You are on page 1of 30

1

Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia
Pontificio Consejo Justicia y Paz
La Igualdad
140 El ejercicio de la libertad implica la referencia a una ley moral natural, de carácter universal, que
precede y aúna todos los derechos y deberes.265 La ley natural « no es otra cosa que la luz de la inteligencia
infundida en nosotros por Dios. Gracias a ella conocemos lo que se debe hacer y lo que se debe evitar. Esta
luz o esta ley Dios la ha donado a la creación » 266 y consiste en la participación en su ley eterna, la cual se
identifica con Dios mismo.267 Esta ley se llama natural porque la razón que la promulga es propia de la
naturaleza humana. Es universal, se extiende a todos los hombres en cuanto establecida por la razón. En
sus preceptos principales, la ley divina y natural está expuesta en el Decálogo e indica las normas primeras
y esenciales que regulan la vida moral.268 Se sustenta en la tendencia y la sumisión a Dios, fuente y juez de
todo bien, y en el sentido de igualdad de los seres humanos entre sí. La ley natural expresa la dignidad de
la persona y pone la base de sus derechos y de sus deberes fundamentales.269
164 De la dignidad, unidad e igualdad de todas las personas deriva, en primer lugar, el principio del bien
común, al que debe referirse todo aspecto de la vida social para encontrar plenitud de sentido. Según una
primera y vasta acepción, por bien común se entiende « el conjunto de condiciones de la vida social que
hacen posible a las asociaciones y a cada uno de sus miembros el logro más pleno y más fácil de la propia
perfección ».346
El bien común no consiste en la simple suma de los bienes particulares de cada sujeto del cuerpo social.
Siendo de todos y de cada uno es y permanece común, porque es indivisible y porque sólo juntos es posible
alcanzarlo, acrecentarlo y custodiarlo, también en vistas al futuro. Como el actuar moral del individuo se
realiza en el cumplimiento del bien, así el actuar social alcanza su plenitud en la realización del bien común.
El bien común se puede considerar como la dimensión social y comunitaria del bien moral.

Libertad de evangelización de la Iglesia Católica
70 La Iglesia tiene el derecho de ser para el hombre maestra de la verdad de fe; no sólo de la verdad del
dogma, sino también de la verdad moral que brota de la misma naturaleza humana y del Evangelio.95 El
anuncio del Evangelio, en efecto, no es sólo para escucharlo, sino también para ponerlo en práctica (cf. Mt
7,24; Lc 6,46-47; Jn 14,21.23-24; St 1,22): la coherencia del comportamiento manifiesta la adhesión del
creyente y no se circunscribe al ámbito estrictamente eclesial y espiritual, puesto que abarca al hombre en
toda su vida y según todas sus responsabilidades. Aunque sean seculares, éstas tienen como sujeto al
hombre, es decir, a aquel que Dios llama, mediante la Iglesia, a participar de su don salvífico.
Al don de la salvación, el hombre debe corresponder no sólo con una adhesión parcial, abstracta o de
palabra, sino con toda su vida, según todas las relaciones que la connotan, en modo de no abandonar nada
a un ámbito profano y mundano, irrelevante o extraño a la salvación. Por esto la doctrina social no es para
la Iglesia un privilegio, una digresión, una ventaja o una injerencia: es su derecho a evangelizar el ámbito
social, es decir, a hacer resonar la palabra liberadora del Evangelio en el complejo mundo de la producción,
del trabajo, de la empresa, de la finanza, del comercio, de la política, de la jurisprudencia, de la cultura, de
las comunicaciones sociales, en el que el hombre vive.
71 Este derecho es al mismo tiempo un deber, porque la Iglesia no puede renunciar a él sin negarse a sí
misma y su fidelidad a Cristo: « ¡Ay de mí si no predicara el Evangelio! » (1 Co 9,16). La amonestación que
San Pablo se dirige a sí mismo resuena en la conciencia de la Iglesia como un llamado a recorrer todas las
vías de la evangelización; no sólo aquellas que atañen a las conciencias individuales, sino también aquellas
que se refieren a las instituciones públicas: por un lado no se debe « reducir erróneamente el hecho
religioso a la esfera meramente privada »,96 por otro lado no se puede orientar el mensaje cristiano hacia
una salvación puramente ultraterrena, incapaz de iluminar su presencia en la tierra.97
Por la relevancia pública del Evangelio y de la fe y por los efectos perversos de la injusticia, es decir del
pecado, la Iglesia no puede permanecer indiferente ante las vicisitudes sociales: 98 « es tarea de la Iglesia
anunciar siempre y en todas partes los principios morales acerca del orden social, así como pronunciar un
juicio sobre cualquier realidad humana, en cuanto lo exijan los derechos fundamentales de la persona o la
salvación de las almas ».99

2

426 La Iglesia tiene derecho al reconocimiento jurídico de su propia identidad. Precisamente porque su
misión abarca toda la realidad humana, la Iglesia, sintiéndose « íntima y realmente solidaria del genero
humano y de su historia »,870 reivindica la libertad de expresar su juicio moral sobre estas realidades,
cuantas veces lo exija la defensa de los derechos fundamentales de la persona o la salvación de las
almas.871
La Iglesia por tanto pide: libertad de expresión, de enseñanza, de evangelización; libertad de ejercer el culto
públicamente; libertad de organizarse y tener sus reglamentos internos; libertad de elección, de educación,
de nombramiento y de traslado de sus ministros; libertad de construir edificios religiosos; libertad de adquirir
y poseer bienes adecuados para su actividad; libertad de asociarse para fines no sólo religiosos, sino
también educativos, culturales, de salud y caritativos.872

Pueblos indígenas
180 Si bien en el proceso de desarrollo económico y social adquieren notable relieve formas de propiedad
desconocidas en el pasado, no se pueden olvidar, sin embargo, las tradicionales. La propiedad individual no
es la única forma legítima de posesión. Reviste particular importancia también la antigua forma de
propiedad comunitaria que, presente también en los países económicamente avanzados, caracteriza de
modo peculiar la estructura social de numerosos pueblos indígenas. Es una forma de propiedad que incide
muy profundamente en la vida económica, cultural y política de aquellos pueblos, hasta el punto de
constituir un elemento fundamental para su supervivencia y bienestar. La defensa y la valoración de la
propiedad comunitaria no deben excluir, sin embargo, la conciencia de que también este tipo de propiedad
está destinado a evolucionar. Si se actuase sólo para garantizar su conservación, se correría el riesgo de
anclarla al pasado y, de este modo, ponerla en peligro.381
Sigue siendo vital, especialmente en los países en vías de desarrollo o que han salido de sistemas
colectivistas o de colonización, la justa distribución de la tierra. En las zonas rurales, la posibilidad de
acceder a la tierra mediante las oportunidades ofrecidas por los mercados de trabajo y de crédito, es
condición necesaria para el acceso a los demás bienes y servicios; además de constituir un camino eficaz
para la salvaguardia del ambiente, esta posibilidad representa un sistema de seguridad social realizable
también en los países que tienen una estructura administrativa débil.382
471 La relación que los pueblos indígenas tienen con su tierra y sus recursos merece una consideración
especial: se trata de una expresión fundamental de su identidad.996 Muchos pueblos han perdido o corren el
riesgo de perder las tierras en que viven,997 a las que está vinculado el sentido de su existencia, a causa de
poderosos intereses agrícolas e industriales, o condicionados por procesos de asimilación y de
urbanización.998 Los derechos de los pueblos indígenas deben ser tutelados oportunamente.999 Estos
pueblos ofrecen un ejemplo de vida en armonía con el medio ambiente, que han aprendido a conocer y a
preservar: 1000 su extraordinaria experiencia, que es una riqueza insustituible para toda la humanidad, corre
el peligro de perderse junto con el medio ambiente en que surgió.

Vida social y colaboración entre los pueblos
189 Consecuencia característica de la subsidiaridad es la participación,402 que se expresa, esencialmente,
en una serie de actividades mediante las cuales el ciudadano, como individuo o asociado a otros,
directamente o por medio de los propios representantes, contribuye a la vida cultural, económica, política y
social de la comunidad civil a la que pertenece.403 La participación es un deber que todos han de cumplir
conscientemente, en modo responsable y con vistas al bien común.404
La participación no puede ser delimitada o restringida a algún contenido particular de la vida social, dada su
importancia para el crecimiento, sobre todo humano, en ámbitos como el mundo del trabajo y de las
actividades económicas en sus dinámicas internas,405 la información y la cultura y, muy especialmente, la
vida social y política hasta los niveles más altos, como son aquellos de los que depende la colaboración de
todos los pueblos en la edificación de una comunidad internacional solidaria.406 Desde esta perspectiva, se
hace imprescindible la exigencia de favorecer la participación, sobre todo, de los más débiles, así como la
alternancia de los dirigentes políticos, con el fin de evitar que se instauren privilegios ocultos; es necesario,
además, un fuerte empeño moral, para que la gestión de la vida pública sea el fruto de la corresponsabilidad
de cada uno con respecto al bien común.

Crecimiento de la economía y derechos de los pueblos
366 La extensión de la globalización debe estar acompañada de una toma de conciencia más madura, por
parte de las organizaciones de la sociedad civil, de las nuevas tareas a las que están llamadas a nivel
mundial. Gracias también a una acción decidida por parte de estas organizaciones, será posible colocar el
actual proceso de crecimiento de la economía y de las finanzas a escala planetaria en un horizonte que
garantice un efectivo respeto de los derechos del hombre y de los pueblos, además de una justa distribución

3

de los recursos, dentro de cada país y entre los diversos países: « El libre intercambio sólo es equitativo si
está sometido a las exigencias de la justicia social ».756
Especial atención debe concederse a las especificidades locales y a las diversidades culturales, que corren
el riesgo de ser comprometidas por los procesos económico-financieros en acto: « La globalización no debe
ser un nuevo tipo de colonialismo. Debe respetar la diversidad de las culturas que, en el ámbito de la
armonía universal de los pueblos, constituyen las claves de interpretación de la vida. En particular, no tiene
que despojar a los pobres de lo que es más valioso para ellos, incluidas sus creencias y prácticas religiosas,
puesto que las convicciones religiosas auténticas son la manifestación más clara de la libertad humana ».757

sobrevivientes de verdaderos genocidios. acerca de las minorías aborígenes a menudo exiguas como número. casi siempre por un acto unilateral. cuya apariencia física. en sentido propio. subsisten todavía formas de discriminación racial respecto de las poblaciones aborígenes. y son por él interpretadas como indicios de una inferioridad innata y definitiva. la justicia requiere que. En efecto. les debe ser garantizado. Es el régimen de apartheid o del «separate development». culturales o religiosas. entre las poblaciones negra. ciudadanos de segunda categoría. 9. Pues. especialmente en los servicios públicos y la administración de las comunidades locales. Este régimen se caracteriza. Y no es raro que esas poblaciones aborígenes resulten marginadas respecto al desarrollo del país. los miembros de esas minorías. aún en la apertura a los demás. la mayoría de la población negra permanece excluida de la real representación en el gobierno nacional y no disfruta de la ciudadanía sino de nombre. Si bien en los últimos años. por ejemplo. sancionado todavía por la constitución y las leyes de un país y justificado por una ideología de superioridad de las personas de origen europeo sobre las de origen africano. de los cuales son víctimas ciertos grupos de personas. y por la otra. sin consideración de su derecho a mantener una identidad propia. desde tiempo atrás. la educación superior . a todas las personas cuyo origen étnico. que dicta los comportamientos racistas. la suerte que les cabe se acerca. Sucede también que la conversión a la fe cristiana comporta la pérdida de la ciudadanía. La integración más o menos intensa en la sociedad circunstante debe poder realizarse conforme a su elección libre. A este respecto. las cuales no son. que limita apreciablemente los derechos civiles y religiosos de aquéllos que pertenecen a minorías de religión diferente. realizados en otro tiempo por los invasores o tolerados por los poderes coloniales. oficialmente toleradas o institucionalizadas. el prejuicio racial. en todo caso. Todo sudafricano es definido por una raza que le es atribuida reglamentariamente. de hecho sino de derecho. más que los restos de la población original de esas regiones. La comunidad internacional [15] y la Santa Sede [16] se han pronunciado también enérgicamente en el mismo sentido.4 PONTIFICIA COMISIÓN «IUSTITIA ET PAX» LA IGLESIA ANTE EL RACISMO PARA UNA SOCIEDAD MÁS FRATERNA FORMAS ACTUALES DEL RACISMO 8. en el caso de que la solicitaran. en el mundo. En un cierto número de países. no pueden obtener. es el racismo institucionalizado. a los regímenes segregacionistas. mestiza. que se las someta a una asimilación forzada. no se puede decir lo mismo de ciertos fenómenos de exclusión o de agresividad. En este contexto se debe mencionar también aquellas . al presente. Esta última. si las situaciones de segregación. Ciertamente. religión y costumbres señalan como diversas. es la única que detenta el poder político y se considera dueña de la inmensa mayoría del territorio. que se las acantone en reservas como si debieran habitar en ellas para siempre. espontáneas. en varias manifestaciones de la vida pública. en diverso grado. una excepción. india y blanca. que se presenta hoy día. 10. si la raza define un grupo humano en función de ciertos rasgos físicos inmutables y hereditarios. En razón de tales criterios religiosos y étnicos. que se presentan bajo formas diferentes. que son además económica y políticamente dependientes del poder central. a una organización social y política que preserve su identidad cultural. apta a justificar cualquier práctica discriminatoria respecto de ellos. La forma más patente de racismo. restos de una legislación discriminatoria. El racismo no ha desaparecido todavía. indio o «de color». Otros Estados conservan. dos escollos opuestos sean evitados: por una parte. en muchos casos. características étnicas. puede extenderse. aún si se les otorga hospitalidad. en la medida en que quedan acantonadas en territorios estrechos y sometidos a estatutos que los nuevos ocupantes les han otorgado. el empleo . las soluciones son difíciles: la historia no puede ser re-escrita. a los que pertenecen con pleno derecho. incluso se es testigo aquí y allá de inquietantes resurgimientos. fundadas sobre teorías raciales son. aunque minoritaria numéricamente. La mayoría de las Iglesias cristianas del país han denunciado la política de segregación.[18] 11. El derecho de los primeros ocupantes a una tierra. Estas personas son siempre. lengua. con los mismos efectos negativos. difieren de las propias del grupo dominante. replegadas hacia su pasado. Pero se puede encontrar formas de convivencia que tomen en cuenta la vulnerabilidad de los grupos autóctonos y les brinde la posibilidad de ser ellos mismos en el contexto de conjuntos más amplios. miembros en general de grupos étnicos diversos de aquél al cual pertenece la mayoría de los ciudadanos. el alojamiento . En varios casos. Muchos son asignados a «homelands» poco viables. se han dado algunos pasos en dirección de una reforma. en cuanto concierne. a veces sustentada por una interpretación aberrante de la Biblia. la ciudadanía del país donde residen y trabajan. por una segregación radical.

