You are on page 1of 6

Salud Pública de México

ISSN: 0036-3634
spm@insp.mx
Instituto Nacional de Salud Pública
México

Lozano, R.; Franco-Marina, F.; Solís, P.
El peso de la enfermedad crónica en México
Salud Pública de México, vol. 49, 2007, pp. 283-287
Instituto Nacional de Salud Pública
Cuernavaca, México

Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=10649116

Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org

Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto

que pueden ser añadidos a los años o días perdidos por muertes prematuras. Invertir en Salud. Dichos indicadores compuestos requieren dimensiones comunes para que tanto las pérdidas relacionadas con las muertes prematuras como aquellas que derivan de la enfermedades o sus secuelas puedan ser medidas de la misma forma.(1) L a creciente complejidad del panorama epidemiológico en el mundo hace necesario contar con mejores indicadores que permitan evaluar con mayor cuidado las pérdidas de salud en la sociedad. en la mayor parte de las mediciones se han utilizado indicadores simples con información proveniente de los registros de mortalidad. y tienen la ventaja de ofrecer una métrica común para las pérdidas de salud por todas las causas y a todas las edades. salud pública de méxico / vol. XII congreso de investigación en salud pública E283 . Así. Material y métodos La principal característica que define un “diferencial de salud” es la edad que se fija como norma para definir el periodo antes del cual la muerte o la discapacidad se consideran prematura. lo que supone un importante inconveniente a la hora de establecer comparaciones. esperanza de vida libre de discapacidad. ya que se expresa en años o días vividos con la enfermedad. Por lo general. 1993. Al final. Hasta ahora. En algunas medidas de diferenciales de salud.El peso de la enfermedad crónica en México: retos y desafíos ante la creciente epidemia Simposio XIII El peso de la enfermedad crónica en México R. Para un indicador compuesto. 49.(1) P. los indicadores empleados para medir necesidades de salud se dimensionan en unidades de tiempo y/o por unidad de población. Washington: Oxford University Press. por ejemplo. de distintas enfermedades en una sociedad determinada.‡ Los AVISA perdidos permiten evaluar el impacto. de las encuestas nacionales de salud y de los registros de utilización de servicios. expresado en unidades de tiempo. ambos representan pérdidas en el estado de salud de los individuos. años de vida en buena salud). edición especial. la edad elegida como criterio puede cambiar cuando los niveles de mortalidad cambian. Los indicadores compuestos que miden la salud de la población pueden clasificarse en dos grandes grupos: “expectativas de salud” (por ejemplo. se vuelve comparable. se utiliza un indicador de “diferenciales de salud” que contabiliza los Años de Vida Saludables (AVISA)* que se pierden debido a muertes prematuras y que se viven con una discapacidad. (1) Secretaría de Salud.(1) F. Tanto los métodos utilizados para definir los estados de salud y obtener las valoraciones de dichos estados como la incorporación de otras valoraciones sociales influyen en el cálculo y en la interpretación de los diferenciales de salud y las esperanzas de vida ajustadas por discapacidad. Sin embargo. Lozano. el término empleado es Años de vida perdidos ajustados por discapacidad (AVAD). el tiempo resulta ser la mejor unidad de medida. Solís. ‡ Banco Mundial. Informe sobre el desarrollo Mundial 1993. los notables avances que se han alcanzado en la calidad de la información en salud abren la posibilidad de aplicar indicadores compuestos que midan simultáneamente pérdidas relacionadas con muertes prematuras y con enfermedades. Franco-Marina. Los diferenciales de salud miden la diferencia entre la salud actual de la población y una norma u objetivo específicos. * En las traducciones oficiales de la OMS y del Banco Mundial. esperanza de vida ajustada por discapacidad) y “diferenciales o brechas de salud” (años de vida ajustados por discapacidad. En el presente trabajo. un AVISA perdido por un episodio de diarrea en un niño con uno perdido por cirrosis hepática en un adulto mayor o por un padecimiento psiquiátrico en una mujer joven.

