un mono; el mono, inopinadamente, salta hasta la barra y mete sus cataplines en el whisky de un cliente; tres o cuatro veces; el cliente se harta y le pregunta al pianista: 'Oiga, ¿sabe por qué su mono mete los cataplines en mi whisky?' Y el pianista le responde: 'No, no lo sé, pero si me la tararea se la toco'). En resumen: que el PP en la oposición denunciaba paro, despilfarro y corrupción, y resulta que lo que había era una estadística mal hecha. 2. Qué decepcionante es la política. Yo esperaba que Zapatero dijera públicamente que Solana es un magnífico candidato para la alcaldía de Madrid, y que hubiera mandado a José Blanco para advertir discretamente a Solana de que si se le ocurría aceptar le partiría las piernas. Pero los zapatistas son como los locos y los niños, dicen lo que piensan: 'Solana por encima de mi cadáver', proclama Zapatero. 'De eso se trata', replican los suyos. 3. Los socialistas tienen la rebeldía mal enfocada: sienten el impulso de rebelarse contra el que manda, sí, ¡pero contra el que manda dentro del partido! Necesitarían un cursillo intensivo de Bilardo, aquel entrenador argentino que abroncó a uno de sus futbolistas por dar agua a un adversario: '¡A ese no!', gritaba, '¡Los nuestros son los de rojo, al enemigo pisálo, pisálo!'. En el PSOE lo hacen al revés. En cuanto tiene oportunidad, Zapatero pacta con el adversario, y empiezan los gritos: '¡A Zapatero, al nuestro, pisálo, pisálo!'. 4. Pero a partir de ahora va a cambiar. Zapatero se ha puesto serio. El lunes riñó al Gobierno por hacer electoralismo con el terrorismo; el martes, por la reválida; el miércoles, por Guantánamo; el jueves, por Argentina... Canastos con Zapatero. Antes salía a pacto diario y ahora cada día trae una revolución. A ver si se pasa de vueltas, coge el pasamontañas y se hace zapatista de verdad. 'Antes me llamaban Sosomán; desde ahora llamadme comandante Joseluis'. Lo que hay que hacer para no quedarse en paro.

Divino tesoro borracho 17.02.2002

1. Es de agradecer que PSOE y PP hayan planteado el debate en un asunto capital, como es la educación, con serenidad. De un lado están los partidarios de las faltas de ortografía; en el lado contrario, los franquistas. Bien. Hay nivel. (¿No podrían promulgar una Ley de Calidad de la Política?). Casualmente, el Gobierno hace coincidir los debates sobre enseñanza y botellón: la juventud borracha e ignorante precisa mano dura. Esa música es un plagio de una canción antigua, titulada Una guerra es lo que necesitan, y pasar hambre. En fin: el Gobierno ha salido de su hibernación y tiene el debate público copado con iniciativas, resumidas en ley, orden, rigor y España, mucha España, vamos a tener España hasta en la sopa. Si ganamos el mundial de fútbol será el acabóse. (Los socialistas lo apoyarían con reservas, es tal su despiste). 2. Qué drástico, Pío Cabanillas: 'La educación es un desastre'. Podría añadir: 'Y por lo tanto, dimito', pero no, se ve que no es asunto del Gobierno. España es el mundo al revés: la educación está fatal, los más agresivos son los ministros y los socialistas se excusan: 'Es mala, sí, pero es que...'. '¡Ni esque ni gaitas! ¡Un desastre y punto!', grita el Gobierno. Qué cosas. La verdad: depende de con qué se compare la educación de hoy. No es lo mismo compararla con la enseñanza pública de cuando estudiaban los ministros que con la enseñanza en el Pijing´s School donde estudiaron los ministros. 3. La suerte que tiene José María Aznar es que los problemas siempre son de los demás, y eso que hace seis años que gobierna. El paro es culpa de los socialistas europeos; el terrorismo, del PNV; la mala educación, de los socialistas (y de los estudiantes); la inflación, culpa del pollo; la delincuencia, de los inmigrantes; la mala justicia, de los jueces (y un poco de los socialistas también); la sanidad, de las autonomías (socialistas). Seguro de que Aznar se lo cree, se cree que él es fantástico y que la culpa es de otros. Es como el loco del chiste, el que conduce por la autopista en dirección contraria y oye por la radio: '¡Atención, hay un loco en la autopista!'. Y el loco grita: '¿Un loco? ¡Hay cientos!'. 4. Venga, les cuento una historia casi privada: hace ocho años acompañé a Aznar en un pequeño periplo hispano. Estuvimos en la universidad de Zaragoza. Los estudiantes le aclamaron, le estrujaron, corearon su nombre. Esa noche Aznar me dijo: 'Qué, ¿a que no te lo esperabas?' 'Pues no', contesté, sin estar seguro de lo que no debía esperar. 'Los estudiantes son nuestros', me aclaró, 'como todos los sectores más dinámicos de la sociedad'. No comentó nada de las faltas de ortografía. No me dijo: 'Si serán tarugos que me tienen como líder, cómo se nota que le dan al botellón en lugar de hincar los codos'. Qué va. Todo fueron elogios para los estudiantes. ¿Cómo puede ser que Aznar haya conseguido, en sólo seis años, transformar el sector más dinámico de la sociedad en una piara de borrachos ignorantes? A ver si es que los jóvenes siguen siendo jóvenes y en sólo seis años Aznar ha conseguido envejecer.

“Dos listos muy listos” 24.02.2002

1. Se abre el telón y un ministro dice que cubrirse la cabeza con un pañuelo es una salvajada, como la ablación del clítoris. ¿Cómo se llama la película? Peor imposible. ¿O Dos listos muy listos? Porque también es destacable la actuación de Pilar del Castillo, dispuesta a arrancar personalmente el pañuelo a las niñas musulmanas a las puertas de los colegios (concertados). 'Y punto'. Del Castillo suele añadir a sus sentencias: 'y punto' (Manuel Fraga, otra generación, dice: 'y punto redondo'). En todos los asuntos públicos, por delicados que sean, por difíciles que resulten, aparece Pilar con una opinión tajante. La reválida: sí. El pañuelo: no. Los rectores: caraduras. Los alumnos: ignorantes. La juventud: beoda. La oposición: inútil. El diálogo: caca. Yo: moderna. Los demás: tontos. Qué estrés de mujer. Nunca se para a pensar, ya lo trae todo pensado de su anterior reencarnación. 2. Interesante: Zapatero empieza a hacer demagogia. Un ministerio para la Juventud, promete. Espero que haya otro para la Senectud, porque también los viejos son importantes. Y otro para las Edades Medias, que tienen su intríngulis. Director general de Crisis de la Cuarentena. Subdelegado del Gobierno en el Plan Nacional contra el Acné. Al fin, el socialismo de rostro humano. (En el mismo edificio estaría la Secretaría de Estudio de Ocio Alternativo al Botellón). 3. Anna Birulés ha vencido la timidez que la ha paralizado durante dos años y ha presentado el Plan Nacional de Investigación Científica Desarrollo e Innovación Tecnológica. Nada menos. Dotación presupuestaria: chungalí. Está claro que este Gobierno piensa que el dinero no hace la felicidad de los científicos españoles. Por el mismo precio, la Birulés podría presumir de un plan más ambicioso o, por lo menos, de título más largo: Plan Nacional de Investigación Científica Desarrollo e Innovación Tecnológica y de Conquista del Ciberespacio con Uso de la Astrofísica en el Sistema del Real Madrid sin Doble Pivote + Depasta Nadená. 4. Qué arte tiene Mariano Rajoy. Anuncia a bombo y platillo una ley antibotellón, luego dice que no se puede aplicar, después sugiere que ya existen leyes suficientes y a continuación regresa a su despacho a sumergirse en la Liga de Campeones. Yo creo que es el ministro mejor valorado por lo poco que molesta. Ya no se pide a los ministros que solucionen problemas. Basta con que no los creen. Como sucede con los chavales de Operación Triunfo, muchos españoles se sienten identificados con Rajoy, a muchos les gustaría llevar su vida: fumar purazos, comer bien, ir al fútbol, estar con gente importante y derrochar simpatía. 5. ¿Alguien podría estudiar medidas de ocio alternativo para esos jóvenes que aprovechan la noche de Madrid para zurrar inmigrantes? Eso también es un problema de seguridad ciudadana, aunque los zurrados se cubran la cabeza con pañuelo y no tengan papeles ni derecho a voto. Una buena medida preventiva sería aficionar a los neonazis al botellón. O tal vez fuera peor. Ya lo dijo el piojoso al que recomendaron tratarse con alcohol: 'No los aguanto serenos, los voy a soportar borrachos'.

¡Socorro, Felipe a la vista! 03.03.2002

1. Si será desleal Felipe González que no se reunió con el rey de Marruecos sólo para ridiculizar a la Embajada de España en Rabat, a Piqué Nodoyuna y a nuestro Servicio de Tonterías. (Imagino que el Servicio de Inteligencia estará en otras cosas). No se ha podido confirmar la traición de González a España, consistente en informar a las autoridades marroquíes de las rutas marítimas con menor vigilancia policial para facilitar el envío de pateras con delincuentes que incrementen la inseguridad ciudadana. Digo yo que será eso. Lo que sí está confirmado es que González almorzó en un restaurante de Tánger especializado en pescado... marroquí. ¡Será traidor, el tío! En la sesión de control del Gobierno a la oposición de los miércoles Piqué Nodoyuna podría preguntar: ¿Por qué González no viaja con una fiambrera con albóndigas de ternera de Ávila en lugar de consumir pescado de países hostiles? 2. ¿Y el desleal Jáuregui, que se reúne con el desleal Ibarretxe? O el desleal Chaves, el desleal Zapatero, los desleales que critican en Bruselas el Plan Hidrológico... ¡hasta el Rey es un poco desleal a España! ¿Qué es eso de no recibir a Juanito Muehlegg, cuando José María Aznar dio órdenes de arroparle? 'Doctor, estoy rodeado de desleales'. 'Eso son imaginaciones suyas, Presidente'. 'Ya. Lo que sospechaba: usted también está en el ajo'. 3. Una recomendación: los telediarios de los miércoles en el intermedio del fútbol. Son comiquísimos. Como hay que explicarlo todo a toda prisa, sale Aznar y en tres patadas despanzurra a toda la oposición. Preguntan Zapatero, Llamazares y Caldera, y plaf, plaf, plaf, va Aznar y gana a todos, como hacía Bruce Lee con los malos. Siempre me pregunté: ¿por qué los enemigos de Bruce Lee van de uno en uno, guardando turno para recibir los golpes por orden? Hoy lo sé: el productor de esas películas era editor de telediarios. 4. Venga, otra cosa: se queja todo el mundo del poquísimo dinero que hay para los científicos españoles. Seamos serios: ¿cuánto dinero necesitó Newton para establecer la ley de la gravedad? Cero euros. Bueno, una manzana. Pues que les den una cebolla a los investigadores españoles, que vayan investigando sus genes y cuando acaben y necesiten seguir para contar los del hombre ya hablaremos. ¿Qué más? Yo qué sé. También podríamos poner a los científicos debajo de un manzano, esperar a que les cayera la manzana en la cabeza y hacer La Ley de la Gravedad II. 5. Y bueno, se habla mucho del enfrentamiento entre Manuel Fraga y Aznar. No hay tal. Sucede que Fraga y Aznar tienen talantes distintos. Yo sólo he coincidido en una ocasión con los dos a la vez. Compartimos almuerzo, con otras personas importantes -no recuerdo de qué era ministro Mariano Rajoy entonces, sé que hablaba de fútbol, pero eso no es una pista, porque siempre habla de fútbol- y, en un ambiente distendido, se contaron algunos chistes. Aznar contó chistes de negros y Fraga de comunistas. Talantes distintos. (Supongo que contarlo no es una deslealtad; hace ya tres años. Ah, el chiste de Fraga era gracioso).

El jefe está “fadao” 10.03.2002

1. El PSOE ha subido al ring y ha empezado a recibir mamporros. Las dos primeras partes del plan de combate están cumplidas. Sólo falta que se cumpla la tercera parte: acertar a dar algún golpe al Gobierno. A ser posible, sobre algo que tenga que ver con la vida del común de las personas, porque sólo con poner en el programa electoral que Felipe González pueda viajar a donde quiera no sé yo si obtendrán muchos votos... a no ser que contraten a Josep Piqué y a Pío Cabanillas. Se quejan los socialistas de lo mucho que salen por la tele los dos ministros. ¡Si deberían exigir para Pío y Piqué el horario de Cruz y Raya! PiquéyPío.com, agencia de información. 2. Menos Prozac y más telediario: eso debió pensar Pío tras el lío de Marruecos. Contra la depresión, televisión. Esta semana casi ha salido más que Arenas, aunque con peor calidad, eso sí, no se ponga celoso Arenas. Las noticias de Pío son de risa: 'El ministro Pío Pío ha ido a inaugurar el patio de su casa y de paso ha dicho que los socialistas están desunidos'. También Pío sale con cara de risa, y uno no sabe si está viendo el telediario o los Chiripitiflaúticos. En cuanto salen dos o tres ministros más ya está claro que son los Chiripitifláuticos. 'La culpa es de González, por viajar a Marruecos', dice Pío, qué fuerte, machote, qué fuerte, la culpa de González por viajar. Coñe, y de Marruecos, por dejarle entrar y no tirarle al mar. Que dimitan González y Marruecos. 3. Por todo ello, Aznar ha estado muy enfadado esta semana. Ha salido en varias fotos con cara de toi fadao (no confundir con sus gestos habituales de toi tenso, toi ausente, toi poderoso o toi inexpresivo; no, no, para nada: la cara de toi fadao se distingue porque se le esconden los ojos bajo las cejas y parece un dibujo de Forges) y varios ministros han intentado quitarle el enfado haciéndole monerías, como a los reyes de los cuentos. 'El que haga reír al rey, será sucesor'. Entonces, todos los ministros se lanzan a las teles y a las radios a decir que los socialistas están desunidos, que es lo que más contento pone al jefe. Estaba tan fadao, tan fadao, que hasta echó mano de Mariano Rajoy. 'Pero, pero... ¿yo?', preguntaba Rajoy incrédulo. 'Nada, nada, Mariano, al barro, al barro, o te descarto para la sucesión'. Bueno, a Mariano, mientras le dejen ir al fútbol... 4. Por cierto, se ve (y se lee y se oye) que los socialistas vascos están desunidos. Uno propone, otro matiza, otra precisa, otro rebate, otro confirma, otro sugiere y nadie zanja. Bien. Están divididos, y eso les debilita. El Gobierno y Javier Arenas hablan a todas horas de la división de los socialistas vascos y procuran ahondarla para debilitarles más, porque cuanto más débiles estén los socialistas vascos será mejor para la lucha antiterrorista. Supongo. Vamos, digo yo, porque creo que la prioridad del Gobierno y de Javier Arenas es la lucha antisocialista, digoooo, antiterrorista. Tonto estoy, qué errata más boba, cómo va a ser la lucha antisocialista. Ahora qué hago. Tendría que cambiarlo, pero con las prisas se me ha olvidado.