desde el punto de vista administrativo. Ciertos grandes países del Nuevo Mundo han recibido un aumento de vitalidad de ese crisol de culturas. simbólicamente al menos. Más universal y más extendido. que las clases demasiado privilegiadas lleguen a abrigar sentimientos propiamente «racistas» hacia los propios conciudadanos y encuentren en ello un pretexto más para mantener estructuras injustas. si no es purificado y relativizado por la apertura recíproca. y en todo caso del serlo «entre nosotros». más allá del legítimo orgullo por la propia patria e incluso de un superficial chauvinismo. creencias y costumbres. en este caso. provocado a menudo por la presencia del otro y la necesidad de confrontarse con lo diverso. percibidos como puestos en peligro por los demás. por rabones complejas. pero no de manera plenamente humana. a menudo carentes de techo. especialmente cuando éstos se distinguen por su origen étnico y su religión. cuando. Son nuevas formas de esclavitud. cuando. se encuentran en condiciones humillantes. o bien. sean ellos de constitución antigua o reciente. los antagonismos pueden tomar el aspecto de conflictos étnicos y generar reflejos racistas y tribales. que los etnólogos llaman «etnocidio». si no la paz. De este modo. dentro de un mismo país y de un mismo grupo étnico. hasta el extremo de negarles. Cuando los derechos de las minorías no son respetados. Es importante subrayar aquí que se dan situaciones análogas. 14. inmensas masas de campesinos pobres son tratados sin ninguna consideración por su dignidad y sus derechos. y en todo caso. como por ejemplo la «sharia» en algunos estados de mayoría musulmana. no es extraño que unos grupos étnicos dominen a otros y les rehúsen el pleno disfrute de sus derechos. que es dable observar entre los habitantes de esos países respecto de los extranjeros. denigrando la de otros. la cual no tolera la presencia del otro si no en cuanto se deja asimilar a la cultura dominante. Otras veces todavía.[19] A veces. residentes en la propia tierra. exigen reprobación. mientras tienen como resultado el empujarles a estrechar sus filas. Dentro de las fronteras artificiales. la cohabitación entre grupos étnicos de tradiciones. Los prejuicios con los cuales estos inmigrantes son con frecuencia recibidos. explotados y mantenidos en un estado de inferioridad económica y social por propietarios omnipotentes. Incluso cuando las Constituciones de esos países afirman formalmente la igualdad de todos los ciudadanos entre sí y ante la ley. los poderes públicos no dudan en aprovechar las rivalidades étnicas como diversivo de sus dificultades internas. sin duda. refugiadas fuera del país donde estaban legítimamente instaladas. y casi todos los Estados. Tales actitudes reprensibles nacen de un temor irracional. de identidad cultural y de seguridad. choca a menudo con el obstáculo de una hostilidad recíproca de tipo racista. pueden darse formas de racismo social. la cualidad humana. . hay que mencionar aquí el «etnocentrismo». degenerando después fácilmente en xenofobia o incluso en odio racial. corren el riesgo de desencadenar reacciones que se pueden manifestar al principio por un nacionalismo exacerbado. Se evitará así entre otras cosas.[20] 13. lenguas. que gozan además de la inercia o la activa complicidad de las autoridades. Puede haber. Se ve a qué consecuencias extremas puede llevar ese sentimiento. y aquéllos que tratan como inferiores a sus propios conciudadanos cuya mano de obra explotan. con la confianza también en la riqueza que aporta la diversidad humana. creando así dificultades a la vida de las Iglesias y a la acogida de pastores de otro origen étnico. Las oposiciones tribales ponen a veces en peligro. es el fenómeno del racismo espontáneo. en un mismo país. Es necesario que. Semejante conducta responde sin duda a una instintiva necesidad de proteger los propios valores. Por el contrario. por ejemplo. sin patria. se impone a otras comunidades la propia ley religiosa con sus consecuencias en la vida diaria. con gran detrimento del bien común y de la justicia que están llamados a servir. culturas. a vivir por así decir en un ghetto. De manera general. conocen el problema de minorías alógenas instaladas dentro de las propias fronteras. según la cual un pueblo tiende naturalmente a defender su identidad. No es exagerado afirmar que. sobre todo en países de fuerte inmigración. estas situaciones de hecho han desembocado en conflictos sangrientos. El rechazo de la diversidad puede conducir hasta aquélla forma de aniquilación cultural.5 situaciones en que. frecuentes en el Tercer Mundo. los principios de justicia social sean eficazmente aplicados. heredadas de las potencias coloniales. problemas de equilibrio de poblaciones. y esto a su vez retrasa su integración en la sociedad que los ha recibido. poblaciones enteras son mantenidas en estado de desarraigo. el fin de regímenes coloniales y de situaciones de discriminación racial no ha traído siempre consigo el ocaso del racismo en los nuevos Estados independientes de África y de Asia. por la información objetiva y el mutuo intercambio. al menos la búsqueda del bien común al conjunto de la sociedad. Rara vez las fronteras políticas de un país coinciden exactamente con las de los pueblos. El objetivo expreso o implícito que las inspira es la negación al otro del derecho a ser lo que es. Pero deben ser resueltos en el respeto del otro. 12. incluso religiones diferentes. siempre presentes a la memoria. actitud bastante difundida. expulsados de sus tierras. cuando. el ostracismo y los múltiples vejámenes de los cuales son a menudo víctima refugiados o inmigrantes. No hay mucha diferencia entre aquéllos que consideran inferiores a otros hombres por razón de su raza.

Sin embargo. la moral y las grandes religiones se interesan. Pablo VI podía hablar de «un axioma de la más profunda sabiduría humana de todos los tiempos». El siguiente texto puede servir de ilustración: «La igualdad fundamental entre todos los hombres exige un reconocimiento cada vez mayor. siempre frágil y ambiguo.. La fe cristiana respeta esta intuición y la afirmación consiguiente y se regocija por ella. tienen la misma naturaleza y el mismo origen. lengua o religión. por su parte. del origen. por motivos de sexo. Y porque redimidos por Cristo. es absolutamente inaceptable».. En la redención realizada por Jesucristo. convenciones y pactos internacionales para la salvaguardia de los derechos del hombre y la eliminación de toda forma de discriminación racial. La paternidad de Dios significa fraternidad entre los hombres: éste es uno de los puntos clave del universalismo cristiano. ellas se prohíben a sí mismas decir una palabra final sobre el hombre y su destino y definir reglas morales universales obligatorias para las conciencias. Es evidente que no todos los hombres son iguales en lo que toca a la capacidad física y a las cualidades intelectuales y morales. con Dios mismo como garante. supone además la igualdad fundamental de todos los seres humanos. debe ser vencida y eliminada. todos estos abordajes no son del mismo orden y es importante respetar sus niveles respectivos. raza. Porque todos los hombres. cualquier forma de discriminación por causa de la raza . Revela una convergencia muy digna de nota entre las diversas disciplinas que refuerza las convicciones de la mayoría de los hombres de buena voluntad y permite la elaboración de declaraciones. para nuestro tiempo. de la moral y de las religiones en general. adquiere la dimensión de una fraternidad especialísima mediante la encarnación del Hijo de Dios. Así. cualquiera sea la raza a que pertenecen. Este principio de la igual dignidad de todos los hombres.. Por ello. Las ciencias. Procuran fundamentar el respeto incondicional de toda vida humana sobre una base más firme que la observación de las costumbres y el consenso. y que proceden de un mismo tronco». por el Concilio Vaticano II. que hemos señalado ya. color. en varios textos decisivos. un punto en común también con otras grandes religiones. en el curso de la historia. 19. Sin embargo. y ello en un plano che supera la investigación científica abandonada a sus fuerzas. disfrutan de la misma vocación y de idéntico destino. A esos derechos personales corresponden evidentemente . Ha sido reiterada de manera clara y sintética.. ellas también. redactada en la UNESCO el 8 de junio de 1951 por un cierto número de personalidades científicas: «Los sabios reconocen generalmente que todos los hombres actualmente vivientes pertenecen a una misma especie.6 TERCERA PARTE LA DIGNIDAD DE TODA RAZA Y LA UNIDAD DEL GÉNERO HUMANO.[25] 18. condición social. Según esta Revelación bíblica. Dios ha creado el ser humano — hombre y mujer — a su imagen y semejanza. Según el texto de una declaración. de una época. toda forma de discriminación en los derechos fundamentales de la persona. adoptar un universalismo que la doctrina cristiana apoya sólidamente en la Revelación divina.[26] Pero las ciencias no son suficientes para asegurar las convicciones anti-racistas: por sus métodos mismos. Logran así. La filosofía. encuentra ya un serio apoyo en el plano científico. enraizada en le mismo ser del hombre. en el mejor de los casos. todos los seres humanos. dotados de alma racional y creados a imagen de Dios. la que rinde culto a la dignidad del hombre». contribuyen a disipar no pocas falsas certidumbres con las cuales se intenta cubrirse cuando se quiere justificar conductas racistas o retrasar las transformaciones necesarias.[23] Esta enseñanza es reiterada a menudo por los Papas y los obispos. Es esta doctrina que ha inspirado las actitudes de la Iglesia. ya sea social o cultural.[24] Y Juan Pablo II insiste: «La creación del hombre por Dios "a su imagen" confiere a toda persona humana una dignidad eminente. por ser contraria al plan divino». Para la Iglesia. VISIÓN CRISTIANA 17. Pablo VI precisaba ante el cuerpo diplomático: «Para quien cree en Dios. el homo sapiens. En este sentido. La doctrina cristiana sobre el hombre se ha desarrollado a partir de la Revelación bíblica y a su luz. incluso los menos favorecidos. así como también en una incesante confrontación con las aspiraciones y experiencias de los pueblos. la naturaleza y el destino del hombre. son hijos del Padre universal que los ha creado a su imagen y guía sus destinos con amor solícito. esta igualdad. y un axioma de la más profunda sabiduría humana de todos los tiempos.[27] Este vínculo del hombre con su Creador funda su dignidad y sus derechos humanos inalienables. la Iglesia contempla una nueva base para los derechos y deberes de la persona humana. y un sólido fundamento en el plano de la filosofía.

Creador y Redentor de todo el género humano. reconciliada con Dios para formar un solo Cuerpo que es la Iglesia. aún en la Alianza concluida con él.[37] Por ello. constituye la negación absoluta e insoslayable de toda ideología racista. en toda la variedad de sus componentes. la persona escapa a todas las manipulaciones de los poderes humanos y de la propaganda ideológica destinada a justificar la sujeción de los más débiles. La fe en un solo Dios. están siempre destinados a formar una sola familia. en la Alianza definitiva con Dios. unifica y da sentido a todas las observaciones parciales que la ciencia puede acumular sobre el proceso de la evolución y el desenvolvimiento de las sociedades. Padre de todos. y el resto de la humanidad. Ni el individuo. escita. La obra de salvación realizada por Cristo es universal. bárbaro. hasta ahora «excluidos de la ciudadanía de Israel y extraños a las alianzas de la promesa». Adán —de adama. igualmente. y fundamentar así las responsabilidades consiguientes. la enemistad». Eva. Toda la «raza de Adán» es afectada.[33] y que. se trata de una pedagogía divina que se propone asegurar la preservación y el desarrollo de la fe en el Eterno. Pero es preciso extraer de ella todas sus consecuencias: «No podemos invocar a Dios. esclavo. No temió dedicarse a los samaritanos [47] y .[29] De la primera pareja «proviene la raza de los hombres». ya que. ni el Estado. pueden reducir al hombre — o un grupo de hombres — al estado de objeto. ha revestido así ese Hombre Nuevo. trasciende. En el primer hombre. no le brindaba demasiadas ocasiones de encontrar gente de otras razas.[41] al margen de la circuncisión. hecho a su imagen y semejanza. Los gentiles. de los dos.[34] 21. de un solo principio. Cristo ha querido «crear en sí mismo. Por su cruz fue abolida la división religiosa — que se había hecho más rígida como división étnica — entre el pueblo de la promesa. es el «nuevo Adán». es tipológicamente afirmada. el Verbo eterno de Dios «ha compartido nuestra humanidad»[39] para conformarnos a su divinidad. todos los pueblos son llamados a la salvación: «Y serán bendecidas en ti todas las familias de la tierra» declara Dios a Abraham. ni ninguna otra institución humana. presente y futuro.[43] A partir del judío y del gentil. derribando el muro que los separaba. Si el pueblo de Israel ha tomado conciencia de una relación especial con Dios. de su unidad fundamental y de su deber de fraternidad. que es único. sino que Cristo es todo y en todos». cualquiera fuera su condición anterior. por la fe. que no cesa de ser renovado a imagen de su Creador. El Nuevo Testamento refuerza esta revelación de la dignidad de todos los hombres. El marco estrecho de Palestina. de manera que todos pueden decir con el poeta que son del «linaje» mismo de Dios. ahora cumplida. prototipo de una humanidad nueva. circuncisión e incircuncisión. se ha mostrado acogedor con todas las categorías de personas con las cuales entró en contacto.7 deberes hacia los demás hombres. «de los dos pueblos hizo uno. Conforme a esta concepción. No tiene como destinatario solamente el pueblo elegido.[38] en quien ha sido restaurada la semejanza divina empañada por el pecado. donde se ha desarrollado casi toda su vida terrestre. «recapitulada» en Cristo. la tierra — es un singular colectivo. Presupone y pone en marcha comportamientos concretos. «primogénito entre muchos hermanos». la primera mujer. en efecto. para que habitase sobre toda la faz de la tierra». porque todos han sido igualmente salvados y reunidos por Cristo. la unidad de todo el género humano. Es la especie humana que es «imagen de Dios».[30] Todos son de la «familia de Adán». unirla a la suya. si nos negamos a conducirnos fraternalmente con algunos hombres.[31] San Pablo declarará a los atenienses: «Dios creó. ha afirmado también que hay una alianza con El de todo el género humano. en cierto modo con todo hombre. todos los hombres son llamados a entrar. la imagen de Dios invisible» [36] Sólo El revela de manera perfecta el ser de Dios en la humilde condición humana que ha asumido libremente. No obstante. todo el linaje humano. es llamada «la madre de todos los vivientes». Este «Hombre Nuevo» es el nombre colectivo de la humanidad redimida por El . Es la afirmación más radical de la idéntica dignidad de todos los hombres en Dios.[28] 20. de la Ley de Moisés y de la raza. según la expresión de San Ireneo. en el curso de la historia. Al hacerse carne entre nosotros. su dispersión geográfica o la acentuación de sus diferencias.[46] El mensaje de Cristo no mira solamente a una fraternidad espiritual. sin confusión ni separación.[40] En Cristo. El misterio de la Encarnación manifiesta en qué honor Dios ha tenido la naturaleza humana. no hay ya más «griego ni judío. La Revelación insiste.[45] El creyente. según el plan de Dios establecido «al principio». ha querido. Cristo se ha unido.[32] La elección del pueblo judío no contradice este universalismo. «han llegado a estar cerca por la sangre de Cristo» [42] El . Y Cristo reúne los hijos de Dios que estaban dispersos. gracias a la cruz que ha suprimido la enemistad. creados a imagen de Dios». La fe en un Dios que está al origen del género humano. muy importantes en la vida cotidiana: Cristo mismo ha dado el ejemplo. libre. Cualquiera sea. Esta Alianza ha sido realizada y sellada por el sacrificio de Cristo. ni la sociedad. en la unidad de la familia humana: todos los hombres creados tienen en Dios un mismo origen.[44] De esta manera.[35] Cristo es. por título exclusivo. que obró la Redención de una humanidad pecadora. en su Hijo. un solo Hombre Nuevo».

