Adosado tipo loft vende 02.01.

2005

EN CASA SEGUIMOS LAS TRADICIONES, pero adaptándolas a los tiempos: en lugar de portal de Belén, hemos puesto un adosado. Podemos discutir si España es más o menos católica, pero no hay español que no profese la fe inmobiliaria. Si fuéramos un país lógico, la compraventa de pisos se estudiaría en las escuelas. El hecho inmobiliario. En pie de igualdad con el hecho religioso. Un español de hoy anunciaría el portal de Belén en los periódicos: "Bonito chalé tipo loft vende. Todo exterior. Muy cálido. Actualizar. Ideal familia con animales. Muchas posibilidades". Supongo que a los reyes magos les habrán llegado cartas de cándidos niños y niñas: "Querido Baltasar, este año me he portado bien y quiero un piso para vivir y otro para especular". ¡Ay, ingenuos! Oyen campanas y no saben dónde. Creen que el dinero negro es cosa de Baltasar, por eso se lo piden a él. No saben que el dinero negro es cosa de todos, en eso los españoles no somos racistas. Cómo hemos sabido adaptarnos a los tiempos. ¡Incluso hay notarios modernos! Esto se lo dices a un español que hubiera sido congelado hace treinta años y te dice: "Bah, notario moderno es una contradícción en sus términos". Pues no. Hay notarios modernos. Se firma una transacción inmobiliaria en el despacho de un notario moderno y, una vez leídos solemnemente los acuerdos, y las leyes que los sustentan, el notario moderno se levanta y comenta: "Bueno, les dejo que tendrán que hablar de sus cosas". Como si un juez, tras leer la sentencia condenatoria, se levantara y comentara: "Bueno, y ahora me voy a echar un cigarrito, que el señor querrá fugarse". En un juez crearía alarma social, pero en un notario causa regocijo general, porque en la fiesta participamos todos. Se levanta el notario y hay un vuelo de manos y fajos de billetes entre promotores, banqueros, propietarios, compradores y vendedores. ¡Qué gran orgía! Y muy igualitaria, además, como cantaba Serrat en Cambalache: "Lo mismo un burro que un gran profesor". Después, todos juntos nos tomamos una cervecita en el bar y coincidimos en que hay mucha corrupción en la política. En casa hemos puesto unas figuritas alrededor del adosado, representando al promotor, al constructor, al agente inmobiliario, al comprador, al vendedor, al inspector de Hacienda... Y por respetar la ingenuidad infantil, sí, el maletín se lo hemos colocado al rey Baltasar. Probablemente los otros dos lo llevan en secreto bajo la capa. Lo más gracioso es que, en una de las comidas familiares, alguien comentó: hay que ver, cómo están los pisos, qué precios. Y doce respondieron al unísono: ¿Acaso soy yo, maestro? Puede que sea esa la proporción real: una compraventa limpia por cada doce sucias. En este 2005, Hacienda se ha propuesto atajar el fraude inmobiliario. Todos nos hacemos buenos propósitos al empezar el año, pero ya puede ir con cuidado el secretario de Estado. Si alguien se pone a predicar contra el fraude inmobiliario, puede suceder que una masa ciudadana se eche a la calle, agarre al predicador y le crucifique en la vía pública. ¡Los españoles somos tan apegados a nuestras tradiciones y creencias!

Teoría del salchichón 09.01.2005

AÑO 1989. Felipe González tensa el gesto y dice, solemne: "¡No acepto negociar bajo la teoría del salchichón!". Era una conferencia de prensa en La Moncloa, conjunta con Mitterrand, y entre los periodistas franceses hubo arqueo de cejas: "¿Es impgesindible seg tan vulgag?". Los periodistas españoles ya conocíamos que González tenía estas salidas chuscas: teoría del salchichón. "Se sientan dos a repartir un salchichón y, cuando se ha pactado el reparto, uno de los interlocutores dice: ahora vamos a repartir el salchichón. ¡Pero si ya está repartido!, dice el otro. No, no, lo que está repartido ya es mío, ahora volvemos a empezar la discusión con tu pedazo. ¡Pues ni hablar! ¡Eso no lo admito!", se enfadaba González. En aquel tiempo remoto negociaban Gobierno y sindicatos tras la huelga general del 14-D. González, con su teoría del salchichón, enunció una ley universal de la política, que se resume en estas palabras: "Lo cortao está cortao, y ahora voy a por tu cacho". En 2005 tendremos teoría del salchichón a granel, con las reformas de los estatutos y el plan Ibarretxe. Lo repartido durante 25 años no se discute. Se discute a partir de lo que ya está cortado. Son discusiones imposibles para quienes sienten una pasión limitada hacia el salchichón. No te digo para aquellos a los que el salchichón importa un pimiento. La tentación inmediata es encerrar en una habitación a Bono, Carod-Rovira, Ibarretxe, Acebes, Otegi, y de paso al obispo de Mondoñedo, soltarles un salchichón, y allá se las compongan. Ya nos avisarán. Si ellos cierran un acuerdo, los demás no nos vamos a oponer. Lamentablemente, no puede ser así, y, sin saber cómo, nos encontramos todos encerrados en la habitación discutiendo sobre el salchichón. Con cuidado, porque te enfrentas a verdaderos profesionales. Por algo les llaman salchichonistas. Lo que está cortado ya es suyo, y van a por el siguiente pedazo. Tac tac tac tac. Son máquinas. Han nasió pa rebañá. Una discusión racional es inviable, porque en el salchichón confluyen sentimientos colectivos. Los racionalistas se desesperan: "¿Pero por qué, por qué, por qué hay que discutir irracionalmente?". De repente aparece un ceporro que te pega un tiro porque te considera enemigo militar del salchichón. Cuando no mata, hay que estar agradecido, como si en lugar de un ceporro fuera sólo un dios un poco colérico. Hay quien se disfraza de salchichonista, con la intención de vencerles en su terreno, pero entonces los salchichonistas se entusiasman: "¡Ya sólo existe debate dentro del salchichonismo!". O una maniobra generosa: "Tres cuartas partes del salchichón para ti a cambio de que podamos salir de la habitación y dedicarnos a otra cosa. ¿Sí?". Te miran raro: "Pero, ¿hay otra cosa a la que dedicarse? ¿Y por qué tres cuartas partes, si el salchichón es mío, tal y como escribió con sangre el mítico Longa Niza I antes de antes de Cristo?". "Pues yo que me alegro y para ti el salchichón, adiós". Entonces saltan otros: "¡Ni hablar! ¡Que salgan los tanques ya!". Y vuelta a empezar. No hay final. España es un eterno salchichón, un país circular: cada cierto tiempo nos encontramos en la misma piedra. Un poco pesado, aunque tiene su encanto, también. Seguramente.

Fragassic Park 16.01.2005

1. A RAÍZ DEL INFORME sobre el nivel educativo en España, se ha escrito que nuestros estudiantes son tarugos, cazurros, torpes, malcriados y vagos; pero entre todos nos hemos callado lo más grave: los muy cerdos son jóvenes. Eso sí, que se preparen, porque algunos ya empiezan a ser maestros, y veremos lo que escribirán de la siguiente generación. Esto va así: la especie empeora, y empeora, y empeora, como prueba que en el principio de los tiempos fue Manuel Fraga. 2. Es el año 18734 de la Quinta Era. Después de cinco o seis glaciaciones bastante considerables, los dinosaurios vuelven a dominar la Tierra. Sin embargo, algo va a revolucionar su pacífica existencia. Un mosquito que picó a Fraga miles de años atrás ha quedado atrapado en un pedazo de resina. Los dinosaurios quedan intrigados por el hallazgo. La curiosidad, que es muy mala, les conduce a la temeridad de reconstruir el ADN de don Manuel y, lo que es más grave, a clonar individuos. Pronto la Tierra comienza a poblarse de Fragas. Se proclama el artículo 155: "Al dinosaurio, yo lo trinco". Etcétera. La película acaba bien, gracias a que los dinosaurios entienden que don Manuel es uno de ellos, y viceversa. 3. Imagine que son las dos de la tarde, siente hambre y desea cocinar algo sencillo: macarrones con tomate. Los niños lo comerán bien. Sale usted a la calle, entra en todos los comercios que encuentra, al azar, y va comprando anárquicamente. Regresa a su domicilio veinte minutos después. En la cesta de la compra tiene dos enchufes, un litro de Mistol, tres seguros contra incendios, seis longanizas y un chupete. "¡Es indignante!", se queja. Tiene usted razón: con esa compra, malamente le saldrán unos macarrones. En todo caso, sea lo que sea lo que guise, procure no dárselo a los niños. Más o menos, ése es nuestro comportamiento habitual ante la televisión: la consumimos anárquicamente, al azar, y tras veinte minutos, o varias horas, de zapeo sin rumbo nos indignamos. En la era digital, todavía vemos la tele como en tiempos de los teleclubes de Fraga: nos sentamos a ver qué echan. (Si les apetece, busquen en Google Aprender a ver la tele, artículo del profesor José Ignacio Aguaded). 4. Un anuncio del Ministerio de Defensa invita a alistarse. Promete empleo estable en una profesión con futuro. El reclamo del anuncio es un chico que sostiene entre las manos... ¡una pelota de baloncesto! Esto viene a confirmar que, cuatro siglos después, el famoso discurso del Quijote sobre las armas y las letras lo tenemos mal resuelto. "Amigo Sancho, quien sigue la carrera de las armas aprende las nobles artes del baloncesto". El anuncio concluye con una frase que, como tantas frases publicitarias, contiene un equívoco: "¿A quién no le mola un buen cuerpo?". ¡Para que luego digan del ministro Bono que no es moderno! Un ejército deportista y metrosexual. La Legión Beckham. Si mi sargento Lucero levantara la cabeza... "¡A ver, formación! Hoy, teórica. Un Cetme se compone de tres partes: cañón, gatillo y culata, que como su propio nombre indica sirve papoyarse nel hombro, cojones". ¿A quién no le mola un buen cuerpo? Lo que cambia todo. Aunque, cuando despertemos, Fraga seguirá ahí.

El hombre de goma 23.01.2005

ZP PRESENTA: ¡El hombre de goma! Su elasticidad le permite pactar con Izquierda Unida, Esquerra Republicana, Coalición Canaria y Partido Popular a la vez. Un contorsionista. ZP es capaz de rascarse la espalda con el pie izquierdo mientras se prepara un cola-cao con la pestaña derecha, al tiempo que tiende una oreja a Batasuna y otra al PNV. Riesgos del hombre de goma: hacerse un nudo. "¡Sonsoleeeees, desátameeeee!". Si pacta con Rajoy, se enfada Carod-Rovira, y si pacta con Carod-Rovira se enfada Acebes, que también se enfada si pacta con Llamazares, enfadado porque el Rey ve a ZP y Rajoy sin verle a él. Siempre hay alguien enfadado. ¡No acepto que se pacte con ese pudiendo pactarse conmigo! Los más indignados son los de CiU, porque CiU es la única soltera del baile ZP, y esa indignación demuestra que el poder desgasta sobre todo al que no lo tiene. -Vamos a ver, vamos a ver -regaña Pujol a Mas-. Yo he mandado 23 años. No doce, ni quince ni dos. ¡23! He llevado derechos como un palo a Suárez; a Calvo-Sotelo, del que no se acuerda nadie, pero al que también llevé derecho; a González, y a Aznar. ¡Sí, a Aznar también! Comía en mi mano. ¿Y me despisto cinco minutos y nos quedamos sin pactar, carámbanos, hablando mal? Con tanto diálogo, hay mucho descolocado. ¿Esto sucede porque los españoles somos intolerantes, bestias, un poquito salvajes y dados al estacazo tipo Goya? No. Sucede que en España no conocemos matices. Después de un señor que no hablaba con nadie, nos manda un señor que pacta con todos. Resultado: cuesta acomodarse. Después de años de mentarnos la madre unos a otros (terrorista, cómplice de Sadam Husein, fascista, asesino, franquista, rojo, tu padre es gilipollas, tienes halitosis, etcétera), a palo seco encontramos a don Sonrisas. Ahora hay que lograr que la Coordinadora de Gays y Lesbianas no descalifique a Dios, a cambio de que la Conferencia Episcopal no descalifique la homosexualidad. De esta manera, nadie se sentirá ofendido ni molesto. Otro acuerdo posible: vendrán ustedes observando que algunas personas detestan el rancio nacionalismo español, mientras otras personas detestan el rancio nacionalismo vasco o catalán. Entre unos y otros ocupan la agenda diaria. Solución: creemos un órgano de expresión para todos ellos. El Tostón. Y ahí lo escriban todo y se desahoguen: "Es indignante tener que soportar la rancia doctrina del nacionalismo...". O bien: "Ya estamos hartos del casposo y rancio nacionalismo... (rellénese según preferencias)". Durante unos días, todos nos mantenemos a la espera de que unos señores con capucha decidan si matan más o no. Es asombroso lo que llegamos a aceptar como lógico. ¿Se puede hacer algo para no estar completamente volcados en el plan Ibarretxe y la cuestión nacional? ¿Cómo introducir debates de otro tipo? Difícil, pero, como dice el dicho: si tu enemigo es más fuerte que tú, únete a él. "Ancianos sin residencia apoyan el plan Ibarretxe". Para destacar es mejor apoyar que rechazar, porque rechazar ya lo rechaza todo el mundo. "Niños sin guardería proponen introducir en la Constitución chupete obligatorio hasta los 50 años". Cosas así, llamativas, porque las discusiones sobre países son tan importantes que apenas dejan espacio para discutir sobre personas.

La huelga de las abuelas 30.01.2005

(AGENCIAS) La huelga de abuelas, en su sexto día consecutivo, amenaza con sembrar el caos en el país, y puede derivar en crisis política. El ministro de Trabajo prendió la mecha con un comentario desafortunado: "Si las abuelas no regresan pronto a sus ocupaciones habituales, cuidando nietos o ancianos dependientes, muchas mujeres deberán dejar de trabajar". Se armó la marimorena. "¿Y por qué mujeres y no hombres?", replicó la vicepresidenta del Gobierno, recogiendo la indignación feminista. Sin embargo, el ministro no hablaba gratuitamente: el 86% de los permisos laborales solicitados desde que comenzó la huelga de abuelas corresponde a mujeres. "Puede que sea así", admitió la vicepresidenta, "pero la labor de un político es cambiar la realidad, no describirla". El ministro de Trabajo contrarreplicó: "Para cambiar la realidad hay que empezar por admitirla como es". El Presidente dio la razón a los dos, según costumbre. En el desconcierto, las fuerzas políticas aplican respuestas de manual. El PP cree que "ahora se ve la importancia de la familia tradicional". En IU se opina que "precisamente ahora se ve que la ausencia de servicios públicos fuertes perjudica a las familias más débiles, desfavorecidas, progresistas, modernas y sostenibles". -¡¿Dónde está tu madre?! -¡¿No dices siempre que no la aguantas?! Este diálogo crispado se repite en los hogares de nuestro país, al margen de disputas ideológicas. La Federación de Maridos Progresistas emitió ayer un comunicado: "Constatamos nuestra voluntad de compartir la sobrecarga de trabajo doméstico, pero para que ello sea posible precisamos otra estructura social, y luchamos por ella desde nuestros empleos. Por tanto, si mermáramos nuestra dedicación laboral, estaríamos echando piedras en el tejado de la casa que pretendemos construir. Y todo, además, por el capricho de la abuela de las narices. ¡Anda y que la den morcilla!". La conservadora MPQ (Maridos por la Pata Quebrada) no oculta su satisfacción: "Aquellos que quisieron imponernos la liberación de la mujer desde los polvos del dogma progresista recogen ahora el lodo de una auténtica rebelión social". Las asociaciones de mujeres no han podido emitir todavía un comunicado porque todas sus integrantes están saturadas de trabajo. Abuelos voluntarios hacen suplencias, y el Gobierno ha sopesado su movilización obligatoria. Finalmente se ha descartado. No se puede tener en contra a toda la tercera edad, seis millones de votos. A pesar del notable aumento de consultas psiquiátricas, la ministra de Sanidad niega que pueda hablarse de epidemia: "Se trata únicamente de yernos y nueras desorientados, que echan de menos frases como 'te lo dije', 'mejor me callo' o 'eres como tu padre". La economía nacional ya empieza a resentirse: según el vicepresidente económico, hemos perdido tres puestos en el Competitivity Ranking Tururú, y lo peor es que ya nadie recuerda qué reivindicaban las abuelas cuando comenzó la huelga. Ni ellas lo recuerdan, y además parece que les importa un bledo. Se las ve en los parques, en los cines, tomando el fresco o el sol, y, salvo excepciones, no muestran ansiedad. Es posible que su reivindicación inicial fuera la jubilación. Pinta que el conflicto va para largo.

Noticias increibles 06.02.2005

BONO MUERDE A UN GATO. Tras unos días fuera del foco de atención, el ministro de Defensa, José Bono, no pudo resistirlo más: salió a la calle, mordió a un gato, y de inmediato convocó una conferencia de prensa. "¿Por qué ha mordido a un gato, señor ministro?" "Mire ujté, porque no encontré perro, y quiero decirle que me alegro, porque hoy día a un perro lo muerde cualquiera". El gato se ha mostrado comprensivo: "Vivimos en una sociedad mediática. Cada cual se busca la vida como puede, y no puedo decir más, porque he vendido mi exclusiva a una productora". COMANDO CONDÓN. Dos jóvenes han sido detenidas después de que se deslizaran durante la noche en la residencia del presidente de la Xunta, Manuel Fraga, armadas con una caja de condones. "¡Todo esfuerzo será inútil!", proclamó el veterano político gallego. "Llevo 82 años sin usar condón, y ni dos señoritas ni doscientas, por hermosas que sean, conseguirán hacerme cambiar de opinión". Las activistas, puestas en libertad sin cargos, han anunciado su propósito de insistir en el empeño. "No podemos permitir actitudes como la de don Manuel, que son pésimo ejemplo para la juventud". Un portavoz de la Xunta comentó: "Si a estas alturas Fraga es ejemplo para la juventud, admitamos que es más un problema de la juventud que de Fraga". CAMBIO DE IMAGEN. El líder de Esquerra Republicana de Catalunya, Josep Lluís Carod-Rovira, se ha propuesto cambiar de imagen y recuperar un perfil institucional. "A partir de ahora, sólo meteré la pata una vez al mes", ha declarado. "Me toca mañana, ¡y tengo unas ganas...!". TALANTE DE ALQUILER. El Presidente del Gobierno, en su afán por mantener la cercanía a los ciudadanos, sopesa la posibilidad de alquilarse a las familias. El proyecto, denominado tele-talante consistiría en asistir a las comidas dominicales de aquellas familias que lo solicitaran. Ante cualquier conflicto, el presidente sonreiría. "Es lo que hace en el Gobierno y no le va mal", ha declarado un asesor. VUELVE LA LEY DEL CASTILLO. La ministra de Educación, María Jesús San Segundo, ha decidido recuperar la Ley de Calidad, tal y como la dejó Pilar del Castillo. "Seamos realistas. Cada vez que cambiamos de gobierno, entre que se estudia, aprueba y aplica una nueva reforma educativa, pasan años. Para cuando tengamos lista nuestra ley habrá ganado el PP otra vez las elecciones, así que más vale ganar tiempo". UN SALARIO MUY MÍNIMO. Tras una ardua negociación, delegaciones de los ministerios de Economía y Trabajo han pactado la polémica cláusula de revisión del salario mínimo, que queda así: "La primera parte contratante garantiza el aumento siempre que la segunda parte contratante aumente por debajo de la primera parte contratante". El vicepresidente Pedro Solbes resumió en pocas palabras el espíritu del acuerdo: "¿Quién me mandaba a mí salir de Bruselas?" INFATIGABLE ACEBES. El líder del PP, Mariano Rajoy, citó a Ángel Acebes en su despacho para felicitarle por su dedicación al frente de la secretaría general, y le ofreció que se tomara unos días de descanso, pero no coló.