Jaimito, en Barcelona 17.03.2002

1. Felipe González llevó el AVE a Sevilla, y José María Aznar ha puesto la primera piedra del AVE a Valladolid. A ver cuándo hay un presidente del Gobierno mallorquín y deslumbra a Europa con un túnel submarino como el del canal de La Mancha. Dijo Aznar en la ceremonia: 'Así se vertebra España, con obras ferroviarias, y también con obras hidráulicas, aunque algunos se opongan'. Qué gracia. A veces es como Jaimito. Le decía su mamá: 'Jaimito, vete a inaugurar una obra, pero no te metas con los socialistas'. Y Jaimito, en lugar de dar la paletada de cemento y ser feliz, coge la piedra y se la tira a los socialistas. 2. El martes celebró dos años de mayoría absoluta y explicó que todo va bien salvo el PSOE. ('Jaimito, vete a la fiesta de cumpleaños, pero no te metas... etc') Qué se le va a hacer. Los socialistas son el principal problema de España, y él tiene que denunciarlo. Si será problemón que cientos de miles de personas tuvieron que salir a la calle el domingo pasado para protestar contra la división del PSOE. Yo pensaba que protestaban contra el Plan Hidrológico, pero se ve que no, protestaban contra el PSOE. Parece que Aznar es el único español que confía en las posibilidades de Zapatero. Imagino que por eso le machaca todos los días, no será por vicio. (Quien sí tiene vicio es Zapatero, que sigue pidiéndole una reunión. Acabará anunciándose en el periódico: '¿Te gusta pegar? José Luis. Llámame. Pacto todo'). 3. La consejera de Educación de Catalunya, Carme Laura Gil, dice que la Ley de Calidad de la Enseñanza es cruel porque prevé que a los doce años se separe a los que tengan más dificultades para colocarles con inmigrantes que no conozcan bien el idioma. No queda claro si en la puerta de la clase b se colocará un cartel con la leyenda: 'negros, moros y tontos aquí'. (Yo pensaba escribir una carta a la ministra hablándole de la importancia de integrar a los discapacitados, pero si a los capacitados los trata así, ya ni me pongo). Dice Pilar del Castillo que no es así, que todos hemos entendido mal el documento. Tendremos que ir todos a la clase b para entender a la ministra.. 4. Se decidió hace años que se celebraran reuniones de jefes de gobierno europeos en ciudades distintas, para acercar las instituciones a los ciudadanos. Por la reunión de este fin de semana se han desplazado a Barcelona 8.500 policías, ha cerrado la universidad durante dos días, se han desplegado cazas F-18 y buques de la Armada. El Ejército de Tierra ha aportado misiles. Restricciones de tráfico para vigilar las entradas y salidas de la ciudad. Las guarderías de la zona, cerradas. Se preveían dificultades para acudir al fútbol. Además, se cerró provisionalmente la frontera con Francia. Durante semanas, el presidente del Gobierno ha alertado a la población sobre el peligro que se cernía sobre Barcelona en estos días. Bueno, mmmm... ¿cómo decirlo? Por mi parte, casi prefiero que no sigan acercándome las instituciones europeas. Ya las he visto bastante de cerca, muchas gracias. ('¡Todo es culpa de Pasqual Maragall, mamá!'. 'Sí, Jaimito').

Positivo por “soberbina” 24.03.2002

1. Ya puede programar Pilar del Castillo horas de estudio de Humanidades. ¡La de momentos históricos que van a tener que aprender los chavales que estudien Historia del Telediario! 'Las reformas en Europa son irreversibles', dijo Aznar tras la reunión de Barcelona. (Se ve que hasta el viernes la UE estuvo en peligro). 'España, hoy, ha dejado de ser una isla', dijo, solemnísimo. No quiero pensar cómo se hubiera puesto si en Barcelona se hubiera acordado algo importante. 2. Venga, buen rollo, que se acabó el invierno. ¡Por fin se puede salir a la calle! Aunque este invierno ha salido mucha gente a la calle: contra la Ley Orgánica de Universidades, contra el Plan Hidrológico, contra la Ley de Calidad de la Enseñanza y contra la globalización. El Gobierno ha calificado a los manifestantes de corporativos, desinformados, ignorantes y reaccionarios. In crescendo. Otra manifestación más y qué hubieran hecho los ministros, ¿alquilar balcones para escupir a los manifestantes? A la próxima habrá que acudir con paraguas, por si siguen lloviendo insultos. 3. ¡Qué trimestre raro del Gobierno! ¿Qué se chutaron en el congreso del PP? Parece que se pasaron con la dosis de euforina y autobombina, dos sustancias que, mezcladas con la ombliguina, producen la soberbina. Si se instaurase el control antidopaje en la política, habría que hacer una normativa especial para Aznar, quien, como Obélix, de pequeño se cayó en la marmita de soberbina. 4. Leo en EL PAÍS: En 20 años habrá en España un millón y medio de enfermos de Alzheimer. Leo en EL PAÍS: El cuidado de ancianos solos o enfermos es ya un trabajo consagrado a los inmigrantes suramericanos. No encuentro por ningún lado a Rajoy diciendo que hay una relación directa entre inmigración y bienestar de los ancianos. Sí ve el ministro relación directa entre inmigración y delincuencia. Qué cosas. Será que no dispone de mucho tiempo para ver relaciones directas: es vicepresidente del Fútbol Televisado, ministro del Real Madrid y seguidor de la política. 5. He leído un artículo de David Trueba en el que sostiene que el problema de José Luis Rodríguez Zapatero es que no tiene chiste. Los que hacemos chistes tenemos otro problema: Zapatero no tiene personaje. Ya sabemos que Aznar es el rey del cuento (bondadoso y sabio, o tirano y vengativo, según los gustos) pero, ¿qué personaje es Zapatero? Puede que sea el gato con botas, que venció al ogro tras proponerle seis o siete pactos (¿te convertirías en elefante, en león, en tigre... en ratón?). O Gary Cooper, un galán frágil del que se burlan los machotes del pueblo: ja ja ja, tiene gripe, ja ja ja, el niñito José Luis no va a las Cortes porque tiene gripe. Puede ser. Una vez me dijo que su mayor virtud era el control del tiempo. (En ese momento no tenía una abuela a mano y tuvo que glosarse él mismo). Si fuera cierto, los partidarios de Zapatero podrían tener razones para el optimismo: a lo mejor la pinta de lobito bueno maltratado por todos los corderos es una astucia.

El cuarto de los ratones 31.03.02

1. Cada vez que leo un informe del Ministerio de Educación pienso en el cuarto de los ratones de Zipi y Zape. A ver, qué han hecho los niños esta vez. 'La mayoría de los niños de 11 años no sabe operar con decimales', dice el informe. Vaya por Dios. Bueno, la mayoría de los gobiernos europeos tampoco: hace años que quieren alcanzar el 0,7% del PIB para ayuda al desarrollo y no hay manera. En el informe se plantea un problema: 'En una bolsa hay doce bolas verdes y cuatro rojas; en otra bolsa hay veinte bolas verdes y diez rojas, ¿de qué bolsa es más probable sacar una bola verde?'. Los chavales no saben qué contestar. Normal. Los críos de hoy leen los periódicos y antes de arriesgar una respuesta prefieren saber si alguna de las bolsas es del ministro Jaume Matas y qué piensa el fiscal general de todo eso. Además, también depende de quién meta la mano en la bolsa. Si es Piqué seguro que saca una bola negra, y de Pío Pío ni hablamos: se inventa tres bolas y dice que ha sido Felipe González. 2. Leo por ahí otro informe sobre críos: que tienen muy desarrollado el pulgar por darle a la videoconsola y a los mensajes del móvil. Si fuera así, Aznar tendría el índice como ET y los demás tendríamos el coñazo del tamaño de un trolebús, de tanto aguantarle idems. Qué gracia, ¿no? El presidente ha dicho coñazo y muchos se han puesto a aplaudir: qué bien, qué majo, qué espontáneo, qué humano, dice coñazo. Pues es pésimo reír así las gracias a los niños malcriados. Ahora le invitarán a la ONU para hablar de Palestina y al acabar dirá: 'si supieran que a mí los moros me la pelan'. 3. Los fabulosos Zapatero's boys están que se salen: tras acorralar al ministro Pío Pío hasta obligarle a llevar las manos en los bolsillos, ahora reprueban a Mariano Rajoy por chistoso. '¡Exigimos un ministro del Interior avinagrado, Señorías!'. Qué cosas más raras se discuten en el Parlamento a veces. Otra cosa es el plan de familia, con 3.000 euros por el segundo hijo y 6.000 por el tercero. Lo malo es que no se puede pedir un anticipo: 'Mire, señor Zapatero, usted nos da el dinero y nosotros le juramos que le damos al tiqui tiqui hasta que nos embaracemos'. 4. Vaya birria de manifestación en Italia: uno o dos millones de personas. Siguiendo la doctrina Aznar, para valorar una manifestación hay que contar también a los que no se manifiestan (¿dónde había oído yo eso antes?), de manera que, contando el total de italianos y el de manifestantes, y aprovechando que no hay que contar con decimales y que yo hice la EGB, sale que la manifestación contra Berlusconi fue un fracaso. 5. Y bueno, basta de gracietas, que ya supongo que todos ustedes habrán hecho caso del jefe de la Conferencia Episcopal y estarán ahora mismo en pleno recogimiento espiritual y no de vacaciones y con cuerpo de juerga. ¿No? ¿Pero qué me dicen? Desde luego, empezamos tolerando el pañuelo en la cabeza y acabamos perdiendo nuestras más queridas tradiciones religiosas.

Yo soy Zappy el Fiero 07.04.2002

1. Federico Trillo-Figueroa ha rectificado al general que negó a una teniente permiso para cuidar a su bebé. '¡Pero mi general, por Dios! Poca gente se apunta y les vamos poniendo trabas. ¡Ese niño es nuestra cantera!' Dado el escaso entusiasmo que lo militar despierta entre los españoles, y una vez comprobadas las dificultades en la recluta de extranjeros, habrá que pensar en la formación de militares desde la cuna. 'Nuestro Ejército también tiene que nutrirse de zidanes y pavones, mi general', dice Trillo. 2. José Bono se reunió con José Luis Rodríguez Zapatero para preguntarle si duda de su lealtad. Qué escena más bonita para El Padrino V. Con la voz afónica de Vito Corleone musitó Zapatero: 'Pepe, Pepe, ¿por qué me ofendes? Tú eres de la familia, te conozco de sobras, ¿cómo voy a dudar de tu lealtad? No tengo ninguna duda'. Y Bono, risueño: 'Es lo que yo pensaba, querido José Luis, ¿quién podría envidiarte? Lo digo por lo difícil de tu puesto, claro'. Pelillos a la mar y los dos salen de la estancia sin darse la espalda. No es que Bono sea desleal, hombre, es que no quiere injerencias en su territorio. Pero es disciplinado: la dirección socialista le ha ordenado que vuelva a presentarse a las elecciones y Bono aceptará sacrificarse. Seguro. Ya lleva veinte años de sacrificio, qué más da veinticinco. 3. Pero Zapatero va a su rollo: a la una y media de la tarde del martes presentaba su reforma educativa. En el boletín de las cinco de la tarde de la SER ya estaban los del PP burlándose. Qué gente tan rápida. Entre risas le llamaban 'el pobre Zapatero'. La verdad es que en el Gobierno y en el PP se lo pasan teta, todo el día riéndose de la oposición. Hay una aventura de Mortadelo y Filemón (A las armas) en la que tienen que probar una linterna que da risa. La linterna se les dispara por accidente cada dos por tres y Mortadelo y Filemón se pasan la historieta a carcajada limpia. Algo así les pasará a los del PP. Podrían apuntar con la linterna al Superintendente Josemari, por cierto, que ya lo dice el refrán: con risas, los coñazos son menos. Otra solución sería centralizar las burlas en un ministerio de la Risa. Claro que pones de ministro a Juan José Lucas y se acabó el invento: ése, ni con linterna. 4. 'Voy a tener más paciencia de la que sospecha el PP ', replica Zapatero las risas con suspiros y caídas de ojos. Estaría bueno que le sucediera como a Betty la fea y poco antes de las elecciones dejara de ser Zappy el Tierno para convertirse en Zappy el Fiero. 5. En marzo ha bajado el paro, y eso que aún no han entrado en vigor las drásticas medidas para contar los parados de forma que salgan menos. En cuanto funcione la estadística nos pondremos a la cabeza a Europa, como en vivienda, que también somos los primeros: la vivienda más cara del mundo, la que más sube y la que más cuesta. Ya lo dijo Aznar: 'quiero hacer de España en el primer país de Europa'. Pues en vivienda ya vamos líderes.

Cojo el dinero y corro 21.04.2002

1. Nos van a llover euros con la nueva reforma del IRPF: descuentos por hijo, ayudas por cuidado de personas dependientes, pagos para madres que trabajen fuera de casa... No vamos a saber qué hacer con tanto dinero. Se lo consultaría al secretario de Estado de Hacienda, que asesoró al BBV en sus buenos tiempos y es un expertazo, pero ahora trabaja para los recaudadores, y asegura que es honrado. Lagarto, lagarto. Con las cosas que se publican acaba uno recelando de la gente de orden. Ya lo decían en L.A. Confidencial: 'Ojo con la policía; en cuanto te descuidas se pone de parte de la ley'. 2. Los socialistas dicen que si alguien asesora a empresas sobre cómo eludir impuestos no puede después trabajar para Hacienda. Y por qué no. Ahí está el caso de Luis Figo. La gente es experta en fútbol o en dinero, al servicio de quién y en cada momento es cosa de cada cual, siempre y cuando no cometa delito o por lo menos no lo pillen. Una vez escuché a un veteranísimo político, en una reunión restringida, una sentencia que jamás olvidaré: 'Hay una regla de oro en política: si te pillan te han pillado'. No tiene la gravedad de las sentencias de Churchill, pero es indiscutible. 3. Jordi Pujol, no sé por qué me viene a la cabeza ahora, tiene un problema con sus hijos: que han trabajado para el Gobierno catalán. La gente sin corazón acabará con la política. ¿Qué padre no daría un empujoncito a sus hijos, buscándoles un algo en la empresa familiar? Dicen que lo ocultaron. Hombre, normal. Sería para evitar que todo el mundo piense lo que está pensando todo el mundo. 4. Una idea: José María Aznar debería colocar en la puerta de la Moncloa un cartel que dijera: 'Se tiene razón'. No por soberbia, sino como un servicio, al país y a la oposición. Con la Ley de Partidos Políticos todos hubiéramos ahorrado tiempo, y los miembros del Consejo General del Poder Judicial se hubieran ahorrado otro bochorno. ¡Qué forma tiene la Prensa de contar las cosas! 'Los designados por el PP opinan lo del PP y los designados como el PSOE opinan lo del PSOE'. La gente lee eso y piensa que hay quien estudia para juez y se queda en telefonista, sólo para recoger el recado de si hay que estar en contra o a favor. 5. La Ley de Partidos ofrece resultados espectaculares antes de entrar en vigor: los dos únicos firmantes del Pacto Antiterrorista, a la greña, el poder judicial, dividido, y Rodríguez Zapatero, arrugado. Dice Aznar que Zapatero se arruga y que no tiene coraje para ilegalizar Batasuna. En sus declaraciones públicas, Aznar alarga la 'o' de coraje. Dice: 'Hay que tener cooo...raje.' No es la primera vez que Aznar saca a pasear sus corajes por la política. También prometió aprobar el Plan Hidrológico por sus corajes. Los corajes de Aznar son como las pastillas de sopicaldo: están en todas las salsas. Pero una vez ha dejado claro que es un machote, ¿le importaría ponerse de acuerdo con alguien cuyo cargo no dependa de sus corajes o de la punta de su... dedo?