La igualdad no es uniformidad. étnica. en el respeto de los demás y del bien común de la sociedad y de la comunidad mundial. a ejercer el papel de signos en el mundo. las mismas fuerzas intelectuales y morales. guiadas por los pastores de sus pueblos. en medio del mundo. «Haced discípulos a todas las gentes». las prostitutas.[49] Han quedado excluidos solamente los que se auto-excluyen. el mismo estadio de desarrollo. abolidas por la cruz de Cristo. cultural. Verdaderamente comprendo que Dios no hace acepción de personas». Al hacerlo. el día de Pentecostés. nacional o cultural. Y esta buena nueva está destinada a todas las razas. siendo «un solo cuerpo y un solo espíritu» en Cristo [52] y manifestando a todos los hombres respeto y amor. de las mismas capacidades físicas. por su suficiencia. reconciliados con Dios y entre sí. El dinamismo necesario para tal fraternidad no es otro que la caridad.[59] ni de ejercer ninguna discriminación que afecte los derechos fundamentales de la persona. «Todas las naciones que hay bajo el cielo» estaban representadas simbólicamente en Jerusalén. que las minorías reclaman a fin de desenvolverse según su genio propio. los mismos dones culturales. conforme al precepto divino: «amarás a tu prójimo como a ti mismo». . su libertad y su desarrollo bajo todos los aspectos. cuando fue llamado a casa del pagano Cornelio: «a mí me ha mostrado Dios que no hay que llamar profano o impuro a ningún hombre . los paganos como la mujer sirofenicia. solidaridad. «el pueblo de los redimidos». obra de la dureza de los hombres y de los pecados de sus miembros. él caracteriza la Iglesia. es decir. por mandato divino. trascienden todo particularismo de raza o de nación». o hacia el más pequeño de sus hermanos. con las culturas más variadas. Esto confirma que no se trata de una empresa de hombres. Y a medida que ésta realiza su expansión. universal..[51] 22. Es preciso instaurar una fraternidad. también ella.[60] La caridad no es un simple sentimiento de benevolencia o de piedad. 23.[54] Como afirma Pedro.[55] La Iglesia ha recibido la vocación sublime de realizar.[56] porque «Cristo y la Iglesia . Si los hombres y las comunidades humanas. a fin de significar precisamente el término de esas divisiones. a la zaga de la predicación y la libre adhesión al Evangelio. como algunos fariseos. que excluye toda forma de discriminación racial. son todos iguales en dignidad. que está. nacional. encontramos en ellos a El mismo. fraternidad. la catolicidad se vuelve más manifiesta: la Iglesia reúne efectivamente los fieles de Cristo de todas las naciones del mundo. o sea signo e instrumento de la unión íntima con Dios y de la unidad de todo el género humano». tiene. Es importante. en orden a su subsistencia. primero en sí misma. los publicanos. sus fracasos repetidos. Ha hecho beneficiarios de su salvación a todos los que estaban marginados por una u otra razón: los enfermos. que se puede resumir en tres palabras claves: respeto de las diferencias. Y él nos amonesta solemnemente: habremos de ser juzgados según la actitud que tuvimos hacia el extranjero. Ella hace ver en todo hombre y en toda mujer otro ser como uno. serias consecuencias morales. La incorporación a ella se realiza por la fe y el bautismo. Importa reconocer la diversidad y la complementariedad de las riquezas culturales y las cualidades morales de unos y de otros. de la condición social o del sexo»..[48] cuando eran menospreciados por los judíos y tratados como herejes. La igualdad de trato presupone así un cierto reconocimiento de la diferencia. en Cristo. Les toca anticipar. la unidad del género humano.8 ponerlos como ejemplo. la comunidad escatológica y definitiva del Reino de Dios. los pecadores hombres y mujeres. La doctrina cristiana. El Concilio Vaticano II ha definido muy justamente la Iglesia «como un sacramento. Aquello que la Iglesia tiene vocación y misión de realizar. el mutuo respeto no basta.[50] La resurrección de Cristo y el don del Espíritu Santo en Pentecostés han inaugurado esta humanidad nueva. simultáneamente. Sin embargo. comulgando todos en la misma fe y en la misma caridad. social y otras todavía. que acabamos de exponer.[57] En la Iglesia no hay «ninguna desigualdad por razón de la raza o de la nacionalidad.. el mundo debe poder reconocer la novedad del Evangelio de la reconciliación. en efecto. contribuye a promover la convivencia fraterna entre los pueblos. sino de un proyecto que supera las fuerzas humanas.. que los cristianos se den cuenta mejor que son llamados. en el corazón del mensaje cristiano: «Todo hombre es mi hermano». todos ellos. Incluso sin saberlo.[58] Es precisamente el sentido del término «católico». Pero ningún grupo humano se puede engreír de poseer sobre otros una superioridad de naturaleza. ello no quiere decir que todos disfrutan. se orienta más bien a hacer que cada uno se beneficie efectivamente de aquéllas condiciones de vida dignas que le corresponden por justicia.[53] superación y antitipo de la dispersión de Babel. La Iglesia tiene en consecuencia la vocación de ser. no pueden de ninguna manera anularlo. en la Iglesia. más allá de toda división étnica. en todo caso. A través de su conducta.

y como "virtud". la paz como fruto de la solidaridad». La reciente encíclica de Juan Pablo II. como actitud moral y social.. es la solidaridad».[62] . su correspondiente respuesta.[61] En esto se juega la paz entre hombres y naciones: «Opus solidaritatis pax.. y en especial entre ricos y pobres. Cuando la interdependencia es reconocida así. Sollicitudo rei socialis (30 de diciembre 1987) insiste en el hecho de la interdependencia. y asumida como categoría moral. «percibida como sistema determinante de relaciones en el mundo actual .9 El reconocimiento de la fraternidad no basta. Se trata de ir hasta la solidaridad activa con todos.

Nudos institucionales y estructurales que se deben resolver 13. se efectúan detenciones ilegales y. de cualquier forma. incluidos los que defienden a los más débiles. En estos últimos decenios ha tenido lugar una intensa y continua expansión de las diferentes actividades económicas basadas en la utilización de los recursos naturales de las tierras tradicionalmente ocupadas por los pueblos indígenas. para deshacerse de algunas personas. A menudo los representantes de los poderes públicos son cómplices de estas violencias. Violencias y complicidades 12.(10) Todo esto tiene lugar de forma legal. A estos pueblos. absurdo pero concreto. En estas luchas se utilizan métodos intimidatorios. obligados a soportar ritmos de trabajo inhumanos y retribuidos con salarios que a menudo no cubren los gastos de viaje. petrolíferos y madereros de los bosques en las áreas de expansión de la frontera agrícola han sido decididas. se reclutan grupos armados para destruir los bienes y las cosechas. la expansión de las grandes empresas agrícolas. perdieron el derecho legal de propiedad de las tierras donde viven desde hace siglos en el momento en que se crearon los primeros latifundios. entre los cuales también hay que recordar a muchos responsables de la Iglesia. que en su cultura y en su espiritualidad consideran la tierra como el valor fundamental y el factor que los une y que alimenta su identidad.10 PONTIFICIO CONSEJO « JUSTICIA Y PAZ » PARA UNA MEJOR DISTRIBUCION DE LA TIERRA El reto de la reforma agraria La expropiación de las tierras de los indígenas 11. por injusticias sociales y por varias formas de violencia no controlada. La única alternativa al hecho de que se les expulse de sus tierras es el trabajo para las grandes empresas o la emigración. También puede ocurrir que los indígenas corran el riesgo. Los países en vías de desarrollo pueden contrarrestar eficazmente el proceso actual de concentración de la propiedad de la tierra si hacen frente a algunas situaciones que se presentan como auténticos nudos estructurales. Se les puede por lo tanto privar de estas tierras si los tenedores antiguos o nuevos del título legal de propiedad quieren tomar concretamente posesión de éstas aunque durante varios decenios no les hayan interesado para nada. la explotación de los recursos mineros. planificadas y realizadas sin considerar los derechos de los habitantes indígenas. La élite terrateniente y las grandes empresas de explotación de los recursos mineros y madereros no han tenido reparos en muchas ocasiones en instaurar un clima de terror para calmar las protestas de los trabajadores. en algunos casos extremos. la construcción de grandes instalaciones hidroeléctricas. pero el derecho de propiedad promulgado por la ley se encuentra en conflicto con el derecho de uso del suelo originado por una ocupación y por una pertenencia cuyos orígenes se remontan a tiempos muy lejanos. de que se les considere como invasores de sus propias tierras. La impunidad de los ejecutores y de los mandantes de los crímenes está garantizada por las deficiencias del sistema jurídico y por la indiferencia de muchos Estados por los instrumentos jurídicos internacionales de defensa de los derechos humanos. para quitar poder a los líderes de las comunidades. La historia reciente de muchas áreas rurales está frecuentemente marcada por conflictos. Los pueblos indígenas. se les despoja de sus tierras y de su cultura. la falta de interés por la investigación y por la . las comidas y el alojamiento. En la mayoría de los casos. Se ha instaurado este clima también para ganar los conflictos con los pequeños agricultores que llevan mucho tiempo cultivando tierras de propiedad del Estado o bien otras tierras o para apoderarse de las tierras ocupadas por los pueblos indígenas. Estas son: las carencias y los retrasos a nivel legislativo sobre el tema del reconocimiento del título de propiedad de la tierra y sobre el mercado del crédito.

de muchos países a menudo agravan las dificultades a las que se enfrentan los pequeños agricultores a la hora de obtener el reconocimiento legal del derecho de propiedad de la tierra que cultivan desde hace tiempo y de la que son propietarios de hecho. El pequeño agricultor se enfrenta a muchas dificultades para acceder a los créditos necesarios para mejorar las tecnologías de producción. aumentando el número de personas sin tierra y. al mismo tiempo se incrementa el patrimonio de los latifundistas. – la falta de atención por la compatibilidad de las nuevas tecnologías con las características de la agricultura de las diferentes áreas e incompatibles sobre todo con las condiciones socioeconómicas de estas zonas. por ley. se dirigen a las empresas de grandes dimensiones. Las normas tradicionales sobre los créditos contribuyen a producir los efectos arriba mencionados. . En los países pobres. por motivos de mercado. como los catastros. Además esta incertidumbre representa un incentivo a explotar en exceso los recursos naturales del fundo sin considerar las consecuencias vinculadas a la sostenibilidad medio ambiental y sin preocuparse por las futuras generaciones. La investigación y la capacitación agrícola 16. de los agricultores más ricos o de los comerciantes locales. para incrementar sus propiedades. Se rastrean así las pequeñas propiedades. el acceso al crédito a largo plazo tiende a ser proporcional a la propiedad de los medios de producción y sobre todo de la tierra y por lo tanto se convierte en una prerrogativa de los grandes latifundistas. El pequeño agricultor se ve obligado a recurrir a la usura para conseguir los préstamos que necesita. hace aumentar los riesgos para el agricultor en el supuesto de que éste incremente las dimensiones de su finca y disminuye las posibilidades de acceso al crédito utilizando la tierra como garantía.11 capacitación agrícola. el esfuerzo económico empleado para crear estructuras de investigación agrícola es bastante limitado y la preparación de aquellos que son responsables de la formación no resulta conveniente. Existen muchas carencias también a nivel de investigación y de capacitación agrícola. exponiéndose a riesgos que le pueden llevar a la pérdida parcial o incluso total de sus tierras. la negligencia por los servicios sociales y por la creación de infraestructuras en las áreas rurales.(12) es decir en las actividades de investigación o desarrollo de nuevas tecnologías apropiadas a las diferentes realidades y en la información de los agricultores sobre estas nuevas técnicas y sobre sus modalidades de uso con el fin de obtener el máximo beneficio. el usurero tiene generalmente el objetivo de especular con las tierras. El pequeño cultivador de cualquier forma sale perdiendo: la incertidumbre sobre el título de propiedad de la tierra representa en efecto un elemento que no anima a invertir. A menudo. para hacer frente a las adversidades. El reconocimiento legal del derecho de propiedad 14. en resumen. considerada como un instrumento de garantía y a causa de los costes elevados que las financiaciones de importes limitados conllevan a los bancos de crédito. En efecto. en manos de quienes al tener más medios económicos y más información pueden conseguir el reconocimiento del derecho de propiedad. Ocurre con frecuencia que se les quite las tierras a los agricultores porque éstas caen. Se crean pues los supuestos que hacen posibles dos fenómenos estrechamente vinculados entre sí y que tienen muchas repercusiones económicas y sociales: – la difusión de tecnologías que son el fruto de las investigaciones de privados que. a causa del papel que tiene la tierra.(11) En las zonas rurales el mercado legal del crédito a menudo no existe. en los países en vías de desarrollo. En estos casos se corre el riesgo de que los efectos de las difusión de las nuevas tecnologías sean negativos para el bienestar de los pequeños agricultores y para la supervivencia de sus empresas. La falta de interés por las infraestructuras y por los servicios sociales indispensables en las zonas rurales tiene un papel importante. El conjunto de normas y los frágiles asentamientos administrativos. La falta de infraestructuras y servicios sociales 17. El mercado del crédito 15.

