You are on page 1of 9

La LUNA en Ti

La Sangre es la sabia universal que contiene la memoria de eso que somos. La mujer es el reflejo de
la Madre Tierra, pues nuestro universo es creado dentro del útero de la Madre Tierra y nosotras nos
conectamos con la tierra desde nuestro útero. Somos Entidades encarnadas bajo los múltiples
arquetipos de la Diosa. En las culturas primitivas se veneraba la sangre menstrual como resultado de
la energía de la Tierra manifestada en este plano.
Con el nacimiento de las primeras religiones ese poder femenino, fue sustituido por el
derramamiento de sangre procedente de las batallas o guerras entre los pueblos. En la edad media
"la menstruación" fue un símbolo de brujería y tabú. En algunas culturas indígenas se consideraba
que la adolescente al recibir su primera regla era poseída por los malos espíritus, así recibía una
iniciación donde era apaleada hasta que los espíritus se marchaban. Otras culturas sin embargo,
consideraban la regla como la primera conexión con la Pacha Mama, así las muchachas, llegado el
día, se embadurnaban de barro como símbolo de su primera conexión con Gaia.
Durante la inquisición la mujer fue cruelmente perseguida. En este tiempo relacionaban a la
doncella menstrual con el diablo. A los hombres les estaba prohibido tocar a la menstruante. La
menstruación termino convirtiéndose en el síntoma de una enfermedad desconocida. La tradición
popular tilda a la menstruante en esos días como enferma o "mala".
No son una novedad los síntomas relacionados con la menstruación. El "Síndrome Premenstrual",
se manifiesta con una serie de síntomas físicos y de conducta. El dolor menstrual es una realidad
nuestros días y en el mercado existen toda clase de medicamentos a tal efecto. Estos síntomas son el
resultado de una creación de la consciencia colectiva que ha sido proyectada sobre las mujeres a lo
largo de la historia.
A nivel emocional los cambios de actitud son muy latentes, y hasta que la mujer no comprende sus
ciclos no estará habilitada a vivir sus procesos menstruales en comunión con su naturaleza
femenina.
Todo esto es debido a una falta de comprensión de lo que realmente esto simboliza. Cada mujer
desde la pubertad hasta su madurez vive procesos de contracción y expansión cada 28 días. Estos 28
días coinciden con los ciclos lunares. Cada ciclo lunar esta asociado a un arquetipo dentro del ciclo
de la creación. Así la luna llena representaría el ovario fecundo o el ovario no fecundo, que es
devuelto a la tierra. La semilla de vida es retornada en forma de sangre o en la manifestación de un
nuevo ser.
La mujer convive con 4 arquetipos distintos dentro de si misma, cuatro visiones distintas del
mundo. Así podemos entender porque la ley del cambio opera dentro de nosotras de forma
vertiginosa. Somos Diosas en acción. Entender nuestras fases menstruales en relación con las fases
lunares nos abre una puerta al entendimiento universal de nuestra presencia en la tierra.
Cuando estamos con nuestra regla tenemos una conexión directa con el creador y con la Madre
Tierra. Esta fase correspondería a lo que es la Luna llena que esta directamente relacionada con el
arquetipo de la Sacerdotisa del tarot. La sacerdotisa representa la conexión con el cielo y la tierra,
manifestando dicha unión desde la naturaleza mas intima con el creador. Es el tiempo de mayor
conexión. Por eso en ceremonias las mujeres que están en este ciclo lunar deben ejercer de
sacerdotisas pues sostienen ambos planos (cielo y tierra) desde su útero. En este tiempo
manifestamos nuestro poder de co-creación en comunión con la naturaleza.