Buenas noticias para todos 28.04.2002

1. ¡Qué sinfín de buenas noticias! Buenas noticias para España, se entiende, porque el mundo está fatal. Menudo desastre lo de Le Pen. Por suerte, en España no hay políticos que jueguen con fuego diciendo que la inmensa mayoría de los delincuentes son inmigrantes. Además, aquí los dos partidos mayoritarios son muy distintos, no es como en Francia, que por coincidir tanto socialistas y conservadores, se dice, han desencantado al electorado. Aquí qué va. ¿Y en Italia? Ahí sí que van mal, por causa de esa lamentable confusión entre poder político y medios de comunicación que aquí no se da. Claro que, para mal asunto, el de Venezuela: si estarían mal que en pleno golpe quisieron poner de jefe de Gobierno al jefe de la patronal. Aquí lo hacemos distinto. Aquí el jefe de Gobierno nombra a los jefes de las empresas. Claro que lo peor se da en Israel. Eso sí que ya... Porque esos conflictos se enquistan y se enquistan, y llega un momento en el que no hay vuelta atrás. Por suerte, en España la lucha antiterrorista se lleva con buena cabeza y altura de miras. Y es que, como en España, en ningún lao. 2. Hay un proyecto de Mano Dura para los parados: perderá el subsidio el parado que rechace una oferta por un oficio parecido al suyo a menos de 50 kilómetros de su domicilio (o que invierta menos de tres horas en llegar al trabajo). 'Hola, buenos días, le llamo del Inem, que tiene usted un puesto de carpintero en Guadalajara'. 'Pues es que yo soy fontanero y vivo en Murcia'. '¿Y no tiene usted un avión Mystère? Porque con Mystère se planta usted de Murcia en Guadalajara en un suspiro'. 'Pues es que no tengo ni el carné'. 'Claro, si no nos preparamos cómo vamos a conseguir empleo, señor mío'. 3. Francisco Álvarez Cascos: 'La vivienda es más cara porque vivimos mejor'. Comentario de texto: la leche. Profundicemos en esta teoría Cascos del bienestar. ¿Quiénes vivimos mejor? Nosotros. ¿Por qué? Porque ganamos más dinero. ¿En qué nos gastamos el dinero? El 43% de la renta en comprar una casa. ¿Cuánto nos gastábamos en la compra de la casa antes de que empezara a gobernar Cascos? Un 38% de la renta. ¿Cuánto dinero nos queda para vivir mejor? Un 5% menos de la renta que cuando empezó a gobernar Cascos. Conclusión: el dinero no da la felicidad, y Cascos lo que quiere es que seamos felices, no que tengamos dinero. De ahí que el fútbol le parezca de interés general y la vivienda, un lujo. 4. Pues sí que está en baja forma Vicente Martínez Pujalte. ¿Qué le pasa al Zinedine Zidane del PP, así conocido por la finura y delicadeza de su estilo? El fiscal anticorrupción relaciona al secretario de Estado de Hacienda con un delito de blanqueo de dinero procedente del narcotráfico ¿y no salta inmediatamente como un tigre Martínez Pujalte? Pues sí que estamos buenos. 'Sí, narcotráfico, puede ser, pero esa no es la cuestión, la cuestión es saber si la droga se la fumó Felipe González'. No sé, algo así, algo fino.

¡Qué susto, Greenpeace! 05.05.2002

1. Los de Greenpeace no van a volver a actuar más en España. Menudo susto que pasaron. Sortean la seguridad de la central nuclear de Zorita, se encaraman a lo alto, despliegan una pancarta con la leyenda Zorita cierre ya, se encadenan, y al cabo de un buen rato empiezan a inquietarse. 'Oye, ¿alguien ha traído el móvil?'. Si pasa un poco más de tiempo empiezan a pedir socorro a voces. 'La seguridad de la central queda en entredicho, pero desde luego estos se van escaldados', comentó un miembro del Gobierno. 2. Ya pasó en Gibraltar: los de Greenpeace estuvieron a punto de arrancar el Tireless y llevárselo a dar una vuelta. Al Caribe, como Curro. '¡El Tireless se va al Caribe! ¡Ja ja ja jaaaa!'. Dicen desde la Comisión Europea que la energía nuclear es imprescindible. Vale. No demos excusas para que sigan los apagones. Sólo falta que cierren las centrales nucleares y demos pie a que, en lugar de apagones, tengamos encendidos. '¡Mira, ha venido la luz!', diría la gente en sus casas. Y las pobres eléctricas, con los forros de los bolsillos del pantalón hacia fuera. 'Mire, mire, ni para abrir una cuenta en Isla Jersey nos queda'. 3. En serio, va, que salió Francisco González en CNN+ y dijo que no debe favor alguno a Rato, que jamás concedió créditos favorables a su familia, que Estanislao Rodríguez-Ponga nunca hizo nada malo y que lo de las cuentas secretas fue cosa de Emilio Ybarra y punto pelota. Aquí se plantea una cuestión delicada: afirma que jamás ha hecho favor alguno a Rato. Bien. Salir por la tele defendiendo a Rato y a Rodríguez-Ponga, ¿cuenta como favor? Yo comprendo que esto no se puede llevar muy lejos, porque si estamos todo el tiempo levantando sospechas de favores al final va a suceder que los amigos del ministro de Economía no van a poder presidir los bancos públicos ni quedarse con los bancos privados. 4. Noticia fenomenal: la juventud española ha dejado de beber. Digo yo, porque ya nadie se preocupa del botellón, que hace dos meses era un problema nacional que necesitaba leyes especiales y todo. Seguramente por haber dejado la bebida, ya los jóvenes no hacen faltas de ortografía, otro problema angustioso hace mes y medio. Lógico. Los jóvenes, ya serenos, atinan con las haches. 5. Sería mejor que, en lugar de telediarios, los ministros hicieran anuncios, que se pueden repetir más. Mariano Rajoy: 'Si quiere ser atracado, visite barrios de inmigrantes: roban más y mejor que antes'. Pilar del Castillo: 'Para una mala educación, envíe a sus hijos de botellón'. Cristóbal Montoro: 'Sus impuestos son sagrados, ni un euro para los parados' Javier Arenas: 'Josemari es un machote, de los nacionalistas azote'. Martínez Pujalte: 'De Marruecos a los paraísos fiscales, culpable González por vivales'. 6. Y bueno, que si huelga general, que si el 20 de junio... Un día antes del final de la presidencia europea, por cierto, la más corta de la historia: sólo ha durado dos días, la reunión de Barcelona y la reunión de clausura. El resto del tiempo, ¿qué se ha hecho?

Políticos de confianza 12.05.2002

1. Lo bueno de vivir en un mundo dominado por la publicidad es que los problemas graves duran dos minutos y las crisis profundas un par de semanas. (Las guerras mundiales, tres meses). Lecciones extraídas en España de lo sucedido en Francia: el PP cree que el lepenismo es culpa de los socialistas, y los socialistas creen que el lepenismo está en el PP. Y a otra cosa, mariposa. Estaría bien que algún político dijera en público: 'La inmigración plantea problemas graves y no tengo ni idea de cómo resolverlos. Haremos lo que podamos'. 2. Artur Mas, jefe del Gobierno catalán, dice que no basta con que los inmigrantes cumplan las leyes: además tienen que integrarse. Qué buena idea. ¿Cómo no se le había ocurrido antes a nadie? Nada, nada, asunto resuelto. Está el pequeño detalle de cómo se exige a alguien que, más allá de cumplir la ley, se integre. Mediante una ley no, porque ya sería una ley, como su propio nombre indica. Supongo que Mas quiere decir que le parece bien que haya inmigrantes siempre y cuando no se noten: 'Queremos inmigrantes catalanes'. 3. Muy buena idea también la de José María Aznar: integrar a los inmigrantes en el sistema educativo, para que adopten nuestros valores, pero mediante programas especiales, para que no bajen el nivel. 'Inmigrantes sí, pero que no molesten'. Los socialistas también tienen clara la doctrina sobre inmigración: 'Mejor no meneallo, que nos pilla el toro'. Dice Felipe González que el PSOE de Zapatero no tiene ideas: ¿intentar pasar desapercibido en este asunto no es una buena idea? 4. 'Contra el botellón, religión'. El lunes reestrenó el Gobierno su ley antibotellón y el martes Pilar del Castillo anunció más religión en la escuela. Ya ni se molestan en disimular: el lunes nos venden la moto, el martes nos dan la rueda de molino y el miércoles a comulgar. 5. Xabier Arzalluz dijo en Barcelona: 'Nos pasaremos al PP y al PSOE por la entrepierna'. Qué vicio tiene, a sus años. La entrepierna de Arzalluz debe ser un lugar muy concurrido: ¡la de gente que se ha pasado por ahí durante años! Ay, ay, Arzalluz, siempre tan visceral, tan español. 6. Leo que Jordi Pujol está preocupado porque la gente desconfía de los políticos, y no sabe por qué. Imagine el señor Pujol que tiene una avería en casa y necesita un fontanero. En las páginas amarillas se anuncian seis, telefonea a los seis y los seis le aseguran que los otros cinco son incompetentes y estafadores. Se decide por uno, que le pide cuatro años de tiempo, le dice que desde dentro la avería parece más grave y le aumenta el presupuesto. De su jornada laboral, el fontanero dedica la mitad a reparar la avería y el resto a contarle en el salón de su casa lo bien que la está reparando y lo mal que la repararían los descartados, quienes a su vez le telefonean veinte veces al día para insistirle en que ha contratado a un ladrón, y se ofrecen para hacer la reparación mejor y más barata. Imagine que, al cabo de varios años pasados así, mostrara su enfado al fontanero y éste, muy serio, le preguntara: 'Oiga, President, usted, ¿por qué desconfía de los fontaneros?'

Hadas por ogros 19.05.2002

1. El Gobierno ha aceptado las principales enmiendas del PSOE sobre la Ley de Partidos. También las de CiU. Pero eso no es lo más grave. He estado siguiendo a la ministra Pilar del Castillo en su periplo radiofónico de esta semana y ha explicado la Ley de Calidad de la Enseñanza sin menospreciar a nadie. Qué raro. Rodrigo Rato ha admitido que la inflación de abril es muy alta, y no ha dicho que la culpa es de los inmigrantes o de los socialistas. Todo esto es muy sospechoso. Estaría bueno que el Gobierno se hiciera dialogante. ¡Sólo faltaría que ahora hubiera un pacto para no echarse la inmigración a la cabeza! Yo les propongo que el pacto se base en el principio 'hadas por ogros'. La izquierda deja de contar cuentos de hadas diciendo que cuantos más inmigrantes mejor, y la derecha deja de contar cuentos de ogros, explicando que vienen a quitarnos el trabajo, la cartera y las mujeres. 2. Mi canción infantil favorita es la del burro enfermo: 'A mi burro, a mi burro, le duele la cabeza / el médico le manda una gorrita negra'. Al burro de la canción le duele sucesivamente la tripita, el corazón, el cuello, cada una de las patas, el rabo, las orejas, los ojitos... El burro está francamente chungo. Y el médico le receta, tras la gorrita negra, una bufanda blanca, un bolsito marrón, una chaqueta roja, un pantalón de cuadros, y unos zapatitos lilas. Siempre me pregunté quién era aquel doctor que combatía los males del burro con buen rollo, y hoy pienso que seguramente era un antepasado de José Luis Rodríguez Zapatero. Es el señor Buenrrollo, siempre positifo, nunca negatifo. Junto a Louis van Gaal haría un tándem perfecto en el banquillo del Barça. Y eso que esta semana se ha puesto duro (Zapatero. Van Gaal ya lo es de serie). Dijo que la actitud del Gobierno ante la inmigración es 'detestable'. Dijo detestable, y sin sonreír, la de horas de ensayo que debe haber tras esa no-sonrisa. Claro que lo dijo el miércoles, el día de la final de la Liga de Campeones, para pasar desapercibido. Yo creo que está de duro en pruebas. 3. También exige Zapatero al Gobierno que combata la inseguridad ciudadana. 'Que se lo exija a los inmigrantes', replica Aznar, con el micrófono abierto. Con el micrófono cerrado a saber lo que dirá, porque este gobierno, a la que le cierran el micrófono dice coñazo y culo. Sería genial poner a todos los ministros un micrófono: 'Voy a marear la perdiz al Congreso, Ana, a dar el coñazo un rato'. 'Como me toquen los créditos le parto las gafas al caraculo Caldera', diría Rato. 4. Proezas para Aznar (al margen del récord del mundo de apariciones en el telediario): recuperar Gibraltar y poner letra al himno de España. Si sigue con este programa hipernacionalista, cualquier día Aznar plantea un referéndum de autodeterminación. '¿Pero de quién nos autodeterminamos, presidente?', preguntaría Rajoy. 'Eso es lo de menos, Mariano. Se trata de un derecho inalienable de toda nación. Dispónlo'. Seguro que Mariano Rajoy se iría del despacho murmurando pero, por no llevar micrófono, no sabemos qué murmuraría.

El caso del Aznar mutante 26.05.2002

1. José Luis Rodríguez Zapatero comprende las razones para una huelga general y José María Aznar le replica que debería viajar 'un poquito', enterarse de las cosas 'un poquito' y después opinar (un poquito', supongo). Eso se decía antes a los adolescentes cuando se metían en las conversaciones de los mayores. 'Cuando seas mayor podrás opinar'. El lema de Aznar debería ser 'Sabor de antes', pero hay una marca de huevos -qué casualidad- que ya lo usa. Si sigue así, ojo, cualquier día Aznar aparecerá en público en blanco y negro. Una mutación tipo Spiderman. A su alrededor la vida seguirá en color, pero él se convertirá al blanco y negro. Una regresión. 'Pues a mí', comentará Ana Botella, 'me gusta ese nosequé de antiguo', y le comprará una camisa sepia. Otra cosa que puede pasar con Aznar es que, como el personaje de Wooddy Allen en La rosa púrpura de El Cairo, un día salga de la pantalla del telediario, se meta en el salón de la casa de alguien y vea cómo es la vida real. Aunque, dada la idiosincrasia del personaje, en lugar de aparecer en un salón contemporáneo y real, aparecería en el salón de los Alcántara, de Cuéntame. Entonces pensaría reconfortado: 'Pues sí, la vida real es como yo pensaba'. 2. Joaquín Almunia ha alertado a Zapatero contra la tentación de jubilar a una generación de dirigentes socialistas. Hace bien Almunia en advertir, porque la tentación debe ser gorda. Ahora la tiene Zapatero, se ve, pero antes la tuvieron los militantes del PSOE, en las primarias, y después todos, en las elecciones. Y militantes y electores sucumbieron a la tentación y jubilaron a Almunia y los suyos. O sea, que la tentación es gorda de las gordas. Todo el mundo advierte a Zapatero de tentaciones. Se le ve tan virginal, tan puro... Y va el Gobierno y dice que es el instigador de la huelga general del 20-J. Pues le están haciendo una campaña de imagen fenomenal: el chico incapaz de romper platos organiza huelgas en la sombra. Eso sería como descubrir que Emilio Aragón fuma porros. Hasta sería interesante. 3. El 60% de los españoles cree que hay demasiados inmigrantes en España. O sea, visto en crudo: estamos ante un asunto electoralmente goloso. El Gobierno lleva meses pescando ahí, con su plan de xenofobia preventiva. Los socialistas, de momento, miran. Al final a los del PSOE les va a pasar como a aquel amigo de Gila: 'Está el Gobierno dándole a los inmigrantes de una forma detestable, y nosotros mirando, y pensando: ¿me meto o no me meto, me meto o no me meto? Al final nos metimos y entre todos les dimos una tunda a los inmigrantes que ni te cuento...' 4. Una vez más se demuestra que es imprescindible que la asignatura sobre Historia de las Religiones y Valores Cívicos y Constitucionales sea obligatoria para todos los alumnos. Luego, el que quiera religión católica, además, que se le facilite, por supuesto. Pero la de Valores Cívicos, para todos. Entre esos alumnos de hoy está el obispo de Bilbao de mañana, y no es justo hurtarle la posibilidad de aprender en el colegio por qué la Iglesia no debe invertir en paraísos fiscales.

