You are on page 1of 9

Voces: CONSTITUCION NACIONAL ~ REFORMA CONSTITUCIONAL ~ TRATADO INTERNACIONAL

Título: Los Tratados Internacionales y la reforma de la Constitución
Autor: Colautti, Carlos E.
Publicado en: LA LEY1994-D, 1145
Sumario: SUMARIO: I. Introducción. -- II. Los tratados con jerarquía superior a las leyes. -- III. Tratados
con jerarquía constitucional. -- IV. Una salvedad sobreabundante. -- V. Las restricciones habilitadas por
los tratados. -- VI. Los tratados de integración. -- VII. Reflexiones finales.
I. Introducción
La reforma constitucional ha operado una profunda modificación en lo referente al régimen constitucional de
los tratados (1).
Recordamos que las decisiones en cuanto a la jerarquía, operatividad y condiciones de aprobación fueron
incluidas en el art. 75 que es el que trata de las competencias del Congreso. Es decir que se superpone a los arts. 27
y 31 --no reformados-- y que en algunos aspectos contradice.
La solución adoptada influye así, en forma severa, en el sistema de derechos reconocidos en la parte
dogmática. Esto en un doble aspecto, por una parte la enumeración de nuevos derechos, por la otra la
interpretación de los reconocidos en la Constitución de 1853/60.
El inc. 22 del artículo es una de las normas que fueron objeto de más intensa polémica durante la Convención.
Trataré de desbrozar sus características.
II. Los tratados con jerarquía superior a las leyes
En primer lugar advertimos la indicación del principio general: "Los tratados y concordatos tienen jerarquía
superior a las leyes".
La polémica acerca de la relación de jerarquía dividió durante décadas a la doctrina y la jurisprudencia (2). Las
incógnitas fueron finalmente despejadas por la Corte Suprema en el caso "Ekmekdjian c. Sofovich" (CS, julio
7-992 --La Ley, 1992-C, 543--) donde estableció que los tratados una vez aprobados y ratificados son
directamente operativos en el derecho interno y que "ya no es exacta la proposición jurídica según la cual no existe
fundamento normativo para acordar prioridad al tratado frente a la ley".
Pero estas conclusiones, según tuvo oportunidad de decidir la Corte en "Fibraca Constructora" (CS, julio
7-993), no invalidaban el principio de la prioridad del sistema de derechos y garantías de la Constitución sobre el
derecho internacional.
Después de la reforma existen tratados que en la pirámide jurídica son superiores a las leyes pero inferiores a
la constitución y tratados que tienen el mismo rango de ésta.
III. Tratados con jerarquía constitucional
El inc. 22 enumera dos declaraciones y ocho tratados sobre derechos humanos que, "en las condiciones de su
vigencia tienen jerarquía constitucional".
1. Una de las características de la reforma es que ha establecido un distinto grado de rigidez tanto para las
leyes formales que dicta el Congreso como para las normas constitucionales.
Respecto de las primeras advertimos que algunas, como la reglamentaria de la consulta popular, la ley
convenio sobre coparticipación, las asignaciones específicas de recursos coparticipables, el funcionamiento de la
Auditoría General de la Nación, el trámite y los alcances de la intervención del Congreso en la aprobación de los
decretos de necesidad y urgencia, la reglamentación del Consejo de la Magistratura; requieren mayorías
especiales para su sanción y desde luego para las modificaciones ulteriores, lo que les da un mayor grado de
rigidez que las demás leyes.
2. Los tratados internacionales enumerados son, fuera de toda duda, normas constitucionales; son parte de la
Constitución formal y "tienen jerarquía constitucional" según lo expresa la propia Constitución.
Sólo difieren de las demás normas constitucionales en cuanto a su rigidez, dado que pueden ser denunciados
por el Poder Ejecutivo Nacional "previa aprobación de las dos terceras partes de la totalidad de los miembros de
cada Cámara".
Otros tratados y convenciones sobre derechos humanos, luego de ser aprobados por el Congreso pueden ser
incorporados a la Constitución "con el voto de las dos terceras partes de la totalidad de los miembros de cada
Cámara".
Aunque el tema no está previsto en modo específico en el art. 75, en mi opinión deberá seguirse el mismo
procedimiento en caso de que los instrumentos incorporados sean reformados en el ámbito convencional
internacional.
Es decir que el régimen previsto para incluir en la constitución los tratados de derechos humanos y modificar
sus normas, una vez que forman parte de ella, difiere del previsto en el art. 30 y es menos rígido que aquél dado
que omite la necesidad de convocar a una Convención reformadora (3).

