You are on page 1of 40

CAPITULO 3

PROTECCIONES DE SOBRECORRIENTE

3.1. Introducción

Uno de los fenómenos más comunes que se presentan durante las anormalidades en un sistema
eléctrico de potencia y en especial en los cortocircuitos, es el aumento de la corriente por sobre los valores
normales de operación. Este aumento se utiliza para discriminar la ocurrencia de fallas, ya sea como
protección principal o de respaldo y el relé se denomina de sobrecorriente. Es uno de los sistemas más
simples y se usa ampliamente, especialmente en alimentadores radiales de distribución (10 a 25 kV en Chile)
y transformadores de poca potencia (hasta 4 MVA). Como protección de respaldo se usa en equipos más
importantes dentro del SEP, tales como: generadores, transformadores de mayor potencia, líneas de media
tensión, etc.

El funcionamiento de un relé de sobrecorriente es simple ya que su operación depende de dos


variables básicas:

− El nivel de corriente mínima de operación (o corriente de pickup), que es aquel valor que produce el
cambio de estado del relé.
− La característica de tiempo de operación, es decir la forma en que el relé responde en cuanto al
tiempo.

3.2. Características de operación

De acuerdo a la característica de tiempo de operación, los relés pueden clasificarse, en general, tal
como se muestra en el cuadro 3.1 siguiente:

Cuadro 3.1.- Tipos de relés según su característica de tiempo de operación

Instantáneos
Tipos de relés tiempo definido
Retardados Inverso
tiempo inverso Muy inverso
Extremadamente inverso

Estas características quedan definidas en forma aproximada por las siguientes expresiones:

Instantáneos: t=0 para I ≥ Iop


Tiempo definido t=K para I ≥ Iop
Tiempo inverso t=K/I (3.1)
Tiempo muy inverso t = K / I2
Tiempo extremadamente inverso t = K / I3

Lo anterior es en la realidad una aproximación, ya que; para el caso de los relés electromecánicos, por
ejemplo, en la forma de las curvas tienen mucha influencia elementos tales como: el resorte de reposición, la
inercia de las partes móviles, imanes permanentes de freno, etc., de manera que en la práctica se obtienen
curvas como las indicadas en la Figura 3.1.

Para los relés de estado sólido, es posible conseguir una variedad más amplia de curvas, las que
además pueden ser expresadas matemáticamente, como se verá más adelante.
68
t (seg) t (seg) t (seg)

0,04 4 4
0,03
0,02 2 2
0,01

1 3 5 7 Veces I op 1 3 5 7 Veces I op 1 3 5 7 Veces I op


a) b) c)

Figura 3.1.- Curvas de tiempo corriente de relés: a) Instantáneo; b) Tiempo definido; c) Tiempo inverso

3.3. Aspectos constructivos y de funcionamiento

Se incluye aquí una breve descripción de los diversos tipos de relé de sobrecorriente, más empleados.

3.3.1. Protecciones de sobrecorriente instantáneas

Estos relés, como unidades aisladas, se usan poco en los sistemas eléctricos de potencia.
Generalmente se utilizan en conjunto con otras protecciones, con el fin de combinar sus características. Se
construyen del tipo de armadura succionada, armadura atraída y copa de inducción. El torque de estos
elementos responde a una expresión del tipo KI2. Los tiempos de operación son del orden de los 10 a los 60
milisegundos. La característica de operación, especialmente en los elementos tipo copa de inducción,
corresponde a la curva mostrada en la Figura 3.1 a).

3.3.2. Protecciones de sobrecorriente de tiempo definido

Una protección simple de tiempo definido podría obtenerse usando un relé instantáneo en conjunto
con un elemento temporizador (T) que produzca el retardo necesario, (Figura 3.2). Sin embargo, en la
práctica se utiliza muy poco una solución en base a elementos independientes, sino que se usa un relé del tipo
disco de inducción cuya curva sea muy poco inversa, de modo que pueda llamarse de tiempo definido. De
todas maneras, en este tipo de relé el tiempo se define para 10 veces la corriente de operación, en adelante.
Esta característica de operación se consigue utilizando una unidad de medida cuyo núcleo se satura
rápidamente. En los relés de estado sólido se utiliza un elemento comparador que actúa a través de un
temporizador. El relé opera sólo si la sobrecorriente se mantiene durante el tiempo necesario. En caso
contrario, el relé se repone.

3.3.3. Protecciones de sobrecorriente de tiempo inverso

La principal características de este tipo de relés es que mientras mayor sea la corriente aplicada,
menor es su tiempo de operación. Este principio da origen a una variedad de relés con diversas características
de tiempo de operación y pequeñas diferencias de diseño eléctricas y mecánicas. En el caso de los de tipo
electromecánico, el relé está basado en una unidad de medida de disco de inducción, ya sea del tipo de espira
en cortocircuito o wattmétrica, tal como las descritas en el Capítulo 2.

a. Relé tipo disco de inducción

El relé IAC51B de General Electric que se muestra en la Figura 3.3 es de tipo disco de inducción con
espiras en cortocircuito. El disco del relé está montado sobre un eje que es retenido por un resorte espiral
cuya tensión puede regularse, permitiendo el ajuste de corriente mínima de operación. El contacto móvil está
sujeto al disco de modo que gira junto con éste y cierra su circuito a través del espiral. El contacto fijo está
montado sobre la armazón metálica del relé; el torque de operación es producido por la unidad
69
electromagnética y en frente de ésta se encuentra ubicado un imán permanente que actúa como freno para el
disco, una vez que éste se encuentra en movimiento, sustituyendo en cierta forma al resorte espiral, que en
estas condiciones prácticamente no tiene ningún efecto. La posición de reposo del disco está definida por un
tope movible que permite variar la separación inicial entre los contactos fijo y móvil, los cuales determinan
un ángulo β entre sí. El ajuste de la separación de los contactos, es decir del ángulo β (Figura 3.4), se
acostumbra denominarlo “LEVER”. Las distintas posiciones dan origen a una familia de curvas de tiempos
de operación del relé que pueden ser seleccionadas por medio de una rueda numerada o dial de tiempo (time
dial) que va desde 1 ó 0,5 a 10 en los relés Americanos y desde 0,1 (0,05) a 1 en los Europeos. La corriente
de operación del relé se ajusta utilizando la toma o tap adecuado de la unidad electromagnética. La posición
del imán permanente también es posible de ajustar e influye sobre la curva de operación.

x
x Fusible
x
x
x 2
x Swc 50
52 50-1 50-2 50-3
T
50-1 50-2 50-3 3

52 T
BD
a) 52 7
a 8
Figura 3.2.- Protección de sobrecorriente de
tiempo definido, utilizando un relé instantáneo en Fusible
conjunto con un temporizador: a) Conexión de los
relés de las fases; b) Circuito de desenganche b)

Figura 3.3.- Relé de sobrecorriente IAC51B de la General Electric


70
Para obtener la ecuación de tiempo versus corriente, se considerará la Figura 3.4 que muestra la
disposición del disco móvil y los diferentes elementos que contribuyen al torque del relé. Por otra parte, en la
Figura 3.5 se muestra el esquema de la estructura magnética con la bobina principal y la espira en
cortocircuito, así como el diagrama fasorial que muestra los flujos que producen el torque de operación o
torque motriz.

Imán
permanente
Contacto móvil
Espiral
Disco de β
Aluminio

Contacto fijo

Bobina

Estructura con espira


en cortocircuito

Figura 3.4.- Esquema del elemento comparador de un relé tipo espira en cortocircuito

Según lo visto en el Capítulo 2 (Ecuación 2.42), el torque de operación o motriz TM es de la forma:

TM = K Φ1 Φ 2 sin α (3.2)

Donde Φ1 y Φ2 (valores máximos de los flujos), dependen del número de espiras N y de la corriente I.
Además, tal como se muestra en la Figura 3.5, el ángulo de desfase α entre los flujos es constante y por lo
tanto se puede escribir:

TM = K M (NI) 2 = K M N 2 I 2 = a I 2 (3.3)

Donde a = KM N2 es constante para un número determinado de espiras de la bobina

El imán permanente proporciona un torque de retención TF que se supone proporcional a la velocidad


ω del disco, a través de una constante b, que considera la densidad de flujo B del imán, que es constante

TF = b ω (3.4)
I
φ
φ
I

φ =φ'2 φ
2
1
α
φ φ'
1 2

φe Ie e
a) b)

Figura 3.5.- Relé de inducción de espira en cortocircuito: a) Estructura magnética; b) Diagrama fasorial
71
El resorte antagónico suministra un torque de retención TR que se puede suponer constante, o sea:

TR = c (3.5)

Luego, el Torque T que opera sobre el disco, es:


T = TM − TF − TR = J (3.6)
dt

Donde J es el momento de inercia de las partes móviles. La solución de la ecuación diferencial (3.6)
es de la forma:

a I2 − c ⎡ − t⎤
b
ω( t ) = ⎢1 − e J
⎥ (3.7)
b ⎢⎣ ⎥⎦

Si, como ocurre normalmente J es pequeño comparado con b (por diseño), se puede despreciar el
segundo término del paréntesis de la ecuación (3.7) (el transiente es muy rápido), por lo que se puede escribir:

a I2 − c d β
ω( t ) = = = constante (3.8)
b dt

Cuya solución, suponiendo que en t=0, β=0 es:

a I2 − c
β( t ) = t (3.9)
b

Que, considerando que c/b es muy pequeño, queda:

bβ / a
t= (3.10)
I2

Como el ángulo β de operación es un parámetro que se varía con el dial (LEVER), entonces, para
cada LEVER se tiene:

K
t= (3.11)
I2

Con K = b β/a y donde “a” incluye a N y “b” incluye a B, que es la densidad de flujo producida por
el imán permanente.

La expresión (3.11) corresponde a la de una hipérbola equilátera, que sólo tiene significado en el
primer cuadrante, ya que corresponde a la disposición constructiva en que el torque del elemento móvil tiende
a cerrar los contactos.

