You are on page 1of 11

1

REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA
PARAFILIAS
Josefina Ankara Illanes Muñoz 1
Dr. Cristian Isamit 2

1
2

Estudiante Medicina. Bachiller en Ciencias de la Salud. Universidad Mayor Sede Temuco.
Médico Psiquiatra. Coordinador Asignatura Psiquiatría. Facultad Medicina. Universidad Mayor Temuco

por lo tanto. Estos comportamientos en general incluyen objetos.2 RESUMEN Las parafilias son generalmente definidas como un desorden psicosexual que tiene como síntoma eje un impedimento sobre el dominio de la funcionalidad resultante por un impulso sexual intenso y recurrente. fantasioso o real. Dentro de los parámetros de diagnóstico clínico debemos considerar. que los patrones de excitación desviados son acompañados por malestar clínicamente significativo o deterioro. actividades o sujetos inusuales. .

impulsos o comportamientos sexuales que involucran a un objeto no humano y / o causan sufrimiento. dichas actividades se denominaban “perversiones sexuales”. (APA. pero el término fue sustituido debido al juicio de valor implícito en la palabra “perversión”. humillación o daño sobre sí mismo o sobre terceros. 1999). (Beech y Harkins. “para” que significa “a un lado de” y “filia” que corresponde a amigo o amante. que supone la excitación sexual por medio de objetos. patológicas y frecuentemente asociales (Colombino.3 INTRODUCCIÓN Concepto acuñado a fines del siglo XX. 2012) son actividades sexuales anómalas. 1999) (Bradford 2014) Corresponde a un patrón de conducta sexual. Viene del griego. (Colombino. De forma más específica el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales cuarta edición tratado revisión (DSM IV TR) define el concepto “Parafilia” como: un conglomerado de fantasías. 2013). (Colombino. Antiguamente. 2000) . 1999) que interfieren de forma negativa en la persona y su entorno social (APA. situaciones o individuos no consentidas que están fuera de de la gama de intereses sexuales habituales.

2012) Quienes padecen de Desordenes parafílicos pueden también llevar a cabo conductas sexuales normales. raramente los individuos parafílicos consultan por estas causas. 2004) También hay múltiples revisiones que concluyen que existe relación con la reincidencia en el caso de éstos. (Dunsieth et al. ambos comportamientos pueden existir de forma concomitante. la posibilidad de dificultades neurohormonales y una predisposición genética ha sido explorada. 2014) Afecta a todos los grupos étnicos y socioeconómicos.4 ASPECTOS GENERALES EPIDEMIOLOGÍA Es difícil estimar la prevalencia de este tipo de afecciones debido principalmente a 2 razones: en primer lugar estos comportamientos se producen en un número relativamente pequeño de individuos. 2012). por lo general este tipo de intereses comienzan en la adolescencia. . 2014). Esto es coincidente con el despertar sexual de la gran mayoría de la población. (Beech y Harkins. Sin embargo. (Jimenez R. por lo que. 2014) (Beech y Harkins. La mayoría de las desviaciones sexuales son consideradas como conducta sexual problemática y a menudo implican a personas que no consienten el acto. ETIOLOGÍA Aunque la etiología de la parafilias no se entiende. lo que sugiere que no son construcciones sociales (Beech y Harkins. lo que significa que se vuelve de naturaleza criminal. (BRADFORD. como son conductas que se desvían de lo habitual. (Bradford. y segundo. manteniendo así ocultas éste tipo de actividades. 2012). Desde los primeros estudios se ha dicho que quienes sufren de desórdenes parafílicos a menudo sufren de dos o más tipos de éstos. (Bradford 2014). 2012) (Bradford 2014) En cuanto a las características demográficas de las personas diagnosticadas con una parafilia con los criterios DSM. según Beech y Harkins (2012) los estudios que entregaron dichas informaciones relativas a pacientes con desordenes parafílicos normalmente se basan en muestras pequeñas o que se seleccionan de un área geográfica. En este momento. (Bradford. se desconoce la causa real de la parafilias. 2012) Además son mucho más frecuentes en el género masculino. por lo que algunos hallazgos podrían ser difíciles de generalizar. en un análisis de delincuentes sexuales masculinos condenados. (Beech y Harkins. encontró que más de la mitad (58%) padecían de algún desorden parafílico. (Beech y Harkins 2012) La prevalencia de parafilias en poblaciones penales.

