You are on page 1of 10
UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS ESCUELA NACIONAL DE ENFERMERÍA CÁTEDRA DE ENFERMERÍA PAR

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS ESCUELA NACIONAL DE ENFERMERÍA

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS ESCUELA NACIONAL DE ENFERMERÍA CÁTEDRA DE ENFERMERÍA PAR

CÁTEDRA DE ENFERMERÍA PAR EL CUIDADO INTEGRAL DEL ADULTO Y ADULTO MAYOR I

INVESTIGACIÓN

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS ESCUELA NACIONAL DE ENFERMERÍA CÁTEDRA DE ENFERMERÍA PAR

Modulo Comunidad

CUIDADOS EN EL PIE DEL DIABETICO

LIC.

ENMA ALAULEMA

Curso: 2”B”

INTEGRANTES:

Valeria Paguanquiza Diana Guamán

SEGUNDO SEMESTRE QUITO, 14 DE MAYO DEL 2015

CUIDADOS DE LA PIEL EN EL PACIENTE DIABÉTICO

¿QUÉ ES LA DIABETES?

CUIDADOS DE LA PIEL EN EL PACIENTE DIABÉTICO ¿QUÉ ES LA DIABETES? La diabetes es una

La diabetes es una afección crónica que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia. La insulina es una hormona que se fabrica en el páncreas y que permite que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo, en donde se convierte en energía para que funcionen los músculos y los tejidos. Como resultado, una persona con diabetes no absorbe la glucosa adecuadamente, de modo que ésta queda circulando en la sangre (hiperglucemia) y dañando los tejidos con el paso del tiempo. Este deterioro causa complicaciones para la salud potencialmente letales.

La piel en los diabéticos.

CUIDADOS DE LA PIEL EN EL PACIENTE DIABÉTICO ¿QUÉ ES LA DIABETES? La diabetes es una

La piel es el órgano más extenso de todo el cuerpo, nos protege tanto de las agresiones externas como de la pérdida de agua interna.

El mantener una piel visiblemente sana es una tarea difícil, se deben tener un cuidado de la piel especial, llevando una buena alimentación, protegiéndola del sol y manteniéndola hidratada.

Este esfuerzo de todos los días se duplica para las personas que padecen diabetes, ya que debido a la elevación en el nivel del azúcar o glucosa en la sangre hace que esta pierda hidratación, se reseque y tenga más riesgos de lesionarse e infectarse, porque el cuerpo pierde líquidos. De ese modo, puede causar comezón y dolor, y al rascarte puedes agrietar la piel e irritarla.

Si se produce una lesión o herida, los gérmenes o microbios pueden entrar al cuerpo con más facilidad, provocando una infección. Y como el exceso de glucosa

alimenta a los microbios también, eso hace que la infección sea mayor y más difícil de sanar.

Por eso es importante mantener a la piel hidratada, lo que no significa ni húmeda ni transpirada. ¿Por qué? Porque la humedad provoca la aparición de, que es otra de las condiciones comunes de la diabetes, especialmente en personas con sobrepeso.

CARACTERÍSTICAS DE LA PIEL DE LOS PACIENTES DIABÉTICOS

La piel del paciente diabético padece ciertas características como:

Comezón La picazón localizada a menudo es causada por la diabetes. La causa puede ser una infección de hongos tipo levadura, piel seca o mala circulación. Cuando la mala circulación es la causa de la picazón, es posible que las zonas que más le piquen sean las partes inferiores de las piernas. Quizá pueda tratar usted mismo la picazón. Limite la frecuencia de sus baños, particularmente cuando la humedad es baja. Use un jabón suave con crema hidratante y aplíquese crema para la piel después del baño.

Piel engrosada especialmente de las manos, debido a los cambios en el colágeno de la piel. No hay ninguna importancia clínica de esto.

Piel amarilla ocurre porque las moléculas de azúcar en la sangre atacan a las proteínas. Este color amarillento no es un problema de salud. Coloración amarillenta de la piel debida a la acumulación de carotenos por incapacidad del hígado de convertir los mismos en vitamina A. Es más frecuente en varones con diabetes infanto-juvenil.

alimenta a los microbios también, eso hace que la infección sea mayor y más difícil de

  Uñas amarrillas Principalmente en los dedos de los pies, de

crecimiento lento, engrosadas y excesivamente curvadas. Se relacionan con alteraciones vasculares.