Si se considera el ángulo β como parámetro, se obtiene una familia de curvas como la que se muestra
en la Figura 3.6, donde β1< β2 < β3.
72
t

β3
β2
β1
Ι

Figura 3.6.- Curvas de tiempo versus corriente para relés tipo disco de inducción

Cambiando algunos de los parámetros del elemento, se pueden obtener las diferentes curvas
características que se muestran en la Figura 3.7, las que se denominan: Inversa, Muy inversa y
Extremadamente inversa.

t t t

Ι Ι Ι
a) b) c)

Figura 3.7.- Curvas características tiempo-corriente de relés inversos: a) Inverso; b) muy inverso; c)
extremadamente inverso

En la práctica, las curvas características de estos relés se dibujan considerando el tiempo en función
de veces la corriente mínima de operación (corriente de pickup), en vez de la corriente en amperes. Esto se
debe a que, de acuerdo con la expresión (3.3), el torque de operación depende, de los amperes-vueltas NI del
relé y por lo tanto, si el número de espiras del relé se cambia, lo que es posible, ya que el relé tiene tap,
entonces cambia el valor de la corriente mínima de operación y, por lo tanto, basta con dibujar una familia de
curvas que represente todas las características de operación del relé para los distintos LEVER.

La Figura 3.8 muestra una familia de curvas del relé de tiempo inverso IAC de General Electric.

b. Protecciones de sobrecorriente de tiempo inverso con desenganche alterno

En el Capítulo 2, al clasificar los circuitos de control de interruptores de poder, se vio el principio de


operación esta protección. En la Figura 2.52 se muestra este tipo de esquema, en donde, como se aprecia, la
misma corriente de falla en términos secundarios, que hace operar el relé, energiza la bobina de desenganche
del interruptor de poder.
73

Figura 3.8.- Características tiempo-corriente de relés de tiempo inverso IAC

c. Relés estáticos

Los relés estáticos se analizaron brevemente en el Capítulo 2, en donde se indicaron sus principales
características. En este apartado, se considerarán dos tipos de relés estáticos de sobrecorriente, disponibles en
el Laboratorio de Protecciones; el relé electrónico de estado sólido Siemens 7SK88 y el relé multifunción de
tipo digital General Electric 760.

c1. Relé Siemens 7SK88

Es una protección de sobrecorriente monofásica, con características de tiempo inverso, aunque otros
modelos del relé disponen de curvas tiempo-corriente de tipo muy inverso y extremadamente inverso, como
las que se muestran en la Figura 3.9. También es posible agregarle un elemento de tipo instantáneo.
74

t t t

I/Ip I/Ip I/Ip


a) b) c)

Figura 3.9.- Curvas tiempo-corriente a) Inversa, b) muy Inversa, c) Extremadamente inversa

Figura 3.10.- Vista frontal del relé


75
La Figura 3.10 corresponde a la parte frontal del relé, que cuenta con los siguientes elementos:

– Tarjeta para indicar la operación del relé


– Selector para el ajuste de la corriente mínima de operación (Figura 3.11 a), que va de 0,5 a 2 Amperes
en 7 pasos
– Selector de curva tiempo-corriente TM (Time Dial), de 0,1 a 1 (Figura 3.11 b).
– Un par de bornes para medir el tiempo de respuesta del relé

a) b)

Figura 3.11.- a) Selector de corriente, b) Dial de tiempo

En el diagrama de bloques de la Figura 3.12 se pueden distinguir, a partir de los bornes de entrada de
corriente (3-4), el acondicionador de la señal de entrada, el rectificador, el conversor de corriente a voltaje, el
comparador con histéresis, el selector de corriente de pickup I, el selector de tiempo TM, el indicador de
operación I> y el relé A que controla los contactos de salida (1-5 y 2-6). Se aprecia además la fuente de poder
que se alimenta a través de los terminales 8 y 9 (48 Volt DC) o 7 y 8 (220 Volt DC).

Figura 3.12.- Diagrama de bloques relé 7SK88

c.2. Relé Multifunción G. E. 760

– Introducción

El Relé Multifunción 760 (Figura 3.13) es un equipo digital, es decir, emplea una conversión A/D
directamente sobre los valores de entrada obtenidos desde los TT/MM (TT/CC y TT/PP) conectados al
equipo y procesa las señales digitales resultantes usando exclusivamente microprocesadores. Está diseñado
76
para la gestión y protección primaria de alimentadores de distribución, así como también para la gestión y
protección de respaldo para barras, transformadores, y líneas de transmisión.

Figura 3.13.- Vista frontal del Relé Multifunción 760

El Relé 760 incorpora todos los elementos de protección, control, y monitoreo, así como interfases de
usuario local y remoto en un solo conjunto (multifunción). Además, posee la función de reconexión
automática, que puede ser iniciada externamente (reconexión manual) o desde la protección de sobrecorriente
(con 4 intentos). Los ajustes de las protecciones se pueden configurar con pasos muy pequeños (por ejemplo
pasos de 0,01), debido al procesamiento en formato digital de la información, característica que no se puede
obtener de los Relés electromecánicos.

– Funciones de protección y control con que cuenta el Relé

* Dos elementos temporizados para sobrecorriente de fase: Cada elemento equivale a un Relé
trifásico de sobrecorriente, dispositivo ANSI 51p. Pueden ser supervisados y controlados por el
elemento direccional de fase, si así se requiere.

* Dos elementos instantáneos para sobrecorriente de fase: Cada elemento equivale a un Relé
trifásico, bifásico o monofásico de sobrecorriente, ANSI 50p. Estos elementos pueden ser
supervisados y controlados por el elemento direccional de fase, si así se requiere.

* Dos elementos temporizados de sobrecorriente del neutro: Cada uno equivale a un Relé
temporizado de sobrecorriente de neutro, ANSI 51N. Este elemento es supervisado por una unidad
direccional.

* Dos elementos instantáneos de sobrecorriente del neutro: Cada uno equivale a un Relé monofásico
de sobrecorriente del neutro, ANSI 50N. Pueden ser supervisados y controlados por el elemento
direccional, si así se requiere

* Elementos de sobrecorriente de tierra temporizado: Equivalentes al Relé de sobrecorriente


temporizado de tierra, ANSI 51G, con elemento direccional
77
* Elementos de sobrecorriente instantáneo de tierra: Equivalentes al Relé de sobrecorriente
instantáneo de tierra, ANSI 50G, con elemento direccional.

* Elementos de sobrecorriente de tierra sensitiva temporizada: Equivalentes al Relé de


sobrecorriente temporizado de tierra sensitiva, ANSI 51SG, con elemento direccional.

* Elementos de sobrecorriente de tierra sensitiva instantánea: Equivalentes al Relé de


sobrecorriente instantáneo de tierra sensitiva, ANSI 50SG, con elemento direccional.

* Elementos de sobrecorriente de secuencia negativa temporizada: Equivalentes al Relé de


sobrecorriente temporizado de secuencia negativa, ANSI 46, con elemento direccional.

* Elementos de sobrecorriente de secuencia negativa instantáneo: Equivalente al Relé de


sobrecorriente instantáneo de secuencia negativa, ANSI 46. con elemento direccional

* Elementos de voltaje de secuencia negativa con tiempo ajustable: Protegen contra la caída de una
o dos fases, o contra la inversión de la secuencia de fases de voltaje. Pueden generar una apertura o
una alarma cuando el voltaje de secuencia negativa excede el umbral especificado, durante un tiempo
determinado.

* Elementos de Bajo Voltaje: Para proteger cargas y circuitos sensibles al voltaje cuando éste baja de
un nivel mínimo especificado para un cierto tiempo dado. Se dispone de dos elementos de protección
(1 y 2), que pueden ser usados para generar una alarma o una apertura.

* Elementos de Sobre Voltaje: Para proteger cargas y circuitos sensibles al voltaje cuando éste excede
un nivel especificado para un cierto tiempo dado: Se dispone de dos elementos (1 y 2), que puede ser
usados para generar una alarma o apertura.

* Desplazamiento del Neutro: Utiliza internamente la componente de secuencia cero del voltaje (3Vo).
Este elemento de protección requiere las tres fases de voltaje conectadas en estrella. Al fijar el nivel
de pickup es importante considerar el desbalance normal de voltaje del sistema.

* Elemento para Baja Frecuencia: Contiene dos elementos con idéntica configuración, de protección
para baja frecuencia, dispositivo ANSI 81U-1 y 81U-2

* Caída brusca de la Frecuencia: Dispositivo ANSI 81D el cual provee de una respuesta rápida al
sistema en presencia de alteraciones en el elemento de baja frecuencia.

* Falla del Interruptor: La operación del interruptor es monitoreada al existir un comando de apertura.
Si la corriente de cualquier fase sobrepasa el nivel fijado después que el tiempo de falla del interruptor
ha expirado, éste es declarado en falla y bloqueado para la reconexión automática. El Relé
multifunción incluye dos retardos programables para esta función, los que pueden ser usados en
forma individual o combinados con otras funciones.

– Elementos de monitoreo

* Niveles de corriente por fase y del neutro

* Factor de potencia, localización de fallas

* Demandas de corriente, de potencia real, de potencia reactiva y de potencia aparente


78
* Monitoreo de las entradas/salidas analógicas, sobre frecuencia, equipamiento (contador de aperturas,
arco de corriente, operación del interruptor, bobinas de apertura/cierre) y pulsos de salida.

– Elementos de control

* Grupos de Ajustes: Todos los grupos de ajuste se encuentran en la página S7 CONTROL y se


reproducen 4 grupos, identificados como grupos 1, 2, 3 y 4. Estos grupos tienen capacidad para
cambios manuales o automáticos, fijados para diferentes situaciones de operación. El ajuste manual
de los grupos puede ser hecho desde el panel frontal o desde el PC. El grupo de ajuste que esté en
funcionamiento se indica en el panel frontal mediante el encendido permanente del LED
correspondiente.

* Comprobación de Sincronismo: En el caso de que un interruptor conecte en paralelo dos fuentes de


generación, es necesario verificar el sincronismo antes de permitir que éste se cierre. Synchrocheck
facilita esta característica comprobando que la entrada de voltaje tanto de barra como de línea se
encuentren dentro de los valores programados de: magnitud de voltaje, ángulo de fase y frecuencia.

* Control de Cierre Manual: La corriente de magnetización de algunos alimentadores puede provocar


el disparo de las funciones de sobrecorriente. Puede ser necesario bloquear o alterar algunas
características de la protección de sobrecorriente durante ciertos periodos. Después del cierre manual
del interruptor, el Relé puede bloquear cualquier elemento de sobrecorriente instantánea o elevar el
pickup de algún elemento temporizado, durante un tiempo programable; pasado el cual, se reestablece
el funcionamiento normal del equipo.

* Control de Arranque en Frío: Cuando se cierra un interruptor tras un corte de electricidad


prolongado, la corriente de magnetización del alimentador y la de aceleración de un motor pueden
superar el ajuste de alguna función de protección. Estas funciones de protección no serán necesarias
durante un tiempo, de modo que pueden ser bloqueadas automática o manualmente durante un
período determinado después del cierre del interruptor.