Herodes, ese gran hombre 13.02.2005

HUBO REUNIÓN ESCOLAR. Las profesoras advirtieron con severidad de que detectan en el alumnado cierta falta de sentido de los límites. Entre los padres, expresiones de asombro: "No lo dirá por el mío, que a lo mejor sí es un poco tal, pero es que está en la edad". Un poquito más de charla y turno de preguntas. Miradas de reojo. Uno se rascó el cogote. Otro se hurgó la oreja. En esas sillas bajitas no hay forma de acomodarse. Finalmente, una madre pidió la palabra y planteó una duda: "Mi hija empieza a plantar cara a su padre y no sabemos qué hacer". Otro padre habló: "Mi hijo también me pega". Otra: "Mira qué arañazo". Otro: "Es que cierra el puño para dar con los nudillos, el muy cabrito". Si la reunión dura media hora más, de allí sale organizado un somatén contra los niños. Los más inexpertos quedaron consternados: "Si esto pasa ahora, cuando apenas tienen dos años y van a la clase de las ardillas, ¿qué será de nosotros el año próximo, cuando se conviertan en hipopótamos y sean ya tiarrones de tres años? Acudiremos a estas reuniones con moratones y el brazo en cabestrillo. A los niños habrá que colocarles pulseras conectadas al juez". Los niños están mimados. Es una coincidencia tan general que merecería un pacto de Estado y una comisión de investigación: estado de la infancia. Se ha publicado otra encuesta: el ochenta y pico por ciento de los profesores cree que los padres ejercen escasa autoridad sobre sus hijos. Eso, los profesores de enseñanza media. Pues ya verán cuando lleguen las nuevas hornadas. Se anuncia el apocalipsis: enseñantes convertidos al herodismo, bandas callejeras de bebés imponiendo su ley. En defensa de los niños hay que alegar: a) los niños no se educan solos; b) los niños no son los únicos mimados. Cuanto mejor vivimos, más fina tenemos la piel. Esto vale para pequeños, medianos y grandes. La diferencia entre contratiempo y catástrofe está un poco diluida para los adultos, raro sería que se transmitiera bien a los niños; pero a los niños se les usa de ejemplo negativo para todo. A los nacionalistas se les describe como niños consentidos, "ahora quiero esto, ahora quiero lo otro, y si no me lo das rompo el juguete". También a los europeos nos ven como niños malcriados: no queremos responsabilidades militares, y exigimos a quien sí las asume que actúe a nuestro gusto, y si no, no te ajunto, y Bush, tonto malo y le pego. Desea usted mano dura para sus hijos? Sí, siempre que la administren en la escuela. Ah, si consiguiéramos que la autoridad la ejercieran en la escuela, y que en la tele dieran contenidos educativos de cinco a nueve, los padres podríamos vivir libres de obligaciones y responsabilidades, felices como niños. Un chiste de Miguel Gila: "Yo a mi padre le respeté siempre mucho. Hasta que cumplí los cuarenta años no le pegué la primera paliza". Para actualizar el chiste, cámbiese años por meses. En ese salto hay cincuenta años de la historia de España, de la posguerra civil al siglo XXI. Más no se puede progresar. ¿Cómo vamos a votar que no a la Constitución europea?

¡Quiero a ese diputado! 20.02.2005

MILES DE CIUDADANOS han comprobado perplejos que su banco les cobra una nueva comisión, en concepto de yxgfpwrs. Puestos al habla con su oficina, se les ha aclarado que se trata de garantizar un mejor khgswpt y que son lentejas, de manera que arreando. En la sesión de control al Gobierno, un diputado tenía prevista una pregunta sobre el particular dirigida al ministro de Economía, pero comenzó hablando en catalán, y el presidente de las Cortes le retiró la palabra, con el consiguiente bochinche. Entre el vocerío, el presidente de las Cortes arqueó una ceja en dirección al secretario segundo de la Mesa, quien a su vez guiñó un ojo a la ministra de Presidencia, quien se tocó la nariz dos veces en dirección al líder la oposición, que se colocó bien las gafas, señal convenida para dar su visto bueno a una solución previamente pactada en los pasillos: la pregunta se formularía en catalán y el ministro contestaría con monosílabos. El diputado se lo tomó fatal. Por causa de alguna fallida negociación oculta con el Gobierno, traía ganas de bronca. El diario de sesiones recogió insultos, lamentos, dos vivas a España, un millón de gritos, y el piropo de un diputado tímido que sólo se atrevía a declararse en la confusión. -¡Quiero a ese diputado ya! -se gritó en las redacciones de los programas rosas de la televi-sión-. ¡Al fin una historia interesante en las Cortes! El caso del diputado secretamente enamorado alcanzó un eco notable: abrió telediarios, tuvo reporteros destacados en las puertas del Congreso, y se hicieron encuestas callejeras: "¿Qué le parece a usted que un diputado declare su amor a voces en medio de una trifulca parlamentaria?". "Muy bien, porque así se hacen humanos". "Muy mal, porque si se quieren que se vayan a otro sitio y no utilicen nuestros impuestos". En la prensa internacional también se comentó: "En la bella España, el amor todo lo impregna: es el espíritu latino". Las agencias de viajes se frotaban las manos: excelente campaña publicitaria. La ministra de Turismo se asomó a CNN Internacional y, en un inglés muy correcto, dijo: "Olviden los tópicos. España no es el país tenebroso de épocas pasadas. En España el amor circula libre, hoy España es amor y libertad". El Vaticano condenó estas afirmaciones: "Por el culto al becerro de oro, los gobernantes españoles ofrecen su país como la Sodoma y Gomorra de nuestro tiempo". "¡Cagonlamar!", gritó el presidente del Gobierno, poco dado a los excesos, pero ciertamente enfadado: "Ahora que teníamos tranquilo el obispero, salta esta chorrada en vísperas del referéndum europeo". La ministra amagó la dimisión. La vicepresidenta la disuadió: "Como dimitas te muelo a palos; ¿tú quieres sentar precedente o qué?". Durante algunos días más, el caso del diputado enamorado se mantuvo en zona templada de la tabla informativa, por debajo de guerras y catástrofes naturales, pero por encima de noticias sociales, economía y cultura. Ya languidece, aunque el viernes todavía hubo bromas en la radio, y este fin de semana ha obtenido menciones en tres columnas de periódico (sin contar ésta), dos de las llamadas frescas, y una sesuda o de fondo. Paralelamente, los bancos han dejado de cobrar la comisión en concepto de yxgfpwrs. En los recibos aparece ahora un recargo por tgfsipyn, pero esa es otra historia.

Influencias marxistas 27.02.2005

UN FANTASMA RECORRE ESPAÑA: el marxismo (de Groucho Marx). No contentos con ganar todos a la vez el referéndum, los líderes políticos deciden pelearse por ver quién ha ganado más, y PSOE y PP discuten después de defender lo mismo: "Se lo advierto, amigo: no vuelva a defender la misma política que yo o tendrá que vérselas conmigo". Esta fiebre cruza España de punta a punta. En Cataluña, tras lo sucedido con el túnel del Carmel, vecinos de otros barrios de Barcelona se movilizaron: "No queremos AVE". La situación no puede ser más marxista: "Oiga, pollo, ¿le interesa un tren de gran velocidad? ¿Quiere que le haga yo mismo el túnel? Conteste primero a la segunda pregunta". (Con todo, esto no es necesariamente malo. Las últimas campañas electorales españolas habían alcanzado límites peligrosos, con la promesa de una estación del AVE cada cien metros, hasta tal punto que Francisco Álvarez Cascos, adelantado del marxismo con su invento del AVE tortuga, inauguraba palotes en los que ponía: AVE, y tenía que venir la Junta Electoral Central a recordar que si no hay tren, no hay tren). Maragall visitó el Carmel y dijo: "Esto es como el Prestige". Interpretar a Maragall no siempre es fácil, menos aún cuando se le entiende, pero la oposición aceptó la comparación, agarrándola por la parte de la incompetencia política. Piqué pidió cinco dimisiones. Más o menos. Probablemente con cuatro se conformaría. La actitud de Piqué podría parecer contradictoria, porque en la crisis del Prestige el PP no pedía dimisiones. Por fortuna, Fraga es también un gran marxista, y consiguió dar coherencia al embrollo: "La Xunta no siempre se sintió apoyada por el Gobierno central durante la crisis del Prestige". La mar salada. Fraga le colgó un medallón a Cascos para agradecer aquel escaso apoyo, pero en esto tampoco hay nada ilógico. De haberse sentido muy apoyado, Fraga le hubiera puesto dos medallas a Cascos. Aznar no pilló el gag, y ha escrito una carta titulada: "No me lo puedo creer". Dirigida a Fraga, le exige que rectifique sus palabras, y que proclame ante la historia que Aznar es el mejor. Alguno puede pensar que Aznar tiene el sentido del humor de un mejillón cebra. Falso. Aznar es marxista hasta la médula. En su carta, Aznar recuerda a Fraga que la hemeroteca es muy cruel con quienes "mudan" de opinión. Se lo dice a Fraga, nada menos, que fue ministro de Franco, y ahora le pasa por la izquierda. Como sucedió en Galicia, en Cataluña ha habido intentos de control de la información, negativas a la investigación, políticos bajo la mesa y otros alardes marxistas, pero ha faltado lo principal: un ministro de Defensa que sobrevolara la zona en helicóptero para después proclamar: "He visto un barrio esplendoroso". Trillo era mucho Trillo. El marxismo español contemporáneo le debe casi todo a Trillo. En política no es tan importante hacerlo bien como que otro lo haya hecho antes peor, aunque esto vaya usted a explicárselo a alguien que estaba merendando en su salón cuando llegó una excavadora y le tiró la casa abajo. "Valor, amigo. Tiene usted suerte de que gobernemos nosotros. Los otros son mucho peores. Ya ve: excavábamos buscando el futuro y hemos llegado adonde siempre".

El ‘método Periquín’ 06.03.2005

LO PEOR DEL FRÍO es que la gente se queda en casa a ver la tele, se atonta y habla del revés. No nos damos cuenta, pero cada vez hay más gente que habla del revés. Tipo telediario, por decirlo así. Antes se entraba en la panadería y se decía: "Déme una barra de pan, por favor". Ahora debe decirse: "Una barra de pan, cuyo coste estimado es de 65 céntimos de euro, es lo que deseo comprar en nombre de mi familia, para su ulterior consumo en la mesa durante el almuerzo". Si no fuera por la tele, nadie diría cuyo ni ulterior, pero aparte de eso, la tele es lo peor. Peor que la tele sólo puede señalarse el cine español, y eso que gana un Oscar cada cinco minutos. Afortunadamente, está en crisis. Bastante mal nos llevamos con la Administración de Bush como para que les hundamos la industria del cine. "Hollywood contra las cuerdas. El presidente Bush toma cartas en el asunto". -¿Mister Sapatero Rodrigues? -Lo siento. Está ocupado. Con Chirac. -¿Otra vez? ¡Caracoles! -¿Cómo que caracoles? Que esto es cine español, chaval. Nosotros pensamos, sentimos, vivimos, hablamos distinto. La tele es mala de mala manera. Por culpa de la tele, que fija mensajes simples, la ciudadanía puede pensar que todo en política es sucio. Y todo, no. A lo mejor, un poquito sí. Un tres por ciento. A lo mejor un tres por ciento sí hay sucio, pero oiga, que el noventa y siete por ciento restante es legal. Nos alarmamos con nada. Para comprender lo que pasa, volvamos los ojos al tradicional método Periquín: "Periquín está en su casa viendo la tele, y en la pantalla aparece el político A, que acusa al político B y al político C de corrupción. Después aparece el político B, que acusa al político A y al político C de deslealtad y turbios manejos. Después sale el político C, que acusa al político B de corrupción, y al político A, de turbios manejos. Tras escuchar a los políticos A, B y C, ¿qué pensará Periquín de la política? 1) Los políticos dicen la verdad y, por tanto, son corruptos. 2) Los políticos son honrados y, por tanto, mienten. 3) Que les den morcilla a todos". Para redondear la jugada, sólo falta que A, B y C se reúnan, y decidan comunicar a Periquín que faltaron a la verdad cuando se acusaron, y que a partir de ahora no mentirán más y dirán siempre la verdad: que son honestos. "Caracoles", dirá Periquín, por no decir "manda huevos". No hay reflexión. Sólo impacto emocional, y la gente cree que vivimos en permanente picaresca por un simple juego de florete parlamentario que nos devolvió a la época de Lázaro de Tormes. -¿Y en qué notó que yo cobraba el tres por ciento? -En que yo cobraba el dos y usted callaba. Comentario de texto: "No sé, no sé, no sé qué tiene la construcción que les vuelve locos, que les vuelve locos". Y lo peor es que, por culpa de estas cosas, andamos distraídos del mayor enigma vivido esta semana: si nuestros aeropuertos se colapsan cuando nieva, ¿por qué no se colapsan los aeropuertos de Suecia cuando les hace sol?

Los invisibles 13.03.2005

CIENTÍFICOS DE TODO EL MUNDO se darán cita la próxima semana en España para comprobar sobre el terreno los asombrosos efectos del agujero negro político-mediático que convierte a gran parte de la población en invisible. "La madre que parió al tontolpeo éste, qué especie de chorrada pretenderá soltarnos este domingo". Es lo que está pensando usted en este momento. No le niego razón. Por fortuna, se puede pasar página. Hay papel de sobra, y además de suplementos y revistas, Caperucita Roja con actividades de lectura comprensiva, que es lo que debería hacerse con la información política: "¿Qué es un bocazas? 1. Un político que habla más de lo que debe. 2. Un político que habla. 3. Un político". Retomo el hilo. Lo del agujero negro y toda la pesca. A por el segundo párrafo, punto crítico donde los haya, porque como dijo el clásico: "¿Quién demonios lee el segundo párrafo?" (el clásico no dijo demonios, pero qué necesidad hay de tratar el tema órganos genitales). La presión de los medios de comunicación para reducir la realidad a las reglas de la ficción impulsa a los políticos a comportarse como actores. "Váyase usted a tomar viento con su teoría de bolsillo, y que le den con una caña por donde más araña". Correcto. No le entretengo más. No se enfade. Muchas gracias, y disculpe las molestias. Ya sólo sigo escribiendo para no dejar espacio en blanco en el periódico, pero lo mismo podría copiar 500 veces "Zaplana es el mejor". (Que lo es, además). Tercer párrafo. El más difícil. La mayoría de los artículos se abandonan en el tercer párrafo, hacia los 47 segundos de lectura. Allá va: El político clásico, orador, lector y un poco filósofo, vive con absoluto desconcierto las reglas de la representación, especialmente en los medios audiovisuales, que considera livianos, banales y estúpidos, y para adaptarse cree que debe decir cosas livianas, banales y estúpidas. O sea, tonterías. Resultado: político de notable formación intelectual dice tonterías sin venir a cuento. 4º párrafo: Estas tonterías nos encantan a los medios, y tanto nos gustan que, en cuanto brota una, preguntamos por ella a otros políticos. Así puede ir el periodista de tontería en tontería como Tarzán de liana en liana, de manera que al final de la jornada uno ha podido cruzar la selva, y hacer el resumen: tonterías del día. Llegados hasta aquí, debo dar dos noticias, una buena y otra mala. La buena es que el artículo se va acabando. La mala es que no está bien resuelto. Aún puede abandonar la lectura. Vamos a lo que estamos: este efecto de acción-reacción, tontería+tontería, forma un agujero negro que absorbe la realidad, la sustituye por una representación y convierte a la mayoría de la población en invisible. En España hay dos millones de personas dependientes. Son invisibles. Sus cuidadores, familiares cercanos, son otros dos o tres millones. También invisibles. Desaparecen del teatrillo de la actualidad devorados por el agujero negro que forman cada día el suflé de Maragall, el condón de Manuel Fraga, el francés de ZP o la última de Bono. Científicos de todo el mundo estudiarán este fenómeno la semana que viene. Logicamente, nadie les hará caso. La semana que viene habrá tonterías para aburrir. Como para ocuparse de una reunión de científicos.

¡El Rey se va al Caribe! 20.03.2005

1. MARIANO RAJOY ha reunido a la cúpula de su partido: -He repasado algunas de las cosas que hemos dicho del Gobierno y de su presidente en este año: mentiroso, débil, inestable, ridículo, necio, bobo, tonto, fascistoide, zafio, miserable, antiespañol, insolvente, pobre, superficial, frívolo, engreído... -Es verdad -interrumpe Ángel Acebes- que hemos estado un poco blandos, pero es que estamos sólo en el primer año. ¡A partir de ahora le vamos a dar estopa de la buena! -En Cataluña -dice Piqué- hemos dado el golpe con mi censurus interruptus. Me han llamado de todos los medios para comentarlo. -Para comentarlo con burla, Piqué. -Si vamos a fijarnos sólo en lo negativo... -Conclusiones, señores, que son las once y aún no he tenido ni tiempo de leer el As. ¿Creéis que el Madrid mejoraría si se deshiciera de Beckham, Raúl y Ronaldo? -¡Otra indirecta como ésa y dimito! "Dios te oiga, Angelito, Dios te oiga", piensa Rajoy. 2. JUAN JOSÉ IBARRETXE da un mitin, y en los periódicos se destaca una frase: "El viaje sigue". En la foto sonríe. Se le nota contento. Para ver la vida de colores hay quien se mete un tripi, hay quien se mete un plan. El caso es viajar, y ser feliz, cada cual a su manera. En las Cortes hay polémica por el uso de las lenguas, un caso de infelicidad que debería resolver Lorena Berdún en su consultorio sexológico. "Hola, Lorena, chata. Mira, me llamo Manolo, soy presidente de Cortes y tal, ¿no?, y quiero consultarte sobre el uso de las lenguas". En cinco minutos explica Lorena cómo deberían usar las lenguas diputados y diputadas, y acabose la polémica parlamentaria. 3. EN ZARZUELA HAY INCERTIDUMBRE. ¿Por el embarazo de Letizia? No. Porque a lo mejor nos vamos a Cuba, como Curro, el del anuncio. "El Rey se va al Caribe. ¡Ja ja ja jaaaa!". En la izquierda plural habrá quien sufra por esa concesión a Fidel Castro, habrá quien se consuele viendo que el PP echa fuego por las muelas, habrá quien piense que el Rey no debería volver. En esto llega Moratinos corriendo: "¿Lo veis, lo veis, lo veis? Cada vez van mejor nuestras relaciones con EE UU. ¡Ya tenemos embajador!". Ay, Moratinos, Moratinos... El presidente no sabe cómo decirle que cuanto menos insista en lo excelente de nuestras relaciones con EE UU, mejor. No presumes, no careces. "¡Leche!", añade ZP, con buen talante. "Oye, María Teresa", se dirige a la vicepresidenta, "¿por qué no le dices a Moratinos que deje de insistir en lo bien que nos llevamos con EE UU?". "¡Sí, hombre! Y después le digo a Carmen Calvo que Peter Pan es mentira, que no basta un pensamiento feliz para volar. Un día se nos descalabra. Ya se ha tirado dos veces por la ventana de su despacho". Tonterías. Carmen Calvo no es así. Además, su despacho está en un bajo. Mañana da una conferencia: El Gobierno, ¿reflexión o entretenimiento? Noventa folios a palo seco. Total, para nada, porque ella es muy de improvisar. Encarga papeles y luego deja fluir su verbo. Es feliz.