en una forma equitativa. las carencias de los transportes. habiendo adquirido la propiedad de éstos. el disfrute de los bienes de la tierra. jamás se debe perder de vista este destino común de los bienes ».(20) El hombre. Las consecuencias del desorden actual confirman la necesidad. En estos mercados hay personas que tienen el monopolio de las transacciones. deben alcanzar a todos bajo la guía de la justicia y el acompañamiento de la caridad. « Dios ha destinado la tierra y cuanto ella contiene al uso de todos los pueblos. los bienes de la tierra que han sido puestos a su servicio y. de forma efectiva y eficaz. siempre y en cualquier circunstancia. y las indicaciones y orientaciones para realizar las elecciones oportunas. Al afirmar la necesidad de garantizar a todos los hombres. de forma que los agricultores se ven obligados a aceptar los precios impuestos o bien se arriesgan a no vender sus productos. puesto que es de todo ser humano: ningún otro derecho de tipo económico puede violarlo. por tanto. además de dificultar el acceso a los demás servicios sociales.(21) . En los mercados locales hay pocas informaciones útiles lo cual hace que sea difícil que los productos alcancen los niveles de calidad requeridos por la demanda. De la misma forma. Siguiendo la perspectiva marcada por las Sagradas Escrituras. primario. de modo que los bienes creados. la Iglesia ha elaborado en el transcurso de los siglos su doctrina social. de valor universal.. por sus carencias cuantitativas y cualitativas. CAPITULO II EL MENSAJE BIBLICO Y ECLESIAL SOBRE LA PROPIEDAD DE LA TIERRA Y SOBRE EL DESARROLLO AGRICOLA La propiedad de la tierra segun la doctrina social de la Iglesia 27.12 El sistema escolar de estas áreas. hacen que se reduzca la rentabilidad de la actividad agrícola. la doctrina social apoya también el derecho natural de propiedad de estos bienes. El destino universal de los bienes y de la propiedad privada 28. Las perversas desigualdades de la distribución de los bienes comunes y de las posibilidades de desarrollo de toda persona y los desequilibrios deshumanizados de las relaciones personales y colectivas. porque niega a una gran parte de la humanidad los beneficios de los frutos de la tierra. todo hombre.(19) deberá pues ser tutelado y aplicado mediante leyes e instituciones. 29. provocan conflictos que dañan las bases de la convivencia civil y provocan la destrucción del tejido social y el deterioro del medio ambiente. En la doctrina social se juzga el proceso de concentración de la tierra como un escándalo porque está en neta oposición con la voluntad y el designio salvífico de Dios. Pues . La falta de carreteras o sus malas condiciones por falta de mantenimiento y la escasez de medios de transporte públicos aumentan los costes de producción y reducen por lo tanto las posibilidades de mejorar las técnicas de producción. La doctrina social de la Iglesia.. si está en condiciones de poder usar libremente estos bienes. causados por este tipo de concentración. así como los criterios útiles para juzgar y discernir. y sobre todo el principio del destino universal de los bienes. La consecuencia más grave de la falta de infraestructuras es la dependencia de los pequeños agricultores de los mercados locales para comercializar sus productos. funda la ética de las relaciones de propiedad del hombre con respecto a los bienes de la tierra bajo la perspectiva bíblica que señala la tierra como un don de Dios para todos los seres humanos. para toda la sociedad humana. se realiza así mismo. Documentos fidedignos y significativos ilustran sus principios fundamentales. en efecto. no proporciona a los jóvenes los medios necesarios para que desarrollen sus potencialidades personales y para que adquieran la conciencia de su dignidad de seres humanos y el conocimiento de sus derechos y deberes. de que se recuerden continuamente los principios de la justicia.(18) El derecho al uso de los bienes terrenales es un derecho natural. fructifica.

a menudo. Esta doctrina. es por lo tanto un medio y no un fin. sin tierras o con parcelas demasiado pequeñas. sin que se les asegure el derecho de recibir la parte de bienes necesarios para vivir. incluso los títulos legales mismos de posesión del suelo. y debe ser considerada como una prolongación de la libertad humana. Y como constituyen un estímulo para el ejercicio del cargo y del deber. conllevan una distribución de una parte de estos . que es positivo y necesario.(22) Si no se reconoce a los particulares el derecho de propiedad privada. Todo propietario debe por lo tanto ser siempre consciente de la hipoteca social que grava sobre la propiedad privada: « Por tanto. a la insatisfacción social y a ahogar y suprimir « el ejercicio de la libertad humana en las cosas más fundamentales ». porque. asegura a cada uno una zona indispensable de autonomía personal. como exclusivas suyas. pisotean todo derecho adquirido y. de modo que « no hay ninguna razón para reservarse en uso exclusivo lo que supera a la propia necesidad cuando a los demás les falta lo necesario ». el hombre al usarlos no debe tener las cosas exteriores.(24) El derecho de propiedad privada. Las grandes posesiones rurales están mediocremente cultivadas o reservadas baldías para especular sobre ellas. en efecto.(23) 30. « La propiedad privada.(26) El límite al derecho de propiedad privada lo establece el derecho de todo hombre al uso de los bienes necesarios para vivir. La función social directa y naturalmente inherente a las cosas y a su destino. incluida la de los bienes de producción. debe estar circunscrito en los límites de una función social de la propiedad. permite que la Iglesia afirme en su enseñanza social: « Quien se encuentra en extrema necesidad tiene derecho a procurarse lo necesario tomándolo de las riquezas de otros ». y los casos de ocupación de las tierras baldías por parte de los campesinos que no son propietarios y que viven en condiciones de extrema indigencia. es el presupuesto y la garantía de la dignidad de la persona. que. en algunos casos apoyadas por instituciones del Estado. establecida por Santo Tomás de Aquino. está caracterizado por restricciones muy precisas.13 Esta es una condición y una garantía de libertad. o un cierto dominio sobre los bienes externos. que legítimamente posee. despojando a los pequeños agricultores y a los pueblos indígenas de sus tierras. además de incrementar las desigualdades en la distribución de los bienes de la tierra. basándose en el principio de la subordinación de la propiedad privada al destino universal de los bienes. la historia y la experiencia nos demuestra que se llega a la concentración del poder.(29) Los privilegios asegurados por el latifundio provocan contrastes escandalosos y conllevan situaciones de dependencia y de opresión tanto a nivel nacional como internacional. La doctrina social de la Iglesia. Condena del latifundio 32. de hecho. en el contexto concreto de sus instituciones y de sus normas jurídicas es ante todo un instrumento de actuación del principio del destino común de los bienes. Se trata de formas de apropiación muy graves. Para la doctrina social de la Iglesia. La propiedad privada. al contrario. constituyen una de las condiciones de las libertades civiles ». El derecho de propiedad privada.(25) 31. según el Magisterio de la Iglesia no es sin embargo incondicional.(28) El latifundio. por lo general. como la expulsión de los campesinos de las tierras que han cultivado. sino también a los demás ». en el sentido de que deben no sólo aprovecharle a él. a la burocratización de los diferentes ámbitos de la sociedad. mientras que se debería incrementar la producción agrícola para responder a la creciente demanda de alimentos de la mayoría de la población. sino también considerarlas como cosas comunes. analiza las modalidades de aplicación del derecho de propiedad de la tierra como espacio cultivable y condena el latifundio como intrínsecamente ilegítimo. niega a una multitud de personas el derecho de participar con el propio trabajo al proceso de producción y de responder a sus necesidades y a las de sus familias al igual que a las de su comunidad y nación de la que forman parte. el latifundio está en neto contraste con el principio de que « la tierra ha sido dada para todo el mundo y no solamente para los ricos ». 33.(27) ayuda a evaluar algunas situaciones difíciles de mucha importancia ético-social. La enseñanza social de la Iglesia denuncia también las injusticias intolerables provocadas por las formas de apropiación indebida de la tierra por parte de propietarios o empresas nacionales e internacionales.

sobre todo cuando éste es remunerado con salarios o bien con otras modalidades indignas del hombre.(38) . clases poderosas que tenéis a veces improductivas las tierras que esconden el pan que a tantas familias falta: la conciencia humana. sin ninguna limitación proveniente de las correspondientes obligaciones sociales. mediante una indemnización equitativa para los propietarios. Las consecuencias de esta desobediencia pecaminosa son gravísimas. en México. no es cristiano continuar con ciertas situaciones claramente injustas. Y es claro que quien más debe colaborar en ello. eficaces. tanto los bienes de la naturaleza como los que son fruto de la producción ». en amplias áreas del mundo. La doctrina social de la Iglesia ve en la reforma agraria un instrumento adecuado para difundir la propiedad privada de la tierra en el caso en el que los poderes públicos actúen siguiendo tres líneas de acción diferentes pero complementarias: a) a nivel jurídico. pequeña propiedad agraria. es el llamamiento que hizo Juan Pablo II en Oaxaca.(34) la expropiación de la tierra para repartirla a quienes estén desprovistos o que posean parcelas irrisorias. y sobre todo la voz de Dios. como un derecho absoluto. Estas crean formas de explotación de la tierra que quebrantan los equilibrios construidos durante siglos entre el hombre y el medio ambiente y causan un gran deterioro medio ambiental. no es humano. causa una grave y vil forma de falta de solidaridad entre los hombres porque afecta a los más pobres y a las generaciones futuras.(31) Reforma agraria: indicaciones para un recorrido posible Realizar una reforma agraria efectiva.(30) 34. para que haya leyes justas que mantengan y tutelen la efectiva difusión de la propiedad privada. la conciencia de los pueblos. nacional e internacional. utillaje necesario para la empresa artesana y para la empresa agrícola familiar. a nivel local. Sobre este tema la doctrina social de la Iglesia es muy explícita e indica que la reforma agraria es una de las reformas más urgentes y que se debe emprender sin demora: « En muchas situaciones son necesarios cambios radicales y urgentes para volver a dar a la agricultura —y a los campesinos— el justo valor como base de una sana economía. En el caso de los fundos insuficientemente cultivados. vivienda. Sb 9. en efecto. Gn 2. para facilitar « el acceso a la propiedad privada de los siguientes bienes: bienes de consumo duradero. una reforma agraria no se debe limitar a repartir títulos de propiedad a los asignatarios. a propósito de este tema.(37) b) a nivel de políticas económicas. Hay que poner en práctica medidas reales. contrarios al principio del destino universal de los bienes. responsables de los pueblos. la voz de la Iglesia os repiten conmigo: no es justo. y no se trata del más complicado. es quien más puede ». a los hombres de gobierno y a los latifundistas: « Por parte vuestra. La doctrina social afirma varias veces que se debe garantizar la mayor valoración posible de las potencialidades productivas de la agricultura ahí donde un porcentaje importante de la población se dedica a cultivar la tierra y depende de esa cultivación. Con la remuneración injusta por el trabajo concluído y con otras formas de explotación se niega a los trabajadores la posibilidad de recorrer « la vía concreta a través de la cual la gran mayoría de los hombres puede acceder a los bienes que están destinados al uso común. A menudo ocurre que las políticas que pretenden promover una utilización correcta del derecho de propiedad privada de la tierra no consiguen impedir que ésta se siga poniendo en práctica. La expropiación de las tierras y el reparto de éstas no son más que uno de los aspectos.(35) Se debe subrayar sin embargo que. empobreciendo así a toda la humanidad. acciones de empresas grandes o medianas ».14 bienes. Esta. la doctrina social añade la condena de las formas de explotación del trabajo. para la doctrina social. 2-3).(36) Promover la difusión de la propiedad privada 37. en el conjunto del desarrollo de la comunidad social ». A la condena del latifundio y de la apropiación indebida. equitativa y eficiente 35. de una política de reforma agraria equitativa y eficiente.(33) 36. 15. en la amplia línea marcada por la Encíclica Mater et magistra (parte tercera). el grito del desvalido. Esto debe aparecer como la señal de la desobediencia del hombre al mandamiento de Dios de actuar como guardián y como sabio administrador de la creación (cf. la doctrina social justifica.(32) Particularmente drámatico.

y político. La tutela de los derechos humanos que provienen de la actividad laboral es otra línea de acción fundamental que la doctrina social de la Iglesia presenta para asegurar una correcta actuación del derecho de propiedad privada de la tierra. que constituye un elemento fundamental de su supervivencia y de su bienestar. excluir la consciencia del hecho de que este tipo de propiedad está destinado a evolucionar. que caracteriza la estructura social de numerosos pueblos indígenas. porque conlleva una despersonalización de la sociedad civil. el acceso a los créditos agrícolas y la sostenibilidad del medio ambiente rural. todo ello. de destruirla. porque es la expresión de un uso socialmente irresponsable del derecho de propiedad y porque es un grave obstáculo para la movilidad social. a nivel económico.(43) Llevar a cabo una política laboral justa 40. la condición indispensable que permite alcanzar un equilibrio en las relaciones de poder de contratación entre los trabajadores y los empresarios y para garantizar.(44) tienen pues el deber de intervenir para que estos derechos sean respetados y realizados siguiendo tres líneas de acción: a) fomentar las condiciones que aseguren el derecho al trabajo. la doctrina social de la Iglesia. La dimensión de este tipo de empresa agrícola debería estar en condiciones de proporcionar: unos ingresos adecuados para la familia. por lo tanto. sin embargo. Gracias a la eficiencia de su gestión y a la riqueza social que se produce de esta forma.(39) Facilitar el desarrollo de la empresa agrícola familiar 38. teniendo además una función igualmente esencial de salvaguardia de los recursos naturales. la continuidad de la familia en la empresa. Dadas las relaciones que vinculan el trabajo a la propiedad. Este tipo de propiedad tiene tantas repercusiones en estos pueblos. en efecto.(40) sugiere que se valore ampliamente la empresa familiar propietaria de la tierra que cultiva directamente. Respetar la propiedad comunitaria de los pueblos indígenas 39. El Magisterio social de la Iglesia no considera la propiedad individual como la única forma legítima de posesión de la tierra. Si se actúa sólo para garantizar su conservación se corre el riesgo de vincularla al pasado y.(42) La protección y la valoración de la propiedad comunitaria no debe. que tengan como finalidad la defensa de los derechos de los trabajadores. utilizando de forma apropiada los factores de producción.(47) El derecho a asociarse representa. consciente de que « nadie puede establecer en términos genéricos las líneas fundamentales a que debe ajustarse la empresa agrícola ». de este modo. el desarrollo de un buen diálogo entre las partes sociales. Los poderes públicos. para asegurar la continuidad de la propiedad de los bienes en el ámbito de la familia. Realizar un sistema de enseñanza capaz de producir un crecimiento cultural y profesional efectivo de la población . y condenando también la propiedad estatal de la tierra. puede proporcionar una contribución muy positiva no sólo para el desarrollo de una estructura agrícola eficiente. cultural. Este considera también y de forma especial la propiedad comunitaria. este tipo de empresa proporciona nuevas posibilidades de empleo y de crecimiento humano para todos.(41) La empresa agrícola familiar citada anteriormente utiliza sobre todo el trabajo realizado por los miembros de la familia y se puede integrar al mercado del trabajo empleando trabajadores asalariados.(46) c) tutelar y promover el derecho de los trabajadores de formar asociaciones. éste representa un medio de importancia crucial para garantizar el destino universal de los bienes.15 c) a nivel de políticas fiscales y tributarias. Condenando el latifundio.(45) b) garantizar el derecho a una remuneración del trabajo justa. Esta empresa. sino también para la realización del principio mismo del destino universal de los bienes.