* Restablecimiento Automático por Bajo Voltaje y Baja Frecuencia: El Relé puede programarse
para restaurar automáticamente el interruptor después de un disparo por mínimo voltaje o mínima
frecuencia, y cuando estos parámetros vuelvan a la normalidad.

* Transferencia de Barras: El Relé está provisto de tres circuitos de interrupción, dos para líneas de
llegada y uno en el seccionador (normalmente abierto) de la barra. Estos circuitos pueden realizar la
transferencia ante pérdidas de alimentación.

* Reconexión automática: La reconexión puede iniciarse externamente o desde la protección de


sobrecorriente. Se pueden realizar hasta cuatro intentos de reconexión, cada uno con un plazo
programable. Para cada intento de reconexión, el Relé multifunción 760 puede programarse para
bloquear cualquier elemento de sobrecorriente instantánea o temporizada. El número de intentos se
puede reducir debido a la presencia de corrientes elevadas.

– Cableado típico del relé multifunción 760

La Figura 3.14 muestra el cableado típico a realizar cuando el Relé 760 se conecta en un sistema de
potencia y así cumplir con su característica de diseño (protección principal para alimentadores, por ejemplo).
Conectando los secundarios de los TT/CC y TT/PP de barra en estrella se pueden obtener del Relé todas las
características de protección, control y monitoreo que vienen integradas en la unidad.
79

Figura 3.14.- Diagrama para el cableado típico del Relé Multifunción 760

En las Figuras 3.15 a 3.17 se muestran algunas de las curvas tiempo-corriente con que cuenta la
protección, las que pueden modificarse a voluntad del usuario (Flex Curve) con el fin de lograr una mejor
coordinación con otro tipo de relé de sobrecorriente.

Las curvas pueden ser graficadas directamente utilizando las expresiones y valores de parámetros
indicados a continuación.
80
– Para las Curvas ANSI C37.90 y las curvas IAC de General Electric, se tiene la ecuación (3.12) y las
Tablas 3.1 para las curvas ANSI y 3.2 para las curvas IAC.

⎡ B D E ⎤
t = M ⎢A + + + 3⎥
(3.12)
⎣ ( N − C) ( N − C) 2
( N − C) ⎦

I
N= (3.13)
I pu

Tabla 3.1.- Constantes para las Curvas ANSI


CURVAS ANSI A B C D E
Extremadamente Inversa 0,0399 0,2249 0,5000 3,0094 0,7222
Muy Inversa 0,0615 0,7989 0,3400 -0,2814 4,0505
Normalmente Inversa 0,0274 2,2614 0,3000 -4,1899 9,1272
Moderadamente Inversa 0,1735 0,6791 0,8000 -0,0800 0,1271

Tabla 3.2.- Constantes para las Curvas IAC


CURVAS ANSI A B C D E
Extremadamente Inversa 0,0040 0,6379 0,62 1,7872 0,2461
Muy Inversa 0,09 0,7955 0,100 -1,2885 7,9586
Normalmente Inversa 0,2078 0,8630 0,8000 -0,418 0,1947
Inversa Corta 0,0428 0,0609 0,6200 -0,0010 0,0221

– Las curvas IEC se pueden graficar utilizando la ecuación (3.14) y los valores de la Tabla 3.3

⎡ K ⎤
t = M⎢ E ⎥ (3.14)
⎣ N − 1⎦

Tabla 3.3.-Constantes para las Curvas IEC


CURVAS IEC K E
Curva A 0,140 0,020
Curva B 13,500 1,000
Curva C 80,000 2,000
Inversa Corta 0,050 0,040

Para todas las curvas se tiene que:

t : Tiempo de operación en segundos


M : Ajuste del Multiplicador
I : Corriente de entrada
Ipu : Ajuste de la corriente de pickup

Como se aprecia en los gráficos, las curvas no llegan al valor de la corriente de pickup (N=1), ya
que, aunque no hay una “banda muerta” intencional, la precisión de las curvas está garantizada sólo a partir
de 1,03 veces la corriente de pickup. Por otra parte, la corriente máxima de desoperación es del 98 % del
umbral de pickup. La corriente de pickup se ingresa al relé como un múltiplo de la corriente primaria del
transformador de corriente (CT), expresada como “X * CT”.
81

Figura 3.15.- Curva ANSI Normalmente Inversa


82

Figura 3.16.- Curva IAC Inversa


83

Figura 3.17.- Curva IEC tipo A


84
d. Protecciones de sobrecorriente de tiempo inverso con retención de voltaje

Estas protecciones están formadas por relés similares a los de sobrecorriente, con la diferencia que,
además de actuar el elemento tipo espira en cortocircuito alimentado por la corriente de falla, sobre el disco
actúa también otro elemento similar alimentado por voltaje, cuyo torque es negativo respecto al anterior. Por
lo tanto, el torque de operación T0 vale:

T0 = k i I 2 − k v V 2 (3.15)

En condiciones de operación mínima (pickup) y despreciando el torque de retención proporcionado


por el resorte espiral, se tiene que T0 es cero y por lo tanto:

V2 k
= i = Z2 = R 2 + X 2 (3.16)
I2 kv

La ecuación (3.16) corresponde a un círculo de


X
radio r = k i / k v en el diagrama R-X, (Figura 3.18).
Es decir, en condiciones de pickup, el relé tiene una
característica llamada de impedancia.
r
Si se hace k i I 2 ≥ k v V 2 , es decir, para una
condición de operación superior al pickup y si además
se considera kvV2 constante, resulta una característica R
similar a la de los relés de sobrecorriente de tiempo
inverso, cuyo tiempo de operación vale:

K + ( N v V) 2 K'
t= = (3.17) Figura 3.18.- Características del relé de
( NI) 2 ( NI) 2 sobrecorriente con retención de voltaje en el
diagrama R-X

10
seg
5
L: Lever
3 L
V de ret = 115 volt
2
10
1 V de ret = 0 volt
5

0,5 3

0,2 1
0,1
0,1 0.2 0,5 1 2 3 5 10
corriente x tap
Figura 3.19.-Características tiempo-corriente de un relé de sobrecorriente con retención de voltaje
85
En la Figura 3.19 se muestran las curvas de tiempo-corriente en múltiplos de tap para diferentes lever
y considerando voltajes de retención igual a cero y 115 volts, en escala log-log. Con 115 volts de retención,
las curvas del relé son más inversas que las de los relés de sobrecorriente extremadamente inversos. Sin
retención, la forma de la curva se aproxima a la de un relé de inducción del tipo muy inverso y su pickup es
cerca del 25% que en la condición anterior con 115 volts

Esta protección se ha diseñado con el propósito de proveer protección de respaldo contra fallas
externas de alternadores, ya que el cambio en la forma de la curva de operación, al variar el voltaje, hace
posible que el relé se puede ajustar de modo que permita al alternador tomar cualquier sobrecarga permisible
dentro de la capacidad de la máquina, de acuerdo a los requerimientos y, a la vez, sea capaz de operar
rápidamente con la misma magnitud de corriente o con una menor cuando se presenta una falla. Por otra
parte, si la alimentación de corriente de la protección proviene de transformadores de corriente ubicados en el
lado del neutro del generador, provee protección de respaldo aún si el interruptor está abierto o no hay otra
fuente de generación en el sistema. La alimentación de voltaje se obtiene de transformadores de potencial del
generador, como se muestra en la Figura 3.20. La Tabla 3.4 muestra la corriente y el voltaje que alimenta cada
uno de los relés.

52G
alternador

51-3
TT/CC 51-2
1 2 3
51-1
51-1 51-2

51-3

Figura 3.20.- Conexión de relés de sobrecorriente con retención de voltaje

Tabla 3.4.- Alimentación de relés de sobrecorriente con retención de voltaje


Relé Corriente Voltaje
Fase 1 I1 V1-2
Fase 2 I2 V2-3
Fase 3 I3 V3-1

En esta forma el relé de la o las fases afectadas tiene un aumento de corriente y una disminución del
voltaje para cualquier tipo de falla. De acuerdo con el principio de funcionamiento del comparador del relé y
con su conexión, este esquema de protección se caracteriza por discernir entre fallas motivadas por
cortocircuitos y anormalidades como penduleos o también sobrecargas. Contra cortocircuitos es posible dar
un ajuste más sensible que con la protección clásica de sobrecorriente de tiempo inverso. Además, su
aplicación se destaca aún más en alternadores de alta reactancia, en donde se hace difícil discriminar entre
corriente de falla (permanente) y corriente de carga, ya que, en el instante inicial la corriente puede llegar a
cerca de 10 veces la corriente nominal y después de 2 segundos bajar a un valor permanente de 1,5 a 2,0
veces, según la máquina esté con o sin regulador de voltaje.

En el caso en que esta protección sirva de respaldo de la protección diferencial de un alternador, debe
ordenar las mismas operaciones que ella.
86
3.3.4. Protecciones direccionales de sobrecorriente

a. Consideraciones generales

Estas protecciones pueden ser instantáneas, de tiempo definido o de tiempo inverso. Es decir, cada
relé es igual a los descritos en los párrafos 3.3.1., 3.3.2. y 3.3.3, con el agregado de un elemento direccional,
que en el caso de los relés electromecánicos, puede de tipo copa de inducción, por ejemplo. Así, los esquemas
anteriores pueden estar controlados o supervisados direccionalmente por estos elementos. En este apartado, se
analizará el comportamiento del elemento direccional, ya que los elementos de sobrecorriente fueron
estudiados anteriormente.

En un sistema de corriente alterna (C.A.), la corriente, es una magnitud cuya dirección sólo puede ser
determinada en relación a otra; se puede solamente afirmar que dos corrientes tienen o no la misma dirección.
Es decir, la corriente no tiene una dirección absoluta. La potencia, en cambio, especialmente la potencia
activa, es una magnitud cuya dirección es posible determinar en forma absoluta, aunque como magnitud de
medida para un sistema de protección contra cortocircuitos no presenta mayores ventajas que la corriente y su
aplicación, por otra parte, introduciría enormes complicaciones. Sin embargo, esta propiedad de la potencia
activa permite su aplicación como otro medio de selección en un sistema escalonado de protecciones,
agregado a otras magnitudes y aisladamente en un sistema de protección por comparación. Un sistema
escalonado de protecciones basado en la medida de potencia operará solamente para una determinada
dirección de ella y evitará la operación del equipo de desconexión cuando ella fluya en la dirección opuesta.