el número de muertes corregidas para que correspondiera al registrado en 2005 por el INEGI. a saber: a) La base de datos de mortalidad correspondiente a 2005. En general. 70 a 79 y 80 y más años. 10ª revisión) que abarca. 2006). generada por el Instituto Nacional de Estadística. las enfermedades no transmisibles (grupo II). Lista de causas estudiadas y redistribución de mal definidas o “códigos basura” La lista de problemas de salud utilizada para el presente informe es una adaptación de la desarrollada por Murray y López para el informe sobre el peso global de la enfermedad y que ha sido adoptada y actualizada por la Organización Mundial de la Salud. E284 c) Dichas tasas de mortalidad fueron aplicadas a los nacimientos proyectados en el caso de los menores de un año y a las proyecciones de población de 2005 para los grupos de edad de 1 a 4 años y los grupos quinquenales sucesivos hasta los 80 años. En todas sus versiones. El procedimiento descrito permitió obtener tasas de mortalidad demográficamente consistentes. con posterioridad a la conciliación demográfica de INEGI. 45 a 59. ENED 2002. Corrección demográfica de la mortalidad Para el presente trabajo. indirectamente. la lista consta de tres grandes grupos de problemas de salud. d) Se obtuvo en cada estrato la razón defunciones esperadas/defunciones observadas. ENSANUT 2005. se ajustó. Ambas estimaciones demográficas consideran los resultados del Conteo de Población de 2005 y han sido conciliadas por INEGI. e) Se aplicó la anterior razón al número de defunciones observadas en cada estrato para obtener las muertes corregidas. que se encuentran contenidas dentro del grupo III.Simposio XIII El peso de la enfermedad crónica en México: retos y desafíos ante la creciente epidemia El peso de la enfermedad en México para 2005 fue obtenido en un nivel de desagregación estatal. 49. deriva una segunda agrupación con 17 subgrupos y. CONAPO y el Colegio de México (Partida. tanto las intencionales como las accidentales. sexo y entidad federativa de residencia en el país a partir de la base de datos de mortalidad de INEGI correspondiente a 2005. para obtener los tabulados de mortalidad que forman la base del cálculo de los APMP e. es habitual redistribuir en forma proporcional las muertes por causas mal definidas (R00-R99 de la CIE 10ª revisión) a todas las causas de muerte de los salud pública de méxico / vol. de los AVD. con incremento del número de defunciones en todos los grupos de edad en los estados con mayores problemas en el registro de las defunciones y con obtención de mejores estimaciones de mortalidad en entidades que concentran servicios de salud. f) Finalmente. en cada entidad federativa. Cada problema de salud está definido en la lista mediante los códigos de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE. la cual es consistente con la metodología utilizada por la Organización Mundial de la Salud.) d) Los tabulados generados por la OMS en diferentes estudios de la carga de la enfermedad en el mundo. un tercer nivel de desagregación que define alrededor de 140 causas. etc. Geografía e Informática (INEGI). grupo de edad y sexo: a) Se obtuvieron tabulados de mortalidad por grupos de edad. mediante prorrateo. se recurrió al siguiente procedimiento. De los tres grandes grupos. b) Las proyecciones de población para el año 2005 y estimaciones de nacimientos generadas por el Consejo Nacional de Población (CONAPO). c) Las prevalencias para diferentes enfermedades que resultan de las diferentes encuestas de salud (ENSA 2000. 5 a 14. Las enfermedades transmisibles y aquéllas relacionadas con la reproducción y la nutrición (grupo I). por sexos y para ocho grupos de edad: 0 a 4. Fuentes de información La estimación de los AVISA realizada en el presente trabajo hace uso de información consignada en varias fuentes oficiales de datos. 60 a 69. b) Se utilizaron las tasas de mortalidad de las tablas de vida elaboradas por CONAPO para 2005. CONAPO y el Colegio de México. y las lesiones. para obtener defunciones esperadas. finalmente. 30 a 44. se siguió la misma metodología de ejercicios previos de carga de la enfermedad realizados en México. 15 a 30. edición especial. XII congreso de investigación en salud pública . Para maximizar el uso de los datos.