Cuatro Españas (o más) 27.03.2005

1. EL MINISTRO JOSÉ BONO ha viajado en esta Semana Santa a Washington, con el fin de hacerse el encontradizo: "Pero bueno, mi querida Condoleezza Rice, ¡el mundo ej un pañuelo!". Bono está contento. La vida le sonríe. Es el ministro mejor valorado del Gobierno, va cumpliendo sus objetivos sin sobresaltos, y día sí día también aparece por la tele. ¿Se puede pedir más? Es un fenómeno, Bono. Nadie como él lleva las camisas de cuello apretado, tan apretado que parece siempre congestionado, sudoroso y al límite de la asfixia. ¿Pero acaso Bono se afloja el nudo de la corbata? No, porque es un servidor público, y al público se entrega, como todos los artistas. Ahí está ahora, alrededor de la Casa Blanca y del Pentágono, de incógnito con Blanquita, la cabra de la Legión, tocando la trompeta como un titiritero más. Bono es nuestro James Bond, y en su pantalón oculta un móvil de última generación, de esos que hacen fotos y hasta medio películas, y en cuanto aparezca Condi, ¡zas! Foto, y a mandársela de inmediato a su colega Moratinos. Sin mala intención. Bromas entre compañeros. 2. Ángel Acebes ha viajado al Lejano Oriente. Un Oriente lejanísimo, y porque Mariano Rajoy no encontró nada más alejado. Pero Acebes no se rinde: regresará por el otro lado, aprovechando que la Tierra es redonda (aunque no descarta otra posibilidad). 3. Manuel Fraga no descansa. Es un devoto del trabajo, que reduce su actividad sólo por adaptarse a la energía que es capaz de desplegar. Lejos quedan los tiempos en que arrancaba el hilo del teléfono cuando le molestaban las llamadas. "Ahora los teléfonos ni siquiera tienen hilos", piensa con nostalgia. "La tele es en color, las chicas enseñan el ombligo desde los nueve años, y los hombres se echan cremitas en el pecho, sí, en el pecho, donde antes crecía pelo y latía un corazón presto a derretir suecas, amigo mío", comenta don Manuel a un periodista extranjero empeñado en averiguar por qué. "Si quiere usted averiguar por qué, pregunte a la oposición, amigo mío". "Es que la oposición me aburre, don Manuel". "Pues ya tiene usted el porqué". 4. Pasqual Maragall ha convocado a sus colaboradores en un monasterio. Hay políticos que ven piedra y piensan: ¡trascendencia, posteridad, historia! Maragall es así. Poco le importan las incomodidades mundanas. "Tengo malas vibraciones", comenta en las reuniones. "Lo que pasa es que hace un frío que pela", piensan a su alrededor, pero no lo dicen, porque ya bastante impresión de crisis hay. "Percibo una conmoción en la Fuerza", insiste Maragall. Sus colaboradores ya están acostumbrados a este lenguaje jedi; pero entre que Maragall habla ronco, que deja la luz a media asta y que muchos consejeros van vestidos de negro, más que reuniones de gobierno parecen sesiones de espiritismo: "¡Déficit fiscal: si estás ahí, manifiéstate!". Nadie consigue concentrarse. Todo tiene un aire a El nombre de la rosa, y las siguientes palabras de Maragall resultan aún más desasosegantes. "Hay socialistas que hacen todo lo posible para que fracase el proyecto de este Gobierno". Los colaboradores se alarman: "Quieres decir, ¿aparte de ti, Pasqual? Porque contigo podemos, pero si sois más, ya no sé qué vamos a hacer".

La risa o la muerte 03.04.2005

EN ESPAÑA LAS NOTICIAS VUELAN, así que probablemente muchos de ustedes ya se habrán enterado: Franco ha muerto. "Las estatuas, ni tocarlas", gritó Acebes cuando lo supo. Cierto que la noticia tiene treinta años, pero Acebes es muy concienzudo confirmando datos. Además, ¿qué son treinta años en la vida de una estatua? Aquí todo lo hacemos a lo bestia, como ya se denunció el 9 de mayo de 1979 en un artículo del periódico La Nueva Rioja certeramente titulado Vientos que destruyen. Lo firmaba un tal Aznar. Se lamentaba así: "En Coslada (Madrid), las calles dedicadas a Franco y José Antonio lo estarán a partir de ahora a la Constitución. En Valencia, la plaza del Caudillo pasará a llamarse del País Valencià. Y no hemos hecho más que comenzar". Tenía razón Aznar. En 1979 no hacíamos más que comenzar. Veinticinco años después, la destrucción sigue, y él sigue denunciándola. Detrás de la denuncia van Acebes y Rajoy, por este orden. Por qué los dirigentes del PP protestan ante la retirada de estatuas de Franco es un misterio, pero con una oposición así gobierna hasta el Tato. Ahora, el empeño del PP es implicar a ZP en el 11-M, que se dice pronto. Oye, a lo mejor sí. Esto pasa a veces: "Parecía tan buena persona y mira...". El PP ha tomado la decisión de personalizar sus críticas al Gobierno en ZP, y seguramente hace muy bien, aunque quizá les falle el sentido del matiz. Después de pasarse un año llamándole bobo bienintencionado, de un día para otro deciden meterle en la conspiración del 11-M. Con un par. Para qué andar con medias tintas. Insinuaciones, medias palabras, ZP miente, oculta algo importante, tiene miedo a la verdad, que demuestre que es inocente... Puede ser, puede ser. Hay gente de ojos azules con muy mal carácter. A simple vista no hay quien entienda al PP, pero seguro que su oposición tiene lógica, más allá de la pasión favorita del debate político español, que es discutir sobre muertos. Todo el rato. A veces se dice que España es un país guerracivilista. Para nada. Si fuéramos un país guerracivilista ya estaríamos a tiros. No hay país en el mundo que soporte tener a sus políticos discutiendo todo el día sobre muerte, territorio y religión. Cuando no es una cosa es otra, y cuando no bastan los muertos propios, los traemos de importación. Hay una enferma conectada a una máquina en EE UU y allá vamos los españoles dando opiniones como machetazos: que la desconecten, que sí, que no, que viva, que muera. La muerte nos sienta tan bien... 105 muertos en las carreteras durante la Semana Santa, dos más que el año pasado por las mismas fechas. Prácticamente igual, se dice. Por supuesto, prácticamente igual, salvo para los dos que han muerto de más; pero en España decimos prácticamente igual queriendo decir: qué lástima, no se lo podemos colgar al Gobierno, a otra cosa mariposa. A veces se lee por ahí que en otros países se discute cómo reducir la mortandad en carretera. Los muy burros. Esos extranjeros... Ante la muerte, discuten sobre soluciones, en lugar de discutir quién tiene razón, que es lo que hacemos en España.

¿Oiga, torre de controrrr? 10.04.2005

LA MEZCLA DE GÉNEROS en el periodismo es muy interesante, pero puede provocar equívocos poco recomendables. Hace tiempo que sintonizo programas de radio en los que se habla mucho de política, y todavía no sé si son de humor o de terror. Suelo escuchar la radio apuntando en una libreta ideas para chistes, y días atrás tropecé con unos señores muy fogosos que comentaban la posibilidad del traspaso de los aeropuertos al Gobierno catalán. En seguida se veía que no eran partidarios. Entre los inconvenientes se incluía que, al locutarse por megafonía las instrucciones en catalán, "muchos pasajeros se perderían". Muy bien visto. Otro contertulio apuntó un aspecto más grave: si desde la torre de control se dan instrucciones en catalán, ¿cómo van a entenderlas los pilotos? "¡A saber dónde aterrizarán!", concluía. Aterrador. Quieres ir a Barcelona y te dejan en Pekín, donde te hablan en chino, sí, pero sin la mala sombra de los catalanes. "¡Oiga, señorita, qué clase de servicio es éste!". "¡A mí qué me dice, me han hablado en catalán y me he tenido que desviar!". Y a buscarse la vida: si ves una noria muy grande es Viena. Una torre muy alta: París. ¿La torre está inclinada? Pisa. Y cómo vuelves, además. Y dónde te dejarán. Una angustia, un estrés, ¡un poquito de por favor! ¿Y no se ofrecerían las instrucciones en otro idioma, además del catalán?, preguntó alguien. "¡Sí, en esloveno o alguno de esos!", replicaba el capitán, irreductible. Aunque no se puede asegurar, probablemente echaba fuego por las muelas, que es una expresión muy catalana. Había que vencer el acto reflejo de quitarse el auricular, por si te quemaba. Todo el rato decía: "¡A saber, a saber!", sin que pueda precisarse si era una orden o un tic. "¡A saber, a saber!", y a continuación iba sofisticando su propio chiste, con un estilo muy peculiar: "¡Imagínate que va a aterrizar un piloto español, que no sabe idiomas, le dan instrucciones en catalán, inglés y esloveno, y el pobre hombre, ¿cómo aterriza?". Pues cómo quiere que aterrice: con la cabeza como un bombo, con tanta instrucción. Que le dejen, hombre de Dios, que le dejen, que seguro que lleva muchas horas de vuelo, y ya sabrá la criatura cómo tomar tierra. El panorama era terrible, pero divertido. Mucho más divertido si caías en la cuenta de que, en realidad, todo eso lo decían en serio: pasajeros perdidos, aviones extraviados, gente viajando al azar, familias rotas... Ese padre de familia telefoneando a casa: "Que te lo juro, Mari, que me han dejado en Bratislava, yo quería ir a cenar, da besos a las niñas". Esa ejecutiva abandonada en Múnich: "Paco, te quiero, ailoviu, ailovien, o como se diga en alemán, malditos idiomas". Rebobinemos un momento: "Imagínate que va a aterrizar un piloto español, que no sabe idiomas, le dan instrucciones en catalán, inglés y esloveno, ¡y...!". ¿Saben lo que encuentro mal de esa parte de la españolísima soflama? La desconfianza en la cultura de los españoles. Se da por supuesto que los españoles no sabemos idiomas. Incluso los profesionales muy cualificados. ¿Cómo no va a saber esloveno un piloto? Un piloto español sabe esloveno antes de cumplir tres años, hombre, por más que estudiara con la LOGSE. A veces, queriendo defender mucho a España, se la denigra.

Sosomán cumple un año 17.04.2005

PRIMER AÑO DE SOSOMÁN en el Gobierno, y alud de declaraciones y valoraciones, como siempre. Y, como siempre, Pepe Bono el primero. Qué hombre. "Puej me pilla de sorpresa, maquillado por casualidad. A ver, improvisando un poco, la valoración ej positiva, porque ¿qué maj alta ajpiración puede tener un servidor público que llevar su país en la ejpalda, como el ejtibador lleva el peso de la carga que tranjporta el barco? Pues así me siento yo: como el ejtibador de Ejpaña, que dejcarga ese barco que ej la vida. Y me siento agotado, sudoroso, deshecho, pero... ¡pero no se vaya! ¡Al micrófono, atrapen a ese micrófono!". Ha habido declaraciones para todos los gustos. La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega fue concisa y rotunda: "Todo mejoró mucho cuando los ministros comenzaron a callar". Precisamente mucho han destacado las palabras de la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo: "La tipología de este año nos permite abrir un debate en torno a un año cuya tipología abre, en cierto modo, un debate en torno a ello". Trujillo hizo este comentario en la presentación de la exposición La aldea de los Pitufos. Una solución habitacional para un ciclo vital que no está tan mal. El título de la exposición es de Carmen Calvo, claro. "Yo me lo he pasado chachi, y lo que digan los demás, plim", dijo Calvo. José Blanco hizo una declaración sorprendente: "Nadie daba un duro por este tío en el gobierno, y ahora mira: hasta le cuadran las cuentas". El ex presidente José María Aznar no defraudó: "¿Un año? ¿Un año de qué? Me parece un hecho irrelevante. No le había prestado más atención a ese hijfsrtsx de pfwts malnajferws" Gaspar Llamazares, líder de Izquierda Unida, habló en rueda de prensa: "El peor es Pedro Solbes, un liberal, castrador de la izquierda, un maníaco: en cuanto te descuidas, te castra y adiós izquierda". El jefe de ERC, Josep Lluís Carod Rovira, analiza así estos meses: "Mi colaboración con el Gobierno ha sido irregular, porque en el partido socialista hay dos almas: una abierta, tolerante y amable, y otra como yo". En el terreno de lo social, destaca la frase de Ana Botella: "A mí lo que menos me ha gustado de este año ha sido lo de las frutas, lo de mezclar manzanas y peras. No. La manzana es la manzana, y la pera es la pera. ¿Qué es la pera? ¿Una manzana? No. Si una pera fuera una manzana no sería una pera. Eso es un hecho objetivo, y me alegra que el monstruo de las galletas se haya pasado a la fruta, porque así los niños españoles saldrán menos gays". Bueno. También muy contundente fue el secretario general del PP, Ángel Acebes: "Hoy los españoles conocen ya las mentiras de Zapatero, y los españoles se las harán pagar caras, esas mentiras. Los españoles hacen pagar las mentiras a sus gobernantes. Lo sé por experiencia". Mariano Rajoy hizo un alarde de marianismo: "Cuando se cumplieron los cien días, ya dije que ni sí ni no ni todo lo contrario. Hoy, lamentablemente, debo reafirmarme en aquella primera impresión. O no". Por último, habló Juan José llevar Ibarretxe: "Desde la autoridad que nos da llevar siete mil años diciendo lo mismo, sólo podemos comentar: que pase el siguiente". En cierto sentido tiene gracia.

Un montón de cosas 24.04.2005

QUERIDO DIARIO: El país sigue raro. Ha pasado un año, y tenemos un presidente de Gobierno que predica el laicismo con un mensaje evangélico: bondad infinita y acabar con el hambre en el mundo. La oposición conservadora, de inspiración cristiana, se burla y le llama tonto. ¡Acabar con el hambre en el mundo!, se ríen. Por fortuna, se definen como un partido de inspiración cristiana. Si llegan a ser ateos sin escrúpulos, a saber lo que dirían. Que el presidente del Gobierno es cómplice de los terroristas no, porque eso ya lo dicen ahora. Ciertamente, ZP tiene arte, porque colaboró con Sadam Husein en la guerra de Irak, con Al Qaeda en Madrid y ahora con ETA en el País Vasco. Menudo historial. Un bicho. Otra cosa: Santiago Carrillo intentó autolesionarse en una librería de Madrid, y aunque no lo logró, hirió a algunos de sus acompañantes. No se descarta otra posibilidad: que ZP se infiltrara en la ultraderecha, de natural pacífica, para provocar un altercado. La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, ha tomado cartas en el asunto del hospital de Leganés, otro caso de vida o muerte que se debate en la política española con serenidad y moderación, como es costumbre. Aguirre ha hecho una declaración interesante: "Mi consejero lo ha hecho bien". Es una suerte. De haberlo hecho mal, tendría que destituirle, o reprenderle, por lo menos, pero como lo ha hecho bien, no. Esto va así. Es una suerte que tienen los políticos: descubrir que el bien y el mal están siempre donde conviene. No debe confundirse esto con el relativismo moral que denuncian Benedicto XVI y José María Aznar I. Hablando del rey de Roma, nuestro presidente del Gobierno en el exilio sigue recabando apoyos en el interior. Con su buen humor habitual, Aznar definió los resultados electorales en el País Vasco: una tragedia, dijo. Aznar es como la vie en rose, pero en noir. Una tragedia. Seamos precisos. No dijo exactamente eso. Exactamente dijo "una gran tragedia". Seguro que para Mariano Rajoy resulta estimulante sentir permanentemente el aliento de Aznar tan cerca. Moratinos visitó a Condoleeza Rice, y la entrevista fue tan y tan bien que desaparecieron los obstáculos que había en las relaciones entre España y Estados Unidos. Así lo explicó Moratinos. Lo curioso es que, antes de la reunión, tampoco había obstáculos. Lo había dicho Moratinos. Hay que ver, qué cosas tiene Moratinos: irse a Washington para desobstaculizar una relación que no estaba obstaculizada... Por otra parte, hubo elecciones en el País Vasco, y quedaron como les quedan todas las elecciones: 500.000 a 500.000. Parece un chiste antiguo de chinos, de esos que se explicaban hace treinta o cuarenta años, cuando el miedo de moda era que había muchos chinos en China (?): "Hay quinientos mil chinos jugando al fútbol en una cabina telefónica, y llega otro y dice: ¿Puedo jugar? Y le contestan: No, que no cabes". Una chorrada. En todas las elecciones vascas hay empate a 500.000. Se trata de sacar 500.001, a ver si gana uno contra otro, o de hablar con los 500.000 de enfrente, por si se pueden poner de acuerdo en algo. Pues va a ser que sí.

Homenaje a 5 moscas 01.05.2005

CINCO MOSCAS se aburren un domingo y deciden vivir emociones fuertes. "¿Por qué no vamos de gincana a un mitin de ZP?", propone una. Las otras cuatro la miran con asombro. ¿A un mitin? Para eso me quedo en casa viendo la tele; cuarenta millones de españoles no pueden equivocarse. Pero la mosca aventurera insiste: "Nos ponemos a la derecha de su mano derecha. La que consiga pasar a la izquierda de su mano izquierda, gana". Es esta una historia triste, porque las cinco moscas murieron. A la primera, ZP la golpeó con el filo de la mano derecha. La mosca pecó de inocente. Es el gesto más común de ZP: mover el antebrazo de arriba abajo, con la mano extendida, fileteando el aire con energía de karateca, como si estuviera partiendo ladrillos. "Basta ya de hipocresía", dijo ZP, y ahí quedó la primera mosca. A la segunda la atrapó en el puño, la agitó en el aire unos instantes y la dejó caer al vacío. Cuando ZP alardea de principios o convicciones, lo que sucede con cierta frecuencia, agita el puño en el aire a poca altura. Ojo, con los nudillos hacia adentro. No como un comunista perezoso, sino como un jugador de dados tenso. "Porque estoy convencido", dice, y agita el puño en un movimiento corto y nervioso. La mosca se sintió como se hubiera sentido cualquiera en el interior de una centrifugadora. A continuación, ZP extiende los dedos bruscamente, como si hubiera recibido una pequeña descarga eléctrica o como si fuera Juan Tamariz gitando: "¡Tatachán!". La mosca, mareada y algo electrocutada, cayó al suelo. La tercera se llevó un revés. Un golpe seco y contundente, de izquierda a derecha. Fue en la frase: "A lo largo de la legislatura", ZP barrió el atril y ahí palmó la mosca. Las dos supervivientes comenzaban ya a pensar que hay mejores formas de pasar un domingo. ¡Ni siquiera habían alcanzado la mano izquierda! ¿Pero qué hace este hombre con las manos? ¿Es que nunca para quieto? Le observaron largamente. Llegaron a descodificar los gestos de ZP, y los bautizaron mediante asociaciones de ideas: karateca, dados, tatachán, pajilla (cómo son las moscas), revés, yo... El "yo" es también gesto mortal: ZP se golpea el pecho con la palma de la mano abierta. Creyeron las dos moscas descubrir un patrón: cinco karatecas, dos dados, un tatachán, cuatro pajillas, tres reveses, un yo. Descifraron después que cada gesto se correspondía con un determinado tono de voz, y memorizaron el código hasta que fueron capaces de adivinar los gestos de ZP en la tribuna con los ojos cerrados: karateca, karateka, dados, tatachán, pajilla, pajilla, ¡no, dados!, tatachán, pajilla-yo, karateca, revés. ¡Sí, sí, sí! Cuando se creyeron preparadas, se despidieron con dos besos. Habían decidido que lo intentarían juntas. Sortearon tres karatecas, seis dados, dos pajillas, un yo y cinco reveses, pero no habían podido prever que, justo en la despedida, en el momento de decir: "Ánimo, compañeros y compañeras!", ZP iba a utilizar un arma letal: el doble tailandés. Como un masajista que quisiera ablandar una espalda cargada de contracturas, ZP golpea repetidamente, con las dos manos en paralelo, a gran velocidad y con mucha fuerza, de arriba abajo. Plof, plof, murieron juntas las moscas. Plof, plof. Qué vida esta.