urgente y prioritario poner en marcha un sistema de enseñanza capaz de ofrecer. las experiencias concretas demuestran que el desarrollo del sector de la agricultura conlleva la expansión del sector de la industria y de los servicios y. El objetivo de una reforma agraria es precisamente el de consentir el acceso a la tierra y a su utilización apropiada así como el fomento del empleo. la enseñanza de los conocimientos y el desarrollo de las aptitudes técnicas y científicas. sino la posesión de los conocimientos que el hombre posee y puede acumular. es cada vez más necesaria. hace aumentar la demanda de bienes y de servicios producidos por la industria y por el sector terciario y afianza el poder adquisitivo de quienes.. Frente a esta situación. contribuye de forma evidente a reforzar la familia. La calidad y el éxito de los programas de desarrollo obtienen. CAPITULO III LA REFORMA AGRARIA: UN INSTRUMENTO DE DESARROLLO ECONOMICO Y SOCIAL La reforma agraria: un instrumento necesario . Juan Pablo II afirma: « Existe otra forma de propiedad. no trabajan en el sector de la agricultura. más fecundo será su trabajo. concretamente en nuestro tiempo. el desarrollo de toda la economía. Este tipo de reforma agraria.(49) sigue siendo de todo modos una acción que no está conforme a los valores y a las normas de una convivencia verdaderamente civil. incluso cuando son las condiciones de necesidad extrema las que la provocan.(48) Cuanto mejor conozca el agricultor las capacidades productivas de la tierra y de los demás factores de producción y las diferentes modalidades con las cuales responder a las necesidades de los destinatarios del fruto de su trabajo. 44. 42. una reforma de la agricultura. en efecto. En los lugares donde sigue habiendo iniquidad y pobreza. debida e improrrogable. la propiedad de la tierra. El incremento de la productividad agrícola consentiría el garantizar la seguridad alimentaria de la población y promover así el desarrollo cualitativo y cuantitativo de los productos alimentarios mediante precios asequibles. y los efectos sobre la urbanización y sobre el nivel de los salarios. Esta última. representa un objetivo importante sobre el cual hay que centrar la atención. sobre todo como instrumento de realización personal. El primer efecto importante de este desarrollo es la contención del impulso migratorio hacia las ciudades y el traslado de la mano de obra hacia otros sectores. puesto que valora las capacidades y las responsabilidades de sus miembros. como ocurría en el pasado. Además. Hay que señalar además que una reforma agraria que genera la creación de empresas familiares. como medida política de desarrollo. Es necesario. por lo tanto. sino también un acto de gran sabiduría política. La falta de crecimiento de la producción agrícola y del empleo no es más que un efecto a corto plazo. bajo sus formas variadas y complejas. que tiene una importancia no inferior a la de la tierra: es la propiedad del conocimiento. El factor cada vez más decisivo para tener acceso a los bienes de la tierra ya no es. que asegure un reparto de las tierras diferente. 43. es la respuesta de la ley al problema de la ocupación de las tierras. Esta es la única respuesta posible y concretamente eficaz. a pesar de vivir en zonas rurales.16 41. Una actividad agrícola caracterizada por la apropiación indebida y por la concentración de las tierras en latifundios obstaculiza gravemente el desarrollo económico y social de un país. con el que emplea su inteligencia y su libertad.. la reforma agraria representa no sólo un instrumento de justicia distributiva y de crecimiento económico. al tratarse de una intervención necesaria para el desarrollo armónico de la economía y de la sociedad. Un sector agrícola en desarrollo incrementa la renta de los agricultores. grandes beneficios de la movilidad de los recursos internos de un país y de su distribución entre los diferentes sectores y grupos sociales. de la técnica y del saber ». El clima de emotividad . en los diferentes niveles escolares.

.. el respeto de los pueblos indígenas. que generalmente están muy condicionadas por las características del medio ambiente físico y económico local. los Gobiernos quienes deben intervenir. deben ser constantes de forma que el nivel de conocimientos profesionales de los agricultores alcance el de las exigencias de la reforma agraria. Estos mismos casos prueban que la productividad y la compatibilidad están estrechamente vinculadas a innovaciones en el cultivo y en la utilización del suelo. . por lo tanto. por supuesto. si la reforma agraria. y por consiguiente. El hecho de retrasar y posponer la reforma agraria quita credibilidad a las acciones de los Gobiernos de denuncia y de represión de la ocupación de las tierras. porque gracias a ésta se alcanzan tres objetivos esenciales: la oferta de tecnologías apropiadas. los más eficientes y eficaces. El servicio de asistencia técnica es indispensable sobre todo para educar a los agricultores a que se enfrenten al mercado formando asociaciones. para que se tomen urgentemente esas medidas. hay que prever medidas que permitan el acceso a los factores de producción y a las infraestructuras que hacen que la productividad de la agricultura y la comercialización de sus productos mejore continuamente. Un programa de reforma agraria debe. siendo éstas las únicas que pueden darles un poder de contratación real y orientarles de forma oportuna sobre la producción. Se podrán alcanzar los objetivos de este tipo de reforma sólo si se plantean correctamente los programas de desarrollo. de medidas eficaces y equitativas. Las instrumentalizaciones que se dan. Para que la reforma agraria sea un éxito. a menudo no tienen nada que ver con el problema de la tierra. es esencial que haya un servicio de asistencia técnica. puede con facilidad conllevar una serie de acciones y de reacciones tan graves que pueden incluso escapar a cualquier control. dividir las tierras en parcelas compatibles con la capacidad laboral de cada familia y. 47. Además hay que prever el acceso a los servicios sociales que mejoran la calidad de vida y la capacidad de autopromoción de las personas. asegurándose que el acceso a las tierras responda plenamente a las necesidades. prever objetivos a corto plazo para conseguir resultados inmediatos dada la gravedad de los problemas sociales. se conforma simplemente con una distribución de tierras. Este se debe desarrollar a largo plazo. Una oferta adecuada de tecnologías apropiadas y de infraestructuras rurales 46. a menudo manifestación de situaciones intolerables y deplorables a nivel moral. Así mismo. por fin. la necesidad de las empresas de incrementar la producción agrícola y la necesidad de conservar los recursos naturales. Existe toda una serie de casos concretos que demuestran que los incrementos de productividad de la tierra y del trabajo realizados empleando tecnologías relativamente sencillas. La información y la capacitación son. incluso por lo que se refiere a sus compatibilidades con el medio ambiente. porque los resultados de éstas se pueden emplear a nivel de utilización práctica sólo si se informa a los productores de que existen y sólo si están convencidos de su eficacia. pero innovadoras. el compromiso de asegurar el acceso a las tierras no debe ser más que una primera parte del programa. las políticas nacionales y las de los organismos internacionales deberán ser totalmente coherentes con ésta. La investigación es fundamental para realizar una reforma agraria verdaderamente efectiva y eficaz. pero tambien muy dificil y delicado 45. Son. el incremento de la producción y la protección del medio ambiente. con su voluntad y determinación. Para que tengan buenos resultados se debe evitar de caer en la equivocación de creer que las medidas de reforma agraria consisten solamente en: expropiar los grandes latifundios. La asistencia técnica representa el complemento indispensable de las actividades de investigación y experimentación. a medio y largo plazo.17 colectiva generado por la ocupación de las tierras. repartir las tierras a los beneficiarios de los títulos de propiedad. Pero. ante todo. necesarias. es la señal de alarma que requiere una actuación. La ocupación de las tierras.. Para poner en marcha una reforma agraria capaz de responder de forma concreta y duradera a los graves problemas económicos y sociales del sector de la agricultura de los países en vías de desarrollo. Las investigaciones y las experimentaciones hacen que sea posible determinar las innovaciones que se deben emplear en cada caso concreto. a nivel social y político. Hoy en día es posible eliminar el contraste que existía entre: la utilización de tecnologías apropiadas a cada tipo de empresa. el problema de la lucha contra la miseria y el problema del desarrollo seguirán sin solucionarse. son en general. en una reforma agraria.

son. en la enseñanza. en los transportes públicos y en el abastecimiento de agua potable. hay que dar la máxima prioridad a las medidas tomadas para garantizar. fundamentales en un sistema de vida moderno. Con este fin. al crear varias actividades productivas. de telecomunicaciones y de agua para irrigar. Estos servicios. la aceptación y la conveniencia de los servicios públicos y de las infraestructuras de utilidad pública. además de proporcionar las infraestructuras necesarias. Para evitar estos riesgos hay que fomentar las iniciativas de creación de bancos locales en cooperativa. Por lo que se refiere a los servicios. por otra parte. no poseen los ahorros necesarios para adquirir dichos factores y. un factor clave del desarrollo sostenible. La eliminación de los obstáculos del acceso al crédito 49.18 48. por lo general. adquirir de forma colectiva los factores de producción y comercializar de forma conjunta los productos. Los programas de reforma agraria deben prever el respaldo de la demanda de créditos de las nuevas empresas generadas por la reforma. de forma directa o indirecta. Mediante la reforma agraria se debe pues hacer todo lo posible por incrementar en los campos el acceso. deben recurrir al crédito. Además. habrá que cuidar de su buena gestión. una educación sanitaria difundida y. Esto se puede aplicar sobre todo a la sanidad: el acceso a las estructuras sanitarias de base y a los hospitales. a menudo se presenta el problema de la distribución del agua a los usuarios y del empleo de los medios que garanticen una adecuada repartición del recurso para evitar su malgasto. Los servicios son. mediante la imposición fiscal. la existencia. de carreteras. a los latifundios. Las inversiones en servicios e infraestructuras públicos 50. al incrementar la renta complexiva producida a nivel local y al contener el fenómeno de la despoblación. 51. por lo tanto. estos servicios son escasos. los programas de reforma agraria deben prever fuertes inversiones en la sanidad. En las áreas rurales de los países pobres. el acceso a la escuela primaria y extenderlo hasta la enseñanza secundaria y superior. Los beneficiarios de la reforma. Junto con la realización de servicios y de infraestructuras apropiadas para la producción agrícola. con los costes y los riesgos que esto conlleva. . pero los elevados costes de los préstamos concedidos a pequeños clientes hacen que los bancos de crédito se resistan a concederlos. La oferta de estos servicios debe corresponder a la demanda. un elemento indispensable y un factor de promoción del bienestar. Otro problema que la reforma agraria debe encarar es el del acceso al crédito legal. A los beneficiarios de las tierras les queda pues una sola alternativa: recurrir al mercado no formalizado del crédito. desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo. La presencia adecuada de estos servicios es por lo tanto una condición indispensable para luchar contra la pobreza de las zonas rurales y para limitar los costes económicos y sociales de la urbanización. Una agricultura en desarrollo conlleva un incremento continuo de la demanda de energía. Sus posibilidades de desarrollo están limitadas por las escasa capacidades que tienen estos pueblos de influir en las decisiones políticas y por el hecho de que una parte importante de los costes debería ir a gravar. se trata de la tercera área de intervención que es igualmente fundamental para que la reforma tenga éxito. por lo tanto. es necesario que los programas de reforma agraria prevean el empleo de recursos para fomentar las infraestructuras rurales. Hay que facilitar y fomentar los créditos concedidos a los diferentes tipos de asociaciones de empresas nacidas de la reforma y que tienen como objetivo: administrar conjuntamente los servicios de producción. la disponibilidad de remedios sencillos y económicos son fundamentales a la hora de reducir la mortalidad y la morbilidad. Sobre todo en el caso del agua de riego. tanto a los hombres como a las mujeres. Estos no son útiles solamente para los agricultores y sus familias sino que benefician a toda la población. Se deben tomar medidas que propongan formas de garantía complementarias y que reduzcan los costes de la apertura de expediente de las operaciones de crédito. A quienes han recibido la tierra se les debe garantizar la posibilidad de disponer de los modernos factores de producción a unos precios razonables.

Es difícil que estas empresas dispongan de los principales factores de producción. se convierten en la fuente de economías de escala y de formas de poder de mercado que conllevan un incremento de la competitividad de las empresas asociadas y que pueden llevar a abrir nuevos mercados para sus productos. siendo estos necesarios para poder hacer frente. la promoción y el apoyo de la creación de bancos locales de cooperación que se propongan conceder préstamos a las familias con pocos ingresos y a las mujeres. para desarrollar el sector de la agricultura.(51) Un apoyo real a la cooperación 53. la instrucción y la capacitación profesional ofrecen a cada individuo los medios para poder desarrollar sus aptitudes personales. los problemas que tienen estas empresas para comercializar sus productos. toda la responsabilidad de la producción de alimentos para el sustentamiento de la familia recae sobre ellas. habría que preocuparse de garantizar a la mujer el derecho a la tierra. sobre todo si están destinados a ser transformados. por lo general. una eficaz concentración de la demanda de los factores de producción y de la oferta de productos. de transformación. y a los cambios en la economía y la sociedad. sobre todo. el cooperativismo se convierte en un instrumento de solidaridad capaz de ofrecer soluciones eficaces. de abastecimiento. El sistema de enseñanza tiende a anteponer la formación de los chicos a la de las chicas. en la mayoría de los casos el tamaño de la empresas no permite una utilización rentable de algunas tecnologías. En estos países. El respeto de los derechos de los pueblos indígenas . nacidas de la reforma. privadas o cooperativas.(50) A pesar de todo. según las necesidades. como ocurre con los nuevos productos. Una atención particular al papel de la mujer 52. En la mayoría de los casos la comercialización está bajo el control de pocos comerciantes locales o bien no es factible porque. están muy marginadas por formas graves de injusticia económica y social. Son graves. Considerando esta realidad y para que los programas de reforma agraria tengan éxito. La cooperación es pues un instrumento muy valioso al permitir a las empresas. de forma particular. las actividades artesanales y el consumo. Las políticas que procuran favorecer el acceso a las tecnologías modernas y a los servicios públicos deben prestar una atención particular al papel crucial que tiene la mujer en la producción agrícola y en la economía alimentaria de los países en vías de desarrollo. aunque haya diferencias entre un lugar y otro. además. de comercialización— la cooperación permite realizar. Las cooperativas. no existe una demanda a nivel local. las mujeres son las que desempeñan más de la mitad del trabajo empleado en el sector de la agricultura. la atención de los servicios de asistencia técnica por sus necesidades. una utilización de las máquinas más difundida. tiene precios muy altos. que cambien sus producciones y. una instrucción a nivel escolar más amplia y de mayor calidad. Debido a la multitud de personas que responden a las condiciones de poder aspirar a la asignación de la tierra. En este tipo de realidad. todo esto para mejorar la calidad de su trabajo y para reducir su vulnerabilidad a los cambios tecnológicos. para incrementar el número de posibilidades de empleo. las que son necesarias para hacer menos pesado el trabajo en el campo. Las leyes privilegian al hombre a la hora de asignar el derecho de propiedad de la tierra. un acceso al crédito más fácil. a problemas complejos. sobre todo en relación al mercado. Además es absolutamente necesario prever. De este modo se conseguiría superar la idea que tiende a considerar la instrucción como un gasto de puro consumo y no como una inversión social. a la complejidad del mundo de hoy. Estas empresas deben enfrentarse. de los que a menudo no existe un mercado a nivel local o bien. En los programas de reforma agraria se debe prestar atención al papel decisivo desempeñado por la cooperación puesto que apoya el despegue y el desarrollo de la empresas agrícolas nacidas de la redistribución de las tierras. por lo tanto.19 En estas condiciones. Los mismos programas de reforma agraria consideran a las mujeres por el trabajo doméstico que desempeñan y no como sujetos productivos. Varias experiencias concretas demuestran que estos microbancos pueden representar un instrumento eficaz para reforzar las nuevas empresas y para luchar contra la pobreza. Y además se convierten en factores que conllevan cambios en las actitudes y en los comportamientos. al consentir el cultivo de productos de exportación sin que ello conlleve perjuicios para la economía local. Bajo diferentes formas —cooperativas de servicios. 54. en el ámbito de una reforma agraria. si lo hay. como por ejemplo. sin costes excesivos.

