You are on page 1of 5

GRECIA ¿Punto y seguido, o punto final?

Working Paper

2015eko uztaila

GRECIA ¿PUNTO Y SEGUIDO O PUNTO FINAL?

1. Tras la consecución del acuerdo entre Grecia

(pendiente de ratificación por el parlamento griego) y
sus acreedores el pasado 13 de julio, se plantean
diferentes incógnitas sobre la situación de Grecia, pero
también sobre la situación de la Unión Europea, y por
extensión sobre la situación del euro. ¿Ha finalizado el
peligro del sistema financiero?¿Se va a quedar Grecia
finalmente en el Euro?¿Va a pagar Grecia la deuda
contraída a los países acreedores?
2. Todas son cuestiones estrechamente vinculadas entre

sí, por lo que conviene ir por partes, empezando por la
última pregunta. Dejemos de lado la cuestión de si
algunas de las medidas acordadas tienen o no un
carácter punitivo (el fondo de privatización sobre
todo). Entre las medidas acordadas entre acreedores y
gobierno griego, desde el punto de vista de EKAI, lo
más llamativo es que se sigue sin abordar ni acordar,
más allá de declaraciones sin fuerza vinculante, la
reestructuración de la deuda de Grecia, es decir, la
quita y/o la espera de la misma.
3. Como es lógico, el Gobierno griego pretendía abordar

esta cuestión en primer lugar, para una vez acordada
dicha quita y/o la espera, decidir las medidas a
adoptar. A nadie se le escapa que las medidas que se
deben seguir son diferentes cuando se debe pagar 100
que cuando se debe pagar 80, cuando se debe pagar
en un plazo ajustado que cuando se debe pagar en un
plazo más holgado. Pues bien, como es sabido, esto no
ha sido posible, y la negociación se ha centrado en las
medidas que acentúan la austeridad y no en la deuda
en sí.
4. La generalidad de los actores implicados (incluso el

propio FMI) y diferentes expertos comparten la idea

GRECIA ¿PUNTO Y SEGUIDO O PUNTO FINAL?

de que la deuda griega es impagable de no mediar la
quita. Esta constatación no se debe a razones voluntad
política, de si se está dispuesto a hacer lo que sea para
pagar dicha deuda. Se debe a razones meramente
económicas. Grecia no puede pagar una deuda del
180% de su PIB. Punto.
5. Por lo tanto, si este tercer programa de rescate no

obedece a razones económicas (puesto que la deuda
sin reestructuración es impagable), habrá que buscar
razones en otros ámbitos, y no cabe descartar una
voluntad de expulsar aGrecia del Eurogrupo. Esto,
además, tan solo puede ser el primer plato y esconde
una advertencia (o el señalamiento del camino que les
queda) a otros países rescatados. Las condiciones
impuestas desde el inicio, y el modo en que se ha
desarrollado la negociación es coherente con esta
voluntad de empezar a soltar lastre por parte de las
autoridades alemanas, y como no, de grandes
intereses financieros. Y estos intereses no se han visto
afectados por el acuerdo, aunque quizás sí que se
hayan visto sorprendidos por haber aceptado el
gobierno griego finalmente las duras medidas
propuestas en origen por los defensores de estos
intereses.
6. En

cuanto a la segunda cuestión que nos
planteábamos, la relativa a la continuidad de Grecia en
el Euro, el acuerdo al que se ha llegado no lo garantiza
en ningún caso. Estas medidas, caso de que se
aprueben en el parlamento griego, impiden el
crecimiento en una sociedad ya muy empobrecida, y
en consecuencia, impiden la creación de riqueza
suficiente para pagar la deuda en sus características
actuales. Algunos analistas sitúan ya la salida de Grecia
de la Eurozona para dentro de cuatro años.

GRECIA ¿PUNTO Y SEGUIDO O PUNTO FINAL?

7. No caben descartarse además nuevas exigencias y

reproches por incumplimientos por parte de los
acreedores puesto que, de la posición negociadora
mantenida por algunos países acreedores se infiere
que probablemente exista voluntad real de dejar a
Grecia fuera del euro.
8. Con todo lo expuesto queda claro que el peligro para

el sistema financiero y de fractura del euro sigue
existiendo, y está muy presente aun cuando ha habido
un relativo alivio de la presión sobre el sistema
financiero. El problema de fondo es el de la deuda, y
no solo la deuda de Grecia, sino la del conjunto de
países europeos. Siendo obvio que Grecia no puede
pagar la deuda que tiene contraída, esta situación no
es más que la punta del iceberg, y la situación de
Grecia hubiese sido una gran ocasión para abordar la
problemática del excesivo endeudamiento desde un
punto de vista europeo.
9. Desafortunadamente no ha sido así, y el problema

sigue latiendo, creciendo y creando inestabilidad, y así
va a seguir ocurriendo hasta que se convierta en
inabarcable si se siguen poniendo parches y no se
aborde el problema de fondo. A pesar de la situación
psicológica derivada de la victoria de las políticas de
austeridad, de la supremacía de poderes financieros
sobre cualquier racionalidad económica y política,
debemos seguir apelando a la responsabilidad de
representantes públicos y de ciudadanos en general.
La situación así lo exige.

GRECIA ¿PUNTO Y SEGUIDO O PUNTO FINAL?

As a Working Paper, it does not reflect any institutional position or opinion neither
of EKAI Center, nor of its sponsors or supporting entities.
EKAI Center seeks to do business with companies or governments covered in its
reports. Readers should be aware that we may have a conflict of interest that could
affect the objectivity of this report. Investors should consider this report as only a
single factor in making their investment decision.
GARAIA INNOVATION CENTER, GOIRU 1A MONDRAGON
TEL: 943250104
LEKEITIO 675701785
DURANGO 688819520
E-MAIL: info@ekaicenter.eu
facebook.com/EKAICenter
scribd.com/EKAICenter