No quiero pensar 08.05.2005

SE AVECINA un debate sobre el estado de la nación muy devaluado. Sin Esperanza Aguirre, por ejemplo, que ha irrumpido en el paritorio nacional con una observación sagaz: Zapatero es del Barça, le tiene rabia a Madrid y provoca atascos. Frente a ella debería medirse Rodríguez Ibarra, que ha puesto sobre la mesa su propuesta de financiación autonómica con prodigiosa capacidad de síntesis: "Que se metan los cuartos por donde les quepan". (La obsesión de Ibarra por el orificio anal de sus rivales políticos es llamativa. Ya pasó con el indulto a Rafael Vera; ahora con "los cuartos". ¿Qué será lo siguiente que mande meterse Ibarra a los demás?). Ausencia notabilísima será la de Ana Botella y sus acertadas denuncias sobre "el poderoso lobby homosexual" al que Zapatero ha decidido "satisfacer". ¿Habrá algo peor? ¡Un presidente de Gobierno satisfaciendo homosexuales a granel, en lobby! Estas denuncias suele hacerlas el PP mediante la fórmula "no quiero pensar". Por ejemplo: "No quiero pensar que ZP quiere congraciarse con Bin Laden". O bien: "No quiero pensar que ZP prefiere la dictadura a la libertad". Etcétera. No quiero pensar, como en un verso de canción de Manuel Alejandro interpretada por Rocío Jurado. En el debate hablará Rajoy, pero debería subir Acebes a la tribuna, y desmelenarse: "Señor presidente, señorías, hoy voy a interpretar la canción No quiero pensar. Dedicado al presidente, allá va: No quiero pensar / que tienes pacto oculto, / que te entregas a la ETA / en la noche, así a lo bruto. / No lo quiero pensar / no lo quiero pensar, / pero me lo repite / un señor con bigote". En efecto, con motivo de la promoción de su libro de retratos De Fraga a Bush (inicialmente pensó en llamarlo De oca a oca y tiro porque me toca), ha vuelto a asomar el gran, el irrepetible, el asombroso José María Aznar. Desde la retirada de Greta Garbo no se había vivido en la escena un vacío como el que vivimos sin Aznar. Reuniendo los mensajes de estos días de promoción, se descubre un hilo lógico: Zapatero despedaza España para entregarla a ETA, Al Qaeda, Francia, Cataluña y Marruecos. Ahí es nada. Las conversaciones en casa tienen que ser tremendas. -¿Tú crees, Jose, que El Intruso tiene pacto secreto con el poderoso lobby mosesual? -No lo quiero pensar, pero hoy campan a sus anchas por España terroristas, mosesuales y satanistas. -¿Satanistas? -Se hacen llamar laicos, pero son satanistas. -Ay, madre. -Sé lo que me digo. A mí el lobby mosesual me presionó mucho; son poderosos. Pero yo más. -Tú eres el más poderoso. Otra ausencia: el líder de la oposición, Maragall. Sí, nominalmente es Rajoy, pero a quien los diputados del PSOE tienen ganas, de verdad, es a Maragall. Con Rajoy se sienten incluso solidarios, como víctimas de Aznar. Si además de Maragall acudiera Carod-Rovira sería apoteósico. (Sí estará Joan Puigcercós, para disertar sobre su pieza maestra: Tengo un bote y me lo quieren chupar). En fin. Ni Esperanza, ni Ibarra, ni Botella, ni Aznar, ni Carod, ni Maragall. Qué debate. Como partido del Madrid sin galácticos.

Crónica extraterrestre 15.05.2005

INFORME de V7G8R001/2 para la base de Ganímedes: La travesía programada de trescientos siglos luz ha finalizado hoy, felizmente, en el planeta Tierra. País: España. "Ya ha tenido usted mala suerte", me dice un paisano, y se ríe. Primera observación: mucha gente se ríe. Segunda observación: todos a mi alrededor están pendientes del embarazo de la Princesa y del final de la Liga de fútbol. ¿Todos? No. Un grupo de irreductibles se ha encerrado en un edificio custodiado por leones de piedra. Los integrantes de este curioso grupo suman 350 individuos, y durante una semana se han propuesto discutir si España está en peligro. El mecanismo de la discusión sigue un ritual complejo: de entre el grupo de 350 surge una unidad humana, que se dirige a una tribuna con tres micrófonos, y desde allí, en pie, procede a cascar un rollo cuya duración oscila entre una eternidad y el infinito. En venganza, las 349 unidades humanas restantes, acomodadas en sillones rojos, golpean con las manos, con los pies o gritan. Este ritual, al parecer, refleja la tradicional organización laboral española: uno trabaja y 300 miran. Hacer ruido con las manos es señal de aprobación; con los pies, de reprobación. Algunos golpean sus pies en el suelo con tal fuerza que acaban aullando. Se forma entonces gran alboroto y un señor con martillo pide silencio. Está prohibido echar comida a los diputados desde los palcos. Una clave: a pesar de que lo divertido sucede en los sillones, debe atenderse a la tribuna, porque eso es lo importante. Lo divertido y lo importante no coinciden nunca. Entre discurso y discurso, hay pausas que los diputados aprovechan para decir que su líder es el mejor, y que ha ganado. También se debe denigrar al rival, aludiendo a que es el peor y que ha perdido. A diferencia del fútbol y del crimen organizado, en los debates parlamentarios no hay resultado objetivo, por lo que cualquiera puede proclamar su victoria. Los discursos de todos los oradores son binarios, y se sustentan en los valores "bandera" y "principios". Lo único que varía en los oradores es la secuencia. El líder de la mayoría, que se distingue por peinarse sin raya y sonreír, mantiene una secuencia tipo: principio principio principio bandera principio. Es decir: 11101. El líder de la minoría, que lleva gafas, ofrece la secuencia contraria: bandera bandera bandera principio bandera. Es decir: 00010. Por esta diferencia de secuencia casi llegan a las manos. En realidad, el discurso sobre bandera y principios oculta una discusión sobre dinero, pero a los españoles les parece vil mostrar directamente interés por el dinero, de ahí que les fascine la monarquía constitucional. En una monarquía feudal, ante la alegría provocada por el embarazo de la Princesa, el Rey hubiera ordenado la cancelación de las hipotecas o, por lo menos, una rebaja en el euríbor, el perdón de la declaración anual de la renta o el sorteo de entradas para la final de la Copa. En una monarquía constitucional eso no es posible, pero incomprensiblemente nadie encuentra ventajas a una monarquía feudal. Por el contrario, se pretende hacerla aún más constitucional. Seguiremos informando. PD: En el debate tampoco se habla de lo único que me afecta directamente: la inmigración.

Eto’o presidente 22.05.2005

EL PRIMER MINISTRO BRITÁNICO, Tony Blair, se ha propuesto que en esta nueva legislatura se instale entre sus compatriotas la cultura del respeto. Muy cómodo proponer eso en el extranjero. Eso tiene mérito plantearlo en España. Ahí te quiero ver, Tony Blair. Una semana de debate del estado de la nación y no sabe uno si es mejor exiliarse a Sierra Leona o tirar de sierra mecánica, como George W. Bush. -¿Adónde vas, Ángel? ¡Deja esa sierra mecánica ahora mismo! -¡Déjame, Mariano, que estoy muy tenso! Además, Bush lo hace. Lo dijo su mujer. Pero no todo es agresividad y violencia verbal. Hay señales de civilización en la actividad pública: Samuel Eto'o pidió perdón por una frase insultante hacia al Real Madrid. ¡Pidió perdón! ¡Reconoció haberse equivocado! Sin ninguna duda: Eto'o presidente. O, por lo menos, líder de la oposición, con permiso de Esperanza Aguirre, que está haciendo cola, y menuda impaciencia tiene. -Esperanza, ¿adónde vas con esa sierra mecánica? -Nada, Mariano, cosas mías. ¡Mira el pajaritooo! Dan más señales de sensatez los futbolistas que muchos políticos. "He escupido en el plato donde comí", dijo Eto'o, vestido de blanco para pedir disculpas. "No hay que darle mayor importancia", comentaron futbolistas del Madrid. "Eto'o es mi amigo", le defendió Guti. Nos vamos haciendo viejos. Hace unos años, las pasiones bajas se dirimían en el fútbol, y las discusiones racionales eran las políticas. Declaraciones de Raúl: "El Barça es justo vencedor de la Liga. Si le señalan más penaltis es porque llega más al área. Si los árbitros se equivocan más a su favor es porque tiene más la pelota". Imaginen lo que sería un debate parlamentario sobre el final de la Liga. "¡Usted compra a los árbitros, soborna a los contrarios, corrompe la competición, traiciona a la afición y mata el deporte. El fútbol está muerto. Usted lo ha asesinado". Estaríamos todos sin aliento. ¡Imaginen lo que ganaríamos con los futbolistas gobernando! No se discutiría el resultado electoral, se aceptaría la legitimidad de la mayoría y se pedirían disculpas por los errores. El futuro de los hooligans ya no está en el fútbol. -Mariano, ¿adónde vas con la sierra mecánica? Te vas a hacer daño. También Rajoy tira de sierra mecánica, basicamente para defenderse dentro de su partido. ¡Cómo está la oposición! Ya decía Andreotti que el poder desgasta sobre todo al que no lo tiene. Elecciones en Galicia, tensión en el PP, drama en toda España. Se ve que si el PP pierde la mayoría absoluta en Galicia, Rajoy se cae. -Usted me dirá -sonríe el otorrino a Mariano Rajoy. -Es que me silban mucho los oídos, doctor. -Ah, ni se preocupe. Tiene usted oposicionitis. Mejor dicho, la tienen en su partido. -¿Y es muy grave? -Para usted sí, porque se cura cortándole a usted la cabeza.

Tómate un lexatín 29.05.2005

LA QUE MONTA ANNAKIN SKYWALKER porque su novia está en peligro. Mejor dicho, porque supone que está en peligro, o porque sueña que está en peligro. Una premonición y extermina varios planetas, civilizaciones y todo. Una jartá de matar y de matar. Y nos quejamos de la guerra de Irak, mal justificada. Pues anda que la guerra de las galaxias... Y por qué habría que justificarla, ¿no? Pues eso: estaba mucho mejor sin justificar. En cuanto a la supuesta alusión política que compara a George W. Bush con Darth Vader... ¡Qué más quisiera Bush! Hay que ser presuntuoso para compararse con Darth Vader, un malo como Dios manda (con perdón, es una frase hecha, no una ofensa a las confesiones religiosas monoteístas). Las palabras de Darth Vader que le identificarían con Bush: "Si no estás conmigo, eres mi enemigo". Anda que no dijo Aznar esa frase veces y veces, y nadie encuentra que Lucas se esté metiendo con él. Aún Ángel Acebes la repite a todas horas, aunque sea dudoso que Lucas haya querido aludir a Acebes. Otra prueba de que Lucas ha perdido pulso con el paso del tiempo: Yoda sigue siendo igual a Jordi Pujol. El personaje debería aparecer ahora con bigote y gafas, para parecerse más a Josep Lluís Carod Rovira, nuevo ídolo local. Entre el mal carácter de Darth Vader y la mala pata de Carod Rovira, el universo se contrae y adiós. O no, nunca se sabe. Corre el rumor de que Benedicto XVI ha mostrado interés por conocer a Carod Rovira. Alguien capaz de poner de acuerdo a católicos, protestantes, judíos y musulmanes no es un cualquiera. Les ha puesto de acuerdo para quejarse por la broma con la corona de espinas, pero les ha puesto de acuerdo. Se le ocurre a Carod Rovira bromear con algún símbolo de la Fuerza y Annakin monta un pollo que ni te cuento. -¡Emperador, emperador! Mire lo que ha hecho Carod Rovira. -Coge este poquito de Fuerza y apriétale la nuez. Esto de que todo gire alrededor de la Fuerza, un poder misterioso al que hay que adorar y que estrangula a la gente, sí que es metafórico de la España de hoy: la Fuerza sería como una Hipoteca, con mayúscula. El Lado Oscuro sería la banca. "¡Pida otro crédito, en el Lado Oscuro todo son facilidades!". Otra cosa mala de la película: los poderes de la Fuerza, que son los buenos, se usan extendiendo la mano, sin más, pero con los poderes del Lado Oscuro, que son los malos, te salen rayos de los dedos. ¿Qué va a preferir la gente? Pues los rayos. Eso es muy poco pedagógico. La diputada del PP Macarena Montesinos debería preguntar en el senado galáctico. Tanto vigilar a los Lunnis, y tenemos a los niños echando rayos y suspirando por el Lado Oscuro. Por cierto, que Annakin vive en un loft de apenas 35 metros cuadrados. El resto son zonas comunes y otros planetas. Tendría gracia que, al final, la ministra Trujillo tuviera razón. El indicio definitivo de que caminamos hacia un futuro espantoso: en las galaxias no hay televisión, ni fútbol. En consecuencia, ¿qué hacen los hombres el domingo por la tarde, sin carrusel deportivo? Pues nada más que de matar y de matar.

Tribulaciones chinas 05.06.2005

POR SI NO TUVIÉRAMOS bastantes problemas, van los chinos y nos declaran la guerra textil. A Europa, nada menos. Estos chinos están en la luna. ¡Aún creen bastante en Europa como para hacernos una guerra! "Los chinos nos van a comer", oigo a una señora en la cola del súper. Prestar atención a las conversaciones ajenas es de muy mala educación, pero se aprende mucho. De lo que más: el miedo a los extranjeros. De lo que menos: la Constitución europea. Sé que esto es asquerosamente populista, pero por más que me esfuerzo no capto ni una conversación callejera sobre la Constitución europea y sí muchas sobre miedo y xenofobia, valga la redundancia. ¿Se está formando una xenofobia de fondo sin que nos demos cuenta, o bien se está formando una xenofobia de fondo y nos estamos dando cuenta todos? Me alegra hacerme esta pregunta tan interesante. A lo que íbamos: la guerra textil. Por lo menos, tenemos enemigo. Algo es algo. Creen más los chinos en Europa que los europeos, excepción hecha de los españoles, que votamos la Constitución los primeros. Semo má europeo que ni dió, chacho, como dirían Ortega y Pacheco en El Jueves. ¡Qué tiempos, cuando los españoles iban a Perpiñán a ver El último tango! Acabarán bajando los franceses a ver modernidades en España. -Ven aquí, Moratinos. -Dime, Presidente. -Breve resumen de la situación. -¿Con optimismo antropológico o normal? -Con optimismo antropológico, naturalmente. -Europa está ante su gran oportunidad, porque es en las crisis cuando... -Vale, Moratinos. Sin optimismo antropológico. -Que la hemos cagao. -¡¿Nosotros?! -Nosotros como europeos. Como españoles, bien. -¿Y tú, Bono, cómo lo ves? -Yo siempre he dicho, Presidente, que confío más en la Guardia Civil que en la Constitución europea. -¿Pero no era que confiabas más en la Guardia Civil que en el diálogo con ETA? -Mi confianza en la Guardia Civil es ilimitada. En la interpretación aldeana hispano-española de lo que sucede en el mundo, el referéndum francés lo ha ganado el PP. Son como críos. El único coherente es Manuel Fraga, que alerta sobre posible manipulación electoral en Galicia. Fraga ha pasado toda su vida política preocupado de la alteración de resultados electorales. A veces preocupado en una dirección, a veces en otra. -Vigilen nuestros votos en los aeropuertos, las estaciones de tren, los nidos de las cigüeñas. La chusma izquierdista, la morralla de payasos que tenemos por oposición quiere robarnos estas elecciones,

importantes y plebiscitarias, coms ntral y no tgo + q cir. -Tranquilo, don Manuel, que ya está hablando otra vez en móvil. -S lngaje dls jvens, mtecato.

Cientos de intelectuales 12.06.2005

LEO EN UN PERIÓDICO una noticia alarmante: "Más de 200 intelectuales catalanes piden la creación de un partido no nacionalista en Cataluña". Tremendo. Después querrán que Cataluña siga siendo la locomotora de España. Con tanto intelectual, quién trabaja. Después vi que era un error del periódico. En su afán por dar relieve al acto, a los firmantes adheridos los consideraba intelectuales también. Qué manía con hinchar cifras. Si ya es muy notorio el grupo promotor, para qué exagerar. En Madrid se manifiestan decenas de miles de personas contra el Gobierno y pasan a ser medio millón, ochocientos mil, un millón, más de un millón... Hay en la política española una obsesión fálica por ver quién tiene la manifestación más larga. Lo de Cataluña acabará mal. Seguro. Porque además de los intelectuales críticos, están los intelectuales acríticos, los orgánicos, los indiferentes, los equidistantes, los descomprometidos, los escépticos y los propiamente dichos, que por ser puro intelecto no se comunican. Esto acabará como en La vida de Brian de los Monthy Phyton: Frente Intelectual de Liberación, Frente de Liberación Intelectual, Frente de Intelectuales Liberados, Frente Liberado de Intelectuales... El rosario de la aurora. En el caso presente, los intelectuales críticos denuncian que en Cataluña existe una asfixia nacionalista, de manera que no se puede criticar el nacionalismo sin que te miren como un bicho raro. Para demostrar la falsedad de esta denuncia, intelectuales nacionalistas califican a los intelectuales críticos de "pijos", "resentidos" y "marginales". Pues sí que estamos buenos. Sólo falta que les castiguen sin postre. Los más directamente aludidos por la crítica son los socialistas catalanes. Muchos de los firmantes del manifiesto se declaran votantes de Pasqual Maragall y simpatizantes de la izquierda, y se sienten decepcionados por el empacho nacionalista de banderas, símbolos, himnos y etcétera etcétera. Los socialistas catalanes llevan 25 años discutiendo cuántos gramos de catalanismo caben en un kilo de socialismo. O al revés, no está claro. Con esta combinación precisa de socialismo y catalanismo pretenden encontrar la fórmula magistral que les permita gobernar desde la izquierda un país con un sentimiento nacional considerable. Eso, para gobernar en Cataluña. Para gobernar los principales ayuntamientos tienen que añadir municipalismo a la fórmula, y para gobernar en el conjunto de España tienen que encontrar la porción justa de españolismo. Con tanta fórmula magistral no puede ni Jerry Lewis en El profesor chiflado, de ahí que Maragall esté cada día más despeinado. Los socialistas catalanes tienen lo que intelectualmente podríamos denominar un pitote. ¿Tiene esto solución? Claro que sí. ¡Gobiernen ustedes un poco menos, criaturas! No pasa nada por no gobernar absolutamente todas las instituciones. Menuda solución, me dirán ustedes. Cómo se le puede proponer a un partido político que gobierne un poco menos. Es verdad. Es raro, pero ya lo explicaba Helenio Herrera: a veces con diez se juega mejor que con once. Posdata. Todo esto se puede explicar y razonar en todo el planeta, excepción hecha de Galicia, donde los intelectuales darían cualquier cosa por sentirse decepcionados por la izquierda. Allí les gobierna Fraga. Como si el president de la Generalitat fuera López Rodó. Ya lo dice Darth Vader: el bien es un punto de vista.