Así, es posible complementar la aplicación de la corriente como magnitud de medida con un relé
direccional (o de potencia) para el caso de una distribución como la que se muestra en la Figura 3.21). El relé
direccional impide la operación de los relés de sobrecorriente cuando la potencia fluye hacia afuera de la
sección protegida. Para una falla que ocurra en el lugar indicado en la figura, operan los relés del circuito
fallado, es decir los ubicados en los puntos 3 y 4. El relé direccional ubicado en 2, en cambio, bloquea el
desganche del interruptor respectivo, impidiendo así una desconexión inadecuada del circuito no fallado. De
este modo se obtiene una selectividad que no podría conseguirse con relés de sobrecorriente.

1 2
G1 52 52

52 52
F
3 4

Figura 3.21.- Aplicación de la protección de sobrecorriente en una línea en doble circuito

b. Selección de la corriente y de la tensión

Como se indicó, el empleo de la potencia activa (medida en forma monofásica o trifásica) como
magnitud para discriminar la ocurrencia de un cortocircuito presenta dificultades en su aplicación. La tensión
en el lugar de la falla es prácticamente nula y, en consecuencia, la potencia no puede medirse. Es evidente que
esta desventaja disminuye cuando la falla origina un arco, debido a la pequeña caída de voltaje que allí se
produce. En consecuencia la sensibilidad de un relé direccional debe ser lo más alta posible. Otra desventaja
es el bajo factor de potencia del circuito hasta el punto de falla; esto trae como consecuencia que la potencia
que fluye es esencialmente reactiva. Esta complicación es mayor en líneas aéreas que en cables.

La zona de insensibilidad del relé es aquella que se extiende desde el lugar en que está instalado hasta
un punto determinado, tal que para fallas que ocurran en ella el relé no operará, por las causas antes
indicadas. Es evidente que no es posible controlar la magnitud del voltaje, pero en cambio, es posible
87
disminuir fuertemente la zona de insensibilidad variando el factor de potencia artificialmente mediante una
adecuada selección de los voltajes y corrientes que alimentan el relé.

Para conseguir un factor de potencia igual a uno (en falla) en el relé es necesario elegir un voltaje y
una corriente tales que su desfase sea igual al ángulo de la impedancia de la línea, estando la corriente en
adelanto con respecto al voltaje. De este modo, al ocurrir un cortocircuito, la corriente se retrasará en el
ángulo de impedancia de la línea quedando en fase con el voltaje. El sistema de medida del relé se
comportará, entonces, como si la potencia que fluye hacia el cortocircuito fuera puramente activa. Además,
los voltajes elegidos deben ser tales que con la ocurrencia de un cortocircuito mantengan su valor en todo lo
que sea posible. Esto, naturalmente, es solo posible para el caso de cortocircuitos monofásicos o bifásicos ya
que para uno trifásico los tres voltajes bajan en la misma proporción. Se distinguen conexiones de 0º, 30º, 60º
y 90º. Así, la conexión de 0º corresponde a aquella en que el voltaje y corriente están en fase, por ejemplo, o
bien I12 y V12. Para las otras conexiones la corriente adelanta al voltaje en 30º, 60º o 90º.

En la Figura 3.22 se muestran los diagramas fasores correspondientes a la alimentación del relé de la
fase 1. Para los relés de las fases 2 y 3, los voltajes corresponden a la rotación del caso. En esta forma, se
pretende que el voltaje elegido no sea apreciablemente afectado en magnitud y fase en casos de fallas no-
balanceadas. La conexión de 60º se puede lograr en la práctica colocando en el mismo polo dos bobinas
alimentadas para el caso de la figura, con los voltajes V23 y V13 de tal manera que el flujo resultante sea
proporcional a la suma de estos voltajes.
1 1 1

I1 V13 I1 I1

V23 V23 + V 13
3 2 3 2 3 2
Conexión de 90º Conexión de 30º Conexión de 60º

Figura 3.22.- Diagramas fasoriales para las conexiones del relé de la fase 1

c. Principios básicos de los relés direccionales

Los relés direccionales (o de potencia) cumplen con la función de detectar el sentido de flujo de la
potencia activa y están, por lo tanto, basados en los principios del wáttmetro. Pueden ser del tipo
electromagnético, de inducción o electrónico. Una forma constructiva muy común, es la de tipo balanza
(electromagnético) que se muestra en la Figura 3.23, que corresponde al elemento direccional de los relés HZ
de la Westinghouse.

Los relés direccionales de inducción pueden ser de cilindro o de disco. Por ejemplo, las unidades
direccionales de los relés CR de la Westinghouse y de los IBC de General Electric son del tipo cilindro de
inducción; los relés direccionales de tierra ICP e ICC, de General Electric, son de tipo disco de inducción.
Entre los electrónicos se pueden mencionar el TCW y el TCCV, ambos de General Electric y el 7SP88 de
Siemens.

Para deducir la ecuación característica, se considerará el relé tipo balanza de la Figura 3.23. En este
relé cada núcleo se encuentra sometido al torque resultante del efecto del flujo de dos bobinas: una de voltaje
y otra de corriente. El flujo producido en la bobina de corriente es proporcional a la corriente “I” y el flujo
producido en la bobina de potencial será proporcional al voltaje “V”, siempre que se desprecie la saturación.
88
Las dos bobinas de voltaje tienen igual número de vueltas y se encuentran enrolladas en el mismo
sentido. Las bobinas de corriente tienen igual número de vueltas pero están enrolladas en sentido contrario,
tal como puede verse en la Figura 3.23 a), de manera que el torque de operación TOP será:

TOP = kφ 2A (3.18)

Y el torque de retención TR es:

TR = kφ 2B + K R (3.19)

Donde φA y φB son los flujos producidos en los respectivos núcleos, KR es el torque asociado al
resorte y la constante de proporcionalidad k es la misma para ambos torques, por tratarse de bobinas iguales.
De acuerdo con la Figura 3.23 b), se puede escribir:

[
φ 2A = φ i2 + φ 2v + 2φ i φ v cos(ϕ − θ) = k ' I 2 + V 2 + 2VI cos(ϕ − θ) ]
(3.20)
φ 2B = φ i2 + φ 2v [
− 2φ i φ v cos(ϕ − θ) = k I + V − 2VI cos(ϕ − θ)
' 2 2
]
El relé operará cuando TOP ≥ TR, es decir:

kφ 2A ≥ kφ 2B + K R (3.21)

Reemplazando los valores dados por (3.20) y ordenando se tiene:

4kk ' VI cos(ϕ − θ) ≥ K R (3.22)

Finalmente se puede escribir:

VI cos(ϕ − θ) ≥ K (3.23)

Donde K= KR /4kk’ y θ es el ángulo entre el flujo φv y el voltaje V. Cuando ϕ=θ, el torque es


máximo, por lo que al ángulo θ se le denomina “ángulo de torque máximo”

V
φA

V φv

θ I
φ
B
I
ϕ φi

I
A B -φ i
a) b)

Figura 3.23.- Relé direccional tipo balanza, a) Esquema; b) Diagrama fasorial

En este caso, el ángulo de torque máximo depende de las características de la bobina de voltaje, ya
que representa el ángulo de su impedancia. La ecuación (3.23) es válida, independiente de que el relé sea de
89
tipo electromagnético, de inducción o de estado sólido. Es factible alterar el torque de operación variando el
ángulo de torque máximo, lo que se consigue en la práctica, a través de dispositivos desfasadores adecuados.

d. Representación de las características de un relé direccional

Así como para los relés de sobrecorriente, sus características se representan en forma de curvas
tiempo-corriente, en el caso de los relés direccionales, sus curvas representativas están basadas en la ecuación
(3.23). En ellas, tanto V como I y ϕ pueden considerarse como variables o parámetros, dando origen a las
siguientes curvas características:

d.1. Características voltaje-corriente para “ϕ” constante

Esta característica responde a la ecuación (3.24); es decir, el producto VI es constante, lo que


corresponde a una hipérbola, tal como se muestra en la Figura 3.24, donde ϕ3 > ϕ2 > ϕ1
K
VI ≥ (3.24)
cos (ϕ − θ)

d.2. Característica en coordenadas polares

La característica más útil es la que representa la ecuación (3.23) en coordenadas polares (Figura 3.25)
V Relé opera
I
ϕ
3 θ
K
ϕ ϕ
2
ϕ Relé no opera
1
I
Figura 3.24.- Característica V-I para ϕ constante Figura 3.25.- Característica en coordenadas polares

d.3. Características voltaje-ángulo para I constante


La Figura 3.26 representa esta característica, donde I1 > I2 > I3.

d.4. Características corriente-ángulo para V constante


La Figura 3.27 representa esta característica, donde V1 > V2 > V3.

V I
I3 V3

I2 V2
Relé opera Relé opera

I1 V1

0 θ ϕ 0 θ ϕ
Figura 3.26.- Característica V-ϕ para I constante Figura 3.27.- Característica I-ϕ para V constante
90
e. Combinación del elemento direccional (de potencia) con el de sobrecorriente

Como se dijo anteriormente, los relés direccionales de sobrecorriente constan fundamentalmente, de


un elemento de sobrecorriente convencional (IAC, por ejemplo) y de un elemento direccional que opera en
conjunto con el anterior (IBC, por ejemplo). El elemento direccional puede actuar sobre el elemento de
sobrecorriente, en principio, en una de las dos maneras siguientes:

e.1. Supervisión direccional

Se conectan los contactos de los elementos de sobrecorriente y direccional en serie en el circuito de


desenganche del interruptor de poder; de manera que mientras no se cierren los dos contactos no se completa
dicho circuito y por lo tanto el interruptor no abre. Este procedimiento; sin embargo, puede en ciertos casos,
causar una falsa operación de la protección, cuando la dirección del flujo de potencia en una línea sana
cambia repentinamente al despejarse parcial o totalmente una falla externa y el elemento de sobrecorriente es
de baja velocidad de operación. A manera de ejemplo, se considerará la situación de la Figura 3.28
1 2
A 52 52 B

52 52
F
3 4
Figura 3.28.- Sistema en doble circuito, con alimentación en ambos extremos

Si la capacidad de generación de A es mucho mayor que la de B, el elemento de sobrecorriente en el


interruptor 2 puede operar para una falla en F, pero la apertura se ve bloqueada por el elemento direccional.
Cuando el interruptor 4 abre para aclarar parcialmente la falla, la dirección de la potencia en el interruptor 2
se invierte y, como sigue existiendo una sobrecorriente, el relé abrirá el interruptor 2 innecesariamente.

e.2. Control Direccional

Se combinan ambos elementos de modo que mientras no opere el elemento direccional no pueda
hacerlo el de sobrecorriente; es decir, el elemento direccional habilita al elemento de sobrecorriente de
manera que en el circuito de desenganche del interruptor sólo se incluye el contacto de la unidad de
sobrecorriente. Esta disposición permite evitar los inconvenientes mencionados en el párrafo anterior. A
manera de ejemplo, en la Figura 3.29 se muestra en forma esquemática el relé IBC de General Electric.

