You are on page 1of 2

LA SENTENCIA EN EL DERECHO INTERNACIONAL.

En el derecho internacional, al igual que en el local, el proceso culmina
naturalmente en una sentencia, la que será definitiva y obligatoria para los
estados en litigio respecto al caso resuelto. El estatuto de la Corte
Internacional de Justicia, indica que el proceso en si, será llevado a cabo en
idioma francés o ingles, por lo que la sentencia tendrá como requisito
formal dictarse en uno de los dos idiomas según cual se haya elegido en un
principio (Art. 39). Otro requisito formal, es la necesidad de que el fallo sea
motivado, indicándose también en que sentido votó cada juez (Art. 56).
La decisión plasmada en la sentencia se toma a través de una
deliberación privada y secreta, donde los jueces evaluaran los dichos de las
partes al igual que las pruebas ofrecidas (Art. 54, Inc. 3º). Luego de arribar
a una decisión, se dictará la sentencia, esta será firmada por el Presidente y
el Secretario de la Corte, para luego ser leída en sesión publica después de
notificarse debidamente a los agentes (Art. 58).
Cabe mencionar que la sentencia solo tendrá efecto entre las partes en
litigio, esto es lógico si tenemos en cuenta la naturaleza judicial y no
legislativa del cuerpo que la dicta, estos efectos inter partes son resaltados
en el articulo 59, pero sin embargo no seria prudente ignorar la gran
influencia de estos fallos en la costumbre internacional.
La decisión de la corte será definitiva e inapelable, a tenor de lo
establecido en el articulo 60, lo que parecería indicar que no existen
recursos posibles ante estas decisiones, pero al continuar el articulo, deja
abierta la posibilidad de revisar las decisiones en cuanto a su alcance o
sentido, por lo que los recursos son posibles, y el estatuto los llama
“solicitud de aclaratoria” y “demanda de revisión”.

LA SENTENCIA COMO FUENTE DEL DERECHO INTERNACIONAL.

Si bien el articulo 59 del estatuto determina que la sentencia no hará
efectos mas allá de las partes intervinientes, esto no es del todo correcto, ya
que en realidad, las decisiones de la corte tienen especial influencia en la
costumbre internacional, por lo que si bien no tiene efectos directos, es
indudable que indirectamente afectara a terceros en cuanto se convertirá en
fuente del derecho internacional. La autoridad de las sentencias
internacionales será mayor mientras más uniformes sean en uno u otro
sentido, viniendo a formar parte del acervo jurídico internacional.
En este sentido, el párrafo del Articulo 38 del Estatuto de la Corte
Internacional Judicial establece:
" 1. _ El tribunal, cuya función es decidir conforme al Derecho
Internacional Publico las controversias que le sean sometidas deberán

las sentencias de este órgano pueden influir en la conducta de los sujetos internacionales en la medida de su ejemplaridad. d).aplicar las Decisiones Judiciales y Las Doctrinas de los publicistas de mayor competencia de las distintas naciones como medio auxiliar para la determinación de las reglas de derecho sin prejuicio de lo dispuesto en el artículo 59" Por lo tanto una sentencia nunca podrá apoyarse sólo en una decisión judicial o en la doctrina. cabe aclarar que la jurisprudencia internacional no es una fuente del Derecho. la costumbre o los principios generales del Derecho. pudiendo crear de esta manera costumbre internacional . no crea derecho. ya que dichas fuentes sólo podrán utilizarse como medios auxiliares que apoyen los tratados.” A todo esto. Aun en los casos en que las sentencias de la corte no alcanzan a formar un criterio uniforme respecto de ciertos temas. 1. 38. sino que es sólo un «medio auxiliar para la determinación de las reglas de derecho» (Art. es decir.