Fantasías homosexuals 19.06.2005

UNOS TELESPECTADORES exigen la retirada de un anuncio que utiliza el sexo como reclamo. Pero, ¿hay algún anuncio que no utilice el sexo como reclamo? ¡Si hasta se utiliza en la política! El PP remueve España contra la ley que declara obligatoria la homosexualidad. Cuando entre en vigor, los heterosexuales tendremos que separarnos de nuestras mujeres y casarnos con un butanero sin afeitar. Las mujeres, lo mismo. Con una butanera. Sin afeitar, también. Aunque no es exactamente así, el PP hace un poco de publicidad engañosa. Manifestación contra el matrimonio homosexual. Hay que ver. ¿Qué más les dará que el vecino del quinto se case de una vez, si eso es lo que quiere? Una solución para los que están en contra: que se hagan homosexuales y no se casen. Más fácil, imposible. Pero el mundo está lleno de injusticias. Y España, más. Un hecho indignante: a Ángel Acebes le han denegado el carné de pancartero en el Ministerio de Asuntos Pintorescos. ¡Le faltaban dos puntos! Con la ilusión que ha puesto en las últimas semanas... Pero tuvo Ángel ese vicio tan español de dejarlo todo para última hora. -Si hubiera usted empezado a manifestarse antes... -le reprochó el funcionario que recogió su instancia. -Déjeme en paz y no se meta en mi vida. Me pregunto si no será usted gay, terrorista o socialista. -Transexual. Hoy, Manolo; ayer, Conchita. Toque, toque, que quien tuvo retuvo. -Qué asco de país. Me pregunto si no será mejor dejarlo todo y marcharse a isla Perejil. En la campaña gallega también ha habido mucho sexo. En la política española se discute mucho sobre muerte, y ahora sobre sexo. Si además se discutiera sobre risa, viviríamos en el País de Woody Allen. De momento nos tenemos que conformar con Manuel Fraga. De los homosexuales comenzó diciendo Fraga que tienen una peculiaridad en los genes, después dijo que la peculiaridad era en la cabeza, después que una tara, más tarde corrigió y dijo que la peculiaridad es en las hormonas. Si a Fraga le dejan dos semanas más de campaña, los homosexuales acaban con peculiaridades, taras y manchas por todo el cuerpo. Más sexo: Mariano Rajoy dice que ZP da dinero sólo a quien le tiene cogido "por donde ya sabéis". Lo que no aclara Rajoy es si ZP ofrece ese dinero porque le da gusto que le cojan. ¡A ver si es que tenemos un presidente de Gobierno viciosillo! Le cogen por donde ya sabéis y da dinero. Hay algo especialmente perturbador en toda esta fantasía homosexual de la política española. Como diría Felipe González, déjenme que les diga algo en serio: a ZP le podrán perdonar muchas cosas. Lo de la guerra de Irak, lo del Prestige, lo de Maragall, que Bush no le haga caso, que Trujillo jibarice pisos, que Moratinos se pierda en el Sáhara, e incluso llegarán a perdonarle que ganara las elecciones. Lo que sea. Se lo perdonarán algún día. Pero que ponga en cuestión el macho ibérico... Eso sí que no. España se basa en unos pocos mitos: el macho ibérico, El Corte Inglés, el jamón de Jabugo, el carajillo, la chapuza, y para de contar. Si nos los cargamos, me cago en la mar, como diría Torrente.

Pene de ballena 26.06.2005

HAY QUE TENER MALA SOMBRA para forrarse los taburetes del bar del yate con piel de pene de ballena. Publica EL PAÍS del martes 21 de junio: "El Christina Onassis, con sus cuatro terrazas, la habitación principal de 220 metros cuadrados y los taburetes del bar forrados de piel de pene de ballena". La madre que parió a san Pitopato. Pobre ballena. Ya me dirán qué necesidad hay de circuncidar ballenas para forrar taburetes de yate, pudiendo hacerlo con piel de pene de tigre, que te quedan unos taburetes a rayas preciosos. A la ballena, además, le agrias el carácter, porque en mar abierto eso debe escocer una barbaridad. Por un capricho. A saber qué se siente de especial al sentarse en un taburete forrado en piel de pene de ballena. Se estarán preguntando cómo llegaremos desde aquí hasta el comentario político. Eso está chupado, nunca mejor dicho. ¿No ven que estamos en España? Aquí estamos todo el día con el sexo en la boca, con perdón. Vivimos en el país más feliz de la galaxia. En lugar de debatir sobre sanidad, inmigración, educación o medio ambiente, debatimos sobre si la homosexualidad es pecado, vicio o virtud. Qué pesadilla, todas las semanas igual. Y prepárense: la semana que viene, el PP trae al Senado a un experto que dice que el hombre proviene del burro. Al parecer, él mismo es la prueba. Hala, pasemos a comentar las elecciones gallegas y su prodigioso resultado. No sólo ha permitido ganar a todos los partidos gallegos. ¡Es que han ganado también todos los partidos españoles! Cada vez la política es más sofisticada. Antes se sabía quién ganaba, quién perdía, y adiós muy buenas. Desde hace un tiempo, ya es normal que ganen todos. ¡Pero es que, además, ahora se consolidan los que no se presentan! Esto ya es demasiado. Desde que preside el PP, Mariano Rajoy no hace más que perder elecciones y salir contento por la noche a decir que es un gran resultado. El día que gane tendrá que dimitir, por pura lógica. Las fuerzas zetapenses, por su parte, se especializan en ganar sin ganar, y perder sin perder, sea en Cataluña, País Vasco o Galicia. ¿Ganan? No. ¿Pierden? No. Así es ZP: ni carne ni pescado, ni frío ni calor. Quien sí ha ganado en Galicia, indiscutiblemente, es Carod-Rovira. Él sí se ha consolidado como espantajo oficial del Reino. "¡Que viene Carod-Rovira!", gritan, y miles de personas votan lo que esté más lejos, para que no se rompa España. Y fíjense que España debe estar hecha de buen material, porque hace años que anuncian que se rompe y no hay manera. En realidad, desde que gobierna el maligno ZP hemos tenido tres elecciones: europeas, vascas y gallegas, y en todas ellas van perdiendo votos los nacionalistas. Aunque, por supuesto, todo el equilibrio político del país está pendiente de una saca de voto por correo que lleva nueve días viajando desde Argentina a Pontevedra. Nueve días. Será que viene en ballena. El martes abrirán la saca, y en el interior del último sobre con el voto definitivo, alguien habrá escrito: tonto el que lo lea.

La amenaza de los clones 03.07.2005

LOS MÁS AVISPADOS se habrán dado cuenta de que hace un calor que no hay quien lo aguante, de ahí que mucha gente se vaya a la playa, a ponerse bajo el sol. Si fuera obligatorio lo llamaríamos tortura, pero como es voluntario lo llamamos vacaciones. Muchos ya han dedicado este fin de semana al entrañable ritual de abarrotar el maletero del coche. Cuando ya está todo colocado... aparecen en la acera dos maletas más. Son como las dos gemelas de El resplandor. Están ahí. Quietas. Junto al neceser. ¿Pero de dónde han salido estas dos maletas? No han salido. Siempre estuvieron allí. En cuanto al tamaño del neceser... ¿Pero es que llevamos un cepillo de dientes para dinosaurio? Entonces te acuerdas: ¡Dios! El dinosaurio. Se ha quedado encerrado en casa. Y hay que llevarlo, porque qué hace un dinosaurio en verano en la ciudad. En ninguna parte, en realidad. Es muy mala época para los dinosaurios. Ya, ni en la Xunta de Galicia. Llegados a este punto, les pido un minuto de reflexión. Todos consideran que era ya hora de jubilar a Manuel Fraga. Muy bien, pero les pido que piensen en aquellas personas que en España nos ganamos la vida con el humor político. Nos cambian a Fraga por Emilio Pérez Touriño, y tenemos que estar contentos. Pues no. Cada cual tendrá sus preferencias políticas, pero en el escenario Fraga es irreemplazable. Fraga es una pérdida terrible. Fraga debe seguir como líder de la oposición en Galicia, como presidente de honor del PP y hasta como recambio de Mariano Rajoy. A medio plazo. No ahora, que no es el momento, pero sí quizá más adelante. Y si no, que hagan la FAES gallega, y que don Manuel dé conferencias polémicas, como el otro. "Tías, maricones y otras cosas del meter". Ya, sin complejos. Como el otro, que también llenaba la pantalla con su dedito índice, su bigote y un talento natural que no se puede explicar. Se tiene o no se tiene. Los retratos políticos de Emilio Pérez Touriño señalan que su estilo recuerda al de José Luis Rodríguez Zapatero. Gran noticia para los humoristas. Touriño anunció que no pensaba ser como Pasqual Maragall. Otra excelente noticia. ¡Si Maragall es lo único que nos queda! Permitan que les pregunte con cierto dramatismo: ¿quién quieren ustedes que sea el protagonista de la comedia? Se fue Felipe González, se fue Jordi Pujol, se fue Aznar. Ahora nos deja Fraga. Les pido reflexión. Como ciudadanos, como electores, es también su responsabilidad no llenar el teatrillo político de sosomanes. Puede que gobiernen fabulosamente. Esa es otra cuestión, pero solicito un poquito de responsabilidad colectiva. Declaraciones de Rafael Simancas: "Es el momento de ir a por Madrid". La peor de las pesadillas: cambiar a Esperanza Aguirre por Rafa Simancas. Ya quitaron a Arzalluz para poner a Imaz. Puede que los españoles seamos sabios electores, pero como directores de casting somos un desastre. Comienzan las vacaciones parlamentarias y debemos transmitir a los políticos: aceptamos este curso como toma de contacto, pero trabajen duro en estos meses de verano. Nada de sol y playa. Practiquen. En septiembre exigimos personajes completos.

Cine de verano 10.07.2005

1. YO, PISO. Basada en una novela de Isaac Asimov, Yo, piso narra una historia espeluznante. Todo comenzó con grandes hipotecas. Hombres y mujeres destinaban sus ahorros a la compra de un piso. Pronto los ahorros no fueron suficientes, y se recurrió a la deuda, y después a la deuda de los herederos. Los pisos se hacen los amos de la Tierra, y los seres humanos se convierten en sus esclavos. Todo ser humano trabaja para un piso desde que nace hasta que muere. Por si fuera poco, a causa de una luxación en la curvatura de espacio-tiempo, aparece una mutación: los minipisos. Una pesadilla. 2. El séptimo sello. Severa revisión del clásico de Ingmar Bergman. El protagonista es Federico Trillo, un caballero contemporáneo de talante medieval, que llega en patín de agua hasta una playa de Alicante. Inesperadamente, de entre los bañistas surge una figura espectral: la Dimisión. Para alejar el terrible espectro, Trillo desafía a la Dimisión a una partida de dominó. Mientras dure la partida, el político seguirá en activo. La película se convierte en una honda reflexión sobre la política. ¿Qué hay más allá de la dimisión? ¿Qué sentido tiene una carrera política si tontamente hay que dimitir por na? 3. Solo en casa. En el verano de 2005, Ángel Acebes queda al mando de la sede del Partido Popular, en Génova, 13. Unos malvados simpáticos y torpones, Josep Piqué y Alberto Ruiz-Gallardón, intentan aprovechar la soledad del pequeño Acebes para colarse en el interior del edificio. ¡Pero menudo es el niño! Se defiende con uñas y dientes, y además cuenta con la ayuda de un grupo rockero de última hora: Obispos con Visera. Una divertida comedia en la que queda por resolver el papel de Mariano Rajoy. Seguramente se aclarará en la segunda parte. 4. Los 7 magníficos. En un poblado del sur de Europa, los lugareños viven reprimidos entre jueces tenebrosos y curas trasnochados. Un grupo de insurgentes decide contratar a siete mercenarios. Se trata de siete progres. Dos de ellos provienen de Ibiza, donde viven en una cueva desde 1973. No saben que murió Franco ni de la existencia de la televisión en color. Otra se ha leído el boom suramericano al completo. Siete veces. Y mantiene el repudio a Borges. Un auténtico hueso. Completan el grupo una pareja homosexual de ex seminaristas, y dos cantautores ex militantes de Bandera Roja, pero también ex liberales y ex socialistas cosecha 82. Los siete llegan al poblado a bordo de un R-4, fumándose unos porretes que tumban de espaldas. En cuanto los lugareños ven el panorama, contactan con una productora de televisión, venden los derechos del reality show y se forran. 5. El guateque. Simpatiquísima actualización de la magistral comedia que protagonizara el genial Peter Sellers, ahora con el no menos genial Carod Rovira en el papel protagonista. El guateque narra las desventuras de un personaje inadaptado, que va de desastre en desastre, de calamidad en calamidad. Es un personaje desconcertante. ¿Le mueve el deseo de ser aceptado o en realidad es un subversivo que quiere acabar con el sistema? En cualquier caso, es hilarante. Muy recomendable.

Ciertas noticias falsas 17.07.2005

CAMBIARÁ LA CONSTITUCIÓN, se reformarán los estatutos y se fortalecerá la unidad europea (o no), pero como una ola, como una ola, la identidad española emerge todos los veranos: un español es el que arrasa en el bufé del desayuno. Y punto redondo. Los hoteles ofrecen queso y croissants para los franceses, salchichas para los alemanes, tocino y huevos para los ingleses, fruta y yogur con cereales para los americanos. Y, para los españoles, queso, croissants, salchichas, tocino, huevos, fruta, yogures y cereales. Y seis zumos de naranja. Con dos tostadas, con mantequilla y mermelada. Y un café, con la leche semidesnatada. Por el régimen. "No sé por qué me siento un poquito pesado", es frase identitaria española. Otro rasgo del carácter: el español llega al desayuno a las diez y diez si el comedor cierra a las diez. A las diez y treinta y cinco si el comedor cierra a las diez y media. Etcétera. A veces ya no se encuentra el periódico a esas horas. Coger un periódico cada tres o cuatro días puede resultar desconcertante. No es fácil saber si las noticias son verdaderas o falsas, si son serias o de chiste. Haga la prueba. Detecte noticias falsas entre las siguientes: 1. Tras la designación de Londres como sede olímpica, Ana Botella declaró rebosante de satisfacción: "Todo es culpa de ZP. A mi José se lo hubieran dado. También me alegro por Alberto". El alcalde de Madrid respondió con crudeza: "¡A que me caso con Zerolo!". Botella murmuró: "A Acebes vas, y castigado sin maitines". 2. El presidente del Barça, Joan Laporta, protagonizó un incidente en el aeropuerto de El Prat. Nervioso por los pitidos del arco de seguridad, lanzó los zapatos por los aires, se quitó los pantalones y quedó en calzoncillos. Laporta ha pedido disculpas a los socios azulgrana. "El presidente del Barça no debe llevar calzoncillos blancos", señala la nota del club. 3. El Partido Popular ha pedido que se investigue la implicación de ZP en el atentado de Londres. Según los populares, el maligno presidente español podría pretender desviar la atención de su implicación en el atentado de Madrid. "Nosotros no aseguramos nada", comentó Zaplana, asomándose por encima del gigantesco nudo de corbata que suele acompañarle, "pero tenemos derecho a preguntar. ¿Por qué no investigan? ¿Qué es lo que temen?". 4. Socialistas catalanes y socialistas Restospaña han alcanzado una solución de compromiso sobre el nuevo Estatut: Catalunya será una nación lunes, miércoles y domingo; una nacionalidad histórica martes, viernes y sábado, y dejará de definirse los jueves, que se conocerá como día de San Nodenlamatraca. 5. En el nuevo plan de Infraestructuras presentado por el Gobierno, el Tren de Alta Velocidad pasará a llamarse Tren de Altas Prestaciones. La diferencia entre los dos modelos es clara: el primero va deprisa, mientras que el segundo va despacito, pero te evita el estrés y se gana en calidad de vida. Además, en los vagones se colocarán fotos de Fernando Alonso. Solución: todas las noticias son auténticas, y las que no lo son todavía, lo serán.

Misterios sin resolver 24.07.2005

A PUNTO DE COMENZAR las vacaciones, sigo sin ver aclarado el mayor misterio de la temporada: ¿a qué va la gente a Corporación Dermoestética? Durante todo el año han salido anuncios a toda página en la prensa, anuncios que han sido lucecita de esperanza de tantas y tantas oficinas y cuarteles, anuncios que prometían un mundo perfecto de escotes profundos más allá del fluorescente, anuncios con unas mujeres que malamente pueden tener queja de su físico, anuncios con un texto que dice: "Yo también voy a Corporación Dermoestética". Y seguramente está muy bien que vaya, pero ¿a qué vas, maja? ¿A dar envidia al resto de la clientela? ¿Qué es lo que tenías mal? Estos anuncios, si no van acompañados de las tradicionales fotografías con el "antes" y el "después", la verdad, son poco ilustrativos. Para pasar el invierno están bien, pero como información resulta pobre. Aunque eficaz: en su reciente salida a bolsa, Corporación Dermoestética se revalorizó un 20%. Para rematar la campaña de invierno, una avioneta debería sobrevolar las playas españolas arrastrando una pancarta con la leyenda: "Ustedes no han ido a Corporación Dermoestética". En fin, ya he nombrado varias veces la empresa. Alguien pensará que estoy buscando un lifting, o lo que sea que se hace. Por suerte, tengo coartada, porque no soy metrosexual. Mi neceser cabe en el monedero. Sí que pensé alguna vez pasarme a metrosexual. Viendo a Beckham, quién no. "Quiero ser como Beckham". Claro. Pero, amigo, en esto de ser metrosexual hay mucha trampa. Te dicen lo de ponerte cremas, lo de cuidar la apariencia, oler bien, vestir elegante, lavarte los dientes y hacerte trenzas de colores... pero nadie te dice lo de fregar platos. Con el rollo del hombre sensible, sentimental, cariñoso, amable... acabas fregando platos en casa. Y de los platos se pasa a la cocina completa; de la cocina, al cuidado de los niños, y, sin darte cuenta, al regresar de vacaciones tienes que pedir una reducción de jornada por incompatibilidad de la vida laboral y la vida familiar. Y yo pregunto: ¡Hombres de España! ¿Vamos a permitir que siglos de poderío se vayan al garete por la moda metrosexual, por la efímera estampa de Beckham? ¡No, amigos, no! Como sucede siempre cuando se acercan las vacaciones, he contado los años que llevo trabajando, que no son muchos, pero ya son veintidós, tontamente. En estos años no he conocido ninguna mujer para quien la conciliación de vida laboral y vida familiar no fuera un problema en algún momento. Y, en cambio, no he conocido a ningún hombre para quien sí fuera un problema en cualquier momento. Un séptimo sentido me indica que, más allá de la experiencia personal, podría haber una situación general. Para después del verano se anuncian leyes de Igualdad, de Autonomía Personal y de Dependencia. Nunca se podrá decir que quedamos cortos de leyes. Habrá que ver cuántas plazas de guardería, cuántas residencias, cuánta atención domiciliaria y cuánto dinero llevan esas leyes para evitar quedar convertidas en maquillaje o reparación estética. Pero eso es ya para después del verano. Seguro que ZP lo tiene claro. No en vano es feminista. Prácticamente metrosexual. Me gustaría conocer su neceser para saber si va de boquilla.