Esa relación con la madre es intima. Conectarnos con nuestra LUNA ROJA es volver a recuperar nuestra condición natural. creciendo en el útero. creando así una red de vida a lo largo y ancho del planeta. Nuestra sangre es portadora de pura vida. A nivel físico experimentamos una perdida de minerales. A través de una alimentación adecuada (basada en el consumo de grano integral) tu sangre se convierte en un reclamo de unidad con la madre que ella reconocerá. aquí sentimos la fuerza creadora. Es conectarnos con la Madre con todo su potencial de vida. Establecer esa conexión es despertar a una consciencia mas universal. permitiendo que aflore purificándose para dar la bienvenida al nuevo ciclo. Nuestra sangre tiene toda la información genética de nuestros ancestros. La causa de que la Regla haya sido un tema tabú hasta nuestros días no es otra que la de permanecer desconectadas de la Madre Tierra. Es el tiempo de la visión interior. su poder sanador es ilimitado. En este tiempo nos sentimos mas seductoras y nuestra energía se manifiesta con la fuerza de pura vida. La reserva. ella te devolverá tu ofrenda con creces. Cuando entregamos nuestra sangre en un lugar concreto tomamos la energía de ese lugar. aumentando así el proceso de sanción del planeta. a un nivel inconsciente experimentamos la bajada a nuestro infra-mundo donde nos enfrentamos con nuestra sombra. Cuando un mujer abre su consciencia la actitud de esta afecta a la consciencia femenina de todo el planeta. desconectadas de nuestra naturaleza. en este tiempo es donde plantamos la semilla de los planes futuros. Ofrendarla a la tierra nos conecta con las memorias ancestrales del planeta. el mimo y cuidado con el que nutrimos nuestros asuntos es de vital importancia durante este ciclo. una nueva posibilidad de engendrar una nueva vida. Cuando desechamos nuestra sangre a la basura estamos conectándonos con los desechos artificiales creados por el hombre.Cuando la luna esta menguante entra en la fase de la Mujer Sabia. Estos son los días en los que no nos apetece hablar ni ver a nadie. permitiendo que afloren en nosotros cualidades y capacidades que permanecían dormidas dentro de nosotras. La luna nueva nos trae la energía de la Madre. Somos el ultimo eslabón de esa cadena. Cuando hacemos esto la Madre Tierra transmuta los bloqueos energéticos que estén afectándonos. esto es debido a que a un nivel inconsciente sentimos la perdida de esta sangre como una posibilidad perdida de haber creado una nueva vida. Es donde nutrimos estos planes para que se den de acuerdo con las leyes del creador. Cada mes ofrendarle a la Madre Tierra tu sangre. Al principio puedes pedir ayuda para que los desechos energéticos que hay en tu sangre sean transmutados por la tierra. en este tiempo atravesamos estados de aislamiento para poder hacer aflorar el inconsciente. Como mujeres además tenemos la conexión directa con el planeta Gaia. . Recoge tu sangre cada mes y busca un lugar en la naturaleza que tu sientas. La Luna Creciente nos conecta con la energía de la Chamana.

de la ensoñación. aumenta el conocimiento. Sería muy apropiado descansar mucho en esta fase. comenzar a sentir. aquí se cierra un ciclo y comienza otro. Tenemos el don de morir y renacer cada mes. la conciencia alcanza un nivel profundo. Podemos conectar facilmente con nuestro interior. sensaciones o puntos de vista. lo que provocara mucho cansancio e irritación (¿les suena?). dormir y soñar y meditar. ya que las barreras entre nuestra mente consciente e inconsciente bajan. nuestra sociedad nos exige que vivamos estos días de la misma manera que los otros. fría y receptiva. de la desaceleración. florece la intuición. Esta etapa que suele durar de 3 a 5 dias. ideal para desprenderse de lo viejo e inservible. y no solemos aprovecharlo.1. nuestra espiritualidad y lograr estados alterados de conciencia (conexión interior con la esencia). para darle la bienvenida a lo nuevo? Es en esta fase donde la mujer puede contactar con su parte oscura. y con esto entramos en la primera fase. simbolizado en la parte inferior de la imagen por la luna nueva. donde dejamos atrás todo lo viejo. La luna nueva o negra coincide con la fase de la menstruación. Fase de la Luna nueva (arquetipo de “La Bruja”) Nuestro ciclo comienza el primer día del sangrado. ¿Se imaginan como cambiaría nuestra visión de esos días si pudiéramos entenderlos como un momento de liberación increíble. lo cual podemos aprovechar para meditar o crear trances. y tomar conciencia. que muchas negamos. En esta etapa de la luna. Nuestra mente va más lento. La Anciana Sabia es profunda y busca la meditación para avanzar. Nos ayuda a ordenar la vida. Es una etapa de muerte y renovación. Es la fase del mundo espiritual. es un momento de “muerte” y de introspección. . a percibir la energía que nos rodea y que somos. percibiendo otras dimensiones. es un momento de introspección y profunda transformación interior. a estar en silencio. Sin embargo.

