You are on page 1of 1

Colecciones El Comercio

A22. el comercio

miércoles 8 de julio del 2015

@elcomercio

elcomercio.pe

posdata
heiner aparicio

Álvaro ‘Lessness’
Podestá Cuadros

(51) 947-031-286

abelardo
sánchez león

Escritor y director de “El Gallito”

Nací en Lima en 1967. Soy del
distrito del Rímac, ahí estudié
en el Instituto Experimental
N° 8. Soy el quinto de siete
hermanos, todos son
arequipeños menos yo y una
hermana. El quincenario
“El Gallito” cumple 17 años
en diciembre próximo y ya
tiene 402 ediciones. A los
22 años me fui a Alemania a
trabajar de ilegal, ahora me
gano la vida escribiendo. Soy
hincha de Sporting Cristal.
Mi hijo se llama Ismael, tiene
13 años. Publiqué el libro de
cuentos “Relatos ilegales”.
Si un colegio quiere recibir
los boletines de arte, puede
contactarme al 054-265602 o
al 95920-0724.

ecos
de la copa
“Un comentario reiterativo llama la atención:
‘Nadie daba nada por este equipo, pocos
creían en nosotros’”.

M

“Se cree que la cultura
tiene que venir de un tipo
con terno y solemne”
jorge malpartida

El creador de “El Gallito” desde
hace tres meses reparte en los colegios de Arequipa boletines educativos en los que se cuenta la vida
y obra de pintores universales.
Este proyecto forma parte de una
campaña para despertar la curiosidad de los escolares por el arte.

—¿Esta iniciativa es una forma de
contrarrestar el influjo de la denominada TV basura?

No es una campaña, específicamente, contra la TV basura, pero sí nace
a partir del contexto en el que vivimos. Hemos llegado a un punto en
el que algunos contenidos en señal
abierta ya son inaceptables. Cuando
empecé a ver que existían programas concurso o ‘realities’ en los que
l escritor Álvaro ‘Lessness’ se hacía apología a la brutalidad y
Podestá Cuadros está
la ignorancia, me preocupé. Hace
convencido de que la cultiempo que tenía en mente este protura no tiene por qué ser
yecto de los boletines, pero decidí
aburrida. Por eso, hace 17 imprimirlos cuando constaté que en
años publica en Arequipa el perióla TV aparecía gente que se enorgudico satírico “El Gallito”, en donde
llecía de ser bruta.
—¿Le preocupaba la influencia noanaliza con picardía los aconteciciva de estos programas?
mientos del país. Hace tres meses
elaboró una serie de boletines de ar- Sí, es tan fuerte su influjo que hasta
te para escolares que reparte gratui- un par de menores se han inyectatamente en los colegios. En este ma- do petróleo para tener los músculos
como uno de los participantes
terial cuenta a todo color y con
de “Esto es guerra”. ¡Imatoques de humor la vida y
-gínate qué otros casos
obra de pintores univeren
arequipa
pueden aparecer! No
sales como Leonardo
-quiero que los jóvenes
da Vinci, Vincent van
Ya repartió cerca de piensen que el éxito
Gogh, Salvador Dalí...
19 mil boletines en
—¿Con este material
en la vida viene gracolegios, institutos
didáctico quería llecias a no estudiar.
y centros de
—Busca generar el
nar un vacío en el cuidiomas.
efecto contrario…
rrículo escolar?
A mí me consta que en el
Yo estoy convencido de
currículo de los colegios nacioque si le das cultura a un niño va
nales y privados no se incluye la ena inclinarse a ser otro tipo de persoseñanza de arte y temas culturales.
na. Por ejemplo, cuando quiere proSon los temas olvidados en las clatestar y expresar su disconformidad
ses. Entonces, me propuse elaborar
con algo, no te va a pintar poemas
un producto con un buen contenido huachafos en las paredes o va a quey con el que se pudieran enganchar
rer sacar los adoquines del piso. Enrápidamente.
contrará maneras más inteligentes

E

de hacerse escuchar.
—¿Ha preferido elaborar estos
boletines en vez de organizar una
marcha contra la TV basura?
He visto los resultados de las marchas y movilizaciones y son una cosa
del momento. Al final las palabras se
las lleva el viento. Habla un fulano,
otro fulano más y después todos dejan un reguero de basura en la calle.
Protestan contra la contaminación y
ensucian la ciudad con los vasitos de
helado que les vendió un ambulante mientras marchaban. Yo prefiero
llevar directamente la cultura a los
escolares, entregárselas en sus manos y decirles que estos artistas existieron y merecen que los conozcan.
—¿Por qué optó por difundir primero las obras de pintores?

Yo estoy convencido de que
si le das cultura a un niño
va a inclinarse a ser otro
tipo de persona”.

Cuando vi que existían
programas concurso
que hacían apología a la
brutalidad y la ignorancia,
me preocupé”.