Las tres zaplanitas 31.07.2005

YA ME EXPLICARÁN USTEDES para qué demonios sirven los niños. Con los avances tecnológicos, biogenéticos y comerciales, anda que no sería posible ir al súper y encargar un abuelo, una madre, dos tíos, un amante y cuatro o cinco amigos (dos abstemios, dos borrachos y un gourmet). También un cuñado gorrón y una prima neurótica. Nunca más debemos caer en la trampa del siglo XX, que ha sido la de imaginar utopías, mundos felices sin imperfecciones. Un mundo sin niños. ¡Qué veranos tendríamos, qué veranos! No quieren puré, no quieren verdura, no quieren fruta, no quieren dormir, no quieren callarse, pegan, protestan, gritan... ¡Son como Zaplana! Estoy de vacaciones con tres niñas de tres años, y es como estar con tres zaplanitas. Sólo les falta aprender a enarcar las cejas y decir: "Yo no afirmo nada, sólo pregunto". El día que lo digan se me escapará un revés, lo sé. Las tres zaplanitas. Son implacables. ¿Qué más les dará el color del flotador? Sólo hay uno rosa, los otros dos son blancos. Qué le vamos a hacer. Los chinos sólo tenían uno rosa y las tres lo quieren rosa. ¿Podemos hacer turnos? No. O sí: por turnos lloran, de dos en dos. Las dos que quedan en la oposición se alían contra la otra, le quitan el flotador rosa, y cuando lo tienen se pelean entre ellas. La historia de España. Después toca sandalias. Quiero sandalias, quiero sandalias, quiero sandalias. Ten sandalias. Quiero otras sandalias, quiero otras sandalias, quiero otras sandalias. Cuando la gente dice que los políticos son como niños, no recuerda cómo son los niños. Los dejamos todo el año en la escuela, y sabemos cómo se llaman porque muchos llevan nuestro nombre. Si no, de qué. Lo lógico sería que estuviéramos todo el año con los niños, y en verano, cuando hay tiempo para reír, disfrutar y educar, con los políticos. -A ver, Rafaelito, ven aquí. ¿Tú por qué querías pegar a Rubalcaba? -Es que, es que, es que, es que... -Es que qué. -¡Es que me dijo caradura! -¡Mecachis los chichinabos! Alfredito, ven aquí. -Es que, es que, es que, es que... -Tú no te hagas el tartaja, Alfredo, que aquí nos conocemos todos. ¿Qué le has hecho al pobre Rafaelito Hernando, que como todo el mundo sabe es un santo que destaca por su ponderación y ecuanimidad? -Es que nos echa muertos encima. -¡Mecachis los marmolistas! Venid aquí los dos: ya está bien de jugar con los muertos, ¿entendido? Todo el año igual. Naturalmente, no harán ni caso. O sí, pero será porque les dé la gana. Como en el acuerdo que tenemos con las tres zaplanitas: no obedecen nunca, pero aceptan hacer lo que dice un adulto si es porque a ellas les da la gana. Hay una cierta renuncia a la autoridad, sí, pero todos sabemos que muchas veces hay que elegir entre ganar discusiones o resolver conflictos. Eso lo entienden hasta las niñas de tres años. Lo malo es que no tenemos políticos de tres años. En España lo hacemos todo al revés.

Querido jefe 04.09.2005

¿PUEDE HABER ALEGRÍA MAYOR que acabar las vacaciones, dejar a los niños y reencontrarse con el jefe? Es verdad que los jefes son como niños: hay que sonreírles, darles la razón, obedecerles y atender sus caprichos. Cierto. Pero en cuanto se dan media vuelta te cagas en sus muelas y te quedas tan ancho. Con un niño... cuesta más. Da mala conciencia. Los mejores jefes son los de perfil autista: dan los buenos días al perchero, se enteran de que es invierno cuando ven gente con jersey, y un día sin venir a cuento te preguntan por tu madre. "Murió hace 10 años". Y dicen: "Dale recuerdos". Es el jefe perfecto. También está el jefe-jefe, o jefe común. Es lo tradicional. Llega cabreado de casa, y entra en la oficina dando patadas a los muebles y gritando aquí sólo trabajo yo o qué. Malo, sí, pero hay un perfil peor: el jefe que da conversación. Suelen ser jefes Peter Pan, que no acaban de aceptar que son jefes, y pretenden ser enrollados y majos. Lo peor para empezar septiembre es un jefe majo que quiere comentar el atasco del Estatut, la renovación del PP, la sequía o la investigación de los atentados del 11 de marzo. Por si desea seguirle la conversación al jefe majo, le hago un breve resumen de noticias del verano. 1. El Estatut: los partidos catalanes están buscando una fórmula que compagine los derechos históricos y el blindaje de competencias con la constitucionalidad del articulado. Tal vez usted no lo entienda. No se preocupe. Somos varios. 2. Investigaciones del 11-M. Ha habido novedades, tras la revelación de que El Chino le dijo al Tato que el minero conocía al Egipcio, que le dio la pista de que el confidente tenía un coche sin intermitente izquierdo. Todo esto, no me pregunten cómo ni por qué, confirma que Aznar es un gran hombre y que Acebes hizo muy bien explicándonos que había sido ETA. 3. No ha llovido. Y el Gobierno no ha dimitido. Es más, el Presidente se ha ido de vacaciones, como oportunamente ha venido denunciando Mariano Rajoy desde su retiro vacacional. (Ésta es una ironía injusta, por dos razones: a) Rajoy no es que haya reducido la actividad por ser verano; es que no la aumenta en invierno. b) El PP dejó las dimisiones pedidas ya en julio, en un acto previsor, adelantando trabajo). 4. La ministra Trujillo ha tenido una idea, pero no se preocupen, que no es grave. 5. Esperanza Aguirre ha repartido televisiones locales y a los obispos les han tocado bastantes. Gente con suerte. Totalmente inesperado, además. Estaban los obispos tomando té con pastas y empezaron a caerles televisiones. "Es el Dios mercado, que se manifiesta", comentaron. 6. Zapatero recibe mañana a Rajoy para explicarle que lo tiene todo controlado, y que lo de Maragall y Carod es una anécdota. Rajoy le explicará que él también lo tiene todo controlado, y que Acebes es una anécdota. Última hora: Manuel Fraga se incorpora a la gira de Rolling Stones. "Necesitábamos savia nueva", ha declarado Mick Jagger. Posdata: toda nuestra solidaridad con los maestros, que además de reencontrarse con el jefe, se reencuentran con los niños.

¡Cambie de vida! 11.09.2005

TAL VEZ PERTENEZCA USTED a ese género de personas que se propone cambiar de vida en septiembre. Dejar de fumar, cambiar de empleo, cambiar de pareja, adelgazar, ir al gimnasio o suicidarse, que es un cambio de vida completo. Algunas personas, muy decididas, pretenden hacerlo todo a la vez. En este caso es muy importante el orden, porque si empieza usted por el suicidio, después quizá no le quede tiempo para hacer todo lo demás. Aprovechando este deseo estacional de cambio, los Gobiernos prometen leyes, y los quioscos, fascículos. En septiembre florecen las promesas políticas y, en los quioscos, florecen toda clase de fascículos extravagantes: colección de cascos históricos, colección de pipas famosas, muelas de oro de personajes relevantes o clavos del Museo del Prado. Normal. ¡Hasta Mariano Rajoy promete actualizar el PP! Actualizar, dice. Lo lleva claro: agarrados a la silla están Acebes y Zaplana. "¡A mí no me actualiza ni Dios!". Piqué grita: "¡Actualiza, Mariano, actualiza!". A lo mejor empieza por actualizarle a él. Son tan entrañables estos debates internos de los partidos, tan bonitos, recuerdan tanto a cuando el PSOE se renovaba... No hay nada que se parezca tanto a un partido en la oposición como otro partido en la oposición unos años antes. Esto da lugar a situaciones chuscas: el Gobierno anuncia que suben los impuestos de gasolina, tabaco y alcohol. La oposición lo denuncia, y denuncia que el Gobierno lo denunciaba en la oposición, a lo que el Gobierno responde denunciando que la oposición denuncia lo que hacía desde el Gobierno, cuando denunciaba la oposición ahora convertida en Gobierno. Solución: el culo. Siempre, ante las adivinanzas complejas hay que responder: el culo. Cambiar de vida. Es muy fácil decirlo, pero muy difícil hacerlo. Y más difícil aún que cambiar de vida es cambiar la visión que cada cual tiene de la vida. Ahí está el caso de George W. Bush. Observa el desastre de Nueva Orleans y no da crédito. "Madre mía, y todo esto ha sido posible sin bombardear nada. Realmente se siente uno insignificante". También es verdad que hay otro tipo de personas, más de piñón fijo. O menos volubles, según se mire. No cambian ni en septiembre, ni en enero ni en abril. Son así. Han sido siempre así y serán siempre así. Leo unas declaraciones de José María Aznar en un teletipo. Dicen, más o menos: "España ha dejado de ser un gran país". A continuación explica el redactor del teletipo, con gran naturalidad, que se trata de unas declaraciones para promocionar su libro en Colombia. Para promocionar el libro en el extranjero, el ex presidente del Gobierno pone a su país a caldo. ¡Cuánto daño han hecho a España Aída, Belén Esteban y gente así! Se han convertido en modelos a imitar, incluso para líderes mundiales de la talla de Aznar. Ahora, por fortuna, con septiembre ha nacido un modelo distinto: Fernando Alonso, premio Príncipe de Asturias del deporte por su destacada promoción del sillónbowl. Otro proyecto para septiembre: ver menos la tele, pero estamos en el otoño más inoportuno para ese propósito. Yo qué sé, propóngase algo que esté seguro de cumplir: engordar, fumar o follar menos. ¿Todavía? Sí, es posible.

Mi patria es la OPA 18.09.2005

¡MENUDO REVUELO! Esperanza Aguirre, líder independentista de Madrid, dirigente de ERC (España Reconcentrada sin Cataluña), se equivocó y dijo que la OPA de Gas Natural a Endesa no le gustaba porque una empresa importante se marchaba del territorio nacional. ¡Mecachis la mar salada! Fue un lapsus, fue un lapsus. Ella quería decir Madrid y dijo nacional, como cuando estuvo en Colombia y dijo varias veces queridos polacos. Esperanza es así. Va a la pescadería y pide dos kilos de melocotones. Pero aquí no se perdona nada. Y menos en un asunto tan sensible para el corazón de los ciudadanos como es una OPA hostil (?). Una empresa quiere comprar otra empresa, y aparece un conflicto entre patrias. No soy experto en patrias. Me cuesta opinar. Pero lo último que sospechaba es que la patria era la empresa. Habrá que hacer selección de fútbol, o de hockey sobre gas natural. Con federaciones, campeonatos, viajes, hoteles... Todo son gastos. Y un himno con letra para que lo cantemos todos: "Contentos y ufanos / ponemos el semen / y a los nueve meses / veremos qué sale". Interesante metáfora la del semen para explicar una OPA hostil. "Nosotros ponemos el semen y a los nueve meses veremos qué sale". A quien se le ocurrió el símil habrá que darle la enhorabuena, pero explicándole que el semen hostil no es una imagen positiva. Le respondieron con otra metáfora sangrienta: si hay embarazo, abortaremos. Cualquiera podía pensar que una OPA es algo que corresponde al frío mundo de los números. Pero qué va. Hay sexo, sangre y patria. ¿Qué más queremos para ser felices? Otro aspecto curioso de todo esto: quienes más se molestan con las palabras de Esperanza Aguirre son, precisamente, aquellos que piensan que España no es una nación. ¡A ver si Esperanza Aguirre estaba asumiendo el lenguaje de la España plural! A lo mejor se refería a la nación castellana, la nación catalana, etcétera. Otra cosa: ¿el PP tiene un proyecto para toda España o 17 miniproyectos? Porque si el PP se balcaniza estamos frescos. "España se balcaniza", respira hondo Aznar desde Argentina. Tal vez sea el satélite, pero se le está pegando la respiración de Darth Vader. "España se balcanizaeiiiaaah". Tal vez estaba de mala gaita por el empate contra Serbia. A saber. Hombre más difícil. Y el otro, triunfando con sus alianzas de civilizaciones. Acabamos con el lobo y pasa a gobernarnos Caperucita. Falta de sentido del matiz. Suerte que está Rajoy, anunciando que, a partir de ahora, el PP sólo hablará de futuro. Secretario general: Rappel. Rajoy ya ha dicho seis veces en un año esto del futuro. A ver si con doce o trece advertencias más lo consigue. Joaquín Almunia podría aconsejarle. Hablar de futuro: "España se romperá". "España se balcanizará". "El Gobierno desguazará España para repartirla con sus amigos Ibarretxe y Carod, en un aquelarre con sexo demoníaco, botellón y calimocho. Además, no nos invitarán". Y el culebrón del Estatut llega a su fin. ¿Con qué nos entretendremos ahora? ¡Tranquilos! Ahora empiezan los trámites en el Congreso de los Diputados. Se llama operación Rubik, por el cubo de colores, porque se trata de estar un año dándole vueltas para dejarlo como estaba.

El fumeque y el bebeque 25.09.2005

PRONTO HARÁ CINCO AÑOS que dejé de fumar y tal vez tenga que volver, porque dentro de unos meses paso por el quirófano, y alguien tendrá que correr con los gastos. Puedo esperar a que fume otro, pero no me parece correcto. Hay que cambiar el chip: fumar se ha convertido en un acto respetable. ¿Le importa apagar el cigarrillo? De acuerdo, lo apago, pero cuando lleve usted seis meses en lista de espera acuérdese de esto. La medicina ha dado un paso de gigante: ¿Un resfriado? A fumar dos paquetes. ¿Una gripe? Dos cartones. ¿Un soplo cardiaco? Dos cigarrillos cada seis horas. La consulta del médico será como el carrusel deportivo: "¡Pepe, un purito!". Si te cansas de fumar, también puedes beber. Con un par de cogorzas bien pilladas se financia una artritis reumática. La política tiene también una dimensión humana, no siempre suficientemente valorada: con el aumento de impuestos de tabaco y alcohol, para que fumadores y bebedores financien la Sanidad, el Gobierno de Zapatero ha llenado de sentido miles de vidas. Ya nadie podrá decir que bebe sin motivo. Borrachos de España: aunque vosotros no lo sepáis, tenéis un motivo para beber. Tampoco es que vayamos faltos de motivos, pero nunca viene mal saber que uno tiene un objetivo en la vida. En unos meses, cuando lleguen las navidades, cuando nos llenemos de buenos sentimientos, cuando pensemos qué podemos hacer por los demás, tendremos que tirarnos a los bares, a beber a la salud de los demás, nunca mejor dicho. Las autoridades sanitarias advierten que fumar beneficia seriamente la salud. De otro, pero la beneficia. El Gobierno recomienda beber a gusto. Las campañas gubernamentales sobre alcohol deben ser: "Beba. No se corte un pelo". Qué ejemplo voy a dar en casa, con una niña de tres años, cuando me vea entrar dando tumbos, tropezando con las paredes del pasillo y apestando a tabacazo: "Es pod tu bieng, nena, pod si pillas la vadicela". También habrá quien se pase el día examinando la tripa del niño, a ver si le sale un granito, para poder ir al bar. "¡El niño ha tosido, me voy de cañas!". Pícaros hay en todos lados, y educar a los niños es lo más difícil del mundo. Seguimos a vueltas con la polémica sobre la violencia, con el cachete o el azote a los niños. El 60% de los españoles cree justificado pegar a sus hijos. Seguro que hicieron esa encuesta a finales de agosto, después de dos meses con los niños dando el coñazo. Lo raro es que no saliera que el ochenta por ciento de los padres es partidario de arrojar a los niños por la ventana. Es broma, es broma. Con la experiencia de mi hija, me declaro totalmente contrario a cualquier expresión de violencia, por mínima que sea. A mi hija se lo tengo dicho: "Hija, no me pegues más, por favor". La familia. La bebida. Las costumbres. Tres cuestiones que nos conducen a nuestro empleado del mes: Ángel Acebes. Para los humoristas, Ángel es una bendición de Dios. Con sus posiciones políticas, tan firmes, tan varoniles, Acebes va a conseguir que muchos en su partido acaben entregándose a la bebida. En cierto sentido, Acebes será un gran benefactor social.

¡Peligro! Hay ‘ex’ sueltos 02.10.205

QUÉ RABIA TAN TREMENDA escribir sin saber el final del culebrón del Estatut, Pasión de catalanes. ¡Pero qué rabia, las pelotas del marrano, qué rabia! A lo mejor está usted leyendo esto, y ahora mismo no hay Gobierno, o se ha acabado España y vivimos en una abstracción, suspendidos en el vacío. En silencio, eso sí. Esa es la ventaja. El día que acabe España se aplacará el ruido. Confiemos. Acabar con España para quedarnos con el mismo ruido no merece la pena. "Españoles: España ha terminado... pero siguen las obras en Madrid". El fin de España lo pronosticó Aznaramus el lunes: "Esta semana cambia el régimen y se rompe España". Qué alegría de hombre. El Pitoniso Sombrío. "¿Te interesa España? ¿Quieres conocer su futuro? Llámame". Con el temperamento que tiene, el anuncio del 906 de Aznar acabaría diciendo: "Llámame o te meto dos hostias". Es un tipo duro. En cuanto tiene un micrófono delante, Aznar se despacha sin complejos. En el mismo discurso, Aznar dijo de Zapatero que es irresponsable, frágil y medio lelo. A continuación cedió la palabra a Mariano Rajoy. "Pues prácticamente me lo ha quitado de la punta de la lengua", dijo Mariano, con esa personalidad fuerte fuerte que tiene. Hay un chiste viejo que le viene bien a Rajoy: Es un señor tímido que entra en un bar y pide un café. "¿Solo?", le pregunta el camarero. "Bueno, póngame dos". Si el camarero es Aznar, Rajoy se bebe la cafetera a lo Obélix. "Eso es, Mariano. El café, café". "¿Sabes que me quema un poquito, querido presidente?". "Na. Es cosa de hombres". Anda, que no nos reímos poco de Felipe González cuando iba dando doctrina apocalíptica después de haberse retirado. Felipe tendía más a denunciar el "hundimiento". También era inminente. España se hundía. Ahora se rompe. Y usted tomando cañas, seguro. Nunca ha habido una decisión clara sobre qué hacer con los ex presidentes de Gobierno. Que si Consejo de Estado, que si senadores... Lo suyo sería un gabinete de parapsicología. Ya se ve que tienen percepciones más allá de lo normal. Esto lo explicaba muy bien Felipe: "Ya no estás al mando del avión, pero sigues viendo las luces rojas de alarma". En el caso de Felipe, lo curioso fue lo que le costó ver las luces rojas mientras estaba a los mandos. Con ZP nos esperan grandes jornadas de risa. El vodevil de políticos catalanes entrando y saliendo de La Moncloa presagia lo mejor. También puede ser que ahora mismo ZP esté ya de patitas en la calle. Esto es como el anuncio de la coca-cola, con varias versiones. Entra ZP en el despacho de CarodRovira, que le dice: "Estás despedido". Y sale ZP gritando, feliz: "¡España es una mierdaaaaaaa!". Es lo que hacen todos los ex: en cuanto dejan La Moncloa, les parece todo un espanto. Quién sabe. A lo mejor ZP es el héroe del año, o ya es un ex. O lo es Maragall. Esto va así. Por un quítame allá esas pajas mentales, te encuentras buscando mayoría alternativa por los pasillos de las Cortes. "Muy buenas tardes, señorías. Sé que es triste pedir, pero peor es convocar elecciones anticipadas". ¡Ah, las pelotas del marrano! Qué envidia me da usted, que ya sabe el final.