___________________________________________________________
© Thomson La Ley

1

que cuando los estados no respetan. podemos distinguir tres tipos de cláusulas en los documentos sobre derechos humanos. 1250) y de los Pactos Internacionales de Naciones Unidas. Ellos fueron garantizados en forma expresa desde nuestros primeros documentos constitucionales.3. 4. XLIV-B. a otorgar directa operatividad a los tratados internacionales sobre derechos humanos. Las restricciones habilitadas por los tratados Hemos adelantado que los tratados.las convenciones habilitan a los estados para establecer restricciones legislativas. en consecuencia. "Bertinotti. Desde mi punto de vista la salvedad es irrelevante. Estos documentos fueron antecedentes del pacto de San José de Costa Rica (Adla. En esencia ellas son no directamente operativas e incluidas con la misma jerarquía que las demás normas constitucionales. No crea ni modifica competencias en el orden interno.I. José c. con el bienestar y la cultura. IV. Esta actitud corresponde con los derechos relacionados. De tal forma que la salvedad sólo reitera principios básicos de interpretación (4). implica la derogación del derecho pretoriano y requiere por tanto una nueva labor hermenéutica con el objeto de recrear la armonía. El problema de la inclusión de textos heterogéneos es que. Las que se refieren a los derechos civiles. generan dudas interpretativas y problemas de complementación. tienen jerarquía constitucional y deben entenderse complementarios de los derechos y garantías reconocidos por esta Constitución". en general coinciden con los principios que forman el fondo jurídico común de occidente. Ellas están señaladas en el art. La primera observación que nos suscita la enumeración del inc. que son convenios entre grupos muchas veces heterogéneos de estados nacionales. Hay un segundo tipo de cláusulas que generan en los estados un compromiso de procurar progresivamente la plena efectividad de los derechos. Antes de que la Convención considerara el articulado en particular se incluyó sobre tablas el párrafo "no derogan artículo alguno de la primera parte de esta Constitución". sino que debe procurarse su armonía dentro del espíritu que les dio vida" (CS octubre 6-992. Más allá de las distinciones entre convenciones sobre derechos civiles y convenciones sobre derechos culturales y sociales. será imprescindible que el tribunal realice una interpretación de estos dos tipos de clausulas. "Abdo. es que la inclusión de la Declaración Americana y de la Declaración Universal de derechos humanos parece poco fértil.la crítica sustancial a la profunda ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 2 . Esta es la responsabilidad que la reforma genera en los jueces y fundamentalmente en la Corte Suprema. Estado nacional"). Una salvedad sobreabundante Recordamos que el despacho de comisión referente a los tratados expresamente enumerados disponía que éstos "en las condiciones de su vigencia. que haga compatibles los distintos tipos de normas. Un tercer tipo de cláusulas son las que señalan los "derechos de los pueblos" que en puridad establecen potestades de los estados nacionales. Desde mi punto de vista la inclusión con "jerarquía constitucional" de la posibilidad de este tipo de restricciones. a partir del caso "Ekmekdjian c. Por la propia dinámica de creación del derecho internacional los derechos reconocidos en estas declaraciones fueron incluidos en su totalidad en esos Pactos. Es inequívoco que la inclusión de nuevos derechos. habilitan para que éstos mediante ley formal (5) puedan establecer restricciones a los derechos. un considerable aumento de la litigiosidad hasta que se establezca una doctrina sólida de la Corte Suprema como Tribunal de garantías constitucionales. hace nacer responsabilidad internacional-."). no puede derogar aquellos que continúan en la norma constitucional. Sofovich" (La Ley. "La hermenéutica de la Constitución no debe efectuarse jamás de modo tal que queden frente a frente los derechos y deberes enumerados para que se destruyan recíprocamente. que tuvo su primera concreción en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789. Uno de los principios básicos de la interpretación constitucional es que la ley fundamental "es una estructura sistemática. que incluyen las potestades económicas de los estados. Dado que la jurisprudencia de la Corte se inclinó.G. 1°. también con la plena participación política y la real posibilidad de acceso a las funciones públicas. V. 1992-C. Este constituye una norma procesal por la cual el Estado reconoce la competencia del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas para recibir y considerar las comunicaciones de individuos que aleguen ser víctimas de una violación. 75. tanto del Pacto de Derechos Civiles de Naciones Unidas como en el de Derechos Económicos. Por su parte es difícil interpretar qué razones han llevado a incorporar el Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. La enumeración de las Declaraciones aparece así como una redundancia. constituye --junto con la demolición de la jurisprudencia anterior-. 543). 22 del art. Carlos c. D. y sus distintas partes forman un todo coherente por lo que en la inteligencia de cada una de las cláusulas ha de cuidarse que no se altere el equilibrio del conjunto" (CS marzo 2-993. No obstante por la misma índole de los tratados internacionales --que constituyen un piso de protección. en muchos casos. Es de prever.