Piel roja causada

por el engrosamiento de las paredes

capilares y el aumento de viscosidad (coagulación) de la sangre.

alimenta a los microbios también, eso hace que la infección sea mayor y más difícil de
alimenta a los microbios también, eso hace que la infección sea mayor y más difícil de

En algunos casos de diabetes, normalmente se desarrolla neuropatía diabética, lo que provoca que se pierda la sensibilidad en los pies, poniendo en riesgo su salud, ya que muchas veces se pueden hacer heridas y al no percibir el dolor, no se atienden a tiempo y se empeora el estado, pudiendo terminar en una amputación de extremidad.

COMPLICACIONES DE LA PIEL

Infecciones con bacterias

Se presentan varios tipos de infecciones con diabetes:

bacterias en las personas con

forúnculos

foliculitis (infección de los folículos del pelo)

carbuncos (infecciones más profundas de la piel y el tejido debajo de esta)

infecciones alrededor de las uñas Las bacterias más comunes son los estafilococos.

Infecciones con hongos

Las infecciones micóticas o con hongos en personas con diabetes a menudo se deben a Candida albicans. Este hongo tipo levadura puede causar erupciones que causan picazón en áreas húmedas, rojizas, rodeadas de pequeñas ampollas y escamas. Estas infecciones a menudo surgen en los pliegues calientes y húmedos de la piel. Las áreas problemáticas son debajo de los senos, alrededor de las uñas, entre los dedos, en las comisuras de la boca, debajo del prepucio (en los hombres sin circuncisión) y en las axilas y la ingle.

COMPLICACIONES DE LA PIEL Infecciones con bacterias Se presentan varios tipos de infecciones con diabetes: bacterias

Dermopatía diabética

La diabetes puede causar cambios en los vasos sanguíneos más pequeños. Estos cambios pueden causar problemas de la piel llamados dermopatía diabética.se presenta como manchas escamosas marrones. Estas manchas pueden ser ovaladas o circulares. Algunas personas piensan que son manchas por la edad. Este trastorno ocurre más a menudo en la parte frontal de las piernas. Pero es posible que las piernas no se vean afectadas al mismo grado. Las manchas no duelen, ni se abren ni pican.

COMPLICACIONES DE LA PIEL Infecciones con bacterias Se presentan varios tipos de infecciones con diabetes: bacterias

La Dermopatia es inofensiva y no requiere tratamiento.

Necrobiosis lipoídica diabética Otra enfermedad que puede ser a causa de cambios en los vasos sanguíneos es la necrobiosis lipoídica diabética (NLD). Esta produce manchas similares a la dermopatía diabética, pero en menor cantidad, más grandes y más profundas.

La necrobiosis a menudo surge como una zona opaca, rojiza y elevada. Después de un tiempo, parece una cicatriz brillante con borde violeta. Es posible ver los vasos sanguíneos debajo de la piel más fácilmente. A veces causa picazón y dolor. A veces las manchas se abren.

La necrobiosis a menudo surge como una zona opaca, rojiza y elevada. Después de un tiempo,

La necrobiosis es poco común. Las mujeres adultas son más propensas a ella. Mientras las llagas no se abran, no necesita tratamiento. Pero si tiene llagas abiertas, vaya al médico para que le haga un tratamiento.

Ampollas diabéticas (Bullosis diabeticorum)

Es una alteración poco frecuente, que afecta principalmente a pacientes con diabetes mellitus Tipo 2 de larga evolución con mal control metabólico .Las ampollas diabéticas pueden salir en el dorso de las manos, dedos, pies y a veces en las piernas o antebrazos. Estas llagas parecen ampollas debidas a quemaduras y a menudo les salen a personas con neuropatía diabética. A veces son grandes, pero no duelen ni causan enrojecimiento a su alrededor. El único tratamiento es controlar el nivel de glucosa en la sangre.

