You are on page 1of 2

Montevideo, 30 de junio de 2015

Propuesta para la inclusión del aprendizaje a lo largo de toda la vida en el
documento final de la Tercer Conferencia Internacional sobre la
Financiación para el Desarrollo
a realizarse en Addis Ababa, Etiopía, en julio de 2015

El Consejo Internacional para la Educación de Personas Adultas (ICAE, por sus siglas en
inglés) acoge la versión preliminar del documento final de la Tercer Conferencia
Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo a realizarse en Addis Ababa del 13 al
16 de julio de 2015. Sin embargo, en su calidad de red global con un mandato específico para
realizar acciones de incidencia por la Educación de Personas Jóvenes y Adultas como
derecho humano universal, el ICAE desea expresar la preocupación de más de cien
organizaciones miembro y asociadas ante la omisión de incluir el aprendizaje a lo largo de
toda la vida y la educación de personas jóvenes y adultas en la versión preliminar del
documento final. Consideramos que esto constituye un retroceso luego de los esfuerzos y los
logros alcanzados en Muscat, Monterrey e Incheon.
La alfabetización de las personas jóvenes y adultas, las capacidades para la vida y el trabajo y
la promoción de oportunidades para el aprendizaje a lo largo de toda la vida son aspectos
integrales al Objetivo de Desarrollo Sostenible n° 4 y a la Declaración del Foro Mundial de
Educación (Incheon, República de Corea) que fue adoptada por más de 100 gobiernos,
apelando a una educación de calidad, equitativa e inclusiva así como un aprendizaje a lo largo
de toda la vida para todos y todas, reconociendo el rol fundamental que tiene la educación en
impulsar el desarrollo y en el cumplimiento del resto de los ODS. En Incheon, los gobiernos
se comprometieron, con un sentido de urgencia, a una única y renovada agenda de educación
que es holística, ambiciosa, con grandes aspiraciones, sin que nadie quede atrás. Sin embargo,
la versión preliminar del Documento Final de la Conferencia sobre la Financiación para el
Desarrollo no expresa un compromiso de apoyo financiero para toda la agenda del SDG n°4,
con una evidente falta de compromiso hacia la alfabetización y la educación de las personas
jóvenes y dejando en el olvido las necesidades de aprendizaje de las personas jóvenes y
adultas.
Una agenda global ambiciosa y transformadora que supuestamente debe abordar los desafíos
del desarrollo sostenible, debe sustentarse en medios de implementación que sean igualmente
ambiciosos y creíbles, y debe contar con recursos. Sin ellos corremos los siguientes riesgos:
- Que no se cumpla el ODS n°4: “Garantizar una educación de calidad, equitativa e
inclusiva y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida para todos
y todas”;

- Que laa comunidad global no logre abordar el desafío del analfabetismo de las personas
jóvenes y adultas, habiendo alrededor de 800 millones de personas jóvenes y adultas (en su
mayoría mujeres) a quienes se les niega el derecho a la educación
educación.
- Esto significaría desaprovechar el gran potencial que tiene el aprendizaje de las personas
jóvenes y adultas para la erradicación de la pobreza, para ppromover la salud y el bienestar en
general, para garantizar el empleo y el trabajo decente, y para promover la ciudadanía global
y el desarrollo sostenible.
- Esto podría perjudicar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en su
totalidad. Muy pocos, o ninguno, de los amplios objetivos de des
desarrollo podrán alcanzarse
sin la educación, el aprendizaje a lo largo de toda la vida y la participación de las personas
jóvenes y adultas, en particular las mujeres, en el aprendizaje de nuevos conocimientos,
nuevas capacidades y nuevos enfoques.
Por lo tanto el Párrafo 78 debe coincidir con la declaración de Incheon y otros documentos
relacionados, centrándose no sólo en la educación de niños y niñas sino también en el
aprendizaje a lo largo de toda la vida para todos y todas. Esta es nuestra propuesta:
propuesta
“Reconocemos la importancia que tiene poder brindar una educación de calidad para todos
los niños y niñas y las personas jóvenes, garantizar la alfabetización universal de las
personas adultas, y la educación y el aprendizaje a lo largo de toda la vida como elemento
fundamental para asegurar la sostenibilidad del desarrollo a largo plazo. Esto requiere que
los esfuerzos lleguen a los grupos más vulnerables de niños y niñas, personas jóvenes y
adultas (especialmente mujeres)
jeres) en estados más frágiles y afectados por el conflicto. Por lo
tanto hacemos un llamado para que la Alianza Mundial para la Educación se fortalezca e
intensifique sus esfuerzos para garantizar que los niños y las niñas puedan completar una
educación gratuita, equitativa y de calidad en la primera infancia así como a nivel primario
y secundario, la alfabetización de personas adultas y una segunda oportunidad educativa
para niños y niñas, personas jóvenes y adultas, que conduzca a resultados educativos
apropiados y efectivos. Para asegurar un desarrollo sostenible, nadie debe quedar atrás; por
lo tanto hacemos una llamado a la Alianza Mundial para la Educación para que promueva
la educación de las personas jóvenes y adultas, y especialmente de los grupos marginados y
subrepresentados, reconociendo que el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo depende
de la participación activa e informada de las personas jóvenes y adultas. Acordamos
mejorar los centros educativos así como aumentar el porcentaje de m
maestros
aestros y maestras
calificados/as y de educadores y educadoras de personas adultas en los países en vías de
desarrollo, inclusive
sive a través de la cooperación internacional.”
En nombre de las organizaciones
ganizaciones asociadas y organizaciones miembro del ICAE,

Katarina Popović
Secretaria General del ICAE

Sandra L. Morrison
Presidenta del ICAE