lo que equivale a un incremento de 43 a 54%. En cambio. En México se cuenta con varios insumos para poder estimar la incidencia y la duración de los problemas de salud considerados en la lista de causas: las estimaciones nacionales previas de estos parámetros. De ellos. También se redistribuyen las lesiones en las que se ignora la intención de manera proporcional a las lesiones intencionales y no intencionales y cierta proporción de las muertes codificadas en códigos inespecíficos de enfermedades cardiovasculares a cardiopatía isquémica. Por último. tanto los de uso internacional como los desarrollados en ejercicios previos de la carga de la enfermedad en México. los ejercicios previos del peso de la enfermedad realizados desde 1993 han incluido análisis en los que se han identificado problemas de certificación adicionales a los ya referidos en el plano internacional. y c) el factor de corrección de las discapacidades asociadas a las diferentes etapas en las que. Es decir. es conveniente considerar el incremento en las en- salud pública de méxico / vol. En gran medida.2 millones. a finales del siglo pasado. XII congreso de investigación en salud pública E285 . 46% se debió a años perdidos por muertes prematuras (APMP) y 54% a años vividos con discapacidad (AVD). 40% es de mujeres y el resto proviene de hombres. mación de la carga de la enfermedad en México. 49. nivel 26. edición especial. De los 8. y que se han establecido los parámetros a incluir en el cálculo de los mismos. resulta más complejo. diabetes. en el ámbito internacional. se recomienda redistribuir en forma proporcional los tumores malignos con insuficiente especificación a la mayoría de los tumores malignos considerados en la lista GBD. b) La baja contribución que en la actualidad tienen las mujeres a las muertes prematuras en México. se perdieron alrededor de 15.6 millones y en 2005 8. si bien incluye los mismos parámetros que los utilizados para el cálculo de los APMP. habida cuenta de que dicha información no incluye datos de la medicina privada que en México atiende a una proporción considerable de las necesidades de salud. desagregados por edad y sexo. específicos para cada problema de salud: a) el número de casos nuevos (incidencia) que ocurren en el año. No obstante. c) Al separar por grandes grupos de causas. realizadas en ejercicios anteriores de esti- En México. 146 por cada 1 000 habitantes. este cambio tan drástico en la relación entre muerte prematura y discapacidad se explica por tres razones: a) Los AVD se incrementan de manera importante en términos absolutos y relativos.El peso de la enfermedad crónica en México: retos y desafíos ante la creciente epidemia Simposio XIII grupos I y II de la lista GBD. es decir. hipertensión y depresión de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2005.2 millones de AVISA. Se obtuvieron prevalencias de desnutrición. b) la duración promedio de la enfermedad y/o de la secuela. Para este informe se aplicaron algoritmos de redistribución de los códigos basura descritos arriba. y padecimientos perinatales como la asfixia y el trauma al nacimiento. para el cual se desea conocer la carga de la enfermedad. Se revisaron los reportes rutinarios de casos nuevos de enfermedades que elaboran las instituciones del Sistema Nacional de Salud. la contribución de las muertes prematuras era más grande que la relacionada con discapacidad. Lo habitual es utilizar como expectativa de vida al momento de la defunción el correspondiente a la tabla de Coale y Demeney modelo Oeste. En lo referente a México. Cálculo de los AVISA Resultados El cálculo de los años perdidos por muerte prematura (APMP) es relativamente simple una vez que se cuenta con los tabulados de mortalidad por causa. se realizó una búsqueda bibliográfica sistematizada y se recuperaron artículos clínicos y epidemiológicos sobre la frecuencia y curso de más de 20 problemas de salud. El cálculo de los AVD. ya que se requiere especificar tres componentes adicionales. Este resultado es relevante pues en un estudio similar llevado cabo hace 10 años la relación entre APMP y AVD era en sentido opuesto: 57% por APMP y 43% por AVD. determinantes de que una proporción de muertes esté atribuida a códigos inespecíficos o basura. entre los que se encontraban problemas neuropsiquiátricos como el trastorno bipolar y el estrés postraumático y los trastornos del sueño. en promedio. de los 7 millones de APMP. 51% proviene de los hombres y 49% de las mujeres. y las estimaciones de incidencia y duración promedio de la enfermedad para la región latinoamericana generadas por la OMS. durante 2005. En 1994 se estimaron 5. transita un caso de la enfermedad a lo largo de su vida.2 millones de AVD. anemia. padecimientos infecciosos como la infección por clamidia y la hepatitis.