Contactos Principales +
I

V
T/F Aux.

Unidad de Contactos Unidad -


de Sobrecorriente de Potencia Unidad Direccional
(de Potencia)

Figura 3.29.- Relé de sobrecorriente direccional IBC de G.E.


91
f. Polarización de relés direccionales

Una unidad direccional emplea corriente (de línea para un relé de fase y residual para un relé de
tierra) y una magnitud de referencia para determinar la dirección del flujo de potencia. La magnitud de
referencia de los relés empleados en protección de sistemas de corriente alterna recibe el nombre de
“magnitud de polarización”; ésta puede ser un voltaje o bien una corriente. El uso de voltaje se conoce con el
nombre de polarización de voltaje y el uso de la corriente con el nombre de polarización de corriente.

f.1. Polarización de relés de fases

Según lo visto, en los relés de fase, se emplea el voltaje del sistema como magnitud de polarización.
A manera de ejemplo se presenta el esquema de la Figura 3.30 que muestra una conexión típica de relés
direccionales de fases (conexión de 90º) con los transformadores de corriente conectados en estrella a tierra y
los de potencial en estrella tierra-estrella tierra.

f.2. Polarización de relés residuales

Los relés direccionales residuales, conocidos como “relés direccionales de tierra”, pueden polarizarse
por voltaje residual (polarización de voltaje) o por corriente residual (polarización de corriente). La Figura
3.30 muestra el caso de un relé de tierra (residual), en que se dispone de tres transformadores de potencial
auxiliares conectados en estrella tierra-delta abierta para la polarización por voltaje y la corriente se obtiene
de la salida de los tres transformadores de corriente.

Figura 3.30.- Conexión típica de relés direccionales de fase y residual

Cuando en un punto de un sistema sólo se requiere polarizar por voltaje un relé residual y por lo
tanto, las necesidades de burden son pequeñas, se suele usar, por razones económicas, un equipo que incluye
tres condensadores de acoplamiento y un dispositivo de potencial conectados en la forma indicada en la
Figura 3.31. De esta manera, el voltaje aplicado a los relés residuales es proporcional al voltaje de secuencia
cero.
92

Condensadores de
Acoplamiento

A los relés
DCP de tierra

Figura 3.31.- Polarización de voltaje para relés direccionales de tierra

La polarización por corriente de relés direccionales residuales se aplica en subestaciones que tienen
transformadores de poder con sus neutros adecuadamente conectados a tierra. Generalmente, la corriente
residual de polarización se obtiene desde un transformador de corriente ubicado en la conexión a tierra de los
neutros de los transformadores de poder. Sin embargo, el hecho de que un transformador trifásico o un banco
de transformadores monofásicos tengan su neutro sólidamente conectado a tierra no es razón suficiente para
que sea una fuente de corriente de polarización. Es necesario, además, conocer las conexiones de todos lo
enrollados del transformador o del banco y a veces incluso es necesario conocer el resto del sistema.

Para un transformador con dos enrollados se pueden presentar los siguientes casos típicos de
conexiones: Delta-estrella a tierra; estrella-estrella a tierra, estrella a tierra-estrella a tierra. De las tres
conexiones la más común es la primera y al mismo tiempo es la única que se presta para polarización de
corriente de relés ubicados en el lado de la estrella. En efecto, la presencia de la delta permite que por el
neutro circulen corrientes de secuencia cero dirigidas siempre desde la tierra hacia los enrollados. Estas
corrientes inducirán en la delta corrientes de circulación que no fluirán en la parte del sistema conectado en el
lado delta y no habrá ningún caso de falla en el lado delta para el cual circularán corrientes residuales en la
conexión del neutro de la estrella a tierra. Por eso, los relés residuales del lado estrella pueden ajustarse en
forma independiente de las protecciones en el lado delta.

En la conexión estrella-estrella a tierra no pueden circular corrientes residuales, aunque el neutro de


una estrella esté a tierra, porque los amperes-vueltas de las componentes de la corriente residual del lado
conectado a tierra no podrían compensarse en la otra estrella, ya que, por los enrollados de esta última no
pueden circular corrientes que estén en fase.

Si se conectan a tierra los neutros de ambas estrellas, tampoco se puede obtener una corriente
adecuada para polarización. En efecto, si se supone que las partes del sistema conectadas a ambas estrellas
tienen puestas a tierra, entonces una falla monofásica en el secundario provocará una corriente residual hacia
abajo en el neutro del primario y hacia arriba en el neutro del secundario. En cambio, una falla monofásica en
el primario, provocará una corriente hacia arriba en el neutro del primario y hacia abajo en el neutro del
secundario. Luego, un transformador de corriente en uno de los neutros no proporcionará una corriente
unidireccional adecuada para polarización.

El intento de colocar transformadores de corriente en los dos neutros, conectando los secundarios en
paralelo también falla, ya que la corriente resultante por el relé cambiaría de sentido según que la falla se
produzca a la izquierda o a la derecha del transformador de poder. Más aún, si la razón de transformación de
los transformadores de corriente de los neutros es inversamente proporcional a la razón de transformación del
transformador de poder, entonces, la corriente resultante por el relé será siempre cero.

Por lo tanto, los transformadores trifásicos o los bancos, en conexión estrella-estrella, son
inadecuados como fuentes de corriente de polarización.

Naturalmente que un transformador, en conexión delta-delta no puede ser usado para polarización de
corrientes porque es imposible la circulación de corrientes de secuencia cero fuera de los enrollados.
93
Los transformadores de tres enrollados, también, pueden usarse para polarización de corriente. Estos
transformadores pueden ser estrella-estrella-delta, estrella-delta-delta. Si sólo una de las estrellas está a tierra
y la otra está desconectada de tierra, o bien es un enrollado delta, este neutro es una fuente adecuada de
corriente de polarización. En realidad el caso es similar al de un transformador de dos enrollados delta-
estrella a tierra. El enrollado terciario en delta tiene solamente el efecto de aumentar la corriente por el neutro
debido a que se compensan en los enrollados de la estrella conectada a tierra los amperes-vueltas de secuencia
cero del terciario. Por lo general, en un transformador estrella-delta-estrella se conectan a tierra los neutros de
ambas estrellas. En este caso se puede obtener una corriente de polarización colocando transformadores de
corriente en los dos neutros y conectando los secundarios en paralelo y en oposición, ya que cualquiera sea la
ubicación de la falla, el sentido de la corriente en el relé será el mismo. Además, la corriente en la delta
también mantendrá su sentido, por lo que puede usarse un transformador de corriente en la delta para obtener
corriente de polarización. A menudo se emplea este método cuando no es posible medir las corrientes que
circulan por las conexiones de los neutros a tierra.

3.4. Aplicaciones de protecciones de sobrecorriente

En este apartado se indicarán los criterios generales en que se basa la utilización de relés de
sobrecorriente, a fin de obtener del sistema de protecciones la selectividad, sensibilidad y simplicidad
adecuadas. Existen varias alternativas que permiten obtener selectividad entre estas protecciones, las que
dependen de los tipos de relés que se utilicen. Entre ellas se tienen:

3.4.1. Selectividad con protecciones de tiempo definido

En este método se utiliza un intervalo de tiempo entre cada uno de los relés que controlan los
interruptores del sistema, para asegurar que opere primero el que está más cerca de la falla. En la Figura 3.32
se muestra una aplicación donde la condición de operación selectiva es que los relés vayan aumentando su
tiempo de operación a medida que se acercan a la fuente, lo que permite que opere primero el que está más
cerca del punto de falla.

Este método se usa preferentemente en líneas radiales o en líneas en anillo, donde la corriente de falla
entre las diversas secciones no difiere mucho. Esta forma de dar selectividad se consigue con relés de tiempo
definido, en los cuales la unidad de sobrecorriente juega el papel de iniciar el conteo del tiempo. Por esta
razón se les denomina como relés con retardo independiente (del tiempo). Su uso está más difundido en
Europa, pero tiene la desventaja que el tiempo de despeje de las fallas es cada vez mayor hacia las
proximidades de la fuente, justamente donde el nivel de falla es mayor y donde se debiera actuar con más
rapidez.
t (seg)

2 Relé 1
1,5 Relé 2
1 Relé 3

E, Z s 0,5 Relé 4
ZL
1 2 I 3 4 F

Figura 3.32.- Selectividad con protecciones de tiempo definido

3.4.2. Selectividad con protecciones de tiempo inverso

Como una forma de solucionar las deficiencias que presenta el método anterior, se ha desarrollado
otro en base a relés de sobrecorriente de tiempo inverso, tal como se muestra en la Figura 3.33.
94
t (seg)
Relé 1

2 Relé 2
1,5 Relé 3
1
Relé 4
E, Z s 0,5
ZL
1 2 I 3 4 F
Figura 3.33.- Selectividad con protecciones de tiempo inverso

Este método se aplica especialmente cuando hay una apreciable diferencia entre la corriente de falla
del final de la línea I2 y la corriente para fallas al comienzo de ésta I1 (Figura 3.33), donde:

E E
I2 = e I1 = (3.25)
Zs + Z L Zs

Si los relés tienen característica de tiempo inverso, de la forma t = K/I, resulta que la razón entre los
tiempos de operación al comienzo de la línea t1 y al final t2 es:

t1 Zs
= (3.26)
t 2 Zs + ZL

Las desventajas en la aplicación de protecciones de tiempo inverso, se dan cuando la razón t1/t2 no es
apreciablemente menor que la unidad y cuando Zs varía apreciablemente con la generación.

3.4.3. Selectividad con protecciones de tiempo inverso e instantáneas

Se pueden combinar las características de tiempo de operación de estos dos tipos de relés para
mejorar la selectividad y la estabilidad del SEP tal como se muestra en la Figura 3.34, especialmente en el
caso de líneas largas o para la protección de transformadores, donde hay una apreciable diferencia entre las
corrientes de cortocircuito entre dos relés consecutivos. El ajuste de los elementos instantáneos debe ser tal
que no detecte fallas en la barra siguiente a su ubicación, por lo que en general se le da un margen de un 25 a
un 30%, es decir, se multiplica la corriente de falla en la barra siguiente por 1,25 o 1,3.

t (seg)
Relé 1

2 Relé 2
1,5 Relé 3
1 Relé 4
E, Z s 0,5

1 ZL 2 I 3 4 F
Figura 3.34.- Selectividad con protecciones de tiempo inverso e instantáneas
95
3.4.4. Selectividad con protecciones con retención de voltaje

Las protecciones de sobrecorriente se pueden usar solamente cuando la mínima corriente de falla
excede la corriente máxima de carga. Cuando hay un amplio rango de variación de las condiciones de
generación y donde la corriente mínima de falla puede ser menor que la corriente máxima de carga, es posible
utilizar protecciones con retención de voltaje, tal como se explicó en el punto 3.3.3.d.