Aunque no hace a la esencia del problema este inciso --como tantos otros de la reforma-. ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 3 . la libertad de reunión. el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención sobre los Derechos del Niño (Adla. derechos y garantías de la primera parte de la Constitución. en forma indirecta el art. En primer lugar resulta innecesario y confuso reiterar los términos delegación de competencias y jurisdicción. La Corte Suprema en los casos "Verbitsky" y "Servini de Cubría" ha fijado con claridad la inconstitucionalidad de las restricciones a los derechos que forman el amplio ámbito de la libertad de expresión. aun antes de la reforma. De hecho. son semejantes en todos los convenios que enumera el inc. Al ubicar a los tratados y la constitución con la misma jerarquía se habilita al Congreso para establecer restricciones y ellas pueden encontrar un fundamento que no existe en el sistema de declaraciones. 22 tienen jerarquía superior a las leyes. Con fórmulas que en todos los casos son muy semejantes expresan que estas libertades "están sujetas únicamente a las limitaciones prescriptas por la ley y que sean necesarias para proteger la seguridad. el Estado Nacional había aceptado la jurisdicción obligatoria de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. y la libertad de circulación. en su letra. Es claro que esta habilitación se halla en colisión con los principios básicos de nuestro derecho constitucional. En consecuencia una interpretación armónica del texto debe indicar que también en esta materia se podrán aprobar tratados que deleguen jurisdicción. en líneas generales. La Constitución es esencialmente una norma de habilitación de competencias. 27 que señala que los tratados deben de estar de acuerdo con los principios de derecho público establecidos por la Constitución. El inciso merece las siguientes reflexiones: En primer lugar la reforma. Tampoco las normas interpretativas. Modifica. dado que la jurisdicción constituye una especie dentro del género competencia. Las previsiones.el adjetivo supranacionales.contiene varias imprecisiones técnicas. La Convención Americana de Derechos Humanos. Puede ser un argumento falaz para limitar la libertad de reunión de circulación o de asociación. 75 incluye un régimen especial para los tratados de integración. La protección del orden público y la seguridad han constituido siempre argumentos predilectos de los regímenes autoritarios para cercenar los derechos. Hace más de 60 años Mirkine Guertzevich(6) anunciaba la internacionalización del derecho constitucional y hoy es inequívoco que el respeto por los derechos humanos ha dejado de ser un problema exclusivo de la órbita de los estados.modificación que la reforma ha operado en nuestro sistema de derechos y garantías. Dictadores. Será necesario entonces que los tribunales reiteren sus decisiones sobre estos temas y descarten la habilitación que surge de los tratados. En segundo lugar es equívoco --cuando no limitativo-. por lo demás ambiguas. la salud o la moral públicos o los derechos y libertades de los demás". Habilita para aprobar tratados de este tipo que "deleguen competencias y jurisdicción a organizaciones supraestatales". sólo habilita la delegación de competencias y jurisdicción como consecuencia y para el cumplimiento de los tratados de integración. VI. Creo que es innecesario reiterar que respecto de estas libertades debe regir el principio de que toda regulación estatal tiene una fuerte presunción de inconstitucionalidad. no soluciona el dilema. La directiva de que los tratados deben "entenderse complementarios de los derechos y garantías" reconocidos por la constitución. Las mismas reglas deben aplicarse a la libertad de reunión y de circulación y desde luego a la libertad fundamental de manifestación religiosa. la libertad de expresión. que de acuerdo con el principio general del inc. 3693) habilitan restricciones a la libertad de manifestar la religión o las creencias. 100 de la Constitución (116 en su actual numeración). por tanto. El período que respeten el orden democrático y los derechos humanos también es innecesariamente reiterativo dado que no ha sido derogado el art. que contienen los mismos tratados. La previsión constitucional debe entenderse para todas las organizaciones internacionales. 24 del art. déspotas y tiranuelos han colmado la historia de ejemplos. En cuanto al módulo "moral pública" es demasiado amplio para impedir libertades tan sustanciales como la de manifestación religiosa o la libertad de expresión. Las dos primeras lo hacen también respecto de la libertad de asociación. 22. En consecuencia la posibilidad de restricciones no debe tener "jerarquía constitucional". Los tratados de integración El inc. el orden. La última frase del inciso expresa: "Las normas dictadas en su consecuencia tienen jerarquía superior a las leyes". No creo que esta interpretación literal sea la que deba prevalecer. L-D.