quienes crean sus propios caminos. muestra más necesidad de asumir responsabilidades y de “alimentar” proyectos e ideas que ya existen. en cambio. 3. Si presta atención. Cuando ambas fases están sincronizadas nos sentimos más participes de la creación. Fase de la luna llena (arquetipo de “La Madre”) Esta fase comienza cerca de la ovulación. anteponiéndolos a nuestras necesidades.. Una mujer que se estanca en esta fase de su ciclo tendrá muchísimos problemas para decir que no. La sexualidad de la mujer en esta etapa suele manifestarse como una experiencia de amor profundo y el deseo de compartir.. Es importante tener en cuenta que todas somos Madres. En este momento tenemos una energía muy potente con lo que muchas personas pueden acercarsenos en busca de apoyo. puede que note también que en esta etapa la gente busca mas su ayuda y su apoyo. y fácilmente caerá en la trampa de convertirse en un “felpudo humano” para que no perder el amor de sus seres queridos. 2. Nos encontramos más centradas y activas. Nace el impulso de dar. má comunicativas. Es una etapa dinámica y radiante. por lo que su energía estará más en consonancia con la abnegación y el cuidado de otros. ambición. Suele haber menos interés por ella misma y. Es una fase activa fisica y emocionalmente que irá en aumento hasta la luna llena. del que huye constantemente. La luna creciente se corresponde en el ciclo menstrual con la fase preovulatoria. aprendemos a dar prioridades. concentración. constante) bajo esta energía.aporta ideas creativas. La madre representa la mujer en plenitud de sus decisiones. Están representadas en el tarot por la Emperatriz y la Sacerdotisa. somos más sociable. En este momento la mente está clara.. . . y todo lo que hemos gestado comienza a realizarse. el nacimiento. la abundancia. Es un periodo de quietud. La luna llena es la fertilidad.. Esta fase nos ayuda a disipar los miedos y la ignorancia. . hipertrabajadora. Representa el nacimiento de la luz desde las profundidades de la oscuridad. Desarrollamos tenacidad. ya que este es el momento en el que la mujer se libera de su ciclo procreativo y se centra solo en su propio ser. .. de retiro. y también de su lado oscuro.. de su fortaleza y su poder. de cuidar y de proteger a los demás. la seguridad en nuestro cuerpo y en nuestro interior. La concentración y la ambición se vuelven más fuertes. ambos relacionados con la maternidad. por lo que es en esta etapa del ciclo donde la mujer puede centrarse más en su trabajo. Esta fase se corresponde a la ovulación. aún no habiendo gestado hijo alguno. Solemos sentir confianza en nosotras y necesidad de sociabilizar. aquí el cuerpo de la mujer comienza a prepararse para gestar un nuevo ovulo. desconectada de su lado más maternal y empático. ya . Recuperamos la alegría de vivir. La sexualidad en esta etapa suele ser fresca y juguetona. de contactar y conectar con nuestro cuerpo. Lo que da como resultado a una mujer hipersociable.. En este momento podemos comenzar a llevar a cabo lo meditado durante la luna nueva. Algunas mujeres se estancan en esta etapa e intentan (antinaturalmente) vivir de forma lineal (o sea.. ya que disponemos de toda la energía y fuerza que nos aporta la Doncella. Es una fase de liberación que nos permite estar centradas en nosotras mimas. Fase de la luna creciente (arquetipo de la “La Virgen”) La siguiente etapa es la fase del renacer luego de la muerte.