Estatut en la sopa 09.10.2005

EL ANUNCIO DEL PARTIDO POPULAR sobre la movilización de sus 700.000 militantes en una campaña puerta a puerta contra la reforma del Estatuto catalán fue respondida de inmediato por los socialistas catalanes: también movilizarán a sus militantes para defender el Estatuto puerta a puerta. Llegados a este punto, yo digo: ¡Me cago en la mar salada! No les ha bastado con 19 meses de dar la matraca por tierra, mar y aire. Ahora te vienen a casa. ¡Es increíble! Asaltan el portero automático. Mec, mec. "El Estatut es inconstitucional, ¿me abre, por favor?". Mec, mec. "El Estatut encaja a Catalunya en España, ¿me abre, por favor?". 10.00 horas. Sede del Partido Popular. Mariano Rajoy dirige una reunión de "Voluntarios contra el Estatut". Se masca la tensión. A falta de banda sonora que realce el dramatismo del momento, Eduardo Zaplana dice: "Chan chaaaan". Rajoy: "Amigos, amigas. España se desintegra, y nuestro deber es hacer campaña puerta a puerta". Acebes: "Iremos con motocicleta, como los repartidores de pizza. Al fin y al cabo, repartimos alimento espiritual". Rajoy: "Constitucional, Ángel". Acebes: "Y espiritual, también, porque España no es sólo materia". Zaplana: "Las motos las queremos de vuelta, ¿eh?". Rajoy: "Hombre, Eduardo, en este momento...". Zaplana: "Las cosas claras. Hay mucho golfo que viene a la política a enriquecerse". Rajoy: "Televisiones, radios y periódicos no son suficientes. Los motociclistas son el primer paso. Quiero anunciaros que Acebes ha amaestrado a un grupo de pitufos submarinistas que se infiltrarán en las sopas españolas. ¿Alguna pregunta?". Acebes: "¿Por qué no convocamos de una vez elecciones anticipadas, las ganamos, gobernamos y somos felices?". Rajoy: "Porque la convocatoria depende del Gobierno, Ángel". Zaplana: "Y los votos, de los electores". Acebes: "Vivimos en una tiranía. En cualquier país democrático gobernaría yo y punto". 10.30 horas. Sede del Partido Socialista. José Luis Rodríguez Zapatero dirige una reunión de "Voluntarios en defensa de un Estatut que ni rechazamos ni asumimos sin más, aunque lo mejoraremos para garantizar su encaje constitucional". Ha sido un título de consenso. Zapatero: "Compañeros, compañeras. Tenemos una oportunidad histórica". Ibarra: "¡Y tanto! La oportunidad de hincharle la cara a hostias a Pasqual". Maragall: "Eso, eso, andar a palos, como siempre en la España de Goya, Benito y Migueli". Chaves: "¡Nos han engañado, José Luis! Nos dijeron que Pasqual se comería el Estatut, y ahora nos lo

tenemos que comer nosotros". Bono: "Siento la llamada de Ejpaña". Maragall: "Otro que oye voces. ¡Pues ya somos muchos locos aquí!". Zapatero: "Iremos puerta a puerta para explicar nuestra posición a los españoles". Bono: "Pero si no la entenderá nadie". Zapatero: "Pues mejor. En el PP tienen pitufos submarinistas. Nosotros hemos amaestrado gnomos. La batalla será dura". En los portales se cambiarán los carteles: "Correo comercial, sí; Estatut, no". Vigile su plato de sopa, su tapita de berberechos, su aceituna rellena. Están en todas partes, y vienen a por nosotr... ¡Mecachis! Había uno escondido en el ratón del ordenador y me ha picado cuando le he dado a "guardar".

El-Yeorbú habla con Dios 16.10.2005

DE ENTRE TODOS los miles de millones de personas que hay en la Tierra, Dios tenía que hablar con George W. Bush. Qué mala suerte. Siempre ha pasado esto con los extraterrestres: conocen nuestro planeta muy en general, lógicamente, y cuando llegan aquí o quieren ponerse en contacto con nosotros, preguntan por el jefe, que no necesariamente es lo mejor que tenemos. Hay que ponerse en el lugar de Dios, también. Por más omnipresente, omnipotente y omnitodo que sea, descender a los detalles no es lo suyo. Eres Dios, pero tienes cuatro datos: Via Láctea, sistema solar, Tierra, primera potencia mundial, EE UU, Bush. -Presidente, le llama Dios. -¿Y qué quiere? -Que combata el terrorismo en Afganistán, que EE UU invada Irak y la paz en Oriente Próximo. -Dile que a lo primero y lo segundo, sí. Lo otro, ya veremos. -Escúchame bien, hijo. Soy Dios, que he interceptado la comunicación. Por algo soy Dios, como mi propio nombre indica. -Lo que usted diga. -Irás en busca de Tony Blair, viajarás a las Azores, y anunciarás la invasión de Irak. -¿Puede venir Ánsar? -Venga, vale. Pero ni uno más. ¿De dónde sacaría Dios que había que invadir Irak? Nos quejamos de los servicios de inteligencia, nos quejamos de la CIA, pero Dios en persona también creyó que en Irak había armas de destrucción masiva. Y se lo dijo a Bush. De aquí se derivan responsabilidades, también. Pero quién pide la dimisión de Dios. Si para que dimita un ministro hay que hacer siete huelgas generales, qué habría que hacer para que dimitiera Dios. En España decimos: aquí no dimite ni dios. En el cielo dicen: aquí se dimite menos que en España. Menos mal que estas historias sobre conversaciones con Dios y mandatos divinos las cuenta George W. Bush, vestido con traje occidental y hablando inglés. Si se llamara El-Yeorbú y vistiera chilaba andaríamos todos sobrecogidos de saber que estamos en manos de un loco que desata guerras porque se lo ordena Dios. Habría reportajes curiosos en las televisiones: "El líder fundamentalista El-Yeorbú dice que va a la guerra porque Alá se lo ordena. Observen su mirada perdida, con la expresión vacía de los locos, como si acabara de ver el precio de la gasolina". La oposición preguntaría a ZP en el Parlamento: "¿Cree el señor presidente que con personajes como El-Yeorbú, fanático que cree hablar en nombre de Dios, es posible esa alianza de civilizaciones? ¿Qué nos propone el señor Zapatero? ¿Una alianza de comunicaciones, una cumbre mundial telepática para que cada loco vaya con su tema?". Una pregunta tonta: ¿por qué el Vaticano no protesta ante la trivialización de Dios que hace George W. Bush? En todo caso, si Dios se aburre, cosa comprensible en la eternidad, por más que esté abonado a Digital+, que no hable con Bush. Que llame a Hablar por hablar, como todo el mundo. "Hola, soy Dios y quería saber qué es eso de lestatú". Uf, eso sí que no. Ese pollo no hay Dios que lo entienda.

El pollo del pollo 23.10.2005

ESTOS DÍAS va uno al mercado y mira el escaparate de la pollería con ojos distintos. Con respeto. Oiga, el pollo no es el animal más gilipollas de la creación, no es un sujeto que se deja alimentar en masa, en serie, para engordar, que lo maten y lo empanen sin más. Eso cuando no le meten limones por donde ya saben. Pollo al limón, pollo al limón... Podrían haberse inventado el pollo a la aceituna, pensará el pollo. O no. Hay mucho golferío entre los pollos también. Pero hasta ahora, el pollo era, después del hombre, lo más tonto que había la Tierra. Tenía la ventaja sobre el hombre de carecer de hipoteca, pero fuera de eso, el pollo era un animal sin sentido. Ahora no. El pollo se está haciendo respetar. Hoy día, un pollo es algo serio. Un pollo estornuda y tiembla el mundo. Ya, sin que haya estornudado, estamos pasándolo mal... Ahora, al pasar frente a la pollería, esas pechugas ordenadas, esos muslos colocados como piezas de rompecabezas, esos pollos ahorcados, te están diciendo: espera a que te estornude mi primo de Zumosol. ¿Alarmismo injustificado? ¿Debemos tener miedo del pollo? ¿Es el pollo nuestro peor enemigo? Examinemos lo que han hechos los Gobiernos europeos con respecto a la amenaza de la gripe aviar. Distinguimos dos tipos de mensaje: 1. La población no debe alarmarse. 2. Se acerca una pandemia. Esto parece contradictorio, pero en realidad lo es, de lo que se deduce algo muy importante: a los Gobiernos europeos no les importa aparecer como contradictorios. "¡Aviso a toda la población! ¡No deben ustedes alarmarse, sólo es una catástrofe!". En cuanto a las medidas preventivas, los Gobiernos europeos han lanzado dos tipos de mensaje: 1. Las vacunas que ahora tenemos no sirven, porque el virus mutará. 2. Vamos a comprar millones de vacunas de las que no sirven. Estos dos mensajes, que en apariencia son contradictorios, pero en realidad sí lo son, nos remiten al primero y principal: No deben ustedes alarmarse. El enunciado completo es: Nos amenaza una pandemia, no tenemos armas para combatirla, pero no se preocupen porque vamos a comprar millones de vacunas que no sirven. En España hemos introducido un elemento diferenciador: las autoridades sanitarias han rechazado el alarmismo de las autoridades sanitarias europeas, y a continuación han encargado millones de vacunas. Los pollos se están hartando de reír, aunque no se mueren. Por joder. Con todo, la vida sigue siendo injusta con el pollo. Un pollo va a la consulta y dice: "Tengo gripe, doctor". Y le pegan un tiro. Lógicamente, los pollos que estén en la sala de espera se mirarán de reojo pensando: podrían darnos una aspirina, como a todo el mundo. Pero así somos los humanos. No nos damos cuenta y vamos creando rencores en otras especies animales. Las vacas locas, los pollos griposos, las ovejas clonadas... Esto acabará mal, que es una frase muy agradecida de decir, porque lo peor que puede pasar es que te equivoques, pero en ese caso será porque las cosas han acabado bien. A esta doctrina se le llama zetapismo: movimiento filosófico que defiende el optimismo sin límite. ¿Sin límite? Sí, sin límite. ¿Incluyendo Maragall? Incluyendo.

La pandemia del Estatut 30.10.2005

1. ¡MENOS MAL que el PP está haciendo una campaña para informar sobre el Estatut! Menos mal, porque se estaba hablando muy poco de este tema. Si no llega a ser por la campaña del PP, ni nos enteramos de que hay Estatut. Qué medio millón de euros tan bien empleado: mensajes en vallas, en la radio, en la prensa... Esto sí que es una pandemia, y no lo de la gripe aviar. 2. Sin embargo, esta vez el PP ha sido poco claro. "Si nos la quieren cambiar, tenemos derecho a opinar". Si no se está atento, no se sabe si lo que nos quieren cambiar es la pilila o la Constitución. Josep Piqué sugiere que debe evitarse la impresión de que el PP desea enfrentar a los catalanes con el resto de España. De ahí que se descartara el lema inicial: "Echemos a los catalanes al mar, y a Zapatero asémosle como un pollo con gripe hasta que devuelva el Gobierno a José María Aznar". En la dirección del PP, todos miraron consternados a Ángel Acebes, responsable de la campaña. "¿Qué pasa?", preguntó Acebes, "mar rima con Aznar". "Un poco largo", zanjó Rajoy, por la tangente, con su proverbial habilidad. 3. El PP lo apuesta todo al negro. ¿Qué pasará si ZP logra un acuerdo? ¿Qué nuevas catástrofes nos vaticinará Aznar, el hombre infinito, así descrito por Mariano Rajoy? Por ser precisos, Rajoy cree que Aznar es infinito y al tiempo se multiplica por ciento cincuenta millones. Para que luego digan que Rajoy es blando. En el caso hipotético de que se acabara el Aznar infinito, ¡aún quedarían ciento cincuenta millones de Aznar! 4. Una alarma: en las mercerías apenas debe quedar bandera española. ¡Tantos políticos se han envuelto en ella en estos días! Curiosamente, se debaten los Presupuestos Generales del Estado, y no aparecen diferencias graves entre derecha e izquierda, aunque sí hay una discusión fuerte. ¿Sobre qué? Sobre la incidencia del Estatut en los Presupuestos. Así como el pobre Truman vivía en un show de televisión, a veces parece que nosotros vivimos en un chiste de Jaimito. 5. Pasqual Maragall, Juan Carlos Rodríguez Ibarra y José Bono se lanzan dardos dialécticos a distancia: "Es del PSOE y habla como si fuera del PP", dice Maragall de Bono. "Es del PSOE y habla como si fuera de ERC", replica Ibarra. "Que Maragall se calme y no quiera colocar a su hermano en el Gobierno", remata Bono. Belén Esteban, Mari Cielo Pajares y Antonio David no lo harían mejor. 6. Los socialistas se indignan y acusan al PP de hacer electoralismo con la unidad de España, pero quien esté libre de pecado que tire la primera piedra (a ser posible sin dañar a nadie). Los socialistas adoptaron en Catalunya un discurso nacionalista por electoralismo, y en el resto de España apoyaron ese rumbo por electoralismo, para desgastar a Aznar. Ahora, desde el PSOE, rechazan ese discurso nacionalista también por electoralismo, porque les desgasta a ellos. Empieza (¡sólo empieza!) la tramitación parlamentaria del Estatut, y en las puertas de las Cortes habría que poner un cartel con la leyenda: "No molesten. Estamos trabajando". Pero con las letras mirando hacia dentro.

Consejos para un príncipe 06.11.2005

EN ESTOS DÍAS difíciles, cuando don Felipe se ve relegado al tercer plano de la actualidad, por detrás de doña Leonor, incluso por detrás del Estatuto, y del pollo con gripe, es el momento de transmitirle ánimos. Hay mucho monárquico de boquilla por ahí. Nace doña Leonor y gritan: "¡Viva España, a otra cosa, mariposa!". Y ese padre, ¿qué? ¡Que le llevaron al bebé antes de que supiera si era niño o niña! Eso no presagia nada bueno. Don Felipe, Alteza, hágase valer. Se empieza con un "'¡déjame hablar!" y no se sabe dónde se acaba. Es verdad que es Príncipe, y que mucho va en el cargo. Sí. Pero también el Príncipe merece la piedad de una mirada civil y republicana a su paternidad. Vamos por puntos. Consejos para un padre primerizo: La subasta. Es un momento muy importante, en el que se deciden los parecidos. ¿En qué se parece la niña a quién? ¡A saco, don Felipe, a saco! No se me arrugue, que lo que no saquemos ahí no lo sacamos nunca. Lo más preciado son: ojos, nariz, boca y pelo. Lo menos, orejas y pies. Se puede abrir una negociación, pero hay que establecer unas reglas claras. No vale quedarse con parecidos en tres órganos de primera categoría. Es decir, no debe aceptarse nunca la siguiente frase: "Tiene mis ojos, mi nariz, mi pelo y mis orejas; tuyos son boca, pies y carácter". Ni hablar. El carácter pa tu tía. No aceptamos carácter, Alteza. Punto redondo. El carácter, además, cambia; la nariz, no. Un buen resultado en la subasta exige estar atento, y un marcaje uno contra uno de todos los integrantes de la familia, para evitar que, en un despiste, algún pariente espabilado se haga fuerte junto a la cuna y se quede con todo mediante la fórmula: "¡Pero si es igual que ella!". Lo mejor es que se reúnan las dos familias alrededor de la niña, y por turnos se vayan pidiendo un parecido cada uno. Es mejor ordenarse. De lo contrario, antes de que uno se dé cuenta le han soplado parecidos fundamentales, y se encuentra mendigando rasgos espirituales. Por ejemplo: "Es buenecita y dócil como el papá". Ni hablar. Cuándo dejará de llorar. Nunca. Alteza, créame, es mejor pensar eso: que jamás dejará de llorar. En primer lugar, porque es cierto. Y en segundo lugar, porque, en el hipotético caso de que llegara a darse la circunstancia de que, por una confabulación astral, dejara efectivamente de llorar (nunca debe descartarse esa posibilidad), se aprecia muchísimo más la paz. ¿Son aliadas eternas? Esa alianza de apariencia indestructible entre madre e hija, ¿es impenetrable? Bueno, bueno, Alteza, no necesariamente, pero tampoco crea que nos conviene mucho deshacer esa alianza así, a las primeras de cambio, porque en menos que canta un gallo nos podemos encontrar encargados de biberones nocturnos, y Dios dijo metrosexuales, pero no primos. Los reyes son los padres. ¿Cuándo decírselo? Difícil decisión, dadas las circunstancias. En su caso son los abuelos, además. Yo qué sé: manténgala en la inocencia todo lo que pueda. Háblele de Papá Noel para ganar tiempo. Y del Estatuto, ni media palabra. Tampoco le hable mucho de los monárquicos.

Grandes catastrophes 13.11.2005

TANTO ANUNCIAR la catástrofe absoluta con la gripe del pollo, y luego, cuando llegue, decepcionará. Es asombroso que esté calculado ya, incluso, el coste en producto interior bruto mundial. Ahora no recuerdo si son 600.000 euros o 600.000 millones de euros, pero era una cifra grande, como para comprarse un par de pisos en España y que sobrara un rinconcito. También hemos sabido esta semana la cifra de muertes que causará superpollo: siete millones. Así son las cosas. Ahora mismo hay siete millones de muertos virtuales andando por el planeta. Por fortuna, no daban nombres, porque a los afectados les quedaría una mala impresión. Siguen siendo muertos virtuales, pero ellos no lo saben. Digo ellos, y puedo ser yo. A lo mejor estamos usted y yo en la lista. Seguramente, el futuro era esto: tenemos todos los datos sobre algo que no ha sucedido, y a cambio, cuando realmente sucede algo, no sabemos qué hacer. Si la quema de coches en Francia hubiera sido una amenaza virtual, decenas de organismos internacionales habrían elaborado planes para combatirlo. Tendríamos las cifras exactas del coste, dos direcciones generales trabajando, y siete comisarios europeos encima del caso. Pero como es real, nos quedamos mirando sin saber qué hacer. Francia está atónita y el resto de países europeos actúa bajo el síndrome de Barrio Sésamo: como los muñecos que lo miraban todo desde el balcón. Esto sucede cuando hay un problema gordo, como fue la crisis de la valla de Melilla, otro suceso real para el que no estábamos preparados. Cuando hay un problema gordo, el espíritu europeo se desvanece. "¡Espíritu europeo, si estás ahí, manifiéstate!". Y el espíritu europeo no se manifiesta. El espíritu europeo no es como los obispos españoles, que les gusta más manifestarse que nada. ¡Qué luchadores por la libertad, los obispos! Es verdad que suelen luchar por la libertad cuando hay libertad, pero eso no quita mérito. Yo me haría obispo sólo por llevar una de esas viseras tan chulas que llevan en las manifestaciones. Habría menos crisis de vocaciones si, al matricularte, te prometieran la visera con el uniforme. Sólo tengo una nota sobre el interesantísimo debate en el Senado. Muy interesante. De verdad. Mucho. Está bien, es un recurso fácil meterse con el Senado. Todo el mundo sabe que es un trasto, pero hay que tener paciencia. Al final acabaremos cogiéndole cariño. Un detalle del debate: José Luis Rodríguez Zapatero felicitó al presidente del Senado, Javier Rojo, "por su recién adquirida condición de abuelo". ¡Canastos! ¿No podía felicitarle "porque ha sido abuelo", sin circunloquio? Advierto que ZP está empezando a hablar raro. Estuvo a un paso de decir: "Felicito a Javier Rojo por su abuelidad". A los presidentes del Gobierno les pasa esto, a veces: se tensan, les cuesta comunicarse y empiezan a hablar raro. A Zapatero le está pasando. Si sigue así habrá que hacer un diccionario ZP-español. En lugar de "¿cómo estás?", ZP pregunta: "¿cuál es básicamente tu estado de ánimo general?". En lugar de "tengo sed", dice "siento una profunda necesidad de ingesta de agua". En lugar de "estoy del PP hasta los mismísimos", dice "ciertas actitudes de la oposición me provocan hinchazones en zonas del cuerpo que prefiero no concretar".