en los siguientes términos: "los criterios del artículo 30 resultan aplicables a todos aquellos casos en que la expresión ley o locuciones equivalentes son empleados en la Convención a propósito de las restricciones que ella misma autoriza respecto de cada uno de los derechos protegidos" (párr. "Operatividad y programaticidad de las cláusulas de los tratados internacionales" (La Ley. Ed. La inclusión de los tratados con la misma jerarquía de la Constitución introduce el problema de la habilitación de las restricciones. "Reglas para la interpretación constitucional". Jorge Reinaldo. Esta incorporación obligará a revisar o confirmar una muy sólida jurisprudencia acerca de las libertades individuales que fue elaborada --con dificultades y contramarchas-. Plus Ultra. La Ley. (3)Sobre las facultades de la Convención ver: SPOTA. 1292. 927. Sociales y Culturales de Naciones Unidas. 1990-C. por su parte un tratamiento distinto para los tratados con Latinoamérica. La parte dogmática resulta. Reflexiones finales La obligación de respetar los derechos humanos siempre ha excedido el límite estrecho de los Estados nacionales. "La operatividad de las cláusulas de las convenciones internacionales de derechos humanos" (La Ley. Carlos E. que en última instancia debe ser resuelto dando prevalencia a la Constitución. Segundo V. por la vía de la incorporación de los tratados internacionales. Esta es la mayoría que se requiere para la denuncia de todos los tratados de integración que delegan competencias. 1988. La técnica es inconveniente. El procedimiento de aprobación de las convenciones que delegan competencias difiere del previsto para los demás tratados. BARRANCOS Y VEDIA. solicitada por el Gobierno de la República Oriental del Uruguay.durante más de un siglo.A pesar de la oscuridad de su redacción la directiva es positiva. "La Corte Suprema de Justicia y la operatividad de las normas del Pacto de San José de Costa Rica en el orden interno" (La Ley.. 17). 1987-C. 333). hoy parte de la Constitución. (2)Sobre el tema ALBANESE. En el caso de los tratados con los demás Estados se establecen dos instancias. 1969. En este caso la aprobación requiere la mayoría absoluta de la totalidad de los miembros de cada Cámara. Alberto Antonio. La reforma ha introducido profundos cambios en la parte dogmática por la vía de la incorporación a la Constitución de algunos tratados internacionales. más abajo del cual se genera responsabilidad internacional. Agustín A. Derechos reservados (ley 11. Susana. menos rígida que la parte orgánica que. En efecto.. en todos los casos. Pero el criterio adoptado por la reforma es el inverso al generalmente aceptado. A esto debemos añadir el dilema de la operatividad de las cláusulas sobre derechos sociales y sobre las potestades económicas de los estados que incluye el Pacto de Derechos Económicos. La reforma prevé. Especial para La Ley. en estas condiciones. Después de transcurridos 120 días de este acto el tratado podrá ser aprobado con el voto de la mayoría absoluta de la totalidad de los miembros de cada Cámara. Fernando N. Agregando: "El sentido de la palabra leyes dentro del contexto de un régimen de protección a los derechos humanos no puede desvincularse de la naturaleza y del origen de tal régimen. Debe interpretarse que las normas y decisiones dictadas. El derecho internacional tiende a asegurar un piso de protección. 974). Buenos Aires.. Se trata de esferas individuales que el Estado no puede vulnerar o en las que sólo puede penetrar ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 4 . por los organismos internacionales tendrán la misma jerarquía que los tratados de integración. 1994-B. "Régimen Constitucional de los Tratados". "Las facultades de la Convención Reformadora de la Constitución Nacional". COLAUTTI. 821). requiere de una Convención Reformadora. VII. (1)Sobre este tema es siempre necesario recordar el erudito y equilibrado trabajo de VANOSSI. la protección a los derechos humanos. (5)La Corte Interamericana de Derechos Humanos se ha pronunciado sobre el sentido de la expresión "leyes" en la Opinión Consultiva (OC 6/86) del 9 de mayo de 1986. (4)Sobre el tema LINARES QUINTANA. 1987-D. Buenos Aires. en especial los derechos civiles y políticos reconocidos en la Convención. La determinación del grado de rigidez que debe tener una Constitución es --resulta una redundancia decirlo-esencialmente opinable. GORDILLO. El Coloquio.. Ed. En la primera el Congreso declara la conveniencia de la aprobación con la misma mayoría que la requerida para las leyes ordinarias. parte de la afirmación de la existencia de ciertos atributos inviolables de la persona humana que no pueden ser legítimamente menoscabados por el ejercicio del poder público. 1992-B. Esto es claro en la previsión del art.723). A partir de 1983 la república salió de un aislamiento en materia de la observancia de los derechos humanos que era incompatible con las tradiciones nacionales y produjo heridas graves en la comunidad. "La supranacionalidad operativa de los derechos humanos en el derecho interno" (La Ley. 102 de la Constitución de 1853 (hoy 118) que prevé una extensión de la competencia territorial de los tribunales nacionales cuando el delito se cometiera contra el derecho de gentes.