2014) (Krueger. quienes siendo físicamente maduros. 7) trastorno fetichista. 4) trastorno de masoquismo sexual. 2012). Mientras que el Trastorno parafílico es una parafilia que está causando malestar o deterioro para el individuo o una parafilia cuya satisfacción ha supuesto un daño ya sea personal. Sin embargo. 2012) (First. 2014) (Beech y Harkins.5 DIAGNÓSTICO En el DSM-IV-TR. 5) trastorno de sadismo sexual. (A-ii) debe haber evidencia de un patrón de excitación (impulsos sexuales y fantasías sexuales excitantes) en respuesta a esta conducta desviada de gratificación que es recurrente e intensa durante al menos seis meses. son clasificados como: 1) trastorno voyeurista. (Beech y Harkins. o personas que no dieron su consentimiento). ha habido un cambio considerable. aparentemente inofensivas. (B) tales pensamientos. que causan malestar. 2013) Parafilia denota cualquier interés sexual intenso y persistente que no tenga relación con la estimulación genital en sí o con caricias preparatoria entre los individuos participantes. 2014) (APA. como niños. (APA 2000) (Beech y Harkins. o en terceros. tres elementos claros deben ser observadas para el diagnóstico de Parafilias: (A-i) Debe haber un modo de satisfacción sexual claramente desviado (es decir. Los criterios diagnósticos actuales siguen siendo los mismos. 6) trastorno pedófilo. según el DSM-V. 3) trastorno froterístico. los pensamientos excitantes. o comportamientos que implican actividades atípicas e involucran objetos no humanos y/o el sufrimiento de los demás. Sin embargo. y fenotípicamente normales consienten dicha actividad. este cambio podría traer consigo una mayor dependencia de los valores culturales por sobre los criterios mismos de diagnóstico. En la actualidad existe la diferenciación entre una parafilia y un trastorno parafílico. (BRADFORD. con el desarrollo del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales-Quinta edición (DSMV). impulsos. 8) trastorno transvestico. 2012) Los trastornos parafílicos. sentimientos y comportamientos deben haber causado una cantidad significativa de angustia y deterioro en el funcionamiento social / laboral o de otras áreas de funcionamiento para el individuo en cuestión. o provocan daño a los demás. sin dejar de reconocer que existen otras más graves. Los tres criterios son esenciales para el diagnóstico en DSM-IV-TR. (BRADFORD. 2012) Este cambio se justifica en el intento de catalogar desviaciones sexuales leves. . 9) trastornos parafílicos no específicos. 2014) (First. fantasías. 2) trastorno exhibicionista.

. (BRADFORD. Estos se dividen en 2 grupos. y trastorno transvestico. (BRADFORD. los trastornos de cortejo: trastorno voyeurista.6 El primer grupo de trastornos se basa en preferencias actividad anómala. 2014). trastorno froteuristico. 2014) El segundo grupo de trastornos se basa en las preferencias de destino anómalas: trastorno pedófilo. trastorno fetichista. trastorno exhibicionista. Y en trastornos algolágnico: trastorno de masoquismo sexual y trastorno de sadismo sexual.

pérdida de cabello. lo que resulta en la reducción de la hormona luteinizante. 2014) Más recientemente. (BRADFORD. sobre el tratamiento se encontró que a pesar de algunos informes de casos de una reducción de algunos comportamientos sexuales con drogas psicotrópicas. pérdida mineral ósea y problemas cardiovasculares. mostraron muy pobre evidencia de un tratamiento eficaz para los comportamientos parafílicos. trabajando de una manera similar a la castración física. sugieren también que la terapia conductual como la aversión y el reacondicionamiento muestran poca evidencia de efectividad. 2010) Aunque Thibaut et al. depende de la divulgación voluntaria. Este grupo de trabajo también desarrolló un algoritmo para el tratamiento en base a estudios basados en la evidencia. un grupo de trabajo de la Federación Mundial de Sociedades de Psiquiatría Biológica completó una revisión basada en la evidencia de la literatura completa relacionada con el tratamiento biológico de la parafilias. 2014) El tratamiento farmacológico se comenzó a desarrollar con el objetivo principal suprimir las conductas sexuales. la eficacia de los tratamientos para estas parafilias presentados no son concluyentes. Lo mismo se concluyó para los antiandrógenos. Sin embargo. y la justificación para el tratamiento de este tipo es todavía muy discutible. . que es responsable de la estimulación de la liberación de la testosterona en los testículos. La desviación de éstas incluye tanto fantasías sexuales como impulsos. lo cual fue suprimido con medicamentos. Sólo el tratamiento hormonal con liberadores de gonadotrofina mostró una alta eficacia. Mientras que la investigación en el tratamiento de otras parafilias 'no criminales' es insignificante. lo que debería ayudar en el tratamiento sistemático de las parafilias en el futuro (tabla 1). lo que es muy raro. exhibicionistas y violadores. la evidencia muestra que la relación riesgo / beneficio no favorece el uso de esas drogas. Por lo tanto. el tratamiento psicológico implicado en esta técnica es más complejo y prolongado. Por lo tanto. La forma más común de tratamiento fue psicológica y. el tratamiento conductual. estudios abiertos y retrospectivos. por lo que. (Thibaut et al. la investigación en todos los tratamientos de parafilia es opacada por los pequeños tamaños de muestra. Se desensibilizan rápidamente los receptores de hormona liberadora de gonadotropina. reporta una disminución moderada en la reincidencia de sexo infractor con la terapia cognitivo-conductual (TCC). que además se asocian con muchos efectos secundarios que incluyen: sofocos. en concreto.7 TRATAMIENTO Si se padece de 1 o más tipos de parafilias genera implicaciones directas a la hora de seleccionar el tratamiento. de corta duración del seguimiento. y su co-morbilidad asociada con otros trastornos. incluye tratamientos farmacológicos y psicológicos dentro de las poblaciones de delincuentes sexuales. En la Evaluación de 40 años (1969-2009) de Thibaut et al. la falta de controles y prejuicios. como los pedófilos. calambres en las piernas. Este tipo de enfoque requiere un programa de tratamiento específico para cada parafilia. (BRADFORD.

