You are on page 1of 4

TÍTULO I: DELITOS CONTRA LAS PERSONAS

En este Título quedan comprendidos en la protección penal el interés por la
integridad física y psíquica del sujeto en todas sus manifestaciones: su vida,
la plenitud de su estado físico y el desarrollo de sus habilidades mentales.
El título I se encuentra dividido en distintos capítulos que son: delitos contra
la vida, lesiones, homicidio y lesiones en riña, duelo, abuso de armas y
abandono de personas.
En los delitos contra la vida el bien jurídico protegido es la vida humana, y
quedan comprendidos en este tipo de delitos el homicidio, la instigación al
suicidio y el aborto. Para el caso del homicidio nuestro Código establece
penas para el que matase a otra persona cuya duración depende de que
existan agravantes (el que mata por una promesa remuneratoria, por
placer, por codicia, por odio religioso, entre otros) o atenuantes (como es el
caso de la emoción violenta y sus circunstancias excusables). También
castiga al que instigase a otro a que cometa suicidio, o también en el caso
de que ayude a cometerlo (cooperar en lo material para provocarlo), sea el
suicidio tentado o consumado. Dado que en los delitos contra la vida lo que
buscar protegerse es la vida humana en todos sus niveles (desde la
formación en el seno materno) es por esto que también protege la vida del
feto, castigando así cuando se provoca un aborto estando el feto con vida.
Los delitos de lesiones a diferencia de los que se producen contra la vida, en
donde el resultado es la extinción de una vida, se produce un daño en la
integridad física, por lo que el bien jurídico que se protege es la integridad
física y psíquica de la persona. Las lesiones pueden ser tanto leves (daño en
el cuerpo y la salud de otro provocando una alteración física de la persona
ya sea en su interior o exterior), graves (puede haber un debilitamiento, es
decir una disminución funcional, o una permanencia, un resultado que se
mantiene durante un tiempo determinado) y gravísimas (las que produjeran
una enfermedad incurable, la inutilidad permanente para el trabajo o la
pérdida de un sentido, órgano o miembro). Una característica importante en
este tipo de delitos que la lesión se produce contra otro, por lo tanto no
queda comprendida autolesión, cuando un sujeto se provoca un daño a sí
mismo, ya que esta situación queda impune.
En el caso de las riñas, agresiones en las que participan más de dos
personas, se puede producir un daño físico o psíquico en la persona
(lesiones por riña) o la extinción de una vida (homicidio por riña). En la riña
los resultados se dan a causa de la violencia ejercida en esas circunstancias
únicamente, no cuentan acciones que se produjeran de forma externa a la
riña (por ejemplo, una bala perdida). Otro delito similar es el duelo (un
enfrentamiento con armas entre dos personas que se produce a raíz de una
cuestión de honor) donde la ley penal protege la integridad física de los
sujetos. La punición del duelo no exige que se produzca un daño en la
persona y además el Código sanciona los casos en los que se produce una

