You are on page 1of 2

Ciencia médica: medicina y tecnología, trabajando para un bien

común
La tecnología ha sido calificada como perjudicial en muchos casos, pero no puede dejar de verse todo el partido que de
ella puede sacarse. El lado positivo que ofrecen los aparatos tecnológicos está compuesto por un abanico de
posibilidades de mejorar la calidad de vida de los seres humanos: permite la comunicación interpersonal a grandes
distancias, brinda innumerables fuentes de consulta, posibilita tener datos importantes a la mano, distraerse, elaborar
contabilidades, realizar animaciones virtuales, grabar, mirar videos, reproducir, etc.
Actualmente, es decir en los últimos tiempos, la tecnología sigue perfeccionando métodos de ayuda a personas que
necesitan una ayuda tecnológica médica, de tal manera que ha sobrepasado las fronteras de la ayuda médica corporal y
ha involucrado una forma de ayuda emocional o mental. “Los videojuegos son divertidos, y estimulan la coordinación
visomotora, el razonamiento deductivo, son buenos para la memoria a corto y largo plazo, mejoran el razonamiento
abstracto, así como la atención y el autocontrol”. (Expreso, 2012)
En realidad en un principio es difícil admitir que un videojuego, por ejemplo, que todos lo catalogarían como nocivo para
algunas personas pueda funcionar como una fortaleza para los médicos, quienes están tomando este tipo de recurso
con un propósito diferente, como una herramienta importante para auscultar a una persona o evaluar un tratamiento de
manera más real para ellos y más entretenida para el paciente.
Dentro del ámbito de la rehabilitación se diseñan dispositivos especiales para lesionados medulares, quemados,
personas con distrofia muscular, con esclerosis múltiple o con daño cerebral, entre otros. Dentro de los dispositivos más
comunes se encuentran los botones, pulsadores y joysticks adaptados, sensores electromagnéticos, robots,
marcadores, guantes, tecnología háptica, acelerómetros y giroscopios. (Perandones, 2010)
Un caso cercano y mundialmente conocido del uso de la tecnología en medicina es el de Stephen Hawking, quien
mediante un sintetizador que se encuentra adaptado a su silla de ruedas es capaz de exponer sus teorías científicas
sobre el universo. En un principio seleccionaba las palabras utilizando un botón manual, pero su enfermedad
degenerativa fue imposibilitando esta opción. Sin embargo, los avances tecnológicos de hoy en día le dan la posibilidad
de enviar al sintetizador las frases que él quiere pronunciar con tan solo el movimiento de los ojos.
En lo relacionado con los videojuegos hay de por medio la angustia de la familia, cuando uno de sus miembros ha caído
en depresión o ha cambiado sus hábitos considerados como normales y los ha sustituido por los juegos de video, a los
cuales ha entregado completamente su tiempo y sus intereses. En situaciones de esta naturaleza es imposible pensar
que el propio videojuego pueda servir de ayuda, pero ese es un error, puesto que se logran verdaderos milagros con las
personas que son tratadas con el uso de un videojuego, pero con una mejor orientación.
El video juego ha pasado de ser un simple entretenimiento a ser un método de colaboración para el mejoramiento de
enfermedades físicas y mentales. Asimismo, la tecnología, basándose en la tendencia de las personas para verse muy
identificados con aparatos tecnológicos, ha creado un gran menú de esta especie que pueden brindar diferentes
utilidades médicas.
El biofeedback2, aprovechado por la medicina desde hace décadas, empieza a ser utilizado por los videojuegos, tanto
los comerciales (Wii Vitality Sensor) como los creados en el seno de investigaciones serias. Se crean dispositivos
periféricos que miden la presión arterial, el ritmo cardíaco y lo aprovechan para la realización y medición de ejercicios
de relajación. Otros registran la amplitud del movimiento, la velocidad, o la precisión, pudiendo mediante las
puntuaciones ofrecer a los médicos información sobre la evolución de los pacientes, incluso a distancia (tele
rehabilitación). (Perandones, 2010)
De esta manera se puede evidenciar cómo se han juntado ciencia y tecnología para dar los mejores frutos. Ya no es
cada una de ellas independiente de realizar cosas beneficiosas para la humanidad, sino que juntas aportan de mejor
manera, es decir que hoy por hoy tanto la ciencia como la tecnología se encuentran trabajando por un bien común: la
humanidad.

 http://nickyizquierdo3.html .com/2013/01/medicina-y-tecnologia-trabajandopara.blogspot.