La necrobiosis a menudo surge como una zona opaca, rojiza y elevada. Después de un tiempo,

Xantomatosis eruptiva

La xantomatosis eruptiva es otra afección causada por la diabetes no controlada. Consiste en dilataciones de la piel que se ven firmes,

amarillentas y parecen guisantes o arvejas

Esta afección

.. ocurre con mayor frecuencia en el dorso de las manos,

La necrobiosis a menudo surge como una zona opaca, rojiza y elevada. Después de un tiempo,

pies, brazos, piernas y glúteos.

El trastorno generalmente ocurre en hombres jóvenes con diabetes de tipo 1. A menudo, la persona tiene un alto nivel de colesterol y grasa en la sangre. Al igual que las ampollas diabéticas, estas protuberancias desaparecen cuando se restablece el control de la diabetes.

RECOMENDACIONES PARA CUIDAR LA PIEL DEL DIABÉTICO:

Controlar la diabetes con el especialista y seguir sus instrucciones. Después del baño, secarse perfectamente todas las partes del cuerpo, sobre todo aquellas en donde se puede alojar la humedad como ingles, cuello, axila y otros pliegues. Esto para evitar que se alojen hongos, bacterias o gérmenes y provoquen alguna infección. Evitar rascarse costras o lastimarse con las uñas u objetos punzo cortantes. Si alguna parte de la piel se transforma en color púrpura se debe acudir al médico de inmediato y no esperar a que se convierta en color negro.

Si presenta dolor, hinchazón y enrojecimiento de la piel acompañada de fiebre, se debe acudir a urgencias médicas. Usar cremas humectantes para evitar la comezón.

Utilizar jabones suaves para evitar la resequedad de la piel.

Tener mucho cuidado al cortarse las uñas de las manos y pies. Lave diariamente los pies con jabones especiales y agua tibia y séquelos

 

perfectamente.

 

7. Debe

beber mucha

agua diariamente para que

la

piel

se mantenga

humectada. 8. Utilice ropa de algodón, ya que le permitirá que el aire circule de mejor

manera entre la ropa y la piel. 9. Mantenga una buena higiene tanto en el cuerpo como en los pies.

Evita usar agua muy fría o muy caliente en la ducha. Esto traumatiza la piel y puede causar la ruptura de vasos sanguíneos. Usa agua tibia.

No te

pongas crema

entre

los

dedos de

los

pies.

En

esa

zona

la

humectación extra puede fomentar la formación de hongos.

Revisa la piel después de lavarte y asegúrate de que no tienes áreas secas, rojas o adoloridas que puedan infectarse. Si no puedes hacerlo solo, pide ayuda. Evita ducharte con agua muy caliente y tomar baños largos y/o de espuma. Cuando te seques, hazlo suavemente, no te frotes.

PIE DIABÉTICO

 Si presenta dolor, hinchazón y enrojecimiento de la piel acompañada de fiebre, se debe acudir

DEFINICIÓN:

Trastorno de los pies de los diabéticos provocado por la enfermedad de las

arterias periféricas que irrigan el

pie, complicado

a

menudo

por daño

de

los

nervios periféricos del pie e infección. Debido a la oclusión de las arterias que

llevan sangre a los pies se produce gangrena. El daño de los nervios (neuropatía) es una complicación de la diabetes que lleva a una pérdida de la sensación en el pie. Algunas personas con diabetes ya no pueden sentir cuando algo les ha irritado o incluso les ha pinchado la piel. Una herida tan pequeña como una ampolla puede avanzar y convertirse en una infección seria en cuestión de días.

Los daños a los nervios periféricos de los pies provocan trastornos sensoriales, úlceras de la planta del pie, atrofia de la piel. Es frecuente en los pacientes diabéticos que las lesiones propias del denominado pie diabético trascurran sin dolor, debido a lo cual se suele agravar la lesión antes de que el paciente pida ayuda especializada

La diabetes también daña los vasos sanguíneos, reduciendo el flujo de sangre a los pies. La mala circulación debilita el hueso, y puede causar desintegración de los huesos y las articulaciones en el pie y el tobillo. Como resultado, las personas con diabetes tienen mayor riesgo de fracturarse los huesos del pie.

