Manuel Pardo y Lavalle (1872-1876) Político Limeño nacido en 1834, fundo el 1871, el Partido Civilista, elegido Presidente

Constitucional se hizo cargo del poder el 02 de Agosto de 1872, fue el primer ciudadano civil que realizó una política económica de reajuste, descentralizó el sistema Fiscal. Firmó el convenio Alianza Defensiva con la República de Bolivia, realizó un Censo Nacional, promulgó la Ley Orgánica de Municipalidades, el Reglamento General de Instrucción Pública. Organizó la Guardia Nacional y restableció la Escuela Militar. Al cumplir su mandato Constitucional, entregó el mando a su sucesor elegido General Prado. Murió asesinado en 1878 al ingresar al Palacio Legislativo donde era Presidente del Senado.

América Latina y el mundo en la Guerra del Pacífico La Guerra del Pacífico tuvo amplias repercusiones en América Latina y en el mundo entero. El choque de las tres naciones beligerantes despertó la atención del resto de Latinoamérica, Estados Unidos y las grandes potencias europeas, aunque por razones muy distintas. En el caso del contexto latinoamericano, la guerra despertó profundas simpatías a favor del Perú, en especial en naciones como Colombia, que facilitó el tránsito de pertrechos y armamento encargados por Lima a Europa a través del istmo de Panamá (en ese entonces parte de Colombia). También Argentina expresó amplio apoyo a Perú, e incluso sectores de la sociedad y la opinión pública bonaerense manifestaron su deseo de unirse a la nación peruana en su guerra contra Chile. Por su parte, durante todo el conflicto el Imperio del Brasil desarrolló una prudente y activa diplomacia para evitar la propagación de la lucha a otras naciones y frustró los intentos del gobierno argentino para desarrollar una mediación entre los beligerantes. Estados Unidos, por su parte, manifestó su preocupación por el estallido del conflicto, no solo por el enfrentamiento entre las tres naciones, sino por el riesgo de que esto desencadenase la intervención violenta de las grandes potencias europeas, sobre todo por la presencia de ricos yacimientos de salitre y guano en la zona donde se libraba la guerra. Debe agregarse, además, el interés posterior de ciertos sectores estadounidenses en apropiarse de la riqueza salitrera mediante una intervención armada. Esta tendencia se vió representada en la actuación del secretario de estado norteamericano James G. Blaine, y en su patrocinio a la misión de Stephen A. Hurlbut a Lima entre 1881 y 1882. Los países europeos, por su parte, se manifestaron divididos ante el conflicto. Francia e Italia exteriorizaron su voluntad de intervenir activamente en la disputa, mientras que Inglaterra se mantuvo en un rol más pasivo. Alemania, por su parte, manifestó su apoyo a Chile, en especial luego del inicio de una acción conjunta franco-italiana contra las cláusulas del tratado de paz chilenoperuano en Ancón.

Tratado de Alianza Defensiva Perú–Bolivia Artículo principal: Tratado de Alianza Defensiva Perú–Bolivia El Pacto Secreto Perú-Bolivia fue un documento que suscribieron ambos gobiernos, en 1873, dada la coyuntura que se presentó por esos años entre Bolivia y Chile, que finalizó con la firma del Tratado de 1874; Perú, en lugar de derogar dicho pacto secreto, lo olvidó y archivó. Es el texto del Tratado Secreto Defensivo entre Bolivia y Perú, que Chile tomó como fundamento para declarar la guerra a Perú y el documento de partida para el análisis de los antecedentes de la guerra.