You are on page 1of 2

Vida Interior

A menudo se confunden los términos de gran "vida interior" en oposición o
como antónimo a la gran "vida exterior", por lo general se idealiza a monjes de
vida ascética para caracterizar la gran "vida interior", como así también las
personas emprendedoras o de negocios muy vinculadas a las relaciones
comerciales y de numerosos acuerdos y tratos con semejantes, como personas
de gran "vida exterior"; personas de gran sociabilidad son producto del dedo
acusador como personas vacías y carentes de "vida interior", como personas
aisladas de la sociedad por decisión propia o ajena de "falta de vida de
exterior", y puede que en algunos casos se aplique este principio, sin embargo
lo natural, es que el promedio, posea una vida interior desarrollada en
proporción a la vida exterior que desempeña, "conócete a ti mismo y conocerás
el mundo" decían milenariamente los griegos en la entrada a sus templos, como
la llave principal que debía regir la conducta de cada ciudadano; es decir una
búsqueda profunda del ser, practicado desde ya en la persona de uno, y en
consecuencia obteniendo el conocimiento del mundo, en este caso sería
interpretado por las personas con quienes nos relacionamos; en verdad parece
obvia la alusión que "solo quien tiene una gran vida interior puede tener una
gran vida exterior"(no forma parte de este estudio el cómo es esa vida interior,
ni la exterior en consecuencia),pero por lo general el vulgo piensa que caminan
por carriles separados, cuando en realidad ambas son caras de una misma
moneda, vamos a un caso práctico, nadie que no posea una gran vida
interior(ya dijimos que no interesan las formas de esa vida)puede "sostener"
una gran vida exterior; la primera es el motor de la segunda, y la segunda es la
razón de ser de la primera, es un absurdo dividir a estos dos conceptos, nace
de la dualidad que pretendió imponer la civilización con el inicio del período del
Renacimiento, cuando del enfoque del teocentrismo pasó al antropocentrismo,
allí se dijo "El Estado y Dios" por lo tanto hay una separación de lo que
primitivamente fue "uno",hoy volvemos desde la óptica del Estado y Dios, pero
no desde lugares antagónicos, si no desde el complemento de un estado que
excede los límites territoriales para convertirnos en ciudadanos del mundo y
nuestro desarrollo global en conjunto con nuestro imperativo interior que nos
traslada al ámbito de nuestra actividad.
Maquiavelo de una gran vida interior(el como no corresponde a nuestro juicio)
sostuvo "divide y reinarás" él partía de la premisa que dividiendo a los demás
,en sus consejos a los monarcas, ellos mismos se constituían en la "unidad",
porque cuando se instala la división tiene que haber una posición de poder que
contenga a ambas y solo puede comprender o abarcar la división "la unidad",
en este caso el monarca de turno .En definitiva sostenemos para nuestra vida
occidental la división de una vida interior con otra vida exterior ,generalmente y
mal aleccionados por oposición; filosóficamente hablando diremos que la vida
interior corresponde al combustible de un vehículo, la vida exterior al vehículo
mismo, si nosotros pensamos en desplazarnos no podemos obviar ni lo uno ni
lo otro, nuestra vida se corresponde con el traslado, por eso considero
necesario desarrollar una gran vida interior para que en consecuencia se pueda
aplicar una gran vida exterior o bien si ya tenemos una gran vida interior

entender o ser conscientes que aspectos aun no hemos desarrollado para
alcanzar una plena vida exterior.-

FIN
ARMANDO BRAVO ZAVALETA