Algoritmo de los Tratamientos Farmacológicos en las Parafilias Nivel 1  Objetivo: control de la parafilia sexual y  La psicoterapia (terapia conductual fantasías. 200-300 mg / una reducción sustancial de la actividad día o im 200-400 mg una vez por semana sexual y el deseo o cada 2 semanas. compulsiones y conductas con de ciproterona (CPA): oral. hay un nivel de convencional y sobre el deseo sexual evidencia para otras formas de psicoterapia) Nivel 2   Objetivo: control de la parafilia sexual y  ISRS: aumentar la dosis en el mismo nivel fantasías. acetato de ciproterona 50-100 una reducción moderada de la actividad mg / día) a los ISRS (nivel D) sexual convencional y el deseo sexual 'manos sobre la' parafilias con caricias. mg / día (Nivel C) Puede ser utilizado en todos los casos leves ("manos fuera" parafilias con bajo riesgo de violencia sexual. es decir.8 Tabla 1. impacto menor en la actividad sexual fluoxetina 40-60 mg / día o paroxetina 40 convencional y sobre el deseo sexual. pero sin penetración  Fantasías sexuales parafilia sin sadismo sexual  No hay resultados satisfactorios a nivel 2 después de 4-6 semanas de ISRS a dosis Nivel 4   Objetivo: control de la parafilia sexual y  Primera opción: completa dosis de acetato fantasías. compulsiones y conductas con ejemplo. el exhibicionismo sin ningún riesgo de violación o pedofilia)  No hay resultados satisfactorios a nivel 1 Nivel 3  Objetivo: control de la parafilia sexual y  Añadir un antiandrógeno dosis baja (por fantasías. compulsiones y conductas sin cognitiva preferentemente si está impacto en la actividad sexual disponible (nivel C). compulsiones y conductas con como se prescribe en TOC (por ejemplo. o utilizar acetato de Riesgo moderado y alto de la violencia medroxiprogesterona: 50-300 mg / día si sexual (parafilias graves con caricias más CPA no está disponible (Nivel C) .

acetato La mayoría de las parafilias graves (casos de medroxiprogesterona (300-500 mg / catastróficos) semana im CPA si no está disponible) No hay resultados satisfactorios a nivel 5 además de GnRH agonistas (nivel D)  ISRS también puede añadir (No hay nivel de evidencia) (Thibaut et al.9 intrusivo con número limitado de víctimas)    Si comorbilidad con ansiedad.25 mg im cada 3 meses (nivel actividad sexual C) Alto riesgo de violencia sexual y parafilias  Niveles de testosterona mediciones se graves pueden utilizar fácilmente para controlar la Fantasías sadismo sexual y / o el observancia tratamiento con agonistas de comportamiento o la violencia física GnRH si es necesario No cumplimiento o no hay resultados  El acetato de ciproterona puede estar asociada con el tratamiento con agonistas satisfactorios a nivel 4 de la GnRH (una semana antes y durante el primer mes de GnRHa) para evitar un aumento disparado con hasta efectos y controlar el riesgo de recaída de la conducta sexual desviada asociado con el efecto aumento disparado Nivel 6    Objetivo: control de la parafilia sexual y  Use el tratamiento antiandrógeno. es decir fantasías.. acetato de ciproterona (50-200 mg / una supresión completa del deseo y la día per os o 200-400 mg una vez por actividad sexual semana o cada 2 semanas im) o. los ISRS comportamiento (si está presente: ir al podrían estar asociados con acetato de nivel 5) ciproterona Cumple paciente. si no: uso intramuscular formar o ir al nivel 5  No hay resultados satisfactorios a nivel 3 Nivel 5     Objetivo: control de la parafilia sexual y  Largo agonistas GnRH. compulsiones y conductas con decir. compulsiones y conductas con triptorelina o leuprolide acetato de 3 mg / una supresión casi completa de deseo y mes o 11. es fantasías. 2010) . depresión o No hay fantasías sadismo sexual y / o síntomas obsesivos compulsivos.