3.5. Determinación de ajustes de relés de sobrecorriente. Coordinación de protecciones

Un estudio de coordinación de protecciones consiste en organizar las curvas tiempo-corriente de cada


uno de los relés que se encuentran en serie entre el dispositivo que usa la energía y la fuente. Este debiera
realizarse al comienzo de cualquier proyecto de un sistema eléctrico, ya que ello podría indicar que se
requieren algunos cambios en las especificaciones de ciertos equipos. También debiera efectuarse un estudio
o una revisión, cada vez que se añaden cargas nuevas o se reemplazan equipos en un sistema existente, o
bien, cuando se produce un cambio importante en el nivel de cortocircuito del sistema. Finalmente, se
requiere un estudio cuando una falla no es despejada con la selectividad adecuada y compromete una mayor
parte del sistema de la que debiera.

El objetivo de un estudio de coordinación, es por lo tanto, determinar las características, los rangos y
los ajustes de los dispositivos de sobrecorriente, para asegurar una selectividad adecuada donde quiera que se
produzca una falla o una sobrecarga.

3.5.1. Definición de términos

Antes de iniciar este estudio, conviene definir algunos términos que son de uso común en
protecciones y que es necesario conocer claramente.

a. Corriente de partida

Es el valor de corriente capaz de sacar del reposo a la parte móvil del relé. Cuando el relé es de
comparador móvil, como el disco, por ejemplo, en los relés de tipo disco de inducción se requiere esta
corriente, para iniciar el movimiento del disco, aunque es posible que éste no llegue a cerrar sus contactos a
pesar de seguir manteniéndola aplicada.

b. Corriente mínima de operación o pick-up

Es la corriente que produce el cambio de estado del relé. En relación a este término existe una
diferencia entre los fabricantes norteamericanos y los europeos. En los relés americanos (USA), el valor de la
corriente mínima de operación o pickup es igual al valor del tap. En los relés de procedencia europea, estos
valores pueden ser diferentes. La corriente de pickup es del orden de 1,3 veces el valor del tap.

Las curvas de los relés vienen con el valor de corriente expresado en veces tap y no en amperes, de
modo que sirvan para cualquier rango de corrientes primarias. También es habitual que las curvas no
comiencen en 1 por tap sino que en 1,5 veces en el caso de los americanos o 1,3 veces en el caso de los relés
ingleses. En los relés de estado sólido es frecuente que el pickup sea 1,1 veces el tap y que las curvas
comiencen también desde este punto, aunque en algunos casos, las curvas comienzan en 1,03 veces el tap,
(relés digitales) que para estos efectos denominan pickup. La razón para esto es que resulta difícil precisar las
curvas para valores de corriente muy cercanos al valor de la toma (tap), de modo que el fabricante se deja un
margen donde no asegura la exactitud de las curvas.

c. Tap

Es el dispositivo que permite seleccionar la corriente de operación del relé dentro de un rango de
tomas o derivaciones dispuestas para este efecto. Normalmente el valor del tap se designa en Amperes y
representa el valor de corriente que haría operar al relé en un tiempo indeterminado (muy largo).
96
d. Lever o dial de tiempo

Es el indicador de la posición del tope que determina la separación inicial de los contactos, cuando el
relé está en reposo (relés tipo disco de inducción, por ejemplo), haciendo variar el recorrido del disco desde la
posición de máxima separación de los contactos hasta el cierre de ellos. Por lo tanto, permite variar las curvas
de tiempo de operación del relé. En general puede considerarse que las curvas de un relé son proporcionales
entre sí, de modo que pueden obtenerse curvas intermedias interpolando las curvas adyacentes. Los
fabricantes entregan estas curvas para cada una de las graduaciones del dial, que como se dijo, en los relés
americanos van de 0,5 a 10 y en los relés europeos, en general, de 0,05 a 1. En el caso de los relés numéricos
como el 760 de General Electric, se denomina multiplicador de curvas M y va de 0 a 100 en pasos de 0,01.
Las curvas tiempo-corriente se dibujan, en general, como una sola línea; sin embargo, es necesario indicar
que se aceptan ciertos límites de error para estas curvas (banda de operación), los que como se verá
posteriormente, influyen en la determinación del tiempo de paso.

En los relés transistorizados, por lo general, el lever, que en este caso se denomina time dial (dial de
tiempo) es un reóstato que influye en un circuito RC y que permite variar los tiempos de operación.

e. Sobrecarrera (overshoot)
En el caso de los relés de inducción, es el tiempo que puede seguir girando el disco (del relé de
respaldo) luego de que la falla ha sido despejada por otro relé (local), antes de cerrar sus contactos. En el caso
de los relés estáticos antiguos, correspondía al tiempo que demoraba el condensador del circuito de tiempo en
descargarse bajo su nivel de operación, luego que la falla se había despejado. Esta sobrecarrera puede
representar tiempos de 0,03 a 0,10 segundos, valores que hay que tener en cuenta como se verá mas adelante.
En los relés de estado sólido modernos, la sobrecarrera no existe.

f. Tiempo de paso
Cuando se coordinan relés, debe mantenerse un intervalo de tiempo entre sus curvas, con el objeto de
obtener una operación secuencial correcta de los interruptores. A este intervalo se le denomina “tiempo de
paso” y su valor final depende de factores tales como: tiempo de apertura del interruptor, sobrecarrera y error
de las curvas de operación de los relés, y a otros, como la exactitud de los TT/CC y a su posible saturación.
Como la determinación exacta de cada uno de estos errores es prácticamente imposible, habitualmente se
usan como valores aceptables, tiempos de paso de 0,3 ó 0,4 segundos. En este valor se considera:

− Tiempo de apertura del interruptor : 0,08 seg.


− Sobrecarrera : 0,10 seg.
− Error en la curvas de los relés : 0,10
− Factor de seguridad (incluye otros errores) : 0,02 a 0,12 seg.

El tiempo de paso a utilizar puede reducirse si se hacen algunas consideraciones especiales. Por
ejemplo, si se usan interruptores de vacío o neumáticos, el tiempo de apertura podría reducirse a 0,05 ó 0,06
segundos. Si se usan relés muy inversos o extremadamente inversos que tienen una sobrecarrera menor que
los de tiempo inverso, podría usarse un tiempo de paso de 0,3 seg. Por otra parte, si se usan relés de tiempo
definido, no es necesario considerar el error de los TT/CC, ya que el núcleo de estos relés se satura
rápidamente.

Finalmente se podría utilizar un tiempo de paso no menor de 0,25 segundos si se logra reunir las
mejores condiciones, es decir, interruptores rápidos, relés de estado sólido, transformadores de corriente de
buena calidad y efectuando una comprobación de los resultados en terreno.

3.5.2. Reglas generales para calcular los ajustes de los relés de sobrecorriente

Con lo explicado hasta ahora, se está en condiciones de dar algunas reglas que permitan abordar el
cálculo de ajustes de los relés de sobrecorriente. Conviene recordar que estos relés, además de dar protección
97
a ciertos equipos, cumplen también la misión de dar respaldo local o remoto a otras protecciones que pueden
ser incluso de sobrecorriente.

a. Relés de fase

a.1. El relé de fase debe detectar fallas por lo menos hasta el extremo final de la sección de circuito
siguiente a la que está protegiendo. Por ejemplo, en la Figura 3.35, el relé R1 debe detectar fallas
mínimas en el sector del relé R3.

1 2 3
F
R1 R2 R3

Figura 3.35.- Relés de sobrecorriente de fase en un sistema radial

a.2. El tap debe elegirse de modo que el pickup sea mayor que la corriente máxima de carga y detecte
fallas mínimas en respaldo. Además de esto, en algunos casos, al relé de sobrecorriente se le da el
carácter de relé de sobrecarga eligiendo entonces un ajuste de 1,2 a 1,5 veces la corriente nominal del
equipo. Es necesario tener cuidado en esto último, ya que si se abusa de ello, se puede limitar mucho
la posibilidad de sobrecarga controlada que puede dar el equipo protegido. Al elegir el valor del tap,
debe tenerse en cuenta las posibles variaciones que respecto a este valor tiene el pickup.

a.3. El lever (ajuste de tiempo) debe elegirse dando el tiempo más corto posible al relé más alejado de la
fuente. Si éste no coordina con otros elementos (fusibles, relés térmicos, etc.), o si se tiene corrientes
transitorias elevadas (partidas de motores, corriente de inrush de transformadores, etc.) debe dársele el
lever mínimo permisible que evite falsas operaciones. Este lever se recomienda sea 1 para los
americanos y 0,1 para los europeos, pero puede ser hasta 0,5 o 0,05, respectivamente. El resto de los
relés debe coordinarse con los que le anteceden, dándole el tiempo de paso más el tiempo del relé con
que se coordina, en el punto que corresponda a la máxima falla. Como tal se considera generalmente
una falla trifásica, con máxima generación justo después de la siguiente barra o el pickup del
instantáneo del relé con el que se está coordinando. Por ejemplo, en la Figura 3.35, el lever del relé R2
debe calcularse con el tiempo del relé R3 más el tiempo de paso, con una falla máxima en F (barra
siguiente al relé R2). En todo caso, debe verificarse la coordinación para otro tipo de fallas.

a.4. Todo lo explicado es válido para sistemas radiales. En puntos donde no hay suficiente diferencia entre
la corriente de los alimentadores fallados y no fallados que llegan a una misma barra de subestación, o
en sistemas en anillo o con líneas de doble circuito debe usarse relés con control direccional.

b. Relés de tierra

Para estos relés son válidos los mismos puntos mencionados antes, excepto lo indicado al comienzo
de a.2. En efecto, como estos relés son alimentados con las corrientes de secuencia cero, las que
deberían valer cero para condiciones normales de operación, puede elegirse un tap de valor inferior a
las corrientes normales de carga.