La ley penal también busca proteger en casos en los que se produce un abandono de personas. el desarrollo normal de la sexualidad de los individuos. el derecho de la sociedad a que no se imponga a sus individuos que soporten manifestaciones sexuales. que dependiendo la existencia de consentimiento de la víctima puede ser violación (no existe consentimiento y por causas como la intimidación. Los bienes jurídicos que se protegen son diversos: la libertad sexual. como puede ser el caso de que se la traslade a un lugar donde la obtención de esos auxilios se torne imposible. aislándola de las comunicaciones necesarias o controlando que se mantengan las condiciones de aislamiento. cuando las acciones no llegan a tener un acceso carnal pero existe un contacto sexualmente abusivo y se generan contra la voluntad del sujeto pasivo. como el peligro es más intenso. intimidación. y en los casos que se trate de uso de armas de fuego. por lo que se castiga la puesta en peligro de la integridad física de la persona. Los delitos que quedan alcanzados en este título son diversos. El abuso de armas se trata de una agresión contra un sujeto pasivo mediando un arma. Entre los bienes protegidos están el normal desarrollo del trato sexual de cada uno. También solía proteger la fidelidad en el matrimonio cuando castigaba el adulterio. También castiga tanto la promoción de la prostitución como la corrupción de menores de edad ya sea con fines de lucro o por placer personal. fuerza o enfermedad la víctima no puede resistirlo) y el estupro (cuando existe un consentimiento que resulta insuficiente ya que la víctima desconocedora de los efectos del acto) donde el bien jurídico protegido sería la libertad sexual de cada persona. Aquellos donde se produce un acceso carnal ilícito. También se contempla en este capítulo que se deje a la persona en situación de desamparo. ya que en estos casos la acción resulta provocadora de un peligro en la integridad física y psíquica de la persona pasiva. TÍTULO III: DELITOS CONTRA LA INTEGRIDAD SEXUAL En este título figuran los crímenes relacionados con el conocimiento y el desarrollo de la sexualidad de los individuos en relación a la actividad social en general. engaño o por abuso de autoridad. Se contempla también la trata . al igual que si mediara violencia.instigación al igual que cuando se desacreditase públicamente a alguien por no desafiar o por no haber aceptado un duelo. También se castiga al que abusara deshonestamente. Puede producirse un abandono cuando a la persona se la priva de auxilios o cuidados necesarios para mantener su vida o estado de salud y no puede suministrárselos por sus propios medios ni por un tercero. cuando el agente la rodea de circunstancias que imposibilitan u obstaculizan que obtenga los auxilios que exige su condición. pero el capítulo dedicado a esto fue derogado por la ley 24453 en 1995. la reserva sexual y la preservación del pudor público. se pone una pena mayor que las que se produjeran con otro tipo de armas.

porque restringe la libertad individual del sujeto pasivo para la toma de decisiones. El último de los delitos que hace referencia el Título III es el rapto. esto es promover (realizando por propia iniciativa) o facilitar (prestando ayuda a un tercero) la entrada y salida del país con motivo de que ejerzan la prostitución.de mujeres y menores. y como reserva de una zona de intimidad de la que el individuo tiene derecho a excluir toda intromisión de terceros (como el domicilio. . está incluido en el apartado de delitos contra la integridad sexual debido a se busca preservar la reserva sexual del individuo dado que el agente se introduce ilícitamente contra su voluntad (rapto propio) o sabiendo que no puede prestar un consentimiento válido dadas sus condiciones (rapto impropio). la privación ilegítima de la libertad. TÍTULO V: DELITOS CONTRA LA LIBERTAD En este Título la libertad se protege en un doble sentido: en su manifestación de libre actividad de la persona para decidir lo que quiere hacer y para hacer lo que ha decidido. Dentro de los delitos contra la libertad también están plasmados aquellos delitos que atentan contra la libertad personal referida con las actividades laborales (como es prohibir la asociación de un obrero a un sindicato o gremio). quedan comprendidos en el Código los delitos que atacan la libertad de determinación del hombre. El segundo sentido refiere a los delitos que tienen como objetivo invadir la esfera de intimidad del individuo constituido por su domicilio así como también lo que sucede en su vida privada. la libertad de su actividad material. los delitos realizados por funcionarios públicos en los que se produce un abuso de autoridad y las amenazas y coacciones. como la publicación de correspondencia privada o la divulgación de secretos profesionales y oficiales. aunque en este último grupo se plantean problemas para encuadrarlos en este título. ya que el bien jurídico que se busca proteger es ese ámbito de la intromisión de terceros contra la voluntad de su titular. la esfera de lo secreto). Si bien podría considerarse un delito contra la libertad. Es así como esta área la constituyen delitos tales como el allanamiento ilegal (que constituye una violación al domicilio) y la violación de secretos. Con respecto al primer sentido de libertad. Es el caso de los delitos como la reducción a la servidumbre. los delitos contra la libertad de reunión (en casos en los que se tienen fines lícitos) y los delitos que van en contra de la libertad de prensa (como es la censura y los impedimentos a la libre circulación de libros y publicaciones). ya que hay un atentado al normal desarrollo de la sexualidad. el abuso de las acciones de los funcionarios públicos con competencia para restringir la libertad de las personas y la libre disposición de los menores por parte de quienes tienen derecho a disponer de ellos.