La Biblia frente a Halloween

Amigos y hermanos: En realidad me quería mantener al margen del todo lo relacionado con halloween, porque me parece que cada vez que se le trata le vamos dando más publicidad y fama que la que se merece. Tengo un hijo pequeño, de seis años y de una u otra forma se ve influenciado por su entorno, colegio y amigos, a buscar en esta fecha otra forma de celebración junto a sus pares. Partiendo de la premisa que muchísimos cristianos católicos participan de estas festividades en forma sana y sin un trasfondo de maldad, considero que es necesario arrojar luz frente a esta celebración para dejar de hacerme cómplice de una práctica reñida con la sana doctrina de la iglesia y totalmente ajena al alma de todo buen cristiano. Para aclarar nuestras dudas debemos pedirle en oración al Santo Espíritu de Dios que nos alumbre y haga brillar la verdad. Y lo que a continuación transcribo es la perspectiva bíblica frente a halloween. ¿Qué nos dice la Biblia sobre Halloween? La palabra de Dios nos dice que Pablo, conciente que la naciente comunidad de Èfeso está inmersa dentro de una sociedad dominada por prácticas ocultistas y de adoración a demonio, se dirige a ella y les dice: "Y no participéis en las obras estériles de las tinieblas, sino más bien, desenmascaradlas;" (Efesios 5:11). De acuerdo a esta palabra, El Espíritu Santo no solamente ordena rechazar las obras de la oscuridad (como por ejemplo son las fiestas paganas), sino que también nos pone en la obligación de denunciar y exponer lo que ellas son en realidad - obras satánicas, actividades netamente

producto del diablo. El verso próximo dice que ni siquiera deberíamos hacer comentarios del detalle de ellas: "porque es vergonzoso aun hablar de las cosas que ellos hacen en secreto." (Efesios 5:12). Dios ordenó en el antiguo testamento "..., y de no buscar sus dioses, diciendo: "¿Cómo servían estas naciones [en hebreo nación es goy, y se refiere a naciones paganas] a sus dioses para que yo haga lo mismo?" (Deuteronomio 12:30) Más tarde, el mismo Pablo exhorta a la iglesia de Roma a que rechace las cosas del mundo: "Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto." (Romanos 12:2) Todos los católicos y cristianos del mundo no debemos conformarnos (adaptar la Palabra de Dios) a este mundo. Lo que se supone debemos hacer es renovar nuestras mentes con Su Palabra para predicar el mensaje de Dios y no el mensaje de Satanás. El mismo Jesús dice: "No se puede servir a dos señores", por lo mismo no podemos buscar simultáneamente a Dios y a las tinieblas: "No podéis beber la copa del Señor y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor y de la mesa de los demonios. ¿O provocaremos a celos al Señor?" (1 Corintios 10:21-22a). Luego, Aunque todos, o una gran mayoría lo haga, no debemos practicar cosas que son claramente contrarias al Dios de la luz que servimos, sin importar si parecemos extraños o no nos "aceptan". Mucho dijo Jesús a Sus discípulos (y a nosotros) sobre el tema: "Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero como no sois del mundo, sino que yo os escogí de entre el mundo, por eso el mundo os odia." (Juan 15:19); "El que ama su vida la pierde; y el que aborrece su vida en este mundo, la conservará para vida eterna." (Juan 12:25). Muchos padres alegan que sus hijos forman parte del mundo y no deben ser rechazados por la sociedad, es en parte el argumento usado por los cristianos para justificar la celebración de Halloween. Esta posición va a la par con la creencia común de que las actividades de Halloween no son algo real y que no reviste importancia si se celebran o no. Pudiera coincidir con lo del rechazo. Pero, como discípulo del Mesías Jesús, debemos morir en la carne, la cual es la que siempre demanda aceptación. No permitimos a nuestros hijos menores tener relaciones sexuales fuera del matrimonio solo porque el mundo promocione, tolere y acepte tal conducta. Lo mismo debiera hacerse con la celebración del 31 de Octubre por la noche, aún más sabiendo que están relacionadas con el demonio. Historia Trescientos años después de que Jesucristo naciera, una civilización llamada Los Celtas, habitó en las Islas Británicas, Escandinavia y Europa Occidental. Era un grupo común y corriente. Estaban controlados por una sociedad secreta de sacerdotes paganos llamados Druidas que eran satanistas. Alababan y servían al dios