de desarrollo y de espiritualidad de estos pueblos.(52) b) Los programas de reforma agraria deben ser definidos y adoptados con la participación y la cooperación de los pueblos interesados. La reforma agraria no resuelve solamente el problema del latifundio. a nivel individual y colectivo. por un lado. la posibilidad de disfrutar de los servicios sociales y de producción que éstos consideren oportunos para su organización social y para resolver sus problemas. por lo tanto. Razones con fundamento hacen prever. de forma equitativa y racional. A través de la reforma agraria se deben encontrar las modalidades que permitan encarar. de instituciones y de normas que a menudo se encuentran a la base de la organización política. la reforma agraria constituye una parte determinante del proyecto sistemático y coordinado de medidas que los gobiernos deben tomar para tutelar los derechos de los pueblos indígenas y para garantizarles el respeto de su integridad. la actuación de una política de asignación individual de la propiedad de la tierra. A causa de los estrechos vínculos existentes entre la tierra y los tipos de cultura. deben orientar hacia otras direcciones los factores de tipo económico y social que puedan causarles perjuicios. basadas en la propiedad común. económica y política del país. c) la aplicación de un proceso de descentralización administrativa que permita y fomente la participación activa de las comunidades locales a la elaboración de proyectos. El compromiso institucional del Estado 57. En la mayoría de los casos. el control y la evaluación de los programas concernientes a la población. el desarrollo y el territorio que les interesa. Esta contribuye también al reconocimiento y al respeto de los derechos de los pueblos indígenas. Esta debe conservar y promocionar su identidad. La falta de respeto por los derechos económicos de los . incluso recientemente. Para realizar estos objetivos. los programas de reforma agraria deben respetar dos condiciones: a) Se deberá poner en práctica. el delicado y necesario equilibrio existente entre la necesidad de conservar la propiedad común y la de privatizar la tierra. de forma adecuada. garantizándoles una efectiva protección de sus derechos de propiedad y de posesión. sobre todo la devolución de las tierras arrebatadas. la reforma agraria debe ayudar a las comunidades indígenas a que salvaguarden y reconstruyan los recursos naturales y los ecosistemas de los que dependen su supervivencia y su bienestar. su cultura y sus intereses. la gestión financiera. la reforma agraria debe indicar los criterios que permiten localizar las tierras que éstos ocupaban e indicar las modalidades de reinserción. En este caso. sobre todo por lo que se refiere a problemas fiscales. con una atención especial por ofrecer apoyo y estabilidad a la familia. La reforma debe consentirles el acceso a los servicios sociales y de producción y los medios necesarios para promover el desarrollo de sus tierras y para disfrutar de unas condiciones equivalentes a las que se han concedido a los demás sectores de la población. económica y social. considerada como sujeto de derechos y deberes. monetarios y los demás problemas que nacen de los intercambios comerciales con el extranjero. incluso en el caso de los pueblos indígenas. el problema de la devolución de las tierras a los pueblos indígenas que las ocupaban anteriormente. la realización. El compromiso que se pide al Estado es muy importante porque conlleva la modificación de organismos. En resumen. b) la elaboración de políticas y leyes que tutelen los derechos fundamentales de las personas y que garanticen. d) la adopción de políticas macroeconómicas respetuosas del principio que los derechos de los agricultores de disfrutar de los frutos de su trabajo no son menos importantes de aquellos de los consumidores. el derecho de los trabajadores de poder negociar libremente sus condiciones laborales. apoyar sus aspiraciones de justicia social y garantizar un ambiente que les permita participar activamente en la vida social. es decir en una forma de propiedad que se presta poco a la utilización de los modernos factores de producción y al empleo de las innovaciones tecnológicas. este compromiso coincide con el desarrollo de cuatro líneas de acción a nivel institucional: a) el perfeccionamiento y la modernización del marco jurídico que regula el derecho de propiedad. con una serie de violencias y discriminaciones. tienden a transformarse en propiedad privada a medida que la agricultura se desarrolla. y por otro lado. la posesión y la utilización de la tierra. La reforma agraria debe garantizar a los pueblos indígenas.20 55. Las formas tradicionales de posesión de la tierra.

21 agricultores tiene inevitablemente repercusiones negativas sobre los mecanismos de mercado y sobre toda la economía. es también. En segundo lugar. sin embargo. porque. no es exclusivamente el resultado de la lógica de los intercambios comerciales. Estas organizaciones. distribución de la renta y satisfacción de las necesidades básicas de las familias. Con este fin es importante evitar que la preocupación por reducir la deuda internacional. éstos no pueden disfrutar de las ventajas de la exportación misma. La reforma agraria exige que las organizaciones encargadas de promover el comercio internacional presten una atención particular a las relaciones existentes entre políticas comerciales. como instrumento de una agricultura en desarrollo. está produciendo. todo ello hace que la producción de bienes tradicionales sea menos conveniente. Todo esto. se penaliza el empleo. de la desigualdad social extendida y de la inadecuación de los servicios de asistencia técnico-administrativa en favor de los pequeños productores. Es evidente que esta situación. También puede ocurrir que se penalice por partida doble a los pequeños cultivadores. fomenta un mayor rendimiento y produce nuevos conocimientos. CONCLUSION 60. La Iglesia se está preparando al nuevo Milenio mediante una experiencia de conversión que encuentra su centro de inspiración en el Gran Jubileo del Año 2000. al elaborar los modelos de desarrollo que pretenden difundir. una desconcertante vacuidad cultural y política. no sólo para los cristianos. el resultado directo de la concentración del capital tierra en manos de unos pocos. El incremento de los intercambios comerciales tiene generalmente un impacto positivo en el crecimiento económico de un país: amplía las dimensiones del mercado. La reforma agraria.(53) Encarando el emblemático tema de la tradición bíblica del Jubileo. en varios contextos. En primer lugar. compromete a las organizaciones internacionales a tenerla en consideración a la hora de definir sus propias estrategias de intervención. incluso de no pocos cristianos. sin embargo. debido a los obstáculos que encuentran a la hora de tener acceso a los factores necesarios para cultivar los productos destinados a la exportación. por el hecho de que los productos de exportación requieren menos trabajo que los que se consumen a nivel local. . En algunas ocasiones. este desarrollo económico puede empeorar las condiciones de quienes están económicamente desaventajados. Este extraordinario acontecimiento eclesial debe impulsar a todos los cristianos a un serio examen de conciencia sobre su testimonio en el presente y también a una conciencia más viva de los pecados del pasado.(54) 61. las puertas del futuro se cierran y la suerte de muchos pueblos permanece anclada a un presente cada vez más incierto y precario. que es una señal preocupante de degeneración espiritual y moral. que conlleva la incapacidad de cambiar y renovar. por sus consecuencias negativas a nivel de lucha contra la pobreza y el hambre. deben preocuparse de que estos modelos se adapten a las necesidades y a los problemas de los diferentes países. de las graves formas de injusticia y de marginación social y de la aquiescencia de muchos de ellos frente a la violación de fundamentales derechos humanos. Mientras las relaciones sociales no cambian y la justicia y la solidaridad permanecen ausentes e invisibles. y una acumulación de problemas sociales. de la redistribución equitativa de la tierra. sobre todo de la enseñanza. porque el incremento de las exportaciones conlleva el aumento de ciertos costes de producción y la subida de los precios de la tierra. por ejemplo. La responsabilidad de las organizaciones internacionales 58. si el incremento del cultivo de productos alimenticios de exportación hace disminuir la oferta de alimentos para el consumo interno y subir los precios. que a menudo conlleva una promoción de la producción agrícola de productos de exportación. el Pontificio Consejo « Justicia y Paz » se propone poner a la vista de todos una de las situaciones más tétricas y dolorosas de la corresponsabilidad. La aquiescencia del mal. Todo este conjunto de efectos. 59. Esto ocurre. de aquel « espectáculo de modos de pensar y actuar que eran verdaderas formas de antitestimonio y de escándalo ». Se consigue un efecto aún más negativo si. haga que los países en vías de desarrollo adopten medidas que provoquen un grave deterioro de los servicios públicos. implica directamente las competencias y las responsabilidades de muchas organizaciones internacionales. de la que no es más que una consecuencia indirecta.

Carta pastoral sobre la situación de los campesinos e indígenas. 12 de junio 1983. Madre del Redentor. de disfrutar de las riquezas de la creación. por ejemplo. Su propiedad particular. 6). Estrella que guía con seguridad los pasos hacia el Señor de todos los cristianos que abandonan los caminos equivocados. Madre Tierra. sirva también hoy para restablecer la justicia social. en el mensaje bíblico. Panamá. 24 de abril 1996. ha consagrado a los problemas de la agricultura durante estos últimos años. movido por Su corazón de Padre nos da la fuerza y nos ilumina en nuestro difícil camino. Goiânia. Rey del Universo Roger Card. tierra de paz. al igual que en la experiencia bíblica. La Iglesia en la actual transformación de América Latina a la luz del Concilio (1968). Obispos del Sur Andino. (2) Por « latifundio » se entiende una finca de gran extensión. 1. Mons. n. Asunción. a través de la distribución de la propiedad de la tierra marcada por un espíritu de solidaridad en las relaciones sociales. 29 de febrero 1988. Roma. La tierra. Brasília. 28 de agosto 1995. 30 de marzo 1986. Padre! » (Ga 4. Nueva evangelización. Tegucigalpa. (4) Este tipo de organización de la agricultura está desapareciendo solamente en los lugares donde se han realizado reformas agrarias. Ver. 8 de diciembre 1988. Conferencia Episcopal de Costa Rica. Pro-Memória da Presidência e Comissão Episcopal de Pastoral da CNBB sobre as consequências do Decreto n. Invocamos la intercesión de la Virgen María. y se manifiestan dóciles a la acción del Espíritu. que emplea trabajadores asalariados y utiliza tecnologías agrícolas atrasadas. Puebla. El clamor por la tierra. los caminos del mal. Exigências Cristãs para a paz social. 23 de noviembre 1997 Solemnidad de Jesucristo. don de Dios . Vicariato Apostólico de Darién. La tierra. imagen del Dios invisible que busca al hombre. cultura cristiana (1992): Conferencia Episcopal de Paraguay. don de Dios para todos. La luz de Cristo. la Comisión Pastoral de la Tierra se han pronunciado varias veces sobre el tema de la reforma agraria: Manifesto pela terra e pela vita a CPT e a reforma agrária hoje. (5) Entre estas distorsiones merece la pena recordar: .22 El espíritu del Jubileo nos debe incitar a decir: « ¡Basta! » ¡Basta a los numerosos pecados individuales y sociales que provocan situaciones de pobreza y de injusticia dramáticas e intolerables! Llamando la atención sobre el significado peculiar y esencial que tiene la justicia. Etchegaray Presidente del Pontificio Consejo « Justicia y Paz » S. 1994. para participar a la vida íntima de Dios y llamarle: « ¡Abbá. 1 de agosto 1995. (3) Una visión clara de esta preocupación aparece en los numerosos documentos que el Episcopado Católico. deseamos vivamente que el año jubilar.E. de protección de los más débiles y de tutela de sus derechos. Tierra de todos.775 de 8 de Janeiro de 1996. Conferencia Episcopal de Honduras. François-Xavier Nguyen Van Thuan Vice-Presidente del Pontificio Consejo « Justicia y Paz » Diarmuid Martin Secretario del Pontificio Consejo « Justicia y Paz » -------------------------------------------------------------------------------(1) Juan Pablo II. 2 de agosto 1994. Itaici. San José.derecho del pueblo. en cuanto hijos de Dios. sobre todo de América Latina. además de los documentos de las Conferencias Generales del Episcopado de Latinoamérica que tuvieron lugar en Rio de Janeiro (1955). 51. Conferencia Episcopal de Guatemala. Mensaje sobre algunos temas de interés nacional. La Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil y de forma particular. 62. Medellin. 29 de febrero 1996. Carta Apostólica Tertio millennio adveniente. La Evangelización en el presente y en el futuro de América Latina (1979) y Santo Domingo. Guatemala de la Asunción. promoción humana. cuyos recursos normalmente no son plenamente utilizados y que a menudo pertenece a un propietario ausente.(55) El profundo conocimiento y la aplicación coherente de las directrices de la Iglesia ayudarán concretamente a toda la humanidad a crear las condiciones para disfrutar de la salvación a la que ha sido llamada por la gracia de Dios y a dirigirle a El una gran oración de gracias y de alabanza.