Votos a la porra 02.06.2002

1. Si el plan de José Luis Rodríguez Zapatero para el 20-J era estar de acuerdo sin que se notara, debe saber que disimular no es lo suyo: se le nota. Incluso con su peinado de Primera Comunión se le nota. Ahora debería movilizar a sus hombres de Harrelson: 'Manolo Chaves, en Sevilla todo parado; de ministro de Trabajo paraste toda España, no vas a poder ahora con Sevilla.' Si Zapatero quiere una huelga buena, que movilice al equipo socialista del 88, en plan exhibición de veteranos. A Felipe González que lo destine a UGT, para saber si ahí hay proyecto o no. Telefonearía González: 'Oye, José Luis, aquí no hay proyecto, ¡pero por lo que más quieras, que la del 20-J sea más gorda que la mía!' Les llaman irresponsables. Pero ¿y lo que están disfrutando? Hay que ser humanos, también. 2. En cambio José María Aznar no ve motivos para la huelga. Pues que no la haga, pero que tampoco se ponga furioso. Aznar piensa que es don Pantuflo Zapatilla y que todos los españoles somos Zipi y Zape. 'El 20 de junio van a venir a verme unos señores muy importantes, así que portaros bien'. En serio: el Gobierno debería investigar qué hicieron Méndez y Fidalgo el sábado pasado, a ver si, en su afán de destruir la imagen de España, estuvieron enredando con el móvil, votando a Malta y a Letonia en eurovisión. 3. Lo que pasa es que Aznar cree que en las elecciones tuvo diez millones de votos, y eso es falso. Tuvo más. Los diez millones que votaron al PP, los dos millones que se abstuvieron sabiendo que iba a ganar el PP, y una cantidad indefinible que votó la alianza Almunia-Frutos sólo porque sabían que iban a perder. O sea, muchísimos votos. Es verdad que, si nos ponemos finos, esos votos no fueron para este Aznar, sino para el de la legislatura pasada, el del gobierno tripartito con Pujol y Arzalluz, y el del diálogo. Hoy, la lista de gente que Aznar no recibe no cabe en la guía telefónica. Y todo este punto analítico me viene por una reforma de la ley electoral que quiero proponer, y es que en lugar de partidos se voten porras. Un voto sería: PP 156; PSOE 148; CiU 15; PNV 4. Otro votaría: PP 140; PSOE 152; IU 57 (éste sería Gaspar Llamazares). Sólo los muy fanáticos votarían PP 350 o PSOE 350, y saldrían gobiernos sensatos. 4. Leí que Esquerra Republicana proponía expulsar de Catalunya a un tipo por intolerante, machista y anticatalán. Pensé: 'Mi padre'. Pero no. Se referían a un señor que lleva un año viviendo en Holanda, ex-imán de Premià de Mar. Yo me enteré en Radio Nacional. El director general de Asuntos Religiosos explicaba: '¡Que no, que ese señor no existe!'. (En su afán por ser tajante lo mató, pero se refería a que se había ido) El jefe del Gobierno catalán, Artur Mas, también quería expulsar al señor que no existía. Menos mal que no firmó el decreto, porque el ex imán hubiera tenido que venir de Holanda expresamente para ser expulsado. Dirán: pues como Louis van Gaal. Un poco sí, pero que el fútbol se gobierne desde la histeria, vale, pero con las cosas de ultraderechizar no se juega.

Aznar, Chenoa, obispos 09.06.2002

1. Sospecho que José María Aznar (Partido Popular) y Chenoa (Operación Triunfo) tienen el mismo asesor: a los dos les han dicho que para tener éxito les basta con exhibir sus atributos. El Supremo rechazó una querella contra Arnaldo Otegui, y Aznar replicó que prefería contenerse. Los obispos vascos dicen que ilegalizar Batasuna no está bien, y Aznar dice que prefiere morderse la lengua. Últimamente el pensamiento político de Aznar se resume en 'Sujetadme, que me conozco'. Más o menos como Chenoa, a la que han colocado un sujetador negro y un collar rojo para que cante 'Atrévete, atrévete conmigo'. Si quitan ustedes el sonido a la pantalla del televisor se darán cuenta de que los mensajes son intercambiables. Aznar sale en el telediario con cara de 'Atrévete, atrévete conmigo' y Chenoa, en su videoclip, podría estar cantando 'Sujetadme, que me conozco'. (El vestuario es menos intercambiable, pero tendría su punto). 2. Es todo un poco raro: los obispos vascos dedican una pastoral a la situación política y el presidente del Gobierno les acusa de perversión moral. Yo preferiría que el presidente se dedicara a la política y los obispos a la moral (de los suyos), pero se ve que no puede ser. Hasta Gaspar Llamazares reclama el derecho de los obispos a meter cuchara en política, en una afirmación que quedaría finalista en el campeonato del mundo de rarezas (la campeona sería Ana Botella, interesándose por el acoso sexual para ensalzar la dignidad del acosador al dimitir). 3. Y entonces van los obispos y se dividen en dos: País Vasco contra Resto de España, como en un partido de fútbol amistoso hostil, con mucho juego subterráneo. De espectadores del debate político entre obispos están los partidos. PP y PSOE van con la Conferencia Episcopal. IU y PNV con los vascos. 'Espero que resistan', dice Anasagasti. 'Confío en que se imponga la Conferencia Episcopal' dice Zapatero. Arzalluz exige que los socialistas se coman a los curas: 'Éstos se comían a los curas en la Guerra Civil y ahora compadrean con obispos'. (A Arzalluz le parece imposible que un partido político cambie en 'sólo' setenta años). El ariete del equipo Resto de España es el obispo castrense, que exige un pronunciamiento claro. (También podría escribirse que exige un pronunciamiento. Claro). Pues que se preparen los obispos: Aznar tenía previsto que la clase de religión fuera obligatoria hasta la universidad y se van quedar sólo con el bachillerato. 4. Entonces va Jesús al templo para echar a los mercaderes y se da de bruces contra el secretario de la Conferencia Episcopal: 'Pues claro que jugamos en bolsa, Señor mío; el dinero de la Iglesia no va a estar en la luna'. Apoyaría el obispo de Bilbao: '¿En la luna? En Isla Jersey, que nos hacen un precio'. Es mentar el dinero y calmarse el obispero. En el caso de que Jesús no pueda venir, se puede rezar para que los líderes políticos sean los protagonistas del debate político, pero eso debe ser casi tan difícil como que el protagonismo de los clips de Chenoa sea para la música.

¿No les gusta mi bigote? 16.06.2002

1. Cristóbal Montoro ha escrito una carta anunciando a todos los españoles la rebaja de impuestos del año que viene y los mal pensados creen que es para combatir la huelga general. Qué va. Montoro escribe ahora porque acaba de acordarse. A lo mejor se lo ha sugerido Juan José Lucas, de quien se dice que cuando despierta a la actividad sale al jardín a cazar moscas. 'Éste por lo menos no habla', se resigna Pío Cabanillas, cuya misión como ministro portavoz es amordazar a los ministros para que no metan la pata. Juan Carlos Aparicio: 'Vamos a cambiar la Ley de Huelga'. Al día siguiente: 'No, no, ja ja, era broma, que me han entendido mal'. Mariano Rajoy: 'Vamos a cambiar la Ley de Extranjería'. Al día siguiente: 'Que no, que no, que sólo unos retoques'. Quien no tiene complejos es Enrique Fernández-Miranda, delegado del Gobierno para la Inmigración. La solución que da a los inmigrantes sin trabajo es que regresen a su país. Sólo le falta decir: 'Venga, que la patera la pongo yo, y no se hable más'. Qué tío, Fernández-Miranda, se habrá quedado tieso de tanto pensar, seguro que del esfuerzo le ha quedado el sobaco a lo Camacho: 'Váyase, señor inmigrante, hágale un favor a España y váyase'. 2. Yo no sé a qué vienen los cálculos sobre cambios de Gobierno antes o después del verano. ¿Qué cambio? ¿Es que algo va mal? 3. Ah, una cosa que pienso hacer con lo que me rebajará Montoro en impuestos: ahorrar para pagar el IVA de los pañales, que está una miajilla alto. A mi mujer le he escondido la carta. Si quiere tampones y compresas, con el IVA al 16%, que se lo pague de lo que Montoro le rebaja a ella. Otra cosa que puedo hacer con mi excedente de impuestos es apuntar a las niñas a una sociedad sanitaria privada. Mi centro de salud está un poco saturado. Hace unos meses huyó un pediatra. En su carrera se le oía gritar: '¡Niños no, viva Herodes!'. Hay que agradecer al sexenio del PP la recuperación de una de las más bonitas tradiciones españolas: contar historias de la sanidad pública, tipo me operaron y en mi habitación había siete más, o la cola del ginecóloco daba la vuelta al pueblo. Les cuento una: fui por una radiografía y en la puerta había un cartel: 'No hay rayos'. Qué gracia, como si se hubieran acabado, como si fueran naranjas o galletas. Pero bueno, no sigamos por ese camino que se estropea la marca España. 4. Y me meto también un poco con Zapatero, porque en España, para ser periodista independiente, hay que estar de acuerdo con el Gobierno y criticar a la oposición. En casi todo el mundo es al revés, pero aquí las cosas son así. Entonces, de Zapatero, yo qué sé, mira, no me sale, esta semana no le veo sustancia. A lo mejor eso, lo de Sinsustancia. Aunque yo creo que cuanto más blando y Sosomán y Sinsustancia sale en el telediario peor para Aznar, que sale cabreado y gritón. 'Hacen huelga porque no les gusta mi bigote', dice Aznar. En serio, se lo oí en la tele. Es el caso más peculiar de culto a la personalidad: el autoculto. (Mecachis, ya me metí con Aznar. Bueno: Zapatero Sinsustancia).

El nuevo Gobierno 23.06.2002

1. Al parecer, José Luis Rodríguez Zapatero va a ganar las elecciones la semana que viene, y eso que hasta hace un mes no las iba a ganar en la vida. Esas cosas se dicen sobre todo en Madrid, donde, parafraseando a Eugeni d´Ors, a las ocho de la tarde, o haces un análisis político o te lo hacen. Lo de que Zapatero ganará la semana que viene era del miércoles. A partir del jueves la cosa podía cambiar. Dependía de cómo fuera la huelga: si salía bien, la victoria de Zapatero podía adelantarse al sábado por la tarde. (Tal vez cuando lean ustedes esto Zapatero ya esté en la cumbre de Sevilla sustituyendo a Aznar). Si la huelga salía mal, volvíamos al escenario del mes pasado: Zapatero no ganará en la vida. Y el límite del bien y del mal se decidía comparando con el 14-D de 1988. Eso no es justo. Aquella huelga la hizo Nicolás Redondo contra Felipe González, que es como si la de ahora la hubiera organizado Manuel Fraga contra José María Aznar, lo que hubiera sido fenomenal para la huelga, por cierto, y para Fraga, que habría culminado su carrera política dando la vuelta al mundo en ochenta años. 2. Qué inquietud en el patio socialista: Zapatero, con esto de subirse en marcha al autobús de la huelga, se estaba pasando de rojo. Me cotillearon que en el mítin de Madrid a Zapatero sólo le faltaba una túnica blanca para ser Lawrence de Arabia gritando '¡No prisoners, no prisoners!'. En fin, si ha sabido subirse al autobús en marcha, sabrá bajarse, digo yo, o ponerse en el asiento del conductor, o donde los fumadores, yo qué sé, donde más convenga. Unos le llamarán veleta, otros astuto y, cuando tenga tres o cuatro televisiones a su servicio, le llamarán carismático. El martes reunió a sus diputados: 'Tenemos que hacer más esfuerzo para estar del lado de los trabajadores'. Cualquiera podría preguntarse por qué, siendo socialistas, tienen que esforzarse tanto para estar del lado de los trabajadores, pero eso es como lo de Aznar, que lleva catorce años viajando hacia el centro. De dónde vendría. 3. Las cosas como son: al margen de la huelga, hace falta un impulso político y eso sólo se consigue con un nuevo Gobierno. Venga, unas ideas: presidente y ministro del Interior, Justicia, Exteriores, portavoz, seleccionador nacional y nuncio: José María Aznar. Vicepresidenta primera para Asuntos Morales: Ana Botella. Ministro de Fútbol en TV: Mariano Rajoy. Educación: Antonio María Rouco. Hacienda: Jaime Morey. Soberbia: Rodrigo Rato. Ministro Mediático: Jaime Mayor Oreja. Ministro Periodista Favorito: Rotatorio. Ministro del Dominó y Cinquillo con Garbanzos: Juan José Lucas. El resto de ministerios, ya por sorteo. No veo yo mucha diferencia si en Administraciones Públicas está Jesús Posada, Jaume Matas, Anna Birulés, José Luis Moreno o la rana Gustavo. Ah, y ministro de la Oposición, José Luis Rodríguez Zapatero, con Jesús Caldera, por supuesto, en la subsecretaría de Supresión de Operación Triunfo. Gaspar Llamazares, ministro del Guiñol del Plus. Y así tiramos hasta 2004. Entonces ganará Zapatero y el PP no ganará en la vida. La Eurocopa será en Portugal.

El señorito Rottenmeier 30.06.2002

1. Para que luego digan que José María Aznar no tiene corazón. ¿Acaso no es enternecedora su preocupación por José Luis Rodríguez Zapatero? Todo el día ofreciéndole consejo: 'No siga por ese camino'. 'Su apoyo a la huelga le saldrá caro'. 'Lo que ha hecho lo pagará en las urnas'. Cada vez que le oigo decir esas cosas me dan ganas de telefonearle a La Moncloa: 'Pues si Zapatero lo hace tan mal, mejor para ti, no seas tonto, no te enfades, hombre'. A Aznar le gusta comentar cómo tienen que portarse los demás, sean partidos de la oposición, obispos o sindicatos. Debería ser columnista. Si Aznar hubiera sido el nueve de la selección española en el Mundial, a los defensas contrarios les hubiera sugerido en cada córner: 'Hagan el favor de no empujarme si no quieren ustedes que el árbitro pite penalti'. 2. Y mejor nos hubiera ido con él en la selección. Seguro que los defensas coreanos hubieran acabado por dejarle solo: 'Menudos coñazos suelta; plefelimos a Laúl'. Aznar, solo, marcaría el gol y seguiría enfadado. En su camino hacia el centro del campo iría riñendo a los coreanos: 'No sigan ustedes así si no quieren que les pegue una paliza'. Más curiosa aún sería su actitud tras un gol coreano: 'Lo que han hecho ustedes no lo olvidaré fácilmente'. Los coreanos se hubieran vuelto verdes de estupefacción: '¡Pelo si somos los advelsalios, ¿pol qué no podemos malcal gol?!'. 3. Es difícil de entender para un coreano, pero el PP tiene esa costumbre de advertir a los demás, un estilo algo irritante, como de señorita Rottenmeier: 'Le advierto, Heidi, que va usted por mal camino'. Repaso las agencias de noticias y compruebo que cada dos horas alguien del PP advierte: Acebes advierte al PNV. Teófila Martínez advierte a Chaves. Jaime Mayor Oreja advierte a los obispos. Luis de Grandes advierte a Zapatero. Javier Arenas AMENAZA a CiU. Esta semana, a CiU le ha tocado el gordo. A media luz, acariciándose con parsimonia la patilla derecha de las gafas, don Aznarone se lamenta ante los suyos con un susurro ronco: 'Pujol insulta todos los días a nuestra familia, jalea la huelga, se une a nuestros rivales, ¿y por qué? ¿Eh? ¿Qué hacemos nosotros? Sostener su Gobierno, su gobiernillo de pueblo, esa Cheneralitá que impulsa selecciones deportivas para jugar campeonatos mundiales de canicas'. Una mirada basta para que intervenga Javier Arenas: 'Tranquilo, campeón; en quince días está derrocado'. Le sosiega don Aznarone con su dedo índice: 'Sin prisa, sin prisa, que se desangre lentamente, voto a voto, que parezca una congelación de relaciones'. 4. Eso a Iñaki Anasagasti no le gusta. Sostiene Anasagasti que los nacionalistas vascos no tolerarían esas amenazas de los Aznares. 'A los catalanes les falta cuajo político para enviar a la porra a Aznar', dijo. Tiene su miga que un partido que gobierna desde hace veinte años el único país de Europa donde se mata por razones políticas dé consejos a los demás sobre cómo hacer política. Tras la agresión a la alcaldesa de Lasarte, Anasagasti dijo que a veces 'al PNV le faltan gestos'. A ver si va a ser eso.