emocionalidad. Por lo tanto.. Y entonces el ciclo vuelve a empezar.que continuamente estamos "pariendo" ideas... no es de extrañar que el síndrome premenstrual sea algo tan típico hoy en día. . Podemos sentir ira. fuerza. ya que representa un momento de retiro y destrucción. Las hormonas comienzan a decrecer y la mente aumenta su actividad. la escritura. tiene tanto poder. culpa. debido al miedo que tenían por lo que podría suceder si alguién escuchaba sus mensajes proféticos. .. etc. La mujer que menstrúa durante la luna llena (Luna Roja). . Es la fase más caótica y dramática para muchas mujeres. Durante esta fase somos más poderosas. Podemos hacerlo a través de la pintura. La resistencia que se vive dentro de cada mujer en esta fase es muy grande. depresión. pero como estamos tan pendientes del malestar es posible que no dejemos que fluya libremente. Durante la Edad Media. el baile. las ideas. Se avalanzan sobre nosotras los sueños. Somos más críticas. Fase de la luna menguante (La Hechicera) En esta etapa. Esta etapa es la que más comúnmente suele dar “problemas”. ya que aquí la mujer se enfrenta con la idea inconsciente de no haber sido fertilizada y con la idea consciente de que se avecina el momento del sangrado (el momento “sucio” del ciclo). pensamientos. donde se puede aprovechar la energía que la mujer acumula cada mes para crear una nueva vida en su vientre. pero crece su intuición y su capacidad para soñar. ¿Qué pasaría si la Tierra dejara de girar alrededor del Sol? ¿Y si el agua dejara de evaporarse? ¿Qué pasaría si nuestros cuerpos sin vida dejaran de descomponerse? ¿Qué pasaría si dejáramos de morirnos? . Todo en nuestro Mundo.. autoconfianza. y seguridad en nosotras mismas. y suele traer alteraciones como hinchazón. En este momento estamos muy movilizadas interiormente por lo que buscamos guerrear continuamente. Esta es una etapa de gran creatividad. tenemos mucha fuerza. el óvulo ya ha sido liberado y no ha sido fecundado. Por otro lado gozamos de mucha creatividad terapeútica para canalizar estados negativos. creativas. aflora la sensibilidad. incluso en nuestro Universo tiene Ciclos. que debe tener cuidado de canalizar bien el torrente de energía. equilibradas.) ¿Por qué nuestro ciclo menstrual es tan importante? ¿Por qué radica en él nuestro poder? Los ciclos Universales son el ritmo de la Vida misma. Sentimos que tenemos fuerzas encontradas entre lo que quiere nuestro cuerpo y lo que pide nuestra mente. solo que esta vez ya nos conocemos un poco mejor. porque de ellos depende nuestra vida. Estamos más conectadas con la naturaleza y los animales. . sabiduría.. Esta fase coincide con la fase premenstrual de nuestro ciclo.. en nuestra Galaxia. .. destructivas. Todos ellos son sagrados. para hacer arte o explorar otros tipos de expresión creativa.. frustración. Suele disminuir su capacidad de concentración y su tolerancia ante lo mundano. terrenales. et. estas mujeres eran encerradas por "estar locas" hasta que finalizaba su ciclo. Disminuye nuestra concentración y crece nuestra intuición. irritabilidad. dolores. Comienza entonces en las mujeres una necesidad de profundizar en el lado más interno de su ser. y la próxima un poco más… hasta que nos convertimos en expertas de nosotras mismas . 4. proyección profética. calmadas. celosas.