21). luego de ser aprobados por el Congreso pueden ser incorporados a la Constitución "con el voto de las dos terceras partes de la totalidad de los miembros de cada Cámara". 1. ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 5 . el funcionamiento de la Auditoría General de la Nación. según el procedimiento requerido por el derecho interno de cada Estado" (párr. III. Pero estas conclusiones. el trámite y los alcances de la intervención del Congreso en la aprobación de los decretos de necesidad y urgencia. requieren mayorías especiales para su sanción y desde luego para las modificaciones ulteriores. utilizada por el artículo 30. "Droit Constitutionnel international". "en las condiciones de su vigencia tienen jerarquía constitucional". Paris. en mi opinión deberá seguirse el mismo procedimiento en caso de que los instrumentos incorporados sean reformados en el ámbito convencional internacional. Aunque el tema no está previsto en modo específico en el art. Tratados con jerarquía constitucional El inc. la reglamentación del Consejo de la Magistratura. La polémica acerca de la relación de jerarquía dividió durante décadas a la doctrina y la jurisprudencia (2). 22 del artículo es una de las normas que fueron objeto de más intensa polémica durante la Convención. Esto en un doble aspecto. en el sistema de derechos reconocidos en la parte dogmática. en forma severa. 27). "Por ello la protección de los derechos humanos requiere que los actos estatales que los afecten de manera fundamental no queden al arbitrio del poder público. 27 y 31 --no reformados-. normas constitucionales. dentro de los cuales. Las incógnitas fueron finalmente despejadas por la Corte Suprema en el caso "Ekmekdjian c. Una de las características de la reforma es que ha establecido un distinto grado de rigidez tanto para las leyes formales que dicta el Congreso como para las normas constitucionales. II. 22 enumera dos declaraciones y ocho tratados sobre derechos humanos que. Recordamos que las decisiones en cuanto a la jerarquía. Los tratados con jerarquía superior a las leyes En primer lugar advertimos la indicación del principio general: "Los tratados y concordatos tienen jerarquía superior a las leyes". Respecto de las primeras advertimos que algunas. 1992-C. 75. no invalidaban el principio de la prioridad del sistema de derechos y garantías de la Constitución sobre el derecho internacional. acaso el más relevante tenga que ser que las limitaciones se establezcan por una ley adoptada por el Poder Legislativo de acuerdo con lo establecido por la Constitución". por la otra la interpretación de los reconocidos en la Constitución de 1853/60. son parte de la Constitución formal y "tienen jerarquía constitucional" según lo expresa la propia Constitución. Otros tratados y convenciones sobre derechos humanos. La Corte concluye. las asignaciones específicas de recursos coparticipables. Es decir que se superpone a los arts. como la reglamentaria de la consulta popular. Introducción La reforma constitucional ha operado una profunda modificación en lo referente al régimen constitucional de los tratados (1). lo que les da un mayor grado de rigidez que las demás leyes. I. norma jurídica adoptada por el órgano legislativo y promulgada por el Poder Ejecutivo. Después de la reforma existen tratados que en la pirámide jurídica son superiores a las leyes pero inferiores a la constitución y tratados que tienen el mismo rango de ésta. operatividad y condiciones de aprobación fueron incluidas en el art. Sirey. (6)MIRKINE-GUETZEVITCH. es decir. sino que estén rodeados de un conjunto de garantías enderezadas a asegurar que no se vulneren los atributos inviolables de la persona. está necesariamente comprendida la noción de la restricción al ejercicio del poder estatal" (párr. julio 7-993). Los tratados internacionales enumerados son. 1933. Trataré de desbrozar sus características. Así en la protección de los derechos humanos. que "la expresión leyes. por una parte la enumeración de nuevos derechos. Boris. según tuvo oportunidad de decidir la Corte en "Fibraca Constructora" (CS. 543--) donde estableció que los tratados una vez aprobados y ratificados son directamente operativos en el derecho interno y que "ya no es exacta la proposición jurídica según la cual no existe fundamento normativo para acordar prioridad al tratado frente a la ley". Ed. 75 que es el que trata de las competencias del Congreso. El inc. Sofovich" (CS.limitadamente. dado que pueden ser denunciados por el Poder Ejecutivo Nacional "previa aprobación de las dos terceras partes de la totalidad de los miembros de cada Cámara". fuera de toda duda. julio 7-992 --La Ley. la ley convenio sobre coparticipación. no puede tener otro sentido que el de ley formal. Sólo difieren de las demás normas constitucionales en cuanto a su rigidez.y que en algunos aspectos contradice. La solución adoptada influye así. 2.