La hora de “Tarugueitor” 07.07.2002

1. Por suerte, España es un país sin problemas, y el Gobierno puede dedicarse a la sucesión de José María Aznar, o a pelear por el candidato del PP a la alcaldía de Madrid. Si la vivienda hubiera subido otro 17%, Francisco Álvarez Cascos, Tarugueitor, el superhéroe sin pelos en la lengua, debería preocuparse como ministro de Fomento. Pero Cascos puede seguir entregado a su cargo de ministro de las Esencias del PP. Siente que ha llegado su hora. '¡A mí sólo me calla Aznar!', proclama. Él tiene derecho a ser callado por Aznar en persona. Los demás se callan a petición de Javier Arenas. 'A mí ese no me chista', desafía Tarugueitor. 'Pues ahora no le doy la mano', replica Arenas, con esa habilidad que tiene para levantar una ceja sola. Eso, en la jerga del PP, se llama debate político, y las reglas dicen que sólo puede zanjarlo Aznar lunes antes de almorzar, en una reunión que se llama maitines (oficialmente se llama así, no es un nombre de risa). Pero, como escribió el poeta Fofó: lunes antes de almorzar / un presidente fue a zanjar / pero no pudo zanjar / porque tenía que levitar. /Así levitaba, así así / así levitaba que yo lo vi. 2. Zanjó el miércoles, y no del todo bien, la verdad. José María Aznar debería reunir a los militantes del PP de Madrid en el Bernabéu y leer unas lineas de su cuaderno azul: 'Los árboles frutales envejecen rápido, y en Madrid llevamos ocho años con un Manzano y sin Esperanza. Sin embargo... Y no puedo leer más'. Entonces, los militantes gritarían: 'Manzano, Manzano'. O 'Esperanza, Esperanza'. Eso sería democracia interna. 3. Otro lugar sin problemas: el País Vasco. Tras varios meses de reuniones, los partidos del Gobierno vasco han detectado en la sociedad un deseo de hacer otro pacto de convivencia que supere el Estatuto. Menuda coincidencia. Resulta que la sociedad tiene el mismo deseo que los partidos que gobiernan. Mañana voy al banco: 'Mire, que he detectado en su entidad un deseo de hacer una transferencia a mi cuenta'. Y si cuela, cuela. A Juan José Ibarretxe le cuela. Podría haber detectado que la sociedad está hasta el chichi de gobernantes que se pasan años dando vueltas a la misma noria. Ojo, que han condenado la 'violencia de persecución', que es lo que antes se llamaba fascismo callejero. Los ultras del fútbol son 'violentos de afición'; los nazis, 'violentos de cremación'; Hannibal Lecter, 'violento de alimentación'. Venga, no dramaticemos, que hasta hace poco esos asuntos eran de la dirección general de Mirar Hacia Otro Lado. O sea, que es un progreso. 4. Y donde no hay ni medio problema es en Catalunya: vi en TV-3 que el Papa había recibido a Artur Mas, quien valoraba muy positivamente que el Papa le recibiera. Y olé. Para qué queremos la tele si no es para salir y valorarnos muy positivamente. Mas comentó que 'jamás' renunciará a que se use el catalán en el Vaticano. Qué fuerte, tal como está el Papa, ir a darle la vara para hacerse una foto. 'Santitá, Santitá, ¿me oye? Que lo próximo que diga, que sea en catalán'. Y el Papa: 'Au, ves i que et bombin, nen'. (Anda, vete y que te zurzan, chaval).

“Josemari Notajunto” 14.07.2002

1. Lo mejor del debate sobre el estado de la nación empieza cuando acaba y dos, cinco, siete ministros se abalanzan contra micrófonos y cámaras de televisión para decir que Aznar ha ganado. A ver si entre los nuevos hay un digno sustituto de Juan José Lucas, no sé, alguno que compare a Aznar con Alejandro Magno o Julio César. Qué melancolía, qué grandes ministros se han perdido. ¿Quién reemplazará a Celia Villalobos en el ministerio de la Risa? ¿Y lo de Posada y Birulés? ¿Volverá a haber ministros invisibles como ellos? 2. Mariano Rajoy sí que está hecho polvo. Cada vez que pasa por delante del despacho del presidente le cambian de ministerio. 'Así no hay forma de acomodarse', se queja. Últimamente evitaba pasar y la crisis se retrasaba, pero Aznar le localizó por el interfono. '¿Qué haces, Mariano?' 'Pues por aquí, leyendo el As'. 'Voy a cambiar el Gobierno'. '¿Y cuántos me tocan?'. 'Tres'. Mariano no pregunta qué ministerio, sino cuántos. Vicepresidente primero, ministro de Presidencia y Portavoz. 'Por las mismas podría ser también capitán de la Copa Davis', murmuró Rajoy, que ya ha pasado por tropecientos ministerios. 'A lo mejor es que lo de la sucesión es como el Gran Prix de la Primera, y consiste en ir superando pruebas. Cualquer día me suelta una vaquilla en los jardines de Palacio'. 3. Habrá que ver si, además de cambiar el Gobierno, Aznar se cambia a sí mismo o sigue instalado en lo que es su aportación a la teoría política de entresiglos: el Notajuntismo. Cuando alguien le contraría, replica: 'Pos ahora no tajunto'. Aznar se presentará en el Congreso con el siguiente discurso: 'Ñora Sidenta, ñoras y ñores putados: tras seis años de Gobierno puedo decir con orgullo que no majunto con el PNV ni con el Gobierno vasco, no majunto con los dirigentes del PSOE ni con los presidentes de autonomías socialistas, ni majunto tampoco con los líderes sindicales. Ni majunto, ñorías, con el rey de Marruecos ni con su primer ministro. ¡Ni majunto con obispos, ni majunto con estudiantes, ni majunto con parados, ni majunto con inmigrantes!'. Aplausos en los bancos de la mayoría. Por no hurtar nada: últimamente tampoco sajuntaba con CiU. 'Jaleando la huelga, ¿eh? ¡Pos ahora no tajunto!', le dijo a Jordi Pujol. Así debió ser también la crisis de Gobierno. Citó a Celia Villalobos: 'Dime, presidente, rey del mambo'. 'No porfíes, Celia, que ya no tajunto'. 'Ay, qué desgracia más grande'. Y así con todos. (Rajoy iba recibiendo a los nuevos: 'Aquí, si te lo montas, se vive como Dios'). 4. Pero sería demagógico afirmar que el presidente no sajunta con nadie. Sajunta con Georges Bush. Muy buena la idea de sus asesores de imagen: después de una huelga general, aparecer en los periódicos con los pies encima de la mesa junto a Bush, y explicar que estaban discutiendo sobre quién la tiene más larga (la zancada). Por cierto, hay que ver, qué curioso, Bush, parecía un zoquete y ha ido a buscarse como amigo nada menos que al gran Aznar, conocido en el mundo entero por Josemari Notajunto.

El “caso del perejil” 21.07.2002

1. Dice el superintendente Vicente: 'Mortadelo, Filemón, ¿han oído ustedes hablar del Perejil?'. Mortadelo: 'Por supuesto, el árbitro de fútbol, Pérez Gil'. Filemón: 'El que robó la liga al Betis en 1826.' El Súper: '¡¡No, besugos!!' Les agarra de la nuca, les choca las cabezas, en la siguiente viñeta sólo se lee 'CROC'. 'Perejil es una isla de nuestro país que ha sido ocupada subrepticiamente por las autoridades de Mohammedlandia, y lo malo es que hemos perdido la escritura del peñasco'. Ahí comenzaría la aventura: El caso del Perejil. ¿Cómo puede ser que los asuntos de Estado parezcan chistes? Oigo en la radio: mediante una acción combinada de fuerzas aéreas, navales y terrestres se ha recuperado la isla de Perejil a las seis de la madrugada. Empieza a ser bochornosa la competencia desleal de la realidad hacia los humoristas. Ahora, el súper Aznar tiene a Federico Mortadelo Trillo ordenando las posesiones españolas en el mundo, no vaya a ser que sin saberlo tengamos en Filipinas el Peñasco del Puerro Pocho, nos la invada una guerrilla y la liemos. 2. Faemino y Cansado hablaban en una de sus historias de la carrera de Farmacia: 'Hay que ver: cinco años estudiando para envolver aspirinas'. 'Sí, bueno, ¡pero cómo las envuelven! ¡Qué paquetes!'. 'Desde luego, desde luego, pero no alucinemos: son paquetes'. Así están en el PSOE: han ganado un debate, sí, pero un debate, no un Mundial. A mí lo que me hace gracia de los nuevos socialistas es que, además de celebrarlo, como si vivieran una aventura de Enid Blyton, Los Cinco en el Congreso, lo cuentan sin rubor: 'Pues sí, sí, hemos estado celebrando la victoria en el debate; tocamos la guitarra y cantamos boleros'. Ya cuenta la leyenda que Mario Cabré, tras yacer con Ava Gardner, salió disparado hacia la puerta. Ava Gardner le preguntó: 'Pero, ¿a dónde vas?'. Y Mario Cabré contestó: '¿Cómo que adónde voy? ¡Pues a contarlo!'. Y tenía razón: estos éxitos, si no se cuentan, no saben igual. 3. Le oí una vez a Victoria Abril, no sé a cuento de qué: 'Todos los días caviar es como todos los días chorizo: un coñazo'. Todos los días cualquier cosa cansa. Por ejemplo, todos los días firmeza. En el restaurante de Aznar se sirve de primer plato firmeza con los nacionalistas, de segundo, firmeza con Marruecos, y de postre, firmeza con los sindicatos. El plato puede que sea exquisito, pero después de dos años, y en vista de que no está del todo claro que mejoren los problemas, ¿podría introducirse algún plato nuevo en la carta? No hace falta que retiren la firmeza, por supuesto. ¡Es la especialidad de la casa! Pero algo más variadito, tal vez. De momento han cambiado los camareros, y se nota otro talante: a los infantes marroquíes desalojados del Perejil los devolvimos después de darles de desayunar. Se notaba el estilo Rajoy: 'Venga, señores, un café con unos churritos y aquí no ha pasado nada'. Aznar gritaría desde el cuarto de armas: '¡Y que le digan a su jefe que es un tirano caprichoso!'. Y Rajoy les susurraría: 'Ni caso, que está estresao. Además, le queda un año, y pista. Los que quedamos somos otra cosa'.

El gato de Alicia 28.07.2002

1. Llevamos tres años de pánico en las bolsas, y digo yo que ya podríamos habernos acostumbrado. A un crío de cinco años le cuentas tres años seguidos el cuento de Caperucita y te envía a hacer gárgaras. A un inversor le cuentas durante tres años todas las mañanas que la bolsa se está hundiendo y le sigue dando pánico. Bueno. A lo mejor la solución es dejar la bolsa en manos de los críos de cinco años, como decía Marx (Groucho). 2. Sostiene José Luis Rodríguez Zapatero que el Gobierno cae en el ridículo al calificarle como radical. 'Si llevo dos años pactando responsablemente', dice, riendo, '¿quién se va a creer que soy un radical?'. El argumento es bueno, pero también vale al revés. Después de dos años pactando responsablemente, ¿quién se va a creer su discurso de oposición frontal? A mí, la verdad, me parece que eso no es muy importante, que lo importante es que no deje de sonreír y que siga con su lema 'Ternera, cerdo o pollo, lo importante es el buen rollo'. Una semana después del debate sobre el estado de la nación, no creo que nadie recuerde muy bien qué propuso Zapatero. La verdad: no lo recuerdo ni yo, y eso que me dedico a esto. En cambio todo el mundo sabe que el debate lo ganó Zapatero, porque le sucede como al gato de Alicia en el País de las Maravillas: pasado un tiempo, sólo queda de él una sonrisa. Poco, dirá cualquiera. Bueno, depende: si lo único que ofrece su rival es mala sombra, una sonrisa puede ser mucho. 3. El caso del archivo de Salamanca: otro asunto solucionado por la vía del diálogo. 'Este Gobierno ha dialogado hasta la extenuación', dijo José María Aznar antes de la huelga del 20 de junio pasado. A ver si va a ser eso: se extenuó, cogió la pájara, y ya no le quedan fuerzas para dialogar más. Ahora cualquier conflicto le parece el Tourmalet. 4. Honestamente, yo creía que España pesaba más que Marruecos en el corazón de EE UU, y Colin Powell ha tratado el conflicto de Perejil como se resuelve la pelea de dos críos en el patio de la guardería. '¡Señorita, Mohammed VI me ha quitado el Perejil!' '¡Mentira! ¡El Perejil era mío!'. Y llega la señorita Colin Powell y obliga a España y a Marruecos a decir ante toda la clase que el Perejil no es de nadie. ¿Pero no éramos los favoritos? ¡Si yo vi al presidente fumarse un puro con Bush! Y a ver otra cosa: ese Mohammed VI, ¿cuánto corre? ¿Sabe el rey de Marruecos que Aznar corre más que Bush? Una idea: que Aznar desafíe a Mohammed VI a una carrera alrededor de Perejil y el que gane se la queda. ¡Pero si acabamos de presidir Europa! Repaso unas declaraciones de Aznar de hace tres semanas: 'En Francia me imitan, en Italia dicen que me presente a las elecciones, en Alemania me aclaman... No estaremos tan mal'. ¿Cómo puede ser que a un tío tan importante le traten igual que al rey de un país que...? Un momento. ¿Fue hace cinco semanas o seis cuando Aznar propuso a todos los países europeos sancionar a Marruecos? La verdad: no sé cómo alguien puede criticar una política exterior modélica como es la española.

Aserejé 08.09.2002

1. No hay ninguna duda: hemos entrado en la era Zapatero. ¿Cómo explicar, si no, que el éxito del verano sea una canción cuya letra no se sabe lo que dice pero que tiene una música que da buen rollo? Ya no me lo puedo quitar de la cabeza: cada vez que veo a José Luis Rodríguez Zapatero, Jesús Caldera y Pepe Blanco pienso en las Ketchup. Son Los Psoetchup. Señor Zapatero, ¿qué le parece la subida del paro en agosto? 'Bueno, eso indica claramente que el Gobierno aserejé ja dejé dejebe si dejebe'. ¿Y qué opina del aumento de los accidentes laborales? 'Sin duda subeinova, sin ninguna duda. Y aún añado: an de buididipí'. En fin, parece que a Zapatero le van saliendo bien las cosas, lo cual es rarísimo, porque durante el último año había unanimidad entre periodistas, comentaristas y opinadores sobre lo fatal que lo estaba haciendo, y todo el mundo sabe que los periodistas siempre damos en el clavo. Seguro que quien está equivocada es la realidad. 2. Una idea para los 45.000 clientes de Opening que se han quedado sin clases y con un crédito bancario por pagar: que funden un partido político. Hay en la banca española una tradición de generosidad en la condonación de las deudas a los partidos políticos que debería aprovecharse en este caso. Para los particulares, la banca, lo de condonar créditos, no acaba de encontrarle el puntillo. 3. El ministro Eduardo Zaplana cree que España tiene el récord de Europa de siniestros laborales (547 muertos, seis meses, cero días, cero segundos) es porque aquí contamos como accidentes laborales sucesos que en el resto de Europa no cuentan como tales. Eso es verdad, pero también es cierto lo contrario: esta semana, ante el bodorrio, tuve un ataque de vergüenza ajena y no me cuenta como accidente laboral. El mismo jueves, ante la contemplación del evento, casi la palmo de un ataque de risa, y eso tampoco cuenta como riesgo laboral. Algunos malintencionados dicen que sólo tendrían que haber esperado un año, esperar a la retirada de José María Aznar, para que la boda fuera un acto estrictamente privado. '¡Sí, hombre! ¡Y que vinieran de invitados y testigos los pelagatos con que nos codeábamos antes de llegar a la Moncloa!'. 4. Debió ser interesante la invitación de José María Aznar al Rey: 'Majestad, usted quería viajar, ¿no? Pues va a hacer usted un viaje'. 'Hombre, Presidente, qué bien, ya era hora de que tocara'. 'Va a viajar usted al Escorial, a la boda de la niña, ¿eh? ¿Qué le parece?'. 'Hombre, no es el sureste asiático, pero vamos, ya es un viaje'. 'Al sureste asiático viajará cuando toque. Ahora toca El Escorial'.