SÍNTOMAS FRECUENTES EN EL PIE DIABÉTICO:

Falta de sensibilidad o neuropatía diabética

Piel seca

Mala circulación Infecciones por hongos Rozaduras Úlceras

llevan sangre a los pies se produce gangrena. El daño de los nervios (neuropatía) es una

¿COMO EVITAR LAS LESIONES DEL PIE DIABÉTICO?

A los pacientes de riesgo (ancianos y aquellos que tienen mala circulación), se les recomienda los siguientes cuidados rutinarios de los pies:

Cada día, los pies deben ser lavados (aunque no empapados) en agua tibia, cuya temperatura ha sido probada previamente con el codo. Se deben secar con meticulosidad, prestando una atención especial a los espacios interdigitales (entre los dedos).

Las uñas de los pies deben cortarse con cuidado. Los pacientes con mala vista o manos temblorosas deben pedir a otras personas que se las corten. Las uñas no deben ser más cortas que el extremo del dedo.

Los pies se deben inspeccionar con frecuencia, buscando detenidamente zonas resecas y fisuras en la piel, sobre todo alrededor de las uñas y en los espacios interdigitales. Deben espolvorearse con talco, si la piel está húmeda, o recubrirse con crema hidratante, si la piel está seca. Las plantas deben ser inspeccionadas con un espejo o por otra persona. Debe tenerse un cuidado especial con los callos y las durezas, que deben ser atendidas por un podólogo. No se deben utilizar antisépticos potentes (yodo), ni callicidas.

Si aparecen ampollas o infecciones, debe consultarse inmediatamente al médico.

No deben utilizarse bolsas de agua caliente. Es preferible utilizar unos calcetines.

Los zapatos deben ajustar bien (sin apretar) y ser confortables, dejando espacio para que los dedos descansen en su posición natural.

Los zapatos nuevos deben calzarse progresivamente, cada vez durante un tiempo un poco más largo.

Se deben utilizar calcetines de algodón o lana, mejor que de nylon. Deben ser de la talla adecuada y no tener zurcidos ni costuras que puedan producir presiones. Deben cambiarse diariamente.

Caminar con los pies descalzos es peligroso, ya que una pequeña herida puede tardar mucho en curarse.

Dejar de fumar. El tabaco es muy perjudicial para los diabéticos, porque produce vasoconstricción.

Otro aspecto de la prevención que merece cierta atención, es el diseño de calzado a medida para los diabéticos con pies muy vulnerables. Estos zapatos deben estar diseñados para redistribuir las fuerzas que soporta el pie.

Al no controlar bien los niveles de azúcar en la sangre aumenta el riesgo de contraer infecciones en la piel o en los pies. Y debido al daño que la diabetes causa en los nervios, es probable que no sienta ningún dolor. Si se lastima los pies o se afecta la piel, puede que las heridas sanen lentamente. Si no se cuida las heridas, una infección grave podría causar gangrena y amputación.

CUIDADO DEL PIE DIABÉTICO

CUIDADO DE LAS LESIONES YA EXISTENTES  Se debe hacer un examen detallado de ambos pies,

CUIDADO DE LAS LESIONES YA EXISTENTES

Se debe hacer un examen detallado de ambos pies, con una inspección cuidadosa de los talones y los espacios interdigitales.

El estado de la circulación, y sensibilidad deben evaluarse con detalle.

Deben tenerse en cuenta la temperatura y el color de la piel, la respuesta vascular a la elevación del miembro, es decir si se producen cambios en el color según la postura de la extremidad.

EL TRATAMIENTO DEL PIE DIABETICO SE BASA EN:

 

Protección

contra

el daño

que

se

asocia

la pérdida

a

de sensibilidad

causada por lesión de los nervios periféricos.

 

Tratamiento de la infección que pueda aparecer.

 

Mejoría de la circulación evitando el uso de calzado o prendas ajustadas.

Control médico de la diabetes, es decir, comprobar glucosa se encuentran dentro de los límites permitidos.

que

los niveles de