3.5.3. Etapas a seguir para calcular los ajustes de relés de sobrecorriente

El cálculo de ajustes de relés de sobrecorriente debe dar finalmente el valor de “tap” y de “lever” a
que debe ajustarse cada relé. En los casos que se consulte elemento instantáneo, también debe entregar el
valor al cual debe ajustarse éste. Para obtener el resultado final es necesario cumplir una serie de etapas
previas, que se resumen a continuación, suponiendo que se dispone del diagrama unilineal del sistema, que el
tipo de relé (inverso, muy inverso, etc.) está ya decidido y que se conocen las razones de los TT/CC a usar.
98
También es necesario disponer de las curvas características de los relés y papel log-log para trazar las
características de corriente (abscisa) y tiempo (ordenada). Las etapas son las siguientes:

a. Dibujar el circuito equivalente por fase (diagrama de impedancias) del sistema eléctrico radial al cual
se está aplicando la protección, indicando los parámetros de cada uno de sus componentes.

b. Reducir todos los parámetros a una base común. Como se verá posteriormente, todas las corrientes
deben estar referidas a un solo nivel de voltaje, el que conviene que sea el que es común a la mayor
parte de los componentes.

c. Calcular las corrientes nominales de los equipos, reduciéndolas además al nivel de voltaje común.

d. Calcular las corrientes máximas de falla (con plena generación) y las mínimas (con generación
mínima) para cada uno de los puntos donde se ubican relés.

e. Calcular los tap de los relés en términos primarios, de acuerdo a lo explicado en el párrafo 3.5.2.a.2,
en función de las corrientes nominales de los equipos y verificando respaldos para las fallas mínimas.

f. Calcular los tap en términos secundarios, para lo que basta multiplicar el valor anterior por la razón
inversa de los TT/CC correspondientes. Reajustar si es necesario los valores de acuerdo con los tap
que realmente dispone el relé.

g. Calcular el ajuste del elemento instantáneo, con las indicaciones dadas anteriormente (1,3 veces la
corriente máxima de cortocircuito en la barra siguiente), verificando si procede.

h. Reducir todos los valores de tap a términos primarios y expresarlos en una sola base de voltaje.
Marcarlos en el gráfico (log-log) correspondiente.

i. Calcular los lever de acuerdo a lo indicado en el párrafo 3.5.2.a.3.

Existen dos maneras de determinar el lever; una gráfica y la otra analítica. Para la primera se
necesitan las curvas para cada uno de los lever y para la otra, sólo la curva correspondiente al lever máximo.

− En el primer caso, para la corriente máxima de cortocircuito se toma el tiempo del relé con el cual se
está coordinando (R3 en Figura 3.35) y se le agrega el tiempo de paso. El tiempo “tc” así calculado se
lleva al gráfico tiempo-corriente y se ubica en un punto “nc” de veces pickup:
I Fmax
nc = (3.27)
Tap ( prim)

El punto (tc,nc) coincidirá con alguna de las curvas o quedará cerca de ellas, determinando el lever
buscado. Siempre conviene aproximar a la curva superior o bien dejar un lever intermedio.

− Para el segundo caso, el lever en tanto por unidad respecto al lever máximo vale:
tc
Lc = (3.28)
t nc
Donde tnc es el tiempo para lever máximo tomado como veces pickup igual nc. El valor así
determinado, dará de inmediato el Lever para los relés Europeos, cuyo Lever máximo es la unidad y habrá
que multiplicarlo por 10 en el caso de los relés americanos cuyo Lever máximo es 10.

La coordinación del relé siguiente se hará a partir de una nueva corriente de falla máxima y con un
procedimiento similar al expuesto. En el caso de utilizar elementos instantáneos, la coordinación se hará a
partir del ajuste de corriente de esta unidad, (el que por supuesto es menor que la corriente de falla máxima)
en vez de la corriente de falla máxima.
99
3.5.4. Ejemplo de cálculo de ajustes

Para mostrar el procedimiento descrito, se considerará el sistema eléctrico de la Figura 3.36.

6,6/0,415 kV
5 MVA 200/5 X =0,15 ohm 100/5 150/5
L
M
X'd =15 % 100 kVA
1000 kVA
XT =6%
51 51/50 49/50
500/5

FU, 300 A
6,6 kV
51RV
Figura 3.36.- Diagrama unilineal del sistema en estudio

Las protecciones de los equipos son las siguientes:

− Generador : Relé tipo CDV22 con retención de voltaje. Tap 51: 4-5-6-8-10-12-16
− Línea : Relé tipo CDG11 de tiempo inverso. Tap 51: 4-5-6-8-10-12-16
− Transformador : Relé tipo CDG11 de tiempo inverso con unidad instantánea.
− Motor : Relé de sobrecarga térmico, con curva fija y elemento instantáneo
− Alimentador : Fusible de 300 Amperes con curva fija

Las características tiempo-corriente de los relés, para lever máximo (1, ya que se trata de relés
europeos) están dadas por las Tablas 3.5 y 3.6.

Tabla 3.5.- Característica tiempo-corriente del Relé CDV22, para Lever máximo
Corriente A) Para Falla (Bajo Voltaje) B) Para sobrecarga (voltaje normal)
(Veces Tap) Tiempo (segundos) Tiempo (segundos)
2 10,0 20,0
3 6,2 12,0
4 5,0 9,3
5 4,3 7,8
7 3,6 6,4
10 3,0 5,2
15 2,55 4,2
20 2,2 3,6

Tabla 3.6.- Característica tiempo-corriente del Relé CDV11, para Lever máximo
I (Veces tap) 2 3 4 5 6 7 8 10 12 14 16 20
t (segundos) 10 6,2 5,0 4,3 3,85 3,6 3,35 3,0 2,75 2,6 2,5 2,2

Las características tiempo-corriente del relé térmico del motor y del fusible (ambas fijas)
corresponden a las indicadas en las Tablas 3.7 y 3.8, respectivamente.

Tabla 3.7.- Característica t-I Relé térmico Tabla 3.8.- Característica t-I Fusible
I (amperes) 192 240 800 I (Amperes) 800 1.280 2.240
t (segundos) 60 34 13 t (segundos) 50 3,0 0,2
100
a. Dibujar el circuito equivalente por fase (diagrama de impedancias o malla de secuencia positiva) del
sistema eléctrico radial al cual se está aplicando la protección de sobrecorriente, indicando los
parámetros de cada uno de sus componentes. La Figura 3.37 muestra el diagrama de impedancias del
sistema, con todos sus parámetros. Las impedancia en pu están en la base propia de cada equipo

E
+ j 0,15 (pu)

E
+ j 0,15 (pu) X L =0,15 ohm XT =0,06 (pu)

E 3 2
+ j 0,15 (pu) M
1
4

Figura 3.37.- Diagrama de reactancias del sistema

b. Reducir todos los parámetros a una base común.

5 * 10 6 6,6 2
Sea SB=5 MVA; VB1=6,6 kV ⇒ I B1 = = 437,4 A y Z B1 = = 8,712 Ω
3 * 6,6 * 10 3 5

Por lo tanto: XS=0,15 (pu) con un generador en servicio (Generación mínima)


XS=0,15/3=0,05 (pu) con los tres generadores en servicio (Generación máxima)
XL=0,15/8,712=0,017 (pu)
XT=0,06*(5/1)=0,3 (pu)

Las mallas de secuencia positiva (se suponen cortocircuitos trifásicos), se muestran en la Figura 3.38

E
+ XS = 0,05 (pu) X L =0,017 (pu) XT =0,30 (pu)

a)
E
+ XS = 0,15 (pu) X L =0,017 (pu) XT =0,30 (pu)

b)

Figura 3.38.- Mallas de secuencia positiva. a) Generación máxima, b) Generación mínima

c. Calcular las corrientes nominales de los equipos, reduciéndolas además al nivel de voltaje común. Se
trabajará considerando como nivel de voltaje común el de 6,6 kV (lado de alta), porque en ese lado
hay una mayor cantidad de relés.
101
6
5 * 10
Generadores: IG = = 437,4 A (Igual a la corriente base del lado de alta)
3 * 6,6 * 10 3

2 * 10 6
Línea: IL = = 174,95 A (Se supuso una capacidad de transferencia de 2 MVA
3 * 6,6 * 10 3
para la línea)

1000 * 10 3
Transformador: I T1 = = 87,48 A
3 * 6,6 * 10 3

100 * 10 3
Motor: I M2 = = 139,12 A , que referido al nivel de voltaje común es:
3 * 0,415 * 10 3

139,12 * 0,415
I M1 = = 8,75 A
6,6

d. Calcular las corrientes máximas de falla (con plena generación) y las mínimas (con generación
mínima) para cada uno de los puntos donde se ubican relés. Los valores de las corrientes de falla se
referirán al nivel de voltaje común, es decir, la corriente base será de 437,4 A, que por comodidad se
aproximará a 440 A.

− En la barra de 0,415 kV, punto 1:

&I E& 1∠0º


FMAX1 = = = 2,7248∠ − 90º (pu ) ⇒ I FMAX1 = 2,7248 * 440 = 1.200 A
jX S + jX L + jX T j0,05 + j0,017 + j0,3

&I E& 1∠0º


FMIN1 = = = 2,1413∠ − 90º ( pu ) ⇒ I FMIN1 = 2,1413 * 440 = 940 A
jX S + jX L + jX T j0,15 + j0,017 + j0,3

− En primario del transformador, punto 2:

&I E& 1∠0º


FMAX 2 = = = 14,9254∠ − 90º (pu ) ⇒ I FMAX2 = 14,9254 * 440 = 6.600 A
jX S + jX L j0,05 + j0,017

&I E& 1∠0º


FMIN 2 = = = 5,988∠ − 90º (pu ) ⇒ I FMIN 2 = 5,988 * 440 = 2.640 A
jX S + jX L j0,15 + j0,017

− En la barra de los generadores, punto 3:

&I E& 1∠0º


FMAX3 = = = 20∠ − 90º (pu ) ⇒ I FMAX3 = 20 * 440 = 8.800 A
jX S j0,05

&I E& 1∠0º


FMIN3 = = = 6,6667∠ − 90º (pu ) ⇒ I FMIN3 = 6,6667 * 440 = 2.940 A
jX S j0,15

e. Calcular los tap de los relés en términos primarios, de acuerdo a lo explicado en el párrafo 3.5.2.a.2,
en función de las corrientes nominales de los equipos y verificando que den los respaldos
correspondientes para las fallas mínimas.
102
e.1. Protecciones del Motor

− Relé térmico: Normalmente se ajusta con un valor de operación de 105% de la corriente nominal del
motor. En este caso:

Iop=1,05*139,12=146 A

− Relé instantáneo: El elemento instantáneo se ajusta en un valor que sea superior a la corriente de
partida del motor que en este caso se estima en 6 veces la corriente nominal. Se elige 8 veces la
corriente nominal, es decir:

Iop=8*IN=8*139,12=1.112,96 A ⇒ Iop=1.110 A

e.2. Protecciones del Transformador

− Relé temporizado: Normalmente se ajusta entre 1,2 y 1,5 veces la corriente nominal, o sea entre 105 y
131 A. Además debe dar respaldo a la falla mínima de 940 A. Se elige:

Tap=120 A (aproximadamente 1,37 veces la corriente nominal) que corresponde a un tap secundario
justo de 6 A.