el objeto de interés sexual se presenta de modo repetitivo. A pesar de que la TCC sigue siendo la terapia más utilizada para este tipo de trastornos. Las enfermedades mentales aparecen como una interrupción morbosa dentro de un desenvolvimiento que hasta ese momento era normal. Las parafilias parecen una herida permanente que únicamente se muestran en la dimensión sexual y que. ni se pueden utilizar los mismos parámetros para explicarlas como si fuese una enfermedad mental más. además. ni hechos paradójicos atípicos aislados. mientras disminuye la posibilidad de una gratificación o satisfacción sexual. pero lo son en otras. es difícil explicarlas a través de la equivalencia con otros trastornos psicóticos o de la personalidad. ocupando cada vez un espacio mayor en la vida. Ejemplo de esto es el Froterismo. Ni se evidencian. Las que a pesar de generar un bajo número de consultas. mostrando en el individuo una o varias parafilias sin asociación con otras comorbilidades de la esfera psiquiatrica. actualmente se cuenta con nuevos tratamientos y evidencia de su posible eficacia. Ya que hay ciertas conductas que no son aceptadas en algunas sociedades. Ya cuando se presentan en sí mismas. . Corresponden más bien a alteraciones de la conducta sexual. Por otro lado la expresión de trastornos parafílicos también tiene algunas dimensiones culturales. como por ejemplo la pedofilia y sus consecuencias sociales.10 CONCLUSIONES Los trastornos parafílicos no son sólo estados transitorios ligados al desarrollo sexual. las cuales acompañaran al individuo a lo largo de toda su vida. En este tipo de conductas desviadas. no suelen ser percibidas como enfermedad por quien las padece. mientras que en algunas culturas europeas podría serlo. que no es aceptable en la cultura norteamericana. Siendo algunos estudios categóricos en la recomendación del uso de Terapia hormonal liberadora de gonadotrofinas. generan que sea un tema en el cual es de suma importancia su diagnóstico y tratamiento. debido a las potenciales consecuencias sociales que la mayoría de ellas pudiesen traer. se muestra a la persona como en una crisis de dependencia en relación con una droga. Es decir.

Año 13. (2013). First M. Revista Argentina de Sexualidad Humana. Beech A. 8. . N° 1. 2013. 65: pp. Washington DC: APA. 2000. American Psychiatric Association (APA). 6. American Psychiatric Association (APA). World J Biol Psychiatry 2010. (2012). Journal Academy Psychiatry Law 42: 191201. Harkins L. (2012). 7-35. Aggression and Violent Behavior. Gordon H. Washington DC: APA. Issue 2. 2014. “Diagnostic and statistical manual of mental disorders DSM-5”. “Puesta al día: Parafilias”. Volume 17. Bradford J. “JMW: The World Federation of Societies of Biological Psychiatry (WFSBP) guidelines for the biological treatment of paraphilias”. J Psychiatry Relat Sci 49: N° 4 2012. “Psychiatric and legal features of 113 men convicted of sexual offenses”. Brusman-Lovins L. (2010). The Journal of Clinical Psychiatry 2004. La Barra F de. (2000). “Diagnostic and statistical manual of mental disorders DSM-IV-TR”. et al. Psychiatric Clinics of North America. Dunsieth N. (2014). (2004). 1999. 11:604-55. Pages xi-xv 3. “DSM-IV Paraphilia: Descriptions. 2014-06-01. 7. Bradford. Kaplan M. demographics and treatment interventions”. Krueger R. (1999). Volume 37. Holcomb J. Ahmed A.“The Natural History of the Paraphilias”. 2012-11-01. Thibaut F. Welge J. “DSM-5 and Paraphilic Disorders”. Colombino A. 293-300 5. 9. Nelson E. Cosyns P. Pages 527-539 4. “Paraphilic Diagnoses in DSM 5”. Beckman D.11 BIBLIOGRAFÍA 1. 2. Issue 6. (2014).