1986. FAO. Un reto para todos: el desarrollo solidario. (14) Cf. Landlessness: A Growing Problem. organizada por la FAO del 13 al 17 de noviembe 1996. (12) Existe una opinión unánime sobre el impacto extremadamente negativo de los servicios de capacitación agrícola de muchos países en vías de desarrollo en la pobreza de los agricultores.. DEPAS-CELAM. 57. (16) Sobre este tema es emblemático el relato de la viña de Nabot (cf. nn. (6) Por « pequeño cultivador » entiéndase el sujeto económico que actúa al margen de la producción agrícola y que está implicado en el proceso de pulverización de la tierra.C. pp. para proteger los cultivos de los grandes latifundios de la competencia internacional. Rome 1984. 58-60. (11) Sobre la estrecha correlación existente en la mayor parte de las economías agrícolas tradicionales entre la propiedad de la tierra. 65-66. Constitución Pastoral Gaudium et spes. Pontificio Consejo Cor Unum. World Bank. f) la oferta de crédito. Fuera de estas reservas a los indígenas no se les permitía comprar o ocupar otras tierras. véase: World Bank. (10) Sobre este tema véase: Conseil Pontifical Justice et Paix. Rome 1995. Cité du Vatican 1993. Washington D. de servicios y subvenciones de los que. FAO. 149-153. World Development Report 1990. p. Juan Pablo II. 69. pp.Colombia . véanse: World Bank. ed. 8. World Development Report 1991. p. pp. Departamento de Pastoral Social. española. (17) Cf. en concreto sólo disfrutaban los grandes latifundios. Rome 1995. 1 R 21). Poverty and Hunger. World Development Report 1990. a prohibir la compra de los productos de los pequeños cultivadores. (7) Cf. Lessons from the Green Revolution -Towards a New Green Revolution. d) la creación de organizaciones de mercado y la adopción de sistemas de fijación de precios que privilegian los productos de las grandes propiedades. n. 134-138. Washington D. World Development Report 1991. (13) Cf. llegando. 73-75. véase: World Bank.C. Rome 1996. FAO.. Discurso en la Cumbre mundial sobre la alimentación. pp. World Development Report 1992. UNDP. 16. Véase por ejemplo: World Bank. (8) Sobre las diferentes causas de fracaso. (15) Sobre las relaciones existentes entre la concentración de la propiedad de la tierra. (18) Concilio Vaticano II. Sustainable Development and the Environment. Santafé de Bogotá .C. Les peuples autochtones dans l'enseignement de Jean-Paul II. FAO. p. World Bank. Washington D. 22 (traducción al español: Consejo Episcopal Latinoamericano. « Economic and Social Development Series ».. c) la adopción de sistemas fiscales diferentes que favorecen a los latifundistas y la creación de impuestos discriminatorios sobre los productos de los campesinos indígenas. World Development Report 1991. a menudo en áreas poco fértiles o lejos del mercado o bien sin infraestructuras. World Bank. Tertio millennio adveniente. Rome Declaration on World Food Security and World Food Summit Plan of Action. Ciudad del Vaticano 1996. 12-13. 7173. b) la creación de reservas para los pueblos indígenas. la pobreza de los campesinos y el deterioro del medio ambiente. New York. Rome 1992. el acceso al crédito y la distribución de la riqueza. Washington D. El Hambre en el Mundo. 1965. véase: FAO.23 a) una distribución de las tierras frecuentemente realizada con métodos arbitrarios y sólo a favor de los miembros de los grupos dominantes o de las clases acomodadas. FAO Policies and Actions. « Los pueblos autóctonos en la enseñanza de Juan Pablo II ». Este proceso es especular y consecuente al proceso de concentración y apropiación indebida del bien mismo. en algunos casos. Juan Pablo II. 22 de noviembre 1996. e) la imposición de barreras a las importaciones. p.1996). (9) Para analizar estas políticas de apoyo de las exportaciones agrícolas y de las grandes empresas y las consecuencias de éstas sobre la pobreza. pp.C. Dimensions of Need: An Atlas of Food and Agriculture. World Human Development Report 1990. L'Osservatore Romano. .

19. p. 69a. el 31 de enero 1985. 69a. Se lo apropia por medio del trabajo y para tener un ulterior trabajo ». Perú. n. (21) « Y para poder hacer fructificar estos recursos por medio del trabajo. de la tierra. del daño considerable producido a los intereses del país. 16. el 5 de febrero 1985. 13). Gaudium et spes. en el Discurso a los Obispos de Brasil en visita « ad limina ». n. Gaudium et spes. II-II. 21. 14. (29) La propiedad de los medios de producción en el sector de la agricultura es « justa y legítima cuando se emplea para un trabajo útil. (33) Juan Pablo II. de la especulación y de la ruptura de la solidaridad en el mundo laboral. Juan Pablo II. pero resulta ilegítima cuando no es valorada o sirve para impedir el trabajo de los demás u obtener unas ganancias que no son fruto de la expansión global del trabajo y de la riqueza social. el 21 de marzo 1995. Conc. Carta Encíclica Laborem exercens. 7. n. (30) El deterioro del medio ambiente material lleva. 43. Carta Encíclica Populorum progressio. n. II. Ecuador. Carta EncíclicaCentesimus annus. sino más bien de su compresión. 96. 13. Carta Encíclica Mater et magistra. 1991. el 7 de julio 1980. Problema social de envergadura que incumbe a la familia humana toda entera ». (26) Conc. Pablo VI. hablando del derecho a los bienes materiales. al mismo tiempo. Gaudium et spes. Brasil. 1967. Pio XII. 210). Pio XII. Perú. 71f. 1971. en Quito. (31) Juan Pablo II. pues. Laborem exercens. (35) « El bien común exige. en Lucutanga. En el radiomensaje de Pentecostés de 1941. n. algunas posesiones sirven de obstáculo a la prosperidad colectiva ». algunas veces la expropiación. (23) Juan XXIII. Discurso a los Indígenas y Campesinos de México. (32) Juan Pablo II. el 24 de marzo 1990. 1991. Carta Apostólica Octogesima adveniens. Juan Pablo II. de la explotación ilícita. según el Magisterio de la Iglesia. 23. Juan Pablo II. (34) Cf. Vol. n. n. si. 29 de enero 1979 (Acta Apostolicae Sedis. por el hecho de su extensión. Radiomensaje. n. 1961. siempre lo ha entendido en el contexto más amplio del derecho común de todos a usar los bienes de la entera creación: el derecho a la propiedad privada como subordinado al derecho al uso común. n. de su explotación deficiente o nula. aunque se deje a la voluntad humana y a las formas jurídicas de los pueblos el deber de regular su actuación práctica. de la miseria que de ello resulta a la población. Mater et magistra. en realidad. 66 art. (25) Conc. Juan XXIII.São Luís. 71b. (28) Pablo VI. el 3 de febrero 1985. en Cuzco. 69. . (27) Cf. II. (20) Derecho natural porque. convirtiéndolo en su puesto de trabajo. ni siquiera otros derechos certeros y pacíficos sobre los bienes materiales pueden hacerlo » (n. 12. Summa Theologiae. creando de esta manera para el mañana un ambiente que podría resultarle intolerable. LXXI. n. el hombre debe trabajar sabiendo que es « heredero del trabajo de generaciones y. Vat. n. Al contrario. en el Discurso a los Obispos de Brasil en visita « ad limina ». en Aterro do Bocanga . Laborem exercens. Este tipo de propiedad no tiene ninguna justificación y constituye un abuso ante Dios y los hombres ». Brasil. (24) « La tradición cristiana no ha sostenido nunca este derecho como absoluto e intocable.24 (19) Juan XXIII. De todo esto se apropia él. 21. éste está contenido en la naturaleza misma del trabajo humano y por la « prioridad del hombre individual sobre la sociedad civil ». Gaudium et spes. Laborem exercens. n. Juan Pablo II. el 14 de octubre 1991. en Iquitos. 96. 1 de septiembre 1944. Oaxaca. como ser viviente con uso de razón. Cuilapan. n. Su Santidad el Papa Juan Pablo II ha intervenido en varias ocasiones sobre el tema de la reforma agraria: en Recife. de las diversas riquezas de la naturaleza: del subsuelo. II. del mar. el 30 de enero 1985. afirmaba que « Todo hombre. del espacio. Laborem exercens. Vat. el hombre se apropia en pequeñas partes. Este derecho individual no se debe suprimir de ninguna manera. recibe en efecto de la naturaleza el derecho fundamental de usar los bienes materiales de la tierra. al deterioro del « propio consorcio humano que el hombre no domina ya. n. Vat. (22) Conc. Vat. Mater et magistra. 1979. Al contrario. II. n. Ecuador. n. coartífice del futuro de aquellos que vendrán después de él con el sucederse de la historia ». al destino universal de los bienes ».

a veces. sin embargo. Carta a las mujeres. n. sobre todo. II. n. es el Estado el que debe realizar una política laboral justa ». II. « Se imponen.. puede convertirse en una verdadera calamidad social ». la propiedad común garantiza a todos los miembros de la comunidad. n. 69. (45) Es deber del Estado « actuar contra el desempleo. 32. y procuran. (48) Juan Pablo II. (42) « En las sociedades económicamente menos desarrolladas. Populorum progressio. Mater et magistra. 69b. impide. sigue siendo un factor constructivo de orden social y de solidaridad. n. pues. ibid. (37) « Lo principal es esto: los gobiernos deben dar por sentado y aceptado el derecho de propiedad y asegurarlo con leyes equitativas ». Juan Pablo II. parcialmente logrado por un conjunto de costumbres y tradiciones comunitarias. En otras palabras. (40) Juan XXIII. (41) « Quienes tienen una concepción natural y. como una comunidad de personas en la cual las relaciones internas de los diferentes miembros y la estructura funcional de la misma han de ajustarse a los criterios de la justicia y al espíritu cristiano.3. 49.. 30. 110-157. ibid. Centesimus annus. la unión de los hombres para asegurarse los derechos que les corresponden. que esta concepción de la empresa agrícola llegue a ser pronto una realidad. Vat. Leon XIII. en los países en vías de desarrollo. (51) Cf. Gaudium et spes. ibid. que los pequeños agricultores se vean obligados a vender sus minúsculas propiedades. además del salario. cuando asume ciertas dimensiones. n. n. En este caso. 1891. (50) Sobre la importancia del papel de la mujer en los procesos de producción y transformación de los productos agrícolas. 20. 19. Gaudium et spes. Vat. Rome 1996. Conc. el reparto de las propiedades insuficientemente cultivadas. mediante « una coordinación justa y racional. Para que todos tengan un empleo. 102. n.. el trabajador puede disfrutar de « otras prestaciones sociales que tienen por finalidad la de asegurar la vida y la salud de los trabajadores y de su familia ». incluso a los más pobres. (49) Cf. Mater et magistra. Carta Encíclica Quadragesimo anno. n. Laborem exercens. Juan Pablo II.. Gaudium et spes. 29 de junio 1995. nacida de la necesidad del trabajo. n... teniendo en cuenta lo que se ha dicho anteriormente acerca del carácter subjetivo del trabajo humano ». (46) La remuneración del trabajo es justa si.25 Pablo VI. ibid. cristiana de la dignidad del hombre y de la familia. 17.. motiva a los campesinos a que mantengan la capacidad productiva del suelo que cultivan. las ventajas de la propiedad común. 24. el destino común de los bienes está. 69a. el estado debe promover una organización del trabajo correcta. ibid. al contrario de lo que ocurre en el caso de la propiedad privada. II. 128. en cuyo marco debe ser garantizada la iniciativa de las personas.. (36) Cf. (39) Las autoridades públicas no pueden usar de forma arbitraria su derecho de determinar los deberes de la propiedad violando el derecho natural de propiedad privada y de transmitir los bienes por herencia y no puede « gravar la propiedad con exceso de tributos e impuestos ». n. según las circunstancias concretas de lugar y de tiempo ». Juan XXIII. n. por todos los medios. véase: FAO. y principalmente a la familiar. de los centros y complejos locales de trabajo. del que no es posible prescindir ». 1931. el acceso a la tierra.. consideran a la empresa agrícola. n. ibid. (52) No hay que subestimar. Conc. y que. que aseguran a cada miembro los bienes absolutamente necesarios ». 128. Socio-Political and Economic Environment for Food Security. Pio XI. reformas que tengan por fin . en beneficio de los hombres capaces de hacerlas valer ». 71f. n. sobre todo en el caso de la presencia de una población relativamente numerosa con respecto al recurso tierra. (44) « En efecto. 18. Carta Encíclica Rerum novarum. par. (47) « La experiencia histórica enseña que . de los grupos libres. 18. Conc. Vat.. la propiedad común consigue evitar la . Mater et magistra. n. n. 4. (43) Cf. n. (38) Juan XXIII. el cual es en todo caso un mal.

ibid. ibid. n. (54) Cf. 33.26 pobreza extrema y la formación de masas de personas sin tierra que a menudo caracterizan las zonas dominadas por el latifundismo. (55) Cf.. (53) Juan Pablo II. .. 36. n. Tertio millenio adveniente. n. 7.

“todos ellos. Dios “quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad” (1Tm 2. como a los que han venido de otros lugares para vivir y trabajar en esta tierra. porque. La primera es que todos somos hermanos por tener un mismo Padre: Dios. Por eso. queridos habitantes de estas tierras. Por esto. ayoreo. BOLIVIA. y que nos hace formar parte del pueblo elegido de Dios. fueron llegando hombres y mujeres. 19-20). que es motivo de alegría para toda la Iglesia. Esta fecha. Sollicitudo rei socialis. Pensad. 11). maká. Desde esta misión de Santa Teresita quiero dirigirme a los nivaclé. confió a sus Apóstoles y a la Iglesia entera la misión de ir y hacer discípulos a todas las gentes. guaná. toba qom. y enseñándoles a guardar lo que El les había mandato (cf. misioneras y catequistas. En virtud de nuestro origen común. que nos permite compartir la nueva vida de la gracia que El conquistó para nosotros en la cruz. a los lengua. ni judío. Mt 28. tanto a los nacidos en este suelo. Ya no hay. angaité. Estos lazos estrechísimos en el plano de la naturaleza han sido definitivamente sellados por la redención de Cristo. como dice el Apóstol. 3. Llegue también mi saludo a los chaqueños y pobladores indígenas. 33). sin distinción de raza. observando los diez mandamientos dados por Dios a Moisés . lo es de un modo muy especial para vosotros. En efecto. La fraternidad que debe reinar en el género humano ha de llevar en efecto. Se va acercando el gran acontecimiento del V centenario de la evangelización de América. como individuo y como familia humana. no puede dejarse arrastrar por los instintos. porque todos hemos sido llamados a ser “familiares de Dios” (Ef 2. manjui. miembros de una sola familia. LIMA Y PARAGUAY ENCUENTRO DEL PAPA JUAN PABLO II CON LOS INDIOS EN LA MISIÓN DE SANTA TERESITA Mariscal Estigarribia Martes 17 de mayo de 1988 Amadísimos hermanos indígenas del Paraguay: 1. 19). Asimismo me dirijo a todos vuestros hermanos llegados de otras partes del continente americano: a los que vienen de Bolivia y Brasil. y a los aché. a lo largo de cinco siglos. Os ruego que hagáis llegar igualmente mi saludo de gozo y paz en el Señor a todos vuestros pueblos y familias. que permita el desarrollo de todos. que es común a todos los hombres.27 VIAJE APOSTÓLICO A URUGUAY. tienen la misma naturaleza y el mismo origen. guaraníes occidentales y guaraníes ñandeva. respetando las propias peculiaridades (cf. redimidos por Cristo. 29). Y heme aquí ahora. lo que debe significar para vuestras vidas y comportamiento profesar de veras que realmente sois hermanos. El hombre es superior a todas las demás criaturas de la tierra. a una colaboración y solidaridad entre todos los hombres y los pueblos. Me conmueve este sacrificio para estar hoy todos juntos. Saludo también a vuestros Pastores. ya que su condición de hijo de Dios le debe llevar a comportarse conforme a tal dignidad. 4). Ymá güivéma. Col 3. como enseña el Concilio Vaticano II. sanapaná. y adquiere también una dimensión más profunda de su dignidad como persona. a los sacerdotes. en sus corazones. creados a imagen y semejanza de Dios. todos somos iguales en dignidad. Por la fe el hombre llega a un conocimiento más pleno de Dios. ni bárbaro (cf. lengua o nación. aimesé pendendivé. toba maskoy. A todos agradezco el afecto y el cariño que me habéis manifestado. Este hecho primordial de que todos hayamos salido de las manos de Dios lleva consigo enormes consecuencias para la persona. Ha péina ága. ya que habéis tenido que atravesar las inmensas llanuras del Chaco paraguayo. bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. impulsados por un gran amor a Dios y a los habitantes de estas maravillosas tierras. Sé que para muchos de vosotros ha supuesto un verdadero esfuerzo venir a este encuentro con el Papa. (Hace ya mucho tiempo que he querido estar con vosotros. 2. aimema pendeapytépe. En cumplimiento de este mandato de Cristo. a los misioneros. ya estoy entre vosotros). la vida de la gracia. ni griego. y pai tavytera. en particular de la diócesis de Benjamín Aceval y del vicariato apostólico del Chaco paraguayo. dotados de alma racional. mbyá apyteré. y. porque es capaz de conocer y amar a Dios. disfrutan de la misma vocación y de idéntico destino” (Gaudium et spes. sin otro objetivo que el de difundir la luz de la fe y injertar la nueva vida. avá chiripá.