No hay mejor forma de despertar la
curiosidad de los escolares que con
las imágenes de maestros de la pintura. Si me asocio con Leonardo da
Vinci, Van Gogh, Renoir y Dalí, no
tengo pierde. Cuando voy a los colegios, los jóvenes abren los ejemplares y se quedan prendados con
los cuadros. Es cierto que no van a
aprender todo sobre ese pintor con
mis textos, pero ya los he motivado
a que investiguen por su cuenta. Me
gano la simpatía de los chibolos porque los acerco a artistas medio locos,
tocados de la mente, pero también
apasionados. Son hombres que han
tenido episodios trágicos, pero al final han seguido sus vocaciones con
entera libertad. Les hablo de Van
Gogh, que en vida no vendió sus cuadros, pero que ahora su obra vale millones de dólares. O de Renoir, que
sufría de artritis pero aun así siguió
pintando con el pincel amarrado a
la mano.
—¿Quiere cambiar el paradigma de
que los escolares se aburren si les
enseña arte?
Existe el prejuicio de que la cultura
tiene que venir de un tipo con terno
y que habla solemnemente. A mí la
solemnidad no me gusta, por eso no
voy a esos foros y exposiciones de
arte en donde más circula el coctel y
no el pincel [sonríe]. Se subestima a
los niños, pero tú puedes atraerlos al
arte a través de un lenguaje simple y
fresco, que sea cercano a ellos. Yo me
valgo del humor y mi intuición.
—¿Cuáles han sido los resultados
de estos primeros tres meses?
Ya repartí cerca de 19 mil boletines
en colegios, institutos y centros de
idiomas. Pero aún me quedo corto,
ya que este año quiero sacar siete boletines de pintores. Puede parecer
que estoy llegando a mucha gente
porque saco tirajes de 5.000 o 6.000
ejemplares, pero la población escolar de Arequipa tiene más de 300
mil personas. Creo que si alguien
con más posibilidades económicas
se alía conmigo, podemos hacer un
cambio realmente grande.

e permito, en mi condición de
aficionado, hacer algunas reflexiones sobre la Copa América y la participación del Perú.
1) La expulsión de Carlos
Zambrano fue la nube negra de una gran
campaña, y lo fue porque nuestro defensa
es reiterativo en ese tipo de faltas. Sin duda,
fue provocado por Arturo Vidal en los primeros minutos, cuando lo busca y logra su
cometido: sacar de sus casillas a un fosforito
como Zambrano. ¿Los chilenos lo sabían?
Claro que sí. La acción fue planificada como el foul del argentino Camino a Navarro
en 1985; esa falta artera, recordémoslo, fue
la venganza ante el trabajo sucio de Reyna contra Maradona en Lima. Luego vino
la tarjeta a raíz de un tropezón con Alexis y,
por último, su expulsión. Todo esto en 20
minutos de juego. Ricardo Gareca lo pudo
sacar, como hizo Didí en 1970, cuando cambió, antes de los 20 minutos, a Eloy Campos
por el ‘Muerto’ González.
2) Un comentario reiterativo llama la
atención: “Nadie daba nada por este equipo, pocos creían en nosotros”. Lo dijo el
portero Gallese, entre otros. Los peruanos
somos pesimistas y muy autocríticos, quizá
demasiado, y no había razón para creer en
esta selección. Ricardo Gareca llegó a último minuto, los ‘Cuatro Fantásticos’ estaban
más cansados que hace algunos años, no
había un trabajo planificado. Pero debemos
reconocer que ese comentario también intenta invalidar cualquier crítica: como no
creíamos, como éramos desconfiados en
relación con su rendimiento, y como han
tenido un buen desempeño en la Copa, no
estamos en capacidad de juzgar a ningún jugador y, menos aún, a Carlos Zambrano. ¡Si
no creías, qué criticas!
3) Dos anécdotas: el accidente automovilístico de Arturo Vidal relativiza la disciplina
de los carabineros, asumidos como ejemplo
en toda América Latina. Los carabineros se
comportaron como unos negociadores ante
tremenda falta. No olvidemos que Chile rompió una honorable tradición constitucional el
11 de setiembre de 1973 y que ha vivido bajo
una dictadura tremenda por más de quince
años. El entrenador de Chile fue pragmático
al otorgar su perdón, pero estaba respaldado
por una decisión que venía de arriba. La segunda anécdota: el dedo del defensa chileno
Gonzalo Jara a Edison Cavani fue tan grave,
o más, que el mordisco de Luis Suárez en el
Mundial de Brasil. Jara recibe dos fechas y
Suárez seis; Jara, con premeditación y alevosía, fingió luego una agresión. Debemos reconocer que Chile estuvo a la altura, pero con
serias irregularidades a su favor: un penal
regalado contra Ecuador, un gol en posición
adelantada contra Perú, dos expulsiones
uruguayas injustas. No puedo hablar solo de
fútbol. Si el fútbol apasiona tanto es porque
nada de la vida le resulta ajeno.
Lea mañana en Posdata a
- Pedro Canelo -