Pasiones bajitas 20.11.2005

1. A lo bestia. Tras unas semanas de discutir sobre quién tiene la autonomía más grande, hemos iniciado en España un periodo de discusión sobre Iglesia y religión. Cualquier día nos darán el premio al país más temerario del planeta. Territorio y religión son las dos causas más habituales de conflictos, y aquí no hablamos de otra cosa. Son problemas que se arrastran durante siglos y se quieren resolver en una legislatura. Eso suele salir mal. Para colmo de males, el fútbol, que podría ser válvula de escape de bajas pasiones, se muestra como un mundo sensato y sosegado. Las bajas pasiones las tenemos que echar con la política. A los futbolistas cuesta cada día más arrancarles una declaración agresiva contra un rival. En cambio, a los políticos cuesta sacarles otra cosa que no sea una declaración agresiva. Los periódicos deportivos de hace treinta años eran como la prensa generalista de hoy: llena de insultos. También sucede que hay una comisión antiviolencia que vigila que, en el fútbol, no haya una palabra encima de otra. Al comité antiviolencia que vigila a los futbolistas lo ponemos una semana a vigilar a los políticos y nos quedamos sin jugadores en las Cortes. ¡Anda que no mejoraría el clima político con Eto'o y Beckham como portavoces de los partidos mayoritarios! 2. Apuros para Bush. Desciende la popularidad de George W. Bush, y le piden explicaciones por algunos incumplimientos de la ley en relación con la guerra de Irak: que si un poquito de torturas, unas cárceles ilegales, un poquito de incumplimiento de derechos humanos y tal. Bush está indignado. Y con razón. ¿Ahora le piden explicaciones por incumplir la ley? "Condoleezza, ¿pero hemos cumplido la ley alguna vez en la guerra de Irak? Y, en otro orden de cosas, ¿la ley no somos nosotros?". Hay que andarse con ojo, con esto de poner en apuros a los presidentes de EE UU, porque la forma que tienen de salir del apuro es invadiendo algo. Se ve que eso cohesiona mucho a las personas, aunque ahora mismo Bush no tiene mucho que invadir. La mayor amenaza es la gripe del pollo. "¿Podemos invadir Pollolandia, Condoleezza?". "No, presidente, eso no existe". "Ya empezamos con estúpidos legalismos". 3. Optimismo antropoilógico. Era una i, la clave estaba en la i. El optimismo de ZP no es antropológico, sino antropo-ilógico. Eso explica muchas cosas. Están todos en el PSOE consternados con el lío del Estatut y el presidente reparte optimismo: "Que esto no es ná". Las encuestas conocidas dan malos datos para el PSOE, pero no pésimos: todos los votantes del PP están movilizados, mientras que hay muchos socialistas cabreados que volverán a votar PSOE si la alternativa es el Apocalipsis según Acebes. En realidad, hay una larga experiencia en España de votante socialista cabreado. Es casi una seña de identidad. 4. Coches y barbas. Hay menos alborotos en Francia. Queman menos coches, y están todos los presidentes europeos silbando, y rezando para que el lío no se expanda (rezo universal) o que se expanda hacia el país de al lado (rezo egoísta). El caso es rezar. Cuando vienen mal las cosas, en Europa nos acordamos de las raíces cristianas: "Por favor, Señor, que le toque a otro".

Retrato de ZP 27.11.2005 EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO es medio tonto. Eso para empezar. Un indocumentado. No tiene preparación, ni se esfuerza. Es un frívolo. Y muy mala persona: engaña, trapichea y oculta la verdad, cuando no miente. Negocia con ETA a escondidas. Aún peor: tiene un acuerdo secreto con ETA para desmembrar España. El origen de este acuerdo vergonzoso está en el Tripartito catalán, también cómplice de ETA. De hecho, el Estatuto catalán se enmarca en la estrategia de ETA. Zapatero vulneró a sabiendas el reglamento del Congreso aceptando la tramitación del Estatuto, con el objetivo de vulnerar también la Constitución. ¿Por capricho? No: porque quiere acabar con la Constitución. (Probablemente, Zapatero piensa: ya que acabo con España, acabo con la Constitución también, pero esto es un comentario personal). ZP engaña a los españoles con trucos burdos, palabras vacías y frasecitas huecas. Es un caradura. A Zapatero le han pillado con las manos en la masa en la OPA de Endesa. ZP cede fondos europeos, que beneficiarían a los españoles, para favorecer a La Caixa, entidad que perdona créditos a su partido. Otra vez la madeja de la corrupción. Con Zapatero ha vuelto la corrupción. No olvidemos que aún no se ha aclarado la implicación de Zapatero en la matanza del 11 de marzo. Zapatero ha dejado en el aire esas sospechas, al no querer aclarar algunos extremos que podrían comprometer a miembros de su partido en el mayor atentado terrorista de la historia de España. Zapatero es un señor que conspira desde el Gobierno para acabar con el propio Gobierno (y para acabar con España). Se ve que España es de buen material, porque Zapatero, que es tenaz, tiene que esforzarse mucho para romperla). Zapatero quiere condenar a los niños españoles a la ignorancia. ¿Por qué? Porque Zapatero desea españoles ignorantes para perpetuarse en el poder. (Se sobreentiende que lo difícil para ZP serán los primeros quince años; después ya serán mayores de edad los que él consiga deseducar con la LOE). A Zapatero sólo le mueve un objetivo: satisfacer a sus socios radicales. El Gobierno de Zapatero ha sido responsable de nueve muertes en el incendio de Guadalajara, donde cometió el delito de denegación de auxilio. No le mueve el bien común. Sólo su interés personal. Sólo le interesan las fotos. Desprecia a los españoles. Debería estudiarse si el comportamiento de ZP con el Estatuto catalán encaja en el artículo de la Constitución que permite procesar a los presidentes de Gobierno por delito de traición. ZP no atiende a los intereses generales, es un radical que destruye a las familias, enfrenta a los españoles, promueve la poligamia, desatiende a los más débiles, favorece a los ricos y a sus amigos, gobierna para las minorías, persigue a la Iglesia, ataca los sentimientos de millones de españoles, es antiamericano, amigo de dictadores, un chisgarabís, muy mal patriota. Le disgusta la democracia. Es autoritario, intolerante y bobo. Traga con cualquiera, no tiene carácter ni personalidad, le engañan todos, es mentiroso y, como colofón a este discurso, el Partido Popular prepara el próximo día 3 de diciembre un acto en favor de la Constitución que, como todo el mundo sabe, resume el espíritu de tolerancia y respeto hacia el adversario que nos permite una convivencia pacífica.

Informe España 04.12.2005

INFORME DE AGENTE WCXPRESRP63 para la base de Ganímedes. Asunto: España. 1. La costumbre de manifestarse. Consideración previa: los españoles se caracterizan por gastarse un dineral en comprarse una casa para pasarse después el día en la calle. A veces se van de cañas, a veces se van de manifestación. Eso sí: son un pueblo ordenado. Las manifestaciones son por riguroso turno: en los años pares se manifiestan los españoles llamados rojos o pancarteros; en los impares se manifiestan los españoles llamados fachas o pancarteros, pasando en este caso los rojos a ser ex pancarteros. El objetivo de la manifestación es ser mucha gente. Este concepto escapa al sistema métrico decimal y se resume en la idea "un millón". Con menos de "un millón", en España no eres nadie. La idea "millón" tiene un origen socioeconómico: en la memoria de los españoles consta que "un millón" es mucho dinero, y se asimila a que "mucha gente" es "un millón". Sucede que desde la introducción del euro, los españoles se hacen un lío contando manifestantes. A unos les salen, "en pesetas", muchos manifestantes, uno o dos millones. A otros les salen, "en euros", pocos manifestantes, apenas unos miles. Los periódicos y las televisiones pasan varios días, tras una manifestación, contando personas que ya no están. Examinan las calles vacías y, mediante cálculos complejos, llegan a resultados opuestos. Práctica sofisticada que escapa a nuestra civilización. 2. Causa de la manifestación. España está en peligro debido a un artefacto denominado 'Estatú'. Estoy intentando hacerme con los planos, porque todo el mundo habla del 'Estatú' como de un arma letal que, sugiero, podríamos utilizar contra nuestros vecinos de Ganímedes 2. Y que les den. Debo advertir, sin embargo, que la fabricación de 'Estatú' es bastante costosa: el gobierno catalán, propietario legal de 'Estatú', ha invertido dos años en construirlo. Y eso que ya tenían un 'Estatú'. Si llegan a partir de cero se pasan el milenio construyendo. Ahora, el Gobierno español tiene que desactivarlo. Es una práctica curiosa hispano-española: un gobierno fabrica 'estatús', otro gobierno los desactiva. En este caso, además, hay que desactivarlo con mucho arte, porque tiene que notarse la desactivación en toda España salvo en Cataluña, donde no debe notarse nada. El especialista encargado de la desactivación asimétrica responde a las siglas ZP, y sigue el método "Como sea". 3. Curiosidades. Especial protagonismo en esta trifulca tienen unos divertidos personajes de dibujos animados llamados Acebes y Zaplana. Se cuenta que fueron ministros. Si es verdad que lo fueron, ¡qué Gobierno divertido debió de ser! Acebes y Zaplana son como gremlins. Hay que seguir unas normas estrictas o se asilvestran. Especialmente, lejos del Gobierno se asilvestran muchísimo. Mucha gente les llama, coloquialmente, los pepemlins. Acebes y Zaplana tienen prisionero a un señor con barba que jura ser el líder de su partido, aunque no se le recuerda acción política alguna que lo justifique. El señor con barba más bien parece un administrador. Los pepemlins tienen como enemigo a un señor no muy alto, con poco pelo y regordete, llamado Carorrovira. Se trata de un personaje confuso. A unos les da miedo; a otros, risa. Conclusión del informe: quiero volver a casa. Como en Ganímedes, en ningún lao.

Huevos de murciélago 11.12.2005

¿HABRÁ ALGO MÁS TRISTE que dedicar una vida a medir el tamaño de los testículos de murciélago? En fin, triste, triste...: tampoco hagamos un juicio moral. Limitémonos a constatar el hecho. Periodismo sin interpretación: Científicos de la Universidad de Siracusa, en Estados Unidos, han estudiado el tamaño de los testículos de 334 especies de murciélago, y han llegado a la conclusión de que, cuanto más grandes son los testículos, menor es el cerebro. A más huevos, menos pesquis. Muchos ya lo sabíamos. Por intuición científica. Desde pequeñitos, muchos nos miramos y decimos: esto tiene que estar en algún lado. En el cerebro, hombre, en el cerebro. ¿Dónde iba a estar toda esa masa ausente? En el cerebro. Pero había que confirmarlo científicamente, y ahí está: confirmado científicamente: PA / PAR = IH. Paquetón de abajo dividido entre paquetón de arriba igual a inteligencia humana. Desde que se conoce este estudio, las discotecas se han llenado de chicos que se acercan a ligar diciendo: "Mí, tonto, mí cerebro nada, cero patatero". Y también hay quien se acerca a los hombres preguntando: "¿Logaritmo neperiano de 750?". Y si contestas correctamente, te descartan. Expongo esto último para que se vea que los avances científicos tienen aplicación práctica. Mucha gente oirá hablar de que en España no nos gastamos nada en I+D, y pensará: bueno, no es grave, hay más letras. Y si además el I+D te lo gastas en C-C+P (cerebro menos cojón con perdón), no vale la pena. Pues sí, sí vale la pena. O no. No se puede decidir muy a la ligera qué vale la pena y qué es importante. Hemos sabido esta semana que una de cada cinco personas residentes en España vive por debajo del umbral de pobreza. Bueno, y qué. Cuatro de cada cinco tardamos tres minutos en olvidarlo. Más ejemplos: con la tormenta política que estamos atravesando, se anuncian desde el Gobierno planes de atención a los ancianos, la ley de autonomía de las personas dependientes o el plan de integración de inmigrantes. Habrá quién diga: "Esto es para disimular lo verdaderamente importante". Puede ser, puede ser, aunque los discapacitados están tan y tan olvidados en España que agradecerán que cualquier Gobierno se acuerde de ellos, aunque sea para disimular lo verdaderamente importante, que es medirnos el murciélago para ver quién tiene el cerebro más grande. Pobre murciélago. Ya es mala suerte nacer murciélago, animal no especialmente querido, para que encima te vayan tocando las pelotas unos científicos de Siracusa. Muy mal. Pobre murciélago. Habrán detectado que en toda la información no se habla de las murciélagas, ni se tiene en cuenta su punto de vista. Sólo se dice que los murciélagos tienen que desarrollar genitales y reducir cerebro porque a las hembras les gusta más. Van obligados. Se da por hecho el matriarcado. El murcielagado, en este caso. Claramente se ha hecho este estudio basándose en la opinión del murciélago macho: a la murciélaga, seguro que ni se la ha estudiado. Esto va así en todas las especies, se ve. Y concluiremos: ¿no sirve para nada el estudio, es una chorrada? Bueno, depende. En cierto sentido, el estudio sí quizá pueda ayudarnos a intuir el porqué de ese misterioso atractivo que siempre se ha atribuido a George W. Bush. Realmente, debe andar muy sobrado.

Cine de Navidad 18.12.2005

ANTES DE QUE SU SANTIDAD el Papa y otras personas también importantes despotriquen sobre el exceso consumista en estas fechas, pongamos encima de la mesa algunas ventajas de las navidades. Por ejemplo... ¡las reuniones familiares! No, hombre, es broma. Esas reuniones sólo tienen interés para quien se dedica profesionalmente al humor. Tomas notas y tienes material para todo el año. Sin bromas, lo mejor de estas fechas es el cine. La enorme publicidad de la nueva versión de King Kong ha eclipsado otros reestrenos que no debe usted perderse: 1. 'Dos ministros muy ministros'. La descacharrante historia de dos ministros del Gobierno de Chimbambas del Sur. Se pelean, se contradicen, discuten..., pero en el fondo son amigos. Todo comienza con el viaje de uno de ellos a Angola: "Como cooperante civil vuestro que soy, anuncio que pronto vendrá un amigo mío a vender aviones militares". ¡Huy, la que se monta cuando se entera el otro! "Imposible", responde muy digno, "yo jamás viajo a Angola". Ofendido por esas palabras, el Gobierno angoleño declara la guerra a Chimbambalandia. "¿Y ahora qué haremos?", se preocupa el presidente. Pero los dos ministros tienen la solución: "Ningún problema: las armas que les vendimos no funcionan". Una comedia de armas tomar. 2. 'Los increíbles'. Tres dirigentes de la oposición viven felices montando la de Dios es Cristo hasta que se descubre que, en el pasado, fueron Los increíbles, un grupo capaz de decir que playas negras de chapapote eran esplendorosas o que los soldados españoles iban a Irak a cultivar zanahorias. Graciosa, pero previsible. 3. 'Misión imposible'. Un deportista vocacional recibe un encargo sorprendente: entrenar al grupo de estrellas más difícil de la galaxia futbolística, el Real Madrid. Se le exige ser duro, pero comprensivo; pragmático, pero efectista; sólido, pero dúctil; autoritario, pero tierno. Y lo más importante de todo: que demuestre personalidad, pero que sepa tener en cuenta las opiniones de los futbolistas, de la afición y, por supuesto, del presidente. Acción asegurada. 4. 'Bajo el volcán'. Película del género documental que recoge la trayectoria del Gobierno tripartito de Cataluña. Monotemática. 5. 'Teléfono rojo, volamos hacia Bagdad'. El presidente de EE UU, el primer ministro inglés y un señor con bigote desencadenan una hilarante operación militar en Irak. Al cabo de dos años, al presidente de EE UU le preguntan cuántos muertos van, y dice: "Treinta mil, más o menos". Muerto arriba, muerto abajo. Una de las tramas más divertidas es la que implica a aviones de la CIA transportando presos por todo el planeta; en secreto, pero a la vista de todos. En estos vuelos se acaban relajando las normas de seguridad, y a los presos, con sus vistosos uniformes naranjas, se les puede ver de compras en las principales avenidas comerciales europeas. Comedia negra. 6. 'Nueve semanas y media'. Después de varias experiencias frustrantes en el Senado, presidentes autonómicos y representantes del Gobierno y la oposición deciden encerrarse durante nueve semanas y media. La España plural sigue sin resolverse, pero todos y todas regresan muy relajados del encierro, y el país se lo agradece. Drama erótico plural.

Hay ambiente 25.12.2005

CON MOTIVO DE TAN entrañables fiestas, vamos a tener la oportunidad de disfrutar de algunos de los mejores grupos rockeros del momento. Hay en España un cartel impresionante: Los Bobos Solemnes, Los Indignos Encanallados, Los Mentirosos Compulsivos, Los Graves Irresponsables, Los Testículos Invisibles, Los Patrañas y Engaños y Los Patriotas de Hojalata. Estas eran, al menos, las actuaciones confirmadas hasta el lunes pasado, pero tal y como está el patio, no es descartable que, a fecha de hoy, hayan confirmado su estancia en España los archifamosos Mamones sin Fronteras y Tumadre y Tupadremás, amén de los clásicos Estatutarios Absolutos y los Antiestatutarios de Nunca Jamás. En definitiva, un ambientazo. Después hay que decir a los niños que se porten bien, porque si no Papa Noel no traerá regalos. ¿Qué te contesta hoy un niño al que le dices eso después de ver a nuestros políticos en el telediario? Súbete aquí y baila, papá, que estás acojonado". Por fortuna, Papa Noel es un encanto, no tiene en cuenta esas menudencias y traerá regalos para todos. Lista de regalos de algunos personajes destacados: Alberto Ruiz-Gallardón. Una ciudad nueva, que ésta se le ha roto toda, y está llena de agujeros. Florentino Pérez: un ramillete de entrenadores, porque se le caen como moscas. A ser posible, cada uno con su director técnico y sus fichajes tribales. Mariano Rajoy: Un mapa para viajar al centro. Pero clarito. Sin encrucijadas. El anterior tenía múltiples cruces de caminos y la cosa ha acabado muy malamente, con Rajoy perdido en un laberinto y guiado por... ¡Acebes! José Luis Rodríguez Zapatero. Otra medida de Gobierno. Porque los logros está bien exponerlos de tres en tres. Y ahora puede decir que trajo las tropas de Irak, que aprobó los matrimonios homosexuales y... Se crea un vacío. Hay planes, sí. Y anuncios. Fenomenal. Pero falta esa medida de enjundia que permita cumplir con la ley retórica de enunciar de tres en tres. "Yo traje las tropas de Irak, aprobé los matrimonios homosexuales y...". ¡A ver si te luces, Papa Noel! José Bono: Un Moratinos de juguete, para poder pasar con él toooodas las horas. Miguel Ángel Moratinos: ¿Pues qué va a ser? ¡Un Bono de juguete para poder tirarlo muy muy muy lejos. Carmen Calvo: Otro Quijote, porque este ha sido un año inolvidable. Luis Aragonés: pasar de cuartos de final. Y, ya de paso, ganar el Mundial. Porque si hay que pasar de cuartos se pasa, pero pasar pa na... José María Aznar: ha pedido un Apocalipsis, pero gordo gordo, con múltiples desgracias, ruptura de España, fin del mundo y todos los avíos, para demostrar que sí, que tenía razón. Hay que comprender a Aznar: lleva meses anunciando la madre de todas las catástrofes, va pasando el tiempo, y el hombre se siente defradudado. Conclusión: si nuestras élites políticas, que fueron a buenos colegios en tiempo de gran exigencia y mucha disciplina, se comportan como se comportan, puede aprobarse sin miedo cualquier ley educativa, que mucho peor no nos puede ir.