busca la oveja perdida (cf Lc 15. 4-7). Ex 20. purifica. En la Eucaristía. Invocad con frecuencia a Tupasý –la Virgen Santísima–. Por eso cada uno podrá examinarse con provecho a sí mismo para descubrir lo que en la propia vida y comportamiento se opone a su condición de hijo de Dios y hermano de su prójimo. Cristo se ofrece al Padre por la salvación del mundo y se nos da como alimento de vida eterna (cf. Madre de Jesús y Madre nuestra. Ella os animará a hacer la voluntad de su divino Hijo observando la santa ley de Dios. rezando el Avemaría. la oración que el mismo Jesús nos enseñó (cf Mt 6. 5). esto es. fruto del amor de los padres. 5. de nada serviría que os abandonaseis al desánimo. entre tantos. 9). No dejéis. que dediquéis todo vuestro empeño a conocer mejor los fundamentos de vuestra fe católica participando asiduamente en los grupos de catequesis y meditando las enseñanzas de Jesús en el Evangelio. antes. En su seno nacen los hijos. Conozco las dificultades y sufrimientos que afrontaron vuestros padres en el pasado y también los que encontráis vosotros en la hora presente. Recordad el ejemplo de Jesús. En efecto. logrando vencer así las inclinaciones al mal. Este sacramento os da la gracia necesaria para acrecentar el amor. 4. La evangelización de vuestras comunidades alcanzará su plena madurez cuando tengáis muchos sacerdotes surgidos de vuestras mismas familias. debéis rechazar aquellos modos de comportamiento que se oponen a las enseñanzas de Cristo y a la verdadera felicidad conyugal. 1-17). La fe. En él. al Señor con confianza. He oído de vosotros el testimonio de los grandes problemas que os afectan. y que Cristo ha elevado y perfeccionado con el mandamiento nuevo del amor (cf. nuestra conciencia y nuestra experiencia nos ponen de manifiesto un hecho doloroso. 6) y a “los que buscan la paz” (Ibíd. Jn 6. a asumir estas realidades con una nueva perspectiva. fortalece y eleva todas las capacidades y riquezas y costumbres de los pueblos en lo que tienen de bueno” (Lumen gentium. particularmente cercano a todo el que sufre: su vida de trabajo pobre y humilde. El conjunto de estas verdades de la doctrina cristiana sobre la oración y los sacramentos se adquiere y se profundiza en la catequesis.. La fe debe llevaros pues. que cumplen la voluntad de Dios y colaboran de este modo con su poder creador. Sin embargo. El Señor en su bondad ha previsto estos auxilios para socorrernos en cada etapa de nuestro peregrinar terreno. que tradujo al guaraní el Catecismo del Concilio de Lima de 1583. En el Paraguay tenéis. por medio de la absolución del sacerdote. pues. 9-13). sus palabras de consuelo a los cansados y agobiados (cf Mt 11. 28-30). y incluso de olvido social. Los sacramentos son la fuente de la gracia divina de donde recibiréis las fuerzas para superar las debilidades propias de la condición humana. el ejemplo de Fray Luis Bolaños. No dejéis de animar a los jóvenes a que escuchen la llamada de Dios y dediquen su vida al servicio de Dios entre sus hermanos.28 (cf. 13). el bautismo nos regenera como hijos de Dios y nos incorpora a la Iglesia. Jn 13. al contrario. Para cumplir los mandamientos de la ley de Dios. que si es genuina. Enseñad también a vuestros hijos a dirigirse a Ñandeyara –nuestro Padre Dios– con las oraciones sencillas que desde la tierna edad habéis aprendido: sobre todo. Por esto. una tendencia hacia modos de vida que se oponen a la ley de Dios y al querer divino. Cristo es “la luz verdadera que ilumina a todo hombre” (Jn 1. de rezar para que el Señor llame a muchos de vuestros hijos y hijas al sacerdocio y a la vida religiosa. En la vida de vuestras comunidades se dan frecuentemente situaciones de pobreza. “La Iglesia – ha recordado al respecto el Concilio Vaticano II – no disminuye el bien cultural de ningún pueblo. pues la fe en Jesucristo es también “un elemento decisivo para aquel proceso civil y humano que tanta importancia reviste para la existencia y el desarrollo de cada nación y de cada Estado” (Euntes in mundum. 9). que tanto le agrada. los esposos se unen indisolublemente para constituir una comunidad de vida y amor (cf. Gaudium et spes. 34). su aliento de esperanza a “los que tienen hambre y sed de justicia” (Ibíd. En efecto. guardar la fidelidad y educar a vuestros hijos para que sean hombres honrados y buenos cristianos. 48) y dar origen a una familia. que existe en nuestro interior una inclinación al pecado. la Iglesia ha puesto siempre particular cuidado en expresar el mensaje cristiano con los conceptos y en la lengua de cada pueblo. fomenta y asume. Jesús. La unión entre el hombre y la mujer la ha santificado Cristo con el sacramento del matrimonio. 5. Sin embargo. de sus faltas. os pido queridos hermanos indígenas. 5. Conscientes de la dignidad del matrimonio y de la familia. ha de ir impregnando cada vez más los auténticos valores tradicionales. . esto es. pues. La fe cristiana que habéis recibido en el bautismo es esta luz que ilumina vuestras vidas y guía vuestras comunidades. que se han forjado con el paso de los siglos y que constituyen el alma de vuestras culturas.. 51). y al asumirlas. A través del sacramento de la reconciliación. sabiendo que El está especialmente cerca de vosotros. al igual que el Buen Pastor. de enfermedad. contamos con la ayuda de la oración. con el Padrenuestro. Acudid. va al encuentro del pecador para sanarlo de sus heridas.

que incluye también una solicitud eficaz en favor de la promoción humana. en estas tierras. y de la enseñanza sistemática y constante de la doctrina de Jesús. nos decía: “Acogeos mutuamente como os acogió Cristo para gloria de Dios” (Rm 15. por otra parte. mediante una educación que sepa conjugar y integrar vuestros valores tradicionales con los adelantos del mundo de hoy. Por ello apelo al sentido de justicia y humanidad de todos los responsables para que se favorezca a los más desposeídos. La Palabra de Dios que acabamos de escuchar. a las decisiones libres que tomáis. la Iglesia defendió la libertad y la dignidad de los indígenas. Por ello. Mt 28. –nos dice San Pablo en la Carta a los Romanos– estoy persuadido. vuestros antepasados se veían sometidos. a quien la sufre y a quien la practica. vais cimentando unas bases económicas y un hogar acogedor para vuestras familias. Quiero también hacer un llamado a la solidaridad (cf. los envía a vuestras comunidades para cooperar en la misión que El confió a su Iglesia de enseñar el Evangelio a todas las gentes (cf. Conozco los graves problemas que os afectan. 14). fundamentalmente sobre vosotros la misión de evangelizar. 1015). puedan dificultar la convivencia y la paz.. Desde los comienzos de la evangelización. a través del testimonio de vuestra vida cristiana. En efecto. Deseáis al mismo tiempo una promoción. sin caer en la indiferencia egoísta. tomada de la Carta del Apóstol San Pablo a los Romanos. La tarea que realizáis es especialmente importante en aquellos lugares. por intermedio de los obispos. tanto humanos como civiles. colaboren en la tarea de integrar a sus hermanos indígenas en la comunidad nacional. a crear entre todos un clima de convivencia pacífica.. no es el camino para la resolución de los problemas. entonces. 7). Queridos catequistas: Seguid adelante con verdadera entrega y con generosidad y no os desaniméis en esta encomiable labor. para lo cual necesitáis una preparación doctrinal adecuada y una sólida vida espiritual..29 Vuestros deseos de promoción integral son justos. Recae. aliento los esfuerzos que se han realizado y se siguen haciendo para lograr esta deseada meta. tened siempre presente que la falta de “formas estructuradas de educación. Ella es un bien imprescindible para el desarrollo de vuestros pueblos. en particular lo que se refiere a tenencia de tierras y títulos de propiedad. son circunstancias que marginan y mantienen en situación de desventaja” (Ibíd. (Puebla. El Apóstol nos invita a acogernos mutuamente. . sino al trabajo ordenado y continuo. 6. queréis ser respetados como personas. orientado a superar las divisiones históricas y culturales que. Sin embargo. y pedís respeto a vuestras culturas. Por mi parte animo y seguiré animando como Pastor de la Iglesia a toda la sociedad paraguaya para que continúe la gran síntesis intercultural realizada en Asunción y en las tierras de los ríos Paraná y Uruguay desde hace cinco siglos. Es el Señor quien. de que también vosotros estáis llenos de buenas disposiciones. La violencia en cambio. Respetando todos los valores culturales propios. de cuyos derechos los misioneros fueron frecuentemente portavoces en contra de los abusos a que. que las riquezas culturales que habéis heredado de vuestros antepasados no pueden ser un motivo para que os cerréis “en un aislacionismo infructuoso”. a la vez que contribuís al progreso de esta nación. pues ofende a Dios. Es bien sabido que. El Señor enciende y reaviva la fe en los corazones de quienes os escuchan. 40) a todos los paraguayos de buena voluntad para que. Queréis también ser gestores del desarrollo de vuestros pueblos. 424)como señalaron los obispos latinoamericanos en Puebla. con constancia y tenacidad admirables. “Por mi parte. y que sean reconocidos y tutelados vuestros derechos. donde por necesidad los fieles se ven privados de la presencia del sacerdote durante prolongados períodos de tiempo. es fundamental el trabajo de los catequistas. la paz es un gran valor para el hombre: Cristo resucitado saluda a sus discípulos dándoles la paz (cf Jn 20. dentro y fuera de vuestras comunidades. El ejemplo de vuestra caridad cristiana –manifestada en obras concretas en favor de esta promoción– será una manera eficaz de alentar en ellos la práctica de la fe. Que la enseñanza y difusión de la doctrina de Cristo entre los indígenas vaya también acompañada de vuestra preocupación por la promoción humana de estas comunidades. a nivel económico y humano. Sollicitudo rei socialis. 7. la cual fue un modelo para el mundo. cuando vean en vuestras vidas un fiel reflejo de la doctrina que enseñáis. Deseo dirigir ahora mi palabra a los habitantes no indígenas de esta tierra. henchidos de todo conocimiento y capacitados también para amonestaros mutuamente” (Rm 15. 19-20). Ante todo. No hay que olvidar. a ser comprensivos unos con otros. la exhortación del Apóstol no es una invitación a la pasividad. En toda esta labor de evangelización. de escritura y de ciertas destrezas y hábitos mentales. 8. a veces. 19). muchos de ellos inmigrantes de Europa central. que favorezca vuestro propio progreso.

desde el principio de la creación. En las tareas agrícolas. estoy con ustedes. dirijamos nuestra mirada hacia “Tupasý”. “en particular para la Iglesia Católica y para las otras Iglesias o comunidades eclesiales.Libreria Editrice Vaticana . 9. Ámense los unos a los otros como Jesucristo lo quiere). que alaba al Señor porque derrama su misericordia de generación en generación y – desplegando la fuerza de su brazo – ensalza a los humildes. añandú pendé angatá. Pe joajú. queridos hermanos. Únanse para que puedan vivir mejor. Es preciso pues que vuestros afanes no os lleven a olvidaros de las obligaciones de todo cristiano para con nuestro Padre Dios. el hombre se siente especialmente colaborador con el Creador. Gn 1. En ellas se compenetra el trabajo del agricultor con el don de Dios. Aikua ‘á pende kaneó. que tiene lugar durante un Año Mariano. tanto más el hombre debe acercarse a Aquel que le ha dado todos los bienes que ella contiene. Ñandajara pendé rayhú. que es la Causa de nuestra alegría. el Auxilio de los cristianos. El les bendiga. Ta pendé membareté. – a Ella acudimos para que “el Dios de la esperanza os colme de todo gozo y paz en vuestra fe. la obligación de empeñarse por el desarrollo de los pueblos es un deber para todos y cada uno de los hombres y mujeres. cumpliendo el precepto dominical. con las que estamos plenamente dispuestos a colaborar en este campo” (Sollicitudo rei socialis. Así sea. el Consuelo de los afligidos. cuanto más se somete y se domina la tierra. la tierra. Como recordé en mi última Encíclica. Pohayhú che corazö mbytetéguivé cbe hermano kuéra. 13). no deja de ser valiosa la relación con los cristianos no católicos que trabajan en estas tierras. Madre de Dios y Madre nuestra: – a Ella. hasta rebosar de esperanza por la fuerza del Espíritu Santo” (Rm 15. Espero que esta cooperación se acreciente y sea cada día más fructífera en este país. El trabajo agropecuario trae emparejados hábitos y costumbres de gran valor humano: fomenta la solidaridad con los más necesitados. dedicándole todo el tiempo necesario. Pejoayhuke Ñandejara Jesucristo Oipotaháicha. les dé fuerzas. día del Señor. Celebrad el domingo. En vuestro conocido ahínco por mejorar las condiciones de vida de estos pueblos. Queridos hermanos: Con profunda alegría he estado hoy con vosotros. © Copyright 1988 . Por eso. A ellos quiero dirigir también mi saludo y mi palabra. peiko poravé haguá. aimé penendivé. Dios les quiere. igual que a los demás aspectos de su formación. inclina los ánimos a compartir los bienes y es fuente de amistad. Conozco sus fatigas. de amor familiar y de paz. (cf Lc 1. hacia María. Al mismo tiempo os impulsa a vencer el aislamiento y a entrar en amistosa y cada vez más estrecha comunicación con los hermanos indígenas. ha sido puesto por Dios para someter la tierra y dominarla (cf. Al terminar este encuentro. siento sus quebrantos. (Les amo de todo corazón. 32).30 El hombre. 28). No descuidéis la educación cristiana de vuestros hijos. 46-55) – a Ella. Te pendé rovasá.