"Abdo. tanto del Pacto de Derechos Civiles de Naciones Unidas como en el de Derechos Económicos. De tal forma que la salvedad sólo reitera principios básicos de interpretación (4). Dado que la jurisprudencia de la Corte se inclinó. José c. Es inequívoco que la inclusión de nuevos derechos.G. 1250) y de los Pactos Internacionales de Naciones Unidas. IV. en muchos casos. Ellos fueron garantizados en forma expresa desde nuestros primeros documentos constitucionales. en consecuencia. Las restricciones habilitadas por los tratados Hemos adelantado que los tratados. 1992-C. Esta actitud corresponde con los derechos relacionados. que son convenios entre grupos muchas veces heterogéneos de estados ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 6 . No crea ni modifica competencias en el orden interno. No obstante por la misma índole de los tratados internacionales --que constituyen un piso de protección. que haga compatibles los distintos tipos de normas. Estos documentos fueron antecedentes del pacto de San José de Costa Rica (Adla. también con la plena participación política y la real posibilidad de acceso a las funciones públicas. es que la inclusión de la Declaración Americana y de la Declaración Universal de derechos humanos parece poco fértil. 4. "Bertinotti. Más allá de las distinciones entre convenciones sobre derechos civiles y convenciones sobre derechos culturales y sociales. podemos distinguir tres tipos de cláusulas en los documentos sobre derechos humanos. a partir del caso "Ekmekdjian c."). no puede derogar aquellos que continúan en la norma constitucional. Sofovich" (La Ley. Esta es la responsabilidad que la reforma genera en los jueces y fundamentalmente en la Corte Suprema. que tuvo su primera concreción en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789. La enumeración de las Declaraciones aparece así como una redundancia. tienen jerarquía constitucional y deben entenderse complementarios de los derechos y garantías reconocidos por esta Constitución". Este constituye una norma procesal por la cual el Estado reconoce la competencia del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas para recibir y considerar las comunicaciones de individuos que aleguen ser víctimas de una violación.las convenciones habilitan a los estados para establecer restricciones legislativas.I. sino que debe procurarse su armonía dentro del espíritu que les dio vida" (CS octubre 6-992. Antes de que la Convención considerara el articulado en particular se incluyó sobre tablas el párrafo "no derogan artículo alguno de la primera parte de esta Constitución". D. difiere del previsto en el art. Por la propia dinámica de creación del derecho internacional los derechos reconocidos en estas declaraciones fueron incluidos en su totalidad en esos Pactos. Las que se refieren a los derechos civiles. con el bienestar y la cultura. una vez que forman parte de ella. será imprescindible que el tribunal realice una interpretación de estos dos tipos de clausulas. 3. 543). "La hermenéutica de la Constitución no debe efectuarse jamás de modo tal que queden frente a frente los derechos y deberes enumerados para que se destruyan recíprocamente. 22 del art. en general coinciden con los principios que forman el fondo jurídico común de occidente. y sus distintas partes forman un todo coherente por lo que en la inteligencia de cada una de las cláusulas ha de cuidarse que no se altere el equilibrio del conjunto" (CS marzo 2-993.Es decir que el régimen previsto para incluir en la constitución los tratados de derechos humanos y modificar sus normas. generan dudas interpretativas y problemas de complementación. V. 75. que cuando los estados no respetan. hace nacer responsabilidad internacional-. La primera observación que nos suscita la enumeración del inc. un considerable aumento de la litigiosidad hasta que se establezca una doctrina sólida de la Corte Suprema como Tribunal de garantías constitucionales. Estado nacional"). que incluyen las potestades económicas de los estados. Una salvedad sobreabundante Recordamos que el despacho de comisión referente a los tratados expresamente enumerados disponía que éstos "en las condiciones de su vigencia. 1°. implica la derogación del derecho pretoriano y requiere por tanto una nueva labor hermenéutica con el objeto de recrear la armonía. Uno de los principios básicos de la interpretación constitucional es que la ley fundamental "es una estructura sistemática. 30 y es menos rígido que aquél dado que omite la necesidad de convocar a una Convención reformadora (3). Carlos c. XLIV-B. El problema de la inclusión de textos heterogéneos es que. a otorgar directa operatividad a los tratados internacionales sobre derechos humanos. Un tercer tipo de cláusulas son las que señalan los "derechos de los pueblos" que en puridad establecen potestades de los estados nacionales. Desde mi punto de vista la salvedad es irrelevante. En esencia ellas son no directamente operativas e incluidas con la misma jerarquía que las demás normas constitucionales. Por su parte es difícil interpretar qué razones han llevado a incorporar el Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Hay un segundo tipo de cláusulas que generan en los estados un compromiso de procurar progresivamente la plena efectividad de los derechos. Es de prever. Ellas están señaladas en el art.