diabólico de la muerte denominado "Samhain". Estos sacerdotes controlaban la vida de otros a través de un mecanismo de temor. Muerte, enfermedades y destrucción sobrevino a los celtas como resultado de los Druidas y sus prácticas. Halloween es oficialmente la fiesta de los satanistas, los ocultistas y adoradores de Satanás como el comienzo de un nuevo año para el ejercicio de la brujería. Anton Levey, gran sacerdote de la Iglesia de Satanás, dice que existen tres días importantes para los satanistas: su cumpleaños, el 30 de abril y el 31 de octubre (el Halloween). Es en la noche de Halloween cuando los poderes satánicos ocultos y la brujería llegan a su nivel máximo de potencia. La noche del 31 de octubre, Satanás concede poderes a sus súbditos. La enciclopedia World Book, sostiene que este es el inicio de todo lo "frío, oscuro y muerte". Cuando una madre envía a su hijo a pedir dulces la noche de Halloween, lo obliga a participar de un culto de la muerte. Halloween es un engaño tan sutil que resulta muy difícil verlo como algo dañino o demoníaco. Al fin de cuentas, lo que vemos es apenas un puñado de niños ataviados con ropajes alegóricos a monstruos, fantasmas o brujas, tocando en la noche a nuestra puerta diciendo "truco o regalo", ¿cierto? Lo mismo sucede con el asunto del horóscopo. La mayoría piensa que la consulta del zodiaco es una simple tontería, entonces ¿por qué no hacerlo? ¿Le importa a Dios en verdad si celebramos Halloween o leemos horóscopos? Dios expresamente ordena en el antiguo testamento: "No sea hallado en ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni hechicería, o sea agorero [echador de fortuna, zodíaco, horóscopos], o hechicero, o encantador, o médium, o espiritista,ni quien consulte a los muertos. Porque cualquiera que hace estas cosas es abominable al SEÑOR …" "Porque esas naciones que vas a desalojar escuchan a los que practican hechicería y a los adivinos, pero a ti el SEÑOR tu Dios no te lo ha permitido."(Deuteronomio 18:10-12a, 14.) Por su parte, Juan en el libro del Apocalipsis escuchó una voz desde el Trono que decía: "Pero los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, inmorales, hechiceros, idólatras y todos los mentirosos tendrán su herencia en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda." (Apocalipsis 21:8). Dios declaró ante Israel, "Exterminaré las hechicerías de tu mano, y no tendrás más adivinos." (Miqueas 5:12). Sabemos que muchas veces a los cristianos se nos tacha de retrógrados y que no "avanzamos con la modernidad"; como cuando la iglesia levanta la voz frente a la posibilidad del aborto o el matrimonio entre homosexuales. Sin embargo hay momentos en que debemos ser congruentes con nuestros principios y en especial cuando se trata de prácticas que son propiciadas por nuestro peor enemigo el diablo. Como dice la palabra. No debemos caer en el engaño del padre de la mentira. ¿Imagina usted a Pedro y su mujer jugando al "truco o dulce" con sus hijos? (claro, si hubiese existido la tradición en aquel entonces) ¿Puede imaginarse a Jesús en la puerta

de una casa regalando dulces a los pequeñitos que tanto amó? Resulta absurdo. Entonces, por favor dígame, ¿por qué miles de seguidores de Jesús hacen estas cosas? No hay favor más grande para el enemigo cuando creemos que no existe o ridiculizamos anuncios como este. Es por ello que no quiero ser cómplice de una más de sus mentiras y denuncio que halloween es una práctica satánica y que los católicos y cristianos debemos alejarnos de ella. Este sábado, 31 de octubre, haremos algo concreto para luchar contra el enemigo en mi parroquia de la "Preciosa Sangre", en Valdivia. Celebraremos la "Vigilia de la Luz". Comenzaremos con la santa misa a las 19:00 horas, la que será precedida por una vigilia de adoración y alabanza en la misma iglesia. Considero que prácticas como esta son necesarias para pasar de la muerte a la vida; para pasar de las sombras a la luz que sólo Jesús nos puede dar. Mientras más grupos y parroquias comiencen a proponer actividades de vida, las sombras comenzarán a retroceder de nuestras ciudades, comunidades y villas, dejando paso a un nuevo día de alegría y esperanza para los hijos de Dios. Publicado por Gabriel Salgado