You are on page 1of 2

EL AGRADECIMIENTO

Dar las gracias por cualquier beneficio recibido, proveniente de cualquier
semejante como de Dios mismo (quienes creemos en El), es un acto que
redunda en nuestro beneficio desde distintas ópticas, desde el carácter
psicológico de muestra de gratitud, (que nos ubica en un plano de satisfacción)
pasando por el beneficio de muestras de generosidad fundadas que tienen
orígenes en la gratitud, hasta el cumplimiento de normas que contiene virtudes
teologales.
Ahora la pregunta del millón viene a ser ¿porque motivo somos tan
desagradecidos con nuestros semejantes y (quienes creemos en Dios) con
nuestro Creador?,la respuesta va a depender de cada uno de nosotros ,es decir
si una "actitud es tan beneficiosa"¿porque la omitimos en nuestras vidas?;a mi
entender tiene que ver con la concepción del mundo que tenga quien realice este
juicio para sí, partiendo de la premisa de que no todos somos iguales, podremos
entender que habrá algunos que miren el vaso(partiendo del famoso ejemplo de
como se encuentra el vaso de nuestra vida) y lo encontrarán vacío(en estos
casos sentirán que no tienen nada que agradecer y es comprensible) otros que
encontrarán el vaso medio vacío(aquí prevalece lo vacío por sobre lo lleno,
similar diagnóstico que en el caso anterior, pero idéntica actitud final "no hay
nada que agradecer") una tercera categoría que puede ver el vaso medio lleno, y
tiene actitud agradecida en proporción a lo completo que puede ver el vaso, y
por último una cuarta categoría que vé definitivamente el vaso lleno, y tiene o
vive en una actitud de agradecimiento, en lo particular creo que ese estado solo
puede ser concebido en los líderes iluminados de todos los credos.
Bien, ya definidas las distintas posturas que se pueden encontrar en la vida, ante
las posibles miradas que tengamos del vaso, vamos a encontrar tres tipos de
personas: las desagradecidas, las agradecidas parciales, y las totalmente
agradecidas, esta clasificación de manera general y global, nos va a tratar de
explicar (y relativizo el término porque nada es absoluto) la calidad de vida de
cada uno; “el desagradecido” como solo puede ver el vaso vacío o medio vacío
en su defecto, siempre correrá detrás de la zanahoria(otro ejemplo clásico del
burro que lo hacen caminar poniéndole una zanahoria por delante y avanza pero
nunca llega a morderla),es muy difícil que encuentre satisfacción en su vida ,de
lo contrario estaría agradecido, solo puede estar verdaderamente agradecido
quien encuentra satisfacción en su vida y solo encuentra satisfacción quien vé el
vaso medio lleno o totalmente lleno que no es este caso, por lo que irá detrás de
la zanahoria permanentemente, sin encontrar respuesta al vacío que siente
producto del resultado de la mirada al vaso ;”el agradecido parcial”, que observa
el vaso medio lleno, tiene una visión, según su punto de vista "realista" resulta
útil ser agradecido, pero no tonto en un mundo, que mezquina paso a paso los
recursos que posee, en todo caso especula, y en esa especulación cae de alguna
manera en parte de lo que vé medio vacío el vaso, porque el agradecimiento es
producto antes de una sensación de satisfacción,(sino está precedida de esa
sensación de satisfacción no es agradecimiento, puede ser cortesía pero nunca
agradecimiento)y la misma salvo en personas que se han elevado por sobre el
criterio del básico(como Santos o líderes espirituales)no está inscripta en el ser
humano de manera permanente, el ser humano común todos los días tiene que

buscar los medios para satisfacerse, y no siempre lo consigue, de manera que su
gratitud estará determinada por los medios que se proporcione a sí mismo; por
último se encuentra el caso de quienes tienen una actitud “permanente de
agradecimiento”, son aquellos que pueden ver el vaso totalmente lleno, y por
ende se sienten en una actitud de permanente agradecimiento hacia todo lo que
los rodea, tanto en el caso de los Santos como de líderes espirituales
reconocidos, han sentido satisfacción y en consecuencia agradecimiento desde el
momento en que miraron el vaso, y a diferencia de los casos anteriores no hubo
ni hay especulación, no fueron agradecidos en virtud de poder mirar el vaso
totalmente lleno, lo vieron lleno porque antes se sintieron satisfechos (y en
consecuencia agradecidos)por todo lo que los rodeaba, esa sensación de
satisfacción en ambos casos (el de los Santos y el de los iluminados
espirituales)tiene que ver principalmente en una visión vertical hacia Dios
primero(entendiendo por tal según la manera que lo concibamos a "Aquel" que
nos ha dotado de bienes naturalmente intrínsecos, y en segundo lugar de
manera horizontal a nuestros semejantes, que sin distinción alguna nos ofrecen,
con todas sus limitaciones y la dificultad que les puede representar la
nuestra,"todo lo que son",para aquellas personas que se han despegado del
común denominador resulta una obviedad ser y estar en una actitud de
permanente agradecimiento, por más que la misma les depare malos momentos,
por no ajustarse a los cánones de especulación o de pesimismo muy en boga en
nuestros días.
Una vez más a manera de conclusión destaco que no se trata de una manera
peyorativa de enmarcar a las categorías de las personas agradecidas de las no
agradecidas, es simplemente tratar de explicar como algunas personas
encuentran en sus vidas elementos para sobreponerse a los obstáculos que se
les presentan con mayor o menor entereza según sea el grado de su satisfacción
en la vida y en consecuencia de algo, que parece tan obsoleto, como lo es "El
Agradecimiento".-

FIN
ARMANDO BRAVO ZAVALETA