La directiva de que los tratados deben "entenderse complementarios de los derechos y garantías" reconocidos por la constitución. 3693) habilitan restricciones a la libertad de manifestar la religión o las creencias. En consecuencia la posibilidad de restricciones no debe tener "jerarquía constitucional". Los tratados de integración El inc. VI. Al ubicar a los tratados y la constitución con la misma jerarquía se habilita al Congreso para establecer restricciones y ellas pueden encontrar un fundamento que no existe en el sistema de declaraciones. dado que la jurisdicción constituye una especie dentro del género competencia. Las dos primeras lo hacen también respecto de la libertad de asociación. aun antes de la reforma. 27 que señala que los tratados deben de estar de acuerdo con los principios de derecho público establecidos por la Constitución. La Constitución es esencialmente una norma de habilitación de competencias. De hecho. Aunque no hace a la esencia del problema este inciso --como tantos otros de la reforma-. 75 incluye un régimen especial para los tratados de integración. Creo que es innecesario reiterar que respecto de estas libertades debe regir el principio de que toda regulación estatal tiene una fuerte presunción de inconstitucionalidad. La Convención Americana de Derechos Humanos. ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 7 . L-D. La Corte Suprema en los casos "Verbitsky" y "Servini de Cubría" ha fijado con claridad la inconstitucionalidad de las restricciones a los derechos que forman el amplio ámbito de la libertad de expresión. que de acuerdo con el principio general del inc. En consecuencia una interpretación armónica del texto debe indicar que también en esta materia se podrán aprobar tratados que deleguen jurisdicción. 22 tienen jerarquía superior a las leyes. Dictadores. derechos y garantías de la primera parte de la Constitución.la crítica sustancial a la profunda modificación que la reforma ha operado en nuestro sistema de derechos y garantías. Será necesario entonces que los tribunales reiteren sus decisiones sobre estos temas y descarten la habilitación que surge de los tratados. Tampoco las normas interpretativas. el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención sobre los Derechos del Niño (Adla. que contienen los mismos tratados. El período que respeten el orden democrático y los derechos humanos también es innecesariamente reiterativo dado que no ha sido derogado el art. Es claro que esta habilitación se halla en colisión con los principios básicos de nuestro derecho constitucional. no soluciona el dilema. habilitan para que éstos mediante ley formal (5) puedan establecer restricciones a los derechos. Modifica. son semejantes en todos los convenios que enumera el inc.contiene varias imprecisiones técnicas. el orden. En segundo lugar es equívoco --cuando no limitativo-. en forma indirecta el art. El inciso merece las siguientes reflexiones: En primer lugar la reforma. 100 de la Constitución (116 en su actual numeración). Hace más de 60 años Mirkine Guertzevich(6) anunciaba la internacionalización del derecho constitucional y hoy es inequívoco que el respeto por los derechos humanos ha dejado de ser un problema exclusivo de la órbita de los estados. en su letra. 24 del art. en líneas generales. Las previsiones.nacionales. Habilita para aprobar tratados de este tipo que "deleguen competencias y jurisdicción a organizaciones supraestatales". Las mismas reglas deben aplicarse a la libertad de reunión y de circulación y desde luego a la libertad fundamental de manifestación religiosa. déspotas y tiranuelos han colmado la historia de ejemplos. Con fórmulas que en todos los casos son muy semejantes expresan que estas libertades "están sujetas únicamente a las limitaciones prescriptas por la ley y que sean necesarias para proteger la seguridad. la libertad de reunión. la libertad de expresión. En primer lugar resulta innecesario y confuso reiterar los términos delegación de competencias y jurisdicción.el adjetivo supranacionales. Puede ser un argumento falaz para limitar la libertad de reunión de circulación o de asociación. En cuanto al módulo "moral pública" es demasiado amplio para impedir libertades tan sustanciales como la de manifestación religiosa o la libertad de expresión. Desde mi punto de vista la inclusión con "jerarquía constitucional" de la posibilidad de este tipo de restricciones. por lo demás ambiguas. por tanto. 22. la salud o la moral públicos o los derechos y libertades de los demás". La protección del orden público y la seguridad han constituido siempre argumentos predilectos de los regímenes autoritarios para cercenar los derechos. el Estado Nacional había aceptado la jurisdicción obligatoria de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. La previsión constitucional debe entenderse para todas las organizaciones internacionales. constituye --junto con la demolición de la jurisprudencia anterior-. y la libertad de circulación. No creo que esta interpretación literal sea la que deba prevalecer. sólo habilita la delegación de competencias y jurisdicción como consecuencia y para el cumplimiento de los tratados de integración.