¿Cómo puedes hacer para volver a conectarte con tu ciclo sagrado? Una idea que saqué del libro fue hacer un diario. a sentir que no pasa nada si tal día no se quiere salir de la cama o tal otro te dan ganas de comerte una barra entera de chocolate. o que los días 7 y 8 de mi ciclo solía soñar mucho. Si tienes cerca otras mujeres que están en este proceso de reconocerse. Por desgracia este momento pasa desapercibido en la mayoría de los casos o se vive sin la conciencia y la importancia que tendrá para la mujer este acceso fisiológico y corporal con el ritmo vital. Sería como querer retornar biológicamente a nuestra infancia. Las chicas adolescentes de hoy en día no tienen una información clara y precisa de que su biología va a transformarse y se estructurará en ciclos. En nuestra sociedad actual no hay una educación enfocada a informar a las niñas que a partir de su primera menstruación los días no van a ser iguales. nos demanda seguir igual día tras día. Esta repetición va a generar un ritmo del que podrán ser conscientes con tan sólo observarlo. En él escribía como me sentía cada día. sin cambios a lo largo de un ciclo mensual. activas. sin embargo. Atrévete a explorar esa parte de ti. y esto la naturaleza no lo contempla. ¿Puedes sentir dentro de ti ese poder? ¿Eres consciente de que eres una creadora de vida en potencia? Y no me refiero sólo a hijos de carne y hueso. Es súper útil para comenzar a reconocer la ciclicidad de nuestros estados. Sin embargo la sociedad sí nos exige esta homogeneidad en nuestros patrones de conducta. Hay un momento en la vida de la mujer donde comienza a sentirse parte integrante y conformante del proceso creativo de la naturaleza. física. y te sorprenderás.Dentro de cada mujer se manifiesta uno de estos Ciclos Sagrados. tampoco los padres. Tiempo lineal y tiempo cíclico. la mujer es todavía una niña y vive un tiempo lineal caracterizado por el discurrir homogéneo de sus días sin cambios importantes en su naturaleza emocional y energética. curioso ¿no? Este es un momento muy importante para la mujer. sin el cual no podríamos ser madres. a bucear y explorar nuestra naturaleza interna. fuera. Una vez la mujer ha accedido a su naturaleza cíclica. La finalidad de concienciarse de su ciclo es poder explorar cada uno de los diferentes matices diarios sin perderse emocionalmente dentro de esta variedad tan rica de posibilidades. Y sobre todas las cosas una puede aprender a respetarse. disponibles. Podemos dejar de juzgarnos y dejar de sentirnos unas histéricas porque comprendemos como la fase de nuestro ciclo puede influenciarnos. nos pide que volvamos a ser seres asexuadas volviendo al tiempo lineal de nuestra niñez. Antes de ese momento. Muchas de las madres no pueden informar a sus hijas de este hecho porque ni siquiera ellas saben que existe esta posibilidad. Dentro de ti existe una fuente infinita de “creatividad”. Para una adolescente es importante saber que cada uno de los días van a ser diferentes a lo largo de un mes y que. Según ella (y yo lo comprobé en mi misma) la primera menstruación suele ser muy cercana a la fecha de nuestro cumpleaños. haz una fiesta y celebra ese día como si fuera tu cumple. La sociedad nos exige vivir desconectadas. Estos datos ayudan mucho a entendernos y a volver a conectarnos con nosotras mismas. volverán a repetirse mes tras mes. o que me siento muy vulnerable emocionalmente tal y cual día. es imposible desconectarse y querer volver a vivir en un tiempo lineal. que no es más ni menos que la capacidad de “crear”. De pronto pude darme cuenta de que todos los días 1 de mi ciclo me sentía de una determinada manera físicamente. Ritos de iniciación (Nacimiento y Renacimiento). El punto de inflexión lo marca su primera menstruación. Otra cosa que suele ayudar mucho según Miranda Gray es rememorar tu primera menstruación. mímate. Nuestro péndulo vital nos obliga a bajar. es cuando deja de ser niña y se apodera de su poder como mujer cíclica. mental y emocionalmente e incluso que había soñado esa noche. yang. mientras que la sociedad exige constantemente estar arriba. hazte regalos. vivirlo. La primera menstruación es un momento importante en la vida de la mujer. al .