Línea caliente 15.09.2002

1. Aznar ha cambiado de pecado. Ya no se comporta con soberbia, sino con pereza a primera vista y, en cambio, tienen un talento singular que las hace irresistibles. Hay, por ejemplo, quien tiene una voz capaz de enamorar en una breve conversación telefónica. Es el caso de George Bush. Digo yo. Durante las últimas semanas, el Gobierno español había rechazado un ataque a Irak sin respaldo de Naciones Unidas, pero Bush telefoneó a José María Aznar y todo cambió. Qué persuasivo debe de ser Bush en la intimidad del hilo telefónico. 'Hola, Jose, ¿qué haces?'. 'Nada, aquí, gobernando'. '¿Estás vestido, Jose? ¿Qué corbata llevas? Voy a atacar Irak, ¿sabes?' 'Ay, Georges, no me digas eso, no me susurres'. 'Jose, te necesito, te necesito, Jose, más que a Tony Blair, más que a Chirac y a Berlusconi, te necesito, te necesito, no me dejes solo'. Y ya está: salió Aznar por la tele y dijo: a por Saddam Hussein, dejadme solo, que me lo como. 2. Porque vengo dándome cuenta de una cosa: Aznar ha cambiado de pecado capital. Ya no se comporta con soberbia, sino con pereza. 'Vamos a barrer las calles de esos pequeños delincuentes que nos amargan la vida. A ver, tú, tú, y tú, coged la escoba, que yo me voy a hablar con George Bush'. Con un poco de suerte, la escoba llegará a las constructoras: 'Quería pedir precio por un tercero exterior'. 'Son 125.000 euros, más 24.000 en negro'. ¿Cómo puede ser que en las casetas de las promociones inmobiliarias, a la vista de todo el mundo, se trate con dinero negro de una forma tan evidente? Es el top-casa, mucho más sangrante que el top-manta. Un inspector de Hacienda no tiene más que entrar en una caseta, preguntar cuánto vale un piso y trincar al constructor o al promotor. A ver si Zappy el Sucio y Aznarcop muestran interés por esa delincuencia. 3. Hacia abajo todos están contra el PNV. 'Y del Ebro para arriba, más o menos la mitad', podría haber añadido, para rematar: 'Es increíble la cantidad de gente que puede llegar a estar equivocada'. 4. Por el fichaje de Ronaldo: los futbolistas han descubierto que son mercancía. Anda, que cuando los futbolistas se enteren de que los Reyes son los padres... ¡Pero si hasta la violencia doméstica es mercancía electoral! Tiene planes el PSOE y tiene planes el Gobierno, y son tan distintos los planes que no se pueden poner de acuerdo. Bueno. Pasa con otras muchas cosas. Según el PP no hay crisis turística en España, ya que el Gobierno lo hace bien, salvo en Baleares, donde los socialistas lo hacen mal. Según el PSOE, no hay crisis turística en Baleares, porque los socialistas lo hacen bien, y sí hay crisis turística en el resto de España, por culpa de Rato. Bueno. Hace un par de meses, en un debate en la tele, con motivo del 25º aniversario de las primeras elecciones democráticas, una chica, estudiante de sociología, preguntó a los dirigentes de los partidos: '¿Hasta qué cifra de abstención debemos llegar para que se den cuenta de que tienen que cambiar la forma de hacer política?'.

Las barriguitas 22.09.2002

1. José María Aznar va a tener que cambiar de dieta para dedicarse a su verdadera vocación: el sumo, ya saben, ese deporte en el que se trata de echar al rival del terreno de lucha a base de barrigazos. Xabier Arzalluz, más o menos, ya da el tipo de luchador de sumo. (Es más, cualquiera puede darse cuenta de que Arzalluz lleva el sumo muy dentro). Esta semana me asaltó en la tele un espectacular combate de sumo y me dije: Aznar y Arzalluz han equivocado el oficio, lo suyo es el sumo. En pleno combate le arreó un luchador a otro una bofetada que no le sacó una muela de milagro. Me dije: fíjate, lo que les desahogaría esto. Durante un par de minutos se dieron de barrigazos hasta que uno consiguió echar a otro del terreno de lucha. Me dije: a lo mejor, si se enfrentaran en un combate de sumo, a lo mejor, al terminar, decidirían dedicarse a hacer política. '¡Hoy, gran velada de sumo, Barriguitas Aznar contra Errehache Arzalluz!'. Pero no hay combate y, en cambio, siguen empeñados en aplicar a la política las reglas del sumo. 'Recuerda que no hay nada personal. Sólo negocios', le dijo Vito Corleone a su hijo Michael para dejarle el testigo. Ahí falló Manuel Fraga: olvidó decirle a Aznar que en la política no hay nada personal. Ah, por cierto, se me ha ocurrido una pregunta para el CIS, para la próxima encuesta: ¿Cree usted que la situación en el País Vasco es mejor, igual o peor que hace seis años? 2. Y parece que sí, que se reforma la Ley de Extranjería. Lo anuncia el ministro del Interior al día siguiente de que el Fiscal General del Estado advierta del aumento de los delitos y de que el Presidente del Supremo exprese su temor porque los inmigrantes 'malbaraten' nuestro bienestar. Eso es trabajo en equipo. En la jerga del baloncesto lo llaman ally-hoop: un jugador lanza el balón por encima del aro, y otro lo coge al vuelo y remata la canasta. Lo normal es que lo hagan jugadores del mismo equipo. Que lo hagan el Fiscal General y el ministro del Interior es más propio de un partido de exhibición o de una broma de los Globbe Trotter: los árbitros se ponen a jugar con uno de los equipos y dejan al rival con cara larga y al público muerto de risa. 3. Total, que sí, que se anuncia la reforma de la Ley de Extranjería. Cómo pasa el tiempo. Parece que sólo hace dos meses que anunciaron otra reforma y en realidad... ¡anda, hace dos meses! Ay, qué cosas. En fin, parece que sólo hace un año de esta Ley, que iba a ser definitiva, y en realidad ya tiene... ¡anda, sólo un año! El caso es que la reforma se anuncia para combatir la delincuencia. Cómo pasa el tiempo. Parece que sólo hace dos semanas de cuando el Gobierno negaba la inseguridad ciudadana y en realidad ya hace... ¡anda, dos semanas! En fin, sea como sea, por lo menos es una satisfacción comprobar que el Gobierno de José María Aznar se pone manos a la obra para resolver problemas como éste de la delincuencia, herencia del felipismo, porque parece que Aznar lleve seis años gobernando, pero en realidad sólo lleva... ¡anda, más de seis años!

No tiene pilila 29.09.2002

1. Dicen que no tiene criterio, pero se nota que quieren decir que no tiene pilila. Acabarán consiguiendo que en los mítines del Partido Popular se coree: 'Zapatero no tiene pilila, pilila / Zapatero no tiene piliiii-la'. Leo titulares de entrevistas concedidas por ministros, vicepresidentes, portavoces del PP: 'Zapatero tal y cual, pero no Pascual'. 'Zapatero no hace nada bien'. 'Zapatero no me mola'. Pero bueno, ¿quién se ocupa del área de Comunicación en el PP? ¿A quién se le ocurre poner al rival en el sujeto de todas las frases, a quién se le ocurre que todos los mensajes sean negativos? Titulares de Aznar en la prensa: 'Zapatero no tiene criterio / Zapatero no tiene alternativa / Zapatero no tiene equipo / Zapatero no tiene pilila'. Cachis los perejiles, ¿para esto un ejército de asesores, para esto una flota de medios de comunicación al servicio del Gobierno? 2. Además, con falsedades. ¿Cómo que Zapatero no tiene equipo? Ahí está Jordi Sevilla, con su cara de tengo pésimas noticias. El secretario de Economía del PSOE es ideal para tener un bajón. Si uno se siente desorbitadamente feliz, no tiene más que ponerse delante de la tele y esperar a que aparezca Sevilla con su bola de cristal: siempre va todo mal, y va a ir a peor. Y ojo, que a él le duele más que a nadie. Por eso acompaña sus augurios (se va a destruir empleo, la inflación se va a disparar, la economía crecerá por debajo de la media centroafricana, etc etc) con un preventivo 'lamentablemente' o 'desgraciadamente'. Cuando en el telediario asoma la fatídica coletilla por su parte Jordi Sevilla, yo procuro distraer a la familia. A veces no lo consigo, y le vemos y le oímos, y acabamos todos abrazados llorosos. 'El Gobierno anuncia que todo irá bien pero, lamentablemente, la crisis no ha hecho más que comenzar, y por culpa del señor Rato nos vamos a ver todos en el metro cantando Aserejé, aunque ni así sacaremos cuatro perras, porque nadie tendrá para echar, sólo los ricos, amigos del señor Aznar, que, por desgracia, no van en metro'. Coñe, Sevilla, ya sabemos que la cosa está chunga, no nos la amargues más. 'La crisis se va a acrecentar, por culpa del señor Rato, y lamentablemente se destruirá empleo en cadena hasta alcanzar la indigencia colectiva'. Dan ganas de decir: vale, Sevilla, pues ya que venga Bush y lo bombardee todo, acabemos de una vez. 3. También sucede que la política se ha vuelto brusca porque ha empezado la campaña electoral. Yo lo noto en la cantidad de veces que Aznar se quita y se pone las gafas. Que es muy dueño, por supuesto. Estamos en un país libre y cada cual usa las gafas para lo que quiere. Unos para leer, Aznar para levantar la voz. El baile de las gafas de Aznar da para una canción de Georgie Dann: 'Me la saco / y me la agarro / bien fuerte / con la mano / la sacudo por aquí / la sacudo por allá. / Mi gafa, mi gafa / qué ritmo tiene mi gafa'. Así, enardecido, comparó a los socialistas andaluces con Franco. Pensé: se está ablandando, les va a dar una subvención.

¡Hay vida en Júpiter! 06.10.2002

1. Qué buena noticia: hay rastros de vida en una de las lunas de Júpiter. No consta que se pueda pedir plaza, pero es de esperar que sí. Tal vez la luna de Júpiter sea un lugar suficientemente alejado del debate sobre si el País Vasco debe ser dependiente, independiente o pocodependiente, con el problema que tengo yo en ese debate, además, que coincido con los nacionalistas moderados, con los socialistas moderados, con los populares moderados, con los indecisos moderados y con los no adscritos moderados. A veces he pensado fundar el Partido Moderado, bajo el lema Nada es para tanto. Es cierto que, con la mitad de los ciudadanos de un país amenazados de muerte, que se dice pronto, no parece el mejor momento, pero es cuestión de ir abriendo mercado. 2. Se ha publicado un libro que cuenta que Pujol, en los banquetes de gala, se rasca la nuca con el mango del cuchillo. Qué imagen tan poderosa, por cierto, sólo con escribirla parece que se oye el crec crec del cuchillo en la nuca. 'Oiga, embajador, y entonces, usted, crec crec crec, sobre el asunto de... Está bueno el filete, ¿verdat?'. Quién sabe si en algunos países lejanos se tomarían lo de rascarse la nuca como una costumbre exótica, y por pura cortesía acabarían todos con el mango del cuchillo en la nuca, quién sabe si se habrá extendido el gesto y hoy, yo qué sé, en Chiquitistán, rascarse la nuca con el mango del cuchillo está considerado elegante, y hasta se publican libros tipo Cómo rascarse con el cuchillo y otros gestos chic. 3. He sabido que José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero no hablan, ni por teléfono, desde el 11 de septiembre... del año 2001. Repaso lo sucedido desde entonces y concluyo: si con la que está cayendo no hablan, ¿qué tiene que pasar para que hablen? Tras el anuncio del lehendakari Ibarretxe de que se disponía a montarse un paraíso en su piso, Zapatero brindó su respaldo a Aznar añadiendo la coletilla 'aunque no me lo pida'. Se le nota dolido, y utiliza indirectas, en una oposición tipo Gila: 'aquí alguien debería telefonear a alguien'. 4. La inteligencia de EE UU ha resuelto el caso Tutankamon. Que lo mató su primer ministro. ¿Quién dice que los servicios de inteligencia no sirven para nada? Podríamos haber pasado otros 3.000 años sospechando del mayordomo, y resulta que era el primer ministro. Han sido 3.000 años, sí, ¡pero qué trabajo fino! Cualquier día presentarán las pruebas contra Saddam Hussein, de quien sabemos que quiso matar al papá de George Bush, que es un dictador y que tiene un tirachinas químico. No es mucho, pero es que llevamos investigándole sólo doce años, dado que antes era de los nuestros. Cuentan que le presentaron a Bush el informe sobre el caso Tutankamon y de inmediato propuso bombardear Egipto. La historia es falsa, por supuesto. Bush no sería capaz de relacionar a Tutankamon con Egipto. Pero sería curioso ver a Aznar argumentando a favor del bombardeo de las pirámides. '¡Si me dan a escoger entre George Bush o una momia descompuesta, yo no tengo dudas, señorías!'.

“Decretazus interruptus” 13.10.2002

1. En la página web de La Moncloa titulaban: 'La flexibilidad del Gobierno permite mejorar técnicamente la reforma sobre desempleo'. Es el titular ideal para que todo el mundo entienda: señores, envainamos. Mariano Rajoy defiende que no hay rectificación, Rodrigo Rato dice que sí, y Eduardo Zaplana dice que bueno. Zanjó José María Aznar: 'No hay marcha atrás'. No. No es marcha atrás, es decretazus interruptus. 2. Hay que empezar a fijarse en los alrededores de Zapatero. Ganen o pierdan, los personajes políticos de los próximos años serán estos nuevos socialistas de casi 40 años que, como aparecen ante la opinión pública como encargados de una sola cosa, sugieren la aldea de los pitufos. Jordi Sevilla es el pitufo economista, Pepe Blanco es el pitufo estratega, Jesús Caldera es el pitufo optimista, Trinidad Jiménez se ha autodesignado pitufa maciza, Consuelo Rumí es la pitufa sanitaria y Carme Chacón la pitufa educadora. En su aldea parece que se lo pasan bomba, y de cuando en cuando hacen una incursión para ganar terreno a Aznar Gargamel y su Rato Azrael. A Carme Chacón la seguí en el debate parlamentario sobre el Castillazo, la ley de Calidad de la Enseñanza. Fue curioso tomar nota de sus gestos. Carme Chacón abre los brazos en candelabro con las palmas abiertas (como Zapatero) y baja las manos. Después abre los brazos en candelabro con las palmas abiertas (como Zapatero) y baja las manos. Así cuarenta minutos. Un poco rollo. Del contenido de su discurso tomé nota de una frase: 'A usted, ministra, como madre, ¿le gustaría que su hijo fuera segregado? No, no me conteste; es tan obvia la respuesta...'. Dominio del tiempo, regular, porque no hubo pausa entre la pregunta y la respuesta, y se perdía intensidad dramática. En lugar de tragedia por el hijo de la ministra segregado parecía sainete por la oradora que pregunta, responde, guisa y come. Para estos casos debería haber efectos especiales en el Parlamento. '¿Le gustaría que su hijo fuera segregado?' Chan cháááááán. O un trueno o algo así. Al bajar de la tribuna parecía que había disfrutado. Todo tenía un aire de 'mi primera demagogia, Chispas'. Los suyos la aplaudieron muchísimo, Pilar del Castillo también aplaudió, irónicamente, despectivamente, y yo me sentí viejito, viejito, pensando: yo esto ya lo he visto, ya lo viví cuando los socialistas se acababan y los del PP, armados con minifaldas y corbatas pastel, se enfrentaban a calvos de traje gris en un célebre programa de Jesús Hermida. Y de acuerdo, vale, yo habré envejecido, pero ¿cómo ha podido envejecer tan rápido el Gobierno? Aznar debería patentar ese método: se lo comprarían todas las oposiciones del mundo. 3. Federico Trillo metió la pata. No tanto por sus apelaciones a la sangre una-grande-libre en el homenaje a la bandera con motivo de llevarla a la lavandería. Sobre todo al dar a entender que era idea de Aznar. Rajoy: 'Oiga, yo qué sé, yo me enteré cuando ya estaba hecho'. Aznar: 'Pregúntenle al alcalde de Madrid'. Madre mía, Federico. Tú que pensabas que hacías puntos... Y es que van como locos en la carrera sucesoria y se salen en todas las curvas.