Buenos Aires. La reforma ha introducido profundos cambios en la parte dogmática por la vía de la incorporación a la Constitución de algunos tratados internacionales. El Coloquio. "La supranacionalidad operativa de los derechos humanos en el derecho interno" (La Ley..La última frase del inciso expresa: "Las normas dictadas en su consecuencia tienen jerarquía superior a las leyes". "Operatividad y programaticidad de las cláusulas de los tratados internacionales" (La Ley. La Ley. La determinación del grado de rigidez que debe tener una Constitución es --resulta una redundancia decirlo-esencialmente opinable. Fernando N. 1992-B. Carlos E. BARRANCOS Y VEDIA. (3)Sobre las facultades de la Convención ver: SPOTA. Esta incorporación obligará a revisar o confirmar una muy sólida jurisprudencia acerca de las libertades individuales que fue elaborada --con dificultades y contramarchas-. Segundo V. en estas condiciones. En la primera el Congreso declara la conveniencia de la aprobación con la misma mayoría que la requerida para las leyes ordinarias. por los organismos internacionales tendrán la misma jerarquía que los tratados de integración. (1)Sobre este tema es siempre necesario recordar el erudito y equilibrado trabajo de VANOSSI. VII. 333). "Las facultades de la Convención Reformadora de la Constitución Nacional". GORDILLO.723). 821). A pesar de la oscuridad de su redacción la directiva es positiva.durante más de un siglo. solicitada por el Gobierno de la República Oriental del Uruguay.. 1987-C. Ed. Plus Ultra. 1994-B. Debe interpretarse que las normas y decisiones dictadas. "Régimen Constitucional de los Tratados". Agustín A. Agregando: "El sentido de la palabra leyes dentro del contexto de un régimen de protección a los derechos humanos no puede desvincularse de la naturaleza y del origen de tal régimen. Especial para La Ley. En este caso la aprobación requiere la mayoría absoluta de la totalidad de los miembros de cada Cámara. 974). El derecho internacional tiende a asegurar un piso de protección. en especial los derechos ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 8 . 17). requiere de una Convención Reformadora. por su parte un tratamiento distinto para los tratados con Latinoamérica. 102 de la Constitución de 1853 (hoy 118) que prevé una extensión de la competencia territorial de los tribunales nacionales cuando el delito se cometiera contra el derecho de gentes.. la protección a los derechos humanos. La reforma prevé. 1990-C. La parte dogmática resulta. Ed. A partir de 1983 la república salió de un aislamiento en materia de la observancia de los derechos humanos que era incompatible con las tradiciones nacionales y produjo heridas graves en la comunidad. hoy parte de la Constitución. 927. Esta es la mayoría que se requiere para la denuncia de todos los tratados de integración que delegan competencias. (2)Sobre el tema ALBANESE. Reflexiones finales La obligación de respetar los derechos humanos siempre ha excedido el límite estrecho de los Estados nacionales. Después de transcurridos 120 días de este acto el tratado podrá ser aprobado con el voto de la mayoría absoluta de la totalidad de los miembros de cada Cámara. En efecto. La inclusión de los tratados con la misma jerarquía de la Constitución introduce el problema de la habilitación de las restricciones. Sociales y Culturales de Naciones Unidas. Susana. Derechos reservados (ley 11. en todos los casos. Esto es claro en la previsión del art. "La Corte Suprema de Justicia y la operatividad de las normas del Pacto de San José de Costa Rica en el orden interno" (La Ley. "Reglas para la interpretación constitucional". 1292. más abajo del cual se genera responsabilidad internacional. 1987-D. en los siguientes términos: "los criterios del artículo 30 resultan aplicables a todos aquellos casos en que la expresión ley o locuciones equivalentes son empleados en la Convención a propósito de las restricciones que ella misma autoriza respecto de cada uno de los derechos protegidos" (párr. Alberto Antonio. COLAUTTI. menos rígida que la parte orgánica que. Jorge Reinaldo. (5)La Corte Interamericana de Derechos Humanos se ha pronunciado sobre el sentido de la expresión "leyes" en la Opinión Consultiva (OC 6/86) del 9 de mayo de 1986. Pero el criterio adoptado por la reforma es el inverso al generalmente aceptado. A esto debemos añadir el dilema de la operatividad de las cláusulas sobre derechos sociales y sobre las potestades económicas de los estados que incluye el Pacto de Derechos Económicos. que en última instancia debe ser resuelto dando prevalencia a la Constitución. 1969.. "La operatividad de las cláusulas de las convenciones internacionales de derechos humanos" (La Ley. La técnica es inconveniente. En el caso de los tratados con los demás Estados se establecen dos instancias. Buenos Aires. (4)Sobre el tema LINARES QUINTANA. El procedimiento de aprobación de las convenciones que delegan competencias difiere del previsto para los demás tratados. 1988. por la vía de la incorporación de los tratados internacionales.

Boris. está necesariamente comprendida la noción de la restricción al ejercicio del poder estatal" (párr. utilizada por el artículo 30. dentro de los cuales. según el procedimiento requerido por el derecho interno de cada Estado" (párr. 27). ___________________________________________________________ © Thomson La Ley 9 . (6)MIRKINE-GUETZEVITCH.civiles y políticos reconocidos en la Convención. Paris. acaso el más relevante tenga que ser que las limitaciones se establezcan por una ley adoptada por el Poder Legislativo de acuerdo con lo establecido por la Constitución". es decir. sino que estén rodeados de un conjunto de garantías enderezadas a asegurar que no se vulneren los atributos inviolables de la persona. "Por ello la protección de los derechos humanos requiere que los actos estatales que los afecten de manera fundamental no queden al arbitrio del poder público. Sirey. "Droit Constitutionnel international". Así en la protección de los derechos humanos. 21). La Corte concluye. 1933. Se trata de esferas individuales que el Estado no puede vulnerar o en las que sólo puede penetrar limitadamente. parte de la afirmación de la existencia de ciertos atributos inviolables de la persona humana que no pueden ser legítimamente menoscabados por el ejercicio del poder público. que "la expresión leyes. norma jurídica adoptada por el órgano legislativo y promulgada por el Poder Ejecutivo. no puede tener otro sentido que el de ley formal. Ed.