− Relé instantáneo: El elemento instantáneo se ajusta a 1,3 veces la corriente de falla máxima en la
barra siguiente (aguas abajo). En este caso; corresponde a:

Iop=1,3*1.200=1.560 A

A partir de las corrientes de falla calculadas, se aprecia una reducción considerable en la barra de 415
Volt, respecto al lado de alta del transformador. Luego, se justifica poner relé instantáneo en el relé 2, lo que
se puede chequear comparando la corriente de falla mínima en el lado de alta del transformador (2.640 A) y la
corriente de ajuste del instantáneo del relé 2 (1.560 A).

e.3. Protección de la línea

− Relé temporizado: Normalmente se ajusta entre 1,2 y 1,5 veces la corriente nominal, o sea entre 210 y
260 A. Además debe dar respaldo a la falla mínima de 940 A. Se elige:

Tap= 240 A (aproximadamente 1,37 veces la corriente nominal) que corresponde a un tap secundario
justo de 6 A.

Como la impedancia de la línea es baja considerada con la de la fuente, no hay una reducción
importante de la corriente entre el cortocircuito en el lado de alta del transformador y la barra de los
generadores, que justifique poner instantáneo en el relé 3.

e.4. Protección de los Generadores

− Los relés con retención de voltaje CDV22 tiene dos características de operación:
∗ Con voltaje nominal su pick-up es del 100% del valor del Tap
∗ Con voltaje inferior al nominal, por ejemplo, 70%, el relé opera con el 40% del valor del Tap.
− La corriente nominal del cada generador es de 440 A y por lo tanto, el ajuste podría estar entre 484 y
660 A (110 a 150% de la corriente nominal). Sin embargo, es usual permitir solo un 10% de
sobrecarga y dar al relé también la característica de sobrecarga. Se puede elegir entonces un tap de
500 A, que en condiciones de falla (70% del voltaje nominal) corresponde a una corriente de
operación de 200 A.
103
f. Calcular los tap en términos secundarios, reajustar si es necesario los valores de acuerdo con los tap
que realmente dispone el relé.

f.1. Protecciones del Motor

− Relé térmico: 146*5/150=4,87 A

− Relé instantáneo: 1.110*5/150=37 A

f.2. Protecciones del Transformador

− Relé temporizado: 120*5/100=6 A

− Relé instantáneo: 1.560*5/100=78 A

f.3. Protección de la línea

− Relé temporizado: 240*5/200=6 A

f.4. Protección de los Generadores

− Relé temporizado: 500*5/500=5 A

g. Reducir todos los valores de tap a términos primarios y expresarlos en una sola base de voltaje.
Marcarlos en el gráfico (log-log) correspondiente. Como el voltaje base elegido es de 6,6 kV, se debe
referir a este nivel de voltaje solamente lo que está en 415 Volt; es decir, los Tap de las protecciones
del motor y las características tiempo-corriente del térmico del motor y del fusible del alimentador.

g.1. Protecciones del Motor

– Relé térmico: 4,87*150/5= 146 A ⇒ 146*0,415/6,6=9,18 A (referido al lado de 6,6 kV)

− Relé instantáneo: 37*150/5=1.110 A ⇒ 1.110*0,415/6,6=70 A (referido al lado de 6,6 kV)

Las Tablas 3.9 y 3.10 muestran las curvas del relé térmico del motor y del fusible con sus valores
actuales de corrientes y los valores referidos a 6,6 kV.

Tabla 3.9.- Característica t-I Relé térmico Tabla 3.10.- Característica t-I fusible
I a 415 V en Amp. 192 240 800 I a 415 V en Amp. 800 1.280 2.240
I a 6,6 kV en Amp. 12 15 50 I a 6,6 kV en Amp. 50 80 140
t (segundos) 60 34 13 t (segundos) 50 3,0 0,2

g.2. Protecciones del Transformador

− Relé temporizado: 6*100/5=120 A

− Relé instantáneo: 78*100/5=1560 A

g.3. Protección de la línea

− Relé temporizado: 6*200/5=240 A


104
g.4. Protección de los Generadores

− Relé temporizado: 5*500/5=500 A

h. Calcular los lever de acuerdo a lo indicado en el párrafo 3.5.2.a.3.

h.1. Relé térmico del motor (1) y fusible del alimentador: Son de características fijas y han quedado
definidos en las Tablas 3.9 y 3.10 respectivamente, con cuyos valores se dibujan en el gráfico log-log.

h.2. Relé del transformador (2): En este caso se debería coordinar considerando el valor del instantáneo
del relé del motor que es de 70 A, menor que el pick-up del relé del transformador (120 A). Por lo
tanto, el Lever del relé del transformador se puede ajustar en su valor mínimo, es decir; 0,1 ya que se
trata de relés Europeos. A partir de la Tabla 3.6 se pueden obtener los valores de la característica
tiempo-corriente, para Lever 0,1; considerando el 10% del tiempo en cada punto, lo que se indica en
la Tabla 3.11 y con cuyos valores se dibuja la curva correspondiente sólo hasta 1.560 A. (Figura
3.39).

Tabla 3.11.- Característica tiempo-corriente del Relé del transformador


I (Veces tap) 2 3 4 5 6 7 8 10 12 Instantáneo
I (Amperes) 240 360 480 600 720 840 960 1.200 1.440 1.560
t (segundos) 1,0 0,62 0,50 0,43 0,385 0,36 0,335 0,30 0,275 Instantáneo

h.3. Relé de la Línea (3): Este relé debe coordinar con el del transformador (2) en el punto de corriente
máxima; es decir, en el valor de 1.560 A (pickup del instantáneo del relé 2), donde le corresponde un
tiempo de aproximadamente 0,27 segundos (ver Figura 3.39). Luego: tc=t2+tp=0,27+0,4=0,67 seg. El
valor de corriente correspondiente a este tiempo se determina como sigue:

Tap 50 − 2 1.560
nc = = = 6,5
Tap 51 − 3 240

De acuerdo con la Tabla 3.6, para nc=6,5 corresponde un tiempo aproximado de 3,7 segundos; es
decir, tnc=3,7 segundos. Utilizando la expresión (3.28) se tiene

t c 0,67
L= = = 0,18
t nc 3,7

Por lo tanto se elige el lever más cercano, es decir, Lever 51-3=0,2. La curva correspondiente se
dibuja con los valores de la Tabla 3.12, que se obtiene a partir de la 3.6, considerando un pickup de
240 A y un tiempo del 20% del indicado en la Tabla 3.6.

Tabla 3.12.- Característica tiempo-corriente del Relé de la línea


I (Veces tap) 2 5 10 20
I (Amperes) 480 1.200 2.400 4.800
t (segundos) 2 0,86 0,6 0,44

Del gráfico de la Figura 3.39, se desprende que el tiempo de paso real es de aproximadamente 0,45
segundos.

h.4. Relé de los generadores (4): Como la corriente de cortocircuito de un generador es de 2.940 A, la
coordinación entre los relés 3 y 4 deberá hacerse considerando este valor. Para este punto, el tiempo
de la curva del relé de la línea es de 0,55 segundos, por lo que tc=0,55+0,4=0,95 segundos. Las
105
características tiempo-corriente para Lever máximo del relé CDV22, se muestran en la Tabla 3.5. En
condiciones de falla (Curva A), se comporta de acuerdo a la curva de un relé normal de
sobrecorriente, pero su pickup baja a un 40% de la corriente de operación normal. En este caso, la
corriente de pickup en operación normal es de 500 Amperes y por lo tanto, en falla es de 200
Amperes.

Para continuar con la coordinación, corresponde determinar el lever para el relé del generador en
condiciones de falla.

Para este caso, nc = 2940/200 = 14,8 veces, es decir, 15. De acuerdo con la Tabla 3.5 (Curva A),
tnc=2,55 segundos, por lo que el Lever será:

t c 0,95
L= = = 0,37
t nc 2,55

El que se aproxima a 0,4. Luego, las características tiempo-corriente corresponderán a las indicadas
en las Tablas 3.13 y 3.14, que corresponden a los valores de tiempo dados por la Tabla 3.5,
multiplicados por 0,4

Tabla 3.13.- Característica tiempo-corriente del Relé CDV22, Curva A, para Lever 0,4
Nc 2 3 4 5 7 10 15 20
I (Amp) 400 600 800 1.000 1.400 2.000 3.000 4.000
t (seg) 4 2,48 2,0 1,72 1,44 1,2 1,02 0,88

Tabla 3.14.- Característica tiempo-corriente del Relé CDV22, Curva B, para Lever 0,4
nc 2 3 4 5 7 10
I (Amp) 1.000 1.500 2.000 2.500 3.500 5.000
t (seg) 8,0 4,8 3,72 3,12 2,56 2,08

Se ha establecido 5.000 Amperes, como límite para el eje de absisas del gráfico, razón por la cual no
tiene sentido agregar en la Tabla 3.14, los valores para 15 y 20 veces tap.

En el gráfico de la Figura 3.39 se puede apreciar que la curva 4 A correspondiente al relé del
generador se cruza con la curva del relé 3 de la línea. Esto no tiene importancia ya que la curva 4 A considera
solo condiciones de falla con corrientes superiores a 940 Amperes, que es la falla mínima en la barra de 415
Volt, donde el tiempo de paso es de 0,7 segundos, lo cual es más que suficiente.

i. Resumen de ajustes

Relé 1: Motor de 100 kVA, 415 Volt Relé 3: Línea de 6,6 kV


TT/CC: 150/5 TT/CC: 100/5
Pick-up relé térmico: 4,87 A Tap: 6
Pick-up relé instantáneo: 37 A Lever: 0,2

Relé 2: Transformador de 1.000 kVA, Relé 4: Generadores de 5 MVA, 6,6 kV


6,6/0,415 kV TT/CC: 500/5
TT/CC: 100/5 Tap: 5
Tap: 6 Lever: 0,4
Lever: 0,1
Pick-up relé instantáneo: 78 A
106

Figura 3.39.- Gráfico resumen de la coordinación del sistema de la Figura 3.36