1. nutrir. Son unos días de conflicto donde la naturaleza empuja a la mujer hacia lo profundo. Un momento en el que se cierra el ciclo anterior y se da comienzo a un nuevo ciclo. Y así la mujer vive un periodo de gran conflicto donde su visión interior contrasta con una realidad exterior que ha extremado sus valores hasta el punto también de desvirtuarlos. precisamente aprovechar al máximo el potencial vital y creativo que la mujer portaba dentro. Esta carácter sagrado no era otra cosa que sentir en carne propia esa conexión con el pulso. integrarla. con la sabiduría adquirida en su descenso. De igual importancia y significación para la mujer son las alteraciones biológicas que se producen en su ciclo mensual. celebrarla y dejarla marchar. y la primera menstruación de una mujer era motivo de celebración para la comunidad. La falta de información a la hora de entender este proceso es muchas veces la causa que impide tanto a la mujer como al hombre tomar conciencia de este hecho. receptivo que forma parte intrínseca de su naturaleza. ignorando los ciclos yin de interiorización. Es éste un momento de muerte e introspección. Este dejar ir dura entre 3 y 5 días más o menos dependiendo de la mujer. Y emocionarnos y agradecer al sentir el ritmo. Un momento de intimidad y aproximación a un espacio interno profundo. ¿Qué podemos hacer? Experimentar con curiosidad cada fase de nuestro ciclo mensual. así como el sentido sagrado de la misma. La mujer. inspirar y dirigir a la comunidad donde habitaban. alternancia y vida. con los latidos de la vida. Lo llamamos síndrome premenstrual. Muerte (culminación. pero para ello necesita conectar con esa parte. 2. Pero los ritos de iniciación tan importantes en estas sociedades también han desaparecido de nuestra manera occidental de entender la vida. Cuatro Fases Sociedades antiguas y todavía hoy comunidades indígenas separaban y aislaban a las mujeres que estaban menstruando para. Este diálogo necesitará de un distanciamiento responsable y consciente de la actividad y el ritmo que se viven fuera. Por esta razón muchas mujeres viven cada mes de manera conflictiva esta oportunidad que la naturaleza brinda. Dialogar con las energías que se despiertan durante la menstruación a lo largo del ciclo puede ayudar a la mujer a recuperar parte de su equilibrio. muy profundo. Para ponernos en contacto con estas energías creativas que se liberan durante el ciclo mensual podemos distinguir cuatro fases fisiológicas que son las fases de todo proceso creativo y también las fases de gestación de la naturaleza. ella es la portadora de sus cualidades. como son los embarazos o la menopausia. Renacimiento (preparación. de liberación de un ciclo que se ha completado. en favor de una homogeneidad cada vez más estéril y aburrida. hemos perdido la heterogeneidad que genera diferencia. En esta fase la mujer tiene el potencial de contactar con ese interior frío. menstruación) El ciclo comenzaría con el primer día de sangrado. oscuro. Una información ancestral valiosa que se utilizaba para ayudar. Pero al perder el sentido de los cambios. necesita distanciarse durante una fase de su ciclo para volver al mundo externo. yang. que nos recuerda unos valores hoy por hoy olvidados. mientras que la sociedad la retiene impidiéndole ese acercamiento.frente. en su descenso a lo profundo trae al mundo externo el yin. Nuestros antepasado celebraban los inicios de los ciclos. comienzo) Después de los días de menstruación el cuerpo de la mujer comienza a prepararse para gestar un . También la menopausia deberían igualmente celebrarse como final de un periodo y renacimiento a otra etapa.

