You are on page 1of 4

Universidad de San José

Fisiopatología II
Estudiante: Karina Gómez Céspedes

Fórmulas de Nutrición Enteral para Diabetes e
Hiperglucemia.
La importancia de la intervención nutricional como parte del
tratamiento de la diabetes es conocida desde antiguo, pero recientes
estudios apuntan a la necesidad de mantener un estrecho control de
la hiperglucemia en el paciente hospitalizado en general y en el
crítico en particular, incluso en pacientes no diabéticos. El paciente
crítico desarrolla un patrón de respuesta metabólica a la agresión
para garantizar unos niveles circulantes adecuados de sustratos. Esta
respuesta tiene como consecuencia la movilización grasa, la
degradación proteica y la hiperglucemia junto con una situación de
resistencia a la insulina. La hiperglucemia y la resistencia a la insulina
tienen efectos sobre la evolución de los pacientes: disminuyen la
resistencia a la infección, favoreciendo la sobreinfección por gramnegativos y por hongos, favorecen la aparición de polineuropatías y
de disfunción multiorgánica y, en definitiva, incrementan la
mortalidad de los pacientes. [2]
¿Cúales deben ser las características del aporte energético?
Con el fin de prevenir la hiperglucemia y sus complicaciones
asociadas, el aporte energético debe ajustarse a los requerimientos
de los pacientes, evitando la sobrenutrición. En los pacientes
diabéticos tipo 2 con obesidad, se recomiendan dietas hipocalóricas,
que permiten reducir los niveles de triglicéridos y de colesterol,
aunque sin que exista evidencia de que ello consiga un mejor control
glucémico. [4]
¿Cúal debe ser el aporte proteico?
Las necesidades proteicas del paciente diabético son similares a las
de la población general, entre un 10 y un 20% del aporte energético
total. Se recomienda disminuir el aporte proteico en los pacientes
diabéticos con insuficiencia renal, aunque ésta sea leve. También
debe reducirse en los que presentan microalbuminuria nocturna y
fenómeno de hiperfiltración, con el fin de evitar la aparición de
afectación renal. [4]
Se debe aportar fibra dietética?

Si existe hipertensión arterial o afectación vascular no se deben aportar mas de 3 gramos diarios de sal. fibra y fructosa con el objetivo de facilitar el control glucémico. Estas fórmulas han demostrado disminución de los niveles de glucemia. son fórmulas enterales estandares con elevado porcentaje en carbohidratos y bajo porcentaje de grasas y fibra. Es por esto que las recomendaciones dietéticas actuales para las personas con diabetes se centran en las cantidades relativas y tipos de carbohidratos y lípidos. [4] ¿Debe ser especial el aporte de electrolitos. Además se toma en cuenta que la diabetes es cada vez más frecuente. vitaminas y elementos traza? El aporte de sodio debe ser individualizado. calcio y magnesio. el desarrollo de un producto especializado que minimice la hiperglucemia postprandial y favorezca el control de la diabetes y de los valores de lípidos en sangre es muy beneficioso [1] Las fórmulas definidas para hiperglucemia de estrés modifica la carga total calórica aportando el 40%-50% del VCT en forma de grasa. ácidos grasos monoinsaturados. Normalmente. reducción de las necesidades de insulina y facilitan el manejo de la hiperglucemia del paciente crítico cuando se comparan con las fórmulas estándar. Es necesario corregir los déficits de potasio. una carga de hidratos de carbono entre 33% y el 40% (según el aporte graso) y con fibra.Universidad de San José Fisiopatología II Estudiante: Karina Gómez Céspedes En los pacientes diabéticos se recomienda un aporte de 20-35 gramos diarios de fibra dietética (similar al recomendado para la población general) con el fin de enlentecer la absorción intestinal de hidratos de carbono y reducir la hiperglucemia postprandial. por lo que se recomienda efectuar aportes de vitaminas E y C. las fórmulas más utilizadas en el soporte nutricional. [4]. Las fórmulas con esta composición de macronutrientes suelen producir una rápida absorción de los hidratos de carbono con una gran respuesta insulinémica. carotenoides y selenio para disminuir su susceptibilidad al estrés oxidativo. estas fórmulas específicas incorporan diferentes nutrientes. [1] . Composición. En los últimos años han aparecido nuevas fórmulas para los pacientes diabéticos. Los pacientes diabéticos presentan una menor actividad antioxidante.

Con el fin de prevenir o controlar la hiperglucemia. Bibliografía. [1] Se puede decir que la mayoría de los pacientes diabéticos que vayan a requerir de forma prolongada el uso de la NE deben recibir fórmulas con reparto estándar de macronutrientes ajustando la medicación según los controles glucémicos y los niveles de hemoglobina glicosilada. se recomienda que el aporte energético en los pacientes se ajuste a sus requerimientos. El resto de macronutrientes en cuanto a proporciones siguen los estándares al igual que ha sido determinado en la alimentación natural de los pacientes diabéticos.       Es recomendable que los valores de glucemia se mantengan dentro del rango de normalidad. se recomiendan las dietas ricas en hidratos de carbono en los pacientes diabéticos tipo 1 estables y las dietas ricas en grasas en los pacientes con diabetes tipo 2 y en los que presentan hiperglucemia de estrés.Universidad de San José Fisiopatología II Estudiante: Karina Gómez Céspedes Por otra parte las fórmulas definidas para diabetes contienen un reparto estándar de nutrientes que se diferencian del resto de las fórmulas poliméricas en la calidad de los hidratos de carbono aportados. El aporte proteico debe ser ajustado en función del nivel de estrés metabólico. [1] Recomendaciones. Se recomienda el empleo de carbohidratos con bajo índice glicémico. evitando asi el hiperaporte de nutrientes. En este tipo de fórmulas se utiliza como fuente el almidón de maíz y la fructosa diferente a la dextrinomaltosa utilizada habitualmente en las poliméricas estándar. . Dentro de los dos grupos de dietas diseñadas para el control de las situaciones hiperglucémicas. Se recomienda un aumento en el aporte de antioxidantes y fibra.

. 4. Nutrición Hospitalaria. Izaola. (2009). Revista chilena de nutrición.. J. A. (2008).. Arizmendi. Nutrición Hospitalaria. 20(s02). & Araújo. 600-606. L. Valenzuela. Utilización clínica de la Nutrición Enteral... J. M. Peláez Torres. (2009). . K. & Muñoz Jiménez. Fuente. De Luis. M. 28(3). Nutrición artificial en la hiperglucemia y Diabetes mellitus en pacientes críticos. O. A. Álvarez Hernández. & Maiz. A. 87-99. A.. J. 3. Martínez. D.Universidad de San José Fisiopatología II Estudiante: Karina Gómez Céspedes 1.. 2. El rol de la fibra dietética en la nutricion enteral. 21. (2013). & González. B. 342-311. A. Nutrición Hospitalaria. N. 33. Respuesta glucémica e insulinémica a dos fórmulas enterales isocalóricas en pacientes con diabetes mellitus tipo 2..