Gallardón-Exprés 20.10.2002

1. Escribir en EL PAÍS tiene una parte buena y una mala. La buena es que te toman en serio. La mala es que te toman demasiado en serio. Mucha gente me pregunta: ¿en serio está subiendo el PSOE, en serio se cae el PP? Y yo qué sé, yo sólo miro. Hombre, sí pienso que en situaciones de dificultad se aprecia más el valor de la solidaridad que el de la competencia. Por ejemplo, esta semana a mi compinche del alma le dio un jamacuco, y al minuto de estar ingresado su vecino de habitación le ofreció sal de contrabando. 'A los cardíacos nos dan todo sin sal, pero si usté gusta, debajo de la almohada tengo un salero'. Las crisis nos hacen más solidarios. Enseguida se encuentran experiencias comunes, además. Mi compinche y el contrabandista de sal habían ido a través de urgencias, dado que por vía ordinaria les correspondía cita al cabo de un mes. ¡Y lo largas que se hacen las noches en el hospital! Algunas personas sin posibles van a pasar la noche al pasillo, confundidas con las visitas. Para que luego digan que la vivienda está cara. Si uno se lo monta bien... En caso de apuro, antes que un túnel o un puente, creo que es mejor el hospital. Y si algún inspector quisquilloso pregunta qué hace usted aquí, yo aconsejo defenderse atacando: 'Yo soy como Arriola: asesor'. Pero bueno, tampoco me voy a meter con Pedro Arriola, creo que ya lo despellejan los suyos. (Cómo son las crisis sucesorias. Ya ni se respeta a los amigos de Aznar). En fin, sea porque el déficit cero tiene la sanidad hecha unos zorros, sea porque la vivienda está por las nubes, sea porque la pelea sucesoria pasará factura, o porque se acabó el crecimiento económico, lo normal es que haya una mayoría que quiera cambiar. Pero vaya usted a saber. Ahí está el caso de mi compinche: ha vuelto a casa con un programa electoral completamente nuevo y tiene idéntico respaldo popular, si no más. 2. Además, oye, no tan deprisa. Analicemos las cosas seriamente: Madrid es capital (qué bonito juego de palabras), y vamos a ver qué pasa, porque Trinidad Jiménez tendrá planes ambiciosos, proyectos interesantes, ilusión... Pero si yo viviera en Madrid votaría a Alberto Ruiz Gallardón. Sin dudarlo, además. Porque todos los políticos prometen y prometen, pero luego cuatro años son muy largos y las promesas se olvidan. En cambio, Ruiz Gallardón cumplirá todo su programa en quince días, porque a las dos semanas de ganar ya será designado candidato a La Moncloa. Por lo menos, esos son sus planes, creo. A lo mejor no es así, la gente es muy chismosa, a lo mejor sus planes son aguantar un mes entero. Le propongo un lema electoral: Vota Gallardón-expréss, si te he visto no me acuerdo. 3. ¿Y cosas en contra del PSOE? Pues sí, también las hay. Seguro. La primera: ni Aznar ni Rato son tontos, y se dan cuenta de todo esto tanto como cualquiera. Con toda probabilidad tienen prevista y organizada una respuesta. Su política económica, su política sanitaria, su política de vivienda, incluso su política de cohesión territorial, o su política exterior, todas sus políticas, demuestran que Aznar y Rato es gente previsora.

Pues sí, tenía pilila 27.10.2002

1. Vale que se pasen un mes diciendo que Zapatero no tiene pilila. Vale que conviertan el telediario de las tres de la tarde, una hora antes del debate sobre Presupuestos, en un desfile de ministros criticando la falta de pilila de Zapatero. Vale que confíen 'el debate más importante del año' (según ellos mismos) a Cristóbal Montoro. Y vale que les pille por sorpresa que Zapatero decida intervenir. Vale. Pero que no tengan un plan B, que no sepan cómo reaccionar, eso sí que no vale. Tantas reuniones matinales de estrategia para qué. 'Está todo previsto', dice Aznar. 'Sale Montoro, aburre a las vacas, y ya nadie se queda a escuchar a Jordi Sevilla, ¿de acuerdo?'. Todos responden como un solo hombre: '¡Señor, sí, señor!' Añade Aznar: 'Si sale Zapatero nos quedamos todos pálidos y con cara de mala leche, ¿de acuerdo?'. '¡Señor, sí, señor!' Por la noche, en la radio, escuché a Rodrigo Rato, ¡que hablaba sobre el discurso de Zapatero desde los pasillos del Congreso! No sólo convierten al líder de la oposición en el protagonista, sino que, además, al vicepresidente económico y previsible sucesor le colocan en el papel de aspirante criticón. En resumen: el caso del asalto al despacho de Pedro Arriola está resuelto. Lo asaltó Aznar, en la sospecha, yo creo que fundamentada, de que su asesor personal trabaja para Zapatero. 2. En el Gobierno y en el PP siguen burlándose de Zapatero, porque es un provinciano que llegó a la capital y en el saloon pidió un vaso de leche en lugar de un whisky de machote. Siguen diciendo que es Sosomán, que no da la talla, que es un producto de marketing... Exactamente lo que decían los veteranos socialistas de Aznar. (Menos lo del vaso de leche: Aznar llegó al saloon en 1989 repartiendo puñetazos, rompiendo el mobiliario, haciendo trizas la botellería y gritando qué qué qué, alguien quiere pelea, dónde está ese Felipe del que todo el mundo habla). De buen rollo, de verdad, porque creo en la sana competencia, me ofrezco al Gobierno por la mitad de lo que cobra Arriola. Sólo pongo una condición: Montoro no. Con este ministro no hay asesor de imagen que valga. ¿Cómo puede caberle tanto menosprecio en el cuerpo? ¿Cómo puede pensar un ministro que puede ganar un debate escupiendo vinagre por el colmillo? '¡Léase el Presupuesto!', le repetía a Zapatero. Parecía la niña de El Exorcista. 3. A todo esto, hoy proclaman, ¡otra vez!, candidato a Zapatero. Si le siguen proclamando todas las semanas acabarán por crearle un problema de personalidad. Una idea que doy a los socialistas, para que no se diga que sólo trabajo para el Gobierno, es que hagan una gira por toda España proclamando candidato a Zapatero, tipo Operación Triunfo. En las fiestas de los pueblos aparecería en los carteles: hoy, corrida de vaquillas, concierto de David Bisbal y proclamación de Zapatero. En los pueblos importantes, con conferencia de Felipe González. Como hoy en Madrid. Están los del PP suspirando: ay, si metiera la pata Felipe. Qué cosas tiene la política. Veinte años después de la victoria socialista de 1982, a González le añoran más los del PP que los del PSOE.

Rebelión en la granja 03.11.2002

1. En España hay 500.000 enfermos de Alzheimer. El 95% vive en su casa, atendidos por sus familiares. Los enfermos de Alzheimer precisan de una atención constante, 80 horas semanales, el doble de una jornada laboral. Este es un asunto que no tiene que ver con la unidad en la lucha antiterrorista ni con el derecho internacional, ni con el eje del mal. Pero, ¿cómo puede ser que un problema que afecta, vitalmente, a más de un millón de personas, no esté entre los primeros temas de la agenda del Gobierno y la oposición? ¿Qué otro problema condiciona radicalmente la vida de un millón de españoles? Es verdad que en el IRPF hay descuentos por atención a personas dependientes, como lo hay por hijos, o por discapacitados, pero con esto de rebajar el IRPF en lugar de prestar servicios, el Gobierno hace como el ganadero del chiste: 'no sabía si dar a los cerdos bellota o pienso, y al final he pensado: les doy mil duros y que se compren lo que quieran'. Seguro que Aznar ha leído a Orwell y sabe que maltratar a los cerdos conduce a rebeliones en la granja. 2. También sucede que el Gobierno señala sus prioridades por las encuestas del CIS. La última, genial: la mayoría de los españoles está de acuerdo con la ilegalización de Batasuna. ¡Menuda sorpresa! ¿Para qué servirá esa encuesta? ¿Tan falto de cariño está el Gobierno que necesita hacer encuestas que le den la razón? Las encuestas de Juan José Ibarretxe también son bastante buenas: la mayoría cree que los vascos tienen derecho a decidir su futuro. ¡No me diga! Claro que si, además, los vascos que viven amenazados pudieran decidir su presente, ya sería la leche. 3. Rodrigo Rato acaba de anunciar un impuesto para propietarios de viviendas vacías: se trata de solucionar un problema que hace un mes no existía, el de la vivienda, y unirlo a otro que tampoco existía hace tres meses, el de la inseguridad ciudadana. Supongo que se trata de renovar el parque de viviendas asaltadas, dado que, si son ciertas las cifras del ministerio del Interior, una vivienda asaltada cada seis minutos, antes de que acabe el mandato de Aznar no quedarán casas por desvalijar. 4. La triple A del PSOE ('Gobierno autoritario, antisocial y antiguo') quiere imitar la fórmula PDC ('paro, despilfarro y corrupción') que utilizó el PP en la oposición. Los socialistas han decidido competir con el PP en el terreno de la publicidad y la propaganda, y cualquier día veremos un debate en la tele (ay, no, que no hay debates) entre Zapatero y el candidato del PP (ay, no, que el PP no tiene candidato) y se resolverá en un minuto, porque uno dirá 'antisocial, autoritario y antiguo' y el otro dirá... (Ay, no, que el PP no tiene mensaje). 5. A todo esto, tras la semana triunfal socialista (ganan un debate a Cristóbal Montoro y se les desata la euforia: cómo se nota que han pasado hambre), el portavoz del PP, Luis de Grandes, concluye: 'Ojalá Felipe González se fuera algún día de aquí' (del Parlamento). No sé cómo casar esa frase con otra de Javier Arenas: 'Ojalá algún día se destierre el rencor de la política española'.

Operación Sucesión 10.11.2002

1. Gallardón siempre ha sido un faltón: quiere que Ana Botella sea concejala por Madrid. ¿Qué pretende? ¿Humillar al Presidente? 'A tu mujer la tengo yo a mis órdenes'. Y la propone para los Servicios Sociales, para que la llamen la chica de la caridad. Qué forma tan poco elegante de apartarla de la Operación Sucesión. Zaplana es otra cosa. ¡Recoñe, qué tío! Su diario es modelo Sin noticias de Gurb: '9.00 a.m: anuncio plan para discapacitados. 9.05 anuncio plan sobre mujeres maltratadas. 9.12 a.m.: anuncio 400.000 plazas de guarderías. 9.22 a.m.: anuncio plan para subvencionar viviendas para jóvenes. 9.25 a.m.: adopto apariencia de periodista intrépido y me pregunto sobre accidentes laborales. 9.26 a.m.: anuncio pensión vitalicia para concursantes Operación Triunfo accidentados en su trabajo. 9.30 a.m.: anuncio plan de ayuda a familias numerosas. 9.31 a.m.: anuncio plan de ayuda a familias monoparentales. 9,32 a.m.: anuncio plan de ayudas a todas las familias y a los amigos de la familia. 9.33 a.m.: se descubre que ninguno de mis planes se lleva a la práctica. Adopto la apariencia de Edson Arantes do Nascimento, Pelé, y me camuflo en el bar entre el populacho. 9.36 a.m: Por la tele del bar me entero de que un tal Zaplana financia sus planes sociales con mortadelos. 9.37 a.m. Despotrico de los políticos. Con mi verbo fácil me hago el líder de la Plataforma Antizaplanista. Se revitalizan mis opciones a la sucesión'. 2. Pujol vuelve a cambiar su Gobierno. Bien hecho. Ya van seis cambios en menos de tres años. Dice Pujol que es para combatir la rutina. Los cesados pensarán que Pujol podría combatir la rutina jugando a los bolos o al futbolín, como todos, pero es verdad que la gente se apalanca en el sillón y acaba aburrida. Ojo, que hay una recomposición de poder importante: Pujol ha aceptado la caída de su concuñado a cambio del ascenso de su quinto hijo. 3. Qué cosas: una pareja de guardias civiles homosexuales pide residir en una casa cuartel. Y toda España se queda pasmada, pero no por la pareja, ¡sino porque las autoridades del PP se lo permitan! Lo que pasma no es la homosexualidad de la guardia civil. Lo que pasma es que la autoridad acepte la realidad. 4. Tras el 'show de los Presupuestos', los Tres Sucesores se han lanzado en pos del Santo Grial con la consigna de acabar definitivamente con Zapatero. Rajoy se decide por la frase 'Zapatero no tiene equipo'. Tiene un inconveniente grave: reconoce a Zapatero como líder. Mayor Oreja opta por 'Zapatero romperá España'. Un inconveniente gravísimo: admite que Zapatero ganará las elecciones. Y Rato ataca a Zapatero con Pactinita: le ofrece un pacto sobre el suelo para acabar con el problema de la vivienda (para acabar con el problema que supone para el Gobierno que todo el mundo hable del precio de la vivienda). La mejor fórmula es la de Rato, digo yo, autoproclamándome jurado de Operación Sucesión. Resultado de esta semana: Rajoy, 1. Mayor Oreja, 0. Rato, 3. A ver la semana que viene. (Lo mismo Gallardón propone a Aznar para dirigir el tráfico. ¡Qué falta de respeto, de verdad!).

El soldado perdido 17.11.2002

1. Federico Trillo contaba con reclutar 12.000 soldados este año, y sólo se han apuntado 800. En cualquier empleo, alguien que sufriera un error de cálculo de ese calibre sería despedido, pero Trillo solicita un ascenso: pide ser incluido en el grupo de los que tomen la decisión sobre el sucesor de José María Aznar. (Si yo fuera del PSOE rezaría para que dejaran participar a Trillo: con su capacidad de cálculo y previsión, el PP se queda de extraparlamentario; si decidiera él solo, lo mismo designa candidata a la cabra de la legión). Se ve que a Trillo no le parece bien que en la pomada por la sucesión de Aznar esté sólo una camarilla de cuatro personas, y prefiere que le incluyan a él mismo, para así formar una camarilla de cinco personas. En lo que respecta a lo que compete al ministro de Defensa, las Fuerzas Armadas, Trillo reconoce que 'algo está fallando: las incorporaciones'. A ver si va a ser eso. (La otra posibilidad es que falle el ministro). Y eso que se gasta un dineral en publicidad: 'Joven, ¿te interesa un empleo moderno y vibrante? ¿Un empleo en el que puedas conocer mundo, aprender una profesión? Pues hazte bombero o azafato, porque nosotros no pasamos de Isla Perejil'. 2. Esta semana ha sido poner las noticias y oír hablar sólo de la sucesión de José María Aznar, de posibles elecciones anticipadas, de amenazas separatistas... ¡Menos mal que el PP garantiza la estabilidad! Si llegan a garantizar la incertidumbre no quiero ni pensarlo. También se ha hablado de que Aznar velará nuestro futuro desde su nueva macrofundación, vaya por Dios, no podía ser una fundación a secas, tenía que ser macro. A Aznar todo le gusta grande: la fundación, la bandera, España... 3. Pepe Blanco sugiere que el PP tiene financiación oculta. Jesús Caldera insinúa que el Gobierno obliga al Banco de España a mentir, y añade que Rodrigo Rato tiene paralizada la investigación de las cuentas secretas del HSBC porque tiene algo que ocultar. Y faltan aún cinco meses para las elecciones. El PSOE tiene que administrar su oposición: se va a quedar sin calumnias. Y después los socialistas quieren preguntar en el Parlamento por qué Telefónica compró Antena 3. ¡Leche! Como si no lo supiéramos. 4. Novedades en la lista Gallardón: tras Ana Botella irá Norma Duval para la Concejalía de Cultura, José Luis Moreno, nuevo director de Madrid TV, Vladímir Putin será concejal de Seguridad -Madrid es una ciudad abierta, no importa que sea ruso- y me han soplado que Florentino Pérez va a Obras Públicas, para hacer oficial lo real. No, en serio, como dice Aznar, Ana Botella no tiene más derechos que nadie, pero tampoco menos. Se la discute de forma injusta. Leo en El Mundo que la actual concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid pasa doce horas al día entre marginados. Se pregunta el diario: ¿podrá hacerlo Ana Botella? Eso es un poquitín de demagogia, me parece. Ana Botella no tiene más que nombrar a dos subconcejalas que pasen 15 horas diarias con marginados, y ella un poco, o sea, un poco ya para lo que es un poco las directrices y tal, o sea, un poco.