Las zonas de mayor rezago presentan una razón de 195.0 160.6 por mil y de 156. el exceso en el riesgo de perder un AVISA en los hombres no es similar en todos los grupos de edad. la diferencia es mayor. En las zonas más pobres. Mientras que en 1994 este grupo de causas concentraba 48% del total (6.0 200.7 millones. región y grupo de edad (antes de los 60 años). edición especial. resulta que la proporción que sigue en las mujeres es diferente a la que sigue en los hombres. con 10.El peso de la enfermedad crónica en México: retos y desafíos ante la creciente epidemia Simposio XIII fermedades no transmisibles. la diferencia aumenta conforme lo hace la edad hasta los 60 años. 49.0 Muy alta Alta Hombres Media Baja Muy baja Mujeres Figura 1. independientemente del lugar de residencia. México 2005 E286 relacionan con enfermedades no transmisibles y el resto se distribuye más o menos de manera homogénea. se observa que los diferenciales en el riesgo de perder un AVISA entre mujeres y hombres disminuye en la medida que disminuye la marginación. La tasa de AVISA perdidos en las mujeres es de 130 por 1 000 y en hombres es de 163 por 1 000. En promedio. en cambio. una tendencia decreciente en la tasa de AVISA perdidos que se sostiene conforme la marginación es menor. en las áreas de menor marginación. según el nivel de marginación. la razón de AVISA perdidos es de 123 por mil habitantes. en cambio. Con la finalidad de establecer cuáles son los principales problemas de salud en México.0 40. Este cambio en la tendencia se explica en gran medida por la concentración de la mortalidad en las mujeres de sesenta años y por la concentración de AVISA en los padecimientos no transmisibles. Al analizar la pérdida de AVISA por grandes grupos de causas y sexo. con más salud pública de méxico / vol.2 millones). En números absolutos. Mientras que los niños menores de quince años presentan un riesgo 1.0 0. las causas más comunes son la depresión y la diabetes. los hombres tienen un riesgo 1. respectivamente. que son generadores de AVD. A partir de los sesenta años.0 80. la pérdida de AVISA en los hombres es sólo 20% mayor que en las mujeres.0 120. en donde la tendencia se invierte. En él.25 a favor de los hombres.2 veces mayor. pero se mantiene la tendencia por grupos de edad. dos terceras partes de las pérdidas se 240. En la figura 2 se muestra que. los hombres pierden cuatro. lo que deja a las transmisibles. el predominio de las enfermedades no transmisibles es aún mayor (77%). Cuando se realiza un análisis similar por niveles de marginación.5 veces.6 por mil. las zonas de mayor marginación contribuyen con 40% al peso nacional de la enfermedad. los adultos de 15 a 44 exceden en riesgo a las mujeres en 1. La mayor pérdida de AVISA se presenta en el sexo masculino. AVISA perdidos por sexo y nivel de marginación. el riesgo de perder un AVISA es similar y después de los setenta años las mujeres presentan mayor riesgo que los hombres. las de nutrición y las de reproducción con 17% (grupo I). el exceso de riesgo es de 1. El exceso de AVISA perdidos por el sexo masculino con respecto del femenino varía entre 15 y 30%. para los grupos de enfermedades I y II. En promedio. en los hombres. en 2005 determinó 70% del total. Sin embargo. se presenta el cuadro I. En cambio.25 veces mayor que las mujeres. Como se aprecia en la figura 3. no así en otras regiones del país. se ordenan las diez principales causas de AVISA perdidos tanto para mujeres como para hombres. XII congreso de investigación en salud pública . En las mujeres. para las mujeres. La diferencia de la distribución por sexo se da sobre todo en el área de las lesiones accidentales e intencionales (grupo III): por cada AVISA que pierde una mujer a causa de lesión.

5 6.2 8.9 CAUSA Afecciones originadas en el periodo perinatal Cirrosis y otras enf.2 2. reproducción y nutrición Lesiones accidentales e intencionales Figura 2. osteoartritis.0 0a4 5 a 14 15 a 29 30 a 44 45 a 59 60 a 69 70 a 79 80 y más Hombres Mujeres Figura 3. las mujeres presentan dentro de sus principales problemas de salud las cataratas.0 500. isquémicas del corazón Osteoartritis Cataratas Enf. Principales causas de AVISA perdidos por sexo.1 4.5 4.3 2. cerebrovascular Demencia y enf. A diferencia de los hombres.8 4. AVISA perdidos por sexo y grandes grupos de causas.6 4.3 2. 2005.0 100. el uso de alcohol. 49.0 200.5 2. México 2005 de 6% cada una de ellas. En cambio. México 2005 MUJERES CAUSA Depresión unipolar mayor Diabetes mellitus Afecciones originadas en el periodo perinatal Anomalías congénitas Enf. demencia y enfermedad de Alzheimer y el asma.3 5.0 300.6 4.0 6. XII congreso de investigación en salud pública E287 . 600. El peso de la Enfermedad de las Mujeres en México.0 0. Secretaría de Salud. Alzheimer Asma Total (millones) H OMBRES % 6.0 3. los accidentes de vehículos de motor y las agresiones y homicidios definen su perfil. crónicas del hígado Uso de alcohol Agresiones (homicidios) Accidentes de vehículos de motor (tránsito) Diabetes mellitus Anomalías congénitas Enfermedades isquémicas del corazón Depresión unipolar mayor Peatón lesionado en AVM Total (millones) % 5.9 5. salud pública de méxico / vol.4 Fuente: Dirección General de Información en Salud.6 2. en los hombres la cirrosis.8 2.2 2.1 2.3 4. edición especial.El peso de la enfermedad crónica en México: retos y desafíos ante la creciente epidemia Simposio XIII Mujeres (45%) 17% Hombres (55%) 6% 16% 19% 65% 77% No transmisibles Transmisibles.0 400. AVISA perdidos por sexo y edad. México 2005 Cuadro I.