You are on page 1of 5

Escuela de Ciencia Política

Universidad Fermín Toro
Barquisimeto, Estado Lara
Porras, Soveida
Julio del 2015

LA LEY ORGANICA PARA LA PROTECCION DE NIÑOS, NIÑAS Y
ADOLESCENTES
LOPNA

Todo niño, niña y adolescente de Venezuela se ha considerado sujetos
importantes para el Estado y la sociedad, por esta razó, el origen de La
Ley Orgánica Para La Protección De Niños, Niñas Y Adolescentes se
remota a la aprobación de la Convención Internacional sobre los
Derechos del niño, de fecha 20 de noviembre de 1989, cuyo objeto
principal fue transformar las necesidades en derechos. Con el paso del
tiempo, se le ha dado significación a la satisfacción de las necesidades
más importantes para los niños, niñas y adolescentes, puesto que, son
seres humanos indefensos y requieren de protección, atención y cuidado
constante. El Estado como ente encargado de velar por el buen
funcionamiento de las relaciones sociales en la Nación, se preocupa por
estos niños, ya que, se entiende que serán el futuro de la sociedad
emergente. En Venezuela, entro en vigencia el 1 de abril de 2000 la ley
Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente, la cual, consta de
deberes

y garantías para los próximos ciudadanos activos en la

participación de asuntos públicos del Estado. Tal como se señaló con
anterioridad, la ley se basa en transformar una necesidad en un derecho,
como ejemplo de esto, la necesidad de crecer con conocimientos
intelectuales y fomentar un desarrollo integral, se le ha dado el real valor a
dicha necesidad asignándose el nombre de “derecho a la educación”.
Vemos pues, como cada uno de estos derechos son la estructura

fundamental de la Ley conocida también como la LOPNA, ya que, se
desenvuelve en el eje fundamental de la sociedad, la cual es la familia,
para promover y fortalecer una sana vida, educación y valores morales
arraigados a los principios y bases de un ciudadano integral y con ética.
Se ha verificado, que las figuras de los representantes de hogar, los
padres y madres, serán la imagen significativa para un ser humano
durante su vida, tanto las acciones como sus creencias y principios
dependerán de lo observado durante sus años de desarrollo, que con
una imagen grabada en su mente, definirán el rumbo y el rol del niño, niña
o adolescente en la sociedad cuando llegue a su mayoría de edad. Por
esta razón, la LOPNA es el regulador de los derechos y garantías, así
como los deberes y responsabilidades relacionadas con la atención y
protección de los niños, niñas y adolescente, además esta ley refuerza el
concepto de familia como célula fundamental de la sociedad. Entre los
derechos establecidos se encuentran: derecho a la vida, a la salud, a
la seguridad social, a la protección en casos de conflictos armados, a la
educación, acceso a la información, a preservar su identidad, al nombre
y nacionalidad,

a

no

ser

separado

la libertad de pensamiento, conciencia y religión,

de

sus
a

padres,

a

la recreación y

la cultura, a la protección y seguridad, a la participación libre y al
desarrollo. Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a ser
protegidos de la exposición a material pornográfico y películas o videojuegos que inciten a la violencia; así como la venta de licores y cigarrillos
que inducen al vicio. Aquellos comercios que violen este derecho serán
sancionados, tal como lo establece la LOPNA. Observemos que, cada
uno de estos derechos responde a una necesidad vital para el ser
humano, pero también protege su bienestar evitando daños irremediables
a futuro. Hoy en día, vemos como el bullying, término que hace referencia
al acoso infantil presente en instituciones educativas y lugares públicos
contra los niños, ha sido el causante principal de la violación a los
derechos infantiles y de los adolescentes, creando en ellos una

percepción negativa y de rechazo hacia la sociedad, puesto que, el ser
humano nace con el instinto de apartar o rechazar la humillación,
violencia o injusticia que arremete contra su bienestar, Nicholas Wright,
(1940) afirma que: “la mente dispone de un instinto natural para rechazar
la injusticia y la humillación que se deriva de ella” (p. s/n). Este es el
motivo por el cual, la violencia infantil se incrementa, a mayor violencia,
más grande será la respuesta de la otra parte, desplazando el conjunto de
normas que se establecen en la LOPNA. Todo niño, niña y adolescente,
tiene también responsabilidades hacia la familia, y el Estado, como sujeto
activo de la Nación, debe: honrar, respetar y obedecer a sus padres,
representantes o responsable, siempre y cuando sus órdenes no violen
los derechos y garantías de los niños; respetar los derechos y garantías
de las demás personas; cumplir sus obligaciones en materia de
educación; honrar a la Patria y sus símbolos; y cualquier otro deber que
sea establecido en la ley. Por otra parte, es importante señalar, que nada
de esto sería posible si la LOPNA no trabaja en conjunto con el Estado,
por esto a través del funcionamiento de órganos, entidades y servicios
que formulan, coordinan, integran, orientan, supervisan, evalúan y
controlan las políticas, programas y acciones de interés público para la
protección debida a los niños, niñas y adolescentes para alcanzar un
máximo nivel de desarrollo, se crea “el sistema de protección del niño y
del adolescente”. Evidentemente, esta Ley se ha hecho presente para
evitar el acrecentamiento de la violencia infantil y así, formar venezolanos
con principios morales y éticos, que le ayudaran a cultivar una sociedad
modelo, pues sin duda, el futuro de una Nación radica, en la generación
del futuro, así como también, evita la formación de familias disfuncionales
que son las causantes de muchas violencias y conductas asociales.
Tenemos pues, otros aspectos que contempla la LOPNA, como lo es:
Autorización para viajar dentro y fuera del país, intervención judicial,
Patria

potestad,

que

comprende,

la

guarda,

la

representación

y administración de los bienes de los hijos sometidos a ella y la obligación

alimentaria, donde el susto de calzado, vestido y alimentación será la
obligación de los padres o representantes del menor. Si bien es cierto,
que toda la Ley comprende normas solo para personas que no tienen su
mayoría de edad, por tal razón, cuando este adolescente haya cumplido
diecinueve años, ya es responsabilidad única de la persona de regirse
por lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela. Finalmente, estas disposiciones y reglamentos legales tienen
el efecto de determinar la conducta y comportamiento de los niños, niños
y adolescentes en la sociedad, asimismo, pueden acudir a entidades de
los estados que se encuentre para exponer algún caso de violencia o
situación alguna que perjudique su bienestar social, ya que, en sus manos
estará la solución del mismo, para no permitir el incremento de
irresponsabilidades en las familias venezolanas. Resulta evidente que, a
medida que en la sociedad los valores son reforzados y las familias son
educadas, más que todas aquellas que se encuentran excluidas de un
derecho vital como la educación, las relaciones sociales tienden a
mejorar, permitiendo el desarrollo eficaz de un Estado de derecho.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Banjanin Milena. La Ley Orgánica para la Protección del Niño y
Adolescente.

Venezuela.

Página

disponible

en:

http://www.monografias.com/trabajos15/lopna-venezuela/lopnavenezuela.shtml

Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente. (1998,
Octubre

2)

[Trascripción

en

Disponible: http://comunidad.vlex.com/pantin/nino.html [Consulta:
Enero

línea].
2004,
05].