El petróleo une mucho 24.11.2002

1. Un petrolero con capitán griego se hunde en las costas españolas, y España protesta ante Gran Bretaña porque el barco iba a Gibraltar, pero Gran Bretaña se desentiende y acusa a los españoles de mentir, que devuelven la acusación mientras insinúan que el petrolero se hunde cerca de Portugal, que reacciona con presteza y dice que el petrolero pa tu tía. Y luego dirán que no hay conciencia europea, que no tenemos rasgos comunes que nos identifiquen. ¿Más rasgo común que la capacidad para escurrir el bulto? 2. Para comprobar que Luis Roldán ya no crea alarma social debería haber hecho el saque de honor en el Barça-Madrid de ayer. Seguro que a Ibáñez se le ocurriría un buen Mortadelo: "...Y el partido tuvo que jugarse con una sandía, debido a la extraña desaparición del balón que bla bla bla..." No sé cómo los jueces miden la alarma social, no sé cómo la habrá medido el juez que ha decidido el tercer grado a Roldán. Seguramente comenta con los suyos: "Estoy pensando en liberar a Roldán". Y según la cara que pongan, piensa: aquí no hay alarma social. Después llegamos los medios de comunicación, hacemos ruido y ya tenemos alarma social. 3. José Luis Rodríguez Zapatero hizo un discurso sobre política económica y José María Aznar le llamó insolvente, ridículo e ignorante, le recomendó estudiar un poco y, para redondear la frase, le pidió que se callara. Así me gustan a mí los centristas: tolerantes y abiertos. A veces pienso que Aznar debería presentar El rival más débil, ese concurso de televisión en el que la presentadora insulta a los concursantes. Otras veces recuerda a los Hermanos Malasombra, de Los Chiripitifláuticos, en la tele de hace treinta años: "Valentina tontorrona / Tío Aquiles un patán / Zapatero un ignorante / Cenicienta, tú a callar". 4. ¿Qué habrá pisado Federico Trillo para encadenar tanta mala suerte? Nadie se apunta al Ejército, una soldado denuncia a un teniente por violación, ocho soldados se van a homenajear a Franco y la guardia civil descubre 700 kilos de hachís en un camión que iba a unas maniobras. Y dice el ministro que cualquiera pudo meter el hachís en el camión. Trillo es un ministro curiosísimo: para que nadie piense que el Ejército se dedica a transportar hachís, sostiene que cualquiera puede meter cualquier cosa (700 kilos de hachís, 15 bombas, 12 terroristas, 1.254 latas de sardinas en escabeche...) en un camión militar. A lo mejor es normal, a lo mejor no lo sabemos y los ejércitos, en realidad, se dedican al transporte sumergido de cosas, aceitunas, gambas o fabada Litoral, que está de muerte. Y lo de aprovechar un descuido para meter en un camión militar 700 kilos de hachís... Bueno, puede ser. ¿A quién no se le han perdido 700 kilos de hachís? ¿Quién no los ha encontrado a veces bajo el fregadero, o en el garaje? "Oye, ¿de dónde han salido estos 700 kilos de hachís?" "Ni idea, alguien los habrá dejado". Y es un problema, a ver qué haces, no vas a llevarlo a objetos perdidos, ni lo vas a quemar, para que todo el barrio pille un globo. Y Trillo dice estas cosas estando sobrio. ¡Las que diría si fumara!

Que dimita el “Prestige” 01.12.2002

1. Se ha montado un pollo repollo porque el martes antes de almorzar Manuel Fraga fue a gobernar pero no pudo gobernar porque tenía que cazar. Estos asuntos siempre plantean paradojas: quienes consideran imprescindible que Fraga esté en su despacho son los socialistas y el BNG. En cambio, a los del PP no les parece importante que Fraga se vaya de cacería dejando Galicia empantanada de petróleo. "En realidad Fraga no pinta nada", dicen los del PP. Bueno, ellos sabrán. El miércoles me enteré por el Abc de que Fraga se había ido de cacería por despecho con Mariano Rajoy, que le invadía competencias. "Pues si no me dejan limpiar la marea negra a mi manera, me voy a cazar a Toledo". A veces la política parece escrita por un poeta surrealista. (Dejémoslo en surrealista a secas). A mí ya me parecía que había discrepancias. Por ejemplo, mientras Francisco Álvarez Cascos hablaba de grave catástrofe, y se llevaba el barco de estrangis hacia Portugal, Mariano Rajoy le quitaba importancia. "No será para tanto", decía Rajoy, " a estas avecillas les damos con mistol y nos quedan como Michael Jackson". Otra cosa de Fraga: leí que a la cacería se había llevado a su conselleiro de Medio Ambiente. Lógico: para seguir la crisis de cerca. "¡A ver, conselleiro, señáleme el corzo y dígame cómo va lo del Prestige, por este orden e ipso-facto!". Y ahora, la pregunta del millón de dólares: ¿cuántas dimisiones hubiera pedido Aznar desde la oposición? 2. De todas maneras, eso es el pasado. En el presente Aznar ha llamado a los socialistas carroñeros por criticar el despliegue de impericia gubernamental. El otro día escuché a uno del PP decir que Jesús Caldera era un irresponsable por criticar a un ministro tan sensible como el de Defensa. Supuse que querría decir a un ministerio que se ocupa de una materia tan sensible como Defensa, pero parecía que la irresponsabilidad fuera que Caldera hacía llorar a Trillo, que es muy sensible. "Presidente, mira lo que me dicen", llora Trillo, con el corazón partío. "Serán carroñeros", protesta Aznar, "criticar a un ministro tan sensible, que lee a Shakespeare". 3. Pero si un debate ha cruzado España de cabo a rabo ha sido el de Figo y el cochinillo: ¿está justificado arrojar cabezas de cochinillo a un futbolista cuando éste camina despacio hacia un córner? Interesante, interesante debate. Hace un mes apalearon a un segurata en el campo del Sevilla. Hace años hubo un muerto por bengala, no se puede decir que estemos esperando a que haya un muerto, porque ya lo hubo. Y hubo también una comisión ministerial, con mucho bombo, muchas apariciones televisivas, mucho telediario, mucha declaración, y la comisión fue de una eficacia demoledora: en un mes consiguió que desapareciera la violencia de los estadios. Claro que la comisión se organizó un mes antes de que acabara la liga, pero eso es un detalle menor. Yo creo que en el próximo mes de abril, poco antes de las elecciones, debería volver a formarse la comisión, que se dé un plazo de un mes para tomar medidas. Una vez más, planteo dos posibilidades. Una es angustiosa: que las autoridades nos tomen por tontos. La otra es más angustiosa aún: que realmente seamos tontos.

¡Petróleo! 08.12.2002

1. Imaginemos que, en lugar de un vertido de fuel, en Galicia hubieran descubierto un yacimiento de petróleo. ¿Hubiera ido Aznar a hacerse la foto? ¡Cachis los chinches! Aznar hubiera batido el récord del mundo de velocidad, 600 kilómetros, tres segundos, dos décimas. Con un yacimiento de petróleo en A Coruña, ¿hubiera mantenido Aznar su programa en la televisión italiana con Raffaella Carrá o hubiera salido pitando hacia Galicia con una riada de cámaras de televisión, a declarar "viva yo" en todos los telediarios? ¿Y Fraga? ¿Hubiera ido de cacería Fraga? ¿Cuántos ministros hubieran ido a Galicia a hacerse la foto? ¿Hubiera mantenido Aznar su viaje a Corfú, desde donde, según TVE y RNE, seguía "de cerca" la tragedia gallega? "Señor presidente, llaman de la Casa Real, que les gustaría ir a Galicia, donde el yacimiento". "Diles que no toca", hubiera respondido Aznar, con un sombrero tejano de magnate del petróleo, rodeado de flases. 2. Imaginemos otra cosa: imaginemos que el Gobierno fuera una empresa. Imaginemos que despidieran a Francisco Álvarez Cascos. Se presentaría en otra empresa con su currículo: "Mire, yo, como vicepresidente del Gobierno impulsé y fundé Vía Digital". "Ajá", le contestaría el director de recursos humanos. "Pero eso no es todo", seguiría Cascos, "como ministro de Fomento conseguí que los pisos alcanzaran un precio desorbitado". "Ya", le replicaría su interlocutor. "¡Pero era culpa de los españoles, que compraban los pisos!", gritaría Cascos. "Sí, sí, por supuesto", se removería incómodo en su asiento el director de recursos humanos, pensando: madre mía, me tocó el raro. "Otra cosa que está en mi currículo", seguiría Cascos, "es la coordinación de las tareas de rescate del Prestige". En este momento el director de recursos humanos marcaría el nombre de Cascos con una cruz roja y pulsaría un botón oculto bajo la mesa. "Pero no maté a nadie ni enterré a nadie en cal viva, como los felipistas, o sea que, en eso, puede usted estar tranquilo, porque no le pienso a usted matar ni enterrar en cal". Antes de que entraran dos miembros de seguridad en el despacho, el director de recursos humanos tal vez tuviera tiempo para preguntar: "Y lo que se dice bien, ¿usted qué hace?". 3. Y hala, estará contento Arias Cañete, se va a poner ciego de marisco; como cuando lo de las vacas locas, que se pasó un año comiendo carne. Ahora sólo falta que en La Rioja aparezca una plaga de langosta venenosa y Cañete tenga que beberse la cosecha. A Cañete le ayudaría Zapatero, siempre dispuesto a apoyar. Media hora después de que Zapatero, recién peinado, con una corbata con franjas rojigualdas, cara de no haber hundido un petrolero en la vida, ofreciera su apoyo al Gobierno, Mariano Rajoy le replicó que se metiera el apoyo por donde le cupiera. Bien hecho. Yo también estaría harto de esta oposición concupiscente, todo el día arrimada al Gobierno. "No tiene una gota de patriotismo", dijo Rajoy de Zapatero. Si el Gobierno respondiera a los problemas de los ciudadanos con la prontitud con la que responde a los socialistas, sería imbatible.

Se busca niño de 3 años 15.12.2002

1. Hace un par de inviernos me telefoneó un ministro preocupado. Era cuando la crisis de las "tres cositas", así la bautizó José María Aznar. "Por tres cositas anda envalentonada la oposición". Era lo de las vacas locas, lo del submarino nuclear averiado en Gibraltar, y una sospechosa leucemia entre nuestros soldados destacados en Bosnia. Estaba el Gobierno deprimido. "¿Tú nos ves tan mal?", me preguntó el ministro. "Para que me llames a mí, tenéis que estar fatal", respondí, un poco chulillo. Luego me puse serio y le dije: "Creo que necesitáis urgentemente un niño de cinco años". A los ministros hay que responderles con los clásicos, en este caso, Groucho Marx: "Hay cosas que hasta un niño de cinco años entiende, ¿hay por aquí un niño de cinco años que pueda explicármelo?" 2. Las cosas han ido a peor desde entonces. Hoy ya necesitan un niño de tres años, por lo menos. Hasta un niño de tres años sabe que cualquiera puede equivocarse, ¡pero el Gobierno ha tardado un mes en aceptar la posibilidad de estar equivocado! Durante un mes todos eran carroñeros, ignorantes, mentirosos y antiespañoles. "Falta a la verdad quien diga que sigue saliendo fuel del barco, porque hay pruebas de que se ha solidificado / Je, je, pues no se solidifica la cosa, je, je, curioso, ¿no?". "Salen unos hilillos, como de plastilina / Je, je, parece que los hilillos son de 125 toneladas, je, je, qué cosas". "Sólo los ignorantes pueden discutir la decisión de hundir el barco a 3.600 metros de profundidad / Je, je, no se lo van a creer, como está a 3.600 metros, ahora no se podrá extraer el fuel, que saldrá en hilillos, hablen con mi colega, él les contará". Al cabo de un mes, cuando el desastre es bíblico, dicen: "Bueno, oye, nadie es perfecto". 3. Un político puede acusar a la primera cadena de radio de España de mentir, pero si a los dos días se demuestra que quien mentía no era la cadena de radio sino el político, ¿cómo puede no dimitir el político? Hasta un niño de tres años sabe que no hay que decir mentiras. "Je, je, pues sí que estaba cazando, pero un poquito nada más, je je". Un presidente del Gobierno puede esconderse durante un mes, pero hasta un niño de tres años sabe que no se puede excusar diciendo que otro niño la hizo más gorda: "¡Felipito lo hizo peor cuando el Mar Egeo!" "¿Y tú dónde has estado, Josemari?" "Uf, trabajando, y ahora me encuentro con que la oposición se quiere aprovechar. Por suerte, aquí estoy yo, debajo de la mesa". 4. ¿Sabe un niño de tres años para qué sirve un ministro de Medio Ambiente? (Menos mal que no le dieron el Ambiente Entero). 5. Creo que el presidente de Gobierno debe convocar de urgencia a un gabinete de crisis formado por niños de tres años (¡que no se los preparen, por Dios! "A ver, ¿qué le vais a decir al señor presidente". "Que lo hace muy bien y que Zapatero es un cabrón". "Huy, qué rico"). Señor presidente, siga a pies juntillas lo que digan los críos. Yo, desde luego, me sentiría más seguro con un niño de tres años al mando de la situación. Y si puede incorporar a alguno de dos años, mejor.

‘Váyase, señor Wyoming’ 22.12.2002

Siempre me he preguntado qué suerte de pacto nacional permitió que la televisión pública británica emitiera durante más de una década Spitting Images. Seguro que no sólo es una cuestión de leyes o estatutos. Aquí aplicamos los estatutos de la BBC y nos sale de director general de RTVE Alejandro Agag. ¿Es posible imaginar en la televisión pública una parodia política en la que el presidente del Gobierno fuera vecino de Hitler, secretamente superviviente de la II Guerra Mundial? ¿Es posible imaginar en RTVE una cordial conversación entre el presidente del Gobierno y Hitler sobre la conflictividad laboral? "Puede usted gasear a los trabajadores", decía Hitler a Margaret Thatcher. "Ah, usted sí es un hombre, y no eso que tengo en casa", respondía la Thatcher señalando a su marido. En las reuniones de Gobierno, la Thatcher azotaba a sus ministros; a otros los tenía enjaulados. El mejor amigo de la Thatcher era el presidente de EE UU, Ronald Reagan, a quien todas las mañanas despertaban sirviéndole unas tostadas, un zumo y un cerebrito del tamaño de una uña (el suyo). Todo esto se emitía en la BBC los sábados por la noche. Impensable algo así en las televisiones públicas en España, y desde hoy menos pensable en la televisión privada. Acaba CQC, antes cayó El Informal, antes cayó La Parodia Nacional y... ¡anda, qué casualidad! Berlusconi acaba de comprar Telecinco. Se fue Zapatero dos días a Galicia y Jesús Caldera montó en las Cortes un pollo al chilindrón. Qué talento tiene Caldera. Parecía difícil sacar al Gobierno del apuro del Prestige, pero Caldera lo ha conseguido con un documento "resumido". Así son los eufemismos políticos. Las mentiras son verdades imaginativas, y las milongas son resúmenes. El Gobierno pide la dimisión de Caldera por falsear documentos, y la pide con el estilo cruel marca de la casa. Hicieron en el Parlamento un homenaje a Caldera, le dedicaron el mismo espectáculo, tipo Fura dels Baus, que hicieron en su día para Borrell, Serra, y González. Sólo les faltó tirarle a Caldera una cabeza de cochinillo. Otro problema para el humor político: "Ante el desastre ecológico, el Gobierno exige la dimisión de la oposición". Ahora resulta que eso ya no es chiste, es la realidad. Se quejaba Rajoy: "En el 11-S, en EE UU toda la oposición se puso detrás del Gobierno". Rajoy pasa por alto que, para que la oposición se ponga detrás, es condición inexcusable que el Gobierno se ponga delante. También olvida que en EE UU se ha abierto una investigación sobre el atentado a las torres gemelas. "De acuerdo, hagamos una comisión de investigación sobre las torres gemelas", diría Rajoy. Que dimita la oposición, dicen. Qué arte tienen. Si yo fuera Cascos, me iría de caza otra vez. Para Aznar ha sido 2002 un annus horribilis, y para Federico Trillo ha sido un annus ridículus hasta partirsis de risus. Lo de Trillo ha sido de chiste de Eugenio: "¿El saben aquel que capturaba un barco pirata y tenía que devolverlo?" O de Gila: "¿Es el enemigo? Que si podemos ir esta noche a devolverle los misiles" Y dicen que no hay mercado para el humor político en televisión... A ver si Telecinco sustituye al Wyoming y a Juanjo de la Iglesia por Federico Trillo y Jesús Caldera.