es cercana o coincide con la fecha de nuestro primer periodo. . A nivel fisiológico el óvulo ha viajado de los ovarios al útero y se encuentra en su fase más receptiva esperando a unirse a un espermatozoide. nuestro cumpleaños. Y así llegamos de nuevo a la fase donde el óvulo y el tejido que recubre el útero son expulsado fuera del cuerpo. simplemente jugando. Rememora tu primera menstruación. Animaros a compartir y celebrar ese momento. y atrévete a celebrar ese momento como celebras tu cumpleaños. si no consigues acordarte. encuentra los matices. La mujer en esta fase empieza ya a sentir la llamada interna y van creciendo recíprocamente su intuición o su lucha. La mujer en esta fase conecta con soluciones y salidas creativas. 1. violetas… Otra sugerencia es que os reunáis varias amigas cuya fecha de inicio a la vida cíclica coincida en el tiempo.nuevo óvulo en los ovarios. establece una fecha simbólica. Esta es una fase donde podemos encontrar inspiración en todo aquello que nos rodea. Esos días vístete para ti. pudiendo disfrutar de una forma renovada de la relación con nuestro entorno. se va preparando ya aquí para una posible maternidad. 4. Éste es por ello un momento donde la mujer se expresa a un nivel más externo y sus deseos personales son menos importantes. Aprovecha los regalos que te hagan o te hagas para lucirlos durante los días de tu menstruación a lo largo del año. es la fase de renacimiento. estás celebramos el inicio a la vida cíclica. y se va madurando el inicio del próximo. Con este artículo corremos quizá el riesgo de que la lectura del mismo pueda generar una barrera intelectual superficial que impida un acercamiento más vivencial.. También aquí la intuición de la mujer tiene un papel relevante en la toma de decisiones y prioridades. Uno de los momentos donde la mujer está más frenética y creativa en su vida cotidiana pues el óvulo. conforme se adentra o se resiste a esta reunión con la parte de su naturaleza más desconocida y recóndita. Pensamiento (dirección) Esta fase da paso a unos días en los que la mujer empieza a contactar con la dirección que quiere dar a esas ideas.. Busca entre tus recuerdos la fecha o época del año donde tuviste tu primer ciclo. La naturaleza intuitiva de la mujer irá seleccionando aquello en lo que ir fijando su atención pero todavía sin decidir una forma. Se completa y despide un ciclo. idea o causa determinados. Esta preparación tiene a nivel vital externo su expresión en la planificación preliminar de las ideas que darán lugar a nuevos proyectos. tienen el potencial de hacerlo a otros niveles tomando la forma de proyectos y causas que se concretan y exteriorizan con la estructura y potencia natural que ha ido gestándose a lo largo de las etapas anteriores. resuelve los enigmas. Creatividad (creación) Y por último llegamos a los días previos a la menstruación. Elige colores que te acompañen en tu introspección: negro. En esta fase la mujer puede aportar gran ayuda y nutrimento a otros miembros de su entorno o comunidad. Sin embargo hemos considerado importante facilitar esta información y hacerlo desde la perspectiva integradora del ciclo básico del yin y elyang. La mujer puede acceder aquí a su naturaleza más yin. Parecería obvio resaltar que la forma de entrar en conexión con las energías de cada fase no proviene de la razón y el entendimiento intelectual de estos ciclos. 3. En ocasiones sorprende cómo nuestra fecha de nacimiento. marrones. si no ha sido fecundado por un espermatozoide. Celebra este evento anualmente. gestándose la intención y la forma de un proyecto. Reúne en casa a familiares y amigos. Y vuelta a empezar.

por ejemplo 1 año. Dependiendo del momento vital en el que nos encontremos puede apetecernos más sincronizarnos con uno u otro. . La próxima primavera (verano/otoño/invierno) mi menstruación empezará con la Luna llena (nueva)”. Para conseguir esta sincronización fijaremos nuestra intención en un plazo relativamente flexible de tiempo. y cada mes alrededor de la 2ª semana que es la fase de nuestro ciclo mensual relacionado con la dirección y los proyectos.2. Posteriormente podemos empezar a sincronizar nuestro periodo con los días de Luna llena. nos centraremos en recordar nuestro objetivo. Sincronizarnos con la luna llena nos brinda la oportunidad de exteriorizar y dar forma en el mundo a nuestra creatividad interior. Podemos utilizar la siguiente frase para programarnos y fijar nuestra intención en sincronizarnos “Sincronizo mi ciclo mensual interno con el ciclo de la Luna. y permitir que esta pauta corporal se vaya instaurando en nuestro cuerpo de manera paulatina y relajada. Ir sincronizando tu menstruación con la Luna. Sincronizar con la luna nueva nos lleva a un periodo de mayor introspección profundizando en el misterio y la intuición. Este margen de 1 año es recomendable para intentar no caer en procesos obsesivos de competencia personal. A lo largo de los dos o tres primeros meses es importante observar la luna y entender cómo está funcionando tu ciclo actualmente. o de Luna nueva.